Find your next favorite book

Become a member today and read free for 30 days
Bestsellers: Infantil

Bestsellers: Infantil

Read preview

Bestsellers: Infantil

Length:
59 pages
40 minutes
Released:
Jan 14, 2020
ISBN:
9788835359586
Format:
Book

Description

Bestsellers: Infantil es una colección de libros que son o han sido bestsellers. Este volumen incluye dos, recomendados a partir de 8 años:

La maldición del castillo desencantado. El castillo de Trebont no era un castillo «normal», y quienes lo habitaban, tampoco; eran fantasmas, pero fantasmas raros, raros, donde los haya. Jamás nadie había oído hablar de la maldición de la camiseta apretada, ni del embrujo de los zapatos de las malas pulgas o del encantamiento del lloriqueo constante, nadie excepto Mora, Broncas y Sensible, que eran los que los sufrían. Pero, cierto día, las cosas se complicaron más todavía: Cataclás, un mago deseoso de ganar fama, desencantó el castillo y, de repente, se quedaron sin casa donde vivir, y ¡vaya lío que se armó en el pueblo! ¡Un caos, un auténtico caos!

Narsú y el collar mágico. Cuando Narsú salvó la vida a un príncipe de los mares, este se lo agradeció con un regalo: ¡un collar mágico que concede todos los deseos! Eso lo conduciría a descubrir lo único que le faltaba en su vida, aunque para ello tuviera primero que enfrentarse a peligros que lo llevarían muy lejos, a tierras remotas y encantadas.

AUTOR

Miguel Ángel Villar Pinto (España, 1977) es escritor de literatura infantil y juvenil, narrativa y ensayo. Algunas de sus obras han sido bestsellers internacionales, utilizadas por diversas instituciones como lectura obligatoria en la enseñanza, citadas en diccionarios como referencias literarias e incluidas en el patrimonio cultural europeo e iberoamericano.
Released:
Jan 14, 2020
ISBN:
9788835359586
Format:
Book

About the author


Related to Bestsellers

Book Preview

Bestsellers - Miguel Ángel Villar Pinto

collar

LA MALDICIÓN DEL

CASTILLO DESENCANTADO

1

El mago con espíritu de caballero

Hace mucho tiempo, cuando las cuevas estaban habitadas por dragones, los mares surcados por barcos de vela, y lo que es más importante para esta historia, cuando los castillos estaban habitados por reyes y reinas, príncipes y princesas, existió un mago muy diferente a todos los demás. Al igual que el resto, conocía la magia; pero al contrario que cualquier otro, su rutina diaria no se ceñía al estudio y práctica de encantamientos, sino a una actividad de lo más extravagante para alguien como él: ¡se había propuesto competir en hazañas con los caballeros de brillante armadura!

¡Era lo nunca visto!

¿Un mago con espíritu de caballero? Pues sí, el único de su clase, el primero y el último, ya que a la vista de los resultados que obtuvo, nunca ningún mago quiso seguir sus pasos. Pero al principio, antes de que se arrepintiera de haber realizado tantas «hazañas», pasó por el castillo de Trebont.

Este no era un castillo «normal». Podría parecerlo, es verdad; era de piedra, tenía murallas, torres y almenas, e incluso foso y puente levadizo, pero en realidad, no era «normal» porque estaba habitado por fantasmas.

—¿Por fantasmas? —se había sorprendido el mago cuando oyó el comentario en el pueblo de Trebont.

—Sí, eso dicen —contestó un lugareño—. Aunque tampoco importa demasiado. El castillo está en medio de una marisma muy húmeda, y nadie tiene interés en vivir allí. ¡Es muy malo para el reuma!

—Y además —añadió otro—, esos fantasmas no son de los que dan problemas. Nunca salen del castillo, así que todos vivimos tranquilos.

Pero el mago, que desde hacía varias semanas vagaba por la región sin encontrar nada destacable, vio aquí la ocasión ideal para realizar una proeza que haría su nombre memorable, por lo que afirmó:

—¡Mejor estaríais sin ellos! ¡Yo, Cataclás, el mago que puede más, os libraré de los fantasmás!

Los lugareños se miraron unos a otros incrédulos, o así lo entendió el mago, porque les dijo:

—¿No lo creéis? ¡Pues ya lo veréis!

Y se fue dispuesto a demostrarlo. Sin embargo, no era por esto exactamente por lo que los lugareños parecieron confundidos:

—¿Ha dicho fantasmas o fantasmás? —preguntó uno de ellos.

—Yo creo que fantasmás —dijo otro.

—No puede ser —añadió un tercero—. Todos los magos saben hablar perfectamente, igual que leer y escribir.

Y la discusión dio para un buen rato, aunque lo cierto es que pronto se olvidarían de esta cuestión porque, esa misma noche, les esperaba una serie de acontecimientos que borrarían cualquier otro recuerdo acerca del mago.

Este cumplió su promesa, y se felicitó por ello:

—¡Buen trabajo, Cataclás! —se dijo—. ¡Aquí también cantarán tus gestas!

Y convencido de que así sería, emprendió de nuevo camino esperando encontrar otro lugar que necesitara su ayuda. Sin embargo, en lo que no pensó fue en que, al desencantar el castillo, impediría con ello que los fantasmas pudieran volver a él, y esto los obligaría a deambular por otras partes. Y el pueblo de Trebont no estaba muy lejos…

2

Mora, Broncas y Sensible

Aunque nadie en Trebont lo supiera pues, efectivamente, los fantasmas del castillo nunca salían de él, sobre ellos pesaban maldiciones muy extrañas y aún más incómodas. Mora, el primero de los tres, sufría la maldición de la camiseta

You've reached the end of this preview. Sign up to read more!
Page 1 of 1

Reviews

What people think about Bestsellers

0
0 ratings / 0 Reviews
What did you think?
Rating: 0 out of 5 stars

Reader reviews