Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Material de cátedra II La ec. de los argentinos

Material de cátedra II La ec. de los argentinos

Ratings: (0)|Views: 109|Likes:
Published by Sergio Franco

More info:

Published by: Sergio Franco on Apr 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2012

pdf

text

original

 
HISTORIA DEL PENSAMIENTOECONÓMICO
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA GESTIONUNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE ENTRE RÍOSPROFESORADO EN ECONOMÍALICENCIATURA EN ECONOMÍA
MATERIAL DE CÁTEDRA
LA ECONOMÍA DE LOS ARGENTINOS
RECOPILACIÓN DE ARTÍCULOS DEL:
DR. MANUEL FERNÁNDEZ LÓPEZ
PUBLICADOS EN:
EL ECONOMISTA
Prof. Silvia Frutos Torres2007
1
 
El repaso de tres siglos de economíaargentina
El Economista
Buenos Aires, 19 de marzo de 1999Escribe MANUEL FERNANDEZ LÓPEZ (*)
Durante la Colonia el problema era obrar sobre los factores naturales, para convertirlosen factores productivos. En unos casos, se organizó una economía de recolección o caza(las vaquerías). Sobre esta experiencia, descripta por Juan y Ulloa en 1748, Adam Smithedifisu "Teoría del valor-trabajo". En otros casos, se organiuna economía sadelantada, agrario-manufacturera, basada en el empleo racional de mano de obraindígena. Fue el caso de las misiones jesuíticas de indios guaraníes, descripta por Doblasen 1785. También se propuso como vía de desarrollo la educación para el trabajo, no sóloagrícola, sino también artesanal, industrial y comercial. Este fue el mensaje de Belgrano.Bajo el ala de Belgrano, Cervino exploró las posibilidades productivas de la pampa húmeday su nexo con el transporte marítimo. Ideas más audaces fueron alentadas por lasinvasiones inglesas y luego por el colapso de la monarquía hispana. En el crepuscular 1809, Belgrano advirtió que el librecambio limaría ataduras con la Metrópoli y Moreno dio elgolpe de gracia con su Representación de los Hacendados.Una nueva nación apareció en Mayo, que debía darse un Estado, una constitución,símbolos y, en particular, funcionarios capacitados en economía política, hacienda públicay estadística. La idea de formarlos en un establecimiento de enseñanza superior nació en1812 y se concretó en 1824. En la cátedra de economía enseñaron Agrelo y lezSarsfield. Se leía a Mili y Say, epígonos de la libre-empresa y el librecambio. DuranteRosas, y en correspondencia con las nuevas tendencias, tuvieron su momento elideologismo (Fernández Agüero), el proteccionismo (Ferré), el romanticismo (Echeverría, Alberdi) y el sansimonismo (Fragueiro), orientaciones en una u otra forma opuestas a laeconomía clásica y afines a economías rurales o de conducción paternalista.Caseros significó la apertura de la economía. Fue la contrapartida vernácula de laapertura inglesa de 1846. Se debdefinir qué factor productivo poner al servicio delmercado mundial. Por cierto fue la tierra, lo que llevó el problema a diseñar una política deatracción de migrantes, de inversiones en infraestructura y de transporte y de desalojo delindio de su habitat ancestral. Las grandes líneas sobre tierra, trabajo y capital están en Alberdi (Bases, sistema económico y rentístico) y en escritos de los ejecutores delproyecto: Mitre, Sarmiento y Avellaneda. También debdefinirse un régimen monetarioque diera confianza a las cuantiosas inversiones externas. En 1867 se estableció laconversn entre moneda de papel y oro a tipo fijo. El sistema, disado para unaeconomía abierta, se vio jaqueado por las consecuencias de la apertura: la importación delciclo económico internacional. Este período acusó el impacto de las crisis de 1866, 1873-75 y 1887-90, las dos últimas tan severas que hicieron caer la convertibilidad, y ademásmotivaron valiosos estudios de Alberdi sobre las crisis, Vicente Fidel López sobreproteccionismo y Terry sobre la crisis del '87.La crisis del '90 llevó al poder a Pellegrini y López, defensores del proteccionismo enlos debates de 1873-75. Las ideas expuestas en la cátedra y en tratados de economíareflejaban el tipo de Estado que se articuló después del noventa, y que halló expresión en elsocialismo de Estado, una suerte de conservadurismo popular. En ese cuadro, se ubicaronmodamente las tendencias historicistas. Los autores representativos eran Martín yHerrera en economía y Terry en finanzas públicas. Pero también afloró el otro socialismo,el de Marx y Engels. Los derrotados de la Comuna de París, los socialistas expulsados por Bismarck y otros, trajeron al Plata el socialismo marxista. Lallemant difundió ese ideario enEl Obrero y Juan B. Justo publicó, en 1898, su traducción de El Capital. El país marchaba a
2
 
ser el granero del mundo, y ello abrió cauce a los estudios sobre transporte de largasdistancias, iniciados por Schneidewind y continuados por Ramallo, Castello, Sánchez deBustamante y Palazzo. En vísperas de la guerra del 14, el Censo Nacional permitió medir el avance alcanzado: Bunge, por primera vez, estimó el ingreso y la riqueza de la nación, yasimismo el nivel general de precios minoristas. Al final de la guerra, y gracias a la reformauniversitaria, Gondra y Broggi enseñaron por primera vez economía neoclásica.El treinta fue el último gran impacto sobre la ciencia. El desempleo abrió las mentes a laposibilidad de uso incompleto de un recurso. Ahí estaba en germen tanto el mensajekeynesiano como la programación matemática. Keynes fue descubierto por Prebisch en1933, y sus ideas sobre obras públicas aplicadas ese mismo año a un plan económico.Barral Souto descubrió en 1940-41 la solución del problema de la ventaja comparativa,que llevaría a la programación lineal.El keynesianismo fue un liberador de heterodoxias. La descolonización de posguerraindujo a pensar en mundos distintos y teorías distintas. En 1949 Prebisch lanzó sumanifiesto: centro y periferia, deterioro de los términos del intercambio, industrialización yproteccionismo. El mismo año la Argentina registró inflación con recesión.El fenómeno, nunca antes observado, tardó diez años en hallar explicación racional, enla obra de Olivera “Teoría no monetaria de la inflación", de 1959, año en que nacieron aquí yallá las nuevas licenciaturas en Economía.El análisis económico se volvió más denso y abstracto, y las obras de algunos argentinosnotables comenzaron a ser citadas o comentadas por premios Nobel: Barral Souto por Leontief, Prebisch por Tinbergen, Olivera por Hicks, Sidrauski por Friedman, Mantel por Debreu. Se alcanzó la profesionalización, y gran número de economistas, más allá deespecialidades, doctrinas y técnicas, se aglutinó en la Asociación Argentina de EconomíaPolítica.
(*) Profesor titular de Historia del Pensamiento Económico, Facultad de CienciasEconómicas, Universidad de Buenos Aires.
La economía de los argentinos (II)
El Economista
Buenos Aires, 24 de enero de 2003Escribe MANUEL FERNANDEZ LÓPEZ (*)
La vida en cueros
 Al sur de las misiones del Guayrá, en la pampa, la civilización, como bien notóSarmiento, se encerraba en las ciudades, y la barbarie en los campos. Signos de barbarie oprimitivismo eran el predominio de la caza y la ausencia de agricultura, la ausencia deacumulación y la infrecuencia del intercambio y la división del trabajo. Por las inmensaspraderas pastaban manadas de cimarrones. Ni las praderas ni el ganado teanpropietarios. Al ganado no lo criaba nadie, sólo la naturaleza. Al extraerle la piel, el animalmoría, por lo que ese acto no tenía por fin apropiarlo. Era pura caza, una de las actividadesmás antiguas del hombre, como la recolección de frutos y la pesca. La pampa se hallaba enlo que Smith denominaría "estado primero y rudimental", y su principal fruto, uno rudimental,el cuero vacuno. También recibió una calificación eurocentrista: era Naturaleza, no Historia.
Un mundo rudimental
La apertura del Nuevo Mundo a la exploración había generado avidez por noticias, de laque nació una literatura que acentuaba la superioridad y destino dominante de Europa, a lapar de la inmadurez e inferioridad del Mundo Nuevo, y común destino de ambos continentesel ser uno señor y el otro siervo, o padre e hijo, respectivamente. Según ella, lo americano
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->