Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sarmiento

Sarmiento

Ratings: (0)|Views: 3 |Likes:
Published by Nati Delgado

More info:

Published by: Nati Delgado on Jun 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/23/2012

pdf

text

original

 
  Desarrollo humano: un encuentro interdisciplinar. Alfredo Sarmiento Gómez
1
EL DESARROLLO HUMANO EN COLOMBIA 1999
 Los atenienses somos hombres libres…somosamantes de la belleza, pero sinexageraciones… consideramos la riqueza másbien como oportunidad para obrar que comomotivo de jactancia…cada uno puede a sumanera dar muestras de bastarse a sí mismo”Pericles
1
 
1. EL INDICE DE DESARROLLO HUMANO
Los últimos años los colombianos hemos vivido la crisis más profunda que se ha podidodocumentar en la historia, con el peligro de llenar nuestro presente con previsionespesimistas sobre el futuro. Las crisis tienen, sin embargo, un aspecto muy positivo: obligana una reflexión sobre los fines de la sociedad y sobre las acciones colectivas del pasado quehan producido la situación actual y de donde se deben extraer las lecciones que permitiránconstruir un mejor futuro. Entender y analizar el desarrollo humano es un buen espaciopara esta doble reflexión.Desde hace ya una década, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD,impulsa el desarrollo humano sostenible como criterio de evaluación del progreso de lasnaciones y publica anualmente informes mundiales, donde se ordenan las naciones frente aun indicador resumen que se llama el Indice de Desarrollo Humano, IDH.Como concepto de valoración del desarrollo los informes que se iniciaron con eleconomista Pakistaní Mahbub Ulhaq, busca medir los resultados que obtienen losindividuos, con énfasis en los más pobres, en términos de niveles de vida y satisfacción delas necesidades en la misma dirección que inició Pigou. El que mida los resultados loacerca en ese sentido a los utilitaristas, pero a diferencia de ellos, no los valora en términosde la satisfacción mental como lo hacen estos, sino en términos de niveles de vida que ponelos fundamentos de una búsqueda de libertad.Esa forma de valorar el bienestar también presenta una diferencia con la idea de medirsolamente el ingreso ya que, en la mayor parte de nuestras sociedades, un ingreso bajo esuna indudable causa de pobreza. Cuando el desarrollo se valora solamente como ingreso elénfasis se está poniendo en los medios.Sin embargo, aún en esta forma de valorar se puede ir más allá del ingreso como lo haceRawls, que al considerar los bienes primarios incluye además los derechos y libertades y elrespeto a uno mismo, dando una visión más completa de las oportunidades.
1
Discurso de Pericles. Citado por Carl J. Friedrich en Introducción a la Teoría Política. Editorial Roble.México 1969. Traducción de Andrés Mateo p. 2
 
  Desarrollo humano: un encuentro interdisciplinar. Alfredo Sarmiento Gómez
2Lo interesante de la visión de los informes de Naciones Unidas es que ha permitido unespacio de reflexión por el cual se ha llegado a plantar visiones cada vez más centradas enla finalidad del progreso de las naciones. La que se destaca con luz propia ha sido lamirada del economista indú Amartya Kumar Sen, premio Noble de Economía en 1998,sobre la libertad como causa y rasgo constitutivo del desarrollo.Funcionalmente el índice tiene tres componentes: 1) el Producto Interno bruto por persona,que resume el manejo de la economía en la capacidad de disfrute de bienes y servicios quetienen las personas; 2) la esperanza de vida, que resume, en características personales, elefecto de la salud, el manejo del contexto físico que se manifiesta en el acceso a losservicios públicos y la administración que las generaciones pasadas y la actual hacen sobreel ecosistema; 3) finalmente el logro educativo en los diversos niveles como una medida dela capacidad promedio del individuo para entender, disfrutar y transformar su entorno físicoy social.Independientemente de las dificultades de agregar en un sólo índice realidades tan diversas,el enfoque de desarrollo humano significa una oportunidad para considerar el progresodesde diferentes disciplinas. Un primer mérito es, indudablemente, el complementar, sinsuprimir la visión económica del desarrollo, con consideraciones sobre de otrasdimensiones que integran la vida real del individuo. Pero más allá de la agregación demúltiples dimensiones, lo que importa del desarrollo humano es, en palabras de AmatyaKumar Sen, evaluar “las libertades que generan los bienes, no los bienes en sí mismos.
2
 A partir de esta mirada de desarrollo quiero exponer, más como reto que como teoríacompletamente acabada, unos cuantos senderos de reflexión que desde diferentesdisciplinas convergen en varios elementos que se desprenden de esta forma de concebir eldesarrollo.No pretendo, sin embargo, volver a las viejas polémicas que en los sesenta se hicieronsobre juicios de valor en las ciencias sociales. En ese entonces, coincidente con la crisis dela epistemología desencadenada por The Structure of Scientific Revolution, la granambición era llegar a una teoría general de las ciencias. Como lo comenta irónicamenteFelix Ovejero “La epistemología consumida por los economistas acostumbraba a agotar sualiento en los nombres de Kuhn, Lakatos y Feyerabend…Lo cierto es que la filosofía de laciencia ha caminado mucho desde entonces.”
3
 Tomo aquí una afirmación del mismo Ovejero que me parece relevante:
no hay neutralidad teórica de la ciencia pero hay neutralidad moral de la teoría social
. En efecto, no existe unlenguaje observacional objetivo para describir fenómenos; toda descripción suponepresunciones teóricas. Ni siquiera existe la posibilidad de saber algo sobre la realidad conindependencia - desde fuera - de nuestro lenguaje. La calibración de teorías y la propiaaproximación a la realidad se hace dentro de un lenguaje que es la propia teoría.
2
Amartya Sen . Desarrollo y Libertad.Editorial Planeta. Bogotá, mayo del año 2.000. p. 99
3
Ovejero Felix. Mercado, Etica Y Economía. Barcelona: ICARIA: FUHEM, DL. 1994 p.145, t exto y notacuatro.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->