Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Conocimiento científico como dispositivo de control que refuerza la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia

Conocimiento científico como dispositivo de control que refuerza la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia

Ratings: (0)|Views: 175|Likes:
Published by Inst. CEPESEX
Documento de reflexión que cuestiona la neutralidad axiológica de la psicología, promoviendo un análisis crítico en contra de la patologización de la homosexualidad, lesbianismo, bisexualidad e identidad trans.
Documento de reflexión que cuestiona la neutralidad axiológica de la psicología, promoviendo un análisis crítico en contra de la patologización de la homosexualidad, lesbianismo, bisexualidad e identidad trans.

More info:

Published by: Inst. CEPESEX on May 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/04/2013

pdf

text

original

 
1
El conocimiento científico como dispositivo de control que refuerza la homofobia,lesbofobia, bifobia y transfobia
Por: Víctor Vásquez MazaCentro Psicológico y Estudios en SexualidadHablar y escribir sobre sexualidad humana desde una perspectiva integral es entenderlacomo un sistema conformado por procesos intrapersonales retroalimentadocontinuamente por factores socios-históricos-culturales, concretizados estos últimosfactores en un sistema sexo
 –
género binario que controla, regula y sanciona lassexualidades que no se ajustan a los preceptos indicados por dicho sistema. Entre estospreceptos se encuentran la heteronormatividad, el fin reproductivo de la conducta sexual,la obligación de la vivencia del género desde un modo tradicional, entre otros.La transmisión intergeneracional de los preceptos del sistema sexo
 –
género songarantizados por la existencia de dispositivos de control que pueden ser variados como lasagresiones físicas, psicológicas y sexuales, los crímenes de odio o las discriminacionesmanifiestas, pero también pueden adoptar un matiz más sutil, como por ejemplo ellenguaje o el conocimiento. Es este último mecanismo que analizaremos con mayorprofundidad.Los investigadores han defendido y defienden la supuesta neutralidad axiológica de laciencia, es decir, que los conocimientos que se obtienen son objetivos y libres de lasvaloraciones de quien investiga; sin embargo, esta perspectiva es cuestionada cuandorealmente sabemos que nuestra subjetividad se encuentra impregnada en todas lasactividades que realizamos, desde la forma de comunicarnos, interrelacionarnos hasta lasactividades académicas
 –
científicas.Es así que, en el siglo pasado e inclusive en el actual, la ciencia médica y psicológica haestudiado la sexualidad desde un enfoque medicalizante o patologizante, atribuyendocategorías diagnósticas a diversos comportamientos y expresiones de la sexualidad quetransgreden la normalidad estadística en las cuales se basan dichos diagnósticos. Es desdeesta perspectiva que los primeros manuales, tanto de la Asociación Psiquiátrica Americana(APA) como de la Organización Mundial de la Salud (OMS), consideraban a lahomosexualidad, lesbianismo y bisexualidad como enfermedades y trastornos mentales.Estos diagnósticos aparecían tanto en el Manual Diagnóstico y Estadístico de losTrastornos Mentales (DSM) como en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE)de dichas organizaciones, respectivamente.Fue en el año 1973, que la APA retiró del DSM a la homosexualidad de su lista detrastornos mentales, y se opone desde 1980 a cualquier tratamiento psicológico o
psiquiátrico, tal como terapias “reparadoras” o “de conversión”. Estos antecedentes
 permitieron que el 17 de mayo de 1990 la OMS retire del CIE a la homosexualidad,
 
2
lesbianismo y bisexualidad como enfermedades mentales. Sin embargo, en el CIE versión10 aún persiste como diagnóstico la homosexualidad egodistónica, es decir, la persona lemolesta e incómoda ser homosexual. Este diagnóstico es cuestionable ya que en unasociedad caracterizada por los altos niveles de homofobia, lesbofobia y bifobia es desuponer que una persona homosexual, lesbiana o bisexual sea más susceptible a estasdiscriminaciones generándole malestar emocional. Por tanto, este diagnóstico no toma encuenta el porqué de las incomodidades de la persona, y en vez de apoyar las iniciativaspara un cambio del imaginario social
, dirige sus esfuerzos para “convertir” a la persona
.Si bien la homosexualidad y bisexualidad, tanto masculina como femenina, ha sidodespatologizada de estos manuales, aún persisten las actitudes medicalizantes ypsicopatológicas hacia las identidades trans (trasngenericidad, transexualidad ytrasvestismo), las cuales son clasificadas como trastornos de la identidad sexual o disforiasde género; y a las diversas expresiones comportamentales de la sexualidad, como elvoyeurismo, el fetichismo, el exhibicionismo, entre otros, las cuales reciben el diagnósticode parafilias, todo ello bajo el epígrafe de
Trastornos sexuales y de la identidad sexual
 en el DSM versión IV.Estas cuestiones plantean nuevas directrices en el estudio académico de la sexualidadhumana, las cuales deben basarse en nuevos enfoques, como el enfoque de derechoshumanos, el enfoque de género y el enfoque de diversidad sexual. La articulación de estosenfoques promueve una visión más integral de la sexualidad humana y facilita erradicarlas actitudes medicalizantes. A la vez, permite denunciar la existencia del sistema sexo-genero binario que patologiza y discrimina todas las manifestaciones que no sonheterosexuales.El presente artículo académico se suma a la lucha contra la homofobia, bifobia, lesbofobiay transfobia; con el fin de promover la demanda de la despatologización de las identidadestrans, la cual no debe ser considerada una enfermedad o trastorno mental comoactualmente aparece en estos manuales; fomentar una educación inclusiva e igualitaria;exigir la existencia de normatividades que garanticen la igualdad entre las y losciudadanos, sancionando la discriminación por orientación sexual e identidad de género;y, construir una sociedad basada en el respeto a la diversidad.
Referencias Bibliográficas:
Álvarez-Gayou, Juan (2007):
Expresiones comportamentales de la sexualidad 
: Una cuestiónde contexto. En Revista Virtual del Instituto Cognitivo Conductual. Nº 7: México D.F.Foucault, Michel (1977):
Historia de la Sexualidad I. La voluntad de saber 
. Siglo XXI:Madrid.Guasch, Óscar:
Para una sociología de la sexualidad 
. Revista Reis.López, Félix (2004):
Conducta sexual de mujeres y varones. Iguales y diferentes
. EnPsicología y Género. Pearson Educación: Madrid.McCary, James (1999):
Sexualidad Humana
. 5ta edición. El Manual Moderno: México D.F.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->