Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cooperativas culturales, artistas independientes y política cultural en Puerto Rico

Cooperativas culturales, artistas independientes y política cultural en Puerto Rico

Ratings: (0)|Views: 132|Likes:
Ponencia presentada por José Julián Ramírez, presidente de la Junta Directiva de la Cooperativa Taller de Cantautores, ante la Comisión de Política Cultural nombrada por el gobernador de Puerto Rico Hon. Aníbal Acevedo Vilá, el martes 7 de julio de 2005 en el Centro de Investigación y Política Pública de Puerto Rico.
Ponencia presentada por José Julián Ramírez, presidente de la Junta Directiva de la Cooperativa Taller de Cantautores, ante la Comisión de Política Cultural nombrada por el gobernador de Puerto Rico Hon. Aníbal Acevedo Vilá, el martes 7 de julio de 2005 en el Centro de Investigación y Política Pública de Puerto Rico.

More info:

Published by: José Julián Ramírez on Jun 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/09/2012

pdf

text

original

 
Cooperativas culturales, artistas independientesy política cultural en Puerto Rico
©2005, José J. Ramírez & tallerCé.coop
Cooperativas culturales, artistas independientesy política cultural en Puerto Rico
1
 
A Tomás Moro.
Introducción
¡Saludos a todos los presentes! Antes que nada, me gustaría aclarar un asuntode definición respecto a las políticas culturales. Entiendo que esta Comisión dePolítica Cultural debe comenzar por entender que están por afianzar laplataforma de gobierno respecto a las políticas culturales del gobierno delEstado. Hago la aclaración porque me parece importante recalcar que en laspolíticas culturales intervienen más actores. El gobierno, en muchas ocasionesse vuelve incapaz de dar forma a éstas. No obstante, entidades privadas (comobancos, agencias de publicidad y entidades filantrópicas, casas publicadoras,disqueras, etc.), la sociedad civil a través de organizaciones nogubernamentales (ONG), universidades y cooperativas, entre otras, y losconsumidores, intervienen con sus criterios estéticos, audiciones y reglamentosa conformar políticas que organizan –o desorganizan- la cultura.Sabiendo esto, y entendiendo que ni el gobierno ni la empresa privada han sidocapaces de vertebrar políticas que no subestimen el capital cultural y valoren lacapacidad de los artistas para hacer rodar la rueda dentada que producemillones de dólares para la industria del espectáculo, fue que en el año 2003,poco más de un puñado de cantautores/as que veníamos haciendo un trabajoautogestivo (provocados por un taller para cantautores que habíamos recibidoen el Instituto de Cultura Puertorriqueña) tomamos la determinación de fundaruna cooperativa cultural: quizá la primera cooperativa de cantautores en PuertoRico y el mundo.
1
Ponencia presentada por José Julián Ramírez Ruiz, presidente de la Junta Directiva del Taller deCantautores,Coop, ante la Comisión de Política Cultural nombrada por el gobernador de Puerto Rico, Hon.Aníbal Acevedo Vilá, el martes 7 de junio de 2005 en el Centro de investigación y Política Pública dePuerto Rico.
1
 
Cooperativas culturales, artistas independientesy política cultural en Puerto Rico
©2005, José J. Ramírez & tallerCé.coop
Pero, ¿y por qué era necesario cooperativisarse? Existen tres razonesestratégicas. En primer lugar, el cooperativismo, como sistema económicocomprometido con el bienestar social y la calidad de vida une la filosofía deigualdad y solidaridad que inspiraban los movimientos de justicia social, con unespíritu democrático que provee para que el individuo sea reconocido y puedacongregarse en grupos de interés comercial. Una cooperativa, a diferencia deuna organización sin fines de lucro, no puede descansar en la beneficencia y lalimosna. Además se rige por leyes que le exigen ser democrática y participativa.Nuestro país no es rico y por ende los artistas no podemos depender por enterodel un Instituto de Cultura o de propuestas gubernamentales para subsistir. Hayque comenzar a hacer las cosas por cuenta propia.En segundo lugar, una cooperativa de compositores que actúe como casadisquera o productora artística gremial tendrá siempre la tendencia a fallar enbeneficio de los autores. Por mucho tiempo las casas discográficas hanestafado a autores pagándoles con migajas el fruto de su trabajo. Nosenorgullecemos de haber creado una de las licencias por derechos dereproducción fono-mecánica más progresista que haya inventado casa disquera jamás.Por último, el cooperativismo, a diferencia de cualquier otro negocio lucrativo(cines, galerías, restaurantes, entre otros), tiene la posibilidad de utilizar suplusvalía para desarrollar el arte. Por sobre todas las cosas, el éxito económicode una cooperativa de artistas se invertirá en desarrollar el arte y la canción. Deesta manera, las ganancias de esta empresa contribuirán al desarrollo auto-sustentable de los socios, y de nuevos y talentosos cantautores/as.El Taller de Cantautores.Coop está para apoyar el arte, porque el arte y lacultura restablecen el tejido social. Como artistas, también somoscomunicólogos, y nuestro reto es lograr transmitir un mensaje de colaboraciónciudadana y cooperativista. En un mundo regido por la información, laintegración de los esfuerzos de comunicación social es imprescindible para queel cooperativismo sirva de modelo político y económico. Yo estoy convencido de
2
 
Cooperativas culturales, artistas independientesy política cultural en Puerto Rico
©2005, José J. Ramírez & tallerCé.coop
que el cooperativismo, en coordinación con la sociedad civil, es el único caminotransitable hacia un nuevo orden mundial alternativo. Para lograrlo, tenemosque integrar una amplia gama de cooperativas culturales. Ojalá, y esta sea laprimera de entre una red de cooperativas de artistas, periodistas ycomunicólogos.
El tras bastidor socio histórico
Para comprender a fondo las razones para la estrategia de conformación decooperativas culturales como maniobra para resolver los problemas queexperimentan artistas, es necesario revisar el impacto de las tecnologías en lasproducciones culturales. Como representante de una cooperativa culturalvinculada principalmente a la música, realizaré un breve recorrido que refresquela memoria histórica sobre el desarrollo musical de Puerto Rico en el marcomundial.Las tecnologías fonográficas de masas no están enajenadas de losacontecimientos políticos y económicos. Por ejemplo, la incursión de RafaelHernández en el bolero -después de haber tocado valses y danzas en la bandamunicipal de Aguadilla y luego en la Orquesta del teatro municipal de San Juan-no fue sino producto de procesos sociales. El contacto con el jazz y la músicaafro-americana en el ejército de los EE.UU. por parte de “El jibarito” y la vidacomo marino mercante de Manuel Jiménez Otero (“El Canario”) afectaron susinfluencias musicales y su entendido sobre la música. El reencuentro del“Canario” con la plena puertorriqueña de Brooklyn y el contacto de “El jibarito”con la clase proletaria emigrante en Nueva York son sucesos imprescindiblespara entender porqué la música que grabaron ambos carecía de la complejidadinstrumental de las bandas municipales y las orquestas de música bailable quesubsidiaban los municipios y los casinos, en Puerto Rico (Quintero-Rivera,1998). El desarrollo de la música de trío está atado a que estos factores tambiénfavorecieron el desarrollo de una música acompañada de instrumentos de fácil
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->