Revista Trama

Guillermo Cubillo Renella

La notable trayectoria profesional del arquitecto Guillermo Cubillo, hasta finales de la década de los 70, incluía una amplia e intensa gama de trabajos profesionales que marcaron una huella en la Arquitectura del Ecuador, principalmente en Guayaquil, donde nació, vivió y trabajó . Tuvo la generosidad de compartir sus pensamientos y sus reflexiones en Trama , con conceptos que expresan su viva personalidad.

¿Quién fue y qué hizo este arquitecto cuyo nombre lleva la Facultad de Arquitectura que fundó y una calle de la ciudad que lo vio nacer?

Guillermo Cubillo Renella ingresó en 1939 a la Universidad de Guayaquil, asistió a los cursos de ingeniería hasta 1940, circunstancia en que viajó a Santiago de Chile donde obtuvo el título de Arquitecto, con distinción, en la Universidad de Chile, el 31 de julio de 1946 . Su profesor el Arq. Dávila Carson le transmitió la admiración por la obra y la personalidad de Le Corbusier. Trabajó en la docencia y en la función pública en Chile, y, aunque tuvo notable éxito en el desempeño profesional, dos años después regresó a su país . En Guayaquil, se reencontró con la “arquitectura de sus abuelos y bisabuelos que era muy bella”, pero la ciudad estaba deteriorada por la introducción de otros tipos historicistas que cambiaron negativamente la imagen urbana, lo que impulsó sus críticas y su deseo de “cambiar a la ciudad”.

Pionero de la arquitectura moderna en Ecuador

Sus actividades profesionales en Guayaquil fueron focalizadas en aportar a una transformación de la arquitectura y al reconocimiento de la intervención de los arquitectos en la conformación de la ciudad, lo que lo convirtió en un pionero de la arquitectura moderna y de la profesión de arquitecto, encabezando el grupo de los primeros arquitectos graduados en el exterior .

El arquitecto Cubillo valoraba la arquitectura tradicional de Guayaquil “adaptada al clima, a nuestras costumbres, … era algo orgánico, no algo meramente funcional, sino algo con vida, con expresión…”. Señalaba con certeza que “la arquitectura de nuestro medio no es una arquitectura civil sino una arquitectura naval, hasta en los términos conque se designan los elementos constructivos…” . Pero, en una comprensión de un proceso indetenible de urbanización lamentaba que “… la ciudad fue invadida por una serie de casas prefabricadas de madera que vinieron del exterior, traídas en los barcos que las vendían, para llenar luego sus bodegas de cacao… a lo largo de las costas americanas podemos observar(las)… tratando de imitar el estilo francés o italiano… no se correspondían a nuestra idiosincracia, a. El panorama empeoró, desde su visión, con la participación de ingenieros que no conocían de arquitectura y según Cubillo realizaron intervenciones ajenas al medio, reproduciendo estilos neoclásicos, barroco, etc. Esto motivó lo que él denominó una lucha por evidenciar la crítica y revertir esta situación. Sin embargo, la pérdida de esta arquitectura, lo enfrentó a un proceso de grandes cambios, de los que será activo artífice.

You're reading a preview, sign up to read more.