Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
29Activity
P. 1
Vallés, Carlos - Ligero de Equipaje, Tony de Mello, Un Profeta Para Nuestro Tiempo

Vallés, Carlos - Ligero de Equipaje, Tony de Mello, Un Profeta Para Nuestro Tiempo

Ratings: (0)|Views: 2,760 |Likes:
Published by violett1111

More info:

Published by: violett1111 on Dec 22, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/20/2014

pdf

text

original

 
LIGERO DE EQUIPAJETony de Mello, un profeta para nuestro tiempoCarlos G. Vallés S.J.
Pág.
CONTENIDO
LONAULA2BOMBAS7CAMBIAR O NO CAMBIAR11AMAR O NO AMAR16LA FLOR DE LOTO Y EL LAGO22EL CEREBRO PROGRAMADO27SUFRIR PARA DEJAR DE SUFRIR32INOCENTE E INTACHABLE36¿BUENA SUERTE? ¿MALA SUERTE?40EL DIOS DE LA NEGACIÓN44EL YO Y EL NO-YO48GARABATOS56EL ESPÍRITU DE "SADHANA"64EL TERAPEUTA70EL DIRECTOR ESPIRITUAL77EL ESCRITOR83La Semilla84El Terreno Rocoso 84La Tierra Buena86La flor87El fruto88EL LECTOR88LA "PUESTA EN ESCENA"93LIGEROS DE EQUIPAJE103
 
LIGERO DE EQUIPAJETony de Mello, un profeta para nuestro tiempoCarlos G. Vallés S.J.LONAULADesde España
 No creo que Tony hubiera leído a Antonio Machado. Pero tas últimas palabras que nos dioen la despedida del cursillo del pasado abril, mes y medio antes de su muerte, reflejaron,en inglés, un verso universal de Machado y dieron súbitamente a este libro un sesgocastellano que sé que al propio Tony le habría gustado. El verso es:"y cuando llegue el día del último viaje, y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, meencontraréis a bordo, ligero de equipaje, casi desnudo como los hijos de la mar." Cuando le pregunté a Tony qué planes tenía para este año, me dijo: "Tengo dos viajes a América, uno en junio y uno en noviembre; y a la vuelta del primero, en agosto, me pararé en España y daré un cursillo en Madrid. De América y otras partes me llaman cada vez más,- pero no dejaré de tener cada año al menos un curso en España. Lo paso muy bien en España y quiero mantener ese contacto".Me consuela pensar que, de algún modo, este libro prolongará el contacto.
Carlos G. Vallés, S. J. Sto Xavier's College. Ahmedabad, 380 009. India
"Querido Carlos: He visto tu carta a mi secretaria, y la he sacado del montón paracontestarte personalmente. Estoy ENCANTADO de que vengas a Lonaula para el cursillode renovación de 'Sádhana' en abril. Mi plan es proponer y discutir con el grupo misúltimas ideas, y me alegra pensar que tú estarás allí. De tu promoción de 'Sádhana' van avenir Lila y Joe Pulí, y probablemente también Isabel Martín. Quizá conozcas también aalgunos de los demás, y en todo caso tendréis todos el sello común de 'Sádhana', ya quetodos habéis pasado por ahí. Por vez primera vais a tener habitaciones decentes y unedificio nuevo gracias a los trabajos de Mario. Ven dispuesto a pasarlo bien. Un abrazo,Tony." 
La carta me emocionó. La tuve un rato en la mano con la mirada clavada en la palabra"ENCANTADO" en mayúsculas, con los caracteres familiares de su máquina de escribir  portátil electrónica Canon. Yo iba a Lonaula por necesidad propia, y él me hacía sentirme agusto aun antes de llegar allí, con ese don que tenía de hacer que cada persona a quien élconocía sintiese que era alguien especial en su presencia. Muchos hombres y mujereshabrá, por todos los continentes del mundo, íntimamente convencidos de que tenían unarelación especial con Tony, y todos ellos tienen toda la razón. Su memoria exacta, su cálidaespontaneidad y, sobre todo, su capacidad básica de vivir el presente como si nada hubieraexistido antes ni hubiera de existir después, daban a sus contactos con cualquier personauna intimidad y un ardor que calaban a fondo y dejaban huella permanente en gratamemoria.
2
 
Tony y yo nos encontramos en Vinayálaya (Bombay) cuando yo llegué a la India, y luegocoincidimos en Poona durante nuestros estudios para el sacerdocio. Aquel contacto fuesuficiente para que el nombre de Tony de Mello quedase asociado en mi mente con unaalegría juvenil y un respeto cariñoso que me harían siempre buscar ocasiones de volver aencontrarnos. Así fue como, algunos años más tarde, siendo yo ya sacerdote y profesor en plena actividad en la ciudad de Ahmedabad, leí en las "Noticias de los jesuitas de Bombay"que el Padre Anthony de Mello se proponía dirigir unos "Ejercicios de mes cerrados" paracualquier clase de jesuitas, jóvenes o viejos, que quisieran apuntarse. Nada más leer aquello, supe dentro de mí bien claro que quería ir, y el mismo día le escribí pidiendo plaza.El me llamó por teléfono desde Bombay para decirme que me aceptaba de mil amores. Dehecho, aquellos Ejercicios de mes iban a ser el comienzo de la carrera pública de Tonycomo director de almas, que es lo que, de una manera o de otra, con un título o con otro ocon ninguno, había de ser ya toda la vida. El había aprendido en España el método y lafuerza original de los Ejercicios de san Ignacio bajo la dirección de aquel gran maestro deespiritualidad ignaciana que fue el Padre Calveras, y estaba ahora impaciente pocomunicar a otros, con el celo y entusiasmo que caracterizaban todo lo que hacía, la alegríade su descubrimiento y la eficacia probada de ese medio excepcional de renovación delespíritu.Para entonces ya tenía detractores. Yo me detuve un día en Bombay (de paso paraKhandala, donde los Ejercicios iban a tener lugar) y un jesuita ya maduro, Rector de una denuestras casas de allí, cuando se enteró de adónde iba yo y a qué, tuvo el mal gusto dedecirme con amarga ironía: "Sí, sí, desde luego, eso es lo único que hará Tony toda su vida:hablar y hablar y hablar. Con tal de tener delante un auditorio que lo escuche, es hombrefeliz; y como aquí no consigue que nadie le escuche, se ha organizado ahora esosEjercicios. ¡Imagínese! Veinte jesuitas que le van a estar escuchando absortos un mesentero... ¿no es eso el paraíso para él? Vaya usted, vaya si quiere ir, pero va usted a perder el tiempo". Yo sentí tristeza y enfado ante aquel viejo cascarrabias que no podía soportar loséxitos iniciales de su hermano menor. La envidia alcanza niveles altos entre jesuitas, y Tonyestuvo expuesto a ella toda su vida. Entre nosotros, los éxitos se pagan caros.Un resultado de la experiencia de Khandala fue que yo me encontré metido de lleno en lacampaña de Ejercicios de mes que lanzó Tony, y eso me acercó a él. El me pasaba a mí lastandas a las que él no podía llegar, y luego me convencía a mí de que aceptase, y así me pasé yo varios años aprovechando las vacaciones universitarias de mayo y las del Año Nuevo indio, en octubre, para dirigir Ejercicios de mes por toda la geografía de la India.Trabajo de mucho fruto para mí, y me permito confiar que también para otros. Un día, añosmás tarde, durante una Eucaristía concelebrada en el cumpleaños de Tony en la que yotomé parte, Tony me miró y dijo: "Una de las cosas que me alegra es haber metido a Carlosen el movimiento de Ejercicios de mes". Ese compromiso me llevó, también de la mano deTony, a la intensa y vivificante experiencia del Movimiento Carismático, donde pasamos juntos verdaderas aventuras espirituales. Poco a poco, la intensidad de esos dos magníficos pero también, por necesidad; transitorios movimientos, se fue rebajando, y yo me encontréuna vez más en busca de nuevos derroteros para el espíritu. Para entonces, Tony, siemprealerta y siempre dispuesto a ensayar nuevos programas (gustaba de llamarse a sí mismo"rolling stone": "canto rodado") había lanzado los cursos de "Sádhana" en De NobiliCollege, Poona. "Sádhana" es palabra sánscrita que puede traducirse libremente por 
3

Activity (29)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
XManny liked this
deyli1986 liked this
soniaga liked this
nitoreyes liked this
maimonides liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->