explicar nada en este caso, sino que, por el contrario; ella misma necesita ser explicada a partir del

medio ideológico social. La conciencia se construye y se realiza mediante el material sígnico, creado en el proceso de la comunicación social de un colectivo organizado. La conciencia individual se alimenta de signos, crece en basé a ellos, refleja en sí su lógica y sus leyes. La palabra es el fenómeno ideológico por excelencia. Toda la realidad de la palabra se disuelve por completo en su función de ser signo. En la palabra no hay nada que sea indiferente a tal función y que no fuese generado por ella. La palabra es el medio más puro y genuino de la comunicación social. La palabra no sólo representa un signo puro y ejemplar, sino que aparece además como un sino neutral. …comunicación en la vida cotidiana. Ésta es sumamente rica en contenido e importante. Por un lado, se conecta directamente con los procesos de la producción, por el otro toca las esferas de las diversas ideologías ya formadas y especializadas. la palabra llegó a convertirse en el mate¬rial sígnico de la vida interior, esto es, d e la conciencia Este exclusivo papel de la palabra, el de servir corno medio ambiente para la co nciencia, determina el hecho de que la palabra acompaña, como un ingrediente neces ario, a toda la creación ideológica en general. La conciencia siempre sabe encontrar una aproximación verbal hacia el signo La palabra está presente en todo acto de comprensión y en todo acto de interpretación. Todas las particularidades de la palabra que analizamos -su pureza sígnica, su neu tralidad ideológica, su capacidad de convertirse en discurso interno y, finalmente , su ubicuidad en cuanto fenómeno colateral de todo acto consciente-, todos estos rasgos convierten la palabra en el objetivo básico del estudio de las ideologías.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful