Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Romero, S. - Entrevista a Gonzalo Puente Ojea [2009]

Romero, S. - Entrevista a Gonzalo Puente Ojea [2009]

Ratings: (0)|Views: 25 |Likes:
Published by rebeldemule4
http://www.rebeldemule.org/foro/biblioteca/tema10442.html
http://www.rebeldemule.org/foro/biblioteca/tema10442.html

More info:

Published by: rebeldemule4 on Jun 11, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2013

pdf

text

original

 
N
acido en Cuba en 1925, Gon-zalo Puente Ojea representó anuestro país como embajador anteel Vaticano de 1985 a 1987, un des-tino que causó un gran revuelo entrequienes pensaban que su ateísmodeclarado, además de divorciado,resultaba oensivo para desempeñardicho cargo. Actualmente está reti-rado de la carrera diplomática con eltítulo de Embajador de España.Gonzalo Puente Ojea es una de lasvoces críticas y más autorizadas entemas de religión. Su pasión por elconocimiento le ha llevado a ser unerudito en muchas materias y unagudo observador. Además, PuenteOjea es un ardiente deensor de lacausa de la libertad, en particular dela libertad de conciencia. Tambiénes consciente de la importancia delenómeno religioso en la batalla porla emancipación humana. Como élmismo dice en
Animismo. El umbral de la religiosidad 
y en
La
 
andaduradel saber
, el estudio del enómeno re-
GonzaloPuente Ojea,
una voz autorizadaen temas religiosos
“La jubilación es una granoportunidad que tenemos los sereshumanos, para alcanzar niveles desatisfacción vedados en períodosanteriores de nuestras vidas”
Texto y Fotos: Sebastián Romero
ligioso lo ha realizado desde la cues-tión de Jesús y la iglesia Católica;la cuestión de Dios; la cuestión delalma y la cuestión de la génesis delsentimiento religioso.Ha centrado undamentalmente suestudio en la fgura de Jesús y la Igle-sia Católica. Este estudio exhaustivode la ideología de las doctrinas cris-tianas, los cristalizó en unos librosimprescindibles para quien quieraconocer cómo el Jesús de la historiase transormó en Cristo de la e ycómo mediante esta transmutaciónla iglesia Católica se hizo con un po-der desmesurado.
¿Existió realmente Jesús?
 —Existió con altísima probabilidadhistórica un galileo conocido hoy porJesús de Nazaret, o el Nazareno, quepredicó en Palestina la instauracióninminente de un reino escatológico-apocalíptico y religioso-político queexpulsaría a los romanos de aquellastierras. Negar que hubiera existidorealmente ese personaje haría im-posible una explicación, incluso demínimo alcance, del llamado movi-miento cristiano, al que se refere nosólo el Nuevo Testamento sino tam-bién el legado histórico del mismoque ha nutrido el acervo documentalde la Antigüedad. La evidente natu-raleza polémica y antagonista de lasuentes neotestamentarias constituyeel argumento más sólido –la eviden-cia interna–, pues resulta exigido porla estructura misma de las uentes.
Para usted ¿quién era Jesús?
 —Existió Jesús, el que no existió ja-más, a no ser en la calenturienta ca-beza de Pablo de Tarso, ue el Cristo,y pasado un par de décadas, en laalterada conciencia de los evange-listas al servicio de las iglesias pauli-nistas de la dispersión. Finalmente,la
Catholica Ecclesia
sancionó unaincongruente e imaginaria “cristo-logía” eminentemente paulina comosu dogma ofcial. Desde entonces,esa alineación colectiva gobierna laeconomía psicológica de muchos decientos de millones de creyentes.
¿Sabía Jesús quién era?
 —Jesús, que pensó y actuó como unlíder mesianista, parece que llegó acreerse él mismo como llamado porYahvé para ser el Mesías de Israel,en el estricto sentido al que acabo dereerirme: El Ungido por Dios parapresidir en su nombre un reino me-siánico escatológico y apocalíptico,político y religioso. Lo que nuncapudo pensar es que era un ente denaturaleza divina que se encarnó yhumilló, que descendió a la tierra afn de expiar con su muerte los peca-dos de la humanidad, y que resucitópara reunirse con su padre celestial.Como lo expresa el evangelista Juan:“Al principio era el Verbo (o la Pala-bra), y el Verbo estaba en Dios, y elVerbo era Dios. Todas las cosas ue-ron hechas por él, y sin él no se hizonada de cuanto ha sido hecho” Jn
14
NÚMERO274 /2009
| ENTREVISTA
014-017SESENTA.indd 14
014-017SESENTA.indd 14
30/07/09 17:13
30/07/09 17:13
 
Actualmente está retirado de la carrera diplomática con el título deembajador de España.
1.1-3). Esta divinización de su per-sona le habría parecido sacrílega yblasema para su estricto monoteís-mo hebreo.
Entonces, ¿por qué se altera la histo-ria?
 —Para acomodar la nueva religiónal imperio romano y para no servistos como enemigos de Roma.Los evangelios sinópticos crearon elCristo pacífco, el Cristo de la e. Y sealsea la historia sosteniendo que élya había previsto su crucifxión. Esono es cierto. Él nunca pensó en esefnal. Se ve en cómo lucha contra laagonía o en rases tales como “apar-ta de mí este cáliz” o “¿por qué mehas abandonado?” Los sinópticosdicen que Jesús no era antirromano,ni pretendía subvertir el orden y queoreció su vida a sabiendas de queesa oblación de su existencia, signif-caba el rescate que pedía Dios parasalvar a la humanidad de la máculadel pecado original. Pero el conceptodel pecado original era una cláusulateológica que ya había sido abando-nada y olvidada por el judaísmo des-de el Levítico, y que ue recuperadapor Pablo de Tarso en su intento derescribir la historia.
¿Y la resurrección de Jesús?
 —No esdocumentada. Lo quedice los Evangelios yo lo reuto. LaIglesia hace una tergiversación histó-rica monumental atribuyendo a unpersonaje nacido en Galilea y cono-cido como Jesús de Nazaret la condi-ción de hijo de Dios y que se sometea un sacrifcio voluntario para redi-mir la humanidad. En el siglo I hubomuchos mesías que acabaron todosen la cruz.
¿Agnóstico o ateo?
 —Hace una cada, estimaba quemi posición sobre la religión y sobrela idea de Dios era la de un ateo. Des-de entonces he elaborado dierenciasentre el ateísmo y el agnosticismo, y
15
NÚMERO274 /2009
Gonzalo Puente Ojea, una voz autorizada en temas religiosos
014-017SESENTA.indd 15
014-017SESENTA.indd 15
21/07/09 0:32
21/07/09 0:32
 
OBRAS DEL AUTOR.Gonzalo Puente Ojea, licen-ciado en Derecho, es autor denumerosos libros sobre temashistóricos y religiosos, entrelos que destaca:
La religión ¡vayatimo!
(2009);
La existencia
 
histó-rica de Jesús en las fuentes cris-tianas y su contexto judío
(2008);
Vivir en la realidad. Sobre mitos,dogmas e ideologías
(2007);
 Ani-mismo. El umbral de la religiosidad 
 (2005), en colaboración con Ig-nacio Careaga;
La andadura del saber. Piezas
 
dispersas de un iti-nerario intelectual 
(2003);
Opusminus. Una
 
ontología
(2002);
El mito de Cristo
(2002);
El mito del alma.
 
Ciencia y religión
(2002);
 Ateismo y religiosidad. Reflexiones
 
sobre un debate
(1997);
Elogiodel ateismo. Los espejos de una
 
ilusión
(1995);
El Evangelio de Marcos. Del Cristo de la fe al 
 
 Jesúsde la historia
(1992);
Fe cristiana,Iglesia, poder 
(1991);
Ideología ehistoria. El fenómeno estoico en lasociedad 
 
antigua
(1974); y
Ideo-logía e historia. La formación del 
 
cristianismo como fenómeno ideo-lógico
(1974).
entre el creyente en los contenidosreligiosos y el no creyente. Desde en-tonces he revisado mi posición inte-lectual ante el mundo.
Usted es un hombre preocupadotoda su vida por indagar y conocerla realidad de las cosas y de los su-cesos que han incidido en su vivir.¿Cuáles han sido sus principales pre-ocupaciones?
 —En mi libro
La andadura del saber
(2003) señalaba que resultaasombroso comprobar que a lapostre uno ha ido dibujando, sinsaberlo, un “perfl de vida” queconfere motivación y sentido a loque sólo podría aparecer como unasucesión de azares o contingencias,de tal modo que la andadura uemás que el mecánico ejercicio delandar, porque en éste y a travésde éste estaba cobrando realidadel imprevisible rumbo de una vo-cación que dotaba de unidad a ladispersión y a la diversidad de cadadía. Nadie expresó más bella y dra-máticamente este enigma existen-cial que las incomparables estro-as de un conocidísimo poema deAntonio Machado: “Caminante,son tus huellas/ el camino, y nadamás;/ caminante no hay camino/ sehace camino al andar. / Al andar sehace el camino, y al volver la vistaatrás/ se ve la senda que nunca/ seha de volver a pisar./ Caminante,/no hay camino,/ sino estelas en elmar”(
Proverbios y Cantares
).
¿Cuál ha sido el camino de su vida?
 —El camino de mi vida, si su evoca-ción pudiera revestir alguna ejempla-ridad, reeja la decisiva relevancia dedos hechos. El primero, ha sido miansia insaciable por saber, por cono-cer la realidad de las cosas, sus causasy sus razones. Es decir, la voluntad deidentifcar y explicar el qué, el cómoy el porqué de lo que existe o acon-tece. El segundo, ha consistido en laresolución de indagar y desvelar el
16
NÚMERO274 /2009
| ENTREVISTA
014-017SESENTA.indd 16
014-017SESENTA.indd 16
30/07/09 17:14
30/07/09 17:14

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->