UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE FILOSOFÍA, LETRAS Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

CARRERA DE CIENCIAS DEL LENGUAJE Y LITERATURA

LITERATURA ECUATORIANA

Emoción Vesperal
Análisis del poema de Ernesto Noboa y Caamaño

Richar Alcocer Ricardo Pacheco
6to. Semestre “A”
28/06/2012

1. LOCALIZACIÓN
Este texto independiente escrito en verso pertenece al género lírico. Se lo considera un poema modernista de la primera mitad del siglo XX. De «doloroso expresivismo» habló en su caso Benjamín Carrión. Su musicalidad es menos sutil que la de Fierro y menos armónica y rica que la de Borja, pero es más fácil y libre. …de clima gris y desolado, desvaído y triste. (CÍRCULO DE LECTORES, 1985, págs. 172-173)

2. ANÁLISIS DEL TEMA
Hay tardes en las que uno desearía

embarcarse y partir sin rumbo cierto,
y, silenciosamente de algún puerto, irse alejando mientras muere el día.

Emprender una larga travesía y perderse después en un desierto y misterioso mar no descubierto por ningún navegante todavía.

Aunque uno sepa que hasta los remotos confines de los piélagos ignotos le seguirá el cortejo de sus penas.

Y que, al desvanecerse el espejismo, desde las glaucas

ondas del abismo,

le tentarán las últimas sirenas.

1

En el poema, Ernesto Noboa utiliza palabras que hacen alusión directa a elementos que se encuentran relacionados con el

agua, específicamente con el mar. También menciona el

desierto y el espejismo, elementos relacionados con la tierra.
Entonces podemos encontrar el estado emocional asociado a los límites, el quedarse y soportar o partir en un viaje sin retorno hacia ningún lugar conocido. Una profunda tristeza invade a la voz poética pero el recuerdo de las penas no la abandonará incluso después de la partida, la voz se encuentra sola y en trance, está en medio del 1er. Terceto. Todavía no ha decidido qué hacer. El poema decae gradualmente hasta el final 2do. Terceto, donde inserta una imagen fantástica: la de las sirenas, que es perfecta para volver del trance y darse cuenta de que está al borde mismo de la muerte. El poema termina con un final magistralmente abierto y deja la decisión al lector, que en este caso se ha convertido en la voz poética, tentado a desvanecer su propio espejismo antes de que lleguen las sirenas. El tema de Emoción Vesperal es la fascinación que ejerce el acercamiento a la muerte. La provocación hacia la búsqueda del misterio cuando la existencia pierde sentido y el sentimiento que lo lleva en dicha búsqueda. Sin embargo y aun siendo tan fuerte no impide a la conciencia estar presente, nos seguirá incluso hasta el fin.

2

3. ANÁLISIS MÉTRICO

SG

SM 11 11 11 11 11 11 11 11 11 11 11 11 11 11

LP 1 1 1 2 2 1 2 -

Rima A B B A A B B A C C D E E D

CV Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx Prx

Hay tardes en las que uno desearía embarcarse y partir sin rumbo cierto, y, silenciosamente de algún puerto, irse alejando mientras muere el día. Emprender una larga travesía y perderse después en un desierto y misterioso mar no descubierto por ningún navegante todavía. Aunque uno sepa que hasta los remotos confines de los piélagos ignotos le seguirá el cortejo de sus penas. Y que, al desvanecerse el espejismo, desde las glaucas ondas del abismo, le tentarán las últimas sirenas.

12 12 12 13 11 11 11 11 13 11 12 13 11 11

4. BIBLIOGRAFÍA
CÍRCULO DE LECTORES. (1985). Antología de la Poesía Ecuatoriana. Quito, Ecuador: Printer Colombiana Ltda.

3