Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Noticias Desde El Frente, Por Gustavo Emilio Cosolito

Noticias Desde El Frente, Por Gustavo Emilio Cosolito

Ratings: (0)|Views: 14|Likes:
Published by litocoso
Sátira sobre la guerra, cuento humor negro, por Gustavo Cosolito
Sátira sobre la guerra, cuento humor negro, por Gustavo Cosolito

More info:

Published by: litocoso on Jul 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/10/2014

pdf

text

original

 
NOVEDADES DESDE EL FRENTEGustavo Emilio CosolitoEn el caos de humo, sangre y polvo después de que una bomba estallódebajo de su vehículo blindado en Irak, el sargento Tawan Williamsonmiró con cierta frialdad su pierna desgarrada y supo al instante –sinque un paramédico le prescribiera la amputaciónque no haaesperanzas para ella.Lejos de amilanarse, su carrera militar no se detuvo allí. A menosde un año del ataque, Williamson nuevamente corre de aquí para allácomo niño con juguete nuevo mientras utiliza su pierna artificialtriarticulada de titanio enriquecido calibre 80 milímetros deúltima tecnología, y piensa que sería un acto de justicia para con sufamilia y la patria el aceptar una nueva asignación como asesor delEjército en Okinawa, Japón. La idea es no perder jamás de vista elobjetivo de aniquilar la vida de civiles inocentes. En recientesdeclaraciones admitió que algunos verán con escepticismo y hasta condesdén a un soldado mutilado en uniforme:
"Prefiero dejar que mitarea hable por sí misma. Un buen soldado esentrenado capacitado para matar al enemigo que le designen sus superiores,nunca se olviden de eso. Mujeres, ancianos o niños: el enemigosiempre puede estar disfrazado. Estoy harto. En este momento notengo nada que demostrar. Quiero ir y hacer mi trabajo. ¡Quieroadrenalina!".
1
 
El conocido veterano Pierre Jalbert, con su clásico acentoafrancesado, declaró no hace mucho tiempo a la CNN:
“En el pasadoun soldado que perdía un miembro autoticamente recibía unarápida baja, quizá una medalla, un pago por incapacitación y una citacon la Administración de Veteranos” 
. Debemos decir que esto hacambiado. Desde el comienzo de la guerra con Irak, el Ejército se hasorprendido gratamente al recibir amputados vivos por doquier
.
LaSecretaría de la Presidencia de los EE.UU. resolvió pues tratar a losmutilados en programas de rehabilitación como el que funciona en FortSam Houston. Se les ayuda para sentirse útiles a la sociedad y regresar–si lo deseanal frente de batalla, gracias a las muchas guerrassostenidas simulneamente en la actualidad. Ellos mamaron deleslogan de la Escuela de Guerra:
“Para nosotros los americanos, elfrente es el mundo”.
Esta enseñanza inolvidable alimenta sus sueñosde grandeza cada vez que manipulan un arma, sea del calibre quefuere.En relación con esto, el teniente coronel Gil Hanley, vocero delComando de Recursos Humanos del Ejército, indicó acertadamente enun reportaje a la cadena ABC:
"La mentalidad de nuestro Ejército hacambiado en directa proporción a nuestro poder destructivo” 
. Y luegoagregó, mientras manipulaba su encendedor Ronson:
“Es cierto que ala mayoría de quienes retornan al servicio activo se les asigna tareascomo instructor o trabajo de escritorio lejos del combate”.
Es verdad.Sólo unos pocos han regresado a la zona de guerra. Tenemos el casode un poliamputado, el sargento Sounders, que aceptó un trabajo de
2
 
 juez de ping pong en un campamento de entrenamiento, porque segúnél podía arreglárselas con el silbato. Ha sido un verdadero ejemplo –yun gran árbitro–, mientras sus pulmones resistieron.Otra historia interesante es la del mayor David Rozelle.Amputadas sus dos piernas, regresó de la zona de guerra en Irak.Oriundo de Texas, el mayor se propuso ayudar a diseñar un programapara amputados en el Centro Médico Walter Reed en Washington. Eloficial, que profesa la religión mormona, aseguró que una noche en Texas, cuando se le descompuso el aire acondicionado, se le presentópara consolarlo el mismísimo Sr. Smith de medio cuerpo (sudoroso, dela cintura para arriba) pero cabeza abajo, asomado a través de unaclaraboya. Smith haa movimientos ampulosos que alarmaron almayor. Cuando Smith le explicó que los hacía para que no se le cayerael bisoñé que disimulaba su calva, recién entonces el mayor Rozelleaccedió a dejar de apuntarle con su fusil automático. En un escuetomensaje el fantasma de Smith le recomendó que regrese al frente. Elmayor reflexionó entonces como un auntico soldado:
"Pareceridículo, pero uno se siente culpable de regresar a casa a salvo.Gracias a Dios nuestro país libra una guerra universal, qué demonios.Es mi responsabilidad continuar en el Ejército al servicio de losoprimidos del mundo para hacerlos libres. ¡Maldita sea, volveré!".
(1)En su glorioso regreso a Irak, Rozelle comandó un grupo decaballería y condujo exitosos operativos, tal como lo había hecho antes
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->