P. 1
Luis Vélez de Guevara. El diablo cojuelo

Luis Vélez de Guevara. El diablo cojuelo

|Views: 482|Likes:
Lus Vélez de Guevara. El diablo cojuelo. Edición de Ramón Valdés. Estudio preliminar de Blanca Periñán. Barcelona: Crítica, 1999. [Edición digital de la RAE.]
Lus Vélez de Guevara. El diablo cojuelo. Edición de Ramón Valdés. Estudio preliminar de Blanca Periñán. Barcelona: Crítica, 1999. [Edición digital de la RAE.]

More info:

Published by: José Carlos Morales on Aug 06, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/11/2013

pdf

text

original

la muerte, y a Elena, causa de tanto daño, llevan presa Menalao y
Agamenón? ¡Y lo peor es que los mirmidones se han apoderado del
tesoro troyano!42

—Vuelva en su juicio —dijo el güésped—, que aquí no hay almi-
dones ni toda esa tropelía de disparates que ha referido, y mucho
mejor fuera llevalle a casa del Nuncio,43

donde pudiera ser, con

bien justa causa, mayoral de los locos,44

y metelle en cura, que se le

han subido los consonantes a la cabeza como tabardillo.45

—¡Qué bien entiende de afectos el señor güésped! —respondió el
poeta, encorporándose un poco más.4

"

-De afectos ni de afeites —dijo el güésped—no quiero entender,
sino de mi negocio; lo que importa es que mañana hagamos cuen-
ta de lo que me debe de posada y se vaya con Dios, que no quiero
tener en ella quien me la alborote cada día con estas locuras: basten

las pasadas, pues comenzando a escribir recién llegado aquí la co-
media del Marqués de Mantua, que zozobró y fue una de las silbadas,
fueron tantas las prevenciones de la caza y las voces que dio lla-
mando a los perros Melampo, Oliveros, Saltamontes, Tragavien-
tos, etc., y el «¡Ataja, ataja!» y el «¡Guarda el oso cerdoso yel jabalí
colmilludo!»,47

que malparió una señora preñada que pasaba del
Andalucía a Madrid del sobresalto; y en esotra del Saco de Roma
—que entrambas parecieron cual tenga la salud—4

" fue el estruendo

42

Personajes y sucesos de la guerra

troyana descritos por Virgilio en la

Eneida (II); Menalao, por asimilación,

en lugar de «Menelao»; Penates: divi-

nidades protectoras de la familia; mir-

midones: aqueos a las órdenes de Aqui-

les.

43

Así se llamaba el manicomio de

Toledo por haberlo fundado el nuncio

Francisco Ortiz, casa de locos en que

no raras veces la sátira recluye a los poe-

tas.0

44

mayoral: 'capataz, jefe'.

45

Los 'versos' (consonantes) le han

afectado a la cabeza comotabardillo: fie-

bre tifoidea que producía manchas y

pústulas «subiendo» hasta la cara.

46

El éxtasis y furor poético son

como una fiebre para el poeta, por eso

dice al tabernero que entiende de afec-

tos, término preciso con que en la ora-

toria se aludía a las pasiones anímicas

(del oyente, del orador o del mismo

personaje).0

47

«¡Guarda el oso cerdoso!»: '¡Atento

al oso peludo!' (adjetivación tópica).

En El marqués de Mantua (h. 1600), tra-

gicomedia de Lope de Vega que reco-

ge la tradición romanceril y legendaria,

hay escenas de caza, un perro llamado

Melampo y un personaje con el nom-

bre de Oliveros.0

4S

Es decir, 'malas o faltas de juicio';

era frase hecha usada para la compara-

ción y también la maldición o buenos

augurios. Una comedia de Juan de la

Cueva llevaba por título El saco de

Roma.°

TRANCO IV

49

de las cajas49

y trompetas, haciendo pedazos las puertas y ventanas
deste aposento a tan desusadas horas como estas, y el «¡Cierra, Es-
paña!», «¡Santiago, y a ellos!»,50

y el jugar la artillería con la boca

como si hubiera ido a la escuela con un petardo,5

' o criádose con el

basilisco de Malta,53

que engañó el rebato53

a una compañía de in-
fantería que alojaron aquella noche en mi casa, de suerte que, to-
cando al arma, se hubieron de hacer a escuras unos soldados peda-
zos con otros, acudiendo al ruido medio Toledo con la justicia,
echándome las puertas abajo, y amenazó a hacer una de todos los
diablos;54

que es poeta grulla que siempre está en vela y halla con-
sonantes a cualquiera hora de la noche y de la madrugada.55

El poeta dijo entonces:
-Mucho mayor alboroto fuera si yo acabara aquella comedia de
que tiene vuesa merced en prendas dos jornadas por lo que le
debo, que la llamo Las tinieblas de Palestina, donde es fuerza que se
rompa el velo de el Templo en la tercera jornada,56

y se escurezca

el sol y la luna, y se den unas piedras con otras, y se venga abajo toda

la fábrica celestial con truenos y relámpagos, cometas y exhalacio-
nes, en sentimiento de su Hacedor; que por faltarme los nombres
que he de poner a los sayones no la he acabado.57

¡Ahí me dirá vue-

sa merced, señor güésped, qué fuera ello!

—Vayase —dijo el mesonerazo—a acaballa al Calvario, aunque no
faltará en cualquiera parte que la escriba o la representen quien le
crucifique a silbos, legumbre y edificio.58

49

'tambores' también llamados así,
sobre todo los de la guerra.

50

¡Cierra, España!: '¡Al ataque, Es-

paña!'. Santiago, patrón de España, era

invocado en las batallas ya en tiempos

del Cid, hasta el punto de significar,

por metonimia, 'acometida'.0

sl

jugar la artillería significa específi-

camente 'dispararla', al añadir con la boca
queda claro que el poeta imitó su ruido.

53

Se llamaba basilisco a un cañón de
gran calibre y longitud.0

53

'hizo creer que atacaban' (véase II,

n. 93).

54

una de todos los diablos: 'una triful-

ca, un alboroto'. Episodios como estos

abundan en la sátira de los poetas: Ho-

racio se autorretrata gesticulando y gri-
tando poseído por la ficción, y el furor

poético del buscón don Pablos provoca

incidentes parecidos.0

55

poeta grulla, 'nocturno', como la

grulla (véase n. 31 a este tranco); conso-

nantes: 'versos'.0

5

se rompa el velo: 'se derrumbe el te-

cho'; es un aparatoso efecto escénico,

como se verá.

57

sayones: 'verdugos'. Es tópico en la

sátira del mal poeta que tropiece con

problemas nimios como este para la re-

solución o ejecución de la comedia.0

58

El mesonero impreca al poeta

aprovechando la materia de la come-

dia: por eso lo condena al calvario y a la

EL DIABLO COJUELO

—Antes resucitan con mis comedias los autores59

—dijo el poeta—;

y para que conozcan todos vuesas mercedes esta verdad y admiren

el estilo que llevan todas las que yo escribo, ya que se han levanta-
do a tan buen tiempo, quiero leelles esta.

Y diciendo y haciendo, tomó en la mano una rima de vueltas de
cartas viejas cuyo bulto se encaminaba más a pleito de tenuta que a
comedia,60

y arqueando las cejas y deshollinándose los bigotes dijo,

leyendo el título, de esta suerte:

—Tragedia Troyana, Astucias de Sinón.6

' Caballo griego, Amantes
adúlteros y Reyes endemoniados. Sale lo primero por el patio, sin
haber cantado, el Paladión, con cuatro mil griegos por lo menos,
armados de punta en blanco, dentro del.62
—¿Cómo—le replicó un caballero soldado de aquellos que esta-
ban en cueros, que parece que se habían de echar a nadar en la co-
media- puede toda esa máquina entrar por ningún patio ni coliseo
de cuantos hay en España, ni por el del Buen Retiro,63

afrenta de

los romanos anfiteatros, ni por una plaza de toros?

—¡Buen remedio! —respondió el poeta—Derribaráse el corral y
dos calles junto a él para que quepa esta tramoya, que es la más por-
tentosa y nueva que los teatros han visto;64

que no siempre sucede
hacerse una comedia como esta, y será tanta la ganancia que podrá
muy bien a sus ancas sufrir todo este gasto.65

Pero escuchen, que ya

crucifixión y añade a los normales ob-

sequios de un público descontento(sil-

bos y legumbre) el edificio, o sea, ape-

dreamiento con los cascotes del techo

desplomado.0

59

'directores de compañías teatra-

les'. Nótese el verbo resucitan, coheren-

te con el tema de la comedia.

60

rima: 'montón'; cartas: 'hojas de

papel ya escritas', por eso usa las vueltas

o 'dorsos'. El pleito de tenuta se hacía

para obtener la posesión provisional de

los frutos y rentas de un mayorazgo;

era largo y su legajo voluminoso: la sá-

tira tacha a los malos poetas de prolífi-

cos.°

1

Sinón, con sus astucias, convence

a los troyanos de que metan el caballo

lleno de enemigos enTroya.

62

patio: en el corral de comedias ven-

dría a ser la actual 'platea'; sin haber can-

tado: antes que comenzara la obra solían

cantar los músicos; Paladión: aquí, 'el

caballo de Troya'; armados de punta en

blanco: 'de pies a cabeza y las armas de-

senvainadas'.0

3

máquina: 'mole, enorme ingenio

mecánico'. El Coliseo del BuenReti-

ro, inaugurado en 1640, estaba dotado

para las más aparatosas escenografías.0

64

tramoya: 'máquina'. La solución

de derribar el corral y dos calles carica-

turiza las reformas a veces necesarias en

los corrales para habilitar la maquinaria

escénica y puede ser recuerdo burlesco

de la leyenda troyana, en que se derri-

ban los muros de Troya para introducir

el caballo.0

65

a sus ancas: 'a su costa'; la ganancia
cubrirá sobradamente los gastos.0

TRANCO IV

51

comienza la obra, y atención, por mi amor: «Salen por el tablado,
con mucho ruido de chirimías y atabalillos,66

Príamo, rey de Tro-

ya, y el príncipe París, y Elena, muy bizarra en un palafrén,67

en me-

dio, y el rey a la mano derecha (que siempre desta manera guardo

el decoro a las personas reales),68

y luego, tras ellos, en palafrenes
negros, de la misma suerte, once mil dueñas a caballo».69
—Más dificultosa apariencia70

es esa que esotra —dijo uno de los
oyentes—, porque es imposible que tantas dueñas juntas se hallen.
-Algunas se harán de pasta -dijo el poeta- y las demás se juntarán

de aquí para allí;71

fuera de que si se hace en la corte, ¿qué señora ha-
brá que no envíe sus dueñas prestadas para una cosa tan grande, por
estar los días que se representare la comedia, que será por lo menos
siete u ocho meses,72

libres de tan cansadas sabandijas?73
Hubiéronse de caer de risa los oyones,74

y de una carcajada se lle-
varon media hora de reloj al son de los disparates del tal poeta, y él
prosiguió diciendo:

—No hay que reírse, que si Dios me tiene de sus consonantes,75

he
de rellenar el mundo de comedias mías, y ha de ser Lope de Vega
—prodigioso monstruo español y nuevo Tostado en verso—niño de
teta conmigo.76

Y después me he de retirar a escribir un poema he-

}>

Las chirimías (similares al oboe) y

los atabalHlos ('tambores') anunciaban la

entrada de personajes importantes.0

67

'caballo manso' usado para entra-

das y desfiles; bizarra: aquí, 'galante, ce-

remoniosa'.0

)l

Les presenta y hace comportarse

conforme a su categoría. La alusión al

decoro, un tópico más en la sátira al mal

poeta, era de hecho una preocupación

real y fundada: una obra en que no se

guardara el decoro podía ser hundida

por el público.0

9

No le bastan al poeta la nueva tra-

moya, trompetas y tambores, caballos:

sube también al tablado una muche-

dumbre, exagerada hasta el absurdo, de

once mil dueñas; el número puede alu-

dir a las once mil vírgenes mártires ma-

tadas por los hunos.

70

'aparición, entrada, efectoescé-

nico'.0

71

'desde ahora para entonces'.0

72

El poeta es optimista, ya que las

obras solían representarse como mucho

cinco o seis días seguidos.0

73

cansadas: 'fastidiosas, pesadas' (sa-

bandijas: véase I, n. 86). Las dueñas eran

mujeres de edad que, al quedar viudas,

entraban a servir en casas para dar respe-

tabilidad: velaban por la honradez de la

señora y vigilaban al resto de los criados.

Su orgullo, chismorreos y misma fun-

ción las hicieron enojosas y uno de los

blancos predilectos de la sátira áurea.0

74

oyones: adaptación burlesca de

'oyentes', calcada de mirones.

75

Modificación jocosa del refrán

«Dios nos tenga de su mano en invierno

y en verano, y en todo tiempo del año»,

o de otros refranes y dichos por el estilo.0

76

Lope de Vega, monstruo ('prodi-

gio') ynuevo Tostado en verso (por lo

prolífico), será niño de teta ('simple afi-

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->