Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las mujeres indígenas y la erradicación de la pobreza

Las mujeres indígenas y la erradicación de la pobreza

Ratings: (0)|Views: 54 |Likes:

More info:

Published by: Centro de Culturas Indígenas del Perú on Jul 04, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/04/2012

pdf

text

original

 
Reunión de especialistas
GÉNERO, POBREZA, RAZA, ETNIA: ESTADO DE LA SITUACION EN AMÉRICA LATINA
Santiago, 07-08 de noviembre de 2006
CEPAL, Sala Medina
LAS MUJERES INDÍGENAS Y LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA
Tarcila Rivera Zea. Quechua de Perú
 
Las mujeres indígenas de las Américas, hijas de la Madre Tierra, hemos iniciado elcamino de la articulación organizativa como estrategia básica para superar lasituación de exclusión y marginación en la que nos encontramos.Cambiar el rostro del mapa de la pobreza en nuestros países demanda esfuerzoscompartidos de los estados, gobiernos, organismos y el compromiso decidido de lospropios actores sociales. Desde esta afirmación, el reconocimiento de nuestrascapacidades, conocimientos y potencialidades para superar las barreras que limitan elacceso a las oportunidades con equidad y justicia, son herramientas válidas.En el proceso de apropiación de la información acerca de los principalescompromisos nacionales e internacionales adoptados por el Estado, hemoscomprendido que hay, aún un camino largo, para posicionar y visibilizar el valor denuestros conocimientos y aportes a la sociedad en su conjunto.
Sentido de Riqueza y Pobreza.
Los mapas de la pobreza en nuestros países nos muestran en la última escala delbienestar material, representándonos en los medios de información ycomunicación en condiciones de indigencia que no reflejan la dignidad y losvalores que poseemos como culturas, pueblos e identidades. Cuando se habla delnivel de escolaridad de las mujeres en comparación a los varones; entre indígenasy no indígenas comprobamos que los instrumentos de comparación o mediciónno son los apropiados. El no saber leer ni escribir no define nuestra capacidadcreadora, ni de desenvolvimiento. Sin embargo, somos conscientes que esnecesario saber leer y escribir, adquirir los mejores niveles educativos formales yno formales justamente para potenciar mejor las calidades, cualidades y destrezasque poseemos.Cuando abordamos las necesidades básicas insatisfechas y las condiciones decarencia de servicios básicos en las que vivimos, reflexionamos acerca delsignificado de la pobreza y llegamos a la constatación de que ésta trasciende laposesión de bienes que la tecnología produce, como los artefactos eléctricos, o elacceso al mercado en general.
 
Nuestra definición de pobreza está relacionada con la afectividad, el bienestar físico y espiritual. Somos pobres cuando escasean los alimentos, cuando el aguase convierte en mercancía, cuando los animales mueren porque no hay pasto niespacio para su desplazamiento. Entonces, por definición, la erradicación de lapobreza pasa indefectiblemente por el respeto al territorio, recursos naturales y elrespeto a los derechos humanos, individuales y colectivos donde el no ser violentadas por algún concepto es la condición para seguir siendo personas.Los pueblos y mujeres indígenas teniendo como horizonte el Nuevo DecenioInternacional de los Pueblos Indígenas, los Objetivos de Desarrollo del Milenio ylas recomendaciones del Foro Permanente sobre Asuntos Indígenas de la ONU ylos compromisos asumidos por los gobiernos y organismos internacionales,hemos priorizado nuestras acciones y para ello necesitamos el apoyo de losorganismos y de entidades que están comprometidos con el cambio para laequidad y la justicia.
Pueblos y Mujeres Indígenas en las estadísticas regionales.
Se utilizan métodos estandarizados para medir la pobreza y que son aplicadastanto en la población indígena como no indígena, creyéndonos iguales. De estamanera se ignora la percepción que los pueblos y mujeres indígenas tenemosacerca de la pobreza, la riqueza y el bienestar. Los Pueblos Indígenas hemoscreado nuestras propias formas de capital, creados y formados de generación engeneración.Es así que en estas metodologías, los pueblos y mujeres indígenas noaparecemos explícitamente ya que somos consideradas como población rural. Yademás engrosamos las cifras de la población que carece de los serviciosbásicos, y que es pobre o pobre extremo como veremos en las siguientesestadísticas y datos.
Gráfico Nº 1. Diferencias en años de estudio entre hombres y mujeres del áreaurbana y rural de 25 a 59 años, en seis países de América Latina.
5.33.8 3.83.54.53.57.13.74.24.05.13.80.02.04.06.08.0Bolivia(2002)Brasil(2001)Chile(2000)Colombia(1999)Paraguay(1999)Venezuela(1994)
      A      ñ    o    s
Mujer urbana - Mujer rural Hombre rural - Mujer rural
 
Elaboración: Chirapaq, en base a datos de la CEPAL.
 
 
Gráfico Nº 2. Jóvenes de 15 a 19 años de zonas rurales en calidad de atrasados, desertoresy fuera del sistema educativo, según sexo y país (%).
8183.949.879.870.267.287.374.342.271.76774.4
020406080100
Bolivia(2002)Brasil(2001)Chile(2003)Colombia(2002)Paraguay(2001)Perú(2003)
       P     o     r     c     e     n      t     a       j     e
HombresMujeres
 
Elaboración: Chirapaq, en base a datos de la CEPAL.
Gráfico Nº 3. Tasa global de fecundidad, según país y área de residencia
3.32.3 2.32.83.22.26.43.53.84.45.64.302468Bolivia(1998)Brasil(1996)Colombia(2000)Ecuador (1999)Paraguay(1998)Perú(2000)
   N   °   d   e   h   i   j   o   s
UrbanaRural
 
Elaboración: Chirapaq, en base a datos de la CEPAL.
Situación de los Pueblos Indígenas de Perú en números.
De una población de 28 millones de habitantes, según el estudio del BancoMundial
1
, entre 25% y 48% de los hogares peruanos pueden ser consideradosindígenas. El menor número corresponde a los hogares en los cuales el jefe dehogar y/o su pareja utilizan una lengua indígena (quechua, aymara o una lenguade la zona del Amazonas) de manera más frecuente que castellano. El númeromayor corresponde a todos los hogares peruanos en los que el jefe de hogar y/osu esposa tienen padres o abuelos que hayan tenido una lengua maternaindígena.
1
Harry Anthony Patrinos y Gillette Hall. Pueblos indígenas, pobreza y desarrollo humano en América Latina:1994-2004. p. 01 (Estudio del Banco Mundial).

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->