Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
agonismo y deliberaxcion - miguel gamboa

agonismo y deliberaxcion - miguel gamboa

Ratings: (0)|Views: 16|Likes:

More info:

Published by: Ciencia Politica Uahc on May 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/01/2013

pdf

text

original

 
Miguel Gamboa
"Agonismo" y deliberación
Consideraciones sobre el artículo de Chantal Mouffe
Wittgenstein, Political Theory andDemocracy
EnglishSummary
If pluralism wants to be more than the verification of human diversity and enter the field of actions relating to multiple actors, as is the caseof politics, the issue of communication and its constitutive ways of orientation needs to be raised. Chantal Mouffe's agenda of reading (and using) Wittgenstein against Habermasian communicative reasonand in favour of intercultural reason is problematic. Mouffe's concept of agonistic democracy supposes a minimal democratic consensus fromwhich disagreement is prosecuted. Here the adversaries may know well why they are confronting. The shaping of political actors and theconstitution of the political corresponds to a process of consensus and dissents of diverse intensity which are permanently interrelated.Neither the conflict (as explained by Mouffe) nor the consensus can befavored beforehand as if each were an independent entity. Mouffe'sapproach in her article on Wittgenstein and agonistic democracy aimsat a moment of the social which needs to be reintroduced in the process.
 Contenido
 
Chantal Mouffe
:"Wittgenstein, PoliticalTheory and Democracy".En:
 polylog 
2 (2000). Artículo1
 
C
hantal Mouffe construye su propuesta de "democracia agonística"partiendo de lo social y considerando lo político de una manera muytangencial como veremos más adelante. Concretamente ella parte delcarácter cada vez más plural de las sociedades contemporáneas.Esto ha producido una serie de desafíos que la teoría política no hapodido responder. Mientras tanto, la reacción populista encuentra elcamino libre para avanzar. La tesis central de Mouffe dice que larespuesta al populismo exige descartar las fundamentacionesracionalistas de la democracia y el uso de categoría universales comolas que subyacen en el concepto de ciudadanía.
 
La hegemonía real y las propuestas deliberativas
 
2
 
L
a autora no consideró necesario incluir en su horizonte de análisislos paradigmas dominantes en la política real, por ejemplo, la teoría yla práctica del neoliberalismo. En consecuencia tampoco abordar lasrelaciones entre neoliberalismo y populismo, relaciones queconstituyen buena parte del contexto en el cual se habla hoy en día dedemocracia. En cambio, considera imprescindible refutar los enfoquesde democracia deliberativa, como los de Rawls pero particularmentelos de Habermas. Dado que entre el enfoque liberal "agregativo"(como el de Dows) y el pluralismo, se pueden hacer paralelosteniendo en cuenta su alegamiento de conceptos universales, será degran utilidad conocer en sustentaciones posteriores, las diferenciasentre los enfoques agonista y agregativo.
Pluralismo, agonismo y delimitación del conflicto
»Puedo considerar el mundocomo un sistemafundamental, y detro de esemundo como sistemafundamental puedoencontrar sistemasparticulares, es decir,mundos especiales. 'Unsistema, por así decirlo, esun mundo'.«
Ludwig Wittgenstein
(PhilosophsicheBemerkungen 152)3
 
E
ntendiendo la democracia como una forma de vida, y no como eldesarrollo de una regla racional, Mouffe acepta la posibilidad de vivir la democracia de distintas maneras y no sólo como democracialiberal. Al reconocer también distintas expresiones de lo justo, lademocracia liberal sería una respuesta contingente junto a otrastambién válidas. Por otra parte, en lugar del consenso, al cualestarían fijados el racionalismo y los enfoques deliberativos, habríaque conceder al conflicto una importancia central. El conflicto, sinembargo, no como antagonismo sino como "agonismo", es decir como enfrentamiento entre adversarios pero no entre enemigos. Lademocracia agonística tomaría en cuenta no solo el pluralismo sinotambién el carácter irreductible de las contradicciones (y la adhesiónno racional a la democracia). Mouffe considera que los enfoques deWittgenstein ayudan a elaborar la nueva teoría política.
4
 
E
l mérito indudable del artículo es confrontar la democracia con elproblema de la multiculturalidad y el pluralismo y poner sobre eltapete la necesidad de "descentrar" la democracia, es de decir,desligarla de una definición que parta del supuesto de una sociedad yuna ciudadanía homogéneas. Pensar lo político desde el conflicto, estambién una perspectiva prometedora.
¿Qué racionalidad critica Mouffe? 
 
5
 
C
reo, sin embargo, que Chantal Mouffe, desarrolla una críticaconceptual teniendo en mente más las categorías de la filosofía de laconsciencia y la normatividad que de ella se deriva, que las categoríaspropias del enfoque de la razón comunicativa y la democraciadeliberativa. En este sentido, ella que ha "empujado" a Habermashacia una posición esencialista susceptible de crítica, desconoce alHabermas más cercano, antiesencialista, con el cual el enfoque de lademocracia agonística tendría varios puntos en común, o por elcontrario, necesitaría con más precisión deslindar campos.
6
 
P
or otro lado, llama la atención que cuando ella construye suplanteamiento de democracia agonística incluye categorías comodemocracia, justicia y responsabilidad que adquieren un carácter universal, no por una pretendida seguridad ontológica sino comoconstitutivas de la comunicación y la orientación dentro decomunidades que comparten la misma forma de vida.
 Actores sociales en un momento prepolítico
 
Chantal Mouffe
7
 
R
especto al pluralismo, Mouffe, presenta dos niveles aparentementesin conexión. Hay una primera referencia a un pluralismo que surgiríaal interior de una misma forma de vida. Tal es el caso de lassociedades democráticas donde la democracia se puede interpretar de distintas maneras. Una segunda referencia toma en cuentadistintas formas de vida (en una escala internacional). En este casoes "lo justo" lo que se puede interpretar también de distintas maneras.Pero este es un pluralismo que está asentado en identidades dadas yno en identidades en construcción, cambio, disolución yreconstrucción, donde el factor de las influencias mutuas es muyimportante. En otras palabras: se trata de un pluralismo encajadodentro de una visión multicultural pero no intercultural. En unpluralismo de entidades no solo diferentes sino separadas ydesconectadas. Los portadores de una identidad así, no tienen quecomunicarse con los portadores de otra, ni realizar nada en común.Se encuentra por así decirlo en un estado prepolítico ya que nonecesitan decisiones vinculantes. Vistas así las cosas es lógico quepierda sentido no solamente una racionalidad esencialista sinotambién una racionalidad comunicativa.
8
 
H
ay una especie de simetría en el tratamiento del pluralismo y el delcontexto. Cuando Mouffe somete el concepto de democracia a laantinomia de universalismo y contextualismo, que ella resuelve afavor del contextualismo, parte del supuesto de que cada forma devida tiene solo un contexto y no hay contextos comunes.
Universalismo antihegemónico
 
9
 
F
rente al supuesto de una sociedad y una ciudadanía homogéneasMouffe presenta una diversidad donde el elemento determinante es lacultura. De ahí el pluralismo como solución. Pero falta incluir ladiferenciación que surge, aún dentro de una misma forma de vida, por la vía del sistema económico. Esta diferenciación que incluyeexclusión social, se ha tornado más aguda desde que el sistema delEstado de bienestar comenzó a ser abandonado por las fuerzashegemónicas. Los excluidos y los amenazados de exclusión nopueden defenderse pidiendo reconocimiento de su "alteridad" sinoponiendo en primer lugar un concepto de lo humano y demostrando loinhumano de la reorganización económica en boga.
10
 
E
n este caso habría que ver que la posibilidad de problematizar lapolítica hegemónica, es decir, de articular el conflicto pasa por el usode una reivindicación que toma la característica de una categoríauniversal que no deja de serlo por el hecho de aparecer solo encontextos determinados o por haber sido planteada desde hace milesde años utilizando otras estrategias cognitivas y otras orientacionesnormativas que se pueden considerar superadas.
Dos lecturas de Wittgenstein
»Y debemos atenernos a lasreglas una vez que han sidoestablecidas. 'Sí ¿pero no esuna relga algo arbitrario?¿Algo que yo establezco?¿Y podría establecer que lamultiplicación 18 x 15 nodiera 270? ¿Por qué no?Pero entonces no se la haconsiderado según lasreglas que yo habíaestablecido al principio y11
 
E
l uso de conceptos de Wittgenstein para criticar a Habermas debeincluir la crítica de la lectura que hace Habermas de Wittgenstein. Nohay que olvidar que el planteamiento habermasiano está construidoen gran parte a partir de las ideas de Wittgenstein. Concretamente,Habermas se apoya de manera explícita en Wittgenstein paraadelantar la crítica a la razón instrumental y a filosofía de laconsciencia así como para sustentar el planteamiento de la razóncomunicativa.
12
 
C
hantal Mouffe, confiere al concepto de Wittgenstein de "seguir la

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->