Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
H. P. Lovecraft -En las montañas de la locura

H. P. Lovecraft -En las montañas de la locura

Ratings: (0)|Views: 21|Likes:
Published by Braulio García

More info:

Published by: Braulio García on Jun 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2013

pdf

text

original

 
 H. P. Lovecraft
 
EN LAS MONTAÑASDE LA LOCURA
 
www.infotematica.com.ar
 
En las Montañas de la Locura
www.infotematica.com.ar 
 
Texto de dominio público.
Este texto digital es de DOMINIO PÚBLICO en Argentina por cumplirse más de 30años de la muerte de su autor (Ley 11.723 de Propiedad Intelectual). Sin embargo,no todas las leyes de Propiedad Intelectual son iguales en los diferentes paísesdel mundo.Infórmese de la situación de su país antes de la distribución pública de este texto.
2
 
En las Montañas de la Locura
www.infotematica.com.ar 
 
Capitulo I
Me veo obligado a hablar porque los hombres de ciencia se han negado aseguir mi consejo sin saber por qué. Va completamente en contra de mivoluntad exponer las razones que me llevan a oponerme a la proyectadainvasión de la Antártica, con su vasta búsqueda de fósiles y la perforación yfusión de antiquísimas capas glaciales. Y me siento tanto menos inclinado ahacerlo porque puede que mis advertencias sean en vano.Es inevitable que se dude de los verdaderos hechos tal como he derevelarlos; no obstante, si suprimiera lo que se tendrá por extravagante eincreíble, no quedaría nada. Las fotografías retenidas hasta ahora en mipoder, tanto las normales como las aéreas, contarán en mi favor por serespantosamente vívidas y gráficas. Pero aun así se dudará de ellas porquela habilidad del falsificador puede conseguir maravillas. Naturalmente, seburlarán de los dibujos a tinta calificándolos de evidentes imposturas, apesar de que la rareza de su técnica debiera causar a los entendidossorpresa y perplejidad.A fin de cuentas, he de confiar en el juicio y la autoridad de los escasoscientíficos destacados que tienen, por una parte, suficiente independencia decriterio como para juzgar mis datos según su propio valor horriblementeconvincente o a la luz de ciertos ciclos míticos primordiales en extremodesconcertantes, y, por la otra, la influencia necesaria para disuadir almundo explorador en general de llevar a cabo cualquier proyecto imprudentey demasiado ambicioso en la región de esas montañas de la locura. Es untriste hecho que hombres relativamente anónimos como yo y mis colegas,relacionados solamente con una pequeña universidad, tenemos escasasprobabilidades de influir en cuestiones enormemente extrañas o denaturaleza muy controvertida.También obra en contra nuestra el hecho de no ser, en sentido riguroso,especialistas en los campos en cuestión. Como geólogo, mi propósito alencabezar la expedición de la Universidad de Miskatonic era exclusivamentela de conseguir muestras de rocas y tierra de niveles muy profundos y dediversos lugares del continente antártico, con la ayuda de la notableperforadora ideada por el profesor Frank H. Pabodie de nuestra facultad deingeniería. No tenía deseo alguno de ser un precursor en ningún otro campo
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->