Que leer

FINALES FELICES

f0038-01

Los nombres son importantes. A la hora de hablar de algo, mejor si se sabe cómo se llama. Así, la primera duda es: ¿literatura romántica, novela rosa o chick lit? Esther Escoriza, editora de los sellos Esencia y Zafiro, tiene clara la respuesta: «Literatura romántica, a mí lo de rosa no me gusta nada. Y lo de chick lit es cosa del pasado, ya no se lleva», asegura. «Se trató de una moda, pero eran personajes frívolos, mujeres de alto poder adquisitivo completamente ensimismadas, que solo pensaban en marcas y en consumir. Para que la novela romántica funcione debe contar con una protagonista con la que te puedas identificar».

María Eugenia Rivera, Directora Editorial de HarperCollins Ibérica, coincide en el rechazo al termino chick lit: «Son novelas que no son necesariamente románticas. Tal vez sería mejor hablar de comedia romántica, que no limita tanto».

«UNA CHICA ESTUPENDA, UN SEÑOR MARAVILLOSO, SI PUEDE SER RICO Y UNIFORMADO, MEJOR, PERO CON UNA PARTE OSCURA, PROBLEMÁTICA»

f0040-01
f0040-02
f0040-03

Y COMIERON PERDICES

Bueno, ya sabemos, el clásico de Emily Brontë. «¡Es que es una de las novelas precursoras del género!», se anima Escoriza. «Claro que si yo la editara ahora le cambiaría el final: le daría uno feliz», remata.

You're reading a preview, sign up to read more.

More from Que leer

Que leer6 min read
Selección Alternativa
La hija de la española (Lumen), de la periodista venezolana afincada desde hace años en Madrid, Karina Sáinz Borgo, ha sido una de las grandes sorpresas del año, un fenómeno editorial sin precedentes: libro estrella de la Feria de Frankfurt 2018, ant
Que leer4 min read
Gabriel Jackson
La familia benemérita de los hispanistas ha perdido otra figura importante: Gabriel Jackson. Dicha familia, en nuestros días, ha estado compuesta, fundamentalmente, por historiadores británicos y norteamericanos, más algún irlandés y algún que otro f
Que leer4 min read
Libróscopo
Iván Redondo Los capricornio son el signo de la tierra, el trabajo duro y el sentido de la realidad. No se amilanan ante los problemas pues la cabra no solo sabe ascender, sino también sortear las dificultades que se presentan durante su escalada. Si