Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS DEL OCULTISMO

FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS DEL OCULTISMO

Ratings: (0)|Views: 85 |Likes:
Published by Gustavo Fernández

More info:

Published by: Gustavo Fernández on Jun 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

 
FUNDAMENTOSCIENTÍFICOSDELOCULTISMO
Gustavo Fernández© Al Filo de la Realidad Y Centro de Armonización IntegralEdición digital 2011
Su reproducción parcial o total, reenvío o distribución,mencionando la fuente de origen, no sólo se permite, sino que se agradece.
Para contactar al autor:gusfernandez21@yahoo.com.ar Web: www.alfilodelarealidad.com.ar 
 
 
INTRODUCCIÓN
El trabajo que ustedes se aprestan a leer es la natural decantación denumerosos años de estudio e investigación pero, en especial, de reflexión.Pensamientos que nacieron no sólo de la libre asociación de conceptosextraídos de centenares de libros leídos sobre el tema, sino especialmente de laamalgama de los mismos con las experiencias y anécdotas por mí vividas,tanto en el ámbito de la enseñanza como en el de la investigación de campo. Y todo ello hilvanado a partir de la inflexible metodología intelectual que me heimpuesto y que, cuanto menos en mí, se manifiesta en una revolucionariaconcepción del Universo y la Realidad que así , escrita con mayúscula,trasciende la concepción que de la realidad cotidiana tenemos paratransformarse en una lente multidimensional para comprender el Todo (elsentido esencial del
Uni
-verso) en que estamos insertos.Como suelo decir frecuentemente, resulta hasta intelectualmente chocantepara una mayoría de contemporáneos que a principios de este siglo veintiunoalguien, en vez de buscar la acreditación científica o académica para susactividades en el campo de la investigación (especialmente si ésta rozapeligrosamente el limbo de lo paranormal) acepte nominalmente volcarsehacia el 0cultismo.Precisamente, estas páginas constituyen, si cabe, un alegato deautojustificación lo que, ciertamente, no deja de ser un expresoreconocimiento de humana debilidad por parte del autor, puesto que si hay algo que se supone no debe interesar en lo más mínimo a un ocultista es loque otros puedan pensar de él.Pero, en fin. Este es el tenor de los tiempos, la incierta oportunidad de habernacido a caballo de la transición entre la Era de Piscis a la de Acuario.Por otra parte, es absolutamente cierto que esto de dejar tranquila nuestraconciencia a partir del momento en que gozamos del crédito universitario esapenas un modismo de la época: en efecto, en otros tiempos, muy distintoseran los referentes de credibilidad a que acudía el ser humano. Así, por ejemplo, en el Medioevo los intelectuales temblaban ante la sola ideade no contar con el respaldo eclesiástico. En otros momentos históricos (ennuestro propio país, décadas atrás) lo importante era la opinión favorable quede lo que uno hacía tuvieran los políticos. O los militares.En última instancia, decir que hoy en día lo
“importante” 
es que los científicosrespalden lo que hacemos sólo refleja la moda intelectual de la época: a vecesme pregunto qué será importante, cuál será realmente la referencia válidaintelectualmente hablando para nuestros descendientes de los próximosquinientos años. Y me respondo: algo muy parecido a ese entronque entre
 
misticismo, lógica y estética que hoy denominamos Ocultismo, pues eso (y nootra cualquier burda definición de diccionario) es la filosofía que nos ocupa.Comencemos por aclarar que existe una contradicción –otra más- implícita enel título de este libro: un verdadero ocultista sabe que es una perogrulladabuscar fundamentos científicos en el Ocultismo porque, precisamente, es laCiencia la que se fundamenta en éste. Y lo dicho, que puede sonar a herejía, essin embargo una verdad histórica: el método científico como tal, en tanto esuna metodología aplicada analíticamente al conocimiento de un temadeterminado, y en cuanto parte de tres axiomas o premisas básicas, es unaexigencia intelectual de los antiguos sabios ocultistas.En efecto: esos axiomas fueron exigidos por los antiguos hierofantes para elconocimiento racional del Universo, a saber: (a)
 verificabilidad
(que unaafirmación pueda ser cotejada por cualquier observador objetivo); (b)
repetibilidad
(que aplicando un mismo método se obtengan idénticosresultados) y (c)
uniformidad de criterios
. Pues ciertamente, ¿qué es elOcultismo, sino el conocimiento racional de las cosas
más
la percepciónmística e iluminista o, si se quiere, intuitiva,
más
el orden y la armonía(estética) entre ellas?. El experimentador ocultista proponía un ensayo, unareceta, una metodología, y afirmaba que si ésta se respetaba (en elementos,circunstancias, etc.) se obtenía invariablemente los mismos resultados: y estoes científico.Lo científico (que en nuestra época equivale a decir lo respetable) no pasa porlas herramientas de trabajo, por el uso de sofisticada tecnología (por lo que eldiccionario entiende por
“sofisticado”),
por el título académico o por elguardapolvo blanco: lo científico, lo serio, lo metodológico estriba en la
actitud intelectual
. No interesa si nos valemos de contadores Geiger,electroencefalógrafos o, en su defecto, de velas, sahumerios o símbolos. Untema no es
“científico” 
por sí mismo sino por las exigencias metodológicas quesatisface. La absurdidad campea también en las academias, cuando seflexibiliza en exceso la rigurosidad de una investigación, nos autocensuramosde evaluar una hipótesis alternativa o se priorizan las luchas internas o el
“lobby” 
político institucional sólo en aras de asegurar la rápida publicación deunos resultados, acceder a una beca o sostener la respetabilidad adquirida.Los ocultistas, en cambio, sostenían que
además
del trabajo de laboratorio esnecesario el crecimiento interior, espiritual, del experimentador, porque sólodel resumen de ambas concepciones surge una visión holística del Universo. Así, el Ocultismo enseña que hay tres maneras de comprender la Realidad:
racionalmente
(la ciencia),
esencialmente
(la mística)
estéticamente
(el 
 
arte).
Cuando un maestro de obras gótico dirigía la construcción de una catedral,como en el caso de Notre Dame o Chartres, esto no sólo buscaba laperfección edilicia (técnica) para un fin (religioso) sino también debí aexpresar artísticamente su objetivo.Pero la esquizofrenia social del sistema nos llevó a una compartimentización, aespecializarnos en exceso; hoy se sabe cada vez más de cada vez menos,

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
kadosh32 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->