Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Art. Manel Miró (PH nº18-1997)

Art. Manel Miró (PH nº18-1997)

Ratings: (0)|Views: 10|Likes:
Published by Laura More

More info:

Published by: Laura More on Jul 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/01/2012

pdf

text

original

 
PH
Boletín
18 
33
1. C. Carrier: “Problematiquesde I’interpretation du patri-moine” en IV CongrésMundial d’Interpretació delPatrimoni. Barcelona, 1995.
 I 
L
A
I
NTERPRETACIÓN COMO
M
ÉTODO PARA LA
P
LANIFICACIÓN DE UNA
O
FERTA
P
ATRIMONIAL
La planificación de una oferta patrimonial implica siempre en-frentarse a la cuestión del uso social del patrimonio. En Españacabe lamentar la ausencia de una tradición de reflexión teóricasobre este tema, que sí existe en Gran Bretaña, Italia o Francia.Este hecho, ha obligado a aquellos que han tenido que enfren- tarse a la necesidad de planificar una oferta patrimonial a buscar los modelos teóricos y los instrumentos metodológicos fuerade nuestras fronteras. En muchos casos, esa búsqueda lleva has- ta el concepto de “interpretacn”.Dada la amplitud de significados que tiene el conceptointerpretación, es necesario, antes de seguir, hacer unaserie de consideraciones para delimitar su significadodentro del contexto del uso social del patrimonio.En el mundo anglosajón la interpretación se define co-mo el arte de dar a conocer, hacer accesible y explicar el sentido y el significado de las cosas. La interpretaciónse aplica a muchos ámbitos de la vida. Como dice C.Carrier 
1
, si es necesaria la interpretación es porque hay problema, dificultad, conflicto de comprensión... los jue-ces interpretan las leyes, los árbitros de fútbol el regla-mento, los periodistas la actualidad, los biólogos las ca-denas biológicas, los psicoanalistas los sueños...Dentro del patrimonio existen también diferentesniveles de interpretación: desde el arqueólogo decampo que interpreta la funcionalidad del artefactohallado en una excavación, hasta el técnico de la ad-ministración o el consultor que acomete un plan deinterpretación territorial.En general pues, la interpretación es un sistema dedescodificación de mensajes que tienen niveles decomplejidad muy dispares y una fuerte carga de am-bigüedad. En todo caso, la interpretación siempre se traduce en un acto de comunicación. Interpretamospara dar a conocer algo, para hacerlo inteligible y pa-ra hacerlo inteligible de una determinada manera.En este sentido, la interpretación aplicada al territorioaparece como respuesta a una demanda social de usodel patrimonio y a la necesidad de cada territorio deposicionarse frente a sus competidores. Entendida así,la interpretación se convierte en un instrumento deplanificación dentro de estrategias de desarrollo terri- torial y alcanza su mayor nivel de complejidad.Decimos que la interpretación del territorio es el ni-vel más complejo dentro de la interpretación del pa- trimonio, porque, aunque pueda estar arropada por una pretendida objetividad científica, la interpreta-ción del territorio es siempre un arma ideológicaque puede afectar de manera directa la vida de lapoblación. En esta dimensión, la interpretación es uninstrumento fundamental para la definición de políti-cas de intervención y uso social del patrimonio, y labase para el desarrollo de políticas de comercializa-ción y explotación turística.La interpretación de un territorio, si se quiere que seaalgo más que un simple entretenimiento intelectual, de-be traducirse siempre en un plan de actuación: en unaapuesta por un determinado discurso comunicativo y por un determinado sistema de presentación y gestiónde los recursos que viene a dar respuesta a una deman-da o necesidad de uso social del patrimonio.En este sentido, acometer un plan territorial de in- terpretación implica tomar decisiones sobre:• qué se conserva y qué no se conserva,• qué prioridades de restauración hay,• qué tipo de actividades se priorizan (o se subven-cionan),• qué mensaje se da desde el patrimonio (histórico,científico, ideológico, emotivo...)• a qué segmentos de público debe dirigirse laoferta• qué patrimonio debe gestionar o adquirir la admi-nistración• qué costumbres, tradiciones... quieren recuperarseo salvaguardar,• qué monumentos se hacen accesibles y de quémanera,• cómo se garantiza la rentabilidad de las inversio-nes en patrimonio...
Manel Miró i Alaix
STOA, propostes culturals i turístiques 
nterpretación, identidad y territorio
Una reflexión sobre el uso social del patrimonio
 
34
PH
Boletín
18 
Son sólo algunas de las preguntas a las que debe dar respuesta un plan de interpretación. Todos estamos deacuerdo en que todo el patrimonio merece ser con-servado, pero todos sabemos también que los recur-sos para ello son limitados y eso provoca que, a menu-do, se planteen conflictos. Estas limitaciones, unidas a lafuerte carga simbólica que tiene el patrimonio, hacenque muchas decisiones sobre el patrimonio se tomenen base a criterios corporativistas o partidistas, en dospalabras, poco democráticos.Por poner un ejemplo, en Tesalónica (Grecia), debido alancestral efrentamiento entre griegos y turcos, hay unclaro agravio comparativo, a nivel de inversiones enconservación, entre el patrimonio monumental de laépoca del dominio turco (prácticamente abandonado asu suerte) y el de las épocas greco-romana y bizantina.Dentro de nuestras fronteras nos encontramos con ca-sos significativos. La consideración del Románico comoel periodo artístico más importante de Cataluña dio lu-gar a la desaparición, en muchas iglesias del medio rural,de frescos y retablos de época barroca, destruidos enel afán de recuperar la “piedra vista”, “lo original”.Existe también en España una larga lista, que seríamuy pesado enumerar aquí, de proyectos de con-servación y restauración de monumentos que sehan llevado a cabo sin un estudio previo de viabili-dad y sin ningún plan de aprovechamiento. Proyec- tos que, además, han sido hechos muchas veces sincontar con las demandas o las necesidades de losherederos sociales de ese patrimonio.Por el contrario, en el mundo anglosajón la interpre- tacn del patrimonio ha estado tradicionalmenteunida al desarrollo de la industria del ocio y del tu-rismo. Dentro de este enfoque se ha fomentado laimplementación de estrategias de interpretación ba-sadas en criterios de tipo comercial, supeditadas alas necesidades de la demanda y con el objetivo deamortizar y rentabilizar la inversiones. Las dificulta-des derivadas de este tipo de estrategias tienen quever, esencialmente, con los conflictos que en ocasio-nes se plantean entre la identidad local y los crite-rios interpretativos de los planificadores.Con estas consideraciones quiero remarcar la nece-sidad de los planes de interpretación como un ins- trumento básico para poder desarrollar políticas depatrimonio coherentes y realistas. Si no existen pla-nes de interpretación difícilmente se podrá juzgar oevaluar los resultados de las propuestas existentes.
D
E LA
I
NTERPRETACIÓN AL
P
LAN DE
I
NTERPRETACIÓN
: H
ERRAMIENTAS
C
ONCEPTUALESPARA
P
LANIFICAR UNA
O
FERTA
P
ATRIMONIAL
Debido a la doble lógica, simbólica y económica, enla que se inscriben los “objetos patrimoniales”
2
, laplanificación de una oferta patrimonial debe enfren- tarse siempre a tres cuestiones básicas:
La relación entre patrimonio e identidad
: de quémanera el patrimonio puede actuar o actúa comoelemento generador de imagen y de identidad te-rritorial.
La relación entre patrimonio y economía:
cómogarantizamos la rentabilidad de las inversiones enpatrimonio.
La relación entre patrimonio y sociedad:
en quémedida el desarrollo de una oferta patrimonial vaa contribuir a mejorar la calidad de vida de la po-blación.En función de estas cuestiones básicas, acometer lainterpretación de un territorio implica:• Descubrir un
concepto-paraguas
(criterio clave deinterpretación) para: – singularizar y posicionar la imagen del territorio, – desarrollar un hilo argumental que permita en-globar la presentación del patrimonio bajo unaunidad conceptual.• Determinar un sistema de organización y presen- tacn de los recursos patrimoniales, para trans-formar estos recursos dispersos en un productopatrimonial que haga posible su accesibilidad, suconservación y su explotación.• Definir una serie de programas y actividades dirigi-das a las demandas específicas y, por tanto, capazde fomentar y facilitar un mayor uso social de losobjetos patrimoniales.• Diseñar un programa de comunicación para posi-cionar el producto y para dar a conocer las ofer- tas a los públicos objetivos.Un plan de interpretación, en definitiva, abarca des-de la detección y el análisis de los recursos y las po- tencialidades hasta la definicn de una oferta. Elproceso consta, básicamente, de tres partes:
1. Análisis-diagnosis,
es la aproximación a la reali-dad enfocada en dos grandes ámbitos, los recur-sos y la demanda (interna y externa), sirve parasaber con qué se cuenta y qué deficits hay.
2. Conceptualización,
a partir del análisis de los re-cursos y en función de las necesidades e interesesdetectados deben fijarse unos objetivos (sociales,culturales, económicos) y definirse los criteriosbásicos de actuación.
3. Programas de actuación,
en base a las conclusionesde la conceptualización deben definirse las acciones aacometer, estructuradas en tres grandes ámbitos:
co-municación
(dar a conocer, hacer accesible),
exposi-ción
(satisfacer las expectativas a través de una es- tructuración del saber),
explotación
(garantizar laconservación, la accesibilidad y el mantenimiento).
       A       R       T         Í       C       U       L       O       S
2. C. Carrier-J. Davallon: La presen- tation du patrimoine “in situ”:communiquer, exposer, exploi- ter. Expo-media. Paris, 1992.
 
PH
Boletín
18 
35
A continuación, a modo de propuesta metodológica,vamos a diseccionar cada una de las fases para ver cuáles deben ser los puntos centrales de un plan deinterpretación. Finalmente, intentaremos una aproxi-mación al resultado de su aplicación en un territorio,un modelo que hemos bautizado como “conjuntointerpretativo”.
D
EL
T
ERRITORIO
-E
SPACIO AL
T
ERRITORIO
-P
RODUCTO
:
EL
D
ESARROLLO DE UN
P
LAN DE
I
NTERPRETACIÓN
Una propuesta metodológica para la elaboración deun plan de interpretación podría ser la siguiente:
1.
Conocer el pensamiento/mentalidad de la pobla-ción del territorio sobre el que se quiere actuar:determinar cuáles son sus principales rasgos iden- titarios (campesinos, mineros, obreros, pescado-res), sus miedos, sus fobias, saber si se sienten or-gullosos de su pasado (del remoto y del reciente),de sus rasgos culturales (su arquitectura, sus cos- tumbres, su gastronomía...).
2.
Inventariar los recursos patrimoniales y analizarlospara evaluar su potencial para atraer visitantes tanto desde un punto de vista turístico como pa-ra ser utilizados desde un punto de vista didácti-co-científico. Para el inventario proponemos lautilización de fichas de valoración de elementospatrimoniales y un sistema de clasificación organi-zado en 6 categorías: natural, intangible, mueble,inmueble, efímero, fungible.
3.
Calcular la audiencia (real y potencial) y evaluar lasdificultades y las oportunidades relacionadas con lamotivación del visitante y la accesibilidad al lugar.
4.
Evaluar los recursos humanos y finacieros dispo-nibles o potencialmente disponibles. Es decir, se trata de saber cuál es la capacidad de inversióndel territorio y cuál es el nivel de educación delos habitantes para determinar si es necesario oposible diseñar una oferta formativa para su reci-claje. En el entorno rural, por ejemplo, es muy difícil encontrar personas con una formación es-pecífica en el campo empresarial, en el de la aco-gida y atención al visitante o en el de guías-intér-pretes del patrimonio. Pero siempre será posible,si existe voluntad y un mínimo nivel educativo,diseñar una estrategia de reciclaje profesional deestas personas.
5.
En base a las conclusiones de los puntos anterio-res, deben fijarse los objetivos del plan de inter-pretación: económicos, sociales, conservación y puesta en valor, educativos, científicos...
6.
Determinar los temas y los argumentos para la in- terpretación. Es una de las partes centrales de unplan de interpretación, la clave de bóveda de laque depende en buena parte el éxito y el fracasodel plan. Se trata, en este momento, de definir laespecificidad y los contenidos de la oferta patri-monial, es decir, por poner un símil cinematográfi-co, se trata de escribir el guión y poner el títulode la película.En este sentido, una correcta interpretación del territorio pasa por ir más allá de los tópicos utili-zados en la presentación turística tradicional. Lainterpretación debe proveer las claves para la lec- tura del territorio. Desde nuestro punto de vista,la interpretación debe centrarse en la dimensiónsimbólica del patrimonio y en la emoción indivi-dual que se experimenta a través de su descubri-miento y su contemplación.
7.
Definir los sistemas de presentación. Esta elecciónse realiza, fundamentalmente, en base a tres crite-rios: los tipos de “objetos patrimoniales”, las ca-racterísticas de la audiencia y las disponibilidadespresupuestarias.En ocasiones, el objeto patrimonial requerirá sóloque diseñemos una visita guiada para explicarlo,es el caso, por ejemplo de las antiguas fábricas opalacios que conservan todos sus elementos. Enotras ocasiones, será necesaria la creación de unmuseo, por ejemplo cuando tengamos que alber-gar una colección de obras de arte o de objetosarqueológicos. También nos encontraremos conla necesidad de instalar un centro de interpreta-ción para dar a conocer un intangible, un hechohistórico, un personaje, un concepto...
8.
Determinar los tipos de servicios complementa-rios. Conjuntamente a los sistemas de presenta-ción, tendremos que preveer todos los aspectosque influyen en la calidad de la experiencia del vi-sitante: información-acogida-recepción, aparca-mientos, señalización, lavabos, etc...
9.
Perfilar el presupuesto de implementación y el cál-culo de los gastos corrientes, lo cual nos permitirádeterminar el umbral mínimo de frecuentaciónque es necesario para garantizar la viabilidad delproyecto y decidir sobre las posibles vías de finan-ciación: entradas, servicios complementarios, sub-venciones, esponsorización, inversiones privadas(por ejemplo, de los agentes turísticos del lugar).
10.
Determinar el sistema de gestión de la ofertaque dependerá de los objetivos y de las diver-sas competencias a desarrollar: pública directa,pública autónoma, mixta, delegada, privada,concesión...
11.
Trazar una estrategia de promoción y marketing,que pasa por dar a conocer la existencia de laoferta para posicionarla y por la permanentepresencia en los medios a través de la genera-ción de noticias (actividades dirigas a públicosespecíficos: exposiciones temporales, jornadasgastronómicas, conciertos, actividades de anima-ción, partenariados, etc...).
       A       R       T         Í       C       U       L       O       S

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->