Enjoy millions of ebooks, audiobooks, magazines, and more, with a free trial

Only $11.99/month after trial. Cancel anytime.

Un Excedente de Luz
Un Excedente de Luz
Un Excedente de Luz
Ebook159 pages1 hour

Un Excedente de Luz

Rating: 0 out of 5 stars

()

Read preview

About this ebook

Una historia sobre crecer, aprender y madurar.

La amistad y el amor florecen entre dos adolescentes muy diferentes a orillas de un arroyo, durante 5 calurosos veranos en Texas.

"Es un psicópata". Eso fue lo que le dijeron a Mike sobre el chico de cabello oscuro y con ojos tan azules que parecían icebergs flotando en un mar de leche. Desde el momento en que lo vio, se convirtió en la misión de Mike, averiguar todo sobre ese chico. Ese chico que era el mejor peleador de todos, pero que no le gustaba lastimar a nadie. Y además era muy buen artista. Aunque ese chico sólo quería ser su amigo durante los largos días de verano para no arruinar su reputación. Sin embargo, el verano resultó ser la mejor estación de todas, por lo luminosos de sus días, para conocer su verdadero yo. Y no hubo forma de alejar a Mike del chico, cuando lo conoció por lo que realmente era.

LanguageEspañol
PublisherBadPress
Release dateJul 28, 2020
ISBN9781071557761
Un Excedente de Luz
Read preview

Related to Un Excedente de Luz

Related ebooks

Related categories

Reviews for Un Excedente de Luz

Rating: 0 out of 5 stars
0 ratings

0 ratings0 reviews

What did you think?

Tap to rate

Review must be at least 10 words

    Book preview

    Un Excedente de Luz - Chase Connor

    Un Excedente

    de Luz

    Chase Connor

    Chase Connor Books

    The Lion Fish Press

    www.chaseconnor.com

    www.thelionfishpress.com

    To the extent that the image or images on the cover of this book depict a person or persons, such person or persons are merely models, and are not intended to portray any character or characters feature in the book.

    Cover models are not intended to illustrate specific people and the content does not refer to models' actual acts, identity, history, beliefs or behavior. No characters depicted in this ebook are intended to represent real people. Models are used for illustrative purposes only.

    CHASE CONNOR BOOKS are published by

    The Lion Fish Press

    539 W. Commerce St #227

    Dallas, TX 75208

    © Copyright 2019, 2020 by Chase Connor

    All rights reserved. Without limiting the rights under copyright reserved above, no part of this publication may be reproduced, stored in or introduced into a retrieval system, or transmitted, in any form, or by any means (electronic, mechanical, photocopying, recording or otherwise), without the prior written permission of the copyright owner.

    AUTHORS’ NOTE:

    This is a work of fiction. Names, characters, places, and incidents either are the product of the authors’ imagination or are used fictitiously, and any resemblance to actual persons, living or dead, business establishments, events, or locales is entirely coincidental. None of this is real.

    Also by Chase Connor

    LGBTQ+ YA Books

    Just a Dumb Surfer Dude: A Gay Coming-of-Age Tale

    Just a Dumb Surfer Dude 2: For the Love of Logan

    Just a Dumb Surfer Dude 3: Summer Hearts

    Gavin’s Big Gay Checklist

    A Surplus of Light

    The Guy Gets Teddy

    GINJUH

    LGBTQ+ New Adult and Lit Fic

    A Tremendous Amount of Normal

    The Gravity of Nothing

    Between Enzo & the Universe

    LGBTQ+ YA & MG Fantasy

    A Million Little Souls

    A Point Worth LGBTQ Paranormal Romances

    Jacob Michaels Is Tired (Book 1)

    Jacob Michaels Is Not Crazy (Book 2)

    Jacob Michaels Is Not Jacob Michaels (Book 3)

    Jacob Michaels Is Not Here (Book 4)

    Jacob Michaels Is Trouble (Book 5)

    CARNAVAL (A Point Worth LGBTQ Paranormal Romance Story)

    Jacob Michaels Is Dead (Book 6)

    Erotica

    Bully

    Audiobooks

    A Surplus of Light: A Gay Coming-of-Age Tale

    Un Excedente de Luz

    Una historia sobre crecer, aprender y madurar.

    La amistad y el amor florecen entre dos adolescentes muy diferentes a orillas de un arroyo, durante 5 calurosos veranos en Texas.

    Es un psicópata. Eso fue lo que le dijeron a Mike sobre el chico de cabello oscuro y con ojos tan azules que parecían icebergs flotando en un mar de leche. Desde el momento en que lo vio, se convirtió en la misión de Mike, averiguar todo sobre ese chico. Ese chico que era el mejor peleador de todos, pero que no le gustaba lastimar a nadie. Y además era muy buen artista. Aunque ese chico sólo quería ser su amigo durante los largos días de verano para no arruinar su reputación. Sin embargo, el verano resultó ser la mejor estación de todas, por lo luminosos de sus días, para conocer su verdadero yo. Y no hubo forma de alejar a Mike del chico, cuando lo conoció por lo que realmente era.

    Como de costumbre:

    Este libro está dedicado a mis betas y al equipo de retroalimentación. Me alegra que todos formen parte de este proyecto. También de que sean tan honestos conmigo, incluso cuando la mayoría del tiempo hago lo que quiero.

    Para los lectores: Este ha sido un gran viaje. Me ha encantado cada segundo. Así que lleguemos juntos hasta el final, ¿les parece?

    Contenido

    Capítulo 1

    Ian

    Capítulo 2

    Mike – Nuestro primer verano

    Capítulo 3

    Mike – Mike, más tarde ese mismo verano

    Capítulo 4

    Ian

    Capítulo 5

    Mike – El comienzo de otro verano

    Capítulo 6

    Mike – Vacaciones de primavera

    Capítulo 7

    Mike – El verano antes del penúltimo año

    Capítulo 8

    Ian

    Capítulo 9

    Mike – El verano antes del último año

    Capítulo 10

    Ian

    Capítulo 11

    Mike – Cuatro años después

    Historia Corta de Ian

    Sobre el Autor

    Capítulo 1

    Ian

    Cuando las condiciones eran las correctas, es decir, cuando no hacía demasiado calor y ha llovido lo suficiente, el arroyo se llenaba por completo. A un paso de la orilla podías hundirte. La corriente era suave y lánguida, pero con un ritmo lo suficientemente constante para evitar que el agua se estancara. No obstante, el arroyo siempre contaba con suficiente agua para mojarse hasta la cintura. Ruidoso y fresco, el arroyo era un respiro para el calor de finales de primavera y principios del verano. Era el lugar favorito de todos los chicos de preparatoria. En ocasiones, los de secundaria convertían del arroyo en su oasis personal, pero si los de preparatoria estaban cerca, se alejaban. Era una de las reglas tácitas que nadie obligaba a cumplir, pero que todos cumplían a cabalidad.

    Uno de los mejores momentos para ir al arroyo, era bien entrada la noche, sin importar la edad. Nadie iba al arrojo tan tarde. No porque tuvieran miedo, uno de los principales atractivos de ir a nadar al arroyo era ver a las personas con poca ropa. En la oscuridad no se puede hacer eso. Al amanecer, también era un buen momento para ir al arroyo. En especial, porque a nadie le gustaba levantarse temprano durante las vacaciones. Ni siquiera la idea de tener el arroyo a tu entera disposición, hacía que la gente se levantara al amanecer.

    A excepción de mí.

    No estaba interesado en ver a nadie con poca ropa, por lo que no me molestaba nadar en la oscuridad. Mientras pudiera flotar tranquilamente sobre el agua sorprendentemente cristalina y disfrutar del arroyo, sin tener a otros chicos alrededor gritando sin parar, no me preocupaba la hora. Cuando no había nadie cerca, usaba solamente mi bañador y me metía a nadar. Jamás había que saltar al arroyo desde su lecho o de los acantilados. Resultaba difícil determinar la profundidad del agua en ciertas áreas. Y si ibas a nadar solo, no había que arriesgarse a romperse la cabeza. O que te ocurriera algo peor.

    Más abajo de donde la mayoría solía nadar, había un tramo mucho más amplio y profundo, en el que se podía saltar sin preocupaciones. Sin embargo, a mí me gustaba la zona menos profunda, donde flotaba tranquilo y evitaba el alboroto de los otros chicos. Aunque ya no me podría considerar un chico. Había acabado la preparatoria, al igual que la mayoría de mis amigos. La graduación se celebró la semana pasada. Y ahora todos los graduandos, estábamos en este extraño limbo donde una etapa de nuestras vidas se acababa y la otra estaba a punto de comenzar.

    Tendríamos un verano entero entre esa fase, inseguros de lo que se supone debíamos hacer ahora que éramos adultos. Sin saber si las universidades o trabajos que habíamos elegido, eran el escape ideal que habíamos planeado desde la secundaria. En mi caso, pasaba de la preocupación a la satisfacción. Debido a que, sin estar del todo seguro, sabía que escapar de este lugar, sin importar cómo, estaría bien. En poco más de dos meses, saldría de Texas e iría a Nueva York. Columbia esperaba por mí. Lo que ocurriera después de eso, no me importaba. Ya no estaría en Texas.

    Por eso flotaba en el arroyo a medianoche, bajo el brillo de la luna, mirando las estrellas. Soñaba con la vida que tendría cuando acabara esta pausa de dos meses entre mi infancia y la adultez. La sonrisa en mi rostro reforzaba la idea de que había hecho una excelente elección. Si mis antiguos compañeros de escuela se sentían igual o no, si ya habían planeado por completo sus vidas o no, no me importaba. Yo ya había elegido mi camino. Pero primero, debía ser paciente, tenía que esperar dos meses y después me iría. Huiría. Era lo único que necesitaba para empezar a ser feliz.

    Mientras observaba el cielo estrellado, libre de nubes, planifiqué mi futuro, fue entonces cuando caí en cuenta que mi plan terminaba cuando llegaba a Columbia. Después de eso, no tenía un plan sólido el cual seguir. Aunque ya no estaría metido en este pueblucho de porquería. De repente, las estrellas fueron bloqueadas por un zapato, la suela de ese zapato presionó mi frente, mis ojos de abrieron de par en par, sorprendido. Fue cuando me hundieron, ya no flotaba pacíficamente sobre el arroyo, sino que hacía lo posible para no ahogarme.

    Mis brazos aleteaban salvajemente mientras intentaba poner los pies en el fondo. Cuando lo hice, me empujé del lecho arenoso del arroyo hacia la superficie. Como ya no tenía el zapato encima, salí del agua jadeando y moviendo los brazos, el agua se agitaba violentamente a mi alrededor, mientras escupía y nadaba como foca. Me pasé las manos por el rostro, para quitar el exceso de agua de los ojos, y busqué con enfado a la persona que me hundió.

    —Te veías tan tranquilo —miré frente a mí, hacia la fuente de la voz.

    Mike estaba sentado a orillas del arroyo, con los pies a pocos centímetros del agua. Encendió un cigarrillo de forma dramática y el brillo naranja del encendedor me permitió ver sus blancos dientes durante una fracción de segundos.

    Enjoying the preview?
    Page 1 of 1