Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Bienestar, burnout y naturaleza: un estudio con PDI y PAS de la UCLM

Bienestar, burnout y naturaleza: un estudio con PDI y PAS de la UCLM

Ratings: (0)|Views: 127|Likes:
Published by Pablo Olivos
Romero, J., y Olivos, P. (2012). Bienestar, burnout y naturaleza: un estudio con PDI y PAS de la UCLM. En Aguilar Idáñez, María José (Coord.). Creatividad, descubrimiento y futuro. I Congreso Nacional de Investigación en Grado INVESGRADO 2012. (pp. 268-279). Cuenca: Publicaciones UCLM. (ISBN:978. 84. 8427. 859. 7)
Romero, J., y Olivos, P. (2012). Bienestar, burnout y naturaleza: un estudio con PDI y PAS de la UCLM. En Aguilar Idáñez, María José (Coord.). Creatividad, descubrimiento y futuro. I Congreso Nacional de Investigación en Grado INVESGRADO 2012. (pp. 268-279). Cuenca: Publicaciones UCLM. (ISBN:978. 84. 8427. 859. 7)

More info:

Published by: Pablo Olivos on Jun 04, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/04/2012

pdf

text

original

 
 
BIENESTAR, BURNOUT Y NATURALEZA: UN ESTUDIO CON PDI Y PAS DE LA UCLM
1
 Jennifer Romero León y Pablo Olivos Jara
Universidad de Castilla-La ManchaSe han llevado a cabo estudios sobre el bienestar subjetivo y su relación con el efecto restauradordel contacto con la naturaleza (e.g. Gatersleben, 2008; Kaplan, 2001; Sagar, 2007). Sin embargo,estas investigaciones no suelen distinguir entre diferentes tipos de bienestar, ni mucho menos lorelacionan con el burnout y el trabajo. Por ello, este estudio busca analizar la relación entrebienestar, burnout y contacto con la naturaleza en un grupo de trabajadores universitarios.Han participado 33 trabajadores de la UCLM, de los cuales un tercio corresponde al PDI (33%) ydos tercios al PAS (66%). Se llevó a cabo un diseño experimental 2x2 dónde la variableindependiente fue una excursión a la naturaleza. Los participantes contestaron un cuestionariocompuesto por preguntas sociodemográficas y escalas para medir bienestar (MHC-SF), burnout(MBI-GS), y conectividad con la naturaleza (CNS).Pruebas de diferencias de medias arrojan diferencias significativas después de la excursión encuanto al bienestar hedónico (t= 2,344; gl= 31; p<0,05) aumentando éste en el grupoexperimental. Este efecto no se observa en el caso del bienestar eudaimónico. Un análisis deregresión muestra que el mejor modelo predictivo está compuesto por la dimensión
Eficacia 
del Burnout y por la
, explicando el 48% de la
 
variabilidad del bienestar.Los resultados convergen con la literatura respecto de los efectos positivos del contacto con lanaturaleza sobre el bienestar (e.g. Staats et. al., 1997; Wallenius, 1999). Los efectos sobre elbienestar hedónico sugieren que la experiencia resulta más placentera que psicológicamentetrascendental. Se discuten los alcances de estos resultados para el diseño de programas dereducción del estrés y aumento del bienestar en relación a la calidad de vida laboral.
1. ESTRÉS LABORAL, BIENESTAR Y MEDIO AMBIENTE
Recientemente a partir de las primeras regulaciones de finales del siglo XVIII y comienzos del XIXsobre cuestiones tan importantes como el trabajo, el descanso, los accidentes, la dieta, laescolarización y la vivienda, es cuando la salud pública comienza a ocuparse del bienestar social(Moreno y Ximénez, 1996). Muchos autores han coincidido en señalar aspectos concretos de lavida laboral, como el reconocimiento del trabajo y la satisfacción salarial, como parte indiscutiblede las valoraciones acerca de la calidad de vida de los pueblos y el bienestar subjetivo de laspersonas (Argyle, 1987; Davis, 1984; Levi y Anderson, 1980; Moyano, 2010).El bienestar subjetivo consiste en evaluaciones emocionales y cognitivas de lo que hacen laspersonas con sus vidas, que incluye lo que llamamos felicidad, paz, plenitud y satisfacción con lavida (Diener et. al., 2003). Este bienestar puede verse influido tanto por disposiciones individualesde la personalidad como por factores externos, del medio ambiente social y material.
1
Trabajo de Fin de Grado, concluido. Defendido en julio de 2011. Dirigido por Pablo Olivos Jara.
ISBN:
978-84-8427-859-7 268
INVESGRADO
2012
 
 
La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo (EUROFOUND, por sussiglas en inglés) llevó a cabo una encuesta entre 2003 y 2007 para estudiar los niveles de bienestaren varios países (Anderson et. al., 2009). Los resultados indicaron que los europeos están engeneral satisfechos y felices con la vida, a pesar de que las desigualdades en los ingresos de loshogares en algunos países como Bulgaria y Rumanía son muy significativas. En general, loseuropeos tienen altos niveles de satisfacción con su vida familiar, y las mujeres siguen dedicandomás tiempo que los hombres a las actividades del cuidado de familiares y a las tareas domésticas.En Croacia y Grecia, un poco más del 70% de los ciudadanos que trabajan dicen que estándemasiado cansados para hacer otras cosas, a causa del trabajo, lo que condiciona mucho la plenaocupación del tiempo libre en actividades de ocio.Algunos autores sostienen que las principales diferencias en el bienestar subjetivo entre los paísesdependen de los recursos que poseen las naciones para satisfacer las necesidades básicas de sushabitantes, siendo las naciones con más recursos las más ricas. Factores como los ingresos, lanutrición, la igualdad, la libertad y la educación pueden responder a un 77% de las diferencias enla felicidad a nivel nacional (Veenhoven, 1993). A pesar de las debilidades metodológicas quedificultan la comparación válida y fiable del bienestar a nivel transcultural (Diener et. al., 2003), esfrecuente encontrar que los países más ricos tienen mayor longevidad, menor mortalidad infantil,menor delincuencia, más agua potable y mayor cantidad de comida (Diener et. al., 1995). Tambiénposeen más recursos con los que sus ciudadanos pueden satisfacer necesidades de una categoríasuperior, relacionadas con la educación, el ejercicio de los derechos civiles y las infraestructurascientíficas.Aunque la preocupación por la felicidad se remonta al pensamiento aristotélico, y fue abordadacontemporáneamente por destacados psicólogos humanistas como Maslow y Rogers, no fue hastalos trabajos de Martin Seligman en los años noventa (e.g. Seligman, 1990) cuando se planteó elenfoque de la psicología positiva como un campo de estudio dentro de la disciplina. Desdeentonces se han propuesto numerosas conceptualizaciones y operacionalizaciones sobre elbienestar, entre las que destacan aquellos centrados en la satisfacción con la vida (Satisfactionwith Life Scale, SWLS. Diener et. al., 1985) y los estados de ánimo positivos y negativos (Positiveand Negative Affect Schedules, PANAS. Watson et. al., 1988).Una conceptualización interesante es aquella que distingue entre bienestar hedónico yeudaimónico. El primero consiste en la búsqueda del placer y la minimización del displacer (e.g.,Diener, 1984), y responde a la pregunta
¿Qué puedo coger del mundo para ser feliz? 
En cambio, elbienestar eudaimónico trata de desarrollar el potencial humano, dando significado y dirección a lavida a través del fomento de las fortalezas y virtudes personales (e.g., Ryff, 1989; Waterman et. al.,2008). Este tipo de bienestar intenta responder a la pregunta
¿Qué puedo ofrecer al mundo? ¿Cómo puedo contribuir al bienestar global? 
 Como ya se ha dicho, existe una estrecha relación entre bienestar y trabajo. Se han identificadodiferentes variables presentes en todas las organizaciones que son clave para su descripción(Goldenhar, 2003; Jiménez y Moyano, 2010), entre ellas el estrés laboral, el clima de seguridad y elapoyo social. Así, por ejemplo, estudios han revelado que uno de los factores organizacionalesmás estudiados en relación a la accidentalidad laboral es el clima de seguridad (Clarke, 2006).También se ha demostrado que el apoyo social es clave para los miembros de una organización,
ISBN:
978-84-8427-859-7 269
INVESGRADO
2012
 
 
porque fomenta la salud y seguridad de los trabajadores (e.g. Gallagher y Vella-Brodrick, 2008;Gençöz y Özlale, 2004; Van Yperen y Hagedoorn, 2003).En este estudio nos preocupa particularmente el estrés. Los resultados de la última encuesta de laAgencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA, 2011), realizada a partir demás de 35 mil entrevistas en 36 países europeos, señalan que el 49% de los participantes cree queel número de personas que sufre estrés relacionado con el trabajo se incrementará mucho en lospróximos cinco años. El 69% de los trabajadores españoles entrevistados considera que el númerode personas con estrés aumentará, elevándose este porcentaje en los trabajadores de 35 a 54años de edad (73%) y en las mujeres (71%).El estrés en general trae consigo consecuencias físicas que pueden perjudicar a la persona como elenvejecimiento prematuro, trastornos de personalidad, problemas cardiacos, entre otros (Cruz,2006). El estrés laboral perjudica el desempeño en todo tipo de actividad y aumenta los niveles demalestar físico y psicológico (e.g. Chan, 2002; Chaplain, 2008; De Gucht et. al., 2003; Ensel y Lin,2000; Watson et. al., 2009), y específicamente el estrés de rol aumenta los niveles de malestar yde burnout (Osca et. al., 2003).La preocupación por este problema ha estado frecuentemente asociada a grupos profesionalesconsiderados de riesgo. Así, los primeros trabajos surgieron en torno a la frecuencia con quedirectivos de mediana edad sufrían crisis que en ocasiones tenían consecuencias mortales. Prontose extendió a otros colectivos que trabajan en condiciones de riesgo, como personal sanitario y deemergencias. Sin embargo, se comenzó a observar también distintas evidencias del efecto de lostrastornos mentales en el rendimiento y salud de los profesores, explicando por ejemplo el 77% delas bajas laborales de larga duración (Doménech, 1995; Moriana y Herruzo, 2004).Aunque el estrés se estudia desde que Hans Seyle propusiera el concepto en 1935, sólo a partir dela década de 1970 se comenzó a estudiar las causas y efectos específicos del estrés en contextoslaborales. A este fenómeno Hebert Freudenberger lo denominó Burnout, para referirse a unasensación de fracaso y agotamiento emocional que resulta de la sobrecarga de los recursospersonales o fuerza espiritual del trabajador (Cherniss, 1980; Daley, 1979; Pines y Kafry, 1978;Zamora et. al., 2008)obrecarga emocional odo origen a la escala más utilizada para sumedida, es el de Cristina Maslach y Jackson (Maslach y Jackson, 1986; Maslach et. al., 1996;Maslach y Leiter, 1997), quien define el Burnout como un síndrome tridimensional caracterizadopor el agotamiento emocional, la despersonalización y una reducida realización personal.Estudios específicos llevados a cabo en un grupo de profesores de secundaria en Albacete(Serrano, 2011) han mostrado que a pesar de que no se observan diferencias significativas en lasdimensiones del estrés según género, número de hijos, tipo de centro (público o particular-subvencionado), y nivel de enseñanza (primaria y secundaria), si las hay según la situacióncontractual, entre profesores funcionarios e interinos. Además, el 51% de la medida general de. Sin embargo, los estudios en las comunidades académicasuniversitarias son mucho más escasos, y cuando los hay, se han centrado más en los estudiantes yprofesores que en el personal administrativo o la comunidad académica en su conjunto (e.g.Herranz et. al., 2007; Cladellas y Castelló, 2011). Con todo, en cualquier entorno laboral lostrabajadores están expuestos a una diversidad de factores que provocan estrés, a corto o a largo
ISBN:
978-84-8427-859-7 270
INVESGRADO
2012

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->