Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
7Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
John Piper- Romanos

John Piper- Romanos

Ratings: (0)|Views: 1,060|Likes:
Published by Carlos Alberto Paz

More info:

Published by: Carlos Alberto Paz on Apr 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/05/2014

pdf

text

original

 
John Piper – Romanos
La mayor realidad del mundo: una visión general deRomanos 1-7
Romanos 1–7Hoy finalizaremos nuestra exposición de Romanos 1-7. Mi deseo es aventurarnos hacia lo imposible: Unresumen de los primeros siete capítulos de Romanos y de 104 sermones que comenzaron en abril de 1998.Mi oración y mi anhelo es que la estructura de la verdad –la visión de la realidad- en este libro seconvierta en la estructura de su mente y su visión de la realidad. Que puedan pensar acerca de Dios, del pecado, de Cristo, y de la vida de la manera en que Pablo lo hace, de la manera en que Dios lo hace. Yque se conviertan en humildes extranjeros y exiliados con corazón de león en Norteamérica, listos parasacrificar su vida para la gloria de Cristo y la salvación de los pecadores.
Un Resumen de Romanos 1-7
Romanos enseña que el problema más importante en el universo es que las criaturas humanas de Dios(todos nosotros) han pecado, han sido destituidas de su gloria, y están ahora condenados bajo laomnipotente ira de Dios. Hay un problema con nuestra condición, ese problema es el pecado. Y hay un problema con su consecuencia, que es la ira. Otra manera de decirlo es que existe una culpabilidad real encada persona a causa del pecado, y hay una condenación real sobre cada persona a causa de que el Juez yCreador del universo es justo y santo.La conclusión de Pablo, después de dos capítulos actuando de fiscal acusador es Romanos 3:9:“¿Entonces qué? ¿Somos nosotros mejores
que ellos
? De ninguna manera; porque ya hemos denunciadoque tanto judíos como griegos están todos bajo pecado; como está escrito: No hay justo, ni aun uno”.Romanos 3.22-23: “no hay distinción; por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios”. Y aquítenemos una buena definición de qué es nuestro pecado, y porqué tiene que ver, fundamentalmente, conDios, no con el hombre.Cuando Pablo describe los pecados de su propio pueblo en Romanos 2: 24, el clímax de su acusación eseste: “el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros”. Lo que hace que el pecado sea pecado, no es que hiera a las personas, sino que blasfema el nombre de Dios. Esta es la mayor maldad y la mayor atrocidad del universo.La gloria de Dios no es honrada.La santidad de Dios no es reverenciada.La grandeza de Dios no es admirada.El poder de Dios no es alabado.La verdad de Dios no es buscadaLa sabiduría de Dios no es apreciada.La belleza de Dios no es atesorada.La bondad de Dios no es disfrutada. No se confía en la fidelidad de Dios. No se descansa en las promesas de Dios.Los mandamientos de Dios no son obedecidos.La justicia de Dios no es respetada.La ira de Dios no es temida.La gracia de Dios no es valorada.
 
La presencia de Dios no es apreciada.La persona de Dios no es amada.El glorioso e infinito Creador del universo, por quien y para quien todas las cosas existen (Romanos11:36) – quien sostiene la vida de cada persona al darle la existencia en cada momento (Hechos 17.25) – es desdeñado, desobedecido, deshonrado y nadie en el mundo cree en él. Esa es la mayor atrocidad deluniverso.¿Por qué las personas pueden indignarse emocional y moralmente ante la pobreza, la explotación, el prejuicio, y la injusticia del hombre contra el hombre y aun sentir poco o ningún remordimiento oindignación por el hecho de que Dios sea tan menospreciado? Es por el pecado. Eso es lo que el pecadoes. El pecado es la estimación, valoración, exaltación y disfrute del hombre y su creación por encima deDios. Así que aun nuestra ira centrada en el hombre y las heridas del pecado son parte del pecado. Dios esdespreciado en la vida humana. Este es nuestro pecado, nuestra condición.Y la consecuencia de esta condición es la ira de Dios. Romanos 1:18: “Porque la ira de Dios se reveladesde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad[…] Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni
le
dieron gracias”. Fallar en el intentode hacer que la bondad y la gloria de Dios sean el centro de nuestras vidas, hace que la ira de Dios vengasobre nosotros.Romanos 2:5: “Mas por causa de tu terquedad y de
tu
corazón no arrepentido, estás acumulando ira parati en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios”. En Romanos 2:8: “[Aquellos que] noobedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia [recibirán]: ira e indignación”. Cuandoescuchamos palabras como estas –que estamos todos “bajo pecado” y que los pecadores recibirán “ira eindignación” de Dios –necesitamos sentarnos y darnos tiempo para aceptarlas. Estas son palabrasterribles. Cuando el Dios omnipotente tiene ira e indignación, no puede concebirse una fuerza peor.Hablamos de la furia de un huracán que destruye edificios o la furia de un tornado que arranca árbolescomo palillos de dientes. Pero estas fuerzas son como nada comparadas con la ira de Dios.En Apocalipsis 14:10-11, Juan busca un lenguaje para describir la longitud y profundidad del infierno.Dice que el pecador “beberá del vino del furor de Dios, que está preparado puro en el cáliz de su ira; yserá atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y en presencia del Cordero. Y el humode su tormento asciende por los siglos de los siglos; y no tienen reposo, ni de día ni de noche”. No haynada más espantoso en la realidad o la imaginación que la perspectiva de la eterna, infinita, omnipotente eirreprochablemente justa y correcta ira e indignación divina. Y esa es la consecuencia de nuestro pecado.A menos que percibamos esto con claridad en nuestras cabezas y poder en nuestras emociones, el amor deDios será reducido al sentimentalismo o a una mera asistencia para nuestros planes de autoayuda yrecuperación. Así el amor de Dios no será infinitamente precioso o abrazado con temblor por nosotroscomo el Tesoro que realmente es.
El Momento Decisivo: La Ley de Dios no Puede Justificar o Santificar
Ahora viene el momento decisivo más importante en el libro. Cuando Pablo, el fiscal acusador, ha hechosu trabajo, termina en Romanos 3:19 con las palabras “que toda boca [es cerrada] y todo el mundo [eshecho responsable] ante Dios”. Entonces añade, en esencia, Ni siquiera pienses que puedes tomar losmandamientos de Dios (la Ley de Dios) y convertirlos en un medio para justificarte ante Dios. “porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley
viene
elconocimiento del pecado” (Romanos 3:20). Y no solo eso, Ni siquiera comiences a pensar que puedestomar los mandamientos de Dios y convertirlos en un medio para convertirte en una nueva persona. No puedes ser absuelto por la ley, y no puedes ser transformado por la ley. La Ley de Dios no puede justificarte, ni tampoco santificarte.Por el contrario, el mensaje de Romanos 3-7 es que Dios envió a su Hijo, Jesucristo, al mundo para vivir,morir, y levantarse nuevamente para ser la base de nuestra justificación y el poder de nuestrasantificación. Si alguien, en cualquier parte del mundo, va a justificarse con Dios, o llevar fruto para Dios,será solo a través de Cristo. Y solo Cristo recibirá la gloria. Él es el gran fundamento de nuestra justificación, y el gran poder de nuestra santificación.Tomemos estas dos grandes obras de Dios (la justificación y la santificación) una a la vez, y veamoscómo Cristo es el remedio de Dios para nuestra condenación y cómo Cristo es el remedio de Dios para
 
nuestra contaminación, cómo escapamos de la ira de Dios hacia su favor, y cómo escapamos del poder del pecado hacia vidas de santidad y amor.
La Justificación: El Remedio de Dios para Nuestra Condenación
Antes que pueda haber cualquier charla acerca de cómo cambiar la manera en que vivimos –ajustandonuestra mente, nuestras familias, nuestras iglesias, nuestra sociedad- antes que nada de eso, y como baseindispensable para todo eso, debemos escapar primero de la ira de Dios y ser contados por él como justos.Antes de que podamos experimentar cualquier transformación que honre a Dios, debe eliminarse lacondenación de Dios. Lo que significa que la justificación debe preceder y proveer el fundamento paranuestra santificación.Así que Pablo lidia con esto primero. El texto central en Romanos 3:24-25. Los pecadores culpables ycondenados son “justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en CristoJesús, a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por su sangre a través de la fe”. Cada frasees preciosa para los pecadores culpables que se tambalean ante borde del infierno.La palabra “justificados” es preciosa porque significa que Dios nos declara justos en su presencia aunantes de escapar del poder del pecado.La palabra “gratuitamente” es preciosa porque significa que no podemos ganarnos esto. Es gratis. No lamerecemos. No somos transformados antes de obtenerla justificación. Esta es la base para ser transformados.La frase “por su gracia” es preciosa porque significa que detrás de la ira de Dios existe otro impulso poderoso hacia nosotros en el corazón de Dios, la gracia mueve a Dios en completa libertad, parasalvarnos de su propia ira.La frase “por medio de la redención” es preciosa porque significa que nuestros pecados son perdonados ysomos liberados, redimidos, de la condenación.La frase “que es en Cristo Jesús” es preciosa porque significa que Jesús mismo y no nosotros ni la ley, esel fundamento para nuestra justificación. Él es una roca mucho más sólida para afirmarnos que lo que micumplimiento de la ley pudiera alguna vez ser.La frase “a quien Dios exhibió públicamente” es preciosa porque ésta gran transacción de redención nofue hecha en un recóndito rincón, o en alguna fábula mitológica, sino en la historia, bajo el gobernador romano y ante muchos testigos.La frase “como propiciación” es preciosa porque significa que la ira de Dios que merecemos, fue quitada.Cristo la absorbió, y la lanzó lejos. Él se volvió maldición por nosotros y quitó el juicio de Dios. Dios fue propiciado.La frase “por su sangre” es preciosa porque significa que Cristo murió por mí. Él derramó su vida y susangre en mi lugar e hizo lo que yo nunca podría hacer para salvarme. Solo la muerte del Hijo de Dios pudo salvar a un pecador como yo.La frase “a través de la fe” es preciosa porque muestra cómo tú y yo nos volvemos beneficiaros de toda sugracia. No trabajamos para obtenerla, la recibimos como un regalo por fe. Pablo lo subraya en Romanos5.17 con las palabras: “mucho más reinarán en vida por medio de uno, Jesucristo […] los que reciben laabundancia de la gracia y del don de la justicia”. Solo por fe recibiremos el perdón y la justicia imputadade Jesús.Así que la justificación es el acto donde Dios nos tiene por justos, aun cuando todavía somos pecadoressolo por gracia, solo por la fe, solo sobre la base de la obra de Cristo, solo para la gloria de Dios. Esta esla mayor realidad del mundo –conocer a Dios lleno de la gracia y sin su ira, debido a Cristo.Ese es el remedio de Dios para nuestra condenación y es así como escapamos de la ira de Dios hacia sufavor. Le llamamos justificación.Ahora, ¿cómo es Cristo el remedio para nuestra contaminación? ¿Cómo escapamos del poder del pecadohacia vidas de santidad y amor?

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
abner2k5 liked this
Mont GJ liked this
csjohnluque liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->