You are on page 1of 1

gAceTA

Julio Bautista Las guerras son batallas


en las que nadie gana

L
a evaluación de estas luchas de poder en las que el hombre saca a relucir sus más fieros instintos,
impulsado por el miedo y la confusión, nos obligan a poner en tela de juicio el desmedido inte-
rés por la valoración de las pérdidas políticas y materiales.
Para entrar en discusión, tendremos que destacar que las apreciaciones mencionadas resultan
inútiles siempre que se les compare con las bajas humanas registradas en estos conflictos, tema al que
debemos un particular interés, pues éste es la clave que nos permitirá enfrentar nuestros verdaderos
pecados de guerra.
Grandes tomas gráficas y multimedia invaden los noticiaros para reportar luchas internacionales. Cadáveres,
escombros y grandes explosiones se muestran para revelarnos el nivel del conflicto en cuestión, pero ¿qué pasa más
allá de los números?, ¿cómo actúa y qué piensa la gente que no se ve a cuadro? y que, sin portar un arma, mata-
ría con sus propias manos para sobrevivir.

El puente (Die Brücke) La tumba de las luciérnagas


DIRECTOR: BERNHARD WICKI
PAÍS: ALEMANIA
(Hotaru no haka)
AÑO: 1959 DIRECTOR: ISAO TAKAHATA
PAÍS: JAPÓN
AÑO: 1988

S
in importar de
qué lado del

E
n el centro del conflicto, pero distantes de lo que puede
puente te encuen- llegar a representar, los hermanos Seita y Setsuko enfren-
tres, el final es la sali- tarán una doble desgracia: la guerra y la orfandad,
da, pero el riesgo está comenzando así una lucha por mantenerse con vida, pelean-
en quedarse justo en do sin armas, pero en contra de los suyos, para quienes
medio, como lo com- vale más un nabo, un dulce o un plato de arroz que la vida
probaron un puñado de estos niños a los que días antes daban cariño y la pro-
de soldados improvisa- mesa de mantenerse como familia por los lazos de sangre
dos, quienes después que los unían.
de jugar, sólo tuvieron Hambrunas, robo, muerte y despertar sin esperanzas
unos minutos para representan las desgracias más asfixiantes que puede vivir
enfrentarse a las cruel- un ser humano, y es que durante los conflictos bélicos los
dades de la vida. límites de la razón se mantienen sometidos como una
Sin saber cómo, ni estrategia para hacernos abandonar nuestros propios valo-
por qué, un grupo de res morales.
adolescentes alemanes harán frente a En la desgracia pareciera
“los enemigos de su patria”, enfrascán- que todas las conductas primi-
dose en medio de la noche en una tensa
18 ... 30 de noviembre / Número 9 ...

tivas tuvieran justificación y


batalla que librarán desde un puente aunque en este caos, cada vez
que sirve de acceso a su pueblo y que más institucionalizado, existen
representa un lugar desde el que podrí- tratados internacionales para
an atacar los enemigos. reglamentar los enfrentamien-
Obligados a servir y madurar, este tos, difícilmente estas normas
grupo de jóvenes apostará sus vidas representan una máxima de
por una libertad ficticia, perdida desde comportamiento y muestran
la primera bala, quedando como los ser poco práticas cuando ha lle-
protagonistas desconocidos de una gado el momento de marcar el
batalla que nunca fue de ellos, sino en territorio con sangre.
contra de ellos.

Related Interests