Myka, La Diosa Hechicera by Vianka Van Bokkem by Vianka Van Bokkem - Read Online

About

Summary

Cuando el padre de todos los dioses, Zeus, descubrió que su amada hija Atenea estaba esperando un hijo de Apolo, ordenó a todos los dioses y diosas mantenerlo en secreto ya que él quería hacer creer a los “mortales” que Atenea era una virgen eterna.

En el momento en que nací, Zeus me regaló a una leal “bruja” mortal llamada “Maia”, que significa “madre lactante”. Mi padre Apolo debió tener alguna especie de hechizo mágico hecho por Maia porque él era el dios de la verdad, por lo tanto el no podía mentir.

Zeus también solicitó a Maia hechizar a mi madre para que ella no luchara contra él al momento de regalarme.

Maia vivia en Mykonos, Grecia y por eso ella decidió llamarme Myka. Maia fue muy cuidadosa al conjurar un hechizo mágico sobre mí en cual yo sería una chica mortal hasta el día de mi cumpleaños número 18.

Published: Domus Supernaturalis on
ISBN: 9781498905176
List price: $2.99
Availability for Myka, La Diosa Hechicera
With a 30 day free trial you can read online for free
  1. This book can be read on up to 6 mobile devices.

Reviews

Book Preview

Myka, La Diosa Hechicera - Vianka Van Bokkem

You've reached the end of this preview. Sign up to read more!
Page 1 of 1

ATENEA

Capítulo 1

NACIMIENTO VERGONZOSO

Cuando el padre de todos los dioses, Zeus, descubrió que su amada hija Atenea estaba esperando un hijo de Apolo, ordenó a todos los dioses y diosas mantenerlo en secreto ya que él quería hacer creer a los mortales que Atenea era una virgen eterna.

En el momento en que nací, Zeus me regaló a una leal bruja mortal llamada Maia, que significa madre lactante. Mi padre Apolo debió tener alguna especie de hechizo mágico hecho por Maia porque él era el dios de la verdad, por lo tanto el no podía mentir.

Zeus también solicitó a Maia hechizar a mi madre para que ella no luchara contra él al momento de regalarme.

Maia vivia en Mykonos, Grecia y por eso ella decidió llamarme Myka. Maia fue muy cuidadosa al conjurar un hechizo mágico sobre mí en cual yo sería una chica mortal hasta el día de mi cumpleaños número 18.

¡Buenos días, dormilona! Es hora de tus lecciones de magia.

¡Oh madre!, ¿Puedo dormir tan solo un poco más?

Te pedí que fueras a dormir temprano anoche, pero estuviste jugando con Sophia y Stavros como de costumbre.

¡Tengo tan solo doce años, mamá! Se supone que debo jugar. Además, nadie va a la cama a las 8 p.m.

Bueno, bueno, basta de quejas. Tu desayuno está listo y si no te apresuras se va a enfriar. Puedes tomar tus lecciones de magia cuando hayas terminado de comer

¿Estás segura de que tengo oportunidad de ganar el desafío de magia, mamá?

¡Por supuesto que estoy segura, Myka! No puedo esperar a verte usando el gran premio, ‘el collar de la estrella azul.’ Ser capaz de aparecer ante los demás como cualquier cosa o como quien tú quieras ser sin cambiar físicamente es muy valioso en el mundo de la magia.

¿Por qué no podemos mostrar o enseñar nuestra magia a los vecinos?

"Todas las brujas y hechiceros de Mykonos han jurado confidencialidad a Zeus desde hace