Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Antes Del Fuego (historia corta 1)

Antes Del Fuego (historia corta 1)

Ratings: (0)|Views: 1,231|Likes:

More info:

Published by: The Fallen Saga (Saga Oscuros) on Jun 15, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

 
 
ANTES DEL FUEGO
L
uce tenía una mancha de aceite en la mejilla y una mancha pegajosa cerca deldobladillo de su camisa. Sus zapatillas blancas eran ahora de un espumoso colorgris. Pero a ella no le importaba; apenas se dio cuenta. Estar tan cerca de un AlfaRomeo del 67 era un gran beneficio de su trabajo después de la escuela. Luce estabamuy a gusto con ese trabajo.Había tenido una especie de sentimiento de navidad por la mañana, cuando uno delos pocos coches antiguos de la ciudad entró en la tienda. El pequeño Fiatconvertible o el chisporroteo que hace el Chevy Impala. Eran mucho más genialesque los Mustangs y 4Runners último modelo.Esos eran los trabajos a los que Luce les temía. Los que parecían por dentro máscomputadoras que coches, por eso prefería los antiguos. Son los típicos coches quellevarían uno de los ricos estudiantes de preparatoria que asistían con Luce a Dover.Y eso apestaba.Los chicos de su clase de pre cálculo se quedaban mirando sus manchas de grasa ylos cortes, sus expresiones la hacían sentir aún más sucia de lo que ya estaba. Laschicas que tenían sus taquillas enfrente de ella entraron en la tienda juntas, luciendotan artificiales con su brillo y su rímel. Ellas dejaron sus BMWs y luego fueron a latienda de Jake por cigarrillos mientras esperaban sus coches. No se fijaron en Lucede la manera en como lo hicieron los chicos. No la miraban en absoluto.Pero era un pequeño precio a pagar para poder tener sus manos es un par de cochesclásicos. Como en el que estaba trabajando hoy. Claro, el Alfa era un poco áspero enlos bordes. Su transmisión ya había sido reemplazada dos veces y parecía quenecesitaba ser reemplazada otra vez. Windows no se ha hecho con él.Pero era un coche de unos cuarenta y tantos años. Debió de haber estado en lugaresy haber visto cosas que Luce ni siquiera podría imaginar. Tenía una historia ydignidad. Historias que podían eclipsar a cualquier otra de los coches lujosos de suscompañeros de clase.1
 
Sintiendo un calambre en el codo y un profundo sentido de satisfacción, Lucedestapó el tapón de drenaje del Alfa y vertió aceite. Luego se metió debajo delcoche.
Es muy tarde para que estés aquí.
 Las voz la sorprendió. Aunque no sabía porque debería haberse sorprendido. El Sr.Pisani, el jefe de Luce, prácticamente vivía en esa tienda. Aunque en realidad, vivíaen el piso de arriba, con su esposa y sus tres hijos, en el apartamento anexo a latienda, pero en los tres años que Luce ha estado trabajando para él, tratando de ganaralgo de dinero extra para invertirlo en su educación en Dover, nunca lo había visto iral piso de arriba.
Estaba acabando
 
 – 
Dijo Luce, apoyando sus codos en el suelo.El Sr. Pisani extendió su mano para ayudarla a ponerse de pie. Su mano era fuerte,su antebrazo bronceado y su cuerpo corpulento. Aun cuando sus manos habíandejado de trabajar en la tienda, seguían teniendo suciedad en los pliegues de lapalma.
Los chicos y yo vamos a extrañar tenerte por aquí este verano.
 Luce sintió las comisuras de sus labios extendiéndose por su rostro. Para el Sr. P.eso era mucha emoción.
Estaré de regreso en otoño
 
 – 
Dijo Luce, agarrando el trapo menos sucio delcaballete para limpiar sus manos.
 – 
 
si fuera por mí, me quedaría aquí todo elverano. Pero mis padres me quieren de vuelta a casa. Me echan de menos.
 Una serie de golpes, seguido de unas cuantas palabrotas en italiano se escucharon alotro lado de la tienda. A través de las ventanas interiores, Luce pudo ver a los treshijos del Sr. Pisani haciendo lucha libre en el vestíbulo.
Imagine esto
 
 – 
Dijo el Sr. Pisani, mirando hacia la ventana; Sus hijos habíandesaparecido de la vista, hizo una mueca cuando escuchó un estruendo metálico
 – 
 
Tal vez tus padres te quieran echar de menos un poco más este año. Llévate a estos
 Briccones
a Georgia contigo este verano.
 2
 
Luce soltó una carcajada. Como hija única de sus padres demasiado convencionales.Se imaginó a los hijos de Pisani luchando en su tranquila sala de estar. Sus padresnunca han tenido que lidiar con una horda de chicos bulliciosos. Han tenido quelidiar con Luce, y con las cosas más silenciosas y oscuras que vinieron al criarla.El Sr. Pisani le dió unas palmaditas en su espalda y señaló el vestíbulo con sucabeza.
 – 
 
No te vaya sin decir adiós ¿Me oyes? Estaré en la oficina. Tengoreceptores hasta en mis oídos.
 
Está bien
 
 – 
Luce recogió las pocas cosas de su cubículo, sacando una sudadera desu bolso y luego tirando de ella. Su móvil estaba en el bolsillo frontal del medio.Estaba vibrando. Un mensaje de Callie con las direcciones de la fiesta de final deaño de Rachel Allison cerca del lago.Luce no quería ir. Ella nunca había estado en ninguna de las fiestas de Rachel, perose imaginaba que habría aún más rumores insoportables de los que siempre había loslunes por la mañana como:
 Rachel y Trevor terminaron a la hora de los aperitivos. Rachel y Trevor fueron sorprendidos en la cama de la habitación del yate del padrede Rachel.Collins y Eli tienen un concurso de vómitos en el lago.
Pero es la última noche del año
 
 – 
Callie había dicho esa misma mañana en laducha que queda al lado del dormitorio de Luce
 – 
 
Nos divertiremos
.Frotándose el Shampoo de sus ojos, Luce farfulló
 – 
 
Precisamente es la razón por lacual no deberíamos ir a esa fiesta
.
Oh, vamos. Sabes-quien-estará ahí 
 
 – 
Dijo Callie cantando
 – 
Comienza con unaTR- y termina con tu obsesión de una vez!Trevor Beckman. Él no había sido su obsesión desde siempre. Solo los 540 días queLuce había estado en Dover. No podía evitarlo. Ni lo trataba de hacer. Demasiadoalto y musculoso, con un maravilloso cabello color arena, Trevor era por mucho elchico más sexy en Dover.3

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Romina Andrea liked this
Danny Rodriguez liked this
Nicole Siqueira liked this
cindymeraly liked this
Jime Morales liked this
Vania Corbalan liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->