Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
14Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen - Charles Tilly (1995) "Las revoluciones europeas, 1492-1992 (Capítulos 1 y 2)"

Resumen - Charles Tilly (1995) "Las revoluciones europeas, 1492-1992 (Capítulos 1 y 2)"

Ratings: (0)|Views: 1,431 |Likes:
Published by ReySalmon

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: ReySalmon on May 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2013

pdf

text

original

 
1
Charles Tilly
(1995) T23LAS REVOLUCIONES EUROPEAS, 1492-1992
Capítulo 1Conflicto, revuelta y revolución
El retorno de la revolución
¿Qué acontecimientos europeos de 1989 pueden considerarse, de hecho, revoluciones? Ello depende de la amplitud con qué se definael término. Si en el concepto de revolución se incluye todo cambio brusco y trascendente de los gobernantes de un país, en la mayorparte de los países de Europa oriental se registraron revoluciones durante ese año. El aspecto positivo de una definición en sentidoamplio es que pone de relieve problemas importantes que no salen a la luz en una definición restrictiva: ¿hasta qué punto y en quéforma las grandes revoluciones se adaptan a la política no revolucionaria? ¿Cómo afectan a las revoluciones los cambios importantesen la organización de los estados?Hace siglos que los historiadores empezaron a estudiar las relaciones entre los estados y la revolución. Lo que falta es un análisissistemático y de carácter histórico que relaciones el conocimiento acumulativo respecto a la formación de los estados y la contiendapolítica normal. La obra relaciona las revoluciones europeas de los últimos cinco siglos con las transformaciones que se han registradoen la naturaleza de los estados y en los relaciones entre ellos. Se analizan las revoluciones europeas en sentido amplio, planteando trestipos de interrogantes:1- En qué forma se ha modificado la transferencia por la fuerza del poder del Estado en función de las transformaciones ocurridas enla estructura social europea.2- La correspondencia que existe entre los cambios ocurridos en las revoluciones y las alteraciones respecto a los conflictos y laacción colectiva no revolucionarios.3- Cuál es la dinámica de las revoluciones y si se ha modificado sistemáticamente durante los cinco siglos examinados.Puede establecerse una conclusión, la de que:- al margen de otras consecuencias que puedan conllevar, las revoluciones suponen una transferencia por la fuerza del poder delEstado, y en consecuencia- para describir adecuadamente las revoluciones hay que tener en cuenta, entre otras cosas, cómo cambian los estados y el uso de lafuerza en el tiempo, en el espacio y en el marco social.La posibilidad y la naturaleza de la revolución cambiaron con la organización de estados y cambiaran de nuevo con las alteracionesque puedan producirse en el futuro en el sistema de poder de los estados. No sólo la organización de un Estado determinado lo hacemás o menos susceptible a la revolución, sino que las relaciones entre los estados influyen en aspectos tales como el lugar, laprobabilidad, la naturaleza y el resultado de la revolución. Las revoluciones no se producen en el dominio aislado del poder delEstado, sin importar cuál sea la organización social. Al contrario, los procesos sociales que se desarrollan en el entorno de un Estadoafectan profundamente a la perspectiva y naturaleza de la revolución, pero lo hacen indirectamente, en tres manera esenciales. 1) danforma a la estructura del Estado y a su relación con la población que lo constituye; 2) establecen quiénes son los protagonistasprincipales en una comunidad política concreta y cuál es su planteamiento respecto a la lucha política; 3) determinan la presión que hade soportar el Estado y de dónde procede dicha presión.Si es imposible especifica las condiciones
 – 
necesarias y suficientes
 – 
variables de la revolución para todos los tiempos y lugares, sinembargo es posible mostrar qué mecanismos causales similares intervienen en una amplia gama de situaciones revolucionarias. Para elautor el mismo tipo de mecanismos subyace en una amplia gama de acontecimientos revolucionarios y en una gran cantidad deconflictos que no desembocan en una revolución. La hipótesis es que las pautas a las que se atienen las revoluciones derivan dedeterminadas características de los estados que condicionan su funcionamiento en situaciones no revolucionarias. El autor define a larevolución es una transferencia por la fuerza del poder del estado, proceso en el cual al menos dos bloques diferentes tienenaspiraciones, incompatibles entre sí, a controlar el Estado, y en el que una fracción importante de la población sometida a la jurisdicción del Estado apoya las aspiraciones de cada uno de los bloques.
Las situaciones revolucionarias
Una revolución tiene dos componentes: una situación revolucionaria y un resultado revolucionario. La
 situación revolucionaria
 entraña una soberanía múltiple: dos o más bloques que tienen aspiraciones, incompatibles entre sí, a controlar el Estado, o a ser el
 
2
Estado. En una situación revolucionaria convergen tres causas inmediatas: 1) la aparición de contendientes, o de coaliciones decontenientes, con aspiraciones de controlar el Estado o una parte del mismo; 2) el apoyo de esas aspiraciones por un sector importantede los ciudadanos; 3) la incapacidad de los gobernantes para suprimir la coalición alternativa y/o el apoyo a sus aspiraciones.Las situaciones revolucionarias exacerban un fenómeno político que es más común e igualmente crucial en las situaciones norevolucionarias: el cambio en el poder del Estado que amenaza a todos aquellos grupos vinculados de alguna forma a la estructura depoder existente, al tiempo que ofrece nuevas oportunidades a todos los grupos que puedan ver favorecidos sus intereses si actúan conrapidez.Los fenómenos que acompañan a la derrota en un conflicto bélico, la desintegración de un imperio y un movimiento de protestapueden producirse con o sin que tenga lugar una división clara en la comunidad política, pero en todas esas situaciones hay unosrasgos que son típicos de las revoluciones.
Los resultados revolucionarios
Un resultado revolucionario se produce cuando tiene lugar una transferencia de poder de manos de quienes lo detentaban antes de quese planteara una situación de soberanía múltiple, a una nueva coalición gobernante, en la que pueden estar incluidos algunoselementos de la coalición gobernante anterior. Pocas situaciones revolucionarias tienen un resultado revolucionario. La distinciónentre situaciones revolucionarias y resultados revolucionarios permite apreciar mejor la relación que existe entre diversos tipos deacción política que contienen elementos revolucionarios. La figura 1.1. recoge algunos de ellos esquemáticamente.completa
Transferenciade poder
 inexistenteinexistente completa
División en lacomunidad política
¿Por qué las transferencias por la fuerza del poder del Estado tienen resultados tan sorprendentemente diversos, que van desde laalteración de la vida social al restablecimiento del
statu quo ante
?
Perspectivas
Para comprender cómo las situaciones revolucionarias y los resultados revolucionarios se conjugan para dar lugar a revoluciones ensentido pleno, hay que analizarlos por separado. Analizar esos dos aspectos para luego relacionarlos es el objetivo de este libro.Intenta, también, evitar uno de los más graves errores en los que incurren los análisis de la revolución: la teleología. Los historiadores
 
3
de la Inglaterra del siglo XVII, de la Francia del XVIII o de la Rusia del XIX y comienzos del XX tienen una fuerte tendencia aconsiderar los períodos que estudian como preparativos para las grandes revoluciones que de hecho se produjeron. Todo converge en1640, 1688, 1789, 1799, 1905 o 1917. Ello hace que los acontecimientos pierdan su contingencia, que se invierta la relación de causay efecto y que desaparezca la posibilidad de otros resultados distintos de la revolución que de hecho se produjo. Los análisis serefieren a mecanismos sociales que operan e interactúan en pequeña escala, y no a grandes secuencias, cambios lineales de vastasestructuras sociales o fuerzas históricas universales. El autor no afirma que no existen pautas generales subyacentes en la aparición yevolución de las situaciones y resultados revolucionarios.
Capítulo 2Las transformaciones de Europa
El cambio desde 1492
El viaje de Colón inició la integración definitiva del continente americano en la órbita de Europa. Esa expansión hacia las Américasfue tan sólo una parte del proceso que permitió a Europa convertirse en el centro económico del mundo. Desde una perspectivaplanetaria, Europa estaba convirtiéndose en un polo importante de actividad económica y planetaria. Desde un punto de vista europeo,en los años postreros del siglo XV comenzó un proceso de desplazamiento del centro comercial de gravedad desde el sureste hasta elnoroeste, del Mediterráneo y el Mar Negro hacia el Atlántico. La tentativa francesa de alcanzar la hegemonía en Italia (a partir de1494) supuso el comienzo de la era de las guerras a escala europea. A su vez, esas guerras dieron forma al sistema europeo de estados,sentaron las bases de las conquistas europeas fuera del continente y contribuyeron a dar forma al tipo de estados centralizados,diferenciados, autónomos y burocráticos que acabarían por prevalecer en Europa y, luego, en todo el mundo. Al mismo tiempo, laexpansión del comercio europeo a lo largo de las rutas marítimas de los océanos Atlántico, Pacífico e Indico fueron un poderosoestímulo para la acumulación de capital, que a su ve proporcionó a los estados guerreros una riqueza creciente en la que sustentar susfuerzas armadas. Comenzó así a aflorar lo que
Immanuel Wallerstein
llama el sistema capitalista mundial, centrado en Europa. En1992, por su parte, el sistema mundial de estados está experimentando profundas alteraciones. En definitiva, 1492 no es un año en quese constituyen el tipo de estados europeos que han predominado en los últimos siglos, sino un punto de partida para lostrascendentales cambios que se registrarían a partir de entonces en la estructura de los estados. Pero no sólo cambiaron los estados,sino que a partir de 1492 todo el conjunto de la vida europea adoptó un aspecto diferente. A partir de 1492, esa Europa diversa perocada vez más interrelacionada protagonizó un proceso sin precedentes de industrialización, urbanización, proletarización ycrecimiento demográfico. La transformación de la organización productiva entrañó la proletarización de la población europea. Laproletarización consiste en la dependencia creciente de las economías familiares del trabajo asalariado y/o en la reducción del controlque ejercen sobre los medios de producción.
De los estados segmentados a los estados consolidados
Sólo en los últimos siglos los estados han alcanzado la fuerza suficiente como para controlar la vida diaria de la mayor parte de losciudadanos. El período que comienza en 1492 contempló cambios drásticos en la conformación de los estados europeos. Dichoscambios se concentraron durante el siglo que comienza en 1750. Las fuerzas militares comenzaron a estar subordinadas a laadministración civil, se agudizó la separación entre ejércitos y policía, los estados crearon una administración amplia y relativamenteuniforme a nivel municipal y regional, se amplió y regularizó la burocracia central, los sistemas fiscales y las finanzas públicasalcanzaron un lugar importante en las luchas nacionales por el poder, al nacer una política popular orientada a influir en esasinstituciones representativas y en el ejecutivo central. Bajo el impulso de la reorganización militar, en los mayores estados europeos sesustituyó el control indirecto por el control directo. Representantes de los gobiernos centrales se dedicaron a una nueva labor defomentar la prioridad de una versión unitaria de la cultura nacional en materia de lengua, comunicación, arte, educación y creenciaspolíticas. La trayectoria precisa de esos cambios varió muy sustancialmente de una a otra región y de una época a otra. En diferentesocasiones prosperaron ciudades-Estado, imperios, federaciones, repúblicas, reinos centralizados, monarquías electivas con una débilestructura unitaria, etc. En todos los casos se trataba de estados segmentados hasta cierto punto: consistían en un pequeño segmentoque gozaba de una individualidad y autonomía considerables.La organización de la guerra marcó la naturaleza de los estados y, por consiguiente, de las revoluciones. ¿En qué sentido influyó laguerra? El siglo XVIII contempló el declive definitivo de los ejércitos de mercenarios, que dieron paso a los grandes ejércitos y flotas

Activity (14)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
ReySalmon liked this
German Cano liked this
esquivelgar liked this
quekaselmoy liked this
laurobrodri liked this
Martina Repetto liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->