Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
A diez años de la muerte de Gilles Deleuze - Salvador Gallardo Cabrera

A diez años de la muerte de Gilles Deleuze - Salvador Gallardo Cabrera

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 15 |Likes:
Published by Kal El

More info:

Published by: Kal El on Jul 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2014

pdf

text

original

 
Po rque la escritura no es la vida, ni tampoco
c o m o 
la vida, me gusta imaginarme a Gi l l e sDeleuze caminando por las calles de Paríscon un hueco de ocho años. Un atado deaños vacíos, fuera del calendario, atado dedíasblancos, días no gregorianos. De l e u ze(1925-1995) publicó muy pronto su pri-mer libro y luego, durante esos ocho años,vivió en una laguna de va c í o. No por estaraislado en la concentración, sino quizás enestado de escucha admirativa, en una zo n ade palabras descarnadas por el viento.
 Yo lo que hacía y cómo vivía duranteaquellos años, pero lo sé en abstracto, co-mo si otra persona me relatase unos recuer-dos de los que yo no dudo, pero que no sonrealmente mis re c u e rd o s .
Los escritores y los filósofos siempreseñalan cierto momento significativo, uncorte o una aparición, como el punto dep a rtida de su formación. Pe ro De l e u ze dejóde publicar durante esos años de sonam-bulismo; nada se sabe de sus trayectos ni sicruzó ese periodo blanco —o gris, que esblanco con el volumen bajo. Creer que alpublicar de nuevo dejó atrás el vacío comosi cerrase un paréntesis, es no entendern ada. Si formó algo tal vez fue un movi-miento, la posibilidad de moverse. ParaDeleuze la filosofía es creadora; no reflexi-va, contemplativa o comunicativa. La filo-sofía está siempre en movimiento; cre a n d oconceptos nuevos. Por ello los libros de-leuzianos de historia de la filosofía desbor-dan el sentido canónico-académico; en ellosencontramos métodos y reglas nuevas, untono diferente. Deleuze inventó un linajede autores que se oponían a la tradición r a-cionalista de la filosofía: Lu c recio, Hume,Spinoza y Nietzsche aparecen vinculadospor la crítica de lo negativo, la exteriori-dad de las fuerzas y de las relaciones y eld e s p recio por la interioridad. De esas inter-venciones extrajo herramientas para mos-trar cómo funciona una máquina literaria,de qué líneas está atravesada, de qué afectoses capaz. Los libros desde Proust, Sacher-Masoch o Kafka, los libros de cine o pintu-ra (Bacon), nos muestran las posibilidadesde una mirada crítica que no está lastradapor la interpretación. Una mirada que re-nueva las obras que nos descubre.Están luego los libros acentuadamen-te filosóficos:
Repetición y diferencia 
,
Lógica del sentido 
y, en colaboración con FélixGuattari,
El An t i - Ed i p o 
,
Mil Me s e t a
¿ Qu é es la filosofía? 
Un estrato donde la aventu-ra conceptual alcanza toda su potencia. Enunas sobrias páginas de
Lógica del sentido 
,Gilles De l e u ze explica que el acontecimien-to puro, “real sin ser empírico, ideal sin sermental”, destituye a las esencias como dis-pensadoras de sentido para sustituirlas porlos acontecimientos como fuentes de sin-gularidades. El acontecimiento rompe lahomogeneidad del “mundo ve rd a d e ro” cuyalógica sólo manejaba fórmulas para cosasestables. Los acontecimientos, en cambio,son coextensivos al devenir, su estatuto esla indiferencia a todos los opuestos, su sin-gularidad es pre-individual, no personal.Cuando Deleuze encuentra a Guattari lasobriedad se torna radiante: ¿Cómo crearmultiplicidades y no sólo enunciarlas? ¿Qu époblaciones ocuparán el desierto de las esen-cias? Escribir
e n t re 
, como lo hacen ellos, nose había practicado nunca en filosofía. Esuna nueva dimensión que busca que el pen-samiento se libere de su modelo; que quie-bra la identidad del autor y hace brotar lasmultiplicidades, las líneas, los deve n i res. Li-b ros construidos como cajas de herramien-tas: ningún significante que se muerda lacola, sólo intensidades en diversas veloci-dades, creciendo desde una interferenciacausada por afuera, por gracia del azar.
La isla desierta...
, reúne textos de GillesDeleuze publicados entre 1953 y 1974,desde la aparición de
Empirismo y subjet iv i d a d 
, su primera obra —dedicada aHume—, hasta los debates y entrevistasque siguieron a la aparición de
El Anti- Ed i p o 
. La edición fue preparada por Da v i dLapoujade (quien preparó también un se-gundo volumen,
Dos regímenes de locos 
, querecoge textos de 1975 a 1995 y que estásiendo traducido). La versión castellana esde José Luis Pardo, uno de los más intere-santes pensadores españoles.En artículos, reseñas, prefacios y en-t revistas es posible seguir el incre m e n t ode vitalidad en el pensamiento de De l e u ze .Hay avisos de obras en proceso de cons-trucción, como en una reseña de un librode Jean Hyppolite, de 1954, donde se for-mula ya la necesidad de una ontología dela pura diferencia —aspiración con la quecoincidirán Foucault, Lyotard y Derrida.Hay indicadores de paso, como los artícu-los dedicados a Bergson y su concepción dela diferencia, a Rousseau en tanto pre c u r s o rde Kafka y de Céline, a Gilbert Simondony su tesis sobre la génesis físico-biológicadel individuo, a Kant (para mostrar cómofunciona el enemigo). También hay e n-t ronques y encrucijadas: con el horror alvacío de Roussel, con la Patafísica de Jarry y la fenomenología, con el Sarte que vienede rechazar el premio Nobel, con los pri-meros libros de Foucault. Hay paradas es-tratégicas: las conclusiones de un coloquios o b re Nietzsche que el propio De l e u zeo rganizó en 1964 o el texto sobre cómoreconocer el estructuralismo que escribió
A diez años de la muerte de Gilles Deleuze
Salvador Gallardo Cabrera
100
|
REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE MÉXICO

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->