Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Escuela de Comercio

La Escuela de Comercio

Ratings: (0)|Views: 1,641 |Likes:
Published by Eduarde25

More info:

Published by: Eduarde25 on Dec 17, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/04/2012

pdf

text

original

 
A LA ESCUELA DE COMERCIO “MAESTROS PAGADOY”
(Hoy , Escuela de Educación Media 1) (
Reseña histórica)
Por Aidor MirandaSUS ANTECEDENTES. Encuadre temporal y circunstancial.
Corría el mes de noviembre de l961.- En Veinticinco de Mayo, era Intendente Muni-cipal el señor Pedro TIRONI, quien había accedido al cargo en las elecciones generalesdel año1958. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires era el Dr. Oscar Alende, mien-tras que la Presidencia de la República era ejercida por el Dr. Arturo Frondizi, todos ellosungidos como candidatos de la Unión Cívica Radical Intransigente (U.C.R.I).- A su vez,en la Provincia, al frente del Ministerio de Educación, estaba el Dr. Ataulfo Pérez Aznar,quien poco después renuncia al cargo en virtud de haber sido proclamado candidato a Se-nador Nacional para las elecciones que tendrían lugar el 24 de febrero de 1962. Asumeen su reemplazo el Profesor Juan Martín Ametrano, quien hasta entonces se desempeña-ba como Subsecretario de EducaciónDesde el año anterior, l960, yo había sido convocado por el Intendente Tironi, paracubrir la vacante de Secretario General, producida a raíz del alejamiento del señor JorgeGilbert. En el mismo año, se aprueba mi proyecto de reestructuración, que disponía la di-visión de funciones en las tres actuales secretarías: de Hacienda. Obras Públicas y Go-bierno, ésta última a mi cargo.- Además, la Subsecretaría de Gobierno que sería desem-peñada por el señor Roberto Antonio Ramón Oribe.De la promoción 1944 de nuestra Escuela Normal, con 36 egresados, solamente uncompañero había ido a estudiar a la Universidad Nacional de La Plata. Era Macario Gar-cía, quien había llegado a 25 de Mayo, procedente de la ciudad de Junín, y con quienmantendría una hermosa y larga amistad, hasta hace algo mas de un año.en que fallecióen la ciudad de La Plata-El ingresó en 1945, a la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, don-de obtuvo el título de Profesor de Historia, primero, y luego el de Escribano, en la Facul-tad de Ciencias Jurídicas y Sociales, de la misma Universidad.Tres años después, en 1948, me puedo incorporar al “quinteto” de universitariosveinticinqueños” en La Plata, que en setiembre del año 1949 fundamos el C.E.V: (CEN-TRO DE ESTUDIAMTES VEINTICINQUEÑOS). Macario García, Enrique Raúl Soto, Héc-tor Luchelli, Manuel Fernandez, José García Fernández y Aidor Miranda, Macario Garcíasiguió vinculado a la actividad educativa, habiendo desempeñado la secretaría de la Fa-
 
cultad de Humanidades, funciones en el Archivo Histórico de la Provincia y en el TeatroArgentino de La Plata.Así es que en noviembre de 1961, me llama a la Municipalidad, y me hace saber que había una gran posibilidad de conseguir para 25 de Mayo, una de las dos interesan-tes alternativas¨ la creación de una Escuela Secundaria, o una de Estética. La definicióndebía ser urgente, para poder prever los recursos en el área de Educación, en la que seestaba desempeñando.Asimismo, me dió los lineamientos para formalizar un expediente y poder encauzar-los de inmediato. Ellas eran: solicitud firmada por autoridades educativas, representantesde entidades sociales, culturales, de la actividad privadas, y refrendada por la autoridadmunicipal.Cumpliendo con sus indicaciones, se convoca a una reunión en la municipalidad alpersonal directivo de los establecimientos educativos de todos los niveles de planta urba-na, para informar sobre el particular y unificar criterios para cumplimentar las tareas.Del intercambio de ideas, se coincidió en que de la opción sugerida, se decidiera por una escuela secundaria, y siendo que ya existía una Escuela Normal y el ciclo básico dela Escuela Industrial, la especialidad faltante era la de Comercio, y así se acordó.A fin de realizar las gestiones del caso y recabar firmas de adhesión a la solicitudque debía elevarse al ministerio, se formó una comisión provisoria, “pro creación de la Es-cuela de Comercio” integrada por la directora de la Escuela Normal, profesora NoemíCha de Lago, la señorita Antonieta Pirota, por el Colegio San José, el señor Raúl Rojas,por el Consejo Escolar, el señor Nicolás Di Caro, presidente de la Cámara de Comercio y.Aidor Miranda, Secretario de Gobierno Municipal.Con la firma de todas las autoridades escolares, instituciones culturales, sociales,cooperativas y gremiales, la solicitud fué entregada por los delegados de la comisión Ni-colás Di Caro y Aidor Miranda, al Ministro de Educación Profesor Ametrano, quien secomprometió a dar trámite preferencial a la petición, habida cuenta la altura del año -era elmes de diciembre- para posibilitar el inicio de las actividades en el período lectivo de1962.-Iniciado el expediente, el Profesor García y el Dr. Miranda entrevistaron a la Directo-ra de Enseñanza Superior, Media y Vocacional, profesora Carreras de Urréjola y a la Ase-sora, Profesora Agueda Zenettini, para interesarlas en la rápida tramitación del expedien-te, ya que era y es por todos conocido, que en el. receso de verano poco es lo que puedeesperarse de cualquier tramitación en la Administración Pública. Justo es destacarlo,como se vería al poco tiempo, ambas funcionarias cumplieron cabalmente con el compro-
 
miso asumido, y fueron eslabones fundamentales de la concreción de la Escuela de Co-mercio. 
1962.: AÑO ELECTORAL CON SORPRESAS.-
Como surge del relato precedente, todo estaba encaminado perfectamente, y envías de concreción, pues del seguimiento que hicimos con el profesor García, teníamosconocimiento que los trámites burocráticos necesarios se cumplían regularmentePero, nos habíamos olvidado de un dato que en Argentina siempre es un interrogan-te, difícil de desentrañar, de lo que el “mañana” nos puede deparar, cuando están en jue-go los factores políticos que mueven toda contienda electoral.El 24 de febrero, había elecciones generales en todo el país para la renovación deautoridades nacionales, provinciales y municipales ..Realizadas las mismas, se anulan las de la Provincia de Buenos Aires y ésta es interve-nida por el gobierno nacional. Consecuentemente, se produce la renuncia del goberna-dor y de todos sus ministros, y obviamente, también la del profesor Ametrano.Mientras tanto, mi amigo Macario que no le había perdido pisadas a la tramitación,me hacía saber que la misma se había completado, y había quedado pendiente la firmade la Resolución Ministerial, pero,… ya no había Ministro que pudiera refrendarlaViajé enseguida a La Plata, y con Macario, expediente en mano, entrevistamos aAmetrano, que habiendo renunciado, estaba en aguardo de su reemplazante. Transcu-rrían ya los últimos días de marzo, por lo que le planteamos el problema que se nos crea-ba con la inscripción de alumnos, puesto que ya habíamos registrado- más de 30 ingre-santes-, los que ante la demora generada , tuvieron que inscribirse en otras escuelas,. “Miranda, yo lo siento como ustedes, pero, ya no puedo firmar nada, pues he dejado deser ministro y tengo presentada la renuncia”, dijo apesadumbrado.Fué entonces, que inspirados mas por la impotencia que por agudeza mental, nosatrevimos a insinuarle : ”¿ Y si antidatamos la Resolución a la fecha en que era todavíaministro?. Por cierto, no dejó de sorprenderse ante una propuesta que entendíamos eraaudaz en demasía, y que si no fuera por que sabíamos del gran interés que tenía en solu-cionarnos el problema, podría aparecer como irrespetuosa de su investidura ministerial.Todos estábamos convencidos. que no obstante la irregularidad de la tramitación, tenien-do en cuenta la trascendencia del objetivo, aquí si podíamos decir, que
“el fin justifica losmedios” 
Reflexionó un instante, y luego nos dijo. “ Sí, podría ser, pero mi firma está precedi-da por la de la Directora de Enseñanza Media. Hablen primero con ella., y de acuerdo

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Evelyn Rogel liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->