Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
14Activity
P. 1
Democracia Post Dictadura

Democracia Post Dictadura

Ratings:

5.0

(2)
|Views: 2,037 |Likes:
Published by Pablo Figueroa
Librillo realizado por distintos académicos con motivo de intentar ser lo más objetivos posibles con respecto a la llamada "historia reciente".
Librillo realizado por distintos académicos con motivo de intentar ser lo más objetivos posibles con respecto a la llamada "historia reciente".

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Pablo Figueroa on Jan 09, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

07/18/2013

 
DemocraciaPosdictadura
IV
 
305
Introducción general. Marco histórico y cambio político en dos décadasde democracia. De la transición democrática al gobierno de izquierda.
2. La reestructura política: ciclos del proceso gubernativo
En este apartado se habrá de comenzar el análisis refiriendo en forma genérica laubicación de los cuatro gobiernos que se sucedieron en estos veinte años en el marco de loque consideramos los tres ciclos en que se divide el período abordado. No cabe en estepunto el objetivo de un análisis específico de cada administración ni tampoco un balancedetallado de sus logros y fracasos. Se aludirá en cambio en forma sumaria a los signosfundamentales que jalonaron cada administración, a los efectos de reconstruir un itinerariogeneral del proceso gubernativo en el país.En términos generales, desde una perspectiva histórica podrían identificarse tres grandesciclos a lo largo de estas dos décadas de democracia:a.
la transición democrática
(1975-7979), faena que prácticamente monopolizó lastareas de gobierno y la atención central de la primera administración de Sanguinetti;b.
impulsos y frenos de las reformas
(1990-1999), signo que abarcó la administraciónpresidida por Lacalle y la segunda presidencia de Sanguinetti, y concluyó básicamentecon la crisis brasileña, iniciada en enero de 1999, con el consiguiente despliegue de larecesión en nuestro país;c.
recesión, colapso y reactivación económica
(1999-2005), que configuran las clavesde algunos de los principales avatares del último gobierno liderado por Jorge Batlle.
2.1. La transición democrática (1985-1989)
En otro texto escrito en colaboración con José Rilla
4
, señalábamos como premisaconceptual que la transición democrática efectiva no había tenido lugar durante el últimotramo de la dictadura (1980-1985), que caracterizábamos como
dictadura transicional.
La verdadera transición democrática se inició, a nuestro juicio, con la asunción de lasautoridades constitucionales electas en los recortados comicios de 1984 (con personas y
*CAETANO, Gerardo . “Introducción general.Marco histórico y cambio político en dos décadasde democracia. De la transición democrática algobierno de izquierda” en G. Caetano (comp.).
20 años de democracia. Uruguay 1985-2005:miradas ltiples.
Taurus, Montevideo, 2005.Páginas 19 – 48.
20 años de democracia. Uruguay:1985-2005: miradas múltiples*
4
Gerardo Caetano y José Rilla:
 Breve historia de la dictadura,
Montevideo: CLAEH-EBO, 1987 (primera edición);Montevideo: Grupo Editor, 1998 (segunda edición).
 
306
partidos proscriptos). Esta faena, que incluía una amplia agenda de temas (amnistía paralos presos políticos, investigación y despacho a la justicia sobre la autoría y responsabilidadesde las gravísimas violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura,restitución o compensación a los funcionarios públicos destituidos, regularización en elfuncionamiento de las instituciones dentro de un Estado de derecho pleno, etcétera),terminó siendo sin duda la principal tarea que debió enfrentar el primer gobierno democráticoposdictatorial
5
.Dejando rápidamente atrás lo acordado en la Concertación Nacional Programática(CONAPRO) por los partidos y los principales actores sociales, el nuevo gobierno liderado porel presidente Sanguinetti estableció lo que dio en llamarse un
 gobierno de entonaciónnacional,
con el establecimiento de un acuerdo limitado (pero operativo) con el PartidoNacional, liderado entonces por Wilson Ferreira Aldunate. Este se concretó a través de lapresencia de figuras de extracción blanca en el gabinete y en otros cargos públicos derelevancia, a título personal pero con respaldo partidario (entre ellos nada menos queEnrique Iglesias al frente de la Cancillería en un período decisivo, y una coparticipaciónefectiva en directorios de empresas públicas y entes autónomos), y con una pauta activa degobernabilidad en el Parlamento, anunciada y luego aplicada por el Partido Nacional bajoliderazgo wilsonista. Como práctica innovadora, que lamentablemente luego no se continuó,se adjudicaron también seis cargos de dirección en el Estado al Frente Amplio, lo que, sibien no configuraba un acuerdo de gobierno, traducía una vocación de reconocimiento eincorporación de la izquierda a un esquema de mayor presencia en la fiscalización de lastareas gubernamentales.Se trataba, en suma, de un
 gobierno de partido minoritario que
contaba sin embargocon un esquema de gobernabilidad amplio garantizado por el Partido Nacional (en especialverificado en el Parlamento y durante el período 1985-1987), lo que no obstó a menudo aarduas negociaciones de los asuntos caso a caso. Existió también durante este período elinstrumento de las llamadas
reuniones de cúpula
(entre los principales dirigentes de todoslos partidos con representación parlamentaria). Como dijimos, la faena principal del primergobierno de la posdictadura fue consolidar la pendiente transición democrática que habíandejado notoriamente inconclusa los militares, lo que finalmente se realizó de modo polémicoy en el marco de fuertes controversias, en particular con la sanción parlamentaria de la Leyde Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, votada en el Parlamento en diciembre de1986. Esta norma fue objeto de severas acusaciones, como veremos, por la oposición deizquierda y sectores blancos y colorados que, juzgándola como una ley
de impunidad,
apoyaron a las organizaciones de derechos humanos y en especial a la de Madres y Familiaresde Detenidos Desaparecidos a los efectos de completar los requisitos legales para someterla ley aprobada al recurso de referéndum popular. Luego de un muy convulsionado procesode junta de firmas, el referéndum se concretó finalmente en abril de 1989 y dio la victoriaa quienes abogaban por la ratificación de la ley: un 55,44% del llamado
voto amarillo
contrael 42,42% del
voto verde
6
.
5
En estos últimos tiempos, más de un analista y algunos actores han referido en forma pública la idea de que demanera efectiva la transición viene a concluir con el acceso de la izquierda al gobierno. Aunque periodizar lastransiciones siempre resulta complejo pues estas suelen dejar casi siempre cuentas pendientes, por varios motivos nocompartimos una periodización que expanda la transición hasta el año 2005. En términos explicativos y hastanarrativos preferimos registrar esa casi década que se inicia en noviembre de 1980 con el inolvidable plebiscitoconstitucional del
no
y que se cierra con el referéndum ratificatorio de la Ley de Caducidad de abril de 1989,destacando sin embargo la necesaria distinción entre la
dictadura transicional
(1980-1985) y la
transición democrática
(1985-1989).
6
Cf. Jorge Leonel Marins y Juan Francisco Bacigalupe:
Sistema electoral y
 
elecciones uruguayas
1925-1998,Montevideo:Fundación Konrad Adenauer, 1998, p. 85.

Activity (14)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
faustilla liked this
Miguel Montilla liked this
Jaime Ortega liked this
Orlysor Delgado' liked this
carpau liked this
PATXITM liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->