Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Soya

Soya

Ratings: (0)|Views: 13 |Likes:
Published by Willy Aree

More info:

Published by: Willy Aree on Jun 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

 
 "¡El tofú encoge el cerebro!" Este escenario no es de ciencia ficción. Estarealista revelación sobre el frijol soya es verdadera. Pero, ¿en qué seequivocaron los anuncios del frijol soya en la década de 1990?Aparentemente, de muchas maneras - ninguna de las cuales era buena para el
 
cerebro.
 
En un importante estudio en un curso en que participaron 3,734 varones japoneses-americanos de edad madura, los que comieron más tofú durante sumediana edad corrieron el riesgo de desarrollar más tarde la enfermedad deAlzheimer más de 2.4 veces. Como parte de un estudio sobre elenvejecimiento llevado a cabo en Honolulu y Asia, que duró tres décadas, serelacionaron 27 alimentos y bebidas con la salud de los participantes. Loshombres que consumieron tofú por lo menos dos veces por semanaexperimentaron más deterioro de la percepción, en comparación con los quecomieron rara vez o no comieron nunca requesón de frijol soya. [1, 2]
 
"Los resultados de la prueba fueron más o menos equivalentes a lo quehabrían sido si hubiesen sido cinco años más viejos", dijo el Dr. Lon R.White, director de la investigación del Hawaii Center for Health Research[Centro Hawaiiano para la Investigación de la Salud]. Sin embargo, para losque no comieron nada de tofú, los resultados de la prueba fueron como sifuesen cinco años más jóvenes.
 
Lo que es más, el mayor consumo de tofú en la edad mediana estuvo tambiénasociado con un bajo peso del cerebro. Se evaluó la atrofia cerebral en 574hombres usando resultados MRI, y en 290 hombres usando información deautopsias. El encogimiento ocurre naturalmente con la edad, pero para loshombres que habían consumido más tofú, White dijo que "sus cerebrosparecían mostrar una exageración de los patrones usuales que vemos en elenvejecimiento".
 
Los fitoestrógenos - La auto-defensa de la soya
 
El tofú y otros alimentos de soya contienen isoflavonas, moléculas de tresanillos cuya estructura es similar a las hormonas esteroides de los mamíferos.White y sus compañeros investigadores especulan que los compuestos,parecidos a los estrógenos (fitoestrógenos), en la soya, podrían competir conlos estrógenos naturales del cuerpo por los receptores de estrógeno en lascélulas cerebrales.
 
Las plantas han desarrollado muchas estrategias diferentes para protegerse delos depredadores. Algunas tienen espinas o púas, mientras otras huelen mal,saben mal, o envenenan a los animales que se las comen. Algunas plantastomaron una ruta diferente, usando control de la natalidad como medio decontrarrestar las criaturas acostumbradas a masticarlas.
 
Plantas como la soya están fabricando contraceptivos orales para defenderse,dice Claude Hughes, Ph. D., un neuroendocrinólogo del Cedars-Sinai MedicalCenter. Estas plantas desarrollaron compuestos que imitan el estrógeno
 
natural. Estos fitoestrógenos pueden interferir con las hormonas de mamíferosque tienen que ver con la reproducción y el crecimiento - una estrategia parareducir el número y el tamaño de los depredadores.
 
Los toxicólogos están preocupados por los riesgos que la soja representapara la salud
 
La industria de la soya dice que el estudio de White sólo muestra una
 
asociación entre el consumo de tofú y el envejecimiento del cerebro, pero queno prueba una relación de causa y efecto. Por otra parte, los expertos en soyadel Centro Nacional para la Investigación Toxicológica, Daniel Sheehan, Ph.D., y Daniel Doerge, Ph. D., consideran este estudio sobre el tofú muyimportante. "Es uno de los estudios epidemiológicos más robustos y mejordiseñados que están disponibles ... Rara vez tenemos tal poder en estudioshumanos, así como un mecanismo potencial".
 
En una carta fechada en 1999 y dirigida a la FDA (y en el noticiero 20/20 deABC), los dos toxicólogos expresaron su oposición a las afirmaciones de laagencia a favor de la soya, diciendo que el estudio de Honolulu "proporcionaevidencia de que los fitoestrógenos de la soya (el tofú) causan demenciavascular. Dado que los estrógenos son importantes para el mantenimiento dela función cerebral en mujeres; que el cerebro del varón contiene aromatasa, laenzima que convierte la testosterona en estradiol; y que las isoflavonasinhiben esta actividad enzimática, hay una base mecanística para losdescubrimientos humanos". [3]
 
Aunque el papel del estrógeno en el sistema nervioso central no se comprendebien, White observa que "un creciente cuerpo de información indica que losestrógenos pueden necesitarse para una óptima reparación y el reemplazo delas estructuras neurales deterioradas por el envejecimiento".
 
Una pieza del rompecabezas involucra posiblemente las proteínas que fijan elcalcio, que están asociadas con la protección contra las enfermedadesneurodegenerativas. En recientes estudios animales llevados a cabo en elCentro de Neurociencia de la Universidad de Brigham Young, losinvestigadores descubrieron que el consumo de fitoestrógenos por medio deuna dieta de soya durante un intervalo relativamente corto puede elevarsignificativamente los niveles de fitoestrógenos en el cerebro y disminuir lasproteínas que fijan el calcio en el cerebro. [4]
 
Preocupaciones relativas a alimentar con soya a los niños
 
El problema más serio con la soya puede ser su uso en las fórmulas paraniños.
"La cantidad de fitoestrógenos en la fórmula de soya para niñosdurante un día equivale a 5 píldoras anticonceptivas",
dice Mary G. Enig,Ph. D., presidenta de la Maryland Nutritionists Association. Ella otrosexpertos en nutrición creen que exponer a los niños a grandes cantidades de
 
fitoestrógenos está asociada a una pubertad prematura en las chicas y unamaduración física retardada en los varones. [5]
 
Un estudio aparecido en
 Lancet 
, la publicación médica periódica británica,reveló que "la exposición diaria de niños a isoflavonas en fórmulas de soya esentre 6 y 11 veces más alta por peso que la dosis que tiene efectos hormonales
 
en adultos que consumen alimentos de soya". (Una dosis, equivalente a dosvasos de leche de soya por día, que fue suficiente para cambiar los patronesmenstruales en mujeres. [6]
 
En la sangre de los niños sometidos a prueba,las concentraciones de isoflavonas eran de 13000 a 22000 veces más altasque las concentraciones de estrógeno natural al principio de la vida.
[7]
 
La soya interfiere con las enzimas
 
Aunque los frijoles soya son relativamente altos en proteínas en comparacióncon otras legumbres, Enig dice que son una fuente pobre de proteína porqueotras proteínas que se encuentran en el frijol soya actúan como poderososinhibidores de enzimas. Estos "antinutrientes" bloquean la acción de latripsina y otras enzimas necesarias para la digestión de las proteínas. Losinhibidores de la tripsina son proteínas grandes y dobladas apretadamente queno son desactivadas completamente durante el cocimiento ordinario, y puedenreducir la digestión de las proteínas. Por lo tanto, el consumo de soya puedeconducir a deficiencia crónica en la sbsorción de los aminoácidos. [8]
 
La capacidad de la soya para interferir con las enzimas y los aminoácidosposiblemente tenga consecuencias directas para el cerebro. Como lo indicanWhite y sus colegas, "las isoflavonas en el tofú y otros alimentos de soyapodrían ejercer su influencia interfiriendo con los mecanismos dependientesde las tirosinas kinasas que se requieren para la óptima función, estructura, yplasticidad del hipocampo". [2]
 
Hay grandes cantidades de proteína tirosina kinasa en el hipocampo, unaregión cerebral que tiene que ver con el aprendizaje y la memoria. Se hademostrado que la genisteína, una de las principales isoflavonas de la soya,
 
inhibe la tirosina kinasa en el hipocampo, donde bloquea "la potenciación alargo plazo", un mecanismo de la formación de la memoria. [9]
 
La tirosina, la dopamina, y la enfemedad de Parkinson
 
El cerebro usa los aminoácidos tirosina o fenilalanina para sintetizar losneutrotransmisores clave dopamina y norepinefrina, substancias químicas en
 
el cerebro que estimulan el estado de alerta y la actividad. La dopamina escrucial para una fina coordinación muscular. Las personas cuyas manostiemblan a causa de la enfermedad de Parkinson tienen una menor capacidadpara sintetizar la dopamina. Una mayor incidencia de depresión y otrosdesórdenes del estado de ánimo están relacionados con bajos niveles dedopamina y norepinefrina. También, el actual consenso científico sobre eldesorden del déficit atencional apunta a un desequilibrio de la dopamina.
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->