Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Psicoloca y Yo XI- Vacaciones P4 Fin - Luisppk

La Psicoloca y Yo XI- Vacaciones P4 Fin - Luisppk

Ratings: (0)|Views: 30 |Likes:
Published by Luis Perez
Autor: Luisppk

‘La Psicoloca y yo’

Preludio
Me llamo Juan José Arizmendi pero me dicen JJ o ‘Juanjo’. Tengo 17 años, cumpliré 18 justo el día posterior a la graduación y por circunstancias difíciles de explicar… TENÍA a mi profesora de psicología, la Srta. María del Pilar Guerra (Mari Pili), viviendo conmigo en mi departamento. Hoy, cuando por fin me creí libre de semejante tiranía al mudarme… ¡Ella compró la casa vecina de mi nuevo hogar! Y además… ¡Trajo a su hermana, quien es increíblemente
Autor: Luisppk

‘La Psicoloca y yo’

Preludio
Me llamo Juan José Arizmendi pero me dicen JJ o ‘Juanjo’. Tengo 17 años, cumpliré 18 justo el día posterior a la graduación y por circunstancias difíciles de explicar… TENÍA a mi profesora de psicología, la Srta. María del Pilar Guerra (Mari Pili), viviendo conmigo en mi departamento. Hoy, cuando por fin me creí libre de semejante tiranía al mudarme… ¡Ella compró la casa vecina de mi nuevo hogar! Y además… ¡Trajo a su hermana, quien es increíblemente

More info:

Published by: Luis Perez on May 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/15/2012

pdf

text

original

 
Autor:
 
Luisppk Luisppk Luisppk Luisppk 
‘La Psicoloca y yo’
 
1
 Preludio
Me llamo Juan José Arizmendi pero me dicen JJ o ‘Juanjo’. Tengo 17 años, cumpliré 18 justo el día posterior ala graduación y por circunstancias difíciles de explicar… TENÍA a mi profesora de psicología, la Srta. María delPilar Guerra (Mari Pili), viviendo conmigo en mi departamento. Hoy, cuando por fin me creí libre de semejantetiranía al mudarme… ¡Ella compró la casa vecina de mi nuevo hogar! Y además… ¡Trajo a su hermana, quien es increíblemente aun peor que ella!
Revelaciones…
Por favor querido amigo lector. Lo siguiente, les agradecería no vayan a tomarlo como signo de debilidad:
 ¡¡SOCORRO!! 
Como muy probablemente lo escucharon de algún viejo sabio… en aquellas películas, en las cuales el malodomina por siempre… hasta que el bueno llega y lo derrota:
‘Nada hay por hacer… se lo merecía’ 
 Yo… ¿me lo merecía?¡¡¿Como que si?!!¡¿PERO SI SIEMPRE HE SIDO MUY BUENO?!¡El momento del enfrentamiento entre la fuerza súper poderosa e invencible… contra el inexpugnable muroinamovible, ha llegado!¿Quién vencerá? ¿Será cierto que la pelea no tendrá fin? ¿Es verdad que E=mc
²
?
¡¡La rubia vs la morocha!! …y yo, atrapado en el medio. ¿Sobreviviré?¿Diosito, por qué yo? ¿Por qué me odias tanto, si siempre he sido muy bueno?Increíblemente en medio de aquella justificada queja, una luz desciende del cielo y flotando tranquilamente, sedetiene a la altura de mis ojos. Baja suavemente su brillo y entonces descubro un mensaje escrito en él, queasombrosamente parece ser la respuesta que buscaba desde siempre a mis continuos reclamos al creador… serdivino y celestial.
!!!
LLoossiieennttoo,,,,,,,, p p  p  p p eerrooeessmmuu y  y y  y  y y ddiivveerrttiiddoo........ SSuueerrttee........
 
D  DD  D  D  DD  D  D  DD  D   i  i i  i  i i  i  i i  o  o o  o  o o  o  o o  s  s s  s  s s  s  s s  
¡Tsch!
Entonces, reclamo con mi puño hacia arriba: – ¡Pero que desgra…!
 ¡¡Boom!! 
 
(un trueno)Miro el cielo despejado y bajo mi puño. Sigo renegando, pero decido mejor retirarme. Tres pasos más allá, yano me aguanto:– ¡Abusivo! ¡Te metes con los chiquitos! – Requinto rápido y parto la carrera.
 ¡¡BOOM!! ¡¡BOOM!! 
 
Autor:
 
Luisppk Luisppk Luisppk Luisppk 
‘La Psicoloca y yo’
 
2
 
PARTEPARTEPARTEPARTE IIIIVVVV ((((
FinFinFinFin
))))
La explosión llegó en medio de la pelea, cuando Ana Patricia le resaltó a Mari Pili que yo ‘
ya no era su novio
’.Esa afirmación, ‘paró orejas’ dentro del auto. A mí, me provocó una tembladera. Busqué veloz una forma desalir vivo de aquel lio, cuando Mari Pili añadió leña al fuego y plantó la bandera de guerra:– ¡Calla gorda! ¡Él y yo aun somos novios! ¡Solo está molesto y se ha ido un rato con la rubia, pero nosotrosaún no hemos terminado!
¡Dios santo! –pensé aterrado– ¡No!
– Ju-an-ji-toooooo…. –masticando Debbie cada silaba e intentando serenidad– ¿Qué tontería está diciendo laloca pechugona? Yo miro a una… Miro a la otra…
 ¡sálvame dios! ( 
o mátame
 )
 Sammy detiene a un lado el auto al instante y voltea interesada. ¡No quiere perdérselo! Todos están igual.– ¡Dile la verdad Juanjo! –presiona Mari Pili, completamente decidida al todo o nada– ¡Dile que planeábamoscasarnos apenas terminaras el colegio! ¡Un ‘
 pequeño problemita
’ no nos va a separar!-pausa– (Todas intercambiaron miradas)Recién entonces, las bocas explotaron al mismo tiempo:
 ¡¡¿EEEEH?!! 
¡Quedaron tiesas! ¡Aquella noticia, fue como si un rayo cayera a sus pies!
¡Dios mío… ahora sí! ¡Sálvame!
 ¡¿Ahora
que puedo hacer?! 
¡¡WAR!!...
¿Un ‘pequeño problemita’? 
Fue lo primero que retumbó en mi cerebro.Estoy en pleno campo de guerra. Me encuentro rodeado y los cañones me tienen bien medido.Como buen comandante de mi propio ejército, evalúo los riesgos y mi estrategia de combate. Yo, en el centro. Mari Pili a mi derecha y Debbie a la izquierda. Todos en el asiento trasero de la SUV.
¿Cuál es más peligrosa o letal? …
¡AMBAS!
 ¿Tengo salida? …¡NO!¿Posibilidades de fuga? …¡CERO!
 
¿Probabilidades de salir vivo de esta, escoja a quien escoja? …¡NINGUNA!¿Alternativas? …
¡Huir es imposible y abrirse paso a la fuerza, sería suicidio!Por lo tanto, solo me queda una opción:– ¡Ay… me siento malito! – Con un extraordinariamente convincente tono de víctima.
 
– Ju-an-ji-toooooo… – Repitió Debbie estrangulándome y pegando cariñosamente su frente a la mía.¡Mari Pili la imita de inmediato e intenta jalarme con más fuerza!¡Debbie se encoleriza y responde con un fuerte tirón! ¡¡Mira muy enojada a Mari Pili e intenta con aquel jalón,hacer valer su condición de novia oficial!!Pero… pareciera que no la conoce... ¡¡A Mari Pili eso le importa un rábano!! ¡¡Tira de nuevo aun más fuerte!!¡También tiene sus derechos! (
 Eso cree
)– ¡Suéltalo, es mi novio! – Reclama Debbie con el último gramo de paciencia que le queda en su cuerpo.– ¡Calla tonta, es mío! – Reafirma 100% terca Mari Pili, jalando fuerte
2
. Se aprovecha del impulso para abrazarmi cabeza y meterla entre sus… ¡Ejem! …’almohadones’.Tan escondida tengo mi cara entre aquella ‘masa montañosa’, que al vernos Debbie, comienza a salirle humode su cabeza por la cólera e indignación. Su cara está rojísima y al parecer, experimentará por primera vez ensu vida la conversión en súper saiyayin… aunque imposible de identificar en cual grado.
 
Autor:
 
Luisppk Luisppk Luisppk Luisppk 
‘La Psicoloca y yo’
 
3
Las tres chicas adelante, observan aterradas como Mari Pili lo ha notado y para poder equiparar el poder deaquella terrible enemiga, también comienza su ya conocida transformación, elevando su temperatura.La única que parece disfrutarlo, es Carmen. La psico-loca compañera de Mari Pili. ¡Toma fotos con su cámaracomo si fuese periodista profesional! Susurrando rápidos comentarios al oído de su ‘colega’ (en locura). Yo, ya no puedo respirar, me ahogo. Entonces, buscando como hacerlo (y no morir), apoyo mi mano en unintento de separar mi cara; pero con tan mala suerte, que aprieto con fuerza el seno derecho de Mari Pili.– ¡AAAAAAAH…! ¡Aquí no, Juanjito!– Exclama ella en frenesí y se deshace al instante su transformación.Instantáneamente… ¡el carro se estremeció! …¿terremoto?Escuché aterrado a mis espaldas (al menos eso creo), acompañado del cataclismo que sacudía el auto.Con medio ojo libre, alcanzo ver a Debbie… ¡Se había transformado por completo! ¡¡Saltó por encima de mí,aplastándome, para atrapar del cuello a Mari Pili con ambas manos!!
 ¡¡¡EMPEZÓ LA GUERRA!!! 
 Dios… ¡bah!
quienquiera que sea
 
 ¡sálvenme! 
 
 Ahí me encontraba yo. Debajo de ambas, mientras intentaban estrangularse entre ellas.Entre los gritos de… – ‘
¡maldita! ¡$#€@! ¡Hija de…!
’ – …y otras aún más fuertes (PG +21 +31)... se olvidaronde mí por completo.
(¡uff!
)En medio del alboroto, sentí una rodilla en mi espina que me hizo caer de dolor al piso del vehículo, y fue ahícuando ambas me pisotearon, mientras se acomodaban para pelear bien (yo estorbaba).Las chicas del asiento delantero intentaron apaciguarles los ánimos, pero un golpe (casual o no) premió elaccionar de Ana Patricia y luego, también el de Sandra. Este último… definitivamente fue un error.
¿Por qué? Pues…
La presidenta, ahora con los pelos en llamas y su roja cara hinchándose por el golpetón recibido, exclamó:
¡¡SON UNAS MALDITAS!!¡¿ASÍ QUE QUIEREN PELEA…?!
¡¡AHORA SABRÁN LO QUE ES PELEA!!
– ¡¡Aaay!! – Gritó Sammy asustada y escondiéndose para no correr la misma suerte (o mancharse con sangre). Atrapó a Neto y lo abrazó protegiéndolo a pedido de su madre, pues ella tenía las manos ocupadas, cogiendo delos pelos a las dos fieras del asiento trasero.
¿Acaso ya dije que se olvidaron de mí? 
Llovían insultos (¡
groseras
!
1
), jaloneos, sacudones, pisotones (a mí), puñetes, patadas, balazos, cuchilladas y otros similares. Al interior del SUV, el calor comenzó a volverse insoportable. Intenté quitar el pie que pisabami cara y busqué avanzar hacia la puerta frente a mí para abrirla (y huir), cuando escucho:– ¡No…! ¡¡Tú no te vas!!Mari Pili cogió mi brazo derecho, Debbie el izquierdo y Ana Patricia mi cabeza. Todas me jaloneaban con lasúper fuerza
n
, mientras Sandra… ¡me pegaba muy duro, gritando a todo pulmón que era mi culpa!De pronto…
¡ 
CraCk! 
 Mis ‘novias’…
¡¡Me arrancaron ambos brazos al mismo tiempo!!
 ¡¡AAAAAaaah!! 
 Ana Patricia al verme, proclamó caprichosa: – ¡¡Yo también quiero algo!! – ¡Y jaló con súper fuerza
N
N
!
 ¡¡¡noooooOOOOOOOO
 !!! 
¡ ¡¡ ¡¡ ¡¡ ¡ 
CC r rr a aa C CC k kk! !!! !
 
… (pausa) ….– ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!... – Jadeo asustado por aquella visión… ¿del futuro?... ¿De
MI
futuro?Reviso a ambas, pues solo han pasado 2 segundos desde la fatídica pregunta de Debbie. Entonces, para no‘repetir’ aquel presagio de futuro enviado en aquel ‘sueño’, tomo una decisión y la ejecuto al instante.
1
El 99% fueron de MP. Increíblemente, a Debbie le oí uno. ¡VERDADERAMENTE INCREIBLE! (no pregunten cual)

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->