Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
TERAPIA PSICOANALÍTICA DE PAREJA Y DE FAMILIA - artículo

TERAPIA PSICOANALÍTICA DE PAREJA Y DE FAMILIA - artículo

Ratings: (0)|Views: 4,200|Likes:
Published by Silvia Flores

More info:

Published by: Silvia Flores on Jul 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/07/2013

pdf

text

original

 
TERAPIA PSICOANALÍTICA DE PAREJA Y DE FAMILIA.Introducción a la técnica.
Dr. Ismail YILDIZ MD, MSc., Psicoanalista.Miembro Titular de Asociación Psicoanalítica Colombiana (APC), Federación Psicoanalítica deAmerica Latina (FEPAL) y de International Psychoanalytical Association (IPA).Esto es un texto de introducción a la terapia psicoanalítica de pareja y familia. Personas másinteresadas en la comprensión de esta área pueden leer mi libro
“PERSPECTIVAS PSICOANALÍTICASDE PAREJA Y DE FAMILIA”
.CONTENIDO:1. Criterios para una psicopatología de vida de pareja2. Introducción a la teoría de la técnica de la terapia de pareja y de familia
2.1. Entrevistas de “evaluación” de pareja o de familia
 2.2. Los modos de intervención del terapeuta2.2.1. Fomentar la comunicación2.2.2. Descripción2.2.3. Señalamiento2.2.4. Interpretación2.3. Transferencia, contratransferencia, identificación proyectiva, contraidentificación proyectiva3. Algunas conclusionesEn los capítulos anteriores (del libro del enlace), hicimos énfasis no solamente en elfuncionamiento de cada individuo en la elección de pareja y en la evolución de sus relaciones, sinotambién a sus interrelaciones recíprocas, como un grupo (sistema), pareja o familia, y cada vezdestacando la intervención de los factores inconscientes en la estructuración de la pareja y de lafamilia. Esto no significa que no queremos dar importancia a los factores socioculturales yeconómicos en la vida de pareja y de familia, sino simplemente no es el objetivo principal denuestro estudio.Las familias buscan ayuda psicológica cuando aparecen problemas en el vínculo matrimonial o enuno de sus miembros. Decidir o aceptar buscar ayuda psicológica es en sí mismo un progreso,porque es aceptar que no pudieron y no pueden resolver los problemas ellos mismos. Es aceptar lano-omnipotencia, un cierto fracaso; lo que crea una herida narcisista importante. Es por esto que
 
muchas parejas no buscan ayuda y siguen viviendo la infelicidad como un destino, sin hablar deparejas que ni siquiera conocen la existencia de terapia de pareja o de familia.En general, las consultas de psicoterapia o de psiquiatría siguen siendo como vergonzosas, dondese acude cuando los problemas se vuelven ya bastante graves. No se busca la prevención, no seimagina que la calidad de vida pueda mejorarse y que la salud mental no sea únicamente laausencia de enfermedad.El terapeuta de pareja o de familia psicoanalíticamente orientada colabora con los consultantes enla búsqueda de las soluciones que éstos deberán encontrar dentro de ellos mismos para progresaren el entendimiento de lo que les pasa, en la armonía y en la búsqueda de las metas y los idealesescogidos por ellos. Una terapia individual no se contrapone a una terapia de pareja o de familia,mejor aún, pueden suplementarse, siempre que ambas tengan una orientación básicamenteanalítica.De otra parte, la terapia individual puede indicarse durante la terapia de pareja al integrante quetendría problemas más importantes. Porque la terapia individual tiene la ventaja de permitir unainvestigación más profunda; especialmente para apreciar la evolución de las relaciones de objetoque conducen a la elección de la pareja.Además, no se puede negar que la terapia psicoanalítica individual es el modo de investigaciónmás profundo de los procesos del inconsciente. Hace posible la comprensión de los procesos,deseos y defensas del analizando, y por ello toda la organización defensiva con sus compromisos,de los que forman parte la elección del objeto de amor.1. CRITERIOS PARA UNA PSICOPATOLOGÍA DE VIDA DE PAREJA
Podemos definir “la enfermedad psicológica” como un ensayo de elaboración del sufrimiento
provocado por la intensidad de las angustias de base, ensayo que fracasa por la utilización demecanismos de defensa rígidos, estereotipados, que se muestran ineficaces para mantener elsujeto en un estado de adaptación activa a su medio.De otra parte, la pareja es un lugar donde la frontera entre lo normal y lo patológico esparticularmente fluctuante, incierta, arbitraria a menudo: la vida amorosa y la pasión que subyaceen ella suponen funcionamientos psíquicos heredados de los aspectos más arcaicos; suponetambién que estos fenómenos arcaicos se encuentran en interacción con los procesos másarcaicos del compañero: allí surgen las aspiraciones fusionales más indiferenciadas, las tendenciasmás regresivas, las pulsiones pregenitales, las defensas más primitivas.Desde el punto de vista psicoanalítica, no se puede definir como patológico el hecho de recurrir alfuncionamiento de la posición más arcaica; pero lo que sí puede definirse como patológico es laincapacidad de funcionar de otro modo que no sea de ese modo particularmente arcaico: recurrir
 
a la escisión o a la idealización no es patológico en sí; pero en cambio lo es la imposibilidad derecurrir después a otros funcionamientos.Lo que aparece como patológico es la imposibilidad de tener acceso a una relación ambivalente,para tratar de conservar la imagen totalmente favorable al negarle al otro una parte pocogratificante, que se le atribuye entonces a la influencia de los terceros. Lo patológico es, por lotanto, mantener una negación prolongada de la realidad para tratar de desconocer la agresividad yel odio propios.Si más tarde el compañero se ha convertido en el representante del objeto malo, el sujeto frágil,para defenderse, se separa de este objeto, y entonces hay que odiarlo totalmente para separarlomejor y acumular sobre este objeto de odio todas las proyecciones agresivas. Así se comprendenlas presiones que ejercen algunos padres sobre sus hijos para incitarlos a rechazar y a odiar al otropadre; es que odiarlo se ha vuelto una necesidad narcisista vital para preservarse y conservar unmínimo de coherencia y del sentimiento del propio valor. El cultivo del odio y sobre todo delresentimiento tiene beneficios narcisistas.De otro lado, es imposible abordar el problema de la psicopatología (disfuncionalidad) de la vida
amorosa en términos estrictamente individuales. Este “engranaje de las vulnerabilidades” no
puede concebirse, si no es en términos de conjunto de funcionamiento vincular y deretroalimentaciones: retroalimentaciones negativas, si la pareja o uno de sus integrantes atenúalas reacciones del sujeto y restablece el equilibrio anterior; retroalimentaciones positivas, si lapareja se estructura de tal manera que amplifica la perturbación del primer integrante por lasreacciones simétricas del segundo; y ello sin hablar, por supuesto, del engranaje ligado a laparticipación eventual de los hijos, y a veces aun de miembros de familias de origen..Sin embargo, una impotencia no deja de ser patológica aunque sea el efecto conjunto de lascomunicaciones entre ambos miembros de pareja. Esto significa que uno de los sujetos harecurrido a una inhibición particular de su funcionamiento, que traduce su imposibilidad deasumirla totalmente: síntoma que realiza un compromiso entre sus intenciones explícitas por unalado (buscar satisfacción, procurar satisfacción a su compañero, afirmar su virilidad y sussignificaciones sociales, etc.), y por otro lado sus intenciones implícitas (negarse a someterse aldeseo del otro, a reconocer su poder, castigarlo, etc.) o inconscientes (evitar asumir elcomponente agresivo o sádico de la potencia genital, evitar la angustia de castración, etc.).El síntoma aporta la prueba de una contradicción interna en uno de los sujetos, y en este sentidomerece considerárselo como patológico en el plano individual, sean cuales fueren los factoresindividuales, vinculares, intersubjetivos, sistémicos o sociales que operen en el origen y que elterapeuta elegirá como primordiales desde una perspectiva pragmática.
En estas condiciones hay que distinguir bien una “patología individual” de una “patología depareja”, cualesquiera q
ue sean las dificultades para definir estrictamente a una y otra, yespecialmente a la segunda.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->