PRIMERA CUMBRE SOCIAL

DOCUMENTO DE CONVOCATORIA

(7 Y 8 DE SEPTIEMBRE 2012)



















Julio 2012



Presentación

La MESA SOCIAL, busca constituirse e una instancia privilegiada de construcción
colectiva de propuestas para nuestro país. Esta compuesta por organizaciones de
distinto tipo, historias, infraestructura y temáticas, pero todas con un objetivo común,
desde sus particulares miradas, modificar el modelo social y político imperante en
nuestro país y construir un NUEVO CHILE.

Hemos dado un paso importante al avanzar en la conformación de una red de trabajo
que nos permita, desde la diversidad, heterogeneidad e intereses propios de cada una
de nuestras organizaciones, generar una unidad en la acción contra el modelo social,
político y económico imperante, en busca de una sociedad mas inclusiva. Estamos
de acuerdo que Chile necesita un nuevo modelo de desarrollo que avance hacia una
sociedad incluyente, justa y solidaria. Es necesario avanzar hacia un Nuevo Chile.

Mesa Social por un Nuevo Chile, esta compuesta por un amplio arco de
organizaciones sociales, las que en su conjunto representan a los Movimientos Medio
Ambientalistas, Profesores, Padres y Apoderados, Estudiantes de Enseñanza Media y
Superior, Movimiento Sindical, Colegios Profesionales, Pequeños y Medianos
Empresarios, ONGs, Trabajadores del Arte y la Cultura, entre otros actores sociales de
relevancia.



Marco político de la Cumbre Social

Nos sentimos disconformes, descontentos, decepcionados, incómodos e indignados
con el modelo de sociedad que se está construyendo. Después de 22 años de
recuperar la democracia, no nos gusta la política que domina la agenda y sus
consecuencias, porque no representa las necesidades y deseos de la gente. Más bien,
durante las últimas tres décadas sólo se han representado los intereses de grupos de
poder político e intereses económicos del gran capital financiero. Claramente, el
sistema binominal y el acomodo de una minoría dominante en el país ha destruido la
legitimidad de la democracia representativa actual y se requiere de un cambio radical
al modelo de sociedad, dentro de un marco democrático real y de respeto a la
participación y decisión ciudadana.

Tenemos un modelo económico injusto socialmente, con una de las mayores
desigualdades del mundo (una persona del 10% más rico gana en promedio 46 veces
más que una persona del 10% más pobre); una explotación irracional de nuestros
recursos naturales, en beneficio de intereses de un pequeño puñado de grupos
económicos, nacionales y extranjeros, con serios riesgos para la sustentabilidad futura
del país; una severa exclusión de los pueblos originarios y otras formas de diversidad
cultural del país. Durante los 20 años que gobernó la Concertación, se hicieron muy
escasos gestos por modificar el sistema de acumulación, que ha depredado el
medioambiente y endeudado a los ciudadanos comunes. No hemos sido capaces de
proponer un sistema económico distinto, acorde a la ética y al bien común, y a los
valores que nos interesa promover: de mayor justicia, igualdad y solidaridad.

Nos hemos estado acostumbrando a un Estado centralizado y autorreferente que
excluye los intereses de las mayorías. Vemos con preocupación que avanza con
fuerza un Estado represivo, autoritario, que abusa del miedo y no escucha el clamor
popular. Pese a que estamos en el siglo XXI, y contamos con tecnologías acorde a la
época, el poder político y económico se ha concentrado cada vez, evidenciándose una
situación regresiva que se parece mucho más a la que existió en el siglo XIX, una
sociedad dominada por un pequeño grupo de familias en torno a la hacienda y a
negocios protegidos por un Estado mucho más al servicio de aquellas que de los
ciudadanos de a pie.

Los medios de comunicación social (concentrados y corporativizados) repiten
cacofónicamente un mensaje parcial y sesgado del país, solo conveniente para
quienes desean mantener el statu quo del modelo: una sociedad de consumidores,
endeudados, individualistas y sin participación social o política.

Necesitamos avanzar hacia una sociedad de ciudadanos conscientes, participativos y
solidarios. Tenemos todas las condiciones para logar instalar una nueva Constitución
Política del Estado, formulada por una Asamblea Constituyente y aprobada en un
plebiscito democrático participativo e informado.

Diversos síntomas nos hacen ver que estamos en un cambio de época. La
globalización, lejos de incrementar la diversidad y procurar la igualdad, ha generado
dos mundos polarizados: el de quienes detentan el poder, concentrando la riqueza
para sí; y el de la gente, cada más insatisfecha porque sólo es considerada como
consumidores. La codicia ha sobrepasado el umbral del nivel de conciencia del daño
que hemos producido al planeta y a la naturaleza por los modelos de crecimiento
ilimitado que ha impulsado la sociedad industrial capitalista. El cambio climático, el
recalentamiento de la Tierra producto de la avaricia de un sistema depredador, es una
del iceberg que nos comienza a golpear y sus efectos serán dramáticos para el mundo
y para Chile.

Necesitamos construir un país saludable pensado también para las futuras
generaciones, donde todos tengan un buen vivir. La codicia, el egoísmo y la avaricia,
exacerbados por una competencia brutal y despiadada, están destruyendo el alma
nacional: Necesitamos recuperar los valores de una ética del desarrollo y de la
cooperación, que ponga el bien común por delante y no los intereses corporativos
nacionales y transnacionales, donde el capital financiero internacional hoy es capaz de
manejar hasta los gobiernos y la soberanía popular.

La necesidad de un cambio es inminente y en esa tarea nos necesitamos todos y
todas para alcanzar un país justo y bueno.





Objetivos


Objetivo General:

Diseñar e implementar la Primera Cumbre Social a nivel nacional convocando a todas
las organizaciones de la Sociedad Civil que estén interesadas en construir
colectivamente un proyecto de país, para un Nuevo Chile.





Objetivos Específicos:


1. Debatir la problemática de los diferentes sectores sociales en ejes temáticos
que posibiliten recoger las propuestas de solución que surgen desde la base.

2. Sistematizar los contenidos de las propuestas en un documento programático
preliminar que permita profundizar el debate recogiendo las visiones y aportes
de regiones y territorios.

3. Discutir territorialmente la propuesta fortaleciendo la creación y consolidación
de mesas sociales en los diferentes territorios del país.

4. Establecer una plataforma digital para la socialización de las propuestas y el
enriquecimiento de las mismas.

5. Presentar al mundo político opositor las propuestas de la Cumbre Social y
emplazarlos a recogerlas en sus programas para un nuevo gobierno que
supere las insuficiencias de la actual democracia y que incorpore plenamente
al pueblo y sus organizaciones en las decisiones políticas trascendentes para
Chile y su gente.





Metodología de Trabajo y Organización



La inauguración de la Cumbre Social se realizará el día 7 de septiembre en el Salón
de Honor del Congreso Nacional de Santiago desde las 1|8:30 hrs.

Para día sábado 8 desde las 9:00 hrs. contaremos con una metodología participativa
para trabajar en grupos temáticos, lo que nos permitirá avanzar en el objetivo de
construir una primera versión ciudadana de las propuestas ciudadanas para un nuevo
Chile. Este documento se convertirá en nuestra plataforma para profundizar en
encuentros a nivel de las diferentes regiones y comunas del país donde exista una
base de organización que pueda realizar este ejercicio democrático.

Con posterioridad y luego de la Segunda Cumbre Social a realizar en el 2013,
presentaremos el documento al país, emplazando a las instancias políticas a recoger
las propuestas respectivas.






Ejes Temáticos de la Cumbre Social y sus Argumentos

1. Nueva Constitución y Nueva Institucionalidad

Chile se merece una nueva Constitución, la vigente en la actualidad, cuyo origen
es el ilegítimo plebiscito de Pinochet en 1980 en plena dictadura. El agotamiento
de la representación de las instituciones, el desprestigio del mundo político y las
fuertes inequidades sociales que hoy tenemos, no son más que el resultado de la
actual Constitución que nos rige, que no hace más que perpetuar el modelo
neoliberal imperante en la actualidad. Sea por el sistema binominal, por los quórum
calificados o bien por el carácter de propiedad privada que tiene el agua en Chile,
único país del mundo con esta aberración jurídica, el país no podrá ser plenamente
democrático si no es capaz de mediante algún instrumento como plebiscitos y/o
asamblea constituyente, datarnos de una Constitución que origine una nueva
República.

2. Modelo de Desarrollo y Reforma Tributaria.

El modelo económico heredado de la dictadura y corregido parcialmente por los
gobiernos que vinieron posteriormente es un modelo neoliberal, en el que el peso
de las decisiones económicas esta en el mercado. El rol subsidiario del Estado
hace que este último solo se limite a facilitar los negocios del gran capital. Por ello,
hay que revisar el modelo en él que estamos insertos para corregir las distorsiones
creadas y colocar en el centro al hombre y sus requerimientos de una vida plena.
La reforma tributaria es un tema de corto plazo. Se trata de resolver algunas
mínimas modificaciones para avanzar en una mejor redistribución de la riqueza del
país.

3. Educación Pública de Calidad y Gratuita

Desde 1979 en adelante, en el marco del proyecto neoliberal de la dictadura
militar, se va desarrollando un proceso privatizador y de desmantelamiento de lo
que fue nuestro sistema público de educación, deteriorando severamente la
calidad de la educación y descargando sobre las familias el costo de ésta. Es
imperioso avanzar en la reconstrucción del sistema con una nueva
institucionalidad donde el estado garantice este derecho fundamental al conjunto
de la población, sin importar las diferencias sociales o de cualquier otra índole,
otorgando educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles.

4. Salud de Calidad para Todos.

Vemos con preocupación como se avanza decididamente en el desmantelamiento
paulatino e irreversible de la salud pública en el país, mientras en paralelo, se
realizan gigantescas transferencias de recursos al sector privado que ha crecido
en los últimos años en forma desmedida tratando a la salud como un negocio
lucrativo y con escasa fiscalización por parte de las autoridades sectoriales. La
rentabilidad de las clínicas privadas y las ISAPRES, las cuales pertenecen a los
mismos dueños, son gigantescas y lucran con los recursos provenientes tanto de
las cotizaciones de los afiliados como de los recursos públicos que le son
asignados por las prestaciones que son transferidas desde el servicio publico a
través de los voucher. El plan AUGE si bien fue un avance para un conjunto de
enfermedades, no esta entregando cobertura universal de salud, ni se cuenta con
un fondo solidario que permitan que los que más cotizan contribuyan con los
sectores más desposeídos. Es necesario avanzar en una gran reforma de la salud
que recupere el rol de servicio público y de garantías universales a todos los
habitantes de nuestro país


5. Medio Ambiente, Energía y Recursos Naturales

El mundo y muy especialmente nuestro país se encamina a una gran crisis
ambiental de escala planetaria, el calentamiento global y el cambio climático que
origina, la escasez de agua, la pérdida de biodiversidad, la contaminación de aire
de las ciudades y del agua de los ríos, la depredación del océano y los recursos
naturales, entre otros males del actual modelo de desarrollo, deben llegar a su
término para no tener que pagar un enorme costo social, ambiental y económico
en un futuro cercano. Esto requiere de un giro en la actual política ambiental, de
energía y de tratamiento a nuestros recursos naturales que vele por el bien común
de las actuales y futuras generaciones y evite dejar por el afán de lucro imperante,
un pasivo ambiental que comprometerá el bienestar y la calidad de vida de los
habitantes del país.

6. Medios de Comunicación Democráticos.

La concentración económica que padece hoy día el país, va de la mano con la
concentración de los medios de comunicación masiva, que no hacen otra cosa de
mostrar el país que ellos desean que se conozca, ejerciendo una censura
desmedida para numerosos problemas y actores sociales que son críticos al
modelo económico y social. Necesitamos avanzar en medios de comunicaciones
pluralistas que reflejen la diversidad cultural, social y territorial existente en la
realidad chilena, también se debe impedir que sean los mismos monopolios que
hoy día existen en los medios de comunicación, que controlen la televisión digital
que hoy esta en discusión en el parlamente

7. Verdad, justicia y criminalización del Movimiento Social

La Implementación del terrorismo de estado durante 17 años, bajo la dictadura, fue
una decisión ideológica tomada desde el momento en que se empezó a organizar
el golpe de estado en nuestro país, así como los en los distintos países de América
Latina. La implementación del genocidio y el exterminio fue la manera de someter
a los pueblos para imponer el modelo económico y la institucionalidad represiva,
garante de la subsistencia de dicho modelo. Al inicio de la transición, bajo el
primer gobierno de la Concertación, se garantizo la impunidad a los violadores de
DDHH, esta impunidad aseguro la subsistencia de un Estado represivo dispuesto a
responder autoritariamente a los movimientos sociales que cuestionen el modelo
económico heredado. Debemos asumir la demanda de Verdad y Justicia, como
una necesidad de país, debemos denunciar con fuerza y oponernos a la represión
y criminalización del estado a los movimientos sociales. La lucha por un gobierno
verdaderamente democrático, pasa también por el respeto, defensa, protección y
promoción de los DDHH. El término de la impunidad es fundamental para
garantizar el nunca más.








8. Trabajo y Reformas Pendientes

El mundo del trabajo se encuentra enclaustrado por un Código Laboral
implementado por la dictadura militar, matizado por algunas reformas realizadas
por los gobiernos de la Concertación, que no resuelven el grueso de las
demandas de la población trabajadora, el actual código genera desigualdades en
materia de Negociación Colectiva permitiendo que existan dentro de una empresa
grupos negociadores fuera de la organización sindical generando la atomización
de la fuerza laboral. Lo mismo ocurre en materia de Sindicalización, Chile requiere
una nueva institucionalidad laboral, que fortalezca el rol de los sindicatos tanto en
la defensa de los derechos de los trabajadores como también del real derecho a
Negociación Colectiva y a Huelga. Y que en materia de de Seguridad Social se
plantee un nuevo Sistema de Previsión, y de Salud.

9. Regionalización Efectiva y Gobernanza Territorial

El discurso de la regionalización y la desconcentración se ha quedado solo en eso,
un discurso que no se lleva a la práctica y el país sigue sufriendo de un
centralismo extremo, concentrando cada vez más las facultades y atribuciones en
los ministerios y servicios de la capital, dejando a las regiones, provincias y
comunas, como instituciones de segunda categoría que deben andar limosneando
los recursos que muchas veces se despilfarran en las malas decisiones políticas
del centralismo. La elección democrática y directa de consejeros regionales y de
intendentes ha sido dilatada por el mundo político por el riesgo de perder poder y
capacidad de manejo electoral en los diferentes territorios, tampoco los actores
territoriales tienen mucho donde puedan participar e influir en el destino de sus
regiones y comunas, se actúa con el viejo paradigma de arriba hacia abajo y la
gobernanza territorial es repelida por agentes del centralismo político. Esto debe
cambiar, para lo cual se necesita la voluntad política de los gobernantes, de
parlamentarios y de los propios actores que reclamen por sus derechos y su futuro.


10. Cultura, deporte y recreación

El actual modelo de desarrollo ha generado y promovido por más de treinta años
una cultura basada en el éxito, sinónimo del tener y el consumo; del individualismo
y la competencia desenfrenada y una industria del entretenimiento promotora de
los valores recién señalados. No obstante lo anterior desde el mundo popular y el
arte independiente surgen iniciativas que proponen una relación creadora con la
cultura, la re significación de valores tales como la solidaridad, la convivencia
colectiva, la relación constructiva y sana con la naturaleza, el esparcimiento como
goce humano. El desarrollo de actividad física y deportiva en sana competencia,
como también de búsqueda de vida sana.

11. Ciudad, Infraestructura, Calidad de Vida y Derechos Ciudadanos

Las ciudades son espacios sociales en los cuales se debe y puede profundizar la
democracia representativa, tanto mediante la participación activa de los
ciudadanos como por la defensa, promoción y respeto de sus derechos
fundamentales. Los ciudadanos y sus organizaciones tienen derecho a
desarrollarse en un medio ambiente respetuoso de sus elementos urbanos,
sociales, culturales y naturales. Por ello reivindicamos el derecho a la participación
ciudadana en el diseño, desarrollo, aplicación y gestión en las políticas e
intervenciones urbanas. Tenemos derechos ciudades equitativas, socialmente
justas, sustentables y no segregadas.


12. Agricultura, Soberanía Alimentaría y Ruralidad

El abandono de la agricultura campesina y la separación del agua de la tierra, no
solo ha generado enormes problemas sociales, como la pobreza rural, las
migraciones, el abandono de enormes territorios de la ruralidad, sino un riesgo
para la soberanía alimentaría, que deja al país vulnerable frente a un conflicto
global de cualquier naturaleza. Se necesita revalorar la función sistémica de la
ruralidad y fortalecer la agricultura campesina e indígena, para posibilitar además
de la conservación de nuestro patrimonio genético.

13. Pesca Artesanal y Nueva Ley

Vemos hoy como en el parlamento se discute una ley de pesca rechazada por los
pescadores artesanales, que pretende entregar a una pocas familias a perpetuidad
los recursos pesqueros, a pesar que estamos en una situación de colapso del
recurso por las malas políticas que posibilitaron la sobreexplotación, métodos
obsoletos ambientalmente, como la pesca de arrastre, y la aprobación de sobre
cuotas a lo que decían los informes científicos. A modo de ejemplo, hace 15 años
se extraían 5 millones de toneladas de jurel, hoy solo 200 mil toneladas con
especimenes de bajo tamaño. Esto requiere de un cambio sustancial en la política
sectorial de pesca e integrar las variables ecológicas de mar chileno, junto con las
necesidades de los pescadores artesanales.

14. Genero y Diversidad

Las políticas de equidad social y de género deben orientarse a contrarrestar las
raíces de la desigualdad. Para ello deben actuar simultáneamente a nivel cultural
para que las mujeres y los hombres sean reconocidos como iguales en todos los
espacios en que participan. A nivel institucional, para asegurar una distribución
más justa de los recursos y responsabilidades entre hombres y mujeres; y a nivel
político para favorecer la participación de las mujeres en instancias de diálogo
social y en espacios de decisión pública.


15. Mipyme y trabajadores por cuenta propia.

La Mipyme del país y los trabajadores por cuenta propia constituyen en conjunto
con sus trabajadores (remunerados o familiares no remunerados) la mayoría activa
de Chile. Hay que poner en el centro del desarrollo justamente a este sector para
realizar una mejora sustantiva de la redistribución de la riqueza, asegurando la
democracia y la gobernabilidad de Chile.

16. Modernización del Estado

¿Cual es el Estado que necesitamos?, es un Estado que garantice los derechos de
las y los ciudadanos, un Estado democrático, activo, participativo, solidario
garante de las libertades y derechos individuales y colectivos. El Estado debe
convertirse en un agente participativo y promotor de la igualdad de oportunidades
y del pleno desarrollo del país. Para lo anterior este debe estar dotado de una
efectiva capacidad para regular y fiscalizar, garantizando el bien común y
posibilitando una estrategia de desarrollo integral con calidad de vida para todos y
todas, asegurando las condiciones para el pleno ejercicio de sus derechos
políticos, económicos, sociales, laborales y culturales. El Estado que necesitamos
debe ser el más efectivo garante de los derechos humanos. El estado que
queremos debe ser un instrumento eficaz para asegurar y garantizar el acceso a
bienes y servicios esenciales como la vivienda, educación, seguridad social y
cultura, lo cual permita el desarrollo y realización de los ciudadanos y ciudadanas
como personas dignas y plenas. Rechazamos la visiones neoliberales y excluyente
que creen que modernizar es privatizar, traspasando sus funciones al mercado;
así como deploramos a quienes desprestigian la función pública y usan al Estado
para privilegiar intereses ajenos a las/os ciudadanos.

17. Pueblos Indígenas y Política Multicultural

Tras casi dos décadas desde la aprobación de la Ley 19.253, y más allá del
discurso, la acción del estado parece no haber sido efectiva para asegurar la
igualdad de los indígenas, el respeto de sus culturas, y su inclusión en la vida
política, económica, y social del país. En efecto, los pueblos indígenas, y quienes
los integran, siguen siendo objeto de múltiples formas de discriminación y de
exclusión en diversos planos, haciendo para ellos ilusorio el derecho a la igualdad.
Es así como a contar del 2000 y hasta el 2010, cerca 250 personas
pertenecientes al Pueblo mapuche que han participado en procesos de
reivindicación de sus derechos han sido encarceladas en recintos penitenciarios
del estado. Resulta evidente en relación a los pueblos originarios, que el discurso
sobre igualdad e inclusión formalmente sustentada por el estado chileno, tanto a
través de su normativa como de su política pública, en materia indígena en las
últimas dos décadas, no ha sido coherente con su práctica. Ello determina que
estos pueblos y quienes los integran sigan siendo víctimas de la desigualdad y de
la exclusión, con grave afectación a sus derechos humanos tanto civiles y políticos,
como económicos, sociales y culturales.





Programa

Viernes 7 de septiembre

Salón de Honor Congreso de Santiago


18:30 a 20:00 hrs. Inauguración y Lanzamiento


Sábado 8 de septiembre

Facultad de Humanidades Universidad de Santiago de Chile

9:00 a 9:30 hrs. Inscripción en Grupos Temáticos

9:30 a 10:00 hrs. Charla de motivación

10:30 a 13:00 hrs. Primera parte del trabajo grupal (problemática)

13:00 a 14:30 hrs. Almuerzo

14:30 a 16:00 hrs. Segunda parte del trabajo grupal (propuestas)

16:00 a 16:30 hrs. Café

16:30 a 19:00 hrs. Sesión Plenaria

19:00 a 19:30 hrs. Cierre y Conclusiones

Domingo 9

11:00 hrs. Conferencia de Prensa


Invitamos a todas las organizaciones a participar de esta Cumbre Social por un Nuevo
Chile, de la cual podrán informarse desde el 23 de Julio de 2012, a través de nuestra
pagina web: www.mesasocial.cl ó solicitar información necesaria al correo electrónico:
coordinacion@mesasocial.cl.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful