Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Miguelito Online 7 - Mayo 2012

El Miguelito Online 7 - Mayo 2012

Ratings: (0)|Views: 814 |Likes:
El Miguelito - Órgano de difusión Oficial de la Juventud Rebelde Miguel Enríquez.
El Miguelito - Órgano de difusión Oficial de la Juventud Rebelde Miguel Enríquez.

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/16/2012

pdf

text

original

 
Edición
Online
N° 7 - Mayo 2012
En la lucha estudiantil
¡a retomar la iniciativa!
 
Publicación Oficial de la
 Juventud Rebelde Miguel Enríquez 
- JRME 
Contacto:
elmiguelito@mir-chile.cl jrme@mir-chile.cl
Director
Carlos M.
Online
mayo
Número 7
Mayo 2012Año 1
Colaboradores
JRME SantiagoNinoPablo Toro T.
Ante la inercia estudiantil, el gobierno contraataca
¡A retomar la iniciativa!
l ongre so ONH ha sa el momenono ha de jado de  ser ora co sa que un acomodo de inere se s o poruni sa s denro del movimieno e sudianil.  ¡Por una ONH  parala lucha , a reundar en odo s lado s!
Este año ha sido bastante raro. Se suman el“recuerdo“ de meses en paro o toma, unasvacaciones interrumpidas y ya estábamosde nuevo en clases. Y pese a todo, el día 25de abril salen, sólo en Santiago, entre 60 y80 mil estudiantes a la calle, nuevamentereclamando educación gratuita y de exce-lencia, lo que nos hace ver que hay aún áni-mos y uerzas para retomar la lucha contrala educación de mercado.Desde la CONFECH, en particular de algu-nos de sus dirigentes con mayor pantalla, senos llama a adaptarnos al “año de las pro-puestas“, del “diálogo“ y de la “reexión“. Nonos interesa teorizar acerca de estos plan-teamientos ya que entendemos que sonnecesarios para ortalecer la organización yla participación estudiantil, pero debemosaclarar que la propuesta, el diálogo y la re-exión si no poseen un horizonte de lucha,se quedan en el más arsante oportunismo.Y es esta la propuesta de muchos de estosdirigentes, voces rimbombantes de secto-res con inuencia dentro del movimientoestudiantil: el maquillaje de la educaciónneoliberal puede resultar muy atractivo yutilitario para sus intereses.Algo de lo último es lo que hemos estadoviendo hace un par de semanas, tras el bu-llado anuncio por parte de la CONFECH,del inicio de las discusiones de su Congre-so Reundacional, el primero de su histo-ria. ¿Ha sido el inicio de este Congreso elpuntapié para la “propuesta“, el “diálogo“y la “reexión“? Lamentablemente no. Laconfrmación del doble estándar con el queun sector político, mayoritario dentro de laCONFECH, se llena la boca sobre la partici-pación estudiantil está justamente en quepor el Congreso no han movilizado a susmilitantes con la misma uerza con que lohacen para ganar elecciones ni han inverti-do los millones que invierten en campañaselectorales, para inormar al estudiantadodel quehacer de la CONFECH y su Congreso.Hasta el momento, la concentración de losesuerzos de la mayoría de las organizacio-nes políticas no está en disputar la políticade la CONFECH ni de plantear sus interesesacerca de un nuevo proyecto educativo.Eso sería lo más deseable. Por el contrario,los plenos CONFECH desde marzo en ade-lante se han sumido en agobiantes discu-siones sobre metodologías de voto en elCongreso, es decir, de cómo se reparten elCongreso los intereses políticos dentro deél. Esto atrasó todas las discusiones y lo másprobable es que lo siga haciendo, mientraslas distintas organizaciones políticas dentrode la CONFECH preparan sus cartuchos enlo que será, posiblemente, un nuevo circoprotagonizado por las JJ.CC., el autonomis-mo y la UNE, uerzas mayoritarias en las e-deraciones universitarias.Es así como una instancia de discusión quese hace más que necesaria para defnir unaestrategia de lucha en el movimiento estu-diantil se ha convertido -y nos aventuramosa utilizar ese tiempo verbal y no uno uturo-en una nueva repartija de cargos y espaciosde poder que no poseen ningún sentidopara el estudiante común y corriente, aquelque se declara “apolítico“, o el que debetrabajar para pagar sus estudios, o el queve cómo cotidianamente las discusiones yprácticas de sus dirigentes no cambian ennada su realidad. Es decir, a la mayoría delos estudiantes de Chile, este Congreso lespasará por el lado sin merecer siquiera unamirada.Estas malas apreciaciones permiten que elgobierno lance un pack de reormas, antelo cual lo único que nos queda por hacer(gracias al estado de inercia en que se ha su-mido el movimiento estudiantil) es patalearpara intentar renarlo. ¿Alguien habló depropuestas?
 
Edición n° 7
Online
pROYECCIONES Y PROPUESTAS PARA ELMOVIMIENTO SECUNDARIO
Por JRME Santiago
Si hasta el análisis más optimista dentrodel movimiento estudiantil universitario nopuede dejar de considerar el enorme gra-do de dispersión de las uerzas, del abismoexistente aún entre tradicionales y privadasy una ase de resistencia que se caracterizapor la costumbre que se tiene por esperarlo que venga desde el ejecutivo para vercómo se le responde, las cosas desde unaperspectiva del movimiento secundario noda un mejor panorama.La marcha del día25 de Abril eviden-ció las secuelas quedejó la movilizacióndel año pasado:la mayoría de losliceos, salvo unasmuy pocas excep-ciones, marchósólo, sin unidad deningún tipo.
L
a
 
organización
 
de
 
Los
 
estudian
-
tes
 
secundarios
No es que los se-cundarios se carac-tericen demasiadopor una uerte ar-ticulación orgá-nica. Hasta el añopasado, tampocopodríamos haber dicho lo mismo de los uni-versitarios, ya que la CONFECH adquiere unpeso real al calor de las movilizaciones del2011 y no antes. Lo preocupante es que elmovimiento secundario cuenta con dema-siada uerza en potencia como para no estarorganizada.Los intentos de organización de tipo na-cional han quedad sólo en el intento, sinlograr una trascendencia en el movimiento,articulando momentáneamente algunossectores estudiantiles que luego se pierden.Hablamos de la ACES y la CONES, ambas or-talecidas el año pasado en medio de tomasy paros.La ACES, por un lado, revivida unas cuantasveces, no ha podido lograr una continuidadorgánica ni programática. El año pasadopresentó su propuesta educativa.Por el otro, la CONES que se sumió en la in-actividad luego de las movilizaciones pasa-das. Nació como un intento de las JJ.CC. desumar a los secundarios al movimiento queestaba encabezando la CONFECH, lograndoen un corto tiempo, gracias a la presencianacional del Partido Comunista y sus alia-dos de la Concertación, una orgánica nacio-nal, posicionando dirigentes de su partidoen algunas regiones del país.
L
o
 
que
 
se
 
necesita
Con la actual desorganización secundariay el poco poder organizativo y de convoca-toria de las dos organizaciones “nacionales“que hoy existen, creemos que el enoquedebe ir en otro sentido. La prioridad para elmovimiento secundario es lograr levantarespacios de organización para la lucha, y enesto debemos dejar de ser tan ambiciososya que nos reerimos a espacios inmedia-tos de organi-zación, comolo son los Cen-tros de Alum-nos, Cordones Territoriales oCoordnadoras anivel comunal.Si miramos porsobre el estu-diantado, lo másprobable es quese termine don-de siempre: enla más absolutadesorganiza-ción. Hoy en díadebemos llegarallí donde estánlos estudiantes,para discutir,politizar y orga-nizar. Sólo losoportunistasmiran más allá, hacia las elecciones muni-cipales y la generación de un movimientoque les acarree votos.Una propuesta seria, para la lucha en elmundo secundario, debe lograr una arti-culación de las demandas de tipo local conotras estructurales; debe lograr la más com-pleta adhesión de las mayorías estudianti-les, y así poder organizarlas.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->