Más Allá

EL MISTERIO DEL BAPHOMET CONEXIÓN TEMPLARIA

Si hemos de creer las acusaciones lanzadas en su contra, los templarios habrían coqueteado con ese mundo al revés, cuyo príncipe es el demonio, universo de la negación y de los valores invertidos. En cierto modo, en tanto que inversión, la acusación de sodomía de la que fueron objeto les unía en la concepción de la época a un culto satánico.

El artículo 46 del acta de acusación manifestaba: “Que en todas las provincias tenían ídolos, es decir, cabezas en algunos casos con tres caras y en otros con una sola, y se encontraban algunas de ellas que tenían un cráneo de hombre”. El artículo 47 continuaba: “Que en las juntas, y sobre todo en los grandes Capítulos, adornaba la ídolo tal como si fuera Dios, como su fuera su Salvador, diciendo que esta cabeza podía salvarles, que concedía a la Orden todas las riquezas y que hacía florecer los árboles.

You're reading a preview, sign up to read more.

Related Interests