Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
0Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mortalidad Infantil

Mortalidad Infantil

Ratings: (0)|Views: 51|Likes:

More info:

Published by: Alexito Elunico Enamoradodealison on Jun 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/22/2012

pdf

text

original

 
 
Mortalidad Infantil, en la Niñez, Adulta y Materna 129MORTALIDAD INFANTIL, EN LA NIÑEZ,ADULTA Y MATERNA 8Al igual que en las encuestas anteriores del mismo tipo, en la ENDSA 2008 se obtuvo lahistoria denacimientos de cada una de las mujeres entrevistadas, en la que se averiguó elsexo, fecha de nacimiento,edad actual y la condición de sobrevivencia de cada hijo nacidovivo. En el caso de los nacidos vivos quefallecieron se registraba la edad a la que habíaocurrido el deceso, con tres variantes:En días para niños que murieron durante el primer mes de vida;En meses para los que perecieron entre uno y 23 meses; yEn años para los que fallecieron después de cumplir los dos años.Los datos recolectadosen las historias de nacimientos permiten calcular, para períodosdeterminados, las siguientesprobabilidades de morir:Mortalidad neonatal: probabilidad de morir durante el primer mes de vida (MN);Mortalidad infantil: probabilidad de morir durante el primer año de vida (1q0);Mortalidad post-infantil: probabilidad condicional de morir entre el primero y el quintoaniversario (4q1);Mortalidad en la niñez: probabilidad de morir antes de cumplir 5 años (5q0).También secalcula la mortalidad post-neonatal como la diferencia entre la mortalidad infantil ylaneonatal. Todas las tasas de mortalidad se expresan por 1,000 nacidos vivos, excepto latasa de mortalidadpost-infantil la cual se expresa por 1,000 niños que han alcanzado los 12meses de edad.Al igual que las otras variables demográficas, la mortalidad está sujeta aerrores de declaración. Laconfiabilidad de las estimaciones de la mortalidad depende de losniveles de omisión de hijos que hanfallecido al poco tiempo de nacer, especialmente cuandola defunción ha ocurrido bastante tiempo antes dela encuesta. Es importante, de igualmanera, la calidad diferencial de la declaración de las fechas denacimiento de hijossobrevivientes e hijos muertos. Otro problema que puede ocurrir es la declaraciónerróneade la edad al morir o de la fecha de defunción del hijo. En encuestas en muchos países sehaobservado una tendencia en las madres a redondear hacia "un año" (12 meses) comoedad del hijo al morir,aún cuando el niño hubiera fallecido no exactamente a los 12 mesessino en meses próximos a esa edad.Este redondeo hace que en el mes 12 se produzcauna gran concentración de defunciones. Cuando lamagnitud del traslado de muertesocurridas a los 10 u 11 meses de vida, hacia el año, es grande, se originauna subestimaciónde la mortalidad infantil y la sobreestimación de la mortalidad post-infantil. En el caso delaENDSA2008y al igual que en la ENDSA 2003, no hay evidencias de desplazamientossignificativos deedades al fallecer informadas para los menores de un año hacia los 12meses o más en las declaracionesreferidas a los cinco años anteriores a la encuesta (véaseel Cuadro C.6 del Apéndice C).8.1 NIVELES Y TENDENCIAS DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIÑEZEn el Cuadro 8.1 se presentan estimaciones de la mortalidad infantil y en la niñez para lostresquinquenios anteriores a laENDSA2008, calculadas utilizando métodos directos deestimación a partir de lashistorias de nacimientosy defunciones obtenidas en las entrevistasa mujeres en edad reproductiva.1Las estimaciones de mortalidad en lasENDSASno sontasassino probabilidadescalculadas siguiendo los procedimientos estándarpara construcción de tablas de mortalidad.Para cada período calendario se tabulan las muertes y las personas expuestas paralosintervalos de edad en meses: 0, 1-2, 3-5, 6-11, 12-23, 24-35, 36-47 y 48-59, para luegocalcular probabilidades de sobrevivencia encada intervalo de edad. Finalmente se calculanlas probabilidades de morir multiplicando las respectivas probabilidades desobrevivir y
 
restando de 1. Una descripción detallada del método para calcular las probabilidades demorir se encuentra en Rutstein,1984.|Mortalidad Infantil, en la Niñez, Adulta y Materna 130Especial atención debe prestarse a la mortalidad durante el primer mes de vida(mortalidadneonatal), pues cuando desciende la mortalidad se espera que los riesgostiendan a concentrarse en el primermes de vida, por provenir ellos fundamentalmente derazones congénitas. En cambio, las causas de lasdefunciones a partir del segundo mes devida son atribuibles a los condicionantes socio-económicosimperantes en los hogares y ensu entorno.Cuadro 8.1Según la ENDSA 2008 , de cada 1,000 niños que nacieron en el país durante el últimoquinquenio (periodo 2003-2008), 63 murieron antes de cumplir su quinto año de vida. Estenivel de mortalidad en la niñez es inferior en 12puntos por mil comparada con la estimaciónderivada de la ENDSA 2003 para el penúltimo quinquenio (periodo1998-2003): 75 por milnacidos vivos.La tasa de mortalidad infantil también tuvo un descenso en los últimos años, pasando de54 por mil nacidosvivos para el penúltimo quinquenio (según la ENDSA 2003) a 50 por milpara el último (de acuerdo a laENDSA2008).Por otra parte, si bien en los últimos dos quinquenios no se aprecia una disminución en elnivel de mortalidadneonatal al confrontar las estimaciones derivadas con laENDSA 2008(27 por mil nacidos vivos para el periodo2003-2008) y con la ENDSA 2003 (27 por milnacidos vivos para el periodo 1998-2003), sí se observa unatendencia decreciente alcomparar las estimaciones para los dos últimos quinquenios basadas únicamente en laENDSA 2008 , pasando de 34 a 27 por mil nacidos vivos
Procede señalar aquí que los valores de las probabilidades de morir a las diferentesedadesconsideradas son especialmente susceptibles a los errores y variaciones aleatorias delas encuestas pormuestreo, dada la baja frecuencia relativa de estos eventos en la poblacióntotal. Esta situación conllevala necesidad de ser cautelosos en la interpretación de lastendencias observadas, sean éstas dadas poruna encuesta en particular o establecidasmediante la comparación de valores puntuales derivados dediferentes encuestas. Losintervalos de confianza de las estimaciones de mortalidad se presentan en elApéndice B.
Con el fin de ilustrar lo apuntado en el párrafo anterior se presentan en elGráfico 8.1 las tasas demortalidad infantil (probabilidades de morir durante elprimer año de vida), resultantes para los tresquinquenios que precedieron a laENDSA2008 y para períodos similares referentes a las otras encuestasdedemografía y salud realizadas en el país en 1994, 1998 y 2003.8.2DIFERENCIALES DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIÑEZPara el análisis de los diferenciales de la mortalidad es recomendable ampliar el períododereferencia hacia los 10 años anteriores a la encuesta, debido a que el tamaño de lamuestra puede serinsuficiente para proporcionar estimaciones confiables para un períodode cinco años para muchas de lascaracterísticas estudiadas. Por dicha razón, lasestimaciones presentadas para la
 
ENDSA2008en el Cuadro8.2 por características socioeconómicas y en el Cuadro 8.3 por característicasdemográficas se refieren a unperíodo de diez años. Sin embargo, en el Apéndice C sepresentan las tasas de mortalidad por característicasseleccionadas para los 5 años queprecedieron la encuesta.Los niveles de la mortalidad infantil y en la niñez se resumen en elGráfico 8.2 por área deresidencia, departamento y nivel de educación. En el Apéndice B sepresentan los errores de muestreo paralas estimaciones de mortalidad para los dosintervalos: cinco y diez añosAl igual que en las encuestas anteriores, los resultados de la ENDSA 2008 corroboranque el nivel educativoalcanzado por la madre es la característica que conlleva las mayoresdiferencias en los riesgos de mortalidadinfantil: los niños de madres sin educación tienenuna probabilidad de morir durante el primer año de vida (107por mil) tres y medio veces másque los hijos de madres con nivel de educación superior (24 por mil).El departamento de residencia también marca amplias diferencias. Esto es, la tasa másalta de mortalidad infantilse presenta en Potosí (101 por mil), más de dos veces que la tasamás baja, registrada en Santa Cruz (31 por mil).Otra característica ampliamente discriminante del nivel de mortalidad infantil es la riquezaposeída por loshogares. En hogares del quintil más bajo la probabilidad de morir en elprimer año de vida (89 por mil) es másde dos veces que en el quintil más alto (26 por mil).Para las demás características estudiadas, área y región deresidencia, los valores más altosestán alrededor de una vez más que los valores más bajos, lo cual no significaque esasdiferencias no sean importantes.El orden de las características según su poder discriminante de los niveles de mortalidaden la niñez y neonatales similar a lo observado para el caso de la mortalidad infantil. Enambos casos el nivel de educación de lasmadres es el más importante, seguido por eldepartamento de residencia y quintil de riqueza. Nuevamente laregión y área de residenciapresentan las diferencias extremas más bajas, pero no por ello menos importantes.Como era de esperar, la tasa de mortalidad presenta grandes variaciones en cada una delas característicasanalizadas. La diferencia más amplia se presenta cuando se considera elintervalo intergenésico. Esto es, la tasade mortalidad infantil para los nacimientos sucesivosespaciados por un tiempo inferior a dos años (105 por mil)es casi dos veces más que ennacimientos con intervalo intergenésico de 4 años o más (37 por mil). Esteresultadoconfirma el vínculo estrecho que existe entre la fecundidad y la mortalidad infantil enparticular.Similar diferencia máxima se tiene al considerar el tamaño al nacer. Entre los niños cuyotamaño al nacer seconsidera pequeño o muy pequeño la tasa de mortalidad infantil (93 pormil) también es casi dos veces más queentre los nacidos con tamaño normal o mayor (36).El orden de nacimiento y la edad de la madre al nacimiento de sus hijos son otras doscaracterísticas en las quese registran importantes diferencias, si bien menos amplias que enlos dos casos previos. En efecto, el nivel demortalidad infantil entre los nacimientos deséptimo orden y más (91 por mil) es el doble que en nacimientos deprimer orden (46 pormil). Nuevamente se puede apreciar la asociación estrecha entre fecundidad ymortalidadinfantilAl considerar la edad de la madre al nacimiento de sus hijos, la tasa más alta de mortalidainfantil se encuentraen nacimientos de madres de 40 a 49 años (96 por mil), casi el doble dela tasa más baja estimada paranacimientos de madres de 20 a 29 años (51 por mil). Cabe

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->