Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El mito y la imagen

El mito y la imagen

Ratings: (0)|Views: 25|Likes:
Published by Rfigueroaurra

More info:

Published by: Rfigueroaurra on Jun 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/19/2013

pdf

text

original

 
 
La imagen mitificante.
“El mito es un lenguaje…” 
Roland Barthes.
“(…) Por cierto, las propia imágenes pueden considerarse como medios del conocimiento,que de otra forma se manifiestan como textos
…” (Belting, 15:2009)
 
El carácter legible queatribuye Hans Belting a las imágenes dentro de su
 Antropología de la Imagen
evidencia unode los papeles fundamentales que ha tenido esta a través de la historia;
su carácterpedagógico
. Ejemplo de esto lo tenemos en el rol que ha cumplido la imagen dentro de ladifusión del Cristianismo en diferentes periodos como la Edad Media o la evangelizaciónrealizada en América durante el siglo XVI. Pero esta concepción de la imagen cristiana no esla única, ni tampoco la original. La concepción de
imago
respondió originalmente a la efigie,la estatua funeraria que acompañaba al sarcófago y que tenía como función el recordarnos la
apariencia
del difunto. Al mismo tiempo,
 Imago
comparte raíz etimológica con
imitatio,
elacto de imitar que en latín conocemos como
mimesis.
 Entendemos entonces que la imagen desde su concepción original en occidente se relacionacon el concepto de imitación, y por consecuencia con la de expresión, puesto que aprendemosa expresarnos imitando. Lo último expuesto no es inocente, ya que la imagen en este sentidoresponde a una tarea mayor al que la Cristiandad solo fue una filial: la imagen es dadora desentido y lineadora de la vida, como así lo expresa el mismo Belting:
“Los hombres y lasmujeres aíslan dentro de su actividad visual, que establece los lineamentos de la vida,aquella unidad simbólica que llamamos imagen”
(Belting, 14:2009)Tampoco es inocente la relación hecha con la concepción de imagen de la Edad Media, épocaen la cual se desconocía el concepto de arte, puesto que hoy en día las cuestiones sobre
lasimágenes tienen que ver más sobre sus medios y su difusión que con el arte mismo.
Estaafirmación tiene implicancias las cuales son consideradas dentro de lo que ha sido laevolución de la imagen desde el Medioevo hasta nuestros días, pero las salvedades que se pueden hacer dentro de esta afirmación (sociales, técnicas, etc.…) no niegan ni excluyen las
 
relaciones que se pueden hacer entre las imágenes de aquella época y las actuales. La imagen producida en la época de la cultura de masas, si bien no guarda relación en su totalidad con lareligión, su interés común en la difusión que comparten estas con las del Medioevo las hacesímiles.Es preciso atender que estas concomitancias articuladas no caen en un anacronismo, puestoque operan sobre la historia de la cultura y la evolución de los medios y las técnicas
1
. Seentiende entonces que la
cultura de masas
, o respondiendo a su concepto más despectivoscomo
tebeo
ó
midcult 
(hoy desactualizadas), encuentran sus raíces no precisamente en la erade producción industrial, si no que mucho antes. Ejemplo de esto lo tenemos las estampas populares producidas durante el siglo XVI vendidas por libreros ambulantes al pueblo en plazas y mercados las cuales hacían referencias a hechos locales o cuentos fantásticos. Deestos cambios la imagen no ha estado indiferente.El tener en cuenta las implicancias que tiene la evolución de las técnicas y los medios esfundamental para comprender los cambios que ha tenido la imagen y nuestra percepción
“(...) Nuestra percepción está sujeta al cambio cultural, a pesar de que, desde los tiemposmás remotos imaginables, nuestros órganos sensoriales no se han transformado…”
(Belting,2009:28) Esto reafirma la idea de que el medio no está separado de la imagen ni es unaagente externo a esta.De esta manera, se entiende que el papel que ha cumplido la imagen en el desarrollo de lacultura traspasa sus implicancias con el arte, sino que también atiende al desarrollo de productos de cultura que responden a las relaciones sociales, económicas, técnicas ymediáticas que la época permite. Entendiendo esto podemos plantearnos la siguienteinterrogante ¿De qué manera podemos entender las implicancias que tienen las imágenessobre el concepto de cultura, principalmente en una época donde los mass mediassobreproducen este tipo de códigos?Para responder esta interrogante es preciso el profundizar el carácter léxico de la imagen alcual hacíamos referencia en un comienzo de este ensayo.
“El habla es un mensaje, y por lo
1
 
Para profundizar sobre esto se puede acudir al análisis que hace David Freedberg sobre las imágenescristianas en
 El poder de las imágenes
o
 Apocalipticos e integrados
de Umberto Eco para desarrollar una ideaacerca del desarrollo de los medios y las técnicas.
 
tanto, no necesariamente debe ser oral; puede estar formadas de escrituras yrepresentaciones: el discurso escrito, así como la fotografía, el cine, el reportaje, el deporte,los espectáculos, la publicidad, todo puede servir para soporte para el habla mitica…”
(Barthes, 200:2008) sentencia el semiótico francés Roland Barthes dentro de su
 Mitologias
.La importancia de profundizar en este aspecto de las imágenes (y cualquier otro producto decultura) radica en el hecho que estos son productos de lenguaje susceptibles a un ejercicio de
lexis
, lo cual tiene alcances políticos. Estos alcances podrían resumirse en las intenciones de
naturalización universal 
del lenguaje de la cultura pequeño-burguesa. Esta naturalización se produce cuando la
acumulación signos
sobrepasa al uso del objeto (en este caso la imagen), produciendo así
 simulacros, tipificaciones, mitos
.Los mitos son el resultado de las representaciones colectivas producidas por los regímenes devisibilidad que utiliza el capitalismo para desarrollar puntos de encuentro en común entre losintegrantes, así creando una sensación de falsa unidad. En este tipo de práctica la imagencumple un papel fundamental, puesto que el mito siendo un metalenguaje en el cual signo delsistema semiológico primario solo deviene significante en el secundario, aprovecha lafacultad contemplativa que tiene el ser humano para influir en este. Como habíamos dadocuenta al principio de este ensayo, el concepto original de
imago
(en su concepción mística)daba cuenta de la relación con la
apariencia
de aquello que estaba ausente. En el caso del
mito
, esta relación se transforma y se pervierte en la medida que la lectura de la imagen solodeviene apariencia del objeto elaborado, donde el significante encubre las relaciones socialesy de producción que han llevado a este a ser producido.
(…) “El sentido burgues del mito,que imposibilita su forma trágica tanto como sus posibilidades épicas, conduce fatalmente ala explotación del mito, no ya en el sentido de actitud política que podríamos encontrar ennumerosas canciones y romances populares, sino en una transformación de las sensacionesen una mercancía sujeta a las leyes de apartheid cultural solo aplicable dentro de una sociedad de signo clasista.”
(Moix, 65:2007) En consecuencia, la
imagen mitificante
funciona dentro del régimen capitalista operando sobre la base del
 fetiche
y la
mercancía
. Asílo comprende Marx, al establecer que el valor de los productos de trabajo sólo se establece enlas relaciones sociales que se constituyen entre ellos y en los
cambios
que son resultado delas correspondencias entre los productores. Pero cuando los valores comunes de las

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->