Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
L´OSSERVATORE ROMANO. 20 Mayo 2012

L´OSSERVATORE ROMANO. 20 Mayo 2012

Ratings: (0)|Views: 33|Likes:
Published by AngelSainz

More info:

Published by: AngelSainz on May 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/13/2014

pdf

text

original

 
Número suelto €1,00. Número atrasado €2,00
LO S S E RVATOR E ROMANO
EDICIÓN SEMANAL
Unicuique suum
EN LENGUA ESPAÑOLA
 Non praevalebunt 
 Año
XLIV,
número 21 (2.264)Ciudad del Vaticano
20 de mayo de 2012
Benedicto
XVI
visita Arezzo y Sansepolcro, pero el mal tiempo le impide realizar la etapa prevista en La Verna
Solidaridad con los más necesitados
Sólo la renovación espiritual y ética puede llevar a una auténtica mejora de la vida social y civil
Pa l a b r a smás fuertes queel mal tiempo
Las palabrasde Benedicto
XVI
hansido más fuertes queel mal tiem-po que le impidióvolver a La Ver-na, memoria de la mística francis-cana,donde teníaprogramadaunareflexión sobrelas raícesdel vivircristiano que,cuando alos católi-cos seles pideel compromisoenla ciudadsecular, hoyafligida porcrisisydesaliento, explicansual-ma. Arezzo y Sansepolcro, las dosetapas que semantuvieron del 27°viajeaposlicoen Italia,conLaVerna al finalinalcanzable a causade ladensa niebla,sólo aparente-menteseparadas entresí, enreali-dadhan constituidounitinerariosobreel porquéy elmo sercris-tianosalservicio delbienconen la sociedad.Paraserlode verdades elmensajedel Pontífice—es necesa-rio subirespiritualmente aLa Ver-na, escucharla vozde Dios,y lue-go bajardel monte,transformadosy dispuestosa servir no alos pro-pios intereses, sinoa las necesida-desde losdes,especialmentede los máspobres y menesterosos.Sin embargo —advierte—, hacer elbien atodos, promover«ciudadesde rostrocada vezmás humano»noselogra «congicaspuramen-te materialistas». Hace falta siem-pre, y especialmente en la actuali-dad, un impulso ético.Nisiquiera loscreyentespuedenlograrlo si sólodicen palabras, ohacen elbien sinconfigurar suvi-da con Cristo, a ejemplo de sanFrancisco. El corazónde la expe-rienciadeLa Vernaestá,dehe-cho, en seguir a Cristo tratando deimitarlo y de configurarse con él.Benedicto
XVI
quiso narrarlahistoria de los fundadores de San-sepolcro que, al volver de Jerusa-lén, pensaron en un modelo deciudad en la quelos discípulos de Jesús estabanllamados aser elmotor dela sociedad y dela paz,a travésde lapráctica dela justi-cia. Objetivo posible con una con-dición: mantener el ojo y el cora-nfijosenDios quenoalienadela vidadiaria, propia dela huma-nidad, sinoque la orienta yla ha-ce vivirde modo aúnmás intenso.Dios noquiere quedarconfinado
El Papa a los directores nacionales de las Obras misionales pontificias
El mensaje de Cristo es profecía y liberación
El mensaje deCristo nopuede acomodarse ala lógi-ca del mundo «porque esprofecía y liberación,es se-milla deuna humanidadnueva que crece y sólo al fi-nal delos tiempostendrá suplena realización».Así sub-rayó Benedicto
XVI
el senti-do profundo dela evangeli-zación, hablando a los direc-tores nacionales de las Obrasmisionales pontificias.
P
 ÁGINA
3
Palabras de Benedicto
 XVI 
al final del concierto que le ofreció el presidente de la República italiana con ocasiónde su
VII 
aniversario de pontificado
Signo del vínculo entre el Papa e Italia
Se interpretaron el«Stabat Mater» y el«Te Deum»de Verdi, y el «Magníficat» de Vivaldi
P
 ÁGINA
2
Carta del Pontífice con ocasión del milenariode la catedral de Bamberg 
Impulsados hacia el cielo
Lasolemne celebracnanimaasacerdotes yfielesaredescubriryprofundizaraquellafe delaqueesaes-pléndida catedral se yergue como testigo de piedra
P
 ÁGINA
5
S
IGUEENLAPÁGINA
11
diversos».Su «obrapacificadora llevadaa cabodentrode lasociedad para elbien común» testimonia,según elPontífice,que aúnhoy esposible traducirel idealcris-tiano en el amor a todos, en la atención a los débiles, enel respeto de la dignidad de cada uno. Tarea más urgen-te que nunca ante una crisis que —recordó durante lamisa enArezzorequierela superaciónde visionesma-terialistas con atención y solidaridadhacia los más nece-sitados. Sin caer en la «tentación del desaliento» —dijoenel Reginacaeli—sino perseverandoenel caminodela «renovación espiritualy ética, la únicaque puede lle-var a una auténtica mejora de la vida social y civil».
P
 ÁGINAS
6-9
 Arezzo ySansepolcro—doscomunidades quealo largo de los siglos hanencarnado el modelo dela «ciudaddel hombre»construida a imagende la«Ciudad deDioaco-gieron el domingo13 demayo a Benedicto
XVI
ensuprimera visitaatierratoscana.Una visitaquetenía programadatambiénuna etapa enel santuariofranciscano deLa Verna,anulada enel últimomo-mento acausa delmaltiempo. Alos fielesde laarchidcesis aretinaelPapa lesencomendó denuevo la «preciosa heren-cia» deuna Iglesiaque alo largode lahistoria sehadistinguido «porelsentido de libertady lacapacidad de diálogo en-tre componentessociales
 
L’OSSERVATORE ROMANO
EDICIÓN SEMANAL
Unicuique suum
EN LENGUA ESPAÑOLA
 Non praevalebunt 
00120 Ciudad del Vaticanoe d .es p a n o l a @ o s s rom .v a
http://www.osservatoreromano.vaT
IPO GRAFIA
V
 AT I C A N A
E
DITRICE
«L’O
S S E R VAT O R E
OMANO
»
G
I O VA N N I
M
 ARIA
V
IAN
director
Carlo Di Cicco
subdirector
 Arturo Gutiérrez
L
.
C
.
encargado de la edición
Marta Lago
vice encargado
don Sergio Pellini
S
.
D
.
B
.
director general
Redacción
via del Pellegrino, 00120 Ciudad del Vaticanoteléfono 39 06 698 99410 fax 39 06 698 81412
Servicio fotográficoph o t o @ oss ro m .v a Publicidad: Il Sole 24 Ore S.p.A,System Comunicazione PubblicitariaVia Monte Rosa, 91, 20149 Milanoseg re t eriadirezion esy ste m @ilso l e2 4o re . c om
Tarifasde suscripción:Italia- Vaticano:€58.00; Europa(España +
IVA
 ): €100.00-$ 148.00;AméricaLatina, África, Asia: €110.00-$160.00;AméricadelNorte,Oceanía: €162.00 - $ 240.00. Administración: 00120 Ciudad del Vaticano, teléfono + 39 06 698 99 480, fax + 39 06 698 85 164,e-mail: suscripciones@ossrom.va.
 En México
:Arquidiócesis primadade México.Dirección deComunicación Social.San Juande Dios,222-
C
. Col. VillaLázaro Cárdenas.
CP
14370.Del. Tlalpan. México,
D
.
F
.;teléfono + 52 555594 11 25,+ 52 55 5518 40 99; e-mail: losservatore@prodigy.net.mx, or.mexico@ossrom.va.
 En Argentina
: Arzobispado de Mercedes-Luján; calle 24, 735, 6600 Mercedes (
B
 ), Argentina; teléfono y fax+ 2324 428 102/432 412; e-mail: osservatoreargentina@yahoo.com.
 En Perú 
: Editorialsalesiana,Avenida Brasil220,Lima 5,Perú;teléfono +5142 35782;fax +51431 6782;e-mail: editorial@salesianos.edu.pe.
página 2
L’OSSERVATORE ROMANO
domingo 20 de mayo de 2012, número 21
Palabras de Benedicto
XVI
al final del concierto ofrecido en su honor por el presidente de la República italiana
Signo del vínculo entre el Papa e Italia
Señor presidente dela República,señores cardenales, honorables mi-nistrosy autoridades,veneradosher-manos en el episcopadoy en elpresbiterado, amables señores y se-ñoras:
Un afectuoso y deferente saludoal presidentede laRepública italia-na, honorable GiorgioNapolitano, ya su amable esposa, al cual uno misincero agradecimiento porsus cor-diales palabras,por el regalode unviolín y de unavaliosa partitura, ypor este conciertode música sacrade dos grandesautores italianos.Sonsignos quemanifiestan, unavezs, elvínculo entreel SucesordePedroy estaqueridanación. Unsa-ludo al presidente del Consejo, sena-dor Mario Monti, y a todas las auto-ridades. Unsincero agradecimientoa la orquesta y alcoro del Teatro delaÓpera deRoma, alas dossopra-nosy,sobre todo,almaestroRiccar-doMuti porla intensainterpreta-ción yejecución. Es conocidala sen-sibilidad delmaestro Mutipor lamúsica sacra, asícomo su compro-miso paraque seconozca sestericorepertorioque expresacon-sica lafe de la Iglesia.También poreste motivome alegraconcederleuna condecoraciónpontificia. Expre-so mi gratitud al ayuntamiento deCremona, al Centrode musicologíaWalter Stauffer y a la Fundación Antonio Stradivari-LaTriennale porhaber puesto adisposición de lasprimeras partes dela orquesta algu-nosantiguos yvaliososinstrumentosde sus propias colecciones. Antonio Vivaldi esun gran expo-nente de latradición musical vene-ciana. ¿Quién noconoce al menossus Cuatro Estaciones? Pero siguesiendo aúnpoco conocidasu pro-ducción sacra, que ocupa un lugarsignificativoen suobrayes degranvalor, sobretodo porqueexpresa sufe. El
Magníficat 
que hemos escucha-do esel canto de alabanzade Maríay detodos los humildesde corazón,que reconocen y celebran con alegríaygratitud laacción deDios ensuvida y en la historia; de Dios, quetiene un «estilo»distinto del hom-bre, porquesiempre tomapartidopor losúltimos, paradarles esperan-za.Y lasicadeVivaldi expresalaalabanza, el júbilo, laacción de gra-cias y también la admiración ante laobra de Dios, con una extraordinariariqueza desentimientos: desdeel so-lemne coralal inicio, en elque todalaIglesia alabaal Señor,pasandopor elbrioso «
 Et exultavit 
», hastaelbellísimomomentocoral del«
 Et mi- s e r i c o rd i a
»,enel quesedetieneconaudaces armonías,ricas enmodula-ciones improvisas, parainvitarnos ameditar en lamisericordia de Dios,quees fielyseextiende degenera-ción en generación.Con las dos piezassacras de Giu-seppe Verdi, que hemos escuchado,el registro cambia: nos hallamos anteel dolor de María al pie de la cruz:
Stabat Mater dolorosa
. El gran ope-ristaitaliano, comohaaindagadoyexpresadoel dramadenumerosospersonajes ensus obras,aquí esbozaelde laVirgen,quecontempla asuHijoen lacruz. Lasica sehaceesencial,casi se«aferra»a laspala-bras para expresar del modo más in-tenso posiblesu contenido,en unagran gama de sentimientos. Bastapensarenel dolorososentidode«piedad» con el que comienza la Se-cuencia,en eldramático «
Pro pecca-tis suaegentis
», enel susurrado«
dum emisitspiritum
» y enlas invo-caciones corales llenasde emoción,pero también deserenidad, dirigidasa Maa,«
  fons amoris
»,a finde quepodamos participaren sudolor ma-terno ynuestro coranarda deamor a Cristo, hasta llegar a la estro-fa final,plica intensay fuerteaDios para que alalma se le otorguela gloria del paraíso, aspiración últi-ma de la humanidad.También el
Te Deum
es una suce-sióndecontrastes, perolaatencióndeVerdi poreltextosacro esminu-ciosa y hace unalectura diversa delatradición. Nove tantoel cantodelasvictoriaso delascoronaciones,sino —como escribe—una sucesiónde situaciones: el júbilo inicial, «
T Deum
», «
Sanctus
»; lacontemplacióndelCristoencarnado, queliberayabre el reino de los cielos; la invoca-ción al «
 Judex venturus
» para quetenga misericordia; y, alfinal, el gri-to repetido por la soprano y el coro«
 In te, Domine speravi 
», con que seconcluyeel pasaje,casi unaplicadel mismo Verdi para tener esperan-za y luz en elúltimo tramo de la vi-da (cf.Giuseppe Verdi,
Cartaa Gio-vanni Tebaldini,
1 de marzo de 1896).Estatardehemos escuchadolasdosúltimas piezasescritas porel compo-sitor,nodestinadas alapublicación,sino escritassólo parasí mismo;másn,habría queridoque loenterra-ran con la partitura del
Te Deum
.Queridos amigos, deseoque estanoche repitamosa Dios,con fe:Enti, Señor, pongo con alegría mi espe-ranza; hazque te ame comotu santaMadre,paraquea mialma,alfinaldel camino,se le otorguela gloriadel paraíso. Renuevo mi agradeci-miento alseñor presidente dela Re-blica italiana,a lassolistas, alosconjuntos delTeatro dela ÓperadeRoma, al maestro Muti, a los organi-zadoresya todoslospresentes.QueelSeñor osbendigaavosotros yavuestros seresqueridos. Graciasdecorazón.
 El viernes 11 de mayo, por la tarde, el presidente de  Italia, Giorgio Napolitano, ofreció a Benedicto
XVI 
 ,en el aula Pablo
VI 
 , un concierto de música sacracon ocasión de su
VII 
aniversario de pontificado. Laorquesta y el coro del Teatro de la Ópera de Roma,dirigidos por el maestro Riccardo Muti, interpretaronel «Stabat Mater» y el «Te Deum» de Giuseppe Verdi, y el «Magníficat» de Antonio Vivaldi. Estuvieron presentes numerosas autoridades civiles,entre ellas el presidente del Consejo de ministros, senador Mario Monti, y el alcalde de Roma, Gianni  Alemanno; treinta y dos cardenales, numerososarzobispos, obispos y prelados de la Curia romana. El presidente Napolitano regaló al Papa un violín yuna valiosa partitura de la misa solemne de Zimmerman, de mediados del siglo
XIX 
. El Pontífice hizo entrega al maestro Muti de una condecoración:la Gran Cruz de San Gregorio Magno.
 
número 21, domingo 20 de mayo de 2012
L’OSSERVATORE ROMANO
página 3
 Audiencia del Papa a los directores nacionales de las Obras misionales pontificias
El mensaje de Cristoes profecía y liberación
Una red de animación misionera
 Hoy como ayer, la misión tiene carácter de urgencia y «en estos tiemposimpulsa a la Iglesia a avanzar conmás agilidad por los caminos del mundo, para llevar al hombre al conocimiento de Cristo», aunque elloimplique dificultades y sufrimiento. Lodijo el Papa a los directores nacionalesde las Obras misionales pontificias, el viernes 11 de mayo, por la mañana, enla sala Clementina.
Señor cardenal,venerados hermanosenel episcopadoyen elsacerdocio,queridos hermanos y hermanas:Os dirijoa todos micordial salu-do, comenzando porel señor carde-nal FernandoFiloni, prefectode laCongregaciónpara laevangelizaciónde los pueblos, a quien agradezcosus amablespalabras ylas informa-ciones sobre la actividad de lasObras misionalespontificias. Extien-do mi saludo ymi agradecimiento alsecretario monseñor SavioHon Tai-Fai; alsecretario adjuntomonseñorPergiuseppe Vacchelli, presidente delas Obras misionalespontificias; alosdirectores nacionalesy atodoslos colaboradores, así como a quie-nes prestansu generososervicio enel dicasterio. Mi pensamiento, comoelvuestro, sedirigeen estemomen-toalpadre MassimoCenci,subse-cretario,que acabade fallecerim-provisamente. Que el Señor lo re-compense portodo eltrabajo querealizóen misiónyalservicio delaSanta Sede.El encuentrode hoy serealiza enel contexto de la Asamblea anual delConsejosuperiorde lasObrasmi-sionales pontificias,al queestá con-fiada la cooperación misionera detodas las Iglesias del mundo.La evangelización,que siempretiene uncarácter deurgencia, enes-tos tiemposimpulsa ala Iglesiaaobrarcon unpasons ágilporlas sendas del mundo, para llevar atodos los hombres aconocer a Cris-to.De hecho,solamenteen laver-dad, quees Cristomismo, lahuma-nidad puededescubrir elsentido dela existencia, encontrar la salvación ycrecer en la justicia yen la paz. To-doslos hombresytodos lospueblostienen derecho a recibir el Evangeliodela verdad.En estaperspectivaasume unsignificado particularvuestro compromisode celebrarel Año de la fe, ya cercano, para refor-zar el empeño de difusión del reinode Diosy delconocimiento dela fecristiana. Esto exige de parte dequienes yaencontraron aJesucristo«unaauntica yrenovadaconver-sión al Señor, único Salvador delmundo» (Carta ap.
Porta fidei,
6).En efecto, lascomunidades cristia-nas«necesitan escucharde nuevolavoz del Esposo quelas invita a laconversión, las impulsaa intentarcosasnuevas ylasllama acompro-meterse enla gran obra dela nuevaevangelización». (JuanPablo
II
, Ex.ap.postsin.
 Ecclesiain Europa,
23). Jesús, elVerbo encarnado,siempreeselcentrodel anuncio,elpuntodereferencia para el seguimiento y paralametodología mismade lamisiónevangelizadora, porque él es el ros-tro humanode Diosque quiereen-contrarse con cadahombre y cadamujer para hacerlosentrar en comu-niónconél,en suamor.Recorrerlassendas delmundo paraproclamar elEvangelioatodos lospueblosdelatierra y guiarlos alencuentro con elSeñor (cf.Cart. ap.
Porta fidei,
7),exige,portanto, queelanunciadortenga unarelación personaly coti-diana con Cristo, quelo conozca ylo ame profundamente.La misiónhoy necesitarenovar laconfianzaen laacciónde Dios;ne-cesitaunaoración sintensaparaquevengasureino, paraqueseha-ga suvoluntad enla tierracomo enel cielo.Es necesarioinvocar luzyfuerzadel EspírituSanto, ycompro-meterse con decisióny generosidadpara inaugurar, encierto sentido,«unanueva épocade anunciodelEvangelio(...) nolo porque,des-pués dedos milaños, granparte delafamiliahumana aúnnoreconoceaCristo, sinotambnporque lasi-tuación en que laIglesia y el mundose encuentran(...) planteaparticula-res desafíosa lafe religios(JuanPablo
II
,Exhort. ap.postsin.
 Eccle- sia in Asia,
29). Poreso,mealegraalentarelproyecto delaCongrega-ciónpara laevangelización delospueblosyde lasObrasmisionalespontificas, enapoyo al Año dela fe.Ese proyecto prevé una campañamundialque,a travésdelaoracndel santo rosario,acompañe la obradeevangelizacnen elmundoy,para muchos bautizados, el redescu-brimientoy laprofundización delafe.Queridos amigos,sabéis bienqueel anunciodel Evangelioconlleva nopocas veces dificultadesy sufrimien-to; dehecho, elcrecimiento delrei-no deDios enel mundocon fre-cuencia se realiza al precio de la san-gre de sus servidores. En esta fase decambioseconómicos, culturalesypolíticos, donde a menudo el ser hu-mano se siente solo, presa de la an-gustia y ladesesperación, los mensa- jerosdel Evangelio,aunqueseananunciadores deesperanza yde paz,siguen siendo perseguidoscomo suMaestro ySeñor. Pero,a pesardelos problemas y la trágica realidadde la persecución, la Iglesia no sedesalienta, permanece fielal manda-to desu Sor,consciente deque«comosiempre enla historiacristia-na, los mártires, es decir, los testigos,son numerosose indispensablesparael camino delEvangelio» (Juan Pa-blo
II
,
 Redemptoris missio,
45). Elmensajede Cristo,hoy comoayer,no puede acomodarse ala lógica deeste mundo,porque esprofecía yli-beración, es semilla de una humani-dad nueva que crece, y solamente alfinal delos tiempos tendrásu plenare a l iz a c ió n.  A vosotros se osha confiado demanera especial latarea de sostenera los ministrosdel Evangelio, ayu-dándoles a«conservar laalegría deevangelizar, inclusocuando hayquesembrarentre lágrimas»(Pablo
VI
,Exhort. ap.
 Evangelinuntiandi,
80).Vuestro peculiar compromiso consis-te también en mantener viva la voca-ciónmisionerade todoslosdiscípu-los de Cristo, de manera que cadauno, según elcarisma recibido delEspíritu Santo, pueda tomar parteenla misiónuniversalque elResuci-tado confió asu Iglesia. Vuestraobra de animacióny formación mi-sionera forma parte del alma de lasolicitud pastoral,porque la
missioad gentes
constituye elparadigmadetoda laacción apostólicade laIgle-sia.Sedcada vezsexpresnvisi-ble yconcreta de lacomunión depersonas yde medios entrelas Igle-sias,que, comovasoscomunicantes,viven la mismavocación y tensiónmisionera,yen cadarincóndelatierratrabajan parasembrar elVerbodeVerdad entodoslospueblos ylasculturas. Estoy seguro de que segui-réis esforzándoos para que las Igle-siaslocales asuman,cada vezsgenerosamente, su partede respon-sabilidad en la misión universal dela Iglesia.Quela Virgensantísima, Reinadelas misiones,os acompañeen esteservicioy sostengacada unodevuestros esfuerzos parapromover laconciencia y lacolaboración misio-nera.Con estedeseo, quetengosiempre presenteen mioración, osmanifiesto miagradecimiento avo-sotrosy atodos losque cooperanenlacausa delaevangelización, ydecorazón impartoa cadauno laben-dición apostólica.Los 117 directores nacionales de las Obras misionalespontificias, reunidos en Roma en asamblea general,forman, en cierta manera, una red como la que Jesúsinvitó a Pedro y los discípulos a arrojar al mar (cf.
 Lc 
5, 4 y
 Jn
21, 11). Lo afirmó el cardenal Fernando Filonien sus palabras de saludo al Papa al inicio de laaudiencia, explicando que, con su actividad deasistencia y animación misionera, son un instrumentoindispensable para el progreso de la misión «adgentes». Son cooperadores del ministerio petrino,poniendo al servicio del anuncio del Evangelio todo elentusiasmo de que son capaces, su espíritu deiniciativa y la riqueza de dones de su corazónmisionero. El purpurado ofreció a continuación alSanto Padre como regalo especial el compromisocomún de las Obras misionales pontificias de sostenerel «Año de la fe» con una campaña de oración por laevangelización del mundo, en la que «todos nosesforzaremos por sensibilizar y exhortar, a quienes lodeseen, a participar en la iniciativa con el rezo delsanto rosario diario, acogiendo la invitaciónde María que, en Caná de Galilea, pidió a losservidores: “Haced lo que él os diga”(
 Jn
2, 5).Estamos seguros de que el Señor no permitirá quefalte a su Iglesia el vino bueno de la fe».El propio cardenal Filoni, en el discurso de aperturade la asamblea, se había referido explícitamente a lainiciativa del «Año de la fe», que «se presenta comouna gracia y una oportunidad para autentificar nuestroservicio y ampliar en cantidad y calidad la cooperaciónmisionera». En este Año —p ro s i g u i ó es fundamentaluna auténtica y renovada conversión al Señor, paraproclamar su Evangelio de modo creíble.El prefecto de la Congregación para la evangelizaciónde los pueblos reafirmó, asimismo, que es precisoinaugurar «una nueva época de evangelización, connuevo ardor, entusiasmo y método», teniendo encuenta «la apostasía o la indiferencia de numerososbautizados frente a Dios». Y manifestó su esperanzade que la próxima Asamblea general ordinaria delSínodo de los obispos sobre la nueva evangelizaciónprofundizará la naturaleza y los objetivos de la misión.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->