Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LA DOCTRINA DE LA DEPRAVACIÓN TOTAL DEL HOMBRE

LA DOCTRINA DE LA DEPRAVACIÓN TOTAL DEL HOMBRE

Ratings: (0)|Views: 33 |Likes:
Published by tutatis1
La Doctrina de la Depravacion Total del Hombre, un pequeño ensayo
La Doctrina de la Depravacion Total del Hombre, un pequeño ensayo

More info:

Published by: tutatis1 on Jun 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/24/2012

pdf

text

original

 
LA DOCTRINA DE LA DEPRAVACIÓN TOTAL DEL HOMBRE
La Soberanía de Dios "demanda" la Responsabilidad del Hombre. Es decir, porque Dios esSoberano, Él tiene todo derecho de "demandar" la Responsabilidad del Hombre á Él simplementeen la base de que Él es su Creador; y como tal Él puede ordenar lo que hacer y lo que no hacer.Sé que para algunas personas, incluyendo cristianos, esto quizás suene demasiado duro; noobstante, somos recordados que
"tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y le puso en el huerto deEdén, para que lo labrara y lo guardase. Y 
mandó Jehová Dios al hombre
, diciendo: De todoárbol del huerto comerás; Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás” 
(Génesis 2:15-17). Luego más adelante somos recordadosque
“el fin de todo el discurso oído es este:
Teme á Dios
, y 
guarda sus mandamientos
; porque
esto es el todo del hombre
” 
(Eclesiastés 1:20); y que somos
"inexcusables" 
por nuestradesobediencia (Romanos 1:20).Pero debido a la Caída del Hombre en el Huerto de Edén, él ha llegado a ser totalmente incapazde obedecer a Dios y mantener Sus mandamientos; así que aunque Dios sea todavía Soberano yel Hombre es todavía Responsable á Dios, mas porque el hombre esta
ahora
espiritualmentemuerto en el pecado, el hombre
no puede
, y no tiene deseo á, obedecer a Dios, para servirle, paravivir para El, para amarle, y de hacer nada para agradarle. Toda facultad, y la constitución entera,del Hombre esta ahora bajo el poder del pecado de modo que su naturaleza es sólo pecaminosohasta al punto que
“la intención de la carne
(la naturaleza pecaminosa)
es enemistad contra Dios; porque no se sujeta á la ley de Dios, ni tampoco puede. Así que, los que están en la carne
(lanaturaleza pecaminosa)
no pueden agradar á Dios" 
(Romanos 8:7, 8). El hombre es depravadototalmente en su ser entero, de modo que no hay absolutamente nada en el todo del hombre quees exento del pecado. Esto veremos al progresar por este estudio. Ahora, ¿qué queremos significar por la Depravación Total de Hombre? Bueno, simplemente estocomo indicado antes: Toda facultad, y la constitución entera, del Hombre, esta ahora bajo el poder del pecado de modo que su naturaleza es sólo pecaminosa de modo que todo lo él puede hacer esel pecado, por mucho que sea moral o religioso. Pero entiende esto, que aunque el hombre seadepravado totalmente en su naturaleza,
1)
esto no significa que él es incapaz de hacer aquello loque es moralmente bueno en el nivel horizontal, es decir, en una relación de hombre a hombre.Pero en una relación de hombre a Dios
"no hay quien haga lo bueno, no hay ni aununo" 
(Romanos 3:12). También,
2)
no significa que el hombre es tan malvado como el diablo ocomo cualquiera de los demonios (aunque parezca que hay ésos que parecen ser tal); noobstante, el hombre puede ser muy malo y malvado hasta cierto punto, mientras algunos puedenser peores que los otros. Pero cuando Dios mira la humanidad se dice que
“Jehová miró desde loscielos sobre los hijos de los hombres, Por ver si había algún entendido, Que buscara á Dios.Todos declinaron,
 juntamente se han corrompido
: No hay quien haga bien, no hay ni siquierauno" 
(Salmo 14:2, 3). Además,
3)
no significa que el hombre no puede llegar a ser religioso,profesar aún la cristiandad. De hecho, podemos decir que hay muchos en las iglesias que estántodavía en su naturaleza totalmente depravada que se pueda decir de ellos que tienenuna
"apariencia de piedad 
(es decir, de la cristiandad)
, mas habiendo negado la eficacia
(de la vidade Cristo Jesús)
de ella” 
(2 Timoteo 3:5) y
" profésense conocer á Dios; mas con los hechos loniegan, siendo abominables y rebeldes,
reprobados para toda buena obra
(Tito 1:16). Por supuesto, podríamos decir más con respecto al significado de la Depravación Total del Hombre,pero permitimos que sea suficiente para ahora.Vamos a considerar algunas Escrituras que demuestran claramente la Depravación Total delHombre: Primero, miraremos a Génesis 6:5 –
" Y vio Jehová que la malicia de los hombres eramucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuosolamente el mal".
Note lo que Dios vio en la humanidad que era la razón por la abundancia de la"maldad" y la "depravación" en la tierra; y era "
que todo designio de los pensamientos del corazónde ellos era de continuo solamente el mal".
Literalmente, significa "que cada, cualquiera, todo, loentero de todas las concepciones, o los propósitos de las artimañas, es decir las intenciones y los
 
planes del corazón eran meramente malos o perversos el día entero, es decir, cada, cualquiera, ytodo el día". Eso, amado, es verdad de cada individuo que nace en este mundo, con la excepcióndel Señor Jesucristo. El hombre no tiene que ser enseñado a cómo pecar: Ellos pecarán a causade lo que ellos son desde la concepción. David dice:
"He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre" 
(Salmo 51:5). Por eso Dios puede decir delhombre:
Enajenáronse los impíos desde la matriz; Descarriáronse desde el vientre
,hablando mentira” 
(58:3); y en Isaías Él dice:
"Porque sabía que desleal habías de desobedecer, por tanto
te llamé rebelde desde el vientre
(48:8). Entonces porque
"engañoso es el corazónmás que todas las cosas, y perverso" 
(Jeremías 17:9), lo siguiente saldrá de él como el Señor Jesús mismo nos dice:
"Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, Los hurtos, las avaricias, lasmaldades, el engaño, las desvergüenzas, el ojo maligno, las injurias, la soberbia, la insensatez.Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre” 
(Marcos 7:21-23).No hay ninguna exención cualesquiera de esta depravación terrible y total del hombre, sino comonotado antes que sólo el Señor Jesucristo como Hombre no nació con una naturaleza pecadora;pero por el otro lado, cada uno de nosotros somos acusados de una maldad total que si no era por la Gracia Libre y Soberana de Dios, absolutamente no hubiera esperanza para cualquiera denosotros, ¡no importa qué religioso o moral pretendemos de ser! El apóstol Pablo nos dice encapítulo 3 de Romanos:
"Porque ya hemos acusado á Judíos y á Gentiles, que todos están debajode pecado. Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, No hay quienbusque á Dios; Todos se apartaron, á una fueron hechos inútiles; No hay quien haga lo bueno, nohay ni aun uno: Sepulcro abierto es su garganta; Con sus lenguas tratan engañosamente; Venenode áspides está debajo de sus labios; Cuya boca está llena de maledicencia y de amargura; Sus pies son ligeros á derramar sangre; Quebrantamiento y desventura hay en sus caminos; Y caminode paz no conocieron: No hay temor de Dios delante de sus ojos" 
(vv.9-18). No hay manera deescapar esta verdad humilladora y marchitadora de la soberbia que
todos nosotros somoscomo suciedad 
, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotroscomo la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento" 
(Isaías 64:6). De hecho, según estemismo profeta él nos dice que Dios dice de nosotros:
"Desde la planta del pie hasta la cabeza nohay en él cosa ilesa, sino herida, hinchazón y podrida llaga: no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite" 
(1:6). Tenemos que gritar con los leprosos,
"¡Inmundo! ¡Inmundo!" 
(Levíticos 13:5).Quizás algún lector se ofenderá con lo anterior, reclamando que esto no es tal con ellos;especialmente si se comparan a sí mismos con otros. Es verdad, quizás seas capaz de decir conel Fariseo, quien
 
en pie
“oraba consigo de esta manera: Dios, te doy gracias,
que no soy comolos otros hombres
, ladrones, injustos, adúlteros,
ni aun como este publicano
; Ayuno dosveces á la semana, doy diezmos de todo lo que poseo" 
(Lucas 18:11, 12). Otros quizás te veancomo una persona muy "buena" y moral; y quizás "un cristiano muy bueno"; pero, no estamosestudiando acercas de lo que el hombre dice qué somos, pero lo que Dios dice lo qué somos; yeso es que somos pecadores totalmente depravados delante de Él; y ¿saben qué? No le podemosengañar; porque,
“¿No demandaría Dios esto? Porque
él conoce los secretos del corazón
(Salmo 44:21). Por el otro lado, cuando Dios nos muestra lo que somos ante Él, eso nosllevará a una urgencia de buscar el perdón de Dios por nuestra maldad, que es ejemplificado por elpublicano:
"Mas el publicano estando lejos no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que heríasu pecho, diciendo: Dios, sé propició á mí pecador" 
(Lucas 18:13). Son solos aquellos que buscanuna operación de corazón de Dios, que pueden ser librados de su Depravación Total y de lasconsecuencias de ello. Por eso es de la importancia suprema que sabemos lo que somos anteDios porque es aquel con la lepra incurable del pecado que vendrá para ser limpiado: "
He aquí unhombre lleno de lepra, el cual viendo á Jesús, postrándose sobre el rostro, le rogó, diciendo:Señor, si quieres, puedes limpiarme. Entonces, extendiendo la mano, le tocó diciendo: Quiero: sélimpio. Y luego la lepra se fué de él" 
(Lucas 5:12, 13). Por eso es por qué la Muerte Expíadora y laResurrección del Señor Jesucristo es LA UNICA ESPERANZA para un pecador TotalmenteDepravado.
 
**************************************************************** A continuar, es muy importante que tenemos presente que tratamos con el estado y la condiciónespirituales del hombre; y la razón que debemos hacer eso es porque somos tan propensos atratar de racionalizar lo qué el hombre es como pecador.
<>
Hay una tendencia, aunque creemos y confesamos que el hombre es un pecador, mas porqueel hombre puede ser una persona muy moral, e incluso religioso, como se ha indicado antes, parareclamar que hay algún "bien" en el hombre, y así que es capaz de hacer alguna "rectitud" que lo justificará ante Dios. Que esto es verdad es probado por lo que muchas religiones y por algunos enla cristiandad creen y enseñan con respecto a esto. Es decir, ellos reclaman que a pesar de ser pecadores, el hombre no ha caído hasta el punto que ellos son totalmente incapaces de hacer algopara su eterno bien; y así que ellos insistirán que el hombre pecador 
pueda
trabajar, y
debe
detrabajar para su salvación. Por lo tanto, ellos dicen, la prueba de esto son las "buenas obras" quecualquiera hace, incluso si ellos no sean un cristiano. Pero, ¿qué ha dicho Dios acerca del hombreen cuanto a Él?
<>
 Previamente hemos mirado a varias Escrituras que prueban la Depravación Total del Hombre; ypor supuesto, por la Depravación Total del Hombre significamos que cada facultad y la constituciónentera del Hombre está bajo el poder del pecado de modo que su naturaleza es totalmentepecaminosa de manera que
"todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justiciascomo trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nosllevaron como viento" 
(Isaías 64:6) y toda nuestra vida consiste en añadir 
"pecado á pecado" 
(30:1). Sé que habrá ésos que se opondrán vehementemente á esta verdad porque oellos creen que el Hombre nace sin una naturaleza pecadora, o el Hombre nace con un "librealbedrío" que los permite a escoger entre pecar y no pecar. Eso, por supuesto, es negar lo obvio;porque si el Hombre es tal como ellos fingen que el Hombre es, ¿por qué peca el Hombre? ¿Por qué, entonces, no se queda el Hombre "impecable" si ellos nacen sin una naturaleza pecadora; opor qué no "escogen" de parar el pecar para su bien? La respuesta es muy clara: Hay un poder enel Hombre que no sólo lo previene de no pecar, pero también lo hace pecar; y ese poder es ningúnotro que el PECADO que ha corrompido totalmente su naturaleza.
<>
  Ahora, habiendo dicho eso, vamos hacer algunas declaraciones con respecto a esta doctrina; y enhacer esto, que seamos capacitados a ver no sólo nuestro estado desesperado, pero tambiénnuestra incapacidad total para hacer algo acerca de ello, si no por la Gracia Libre y Soberana deDios que nos es dada en Su Hijo precioso, el Señor Jesucristo. También, que le agrade al
"Dios detoda gracia" 
(1 Pedro 5:10) mostrarnos que toda nuestra esperanza de salvación reposa ydepende absolutamente SOLO en Él para que nuestra
“fe y esperanza sea en Dios" 
(1:21). Es sólocomo nos vemos por la luz de la Palabra Santa de Dios que podemos ver nuestra necesidaddesesperada, no sólo de la Gracia de Dios, pero también de Alguien quien verdaderamente nospuede salvar. La doctrina de la Depravación Total del Hombre nos mostrará, entonces, que sideberemos ser librados del Amor del Pecado, de la Pena del Pecado, del Poder del Pecado, yfinalmente de la Presencia del Pecado, tenemos que apartar la mirada de nosotros mismos yponerla en Aquél quien es
"grande para salvar" 
(Isaías 63,1).
<>
 La
primera
declaración que hacemos de esta doctrina es que no es simplemente que el Hombreha caído a un cierto punto y todavía esta colgando de un hilo de la destrucción total. No, el Hombreha caído totalmente en el pecado; y debido a esto, TODO del Hombre es caído que absolutamenteno hay alguna cosa del Hombre que es exento de la Depravación Total. Cada uno y cualquiera denosotros nace en esta condición, no sólo porque hemos sido concebidos en el pecado (Salmos51:5), pero también
"por la desobediencia de un hombre ( 
es decir, Adán)
los muchos
(de la razahumana)
fueron constituidos pecadores" 
(Romanos 5:19). En otras palabras, a causa del pecadode Adán toda la raza humana se colocó permanentemente en lugar, o designado, comopecadores. Toda la moralidad, la religión, la educación, o las filosofías no nos pueden levantar de

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->