Juan era el menor de 2 hermanos, que vivían en una casita pequeña en un pueblo español, junto a su padre.

El hermano de Juan era un chico inteligente al que todo el mundo admiraba, incluido su padre. Sin embargo, de Juan pensaban que era un chico tonto que no se enteraba de nada. Un día, el padre de Juan le dijo: “Juan, no mires a tu hermano que tiene sangre en la mano y puede darte miedo..” Juan se quedó paralizado y le dijo a su padre: “Papá, ¿qué es eso del miedo? No se lo que es el miedo..” Su padre, pensando que se había vuelto más tonto todavía, le echó de su casa y le dijo: “¿No sabes lo qué es el miedo? Pues vete por ahí a buscarlo“. Y así lo hizo Juan, salió de su casa a buscar el miedo para enterarse de qué significaba esa palabra. Durante 3 meses corrió innumerables aventuras, con osos salvajes, esqueletos vivientes, serpientes venenosas, … pero salía ileso de todas las amenazas y nunca llegaba a tener miedo. Juan seguía pensando: “¿Qué será eso del miedo? Quiero saber qué es el miedo!!!“ Mientras pensaba, iba caminando y tropezó con un castillo muy muy viejo, en el que ponía un cartel bien grande: “El que aguante tres noches en el castillo sin que le pase nada, conseguirá la mano de la princesa y se casará con ella“. Juan pensó que podía ser una buena oportunidad para ver si descubría el miedo, así que se apuntó a la hazaña de las tres noches en el castillo tenebroso. Juan pasó las tres noches rodeado de monstruos y fantasmas, pero una vez más no sintió miedo…
(Juan Sin Miedo, Hermanos Grimm)

mis ovejas… se las come!!“. sin embargo otros. empezó a gritar: “Que viene el lobo!! El lobo!! Socorro!!” Los vecinos. alarmados al oír los gritos de Pedro. Los vecinos enfadados. y todas las mañanas sacaba a pasear a su rebaño de ovejas por el campo. Sergéi Prokófiev) . y ya no sabía que hacer para divertirse un poco y pasar el rato. que se aburría muchísimo. pero cuando llegaron al lugar. Un día por la mañana. Al día siguiente. Pedro volvió a gritar lo mismo: “Que viene el lobo!! Socorro.Érase una vez un pastorcillo que vivía en un pequeño pueblo cerca del bosque. se encontraron con Pedro riéndose a carcajadas y diciendo: “Qué tontos!! Se lo han creído!! Jajaja!“. Pasaba tanto tiempo en el campo. volvieron al pueblo sin dirigirle la palabra a Pedro. ya no le creyeron. corrieron a socorrerle. cerca del pueblo. Pedro muriéndose de risa y gritando: “¡¡ Otra vez os he engañado!! ¡¡ Jajaja!! (Pedro y el Lobo. cuando Pedro pasaba cerca del pueblo. Los vecinos del pueblo le oyeron gritar y algunos de ellos. Estuvo pensando en unos cuantos juegos. porque ellos se habían preocupado por él y en realidad se trataba de una broma de mal gusto. corrieron a ayudarle porque Pedro podría correr peligro. volvieron a ver la misma imagen. El pastorcillo se llamaba Pedro. y al final se decidió a divertirse a costa de los vecinos del pueblo. pensando que podía haber sido una casualidad. Cuando llegaron a donde se encontraba Pedro.

se fue al jardín del palacio y sembró las semillas que le había entregado el hombre sabio. Al día siguiente se le ocurrió la idea de aprovechar el comienzo de la primavera. Así que siguió con su mala conducta y con su egocentrismo. Se marchó al castillo y entró en su habitación muy pensativo. marchitas y sin olor fragante. El príncipe gruñón veía que las rosas de su jardín eran marchitas y pensó que la culpa la tenía el hombre sabio por no entregarle las buenas semillas. El príncipe gruñón muy sorprendido. María Abreu) . abrió las manos. Así que al día siguiente comenzó a ser amable con los demás. y es ahí. Una tarde. Una mañana entró en el jardín del castillo y sorpresivamente descubrió que todas las rosas estaban muy coloridas y destilaban un olor muy agradable. tú eres el responsable de saber qué quieres sembrar en tu vida.Tu corazón es un jardín. El príncipe gruñón reflexionó toda la noche con las palabras del hombre sabio.Había una vez un joven príncipe que era muy gruñón. el príncipe gruñón caminaba por la calle de la ciudad y le llamó la atención que la mayoría de las rosas que veía en la calle eran de lindos colores y de fragantes olores. y minutos después. se le apareció un hombre sabio y le entregó unas semillas en las manos diciéndole: . Minutos después se le apareció nuevamente el hombre sabio diciéndole: . empuñó las semillas. gritaba e insultaba a las personas. y por tanto tenía pocos amigos. a ayudar a las personas y a tratarlas con amor. se quedó dormido. donde debes decidir cuáles son las cosas que quieres sembrar. Luego pasaron unos días y en su jardín comenzaron a crecer unas rosas feas.En tus manos entrego estas semillas. Una noche cuando él estaba solo en su habitación. (El Príncipe y la Rosa Roja.

el gato con botas se fue a cazar al campo. A lo que el gato contestó: “Han robado a mi amo el marqués y le han quitado toda la ropa!“. y lo único que se llevaba al estómago era lo que podía encontrar en la basura para su gato y para él. mi amo el marqués le regala este jabalí para que lo disfrute con su familia“. (El gato con botas. Un día. mientras el gato con botas y su amo estaban en el río bañando y lavándose. pasó la carroza del rey cerca del río. A continuación. El rey rápidamente le dio un traje elegante al supuesto marqués y él y el gato con botas subieron a la carroza real. se había convertido en el príncipe del reino. ni comida. y rápidamente le dijo a su amo que se quitara toda la ropa. Un día. un sombrero y una capa. una muchacha muy hermosa. Al día siguiente. cogió unas botas. El gato con botas repitió durante una semana sus regalos al rey. a la salud del marqués. y cuando volvió con un jabalí a sus espaldas. El joven casi no tenía para comer. El gato con botas lo vio. La carroza del rey paró junto al río para descansar. se lo llevó al rey. los limpió hasta que parecieron nuevos y se los puso. y llevaba puestas ropas haraposas. y esa noche en el castillo del reino se cenó jabalí asado. que se daba cuenta de la pobreza extrema de su amo. ni ropa elegante. El rey le dio las gracias. Charles Perraut) . y le preguntó: “¿Qué hacéis tú y tu amo en el río?“. Sólo hizo falta una mirada. Dentro de la carroza iba la hija del rey. y le dijo: “Excelentísimo señor. el muchacho que vivía en la calle sin dinero. y todo esto gracias a su amigo. el gato con botas. y el rey vio al gato con botas. y los dos muchachos se enamoraron.Había una vez un muchacho joven que vivía en la calle con su gato. el gato. el gato se volvió a poner las botas y volvió a cazar un jabalí para regalárselo al rey en nombre del marqués. El muchacho era pobre. Ahora.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful