1102-3290-1-PB

SANTIAGO (101) 2003

PSICOLOGIA

Idalia Illescas Nájera Alicia Martínez Tena

La psicología comunitaria: una reflexión desde su praxis
Introducción El surgimiento de las disciplinas no se da como tal en un momento y un espacio exactos, éste se hace presente en una determinada práctica que comienza a desarrollarse con un cierto sentido y sobre un objeto específico, hasta que se va constituyendo como un conjunto sistemático y coherente, cuya especificidad se desprende de su propia acción; o dicho de otra manera, el proceso se inicia con el surgimiento de hipótesis y relaciones que adelantan o asoman la necesidad de crear un nuevo campo del conocimiento. (Montero, 1994). Un camino parecido entre problemas concretos, acciones, hipótesis ha seguido la psicología comunitaria en América Latina, en los distintos países y espacios, como lo atestiguan algunos investigadores y autores de teorías y documentos que nos ofrecen una visión panorámica acerca de una de las perspectivas de la psicología comunitaria. Esta es la intención del presente trabajo: reflexionar sobre la necesidad de elaborar un nuevo paradigma para la psicología comunitaria latinoamericana, tomando en consideración los profundos cambios que se producen en las sociedades y comunidades y la necesidad de encontrar desde las ciencias, nuevas maneras para el estudio y abordaje de los problemas psicosociales.

360

Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. CUBA

En el presente trabajo se expondrán 1.- Hacia una nueva conceptualización de la psicología comunitaria. (1)Estados Unidos se convirtió en el escenario geográfico, social y científico para el surgimiento y posterior desarrollo de esta joven disciplina. El contexto social norteamericano exigió una revisión de los postulados y acciones de la psicología clínica y de salud, con un notorio desarrollo dentro del campo de la psicología social. Las desigualdades sociales, la marginalidad, el estancamiento de las instituciones sociales ante los niveles de respuestas para enfrentar los problemas familiares, educativos, de servicios de salud; la enajenación que comenzaban a experimentar los jóvenes norteamericanos, cuestionaban en cierta medida la veracidad y objetividad del paradigma psicológico existente para resolver los problemas, principalmente, aquellos referidos a la salud mental. La necesidad de acudir a los individuos y grupos sociales, de salir del marco de las instituciones de salud, vivenciar junto a las personas y en su entorno, sus problemas psicológicos, provocaron cambios significativos en las maneras de concebir el accionar de la psicología social y del papel del profesional. Rappaport, (2) uno de los autores dedicados a la reflexión académica y la práctica profesional de la PC, y considerado su fundador, planteó tres postulados que orientan la labor de esta disciplina desde los mismos inicios de la PC; el primero, la relatividad cultural, el cual orienta el estudio de las problemáticas psicológicas del individuo en una relación dada con su cultura; el segundo, la diversidad humana y el derecho de la gente a acceder a los recursos de la sociedad y elegir sus metas y estilo de vida, asignando un papel activo a los grupos humanos en la solución de sus problemas; el tercer postulado se refiere a la ecología o ajuste de personas y ambiente en el que se destaca el social como un determinante del bienestar humano. En correspondencia con lo señalado, define a la psicología comunitaria como “Una disciplina que acentúa la importancia de la perspectiva ecológica de la interacción, sosteniendo la posibilidad de mejorar la adaptación entre las personas y su ambiente por medio de la creación de nuevas posibilidades sociales y a través del desarrollo de recursos personales en vez de hacer hincapié

361

Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. CUBA

exclusivamente en la supresión de las deficiencias de los individuos o de sus comunidades”. (1977: 66). Un elemento significativo en la definición, es la relevancia que cobran las acciones de intervención y los problemas que derivan de la búsqueda del cambio social como meta de esa intervención, y a la participación social convirtiéndola como el eje principal de toda acción. Este énfasis hace de la psicología comunitaria una disciplina aplicada. No sólo sus herramientas conceptuales y metodológicas posibilitan el estudio de las actitudes, sino también, las propuestas de posibles alternativas para la transformación social y cultural. Ya no es la mente el tema principal, es la relación que puede establecer el hombre, su mente, con su medio. Este autor, señala que el énfasis que hacen en la salud mental, queda estrecho como objetivo, y que el acento en los factores ambientales como rasgos que la definen son demasiado generales, ya que esto mismo caracteriza no solo a esta nueva disciplina sino también a la Psicología Moderna. Esta definición, también propone un enfoque positivo, en concordancia con el cambio de paradigmas en la concepción de la salud, sus tareas se dirigen no sólo a la prevención secundaria o terciaria sino básicamente, a la prevención primaria y a la promoción de la salud. Funcionalmente sustenta que es necesario desarrollar un sentido de comunidad dentro de la disciplina, con el fin de integrar los esfuerzos de entrenamiento e investigación, hasta ahora aislados. Esto es interesante por cuanto los principios que ellos intentan trabajar en las comunidades en que participan se aplican a la comunidad de profesionales y ciertamente constituyen un tema de interés teórico además de práctico. Ha de destacarse en la definición la perspectiva cultural, aspecto este que condiciona la incorporación de otra mirada al fenómeno del comportamiento individual y grupal. Los comportamientos humanos indican también las maneras en que los hombres y mujeres construyen su historia, conformando aquellas pautas culturales tan necesarias para explicar el desarrollo de la sociedad. Maritza Montero, portadora de ideas significativas, define a la psicología comunitaria como: “…la rama de la psicología cuyo objetivo es el estudio de los factores psicosociales que permiten

362

Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. CUBA

así como la posibilidad que ofrece de emplear herramientas de otras disciplinas para su estudio. expone una concepción madura sobre esta disciplina. se visualiza como una rama de la psicología que busca precisar la relación de las estructuras sociales con el comportamiento social e individual. dentro de la complejidad psicológica. Tovar. fundamentalmente en los casos de trabajos interdisciplinarios. En esta definición Montero deja propuesto el objeto de estudio y el lugar del psicólogo en la tarea común y fortalece las muchas veces confusa identidad profesional del mismo. (1994:52). estudiosa de la psicología social comunitaria. El rasgo que distingue su definición es el resaltar.. Almeida (1995:21-22). Pero principalmente hace referencia a la alternativa psicosocial comunitaria que se conformó como una salida conceptual metodológica en correspondencia a as l condiciones concretas en que emergió la psicología social comunitaria en América Latina. como una forma de psicología aplicada que encuentra su relevancia social cuando aporta soluciones a problemas de la sociedad. por una parte. fomentar y mantener el control y poder que los individuos pueden ejercer sobre su ambiente individual y social para la solucionar problemas que los aquejan y lograr cambios en casos ambientales y en la estructura social. CUBA . el aspecto de la subjetividad en una relación dada con la perspectiva histórica. sino además trabajar por un marco explicativo en el que se legitiman y se problematiza en torno a los factores sociales de orden macro y microestructural. expone la definición siguiente: “La psicología comunitaria se entiende. debiese inevitablemente que trascender el enfoque histórico imperante en el pensamiento psicosocial tradicional para concebir no sólo a la realidad psicológica individual como realidad abierta y contextuada. 363 Universidad de Oriente.)” (2001:103). en la que la subjetividad social tiene un campo propio.. Por otra parte. Santiago de Cuba.desarrollar. Para dar respuesta al orden psicosocial de esta realidad específica. establecer un objeto psicológico propio y construir esquemas teóricos y metodológicos para abordarlo. psicólogo social mexicano. La propuesta de Eduardo Almeida. Para esta investigadora cubana “el campo e identidad disciplinar de la psicología social comunitaria estaría dado por el estudio de la subjetividad que se genera y desarrolla en el nivel de inserción social concreto de la comunidad (.

De ésta manera el campo de las ciencias sociales. que al igual que los latinoamericanos. revisar la teoría. estadísticas. así como reestructurar el rol de las y los profesionales de la psicología comunitaria. Como puede observarse el rompimiento con el paradigma dominante implica empezar a rescatar una línea de pensamiento que aun cuando no estuvo silenciosa. etc. en la cual la visión individualista y pasiva del sujeto requieren ser modificadas por un enfoque social y activo de hombres y mujeres implicadas e implicados en su realidad. están trabajando muy intensamente e interesadamente en este campo: “Entendemos la Psicología Comunitaria como una ciencia de la salud aplicada en la que confluyen las disciplinas básicas. de ahí su identificación. no respondía al n ombre de psicología comunitaria. médicas. Santiago de Cuba. 364 Universidad de Oriente. pero el punto de vista español lo limita al estar solo enfocado a las ciencias de la salud sin tomar en cuenta el medio sociocultural en el que esta inmerso el individuo. en el que surge la psicología comunitaria. la promoción de la salud y la educación para la salud”. sus aportes habían sido descartados como “no científicos” al no ajustarse a dicho paradigma. sociológicas. que fundamentan los programas de intervención para la prevención de la enfermedad. entre otros nombres que se le daban a ésta práctica inicial. Montero. no sólo en la parte operativa sino también en la teórica que tiene la psicología comunitaria y la posición del psicólogo como trabajador en el campo de la salud. epidemiológicas. En su caso se hablaba de Desarrollo Comunal. De esta manera asumiendo el reto se comienza a desarrollar una psicología que inicialmente en varios países latinoamericanos. En este sentido. coinciden con Montero al resaltar el carácter interdisciplinario.. CUBA . (1994:7). donde la psicología comunitaria comenzó a desarrollarse. (1991:29).Una ultima definición que se propone es la de los psicólogos españoles. la idea es trabajar en. En esta propuesta estos investigadores. dialéctica y cambiante. psicológicas. conlleva una ruptura con el paradigma positivista que había mostrado varias deficiencias para comprender. lo cual implicaba redefinir el objeto y el m étodo. Ferullo. antes que explicar la realidad humana. con fines de prevención y promoción. de Organización Comunitaria. con y para la comunidad. de Organización Popular.

pero que requiere de un tratamiento más cercano a las problemáticas de las realidades comunitarias. ésta no puede lograr su universalidad al dejar fuera de los estudios otros componentes y factores de la vida cotidiana.El objetivo del trabajo de la psicología como ciencia es el estudio de la conducta individual y grupal. No supera la concepción de Rappaport. Maritza Montero constriñe el alcance de la psicología comunitaria sólo a los factores psicológicos y sociales. CUBA • • • • 365 . Es una disciplina aplicada. Sin embargo no da lugar en su conceptualización a los factores de la cultura. independientemente de los distintos campos y las diferentes acciones que se realicen en ellos. que es lo mejor para ello. por lo que los análisis han de conducir a la obtención de una visión de conjunto de sus conductas y acciones. limitando su accionar. No se advierte una distinción entre psicología social comunitaria y Universidad de Oriente. Almeida hace énfasis en el carácter de ciencia aplicada de la psicología comunitaria. pero asistencialista y no da respuesta a las nuevas exigencias. La concepción brindada por Tovar. La escuela española no ha roto con la tradición clínica y de salud. grupo ) inserto en su medio. Haciendo un análisis de conjunto de las definiciones aportadas se puede plantear: • La concepción brindada por Rappaport tiene un alcance global al concebir a la psicología comunitaria como una disciplina que estudia al hombre ( individuo. donde el para qué orienta a las propuestas de alternativas. Si bien la definición asume el carácter transformador de la disciplina. en cada caso y en cada situación. Esto es. todo Psicólogo puede definirse como u trabajador del campo de la salud n entendida en su acepción más amplia. aspecto nodal de la ciencia psicológica. definiendo la meta perseguida como búsqueda de las mejores condiciones de vida posible para los hombres. el aspecto de la subjetividad. como la búsqueda de las mejores formas de vida posible para los hombres siendo ellos mismos los que deben determinar. privilegia de manera profusa. Santiago de Cuba.

deja fuera otros factores de la realidad comunitaria. asumir con otras metodologías. Ello obliga a concebir alternativas metodológicas y perspectivas teóricas diversas. La psicología comunitaria es entendida por las autoras como la disciplina de la ciencias psicológicas cuyo objeto es el estudio de los factores psicológicos. de los factores psicosociales ( Montero.psicología comunitaria. PSC. lo que hace de ella una disciplina holística. Ambas expresan esencialidades diferentes. centrar la atención. incorporar nuevas perspectivas metodológicas. 366 Universidad de Oriente. tal y como se ha concebido en la teoría y en la praxis. cultural). integrar conceptos y categorías. El contexto que caracteriza la práctica comunitaria exige una nueva mirada de la psicología comunitaria. la PC exige de un profesional con una formación mas completa. • La psicología comunitaria brinda mayores posibilidades para el estudio integral del individuo y grupos sociales estrechamente vinculados con el entorno. Almeida ). La psicología social comunitaria. pero a la vez. el perfil del profesional no rebasa los límites de un conocimiento que le brinde otras miradas y posibilidades. una nueva definición. por lo que sus estudios y análisis no pueden brindar una visión de conjunto ( causas. social. CUBA . integral. la segunda. La práctica de la psicología en las comunidades valida lo señalado. la necesidad de incorporar el medio (Rappaport) exigen elaborar una concepción del estudio amplia que permita advertir el entramado y estructuras sociales. trabaja con ambas denominaciones indistintamente. relaciones ) del objeto de su indagación. La primera. El estudio de la subjetividad ( Tovar). Santiago de Cuba. necesaria para poder operar con la definición y su objeto. sociales y culturales que permitan explicar el desenvolvimiento de los individuos y grupos sociales en una relación dada con su entorno (historia. rediseñar una concepción para el diagnóstico de las comunidades. en aquellos aspectos que le son propios a la psicología comunitaria( psicológico. reconsiderar el rol del psicólogo comunitario. presente y porvenir) para proponer alternativas dirigidas al logro de un desarrollo más equilibrado. ampliar su campo de actuación.

Es una disciplina abierta. El estudio de los factores psicológicos. sociales y culturales ). en constante retroalimentación con la práctica social. sobre una realidad que es transformable. liderazgo comprometido. Carácter interdisciplinar. subjetividad objetivada. los nuevos derroteros de las ciencias sociales. apuntan a afirmar a la joven disciplina como un campo teórico abierto. práctica sistematizada. El conocimiento de la historia posibilita precisar con mayor objetividad la génesis de los comportamientos y actitudes de individuos y grupos en una relación dada con su entorno. Es una disciplina aplicada. Las principales tesis de las que se nutre la psicología comunitaria desde esta concepción. Santiago de Cuba. así como definirse en una disciplina independiente. memoria histórica. Universidad de Oriente. subcultura. globalización. son: • La realidad se asume como una totalidad en la que se advierten las actuaciones de individuos y grupos en el entramado de sus relaciones.Esta definición de la psicología comunitaria la distingue dos aspectos: • • El qué se estudia ( factores psicológicos. Los conceptos de internalización cultural. Desde la noción epistemológica. El para qué se estudia ( alternativas para transformar la realidad individual y grupal a partir del conocimiento de sus tradiciones). CUBA • • • Lo anterior signa rasgos a la disciplina. La relación individuo-comunidad condiciona el diseño de estudios comunitarios con un alcance de integridad. valores compartidos. sociales y culturales sólo es posible con el empleo de la triangulación teórica y metodológica 1. la psicología comunitaria comienza a rediseñar y construir un conjunto de ideas las cuales expresan conceptualmente. entre las que se encuentran: • • • 367 . entre otros. en pleno proceso de construcción de conocimientos. poder compartido. construcción de identidades y saberes.

(individuos. CUBA . métodos de investigación y técnicas de indagación dirigidas a constatar las particularidades que asumen los seres humanos en sus diferentes niveles de inserción social. irrenunciable. que atraviesa todo el proceso de estudio en la articulación teoría -praxis. Se acoge principalmente. además de 368 Universidad de Oriente. instituciones. grupos. transformar la realidad. comunidad). Exige la presencia de profesionales con una formación amplia y a la vez exacta sobre su objeto de estudio. insustituible. En la actualidad la psicología comunitaria tiene un espacio en la sociedad moderna que no puede ser sustituido por el de ninguna de sus llamadas disciplinas afines ya que sólo ésta posee recursos teóricos. con el objetivo de contribuir a la mejora del funcionamiento de la sociedad y hacer más plena y enriquecedora la inserción social de cada individuo. La PC como una nueva disciplina busca paradigmas que justifiquen las formas de comprender y actuar. Comprometida con su praxis. Los trabajos vitales del psicólogo comunitario corresponden a los tres ejes: investigaciónservicio-demanda social. Entendiendo a la investigación como el eje transversal. frente a las demandas de su presencia. muchas de las veces exhibimos un alto desarrollo académico e investigativo y un pobre desarrollo de estrategias de intervención. atenuar.• • • • • Propone alternativas para modificar. según Rappaport la auxilian tres elementos a) la relatividad cultural. las cuales a su modo de ver. Sin embargo. Estos son los recursos que sirven como base y referente permanente tanto para el diseño de programas de investigación e intervención como para la interpretación del hallazgo científico o simplemente para la reflexión sobre el comportamiento individual y colectivo en la vida cotidiana. Esto se puede deducir que el trabajador comunitario requiere d un compromiso con el desarrollo e de los recursos humano orientados al cambio social. Santiago de Cuba. b) la diversidad humana y el derecho de la gente a acceder a los recursos de la sociedad y elegir sus metas y estilo de vida y c) la ecología o ajuste entre personas y ambiente en el que se destaca el como un determinante del bienestar humano. al paradigma sociocrítico. Estudia las memorias históricas con el auxilio del método etnográfico.

Los conceptos. su principal cobertura dentro de la corriente revolucionaria. ni hay movilización organizacional. La tercera la Revolucionaria. Por sus características radicales esta corriente presenta estructuras relativamente aisladas del resto de la atención en salud mental. Principalmente se identifican tres corrientes. La primera. en la distribución de sus recursos en la distribución de la propiedad de los medios de producción. procura estimular la organización del sector con el que se trabaja. paradigmas. Almeida. las teorías. se limita a dar cierta cobertura de atención. La Reformista. Freire. busca la concientización acerca de los factores clave en la organización de la sociedad. así como la metodología y técnicas que auxilian a la Psicología Comunitaria hallan en la Educación Popular. la Conservadora. Cuando hay intervención de la comunidad. más allá de la participación inespecífic a o de la relación democrática. la Reformista y la Revolucionaria en relación con la forma en que los programas de salud mental.mantener una actitud científica con lo que respecta a la investigación y conceptualización. proponía que a través de los procesos de concientización y problematización se lograse una organización y movilización de las comunidades en la solución de sus problemas. Se limita a dar cierta cobertura a la atención. Se destaca el concepto de poder y el rescate de la subjetividad para la comprensión de las 369 Universidad de Oriente. en la dominación cultural y en el reparto de los servicios de salud. Santiago de Cuba. privilegia la participación y la formación de grupos y favorecer la relación democrática en los servicios. Esta está orientada por los principios de concientización y problematización de Paulo Freire y Orlando Fals Borda. de asistencia social y transformación comunitaria se sitúan frente a la comunidad y a la sociedad global. aptos para el autocontrol de sus condiciones de vida a través de actividades cooperativas y organizadas. No se cuestionan los valores dominantes. es de tipo auxiliar y como recurso de equipo. (1995:30-31). lo cual ayudan a definir la actuación del psicólogo o psicóloga. orientada a desarrollar grupos concientizados. El programa tiene un control popular. CUBA . con la elaboración de un modelo propio de investigación participativa. apoyada por las técnicas y dinámicas participativas como procedimientos para lograr la organización popular.

lo apartó de la manera positiva de encuadrar el pensamiento científico.representaciones del mundo. Esta intencionalidad manifiesta. las luchas de los oprimidos. sobre la investigación participativa. metodología. En el término Investigación Acción Participativa se encuentran tres perspectivas conceptuales diferentes: una orientada a la movilización política ( Fals. el fortalecimiento de las identidades de los pueblos cuestionó a la ciencia instrumentalista propia del positivismo . El modelo de Fals Borda. la segunda. la que resultó sugerente en el plano epistemológico de una alternativa diferente de concebir a este último y de contribuir a la lectura y modificación de realidades concretas. Sanguineti (1981). en condiciones históricas determinadas: como crítica de las teorías del desarrollo y de la modernización y como reacción en contra de las ciencias sociales tradicionales. es la metodología que coincide con los presupuestos ontológicos y epistemológic os de la PC. Situó a ella frente a una nueva visión epistemológica de cómo lograr articular ciencia -realidad-transformación. Park). 370 Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. de construir una teoría social desde la acción misma y no separada de ésta. donde la sistematización se presentó como el recurso metodológico donde se objetiva la articulación antes mencionada. La educación popular devino entonces en una plataforma teórica y metodológica en tanto asumió de ella el cómo abordar a la comunidad. ( Núñez:1998:31). a la intervención en los procesos comunitarios en términos de acción comunicativa. que guíen la investigación para la educación (Kemmis) . hizo aportes sustanciales a una manera particular de hacer ciencia. La necesidad de que los conocimientos obtenidos mediante la metodología de la IAP fortalezcan el nivel de organización de las comunidades. la tercera. CUBA . Las tres perspectivas tienen espacios importantes en los estudios de las comunidades y han penetrado en el accionar de la psicología comunitaria. así como de las emociones y efectos que definen la individualidad. El modelo propuesto dentro de la educación popular logró vincular el conocimiento científico mediante el proceso de acción-reflexión-acción. orientada a generar teorías. surge a fines de la década de los sesenta. La Investigación-Acción-Participativa (3). Esta nueva manera de abordar a las comunidades incidió significativamente en la psicología comunitaria latinoamericana.

diario de campo. entrevista abierta. entrevista de grupo. Se reivindica la importancia de la emoción la cual es considerada como mediador de la conciencia y de la praxis. concepciones metodológicas. El análisis que hacemos sobre el nacimiento y estado actual de la Psicología Comunitaria en Latinoamérica podemos deducir que en algunos países como El Salvador ( Martín Baró). sus intereses están encaminados al desarrollo de la teoría y de la identificación de conceptos que ayuden a los profesionales de la psicología comunitaria a realizar trabajos más homogéneos. los psic ólogos comunitarios han incursionado en investigaciones para buscar métodos y paradigmas que se adecuen a las experiencias. campos en los que opera. En sus obras y prácticas comunitarias se pueden encontrar las principales ideas que devienen en cuerpo teórico de la disciplina: un concepto. Se opera indistintamente con los conceptos psicología social comunitaria y psicología comunitaria. En México (Almeida. La psicología comunitaria. lo que ha ido incidiendo en la elaboración de una epistemología propia. Es este un paradigma que caracteriza a la teoría crítica de corte marxista. No obstante a lo apuntado.Esta metodología se auxilia de técnicas fundamentales de recolección de información en la IP que son cualitativas (historia de vida. Santiago de Cuba. CUBA . Venezuela (Montero). las lecturas de sus principales obras conducen a realizar las siguientes reflexiones: 1. 371 Universidad de Oriente. Conciencia y actividad se confrontan y superan por la reflexión. Con el fin de que la psicología comunitaria tenga un lugar reconocido entre las ciencias.Puerto Rico (Serrano-García). objeto de estudio. Del Campo) han contribuido teóricamente al estudio de la disciplina con avances y aportes teóricos que comprueban su dedicación hacia la formalización teórica de la ciencia. sin embargo se emplean también la encuesta y el cuestionario para levantar el perfil del grupo e identificar sus problemas). persiste en el carácter liberador de la ciencia y la emancipación del ser humano. Cuba (Tovar) han aportado estudios teóricos y metodológicos.

la psicología de la liberación se vincula con la necesidad de indagar en las identidades psicológicas para el proceso de formación y educación de los líderes y grupos sociales menos favorecidos social. esta última desarrollada con amplitud en Brasil. la psicología de la liberación propone un estudio científico de la conducta de los procesos que genera la realidad de los pueblos latinoamericanos y que posibilitan una mayor y mejor comprensión acerca del accionar de los individuos y grupos para sus transformaciones. lo que originó el establecimiento de una relación entre esta disciplina y los movimientos sociales latinoamericanos. 1. las metodologías que son asumidas no explicitan el cómo operacionalizar los aspectos que propician una información más acabada de la comunidad. Los años ochenta. Desde la praxis. conocida como la década perdida. Santiago de Cuba.2.6 La psicología comunitaria como psicología de la liberación en América Latina. así como de valorar la herencia cultural de los pueblos latinoamericanos como condición de su desarrollo ulterior y liberación fueron aspectos que incidieron en la elaboración de una psicología encaminada a la transformación social. A pesar de que se insiste en la necesidad de estudiar al individuo en una relación dada con su entorno. La nueva orientación de la psicología de la liberación tiene sus antecedentes en los trabajos de Montero ( nivel conceptual ) y Martín Baró ( praxis transformadora) donde la IAP tiene un papel importante desde la orientación de su enfoque. fue el escenario social y psicológico para el surgimiento de esta corriente dentro de la psicología comunitaria.. La necesidad de profundizar en el conocimiento de las necesidades sentidas de las mayorías populares. La propuesta de Martín-Baró se relaciona. estos requerimientos se relacionan estrechamente con los postulados de la educación popular y la teología de la liberación. y ambos asumen a la IAP para orientar la movilización de los grupos y sectores oprimidos hacia la acción política. Conceptualmente. CUBA . económica y políticamente. En lo conceptual. política y cultural. con las propuestas de Orlando Fals-Borda. El estudio de tales procesos psicosociales y 372 Universidad de Oriente.

se entiende como desarrollo de la comunidad la capacidad para alcanzar soluciones para la problemática unitaria del sector afectado y no. representantes de la sociología militante y la Educación Popular. El desarrollo comunitario. CUBA . posibilita el establecer una relación estrecha entre los profesionales y las comunidades. se asume entonces como el proceso tendiente a fortalecer la participación y organización de la población. La psicología de la liberación propone el estudio de los procesos psicosociales como determinantes en el estudio de las comunidades. El Desarrollo Comunitario y Comunidad. la capacidad para poner en práctica los planes de desarrollo . Comunidad y Desarrollo Comunitario revela los siguientes aspectos: se toma como unidad problemática un sector de la sociedad global entendiéndose el carácter integral y totalizador de los problemas que motivan la acción. conceptos que no son en absoluto nuevos. ya que en su historia la psicología esta revestida de acciones en contra de los modelos hegemónicos y que sus principios están basados principalmente en los propuestos por Freire y Fals Borda. se entiende como organización de la comunidad.la conducta derivada de ellos es lo que Montero define como psicología de la liberación. sino que tienen un linaje honorable y bien establecido. ( Porzecanski: 1983: 57). Esta propuesta. 2. creando vínculos de compromisos para el abordaje de los problemas y proponer alternativas conjuntas para transformar la realidad. 373 Universidad de Oriente. se toma como unidad de trabajo un núcleo unitario de la sociedad global entendiéndose que las soluciones a los problemas que padece. sus orígenes pueden encontrarse en las definiciones que sobre organización y desarrollo de la comunidad fueron dados por las Naciones Unidas en la década de los cincuenta. para uno o dos problemas accesorios. Santiago de Cuba. revolucionaria desde su esencia. La psicología de la liberación se presenta como concepción de vanguardia dentro de la psicología comunitaria. van a iniciarse a través de la acción de ese mismo núcleo involucrado. por sus alcances y perspectivas. Junto al concepto de Psicología Comunitaria es necesario nombrar los de Comunidad y Desarrollo Comunitario. así como investigaciones que aporten conocimientos en los que se vean reflejados los actores sociales como mecanismos de reflexión popular.

en la búsqueda de respuestas propias para mejorar su localidad. resolver problemas o desempeñar funciones sociales relevantes a nivel local. cada una de las cuales centran más su atención o hacen mayor o menor énfasis en determinados aspectos. define a la comunidad como una agrupación o conjunto de personas que habitan un espacio geográfico delimitado y delimitable. Ander Egg. operando en redes de comunicación. ayuda mutua y colectividad. bajo los principios de cooperatividad. satisfacer necesidades. con el propósito de alcanzar determinados objetivos. En la literatura especializada aparecen numerosas definiciones de comunidad. Para la psicología comunitaria la categoría de comunidad adquiere connotaciones singulares en tanto focaliza el conjunto de rasgos. cuyos miembros tienen conciencia de pertenencia o de identificación con algún símbolo local y que interaccionan entre sí más intensamente que en otro contexto. intereses y apoyo mutuo. en dependencia del objetivo fundamental del estudio y de la disciplina desde la cual se realiza o dirige dicho estudio. el fortalecimiento de la identidad y el sentido de pertenencia. tales como el fortalecimiento de la participación. diferentes ciencias han aportado su visión de comunidad. Grupo social que interactúa en un proceso de satisfacción de necesidades cotidianas. partiendo de indicadores que forman parte de su definición. (1998:79). el accionar de la psicología comunitaria. exigió operar con este concepto por su importancia metodológica. (2001: 110). Esta definición ubica el énfasis de la intencionalidad en los procesos subjetivos y superestructurales. María de los Ángeles Tovar y Teresa Porzecanski hacen aportaciones significativas y muy válidas hacia el concepto de comunidad y lo define como un grupo social con una historia y desarrollo atravesados por las d eterminaciones de una formación económico social dentro de la cual existe. CUBA . La comunidad como ámbito de trabajo profesional. aquel o a aquellos que permiten explicar con más exactitud las problemáticas psicosociales y culturales. En este sentido. 374 Universidad de Oriente. Lo señalado anteriormente condicionó desde los programas de desarrollo comunitario. el desarrollo de la conciencia. Santiago de Cuba. asumida por las Naciones Unidas como espacios para aplicar los programas de desarrollo y como técnica social a la vez. a la vez portador de una subjetividad específica.

Santiago de Cuba. (1983:53). comprender. vivencias compartidas. Los factores culturales permiten no sólo conocer los rasgos distintivos que hacen diferentes a grupos humanos y asentamientos poblacionales dentro de un mismo espacio geográfico y social. la unidad integrada y funcional que puede ser observada y analizada como un todo o en sus partes constitutivas. sentimientos y percepciones que dan sentido a las conductas. para poder explicar los 375 Universidad de Oriente. cómo se ha producido el desarrollo histórico. Desde esta mirada. La cultura (4) le es a la comunidad. son los núcleos de acción generadores de relaciones interpersonales y sociales donde los hábitos. La explicación de los comportamientos humanos no es posible sin el factor cultural. La subjetividad. según lo trabaja la autora. Esta mirada a la comunidad desde la perspectiva psicológica permite diseñar una representación de cómo es la realidad psicológica en la que se desenvuelven los individuos y grupos sociales en su interacción cotidiana. la subjetividad humana. Se subraya las imágenes. la comunidad para Porzecanski se presenta como el ámbito subcultural dentro del cual es factible lograr una repercusión participativa si se aplican las políticas y procedimientos del desarrollo de la comunidad. La participación social se da precisamente en el ámbito de la vida cotidiana y revela mediante sus expresiones. costumbres. brinda a la psicología comunitaria importantes herramientas metodológicas para el estudio y análisis de las conductas individuales y grupales en su cotidianidad.El lugar que otorga Tovar a los f actores psicosociales en tanto la comunidad es un grupo social. marcando las diferencias con los otros subgrupos y los límites con su accionar. La comunidad no es sólo una unidad de interacción grupal y simbólica. CUBA . revela un universo simbólico con el cual las personas y grupos se identifica y permite reconstruir y construir sus realidades. sino además. a través de ellos. sus tendencias más significativas. creencias y valores legitiman la pertenencia y existencia de los grupos en la comunidad. la comunidad también revela cómo los hombres construyen su historia y proyectan su pasado en las utopías. Es a partir de los grupos subculturales existentes que la comunidad conoce sus límites. tradiciones. Lo expresado se presenta como el criterio para la formulación de los factores culturales que la psicología comunitaria puede asumir para el estudio y análisis de los fenómenos psicosociales.

valoraciones y construcciones epistemológica. la ciencia y la tecnología. costumbres y tradiciones aportan un conjunto de significados que no se pueden soslayar en los estudios de las comunidades. Aspectos como la religiosidad. 3. político. donde los elementos de la religiosidad. tecnológicas y productivas son portadoras de las nuevas formas de creación cultural. CUBA . con un sustrato ideológico pues fue concebida como aquella no basada en las nociones clásicas de democracia 376 Universidad de Oriente. Así el lenguaje y las costumbres se enmarcan dentro del primer grupo. En el caso que nos ocupa.nexos que se establecen entre las actuaciones de individuos y grupos y las dinámicas sociales. y revelan otras maneras de establecer relaciones. geográfico. la educación. los factores culturales. el estudio de la participación comunitaria exige el conocimiento de la cultura de esa comunidad. creencias. Los factores culturales que ofrecen una representación global de la comunidad son: económico. conducen a vislumbras cuáles son los factores dinámicos y cuáles los factores estáticos. tradiciones. ni elementos. costumbres. actitudes y procedimientos. Un estudio más profundo de los mismos. dotan de una mayor integralidad en sus análisis. manifestaciones del arte. el lenguaje. expresan también niveles de desarrollo de los valores culturales que se gestan. demográfico. Los nuevos elementos que se incorporan como resultado de la modernidad. Para la psicología comunitaria. histórico. tomando como criterios la estabilidad. El empleo de estos factores por la psicología comunitaria permite obtener una síntesis de toda la experiencia acumulada y socializada por los hombres en su cotidianidad. la organización social y política. Santiago de Cuba. nuevos roles. administrativas. son condiciones determinantes en tanto reportan esencialidades de los comportamientos humanos. tradiciones y costumbres señalan pautas en la participación y el liderazgo. permanencia en el tiempo y ruptura. reflexiones. las actividades profesionales. pues complementan la visión que sobre el objeto de estudio se pueda obtener. en el segundo. las comunicaciones y las tecnologías. La Participación Comunitaria El término participación (5) aparece aplicado a los programas de servicios de salud primero en los países europeos que latinoamericanos. Los factores culturales no son dimensiones.

pues si bien la gente participa algo más en las acciones (con dinero. Lagos. al conocimiento del pueblo y a sus necesidades básicas como los componentes esenciales para asegurar proyectos de desarrollo. se formuló explícitamente un camino de largo alcance dirigido a elevar el nivel de la población a través de la Atención Primaria de Salud (APS). universalmente accesible a los individuos y familias en la comunidad a través de su completa Participación en el desarrollo económico de la comunidad. En Alma Ata se definen los principios de la “Participación Comunitaria”. Simultáneamente con estos programas de Participación Comunitaria... hasta estas fechas. En el ámbito político. CUBA . mano de obra o a través de la incorporación de trabajadores de salud como voluntarios). y en base a la hipótesis de que mejores condiciones de vida podrían reducir este fervor revolucionario entre los pobres. una serie de características que distinguen el modelo de participación comunitaria de otras formas de 377 Universidad de Oriente. En la Declaración de Alma-Ata en el año de 1978.. Para la psicología. Turabian J. y el concepto se ha transformado... los programas y los servicios de salud. Hay. y se introdujeron mejoras en los servicios de bienestar social. formas. las nuevas estrategias no han logrado la incorporación activa sistemática de la población a la salud.. Ankara.representativa.). sino más bien en la variante moderna de la teoría liberal democrática. (1992:5) No obstante. principalmente en las ciudades. en la teoría y en la práctica. los programas fueron orientados hacia el consumo. la participación se dimensiona con los programas de salud y de atención social. La participación se mantiene como un hecho coyuntural. ha cobrado vigencia. Bangokok. se ha cuestionado y revolucionado. la influencia de la Revolución Cubana es el elemento que provocó en el Tercer Mundo ideas revolucionarias. A partir de esto se ha identificado a la participación. Santiago de Cuba.. en relación con el problema de vivienda (Lima.”. Según esta declaración. las prioridades. ha tomado distintos cauces. tal participación es prácticamente nula en las decisiones sobre las políticas de salud. la APS es la “Atención sanitaria esencial. que surgen desde las instituciones hacia la comunidad (“arriba-abajo”) aparecieron otros que surgieron desde la comunidad modificando los propósitos de las instituciones (“abajoarriba”). características y posturas.

“participar significa tener o ser parte de un proceso”. Busca que los ciudadanos no sean sólo objetos pasivos del gobierno. En general. lo político y lo cotidiano. y en este sentido conviene no confundir a la participación con la movilización. impositivo y vertical. asentado en la declaración de principios de Alma. resultando problemático 378 Universidad de Oriente. sino sujetos que intervienen en la toma de decisiones para satisfacer las demandas y como resultado llegar a una aproximación a la democracia y deben estar orientadas hacia la satisfacción de las condiciones y calidad de vida. Para Chávez. Llegan a conocer mejor su propia situación y a encontrar un incentivo para resolver problemas comunes. Al mencionar los antecedentes de la participación es necesario definir el concepto de la misma. Esto les permite ser agentes de su propio desarrollo. para impulsar una forma de vida democrática. (2001:15) la importancia social de la participación se encuentra en ofrecer a los sujetos la oportunidad de ser participes de la realidad y reconocer que ésta puede cambiar y construirse. Esto significa abrir espacios democráticos en los campos de lo social. que la ubican en una dimensión particular que ha sido revisada. abstractas y formuladas en términos universales.Ata: “El proceso en virtud del cual los individuos y las familias asumen la responsabilidad en cuanto a su salud y bienestar propios y los de la colectividad y mejoran la capacidad de contribuir a su propio desarrollo económico y comunitario. CUBA . lo económico.acercamiento a la comunidad. Santiago de Cuba. las definiciones de participación comunitaria. De la Riva. (2001). La participación social es un proceso de interrelación entre el estado y la sociedad del cual se derivan mecanismos y formas de manifestación. Por esta razón son tan globales. revalorada y redefinida desde su surgimiento teórico como ya se mencionó. en la interrelación que se establece entre las autoridades y la ciudadanía. implica como mínimo tener conciencia de lo que se está haciendo y de una u otra forma es una manera de acción o intervención de quienes están implicados en este proceso. en vez de ser beneficiarios pasivos de la ayuda al desarrollo”. cooperación y movilización explicitadas por los grupos para enfrentar problemas y gestionar requerimientos que den respuesta a sus necesidades y demandas inmediatas. proceden de organizaciones internacionales lo que les da un carácter oficialista. considerando que participar es algo más que asistir.

379 Universidad de Oriente. su evolución y formas de manifestación van a estar influenciadas y determinadas por un grupo de factores. sino estén presentes en los múltiples escenarios que la vida social encierra. histórico y cultural. debe entenderse como un proceso en el que se profundiza progresivamente desde la ejecución de tareas simples hasta las fases más complejas. Como proceso social. . y por tanto. la programación. (OMS. el control y la administración de programas. tanto de índole económico. 1978). CUBA . que posibilitarán canales efectivos de expresión. Santiago de Cuba. haciendo patente su origen. como la planificación. La participación comunitaria. Se compone de un conjunto de fases que poseen una dinámica interna propia con diferentes niveles de expresión. Compromiso de los que participan. En estas definiciones se hace explícito el binomio participación-desarrollo. vista desde el enfoque democrático o bien instrumental. su puesta en marcha implica determinados procesos psicológicos y sociales en los cuales las necesidades significativas ocupan un lugar jerárquico. En el concepto de participación se observan los siguientes elementos: • • • • • Es un proceso. tiene espacio natural en la definición de estrategias de desarrollo en función de su desarrollo. como político-social.relacionarlas con contextos sociales específicos ya la comunidad. La participación. psicológico. Conocimiento de causa. dando como resultado que los procesos participativos no se limiten en un área determinada. como objetivo o bien como medio de reclamo. Unidad de intereses. movilización popular y gestión. Para la OMS. implica una postura y una acción dirigida a un fin. Acción para la transformación. que crea en ellos un sentido de responsabilidad sobre la salud y la capacidad de actuar en el desarrollo comunal”. como sujeto de participación. la participación comunitaria es “un proceso de autotransformación de los individuos en función de sus propias necesidades y de las de su comunidad. derivándose en acciones de organización.

aglutinar.1 la participación comunitaria y el liderazgo En el logro de una real participación incide un elemento el cual requiere de su estudio por la connotación que reviste en el proceso de la democratización de las relaciones en las comunidades. resistencia dentro de las dinámicas sociales. persuadir y atraer a grupos y colectivos. 3. Ese elemento es el “liderazgo” que está íntimamente relacionado con las capacidades y cualidades personológicas que poseen los individuos para conducir. dirigir. resulta sino imposible. que por su proyección perspectiva. Tal vez. pertenencia. difícil de lograr. Santiago de Cuba. organizados o no. no recoge las verdaderas necesidades sentidas de las mayorías. Para la psicología comunitaria la participación se le presenta como un referente obligado en el estudio de l s actuaciones de individuos y a grupos y le permite conocer los mecanismos afectivos. la participación pueda ser asumida como uno de las conceptos nodales de la psicología comunitaria. Esta tesis se dimensiona por el contexto en que hoy día se produce el movimiento de las comunidades hacia el logro de niveles superiores de desarrollo. de identidad psicológica. Universidad de Oriente. El liderazgo es el proceso de influir sobre otros con el propósito de ejecutar una tarea compartida y desde la perspectiva psicológica ello significa: • Que las capacidades y habilidades que poseen los líderes en gran medida constituyen referencias a las personas en la búsqueda de puntos comunes para entablar la empatía. por sus alcances. CUBA 380 . Se refiere a la participación en las condiciones de desarrollo de las políticas neoliberales. para la consecución de metas y proyectos comunes. en donde la comunicación y el entendimiento cobran significados relevantes. La participación sin liderazgo. En este sentido la imagen de líder que ha sido construido individual y socialmente encuentra espacio real al existir y "descubrir" las personas en las que convergen los rasgos del liderazgo. caracterizado en alguna media por las relaciones verticales de orden y mando y matizado por estímulos materiales en los que prevalecen intereses.• Capacidad y acción de examinar de conjunto las decisiones compartidas o aceptadas.

posea también grados de decisión en el cumplimiento de las políticas de desarrollo. Cuando surgen éstos. institución. Chávez y Quintanilla. grupo. ordenar y dirigir su desarrollo. Durante el ejercicio de la participación. con el liderazgo los roles se diversifican y se demuestra con ello la existencia de numerosos líderes que pueden atender. identificación. han de provocar en las personas que evalúan sus manifestaciones.• El líder es parte viva de las relaciones interpersonales que se establecen en los niveles estructurales de la comunidad: familia. Las actuaciones de los líderes tanto en los escenarios públicos como en los privados. al establecer una comunicación transparente. la base social de la participación. El siguiente gráfico ilustra la relación que se establece entre participación y liderazgo. • • Con un liderazgo real. comprometida y responsable. el liderazgo se comparte hasta lograr que una parte significativa de las comunidades. En esas relaciones. aceptación. y que contribuyen a afianzar el ideal de líder que cada uno de ellos tienen. CUBA . continua. el querer y el poder. sentimientos. desde otros niveles de mando. Desde esta mirada. se amplía. inseguridad e introversión que con tanta frecuencia aparecen en los procesos participativos. y diversifica en la medida en que crece el número de personas que ven en el líder. se socializan el respaldo y los criterios de unidad en torno al liderazgo. las posibilidades de que sus intereses se interconecten con los mandos de poder en las estructuras gubernamentales. Santiago de Cuba. reacciones de satisfacción. 381 Universidad de Oriente. reproduce. asesoría y dirección de los que facilitan. elogios. El líder. con la asistencia. (2001:36). el cambio. El diálogo fluye y las necesidades se canalizan. "rompe" la timidez. legitima tres de sus cualidades: el saber. encauzar.

no identificado Participación 3. de compromiso Liderazgo formal. reflexivo.1. Santiago de Cuba. 382 Universidad de Oriente.Liderazgo de resonancia.2 Cualidades Y Habilidades de los Líderes Comunitarios. CUBA .

El criterio de que se parte es que el líder sintetiza con sus modos de actuación. Los estudios de comunidades que se realizan en América Latina desde la Educación Popular proporcionan importantes resultados sobre la práctica en el liderazgo participativo. qué recursos fueron utilizados para lograr lo que se quería y se necesitaba. lo que permite socializar las vocaciones de estos últimos hasta lograr el compartir las tareas comunes. Saber conducirlos y orientarlos • • • • La habilidad revela una determinada capacidad para hacer. 383 Universidad de Oriente. la objetivación de los ideales de los amplios sectores de la comunidad. permiten precisar aún más las relaciones que se establecen entre liderazgo y participación. Manifiesta un acto de inteligencia en el que se revela un determinado conocimiento. a partir de una concreción mayor. así como el análisis conceptual del tema. las síntesis de las intervenciones. de las cualidades y habilidades que deben tener los líderes de los procesos de desarrollo.La situación que presentan hoy las comunidades. Santiago de Cuba. una meta. es significativo. donde se conjugan la experiencia (destreza) con el saber (popular o científico). La habilidad descubre cómo se hace la acción y con qué se hace. • Partiendo de este criterio se puede afirmar que una de las cualidades es el de escuchar bien. una intención. CUBA . El impacto psicológico que produce la atención que presta el líder a las personas cuando expresan sus sentimientos y maneras de enfrentar y modificar sus realidades. Saber compartir las decisiones. • Capacidad de establecer relaciones de cooperación. para lograr un objetivo. Las experiencias acumuladas por la autora. particularmente aquellas que están distantes de los centros urbanos de poder. El escuchar exige incorporar a la acción posterior. Saber descubrir a los "otros líderes" Saber formarlos. señalan la necesidad de continuar estudiando desde las ciencias psicosociales las causas reales de la débil participación de los amplios sectores en el desarrollo integral.

así como las organizaciones comunales. (en este caso la comunidad) en un contexto determinado. en cierto momento se han topado con problemas ocasionados por la presencia o por la ausencia de líderes de la comunidad. Capacidad para dejar el poder. Todos los psicólogos comunitarios. El líder es el sujeto que representa el sentir y el actuar de los individuos que lo eligieron para un proceso social. Santiago de Cuba. es usualmente difícil detectar y contactar lideres naturales en las comunidades. Por otra parte. además menciona Chávez (2001). Siempre hay personas que en ciertas situaciones o ante ciertas necesidades. o ante circunstancias que afectan a la comunidad y se hace necesario actuar con mayor o menor urgencia. Se conjugan elementos endémicos y externos para poder apreciar las tendencias y priorizar lo verdaderamente factible y posible. tratar con ellos. estos surgen de las reuniones de organización y planificación de actividades comunitarias. Es la influencia que se ejerce hacia otros sujetos a través de un proceso de comunicación y dominio. que el liderazgo significa la capacidad de los individuos para conducir.• Capacidad para analizar el contexto en que se produce la participación. CUBA . como una manera de transformarlas en protagonistas de los cambios que lleven al mejoramiento de sus condiciones de vida. El liderazgo no es solo importante para la psicología comunitaria. (1992). para Montero (2003:100). En un grupo siempre surgen líderes. proporcionarles formación son tareas habituales tanto de quienes hacen psicología comunitaria como de aquellos agentes externos que deseen colaborar en procesos de organización y desarrollo de comunidades. atraer y mandar. Desde esta perspectiva el líder debe ser el motor que impulse la participación de las comunidades. considera que es un hecho complejo que no depende de una sola persona sino que es una situación que surge a partir de la relación entre el líder y los líderizados o seguidores. aportan ideas y como 384 Universidad de Oriente. sino además de inevitable discusión. Hernández E. • Respecto al Liderazgo.

son personas amables. que son asumidas y compartidas en la presente investigación. alegres y afectuosas. encargándose de la planificación y organización de las actividades del grupo y cuyo carácter directivo será aceptado por la mayoría de los miembros del grupo. reconocen su labor y se solidarizan con ellos. presenta capacidad y rapidez para las respuestas y vías para la solución de problemas. De esta manera. tienen facilidad de palabra y de adaptación. “liderazgo participativo”. goza de la credibilidad. procura tomar decisiones y planes mediante las asambleas a base de reflexiones. Siempre están buscando incorporar nuevos participantes en especial a aquellos que presentan una conducta retraída y con 385 Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. ü Liderazgo transformador: Es un tipo de liderazgo con una carga fuerte afectiva. carismáticas. Escuchan a las personas sobre sus problemas cotidianos. Conocen personalmente a cada participante. confianza y sabe escuchar a la comunidad que representa. CUBA . no descargan la responsabilidad y la tarea solo en su líder. A continuación se expondrán algunas de estas características pues serán retomadas en páginas posteriores: ü Liderazgo participativo: es un líder que surge por consenso. toma prioridad de los intereses colectivos sobre los individuales. “liderazgo narcisista seductor positivo”.consecuencia asumen la dirección del mismo. dando consejos y orientación para la solución de su problemática. Montero hace una lista de características de los lideres que se pueden encontrar en la comunidad. Este tipo de líderes son popularmente conocidos tanto en sus comunidades como en las comunidades cercanas. Estos en mucho de los casos son personas que en su mayoría han sido desde muy temprana edad representantes de grupos. además que se han distinguido por su dedicación a su comunidad. “liderazgo seductor negativo” y el “liderazgo altruista”. “liderazgo transformador”. mostrando que la comunidad es consciente de las mismas necesidades y que se apoyan entre sí. pues la descripción de estas características se asemejan a las conductas observadas en los líderes de la comunidad objeto de investigación. las acciones que resultan de estas participan varios miembros de la comunidad.

muy simpático. Montero. Santiago de Cuba. que demuestra su beneplácito por ser el líder de ellos ya que manifiesta gran admiración por líderes reconocidos. CUBA . gentil y con un gran sentido de sacrificio hacia su comunidad. ü Liderazgo narcisista seductor positivo: Es un líder agradable. manipular y acumular funciones a fin de aumentar su importancia. (2003:105). Nadie se sacrificará más por ella. muy agradable a primera vista. Sus acciones no están únicamente orientadas por el bien colectivo. Pero esta actitud también hace que otras personas perciban que sus ideas no son tomadas en cuenta y llevadas al consenso haciendo que poco a poco dejen de participar y se retiren. o bien las presenta inducidas por él. Este liderazgo se apodera de la comunidad. aunque estas sean las indicadas. llegan a cansarse y a cansar a la comunidad. termina con un pequeño grupo que dirigen acciones muy especificas. ü Liderazgo narcisista seductor negativo: Por lo general hablamos de una persona que cuenta con atributos poco frecuentes en la mayoría de la población. Este se apodera de las ideas de otros sin dar crédito a sus autores. Nadie quiere más a la comunidad. Este tipo de líderes manipulan los recursos materiales que llegan a través de él a las 386 Universidad de Oriente.poco interés hacia su comunidad. así que mantiene la discusión una y otra vez hasta que estas ideas se adapten a lo que el propone. antepone los interés individuales a los colectivos. provocando criticas. Es capaz de mentir. Este liderazgo desarrolla fuertes vínculos con los miembros de su comunidad anteponen el beneficio de la comunidad y de sus grupos comunitarios por encima del interés propio. amable. pero no acepta que las ideas para las soluciones surjan de otras personas. le llama narcisista porque ellos mismos reconocen que nadie puede hacer las cosas mejor que ellos. esto hace que sea egocéntrico y narcisista. ya que este líder es una persona muy unida a la comunidad. simpático y con buenas intenciones. provocando conflictos que generan rivalidades y luchas por el poder entre miembros de la comunidad que son encargados o desean encargarse de dirigir actividades. sino por intereses individuales que solo pueden que solo pueden ser satisfechos vía el trabajo con la comunidad. estimulando el desarrollo de la comunidad. Este líder es calificado por la comunidad como sutil. Son los mejores.

son generosos. sino a avanzar hasta el diseño e 387 Universidad de Oriente. 4. que es el Liderazgo heredado. en sus actividades están incluidos sentimientos de fraternidad. aceptando su rol. esta asociada al rol de los psicólogos comunitarios a través de un ejercicio profesional que resulta de un acercamiento comprometido a la realidad particular de nuestro país lo cual permite encontrar en la historia y la singularidad de cada contexto la ubicación y obligación profesional. La experiencia acumulada. se proyecta hacia sus descendientes. así como las lecturas hechas sobre este tema nos conducen a plantear otra característica en el liderazgo.El rol del psicólogo comunitario. Esta es una condición que se asume de manera natural por los miembros de la comunidad donde el prestigio. tienen conciencia de que su labor es parte de un movimiento colectivo. En ese sentido el a specto subjetivo adquiere una connotación peculiar. La Psicología Social o Comunitaria. El psicólogo comunitario está obligado a no detenerse en la fase dia gnostica. hermandad y comprensión respecto de las personas de la comunidad. autoridad. La percepción que se tiene sobre este líder formado en un nivel de relaciones sociales. beneficia primeramente a sus familiares y a sus seguidores. que conectan con su religiosidad sin fanatismo. tampoco en sus causas. ese tema es el rol del psicólogo y psicológa en el trabajo de las comunidades. ü Liderazgo altruista: El liderazgo en este tipo de personas es tomado como parte de su vida. Santiago de Cuba.. creativos y dinámicos. Su práctica no se concretiza simplemente en el diagnóstico del fenómeno. después al resto de la comunidad. CUBA . en el trabajo comunitario entregan su vida y encuentran placer y pasión. fomentan y buscan la participación de otros.comunidad. En las reflexiones teóricas que sobre el alcance de la psicología comunitaria. ascendencia de los líderes se han arraigado de tal manera que hacen que sus descendientes sean considerados personas poseedoras también de esas cualidades. garantizan cierta legitimidad y credibilidad que en el nivel ideal. No son partidarios de manejar recursos materiales por mantener en alto su honradez y credibilidad. tiene espacio un tema del cual hay que ocuparse también desde la construcción epistemológica.

entendiendo a la investigación como un momento insustituible. no incluye aspectos ligados a la primera. la comunidad o la sociedad en su conjunto tenga el hecho constatado para eliminar su presencia futura. tan necesarios e imprescindibles para esta labor. la pedagogía. Los profesionales de la psicología comunitaria toman conciencia de que poseen un conocimiento que puede ayudar a las comunidades en la solución de sus problemas. la antropología social y el trabajo social. el cambio. las instituciones. y 4) aquellos que harían ingeniería social. Principalmente los trabajos realizados por los investigadores Latinoamericanos. donde el rol de este profesional adquiere nuevas connotaciones. diagnosticando los problemas de un sistema y los efectos del mismo sobre las personas y actuando para lograr la relación óptima entre uno y otros. 3) Un nuevo tipo de psicólogo clínico. Montero. en grupos políticamente activos. irrenunciable. ya que el conocimiento que poseen los miembros de la comunidad se presentan como los saberes popula res. El nuevo rol para los psicólogos comunitarios en el trabajo de las comunidades requiere de un profesional. Scribner. Los vínculos con otras ciencias hacen que la psicología comunitaria se perfeccione en el trabajo especialmente con las aportaciones de la sociología. su dirección y modificaciones. el grupo. Los psicólogos comunitarios en Latinoamérica deciden conscientemente por una opción que si bien se inclina por el segundo tipo. Montero. la ingeniería. 2) Los preocupados por los problemas sociales y que de alguna manera ponen su conocimiento al servicio de una causa de ese tipo. describen al psicólogo comunitario como el profesional que puede gestar la acción en la comunidad. Los trabajos vitales del psicólogo comunitario corresponden a los tres ejes: investigación-servicio-demanda social y cultural. Santiago de Cuba. así como algunas disciplinas de la economía y la comunicación social entre otras. trascendiendo el ámbito institucional.instrumentación de un cuerpo de medidas tendientes a reducir las consecuencias negativas que para el individuo. (1994:31) que ha de moverse en cuatro direcciones: 1) aquellos ocupados en movimientos sociales. pero también lo están de que no son la única opción para estas. que sale al campo de acción. CUBA . (1994:32). es decir. parten siempre de él. Estas nuevas expresiones del rol del psicólogo comunitario le atribuyen funciones las que describen un accionar más comprometido 388 Universidad de Oriente.

La técnica de grupos operativos se centra en la movilización de estructuras estereotipadas. En su sentido implícito. El Grupo Operativo es un dispositivo caracterizado por ser un colectivo entendido como unidad de lo múltiple. CUBA . experiencias y 389 Universidad de Oriente. que incluye a la verdad concebida bajo el criterio de que de es la Operatividad por lo cual la verdad no se encuentra en los conceptos y la teoría (si bien son importantes como fundamento de una practica social) sino en las transformaciones que se efectivicen a nivel de los sujetos y en la realidad social. El grupo operativo es creado por el latinoamericano Enrique Pichón Rivieré. Referencial y Operativo. Tarea es la producción de una subjetividad moderna: un sujeto consciente de su condición de "nada sino la resultante de su interacción con otros. con el que se opera en el campo de la Psicología Social) y de su posicionamiento ético. ejecuta. y de las dific ultades de aprendizaje y comunicación producidas por el monto de ansiedad que provoca todo cambio. Esa forma de organizar el proceso se objetiva a través del Grupo Operativo gestor. evalúa e integra. Esto es soportar subjetivamente esta condición de "nada sino con otros" pero a la vez el ejercicio de la libertad que le otorga una conciencia critica capaz de una transformación social. Santiago de Cuba. Por dicha movilización captamos en el aquí-ahora-conmigo y en la tarea de grupo el conjunto de afectos. como roles. de estructura compleja ya que incluye las posiciones o roles de Integrante. Pichón Rivieré en un sentido explícito. sino que además. organiza. planifica. Este profesional no sólo dirige un proceso d e investigación. explica que es la producción de un saber colectivo direccionado hacia el objetivo que el mismo grupo se plantea.con las comunidades. Coordinador y Observador pero que. Las cualidades y las habilidades adquieren otros matices. es un dispositivo que da cuenta de su ECRO. (designa al Esquema Conceptual. Para la psicología comunitaria la organización del proceso de investigación y propuestas de alternativas es imposible sin la creación de una forma de organización flexible y dinámica. responden a un tercero estructurante que es la Tarea (en rigor es un eje necesidadobjetivo-Tarea). grupos y clases" conciencia que lo lleva a posicionarse como "sujeto productor y producido". Con respecto a la Tarea.

Santiago de Cuba.conocimientos con los que los integrantes de un grupo piensan y actúan. El Coordinador es el que representa la Tarea (el Objetivo grupal) y con ello la significación de su presencia es: les recuerdo que hemos venido a realizar una Tarea y todo lo que se produzca tendrá una significación en relación a esa direccionalidad. sin olvidarse de que ese individuo y ese grupo están condicionados al medio en donde viven y que cuentan con una historia y una cultura que los caracteriza. el rol que ocupa el psicólogo comunitario de agente de cambio lo hace ocupar roles como coordinador de un equipo dedicado al trabajo comunitario o como un integrante de este. Es un buen indicador de la autonomía grupal el hecho que el grupo pueda desarrollar su tarea sin la presencia del Coordinador. CUBA . Su propuesta interdisciplinar le ayuda a comprender que estas soluciones deben de encontrarse en conjunto con las demás disciplinas. Conclusiones Desde su aparición en los años sesenta. La estructura del Grupo Operativo supone la presencia del Equipo de Coordinación (Coordinador y Observador) y a menudo en la intervención comunitaria el Coordinador solo o el equipo de Cocoordinación (en el ámbito comunitario la presencia del Observador no participante suele ser persecutoria). estudiando al hombre desde un campo individual-grupal-grupal-individual. De esta manera la psicología comunitaria ha logrado un lugar dentro de las ciencias. Notas de referencias 1 En América Latina la Psicología Comunitaria PC. (Montero. es conocida comúnmente como Psicología Social Comunitaria PSC. además de aportar un profesional que cuenta con herramientas necesarias para el trabajo comunitario. ya sea en el nivel individual o grupal. se ha venido desarrollando como una ciencia capaz de entender los problemas sociales de un mundo cambiante y deseoso de aportar soluciones novedosas. Pero el Coordinador aun en su ausencia temporaria esta presente como significante. la psicología comunitaria como una disciplina que nace a partir de movimientos sociales. 390 Universidad de Oriente.

En Estados Unidos surge en 1965 debido a la insatisfacción de los psicólogos preocupados por la orientación de la psicología clínica hacia la salud mental. Massachussets. la injusticia. los cuales evidenciaban anomalías en el funcionamiento de sus estructuras ( disfuncionalidad familiar. abrió nuevas posibilidades al quehacer científico y praxis de la psicología comunitaria lo que determinó en las nuevas maneras de estudiar y comprender la realidad 391 Universidad de Oriente. más que psicológica. A partir de ahí. la segunda transcurre de 1975 hasta 1989. que es el punto de partida de la PSC realizada en 1965. El acontecimiento que históricamente marca el nacimiento oficial de la Psicología Comunitaria. es la conferencia de Swapscott. La definición dada. así como la demarcación del objeto de estudio. se inicia una serie de programas de acción y publicaciones que registran sus primeras definiciones y logros. 2 Rappaport. Esta última se enfrentó a un notorio incremento de desajustes mentales lo que obligó a intensificar su labor en el cuidado y propuestas de alternativas. psicólogo norteamericano y fundador de la psicología comunitaria. olas migratorias hacia los Estados Unidos y la débil respuesta de los órganos de poder para enfrentar este fenómeno. La psicología clínica cedía espacio a otra concepción científica para abordar los problemas psicosociales fuera de las instituciones médicas y de salud. Rappaport introdujo una forma diferente para abordar estos fenómenos que evidenciaban una enfermedad social. profundización de las desigualdades sociales) fueron retos para las ciencias sociales como la sociología y la psicología. en la Conferencia de Austín. para la intervención en el campo de la salud mental comunitaria. la describe como una especialidad de origen reciente dentro de la psicología.1994: :21). Los fenómenos sociales y culturales de la sociedad norteamericana. Santiago de Cuba. enajenación social. CUBA . Concluida esta primera etapa. donde nace oficialmente esta disciplina y donde se congregaron psicólogos para hablar sobre la formación de los profesionales de esta disciplina. Se discutió también el rol y sus características en el campo de trabajo. como disciplina. la falta de equidad marcada por las diferencias s ociales y las limitaciones del paradigma psicológico vigente para enfrentar estos problemas. que se marca el cierre del primer periodo con el reconocimiento de la posibilidad de modelos alternativos de entrenamiento. y casi inmediatamente se empieza a dar cabida a cuestiones y dudas de origen teórico y no será sino hasta diez años después. conflictos étnicos.

o de un grupo humano" como en las expresiones. En América Latina coincide con la etapa del desarrollismo económico y la falsa imagen de sostenibilidad social. principalmente.— A finales de la década de los años 50 e inicios de los 60. Las etapas y escuelas de la IA transcurren en el marco de la sociología de la intervención. Kart Lewin y Paulo Freire considerados sus fundadores. –Década de los setentas. las relaciones humanas y los cambios de actitudes y conductas. 3 El tema de la investigación-acción ha aparecido con gran pujanza en los últimos tiempos debido a una serie de circunstancias históricas lo que ha condicionado su presencia en las investigaciones aplicadas. la cultura es el sustantivo común "que indica una forma particular de vida. Resurgimiento. creciente marginación. causas: Se aprecia la falta de aplicaciones concretas de la investigación. la cultura mexicana o la cultura totonaca. pobreza. expresando lo que podríamos llamar el concepto 392 Universidad de Oriente. democrática. Actualmente la investigación-acción se presenta como opción metodológica para el tratamiento del hombre en su relación con el entorno. quien estudió las cuestiones sociales. exigen la realización de investigaciones reflexivas las que han de apuntar no sólo a la interpretación de los fenómenos. El auge de los métodos cualitativos para conocer la realidad desde la perspectiva de las prácticas sociales .—Diversos autores sitúan los comienzos de la investigación-acción en la obra del psicólogo social Lewin (1946).del hombre inserto en su entorno. entre otros. desde la sociología comunitaria hacen significativos aportes que han trascendido en el tiempo y en el espacio. a la propuestas de alternativas. Santiago de Cuba. 4 Para la Antropología. una concepción que reclama su vínculo con la practica profesional. Los desajustes económicos y sociales que se visualizan en las inequidades. Las principales etapas de su desarrollo son: Nacimiento. Su perspectiva holística cobra mayor significado en la realidad latinoamericana de los inicios del tercer milenio. sino también. de un período. reflexiva. el primero desde la psicología social y el segundo. dada la complejidad del entramado social donde los hombres construyen sus identidades las cuales expresan las dinámicas de su desarrollo. La investigaciónacción es un estilo de investigación abierta. comprometida centrada en la acción para la transformación. aumento de los índices de desempleo. de gente. Estancamiento. CUBA .La preocupación por conocer y descubrir las causas de los fenómenos sociales en el contexto de las comunidades.

CUBA . políticas y económicas. Debe ser una oportunidad efectiva. minorías étnicas. credo o condición social. sin limitaciones que restrinjan el derecho y el deber de cada persona a tomar parte y a responsabilizarse por lo que acontece en la sociedad y en las comunidades. cultura de crianza. los rasgos que distinguen a los grupos. sin exclusión previa de ningún grupo social. de país. Para la psicología comunitaria. normas. no es posible transformar la realidad. la participación se le presenta como un concepto que orienta el estudio de los comportamientos y actitudes. 5 La participación es uno de los principios básicos de la democracia. está ligado a la apreciación y análisis de elementos tales como valores. de las asociaciones civiles. el enfoque que sobre cultura ha dada la ciencia antropológica. edad. formas o implementos materiales. un derecho que no puede restringirse por razón de género. también. mediante el método etnográfico. diversidad y solidaridad. De manera que el concepto antropológico de cultura nos permite apreciar variedades de culturas particulares: como la cultura de una región particular. En este sentido. accesible a todas las personas. etc. esta acepción. de barrio. le permite registrar.. del campesino. la organización social. y también de empresa. de ciudad. libertad. de la mujer de los jóvenes. es preciso que ésta asuma formas diversas: participación en la vida familiar. de escuela y de universidad. La participación es. la participación no puede ser una posibilidad abierta únicamente a algunos privilegiados. Hablamos aquí de participación a todos los niveles. color. con sus mitos y leyendas y sus costumbres de tiempos lejanos. comunidades para establecer un vínculo entre estos y los factores psicológicos y sociales. aprecia el presente mirando hacia el pasado que le dio forma. 394 Universidad de Oriente. de calle. junto a los de igualdad. culturales. provienen de las tradiciones del pasado. estilos de vida. culturas étnicas. Sin la participación. la cultura del poblador. porque cualquiera de los elementos de la cultura nombrados. la participación es dada a todos como una condición para nuestro desarrollo.antropológico de la cultura. Santiago de Cuba. costumbres. Para la psicología comunitaria. Además. es parte de la historia humana.

. Ed. (Coord). Michoacán. (1986) “Estructuras Sociales de Reproducción del Saber Popular”. y Quintana G. Nuevas Perspectivas En Atención Primaria De Salud. Páztcuaro. La participación Social en cuatro delegaciones del Distrito Federal. Ediciones Díaz de Santos S.“Metodología y práctica del desarrollo de la comunidad”. edición OEA-CREFAL. Ander-Egg. Escuela Nacional de Trabajo Social. y Mendoza. M. Desarrollo Comunitario. J. Aranda. C. (1995).. “La comunidad y su estudio”. España. H. (1996). H. Universidad de Guadalajara. Pueblo y Educación. Santiago de Cuba. Arias. Buenos Aires Argentina.. Ed. (1999). M. Ed. Brandao. Ander-Egg E. C. Ed.. R.Bibliografía Almeida E. “Técnicas de investigación social”. Centro Regional de Educación Fundamental para América Latina. 1989. Escuela Nacional de Trabajo Social. PersonalidadEducación-Salud.. Arteaga. Universidad Autónoma de México. C. Imprime Madrid. CREFAL. (Coord. Universidad Autónoma de México. C. Chávez C. H. “La Psicología.. Ed. Ed. B. A. los procesos comunitarios y la interdisciplinariedad”... J. 395 Universidad de Oriente. L. (1994). Chávez. y Varela. M. La Habana. Plaza y Valdés. Texto inédito. Playa.. “La investigación Total”. (2001). ENTS. (1999). México. Una revisión de la aplicación de los principios de AlmaAta. V.. (2001). S. Cerda. Ed. J. CUBA . (1983). de C. Humanitas. Universidad Autónoma de Puebla. Caracas E. E. UNAM. Humanitas. K. México. Magisterio. G. Ed. Chile. (1998).). (1995). (2000). Universidad Autónoma de Yucatán. Martínez M. Castro. La participación social en la ciudad de México: “Una redimensión para delegaciones políticas y municipios”. La Danza de los Santia gos de Huichila.A. Psicología Social Comunitaria.

G. (1990).. 396 Universidad de Oriente. Ferullo A. Dokecki. Bogotá.) Identidad: análisis y teoría. M. G. En Wiesenfeld (1994:51). 2000. No. Ginebra. (1990) La Participación como Encuentro: Discurso Político y Praxis Urbana. (1994). Universidad Nacional de Tucumán. 9-14 de febrero. 3ª Ed. Teorías de la Acción Comunicativa. O. La Participación Comunitaria en Proyectos de Desarrollo. Glosario de términos. Santiago de Cuba. sociedades complejas. En Giménez. “La identidad social o el retorno del sujeto en sociología”. (1992). Serie Salud para todos. nacionalismo y etnicidad. Hebermas. simbolismo. P. En Montero. Seminario. Montero (Coord. M. Elementos que Facilitan o Dificultan el Surgimiento de un Liderazgo Comunitario.Pedagogía del oprimido. (Coord. Hernández. “Acción comunal en una vereda colombiana”. (1979). CUBA . Fals Borda.. (2001). (coord. Monografías sociológicas de la Universidad Nacional de Colombia. P. (1987). En Méndez. Taurus. G.De la Riva F. Argentina.Taller. México. Freire. Universidad Autónoma de México. Fadda C. 49 OMS. III Coloquio Paul Kirchhoff. México: 211-238. Madrid. Paradigmas de la Psicología Social-Comunitaria Latinoamericana. Ediciones Coyoacán. Santiago de Cuba. Internet. Del Río. México. (1974). (1984). E. Psicología Social Comunitaria. (1996:13). Caracas: Universidad Central de Venezuela. Ed.) Psicología Social Comunitaria : Universidad de Guadalajara. L. (1996). Ponencia presentada en el III Congreso de Educadores Populares. La participación como herramienta fundamental de trabajo en el campo de la Psicología Comunitaria: “Participación y poder”. México. “Acción y Conocimiento”. “25 Provocaciones para la Participación Comunitaria”. Siglo XXI. “La identidad social o el retorno del sujeto en sociología”. Universidad de Guadalajara. Foucault y el Poder. Giménez. En M.1994).

Linares. Alcances y Límites”. 1993. (1996). En M. El desarrollo de la Psicología Comunitaria en Xalapa. (1994). México Montero. Benchomo.. Ed. C. Ed. Universidad de Guadalajara. (1996). “La Utopía posible”. Martínez T. N. Trillas. El Salvador. ritos y perspectivas. Enero-Junio. Correa.. F. y Moras. (1996).. “La Participación: Significado. Martínez T. CESAP. (2000). Teoría.A. (1985). retos y perspectivas. en “Familia. “La participación: ¿Solución o Problema?. Participación ámbitos. San Salvador. México. Ed. M. (coord. Ed. (1996). “Psicología Social Comunitaria. Págs. Universidad de Oriente.. Guadalajara. CUBA . En Hernández. No. (1997). I. Martín-Baró. Ed. Selección e Introducción de Ignacio Martín-Baró.) Participación ámbitos. “Problemas de Psicología Social en América Latina”. A. Ed. Universidad de Guadalajara. Islas Canarias. M. Monografía. 1993. 8. E. Universidad de Oriente.). (coord. La investigación cualitativa etnográfica en educación: Manual Teórico-práctico. En busca de la Participación en y de la Iglesia. (2003). La intervención Comunitaria en las nuevas condiciones sociales.A. I. Janssens. Participación Social”. (2002) Globalización. 397 Universidad de Oriente. Enseñanza e Investigación en Psicología . “Familia. Montero. M. Revista. Vol. Salud y Sociedad”. Martínez M. UCA. Juan Marinillo. Nueva Época. Venezuela. Montero y otros. E. Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana. Venezuela: CEESAP. (1994). retos y perspectivas. método y experiencia”. 1. Inédito. Inédito. Santiago de Cuba.CNEIP. Experiencias de Investigación en México. Méndez Eduardo. 185-197. Venezuela. Marchioni Marco. Jalisco.. Participación: Ámbitos. Metodología sobre los estudios culturales de comunidades. CESAP.Hernández. cultura y desarrollo comunitario. Illescas.

México.. “Teoria y Práctica de la Psicología Comunitaria”: La Tensión entre comunidad y sociedad. (1998). “Desarrollo de Comunidades y Subculturas”. Rodríguez. Ed. 398 Universidad de Oriente. Centro de Investigaciones Educativas "Graciela Bustillos" Guadalajara. “Psicología social aplicada y participación: metodología general”. Hernán. F. L. “La Psicología Social en el Desarrollo Regional”. 11ª reimpresión. M. No. Biblioteca Era. (1994). OMS. Ediciones FACES/UCV. Declaración de la Conferencia Internacional de Alma Ata. (1981). “Metodología de la investigación cualitativa”. “Salud y Enfermedad”. Argentina. 4ª Edición. (2001). Rusque A. primera edición 1987. Piados. Bilbao. Serie Salud para todos. Ed.. “La salud mental comunitaria y la investigación de metodología. Gro. (1999). La Prensa Médica Mexicana. C. Revista” “Psicología y Salud”. Atención Primaria a la Salud. y La Habana. Numero especial. (1983). De la diversidad a la unidad en la investigación cualitativa. S. Vol. Jalisco. México D. Sanguineti. 15. T. Selección de lecturas de psicología de las comunidades. Humanitas. Nueva epoca-agosto. Edición. Buenos Aires. V. Cuba. Facultad de Psicología. Acapulco.Montero. J. Ediciones Era. Buenos Aires. Monsiváis. (2002). Revista "Piragua". Santiago de Cuba. Crónicas de la sociedad que se organiza. San Martín. Ruiz.. Pág. (2003). PWU. (1981). Entrada Libre. Universidad Veracruzana. (2001). CUBA . Tesis de doctorado en Psicología Social. Universidad de La Habana. 2ª. 1 OMS. (1988). E. Porzecanski. E.. Instituto de Desarrollo Comunitario. Ruiz O. Y. Y Wiensenfeld. 39-42. Sánchez. “La construcción de los proyectos de género con jóvenes de una comunidad rural”. Ginebra. México. Ponencia presentada en el XXIII Congreso Internacional de Psicología. Serie Ciencias Sociales. Universidad de Deusto.

A. V. Una alternativa teórico-metodológica.. “Psicología Social Comunitaria”. A. Ed. Universidad de California.. (1971). de C. (1992). Desarrollo de la comunidad y el proceso de planificación urbano en América Latina. S. Apuntes. CUBA . (2002). F. Esquemas Y Ejemplos De Participación Comunitaria En La Salud. Unidad Docente de Medicina Familiar Y Comunitaria De Toledo. M. Violich. Ediciones Díaz Santos S. Santiago de Cuba. Pla za y Valdés. 399 Universidad de Oriente.Tovar. A. Turabian F. J.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful