Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Derrida Jacques Fuerza de Ley El Fundamento Mistico de La Autoridad

Derrida Jacques Fuerza de Ley El Fundamento Mistico de La Autoridad

Ratings: (0)|Views: 4|Likes:

More info:

Published by: Diego Montero Bastías on Jun 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/14/2015

pdf

text

original

 
ARTÍCULOS
 
 Fuerza de ley: El «Fundamento místico de la autoridad»
129
FUERZA DE LEY: EL “FUNDAMENTOMÍSTICO DE LA AUTORIDAD”I
C
’est ici un devoir, je dois m’adresser à vous en anglais. Esto es un deber, debo
dirigirme
a vosotros en inglés.Medito desde hace meses el título de este coloquio y el problema quedebo, como decís vosotros en vuestra lengua, «address». Aunque se me hayaencomendado el gran honor de realizar la «keynote address», no tengo nada quever con la invención de este título o con la formulación implícita del problema. «Ladeconstrucción y la posibilidad de la justicia»: la conjunción «y» asocia palabras, conceptos,quizás cosas, que no pertenecen a la misma categoría. Dicha conjunción «y» se atreve adesafiar el orden, la taxonomía, la lógica clasificatoria, sin importar la forma en que opere: por analogía, distinción u oposición. Un orador malhumorado dia: no veo la relación,ninguna retórica podría someterse a un ejercicio parecido. Me gustaría intentar hablar dealguna de estas cosas o categoremas («Deconstruction», «possibility», «justice»), o inclusode los sincategoremas («and», «the», «of»), pero en modo alguno en este orden, taxis,taxonomía o sintagma.Dicho orador no sólo estaría malhumorado sino que obraría de mala fe. E inclusosería injusto. Puesto que se podría proponer fácilmente una interpretación justa -es decir, eneste caso adecuada y lúcida y, por tanto, más bien suspicaz- de las intenciones o delquerer-decir del título. Este título sugiere una cuestión que adopta ella misma la forma dela sospecha: ¿Acaso la deconstrucción asegura, permite, autoriza la posibilidad de la justicia? ¿Acaso posibilita la justicia o un discurso consecuente sobre las condiciones de posibilidad de la justicia? Sí, responderían algunos; no, respondería la otra «party». ¿Tienenlos «so-called» deconstruccionistas algo que decir sobre la justicia, tienen algo que ver conella?¿Por qué hablan tan poco de ella? ¿Les interesa, en
 
130Jacques Derrida
definitiva? ¿No es precisamente, como algunos sospechan, porque la deconstrucción no permite, en ella misma, ninguna acción justa, ningún discurso justo sobre la justicia, sino queconstituye una amenaza contra el derecho y arruina la condición de posibilidad de la justicia.Sí, responderían algunos; no, respondería la otra «party». Ya desde este primer intercambioficticio se anuncian los deslizamientos equívocos entre derecho y justicia. El sufrimiento dela deconstrucción, aquello de lo que ésta sufre o aquello de lo que sufren aquellos que ellahace sufrir, es quizás la ausencia de regla y de criterio seguro para distinguir de manera noequívoca entre el derecho y la justicia.He aquí la elección, el «o bien (...) o bien», el «sí o no», que yo sospecho en estetítulo. En esta medida, por tanto, el título es violento, polémico, inquisidor. Se puede temer en él cualquier instrumento de tortura, es decir, una manera de interrogar que no es la más justa. Desde ahora resulta inútil precisar que no podré responder a preguntas planteadas deesa manera («o bien o bien», «sí o no») que no podré, en todo caso, dar una respuestatranquilizante a ninguna de las partes, a ninguna de las expectativas así formalizadas.
 Je dois donc, c’est ici un devoir, m’addresser à vous en anglais.
«Je le dois» quieredecir varias cosas a la vez.1.
 Je dois
hablar inglés (¿Cómo traducir este «dois», este devoir? ¿I must? ¿Ishould? ¿I ought to? ¿I have to?) porque se me ha impuesto como una suerte de obligacióno de condición impuesta por una especie de fuerza simbólica o de ley, en una situación queyo no controlo. Una especie de
 polemos
se refiere ya a la apropiación de la lengua: si almenos quiero hacerme entender, hace falta que hable en vuestra lengua, debo hacerlo.2. Debo hablar vuestra lengua, de forma que lo que diga sea más justo o sea juzgadocomo más justo y más justamente apreciado, es decir justo en el sentido, esta vez, de justeza,de la adecuación entre lo que es y lo que es dicho o pensado, entre lo que se dice y lo quese comprende, entre lo que se piensa, se dice o se oye por la mayoría de aquellos que estánaquí y que, manifiestamente, establecen la ley. «Faire la loi» («establecer la ley») es unaexpresión interesante sobre la que tendremos la ocasión de volver a hablar.3. Debo hablar en una lengua que no es la mía porque ello será más justo, en unsentido diferente de la palabra justo, en el sentido de justicia, un sentido que diríamos, sinque por el momento nos paremos demasiado a pensarlo, ético-político: es más justo hablar la lengua de la mayoría, sobre todo cuando ésta da, por hospitalidad, la palabra al extranjero. Nos referimos a una ley de la que es difícil decir si es una ley del decoro, del más fuerte ola ley equitable de la democracia. O si

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->