Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
R K Merton - El análisis estructural en sociología

R K Merton - El análisis estructural en sociología

Ratings: (0)|Views: 264 |Likes:
Published by Postculero

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Postculero on May 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/17/2013

pdf

text

original

 
ES
.PROPIEDAD
Obra original: e TIte Free'Prcss.
Una
División
de
MacmillanPublishing Ca., Ine . 1976Versión española:
e
Espasa-Calpe, S. A ..
Madrid,
1980
Reservados todos
.Ios
derechos. Ni
ia
totalidad ni parte de este libro puedenreprOducirse o transmitirse utilizando medíos e!e;ctrónicQs o mecanicos, porfotocopia, grabación, información. acumulada u otro sistema. sin permisopor escrito del EditorImpreso
en
EspañaPrinted
in
Spain
Depósito legal: M. 11.618-1980ISBN
84-239-25194
Talleres gráficos de la Editorial Espasa-Calpe.
S.
A.Carretera de Irúo,
km.
12,200. Madrid-34
ROBERT
K.
MERTON
AMB
VA
lE
NC
IA
SO
GO
ÓG
I
A
¡
y
OTROS
ENSAYOS
TRADUCCION DEL INGLES POR JOSE LüIS LOPEZ
MUJ'IOZ
ESPASA-CALPE,
S.
A.
MADRID
1980
tf"
-,
 
/32
ROBERT
K.
MERTON
MINIMIZAR
EL
DILEMA
La alternancia de' fases no' eliminará pero reducirá tensiones entrefunciones instrumentales
y
funciones para mantener la democracia. Dehecho, asociaciones efectivamente democráticas han utilizado estaalternancia de fases sin tCflcr plena conciencia
de
las técnicas
organiza~
tivas que estaban usando con .éxito.
En
,la fase
centrada
en el proceso
democrático,
el énfasis se ponesobre el derecho
y
la obligación del conjunto de los miembros
de
decidir sobre nuevos objetivos para la organización. Este es el
qué
de lavoluntad democrática. Después,
en
la fase
centrada
sobre la acción
encaminada
a conseguir esos objetivos, el énfasis se pone
en
los servi-
cios
de
cxp'crtos para determinar la mejor manera' de trabajar paraalcanzarlos.
'~ste
es el
cómo
del logro democrático.Este delicado 'proceso de· fases alternativas es un poco como
andar
en la cuerda floja, con los consiguientes riesgos
y
posibilidades de éxito.Se empieza
-a
caer
hacia un lado cuando se corta el progreso hacia lasmetas de la organizaciónnegándosc, en nombre
de
la «completa
demo-
cracia», a
hacer
uso
de
la necesaria pericia. O se empieza a
caer
hacia
el
otro
lado limitando la exigencia de decisiones democráticas o encar-gando a
los.
expertos que
tornen
importantes decisiones para avanzar
de
manera más efectiva hacia las metas establecidas. Pero. aunque puedaser dificil, sabemos qué es posible
andar
sobre
la
cuerda naja.
y
puedehacerse con menores dificultades cuando una asociación democráticareconoce que la alternancia
de
fases instrumentales
y
representativaspuede servir tanto para .alcanzar objetivos como para preservar
el
pro-ceso democrático
.
SEGUNDA PARTE
7.
ANÁLISIS ESTRUCTURAL
ENSOCIOLOGIA
'
.
Los solipsíSlas afirman'que, nadie más existe,pero siguen escribiendo .. para Otros....
Los
behavioristas sostienenque los que piensan
no
aprenden,pero siguen pensando .. sin desanimarse...
Los
subjetivistas descubrenque todo está en la mente,pero siguen sentándose .. en sillas de v.erdad.
Reimpreso
con
la autorización
de
Approach~s
lo.
th~
Study
oi
Social
Structur~.
con'Peter
M. Blau
como editor
(Nueva York,
The
Free Press. 1975). Escrito mientras era catedráticobecado en el
Centro
para Estudios Superiores
en
las Ciencias del Comportamiento, este
tra·
bajo fue apoyado
por
una subvención
de
la
NationaJ
Sci~nce
Founda/ion
para el Programa
de
Sociologia
de
la Ciencia. en la Universidad
de
Columbia. Olros colegas becarios del
Centro
aportaron valiosas crÍlicas
y
sugerencias: Joshua Ledcrberg, Yehuda Elkana,
Amold
Thac"
kray y Harriet Zuckerman.
 
· ..
:,.,
..
/34
ROBERT
K.
AlERTON
... Los seguidores de Popper niegan
la
posibilidad de probar,pero siguen buscando ..
la
verdad
(1).
Cuando 'Alvin
W.
Gouldner,
mi
ttmigo. colegaaen-la-Iejanía, Y en
otro
tiempo alumno;' dio a su reciente libro el título de
T/Je
ComingCrisis
01
Western Sociology
(La
crisis
en
puertas
de
la
sociología occidental
(2). hizo una enunciación más bien tímida de la situación. Porque
puede
mantenerse, sin
caer
en
la
paradoja
y
con a.rgumentos
igual~e.nte
persuasivos, que la sociología ha estado en contmuo estado de
CriSIS
através
de·
su historia.
LA
CRISIS CRONICA DE
LA
SOCIOLOGIA
La
sociologí~
ha éonocido·siempre una situación muy poco estable,y
sU"S
cultivadores han atravesado
por
fases sucesivas. de desaforadooptimismo y desaforado pesimismo sobre su
capacIdad~
en aquelmomento o al meno:. .en breve plazo, para encontrar solucIOnes duraderas a los proble'mas
de
la sociedad humana
y
a los problcI?as de
~a
sociología humana, es
decir~·
soluciones a los problemas
so~~ales
masimportantes, así corno
a.
los más destacados entre los cognttivos.
Al
llegar a cierto volumen la población de sociólogos
•.
aumentó lafrecuencia con que se producían tales diagnósticos. Más o inenos todas,las generaciones
de
sociólogos
'~~.las
ha~
arreglado para identificar
su
época
como un momento decisivo
para
bIen o para mal en el desarrollo
de
la disciplina. Los que hemos vivido
lo
suficiente
para
haber
obser-.vado este comportamient.o durante varias décadas podemos recordarsin dificultad algunos
de
los
m~
llamativos diagnósticos
de
crisis. Encuanto a
mismo, ·me basta con seleccionar
el
año
1956,
c~ando
Georges Gurvitch anunció «la :crisis
de
la explicación sociológica» YPitirim Sorokin desmenuzó
otra
versión
de
la crisis en su
Fads
and
Fo;
bIes iu Módern Sociology (Modas y maulas en
la
soc~'ologla
moderna).
(1)
Una·imperfecta·amp·liación
d~
tres líneas
.de
la repudiación
liri~a
que Auden hacede la ciencia social, tlUnder Which
Lyre~
A ReactlOnary Tract for the Times
.
, en
Col/ectedShorter Potmis 1917-1957:
O"
los existcncialistas afirmanque están completamente desesperados,pero siguen .escribiendo.(2) Ncw York: Basic Books,
1970.
I
.
I
l
\
i
¡.
¡
.,
I
,
I
1,
Comprensiblemente. cada doctor que hace el diagnóstico prescribeuna terapia formalmente idéntica pero sustaÍltivamente diferente: ver
y
hacer las cosas a su manera. La grave crisis sólo tenderá a resolverse silos pacientes en,'conjunto adoptan la perspectiva.sociológica del diagnosticador: ya sea la sociología 9ialéctiCa
de
G urvitch o la integralistade Sorokin
o,
más recientemente, la· reflexiva
de
Gouldner. Como·veremos, tampoco hay razones para que esta prescripción
de
las propiasconvicciones, teóricas sea ocasión de cínico regocijo. Despué.s de todo,¿qué fundamento cognitivo
-no,
téngase bien presente, fundamentosocial, psicológico o
poiítico-
qué fundamento cognitivo p'ara.aceptaruna perspectiva teórica, mejor que
el
de creer
que es a la vez más fructífera, más completa y más eficaz que sus rivales? .Los aspectos de la sociología que se han tenido en cuenta comocapaces
de
proporcionar los signos
y
·síntomas
de
la crisis son bastantefamiliares:
un
cambio
y
choque
de
doctrinas, acompañados
de
tensión
~.J~'
creciente
y
a veces
de
agudos conflictos entre los profesionales
de
la,b
f"
f~
sociología.
El
choque implica
la
grave afirmación de
que
los paradigmas
~
f\
~
existentes son incapaces
de
solucionar
pr~blemas
,que, ·en principio
1
ten-
.
~
S~
drían que
.
ser. capaces
de
solucionar
.
En este sentido podemos· describir
~
(S"
C::c
la sociología corno en estado crónico
de
crisis (3); roto .intermitente-.
k
SJ
-ct
(3)
.Cri,;,
"ón;',.
no"
la
rm"
p"adój;ea que pudkra parecer.
D"dc
al
m;no,
10,C1§
~
~
primeros años treinta, Horkhcimer ha venido examinando intermitentemepte
la
«crisis con·
~()
e
temporanea en
la
ciencia ..
Max
Horkheimer, tlBemerkungen über
\VlSSenschaft
und
Krise
...
_~~
r./7
en
Z~iuchriftfo'r
So:ialforsdlung.
(1932). págs.
1-7.
Y nunque Raymond Boudon. en
su
libro
C)-.:\
V'
---1.
La
CriJ~
d~
la
Soci%gie.
(Pans·Ginebra, Oral.
1971),
señala que muchos sociólogos han
(/\~
~
hablado
..
acertadamente
.
de la actual tlcrisis
de la
sociología
.
, pasa en seguida a observar _
..
que
la
..
sociología
se
caracteriza de manera más o menos permanente por una situación
de
::¡
CJ
crisis latente
...
Aparte de
su
especial aptitud para describir la condición de la sociología
a~
::::
traves de los años,
el
termino «crisis crónica
.
adquiere
mis
importancia general ahora que,
-".
~
segun
el
articulo de Alan Musgrave .. Kuhn·s Second
ThoughtsJlo,
en
Briti~h
Jouma/
ofthe Phi·
>"2
.:s.
/osoph)"
01
Scimce.
22
(1971), págs. 287-306, T.
S.
Kuhn ha enmendad? su pensamiento de
~
5J
manera que los periodos de tlciencia normal", más que ser tlperiodos dogmáticos
entre
..
--'../'
crisis
.
, son ahora vistos como «llenos de crisis propias .. Compárese
la
versión original df::.-S:-
S
rile StrucfUre
of
Sdentific Rt'I'OJutions.
de Thomas S. Kuhn (Chicago, University
of
Chicago
:2
8
Press.
1962)
con las enmiendas posteriores: tlPostscript-1969», en
The
Slructure
01
Scientific
é:':("'"")
R~I'OlufjOfl.J
(Chicago. University of Chicago Press.
1970.
segunda edición); «Reflections
on
o;.~
My CriticsJo.
en ¡mre Lakalos y Alan Musgrave, editores.
Criticism
alld
the
Gr~wh
oJ
Kllow-
.1-.(:..")
Jedge
(Cllmbridge, Cambridge University Press,
1970),
págs. 231-278. Gracias a
mi
colega,
(''-'(o
Robert Nisbet, he recordado lo que nunca debiera haber olvidado: la ainpliamente
docu·
;:.
~
mentada observación de
la
historiadora Elizabeth
L.
Eisenstein, según
la
eual, para
nuestros_S(
eruditos
de
hoy, con su mentalidad de crisis. tltoda époea que se consideraba en otros
'S;,:
{
--,
tiempos como "de transición-se presenta ahora como época de "crisis" .. Puede leerse, en
r
{
secuencia cronológica, información sobre la crisis política en
l;t
Italia del primer Renaci-
tS~
\)=-,'
~'d-
Q~
c::::J::\
,e-='

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->