Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Madre de Las Batallas

La Madre de Las Batallas

Ratings: (0)|Views: 5 |Likes:

More info:

Published by: Sergio Lea Plaza Dorado on May 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/24/2012

pdf

text

original

 
La madre de las batallas
Sergio Lea Plaza
Cuando en 1985
tres partidos políticos (MNR, ADN y MIR) inventaron la “Democracia pactada”
,partieron de un supuesto: los que aglutinan el voto representan al conjunto en todo momento.Por ello, a nombre de todos y ante la urgencia de estabilidad, acordaron unas bases mínimas paradirigir al país por la senda de la democracia y de la economía neoliberal, pero bajo un esquemaque garantice la gobernabilidad.Para cumplir ese acuerdo tácito decidieron intercalarse en el poder, de tal manera que quienquisiese participar en política sólo podía hacerlo a través de ellos. Intentaron ponerle un candadoal escenario, con un mecanismo de exclusión que hacía muy difícil la constitución de nuevospartidos.Pero la política no se detuvo (nunca lo hace), continuó operando por fuera, en las calles,comunidades y sindicatos, hasta que, justamente por sentirse excluida, articuló todas las energíasy desembocó en el derrocamiento del último gobierno nacido bajo ese esquema, el año 2003,propiciando así la emergencia de un nuevo período histórico.Sin embargo, la historia parece repetirse. El gobierno de Evo Morales partió del mismo supuesto,pero siguió otro camino. Comprendiendo muy bien que la política siempre es conflicto y lucha,desde un inicio y junto a los movimientos sociales dio dura batalla a quienes consideraba susenemigos políticos.Logro aniquilarlos, pero ese fue un error garrafal, pues paradójicamente, lejos de terminar con laconfrontación, hizo que la lucha retorne nuevamente al campo popular. Se olvidó de algofundamental, el conflicto político nunca se acaba, más aún en un país hiper organizado ypolitizado, que continúa con grandes carencias e inequidades.La pelea se situó al interior de la cancha de los movimientos sociales, quienes ya no cohesionansus energías contra el enemigo que los amenazaba fuera de ella. Basta sólo con hacer un recuentode los conflictos sociales en los dos últimos años (Caranavi, Potosí, El Alto, TIPNIS, COB, etc.) y delas escisiones que ha sufrido el régimen, para percatarse que ahora esas energías se vanalineando poco a poco contra el propio gobierno, que se ha ubicado en el centro de laconflictividad.El Vicepresidente señala que tras derrotar al bloque contra hegemónico de derecha se ha dadopaso a una fase de tensiones creativas entre los sectores sociales, quienes pugnan por acceder aun mayor reparto de los beneficios del proceso de cambio, priorizando intereses locales endetrimento de los nacionales. Según su lectura es una dinámica natural y necesaria para regular yconsolidar las transformaciones que vive el país, en el marco de un proceso ya estabilizado.Otro error capital. No sólo por subestimar a la política y asumir su paternidad, cuando ésta notiene dueño. Sino especialmente por no entender la naturaleza del conflicto que vive el país.Lo que hoy se disputa no es una carretera, la cantidad de horas de trabajo o un mejor salario
mínimo… lo que hoy
podría estar en disputa en Bolivia es nada más y nada menos que el controldel discurso hegemónico. Como enseñó magistralmente Michel Foucault, el discurso no sólo es un

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->