Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen - Dora Celton (1997) "La mortalidad de crisis en Córdoba entre los siglos XVI y XVII"

Resumen - Dora Celton (1997) "La mortalidad de crisis en Córdoba entre los siglos XVI y XVII"

Ratings: (0)|Views: 29|Likes:
Published by ReySalmon

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: ReySalmon on May 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/30/2012

pdf

text

original

 
1
Dora Celton
(1997)LA MORTALIDAD DE CRISIS EN CÓRDOBA ENTRE LOS SIGLOS XVI Y XVIII
Planteamiento del tema
Análisis centrado en las crisis de mortalidad, ya que ellas definen con mayor claridad el comportamiento de las poblaciones en lassociedades de tipo antiguo. En ellas, las fuertes pérdidas de población en ciertos períodos obedecían a factores accidentales como lasguerras, epidemias y hambrunas, que se sumaban a los puramente biológicos. Para autores como
Goubert
y
Meuvret
era el hambre laque provocaba la enfermedad. Autores posteriores han destacado la independencia del brote epidémico en relación a la coyunturaeconómica, insistiendo en que sin epidemia no existe sobremortalidad. La población cordobesa, enmarcada en una economía de tipoagrario en el período en análisis
, sólo aseguraba la subsistencia al grupo “blanco” que detentaba el poder. El resto de la población, las“castas”, quedaba sujeta a una deficiente alimentación que, sumada a los precarios habitos de higiene y habitación, facilitab
a lapropagación de enfermedades.
Fuentes de información
El estudio de la evolución de las principales mortalidades y sus crisis demográficas se realizó sobre fuentes documentales del períodoprotoestadístico cuyas limitaciones hacen que los resultados obtenidos deban ser tomados con suma precaución. La principal fuente dedatos fueron los archivos parroquiales. Los registros de las partidas de bautismos, matrimonios y defunciones constituyen el nudofundamental de la investigación.
Las crisis de mortalidad
Se define una crisis de mortalidad como un alza inesperada, anormal, de defunciones producidas por una causa que no estáhabitualmente presente en la población. Esta sobremortalidad tiene efectos sobre la estructura, fecundidad y nupcialidad de unapoblación, así como su intensidad va a depender de la capacidad de reacción de la misma.A los efectos de una periodización de las crisis, se denomina el período del presente análisis como signado por las denominadas
“pestes” para distinguirlo de la “mortalidad controlada” que se inicia a principios del siglo XIX con la expansión de la vacu
na ydecrecimiento de la frecuencia de las epidemias aunque no su virulencia, como las de la viruela y el cólera. Además hacen suaparición las enfermedades endémicas.
El siglo XVI
Los primeros años de vida de la ciudad de Córdoba, fundada en 1573, estuvieron signados por una constante inseguridad y la falta dealimentos para sus pobladores. Ya a comienzos de la década del 80 no todos los vecinos ni todos los encomenderos tenían indios deservicio que garantizaran la provisión de alimentos a los vecinos de la ciudad. Es por ello que el Cabildo debía poner un preciomoderado a la comida que entraba de la encomiendas a la ciudad para su venta, particularmente en años de escasez. Cuandosobrevenían las hambrunas como en 1581, 1583/86, 1588, 1590/91, el Cabildo repartía trigo para el sustento de vecinos y moradores.A comienzos del siglo XVII se asistió a una alarmada disminución de la población indígena. La apropiación compulsiva de tierras y deproducción que habría modificado las condiciones de vida, la estructura demográfica y el sistema de defensa biológico de losindígenas fueron caldo de cultivo para la sobremortalidad de ese sector poblacional ante las epidemias de viruela, sarampión ypulmonía que asolaron la jurisdicción en 1587, 1590/92 y 1598.
El siglo XVII
Asociada con el estado alimenticio e higiénico de la población, la fiebre tifoidea fue conocida en Córdoba casi desde su fundación,con el nombre de
chavalongo
o
tabardillo
. Afectaba a las capas más debilitadas de la población, sobre todo indios y esclavos. Laprimera epidemia fue la observada en el Noviciado de la Compañía de Jesús en 1607. Volvió con idéntica virulencia en 1609,1617/21, 1642 y 1648. La primera mención a la epidemia de sarampión data de fines del siglo XVI. Las continuas campañas contra losindios, sumadas a las pestes y la escasez de alimento continuaron siendo tema cotidiano durante la segunda mitad del siglo XVII.
 
2
El siglo XVIII
El primer cuarto del siglo XVIII fue un tiempo difícil para Córdoba por la sequia prolongada durante catorce años, por las plagasperiódicas de langostas y por los ataques continuos de los indios. Sumado a todo eso, una gran peste de sarampión afectó a loscordobeses en 1715. En 1717 se declaró el primer caso de viruela. Desde entonces aparecería a intervalos regulares causando estragosy despoblación. Coincidían estas crisis con un período crítico desde el punto de vista del alza y amplitud cíclica de los precios de lascarnes, granos, grasa y sebo, que lo sitúan como el más desfavorable en este primer medio siglo XVIII. Durante ese lapso, el año de1718 aparece como el de clímax desde el punto de vista de las epidemias. La información indica que desde comienzos de ese año seinsinúa la presencia de la peste, peso es a partir de agosto y hasta diciembre que la epidemia azota tanto a la población de naturales
como a la de españoles. Se sucedieron los pedidos de “tierras bacas” por ausencia de sus moradores in
dios, lo que indica el caráctergeneralizado de la epidemia que mató a más de 17.000 indígenas en toda la región. Durante la década de los veinte disminuyó lafrecuencia e incidencia de la mortalidad epidémica. Sólo 1729 aparece desde esa perspectiva con elevada mortalidad. Como en la granepidemia de 1718, en 1742 aumentaron notablemente los testamentos y los poderes para testar de personas próximas a la muerte. Lasituación se agudizó a fines de la década cuando las epidemias coincidieron con la escasez de trigo provocada por una continua sequiay las recurrentes mangas de langostas.La disminución de la magnitud de las epidemias asociada a otros factores de orden económico y sanitario tuvo efecto determinantepara la disminución de la mortalidad en el período. Al Marques de Sobre Monte, Gobernador Intendente de la provincia, se debieronlas mejores condiciones de higiene: limpieza de calles, construcción de sumideros en el interior de las casas, cuidado en laconservación de la potabilidad del agua de la acequia que abastecía a la ciudad.Fuera de las pestes de la época (viruela, tifus,sarampión), las enfermedades más comunes entre las mujeres eran las venéreas,pulmonares y fiebre puerperal; mientras que los hombres estaban más expuestos a la sífilis y a las dolencias pulmonares,particularmente tuberculosis.
Repercusiones de las crisisAspectos sociales
La peste era concebida como un azote, un castigo divino ante los actos humanos. De ahí las constantes rogativas que se observan enlos momentos más difíciles. Al margen de estas acciones, los médicos y tratadistas de la época atribuían erróneamente la propagacióndel contagio a la corrupción del aire, provocada por la presencia de basuras en las calles, falta de higiene general, alimentos en malestado y aguas estancadas. Por último, la relación hambre-enfermedad era ampliamente reconocida como un factor favorable a latransmisión de la epidemia. Las normas de comportamiento social también sufrieron los efectos de las pestes, debido al temorprovocado por la letalidad de las mismas. Existen suficientes fuentes documentales que atestiguan la reacción humana más típica antela epidemia: la huída. El largo aislamiento impuesto por las pestes y la falta de mano de obra repercutía negativamente en lasactividades económicas, tanto en la ciudad como en la campaña.
Aspectos demográficos
Las mayores crisis de mortalidad detectadas entre los siglos XVI y mediados del XVIII estarían relacionadas con el aumento deprecios alimenticios, particularmente los cereales y la carne. Durante estas crisis, mientras se elevaban las cifras de defunciones y elíndice de precios agrícolas, se producía simultáneamente una paralización en el ritmo de la nupcialidad, así como un amplio descensode los nacimientos durante el período. La caída de la natalidad tras la época de crisis ha sido ampliamente explicada por un conjuntode causas fisiológicas, de carácter inconsciente, en especial por el factor de la amenorrea. La caída de la nupcialidad podría haber sidoprovocada por múltiples razones: las económicas, que desaconsejaban la celebración del matrimonio en épocas de inseguridad;razones demográficas: por el hecho de la emigración masiva de parte de la población o de la mortalidad entre los adultos célibes. Lavulnerabilidad de las familias estaba en función inversa de su dimensión. Como consecuencia de las crisis, los procesos de herencia,reagrupamiento de familias y de propiedades, movilidad territorial y social se acelerarían. Es evidente que la vulnerabilidad de todoslos individuos de castas estaba en función de diversos factores de naturaleza económica, social, cultural, pero también en función desus dimensiones numéricas. La intensidad de las crisis según grupo étnico fue variable en el tiempo y no sujeta a regla alguna. Sinembargo, durante el siglo XVIII todas las crisis registradas afectaron a los individuos de castas y sólo la mitad de ellas a los blancos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->