P. 1
Contra in for Me 132

Contra in for Me 132

|Views: 113|Likes:

More info:

Published by: Fabrizzio Guerrero Mc Manus on Sep 07, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/27/2013

pdf

text

original

1

Presentación Seis años han pasado desde que Felipe Calderón tomó posesión, seis años de mentiras y promesas falsas, de simulación, corrupción, complicidad y de un Estado de excepción que nos han impuesto. Seis años en los que año con año hemos visto a un presidente hablando de valentía mientras nosotros, la sociedad, ponemos los muertos, los desplazados, los secuestrados, los vejados por las autoridades. Seis años, como siempre, de riqueza obscena para unos pocos mientras que nosotros tenemos hambre, somos excluidos, somos desempleados, somos jóvenes sin oportunidades, seis años en que hemos sido despojados de nuestra tierra y nuestros recursos naturales. Seis años, otra vez, de privilegios para los sindicatos charros en la educación, de educación para formar mano de obra barata, mientras que nosotros no tenemos acceso a una educación crítica para una vida digna. Seis años, de nuevo, en que los políticos no dialogan con la sociedad pero nosotros, los que hemos levantado la voz y nos hemos organizado para resistir, hemos sido criminalizados, denostados y callados. Seis años en que han querido que veamos un México que sólo existe como versión oficial, seis años reproduciendo sus mentiras a través de los medios de comunicación a quienes sirven. Nosotros no aceptamos este México que quiere dejarnos la clase política, y rechazamos las mentiras que quieren imponernos como realidad. Integrantes del movimiento #YoSoy132 de distintas asambleas locales han entablado un trabajo colectivo plural y diverso, tanto en forma como en fondo, en el que han participado estudiantes de diversas disciplinas artísticas, científicos sociales, médicos, humanistas, físicos, matemáticos entre otros. No pretendemos tratar exhaustivamente los diversos temas y contenidos, tampoco es esto una réplica del formato de informe del gobierno federal, buscamos mostrar una versión crítica de nuestra realidad para convocar a la sociedad a su discusión. Se conformaron mesas de trabajo en cada uno de los ejes y cada una de éstas realizó una lectura compartida y crítica respecto a cada tema: 1) Democratización de los medios de comunicación, información y difusión; 2) Modelo educativo, científico y tecnológico; 3) Modelo económico neoliberal; 4) Modelo de Seguridad Nacional y Justicia; 5) Transformación política y vinculación con movimientos sociales; 6) Modelo de salud. Asimismo, nos hemos articulado con académicos, organizaciones civiles y movimientos sociales que a lo largo y ancho del país reclaman la democratización de la vida pública y el fin del modelo social prevaleciente en México. Por lo que el contenido de este documento no refleja la

2

posición política de nuestro movimiento, llevamos a cabo un análisis compartido con la sociedad a la que convocamos para abrir un diálogo franco y a sumarnos en una lucha fraterna. Este es el informe que el movimiento #YoSoy132 da a la nación y que hacemos público para someterlo a la discusión, al diálogo y al debate con la sociedad civil organizada o no que desea un México más justo, libre y democrático.

3

ÍNDICE DE CONTENIDOS
PRESENTACIÓN................................................................................................................................................................... 2 CAPÍTULO 1 - DEMOCRATIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, DIFUSIÓN E INFORMACIÓN8 SECCIÓN I: LEGISLACIÓN ................................................................................................................................................. 9 1. INTRODUCCIÓN ................................................................................................................................................................................. 9 2. PROPUESTAS PRESENTADAS EN EL PERIODO DE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA PARA LEGISLAR EN MATERIA DE MEDIOS................................................................................................................................................................................................. 10 2.1. Iniciativa de reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos .................................... 11 2.2. Iniciativa para una Ley Federal de Telecomunicaciones y de Contenidos Audiovisuales ........................ 11 2.3. Iniciativa para una Ley de Redes, Sistemas, Contenidos y Servicios Digitales en Banda Ancha ........... 13 SECCIÓN II: TELECOMUNICACIONES......................................................................................................................... 16 1. INTRODUCCIÓN .............................................................................................................................................................................. 16 2. LICITACIÓN 21 ............................................................................................................................................................................... 17 3. FUSIÓN TELEVISA-IUSACELL ....................................................................................................................................................... 18 4. BANDA DEL 2.5GHZ ..................................................................................................................................................................... 20 SECCIÓN III: INTERNET EN MÉXICO.......................................................................................................................... 22 1. REPORTE GENERAL SOBRE ACCESO A INTERNET, BRECHA DIGITAL Y TOPE DE POBREZA ................................................. 22 2. LEGISLACIÓN DE INTERNET ......................................................................................................................................................... 25 3. INICIATIVAS FALLIDAS .................................................................................................................................................................. 27 SECCIÓN IV: EL MERCADO NEGRO DE LA PROPAGANDA POLÍTICA Y GUBERNAMENTAL .................... 28 1. MARCO JURÍDICO DE LA PROPAGANDA, SUS PROBLEMAS Y PUNTOS PENDIENTES .............................................................. 28 2. LA CONSTITUCIÓN MONOPÓLICA DE LAS TELEVISORAS Y EL CONTRAPESO A LA REGULACIÓN DE LIMITACIÓN DE LA PROPAGANDA ...................................................................................................................................................................................... 32 3. LA RELACIÓN ENTRE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y EL PODER POLÍTICO ..................................................................... 34 4. PEÑA NIETO Y LA CONSTRUCCIÓN MEDIÁTICA DE SU FIGURA PÚBLICA ............................................................................... 35 5. LA ÉTICA EN LOS MEDIOS COMO UN ELEMENTO SINE QUE NON DENTRO DE UN SISTEMA DEMOCRÁTICO ..................... 37 SECCIÓN V: ARTE Y CULTURA EN MEDIOS ............................................................................................................. 39 1. INTRODUCCIÓN .............................................................................................................................................................................. 39 2. EL MERCADO DE LA TELEVISIÓN MEXICANA ............................................................................................................................. 39 3. CRISIS DE LA PROMOCIÓN DE LA DIVERSIDAD CULTURAL EN LA RADIO Y LA TELEVISIÓN................................................. 40 3.1. Canal 11 y Canal 22: cada vez más orientados hacia un modelo televisivo privado .................................. 42 SECCIÓN VI: RADIOS INDÍGENAS Y COMUNITARIAS ........................................................................................... 44 1. PANORAMA ..................................................................................................................................................................................... 44 SECCIÓN VII: AGRESIONES CONTRA PERIODISTAS Y COMUNICADORES DURANTE EL SEXENIO ....... 47 1. EL ESTADO DE LA CUESTIÓN: VIOLENCIA ESTRUCTURAL Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y COMUNICACIÓN ....................... 47 CONCLUSIONES – DEMOCRATIZACIÓN DE MEDIOS ............................................................................................ 52 REFERENCIAS ................................................................................................................................................................... 56 CAPÍTULO 2 EDUCACIÓN....................................................................................................................................... 64 INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................................................... 65 SECCIÓN I: EDUCACIÓN ................................................................................................................................................. 68 1. REFORMA INTEGRAL EN EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR (RIEMS) ...................................................................................... 68 1.1. Crítica al proyecto RIEMS ...................................................................................................................................................... 68 1.2. Contradicciones entre la RIEMS y el constructivismo ............................................................................................... 71 1.3. Disciplinas mixtas y transversales ...................................................................................................................................... 72

4

2. EXAMEN DE ADMISIÓN PARA LA EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR Y SUPERIOR ....................................................................... 77 2.1. Introducción ................................................................................................................................................................................. 77 2.2. Procedimientos de ingreso a la educación superior .................................................................................................. 78 2.3. Procedimientos de ingreso a la educación media superior .................................................................................... 79 SECCIÓN II: CIENCIA Y TECNOLOGÍA ........................................................................................................................ 83 1. POLÍTICA GENERAL DE APOYO A CIENCIA Y TECNOLOGÍA. FONDOS PÚBLICOS, ESTÍMULOS FISCALES, INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA E INNOVACIÓN ............................................................................................................................................................... 83 2. DIAGNÓSTICOS, POLÍTICAS, ESTRATEGIAS, INDICADORES Y ACCIONES PRIORITARIAS....................................................... 85 2.1. Formación e incorporación de investigadores, tecnólogos y profesionistas de alto nivel ....................... 85 2.2. Colaboración nacional e internacional ............................................................................................................................ 86 2.3. Descentralización y desarrollo regional.......................................................................................................................... 87 2.4. Seguimiento y evaluación....................................................................................................................................................... 88 2.5. Vinculación de la ciencia con los sectores productivos............................................................................................. 88 3. ÁREAS PRIORITARIAS DEL CONOCIMIENTO Y DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA ............................................................... 89 4. DIVULGACIÓN DE LA CIENCIA Y VINCULACIÓN CON LA SOCIEDAD. FORTALECIMIENTO DE LA CULTURA CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA NACIONAL .................................................................................................................................................................. 90 5. PROPIEDAD INTELECTUAL Y PATENTES..................................................................................................................................... 91 6. BIOSEGURIDAD DE LOS ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS ............................................................................... 93 SECCIÓN III: ARTE Y CULTURA .................................................................................................................................. 95 1. INTRODUCCIÓN: SEXENIO DE FCH EN LA RECTA FINAL. ENTRE IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN ......................................... 95 2.- SOBRE EL CONCEPTO “CULTURA”: VIOLACIÓN DEL ARTÍCULO 1 Y 2 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADO UNIDOS MEXICANOS.......................................................................................................................................................................... 96 3. DIAGNÓSTICO GENERAL EN MATERIAS DE ARTE Y CULTURA ................................................................................................. 98 5. POBLACIÓN INDÍGENA, GRUPOS ÉTNICOS Y MULTICULTURALISMO ..................................................................................... 102 6. INSTITUCIONES, PRESUPUESTOS Y PLANES FINANCIEROS EN MATERIAS DE ARTE Y CULTURA ...................................... 103 REFERENCIAS – CIENCIA Y TECNOLOGÍA ..................................................................................................................................... 105 CAPÍTULO 3 - MODELO ECONÓMICO NEOLIBERAL ........................................................................................... 110 SECCIÓN I: LAS POLÍTICAS DE LA GLOBALIZACIÓN .......................................................................................... 111 1. INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................................................................ 111 1.1. Política Monetaria y Financiera ....................................................................................................................................... 112 1.2. Política fiscal ............................................................................................................................................................................. 113 1.3. Política industrial.................................................................................................................................................................... 115 SECCIÓN II: EMPLEO Y POBREZA ............................................................................................................................. 116 1. EMPLEO Y CRISIS.......................................................................................................................................................................... 118 2. PRECARIZACIÓN LABORAL ......................................................................................................................................................... 120 3. DESIGUALDAD .............................................................................................................................................................................. 122 4. POLÍTICA ANTIOBRERA............................................................................................................................................................... 124 SECCIÓN III: MODELO EXTRACITIVISTA DEPREDADOR ................................................................................. 126 1. LA INDUSTRIA EXTRACTIVA ....................................................................................................................................................... 127 1.1. Mega-minería metalífera a cielo abierto ..................................................................................................................... 127 1.2. La industria petrolera ........................................................................................................................................................... 132 2. MEGAPROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA ............................................................................................................................... 136 3. SISTEMA AGROALIMENTARIO INDUSTRIAL ............................................................................................................................. 142 3.1. Transgénicos ............................................................................................................................................................................. 144 3.2. Biocombustibles ....................................................................................................................................................................... 146 CONCLUSIONES ................................................................................................................................................................................. 147 REFERENCIAS – MODELO ECONÓMICO NEOLIBERAL ................................................................................................................. 148 CAPÍTULO 4 - MODELO DE SEGURIDAD NACIONAL Y JUSTICIA .................................................................... 152

5

INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................................................. 153 SECCIÓN I. DEFINICIÓN DE VÍCTIMA ...................................................................................................................... 156 1. CALIDAD DE VÍCTIMA .................................................................................................................................................................. 157 1.1. Acreditación de la calidad de víctima (para los programas de la Procuraduría Social) ...................... 157 1.2. No discriminación .................................................................................................................................................................. 157 2. EL CONTEXTO ............................................................................................................................................................................... 158 2.1. Las violencias en México ...................................................................................................................................................... 158 2.2. Disputa por el territorio ....................................................................................................................................................... 159 2.3. Criminalización de la protesta social y persecución de los defensores de derechos humanos y activistas sociales............................................................................................................................................................................. 159 2.4. Violencia de género y estratificada................................................................................................................................. 159 2.5. Impunidad y corrupción....................................................................................................................................................... 160 2.6. Los saldos de la guerra. Las victimas somos todos .................................................................................................. 160 SECCIÓN II: ACTIVACIÓN DE LA LLAMADA “GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO” ............................ 165 SECCIÓN III. AUMENTO DE LA INJERENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN MATERIA DE SEGURIDAD NACIONAL ........................................................................................................................................................................ 167 SECCIÓN IV. LEY DE SEGURIDAD NACIONAL E INICIATIVA DE REFORMA ................................................ 171 1.1. LEY DE SEGURIDAD NACIONAL DE 2005 ........................................................................................................................ 171 1.2. INICIATIVA DE REFORMA A LA LEY DE SEGURIDAD NACIONAL ....................................................................................... 175 1.3. PRESUPUESTO DESTINADO A SEGURIDAD NACIONAL Y LA LLAMADA “GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO......... 178 SECCIÓN V. DESPLAZAMIENTO INTERNO Y MIGRACIÓN EN LA LLAMADA “GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO” ........................................................................................................................................................... 180 1.1. DESPLAZAMIENTO INTERNO ............................................................................................................................................. 181 SECCIÓN VI. MIGRACIÓN............................................................................................................................................. 185 1.1. SECUESTRO DE MIGRANTES Y SU REPUNTE CON LA “GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO” .................................. 187 1.2. TRATA DE PERSONAS .......................................................................................................................................................... 189 1.3. LA CORRUPCIÓN EN LAS AUTORIDADES MIGRATORIAS, TANTO DE ELEMENTOS DE POLICÍA COMO DEL INM ..... 191 1.4. LEY DE MIGRACIÓN Y REGLAMENTO ................................................................................................................................. 191 CONCLUSIONES ................................................................................................................................................................................. 192 REFERENCIAS – SEGURIDAD NACIONAL ....................................................................................................................................... 197 CAPÍTULO 5 - TRANSFORMACIÓN POLÍTICA ...................................................................................................... 200 INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................................................. 201 SECCIÓN I: TRANSFORMACIÓN POLÍTICA ............................................................................................................ 202 1.1 REFORMA POLÍTICA .................................................................................................................................................................. 202 1.2. CORPORATIVISMO .................................................................................................................................................................... 205 1.3. INCUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS DE SAN ANDRÉS Y DESCONOCIMIENTO DE LOS PROCESOS AUTONÓMICOS DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS ............................................................................................................................................................ 207 SECCIÓN II: VINCULACIÓN CON MOVIMIENTOS SOCIALES ............................................................................. 211 2.1. EL PROCESO DE CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL ........................................................................................... 214 2.2 PRESOS POLÍTICOS .................................................................................................................................................................... 217 2.3 DESAPARICIÓN FORZADA ........................................................................................................................................................ 222 2.4. ATAQUE A DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS ............................................................................................................ 224 2.5. EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES............................................................................................................................................ 226 2.6. ESTRATEGIA PARAMILITAR .................................................................................................................................................... 228 2.7. VIOLENCIA DE GÉNERO Y FEMINICIDIO. REALIDADES Y RETOS ........................................................................................ 231 2.7.1. Feminicidio ............................................................................................................................................................................. 231 2.8. SINDICATOS Y EL SECTOR LABORAL ...................................................................................................................................... 234

6

2.9. ORGANIZACIONES CAMPESINAS............................................................................................................................................. 237 2.10. LAS JUVENTUDES ................................................................................................................................................................... 238 CONCLUSIONES .............................................................................................................................................................. 239 REFERENCIAS – TRANSFORMACIÓN POLÍTICA .................................................................................................. 241 CAPÍTULO 6 - MODELO DE SALUD........................................................................................................................... 244 SECCIÓN I: DIAGNÓSTICO ........................................................................................................................................... 245 1. OBESIDAD ..................................................................................................................................................................................... 246 2. DESNUTRICIÓN EN MÉXICO ....................................................................................................................................................... 250 3. SALUD MENTAL ........................................................................................................................................................................... 252 4. EMBARAZOS EN ADOLESCENTES .............................................................................................................................................. 253 5. MUERTE POR VIOLENCIA ............................................................................................................................................................ 254 6. ADICCIONES .................................................................................................................................................................................. 256 7. MORTALIDAD INFANTIL ............................................................................................................................................................ 259 8. ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN ....................................................................................................................................... 259 9. SALUD Y CAMBIO CLIMÁTICO ..................................................................................................................................................... 260 10. MUERTE EN LAS MINAS. SALUD EN EL TRABAJO .................................................................................................................. 261 11. GUARDERÍAS SUBROGADAS ..................................................................................................................................................... 261 12. MÉDICOS EN FORMACIÓN, MÉDICOS RESIDENTES Y VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS ...................................... 261 13. GASTO EN SALUD....................................................................................................................................................................... 266 14. INFRAESTRUCTURA EN SALUD ............................................................................................................................................... 270 SECCIÓN II: REFORMAS NEOLIBERALES AL SISTEMA DE SALUD ................................................................. 272 CONCLUSIONES .............................................................................................................................................................. 280 REFERENCIAS-SALUD...................................................................................................................................................................... 282

7

CAPÍTULO 1 DEMOCRATIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, DIFUSIÓN E INFORMACIÓN

8

Sección I: Legislación 1. Introducción En México, las telecomunicaciones se encuentran reguladas por un marco jurídico anacrónico y discrecional. La Ley Federal de Telecomunicaciones, la Ley Federal de Radio y Televisión, la Ley Federal de Competencia Económica, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de Cinematografía, la Ley Federal del Derecho de Autor, y otras legislaciones en la materia, son hoy un lastre para el y para el ejercicio de los derechos políticos de la ciudadanía y el desarrollo económico del sector. Han permitido el empoderamiento desmesurado de los grandes concesionarios privados de la radio y la televisión, quienes decidieron dominar la opinión pública y gobernar sobre los poderes formalmente constituidos de nuestro país. Ante ello, diversos actores políticos, económicos, académicos, asociaciones de periodistas, organizaciones civiles y expertos en la materia han señalado reiteradamente la necesidad de crear una nueva institucionalidad que regule a los medios de comunicación en sus diversas bifurcaciones y posibilite la democratización de los medios de comunicación, información y difusión. Coinciden en establecer un orden normativo que verse sobre los siguientes puntos:

Competencia: señalan que es urgente establecer mecanismos que garanticen la competencia en los medios de comunicación, por medio del apertura a nuevos actores económicos y/o sociales en la utilización del espectro radioeléctrico, a fin de evitar la concentración de los grandes concesionarios y aprovechar los avances tecnológicos.

Determinación de la función y naturaleza de los medios de comunicación, difusión e información: reconocer que los medios de comunicación prestan un servicio público, en virtud de que utilizan un bien que es propiedad de la nación.

Revisión crítica del papel de los medios públicos (estatales): se señala que las 31 televisoras, frecuencias y radiodifusoras estatales se han convertido en repetidoras de la programación privada y que se deben recuperar para cumplir con su función social.

Socialización de medios de comunicación: se apunta la obligación de establecer un sistema de medios públicos, en el cual los ciudadanos gestionen, diseñen, produzcan y difundan los contenidos que se transmitan en los medios creados por ellos, que sean con fines de comunicación social. 9

Ombudsman de medios y mecanismos que aseguren la responsabilidad social de los medios: manifiestan que es necesaria la creación de un organismo que se constituya como el defensor de los derechos de la audiencia y vigile la actuación de los medios de comunicación; que respeten las leyes, el derecho a la información, el derecho de réplica, promuevan los derechos humanos y los valores de la democracia.

Administración de concesiones: se insiste en reestructurar las instituciones existentes en este rubro, a fin de que se constituyan como organismos autónomos de composición ciudadana e integración democrática, a efecto de legitimar los mecanismos por los cuales se llevan a cabo los concursos de concesiones.

Actualización

de

las

leyes

que

regulan

la

infraestructura

en

materia

de

telecomunicaciones. La tecnología siempre cambiante y la convergencia de plataformas demandan nuevos paradigmas normativos. Durante el gobierno de Felipe Calderón, diversos actores impulsaron -siempre a contracorrientepropuestas legislativas dirigidas a solucionar estas problemáticas a partir de diversos enfoques, sobre las temáticas referidas. Sin embargo, no se pudo avanzar en la materia debido a los compromisos ilegítimos que el grupo político en el poder ha consolidado dando continuidad a la práctica prevaleciente desde hace décadas, el actual gobierno no se desmarcó de esta tendencia, al contrario, agudizó esta situación, fortaleció al duopolio televisivo y se ha obstinado en cercenar toda intención dirigida a la democratización de los medios, que por nuestra parte entendemos es una condición ineludible para la democratización del país. 2. Propuestas presentadas en el periodo de Felipe Calderón Hinojosa para legislar en materia de medios El 4 de julio de 2007 la Junta de Coordinación Política del Senado de la República aprobó un Grupo Plural de Trabajo para la Revisión de la Legislación en Materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión, como consecuencia de la sentencia dictada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la acción de inconstitucionalidad presentada a la “Ley Televisa”, para ajustar el marco jurídico de las telecomunicaciones y la radiodifusión, con la presencia de senadores de todos los partidos políticos y presidido por el Presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, el Presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes y el Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos. Este grupo plural realizó consultas a sectores involucrados

10

y recomendó varios ejes que constituirían una reforma integral, considerando las opiniones recabadas. Como resultado de este proceso surgieron algunas de las iniciativas que se describen a continuación. 2.1. Iniciativa de reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos El 5 de abril del 2010 el Diputado Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega del Partido del Trabajo presentó una iniciativa de reforma constitucional que contiene modificaciones a los artículos 6º, 7º, 27º y 73º de la CPEUM. Esta propuesta tiene como objetivos principales: 1. Reconocer y garantizar constitucionalmente el carácter universal del derecho a la información, en los términos ratificados en los tratados internacionales ratificados por México. 2. Reconocer la propiedad de la nación sobre el espectro radioeléctrico, a fin de otorgar a la ciudadanía el derecho de administrar las concesiones, permisos y explotación directa de este recurso, por medio de un organismo autónomo ciudadano dotado de facultades para otorgar y revocar estos privilegios, en condiciones de igualdad, entre los sectores: público (entendido como estatal), privado, educativo y comunitario. Este organismo también tendría la función de vigilar que los medios respeten y promuevan la pluralidad, los derechos humanos y aseguren el derecho de réplica. 3. Dispone que los medios de comunicación electrónica sean considerados como un servicio público, por lo tanto deben ser promotores de los valores republicanos consagrados en nuestra Carta Magna. 4. Facultar al Congreso para que legisle en materia de medios de comunicación y establecer el andamiaje institucional que retire las facultades del ejecutivo en materia de administración del espectro radioeléctrico. Esta iniciativa se encuentra actualmente “congelada” en proceso legislativo. Se ha omitido discutirla y dictaminarla en comisiones de la Cámara de Diputados. 2.2. Iniciativa para una Ley Federal de Telecomunicaciones y de Contenidos Audiovisuales El 8 de abril de 2010, el Diputado Javier Corral Jurado del Grupo Parlamentario del PAN presentó ante la LXI Legislatura una iniciativa para expedir la Ley Federal de Telecomunicaciones y de 11

Contenidos Audiovisuales y reformar diversas disposiciones de las leyes orgánicas de la Administración Pública Federal, de Vías Generales de Comunicación y Federal del Derecho de Autor. Esta iniciativa fue suscrita por integrantes de los diversos grupos parlamentarios ante dicha Legislatura: Convergencia, Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática, Partido Revolucionario Institucional, Partido Nueva Alianza y Partido del Trabajo; además de contar con la asesoría de especialistas miembros de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI). La intención de elaborar esta iniciativa surge en el contexto de la sentencia dictada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 20 de agosto de 2007, respecto de la Acción de Inconstitucionalidad presentada por cuarenta y siete legisladores de diversos partidos sobre algunas disposiciones que reformaron la Ley Federal de Telecomunicaciones y la Ley Federal de Radio y Televisión, publicadas el 11 de abril de 2006. Los principales temas que involucraban los artículos invalidados por la citada sentencia eran los relativos a la posibilidad que se otorgaba a los concesionarios de radio y televisión para brindar servicios adicionales de telecomunicaciones, eximiéndolos de la obligación de pago al Estado y de participar vía licitación, así como el refrendo automático -sin requisito alguno- para los concesionarios, por plazos fijos de veinte años. El 7 de septiembre de 2007, el Senado de la República instaló un Grupo de Trabajo – integrado por legisladores de todos los partidos políticos- abocado a ajustar el marco jurídico de la materia con lo previsto en los puntos resolutivos de la sentencia dictada por la SCJN. En mayo de 2008, legisladores de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática en colaboración con los especialistas de AMEDI, iniciaron la redacción de esta iniciativa con el objetivo de crear una Ley de orden público e interés social que fortaleciera la autonomía del órgano regulador, así como la equidad en la participación y acceso al espectro radioeléctrico, promoviera la consolidación de una sociedad de la información en México y estableciera un régimen jurídico competitivo, plural y democrático en materia de telecomunicaciones y radiodifusión. Así, los ejes rectores de la iniciativa en comento son fundamentalmente: 1. La convergencia de la televisión analógica a digital a partir de principios democratizadores y de transparencia que posibiliten una revisión cabal de los contenidos audiovisuales y la competencia real entre los prestadores de servicios en la materia. 12

2. El fortalecimiento del órgano regulador mediante la desaparición de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) y la creación de un nuevo órgano, con facultades independientes a las de la Secretaría de comunicaciones y Transportes, denominado “Instituto Federal de Telecomunicaciones y de Contenidos Audiovisuales”. Dicho Instituto establecería los lineamientos para la asignación de frecuencias mediante procedimientos plurales y públicos que imposibiliten la discrecionalidad y poseería facultades sancionadoras, de las que actualmente carece la COFETEL. 3. La defensa de los derechos de los usuarios a fin de asegurar el acceso en condiciones adecuadas de selección, precio y calidad. 4. El posicionamiento de las telecomunicaciones como medio de integración nacional a través de nuevas formas de participación y acceso individual o social a los servicios de telecomunicaciones y la ampliación de la cobertura a la población rural y urbana de escasos recursos y a los pueblos y comunidades indígenas que posibilite su desarrollo. 5. El impulso de la investigación e innovación de los servicios en la materia, así como la conservación, preservación y difusión del patrimonio audiovisual y el acceso público a ese legado. El estado actual de esta iniciativa es, como la mayoría en la materia, “congelada” en Comisiones. Ha sido objeto de debate nacional, sin embargo no se ha logrado el dictamen para ser votada ante el Pleno de la Cámara. Si bien esta iniciativa representa uno de los esfuerzos más importantes para avanzar en materia de democratización de telecomunicaciones y radiodifusión, también es cierto que, si eventualmente se aprobara, se requeriría de una reforma constitucional en la materia a fin de compatibilizar el marco jurídico y favorecer su eficaz y plena aplicación. 2.3. Iniciativa para una Ley de Redes, Sistemas, Contenidos y Servicios Digitales en Banda Ancha Esta propuesta fue presentada el 13 de marzo de 2012, por el diputado Francisco Hernández Juárez del Partido de la Revolución Democrática. Esta iniciativa busca, a grandes rasgos, precisar los aspectos técnicos y tecnológicos a diferencia de las que habían sido presentadas; se divide en dos partes, la expedición de una Ley y una reforma a la Ley Orgánica de Administración Pública Federal. 13

La Ley de Redes, Sistemas, Contenidos y Servicios Digitales en Banda Ancha pretende retomar la política rectora de Estado que, con la privatización, se abandonó desde el periodo de Ernesto Zedillo. Este abandono ha permitido que en el campo de las telecomunicaciones predomine una política caótica, sin orientación, rumbo o límite jurídico alguno; también ha llevado al terreno de la competencia un asunto que es estratégico para el desarrollo de infraestructura que debiera buscar el desarrollo social mediante la creación, búsqueda, acceso y difusión de información bajo una óptica de inclusión universal. Para realizar esta política de Estado, que la iniciativa llama Plan de Conectividad Universal, se distinguen cuatro mercados: 1. Infraestructura: consiste en una red nacional que transporta los datos. Incluye las redes de transmisión públicas y privadas, cableadas o inalámbricas, a nivel metropolitano, interregional, inter-estatal, nacional e internacional sin importar la tecnología utilizada. También contempla equipos electrónicos y de transmisión, sin importar el medio físico que utilicen. 2. Servicios: consiste en el audio, video, voz y datos transmitidos tanto unidireccional como bidireccionalmente. 3. Dispositivos: incluye los aparatos receptores o transmisores de contenido digital. 4. Contenidos digitales: incluye también contenidos digitalizables, que estén disponibles ya sea de forma gratuita o de pago por acceso. La división de estos cuatro mercados es para asegurar que con el desarrollo tecnológico, la clasificación siga vigente, así la intención de esta iniciativa está dividida en tres secciones: a) Legislar en materia de Redes, estableciendo la obligación del Ejecutivo en crear una política de Estado, un Plan de Conectividad Universal, que planifique y garantice la construcción de infraestructura además de fomentar la competencia, la inversión y el avance tecnológico. Este plan consideraría el desarrollar la infraestructura necesaria, una Red Nacional de Conectividad con Centros Nacionales de Intercambio de Tráfico, para alcanzar a la mayor cantidad de población posible y garantizar el acceso, búsqueda y transmisión de información. b) Legislar en materia de información para propiciar su disponibilidad y accesibilidad, en donde se asegure que los derechos de propiedad intelectual no sean obstáculos de acceso. 14

“Artículo 61. El Estado garantiza el libre acceso a la Internet y se abstendrá de regularla.” c) Legislar para establecer mecanismos de acceso y promoción a la Banda Ancha definiendo mecanismos de subsidio, promoviendo la inversión de particulares y “...determine el aprovechamiento de bienes del Estado para que se destinen a garantizar el acceso a la población a la “banda ancha”, como un derecho fundamental de los mexicanos”. La segunda parte de la iniciativa es reformar los artículos 26, 30 y 36, y adicionar un 36 A, de la Ley Orgánica de Administración Pública Federal. Este conjunto de reformas responde a la necesidad de separar en dos la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así esta reforma crea las dos Secretarías y explica sus respectivas facultades y atribuciones. El artículo 26 elimina la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y crea la Secretaría de Transportes y la Secretaría de Información y Comunicación Digital. El artículo 30 adecua las funciones de la S. de Marina a la S. de Transportes. El artículo 36 determina la competencia de asuntos de la S. de Información y Comunicación Digital y el 36 A determina la competencia de asuntos de la S. de Transportes. Algunas de las correspondencias de la Secretaría de Información y Comunicación Digital serían:

“... Formular y conducir las políticas y programas para el desarrollo de las comunicaciones de acuerdo a las necesidades del país”

“...conducir la administración de los servicios federales de comunicaciones eléctricas y electrónicas y su enlace con los servicios similares...”

“Planear, formular y conducir las políticas, planes y programas, así como regular el desarrollo de las comunicaciones electrónicas digitales, con base en el Plan Nacional de Desarrollo y el Plan de Conectividad Universal, de acuerdo a las necesidades del país.”

Por último en los transitorios de la iniciativa se señalan las especificidades del Plan de Conectividad Universal que se establecerían conforme a la realización de varios diagnóstico, entre ellos: ecosistema digital, comparativos de avance en conectividad digital entre países de la OCDE; estableciendo objetivos a corto, mediano y largo plazo, etc. Actualmente la iniciativa, como las otras mencionadas, está en proceso legislativo, sin embargo, se ha omitido su discusión y dictamen en comisiones de la Cámara de Diputados.

15

Sección II: Telecomunicaciones 1. Introducción El gobierno de Felipe Calderón Hinojosa estableció como objetivo 5º del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, potenciar la productividad y competitividad de la economía mexicana para lograr un crecimiento económico sostenido y acelerar la creación de empleos. Se comprometió con una mejora regulatoria, el combate a los monopolios y la promoción de una política de competencia como estrategias que contribuirían a reducir los costos de las empresas, lo cual contribuiría a su vez con mayor competitividad, crecimiento y generación de empleos. A partir de lo anterior, se estableció la estrategia 5.4, a fin de generar condiciones que aseguraran un clima de negocios favorable y que los consumidores tuvieran la facilidad de acceder a bienes y servicios bajo condiciones de equidad, eliminando distorsiones en materia de competencia que permitieran erradicar prácticas desleales. Para aumentar el acceso a los servicios de telecomunicaciones a un número cada vez mayor de mexicanos, el gobierno de Felipe Calderón planteó implementar las siguientes estrategias:  Incrementar la competencia entre concesionarios con la finalidad de aumentar la cobertura de los servicios en el país y contribuir a que las tarifas permitan el acceso de un mayor número de usuarios al servicio.  Promover el desarrollo de infraestructura tecnológica de conectividad que permita alcanzar una penetración superior al 60 % de la población, consolidando el uso de la tecnología de los servicios en cualquier lugar, desarrollando contenidos de interés y de alto impacto para la población.
 
 
  Modernizar el marco normativo que permita el crecimiento de las telecomunicaciones, el uso y desarrollo de nuevas tecnologías y la seguridad sobre el uso de la información, los servicios y las transacciones electrónicas.  Proponer esquemas de financiamiento y auto-sustentablidad para fomentar la aplicación y desarrollo de proyectos en el uso de las tecnologías de la información y su continuidad operativa.  Desarrollar mecanismos y las condiciones necesarias a fin de incentivar una mayor inversión en la creación de infraestructura y en la prestación de servicios de telecomunicaciones. (Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012) 16

De acuerdo con esto presentamos tres casos que son muestra de la carencia de una política de telecomunicaciones durante el sexenio que termina. Asimismo son casos que evidencian el favorecimiento del gobierno federal hacia las empresas monopólicas de telecomunicaciones. 2. Licitación 21 El 23 de noviembre de 2009 el gobierno federal a través de la COFETEL (Comisión Federal de Telecomunicaciones); la COFECO (Comisión Federal de Competencia); la SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público) y la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) emitió la llamada Licitación 21 para datos, imágenes, voz y video. El objetivo señalado por COFETEL, COFECO, SCT y SHCP para emitir la licitación era ampliar el espectro a empresas que ya ofrecen servicios de telefonía. Además, de promover la entrada de un nuevo competidor con miras a la reducción de precios y el aumento de la calidad en el servicio. De ahí que la licitación contempla la concesión para uso de 270 megahertz a lo largo de 20 años, con amplia cobertura en el territorio nacional, esto es son 9 regiones, que implican una cobertura en prácticamente todos los estados de la república, donde TelevisaNextel podrán dar servicios de telefonía móvil. En el proceso de licitación hubo varias empresas interesadas: Megacable, Axtel y Alestra entre las más fuertes. Finalmente el 16 de agosto de 2010 COFETEL declaró a la sociedad Televisa-Nextel ganadora de la licitación. Esta adjudicación tuvo por lo menos un par de irregularidades. Primero, Televisa ya controla el 56% del espacio radioeléctrico; mientras que Nextel tiene concesiones para servicios de radiocomunicación. Esto es, no son nuevos competidores en el ramo. Adicional a esto, está la baja oferta que hizo Televisa-Nextel por la licitación, finalmente sólo serán 180 millones de pesos los que pagarán las empresas por 270 megahertz. Asimismo, es de subrayar que fue Televisa-Nextel la que hizo la menor oferta en comparación con los otros interesados. A decir de los expertos en la materia, la contraprestación de la licitación implica el abaratamiento del espacio. Y pérdida de ingresos para el Estado. La evidencia de la “ganga” que fue la Licitación 21 para Televisa-Nextel, es que por la explotación de un espectro menor Telcel pagó una contraprestación de 3798 millones, esto es 17 abrir la banda de 1.7gigahercios. Esta parte del espectro radioeléctrico da la posibilidad de ofrecer telefonía móvil con posibilidad de transmisión de

Televisa y Nextel obtuvieron el derecho para explotar 270 megahertz a 400% menos que otros operadores del ramo. Por otra parte con esta decisión el gobierno de Felipe Calderón permitió a Televisa ingresar al mercado de la telefonía con el argumento de poner más competidores en el juego, y aumentar la calidad de servicios y precios. A pesar de las impugnaciones interpuestas por varios actores, en 2010 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dio la concesión a Televisa y Nextel para operar la frecuencia de 1.7 GHz por 20 años (Contreras, 2010). Así, podemos afirmar que:  La licitación 21 es muestra de la debilidad institucional que tiene el Estado mexicano para tomar decisiones sobre el espectro radioeléctrico, el cual es un bien de la nación.  El gobierno de Felipe Calderón ha hecho uso de un bien de la nación para beneficiar a un consorcio económico integrado por Televisa y Nextel, lesionando con ello a las instituciones públicas de este país. Para avanzar en un mejor servicio de telefonía en este país se necesita, además de innovación tecnológica, atacar a los monopolios del ramo pero también a los existentes por ejemplo en la televisión mexicana. 3. Fusión Televisa-Iusacell La situación actual de la fusión Televisa-Iusacell es una de las decisiones del gobierno de Felipe Calderón a las que se debe poner especial interés. Sobre todo porque tiene implicaciones sociales, política y por supuesto, económicas. Dentro de marco de las telecomunicaciones, en un sistema democrático, el Estado tiene la obligación de regular la propiedad mediática y el negocio de la comunicación (El Universal, 2012), donde las instituciones y las estructuras de la sociedad se encuentran intrínsecamente asociados; los derechos de pluralidad, participación, equidad de participación, transparencia y rendición de cuentas deberían ser parte fundamental de su trabajo. El 5 de abril de 2011 empezaba a circular información sobre la alianza Televisa-Iusacell, donde la primera empresa notificó a la Bolsa de Nueva York la adquisición del 50 por ciento de las acciones de Iusacell, de Grupo Salinas, como medida para frenar el monopolio Telmex-Telcel. El jueves 7 de abril el empresario Emilio Azcárraga Jean informó que la operación fue por mil 600 millones de dólares (COFETEL, 2012).

18

La importancia de esta fusión consiste en la inversión por 400 millones de dólares (Calleja, 2012) para la infraestructura del servicio Total Play de telefonía, televisión e Internet de alta velocidad. Esta fusión permite a Televisa hacer uso de 53 megahercios del espectro radioeléctrico, concesionados a Iusacell (Granados, 2011). Teniendo en cuenta que el artículo 28 constitucional prohíbe los monopolios y sus prácticas, la operación donde se conglomera la infraestructura y los medios de comunicación, Grupo Televisa cae en ese supuesto. Con la fusión, Televisa tendría la capacidad de potenciar los servicios móviles y de banda ancha, para ofrecer el cuádruple play: Internet, televisión, telefonía móvil y fija; consolidando su mercado en los corporativos de altos ingresos. Recordemos que el espectro es un bien público, donde el Estado ejerce su soberanía, el cual es un factor de desarrollo social en el sector de información, siendo las bandas de frecuencia necesarios para la prestación de servicios de banda ancha móvil y telefonía móvil; la restricción de este espectro conglomerado en Televisa-Iusacell pone en riesgo la competencia de por sí inexistente, pues la televisora ya cuenta con 260 concesiones de televisión. El gobierno Federal sólo cuenta con 34% de las frecuencias de televisión, mientras que Televisa y TV Azteca concentran 62% de todas las frecuencias televisivas, es decir, 88% de las concesiones; teniendo ventajas en la economía política del Estado mexicano (Mediatelecom, 2011). La resolución de la Comisión Federal de Competencia que autoriza la alianza Televisa Iusacell, es claramente violatoria de la legislación mexicana y contraria al interés público. A pesar del amparo que logró la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), ambas empresas seguirán operando, causando repercusiones sociales. A su vez, ambas televisoras desprestigian, persiguiendo el objetivo de sacar del mercado a Telmex-Telcel argumentando deficiencias en su servicios y sus altos precios. Según las Comisión Interamericana de Derechos Humanos “los monopolios u oligopolios en la propiedad y control de los medios de comunicación deben estar sujetos a leyes antimonopólicas por cuanto conspiran contra la democracia al restringir la pluralidad y diversidad que asegura el pleno ejercicio del derecho a la información de los ciudadanos” (Calleja, 2012). Televisa y TV Azteca como socios concentran el 88% de las concesiones de televisión abierta, teniendo 94.4% de la audiencia televisiva, lo cual les favorece con un 58% del total de la inversión publicitaria, recibiendo 30% del gasto de comunicación social federal (COFETEL, 19

2012). La decisión del gobierno federal al permitir la fusión Televisa-Iusacell antepone el privilegio a las empresas en detrimento del interés público, favoreciendo aún más la concentración de las telecomunicaciones en unos cuantos grupos empresariales. 4. Banda del 2.5GHz En estos momentos está sobre la mesa, la decisión tomada por el gobierno de Felipe Calderón, a tan sólo 4 meses de terminar su administración, respecto a la banda de 2.5Ghz, afecta de manera negativa directamente a los ciudadanos mexicanos. Nuevamente como con todas las decisiones en materia de telecomunicaciones del gobierno panista, la decisión favorece la concentración en el sector, en contraposición a la política de las tres “C” que airadamente anunció Felipe Calderón para telecomunicaciones: competencia, convergencia y cobertura. La banda de 2.5Ghz fue concesionada desde 1989 a MVS. En ese tiempo se concesionó vía asignación directa y vía licitación pública para operar televisión restringida. Una década más tarde la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) identifica la banda de 2.5GHz para Telecomunicaciones Móviles Internacionales (Mediatelecom, 2012). Lo anterior implica poder ofrecer a través de esta banda servicios de cuarta generación. Según datos del portal Mediatelecom en 2007 comenzó en el mundo la licitación de la banda de 2.5GHz, luego de la recomendación hecha por (UIT). En ese mismo año la COFETEL da prórroga a MVS sobre seis de las concesiones que estaban por vencer. Un año más tarde Cablevisión pide a la SCT que reasigne porciones de la banda de 2.5GHz, y a finales de 2008 la COFETEL decide negar la prórroga a MVS sobre las concesiones que ya habían vencido. En los últimos años MVS empezó a construir infraestructura para ofrecer servicios de banda ancha inalámbrica a través de esta banda; para ello se asoció con Axtel, Alestra, Mexis, Avantel, Marcatel. En 2011 MVS.Net anuncia el proyecto “Banda ancha para todos”, con el concurso de MVS Telecomunicaciones, Alestra, Clearwire e Intel. Sin embargo, desde 2010, la SCT había negado a MVS el cambio de sus títulos de concesión que están designados para operar sólo televisión restringida, no para ofrecer banda ancha. En el mismo año la SCT notifica a MVS que no renovará las concesiones vencidas. La anterior decisión fue reafirmada el pasado 8 de agosto, al negar la prórroga de todas las concesiones y anunciar el “rescate” de las concesiones de la 2.5GHz aún vigentes y bajo operación 20

de MVS, argumentando subutilización del espectro. No obstante el proyecto presentado por la empresa y que podría significar la construcción de una carretera de banda ancha lo suficientemente avanzada para que incluso otras empresas del ramo pudieran operar. La decisión del gobierno de Felipe Calderón fue parar un proyecto, y en efecto seguir manteniendo la banda de 2.5GHz subutilizada, aún cuando desde hace al menos un lustro los gobiernos de diversos países han tomado decisiones sobre esta banda en vista de lo que representa en términos de desarrollo en telecomunicaciones para los países. Esta decisión suscita diversas preguntas:  ¿Por qué el gobierno de Felipe Calderón esperó a que prácticamente su sexenio estuviera terminado para tomar la decisión de utilizar la banda de 2.5 y nacionalizarla, si aparentemente su compromiso era la competencia, la cobertura y la convergencia?  ¿Por qué siendo México uno de los países más atrasados en penetración de banda ancha, el gobierno federal decide entorpecer el proceso de competencia en el sector e iniciar un litigio de años en claro detrimento de los ciudadanos mexicanos?  ¿Por qué el gobierno federal decide echar para atrás un proyecto que podría garantizar mayor competencia y un servicio de mayor calidad y menor precio de banda ancha para los ciudadanos?   ¿Qué lugar tienen los ciudadanos para los gobiernos, en las políticas de telecomunicaciones? ¿A qué empresas favorece la decisión tomada por el gobierno panista?

La nacionalización de la banda 2.5Ghz tiene dimensiones jurídicas, económicas y por supuesto políticas que los ciudadanos no podemos ignorar, toda vez que tienen que ver con un bien de la nación: el espectro radioeléctrico mexicano. Recurso que ha sido secuestrado por las empresas de medios hegemónicas en México: Grupo Televisa y Grupo Salinas. Al anunciar el “rescate” de la banda de 2.5Ghz, el gobierno panista se ha distanciado como lo marca su doctrina partidista, de la figura de la nacionalización con fines de utilidad pública. Sin embargo de manera vergonzosa realiza prácticas a expropiadoras usando el eufemismo del concepto de “rescate” que pulveriza la noción de la utilidad pública y la dirige al fortalecimiento de los poderes fácticos de los medios ya existentes.

21

Sección III: Internet en México 1. Reporte general sobre acceso a Internet, brecha digital y tope de pobreza Internet es un soporte tecnológico en el que confluyen varios medios de comunicación para uso público que facilitan el flujo de información y le permiten al ciudadano acceder a diferentes enfoques para construir opiniones que les permitan tomar decisiones. Las dinámicas llevadas a cabo en este medio, son cada vez más lejanas para aquellas personas que no cuentan con acceso a este tipo de tecnologías. La exclusión de aquellos beneficios sociales que el Internet adviene por razones físicas o económicas, o bien, por no contar con el conocimiento necesario para su utilización es a lo que se le considera brecha digital. El gobierno de este sexenio se comprometió en varias ocasiones a abolir la brecha digital así como fomentar la competencia de aquellos que ofrecen este servicio. A un mes del término del sexenio aquellos compromisos parecen lejanos. “Es imprescindible que todos los mexicanos puedan conectarse a la carretera de la información, porque sólo así se podrán ofrecer oportunidades sin distingo a la población. Le pido a todas las empresas que integran esta industria unirse al esfuerzo que el gobierno federal realiza para reducir la brecha digital que separa a los mexicanos, así como la brecha que existe entre las naciones desarrolladas” dijo Felipe Calderón un 4 de Julio del 2008. A casi cuatro años de estas declaraciones, la información difundida por el empresario Joaquín Vargas, presidente de MVS pone en duda la disposición del gobierno para propiciar el mejoramiento y bajo costo del Internet. Acabar con la brecha digital ha sido un tema puesto a discusión desde el sexenio de Vicente Fox Quesada. El 7 de diciembre de 2001 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma del artículo 2o. del Reglamento Interior de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en el que incorporando la figura del "Coordinador General del Sistema Nacional eMéxico". Posteriormente el 3 de marzo del 2009, ya en el periodo de mandato de Felipe Calderón se publicó en el DOF el acuerdo por el que se adscriben orgánicamente las unidades administrativas, órganos administrativos desconcentrados y centros de la Subsecretaría de Comunicaciones, la Coordinación de la Sociedad de la Información y el Conocimiento con atribuciones como ser responsables de los programas, recursos, acuerdos, convenios y compromisos adquiridos y por adquirir, nacionales de carácter federal y externos de carácter internacional referentes a la Sociedad de la Información y el Conocimiento, promover el acceso 22

universal a los servicios de la Sociedad de la Información y del Conocimiento a través de la promoción y difusión, de la capacitación y la adopción del uso de dichas tecnología; y punto referentes a la coordinación de dependencias para proponer proyectos específicos para dar cumplimiento a programas que fomentaran el desarrollo, el mejoramiento y el uso de las telecomunicaciones en México. Uno de los programas desprendidos de la anterior iniciativa es la “Agenda Digital” que según su sitio Web, pretende llevar el acceso a Internet de banda ancha a todos los mexicanos, así como impulsar las TIC para mejorar la calidad y la cobertura de la educación, procurar la equidad y la calidad en la provisión de los servicios de salud, promover la competitividad del país, de sus empresas e instituciones, prestar más y mejores servicios de gobierno y cuidar el medio ambiente sin afectar el crecimiento de la economía. El 9 de Junio del 2006 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de Eloísa Talavera, coordinadora del proyecto Sociedad de la Información y el Conocimiento estimó que en 2015 se cerraría la brecha digital en México, y al finalizar el gobierno de FCH habría 30 millones más de usuarios de Internet (Notimex, 2006). Las expectativas de Talavera fueron muy altas, las cifras actuales no son favorecedoras. En los últimos años, la brecha digital entre las ciudades más desarrolladas como la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, en comparación con el resto del país, se ha profundizado. En el 2006 se registraron 4, 805, 939 suscripciones a Internet cifra que creció hasta 12, 855, 197 suscripciones en el 2011; en contraste con estas cifras, la COFETEL registra en el 2006, 20, 564, 256 usuarios de Internet, de los cuales sólo 6, 917, 151 usuarios accedían a Internet desde sus hogares. Actualmente en México de los 112 millones que habitamos el territorio nacional apenas 9 millones tienen computadora en casa y de esos sólo 6.9 millones tienen acceso a Internet, lo que nos deja con un promedio de penetración estimada del 30.7% colocándonos a 2.7 puntos porcentuales debajo de la media mundial que es del 32.7% y de -8.8 puntos del 39.5% que es de la media Latinoamericana. Es importante señalar que cuando hablamos de usuarios nos referimos a todos aquellos mexicanos que tienen acceso a Internet desde cualquier hot-spot; casa, oficina, escuela y/o acceso público. Lo que nos deja solamente con la cantidad de 42.4 millones de mexicanos con acceso a Internet lo que representa el 14% de la población nacional de los cuales la mayor concentración

23

de internautas se registra en las edades de 12 a 34 años de edad, siendo este el 64.5% de los usuarios de Internet. (COFETEL, 2012) En el D.F. se concentra la mayor cantidad de personas con conexión a Internet (el 53% de los habitantes tiene conexión) lo cual representa el 23.3% de la conexión nacional. Los estados con menor conexión, lo que significa que por cada 10 personas una o menos de una tiene acceso a Internet: Oaxaca, Chiapas ,Tlaxcala y Guerrero. Esto responde a que estos son de los estados con mayor número de personas que habitan en extrema pobreza del país. Para el año de 2013 alcanzaremos nuestro máximo en penetración ya que la brecha digital llegará a la frontera con más problemas, la población en pobreza que son 52 millones de mexicanos que no cuentan con la posibilidad de adquirir una computadora ya que su prioridad es primero obtener los servicios básicos de agua y/o luz. Ahora bien, sin sorpresa alguna, estos son los estados con mayor conexión, lo que significa que por cada 10 personas al menos cuatro o menos tiene acceso a Internet: D.F, Baja California Sur y Sonora. En cuanto a banda ancha se refiere las cifras son menores, la cantidad de suscriptores a este servicio en el 2006 era de 2.9 por cada 100 habitantes y para el 2011 se registran 11.2 por cada 100 habitantes. A pesar del crecimiento en cuanto a acceso a Internet, es notoria lo baja que es la cantidad en contexto con una población de 112, 336, 538 habitantes (INEGI, 2010). Esto nos coloca como el país número 11 más poblado del mundo, además nos encontramos entre las 15 economías más grandes; a pesar de esto en nuestro país hay 71 millones de personas que no pueden acceder a este servicio. En Estados Unidos para el 2010 había 79 usuarios de Internet por cada 100 habitantes, en contraste con nuestra cifra de 31. Sí bien en el sexenio por concluir se registraron incrementos en las cifras de internautas, esto no responde a una adecuada política de educación y acceso a la tecnología, sino a la necesidad de información de todos los sectores de la población, ya que pasamos de ser un país de consumir en mayor medida contenidos de entretenimiento a consumir contenidos de información, lo cual coloca al Internet en uno de los principales medios de consulta para escuela o investigaciones de temas particulares así como para uso laboral. Tenemos que señalar que hablar de usuarios no necesariamente es hablar de conocimientos digitales avanzados ya que la brecha digital va más allá del acceso a la información 24

y esto se conoce como Alfabetismo digital el cual es otra manifestación particularmente grave de la exclusión social, dado que acentúa la brecha intergeneracional, evitando que los más jóvenes se beneficien de la experiencia y la sabiduría de las generaciones que les precedieron, pero además porque fomenta desencuentros entre los miembros de las sociedades en un mundo que, en general, tiende a envejecer. Considerando el dinamismo que caracteriza a las TICs, este es un problema de la mayor importancia que demanda una reconfiguración de las políticas educativas y digitales de parte de los países. A principios de 2010, una encuesta efectuada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalaba que el 20% de las familias mexicanas son analfabetas digitales. La encuesta del INEGI refiere que en muchos casos los hogares no poseen una computadora, no porque no puedan adquirirla, sino porque desconocen su funcionamiento y utilidad. Asimismo, en el sondeo se identificó que también hay familias que poseen una computadora pero no con acceso a Internet por considerar que no tienen necesidad de acceder a la red. (Mejía, 2010) Otro de los problemas graves con respecto a la brecha digital es el costo de los servicios de acceso a esta tecnología tema abordado en el Foro Económico Mundial, en su reporte "The Global Information Technology Report 2012" presentado en abril pasado, señala que con una caída del 50% en los precios del acceso a la banda ancha móvil en las economías emergentes como Brasil, Rusia, India, China, Turquía, Indonesia y México, aumentaría hasta en 1,000 millones los clientes potenciales, generando un estimado de ingresos por 120,000 millones de dólares al año. Además del reporte, el Foro pronostica que el grupo de 20 mercados emergentes como Brasil, México, China, India, Bangladesh, Nigeria, Sudáfrica o Rusia aportarán el 65% de los usuarios de celulares en el mundo para 2016. (Singler, 2012) "Hasta por un aspecto económico, el Gobierno debería prestar más atención: por ejemplo, cada vez que crece 10% la banda ancha en un país, su Producto Interno Bruto aumenta 1.3%. Cada vez que sube 10% el total de líneas móviles en un territorio, sube 0.5% su PIB". (Rubio, 2012) 2. Legislación de Internet Una de las ventajas que resaltan es el uso de Internet como una nueva herramienta para el activismo, principalmente de las organizaciones sociales, ciudadanos, medios de comunicación, políticos y activistas que han aprovechado la interactividad e inmediatez del medio para hacer escuchar sus voces, incluso ejerciendo presión sobre los medios de comunicación tradicionales 25

para obligarlos a abordar temas que de otro modo no cubrir an, pero el impacto del activismo digital esta reducido de manera significativa a causa de la baja penetracion del servicio. El escaso acceso a Internet, debido a los altos precios de conexión y la escasa infraestructura de telecomunicaciones, impide el despliegue de redes de conexión inalámbrica y hot-spots al aire libre; esto es un serio obstáculo para el crecimiento del consumo de información, como por ejemplo noticias, en estas nuevas plataformas. Al mismo tiempo, la alfabetización digital es todavía deficiente. El público carece de educación para el consumo de los medios, sobre todo noticias a través de Internet, lo cual ha provocado que no haya un crecimiento de consumidores de noticias en los nuevos medios. A lo anterior podemos agregar el intento de criminalización de los usuarios de Internet, un tema recurrente en este sexenio. El miércoles 11 de julio de este año, el poder ejecutivo firmó el Acuerdo Comercial contra la Falsificación, ACTA por sus siglas en inglés, de una manera tramposa y a pesar del rechazo a este acuerdo por parte de la COFETEL el 24 de noviembre de 2010; y de que el 5 de octubre de ese mismo año el Senado exhortara al Presidente a no firmar ese acuerdo por intuir que esto podría traer graves afrentas en materia de censura y libertad de expresión en la red. Posteriormente, la Comisión Permanente, que sustituye al Congreso mexicano durante los recesos parlamentarios y actúa como Senado, decidió por unanimidad la no adhesión al tratado por considerar que el mismo puede derivar en la imposición de censuras indebidas en la red y que esta sería "una restricción" significativa a los derechos fundamentales como la libertad de expresión y el debido proceso en el país. Esta fue una de las últimas confrontaciones constitucionales en el tema pero a lo largo del sexenio, se han suscitado una serie de eventos que ponen en duda el compromiso de este gobierno para fomentar el desarrollo de una sociedad en red. Otro caso fue la Ley Duarte o Ley de perturbación del orden público, propuesta por Javier Duarte gobernador del estado de Veracruz a raíz del arresto de unos “tuiteros” por difundir información sobre un supuesto atentado violento que resultó ser falso, en esta red social. Se les acusó de terrorismo aunque esta condena fue revocada pero marcó el antecedente para la justificación de esta ley, la cual pretendía estipular que se castigaría con sanciones que van de uno a cuatro años de prisión y multa de 500 a mil días de salario, aquel que “por cualquier medio, afirme falsamente la existencia de aparatos explosivos u otros, de ataques con armas de fuego, o de sustancias químicas, biológicas o tóxicas que puedan causar daño a la salud, ocasionando la 26

perturbación del orden público”. Esta pronunciación iba especialmente dirigida a la red social Twitter, en un claro intento por coartar la libertad de expresión dentro de las redes sociales en Internet. Dicha iniciativa provocó un gran escándalo a su alrededor por las implicaciones que tenía hacia el derecho de la libre expresión por lo que no se aprobó como iniciativa a nivel federal pero si fue aprobada en el estado de Veracruz. Otro ejemplo de acciones del gobierno en contra de la libertad de expresión y malentendidos que se derivan del desconocimiento de las características de este medio y en general del funcionamiento de las redes sociales así como la legislación que utiliza las formas de “culpable hasta demostrar lo contrario” es el caso del tuitero @MareoFlores que fue arrestado con uso de fuerza por mencionar lo siguiente: “No salía tan temprano del trabajo desde que se cayó la avioneta de Mouriño. Anden con cuidado, funcionarios voladores” -@MareoFlores El tuit fue escrito el día 10 de Noviembre, un día antes de que la avioneta de otro secretario de gobernación se cayera en la avenida Reforma. Esto, levantó sospechas por la PGR entre el tuitero y los acontecimientos, llevado por la fuerza a “rendir declaración” fue uno de los focos rojos acerca de la libertad de expresión en los medios digitales (Juárez, 2011) 3. Iniciativas fallidas Por último, en este sexenio fueron posicionadas en los medios dos iniciativas por parte del gobierno federal con dudosos resultados: El Compuapoyo y Enciclomedia. El Compuapoyo fue un proyecto con presupuesto de 3 mil millones de pesos, y cuyos resultados se espera que beneficiará a más de 6.5 millones de mexicanos (poco más del 5.8% de la población nacional según datos de población del INEGI en 2010). A pesar de contar con un elevado presupuesto para intentar disminuir la brecha digital. El programa COMPUAPOYO no es un proyecto con visión de largo plazo, pues no va acompañado de un eficiente plan de “alfabetización digital, pareciera que tiene un fin meramente comercial. Enciclomedia es un programa que el Ejecutivo Federal desarrolló a través de la Secretaría de Educación Pública que inicia en el año 2005 con una inversión mayor a 20 mil millones de pesos; el programa incorporó alrededor de 146 mil aulas con un beneficio cercano a 3 millones de alumnos, se pueden reconocer significativos avances en materia de cobertura, sin embargo diferentes estudios encontraron problemas entre los que destacan; que si bien se planteaba como 27

fin “contribuir a fortalecer los procesos de enseñanza aprendizaje con el uso de las tecnologías de información”, principalmente se le otorgó mayor atención a aspectos relacionados con la infraestructura, el equipamiento y la cobertura tecnológica frente a los componentes relacionados con una mejora en la calidad de la educación ya que no existió un Plan Estratégico que permitiera capacitar a los docentes que trabajaban en las aulas equipadas, ni para mantener estas en funcionamiento. En el 2007 se decide que no se le dará continuidad a este programa en las escuelas secundarias, y se tienen que pagar 1654 millones de pesos a las empresas participantes por la cancelación de los contratos. En ese mismo año la SEP genera un nuevo programa denominado “Habilidades Digitales para Todos”, que con el mismo objetivo que Enciclomedia equiparía alrededor de 320 mil aulas de secundaria con equipos de cómputo e Internet, con una inversión cercana a los 10 mil millones de pesos. Después, en 2011 se anuncia el remplazo de Enciclomedia por el programa Servicios de Aula Base Telemática con un presupuesto de 25 mil millones de pesos, con el cual se busca beneficiar a 10.7 millones de alumnos en 136 mil 674 aulas con computadoras, pizarrones interactivos, proyectores y una plataforma de enseñanza que facilita el trabajo colaborativo a través de la entrega de objetos de aprendizaje, reactivos y planes de clase; un proyecto muy similar al de Enciclomedia, en el cual, si tampoco se atienden las recomendaciones que ya han sido emitidas en diferentes estudios al programa anterior, terminará con el mismo resultado. Sección IV: El mercado negro de la propaganda política y gubernamental 1. Marco jurídico de la propaganda, sus problemas y puntos pendientes El marco jurídico de la propaganda gubernamental se encuentra estructurado dentro de tres ordenamientos jurídicos principales y seis artículos de tales ordenamientos. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (en delante CPEUM o Constitución) contempla esta figura en su artículo 134; el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (en delante COFIPE) regula la figura en los artículos 2 y 228; mientras que el Acuerdo del Consejo General del Instituto Federal Electoral por el cual se aprueba el Reglamento del Instituto Federal Electoral en Materia de Propaganda Institucional y Político Electoral de Servidores Públicos (CG38/2008) (en delante Acuerdo de Reglamento) establece disposiciones relacionadas en los artículos 4, 5 y 6.

28

El artículo 134 de la Constitución establece que los servidores públicos de todos los niveles deben aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos (CPEUM: artículo 134, párr.7), por lo que la propaganda que difundan debería tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social, evitando la promoción personalizada de cualquier servidor público (CPEUM: artículo 34, párr. 8). Ambos párrafos deben, de acuerdo a la Constitución, ser cumplidos y estructurados de acuerdo al desarrollo concreto de la ley reglamentaria sobre ellos (incluyendo el régimen de sanciones correspondiente). Por su parte, el COFIPE establece que la propaganda gubernamental se suspende desde el momento en que dan inicio las campañas (COFIPE: artículo 2, párr. 2). En este momento, la única propaganda permitida es la electoral. La última regulación sobre la propaganda gubernamental establece que los informes de Labores deberán difundirse en canales con cobertura regional sin exceder de los siete días anteriores y cinco posteriores a la fecha en que se rinda el informe, además de asegurarse que los informes no tengan nunca fines electorales, ni realizarse dentro del periodo de campaña electoral (COFIPE: artículo 228, párr. 5). Finalmente, el reglamento del IFE establece disposiciones que hacen referencia a los artículos arriba mencionados, así como la referencia a los portales de Internet de los órganos y los servidores públicos correspondientes como información institucional, así como la referencia al procedimiento sancionador correspondiente (Acuerdo de Reglamento: artículos 4-6). Los dispositivos relativos a la propaganda gubernamental se relacionan con la reforma constitucional en materia electoral de 2007, al buscar un nuevo modelo de comunicación política que asegurara mayor equidad de la contienda. Ante la experiencia de las campañas del 2006 con el uso indebido de servidores públicos, se buscó controlar el poder resultante del uso y el abuso de los medios de comunicación (Córdova y Salazar, 2008; Córdova y Salazar, 2009). Así se estableció por primera vez un candado a la contratación de los tiempos en radio y televisión por los partidos, candidatos y particulares, dejando su participación a los tiempos correspondientes al Estado, bajo la distribución del IFE. El primer avance de controlar el poder de las televisoras y otros actores participantes en la difusión de propaganda gubernamental, encontró una limitante importante, ya que el control a la difusión de este tipo de propaganda nunca se le acompañó con una la ley secundaria que permitiera completar el marco normativo de la disposición contenida en el artículo 134 constitucional, dejando simplemente la regulación de 29

algunos aspectos en los artículos 2 y 228 del COFIPE. Un elemento ejemplificador del problema es la falta de sanciones para los funcionarios, resultando en interpretaciones como la de que "la sola declaración de responsabilidad es una especie de sanción" (SUP-RAP-119/2010). Al faltar a esta responsabilidad, el legislador federal dejó a la interpretación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (en delante TEPJF) y a la reglamentación del Instituto Federal Electoral (en delante IFE), la construcción de las reglas necesarias para su cumplimiento. Este hecho permitió no sólo que fuera un órgano jurisdiccional quien prácticamente legislara en la materia, sino que abrió de manera sustancial la posibilidad de las autoridades a actuar discrecionalmente, ante la falta de regulación expresa. Algunas veces actuando bajo la lógica de la política por encima de la del derecho (Salazar, 2012).1 Esta laguna permitió el desarrollo del sistema de control y de corrección a partir del desarrollo jurisdiccional del Tribunal. Lo anterior, además de llevar la falta del gobierno y de los representantes de establecer el marco normativo que debieron realizar (Buendía y Aspiroz, 2011: 61-62), dio un poder discrecional al IFE Y al Tribunal para poder balancear la relación de poder entre los partidos políticos y las televisoras principalmente. Muestra de esto se da en algunos casos paradigmáticos por su relevancia directa con el proceso electoral, tal como el del V Informe de Labores del entonces Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, al haberlo difundido en prácticamente todo el país (sólo en Tlaxcala no fue difundido), en lo que se alegó se un acto de promoción personalizada. El Tribunal lo eximió de responsabilidad aun cuando las acciones realizadas habían contravenido el artículo 134 constitucional, bajo el argumento de que la responsabilidad había sido de los medios de comunicación involucrados, particularmente Televisa y TV Azteca, sancionando a éstas pero exculpando al entonces virtual candidato a la Presidencia de la República por el PRI, ya que el contrato celebrado para la difusión del informe era sólo para el Estado de México, pero las

1

En palabras del autor, con estas decisiones: “…existe una tendencia de este Tribunal a orientar sus decisiones por una lógica que privilegia al poder sobre el derecho, lo cual, de ser cierto, lo coloca fuera del paradigma garantista y, en la práctica, lo convierte en un actor más de las disputas políticas y ya no en el árbitro de éstas… (Salazar, 2012: 65) Esta resolución no puede encuadrarse dentro del paradigma neoconstitucionalista, y mucho menos dentro del marco conceptual del garantismo, por la simple y contundente razón de que sus defectos argumentativos y su inconsistencia con los precedents constituyen indicios –como dirían los magistrados- de que es una sentencia en la que la lógica del poder sometió al derecho (Salazar, 2012: 97)

30

televisoras lo difundieron a nivel nacional, siendo culpables ellas y no el candidato (SUP-RAP24/2011, SUP-RAP-26/2011, SUP-RAP-27/2011 y SUP-RAP-32/2011, acumulados).2 El vacío legal, derivado del incumplimiento y falta de acción del gobierno, se exalta cuando se encuentra la responsabilidad de servidores públicos por infringir el artículo 134, sin que se tengan sanciones adecuadas a imponer, establecidas por vía legislativa, tal como en el caso de la Responsabilidad del Presidente Calderón, donde no hubo sanción a aplicar al funcionario más que la de declarar su responsabilidad (SUP-RAP-119/2010, 123/2010 y 125/2010, acumulados).3 Todo esto ha permitido que la promoción en las campañas se dé por fuera de la ley, manteniendo el beneficio principalmente de servidores públicos, que a través de los medios continúan su promoción, dado que las sanciones no representan un riesgo inconveniente (Buendía y Aspiroz, 2011: 59). Este fenómeno se extiende también al ámbito de la propaganda político-electoral que se realiza en las campañas, que se regula en el artículo 41 constitucional y el artículo, apartados A y C principalmente, así como el artículo 228, párrafos 3 y 4 del COFIPE y el Acuerdo de Reglamento CG38/2008 del IFE. La práctica de las televisoras ha sido constante en utilizar sus medios para favorecer a los partidos y candidatos dentro de la campaña electoral. Lo anterior se muestra Como en algunos ejemplos de casos en que las televisoras violaron la ley, intentando recurrir a la figura del fraude a la ley, siendo sancionadas algunas veces,4 pero siendo exculpadas en otras ocasiones importantes, recibiendo una fuerte crítica por actuar bajo la lógica de la política y no del derecho (Salazar, 2011: 97).5 Así se complementan tanto el sistema de propaganda inacabado y pendiente, como el poder de las televisoras y la flexibilidad del sistema que les permite romper la ley constantemente sin que esto represente un costo mayor. Por último, un tema que queda a resolver, es el de la spotización de las campañas políticas, que tuvo como resultado minimizar la deliberación bajo el sistema de la asignación de tiempos del Estado a los partidos políticos, afectando en cierto nivel derechos fundamentales como el de la libertad de expresión en su dimensión colectiva. Los promocionales de 30 segundos
2

En la sentencia se acreditó la transmisión todas las entidades federativas lo Tlaxcala, la participación de 214 televisoras y un número de impactos a nivel nacional de 3,484. 3 Esto ha derivado también en una doctrina-legislación del TEPJF en materia de la promoción personalizada, como otro desarrollo faltante de la legislación. Ver ésta en los SUP-RAP: 25/2009, 43/2009, 49/2009, 64/2009, 67/2009, 69/2009, 71/2009, 72/2009, 96/2009, 106/2009, 150/2009, 271/2009, 273/2009 4 Ver las decisiones del Tribunal Electoral en los SUP-RAP: 198/2009; 201/2009, 212/2009 y 213/2009 acumulados; 242/2009 y acumulados; 236/2009; 220/2009 y acumulados; 24/2011, 26/2011, 27/2011 y 32/2011, acumulados. 5 Caso emblemático de la sentencia del caso Demetrio Sodi: SUP-RAP-243/2009.

31

impidieron elevar la calidad del debate, de las propuestas y las ideas de fondo. El problema queda claro cuando se observa la explosión del número de spots en la elección del 2009, siendo casi seis veces mayor al de las elecciones intermedias del 2003 (Buendía y Azpiroz, 2011: 59, 64-65). Este hecho fue denunciado por distintos académicos y especialistas en la materia, como José Woldenberg, Juan Ramón de la Fuente, Carlos Fuentes y Diego Valadés (entre otros), quienes se acercaron incluso al Senado para hacer esta observación y la petición de revisar y modificar eventualmente la normatividad correspondiente (Buendía y Azpiroz, 2011: 65). 2. La constitución monopólica de las televisoras y el contrapeso a la regulación de limitación de la propaganda La Constitución establece la prohibición de constituir monopolios y de realizar prácticas monopólicas, pero además, dispone la posibilidad de evitar los mismos a través de las leyes, junto con la obligación de las autoridades de perseguir las acciones, tales como todo acuerdo, procedimiento o combinación de los productores, industriales, comerciantes o empresarios de servicios, que de cualquier manera hagan, para evitar la libre concurrencia o la competencia entre sí y obligar a los consumidores a pagar precios exagerados y, en general, todo lo que constituya una ventaja exclusiva indebida a favor de una o varias personas determinadas y con perjuicio del público en general o de alguna clase social (CPEUM; artículo 28, párrafos 1 y 2). El mismo ordenamiento contempla que en materia de radiotelegrafía, si el Estado realiza concesiones o permisos sobre esta área estratégica, deberá mantener o establecer el dominio de las respectivas vías de comunicación de acuerdo con las leyes de la materia (CPEUM; artículo 28, párr. 4). A su vez, será posible en casos de interés general, concesionar la prestación de servicios públicos o la explotación, uso y aprovechamiento de bienes de dominio de la Federación, contemplando la existencia de leyes que aseguren la eficacia de la prestación de los servicios y la utilización social de los bienes, que eviten fenómenos de concentración que lesionen el interés público (CPEUM; artículo 28, párr. 10). A lo largo de todo el sexenio, el Estado no intervino con respecto a las televisoras, dejando libre la concentración monopólica de Televisa y TVAZTECA. Esta concentración se puede mostrar principalmente con la concentración del espacio radioeléctrico (más del 90% total). Pero además, su estructura empresarial permea hasta otras estructuras que fortalecen el poder de las televisoras, tal como se muestra.

32

Respecto de Televisa: Cuenta con el control total o parcial de: Cablevisión, Cablemás, TVI y Sky. Cablevisión es 100% suya, mientras que Sky, hasta los registros obtenidos del 2005 era en 60% suya. Otras Empresas del grupo Televisa: 1. Aisa; 2. Bestel; 3. Cablemás; 4. Cablevisión; 5. Club América; 6. Intermex; 7. Editorial Televisa; 8. Estadio Azteca; 9. Necaxa; 10. Televisa Cine; 11. Televisa Consumer Products; 12. Televisa Música., 13. Televisa Radio Del mismo modo, Televisa Networks, que incluye las siguientes marcas: 1. Ritmoson Latino; 2. De Película; 3. De Película Clásico; 4. Golden; 5. Golden Edge; 6. Golden HD; 7. Telehit; 8. Telehit HD; 9. Bandamax; 10. Unicable; 11. TIIN; 12. TLN; 13. Tlnovelas; 14. TDN; 15. Clásico; 16. Canal de las Estrellas. En el ámbito internacional, cuenta con televisión internacional con la marca comercial de Cablevisión en las principales ciudades de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, donde es el proveedor de Telefonía Digital, Internet de banda ancha y Televisión de paga para clientes residenciales y empresariales. Además, este grupo empresarial cuenta con las asociaciones de: Más fondos; Ocesa (40%); Pantelion Films; SKY; Televisa Radio; y Univisión. En el último caso, Univision y Televisa firmaron en el 2000 acuerdos con miras a consolidar su alianza y participación en el mercado, estableciendo: a) dotación recíproca de contenidos hasta el año 2017; b) lanzamiento de un nuevo canal para la distribución en televisión de paga llamado Telefutura; y c) en el sector discográfico, Univisión Music Group adquiere los derechos de la compañía de discos mexicana Fonovisa (Variety, 20 Diciembre de 2001). Univisión es la quinta network más grande e importante en Estados Unidos después de CBS, ABC, NBC y Fox. Empresas de Grupo Salinas: TV Azteca, Grupo Elektra, Banco Azteca, Afore Azteca, Seguros Azteca, Grupo Iusacell, Azteca Internet e Italika. Si bien es cierto que las televisoras han sido sancionadas en distintas ocasiones, la proporción entre el poder que tienen y el alcance de las sanciones que se les ha dado, por ejemplo, en materia electoral, con las multas resultado de los procedimientos sancionadores, se carga hacia el lado del 33

duopolio, haciendo que en un análisis de costo-beneficio de romper la ley, esté por encima el incentivo de actuar de acuerdo a sus intereses político-económicos, que la de actuar de acuerdo a la ley. Pero además de esta posición de costo-beneficio, un problema real, ligado con el poder que han desarrollado, es el de la manera de actuar para librar las restricciones de la legislación electoral, donde concesionarios y partidos pueden y han logrado actuar de manera encubierta con mensajes políticos en formatos que están fuera del alcance de las instituciones electorales y de la restricción de compra de espacios en medios de comunicación, con lo que se ha reconocido que estas acciones pueden afectar la valoración de los electores en las campañas y con lo que se han emitido incluso distintas decisiones de las instituciones mismas al respecto (Buendía y Azpiroz, 2011: 65-66). 3. La relación entre los medios de comunicación y el poder político La relación que tienen los medios de comunicación, tanto electrónicos como impresos, con el poder político, es de clara complicidad: estos dependen en gran medida del gasto en comunicación social que emana del Gobierno Federal y los gobiernos locales. Esta relación genera una distorsión en los contenidos que reportan los medios de comunicación, particularmente los impresos. En los últimos años ha sido frecuente el retiro de la publicidad por parte de los tres diferentes niveles de gobierno por el simple hecho de publicar notas y reportajes contrarios a los intereses políticos del gobierno en turno. Recaen en la facultad del ejecutivo federal, por ejemplo: el caso de Contralínea, revista que desde noviembre de 2004 hasta agosto de 2008 publicó investigaciones en las que se da cuenta de irregularidades cometidas en la asignación de contratos millonarios por funcionarios de alto nivel del sector energético, la Presidencia de la República, y contratistas de PEMEX (etcétera, 2009); y la conocida queja de la Revista Proceso que desde hace décadas ha denunciado la inequitativa distribución del gasto publicitario por parte del gobierno (IFEX, 2007). Todo esto se debe a la falta de una Ley que regule la publicidad oficial. En su lugar tenemos una multitud de normas de distinta naturaleza jurídica que delimitan un marco normativo que consideramos incompleto. Existen leyes que regulan los tiempos oficiales del gobierno en periodos de campañas (CPEUM, artículo 41), existen leyes que impiden la parcialidad de la publicidad oficial a favor de un partido político (CPEUM, artículo 134), de igual manera hay marcos que regulan la contratación de publicidad por parte de las dependencias (Ley 34

de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y su Reglamento); lo que no existe es una ley que regule bien los límites de publicidad que pueda recibir un medio de comunicación, o la imparcialidad que debería de tener el gobierno en la contratación de publicidad, de tal manera que se impidiera la nociva relación de los medios que impiden la socialización de información que vaya en contra de los intereses del gobierno. El gasto en comunicación social por parte del gobierno de Felipe Calderón estos últimos años ha sido más que excesivo, durante los cinco primeros años de su sexenio el Gobierno Federal ha ejercido $19,645 millones de pesos en publicidad oficial. Tan solo en 2011 se gastaron 5,027 millones de pesos en el Concepto de gasto 3600 (Comunicación social y publicidad). Y es que desde 2007, el Ejecutivo Federal ejerce por lo menos el doble de lo aprobado por los legisladores para el concepto 3600 Comunicación Social y Publicidad. Esta tendencia empeora en 2011, según la Cuenta Pública de 2011, el Poder Ejecutivo una vez más sobre ejerció y gastó 5,027 millones de pesos en el concepto 3600 cuando tenía un presupuesto de 1,941.1 millones de pesos. Es decir: gastó 3, 112, 869, 351 más de lo presupuestado. Esto genera una gran divergencia entre los datos que asegura el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2011 y su Cuenta Pública. Pareciera que el Presupuesto. 4. Peña Nieto y la construcción mediática de su figura pública El poder de las televisoras y su capacidad para actuar en los límites de la ley y, en ocasiones, fuera de ella, fue un factor importante en el trato a distintos candidatos de distintos partidos a puestos de elección popular en el periodo presidencial actual. Dentro de estos casos, destacó el del candidato del PRI Enrique Peña Nieto, en los que las televisoras llegaron incluso a ser sancionadas, con un claro beneficio al candidato, como el caso de la transmisión a nivel nacional del V informe de Gobierno cuando era Gobernador del Estado de México. En México como en muchos otros lugares de Latinoamérica, un factor primordial es la televisión como medio de transmisión de información y su relación con la imagen de los actores políticos en el país. La exposición a los mensajes televisivos se da en distintos momentos y de la manera más cotidiana: durante el desayuno, la comida y la cena, en reuniones familiares más grandes, al hacer los jóvenes y niños la tarea, mientras la madre o el padre cocinan, al despertar, al ir a dormir, a la hora de la novela, constantemente, en restaurantes, hospitales, escuelas, facultades, oficinas, medios de transporte público, está por todos lados.

35

Al estar en todos lados, constituye una autoridad de pensamiento, es una directriz del consciente colectivo. Lo que dice la tele, para un número importante de personas, es. Con este poder de manipulación, hechos importantes como la aprobación o estancamiento de leyes, los gasolinazos, etc. han sido veladas por novelas, partidos de futbol, notas y programas noticiosos y/o periodísticos de otra índole. Construyendo de esta manera un acceso a la información parcial y dirigido. Es en este contexto donde se forma la figura política de EPN. En 2005 Enrique Peña Nieto fue elegido como Gobernador del Estado de México gracias a una impresionante conformación de su figura pública a través de los medios, misma que ha consistido en una serie de notas periodísticas entorno a los “logros” y “cumplimientos”. De la misma manera en que fue mediatizado, fue protegido por los medios locales y nacionales para no difundir los abusos y violaciones a los derechos humanos durante el gobierno de EPN en el Estado de México, donde destaca el caso de San Salvador Atenco. En el seguimiento parcial a su gestión de gobierno y posterior candidatura, se dio cobertura a favor de los intereses de la conservación de la figura pública del candidato. Bajo esta lógica, se dio seguimiento particular a su vida personal, posicionándola en los medios para difundir su imagen. Investigaciones realizadas por The Guardian, revelaron que se establecieron vínculos entre grupos privados que financiaron la imagen de Peña Nieto y el PRI antes de las elecciones del 2009 para distintos cargos de elección popular. Bajo el nombre de Hancock, supuestamente se encargaron promocionales a favor del entonces funcionario y otros en contra de los partidos opositores, que fueron distribuidos por correo electrónico y redes sociales. Los eventos relacionados con las elecciones intermedias y de renovación de la Cámara de Diputados, fueron supuestamente pactados de manera confidencial con directivos de Televisa como Alejandra Lagunes, quien entonces era Directora General de Televisa Interactive Media y que dejó de serlo para convertirse en la coordinadora de redes sociales de la campaña de Peña Nieto (Reforma, 2012; The Guardian, 2012). Datos de la investigación mostraron un contrato de una subsidiaria de Televisa llamada Comercio Más S.A. de C.V. y un grupo llamado Zares del Universo cuyo dueño era Facundo Gómez, para elaborar videos en el mismo sentido, con un costo de 722 mil pesos. Este contrato aparecía firmado por Agustín Lutteroth Echegoyen, Vicepresidente y contralor de Televisa. Los contratos aparecían con sellos oficiales del El diario británico explicó que Televisa rechazó reunirse para 36

aclarar los hechos y datos recabados, y posteriormente canceló otras reuniones ya programadas para el diálogo (Aristegui, 2012; The Guardian, 2012). 5. La ética en los medios como un elemento sine que non dentro de un sistema democrático En el ámbito de los medios de comunicación se realizaron actos parciales, unilaterales y de forma que afectaron tanto a los ciudadanos como a los mismos reporteros y periodistas (obreros de la información). En el presente sexenio se dieron hechos de violencia laboral interna por parte de los consejos editoriales y aquellos quienes deciden la publicación o no de la información. En este periodo, empresas como MVS, TELMEX y algunas empresas de medios informativos presentaron inconformidades respecto de la insuficiente regulación de los contenidos en medios públicos. En este país, los medios de comunicación no declaran la línea política que encausa su labor periodística, de manera distinta a la práctica de ética periodística realizada en países como los Estados Unidos de América, Inglaterra o Francia. Es en este contexto en el que el tema de la ética en los medios se inserta como un punto relevante en el periodo de gobierno que está por cumplirse. Este punto en la agenda de medios no es nuevo en el contexto latinoamericano. En Argentina, la Presidenta Fernández de Kirchner ha solicitado a su congreso una ley de ética para periodistas. Este punto ha abonado al debate de aquellos que piensan que la ética no puede quedar circunscrita a una ley, y otros más consideran que esto representa una reducción para la libertad de expresión y de información. Al momento, una iniciativa legislativa ha sido realizada en la provincia Argentina de Entre Ríos. 6 En el tema se presentan al menos dos posiciones principales, que han sido expuestas en nuestro país en repetidas ocasiones, destacando el coloquio: ”Medios, Ética y Elecciones” en el año de 2000 (Cfr. WoldenbergVSTrejo). Dentro de la postura que apuesta por la ética en los medios, se presentó en este periodo el proyecto de ejercicio periodístico de MVS Noticias, que dio a luz a un proyecto de “Defensor de la audiencia” gestionado para las audiencias por el Periodista Gerardo Albarrán de Alba, innovando el periodismo mexicano con un código de ética que se encuentra al aire, y en donde todos pueden

6

(Cfr. Proyecto Entre Ríos http://www.lavoz901.com.ar/despachos.asp?cod_des=151907&ID_Seccion=18 )

37

realizar denuncias y verificar el seguimiento de las mismas a través de las acciones de éste Ombudsman de la audiencia (Cfr. CodigoEticaMVSAristegui). En este sexenio se ha fraguado un Estado de hiper-concentración mediática, donde el Poder Ejecutivo le ha volteado la espalda a la participación de mayor ciudadanía en los mismos. Los canales de comunicación y las tecnologías disponibles se han ofertado al mejor postor del espectro radioeléctrico, como sucedió con la auditoría de Hildebrando al IFE, mostrando a todas luces el nepotismo con el que se desempeñan los gobiernos liberales de salvaje ambición. Otro hecho realizado que muestra la concentración fue el del giro de TVAzteca en los planes de la telefonía, donde la televisora del Ajusco se engulló a Nextel quien ya había pactado con Televisa. En este periodo, el abuso sobre los medios regionales, las radios comunitarias y la inseguridad sucedida en este periodo de gobierno, ha propiciado un golpe contundente al genuino ejercicio periodístico. Dentro de estos hechos, destaca el reciente acto realizado en contra de MVS al retirarle la concesión de la banda 2.5 Ghz. Este medio ha sido considerado como uno que ha logrado realizar un periodismo crítico con varios de sus trabajadores y que ha sido reconocido por sus mismos colegas, incluso por otros medios como Televisa y TVAzteca, mostrando a México la posibilidad de una autorregulación de contenidos basada en una ética no pragmática. Los días subsiguientes y declaraciones de Joaquín Vargas, presidente de MVS, mostraron la presión y persecución mediática y tecnológica del presidente, quien quiso limitar la libertad de expresión de la Periodista Carmen Aristegui, misma que tuvo el valor de poner a consideración de la opinión pública las distintas acusaciones realizadas al Presidente Felipe Calderón Hinojosa. Aunque a partir de la Reforma Electoral 2007-2008 el poder de las televisoras fue acotado al menos en los espacios políticos, los resquicios de la complicidad legislativa resultado de la Ley Televisa siguen estando latentes. Hoy en día, parece que la pretensión sigue siendo la misma: poner a la legislación como un asidero par los poderes fácticos que controlan los medios de comunicación. Estos hechos y actos en contra de algunos medios de comunicación han mostrado un retroceso en materia de medios y tecnología en el sexenio de Calderón, que de manera necesaria debe retomarse en el siguiente periodo, al ser otro de los puntos incumplidos por parte del gobierno saliente. 38

Sección V: Arte y cultura en medios 1. Introducción Desde una perspectiva amplia e incluyente, entendemos como comunicación humana a todo proceso expresivo que tiene como intención generar un diálogo, y que incluye a las manifestaciones estéticas y/o artísticas de creación humana. En materia de cultura y arte el Estado mexicano ha fomentado la apertura de la industria cultural, lo que con el pretexto de fortalecer su desarrollo, ha permitido la injerencia de la iniciativa privada (nacional y transnacional) en la compra, venta y renta de patrimonio cultural, obras de arte, programas de radio y televisión, así como en la industria cinematográfica, lo cual implica que los repertorios simbólicos sean construidos por sistemas jerárquicos del poder cultural, pervertidos por la intromisión de políticas establecidas por el capital privado, que determinan los contenidos de producción, transmisión y distribución en los diversos medios: radio, televisión, museos, teatros, editoriales, etcétera. El parámetro unitario responde a la organización y valoración de los objetos, discursos y sujetos del arte y la cultura conforme a las leyes del mercado y del espectáculo, con lo cual disminuye el campo de atención social en términos de participación popular y acceso igualitario de todos los individuos y grupos, para el disfrute de los bienes culturales y artísticos. Asimismo, no se ha establecido una política cultural que impulse el desarrollo plural de las culturas de todos los grupos indígenas y comunidades urbanas, en relación con sus propias necesidades. En este sentido, entiéndase que las decisiones en el ámbito cultural y artístico, como en los demás ámbitos de nuestra realidad política, son fruto de un voluntarismo de grupos y no de acciones que busquen beneficiar y atender las condiciones concretas de la ciudadanía mexicana en su conjunto. 2. El mercado de la televisión mexicana En el mercado de la televisión mexicana existen canales “públicos” de índole estatal y privados, monopolizados por las grandes corporaciones de Televisa y TV Azteca que copan la mayor parte de la audiencia y del mercado publicitario, por tanto, del presupuesto federal en el sector audiovisual: las señales de Televisa y TV Azteca llegan al 93,2% de los hogares mexicanos. Ambas empresas concentran y acaparan las concesiones de televisión, lo que quiere decir, que tienen un 39

importante poder mediático, económico y político. Además de lo anterior, está el otorgamiento de la concesión del canal 28 (Cadena 3) a Olegario Vázquez Raña, a quien curiosamente, se le facilitó la adquisición de dos estaciones (90.9 y 98.5) creando el Grupo Imagen y el Excélsior. Los tres canales públicos de ámbito federal son: Canal 11, Canal 22 y TV UNAM (aunque ésta se transmite sólo por sistemas cable o televisión satelital). Por otro lado, hay 28 canales públicos de ámbito estatal operados por los gobiernos de los estados o quién estos concesionen para ello.7 El sector está regulado por la COFETEL (Comisión Federal de las Telecomunicaciones) organismo público encargado de regular el sector de telecomunicaciones y audiovisual. En estricto sentido los canales 11, 22 y TV UNAM, Canal del Congreso, Canal Judicial, Canal 34 y Aprende TV son medios federales de interés público.8 3. Crisis de la promoción de la diversidad cultural en la radio y la televisión. El abanico de posibilidades que ofrece la televisión mexicana a través de su programación incluye géneros financieros, políticos, noticiosos, deportivos, de espectáculos, ficción, caricaturas, publicidad, etc. Sin embargo en todos estos proyectos se observa una propuesta de contenidos violentos, que promueven el consumo de productos de empresas transnacionales y se prioriza la difusión de los productos y códigos neoliberales, en concreto norteamericanos: Una televisión profundamente extraviada en un proyecto cultural elitizado y monopolizado que desvirtúa la pluralidad rural y urbana de México (Gráfico 1).9

7

Hasta el año 1989 Televisa mantenía un monopolio, tanto en televisión comercial abierta, como de pago. A partir de esta fecha, comienza a

funcionar el sistema MMDS operado en la capital de México por la empresa Multivisión que ofrece señal de televisión de pago. En 1993 culmina el proceso de privatización de la televisión mexicana con la venta a TV Azteca de los canales públicos, 7 y 13, del Instituto Mexicano de la Televisión (Imevisión). A raíz de las privatizaciones, el Estado tiene actualmente sólo dos canales (Canal 11 y Canal 22). También existe un sistema de televisión regional, agrupado en la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México (La Red), que se ha constituido en una asociación que, entre otras actividades, facilita las compras de productos audiovisuales, funcionando de forma similar a la FORTA en España. (ICEX, 2011: 14)
8

De ahí que nos refiramos a como televisión pública, para considerara aquellas señales cuyo objetivo fundamental es difundir contenidos que de una

u otra manera, provienen del una señal proveniente de instituciones del Estado. Lo que no se encuentra legislado es el servicio público. Éste se encuentra definido en la Constitución de la República en el artículo 28, sin embargo la actual Lley Federal de Radio y Televisión no habla de un servicio público para referirse a los medios, sino que los denomina como entes de interés público. Una radiodifusión de servicio público debería atender a todos los habitantes del país, es decir ser universal. Asimismo, producir una señal sin interrupciones, plural, que satisfaga las necesidades de información, educativas y culturales. (Toussaint, 2008: 226)
9

Según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país entre sus miembros que gasta menos en recreación

y cultura, tan sólo un 2% del PIB Como reflejo de lo anterior, en México se leen, de promedio, 2,9 libros al año. El grupo de población que más lee son los jóvenes entre 18 y 22 años (4,2 libros anuales), mientras que el 47 % de la población no lee asiduamente. El sector de los medios de

40

En materia de ranking lideran, con una notable ventaja, las telenovelas, los programas de revista, los dibujos animados, las películas extranjeras y los noticieros. La telenovela, ocupa un lugar importante en esta tabla, no sólo porque tiene más de 50 años de historia en México sino porque está ampliamente aceptado por la población mexicana en todos los niveles sociales; este género produce prototipos sociales que aplanan y falsean la realidad mexicana (Gráfico 2). Si consideramos que la mayor parte de lo que se produce en México son telenovelas, programas de revista y noticieros, y que lo que más se importa de Estados Unidos y de otros países es entretenimiento con un alto índice de violencia y que promueve los valores del “sueño americano” (caricaturas, series, películas), entonces podemos inferir que tales índices de procedencia apuntan a que los contenidos culturales, de la televisión privilegian: a) el entretenimiento de masas por sobre cualquier cosa, b) tienen nula importancia la difusión y la interacción de las distintas experiencias culturales que convergen en el territorio nacional, así como las de otros países de Latinoamérica. El desequilibrio de administración y vinculación entre el Estado y la industria cultural y del espectáculo puede valorarse por la violación a La Ley Federal de Radio y Televisión, específicamente al Art. III que dice que la radio y la televisión tienen la función social de contribuir al fortalecimiento de la integración nacional y el mejoramiento de la formas de convivencia humana: Al efecto a través de sus transmisiones procurarán: Contribuir a elevar el nivel cultural del pueblo y a conservar las características nacionales, las costumbres del país y sus tradiciones, la propiedad del idioma y a exaltar los valores de la nacionalidad mexicana (Art. III).10 Las estrategias y metas comerciales actuales, tanto nacionales como transnacionales, no estimulan la diversidad cultural en el contenido de los medios.

comunicación audiovisuales en México, de acuerdo con información de Proméxico, estaría conformado por las industrias de publicidad, televisión abierta, televisión por cable, marketing y cine. (ICEX, 2011)
10

(...) la televisión mexicana prácticamente no se nutre de contenidos que han sido realizados por parte de otras naciones latinoamericanas. La

participación que tienen los programas realizados en el país, los cuales se encuentran por encima de los que provienen del extranjero. Durante el horario estelar se destaca el hecho de que el 65% de los contenidos han sido elaborados en esta misma nación, sobresaliendo programas como las telenovelas (todas ellas mexicanas), los noticieros, reality shows y programas cómicos. El tiempo restante se encuentra cubierto por programas que provienen de Estados Unidos (32%), el cual incluye películas y series de acción, así como programas de caricaturas para adultos. También participan Japón (2%), con caricaturas, y el Reino Unido (1%) con una serie de comedia. (Martínez y Lozano, 2010:54)

41

Afirma Hoffman-Reim, debido a la estructura del mercado, ciertos contenidos y tipos de programa encuentran más difícil que otros el ser considerados en los medios: “las televisoras comerciales prefieren programas con una tasa favorable de ganancias para la producción o el costo de manejo.” (1987: 64). Lo anterior claramente contraviene con La Ley Federal de Radio y Televisión, cuyo artículo 27 versa de la siguiente manera: ART. 77. Las transmisiones de radio y televisión, como medio de orientación para la población del país, incluirán en su programación diaria información sobre acontecimientos de carácter político, social, cultural, deportivo y otros asuntos de interés general nacionales o internacionales. 3.1. Canal 11 y Canal 22: cada vez más orientados hacia un modelo televisivo privado Las siguientes tablas fueron elaboradas con base en la investigaciones de Florence Toussaint, investigadora de la UNAM, que consistieron en el monitoreo semanal (168 horas en total) de cada televisora (Toussaint, 2008). Contenidos nacionales y extranjeros Canal Judicial, Canal del Congreso y Dan mayor espacio a producciones propias (90, 96 y Canal 34 67%, respectivamente).

Canal Once, Canal 22, Canal Judicial, Destinan más tiempo a la transmisión de programas Canal del Congreso, Canal 34 y extranjeros (40%) y Canal 22 emite hasta 33% de Aprende TV Contenidos informativos El Canal Once, el 22, el Judicial, el del Tienden a trasmitir más programas informativos Congreso, el 34 y Aprende TV que de entretenimiento material foráneo.

TV UNAM

Da prioridad al entretenimiento, con 56%, y deja la información en 28%

Contenidos 42

Canal Once

53% de su espacio lo dedica a producciones propias y 7% lo cubre con programas nacionales ajenos, como películas de cine mexicano; los programas extranjeros ocupan 40% de su programación. Además, transmite información y entretenimiento en 99%, y sólo destina 1% de su tiempo a lo educativo con las Telesesiones del Politécnico.

Canal 22

Dedica 21% para trasmitir producciones propias. Los programas nacionales ajenos ocupan 46%, mientras que los programas extranjeros abarcan 33%. A la información y al entretenimiento se les dedica 42 y 23%, respectivamente, mientras que los programas educativos abarcan 35% del tiempo total de transmisión, con Espacio Edusat-Ilce que comprende siete horas diarias de señal educativa.

Con base en la argumentaciones de la Dra. Florence Toussaint (2008) y en la experiencia empírica que implicó el análisis para la elaboración de este informe, podemos afirmar lo siguiente: 1. Cada vez hay más publicidad en estos canales que no se justifica como patrocinio. 2. Los contenidos tienden a lo banal, a lo superficial, buscando , únicamente el beneficio comercial. 3. Canal 22 ha llegado a transmitir contenido de medios comerciales como Discovery Channel. 4. Estos medios federales no llegan a ser el espacio que debiera destinarse a los productores mexicanos jóvenes, emergentes o no reconocidos en el ámbito internacional. 5. Canal 11 y 22 no llegan al 50% de producción propia, la mayoría es comprada 11.

11Con

el abandono del Estado benefactor como paradigma de gobierno, la inmediata apuesta/imposición del neoliberalismo económico/político y con

el contagio del espíritu de la globalización y sus modas, la televisión pública mexicana dejó de ser un proyecto de contrapeso a los medios privados. Consecuentemente padeció la escasez de recursos económicos, la falta de un abrigo jurídico fuerte, el rezago tecnológico, la monotonía o empobrecimiento de su programación, la pérdida de audiencias y, en algunos casos, el secuestro político de las élites de gobierno en turno ( Toussaint, 2008: 137).

43

Sección VI: Radios indígenas y comunitarias 1. Panorama Después de la conquista en 1521, los pueblos indígenas han sobrevivido con mucho esfuerzo. La mayoría, por no decir todos, han sido relegados, maltratados, esclavizados y en el peor de los casos extinguidos, por la fuerza o por el olvido. Cabe decir que, si bien nos encontramos en un siglo donde se reconocen gran cantidad de derechos humanos y animales así como ecológicos, nuestro país no ha generados las instituciones necesarias para la creación de las leyes a favor de los pueblos indígenas o si es que las tiene, no ha sido capaz de cumplirlas, defenderlas y aplicarlas, “Pensar al México de hoy como una Nación multicultural es todavía un anhelo. Si bien nuestro país se reconoce como una Nación pluricultural, sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, todavía no es un Estado-nación que promueva, de manera plena, y que acepte, como parte de su condición, la diversidad y las muchas identidades que generan las culturas indígenas…” (CDI, 2010) Actualmente existen conviviendo en territorio nacional alrededor de 62 pueblos indígenas, 12 millones de habitantes ocupando casi la 5° parte del país, sin ser vistos, oídos o tomados en cuenta. Estos pueblos siguen manteniendo su lengua, vestimenta, tradiciones, formas de gobierno, fiestas, tradiciones, su inmensa historia comunitaria comunicada a veces de manera escrita pero, mayoritariamente transmitidas de generación en generación vía oral “son historias que podrían explicar la actual situación de pobreza y abandono en que han vivido estos mexicanos. En algunos casos son historias comunes a todos pero, no en otros, pues surgieron de relaciones de opresión, de estrategias de sobrevivencia o resistencia para continuar siendo pueblos indígenas, por ser y mantenerse diversos.” (CDI, 2010) Existen 22 radiodifusoras legales e institucionalizas distribuidas en diferentes partes del país en manos de diferentes pueblos indígenas. Éstas radiodifusoras fueron creadas con el fin de difundir la cultura de los pueblos, lengua, historia, mitos, leyendas, costumbres, música, valores, como medios donde la población podría comunicar sus asuntos así como la de difusión de proyectos estatales, mensajes oficiales, propaganda electoral, etc. Estas radios han funcionado bien, aun con las carencias existentes. Sin embargo, aun con estas radios institucionalizadas, muchos pueblos indígenas siguen careciendo de medios de comunicación que funcionen bajo las características particulares en que se encuentran, muchas veces con problemas de accesos a geográficos, en donde estas radios 44

funcionan como vías de comunicación de comunidad en comunidad, tomando un papel muy importante en su desarrollo. De esta problemática surgen medios alternativos, las radios comunitarias. Las radios comunitarias cumplen con todas las funciones descritas anteriormente y aun más, muchas de ellas denuncian fuertemente las actividades del Estado o hacen llamados de atención para que solucionen cierto tipo de problemáticas locales, en algunos casos sirven para politizar y organizar a la población, sin embargo, tienen un problema mayor, el no estar registradas. El informe “La Guerra Contra los Periodistas Mexicanos” realizado por Pen Canadá y la Facultad de Leyes de la Universidad de Toronto a través de su Programa Internacional de Derechos Humanos (IHRP) establece “la alta vulnerabilidad que sufren las radios comunitarias al no contar con un marco regulatorio que las reconozca, lo cual las deja a merced de funcionarios y autoridades, tanto estatales como federales, pues los regalamientos mediáticos y el trato de las emisoras de radio comunitarias limita la libertad de expresión en México, violando los compromisos del estado en conformidad con el PIDCP y la Convención Americana” (AMARC, 2011) Debido a la importancia que adquieren este tipo de medios, el tratar de controlarlos desata mucha violencia, además de atentados a la libertad de expresión, situación que se agrava por la falta de investigación y castigo a los responsables de las agresiones. Algunas de estas radios que han sido censuradas, desmanteladas o que han sufrido algún tipo de violencia durante este sexenio son estas: Radio Diversidad: Ubicada en el Estado de Veracruz , fue cerrada el 11 de marzo de 2009 mediante un operativo de la Procuraduría General de la República (PGR) respondiendo a una orden de cateo librada por un juez penal federal. De acuerdo con el expediente, la denuncia inicial fue interpuesta por la Unidad Jurídica de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) en enero de 2009. Radio Diversidad: El 1º de diciembre, fue detenido Juan José Hernández, Director de la radio comunitaria Radio Diversidad, en cumplimiento a una sentencia que lo acusa de usar, aprovechar y explotar un bien propiedad de la Nación sin permiso o concesión del Estado, según lo establecido en el artículo 150 de la Ley General de Bienes Nacionales. El comunicador fue encarcelado en cumplimiento a la sentencia a dos años de prisión emitida por el Juzgado Décimo Sexto de Distrito de ese Estado. Fue liberado 6 días después tras las gestiones de la 45

representación legal y el pago de una fianza de cinco mil pesos, aproximadamente 500 dólares. (AMARC-México: 2011) Radio Tierra y Libertad: Ubicada e Nuevo León, el 1 de julio de 2009 Héctor Camero promotor de la radiodifusora comunitaria Tierra y Libertad, fue consignado por el Ministerio Público Federal por delitos que tipifica la Ley General de Bienes Nacionales. Sigue en libertad gracias a un amparo judicial. Esa radiodifusora funciona desde hace diez años en la mencionada comunidad, de larga tradición en el movimiento por la democracia en las colonias populares. El 8 de junio de 2008, fue ocupada por 200 policías federales mientras varios niños de la radiodifusora transmitían un programa infantil. Radio Tierra y Libertad solicitó desde 2002 su regularización como emisora permisionada, pero el Gobierno Federal no auspició el avance de esos trámites. Radio Uekakua: Ubicada en Ocumicho Michoacán. El 29 de enero de 2009 a las 13:30 horas aproximadamente, 100 personas, entre personal de la AFI y SCT, se presentaron a la comunidad de indígena purépecha de Ocumicho, municipio de Charapan Michoacán, para cerrar la emisora comunitaria. También esa estación gestionaba su regularización legal desde 2002. Sin embargo el 29 de enero pasado un centenar de agentes de la AFI y otras corporaciones llegó a desmantelar la emisora porque operaba sin consentimiento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Radio EIAMPITI: En el caso de la radio Eiámpiti, el 24 de enero de 2009, aproximadamente a las 16:00 horas, personal de la AFI y de la SCT se presentaron en la Casa de la Cultura del Ayuntamiento donde estaba en la emisora comunitaria, en la comunidad indígena purépecha de Nuevo San Juan Parangaricutiro, Michoacán, confiscando el equipo de transmisión, cuando en ese momento la radio no estaba transmitiendo. Radio Ñomndaa: La Palabra del Agua, ubicada en el poblado de Xochistlahuaca, comunidad Amuzgo del estado de Guerrero. En su pagina de inicio tiene la leyenda “Pese al asedio de las fuerzas policiales, la Radio Ñomndaa continúa transmitiendo desde el territorio del pueblo Amuzgo a comunidades indígenas afrodescendientes y campesinas en la Costa Chica de Guerrero, fortaleciendo la autonomía, identidad y cultura de los pueblos indígenas de la región” (redes indígenas:

46

Esas emisoras operaban sin autorización legal. Pero nunca desconocieron tal irregularidad e, igual que otras en esas condiciones, quisieron normalizar su condición jurídica. En varias ocasiones, cuando querían sancionar a las radiodifusoras comunitarias las autoridades imponían medidas administrativas que llegaban a la incautación del equipo de transmisión. La labor que desempeñan las radios comunitarias atendiendo a las voces menos favorecidas de la sociedad, llevando información acorde con sus necesidades, las convierte en una herramienta por excelencia para que las comunidades puedan ejercer ampliamente la libre expresión.

Sección VII: Agresiones contra periodistas y comunicadores durante el sexenio 1. El estado de la cuestión: violencia estructural y libertad de expresión y comunicación Partiendo de la premisa que “la comunicación no se limita al campo de la información y de los medios de comunicación, sino remite al espacio de creación de una comunidad” (Castro, 2012: 9), el ejercicio de comunicar se vuelve fundamental para la sociedad mexicana en tanto aporta a la creación de esos espacios del tejido social que llamamos comunidad. La comunicación debería ejercerse en un ámbito de plenas garantías, entre las cuales la libertad se vuelve la máxima, y que ha sido consagrada en nuestra Constitución como en este caso la libertad de expresión. Esta libertad “es un derecho de los pueblos que excede el ámbito de lo público estatal y que jamás puede quedar reducida a un ejercicio privado y comercial. Está relacionada con la igualdad fundamental entre todas las personas y los sectores de la sociedad, y, por tanto con las posibilidades igualitarias para expresar la opinión, compartir el conocimiento y operar un medio de comunicación.” (Castro, 2012: 12) El sexenio de Felipe Calderón se convirtió en uno de los más violentos para el periodismo mexicano, según organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional e instancias transnacionales como la CIDH y Naciones Unidas para la Libertad de Opinión. Además de esto, existe un sub-registro de casos que se relaciona directamente con la autocensura que periodistas y medios han adoptado como medida de protección; la denuncia pública se ha reducido en tanto que el Estado no brinda garantías de investigación ni sanción a los responsables. Cuando diversos informes de instancias nacionales e internacionales reconocen a México como el país de todo el orbe más peligroso para periodistas y comunicadores, la libertad de expresión se demuestra como mera retórica. La violencia a la que nos referimos aquí debe ser entendida en términos estructurales y no como una coyuntura. Es por eso que amerita su 47

documentación y denuncia, así como propuestas para revertir la situación y para reparar los daños. De acuerdo al informe “Silencio forzado. El Estado cómplice de la violencia contra la prensa en México”, elaborado por la organización Artículo XIX, en 2011 se registraron 172 agresiones en contra de periodistas y comunicadores, que van de amenazas, a asesinatos, desapariciones, desplazamientos forzados, privación ilegal de la libertad, ataque cibernético, y acciones legales. Desde el año 2000 esa misma organización ha registrado 72 periodistas o comunicadores asesinados, 13 desaparecidos y 40 ataques a instalaciones de medios de comunicación. A estos datos se suma la violencia ejercida en contra de medios independientes, comunitarios y autónomos, la cual toma la forma de criminalización de dichas iniciativas, su persecución, y la clausura de sus espacios. La situación es por demás alarmante y requiere ser atendida, ya que un Estado que no puede garantizar la integridad física y moral de periodistas y comunicadores, así como el acceso y gestión de medios de comunicación por parte de la ciudadanía, no puede garantizar el derecho de la población al acceso a la información. De hecho, de acuerdo a CENCOS, Artículo XIX y la Fundación Manuel Buendía, el 65% de las agresiones contra periodistas, comunicadores y medios ha sido ejercido por autoridades. Los funcionarios públicos son en los hechos los principales perpetradores de agresiones contra periodistas en México. En más de la mitad de las agresiones registradas existen servidores públicos de diferentes órdenes de gobierno o elementos de las fuerzas de seguridad supuestamente implicados. A la delincuencia organizada, en contraste se le atribuyen una de cada siete de las agresiones en el país. De acuerdo con datos de Artículo XIX: Presuntos perpetradores Funcionario público Delincuencia organizada Se desconoce/No determinado 303 77 100 53.63% 13.63% 17.69%

48

Partidos/Candidatos/Fuerzas partidistas Particular Otro Sindicalistas/Agrupación Social

27 26 18 14

4.78% 4.60% 3.19% 2.48%

Fuente: Article 19 México y Centroamérica, Hernández 2012: 24 En el gráfico destaca que más del 53.3% de las agresiones contra periodistas fueron perpetradas por un funcionario público, lo que fundamenta el argumento de que el principal agresor contra la libertad de expresión en este país, no es la delincuencia organizada como mediáticamente se ha querido manejar, sino el mismo gobierno en sus diferentes niveles, local, estatal y federal. Periodistas asesinados en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa 2006-2012 (Castro Bribiesca, 2012) 2006: Raúl Marcial Pérez 2007: Amado Ramírez Dillanes, Saúl Noé Martínez, Gerardo Israel García 2008: Francisco Ortiz Monroy, Alfonso Cruz Pacheco, Bonifacio Cruz, Felicitas Martínez (Radio La voz que rompe el silencio, Copala, Oaxaca), Teresa Bautista (Radio La voz que rompe el silencio, Copala, Oaxaca), Candelario Pérez, Alejandro Fonseca Estrada, David García Monroy, Miguel Ángel Villagómez. 2009: Jean Paul Ibarra, Luis Daniel Méndez, Carlos Ortega, Eliseo Barrón, Juan Daniel Martínez, Norberto Miranda Madrid, José Bladimir Vázquez García, José Alberto Velázquez, José Luis Romero. 2010: Valentín Valdés, Jorge Ochoa, Evaristo Pacheco, Guillermo Alcaraz, Juan Francisco Rodríguez, Hugo Olivera Cartas, Marco Aurelio Martínez, Luis Carlos Santiago, Carlos Alberto Guajardo.

49

2011: Luis Ruiz Carrillo, Noel López Olguín, Pablo Aurelio Ruelas, Miguel Ángel López Velasco, Misael López Solana, Yolanda Ordaz, Humberto Millán, Marcela Yarce, Elizabeth Macías, Víctor Báez. 2012: Guillermo Luna, Gabriel Huge, Esteban Rodríguez, Regina Martínez, Marcos Ávila. 2011: Detalles En 2011 se presentaron 172 agresiones relacionadas con el ejercicio de la libertad de prensa, entre las cuales se encuentran nueve asesinatos contra periodistas, dos asesinatos de trabajadores de medios, dos desapariciones de comunicadores y ocho agresiones con armas de fuego o explosivos contra instalaciones de medios, sólo para hablar de los casos de mayor impacto. Desglose del tipo de agresiones 2011 Acciones legales 8 Asesinatos 11 Ataque cibernético 4 Desapariciones 2 Desplazamiento forzoso 17 Detención ilegal 7 Física/materia 73 Intimidación/presión 24 Privación ilegal de la libertad 6 Total 172 (Article 19, 2012: 13) Más allá de que la primera forma bajo la que se presiona al periodista opera bajo la forma de intimidaciones, destaca que la segunda forma de violencia, por su relevancia e impacto, las amenazas, los actos intimidación y presión contra las empresas y sus periodistas. Estamos hablando en este caso de un rango amplio de acciones que incluyen advertencias directas hechas tras la publicación de materiales periodísticos, injerencias arbitrarias para impedirle a los reporteros buscar o difundir información, e incluso acciones para impedir la circulación de una publicación. Podría decirse que no hay sorpresas en cuanto a la tipología y los responsables de las agresiones. Por su perfil profesional, fueron los reporteros, fotógrafos y camarógrafos quienes

50

con mayor frecuencia se convirtieron en blanco de agresiones, dado el riesgo que enfrentan al exponerse y tener el primer contacto con los hechos y las fuentes de la información. Al igual que en años anteriores, los funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno fueron responsables del mayor número de agresiones a la libertad de expresión (41.86% del total), de las 172 agresiones, al menos 72 provienen directamente de funcionarios públicos. De ese universo de casos atribuibles a actores del Estado, las fuerzas de seguridad (Ejército, Marina, policías municipales, estatales y federales) fueron directamente señaladas como culpables de seis de cada diez abusos contra representantes de los medios de comunicación. En contraste, las agresiones provenientes de sujetos presuntamente vinculados con la delincuencia organizada representaron apenas 1.7%, aunque puede atribuirse a sus integrantes la responsabilidad por nueve asesinatos y 1 ataques directos y otros actos de intimidación contra medios en distintas ciudades. Periodistas asesinados en 2011 por razones posiblemente vinculadas con su trabajo: Nombre Luis Emanuel Ruíz Carrillo Noel López Olguín Pablo Aurelio Ruelas Miguel A. López Velasco Misael López Solana Yolanda Ordaz de la Cruz Humberto Millán Salazar Marcela Yarce Elizabeth Macías Castro fecha 25 de marzo 31 de mayo 13 de junio 20 de junio 20 de junio 27 de julio 25 de agosto 1 de septiembre 25 de septiembre Medio La Prensa Horizonte El Regional Notiver Notiver Notiver a discusión Contralínea Primera Hora Estado Nuevo León Veracruz Sonora Veracruz Veracruz Veracruz Sinaloa DF Tamaulipas

Periodistas asesinados, desaparecidos y exiliados por Estados Un análisis de casos realizado por la Oficina para México y Centroamérica de Article 19 permite 51

establecer, sobre la base de datos confirmados, que de 2000 a la fecha, 66 periodistas han sido asesinados y 13 más fueron desaparecidos por razones presumiblemente vinculadas con su trabajo periodístico o en circunstancias en que el ejercicio de la libertad de expresión debería constituir una de las principales líneas de investigación. Estado Chihuahua Guerrero Tamaulipas Veracruz Durango Michoacán Oaxaca Sinaloa Estado de México Nuevo León Distrito Federal Jalisco Sonora Baja California Coahuila Periodistas asesinados 10 8 11 9 3 4 4 3 3 2 2 1 1 1 1 1 2 4 2 1 2 Periodistas desaparecidos Periodistas exiliados 7

Fuentes: Article 19. Informe: 2011; Benassini RSF, 2010; Agudo, 2012: Sandoval y Hernández, 2012.

Conclusiones – Democratización de medios El sexenio de Felipe Calderón Hinojosa en lo que tiene que ver con medios de información es un sexenio muerto. En legislación no hubo avance, en telecomunicaciones se propició la concentración en manos de las mismas voraces empresas que han secuestrado el espectro 52

radioeléctrico propiedad de los mexicanos. Se persiguió y violentó a ciudadanos que buscan crear sus propios medios a través de radios comunitarias; y se caracterizó por las persecuciones, agresiones y asesinatos de periodistas. En México, los medios de comunicación cuentan con un marco jurídico anacrónico y discrecional. Durante este sexenio, se impulsaron propuestas legislativas que favorecían la democratización de los medios a partir de diversos enfoques. Sin embargo, no se pudo avanzar en su aprobación debido a los compromisos ilegítimos que el grupo político en el poder ha consolidado desde hace décadas. Felipe Calderón no sólo asumió una actitud irresponsable y omisa frente a la creación de un nuevo régimen de medios, sino que ha demostrado su interés por hacer valer el orden jurídico vigente para desplegar acciones autoritarias y favorecer al duopolio televisivo. La única acción legislativa que impulsó en la materia fue su aval al Acuerdo Comercial Anti-Falsificación (ACTA), el cual constituye un grave retroceso en el ejercicio de los derechos a la información y a la libre expresión. Felipe Calderón Hinojosa lucró políticamente con la ausencia constitucional y legal de una política de Estado relativa a medios de comunicación. Demuestra con creces, su pequeñez y estrecha visión en este sector estratégico para el desarrollo nacional y para el ejercicio de los derechos de la ciudadanía, situación que coloca al país a la zaga del desarrollo científico y tecnológico. Una situación simular podemos observar en el ámbito de las telecomunicaciones, el gobierno panista, emprendió diversas acciones en esta materia que atentan contra la ciudadanía al favorecer la concentración del sector, contrario a las disposiciones internacionales. Tres casos son muestra de la política de discrecionalidad del actual gobierno: la licitación 21 donde favorece a Televisa y Nextel; la fusión Televisa-Iusacell nuevamente en beneficio de Grupo Televisa y Grupo Salinas; y el “rescate” de la banda de 2.5 Ghz debido a la presión ejercida por Grupo Televisa. El gobierno de Felipe Calderón ha hecho uso de un bien de la nación para beneficiar a los consorcios mediáticos lesionando con ello a las instituciones públicas de este país, debido a que permitió a Televisa ingresar al mercado de la telefonía con el argumento de poner más competidores en el juego, y aumentar la calidad de servicios y precios. Televisa y TV Azteca como socios concentran el 88 por ciento de las concesiones de televisión abierta, teniendo 94.4 por ciento de la audiencia televisiva, lo cual les favorece con un 58 por ciento del total de la inversión publicitaria, recibiendo 30 por ciento del gasto de comunicación social federal según los mismos datos de la COFETEL. 53

Por otro lado, el gobierno de este sexenio se comprometió en varias ocasiones a abolir la brecha digital así como fomentar la competencia de aquellos que ofrecen el servicio de interconexión. Sin embargo, el escaso acceso a Internet, debido a los altos precios de conexión y la escasa infraestructura de telecomunicaciones, impide el despliegue de las redes; esto es un serio obstáculo para el crecimiento del consumo de información, por ejemplo noticias en estas nuevas plataformas. Al mismo tiempo, la alfabetización digital es todavía deficiente. A lo anterior podemos agregar el intento de criminalización de los pocos usuarios de internet, un tema recurrente en este sexenio. Ejemplo de ello es el intento de la aprobación deliberada y tramposa de ACTA. A estas alturas del sexenio de los 112 millones que habitamos el territorio nacional apenas 9 millones tenemos computadora en casa, de los cuales sólo 6.9 millones tienen acceso a Internet, lo que nos deja con un promedio de penetración estimada del 30.7% colocándonos a 2.7 puntos porcentuales debajo de la media mundial y de -8.8 puntos del 39.5% que es de la media Latinoamericana. Mientras a los grandes consorcios mediáticos el gobierno federal concedió licitaciones a precio de ganga, a los esfuerzos ciudadanos por crear sus propios medios los persigue y agrede. La labor que desempeñan las radios comunitarias atendiendo a las voces menos favorecidas de la sociedad, llevando información acorde con sus necesidades, las convierte en una herramienta por excelencia para que las comunidades puedan ejercer ampliamente su derecho a la información y libre expresión. El informe “La Guerra Contra los Periodistas Mexicanos” realizado por la Facultad de Leyes de la Universidad de Toronto a través de su Programa Internacional de Derechos Humanos (IHRP) establece “la alta vulnerabilidad que sufren las radios comunitarias al no contar con un marco regulatorio que las reconozca, lo cual las deja a merced de funcionarios y autoridades, tanto estatales como federales, pues los regalamientos mediáticos y el trato de las emisoras de radio comunitarias limita la libertad de expresión en México, violando los compromisos del estado en conformidad con el PIDCP y la Convención Americana” (amarcméxico: 2011) Estas son algunas de las Radios Comunitarias que han sido violentadas durante este sexenio: Radio Diversidad Veracruz; Radio Tierra y Libertad Nuevo León; Radio Uekakua Michoacán; Radio Eiampiti; Radio Ñomndaa Guerrero. Las cuales han sido agredidas y persguidas por el gobierno federal. En el mismo tenor, a lo largo de este sexenio, México vivió una inédita crisis de seguridad pública cuyo costo humano se calcula ya en más de 95 mil muertos (La Jornada, 21 de agosto de 54

2012), dicha crisis se vio, por consecuencia, reflejada en el ejercicio de la libertad de expresión registrándose un incremento preocupante de la violencia y la censura sobre periodistas y comunicadores. Desde el año 2000 se han registrado 72 periodistas o comunicadores asesinados, 13 desaparecidos y 40 ataques a instalaciones de medios de comunicación. Tan sólo en el año 2011 se registraron 172 agresiones en contra de periodistas y comunicadores, que van de amenazas, a asesinatos, desapariciones, desplazamientos forzados, privación ilegal de la libertad, ataque cibernético, y acciones legales. (Article 19, 2011: 9-21). Destacamos que durante el sexenio de Felipe Calderón, el patrón de la violencia contra la prensa cambió sus características, a lo largo de estos seis años al problema de la censura, se agregó el escenario de los periodistas rehenes y ataques a directos a las instalaciones de los medios de comunicación. En torno a la censura, durante este gobierno, destacó que “el ataque sobre el gremio de periodistas a nivel nacional por parte de funcionarios públicos rebasó el 53 por ciento de los casos, mientras que los atribuibles al crimen organizado se encuentran sobre el 13 por ciento” (Castro, 2012), los casos de Lydia Cacho y el de Carmen Aristegui, resultan en este sentido paradigmáticos. Es así como queda desmentido el discurso oficial de que el responsable de la violentar la libertad de expresión en el país es el crimen organizado. En México, contrariamente a lo que señala la versión del gobierno federal, la situación descrita es por demás alarmante y requiere ser atendida, ya que un Estado que no puede garantizar la integridad física y moral de periodistas y comunicadores, así como el acceso y gestión de medios de comunicación por parte de la ciudadanía, no puede garantizar tampoco nuestro derecho a la información. Adicionalmente las estrategias políticas y metas actuales del gobierno mexicano no estimulan la diversidad en el contenido de los medios. El gobierno federal ha creado lazos de complicidad con la industria cultural, lo que ha implicado el fortalecimiento, desarrollo e injerencia de la iniciativa privada nacional y transnacional en materia de compra, venta y renta de patrimonio cultural, obra de arte, programas de cine, radio y televisión, lo que implica que los repertorios simbólicos sean construidos por los sistemas jerárquicos del poder cultural, quienes determinan los contenidos de transmisión y distribución en los diversos medios: radio, televisión, museos, teatros, editoriales, entre otros. En virtud de lo anterior, denunciamos que en materia de políticas de comunicaciones en México hoy priva la corrupción, la simulación, la ilegalidad, la debilidad institucional y regulatoria, la concentración obscena de la riqueza en una élite empresarial; y donde las políticas 55

públicas de comunicación son contrarias a los intereses de los ciudadanos mexicanos. Por la democratización de los medios de comunicación en México ¡ #YoSoy132!

Referencias
Referencias de la sección II  “Ley Televisa”-- Acción de Inconstitucionalidad 26/2006, promovida por Senadores Integrantes de la Quincuagésima Novena Legislatura del Congreso de la Unión, en contra del propio Congreso y del Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. se impugnan los artículos primero, segundo, tercero, cuarto y quinto transitorios del "Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones y de la Ley Federal de Radio y Televisión", expedido por el H. Congreso de la Unión y promulgado por el C. Presidente de la República publicado en el Diario Oficial de la Federación correspondiente al día once de abril de dos mil seis, http://www2.scjn.gob.mx/red2/expedientes/ 2.1.2. Iniciativa que reforma los artículos 6o., 7o., 27 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a cargo del Diputado Porfirio Muñoz Ledo, del grupo parlamentario del PT, Gaceta Parlamentaria, Cámara de Diputados, número 2992-III, martes 20 de abril de 2010. 2.1.2. Iniciativa que expide la Ley Federal de Telecomunicaciones y de Contenidos audiovisuales; y reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de Vías Generales de Comunicación, y Federal del Derecho de Autor, a cargo del Diputado Javier Corral Jurado, del Grupo Parlamentario del Pan, Gaceta Parlamentaria, Cámara de Diputados, número 2984-II, jueves 8 de abril de 2010. 2.1.3 Iniciativa que expide la Ley de Redes, Sistemas, Contenidos y Servicios Digitales en Banda Ancha; y reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a cargo del diputado Francisco Hernández Juárez, del Grupo Parlamentario del PRD, Gaceta Parlamentaria, año XV, número 3471-II, miércoles 14 de marzo de 2012

Referencias de la sección II   Albornoz, Luis (2011), Poder, medios, cultura: una mirada crítica desde la economía política de la comunicación, Buenos Aires, Paidós Calleja, Aleida. Concentración Televisa-Iusacell: desafíos para la competencia, la libertad de expresión y la pluralidad en las telecomunicaciones y los medios de comunicación en México. Recuperado el 17 de agosto de 2012 de: http://www.observatel.org/es/uploads/1/Ensayo9.pdf

56

 

COFETEL. Televisa-Iusacell. El recuento. Recuperado el 17 de agosto de 2012 de: http://www.observatel.org/blog/Televisa-Iusacell_El_recuento.php Contreras, Sergio (2010). “Licitación 21: decisión contra la nación”. Recuperado el 18 de agosto de 2012 de: http://www.etcetera.com.mx/articulo.php?articulo=5163 El Universal, ¿Para cuándo la “nueva” tv? Irene Levy. Recuperado el 19 de agosto de 2012 de: http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/95657.html Publicado 13 de junio 2012 El Universal. Cofeco: ¿pragmatismo ó legalidad?. Recuperado el 17 de agosto de 2012 de: http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2012/06/96339.php Fecha de publicación: 18 de junio de 2012 Mediatelecom, COFETEL empeñó la palabra y ahora urge licitar frecuencias para TV abierta. Recuperado el 18 de agosto de 2012 de: http://www.mediatelecom.com.mx/index.php?option=com_content&view=article &id=11894&catid=81&Itemid=1 Publicado: 4 de agosto de 2011 Mediatelecom, COFETEL empeñó la palabra y ahora urge licitar frecuencias para TV abierta. Recuperado el 18 de agosto de 2012 de: http://www.mediatelecom.com.mx/index.php?option=com_content&view=article &id=11894&catid=81&Itemid=1 Publicado el 4 de agosto de 2011 Plan Nacional de Desarrollo (2007-2012). Recuperado el 15 de agosto de 2012 de: http://pnd.calderon.presidencia.gob.mx/economia-competitiva-y-generadora-deempleos/telecomunicaciones-y-transportes.html Reforma. Televisa reina en la telefonía celular Granados Chapa,. Recuperado el 17 de agosto de 2012 de: http://busquedas.gruporeforma.com/reforma/Documentos/DocumentoImpresa.a spx?ValoresForma=1249977-1066,Televisa+reina+en+la+telefon%u00eda+celular Publicado el 23 de enero de 2011

Referencias de la sección III   Sosa, Gabriel y Gómez, Rodrigo (2011) Los Medios Digitales: México. Open Society Fundations, 2011. Calleja, Aleida (2012). Digitalización; exiguos logros. Recuperado el 10 de agosto de 2012 de: http://www.revistazocalo.com.mx/index.php?option=com_content&view=article& id=2805 Instituto Nacional de Estadística y Geografía, En México somos 112 millones 322 mil 757 Habitantes al 12 de Junio de 2010. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 de http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/comunicados/rpcpyv 10.asp Sánchez, Demian (2012), CompuApoyo: El nuevo Programa para Reducir la Brecha Digital. Recuperado el 16 de agosto de 2012 de 57

 

 

http://www.presidencia.gob.mx/blog/demian-sanchez-yeskett/ Publicado el 7 de Marzo de 2012 Secretaría de Educación Pública (2006), Programa Enciclomedia. Libro Blanco. Recuperado el 18 de Agosto de 2012 de http://sic.conaculta.gob.mx/centrodoc_documentos/523.pdf ENCICLOMEDIA (2008). Recuperado el 19 de agosto de 2012 de: http://www.cefp.gob.mx/intr/edocumentos/pdf/cefp/cefp0812007.pdf Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Sede México (2008), Evaluación Externa a Marzo 2008 del Proyecto Enciclomedia, Recuperado el 25 de Agosto de 2012 de http://basica.sep.gob.mx/dgme/start.php?act=estudios Secretaría de Educación Pública (2012) Comunicado 039.- Anuncia SEP Publicación de la Convocatoria para la Licitación del Servicio de Aula Base Telemática. Recuperado el 25 de Agosto de 2012 de http://www.sep.gob.mx/es/sep1/C0390412 Secretaría de Educación Pública (2008), Habilidades Digitales para Todos. Plan Estratégico 2007-2012 (Versión 5.0). Recuperado el 21 de Agosto de 2012 de: http://www.hdt.gob.mx/hdt/assets/HDT/planestrategicoversion5.pdf Malvido, Adriana, El retorno de Enciclomedia, con otro nombre. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 de http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9145608 Publicado el 25 de Abril de 2012 Mejía, Angelina (2010), Analfabetas digitales, 20 % de las familias mexicanas, revela estudio de INEGI. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 de http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/77197.html Publicado el 8 de Febrero de 2010 Sigler, Edgar (2012), Internet “salva” ganancias de telefonía. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 de http://www.cnnexpansion.com/negocios/2012/05/15/telefonicas-sin-vozperocon-internet Publicado el 16 de Mayo de 2012 COFETEL e INEGI (2012), Comunicado conjunto. En México 42.4 Millones de Personas usan una Computadora y 37.6 Millones utilizan Internet. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 http://cft.portaldesarrollo.com/wpcontent/uploads/2012/08/Bolet%C3%ADn-de-Prensa-MODUTIH_020812-1.pdf Notimex (2006) Prevé Molinar cerrar brecha digital para 2015. Recuperado el 19 de agosto de 2012 de http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=530459 Juárez, Geraldine (2011) La libertad no cae del cielo, el caso de @mareoflores. Recuperado el 20 de agosto de 2012 de http://alt1040.com/2011/11/la-libertadno-cae-del-cielo-el-caso-de-mareoflores-en-mexico Rubio, Francisco (2012), México, con deudas en Día de Internet. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 de http://www.cnnexpansion.com/tecnologia/2012/05/16/mexico-en-deuda-con-eldia-de-internet Publicado el 17 de mayo de 2012 58

Referencias de la sección IV  Aristegui Noticias. El misterioso proyecto ‘Handcock’ apunta a Peña Nieto. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://aristeguinoticias.com/elmisterioso-proyecto-hancock-apunta-a-pena-nieto/ Publicado el 27 de junio 2012. Buendía Hegewisch, José y Azpiroz Bravo, José Manuel, (2011) Medios de comunicación y la reforma electoral 2007-2008. Un balance preliminar. México, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. CEPET/IFEX. Revista política acusa al gobierno de utilizar publicidad oficial para presionar a los medios. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://www.ifex.org/mexico/2007/10/05/political_magazine_accuses_governmen t/es/ Publicado el 5 de octubre de 2007. Córdova Vianello, Lorenzo y Salazar Ugarte, Pedro (2008) Estudios Sobre la Reforma Electoral 2007. Hacia un Nuevo Modelo. México, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Tomo 1. Córdova Vianello, Lorenzo y Salazar Ugarte, Pedro (2009) Democracia sin Garantes. Las Autoridades vs. La Reforma Electoral. México, UNAM-IIJ. El Mundo. Una unidad secreta e Televisa promocionó a Peña Nieto, según ‘The Guardian’. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://www.elmundo.es/america/2012/06/27/mexico/1340793192.html Publicado el 27 junio 2012. Impermedia. Denuncian que unidad secreta de Televisa promocionó a Peña Nieto. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://www.impremedia.com/Article/20120627/NEWS01/120629326 Publicado el 27 de junio 2012. La Jornada. Unidad secreta de Televisa operó en 2009 a favor de Peña: The Guardian. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2012/06/27/politica/003n1pol Publicado el 27 de junio 2012. Los Angeles Hoy. Salpican otra vez a Televisa-Enrique Peña Nieto. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://www.hoylosangeles.com/news/2012/jun/27/salpican-otra-vez-televisaenrique-pena-nieto/ Publicidad oficial. Casos de retiro de publicidad. Recuperado el 24 de agosto de 2012 de: http://publicidadoficial.com.mx/. Salazar Ugarte, Pedro (2012) ¿Un Tribunal Constitucional? Tres Sentencias y un Traspié Político. México, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. The Guardian. Escándalo en los medios de comunicación mexicanos: una unidad secreta de Televisa promocionó al candidato del PRI. Recuperado el 28 de agosto de 2012: http://www.guardian.co.uk/media/2012/jun/26/escandalo-mediostelevisa-candidato-pri 59

 

  

Valadez, Irma. No hay criterios claros para asignar publicidad oficial: CNDH. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de: http://www.etcetera.com.mx/articulo.php?articulo=1456

Legislación y reglamentos   Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: CPEUM. 2012. Cámara de Diputados. Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf. Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales: COFIPE. 2012. Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Disponible en: http://portal.te.gob.mx/legislacion-jurisprudencia/catalogo/codigo-federal-deinstituciones-y-procedimientos-e-0. Reglamento del Instituto Federal Electoral en Materia de Propaganda Institucional y Político Electoral de Servidores Públicos (CG38/2008): Acuerdo de Reglamento. 2008. Instituto Federal Electoral.

Jurisprudencia                     SUP-RAP-25/2009. SUP-RAP-43/2009. SUP-RAP-49/2009. SUP-RAP-64/2009. SUP-RAP-67/2009. SUP-RAP-69/2009. SUP-RAP-71/2009. SUP-RAP-72/2009. SUP-RAP-96/2009. SUP-RAP-106/2009. SUP-RAP-150/2009. SUP-RAP-198/2009. SUP-RAP-201/2009, SUP-RAP-212/2009 y SUP-RAP-213/2009 acumulados. SUP-RAP-220/2009, SUP-RAP-236/2009 acumulados. SUP-RAP-242/2009 y acumulados. SUP-RAP-243/2009. SUP-RAP-271/2009. SUP-RAP-273/2009. SUP-RAP-119/2010, 123/2010 y 125/2010 acumulados. SUP-RAP-24/2011, SUP-RAP-26/2011, SUP-RAP-27/2011 y SUP-RAP-32/2011 acumulados.

60

Anexos capítulo V Gráfico 1. Tiempo que ocupa en pantalla cada género.

Gráfico 2. Procedencia de la programación de televisión en México

Fuente: CIMAGEN 2006

61

Referencias de la sección V    ICEX (2011)El Mercado Audiovisual en México. Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en México. México, 2011. Ley Federal de Radio y Televisión. Recuperado el 15 de agosto de 2012 de: http://www.cem.itesm.mx/derecho/nlegislacion/federal/122/index.html Martínez, Francisco y Lozano, José Carlos (2006). Flujos televisivos y cinematográficos en México. Nueva época, No.3, 2006, Depto. de estudios de la Comunicación Social, Universidad de Guadalajara, México, 2006. Toussaint, Florence (2008). Historia y Políticas de televisión pública, Redes No. 5, México.

Referencias de la sección VI   Amarc_méxico: 2011.” Las radios comunitarias tienen vocación de legalidad” http://www.amarcmexico.org/?p=54 (Accesado el 24 de Junio de 2011) Amarc-mxico: 2011” Alerta urgente: detienen a comunicador comunitario” http://www.amarcmexico.org/?cat=4 (accesado el 2 de diciembre de 2011) CDI: 2010 “Los Pueblos Indígenas de México” http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=1387&I temid=24 (Accesado el 1 de septiembre de 2010)

Referencias de la sección VII  Agudo, Alejandra (2012), Cada vez que me amenazaban me enojaba, pero no dejé de escribir". Entrevista a Rosa Isela Pérez. Recuperado el 13 de agosto de 2012 de http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/07/actualidad/1328647809_8660 81.html Publicado el 7 de febrero de 2012 Article 19 (2012). Oficina para México y Centroamérica, Darío Hernández, “Silencio forzado. El Estado, cómplice de la violencia contra la prensa en México. Informe 2011.”, México, D.F.  Briseño, Hector (2012), Critican la impunidad asombrosa en asesinatos de comunicadores. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de http://ghatospardosenlucha.blogspot.mx/2012/05/critican-la-impunidadasombrosa-en.html Publicado el 4 de mayo de 2012. Castro Bribiesca. Sergio (2012), Violencia contra periodistas en México: ‘un intento del Estado para silenciar nuestra voz. Recuperado el 13 de agosto de 2012 de http://desinformemonos.org/2012/07/violencia-contra-periodistas-en-mexicoun-intento-del-estado-para-silenciar-nuestra-voz/ Publicado el 1 de julio de 2012 Molloy, Molly (2010), Cuatro periodistas mexicanos en el exilio. Estudios de caso de los múltiples daños de la guerra contra las drogas a la libertad de prensa. Recuperado el 13 de agosto de 2012 de http://www.narconews.com/Issue67/articulo4214.html Publicado el 23 de septiembre de 2010. 62

 

 

Redacción, El Universal (2010), Julio fue un mes trágico para la prensa. Recuperado el 25 de agosto de 2012 de http://www.eluniversal.com.mx/nacion/179486.html Publicado el 4 de agosto de 2010 Rosagel, Shalia (2012), Asesinato de Comunicadores Triquis bajo la Sombra de la Impunidad. Recuperado el 28 de agosto de 2012 de http://www.elpinerodelacuenca.com.mx/epc/index.php/politica/35804asesinato-de-comunicadoras-triquis-bajo-la-sombra-de-la-impunidad Publicado el 9 de agosto de 2012 Rovira Sancho, Guiomar, Silencio o plomo: la violencia contra los periodistas mexicanos. México: Universidad Autonóma Metropolitana Xochimilco. Inédito. Tribunal Popular de los Pueblos Capítulo México (2012), Desinformación, censura y violencia contra comunicadores. Informe presentado a la audiencia realizada en Ciudad Juárez del Tribunal Popular de los Pueblos Capítulo México realizado en mayo 2012. Villalpando, Rubén (2012), Periodista chihuahuense exiliado en Texas pide a la CIDH revisar su caso. Recuperado el 13 de agosto de 2012 de http://www.jornada.unam.mx/2011/07/11/politica/016n2pol Publicado el 11 de julio de 2012.

63

CAPÍTULO 2 - EDUCACIÓN

64

Introducción La política en torno a educación, ciencia, tecnología y arte presentada en el sexenio de Felipe Calderón antepone los intereses del sector empresarial nacional y global sobre las necesidades sociales; en cada rubro de esta sección del contrainforme, podemos constatar dicha afirmación de manera contundente. En lo que respecta a la educación, los modelos y planes educativos se adecuan a un mercado laboral inequitativo; además, las instituciones responsables de este sector vital para cualquier sociedad eliminan modelos enfocados a las clases menos favorecidas, que históricamente padecen de un rezago educativo fomentado de manera institucional, es el caso de la Preparatoria Abierta. Estas y otras injusticias son sistémicas; en la medida en que no se atiendan a las causas reales de los problemas educativos de nuestro país, y se sigan fomentando Reformas Integrales que tocan superficialmente las diversas problemáticas existentes, el rezago educativo continuará ampliando la brecha que existe entre nuestra nación y los países desarrollados. No sólo la Reforma Integral a la Educación Básica (RIEB) y Media Superior (RIEMS) decidieron dejar intocadas las causas de los verdaderos problemas del sistema educativo mexicano, sino que reforzaron abiertamente un modelo pedagógico que favorece a las actuales políticas económicas neoliberales; con lo cual, las necesidades de la sociedad mexicana continúan siendo invisibilizadas de manera institucional. No sólo el rezago educativo, verdadero bastión de la exclusión social, es disfrazado por la SEP con “certificados parciales”, expedidos arbitrariamente a los alumnos que, por su condición de clase y por falta de oportunidades, no pueden continuar con sus estudios, sino que además la propia SEP culpa a estos muchachos por no poder superar las problemáticas materiales y objetivas que les impiden en realidad continuar con una formación que, en el mundo actual, es precondición para el acceso a oportunidades de una vida mejor. Tal es el caso de 7.5 millones de jóvenes excluidos de la educación o de un empleo, a quienes se les ha estigmatizado con la etiqueta de ninis, jóvenes que, lanzados a un mundo de competencia laboral inequitativa y a una economía de monopolios transnacionales, son acusados por las autoridades de no aprovechar las oportunidades que ficticiamente les brinda el Estado, son condenados a buscar “empleo” entre las filas de la delincuencia organizada o del ejército, es decir, condenados a morir en el contexto de esta guerra. Pero también es el caso 65

de los adolescentes que, a pesar de su excelencia académica, no logran ingresar a instituciones universitarias dignas, pues las fallas estructurales del sistema educativo son incapaces de brindarles una atención mínima así como de proveer soluciones eficaces a la amplia demanda educativa que caracteriza a México. Las reformas citadas no sólo eliminan a las Humanidades de sus programas de estudio, sino que en su nueva fase también tienden a eliminar la enseñanza básica de las ciencias duras. Lo cual sumirá, como consecuencia predecible e impostergable, a nuestro país en una dependencia de recursos científicos, técnicos, educativos y culturales provenientes del extranjero, se trata de una política de sumisión frente a los países más avanzados del globo. Esta injusticia, de nuevo sistémica, no es un fenómeno menor sino que es, por el contario, el efecto deseado por estas políticas diseñadas únicamente para el beneficio de los grandes consorcios que acumulan la riqueza socialmente producida. Otro tanto ocurre con la generación de conocimientos científicos y el desarrollo de tecnología en nuestra República azolada por la violencia. Ambos fenómenos, tanto la ciencia como la tecnología, son factores indispensables para el crecimiento de cualquier país, y México no es la excepción. A pesar de ello, los dos factores fueron relegados en las políticas estatales. Aún cuando la Ley de Ciencia y Tecnología destina al menos el 1% del PIB para el desarrollo de ambas actividades, se constata que la inversión realizada por el sexenio de Felipe Calderón fue menos del 0.5%. La situación se agrava cuando nos percatamos de que la administración de esos recursos es opaca y no se dirige hacia las áreas de la investigación nacional que la requieren. Ante este escenario la “fuga de cerebros” es una tendencia que amenaza con ampliarse en el futuro inmediato. La ciencia y la tecnología limitan su labor y crecimiento debido a los siguientes factores: bajo número de plazas disponibles en instituciones de investigación, pocas opciones de inclusión en los campos laborales afines, escaso y lento desarrollo regional, centralización de recursos; y una inadecuada legislación. Como consecuencia, la producción de profesionales de la CyT en México es baja en comparación a otros países de Latinoamérica. Además, en términos de proyección, México aporta solamente el 0.65% del conocimiento científico mundial, cuando esa cifra podría ser mucho mayor en términos cuantitativos y cualitativos.

66

El desarrollo en México debe generar las condiciones de autonomía científica y tecnológica. Sin embargo, debido a que la inversión en desarrollo e innovación es baja, México importa más del 95% de la tecnología utilizada por los sectores productivos. Bajo este contexto, la solicitud de patentes por ciudadanos, empresas o instituciones mexicanas es pobre. Es urgente definir e impulsar las áreas prioritarias del conocimiento y la innovación tecnológica con el fin de generar y fortalecer los recursos humanos que puedan atender las diversas necesidades de la sociedad. Finalmente, en lo que respecta a la gestión gubernamental del Arte y la Cultura, se corrobora que las políticas del Gobierno Federal promueven y favorecen el desarrollo de industrias culturales. Esta gestión no sólo es unilateral, sino que tiene como efecto el convertir a los objetos artísticos en una mercancía que forma parte de la generación de capitales privados para empresas como Televisa, Tv Azteca y la infinidad de revistas ilustradas que forman parte de este sistema empresarial de administración cultural. La visión empresarial del gobierno calderonista hizo de esta consolidación de monopolios pseudo-culturales un proyecto de nación. Pero esto no sólo afecta a la llamada cultura de masas, sino que interviene, cada vez con mayor presencia, al patrimonio intangible del pueblo de México. No sólo la reducción de la cultura popular a mero folklore endulcorado caracteriza a estas industrias culturales, sino que el fomento del turismo destruye en gran medida las ruinas arqueológicas y convierte a los pueblos de las comunidades originarias, por cierto devastadas por la violencia generalizada en todo el país, en “pueblos mágicos” para el consumo masivo. Incluso los propios espacios arqueológicos son descuidados o utilizados de maneras opacas en la gestión cultural del Estado, lo cual ha motivado luchas importantes en estos sectores recientemente; como es el caso de los investigadores del INAH. Aunado a lo anterior se constata que hay muy pocos empleos para artistas y gestores culturales en el país. El poco compromiso con el arte y el patrimonio se pude documentar en el incumplimiento de las siguientes leyes: “Ley General de Bienes Nacionales”, “Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas” y “Artísticas e Históricas”. Estas y otras muchas problemáticas nacionales, todas ellas derivadas de los problemas sistémicos del modelo político, jurídico y económico del país, son expuestas y argumentadas de manera minuciosa en este contrainforme realizado por #YoSoy132. Creemos que la solución de estos problemas depende de un debate sólido e ininterrumpido entre los diversos actores políticos y la ciudadanía nacional, en el que la atención se dirija a los factores estructurales que 67

han permitido, y en muchas ocasiones consolidado, la situación que denunciamos en estas páginas. Por una educación crítica, para todos, por un desarrollo de la ciencia y la tecnología mexicanas, y una gestión cultural digna en el arte, #YoSoy132

Sección I: Educación 1. Reforma Integral en Educación Media Superior (RIEMS) 1.1. Crítica al proyecto RIEMS En los últimos años hemos presenciado el desmedido afán de la Secretaría de Educación Pública por reformar los sistemas educativos que le competen: educación básica y, recientemente, el bachillerato. El común denominador de todas estas reformas educativas es, según su propio discurso, asegurar la movilidad educativa en todo el territorio nacional y ajustar los planes y programas de estudio de las diferentes instituciones con el fin de que toda la educación esté orientada a la inserción de los educandos tanto en la vida social, como en el trabajo. Habría que decir, por principio, que reformar la educación nacional no parece un propósito menor ni una necesidad inventada; además la educación estatal debe exigirse y cumplir con cierta calidad, que propicie en los estudiantes la construcción de su ciudadanía, que impulse su productividad y la promoción de la competitividad para que puedan desarrollar todo su potencial en el ámbito social y laboral. Desafortunadamente, esta propuesta de reforma integral a la educación media superior resulta ser falaz frente a sus objetivos. La prueba inicial del fracaso de estas reformas la encontramos en los resultados obtenidos por parte de los estudiantes educados bajo este nuevo modelo, como son: la mayoría de los estudiantes de primaria y secundaria que al tener un conocimiento basado casi en exclusivo en una deficiente habilidad verbal y matemática, y dejando de lado el conocimiento científico y humanista obtienen puntajes mínimos en los exámenes de admisión al siguiente nivel educativo; con las consecuentes y preocupantes lagunas de conocimiento en los niveles más básicos de las ciencias (alumnos que no saben leer, que no saben sumar o dividir y que son incapaces de comunicar un pensamiento de manera oral y escrita sin mostrar graves deficiencias).

68

Una prueba del desacierto que hay en la restructuración nacional del bachillerato está en el hecho de que la reflexión acerca de su importancia e impacto en la vida económica y política del país, con su consecuente reforma, tienen como razón fundamental el nivel de competitividad que existe en los países de la OCDE, y frente al cual, según la misma, México posee un rezago de 50 años (OCDE, 2006). Con esto la educación no responde ni a la realidad, ni a las necesidades específicas del país, sino a los intereses internacionales y a estándares fijados desde la postura de una economía globalizada que es colocada por arriba de nuestro contexto. La reforma propuesta por la SEP establece la creación del Sistema Nacional de Bachillerato que unifica los objetivos de los bachilleratos bajo un modelo educativo por competencias, mismo que promete facilitar la integración de los estudiantes al trabajo en cualquier punto de su educación, la implementación de un certificado general, además del certificado que extiende cada institución, y un sistema de certificaciones parciales en cada nivel dentro del bachillerato. La reestructura de la educación del bachillerato impartido por el Estado, basada en el modelo por competencias —mismo que presenta en su manejo una contradicción teórica y con esto refleja el desconocimiento sobre el tema de quienes proponen la reforma—, promete integrar a los estudiantes dentro de la vida productiva del país, aun cuando sólo les proporciona la posibilidad de aprender a realizar trabajos mecánicos, manejar instrumentos y situaciones sin una especialización o una base sólida del conocimiento. Así, el modelo por competencias no se presenta como instrumento educativo para promover el crecimiento intelectual, humanista y científico del país, ni se enfoca en que el alumno busque continuar con su educación a nivel superior; al contrario, transforma la educación en un equivalente del certificador del sistema empresarial, pues incluso la figura del profesor se convierte en un simple “prestador de servicios educativos” (Reforma Integral de la Educación Superior en México, 2008: 27, 32 y 86) que únicamente facilita estrategias para contextualizar un conocimiento. Por otro lado, respecto al sistema de certificaciones propuesto, hay un intento por crear el “nivel bachiller” con certificaciones parciales. De esta forma, son llamadas “salidas laterales”, lo que era –y no deja de ser– deserción del bachillerato, pero permite ocultar bajo un cambio de nombre el alarmante porcentaje de abandono escolar en este nivel. Recordemos que el más grande nivel de deserción a nivel medio superior se encuentra dentro de los primeros semestres. El problema es más grave cuando notamos que el ingreso de estudiantes del COLBACH y de todo 69

el bachillerato público dependiente de la SEP a la Educación Superior no sólo ha sido históricamente bajo, sino que tras las Reformas de la SEP podría llegar a ser incluso nulo. Los estudiantes no están preparados para encarar el examen de colocación a las universidades y esa responsabilidad hay que achacársela únicamente a las Instituciones de Educación Media Superior, por elaborar planes de estudio defectuosos desde su inicio. Además, con el otorgamiento de dicho certificado parcial, no se asegura que el estudiante obtenga un trabajo, y mucho menos uno bien remunerado; pues sus mismos datos reflejan que el salario de una persona con estudios de bachillerato obtiene poco menos del 50% del salario que aquél que podría percibir con educación superior. La propuesta no considera la baja tasa de oferta laboral en el país, que afecta en todos los niveles, y de ninguna manera se resuelve expidiendo certificados parciales de estudios, que sólo aumentarían la cantidad de empleos mal pagados, temporales y fuera del marco de prestaciones laborales, o bien, el desempleo y la deserción escolar a un nivel superior. Con ello, este sistema, lejos de convertirse en un igualador de oportunidades, resulta un creador de falsas expectativas. Una justificación más de la SEP para la implementación de estos certificados parciales se encuentra en el porcentaje de cobertura que asegura existe en este nivel. Según ellos el Sistema de Bachillerato Nacional absorbe al 98% de los egresados de secundaria, sin embargo, en dicha estadística se deja fuera de los números a la cantidad real de jóvenes que están en edad de cursarlo y no lo hacen por diversas causas, como son las económicas o la falta de instituciones que satisfagan sus aspiraciones personales; esto disminuiría considerablemente y, en términos reales, la cobertura que existe en el país. Además, puesto que en su análisis la cobertura tiene que ver con la eficiencia terminal, que se ve directamente afectada por la deserción, las formas de ampliar la cobertura son las “salidas laterales” con su respectivo certificado parcial y la simplificación de la educación bachiller, mediante medidas tales como: evitar la seriación de materias, crear módulos que el alumno puede cursar de manera indistinta y sin obligatoriedad alguna (salvo algunos módulos básicos), la reducción de materias en los primeros años y la inclusión de materias recreativas y deportivas que hagan más “atractiva” la permanencia en el bachillerato. De esta manera, al hacer más ligero el sistema volviéndolo “entretenido y práctico”, se busca la permanencia (aunque sea parcial) de los alumnos; sobre todo, porque según los datos oficiales, la deserción no responde en realidad a la imposibilidad económica ni de infraestructura, 70

sino al aparente desinterés ocasionado por la condición de ser adolescente y a la rigidez de las materias del bachillerato, carentes de relación con la vida diaria. A este respecto, la pregunta obligada es si el conocimiento necesario se limita al tipo de aplicación cotidiana o de entretenimiento para un adolescente, como el uso de la tecnología y de las redes sociales (Pacheco, 2011: 97-109); porque hay conocimiento que no posee una aplicación práctica evidente, pero que contribuye a la creación de conciencia y criterios en los sujetos, elementos básicos para la participación real en una sociedad democrática y que se omiten, se reducen, se mutilan o se simplifican bajo el argumento de las competencias transversales. Con estas medidas, efectivamente se puede llegar a un 100% de cobertura del bachillerato, pero ni se podría continuar con la educación superior ni tendríamos una educación de calidad ni estaríamos asegurando que las personas con tales certificados sean capaces de crecer en un ámbito laboral donde requerirán de conocimientos más especializados y, por tanto, los jóvenes obtendrán movilidad en el bachillerato, que no en el trabajo. En conclusión, lo que se crea con esta reforma son “empleados certificados”, que no calificados ni estudiantes que puedan convertirse en profesionistas. 1.2. Contradicciones entre la RIEMS y el constructivismo La Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS), según sus documentos oficiales, retoma como base teórica el modelo psicopedagógico constructivista, el cual plantea que los alumnos son agentes activos en el proceso de aprendizaje, al construir su propio conocimiento. Dicha teoría busca formar alumnos autónomos y críticos, capaces de trabajar de forma tanto individual como colaborativa, aunado a la guía permanente del profesor, los recursos didácticos y un aprendizaje situado. Sin embargo, el modelo por competencias estandariza habilidades y aptitudes, contradiciendo su supuesta base constructivista. Sumado a ello, desatendiendo los postulados del constructivismo, en el modelo por competencias no existe una articulación pedagógica entre los niveles de primaria, secundaria y bachillerato; es decir, no se ha diseñado una planeación didáctica que resulte en el mejoramiento cualitativo a lo largo de toda la formación escolar. Al aplicar una pobre interpretación de las premisas pedagógicas del constructivismo, bajo el nombre de modelo por competencias, a planes y programas de estudio, la RIEMS conlleva a que profesores y alumnos se enfoquen en aprender a manejar los recursos didácticos y dejen de lado 71

la formación en el pensamiento crítico, analítico y abstracto. Por ejemplo, en los planes de estudio se sacrifican los contenidos disciplinares al considerarlos secundarios y propios de una educación basada en la memorización; se abusa de imágenes, recursos tecnológicos y dinámicas grupales, pues el trabajo colaborativo se convierte en la única manera de controlar grupos de cincuenta o sesenta alumnos. De manera que, al sobrevalorar el uso de estos elementos en detrimento del aprendizaje crítico, argumentativo y metodológico, se propicia una enseñanza cada vez más superficial, donde se abordan los conceptos de forma laxa y relativizada al extremo. La evaluación es el punto donde se notan más las contradicciones entre el enfoque de la RIEMS y el constructivismo; pues los contenidos pedagógicos no responden a las pruebas institucionales. Además, el modelo por competencias establece en sus postulados que no centra su reflejo del aprendizaje en una evaluación objetiva y en los hechos lo hace, aún cuando se buscara aplicar una evaluación apropiada al modelo por competencias, la evaluación como medida que reforzara el proceso de enseñanza-aplicación no podría tener lugar por las limitaciones de tiempo, infraestructura, poca capacitación docente, y por grupos con numerosos alumnos. 1.3. Disciplinas mixtas y transversales Bajo el modelo por competencias, la RIEMS sustituye el desglose de las nociones más básicas en las ciencias duras, sociales y humanistas por asignaturas mixtas que abordan el conocimiento de forma sesgada y confusa. Una sola asignatura puede abordar temas de filosofía, literatura, ciencia y tecnología, sin una previa noción de las mismas. (Sandoval, 2011: 100) Uno de los argumentos para dicho cambio es la necesidad de una educación multidisciplinaria, sin embargo, ningún estudiante puede entender la relación entre las diversas disciplinas si no comprende las bases y la metodología de las mismas. Por ello, la educación que propone la SEP no es multidisciplinaria, ya que el alumno no cuenta con las herramientas básicas para entender las características de una disciplina científica y humanista. Si no se entienden las diferencias, mucho menos la relación entre ellas. Las nuevas asignaturas, hasta el momento son nombradas como: “Sociedades del conocimiento”, “Tecnología de Información y Comunicación” y “Ser social y Sociedad”. A pesar de que estas asignaturas mezclan aspectos históricos, tecnológicos y cívicos —sin una clara

72

directriz— la reforma educativa prepondera estas asignaturas sobre materias como Literatura, Física, Redacción, Matemáticas, etcétera. Entendiendo por competencias “aquello que los jóvenes requieren para desenvolverse en contextos diversos a lo largo de la vida en el mundo actual” (Reforma Integral de la Educación Media Superior, 2007: 22). según la SEP, existen dos grandes competencias genéricas: las llamadas “clave” y las “transversales”. Las primeras abordan competencias específicas para el trabajo a partir de asignaturas como Desarrollo Personal, Contabilidad, Informática y Mercadotecnia. Las otras son llamadas transversales porque por su grado de universalidad competen a todas las disciplinas, por ejemplo, la Filosofía, la Ética y la Lógica. Esto significa, a juicio de la SEP, que no tienen competencias específicas sino compartidas y reiteradas en las demás asignaturas. Así, la lógica y el razonamiento verbal no se encuentran únicamente en la Física y la Economía, sino que se presentan también en la Biología, la Informática y en todas las disciplinas que los estudiantes conocen a lo largo de su recorrido por la Educación Media Superior. Bajo este argumento, sostiene que dichas disciplinas no deben constituirse como disciplinas autónomas. El argumento es incorrecto por varias razones, se mencionarán únicamente tres: a) Hay disciplinas como la Filosofía que no necesariamente comparten los mismos contenidos que las ciencias exactas y sociales, aunque históricamente han estado ligadas a ellas por la Epistemología. b) Las disciplinas llamadas transversales no abordan el objeto de estudio con la misma metodología. En el caso de la Filosofía, abarca el debate de diversas formas de entender el saber. c) Las asignaturas transversales abren el perfil docente de aquellos que están encargadas de hacerlas llegar a los estudiantes, así incluso un antropólogo, un abogado o un mercadólogo pueden enseñar contenidos propiamente filosóficos sin tener la formación adecuada. El argumento de la transversalidad de competencias, sean estas filosóficas o históricas, permitió la eliminación paulatina de la Filosofía y la Historia de los programas de estudio. No sólo se eliminan los conocimientos indispensables en toda formación humana, sino los elementos indispensables para construir un pensamiento crítico y autónomo. La lógica, para ejemplificar, es

73

absolutamente indispensable para el desarrollo del pensamiento abstracto, si el alumno no desarrolla esta facultad entonces el único responsable es el sistema educativo mexicano. Al esgrimir el argumento de que la Filosofía, la Lógica, la Ética y la Historia son disciplinas transversales, la RIEMS logra restarles importancia, hasta el grado de eliminarlas paulatinamente de las instituciones de Educación Media Superior o, cuando no lo ha logrado por la resistencia local de algunas asociaciones filosóficas y de docentes, las transformó al grado de volverlas irreconocibles. En el COLBACH, por ejemplo, la Ética transformó su estatuto hasta ser reducida a mera Educación Cívica. En la preparatoria abierta, la Filosofía fue eliminada del plan de estudios por pequeños recuadros dentro de asignaturas mixtas. Al eliminar la Filosofía de la enseñanza Media Superior no sólo se logra una cabal adaptación del sistema educativo a un mercado laboral a todas luces injusto, inequitativo y excluyente, sino que se perfila un ataque que comenzó contra las humanidades pero que promete extenderse hacia las ciencias exactas. En la Educación Media Básica, se perfilan tres grandes bloques de asignaturas disciplinares: Ciencias de la comunicación, Ciencias experimentales, Ciencia social y Matemáticas. Estas son representadas por asignaturas mixtas, por ejemplo: en preparatoria abierta, se eliminan seis asignaturas de matemáticas por las siguientes materias: “Representación simbólica de algoritmos”, “Universo y tecnología”, y “Matemáticas y representación del sistema natural”.12 En el caso de las humanidades, se eliminan tres asignaturas de Redacción y tres asignaturas de Literatura por una única materia llamada “Tecnología de la información y comunicación”. Este modelo impactó primero en el CONALEP y la Preparatoria Abierta; ahora se ha ido extendiendo a los Colegios de Bachilleres con asignaturas como “Sociedades del conocimiento”. El objetivo es extender dicho proyecto a toda la Educación Media Superior porque el plan original de la RIEMS es estandarizar todo el bachillerato, dado que asume que hay competencias genéricas que implementan todas las instituciones de este nivel educativo. Así, plantean la covalencia, es decir, el libre tránsito de un estudiante de un bachillerato a otro.

12

Calendario de Solicitud y Presentación de Exámenes Ordinarios.

74

Dicha reforma busca simplificar el conocimiento con el único fin de formar empleados que no contarán con los conocimientos básicos para formarse como técnicos calificados ni con la posibilidad de ascender a una educación universitaria. Este modelo educativo, eliminará generaciones de científicos y humanistas al no dotarlos de los conocimientos básicos para emprender una educación universitaria de calidad. Sin alarmar, en unas décadas, México puede depender en su totalidad de la tecnología y la ciencia producida en otros países. El problema aquí no es sólo que los alumnos no aprendan nada relativo a la historia de las ideas, sea esta humanística o científica, sino que el sistema educativo mexicano se ha convertido en una maquinaria administrativa que forma a todos los estudiantes para disponer de ellos como si fueran mero “capital humano”, es decir, obreros. En rigor, cuando se habla de vincular a la escuela con el sector productivo, habría que discutir con cuál de ellos sería tal vinculación, dado que representan, por lo general, intereses y visiones del mundo y de la sociedad completamente diferentes: cada centro de trabajo establece un modo particular de relacionarse con su entorno social, con el medio ambiente, con el sistema económico y, finalmente, con el sector educativo (de manera directa o indirecta), ya sea demandando la mano de obra de sus egresados, o bien, demandando la generación de espacios educativos de diversos niveles y tipos, para los familiares de sus empleados y obreros. El mundo del trabajo está compuesto por una gama sumamente variada de requerimientos y necesidades particulares que varían notablemente en el tiempo, por lo tanto el sistema educativo no tendría que subordinar sus objetivos en torno a este sector sino a una agenda propia que responda al interés nacional, de otra manera poner la educación a los pies de la ley del mercado, puede traer fuertes implicaciones en las exigencias a lo educativo. Una vez conceptualizada la educación como una mercancía desde la óptica mercantil, la escuela habría de dedicarse a una sola cosa: al desarrollo de las competencias. Se debe recordar que la sociedad del conocimiento —que en función de la ideología dominante se basa en la teoría del capital humano y en las capacidades que dicho capital posee para aplicar el conocimiento de manera efectiva para innovar las formas de producción— exige un nuevo perfil del trabajador, a saber, el del conocimiento. Pactos como el Compromiso por la Calidad de la Educación y la aplicación de la evaluación PISA como medios de selectividad social y laboral, y el Programa Nacional de financiamiento en la educación que confirma la nula importancia o el desconocimiento de los movimientos sociales que este tipo de programas genera en otros países, como en Chile. 75

La RIEMS pretende hacer de los estudiantes sujetos críticos, que sepan hacerse cargo de sí mismos, que sean capaces de iniciativa y liderazgo, pero esto sólo si satisfacen las necesidades del mercado laboral dominado y monopolizado por las grandes empresas que conocemos. Estas tendencias neoliberales entienden la educación como adiestramiento, un bien rentable y una inversión. Si el conocimiento es la “materia prima” hacia la cual las empresas dirigen su inversión (en investigación de fármacos, por ejemplo, donde la inversión ha crecido exponencialmente desde los años ochenta al menos), entonces la educación debe satisfacer las necesidades del mercado sin importar que afecten los intereses de los trabajadores y de las clases bajas. Los pobres deben aprender a satisfacer las demandas de las empresas, esa es la conclusión del actual modelo educativo, y con ello se incrementa el abismo en el que la riqueza social se reparte en pocas manos. Los constructores de la RIEMS afirman que “competencia” no se refiere a la competitividad neoliberal por la ampliación y generación de mercados globales, sino simplemente a las habilidades humanas necesarias para insertarse en el ámbito laboral. Pero eso es mera ideología. En los hechos se trata de generar una educación que permita satisfacer las demandas comerciales para que las empresas puedan competir con sus rivales y, así, obtener ventajas sobre el resto, es decir, se trata de una continuación de la práctica de los monopolios. Pero además de ello, en lo específico del sistema educativo mexicano, la paulatina eliminación de todas aquellas disciplinas que no se adaptan a la demanda del mercado y de sus defensores empresariales es ya un hecho. Ni siquiera la teoría política, la economía, ni las ciencias sociales se salvan de este rasero neoliberal. Para ellos, el economista no es aquél que hace crítica de la economía política, sino el simple administrador del capital en los tiempos de los monopolios transnacionales; el sociólogo no es aquél que comprende la acción social o que estudia los hechos sociales para mostrar dónde hay injusticias sistémicas, sino el mero brazo intelectual de los empresarios para hacer sondeos de mercado o para reforzar las políticas de control de la agitación social, del politólogo no pueden decir nada más que será aquél que aprenda la dinámica del poder para someter más y mejor las nuevas formas de resistencia social. Por lo anterior, se requiere con urgencia un Frente Amplio de Defensa de las Ciencias y las Humanidades para hacerle frente a los embates del actual modelo neoliberal de la educación, ya que éste mantiene el rezago educativo y, muy probablemente, lo incremente exponencialmente en los años venideros. 76

2. Examen de admisión para la educación media superior y superior 2.1. Introducción La educación es un derecho de todos los seres humanos, es una condición necesaria para el desarrollo de las personas y de la sociedad en su conjunto, es un elemento que permite fortalecer el tejido social comunitario y a aportar elementos para mejorar nuestra calidad de vida; sin embargo en el último sexenio se ha dado continuidad a las políticas impuestas con la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte en materia educativa. Esto se ha traducido en una serie de políticas públicas que en voz del Relator Especial de la ONU sobre el Derecho a la Educación no han logrado “abatir la exclusión que genera el propio sistema educativo y elevar la calidad educativa para todos los niveles y grupos de la población.” En este mismo comunicado de prensa con fecha del 18 de febrero de 2010 el propio relator da cuenta de cómo el analfabetismo en este país sigue siendo consecuencia de las enormes brechas de desigualdad que existen en todo el territorio nacional, pero que se ensañan con las comunidades indígenas pues “En el país existen casi siete millones de personas analfabetas (la mayoría jóvenes y adultos/as mujeres indígenas habitantes de las zonas rurales, entre las cuáles el nivel de analfabetismo llega hasta el 50 por ciento de la población en algunas comunidades) y un número inestimable de analfabetismo funcional, cuya situación ha motivado importantes esfuerzos del Gobierno, que sin embargo todavía resultan insuficientes”. Este contra informe pretende ser una evaluación crítica del sexenio de Felipe Calderón que se enmarca en un modelo que trasciende 6 años de gobierno. Evaluación que debe hacerse a la luz ya no sólo de los marcos convencionales de la educación para la globalización competitiva, sino de un contexto radicalmente nuevo –el de la violencia y decenas de millares de víctimas- que se ha generado en este sexenio. Vistas desde esta luz, las iniciativas y políticas gubernamentales pueden adquirir significados muy distintos, porque en ellas es posible ver con mayor claridad cómo algunas no sólo no mitigan las consecuencias sociales del deterioro del tejido social sino que contribuyen a profundizarlo. Así, por ejemplo, en la educación básica la evaluación reiterada de cerca de 15 millones de niños y jóvenes cada año desde 2006 no sólo no ha contribuido a una mejoría notoria de la educación en ese nivel, sino que cabe preguntarse si algunas iniciativas no están reforzando las tendencias estructurales a la exclusión y descalificación que existen en la escuela contra los indígenas, los pobres, los del las pequeñas comunidades del medio rural y los niños y jóvenes de 77

la periferia de las ciudades. La prueba Enlace, por ejemplo, con unos cuantos reactivos juzga y sentencia como “insuficientes” o “elementales” año tras año durante gran parte de la primaria y también en la secundaria y media superior a la gran mayoría. Es una evaluación innecesaria pues bastaría con un muestreo bien hecho si lo que se busca es información sobre el desempeño global y regional de sistema educativo. En los niveles medio superior y superior las iniciativas y políticas gubernamentales pueden ser vistas también desde la luz de cómo inciden en los procesos de exclusión y descalificación. En términos generales en estos niveles, las iniciativas gubernamentales de los últimos veinte años han provocado un deterioro sustancial del derecho a la educación. En contraste con las cifras y la visión oficial, cada vez es más difícil para los jóvenes mexicanos el acceso a la educación pública y esto se ha agravado sustancialmente en los últimos años. Crece el número de rechazados a nivel nacional así como las protestas por esta situación. Y esto es consecuencia de una serie de políticas e iniciativas gubernamentales. 2.2. Procedimientos de ingreso a la educación superior La política de restringir el crecimiento y el financiamiento de las instituciones universitarias del ámbito federal (incluyendo al IPN) y sobre todo estatal, públicas y autónomas, ha vuelto imposible que puedan responder con el ritmo adecuado a la demanda de una población joven que continúa en crecimiento. En lugar de apoyar las instituciones existentes que son las que tienen más alta demanda, se ha dado prioridad al crecimiento de las llamadas universidades tecnológicas, universidades politécnicas, institutos tecnológicos, así como a la educación privada. Como muestra el nivel tan bajo en la cobertura que tiene México en la región latinoamericana, esta política de sustitución no ha funcionado para generar un dinamismo en el crecimiento y mejoría de la educación en nuestro país. Las escuelas privadas no son una opción para la mayoría de los jóvenes por su costo, su, generalmente, bajo nivel académico y su régimen interno autoritario. Las instituciones de formación técnica no ofrecen la formación con la amplitud y nivel que buscan los jóvenes (y los empleadores), tienden a ser terminales y ofrecen pocas perspectivas laborales. No se comparan con la trayectoria y resultados que en términos de desarrollo del país y generación de bienestar han propiciado las universidades públicas. El universitario es un modelo que sigue vigente y exitoso en términos de la expectativa social por educación y, como lo muestran diversos estudios, como opción prioritaria para el desarrollo del país. La indiferencia gubernamental ante el éxito del modelo universitario autónomo y ante la 78

demanda activa de cientos de miles ha traído como consecuencia el creciente y cada vez más explosivo fenómeno del rechazo a los jóvenes en la educación superior. Se ha creado una población flotante de cientos de miles que esperan de un año a otro o de una institución a otra, a la que se agregan nuevas decenas de miles cada año, pero que no opta por las opciones tecnológicas porque ven en ella múltiples desventajas. 2.3. Procedimientos de ingreso a la educación media superior La situación se repite en la educación media superior donde hasta ahora la política que se ha seguido no es la de impulsar el crecimiento de los sistemas de bachillerato integrados a las instituciones de educación superior (UNAM, IPN, UAEM, UdeG, etc.)–que son los más exitosos- ni la mejora sustancial y la ampliación de otros subsistemas como el Colegio de Bachilleres y otros de nivel estatal, sino que, además de estimular la educación privada ofreciendo reconocimiento a instituciones de muy bajo nivel, mantiene los subsistemas públicos aislados, los bachilleratos técnicos (muchos de ellos con especialidades terminales) y los planteles de capacitación técnica de nivel medio (como el Conalep) que han tenido un éxito muy relativo. Como muestra el caso de la ZMCM, centro industrial, social y político del país, más de un 95 por ciento de los jóvenes busca un lugar en los bachilleratos integrados a la UNAM, IPN, Normal Superior. A pesar de la escasez de lugares en los planteles integrados a instituciones, los jóvenes no optan por las escuelas como el Conalep y escuelas técnicas porque los colocan en una situación de desventaja. En estas escuelas jóvenes y familias saben que el riesgo de abandono es mucho más alto; el énfasis técnico en la formación no ofrece una educación de amplios horizontes; el clima institucional no se finca en la participación sino en el autoritarismo; son mas escasas las oportunidades para el acceso a una institución de educación superior universitaria y las perspectivas laborales apuntan a un salario muy bajo y escasa movilidad social. Esta situación no es idéntica en todo el país pero hay una tendencia clara a nivel nacional que hace que se creen situaciones donde mediante el artificio de no crear más escuelas de bachillerato general o propedéutico, se obliga a los jóvenes a enrolarse en las únicas opciones disponibles, las escuelas técnicas. Esta tendencia se ha fortalecido desde 1996 con el establecimiento de un mecanismo en la C. de México (y en otras regiones del país) que de manera expresa sustituye el derecho a la mejor educación por un mecanismo excluyente y coercitivo para llenar escuelas técnicas semivacías. Se oficializa así una definición del acceso a la educación que deteriora profunda y crecientemente el derecho a la educación. 79

El caso del examen único (Concurso para el Ingreso a la Educación Media Superior de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México).El examen único es un procedimiento de selección establecido por nueve instituciones en la ZMCM que conforman la comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (COMIPEMS). Aunque fue establecido con la finalidad de facilitar el acceso a la educación media superior, se ha convertido en un mecanismo con fuertes rasgos de exclusión y coerción. Los siguientes datos ejemplifican esta situación. En el examen único la COMIPEMS establece que quedarán excluidos de los estudios en una escuela pública quienes no hayan obtenido más de 31 aciertos, una exclusión que se vuelve más problemática si se tiene en cuenta que la mayoría de los afectados ya ha obtenido su certificado de secundaria (y el resto está en vías de hacerlo). En quince años más de 80 mil han sido ilegalmente excluidos de continuar sus estudios en la educación media superior pública. Ilegalmente, porque la evaluación de un centro privado no puede descalificar un certificado oficial. El procedimiento obliga a los jóvenes a hacer un listado de opciones (hasta 20) que incluye las dos o tres que les interesan y otras no deseadas (Colbach o bachilleratos técnicos). Como la enorme mayoría de los jóvenes son rechazados de sus opciones preferentes, estos son luego asignados a planteles donde no quieren estar. Los organizadores del Concurso reconocen que son escuelas que no interesan a los jóvenes, pero a pesar de ello mantienen esta ilegal coacción. Esto aparece claro en las estadísticas pues en las escuelas técnicas y algunos planteles del Colbach siempre es mayor el número de inscritos que el número de aquellos que libremente seleccionaron esa escuela. El procedimiento coacciona a los jóvenes para inscribirse en opciones no deseadas, por lo que muchos de ellos finalmente optan por no inscribirse. Como resultado, de ese criterio y de otros que tampoco tienen un claro sustento legal (como que un examen privado determine quién tiene derecho a la educación pública o como que un grupo de trabajo como estas nueve instituciones ejerza autoridad para excluir a miles de la educación pública o asignar a otros muchos a diversas escuelas), el examen único se ha convertido en un mecanismo que cada año obstaculiza el paso a la educación media superior pública a decenas de miles de jóvenes. Así, ocurre que en un año dado 300 mil jóvenes solicitaron un lugar (y pagaron una cuota), pero cincuenta mil no llegan a inscribirse en una escuela a causa de los requisitos del procedimiento.

80

De 1996 a 2003 más de 450 mil jóvenes listos para ingresar al nivel medio superior no lo han podido hacer por las características y requisitos del procedimiento y la cifra probablemente se eleva al doble en los restantes ocho años hasta el 2011. Lo que significa que en total cerca de un millón de jóvenes que cumplían con el requisito legal suficiente para continuar sus estudios fueron impedidos de hacerlo por los criterios y mecanismos del Concurso. Esta dinámica ha sido continuada durante este sexenio y, sin importar la modificación constitucional de febrero de 201213, se mantuvo para el ciclo escolar que está iniciando. Por otro lado, entre aquellos que se inscriben pero de manera forzada en escuelas en las que no desean ingresar un importante porcentaje de ellos al poco tiempo abandona sus estudios. Los resultados son patentes: a partir del establecimiento del examen único la posición de la Ciudad de México en términos de nivel de abandono sufre un cambio radical. De ser una de las entidades con menor deserción en la educación media superior, al segundo año de iniciado el procedimiento se encuentra en el primer lugar de todo el país. A pesar de que la deserción en todo el país comenzó a disminuir hacia finales de los años 1990 y que a partir de la mitad de los años 2000 se crearon programas de apoyo económico para los estudiantes, la capital del país ya no habría de regresar a los lugares más bajos de deserción en todo el país que tenía en los años previos al examen único. Si en 1980-1981 la ciudad ocupaba el lugar 20 de 32 entidades federativas (aunque con 16.5 por ciento todavía estaba por encima del promedio nacional que era de 13.5), para 1990-1991 llegó a tener el lugar 31 con 15.1 por ciento, muy por debajo del promedio nacional de 19.1. Sin embargo, al llegar el examen único la deserción da un salto y pasa de 17.1 hasta un 24.4 por ciento: A Año Registrados B Inscritos C No inscritos (A-B) 1996 1997 262.0 239.0 206.4 194.1 55.6 44.9 Porcentaje inscrito 21.2 % 18.8 % no

13

Con la modificación al artículo tercero constitucional que entró en vigor a partir del 9 de febrero de 2012, el Estado mexicano adquirió el compromiso de hacer cumplir plenamente el derecho a la educación también en el nivel medio superior. La modificación dice: “el Estado… impartirá educación…media superior” y, añade, “la educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.”

81

1998 1999 2000 2001 2002 2003 TOTAL

244.1 247.7 237.7 245.8 261.7 276.5

195.7 196.2 189.2 178.4 192.5 204.9 457.1

48.4 51.5 48.5 67.4 69.2 71.6

19.8 % 20.8 % 20.4 % 27.4 % 26.4 % 25.9 %

Fuente: Informes y Gaceta de Resultados Comipems para los años correspondientes.

Y México, D.F. se coloca en el primer lugar a nivel nacional. A partir de entonces ocupa los primeros lugares. Posición de la Ciudad de México en deserción nacional a partir del examen único: 1996-2004 Ciclo escolar Lugar que ocupa la Deserción Ciudad Deserción Ciudad de México 1996-97 1997-98 1998-99 1999-00 2000-01 2001-02 2002-03 2003-04 3o. 1o. 4o. 2o. 4o. 4o. 2o. 2o. de de México 24.4 % 24.7 % 23.9 % 24.7 % 20.7 % 20.5 % 20.9 % 19.9 % (Promedio) 19.8 % 19.2 % 18.5 % 18.7 % 17.5 % 16.9 % 15.9 % 15. 5 % Nacional

Fuente: Para 1980-81, 1990-91 y 1991-92, SEP, 2000. Para ciclos restantes SEP, 2004. 82

En una conservadora estimación es posible decir que son alrededor de 20 mil los jóvenes que cada año desertan por este motivo, lo que en 16 años suma un total de 320 mil que indebida e innecesariamente han sido víctimas de la inducción forzosa y desertan. Finalmente, el Concurso de la COMIPEMS hace uso de un examen de opción múltiple que, en voz del propio Ceneval subvalora a las mujeres y a quienes tienen menos ingresos económicos. Así, este centro de evaluación señala que “como en anteriores aplicaciones, el examen metropolitano para el ingreso a la educación media superior… muestra que los sustentantes de sexo masculino tienen un mejor desempeño que los del sexo femenino” (Boletín Ceneval, 2004: 4). Los exámenes también muestran una tendencia reiterada a evaluar mejor a aquellos que gozan de una mejor posición económica, pues el Ceneval señala que “se observa en términos generales, que a mayor ingreso familiar se obtiene un mayor porcentaje de aciertos.” (Ceneval Informe, 1995: 29). Es también un examen que el propio Ceneval reconoce insuficiente para determinar algo tan importante como quién tiene derecho a ingresar al IPN o debe ir a un Conalep: “se optó por usar la modalidad de exámenes de opción múltiple, aunque hay plena conciencia de que otras estrategias son más precisas y profundas”, decía el director del Ceneval.

Sección II: Ciencia y Tecnología 1. Política general de apoyo a ciencia y tecnología. Fondos públicos, estímulos fiscales, investigación científica e innovación El desarrollo de la ciencia y la tecnología (CyT) de un país promueve su crecimiento y progreso, tanto en el plano económico como en el plano social. Dicho desarrollo le otorga a la sociedad herramientas críticas enfocadas a resolver problemas en una diversidad de ámbitos cruciales como son el futuro de las fuentes energéticas, la preservación de la biodiversidad, la mejora del modelo educativo, los problemas micro y macro económicos, entre otros. Por ello, la inversión en ciencia y tecnología, tanto en cuestión de recursos económicos como en la calidad de las políticas para su crecimiento, refleja el interés de un país para establecer un motor de desarrollo a largo plazo con carácter autosustentable que genere las condiciones de autonomía científica y tecnológica (Unger, 1995). La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha demostrado que la inversión en CyT se relaciona con un crecimiento económico del 25% en países en vías de desarrollo y en al menos el 50% en los países desarrollados (The Global Competitiveness, 2010-2011). Diversos organismos, como la UNESCO, la OCDE, entre otros han 83

manifestado reiteradamente que México, al igual que otras economías en desarrollo, requiere invertir al ámbito científico y tecnológico, como mínimo, 1.5% de su PIB para estar en condiciones de competir internacionalmente ( y así superar los rezagos socioeconómicos a través del desarrollo tecnológico. La Ley de Ciencia y Tecnología establece que el poder Ejecutivo tiene la obligación de aportar recursos del erario al financiamiento de la CyT en un monto no menor al 1% del producto interno bruto del país (PIB) (Ley de Ciencia y Tecnología, 2011). No obstante, en 2006 el porcentaje del PIB para CyT fue de apenas 0.36% mientras que en 2011 fue de 0.33% y nunca ha rebasado el 0.5% (Foro Consultivo, 2007). Durante el 2012, del total de inversión en ciencia, tecnología e innovación (43 mil MDP), el 76.98% se ha destinado a sueldos, seguridad social, papelería, equipos de cómputo y subsidios (Ramírez, 2012) lo cual genera una disminución del monto real destinado a la labor científica. La política científica que encabeza el Estado debe considerarse en dos niveles. El primero de ellos referente a los generadores y gestores de esta política; el segundo, los mecanismos burocráticos que administran los recursos públicos que impulsen de forma eficiente el trabajo de las instituciones científicas del país. Ambos planos en este sexenio han sido deficientes. Diversas voces de la comunidad científica, nacional e internacional, han señalado las dificultades que han plagado al desarrollo científico a lo largo de los años, siguiendo la inercia de la apatía histórica del Estado para fomentar el desarrollo de la CyT del país (Zubieta, 2007). La comunidad científica de México, por su lado, ha hecho evidente no solo esta grave falta de visión sino de transparencia a través de una demanda presentada por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCYT), (La Jornada, Milenio, 2012). La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) expresó su descontento respecto a ambos niveles al exponer la necesidad existente por parte de las instituciones científicas de fiscalizar el uso correcto de recursos públicos destinados a instituciones y empresas (Ríos, 2008). Se evidenció así el poco interés respecto al desarrollo de la CyT y la ineficacia en la aplicación de la ley existente que en consecuencia dificulta la generación de acuerdos de relevancia a largo plazo. Fortalecer la CyT del país implica concebir su integración y aplicación en todos los niveles educativos de modo que se culmine en la formación integral de científicos y tecnólogos. En consecuencia, es necesaria la articulación de políticas claras que permitan la integración de estos 84

recursos humanos de alto nivel académico y especialización al sector productivo. Con esto, se promueve el desarrollo científico nacional capaz de generar condiciones de autosuficiencia científica y tecnológica. En los últimos 6 años la creación e inversión de nuevos centros de investigación ha sido baja pese a lo informado por Felipe Calderón en sus informes de gobierno. El apoyo dado a la tecnología e innovación se ha manifestado los últimos 10 años al otorgar 24 mil MDP entre estímulos fiscales y otros programas de apoyo directo (AVANE, INNOVAPRYME, ROINNOVA, INNOVATEC) mientras que para la investigación básica fue de sólo 6656 MDP (Congreso ADIAT, 2012). Aunque la participación de la inversión privada ha aumentado considerablemente, las áreas en las que se invierte son principalmente manufactura y servicios, mientras que en agricultura es escasa (Drucker, 2012). Esto refleja una tendencia de los programas de participación de la iniciativa privada en investigación y desarrollo (IyD) que no responde a una estrategia de desarrollo nacional. En términos económicos, el INEGI reportó que las exportaciones mexicanas de bienes de alta tecnología en el periodo del 2008 al 2009 tuvieron un retroceso del 10% mientras que las importaciones aumentaron más del 30% (INEGI, 2012). En añadido, el Foro Económico Mundial ha señalado que México se ha estancado en competitividad al oscilar entre el lugar 66 y 52 entre el 2006 y el 2011, ubicándose en el lugar 58 en el último periodo de estimación (The Global Competitiveness Report, 2010-2011). Con estos resultados es entonces difícil considerar que el apoyo destinado al desarrollo tecnológico nacional es eficiente. Además el mayor número de patentes son registradas en México por extranjeros. 2. Diagnósticos, políticas, estrategias, indicadores y acciones prioritarias 2.1. Formación e incorporación de investigadores, tecnólogos y profesionistas de alto nivel En su quinto informe de gobierno, emitido el 1º de septiembre del 2011, Felipe Calderón Hinojosa reportó que la inversión del Gobierno Federal en becas tuvo un aumento del 4.5% respecto al año anterior, de las cuales el 98.7% son otorgadas por instituciones públicas (SEP, SSA, SCT y CONACYT). Indicó también que al mes de junio del 2011 año se encontraban adscritos 229,296 estudiantes en los 7,720 programas de posgrado; no obstante, la planta nacional de investigadores en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), el órgano evaluador de la productividad científica sólo registra a 17,639 científicos y tecnólogos, lo cual sugiere un muy bajo interés o capacidad de unirse al SNI. Adicionalmente al bajo estímulo y alta exigencia para la 85

permanencia en el SNI, la generación de plazas en las que se pueden integrar los egresados de los posgrados es limitada en relación con el número de graduados que se producen (Gaceta electrónica Innovación, 2012). Todo lo anterior se refleja en la salida de investigadores talentosos y estudiantes de alto rendimiento para buscar oportunidades fuera del país. Se reportó que México es el 4to país en fuga de cerebros, un 14.3% de nuestros mejores científicos se van del país en busca de desarrollo profesional, a diferencia de Brasil, donde sólo un 3.3% se va del país (UNESCO, 2010). Pese a que existe la intención de aumentar la producción científica, México aporta solamente el 0.65% del conocimiento científico mundial ( Report, 2010-2011). La creación de estímulos pertinentes, una legislación coherente y desarrollo en infraestructura debe responder a las necesidades de la sociedad, por lo tanto, resultan imperativas la creación y la consolidación de institutos o centros de investigación públicos y privados al que puedan integrarse los graduados e investigadores consolidados. 2.2. Colaboración nacional e internacional Una de las labores del CONACYT es el diseño e instrumentación de políticas de cooperación internacional en materia de formación de recursos humanos de alto nivel, investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación, así como de movilidad de investigadores mexicanos y sus contrapartes en el extranjero (CONACYT, 2012). Este ha dado pasos importantes buscando que la CyT se desarrolle de manera integral en el país mediante la firma de convenios con universidades, centros de investigación y ministerios de ciencia y tecnología. Prueba de esto fue la creación del Fondo de Cooperación Internacional en Ciencia y Tecnología (FONCICYT) el cual, durante el periodo 2008-2011, apoyó un total de 34 proyectos con una inversión de 259.9 millones de pesos (CONACYT, 2012). Se debe resaltar que proyectos de la misma índole con otros países no existe o la cooperación se queda en meros convenios por lo que resulta difícil evaluar su impacto en la comunidad científica mexicana. Respecto a los convenios para asignación de becas de posgrado en el extranjero, CONACYT tiene registradas como vigentes 38 universidades en el extranjero, las cuales se encuentran dentro de las 200 universidades más destacadas del mundo (CONACYT, 2012). Mantener vigentes sólo 38 universidades es arbitrario y limita la capacidad de elección de los estudiantes. Aunado a esta problemática, existen estudiantes en el extranjero que en vez de regresar al país para contribuir al crecimiento del mismo, encuentran más posibilidades laborales fuera de México. Esto concluye en que el país invierte dinero, esfuerzo y recursos en formar profesionistas 86

de alta calidad y rendimiento que contribuyen en la resolución de problemas de países ajenos al nuestro. 2.3. Descentralización y desarrollo regional De acuerdo a la gaceta del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), durante el Congreso Nacional sobre Federalización y Presupuestación para Ciencia, Tecnología e Innovación, se cuestionó el pobre desarrollo regional de la ciencia (Innovación, 2012). Problema que ha sido generado por la excesiva centralización de recursos y legislación, y exacerbado por la falta de de infraestructura y equipo, además, de la aplicación e integración ineficaz de reglamentos y políticas. En el reporte del Ranking Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2011 (Laclette y Zúñiga-Bello, 2011) del FCCYT se documentó que la mayor producción científica se genera en el Distrito Federal seguido por Nuevo León, Morelos y Jalisco. Sin embargo, la diferencia entre el Distrito Federal y Nuevo León, es de al menos el doble en términos de inversión, apoyo y legislación. Por otro lado, entidades como Guerrero, Oaxaca y Chiapas se encuentran en un rezago científico y tecnológico grave, de acuerdo al mismo reporte. La mayor inversión para el desarrollo del capital humano se encuentra en el Distrito Federal seguido del Estado de México, que se encuentra apenas por encima de la media nacional. De las 30 entidades restantes, más de la mitad (18 estados), se encuentran por debajo de la media nacional en asignación de recursos para desarrollo de capital humano. Estos resultados son homologados en términos de infraestructura (19 entidades por debajo de la media nacional) e inversión en desarrollo científico (Auditoría Superior de la Federación, 2012) entidades por debajo de la media nacional, Guerrero, Oaxaca y Campeche con una clara carencia). No obstante, al menos teóricamente, 21 entidades cuentan con instituciones o legislación vigente en CyT (Laclette y Zúñiga-Bello, 2011). Expertos que conforman el FCCyT notan que hay una tendencia a la descentralización, no obstante, aceptan que la velocidad a la que este proceso se está llevando a cabo es demasiado lento, respecto de las necesidades laborales y las necesidades nacionales en general (Rueda, 2012). Consideramos que el problema con la centralización de los recursos es que obliga a la gente a competir y buscar plazas en dichos centros, concentradores de recursos, generando un ambiente de abandono laboral en el interior del país. 87

2.4. Seguimiento y evaluación La Ley de Ciencia y Tecnología establece que el Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación debe reunirse ordinariamente por lo menos dos veces al año (artículo 7), tal precepto no se ha cumplido.14 De igual forma cabe señalar que la comisión de ciencia y tecnología de la cámara de diputados, no cumplió sus funciones en esta materia, debido a su inasistencia a las sesiones obligatorias de esta comisión (Rodríguez, 2012), las iniciativas de ley fueron contadas y no se dio seguimiento a la asignación del 1% del PIB que marca la ley. La composición de la comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados deja mucho que desear, ya que en esta comisión se cuenta con dos miembros con educación primaria, tres con bachillerato, 8 con licenciatura, 9 con estudios de posgrado. Únicamente uno de los legisladores cuenta con una licenciatura en ingeniería, afín a la comisión, y aquellos que cuentan con un posgrado son de áreas legales o económico administrativas (Plantilla de Integrantes de la Cámara de Diputados LXI Legislatura, 2012, consultado el 8 de agosto de 2012). Es evidente que el perfil y grado académico de los integrantes de la comisión es inadecuado para la gestión de temática científica. Los premios de la Academia Mexicana de Ciencias, que por protocolo son entregados por el presidente de la República, no pudieron ser entregados del año 2008 al 2011 por la ausencia del mandatario (Dib, 2012). Es preciso que los organismos encargados de generar políticas de desarrollo, evaluación y seguimiento de los proyectos científico-tecnológicos estén compuestos de personas capacitadas para ello y adicionalmente que exista una motivación y disposición, que surja de la noción de que existe un valor tácito en la producción científica. 2.5. Vinculación de la ciencia con los sectores productivos Datos actuales sugieren que en las últimas dos décadas la inversión promedio de 1 dólar americano en CyT generó en los países de la OCDE un incremento en el Producto Interno Bruto de 40 dólares americanos. Dado que no puede existir un desarrollo económico y social sin un desarrollo tecnológico, el sector productivo ha sido identificado como un área de alta prioridad. Por ello a fin de contribuir a una vinculación de la ciencia con los sectores productivos se deben establecer mecanismos y normas institucionales para que los investigadores de centros públicos puedan fundar empresas tecnológicas, conservando un estrecho vínculo con el centro o
En la administración de Vicente Fox, periodo en el que se creó el organismo, solamente sesionó tres veces y la gestión actual se reunió

14

únicamente cuatro veces hasta el año 2008 (SIICYT, 2008-2012)

88

universidad. Así mismo, se deben fortalecer los planes y proyectos para impulsar a las empresas grandes y medianas a incursionar en el mundo de la innovación, para ello se requiere inversión en capital de riesgo para empresas que desarrollen productos de alto valor agregado nacionales y así promover la competitividad. La formación de científicos y su incorporación en la cadena productiva pública y privada estimula el desarrollo económico de las naciones, ya que provee al mercado con recursos humanos altamente calificados y servicios directos de alta calidad y producción nacional (Donghong y Shunke, 2008). 3. Áreas prioritarias del conocimiento y de la innovación tecnológica La innovación reconocida no solo como una causa sino también como una consecuencia de crecimiento económico, contribuye al tratamiento de problemas socioeconómicos al permitir la aplicación de nuevo conocimiento en forma de nuevos productos y procesos (European Science Foundation, 2012; OECD, 2012). Dicha aplicación del conocimiento requiere mayormente de una sinergia cercana entre universidades, centros de investigación, instituciones públicas y privadas (OECD, 2012). La situación actual del país, como ha sido reportada por diferentes organismos internacionales, permite apreciar las fortalezas y debilidades involucradas en dicho proceso sinérgico (Fontainebleu, 2011; OECD, 2012) Ubicada en el lugar 79 a nivel mundial y en el noveno lugar dentro del plano regional (OECD, 2012), (por debajo de países como Chile, Brasil, Costa Rica y Colombia), la innovación en México se ve afectada no solamente por problemas tales como falta de apoyo financiero, baja cooperación entre sectores públicos y privados, una infraestructura insuficiente, dependencia tecnológica, pobre desempeño del sistema educativo (fuerza de trabajo pobremente calificada) (OECD, 2009), sino también es afectada por problemas relacionados con inestabilidad política y libertad de prensa (Fontainebleu, 2011). De esta forma, además de resolver los problemas descritos anteriormente, para mejorar en materia de innovación, el país debe sacar ventaja de sus más valiosos recursos como lo son las universidades públicas y privadas, los centros de investigación, una comunidad científica calificada y su diversidad cultural como fuente de creatividad (OECD, 2009). Así mismo, el país también debe atender las principales recomendaciones sobre incrementar la inversión pública y privada, reforzar las áreas de la investigación que puedan atender las necesidades 89

socioeconómicas prioritarias (OECD, 2009). En el mismo sentido, dado que las tecnologías de la información (TIs) pueden permitir un mayor desarrollo socioeconómico (OECD, 2012), es importante que se aseguren las condiciones para acceder ampliamente a los beneficios emanados de las TIs, sector que actualmente se encuentra monopolizado y representa un freno para el desarrollo nacional (OECD, 2011). Atender por lo tanto a las demandas más elementales que puedan mejorar e impulsar la innovación dentro del país, permitirá que dicha innovación brinde soluciones a problemas colectivos como el crecimiento económico, la seguridad nacional, la salud y el bienestar social (European Science Foundation, 2012). En la actualidad, el gobierno es rector administrativo de las actividades de ciencia, tecnología e innovación, sin embargo, este papel debe cambiar hacia otro de facilitador, coordinador y árbitro, y, a su vez, concertador de la visión compartida del país. El desarrollo de un proyecto nacional en ciencia, tecnología e innovación se basa en procesos de aprendizaje individuales y colectivos los cuales se fortalecen a lo largo del tiempo. Es por esto que la política de Estado se debe proyectar en los próximos sexenios la intención de construir un perfil radicalmente distinto para México. Las áreas prioritarias para el fortalecimiento científico y tecnológico que son primordiales para el desarrollo del país tienen que centrarse en la generación de recursos humanos que puedan atender las necesidades sociales, económicas, ambientales y culturales de la sociedad. Aumentar el número de investigadores y tecnólogos en el país para pasar del índice actual de 500 por millón de habitantes al menos a 1,000.15 4. Divulgación de la ciencia y vinculación con la sociedad. Fortalecimiento de la cultura científica y tecnológica nacional El artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos expone que: “Todo individuo tiene el derecho de participar libremente en la vida cultural de la comunidad, disfrutar de las artes y tomar parte en el avance de las ciencias y sus beneficios”. A partir de esta noción general es que la disponibilidad al conocimiento científico es considerado como un derecho esencial humano. La cercanía con la cultura científica es crucial para la formación de criterios a partir de un proceso racional; sin embargo, la desvinculación existente entre la ciencia y la sociedad se ha visto reflejada en una disminución de las habilidades de los estudiantes. De acuerdo al reporte de
15

Estados Unidos tiene más de 6,500 y el promedio de los países de la OCDE es del orden de 3,000 por millón de habitantes

90

la OCDE, la prueba PISA realizada en el 2009 certificó que la capacidad de los jóvenes mexicanos para resolver problemas mediante procedimientos científicos es pobre y se encuentra por debajo de la media mundial (PISA, 2012). La encuesta realizada por el INEGI sobre la percepción pública de la CyT reveló que el 70.5% de los encuestados estuvieron de acuerdo con que “el desarrollo tecnológico origina una manera de vivir artificial y deshumanizada” (Ley de Ciencia y Tecnología, 2011) demostrando así el desconocimiento de la población sobre los beneficios que el desarrollo tecnológico brinda. El SNI contempla como uno de los criterios de evaluación a sus miembros “la labor multidisciplinaria, cuyo objetivo es comunicar conocimiento científico utilizando para ello una diversidad de medios y contextualizándolo para hacerlo accesible” (CONACYT, 2012). A pesar de esta opción para la adquisición de puntos en el SNI son pocos los investigadores, científicos o tecnólogos los que participan de manera activa en proyectos de difusión científica. El Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación 2008–2012 (SIICYT, 2012), establece que el CONACYT se encargará de “fomentar una cultura que contribuya a la mejor divulgación, percepción, apropiación y reconocimiento social de la ciencia, la tecnología y la innovación en la sociedad mexicana.” Para esto el Consejo ha generado diferentes estrategias dedicadas a la divulgación y comunicación de la ciencia, como han sido la elaboración de publicaciones periódicas; organización de concursos (fotografía científica, pintura infantil, concurso de cuadernos de experimentos), foros (Semana Nacional de la Ciencia) (SIICYT, 20082012); proyectos en colaboración (La Ciencia desde México), o como patrocinador (La Noche de las Estrellas). A pesar de la existencia de estos programas de fortalecimiento de la cultura científica en México consideramos que la realidad poblacional de percepción de la ciencia y los científicos demuestra que dichos programas no han tenido la difusión adecuada. La implementación de un programa integral permitiría no solamente realizar las tareas de divulgación científica, sino además comunicar efectivamente el conocimiento científico, con la finalidad de hacerlo accesible y aplicable, contribuyendo de manera indirecta a la generación del bienestar social. 5. Propiedad intelectual y patentes El rezago en la innovación tecnológica así como el gran desinterés mostrado por el sector industrial hacia las nuevas tecnologías desarrolladas en nuestro país han provocado una baja 91

generación de patentes y por ende su baja o nula aplicación en sectores productivos (referencia). Los datos publicados por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) señalan que entre 1991 y 2009 se han solicitado 1,108 patentes por parte de diversas instituciones mexicanas de las cuales sólo se otorgaron 816 (IMPI, 2010). Las universidades, institutos y centros de investigación son las instituciones nacionales que más patentes solicitan siendo el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) la dependencia que más trámites de patente ha realizado seguido de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y posteriormente por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) (UNAM, 2012). Otros institutos nacionales como los del sector salud sólo han solicitado 16 patentes, siéndoles otorgadas 8, lo cual refleja el bajo interés de traducir el conocimiento en nueva tecnología sobre todo hacia compañías farmacéuticas nacionales que son altamente redituables (IMPI, 2010). Sin embargo, el número de patentes solicitadas se encuentra muy por debajo a las solicitudes presentadas por institutos y universidades de otros países, ya que sólo en 2010 las patentes solicitadas por la UNAM, el ITESM y el CINVESTAV fueron de 361, cifra apenas superior a las 304 patentes solicitadas sólo por la Universidad de California en el mismo año (IMPI, 2010). De igual manera, las cifras arrojadas por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, señalan que el 98.6% del total de las solicitudes de patentes concedidas en México fueron atribuidas a solicitantes no residentes (UNAM, 2010; OMPI, 2011) lo cual implica que estas licencias no son propuestas por instituciones nacionales y responden principalmente a intereses extranjeros. Esto demuestra el rezago en la generación y aplicación de tecnológicas nacionales, así como la desvinculación entre el sector productivo y las dependencias dedicadas a la investigación. Esto ha propiciado que México importe más del 95% de la tecnología para el desarrollo de los sectores productivos como la agricultura, pesca, entre otros. Esta tecnología importada generalmente es menos costosa pero en muchas ocasiones es inadecuada para las necesidades productivas nacionales además de provocar una dependencia tecnológica con empresas e instituciones extranjeras (CONACYT, 2012). En cuanto al aporte mundial en patentes, México se encuentra en los últimos lugares, su aporte es de apenas 0.5%, mientras que el de Brasil es del 1.7%. Somos dependientes de la CyT de primer mundo pues importamos el 96% de la tecnología que se usa en el país. Para muestra,

92

en 2008 se otorgaron tan sólo 685 patentes, cifra similar a las otorgadas hace 20 años (World Economic Forum, 2010). Aunado a esta problemática, existen otras causas para la baja producción de patentes en nuestro país dentro de las cuales se encuentra la baja inversión gubernamental en el área de ciencia y tecnología, los sistemas actuales de evaluación y estímulos económicos para los investigadores nacionales y el bajo fomento para generar interés en la protección a la propiedad intelectual entre los científicos. Como se ha mencionado previamente, el monto destinado a CyT en el país que es invertido en avance tecnológico, experimentación, desarrollo de protocolos y pruebas a largo plazo que la solicitud de patentes requiere es insuficiente. Esta problemática se ve acentuada desde las formas de gestión de ciencia en el país, donde la falta de interés de las universidades por la generación de patentes es consecuencia de una errada evaluación de la productividad científica. Los sistemas de evaluación y estímulos académicos (como el SNI o PRIDE) están enfocados en la generación de recursos humanos y publicaciones bibliográficas principalmente en revistas internacionales dejando de lado las valiosas aportaciones e innovaciones tecnológicas que se pueden generar. 6. Bioseguridad de los organismos genéticamente modificados Los Organismos Genéticamente Modificados (OGMs) o transgénicos

son

productos

biotecnológicos los cuales tienen, han tenido y pueden llegar a tener un gran impacto para el combate de la contaminación ambiental, generación de productos y de sustancias necesarios para el bienestar y desarrollo de una sociedad como alimentos, proteínas recombinantes de uso clínico (vacunas, sistemas de diagnóstico, medicamentos), generación de moléculas de uso industrial (plásticos y polímeros biodegradables), enzimas, biocombustibles, entre otros (Bolívar, 2006). En este sentido los OGMs pueden repercutir en el bienestar de la población así como contribuir al desarrollo industrial y tecnológico nacional. No obstante, el uso de OGMs ha sido en ciertos casos mal orientado, en otros sub explotados y en otros han sido muy dañinos. La intención de estudiar y utilizar a los transgénicos fomentó que durante la Segunda Reunión Bilateral de Ciencia y Tecnología y la clausura del FONCICyT se acordara llevar a cabo talleres para definir temas de interés común que permitan desarrollar tecnologías para “ligar los proyectos genómicos con la producción de nuevas variedades vegetales […] identificación de compuestos novedosos con propiedades nutracéuticas (que alimentan y curan a la vez), farmacológicas o de uso industrial”. Este Fondo apoyó el desarrollo de un mosquito transgénico 93

resistente a la transmisión de la malaria y del dengue para fomentar, por introducción, el desplazamiento de poblaciones nativas y así promover el bloqueo de dispersión de dichos patógenos (FONCICYT, 2010). Este caso es similar en el efecto sobre la genética de poblaciones nativas al que el maíz transgénico, que como contraparte, ha afectado la diversidad de las variedades de maíz nativo de manera negativa. El maíz es la base de la alimentación de nuestro país (Kato, Mapes, Mera, Serratos, Bye, 2009). Es además el cultivo de mayor importancia al destinarse más del 80% de tierra cultivable a su producción (INEGI, 2012). Es por esto que la generación de especies transgénicas que pudiesen ser resistentes a herbicidas y a plagas ha sido de gran interés tanto para empresas desarrolladoras de OGMs así como para el Estado. Durante el mandato de Vicente Fox se expidió la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente modificados (DOF, 2005) a partir de la que se generó el Reglamento de la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados (DOF, 2008) en marzo del 2008 durante el mandato de Felipe Calderón Hinojosa. Este documento reglamenta los trámites para solicitar permisos de uso, liberación y explotación de OGMs, las cuales requieren permisos de diversas instancias gubernamental para su gestión. No obstante es notable que las mismas empresas solicitantes son las que realizan y analizan los riesgos e impactos ambientales, a la salud y a la diversidad biológica de los cultivos transgénicos que quieren introducir. En la ley se pone a disposición de las empresas y secretarías emisoras de los permisos a un equipo capacitado en bioseguridad, sin embargo, no es obligatoria su participación en la evaluación y decisión en la expedición de permisos. Han sido estos huecos legales los utilizados por empresas como Monsanto para la introducción de especies transgénicas de maíz en el país que han tenido un gran impacto agrícola como biológico (De Ita, 2009). México al ser centro de origen y diversificación del maíz lo hace muy importante para la preservación del acervo genético de esta planta (Kato et al., 2009). Especialistas en el tema han explicado que el efecto del contacto y transferencia de transgenes de maíz transgénico a las variedades locales cultivadas y silvestres dependerá de la variedad en cuestión, del sitio en el genoma donde se inserte el transgén y del ambiente en que se encuentre la planta local, pero que este aumento en intercambio genético, impactos inesperados en las razas de maíz nativas el y desplazamiento de poblaciones establecidas merma el germoplasma nativo. También han indicado que la liberación de transgénicos al ambiente puede dar lugar a la aparición de 94

supermalezas, nuevas plagas resistentes, efectos nocivos en organismos que no eran objeto de la biotecnología y disminución de la biodiversidad (Álvarez-Buylla y Piñeyro, 2009). En enero del 2009, durante el Foro Económico Mundial en Suiza, Hugh Grant, presidente mundial de Monsanto, se reunió con el presidente Felipe Calderón y reiteró su interés en apoyar la formación tecnológica de México, y en marzo del 2009, un decreto presidencial puso fin a la moratoria de facto a la siembra de maíz transgénico, que desde finales de 1998 había impedido el establecimiento de plantíos experimentales o comerciales en el país (DOF, 2009), esta moratoria fue solicitada de nuevo por investigadores del tema de transgénicos y diversidad del maíz (Kato et al., 2009) y este año por la ONU (FAO, 2012). No se han realizado estudios pertinentes que evalúen los riesgos biológicos y de la salud a largo plazo. La falta de conocimiento e involucramiento de los legisladores en términos de extensión y evaluación de uso de los transgénicos con fines no solo alimentarios, así como a la ausencia de información veraz y puntual respecto a los transgénicos, ha generado una postura general de desinformación y de miedo al desarrollo tecnológico e industrial generado a partir de esto.

Sección III: Arte y cultura 1. Introducción: Sexenio de FCH en la recta final. Entre impunidad y corrupción En el marco de la reinauguración del Museo de Arte Contemporáneo Internacional "Rufino Tamayo", el 22 de agosto del presente año, el Presidente Felipe Calderón declaró: “Nuestro país necesita de la cultura como base de un desarrollo integral que nos permita construir el México que todos soñamos, un México que tenga más oportunidades, que sea más próspero, que sea más justo y que sea más seguro también, para ello contribuye la cultura. (...) Es un honor haber trabajado en la preservación de la cultura en México en estos años y el esfuerzo de todos los mexicanos permite a nuestro país que se irradie precisamente lo que somos, precisamente como una verdadera potencia cultural”. (Jorge Ramos, 2012) Cabe destacar que el Patronato de la Fundación Olga y Rufino Tamayo, David Cohen, confirmó que dos de las salas del museo llevaran los nombres de los empresarios Carlos Hank Rhon, hermano del ex.-alcalde del PRI en Tijuana, relacionados con tráfico de armas y animales, así como Angélica Fuentes Tellez, <<la reina del gas>> (Proceso, 2012). 95

Ambos empresarios darán una aportación anual para el mantenimiento del museo, muestra inmediata de los vínculos entre el capital privado y las instituciones culturales y artísticas, como los museos que aunque manejen una colección privada también compran, exhiben y difunden obra artística con partidas del dinero público como fue la adquisición de obra para la colección de este museo en 2010 (González Rosas, Proceso 2010). Como puede observarse, el gobierno calderonista, continuación del priísta, en el término de su sexenio se ha caracterizado, entre otras muchas cosas, por su alto desprecio a la educación, la cultura y las artes, además de una nueva dirección política de la cultura del Estado mexicano: dineros privados de dudosa procedencia, que en aras de desconocidos intereses establecen una alianza con las clases dirigentes. 2.- Sobre el concepto “Cultura”: Violación del artículo 1 y 2 de la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos El concepto de cultura es complejo, su etimología proviene del latín y significa "cultivo". La reflexión sobre la cultura desde su diversidad es una marca en la historia de la llamada “América Latina” (Olivé, 2012). El antropólogo E.B. Tylor configura una definición que corresponde a un complejo humano, de orden civilizatorio, que incluye el desarrollo del " conocimiento, las creencias, el arte, la moral, las leyes, las costumbres, y cualesquiera otros ámbitos y capacidades adquiridos por el hombre en cuanto miembro de una sociedad”. (Tylor, 1871: 7). Al introducirnos a la problemática de la cultura y las llamadas "artes" consideramos importante insistir en la "diversidad cultural" como parte de la configuración de nuestra sociedad e historia, por tanto, en su implicación política dentro del marco del derecho y la participación. En este sentido, los usos y costumbres, así como las distintas maneras de elaborar objetos (que posteriormente adquieren el nombre de arte o artesanía, según el ángulo académico que lo defina) de las diversas etnias y grupos culturales de nuestro país, nos permite entender que el proceso de migración interna de los pueblos originarios, debido a la desposesión de tierras y falta de empleos en el campo, ha implicado la transformación y vulnerabilidad de sus culturas. Es así que con fundamento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos apelamos al cumplimiento de los artículos 1 y 2 constitucionales que versan de la siguiente manera:

96

Art. 1. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece. […]Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas. Art. 2. La Nación tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas que son aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas. La conciencia de su identidad indígena deberá ser criterio fundamental para determinar a quiénes se aplican las disposiciones sobre pueblos indígenas. Son comunidades integrantes de un pueblo indígena, aquellas que formen una unidad social, económica y cultural, asentadas en un territorio y que reconocen autoridades propias de acuerdo con sus usos y costumbres. El derecho de los pueblos indígenas a la libre determinación se ejercerá en un marco constitucional de autonomía que asegure la unidad nacional. El reconocimiento de los pueblos y comunidades indígenas se hará en las constituciones y leyes de las entidades federativas, las que deberán tomar en cuenta, además de los principios generales establecidos en los párrafos anteriores de este artículo, criterios etnolingüísticos y de asentamiento físico. (Constitución Política de los estados Unidos Mexicanos 2012). Declaramos expeditamente que el gobierno neoliberal de Felipe Calderón ha incumplido con los mandatos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y ha violado los a) derechos sociales e individuales, b) el derecho a la educación, al arte y a la cultura, y c) el derecho a la diferencia cultural de los pueblos originarios, a sus usos y costumbres.

97

3. Diagnóstico general en materias de arte y cultura La política cultural en México no desarrolla programas acordes a las necesidades culturales y artísticas; muestra de ello es la distribución inequitativa del presupuesto [1], como se muestra en el cuadro comparativo: al gasto corriente se destina más del 90%, lo que implica que sólo un 2% de lo presupuestado queda para inversión del desarrollo de programas que fomenten y difundan la cultura y el arte. Esta escasa inversión evidencia el desinterés del gobierno y de la cámara de diputados por invertir en el mantenimiento de inmuebles del patrimonio cultural, la protección y fortalecimiento de usos y costumbres de las diversas comunidades étnicas del país, así como, la promoción y difusión del arte. El funcionamiento de las instituciones dedicadas a estos campos en este sexenio se distingue por la falta de empleos para artistas y gestores culturales, el irresuelto asunto de La Ley que crea el Fondo para el Acceso de Artistas, Creadores y Gestores Culturales a la seguridad social, el fomento sectario e inequitativo a la creación artística y el mal uso de fondos. Por ejemplo, las excesivas cantidades otorgadas bajo concepto de despidos a funcionarios de alto nivel del Centro Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA); así como, el fortalecimiento de un sistema laboral fundado en el clientelismo y la burocracia [2], la violación de derechos laborales con despidos injustificados a trabajadores con más de cinco años de labor en los centros de investigación del Centro Nacional de las Artes. Ello refleja los incumplimientos a la legislación que son producto de los desacuerdos y falta de claridad respecto a la manera en que funciona ese sector en nuestro país. De esta manera resaltamos que:     No se implementó un plan de acción y un presupuesto acordes con las necesidades culturales y artísticas del país. No se respetó la autonomía territorial y cultural de las comunidades étnicas. No se cumplió la Ley General de Bienes Nacionales y la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas. Se ha mantenido la monopolización de programas de apoyo y fomento del arte.

En el caso específico del Arte, las instituciones, las prácticas de los funcionarios, los programas y los fondos económicos que se destinan a esta área ha implicado que las grandes empresas privadas tomen la responsabilidad de subsidiar las artes y la cultura, mediante patrocinios que les reducen un tanto por ciento de impuestos. Esto disminuye el campo de atención social y prioriza las condiciones de comercialización de los objetos y discursos del arte (Coutinho, 2007). 98

La estructura y dinámica del mercado del arte en México, el poco presupuesto y la marginación de las instituciones que se dedican a la enseñanza del arte, la poca difusión de la producción artística mexicana, el casi nulo apoyo a la investigación artística, y en suma, la discusión empobrecida de los asuntos artísticos en México, hacen de quienes consagran la vida a su práctica una comunidad vulnerable. (Piedras, 2004). Desde una perspectiva neoliberal, el producto artístico responde a las necesidades del mercado y del gran capital. Es así que expresiones artísticas que no corresponden con los intereses del mercado del arte, la cultura y el espectáculo, son marginadas por los grupos de poder en varios sentidos. Ejemplo de ello es el manojo de expresiones artísticas y culturales propias de comunidades indígenas o grupos sociales llamados “independientes” “alternativos” o “autogestivos” quienes al no atender a los cánones estilíticos ni conceptuales del mercado del arte se ven opacados y desplazados por otras expresiones de manufactura industrial. Un ejemplo es el caso del rock mexicano, que se ha cultivado principalmente en foros independientes; espacios pequeños que hoy cierran porque no logran competir con OCESA. Nacho Pineda al respecto dice: “Los espacios son pequeños, muchas veces no podemos competir con este monopolio y muchos lugares se ven abocados a cerrar” (Proal, 2012), el fundador del Foro Alicia hace énfasis en que a falta de foros, la música deja de promoverse, los músicos dejan de producir y el rock mexicano está en crisis. Otro ejemplo lo da la lucha de los investigadores del INAH precisamente en contra de la mercantilización de las expresiones tradicionales. Políticas culturales de esta índole dejan al artista sin foro: “a raíz de que un grupo califica el trabajo de quienes se van a presentar en ese encuentro, ya comercializado y privatizado, se dio un duro golpe a los artistas independientes y al desarrollo de la cultura en México, pues hay una censura velada.”, así se expresó José Cruz (2012) y se lamentó por la falta de apoyo a los jaraneros de la sierra Huasteca y a los músicos de nuestras ciudades. En su caso, el cine mexicano, y con él, el documental, resultan afectados en su distribución y exhibición por dos momentos dice Carlos Mendoza: la privatización de una parte de su infraestructura y por las cláusulas del TLCAN en 1994, que dan apertura, en las pantallas mexicanas, al cine norteamericano con un 85% de apropiación del ingreso de la exhibición cinematográfica y un 90% del tiempo/pantalla en todo México. En 2011se propone reformar el artículo 19 de Ley general de cinematografía que promueve el 30% de tiempo pantalla de cine mexicano (Revista TOMA, 2011), sin embargo, ni siquiera es garantía el 10% que asigna la ley de 99

tiempo pantalla al cine mexicano debido a dar a las televisoras, como ocurre en otros países, el papel de coproductor y difusor primordial de la producción cinematográfica local. Asimismo, la educación artística ha sido afectada por la Reforma integral de la Educación Media Superior (RIEMS) propuesta en 2008 por el gobierno federal. Dicha disposición ha contribuido a que los jóvenes mexicanos estudien bajo un esquema de competencias [6]. Ahora bien, dentro del marco del Sistema de Educación Media y pese a la competencia artística que impulsó la RIEMS, en las aulas la enseñanza del arte es relegada a las materias optativas o bien a programas de apreciación artística, como lo es la reciente aparición de la asignatura Apreciación Artística I y II en el colegio de Bachilleres [7]. Los jóvenes no reciben formación humanística ni artística de calidad, lo que los despoja de un espíritu crítico que permita la comprensión del individuo mismo y de su entorno; así como el fomento de su creatividad y el espíritu artístico. Lo cual nos habla de la falta de capacitación y formación de maestros en esta materia. Consideramos que mientras el arte y la cultura no se integren a la praxis educativa del país, dándole su importancia como productores de bienestar social, no se logrará una política cultural democrática, por lo que la educación artística y la práctica de las artes en México no constituirán un sistema organizado y con cobertura nacional y de largo alcance. México ocupa un sitio significativo para el patrimonio de la humanidad, pero la poca concientización sobre los valores de nuestro patrimonio cultural y la falta de acciones políticas que permitan reconocer y proteger dicho patrimonio para integrarlo a las dinámicas sociales, ha implicado dejarlo a merced de los intereses comerciales, turísticos u ornamentales que impone el programa económico de gobierno. El principal conflicto es que actual la actual administración calderonista valora los bienes arqueológicos como mercancías, objetos de adorno, piezas de museo, o bien objetos que enarbolan un supuesto nacionalismo, fabricando una versión manipulada de la historia de México, ejemplo claro lo tenemos en las publicaciones exprés que salieron con motivo del Bicentenario. Por otro lado, en muchos casos se ha avalado el mal uso de los bienes arqueológicos por parte de gobiernos locales y de algunos funcionarios del INAH, que han servido como escenario de conciertos musicales, como es el caso de Chichen Itzá, beneficiando a Televisa y a Ticket Master, en el mejor de los casos. También se sigue permitiendo el dañino caso de la Cumbre Tajín, y el gobierno no se hizo nada para establecer responsabilidades en el fallido 100

proyecto del Resplandor teotihuacano, que ocasionó más de 6.000 perforaciones en la pirámide del Sol, la de la Luna y la Calzada de los Muertos. La desatención a lo arqueológico e histórico, pese a lo expresado por Felipe Calderón, se ha llevado a cabo con la complicidad del gobierno federal, de gobiernos estatales y de algunos funcionarios del INAH, incluso, lo plantea en el Programa Nacional de Cultura 2007 - 2012, en el apartado de Protección legal y física del dice textualmente: “Proponer modificaciones a la Ley General de Bienes Nacionales para replantear los alcances del uso del patrimonio inmobiliario (museos, recintos culturales, bibliotecas, sitios, etcétera) sin poner en riesgo su conservación ni el carácter público y federal del patrimonio arqueológico.” (Programa Nacional de Cultura 20072012: 2007). A continuación se presenta la lista de los daños a algunos espacios de patrimonio cultural: ● Destrucción de una plataforma prehispánica en la zona arqueológica de Tzintzuntzan por la construcción de un nuevo museo (Michoacán). ● Comala; El Chanal (Colima) (falta de recursos para la investigación y protección física y legal). ● Chiapa de Corzo; Chincultik (Chiapas). ● San Pedro y San Pablo, Teposcolula; San Juan Bautista Coixtlahuaca; Mitla;Yagul; Monte Albán (Oaxaca). ● En el territorio Wirikuta; Cerro de San Pedro (y Minera San Javier), (en San Luis Potosí). ● La Casa de Tlaltecuhtli; Línea 4 del Metrobús; la demolición de varios edificios del siglo XVII al XIX del Centro Histórico de la ciudad de México,ubicados en las calles de El Carmen, Salvador, Palma, Regina, Apartado,Mesones, Brasil y Argentina. ● Demolición de monumento histórico en la ciudad de León, Guanajuato ● Presa el Zapotillo en Temacapulin; Isla de Mezcala (Jalisco). ● Ek´balam (Yucatán). ● Zona Arqueológica de Libres; Villa Flora; Parque Guerrero; destrucción del edificio y Centro Expositor en los Fuertes; ex convento de Santa Mónica(Puebla). ● Desmantelamiento de la vía férrea en Maltrata; Santa Gertrudis, Orizaba; Zona Arqueológica de Cacahuatenco (Veracruz). ● El Terremote; El Albarradón y Casa de Morelos; Valle de Bravo; Amecameca; Rancho el Molino en Chimalhuacán (Estado de México). ● Centro Histórico de Parral y ciudad de Chihuahua. 101

● Comalcalco, Tabasco; falta de recursos para la investigación y protección física y legal. Sumado a esto, la administración actual se ha empeñado en desmantelar museos emblemáticos como el de los Altos de Chiapas, en el Antiguo Convento de Santo Domingo (San Cristóbal de las Casas), el cual prestaba un servicio educativo y social al exhibir las historias de los pueblos indígenas de la región y sus expresiones culturales; en contraste, el gobierno se asoció con Banamex para hacer de este recinto un espacio dedicado exclusivamente a satisfacer una demanda turística. Hay que decir que esta modalidad se pretende replicar en el Ex-Convento de la Merced de la ciudad de México y, con algunas variantes, en otros tantos ex conventos que están bajo custodia del INAH. Más aún, algunos museos se han puesto en renta y, lejos de cumplir la función social y educativa que por ley les corresponde, se han ofrecido a empresas privadas para realizar fiestas, cocteles, subastas y, conciertos comerciales, baste con ver la apropiación que Carlos Slim ha tenido del Centro de la Ciudad de México, sin negociar licencias de cuidado al patrimonio nacional vemos el uso de edificios antiguos hechos gimnasios, restaurantes, hoteles, y otras actividades que incentivan un mercado ajeno a las funciones que, de acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, corresponden a dichos espacios. Otro problema es que las políticas estatales dejan en último plano los asuntos relacionados con la investigación histórica y cultural, así como la preservación del patrimonio cultural. La política neoliberal ve nuestro patrimonio nacional, nuestras herencias culturales, como simples mercancías ajenas a su verdadero valor histórico. Finalmente, cabe recordar que la actual crisis del INAH ha provocado paros laborales, cierre de museos y protestas masivas de muchos de los investigadores, situaciones motivadas por los incumplimientos a la legislación vigente, a la Ley Orgánica del mismo instituto y por los malos manejos de los dirigentes de esa institución y la SEP en los últimos años. 5. Población indígena, grupos étnicos y multiculturalismo Partiendo de los conceptos antes explicados, sostenemos que en México la actual política neoliberal afecta a las poblaciones indígenas, en primera instancia por el incumplimiento de los Acuerdos de San Andrés (2007), referente al respeto de los derechos indígenas y su autonomía. Son las propias comunidades y pueblos indígenas quienes deben determinar sus proyectos y programas de desarrollo. Por eso, se estima pertinente incorporar en las 102

legislaciones local y federal los mecanismos idóneos que propicien la participación de los pueblos indígenas en la planeación del desarrollo en todos los niveles; en forma tal que ésta se diseñe tomando en consideración sus aspiraciones, necesidades y prioridades. Las situaciones de discriminación, de aislamiento, y el no respeto a las dinámicas de vida diferentes que mantienen a las comunidades indígenas provocan la poca o nula participación social en las decisiones nacionales. La actual política, violenta usos y costumbres del pueblo de México, un ejemplo de ello es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la Ley de Minería que ha llevado a que “los lugares sagrados en el desierto de Real de Catorce hoy sean objeto de 22 concesiones otorgadas a la transnacional minera First Mejestic Silver de origen canadiense, sumando 6,326 hectáreas.” (Pronunciamiento de Wirikuta 2010). En este sentido hay una violación a la autonomía territorial y cultural de las comunidades étnicas y falta de respeto a sus usos y costumbres. Las políticas neoliberales aquí expuestas dejan ver los intereses de los proyectos empresariales y gubernamentales que atentan contra la diversidad cultural de nuestro país, la lista de agravios crece y se actualiza como es el caso de Cherán y Wirikuta. 6. Instituciones, presupuestos y planes financieros en materias de arte y cultura En términos federales, las principales instituciones que desempeñan funciones referentes al arte y la cultura son: ● ● ● El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, (CONACULTA) El Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH) El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, (INBA)

.El Presupuesto Estatal y Federal (PEF) del 2012 mantiene una partida asignada para las artes y la cultura dentro del rubro: Función, Recreación, Cultura y otras manifestaciones sociales [9], la cual se divide en cuadro partidas: Deporte y Recreación, Cultura, Asuntos Religiosos y Otras Manifestaciones Sociales y la Función Pública. En cámara de diputados se hacen propuestas para el financiamiento, este año no re realizaron propuestas para proyectos por entidad federativa como lo muestra el (anexo 3), esta política económica destinada a el arte y la cultura nos permite constatar que no existe una claridad en el papel que tienen dichos campos, es decir que no son vistos como elementos autogestivos y portadores de una estabilidad social ni económica.

103

El investigador de la cámara de diputados Reyes Tépach (Tépach 2012), en su informe, menciona que en relación con el Producto Interno Bruto (PIB), la partida destinada a Cultura fue de 0.1299%. Más aún, hay que agregar que de esta partida el gasto corriente (a diferencia del gasto capital) (Anexo 4) Es evidente que la política neoliberal ha sometido la industria del Arte y la cultura carece de un plan por optimizar los recursos de por sí bastante escuetos que se destinan a este propósito. Aunado a lo anterior, tenemos otro problema financiero grave, que es la desviación de fondos en los presupuestos, se anexan dos facturas para detallar este mal manejo del dinero, la factura de CNCA de $33,193,600.00 por compra de 880 licuadoras y del INBA $ 139,026.00 por compra de regalos relojes (Anexos 5 y 6). Esto evidencia el alto grado de corrupción y falta de transparencia en la administración calderonista. Conclusiones –Educación, ciencia y tecnología Como hemos constatado en los puntos tratados en este documento, el gobierno de Felipe Calderón ha tenido un desempeño lamentable en lo que respecta al arte y la cultura. En sintonía con lo que ocurre en otros sectores de competencia gubernamental, el proyecto cultural en México carece hoy de iniciativas que respondan de manera íntegra y responsable a las necesidades y demandas de la ciudadanía en general, y no sólo a los intereses de pequeños grupos privilegiados. Además de la falta de planeación y la política sesgada que han caracterizado la estrategia cultural calderonista, cabe resaltar que las tres instituciones que absorben la mayor parte del presupuesto nacional no se encuentran articuladas en un plan general de acción y desarrollo. Si bien el gobierno de Felipe Calderón ha hecho alarde en múltiples ocasiones de los aumentos presupuestales y los nutridos apoyos a artistas y proyectos culturales, estos “estímulos” responden a intereses muy parciales y se encuentran faltos de una visión que integre las distintas necesidades sociales y multiculturales de México, además de haber dado lugar en muchas ocasiones, y particularmente en durante los festejos del bicentenario, a transacciones corruptas y desvíos financieros que evidencian la desorganización y falta de transparencia de la administración calderonista.

104

Aunado a los problemas anteriores, denunciamos la falta de atención y sensibilidad ante las diferentes necesidades que México tiene en el campo referido, considerando sobre todo la diversidad cultural y artística de nuestro país, así como la crisis devastadora que el propio gobierno federal ha alimentado. Lejos de reconocer la riqueza que las distintas diferencias culturales implican para México, el gobierno actual ha impulsado una política neoliberal que busca reducir toda expresión humana a mercancía, privilegiando a los grupos empresariales y a los consorcios transnacionales que no sólo lucran con la tierra y el trabajo de los mexicanos, sino también con sus símbolos, sus tradiciones, sus creaciones y sus ideas.

Referencias – Ciencia y tecnología
   OECD. Review of Telecommunication policy and regulation in Mexico, OECD Publishing, 2011. Paris Álvarez-Buylla, Elena y A. Piñeyro (2009) “Transgénicos: ¿ciencia? y ¿para quién?” en La Jornada. 31 de enero. Recuperado el 20 de agosto de 2012 en: http://www.jornada.unam.mx/2009/01/31/index.php?section=opinion&article=017a1pol Bolívar, Francisco (2006) "BIOTECNOLOGÍA Y BIOSEGURIDAD PARA EL DESARROLLO DE MÉXICO. LA PERTINENCIA DE LA LEY DE BIOSEGURIDAD" en Gaceta de la Propiedad Industrial del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, México, UNAM. Bonfil, Martín, (2012) “La demanda de los científicos” en Milenio, 23 de mayo. [Recuperado el 26 de agosto en: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9148291 Caámara de Diputados del H. Congreso de la Unión (2009) “Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados” México. Cámara de Diputado del H. Congreso de la Unión (2008) “Reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos genéticamente Modificados. Diario Oficial de la Federación” [Recuperado el 20 de agosto de 2012 en: www.cofepris.gob.mx/MJ/Documents/Reglamentos/ogms190308.pdf ] Cámara de diputados del H Congreso de la Unión, (2005) “Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados. Diario Oficial de la federación” [Recuperado el 17 de agosto de 2012 en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LBOGM.pdf ] Camara de diputados LXI legislatura (2012) “Ciencia y Tecnología, Plantilla de Integrantes”, México [Recuperado el 19 de agosto en: http://sitl.diputados.gob.mx/LXI_leg/integrantes_de_comisionlxi.php?comthttp://piratepad.net/e p/search?query=8=8 ] Catálogo de patentes de invención solicitadas 2010. Publicadas en el Sistema de Información de la gaceta de la Propiedad Industrial del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial 1991-2009. DGEI, UNAM Conacyt (2008)“Reglamento del sistema nacional de investigadores” [Rescatado el 30 de agosto de 2012 en: http://www.conacyt.gob.mx/SNI/SNI_Reglamentacion/Paginas/default.aspx ] Conacyt (2010) “Catálogo de proyectos del Fondo de Cooperación Internacional en Ciencia y Tecnología” México-Unión Europea . Ed. Hernando López Quezada FONCICYT pp. 49 Conacyt (2010) “Conducción y Coordinación de la Política Pública sobre la Investigación Científica y Tecnológica Auditoria Superior de la Federación, Auditoría de Desempeño: 10‐1‐3890X‐07‐0067 Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública” [Rescatado el 18 de agosto de 2012 en:

    

   

105

         

 

http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2010i/Grupos/Desarrollo_Economico/2010_0067_aa. pdf ] CONACyT (2011) “Informe de Autoevaluacion Enero-Diciembre 2011, Secciones 2.3.7 y 2.3.8“ [Recuperado el 28 de agosto en: http://www.siicyt.gob.mx/siicyt/docs/InformeAutoevaluacion/INF-AUTOEVALUACION-2011.pdf ] Conacyt (2012) “Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación, 2008–2012” [Rescatado el 30 de agosto de 2012 en: http://www.siicyt.gob.mx/siicyt/docs/contenido/PECiTI.pdf ] Conacyt (2012) ”Planeación y cooperación internacional” México, [Recuperado el 28 de agosto en: http://www.conacyt.gob.mx/CooperacionInetrnacional/Paginas/Planeacion-y-CooperacionInternacional.aspx ] Conacyt (2012) ·Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación 2008-2012, México. [ Recuperado el 28 de agosto en: http://www.siicyt.gob.mx/siicyt/docs/contenido/PECiTI.pdf ] De Ita, Ana (2009) “México, nuevo basurero de Monsanto” en La Jornada, 16 de mayo [Recuperado el 25 de agosto de 2012 en: http://www.jornada.unam.mx/2009/05/16/index.php?section=opinion&article=018a1pol ] Declaración de Monterrey (2012) “Sociedad y Economía del Conocimiento para impulsar la Competitividad y Crecimiento de México” México [Recuperado el 26 de agosto en: http://www.adiat.org/es/documento/blog/319.pdf ] Díaz, Arienne,(2012) “No ceja Foro Consultivo en demanda para que la ciencia reciba 1% del PIB” en La Jornada. 28 de julio.[Recuperado el 24 de agosto en: http://www.jornada.unam.mx/2012/07/28/sociedad/037n2soc ] Dib, Antonio,(2011) “De la que se perdió el presidente Calderón” en Animal Político,[Rescatado el 15 de agosto de 2012 en http://www.animalpolitico.com/2011/10/de-la-que-se-perdio-elpresidente-calderon/] Donghong C & Shunke S (2008) “Chapter 9 The More, the Earlier, the Better: Science Communication Supports Science Education en D. Cheng et a”l. (eds.) Communicating Science in Social Contexts. Springer Science.. ECUM (2010). “Dirección General de Evaluación Institucional”, UNAM. [Recuperado el 28 de agosto de 2012 en: http://www.ecum.unam.mx/] European science Foundation.(2012) “Leading scientists call for improved innovation policy across Europe Julio 2012” [Recuperado el 28 de agosto de 2012 en http://www.esf.org/mediacentre/ext-single-news/article/leading-scientists-call-for-improved-innovation-policy-acrosseurope-838.html] FAO (2012) “La ONU pide a México una moratoria para los cultivos transgénicos Agencia EFE” México [Recuperado el 23 de agosto en: http://www.fao.org/agronoticias/agronoticias/detalle/es/?dyna_fef%5Buid%5Dhttp://piratepad.net/ep/search?query=128117=12811 7] Foro consultivo científico y tecnológico. (2007) “Estadísticas en ciencia, tecnología e innovación”, México. [Recuperado el 25 de agosto en: http://www.foroconsultivo.org.mx/documentos/acertadistico/indicadores_de_gasto_en_ciencia_y _tecnologia.pdf ] Gobierno Federal (2011) “Quinto informe de gobierno. 2. Economía competitiva y generadora de empleos México.” [Recuperado el 28 de agosto de 2012 en: http://www.conacyt.gob.mx/InformacionCienciayTecnologia/Documents/5%C2%B0_INF_GOB_2 011.pdf ] IMPI (2010)”Informe Anual 2010” México [Rescatado el 28 de agosto de 2012 en: http://www.impi.gob.mx/wb/IMPI/informe_anual_2010_v3 ] Inegi (2011) “Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México” México [Rescatado el 28 de agosto de 2012 en: http://www.siicyt.gob.mx/siicyt/cms/paginas/Encuesta.jsp ]

106

                

INEGI (2012) “Indicadores sobre actividades científicas y tecnológicas”, México [Recuperado el 28 de agosto en: http://www.inegi.org.mx/Sistemas/temasV2/Default.aspx?shttp://piratepad.net/ep/search?quer y=est&c=est&chttp://piratepad.net/ep/search?query=19007=19007 ] Inegi, (2012) “Avance de siembra de cultivos seleccionados del ciclo primavera-verano 2012” México [Recuperado el 30 de agosto en: http://www.inegi.org.mx/Sistemas/temasV2/Default.aspx?shttp://piratepad.net/ep/search?quer y=est&c=est&chttp://piratepad.net/ep/search?query=23824=23824 ] Innovación, (2012) “Necesario, el manejo eficiente de la inversión en ciencia y tecnología para lograr el desarrollo” en Gaceta electrónica Innovación. No.37, Agosto 2012 [Recuperado en: http://www.foroconsultivo.org.mx/innovacion.gaceta/component/content/article/51vinculacion/68-necesario-el-manejo-eficiente-de-la-inversion-en-ciencia-y-tecnologia-paralograr-el-desarrollo] Ley de Ciencia y Tecnología. Artículo 9 BIS. DOF 28-01-2011 OECD Innovation for development: A discussion of the issues and an overview of work of the OECD directorate for science, technology and industry. OECD. 2012 OECD Reviews of Innovation Policy, (2009) Mexico OECD publishing. OECD Reviews of Innovation Policy: mexico 2009. OECD Publishing, 2009 Organización mundial de la Propiedad Intelectual (2011) PISA (2009) “Survey results” [Rescatado el 30 de agosto de 2012 en: Rafael Loyola Díaz y René Drucker Colín (2012) “Ciencia y Tecnología para un México con futuro: cambio de modelo en México 2012: La responsabilidad del porvenir, Arturo Oropeza Gracía (coord.)”, México. Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM. Ramírez, Laura (2012)“Insuficiente presupuesto para ciencia y tecnología; 76.98 se destina a gasto corriente” en Contraste, 11 de junio [Recuperado el 28 de julio en: Reporte del Ranking nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2011 del FCCyT. Eds. Juan pedro Laclette y patricia Zúñiga-Bello. México. 2011 Rios, Guillermo,(2008) “Vigilarán recursos que se destinan a la investigación” en Esto. [Recuperado el 26 de agosto de 2012 en: http://www.oem.com.mx/esto/notas/n890880.htm ] Rodríguez, Ivet (2012) “Otro trienio perdido en Ciencia y Tecnología” México [Recuperado el 26 de agosto en: http://www.manufactura.mx/industria/2012/08/01/otro-trienio-perdido-enciencia-y-tecnologia ] Rueda, Aleida (2012) “La ciencia en México: ‘asimétrica y centralizada’” en El Librepensador.[Recuperado el 28 de agosto de 2012 en: http://www.ellibrepensador.com/2012/04/02/la-ciencia-en-mexico-asimetrica-y-centralizada/ ] Takeo, Ángel, et al., (2009) “Origen y Diversificación del Maíz. Una revisión Analítica” México, UNAM. The Global Competitiveness Report 2010-2011 World Economic Forum. . (2010). Suiza [Recuperado el 27 de agosto de 2012 en: http://www3.weforum.org/docs/WEF_GlobalCompetitivenessReport_2010-11.pdf ] Unesco, (2010) “El estado actual de la ciencia en el mundo”. Francia.[Recuperado el 27 de agosto de 2012 en: http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001898/189883s.pdf ] Unger, K.(1995) “El desarrollo industrial y tecnológico mexicano: estado actual de la integración industrial y tecnológica en Mulás,(coord…) Aspectos tecnológicos de la modernización industrial de México”, México. Fondo de cultura Económica. Zubieta, Judith y Loyola Díaz Rafael, (2007) “La alternancia en ciencia y tecnología: Un futuro indiscutible” México, CODEX-COLMEX.

Referencias - Arte y cultura

107

            

      

Acuerdos de San Andrés (1996) México, [Rescatado el 28 de agosto de 2012 en:http://zedillo.presidencia.gob.mx/pages/chiapas/docs/sanandres/acuerdo.html ] [] Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión (2012) “Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos. Artículos 1 y 2 [Recuperado el 27 de agosto de 2012 en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf ] Conaculta, (2007) “Programa Nacional de Cultura 2007 – 2012” México, p. 47 [Recuperado el 25 de agosto de 2012 en: http://www.conaculta.gob.mx/transp_pdf/PNC2007_2012.pdf Cottom, Bolfy (2001) “Patrimonio cultural nacional: El marco jurídico y conceptual” otoño 2001 [Recuperado el 28 de agosto de 2012 en: http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/derycul/cont/4/ens/ens11.pdf ] Cottom, Bolfy,(2008) “Nación, patrimonio cultural y legislación” [Recuperado el 28 de agosto de 2012 en: http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/ce/scpd/LX/nacionpatri.pdf] Coutinho, Agustin, (2010) “O neoliberalismo e sue impacto na política cultural brasileira”, Porto Alegre, Brasil. Florescano, Enrique, (2005). “El patrimonio cultural de México”, FCE, México. González, Blanca, (2011). “El IFAI detalla la compra de arte del INBA”, en Proceso, 2 de septiembre.[Recuperado el 25 de agosto de 2012 en: http://www.proceso.com.mx/?p=280363 ] González, Susana, (2012) ““Extremadamente altos”, rezagos en niños y adolescentes” en La Jornada. [Recuperado el 27 de agosto en: http://www.jornada.unam.mx/2012/07/22/economia/025n1eco] Gutiérrez, Vicente (2012) “El PAN apostó por la cultura: Kenia López”, en El economista, 9 de agosto.[Recuperado el 25 de agosto en: http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2012/08/09/pan-aposto-cultura-kenia-lopez] Lara, Carlos, (2010). “Balance cultural 2010, “ El modelo Oaxaca de promoción cultural 2011-2016 Un programa de gestión a prueba”, [Recuperado el 27 de agosto de 2012 en: www.losanteojosdebaskerville.blogspot.com ] Lara, Carlos, (2010). “Balance cultural 2010, El decenio panista de promoción cultural: la deuda pendiente”. Recuperado el 26 de agosto de 2012 en: www.losanteojosdebaskerville.blogspot.com Lara, Carlos, (2012). “El apoyo a la cultura en México según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados”. [Recuperado el 27 de agosto en: http://independent.academia.edu/carloslarag/Papers/652706/El_apoyo_a_la_cultura_en_Mexico_ segun_el_Centro_de_Estudios_de_las_Finanzas_Publicas_de_la_Camara_de_Diputados ] Mariscal, José Luis,(2007) ”Una revisión desde la gestión cultural” en Apertura, año/vol. 7, número 007, pp.95-98 .[Recopilado el 25 de agosto de 2012 en: http://redalyc.uaemex.mx/pdf/688/68800708.pdf] Olivé, Julio César, (2011). “Obras escogidas”, México. Olivé, León. (2008). Interculturalismo y Justicia social. UNAM, México. Proal, Juan Pablo, (2012). “El monopolio del espectáculo devora a los foros independientes”, en Proceso, n.1870, 17 de agosto de 2012, [Recuperado el 27 de agosto en: http ://www.proceso.com.mx/?p=317252 ]. Ramírez, Bertha Teresa, (2010). “Más allá de la grilla, deben defenderse las raíces culturales de México: José Cruz” en La Jornada, martes 14 de diciembre, 10ap., [Recuperado el 25 de agosto en:http://www.jornada.unam.mx/2010/12/14/espectaculos/a10n2esp ]. Ramos, Jorge (2012) “La mesa cultural hará de México una país seguro” en El Universal. 22 de agosto. [Recuperado el 27 de agosto en: http://www.eluniversal.com.mx/cultura/69593.html ] Redacción, (2012). “Twitter Maldito | 22 de agosto de 2012 | Mil ochomil carcajadas en 140 caracteres” en Sin embargo. 22 de agosto. [Recuperado el 26 de agosto en: http://www.sinembargo.mx/2208-2012/340588]

108

     

Reyes Tépach, M. (2012) “El Presupuesto Público Federal para la FUNCIÓN, RECREACIÓN, CULTURA Y OTRAS MANIFESTACIONES SOCIALES,, 2011-2012”, México. [Recuperado el 25 de agosto en: http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/sia/sae/SAE-ISS-13-12.pdf] Román, José y MacMaster Merry. (2012).”La cultura es necesaria pa erigir el Méxicoque soñamos: Calderón” en La Jornada, 22 de agosto, [Recuperado el 27 de agosto en: http://www.jornada.unam.mx/2012/08/22/cultura/a03n1cul ] Tylor, E.B. (1871). “Primitive Culture”. Chicago ,The University of Chicago Press. Vargas Llosa, Mario (2012) “La civilización del espectáculo”, Alfaguara, México. Venado Mestizo, (2012) “Territorios indígenas amenazados por proyectos extractivistas en México” [Recuperado el 27 de agosto en: http://networkedblogs.com/AsG2n] Ziegler, Von, (2012). “¿Una Biblioteca Pública Digital Mexicana?” en La Gaceta del Fondo de Cultura Económica, México, Julio 2012. [Recuperado el 27 de agosto en: http://www.fondodeculturaeconomica.com/subdirectorios_site/gacetas/jul_2012.pdf ]

109

CAPÍTULO 3 - MODELO ECONÓMICO NEOLIBERAL

110

Sección I: Las políticas de la globalización 1. Introducción La crisis de la deuda externa presente en México y en América Latina a inicios de la década de los años ochenta, dio pauta a que la banca acreedora internacional, conjuntamente con los organismos financieros multilaterales (FMI y BM), impulsaran el desmantelamiento del Estado Benefactor que se había venido constituyendo a lo largo del periodo pos-revolucionario. El plan impuesto por los organismos financieros multilaterales se encaminó para continuar con el pago del servicio de la deuda externa, para lo cual se redujo el consumo, la inversión y el gasto gubernamental. Se tomaron una serie de medidas entre las que destacan: un proceso de despido masivo de la burocracia pública; disminución por decreto de los salarios; acuerdos obreropatronales para mantener constantes tanto las exigencias salariales como los incrementos de precios; reducción del gasto público en educación, salud, infraestructura, etc. A su vez, para impulsar al sector exportador, se devaluó nuestra moneda, lo que provocó que el servicio de la deuda externa, al estar contratada en dólares, se incrementara. Junto a las políticas de ajuste restrictivas, se procedió al “cambio y ajuste estructural”, que consistió en la apertura de la economía mexicana a los flujos financieros y mercantiles internacionales y en su inserción forzada a la globalización capitaneada por los Estados Unidos. Esta nueva etapa tuvo como ejes rectores tres clases de políticas: 1) la privatización de las otrora empresas públicas; 2) la liberalización de los mercados de mercancías y capitales; y 3) la desregulación de todos los mercados Aunque ha sido un proceso de largo aliento, el cambio y ajuste estructural cuenta con una serie de momentos cumbre que han marcado el ulterior desenvolvimiento de la economía mexicana: la inclusión de México en el GATT en 1986; la liberalización financiera liderada por Pedro Aspe, Guillermo Ortiz, etc., en 1991; la privatización masiva de empresas públicas (TELMEX, MEXICANA, la reprivatización de la banca, etc.) llevada a cabo a lo largo del sexenio de Carlos Salinas de Gortari; el otorgamiento de la autonomía del Banco de México en 1994; la entrada en vigor del TLCAN en el mismo año, etc. La agenda de restructuración neoliberal de la economía ha avanzado viento en popa desde entonces, no obstante, aún quedan asignatura pendientes, agrupadas bajo el rubro de “reformas estructurales de tercera generación.” Entre ellas destacan: 1) la privatización de los servicios de seguridad social; 2) la apertura al capital privado de sectores estratégicos ligados a la producción 111

y distribución de energía; 3) la construcción de grandes obras públicas por medio de las llamadas “asociaciones público privadas”; 4) una reforma fiscal que disminuya, aun más, el impuesto sobre la renta (ISR), y, en su lugar, aumente la base gravable por medio de impuestos al consumo (IVA generalizado a medicinas y alimentos); y 5) la total desregulación del mercado. La gran apuesta de abrir la economía por medio de actos como la firma del TLCAN, la apertura de la cuenta corriente y de capitales de la balanza de pagos, la privatización de entidades públicas, la autonomía del Banco de México y su mandato único de controlar la inflación, etc., acompañadas del debilitamiento del mercado interno, han provocado que crezca la dependencia de la economía nacional con respecto a los flujos comerciales y financieros provenientes de Estados Unidos. Esto ha sujetado a la economía mexicana a los vaivenes de la economía norteamericana. Las políticas neoliberales han incrementado la dependencia del país con respecto a los mercados internacionales de bienes y capital, han impuesto una nueva disciplina (las exigencias del mercado mundial) en la gestión de la economía y, junto con lo anterior, se han generado nuevas formas de explotación y enajenación de la reproducción social. 1.1. Política Monetaria y Financiera La manera en la que el Banco de México ha llevado a cabo el control de la inflación ha sido con políticas restrictivas de altas tasas de interés para frenar la demanda y las presiones sobre precios, como para atraer capitales y así incrementar reservas internacionales para asegurar la estabilidad del tipo de cambio nominal y abaratar el dólar, y con ello el precio de los productos importados. Esta manera de operar implica una preeminencia del control de la inflación sobre el crecimiento económico. El control de la inflación es el objetivo central de la política económica en México, lo cual responde a los intereses del sector financiero, quien es el que controla la moneda, y no quiera la devaluación de ésta, pues se desvalorizaría su capital. El resto de objetivos están supeditados a que la inflación se mantenga en niveles bajos. Se subordina la esfera productiva el empleo y el bienestar de la sociedad en general, al objetivo trazado por el 1% de la población, que es el sector financiero. El Banco de México mantiene una política de apreciación en términos reales del tipo de cambio, es decir, que paguemos menos pesos por dólar. Pero un tipo de cambio apreciado encarece las exportaciones en México por lo que perjudica la competitividad de aquéllas empresas que producen para vender en los mercados internacionales por lo que las exportaciones se reducen, traduciéndose ello en menos esfera productiva (menos industria y menos sector agrícola), así como déficit de comercio exterior no petrolero creciente, aumentando 112

ello nuestra dependencia de entrada de capitales para financiar los desequilibrios productivos, como el del sector externo. En suma contamos con una política monetaria que tiene como fin último el control de la inflación. Los sacrificados en esto son el crecimiento económico y la utilización del tipo de cambio como posible palanca para impulsar a la industria mexicana, como para ajustar el déficit de comercio exterior. Los resultados son claros. Desde 2007, primer año de la presidencia de Felipe Calderón, la inflación anual ha oscilado entre 3.57% en 2009 como mínimo y 6.53% como máximo en 2008, con datos hasta 2011 (Banco de México, 2011). De estos cinco años en tres se ha alcanzado el objetivo inflacionario y en dos se ha superado. Los precios se han mantenido estables durante el sexenio pero ¿a qué costo? La tasa de variación anual del PIB a precios constante, que es la manera en la que se mide el crecimiento económico, ha pasado de un mínimo de -6.2% en 2009 a un máximo de 5.5% en 2010. Fuera de ese año que se considera como “de rebote”, es decir, que se recupera la producción después de la fuerte caída de 2009, la tasa de crecimiento no se ha acercado al 4% durante el sexenio de Calderón (Banco de México, 2011). A ello hay que sumar el déficit constante en la balanza comercial (INEGI, 2010. La inflación más o menos se ha controlado, aunque siempre por encima del objetivo del 3% (Banco de México, 2011), pero a costa de estar promoviendo entrada de capitales (alta tasa de interés, disciplina fiscal y venta de empresas públicas) para mantener barato el dólar y los productos importados, los cuales desplazan a la producción nacional, y sacrifican el crecimiento económico y el empleo. El sector productivo mexicano no es capaz de competir a nivel internacional y todo esto se traduce en un saldo de 12 millones de personas arrojadas a la pobreza durante lo que va del sexenio calderonista, los saldos del control de la inflación a toda costa (Delgado, 2011:5).. 1.2. Política fiscal Dentro de la concepción neoliberal de la política económica la política fiscal se subordina al objetivo de la política monetaria. La política fiscal debe acompañar y garantizar el cumplimiento del objetivo de la política monetaria que, como ya vimos, consiste en el control de la inflación. En este orden de ideas se aprobó en el 2006 la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) por medio de la cual el fisco se compromete a mantener un equilibrio presupuestal a lo largo de cada uno de los ejercicios fiscales; es decir, el fisco cada año debe equilibrar sus ingresos con sus erogaciones (LFPRH, 2012). Esta obligación de tener que 113

equilibrar año con año los gastos con los ingresos se traduce en una política fiscal pro-cíclica. Las implicaciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria es que en los periodos de crisis, cuando la economía está deprimida, el gobierno recaudará menos, por lo que de acuerdo con esta ley, tendrá también que gastar menos, agravando la crisis que en primer momento dio lugar a la caída de los ingresos fiscales (véase el despido masivo de burócratas que se origino a partir del “boquete fiscal” del 2010 (LaJornada, 07/02/2012)). De esta forma, la política fiscal no sólo pierde su potencialidad de ser utilizada como medida contraciclica sino que, peor aún, se convierte en un factor de agravamiento de los ciclos económicos. La debilidad de las finanzas públicas mexicanas la pudimos apreciar con la crisis financiera internacional que inició en el 2008. Los ingresos fiscales del país se encuentran sustentados, en gran medida, en las exportaciones de petróleo que realiza la paraestatal PEMEX. Con la crisis del 2008 se cayó tanto el precio del barril de crudo como la cantidad de barriles exportados, con lo que disminuyeron los ingresos fiscales. Lo que nos refleja este hecho es el carácter sumamente dependiente del petróleo de la recaudación fiscal del país; las finanzas públicas se encuentran en extremo “petrolizadas”. Y esto es así porque en México no se ha llevado a cabo la reforma fiscal progresiva que nuestra abrumadora situación de desigualdad económica y social exige. En México no sólo se paga uno de los porcentajes más bajos de Latinoamérica de impuestos sobre la renta (en relación al PIB) sino que además, el ISR que sí se paga se encuentra sustentado en personas físicas y no en las utilidades y ganancias de capital de las grandes empresas; es decir, aporta mucho más el causante cautivo, por medio de las deducciones que se hace mes con mes de su nomina, que las grandes compañías multinacionales que, por medio de un séquito de abogados y contadores y con el beneplácito de funcionarios y políticos corruptos, logran evadir y eludir la carga fiscal que constitucionalmente tendrían que pagar. La recaudación por ISR (el impuesto más progresivo) en México es apenas del 5.37%del PIB, contra casi 7% del PIB en Brasil, de lo cual las corporaciones y empresas aportan apenas con el 0.36% del PIB, siendo el resto pagado por las personas físicas, contra una distribución inversa en el caso de Brasil (0.41% del PIB por las personas físicas y el resto por las corporaciones y empresas). (CEPAL, 2012) Este problema de inequidad en la carga fiscal suscitó un escándalo de proporciones mayúsculas en el 2010. Con el “boquete fiscal”, provocado por una caída de los ingresos públicos al disminuir el producto nacional, se inició una indagación que tenía por objeto encontrar de dónde podrían provenir recursos fiscales extras. Agustin Carstens, a la sazón Secretario de 114

Hacienda, presentó al Congreso una propuesta de solución fiscal que incluía, entre otras medidas, un alza generalizada al IVA (un impuesto altamente regresivo) del 2%, un impuesto de 4% sobre las telecomunicaciones, etc. (LaJornada, 2011). 1.3. Política industrial La apertura económica sin estrategia y la ausencia de política industrial han impedido la generación suficiente de empleos. En diez años, de 2000 a 2010, se perdieron 382 mil empleos industriales; en 2000 absorbía el 14.9% de la Población Económicamente Activa, y para el 2010 sólo capta el 12%. El país se ha estancado en materia de competitividad permaneciendo en el lugar 58 de 142 países, posición que ocupaba en el 2007(Informe Anual de Competitividad Global 2011-2012). En este escenario de debilidad, la participación de la banca de desarrollo ha sido insignificante y la banca privada ha disminuido su capacidad de intermediación financiera. En materia de inversión extranjera, pese al TLCAN, hemos perdido atractivo en comparación con otras economías. Por ejemplo, en el sector de industria textil inicia este año con 10% menos producción, 5% menos empresas y 5% menos empleos de los que registró en los primeros meses de 2011. El vencimiento de las medidas de transición para prendas de vestir provenientes de China será la nube que ensombrecerá las perspectivas de crecimiento del sector en el mercado local. Se calcula que las importaciones chinas de textiles y ropa crezcan entre 30 y 35% durante el primer trimestre de 2012 en comparación con 2011 (Manufactura.Mx, 2012). Por otro lado, en el sector de la construcción, aun cuando el gobierno federal ha buscado dar un impulso a la construcción y que el presidente Felipe Calderón se ha referido a su administración como 'El sexenio de la infraestructura', el sector no ha contribuido como uno de los principales motores del Producto Interno Bruto (PIB) de México. En términos reales, esta industria creció 4.4% en 2007 y aumento 3.1% en el 2008, a tasas anuales. Pero luego vino una caída de 7.3% en 2009 y un nulo crecimiento en 2010 (Banco de México, 2011). 16 En el sexenio que está por concluir se le dio prioridad a la protección de los intereses de los grandes industriales por encima de las necesidades de la pequeña y mediana empresa (PYMES). El 70% de los establecimientos tienen de 0 a 2 empleados. Se trata de empresas de supervivencia, con alta informalidad, que contribuyen con el 21% del total del empleo. Por otro
16

El crecimiento de la producción industrial se estima en 4% para 2012 la menor en todo el sexenio (Proceso. 13 de agosto de 2012) . 115

lado, se encuentran los grandes gigantes monopólicos, invierten en el exterior pero exportan e invierten poco en proveedores. La creciente inserción de la IED en la industria Exportadora motivó el estancamiento o descenso en algunas industrias aunado al aumento de las importaciones y la sobrevaluación del peso (De Mario y Dominguez:2009). En México continúa pendiente el objetivo de tener cadenas productivas nacionales de gran envergadura. Las grandes cadenas de producción siguen incluyendo insumos que bien podrían producirse en el país. (Mattar CEPAL UNAM 2012) De acuerdo a Mattar las cadenas de producción y distribución quedan alteradas por la ausencia de proveedores y productores a nivel local, deficiencias en los sistemas de transporte y la baja productividad. En cuanto a la balanza comercial, ésta muestra una industria principalmente importadora-maquiladora, lo que impacta directamente en la integración de las cadenas productivas. A partir de la apertura, la balanza del sector manufacturero presenta una tendencia negativa y sólo los productos de aparatos eléctricos y electrónicos y de la industria automotriz indican tendencias positivas. (CONCAMIN). El crecimiento en el número de plantas maquiladoras en México muestra un importante retroceso debido a las complicaciones que conlleva la excesiva regulación que las autoridades imponen aseguró el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación. De ahí que ese número en 2011 es aún menor que en los años de la crisis y de hecho es el más bajo en los últimos cinco años. (El Financiero, 11-04-2012). Además la proveeduría mexicana hacia la industria maquiladora de exportación sigue siendo "pequeña", de entre 2 y 30 por ciento, a pesar de que este sector tiene 45 años establecido en México, señaló Luis Aguirre Lang. El presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (CNIMME) dijo que en las áreas de alta tecnología es donde a su gremio se le dificulta conseguir producción mexicana. En los segmentos de alta tecnología, la proveeduría mexicana a las maquilas apenas llega a 2 por ciento; en contraste, en las actividades que están vinculadas a la industria automotriz llega hasta 30 por ciento. (El Financiero 03/11/11).

Sección II: Empleo y pobreza En nuestro país, el tema de la pobreza y el tema del empleo continúan siendo un lastre para este país y para muestra basta tan sólo mirar algunos datos que proporciona el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, José Luis de la Cruz aseguró que el mandato de Felipe Calderón será marcado como el “sexenio de la pobreza en México” sumando un total de 60 millones de personas en condiciones 116

de pobreza, en una conferencia de prensa el académico destaco que durante la administración de Calderón se sumaron un total de 15 millones de personas a las condiciones de pobreza debido a la precariedad del mercado laboral y el bajo nivel de crecimiento de la economía nacional En México el alza de los precios de los alimentos afectó el poder adquisitivo de las familias. De acuerdo a las cifras oficiales la denominada pobreza patrimonial pasó de 42.6% a 7.4% entre 2006 y 2008, si consideramos el umbral más alto identificado por el Comité Técnico (2002) para medir la pobreza (y que el gobierno federal desechó como medida oficial, sin ofrecer argumento alguno) el alza fue de 54.9% a 58.6% del total de la población, 17 mientras que considerando el Método de Medición Integrada de la Pobreza (MMIP) la pobreza creció de 71.4% al 75.2%, en el mismo periodo.18 Presentando porcentajes con información del Banco Mundial y del CONEVAL los cuales evalúan poder adquisitivo de bienes y servicios notamos un aumento en este sexenio:  POBREZA PATRIMONIAL: En 2006 fue de 42.7%, para 2008 aumentó al 47.7% y para 2012 creció al 51.3%  POBREZA CAPACIDADES: En 2006 fue de 20.7%, para 2008 aumentó al 25.3% y para 2012 creció al 26.7%  POBREZA ALIMENTARIA: En 2006 fue de 13.8%, para 2008 aumentó al 18.4% y para 2012 creció al 18.8% La pobreza que mas lacera a una sociedad es la que sufre la niñez, en el estudio “La niñez y la adolescencia en el contexto de la crisis económica global, el caso de México” (CONEVAL y UNICEF, 2010), se constata que la inseguridad alimentaria19 aumentó de manera importante. La definida como moderada pasó de 13% a 16% de los hogares y la severa de 8% a 17%,20 esta última crece en más del doble en un año. En este estudio también se detectan otra serie de dificultades que enfrentan los hogares pobres y que se agudizaron con la crisis, por ejemplo, el porcentaje de los que tuvieron dificultades para enviar a los niños a la escuela pasó de 20% a 27%, los que

17

Cabe aclarar que la pobreza patrimonial corresponde a un nivel intermedio de carencia identificado por el Comité Técnico para la Medición de la Pobreza (2002), órgano constituido por el gobierno federal para elaborar el método oficial de pobreza en el país. 18 El MMIP es un método multidimensional que considera el ingreso disponible que se requiere para satisfacer las necesidades que dependen de éste; el nivel de satisfacción en las necesidades de: acceso a los servicios de salud y seguridad social, el grado de hacinamiento y la calidad de la vivienda, la disponibilidad de agua, drenaje y servicio sanitario, el nivel educativo, la disponibilidad de equipo doméstico en el hogar y de teléfono, la adecuación energética (electricidad y combustible para cocinar); y la disponibilidad de tiempo para trabajo extradoméstico, doméstico, educación, recreación (para una descripción detallada del método ver Boltvinik, 1999). 19 La inseguridad alimentaria fue construida por el CONEVAL mediante 12 preguntas en las que, en el caso de hogares con menores de edad se buscaba determinar si por falta de dinero o recursos, tanto las personas mayores como las menores de 18 años: no tuvieron una alimentación variada; comieron menos de lo necesario; se les disminuyeron las cantidades servidas en la comida; sintieron hambre pero no comieron; o hicieron una comida o dejaron de comer durante todo el día (CONEVAL, 2009). 20 El grado severo de inseguridad alimentario se refiere a los hogares con menores de edad, que responden afirmativamente de ocho a doce preguntas de la escala, para medir el indicador, mientras que el moderado se refiere a los que contestan afirmativamente, de cuatro a siete preguntas de la escala (CONEVAL, 2009).

117

enfrentaron problemas para comprar ropa, zapatos para los menores, así como para pagar luz agua, teléfono, renta o algún otro servicio en el hogar de 33% a 50%. El ingreso de los hogares se ha visto deteriorado también por el aumento en el desempleo y la caída del ingreso de los ocupados. En cuanto a este último indicador tenemos que según las ECSO, del tercer trimestre de 2008 al correspondiente de 2010 la mediana del ingreso por hora de los trabajadores bajó en 5.7%, lo que seguramente se vendrá a contribuir a la baja del ingreso de otras fuentes como las remesas y, por tanto, aumentará el nivel de pobreza. 1. Empleo y crisis Hablar de desempleo es también abarcar la precarización del trabajo, los datos muestran que el número de mexicanos ocupados en la economía informal asciende a casi 14 millones; de ellos, 4.2 millones pertenecen a la población ocupada que no recibe ingresos; 6.4 millones perciben cuando mucho un salario mínimo, y otros 10.8 millones ganan entre uno y dos salarios mínimos. Según cifras del INEGI ha aumentado el desempleo, la ocupación parcial y la desocupación con estos porcentajes: en 2006 la tasa de desocupación era del 3.6%, la de ocupación parcial/desocupación del 9.4% y la de subocupación del 6.9%. En 2011 la tasa de desocupación nacional fue de 5.4% y la de subocupación de 8.2%. En donde claramente se ve el aumento drástico y trágico. En este sexenio es evidente la nula política de redistribución del ingreso, mala política de aumento salarial, incremento de desempleo que aumenta el incremento de pobres como factores internos y el seguimiento de políticas neoliberales, efecto de la crisis, el no tener medidas de contención para la pobreza como factores externos. Hasta septiembre de 2009 los salarios mínimos reales representaron un 27.4% de 1980, por otra parte, la tasa de ocupación en el sector informal se mantuvo casi constante, los datos muestran que el número de mexicanos ocupados en la economía informal asciende a casi 14 millones; de ellos, 4.2 millones pertenecen a la población ocupada que no recibe ingresos; 6.4 millones perciben cuando mucho un salario mínimo, y otros 10.8 millones ganan entre uno y dos salarios mínimos. No obstante, la tasa de condiciones críticas de ocupación disminuyó 12.5% del valor de 2005, lo que señala un aumento en las jornadas laborales estandarizadas. Además, la tasa de desempleo21 aumentó de 2005 a 2009, lo que pudo provocar la variación de algunos de los otros indicadores del acceso al empleo. Un aspecto importante del desempleo es que los jóvenes lo sufren de una manera

El empleo se vio afectado por la desaceleración económica y la contingencia sanitaria en los meses de abril y mayo. (…) desempleo en el país (…) que se registró durante el mes de marzo se vio afectada por la disminución en la actividad económica y por la contingencia de influenza. Martínez, M. P. (26 de Mayo 2009). Influenza y crisis incrementan desempleo. El Economista. En: http://eleconomista.com.mx/notas-impreso/negocios/2009/05/26/influenzacrisis-incrementan-desempleo
21

118

desproporcionada y además, cuando consiguen un trabajo, este suele ser precario y/o estar por debajo de sus competencias laborales. En México, al IV trimestre del 2009 (INEGI), la población total de jóvenes entre 14 y 29 años ascendió a 30, 495,018, de los cuales 14, 600,686 conforman la población ocupada. Existían 1.358.082 jóvenes entre 14 y 29 años desocupados en 2009 que corresponde a más del 50% del total de desocupados existentes en el país. El número de jóvenes que en el 2009 desarrollaban una actividad en el sector informal y no contaban con prestaciones laborales establecidas en la Ley Federal del Trabajo, tales como seguridad social alcanzó una cifra de 3, 723,520 personas en esta situación. Entre 2008 y 2009 la cifra de jóvenes ocupados sin acceso a instituciones de salud (públicas o privadas) otorgadas por su trabajo pasó de 8, 843,543 a 9, 564,516. Además, si se considera de manera conjunta a los que no tenían un contrato escrito, ni prestaciones laborales, más los que aun con un contrato escrito no tenían prestaciones laborales, la cifra aumenta considerablemente a 5, 160,690 jóvenes. Un número importante de jóvenes, 4, 762,923, se encontraban laborando sin contrato y sin prestaciones laborales, además de los subocupados, en este caso la cifra fue de 1, 198,000. Tal como lo muestran estos datos, entre las circunstancias que privan en el mercado de trabajo, como son: el desempleo, trabajos en condiciones laborales precarias (sin ingresos o con muy bajos ingresos), la informalidad y la subocupación, da como resultado un conjunto de 12,070,786 jóvenes que enfrentan dificultades de inclusión en una trayectoria de trabajo decente. Según el Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2010, México necesitaría general 1.14 millones de puestos de trabajo en 2011 para recuperar los niveles de empleo anteriores a la crisis (OIT, 2010), por su parte el gobierno de Calderón presume los 600 mil empleos generados en ese año, cifra muy por debajo de lo que se necesitaba y por tanto empeorando las condiciones de vida de una gran parte de la población mexicana. Durante el sexenio calderonista, estima el documento elaborado por el CAM de la Facultad de Economía de la UNAM3, el empleo informal ha constituido más de la mitad de la población “ocupada”. Al último trimestre de 2011, por ejemplo, de un total de 47.8 millones de personas ocupadas, 26.44 millones están empleadas en la economía informal; de acuerdo con el Centro de Análisis Multidisciplinario, se tendrían que crear alrededor de 3 millones de empleos al año para revertir el déficit de empleo, a la par de un crecimiento de entre siete y ocho puntos porcentuales del producto interno bruto. Contrario a ello, México ha tenido decrecimientos que han provocado el aumento del fenómeno, que de 2006 a 2010 se agudizó en los estados donde creció la violencia,

119

según apunta el CAM en su Reporte de Investigación 89: Empleo y desempleo durante el desgobierno de Felipe Calderón 2006-2011. En términos generales, se observó que la tasa de condiciones críticas de ocupación, disminuyó en poco más del 10% del valor de 2005, así como el índice de insuficiencia de ingresos que se redujo 2 puntos porcentuales en 2009 respecto a 2005. La tasa de participación laboral y la tasa de trabajo asalariado aumentaron, lo que puede haber contribuido para la reducción de la tasa de insuficiencia de ingresos. Estos últimos resultados sugieren, respectivamente, que hubo un aumento en las jornadas laborales estandarizadas y que la parte de la población que recibe hasta un salario mínimo como remuneración, disminuyó. Sin embargo, aunque existe un mayor número de personas trabajando y que reciben ingresos, estos son muy bajos. Por otro lado, los indicadores negativos como la tasa de presión general y la de desempleo aumentaron 0.7 y 1.7 puntos porcentuales del valor de 2005 respectivamente, caracterizando un aumento en la falta de oportunidades de empleo decente.22 2. Precarización laboral Durante la primera década del siglo XXI, México experimentó un mediocre crecimiento económico, y en 2009 el país se vio nuevamente inmerso en una importante crisis. La desaceleración del crecimiento económico en ese año constituyó un reto adicional de proporciones excepcionales para un país con problemas laborales caracterizados como urgentes, de tiempo atrás. En este contexto, las tasas de desempleo oficiales han permanecido relativamente reducidas en los últimos lustros (a excepción de la crisis de 1995) y los diagnósticos de los mercados de trabajo han hecho principalmente hincapié en las difíciles condiciones laborales (informalidad, bajos ingresos, ausencia de prestaciones sociales) que experimentan muchos trabajadores. Sin embargo, la situación de crisis actual visibiliza con mayor fuerza el desempleo abierto, el cual ha sido experimentado por un número inusualmente importante de mexicanos (entre 2.2 y 2.9 millones a partir del inicio del 2011). Dichas tasas han alcanzado niveles especialmente elevados entre los jóvenes y en algunos contextos locales que se han caracterizado por su relativo dinamismo económico. No deberíamos despreciar además, el relevante aumento de los desempleados desalentados (que están disponibles para trabajar, pero que no buscan activamente un empleo) entre 2008 y 2010.

Concepto, acuñado por la OIT en 1999, significa un trabajo productivo, que genere suficientes ingresos para satisfacer las necesidades básicas de todos los trabajadores, así como las de sus familias, o sea, con protección social, en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana.
22

120

El fenómeno del desempleo, en sus diferentes modalidades, no ha recibido la atención que merece por parte de nuestros funcionarios gubernamentales, los cuales más bien se empeñan en destacar los aún reducidos niveles de desempleo, frente a las que experimentan otros países desarrollados y en desarrollo. Las políticas laborales vigentes en el país, forman parte de las llamadas políticas activas de empleo, las cuales se centran en ofrecer becas de capacitación o hacen hincapié en la necesidad de mejorar los canales de comunicación entre empresas y trabajadores. Además del desempleo; sigue siendo muy elevada la cantidad de trabajadores en micro-negocios, y en general la precariedad laboral de los asalariados. Los aspectos de la precariedad que merecieron atención especial en este trabajo fueron la ausencia de contratos escritos y la contratación temporal, además de la falta de acceso a las instituciones de salud. Los trabajadores temporales despiertan un interés creciente, tanto en países desarrollados como no desarrollados. En nuestra región se suele argumentar que estamos ante un fenómeno creciente, y que las escasas ganancias en el mercado de trabajo formal se deben a la contratación temporal (CEPAL, 2006), aspecto que pretende ser legalizado en la “contrarreforma laboral”. Las estadísticas oficiales demuestran que los trabajadores temporales están aumentando en forma moderada en el país, aunque las transformaciones en los instrumentos de recolección de información nos dificultan precisar el ritmo de dicho aumento. En las encuestas de empleo se ha cambiado, tanto la forma en que se capta a los trabajadores asalariados, como la opción de las respuestas en lo que toca al contrato, dándole ahora más prioridad a los contratos temporales. El análisis de las estadísticas laborales nos permite afirmar que los trabajadores sin contratos y sin acceso a las instituciones de salud son los que perciben los ingresos menores. Asimismo, los trabajadores temporales en México perciben remuneraciones más reducidas que los permanentes y sólo ligeramente superiores a aquellos trabajadores que no tienen contrato alguno. Estos últimos resultados se sostienen aun teniendo en cuenta, aspectos tales como la edad, la condición de hombre o mujer, la escolaridad y el sector laboral de desempeño. En el último proyecto de reforma que se intenta poner en marcha en los próximos meses, retoma los intentos de gobiernos anteriores por ampliar el abanico de las relaciones laborales, entre otras muchas medidas. En el pasado reciente, se intentó establecer contratos por temporada y de capacitación inicial, además de los hasta ahora vigentes, que son por obra o tiempo determinado y por tiempo indeterminado (véase, Alcalde et al., 2003; Bensusán, 2006). La justificación detrás de estas medidas es muy conocida en México y otros países. Se considera que la ley vigente es demasiado rígida y que esta es una de las principales razones por las cuales no se 121

crean los empleos necesarios para dar respuesta a los rezagos acumulados y a los nuevos entrantes al mercado de trabajo. Asimismo, se argumenta que con estas transformaciones se lograrían mayores niveles de productividad y competitividad, así como el fortalecimiento de la previsión social. En cambio, por el lado del movimiento obrero organizado se plantea que lo que se busca con este tipo de reformas es abaratar aun más el costo laboral para las empresas y dificultar la defensa de los derechos sindicales. 3. Desigualdad El escenario en materia laboral que deja el sexenio de Felipe Calderón es lamentable y sumamente sombrío, en este modelo se le da prioridad a lo macro desgastando totalmente lo micro, no realizando la tarea de Administración Pública que les corresponde sino beneficiando solamente a cierta esfera de la población y olvidándose de tanto los grupos marginados y vulnerables como las conocidas “clases medias”, fenómeno que es particular y no se muestra tan comúnmente. Una característica del modelo que es muy notaria en México es la desigualdad agravada en el sexenio calderonista, solo basta el revisar los rankings de la revista Forbes4:   CARLOS SLIM HELÚ (Telmex, Grupo Carso, El Globo, Sanbors): 3° lugar (2006, 2007) 2° lugar (2008), 3° lugar (2009), 1° lugar (2010), 1° lugar (2011), 1° lugar (2012) ALBERTO BAILLERES (Industrias Peñoles, Palacio de hierro, Femsa y Grupo Nacional Provincial): 245° (2006), 158° (2007), 85° (2008), 83° (2009), 82° (2010), 66° (2011), 38° (2012)     GERMAN LARREA-MOTA VELASCO (Grupo México): No figuró (2006 ni 2007) 127° (2008), 246° (2009), 72° (2010), 39° (2011), 48° (2012) RICARDO SALINAS PLIEGO (TV Azteca y Grupo Elektra): 221° (2006), 172° (2007), 154° (2008), 124° (2009), 63° (2010), 112° (2011), 37° (2012) EMILIO AZCARRAGA JEAN (Grupo Televisa): 451° (2006), 458° (2007), 743° (2008), 701° (2009), 655° (2010), 512° (2011), 634° (2012) JOAQUIN “EL CHAPO” GUZMAN (Narcotraficante): *Aparece como el 7° lugar de los mexicanos más ricos en 2009, 937° (en el ranking global de 2010), 1140° (2011), 1153° (2012)  JERÓNIMO ARANGO (Walt-Mart México): 212° (2010), 268° (2011), 276° (2012) Observando este ranking y más que nada analizándolo podemos notar la evidente desigualdad que se ha dado a lo largo del sexenio, viendo que las fortunas de la mayoría de estos sujetos se 122

incrementan y que el número de pobres también se incrementa, entonces ya no se trabaja para el pueblo sino para ciertas personalidades con capitales tan grandes que llegan a ser los más ricos del mundo cuando casi la mitad de la población no está en condiciones de vida digna y la otra mitad se tiene que esforzar doble o hasta triplemente para poder medio vivir. La macroeconomía abierta ha generado que fiscalmente los tres niveles de gobierno, pero sobre todo el ámbito local, no puedan crear condiciones de desarrollo endógeno y crecimiento económico, durante los gobiernos neoliberales en México (1982 a la fecha) no se ha logrado concebir una reforma congruente entre los cambios implementados por la globalización y las estrategias socioeconómicas nacionales. Los costos sociales para México lejos de atenuarse, seguirán profundizándose de manera permanente, debido a que el modelo económico neoliberal imposibilita que los circuitos fiscales y crediticios estén orientados al bienestar de las mayorías. Los resultados macroeconómicos no mienten. La actual crisis económica mundial y sus efectos nocivos, indican que México se encamina a cerrar la primera década del siglo XXI como otro decenio fallido para el desarrollo humano, con el riesgo de que el segundo decenio, se convierta en otro. Entre 1980-1990, la tasa de crecimiento económico fue del 1.1%, entre 1990-1999, fue del 2.7%, entre 2000-2006 apenas ha alcanzado 2.3%, y entre 2007 y 2011 de 1.56% 23, cifras que exhiben el peor desempeño económico en la región de América Latina. El que se aplique el modelo de manera centralizada, no tomando en cuenta las necesidades y características económicas de las diversas regiones del país es otra problemática ya que se exige a las pequeñas y medianas empresas al igual que a los comerciantes que compitan con trasnacionales cuando sus niveles no son mínimamente remotos, no hay nivel de comparación. Además se aplica de manera incompleta porque el Estado sí se involucra y lo peor del caso es que es en lo que le conviene como el paternalismo hacia los monopolios (ejemplo claro el duopolio televisivo “Televisa, TV Azteca”) o la cuestión de dejar el salario mínimo fuera del juego de la oferta y la demanda al contrario se aumenta un pequeño porcentaje al salario mínimo siendo totalmente desproporcional al aumento a los bienes y servicios estatales (gasolina por mencionar un ejemplo). El problema de fondo es que la deuda pública ha aumentado de forma creciente sin que la economía mexicana mantenga niveles elevados de crecimiento económico y de bienestar social canalizados a programas sociales, educativos y de salud.

23

Información tomada de las estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

123

4. Política antiobrera Este modelo económico requiere del despojo de las garantías de los trabajadores, para ello se implementan diversas medidas que eviten que estos se organicen y defiendan sus derechos, durante el sexenio de Felipe Calderón se han dado problemáticas como la desaparición de Luz y Fuerza, algunos “charrazos” en el magisterio (Chiapas, Baja California y Sección 9 D.F.) , no se ha dado solución a la situación con Elba Esther Gordillo y el SNTE (símbolo del charrismo sindical), el conflicto con la CNTE, la situación con los mineros desde 2006 en Cananea, Sicarsa, Taxco y Sombrerete, los trabajadores de tierra en aviación, los de la vidriera en San Luis Potosí, los petroleros independientes entre otros. Felipe Calderón, de la mano de Javier Lozano los cuales tomaron ciertas decisiones que son claramente de corte anti-obrero; se tiene una concepción mercantil respecto al trabajo y esta es hipócrita porque solo aplica la oferta y demanda en cuanto a empleo no a salarios lo que conlleva a la precarización de este y como consecuencia se mantiene un modo de vida más crítico y difícil. Los conflictos con los magisterios se dieron debido a los ya mencionados “charrazos” (imposición de ciertos personajes no deseados por los miembros de los sindicatos) con el apoyo económico, político y policiaco del gobierno federal; el conflicto con los mineros se dio cuando la STPS destituyó al líder sindical y aproximadamente 200 golpeadores asaltan el edificio sindical en 2006. El conflicto con el SME se vio encerrado en uno de los principios que el movimiento exige que sea el fin de la manipulación mediática en donde se les hizo ver como que era un sindicato lleno de corrupción y de altos sueldos cuando eso no es cierto. Esto se articuló debido a varios factores como el aumento de la cuota sindical, el alza injustificada de tarifas y la corrupción con los trabajadores más susceptibles y proclives a ella.5 La Federación Internacional de Sindicatos de Trabajadores de las Industrias Química, de Energía, Minera y en General (ICEM) en 2010 presentaron un informe acerca de la política antiobrera de Calderón; destacaron que no se puede hablar de respeto a los derechos humanos si no se respetan los laborales poniendo el ejemplo del encarcelamiento de Juan Linares Montúfar del gremio minero o se intenta terminar con sindicatos como el SME, aclararon que no tolerarían ese comportamiento además de destacar que el Grupo México y el gobierno federal buscan terminar con algunos sindicatos.

124

Aunque el conflicto de Luz y Fuerza del Centro ha sido el más sonado debido a la resistencia del SME, este conflicto dista de ser el único. En los últimos años el gobierno federal se ha dedicado a sabotear la organización independiente de los trabajadores, llegando al extremo de cerrar los espacios laborales, un ejemplo lo presenta el Sindicato Minero, en donde en La minera Mexicana de Cananea que es la principal productora de cobre en el país se estalló una huelga por las malas condiciones de seguridad e higiene reclamadas por el sindicato de trabajadores, recordemos que en los últimos años diversas minas han tenido accidentes de trabajo que han cobrado vidas humanas debido a la voracidad de las mineras, el gobierno federal ha jugado un papel de boicot contra el sindicato minero y estas luchas que buscan dignificar sus condiciones de trabajo. Otro ejemplo es el de Mexicana de aviación, en donde se ha obstaculizado la reapertura de esta fuente de trabajo, imponiendo trabas legales absurdas. En el caso del sindicalismo independiente los ataques se han mostrado igual de severos, para ejemplo basta con mencionar lo sucedido en la empresa Honda de México ubicada en El Salto Jalisco, en donde mediante un proceso completamente ilegal se negó la toma de nota al sindicato independiente legítimamente constituido, abriendo el paso para que la empresa despidiera a todo el comité ejecutivo propuesto, este esquema es el mismo que se utilizo en la empresa Industria Vidriera del Potosí, en donde las prácticas de intimidación, y las organizaciones gangsteriles llevaron a los charros de la CROC en complicidad con el Grupo Modelo y el gobierno Federal ha arrebatar el contrato colectivo al sindicato independiente y despidiendo a la mayoría de sus agremiados. Una cifra ilustra esta política de desaparición de los sindicatos “incómodos” y es que en nuestro país en 2010 únicamente el 10 por ciento de la Población Económicamente Activa está sindicalizada, lo que significa que de los 47.1 millones de mexicanos que integran la PEA, según datos del INEGI, sólo 5 millones de personas pertenecen a un sindicato, la mayoría de estos a sindicatos charros o blancos, dado que cuando surgen organizaciones democráticas y de defensa de los intereses de los trabajadores son brutalmente reprimidas por el gobierno. Con todos estos datos podemos llegar a la conclusión de que Felipe Calderón, atenuándose a las políticas neoliberales impuestas, mantiene lo que se llama una política anti-obrera precarizando los derechos de los trabajadores principalmente el de libre asociación y el acceso a una vida digna con esta muestra de actitudes represoras.

125

Sección III: Modelo extracitivista depredador El modelo económico neoliberal en México ha tenido uno de sus soportes en los últimos años en el aceleramiento de las inversiones en el sector extractivo y depredador, que se ha convertido a través de la producción minera, petrolera, turismo extranjero, agricultura extensiva, y algunos más en un aporte fundamental para las finanzas del país, e inclusive en el caso de la minería, en uno de los principales generadores de divisas como reconoce el propio Banco de México. No obstante, a pesar, de su impulso como política de crecimiento es conocido que los procesos extractivistas no generan necesariamente encadenamientos económicos endógenos de relevancia, y sí en cambio efectos socioambientales depredadores así como el fortalecimiento de la dependencia externa debido a las fluctuaciones de la demanda internacional. (Sánchez Salazar, 2010). Es claro el fomento e impulso del modelo extractivo que tuvo un crecimiento en el sector minero de hasta 45.58% sólo entre 2010 y 2011. El proceso de inversión y crecimiento está comenzando a generar profundos daños ambientales además de una creciente resistencia de comunidades indígenas y campesinas a los proyectos de minería a cielo abierto. En ese mismo sentido, el llamado sexenio de la infraestructura ha generado una explosión de inversiones principalmente extranjeras, aumentando de un 3.5% del PIB en el gobierno foxista a un 4.6% en la administración calderonista. Estos aumentos son presentados como un logro dentro de un esquema claramente neodesarrollista que no contempla los profundos efectos depredadores del crecimiento depredador sin límites, que ignora las profundas resistencias sociales a la desposesión de tierras, así como la externalización de costos, ambientales, sociales y culturales de numerosos megaproyectos hidroeléctricos, carreteros, turísticos, entre muchos otros. Es evidente la desvinculación que existe entre los programas impulsados por los gobiernos neoliberales, en donde existen cientos de leyes y normas (LGEEPA, LPFF, LGVS, NOM059, NOM-086, NOM-087, etc.), acuerdos internacionales como Kioto o Estocolmo, declaratorias y compromisos para generar sustentabilidad y proteger los ecosistemas más frágiles, pero que en la realidad, utilizando huecos, omisiones o evasiones y hasta contradicciones, se permite que numerosos proyectos depredadores sean aprobados y apoyados por el mismo gobierno. En ese mismo sentido, se ha impulsado de manera agresiva un proceso de reconversión agroproductiva basada en una nueva oleada de “revolución verde” (Ceccon, 2008), basada en la creciente utilización de organismos genéticamente modificados en el campo, así como un acelerado impulso de falsas soluciones energéticas basadas en biocombustibles conocidos 126

internacionalmente por sus efectos devastadores ambientales y que son repudiados por numerosas voces. (Vargas, 2008; Friends of the Earth Europe, 2008; Ecología política, 2007;). Uno de los factores sociales más preocupantes de la introducción de iniciativas productivas basadas en avances tecnológicos con efectos depredadores, el sector rural y agroproductivo se mantiene en crisis permanente con los conocidos efectos migratorios derivados del profundo estancamiento de los sectores campesinos y del colapso de las economías de subsistencia minifundistas, especialmente de los pueblos originarios. (Rojas Rangel, 2009; Salinas 2004). El modelo económico depredador tanto en su ámbito productivista en el sector rural, en el desarrollo de infraestructura turística por y para extranjeros, así como en su dimensión extractivista implica un fuerte deterioro ambiental, caracterizado por pérdida de hábitats y biodiversidad, aceleración de los procesos de desertificación, pérdida de suelos, incapacidad de captación de agua, degradación de suelos, pérdida de reservas de agua fósil, intrusión de agua contaminada en las costas, deterioro o desaparición de lagunas costeras, contaminación creciente y aguda de agua y suelo; en resumen, la salud y funcionalidad de los ecosistemas, y con ello la degradación de los recursos ambientales, básicos para la supervivencia humana y de la vida misma. Revisemos brevemente entonces cada uno de estos ejes del modelo extractivistadepredador. 1. La Industria extractiva 1.1. Mega-minería metalífera a cielo abierto La reforma que Carlos Salinas de Gortari impulsó al artículo 27 constitucional y a la Ley Minera el 26 de junio de 199224 fue el parte aguas legal para el viraje de la actividad económica primaria, abriéndola al capital extranjero, en áreas antes reservadas al capital nacional. Las corporaciones mineras globales instaladas en diversas partes del mundo resultaron las más beneficiadas por esta resolución. Seguida de esta reforma se generan tres modificaciones adicionales que profundizan la trasnacionalización de la minería: la primera fue el 24 de diciembre de 1996, para dar certeza
24

Además de la propia Ley, hay otras normativas que regulan la actividad minera: la Ley General de Bienes Nacionales, La Ley Agraria, La Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, La Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, La Ley de Aguas Nacionales, La Ley Federal de Derechos, la Ley de Inversión Extranjera y Código Civil (López Bárcenas, 2011:7). Por otro lado, entre las regulaciones de la propia Ley Minera está su Reglamento, el Manual de Organización de la Dirección General de Promoción Minera emitido en octubre de 2005; y el Manual de Procedimientos de la Dirección General de Minas aprobado en octubre de 2004 (Auditoria Superior de la Federación, 2008: 23).

127

jurídica a los concesionarios y simplificar el otorgamiento de las concesiones mineras; la segunda por medio de un decreto, el 28 de abril de 2005, se permitió expedir en un solo título de concesión minera la exploración y la explotación; y tercero, el 26 de junio de 2006 se adicionaron reglas para incentivar la inversión extranjera (Auditoria Superior de la Federación, 2008: 22). Con estas nuevas legislaciones se cambió la duración de las concesiones; seis años para las de exploración sin prórroga establecida, y para las de explotación con una duración de 50 años y derecho a prórroga. Las reformas a esta ley se impulsaron como parte de los programas de ajuste económico promovidos por el Banco Mundial, otorgando préstamos bajo la condición de reestructurar las áreas estratégicas del país, entre las cuales destaca el sector minero (Estrada, 2001:3, 16). A lo que se suma la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, para la apertura de este sector, con la eliminación de los aranceles aduaneros y el otorgamiento de grandes facilidades y estímulos fiscales para la atracción de inversiones al país. La reforma de la Ley Agraria, como otra de las modificaciones del artículo 27 constitucional, fue central para trastocar la situación de la propiedad de la tierra, dándole a los ejidatarios la posibilidad de enajenar su tierra y cancelar el reparto agrario, iniciado desde el periodo posrevolucionario. Los ejidatarios ya no sólo podían desincorporar su tierra y venderla, sino también ‘asociarse entre sí’, con el Estado y con terceros, otorgándoles el uso de sus tierras. Para los inversionistas privados esto abrió una oportunidad sin precedentes, pues ahora podían buscar la asociación con los ejidatarios para arrendar sus tierras y explotar sus recursos sin tener que comprárselas. O bien, comprárselas siempre y cuando los ejidatarios lo consintieran con el 100% de los votos en una primera Asamblea Ejidal, o bien con el 51% de los votos diez días más tarde (Estrada, 2001: 2-3). Es de resaltar que, antes de esta reforma la organización ejidal comprendía el 52% del territorio nacional, del cual el 40% actualmente ha pasado a ser propiedad privada (Gómez, 2011). Con la mega-minería a cielo abierto en los últimos diez años ha aumentado exponencialmente la extracción de recursos minerales. De 2003 a 2008, el oro aumentó el 150%, al pasar de 20 a 50 toneladas de producción anual; la plata aumentó 6% de 2,516 a 2,668 toneladas; el cobre ha descendido de 2005 a 2008, decayó de 373 millones a 268 millones de toneladas. Por su parte los minerales no metálicos registran tendencias crecientes de producción, destacando la fosforita, la diatomita, el azufre o la fluorita, el sulfato de manganeso (Delgado, 2011: 18). Tales ritmos extractivos se han reflejado en una captación por parte del sector minero 128

de 3,656 millones de dólares de inversión extranjera directa en el 2008, cifra 70% mayor a la de 2007 (2,156 mdd) y cuatro veces mayor a la captada en el 2000 (897 mdd) (Delgado, 2011: 18). Según las cifras del Banco de México los ingresos de la producción minera pasaron del quinto, al tercer lugar como generadores de divisas, sólo superados por los ingresos petroleros y los de la industria automotriz (López-Bárcenas, 2011). Otro dato es que en los últimos diez años las empresas mineras, principalmente canadienses han extraído del subsuelo mexicano 353.8 toneladas de oro, el triple de las que compró el Banco de México para incrementar las reservas internacionales del país (González, 2011). En la pasada administración de Vicente Fox y los dos primeros años de Felipe Calderón, de 2000 a 2008, se otorgaron 24,713 concesiones a 231 empresas extranjeras, aumentando exponencialmente la extracción de recursos minerales (Ramírez, 2010) y, en consecuencia la conflictividad social por el despojo de tierras, la contaminación de los ecosistemas y la expulsión de comunidades enteras de sus territorios. Entre 2005 y 2010, se lograron enormes ganancias que ascienden a 552 millones de pesos, de los cuales el 1.18% se quedó en el país como pago de impuestos (Radioinformaremos, 2012). Indudablemente las ganancias de las empresas se dan a costa de esquemas asimétricos de derechos, los cuales siguiendo a Rodríguez Pardo, son clave del enriquecimiento, “puesto que si las empresas pagaran por todos los factores de producción realmente empleados, costaría más la extracción de los minerales que su valor en el mercado” (Rodríguez Pardo, 2009: 8-9). El cuestionamiento al proceso de la minería a cielo abierto que ha sido repudiada internacionalmente por sus impactos ambientales se refiere a su forma extractiva depredadora centrada en la fase de explotación y operación de la mina. A partir de la detonación de las rocas, con el uso de cientos de toneladas de explosivos al día, la extracción del mineral por medios mecánicos, la separación de las rocas consideradas mineral y los desechos no mineralizados, la trituración del mineral, la clasificación por tamaños del mineral por medio de rejillas, la retrituración del mineral en caso de que el tamaño no sea el adecuado para las tareas de tratamiento, la extracción y transporte al lugar de acopio, y el transporte hacia la planta de tratamiento. Los principales impactos ambientales en esta fase de explotación afectan la superficie con los cientos de toneladas de dinamita utilizados al día que producen a su vez decenas de miles de toneladas de piedra por día, escombro que apilan y dejan al descubierto; se inhabilitan o destruyen áreas de vegetación original y cultivos entre otros patrimonios superficiales; se 129

alteran cursos de agua y se forman grandes lagunas para el material descartado. Las detonaciones producen daños en construcciones cercanas y el ruido produce contaminación sonora a las poblaciones aledañas. El aire se contamina con impurezas sólidas provenientes de diversas fases del proceso, como polvo y combustibles tóxicos o inertes capaces de penetrar hasta los pulmones. También se da la presencia de vapores de cianuro, mercurio, dióxido de azufre contenidos en gases residuales, producidos por procesos de combustión incompleta o emanaciones de charcos o lagunas de aguas no circulantes con materia orgánica en descomposición. Además de la sobreexplotación de pozos y cuerpos de agua por la alta demanda que exige esta industria (aproximadamente 300 mil m3 de agua por día en promedio9), se afectan aguas subterráneas o freáticas por las pilas o botaderos de productos sólidos residuales o por los diques de colas. Todo esto termina por eliminar la flora y fauna en el área circunvecina sin ninguna posibilidad de recuperación o regeneración. Por último, la etapa de beneficio o tratamiento de los minerales obtenidos implica el uso de distintos medios, para que el mineral pueda ser comercializable. Para la extracción del oro se lixivia con cianuro, lo que implica moler la roca que contiene el mineral, utilizando grandes molinos de rotación o piletas. El material resultante es acumulado para ser rociado con una solución cianurada. Posteriormente se agrega polvo de zinc para precipitar el oro que se encuentra disuelto en la solución. Luego se le trata con ácido sulfúrico a fin de remover el zinc y cobre residuales (Estrada, 2001: 13). El cianuro es una de las sustancias susceptibles al agua más tóxicas y corrosivas que existen. Al tener contacto con el agua se convierte en un material altamente peligroso para la vida de cualquier ser, produciendo gases tóxicos, corrosivos e inflamables (Estrada, 2001: 13). Derrames de cianuro pueden matar la vegetación e impactar la fotosíntesis y las capacidades reproductivas de las plantas. En el caso de los animales, el cianuro puede ser absorbido a través de la piel, ingerido o aspirado. Los trabajadores mineros suelen tener contacto con el cianuro, sobre todo durante la preparación de la solución y la recuperación del oro. “Para producir un anillo de oro de 10 gramos se utiliza 1 kilo de cianuro, cantidad suficiente para matar a 30, 000 personas” (OCMAL). Los ciclos de lixiviación duran de unos cuantos días a unos cuantos meses, dependiendo del tamaño del cúmulo y de la calidad del mineral. La solución de cianuro que contiene el oro llamada “solución encinta"- fluye por gravedad a un embalse de almacenamiento, desde el cual se

130

usan bombas o zanjas con forros para llevarla hacia la planta de recuperación de metales (AECOAT). Los residuos de la explotación que no pueden aprovecharse, son almacenados en enormes depósitos, llamadas “presas de jales”. El diseño y construcción de las presas de jales, resultan fundamentales para la seguridad de la mina y de ello dependen los peores riesgos de contaminación. Como es obvio, la explotación de los recursos tiene un altísimo costo ambiental que las comunidades campesinas, de pueblos originarios o de habitantes, desplazados de sus propias tierras, o en peligro de ser afectados por sus impactos se niegan a pagar. En México, en los últimos años se han detonado numerosos procesos de resistencia a la minería a cielo abierto, que el gobierno mexicano ignora deliberadamente. Algunos de ellos son en Chiapas, el Frente Regional Contra las Privatizaciones conformado por decenas de comunidades de la región de la Sierra que enfrentan 56 proyectos de minería a cielo abierto; la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de Guerrero, un proceso que aglutina a 63 comunidades de 11 municipios, reuniendo a miles de indígenas me´pha (tlapanecos), ñu ssavi (mixtecos), nahuas y mestizos de la Costa Chica y Montaña de Guerrero (Gasparello, 2009) en un sistema alternativo de justicia, ha comenzado un proceso de resistencia a la extracción minera que se comienza a desarrollar en la zona considerando que las minas significan muerte; el proceso de extracción minera se encuentra en su fase exploratoria por la minera Hochschild en “corazón de tinieblas (Tlacoapa, Malinaltepec, Zapotitlán Tablas y San Luis Acatán) y CamSim Minería, ésta última por iniciar la explotación de la Mina San Javier en el municipio de Iliatenco. En San Luís Potosí se encuentra la lucha de más de 15 años del Frente Amplio Opositor contra Minera San Xavier- New Gold que ha venido explotando de manera brutal el Cerro de San Pedro, emblema de la historia de los potosinos. Recientemente se autorizaron 22 concesiones mineras otorgadas a la empresa Canadiense First Majestic Silver Corp para la extracción a cielo abierto de los minerales en el sitio sagrado de Wirikuta. Ante tal conflicto se constituyó el Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa encabezado por los ancianos, asambleas y autoridades del pueblo Wixárika. En Oaxaca, la Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán luchan contra un proyecto de minería a cielo abierto, operado por la Minera Cuzcatlán de la empresa canadiense Fortune Silver que los despojará de sus comunidades y contaminará sus tierras y cuerpos de 131

agua. Resalta la toma directa de la mina por las comunidades para su cierre, el posterior operativo de desalojo con fuerte brutalidad policiaca y posteriores represiones y actos de intimidación. De igual manera el Consejo Autónomo Cuicateco resiste al despojo de sus tierras para la instalación de una minera a cielo abierto. La oposición y resistencia al modelo extractivo es amplio, frente a la catástrofe ambiental que significan los núcleos de explotación minera. (Navaro, Pineda, 2011). 1.2. La industria petrolera Durante años, PEMEX se convirtió en la industria que más aportó al Producto Interno Bruto (PIB), siendo centrales los ingresos de sus ventas para impulsar el modelo de desarrollo estabilizador de la década de los 50 a los 70. Registrando las diversas modificaciones que se dispusieron en materia legal, la reforma energética del 2008 se identifica como la iniciativa que propiciaría las condiciones para la gran apertura del sector petrolero al capital privado. Prueba de ello fue el avance sobre las áreas estratégicas de la industria, como lo son la exploración y el desarrollo de campos petroleros, a través de la formalización de los contratos “incentivados” o “integrales” que permiten el apoyo directo del capital privado. Incluso se pusieron a la venta las bases de licitación para contratar los servicios para la evaluación, desarrollo y producción de hidrocarburos en campos maduros de la región sur del país. De tal suerte que los contratos integrales no son más que un mecanismo que permite que la inversión privada pueda participar en la explotación del petróleo (Sheinbaum, 2011). De tal modo que no sólo el Estado disminuyó su presencia en la industria de la petroquímica, sino que promovió la apertura de áreas estratégicas a capital privado. La intervención estatal se ha reorientado a las actividades de exploración, perforación y extracción contratando servicios de empresas para el cumplimiento de tales tareas. La reorganización de la gestión estatal y de la producción de la industria ha configurado un modelo de desarrollo basado en el neoextractivismo. Se trata de volcar todos los esfuerzos en descubrir nuevos yacimientos y extraer enormes volúmenes de petróleo y gas para ser exportados como “commodities” al mercado internacional (Gudynas, 2009). En el marco de esta crisis, durante la administración de Felipe Calderón se han invertido cuantiosos recursos para el descubrimiento de nuevos yacimientos de aceite en aguas profundas del Golfo de México, teniendo que enfrentar por el tipo de exploración, mayores profundidades, con crudos muy pesados, en yacimientos pobres y consecuentemente, con costos muy altos. Pese 132

al esfuerzo, los resultados han sido casi nulos y solamente se han descubierto reservas de gas (Barbosa, 2010). De tal modo que la tendencia es que ante la escasez de petróleo se intensifican cada vez más las actividades de perforación y extracción en áreas cada vez más complejas. Se pronostica que estos nuevos yacimientos y la capacidad tecnológica para sobrellevar las complejidades en la extracción, sostendrán las actividades extractivas a lo mucho por dos décadas (Barbosa, 2010). Otros estudios calculan que con las reservas probadas de crudo de 12,352 millones de barriles, y con el nivel de producción actual, éstas durarán aproximadamente 11 años (INEGI). La renovación de las tecnologías es sin lugar a dudas un elemento fundamental para la gestión de esta crisis. Las tecnologías post- pico del petróleo son capaces de extraer los recursos pese a las adversidades del terreno, a costa de provocar también enormes pasivos sociales y ambientales. En este sentido, una de las más importantes y recientes innovaciones ha sido el desarrollo de pozos multilaterales capaces de extraer hidrocarburos de dos o más hoyos productores a partir de una serie de brazos y tuberías flexibles que convergen en un solo cabezal de producción. Esta nueva tecnología además de incrementar la extracción en zonas en las que con la tecnología convencional hubiera sido imposible, aparentemente reduce el área de afectación a nivel de la superficie. Adicionalmente se emplea la técnica del fracturamiento, la cual consiste en romper arenas sumamente compactas y de escasa permeabilidad a través de la inyección de líquidos a enormes niveles de presión y altas temperaturas, arriba de 100 grados centígrados, llamados “sustentantes”, los cuales permiten mantener abierta la fractura. Todo esto es posible por el sofisticado control de las operaciones con computadoras, el monitoreo en tiempo real y simuladores que permiten la detección y medición del área impactada (Barbosa, 2010). Sin embargo, para el aumento de la productividad de la extracción, los sustentantes son inyectados bajo presiones cada vez más altas para lograr el fracturamiento de la tierra. La composición de los líquidos “sustentantes” no se conoce a ciencia cierta, pero en otros países se ha revelado el empleo de ácidos, como el clorhídrico o fluorhídrico, mejor conocidos como “tratamientos ácidos” (Barbosa, 2010). Desde el 2010 se ha implementado este método en más de 16 mil 200 pozos y se calcula que pueda rebasar los 50 mil en territorio mexicano (Barbosa, 2010). Además del uso de estas tecnologías, otro signo distintivo de este nuevo modelo es la extensión de las fronteras extractivas en aguas profundas o que anteriormente se consideraban 133

improductivas, como ocurre con los yacimientos jóvenes o con las ampliaciones de las zonas petroleras, de las que está documentado su poca rentabilidad y los altos riesgos ambientales así como las afectaciones alrededores. Esta reconfiguración del territorio va de la mano del desarrollo de economías de enclave, en las cuales las actividades primario-exportadoras no integran al resto de la economía y la sociedad, sino por el contrario las excluye. Los enclaves no propician el desarrollo del mercado interno, genera pocos empleos, ningún tipo de encadenamiento productivo y una fuerte dependencia de las vicisitudes de los precios internacionales del petróleo, produciéndose lo que Acosta (2009) denomina como la “maldición de la abundancia”, en tanto la miseria de grandes masas de la población parecería ser consustancial a la presencia de ingentes cantidades de recursos naturales con alta renta diferencial. Un caso emblemático de este tipo de economía es Chicontepec y en general la Huasteca Baja de Veracruz, en donde anteriormente había sido casi imposible realizar operaciones de extracción debido a que los yacimientos se encuentran muy dispersos en arenas muy cementadas o compactas. Actualmente Chicontepec está funcionando como campo de experimentación de las nuevas tecnologías de perforamiento horizontal y fracturamiento por parte de empresas como Tecpetrol, Baker Hughes, Weatherford, Halliburton y Schlumberger cuyas casas matrices se encuentran en Houston, Texas, Calgary, Canadá y Suiza (Barbosa, x; Rodríguez, 2012). El que Chicontepec sea considerado como “Proyecto estratégico de PEMEX” ha implicado que para los próximos 35 años sea lugar de actividades petroleras, con el consecuente desplazamiento de otras actividades económicas de la región huasteca y totonoca. Hasta el momento se han perforado más de 1500 pozos e impulsado reconversiones territoriales en los usos del suelo agrícola y ganadero por petrolero para tal fin (Barbosa, x). A pesar de las cuantiosas cantidades que se han invertido en esta región -96 mil 100 millones de pesos de 2007 a 2011- y los datos que evidencian la falta de rentabilidad de los pozos perforados, la Cámara de Diputados sigue aprobando presupuestos para la extracción de petróleo en esta zona (Rodríguez, 2012). Las consecuencias sobre productores de ejidos, comunidades y pequeña propiedad son incalculables. Se trata de un tipo de desarrollo que además de demandar altas cantidades de agua para la extracción y su contaminación consustancial, no ofrece ninguna alternativa para las poblaciones, por el contrario desintegra las formas económicas y productivas que garantizaban la 134 mayores a las comunidades de pescadores y habitantes de los

subsistencia. A esto, es necesario sumar los cuantiosos desastres ambientales provocados por los derrames incontrolables de crudo y gas a lo largo de los conductos de PEMEX, quienes no han mostrado tener un plan de acción ante estos. Para Barbosa “la reducción de la renta petrolera ya está provocando una distribución más discrecional de los recursos y una lucha más enconada entre diversas facciones de la clase política por el reparto. Así, puede verse que se castiga el presupuesto de programas urgentes, pero se mantienen programas asistencialistas, con el objetivo de conservar clientelas electorales, en algunas entidades” (Barbosa, 2010) Desde fines de los años noventa del siglo pasado, se intensificó el debate y las evidencias de la inminente llegada al pico del petróleo (peack oil), situación a la que se ha ido sumando una larga lista de países, incluido México. Así, asistimos a una nueva época en la que el petróleo barato se está agotando y se enfrenta una profunda crisis en la matriz energética y la civilización petrolera, que se evidencia, no sólo por el progresivo agotamiento de los combustibles fósiles, sino además por las graves consecuencias ambientales de esta sociedad de consumo, directamente expresadas en el el cambio climático global25 y la pérdida de la biodiversidad. “El patrón técnico petrolero acelera la decadente transfiguración del capital, de fuerza productora de la historia, en fuerza destructora de la civilización” (Barreda, s/f). Ciertamente los beneficios económicos y la legitimidad que la industria extractiva ha desarrollado han sido por su enorme capacidad de fetichización y de ocultamiento de su carácter destructivo. Y es que el petróleo se ha convertido en uno de los fetiches técnicos más poderosos de la historia del capitalismo (Barreda, s/f). Tales “externalidades” se pueden identificar en todo el proceso de produccióncirculación- consumo; desde la exploración, perforación y extracción hasta la transportación, refinación y quema. “En la fase de exploración una vez que se han detectado las zonas petroleras potenciales, es necesario comprobar su existencia, mediante la perforación de pozos de prueba. Una vez encontrado el combustible, las perforaciones se amplían de entre 10 a 30 pozos por plataforma petrolera con un fallo del 40%” (Delgado, 2011). Durante la perforación se utilizan grandes cantidades de explosivos, que junto con la construcción de las plataformas petroleras contaminan, alteran y fragmentan los ecosistemas. La
25

Las movilizaciones conjuntas y simultáneas de decenas de millones de personas en todo el planeta en 2003 que se oponían a la guerra contra Irak, sumándose todas al grito de NOT BLOOD FOR OIL en Nueva York, San Francisco, Sydney, Tokio, Londres, Roma, Barcelona, Quito, Berlín, La Paz, Ciudad de México, París, Damasco, El Cairo, etc.. es el reclamo unánime que expresa no sólo el temor a una nueva guerra mundial y el caos general, sino también el fin de una era geopolítica centrada en el petróleo, así como el inicio de otra nueva era de lucha y de construcción de alternativas no sólo sociales, sino necesariamente económicas, políticas, energéticas, materiales, técnicas y ambientales (Barreda, s/f).

135

utilización masiva de agua y las enormes cantidades de desechos producidos es alarmante. En promedio, se estima que en la producción petrolera terrestre los desechos de lodos van desde los 270 mil litros, a casi los 750 mil litros diarios. Los lodos son vertidos usualmente a la tierra, y las aguas contaminadas de las plataformas marinas son derramadas directamente en los océanos. A lo anterior se suman los riesgos de explosión, derrames e incendios provocados por el funcionamiento cotidiano de los pozos petroleros (Delgado, 2011). Igualmente, deben contabilizarse los gases de efecto invernadero y otros contaminantes atmosféricos que genera la extracción, el transporte y la refinación del crudo. Tan sólo la quema del gas natural asociado al proceso de extracción, se estima en el orden de unos 35 millones de toneladas de dióxido de carbono y 12 millones de toneladas de metano (Delgado, 2011:5). Es igual de alarmante el carácter destructivo de esta industria en la salud de los trabajadores, de los consumidores y otros seres vivos, por la extraordinaria y versátil transformación química industrial de las sustancias petrolíferas, que al ser consumidas, propician en el organismo de los seres vivos la acumulación de sustancias nocivas, que cuando son convertidas en desechos, pueden tardar de cientos a miles de años en degradarse. Y cuando se procede a su incineración ocurre la aparición de nuevas sustancias tóxicas (contaminantes orgánicos persistentes) mucho más venenosas que cualquiera de las sustancias anteriores. El daño de estas sustancias tóxicas acumuladas en todos los rincones del planeta y en todos los aspectos de la vida contemporánea, termina por masificar un nuevo patrón de enfermedades degenerativas de todos los órganos y sistemas del cuerpo humano. (Barreda, s/f-c). 2. Megaproyectos de infraestructura El desarrollo de megaproyectos –emprendimientos mineros, producción de biocombustibles, monocultivos forestales, producción agropecuaria, grandes complejos turísticos- está vinculado con la construcción de infraestructura para la movilización y conexión de las materias primas extraídas con los centros de procesamiento y distribución así como para atraer inversionistas y beneficiarios extranjeros. Los desarrollos de infraestructura de carreteras, energía, y telecomunicaciones en México, se han venido impulsando en el marco de diferentes acuerdos y tratados comerciales, como es el caso del Plan Puebla Panamá -hoy Proyecto Mesoamérica con la incorporación de Colombia- que tiene como objetivo dominar una serie de áreas para su valorización, dominación e integración al "sistema del mercado global".

136

El Plan Puebla Panamá surge en el 2001, como una iniciativa conformada por Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, y más recientemente Colombia. El área de trabajo vinculada al desarrollo de infraestructura es el Proyecto de “Interconexión de la Infraestructura de Transporte y Facilitación Comercial” la cual tiene como objetivo aumentar la conectividad interna y externa de las economías de la región mesoamericana, a través del mejoramiento de la infraestructura y los servicios del transporte carretero, marítimo y portuario para favorecer y potenciar la competitividad en los países de la región (Proyecto de Integración y Desarrollo Mesoamérica). Se trata de impulsar megaproyectos infraestructurales de transporte, comunicaciones y energía que unifiquen la región en forma concreta, complementando al TLCAN y al nuevo TLC de Centro América con Estados Unidos (CAFTA, por sus siglas en Ingles). Con estos megaproyectos, el PPP busca atraer inversión privada nacional y extranjera, impulsando un cambio en el modo de producción del campo Mesoamericano, desde un economía campesina todavía basada en gran parte en la propiedad social y la autosuficiencia, hacia un sistema neoliberal basado en la propiedad privada, mano de obra barata, plantaciones agroindustriales, la extracción de recursos naturales y la promoción del "gran turismo" (Wilson, 2008). Durante el sexenio de Felipe Calderón se han aportado cuantiosas sumas a este renglón, en esquemas mixtos de inversión privada y pública. Tratando de dar la certeza jurídica que los inversores requieren como la eliminación de “la regulación innecesaria y los inhibidores a la inversión, incluyendo, entre otras acciones, la revisión y simplificación de los procedimientos de contratación” y resolviendo “la problemática adquisición de derechos de vía” y la simplificación de “los trámites para la obtención de autorizaciones en materia ambiental” (Calderón, 2007: 28). Las metas al 2012 fueron la construcción o modernización de 17,598 kilómetros de carreteras y caminos rurales, incluyendo 12,260 kilómetros que corresponden a la terminación de 100 proyectos carreteros completos. Así como el incremento de 72 a 90% de la red carretera federal que opera en buenas condiciones conforme a estándares internacionales. La cantidad de kilómetros construidos fueron para corredores troncales 5,472; obras complementarias 1,338; y caminos rurales y carreteras alimentadoras 4,000 (Calderón, 2007: 46). Los corredores troncales terminados durante esta administración a nivel longitudinal son: la Transpeninsular de Baja California, México- Nogales con ramal a Tijuana; Querétaro- Ciudad Juárez; México- Nuevo Laredo con ramal a Piedras Negras; Veracruz- Monterrey con ramal a Matamoros; Puebla- Oaxaca- Ciudad Hidalgo; México- Puebla- Progreso; Peninsular de Yucatán. Y 137

a nivel transversal: Mazatlán- Matamoros; Manzanillo- Tampico con ramales a Lázaro Cárdenas; Altiplano; Acapulco- Veracruz; Circuito Transísmico (Calderón, 2007: 49) En materia ferroviaria se construyeron 1418 vías férreas; en infraestructura portuaria se construyeron 5 puertos nuevos, se modernizaron 22, y se construyeron 13 muelles para crucero (Calderón, 2007: 62). Este tipo de medidas han ido acompañadas de fuertes procesos de despojo contra comunidades poseedoras de la tierra, como precondición para el desarrollo de infraestructura. También vemos cómo en el desarrollo de la megalópolis del Valle de México se están impulsando proyectos de infraestructura carretera para conectar la llamada Corona de las Ciudades de Puebla, Tlaxcala, Cuernavaca, Cuautla, Querétaro, Toluca, Hidalgo. Arco Sur, Arco Poniente, Arco Norte con el libramiento norte de Puebla, la carretera Naucalpan- Toluca, LermaTres Marías. Los megaproyectos carreteros atraviesan literalmente innumerables territorios de pueblos indios y requieren del desposeimiento de enormes contingentes campesinos, así como la fragmentación y deterioro de múltiples ecosistemas. Los megaproyectos energéticos, especialmente hidroeléctricos, han generado una enorme tensión por el desplazamiento forzado de miles de comunidades y por los efectos ambientales de desertificación, transformación de ecosistemas, debilitamiento de la biodiversidad y sus “costos” sociales y culturales. La intensificación y expansión de megaproyectos ha provocado una fuerte reacción en todo el país, como en los casos del movimiento zapatista y otras organizaciones indígenas que enfrentan los desalojos y las reubicaciones del gobierno para la construcción de la carretera Ocosingo-San Quintin-Margaritas y San Cristóbal- Palenque; En Huejuquilla el Alto, Jalisco, los indígenas wixárika mantienen la defensa de los bosques y el rechazo a la construcción de una autopista que cercenaría su territorio, destruyendo centros ceremoniales y biodiversidad; el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua en Puebla y Tlaxcala defiende sus tierras y luchan contra el despojo para la construcción de dos mega proyectos carreteros “Arco Norte” y “Arco Sur Poniente” o bien la lucha del Frente contra la súper vía Poniente en Ciudad de México por sólo mencionar los casos más emblemáticos. (Navarro, Pineda, 2011). Al lado de los megaproyectos de infraestructura carretera caminan los megaproyectos turísticos, planteados en el programa sectorial de turismo 2007-2012, con la premisa de crear condiciones efectivas para el desarrollo turístico de México pero una vez más con una evidente desvinculación con la sociedad y el ambiente, los que sufren las consecuencias como la 138

marginación, desintegración del tejido social local, cambio de uso de suelo y modificación de ecosistemas. El sexenio de Felipe Calderón ha estado colmado de megaproyectos turísticos plagados de irregularidades. Comenzó con el desafortunado seguimiento del proyecto impulsado por Fox: "Escalera Náutica" que por sus evidentes incongruencias ha sido objeto de múltiples cuestionamientos por seguir al pie el modelo socialmente depredador y ambientalmente inviable en una zona calificada como de elevadísima riqueza biológica, pero de escasos recursos como el agua. Durante este sexenio se implementarios varias estaciones de la escalera, sin embargo la mayoría de ellas han sido un fracaso rotundo y un gasto del erario público de cientos de millones de pesos. Existen también en el norte del país proyectos depredadores turísticos como los planteados para Barrancas del Cobre, en donde el proyecto no considera a los rarámuris, pero si la construcción de hoteles de 5 estrellas y gran turismo, en donde, como la experiencia indica, los lugareños trabajaran de jardineros y empleados menores en los hoteles y demás negocios. Otro ejemplo desafortunado del ejercicio calderonista es lo que ocurre en Bahía Magdalena en donde Carnival Corporation, consorcio turístico de importancia mundial invertirá de millones de dólares en infraestructura portuaria para el ingreso de embarcaciones tipo megracruceros en un área considerada santuario natural de ballena gris y cientos de especies marinas que ahí se alimentan a lo largo del año. Estos ejemplos de turismo depredador evidencian los huecos legales, la desvinculación de la normatividad con la realidad en la ejecución y aplicación de las normas, así como la permisibilidad de distintos sectores del gobiernos a la entrada de grandes capitales de empresas extranjeras a costa de la sustentabilidad y bienestar social real. El impulso de estos megaproyectos se da en el marco de los distintos acuerdos comerciales firmados por México, como el Tratado de Libre Comercio, y Proyecto Mesoamérica, los cuales incluyen un apartado de producción y comercialización de energía, en el que México está comprometido a producir energía para la exportación (García, 2010: 18). Para la región mesoamericana el relanzamiento del Plan Puebla Panamá (PPP) hoy Proyecto Mesoamérica, implica el impulso de un sistema eléctrico de todos los países de Centroamérica para mejorar sustantivamente la seguridad energética, los costos de oferta de electricidad y fortalecer el sector eléctrico para aumentar la competitividad de la región mesoamericana. Además de potenciar la producción de energías con fuentes renovables y la consolidación de un Mercado Eléctrico Regional (MER). 139

En México, actualmente quien consume más energía es el sector industrial y comercial, no la población en sus viviendas. (García, 2010: 16). De hecho en el marco del Plan Puebla Panamá se promueven iniciativas de integración energética desde Panamá hacia Estados Unidos con el objetivo de satisfacer el aumento constante del consumo energético de este último (Ceceña, 2007: 13). La construcción de hidroeléctricas a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), bajo un esquema mixto de inversión y operación, ha sido justificada como una salida para satisfacer la alta demanda de energía que el país requiere, y que la participación del capital privado en este rubro hace posible la instalación de esa capacidad, con el aumento de la producción de energía, disminución de costos y mejoramiento de la calidad para todos los usuarios. “El nuevo esquema promete que ya no habrá cortes de energía ni apagones, que no habrá variaciones del voltaje y que el servicio al cliente mejorará. Sin embargo, los procesos de privatizaciones de las empresas estatales de energía eléctrica han ido acompañados de corrupción; de aumento en las tarifas y de mala calidad y mal servicio” 26 (Castro, 2007). En relación a lo anterior, en el año de 2008 la Auditoria Superior de la Federación (ASF) como resultado de la revisión al informe de la cuenta pública 2008 encontró que el gobierno federal ha venido reduciendo la generación de energía a través de la paraestatal Comisión Federal de Electricidad, incrementando la ociosidad de las plantas instaladas en el país en un 6.9% mientras que los productores privados han aumentado su participación en el mercado. Además del 87.5% de capacidad instalada (es decir las presas construidas y en operación) estuvo disponible, pero sólo operó al 45.4% lo que nos refleja que un 42.10% no se utilizó (García, 2010: 16). La construcción de hidroeléctricas se ha planteado como una alternativa limpia y eficiente para la generación de electricidad. Al respecto, la Comisión Mundial de Represas ha documentado que el 20% de las represas hidroeléctricas logran menos del 75% de los objetivos planeados de producción de energía eléctrica y más del 50% no llegan a cumplir sus objetivos iníciales, además de que con el paso del tiempo van quedando inservibles (García, 2010: 15). Las afectaciones de la construcción de presas están fuertemente documentadas y han sido clasificadas como fuertemente negativas (Sarukhán, J., et al. 2009), el cambio en el flujo de agua y las reducciones de la calidad de esta provocan la pérdida de biodiversidad acuática (riparia y

26

De aquí que en los últimos años se haya desarrollado en algunas regiones del país un enorme proceso de resistencias de cientos de comunidades contra las altas tarifas de las luz eléctrica, como es el caso del Consejo Autónomo de la Zona Costa de Chiapas.

140

marina) y de recursos asociados, además de que la alteración en los aportes de agua y el transporte de sedimento conllevan la erosión del suelo y por consiguiente disminuyen o eliminan la capacidad de retención de agua resultando en desertificación y desastres por eventos extremos. El desgarramiento de los territorios y las múltiples estrategias de privatización y despojo del agua, encarnan una verdadera guerra contra la propiedad común de este bien. A pesar de esto, conforme crece la compleja crisis del agua, subsisten y se recrean diversas iniciativas autogestivas para la captura del agua, la retención de reservas en los acuíferos, el diseño de otras formas de urbanización, la implementación de técnicas alternativas en el uso doméstico y comunitario del agua, el empleo de letrinas secas o la creación de formas alternas de filtrar el agua y recuperar el agua de los ríos (Barreda/ Ortiz, 2007:18). La economía globalizada está cambiando la definición del agua: de ser un bien comunal a volverse un bien económico y privado que puede extraerse y comerciarse libremente, para beneficio de unos pocos. Los defensores del libre comercio del agua consideran los derechos de propiedad privada, como la única alternativa para la tenencia estatal, y los mercados libres, como los únicos sustitutos de la reglamentación burocrática de los recursos hídricos (Shiva, 2007: 32). Bajo esta lógica la gestión del agua tiene el imperativo de cubrir los requerimientos del capital, y no de la satisfacción de las necesidades básicas y de sustento para la reproducción de la vida. Numerosos casos de resistencia al despojo y el desplazamiento forzado son encabezados por comunidades campesinas y rurales: en el estado de Guerrero el Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota resiste a la construcción de un megaproyecto hidroeléctrico de enormes magnitudes en el Río Papagayo, el cual afectaría directamente a 25 mil campesinos y desertificaría las tierras de 75 mil más que siembran río abajo, además de las numerosas contraindicaciones ambientales y alteraciones hidrológicas analizadas y documentadas por diversos institutos de investigación. El CECOP ha impulsado una resistencia exitosa desde el año 2003, que ha detenido las obras con resistencia civil, recursos jurídicos, movilización masiva de sus comunidades y visibilidad nacional e internacional, lo que lo ha convertido en un emblema nacional de defensa de la tierra y el agua. De igual manera, en Jalisco las comunidades de Temacapulín, Palmarejo y Acasico enfrentan las obras de la Presa El Zapotillo, El Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde, el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (COPUDEVER) lucha contra el proyecto de la presa de “Aprovechamiento Hidráulico de Usos Múltiples Paso de la Reina” sobre 141

el cauce principal del río Verde inundando terrenos de poblaciones enteras y afectando las especies de flora y fauna de la región. (Navaro, Pineda, 2011). 3. Sistema agroalimentario industrial Hoy observamos un escenario en el que se ha enajenado la tenencia de la tierra y las mejores zonas de cultivo se encuentran rentadas o compradas por unas cuantas empresas de la agroindustria27. La producción de alimentos e insumos básicos se encuentra abandonada o a merced de los intereses comerciales de los agricultores privados. La gran mayoría de los agricultores se encuentran en condiciones económicas difíciles, sino es que de emergencia. Las repercusiones del cambio climático han afectado directamente las condiciones ya difíciles de la siembra, en donde las sequías, heladas o las lluvias a destiempo han afectado durante 2011 el 70% de la superficie cultivada del país (Editorial Jornada, 2011). El aumento de la tendencia migratoria del campo a la ciudad y a EEUU es otro fenómeno alarmante vinculado a la crisis del campo. A veinte años de la reforma al artículo 27 constitucional, 2 millones de campesinos emigraron por el bajo ingreso agrícola y 60% de los ejidos de los estados del norte, los más productivos del país actualmente están rentados (Pérez, 2012). La imposibilidad de vivir del campo hizo que la renta de las tierras se volviera una fuente de ingresos para los campesinos, lo cual ha servido como una jugosa oportunidad para el desarrollo de innumerables megaproyectos ligados a la minería, construcción de presas, infraestructura carretera o la producción de monocultivos. El resultado es que “en los hechos, los ejidatarios están dejando de ser dueños de las tierras” (Pérez, 2012). El campo en su conjunto se ha transformado, incluidas las características del sujeto social campesino. Un rasgo es la activa participación de las mujeres en las labores productivas “en la actualidad un millón 138 mil 969 mujeres tienen títulos de propiedad de 11.6 millones de hectáreas, y 25% de los hogares rurales están a cargo de ellas”. Otro rasgo es la avanzada edad de la mayoría de los propietarios -de 56 años en promedio-; debido a la migración de los hombres jóvenes, que difícilmente encuentran viabilidad en las actividades agropecuarias (Pérez, 2012). Actualmente el 50% de los alimentos que se consumen en el país provienen del exterior (Pérez, 2012)-, colocando el precio de los alimentos a merced de las fluctuaciones de los mercados y de las burbujas especulativas, lo cual está relacionado también con que muchos

27

En abril del 2012 se anunció que en Chiapas, Sinaloa, Tabasco, Sonora, Chihuahua, Puebla, Veracruz, Hidalgo, Campeche, Yucatán, Coahuila y estado de México, principalmente, está resurgiendo la lucha por recuperar las tierras rentadas, vendidas u ocupadas (Pérez, 2012-b).

142

cultivos alimenticios están siendo empleados para la producción de biocombustibles. En 2007 la Guerra de la tortilla y el alza de precios en México fue la clara expresión de la crisis alimentaria que a nivel global se desataba. La modalidad productivista hacia la exportación con técnicas industrializadas a gran escala provoca una profunda reorganización de los sistemas agroproductivos en México que conllevan graves efectos ambientales. El campo y la gestión de los territorios rurales con base en este modelo productivista neoliberal, implica enormes emisiones de gases de efecto invernadero, representando alrededor del 25% de las emisiones totales en nuestro país. A pesar del discurso verde del gobierno federal, las contradicciones de las políticas rurales-ambientales son también evidentes en este sector: Promoción de plantaciones forestales industriales privadas, en lugar de poner en el centro de las políticas forestales la restauración campesina de los suelos y el manejo comunitario de bosques; (…)promoción con subsidios públicos de plantaciones de café robusta genéticamente modificado a cielo abierto para favorecer a Nestlé, en lugar de impulsar y proteger la caficultura orgánica de café arábigo de altura bajo sombra, con base en las comunidades campesinas e indígenas; (…)subsidios de mil millones de pesos en 2010 para importar fertilizantes químicos de Ucrania y otros países y cero subsidios para la producción local de abonos orgánicos y la restauración de suelos agrícolas degradados. (Suárez, 2010) La crisis del sector rural es profunda: Hay un alto número de pobladores rurales sin tierra. De los 3.4 millones de familiares rurales beneficiadas por Oportunidades, 61.5% carece de tierras; el empleo agrícola se ha reducido a sólo 13.4 del total en 2010; se ha profundizado el minifundio, hay más unidades de producción con menor promedio superficie de tierras. (Mendoza, 2012). La producción del campo es cada vez más deficitaria: “De persistir esta tendencia, hacia 2025 tendríamos que importar uno de cada dos kilos de maíz de los 33 millones de toneladas que se consumen anualmente” (Turrent, 2012). Según algunos investigadores como Luis Gómez Oliver el desarrollo agrícola de México es de los más atrasados de América Latina, ya que su tasa de crecimiento (2.1 anual) es inferior a la de 16 países de la región, sólo por encima de Haití, Cuba y Colombia. Otros, como Edith Rudiño, resaltando el beneficio monopólico para las grandes empresas, afirma de manera contundente: “Alrededor de 60 por ciento del mercado de granos en México está en manos de un puñado de grandes empresas –Maseca, Cargill, Archer Danield's Midland, Bimbo, Minsa, Molinos de México, Gamesa, Altex, Bachoco, Lala y Malta de 143

México fundamentalmente–; dominan tanto la compra de cosechas nacionales como la importación, el transporte, el almacenamiento, la distribución y los procesos industriales” (Rudiño, 2010). En más de 40 años de explotación desmedida de la tierra debido a la forma que adoptó el crecimiento económico del país, también han sido claras las consecuencias negativas para el mantenimiento del capital natural de la nación y no se ha resuelto la situación de socioeconómica de la población rural. La cobertura vegetal del territorio nacional ha sido eliminada en una cuarta parte únicamente, para utilizarla en actividades agropecuarias. El “desarrollo rural” se ha basado por décadas, en fomentar actividades productivas primarias (agricultura y ganadería) que implican la transformación total de los ecosistemas naturales. A pesar de que las tasas de pérdida de ecosistemas naturales han disminuido en las últimas décadas, seguimos perdiendo importantes superficies cada año debido a la completa desvinculación entre las entidades gubernamentales que impulsan modelos altamente productivos pero agresivos con el entorno y la normatividad ambiental que es fácilmente evadible por los grandes capitales. El desarrollo e implementación de programas e infraestructura para las actividades productivas no han considerado los impactos ambientales y sociales que traerían. En conjunto, la falta de visiones y políticas sobre las pautas adecuadas para el uso y ocupación del territorio ha derivado en altos niveles de pobreza en sectores no urbanos, un arraigado rezago económico y social del campo respecto al resto del país, la detonación de procesos directos de destrucción del capital natural por la población rural, en zonas de alto valor ambiental, principalmente selvas y bosques, debido a la incapacidad del país para lograr mínimos de bienestar social para esas poblaciones (Sarukhán, et al. 2009). A esta situación de crisis permanente, hay que añadir la reconversión productiva basada en el fomento de uso de organismos genéticamente modificados o la producción de biocombustibles, con altos impactos ambientales y otros mecanismos que privatizan y enajenan bienes naturales de la nación y de los pueblos. 3.1. Transgénicos En México, a partir del 2005 fue aprobada la Ley de Biodiversidad de Organismos Genéticamente Modificados, mejor conocida como la Ley Monsanto, en la que se favoreció primordialmente a la empresa con esa misma denominación, permitiendo la entrada de semillas modificadas (Ribeiro, 2005). Sin embargo, hubo una serie de recursos legales que se interpusieron para impedir su 144

introducción, aunque en 2009 se terminan autorizando los campos experimentales de semillas transgénicas a favor de las trasnacionales Monsanto, DuPont y Dow, dando fin a la moratoria que se había establecido en 1999. Y en 2007 se aprueba la Ley Federal de Protección, Certificación y Comercio de Semillas, mejor conocida como la Ley de Semillas. Las estrategias que el gobierno ha empleado para la incorporación de estas semillas son diversas, una de ellas es la utilización de programas sociales como el Procampo pagando a los campesinos a cambio de que siembren maíz híbrido y empleen los paquetes tecnológicos, y en específico los agroquímicos desarrollados por las mismas empresas. En junio del 2012, se aprobó el primer cultivo comercial de transgénicos, en específico de 253 mil 500 hectáreas de soya en Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz y Chiapas. Esto ha ocurrido, pese al rechazo de científicos mexicanos y productores que demandan establecer el principio de precaución por las afectaciones que impactarán a los productores de miel, perturbando la diversidad de especies de abejas, de las cuales hay en el país mil 800 variedades nativas (Enciso, 2012). En México, es innegable el avance a pasos agigantados de las trasnacionales y en particular de Monsanto. En la última década, el gobierno mexicano se ha dedicado a vender prácticamente el norte y sur del país a estas agroempresas trasnacionales, haciéndonos creer que la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados protege los centros de origen y diversificación del maíz y la biodiversidad, y que se hacen monitoreos y verdaderos estudios de riesgo, para regular la experimentación, liberación y uso de transgénicos en el país. Sin embargo, la experimentación es la fase exigida para simular que se toman en cuenta aspectos de bioseguridad y poder pasar a la siguientes etapas, piloto y comercial. La experimentación únicamente se centra en aspectos agronómicos como rendimientos, costos y efectividad contra plagas y deja fuera los impactos en la biodiversidad, el ambiente, la salud, la agricultura campesina y ecológica, respondiendo así solo a los intereses de las trasnacionales y violando los tratados internacionales como el Tratado de Cartagena y el Convenio sobre Diversidad Biológica, firmados por el gobierno. Las siembras piloto aprobadas ocupan extensiones que no pueden ser monitoreables y en las cuales no se pueden establecer las medidas de bioseguridad necesarias. Además, los datos y mapas publicados en el Acuerdo sobre Centros de Origen y Centros de Diversidad Genética del Maíz en México son suficientes para aseverar que todo el territorio nacional debe ser considerado Centro de Origen y Diversificación.

145

La capacidad de dispersión de los cultivos transgénicos puede darse a varios miles de kilómetros de donde se realizó el cultivo primero y a gran velocidad. En México el caso del algodón es el que mejor ejemplifica dicho proceso, ya que un estudio realizado por Ana Wegier en la revista Molecular Ecology, se demuestra que a 15 años de que fueron aprobadas las primeras siembras experimentales de algodón transgénico en el norte del país, se han encontrado transgenes acumulados y con nuevas combinaciones genéticas en los algodones silvestres de Tamaulipas, Sinaloa, Oaxaca, Chiapas y Veracruz. La pérdida de la biodiversidad del maíz representa un grave riesgo para la población debido a que, como se muestra en un estudio publicado en Climate Change Biology por la maestra Carolina Ureta, los maíces nativos serán de suma importancia para afrontar diferentes escenarios de cambio climático y alimentar a la población mexicana en el futuro. Su estudio además refuerza la evidencia que apoya que en las áreas que han quedado fuera de los Centros de Origen y Diversidad es muy probable que aún haya maíces nativos sin documentar. Uno de los maíces de importancia para la empresa Monsanto es el maíz criollo de la Meseta Purépecha de Michoacán, debido a la capacidad de éste a resistir la acidez de los suelos y su potencial rendimiento, maíz que puede generar una cosecha casi igual a la de un maíz transgénico. 3.2. Biocombustibles En el caso mexicano, como en el resto de los países capitalistas, el marco institucional que se está imponiendo es claramente favorable a la extensión e intensificación de la producción de biomasa y biocombustibles como fuentes energéticas. Lo cual se suma a la imperiosa necesidad de encontrar alternativas a la crisis que se enfrenta por el pico del petróleo y la etapa postCantarell. En el marco de la Ley de Promoción y Desarrollo de Bioenergéticos se creó la Comisión de Bioenergéticos, la cual está integrada por los titulares de la SAGARPA, SENER, SEMARNAT, la Secretaría de Economía y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. En dicha Ley se establecen las regulaciones para la apertura de la producción de biocombustibles con el fin de: “coadyuvar a la diversificación energética y el desarrollo sustentable como condiciones que permiten garantizar el apoyo al campo mexicano” “A partir de las actividades agropecuarias, forestales, algas, procesos biotecnológicos y enzimáticos del campo mexicano, sin poner en riesgo la seguridad y soberanía alimentaria del país.” Por Bioenergéticos se entiende:

146

“los Combustibles obtenidos de la biomasa provenientes de materia orgánica de las actividades, agrícola, pecuaria, silvícola, acuacultura, algacultura, residuos de la pesca, domesticas, comerciales, industriales, de microorganismos, y de enzimas, así como sus derivados, producidos, por procesos tecnológicos sustentables que cumplan con las especificaciones y normas de calidad establecidas por la autoridad competente en los términos de esta Ley.” En el marco del Proyecto Mesoamérica se está impulsando “El Programa Mesoamericano de Biocombustibles” que busca implementar esquemas de producción energética descentralizada que fortalezca la seguridad energética de la región, a través de la instalación de plantas de biocombustibles (elaborado con insumos no alimentarios) en los países del Proyecto Mesoamérica, las cuales están vinculadas a la Red Mesoamericana de Investigación y Desarrollo en Biocombustibles (RMIDB). En México se impulsó desde el 2010 una planta en el Estado de Chiapas como parte del Centro de Investigación y Tecnología en Producción de Biodiesel. El biodiesel es producido con aceite de jatropha curcas, especie no comestible endémica de Mesoamérica, en virtud de que el estado cuenta con 10,000 hectáreas en desarrollo como parte de un programa de reconversión productiva; así como con aceite de palma y aceite reciclado. El equipo cuenta con una capacidad de producción inicial de 20,000 litros diarios, con versatilidad de expansión de hasta 10 veces su capacidad inicial, es amigable con el medio ambiente y trabaja la modificación del proceso de calentamiento a través de energía solar, con tecnología mexicana (Proyecto Mesoamérica: 2011). Por último y no menos importante, habría que añadir que dentro de la relación agronegocios- monocultivos- transgénicos se encuentran los sistemas de patentes. Éstos se han configurado como un poderoso instrumento de control de las grandes empresas y de protección de las inversiones requeridas para producir y explotar las invenciones (Rönner, 2009: 2). Conclusiones En conclusión, el sexenio de Calderón sólo ha profundizado un modelo económico basado en la pobreza y marginación de la mayoría de la población, en la explotación de los recursos naturales a costa de las comunidades y donde el objetivo principal es la ganancia de los grandes capitales nacionales e internacionales. El movimiento #Yo soy 132 está consciente que el mercado no es la panacea para la solución de los males sociales y que el gobierno y la sociedad deben de jugar un rol fundamental para resolver los problemas económicos que aquejan al país. El neoliberalismo

147

nos empobrece, excluye, margina y violenta, es por eso que el movimiento #YoSoy132 se pronuncia a favor de una economía humana, justa, soberana, sustentable y de paz. Referencias – Modelo económico neoliberal   AECO-AT, Minería de oro a cielo abierto y sus impactos ambientales. Recuperado el 20 de marzo de 2012: http://semueve.netfirms.com/doc_minas/impactos.htm Arceo, Enrique. (2006). El Fracaso de la reestructuración neoliberal en América Latina. Estrategias de los sectores dominantes y alternativas populares en Basualdo Eduardo y Arceo Enrique (comp.) Neoliberalismo y sectores dominantes. Tendencias globales y experiencias nacionales. Buenos Aires. CLACSO. Auditoria Superior De La Federación. Evaluación de las Concesiones Mineras Informe del resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2008: http://www.asf.gob.mx/trans/informes/IR2008i/Tomos/T5V1.pdf Banco de México. Informe Anual. 2011. Barbosa, Fabio. (2010). “La crisis en el sector energético, en: La crisis de PEMEX". Barbosa, Fabio, “El Proyecto Chicontepec: ¿desarrollo sustentable o modelo dual de desarrollo productivo con deterioro de las actividades tradicionales?” Barreda, Andrés, Riquezas y Miserias de la civilización petrolera: http://www.afectadosambientales.org/riquezas-y-miserias-de-lacivilizaci%C3%B3n-petrolera(s/f-c) Barreda, Andrés/ Ortíz, Enrique. (2007). “Defensa y gestión comunitaria del agua en el campo y en la ciudad” Ed. Itaca, hic al, RLS, Casifop, México. Castro, Gustavo, El movimiento social antirepresas, REDLAR, recuperado abril 2007. Ceceña, Ana Esther/ Aguilar, Paula/ Motto, Carlos (2007). “Territorialidad de la dominación”, Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, Buenos Aires. CNN Expansión. La huella de Carstens en Hacienda. Moreno, Tania M: http://www.cnnexpansion.com/economia/2009/12/09/la-huella-de-carstens-enhacienda Recuperado 31 de agosto de 2012 Contralínea, Entregan oro y plata de México a trasnacionales. Otorgadas ya más de 24 mil concesiones para la explotación de minas, Ramírez, Érika. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://contralinea.info/archivorevista/index.php/2010/04/25/entregan-oro-y-plata-de-mexico-atrasnacionales/ Delgado, Gian Carlo, “Sociología política y ecología del (neo) extractivismo” en Acta Sociológica, No. 54, FCPYS, UNAM, enero- abril 2011. Ecología Política. Agrocombustibles. Otro enfoque al debate sobre los biocombustibles. Número 34, Diciembre 2007. 134 pp. Editorial Icaria.

   

   

 

148

   

  

El Economista. México de los más atractivos para la inversión minera. Suárez, Pedro http://eleconomista.com.mx/industrias/2012/03/08/mexico-masatractivos-inversion-minera Recuperado 31 de agosto de 2012. FUNDAR, Notas sobre los impactos de la inversión minera en México , Estrada, Adriana. Recuperado en agosto 2003. FUNDAR, Impactos de la inversión minera canadiense en México: una primer aproximación. Estrada, Adriana. Recuperado en septiembre 2001. Friends of Earth International (2008). Fuelling destruction in latin America. The real Price of the drive for agrofuels. Issue 113. 48 pp. García Arreola, Ana María, “Guía de información para la defensa de los territorios: presas, Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Pueblos, Oaxaca”. Recuperado en 2010. Gasparello Giovanna, Quintana Jaime (Coord.).(2009). Otras geografías. Experiencias de autonomías indígenas en México. Editorial redes tejiendo la utopía. México. Gudynas, Eduardo (2009). “Diez tesis urgentes sobre el nuevo extractivismo. Contextos y demandas bajo el progresismo sudamericano actual”, en VVAA, Extractivismo, política y sociedad, Quito: CAAP/CLAES, p. 187-225: http://www.ambiental.net/publicaciones/GudynasNuevoExtractivismo10Tesis09 x2.pdf .Recuperado 31 de agosto de 2012. Herrera, Francisco. “La política de desarrollo rural en México y el cambio institucional. 2000-2006.” Economía, Sociedad y Territorio, enero-abril, año/vol IX, número 29. El Colegio Mexiquense. AC. Toluca, México pp.89-117. INEGI, “El petróleo”, Cuéntame: http://cuentame.inegi.org.mx/economia/petroleo/default.aspx?tema=E .Recuperado 31 de agosto de 2012. La Jornada. A dos décadas del cambio al artículo 27, 60% del ejido nacional está rentado. Pérez, Matilde http://www.jornada.unam.mx/2012/03/12/sociedad/043n1soc; Recuperado el 31 de agosto de 2012 La Jornada. En ciernes, un movimiento campesino para recobrar tierras rentadas: dirigentes, Pérez, Matilde, http://www.jornada.unam.mx/2012/04/09/politica/014n1pol; Recuperado el 31 de agosto de 2012 La Jornada. Los Contratos ilegales de PEMEX, Sheinbaum, Claudia: http://www.jornada.unam.mx/2011/03/15/index.php?section=opinion&article=0 23a2pol Recuperado el 31 de agosto de 2012. La Jornada. , Mineras extranjeras han extraído en 10 años el triple de oro que el comprado por el BdeM. González, Susana: http://www.jornada.unam.mx/2011/05/06/index.php?section=economia&article =027n1eco Publicado 6 de mayo 2011 149

  

 

 

La Jornada. Monsanto producirá soya en seis estados: Autorizan primer cultivo comercial transgénico, Enciso, Angélica: http://www.jornada.unam.mx/2012/06/07/sociedad/047n1soc publicado el 7 junio 2012. La Jornada, Pese a demostrarse que Chicontepec no es rentable, diputados asignan grandes recursos Rodríguez, Israel: http://www.jornada.unam.mx/2012/04/16/economia/021n1eco . Recuperado el 31 de agosto de 2012. La Jornada, “Vendida 40% de la tierra ejidal”, Gómez Mena, Carlina: http://www.jornada.unam.mx/2011/04/15/index.php?section=sociedad&article= 047n3soc publicado el 15 abril 2011 López, Francisco (2011). El mineral o la vida: La legislación minera en México, COAPI, México. Mendoza, José A. (2012) “La reconfiguración del medio rural. Los datos duros.” En la jornada del campo no 50. Navarro, Mina L., Pineda, César E. (2011). “Luchas socioambientales en América Latina y México: en defensa de la tierra el territorio y los bienes naturales.” Alemania. Editorial Académica Española. OBSERVATORIO DE CONFLICTOS MINEROS EN AMÉRICA LATINA (OCMAL) (2010), Cianuro la cara tóxica del oro. Una introducción al uso del cianuro en la explotación del oro, Ecuador, RADIOINFORMAREMOS, Mineras pagan a México 1% de lo que extraen, http://radioinformaremosmexico.wordpress.com/2012/03/06/mineras-pagan-amexico-1-de-lo-que-extraen/, Recuperado el 31 de agosto de 2012 Rangelo, Teresa (2009). ”La crisis del sector rural y el coste migratorio en México”. Iberoforum, vol IV num 8, julio-diciembre, pp.40-81. Universidad Iberoamericana, Ciudad de México. Revista Ciencias, La revolución verde, tragedia en dos actos. Cecon Eliane. Recuperado en Septiembre de 2008. Rönner, Lucila (2009). ‘’Biotecnología y Globalización. El papel de las patentes en la innovación biotecnológica‘’ [CLASE], en el curso: “Ecología política en el capitalismo contemporáneo”. (Programa Latinoamericano de Educación a Distancia, Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, Buenos Aires, Junio 2009). Rudiño, Lourdes (2010). “Marginales en el agro, las investigaciones de la comisión de competencia”. En la Jornada del Campo no 30. 13 de marzo de 2010. Salinas, Edmar. “Balance General del campo mexicano”. El Cotidiano, marzo-abril, año/vol. 19 , número 124. Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco. Distrito Federal, México. pp-5-13

150

   

Sánchez, María T. (2010) . “La estructura territorial de la minería mexicana al inicio del tercer mileno” en Delgado, Gian C. Ecología Política de la minería en América Latina. México. UNAM CEIICH. Sarukhán, J. (2009). “Capital natural de México. Síntesis: conocimiento actual, evaluación y perspectivas de sustentabilidad.” Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México. Shiva, Vandana (2007). “Las guerras del agua: privatización, contaminación y lucro.” Editorial siglo XXI, México. Suárez, Víctor (2010). Un nuevo modelo agroalimentario para enfrentar la crisis climática. En la Jornada del Campo no 39. 18 de diciembre de 2010. Turrent, Antonio, Cortés, José (2012), Producción de alimentos y cambio climático, en la Jornada del Campo no 52. Vargas, M. (ed.) (2008). “Agrocombustibles. ¿Otro negocio es posible?”. Editorial Icaria.132 pp.

151

CAPÍTULO 4 - MODELO DE SEGURIDAD NACIONAL Y JUSTICIA

152

Introducción Seis años han pasado desde que Felipe Calderón tomó posesión en medio de un halo de duda e incertidumbre sobre el proceso electoral; seis años han pasado desde que lo vimos en televisión propagando un discurso de odio que anticipaba lo que hemos vivido durante todo su mandato: un gobierno cuyo sello ha sido la exaltación de la violencia, de la militarización, la impunidad y la complicidad. Seis años han pasado desde que el gobierno de Felipe Calderón, sin consultar a los ciudadanos, declaró la guerra contra lo que él y el gobierno que encabeza llamaron la delincuencia, crimen organizado, lo que llamaron “la guerra contra el Narcotráfico”. Hace seis años que este país tuvo que enfrentar las decisiones autoritarias de un gobierno ilegítimo que, pese los múltiples llamados de la sociedad civil para que esta guerra y la estrategia de militarización vire de rumbo, sigue empecinado en que sembrar violencia y cosecharla es la estrategia correcta para conducir a este país a la paz, una paz armada, una paz de blancos. "una guerra es una guerra porque incluye muertos en el resultado” Elías Canetti, Masa y poder "...una guerra es la cancelación de todo derecho, empezando por el derecho fundamental a la vida" Y esta guerra, aunque sea negada por quien la impuso, es un guerra en la que lo que no han faltado han sido los muertos, en la que los derechos han sido cancelados, todo, paradójicamente en nombre de la legalidad, justificado bajo el argumento de que la guerra es entre dos facciones, que la guerra sólo cobra las vidas necesarias, que los muertos, los desplazados, los desaparecidos, los obligados a vivir en un clima de violencia generalizada en

153

estados en dónde gobierna el binomio Estado-Narcotráfico, son apenas daños colaterales, costos necesarios en la búsqueda de la paz. “¿Les parecemos daños colaterales?” Javier Sicilia El término "daño colateral", menciona Bauman (2012), fue acuñado en tiempos recientes para denotar los efectos imprevistos, no cuantificados ni medidos por quienes emprenden acciones de carácter militar en situaciones no controladas. Considerar como "daños colaterales" a ciertos efectos destructivos de la acción militar, considera Bauman, "sugiere que los efectos no fueron tomados en cuenta cuando se planeó la operación y se ordenó a las tropas que actuaran; o bien que se advirtió y ponderó la posibilidad de que tuvieran lugar dichos efectos, pero no obstante se consideró que el riesgo valía la pena dada la importancia del objetivo militar" (2011). En ambos casos, la responsabilidad se encuentra en quienes planean estas acciones, en la primera por no realizar una planeación tomando en cuenta a la población civil y, en la segunda por considerar que el riesgo, aunque este envuelva a la sociedad civil, bien vale la pena; la primera es una cuestión de ignorancia, la segunda es una cuestión de alevosía y persecusión de intereses. En un contexto como el mexicano donde el gobierno no acostumbra hablarle de frente a la sociedad, no queda claro cuál de estas dos "líneas" ha seguido: por ende, no queda claro el grado de responsabilidad en la toma de decisiones sobre los costos de esta guerra. Tampoco queda claro cómo es que el estado mexicano responde a una sociedad que paga los costos si, en el discurso, Felipe Calderón reconoce que las victimas no son daños colaterales pero en los hechos el grado de impunidad y la falta de observación del papel de los cuerpos de seguridad han puesto de manifiesto la mínima importancia que se les da a estos miles de mexicanos que han quedado en medio de dos fuegos: el crimen organizado y las tropas de las diferentes corporaciones y secretarías de seguridad mexicanas. Sumado a lo anterior, la negativa a atender los múltiples llamados de la sociedad civil para frenar esta guerra y la clara intención de no hacer pública la información sobre lo que el Estado mexicano denomina como "bajas" y "abatidos", sobre cómo se llevan a cabo los operativos en los que la población abiertamente está involucrada, la falta de claridad en los gastos, el presupuesto destinado a la seguridad pública, entre otras tantas omisiones el Estado, como su misma corresponsabilidad en la delincuencia. Por todo esto, la realidad muestra que el Estado mexicano no considera como victimas a aquellos que están sufriendo al mismo tiempo la violencia del narcotráfico y la propia violencia 154

del estado de la militarización e incremento de los cuerpos policíacos que se han implementado bajo la supuesta “Guerra contra el Narcotráfico”: "Los gobiernos nos han dejado abandonados, lo mismo da cuando son del PRI, el PAN o el PRD, para ellos no valemos la pena, no les importamos, somos los que no figuramos en los discursos del gobierno, los que no nos quieren mirar" (Víctima, Tamaulipas) El Estado mexicano considera que en estos 5 años de guerra ha tenido tiempo para enmendar la guerra contra el narco: éste gobierno no ha reconocido que esta guerra es una decisión tomada a espaldas de una sociedad mexicana engañada por un gobierno que en campaña no habló de esta guerra, ni mencionó que su gobierno se fundaría en la violencia. A decir de las organizaciones civiles y movimientos sociales, todo lo anterior es una muestra de cómo el Estado mexicano caracteriza a las víctima de esta guerra. "Para ellos, somos daños colaterales porque lo mismo da si estamos o no, porque no somos vistos, no somos escuchados y cuando morimos apenas somos un número que se pierde en los escritorios de los policías, de los militares. Todos los días estamos más cercanos a la muerte y no hay nada que pare esta guerra, somos un número perdido, siempre" (Víctima, Chihuahua). Este pensamiento que se rige bajo la lógica de la aceptación de los daños colaterales como costos de acciones militares, supone también una desigualdad existente de derechos y oportunidades, en tanto que acepta a priori la distribución desigual de los costos que implica emprenderlas; es decir, esta lógica coloca a la sociedad civil en una posición desigual con respecto al Estado, quien toma las decisiones y, por tanto, es responsable de los costos de las mismas. Las bajas, menciona Bauman (2011), se tildan de "colaterales" en la medida en que se descartan porque su escasa importancia no justifica los costos que implicaría su protección, o bien, se tildan de "inesperadas" porque quienes planifican y toman las decisiones, las instituciones, no los consideran dignas de inclusión entre los objetivos del reconocimiento preliminar. En consecuencia, los pobres, cada vez más criminalizados, son candidatos “naturales” para ser víctimas, marcados de forma permanente, tal como en México indica la triple tendencia: 155

el estigma de la irrelevancia que considera a los pobres como sujetos prescindibles; el de la falta de mérito que considera a estos pobres como los naturales "criminales" o empleados del crimen organizado; y el estigma del desconocimiento en que los muertos no son reconocidos como tales: los daños colaterales son daños colaterales. Esta postura convierte a aquellos que mueren, son desplazados, secuestrados o vejados por las autoridades, en triples victimas: victimas de la pobreza, victimas de la criminalización y victimas de la supresión, de convertirse en una mera cifra. "En México, no sólo la democracia ha muerto, también la seguridad, la justicia y con ello la posibilidad de vivir en paz" (Víctima, Tamaulipas) La caracterización que tiene el Estado mexicano es diferente a la caracterización que algunas organizaciones y movimientos sociales han construido. Por ejemplo, en un documento interno del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), se expone lo siguiente:

Sección I. Definición de víctima Para los efectos de la Ley General de Víctimas, se entiende por víctima a la persona que de manera directa o indirecta, individual o colectivamente, haya sufrido daños, lesiones físicas, psicológicas, emocionales, sociales o económicas, o menoscabo de cualquiera de sus derechos fundamentales, como consecuencia de una acción u omisión delictuosa, tipificada como delito de acuerdo con la legislación penal o los tratados internacionales firmados y ratificados por México que tienen como objetivo proteger a las personas. Las personas indirectamente afectadas incluirán a los familiares de la víctima directa [incluidos cónyuge, concubina, concubinario o la persona que hubiere vivido de forma permanente con la víctima durante, por lo menos, dos años anteriores al hecho; los dependientes económicos; los descendientes o ascendientes consanguíneos o civiles sin límite de grado; y los parientes, consanguíneos o civiles, hasta el segundo grado], así como cualquier otra persona que tenga o haya tenido relación o convivencia con la misma, y que sufran, hayan sufrido o se encuentren en situación de riesgo de sufrir algún daño o perjuicio por motivo de la comisión del delito o la violación a derechos humanos. Las agrupaciones o comunidades serán víctimas en los delitos que afectan intereses colectivos o difusos, siempre que su objeto se vincule directamente con esos intereses; y, para las minorías étnicas, en los hechos punibles que impliquen discriminación o genocidio respecto de 156

sus miembros, generen regresión demográfica, depredación de su hábitat, contaminación ambiental, explotación económica o alienación cultural. Es decir, serán consideradas como víctimas las personas que hayan sufrido algún daño o quienes hayan erogado gastos al intervenir para prestar asistencia a la víctima en peligro o para prevenir la victimización. 1. Calidad de víctima La calidad de víctima es independiente de que se identifique, aprehenda, enjuicie o condene al responsable del delito o violación a derechos humanos, y de cualquier relación familiar, laboral o afectiva entre aquellos y el imputado. Por lo tanto, la calidad de víctima no podrá estar sujeta a su participación en el procedimiento penal, la cual será voluntaria y deberá responder tan solo a los intereses de la víctima. La reparación del daño tampoco podrá estar sujeta a esta participación y podrá ser incluso libremente renunciada de acuerdo al procedimiento descrito por la ley. 1.1. Acreditación de la calidad de víctima (para los programas de la Procuraduría Social) Derivado del principio de buena fe y presunción positiva, la calidad de víctima surge del solo dicho de la víctima, salvo que se compruebe lo contrario. Para la acreditación de su dicho frente la Procuraduría Social, bastará presentar copia simple de su denuncia/querella ante las instancias de seguridad pública o de procuración de justicia, o de su queja ante las comisiones de derechos humanos. 1.2. No discriminación Las víctimas gozarán, sin distinción alguna, de las mismas garantías, beneficios, derechos, protección, asistencia, atención y demás que la Constitución y las leyes les otorgan. Acciones afirmativas para dar atención especializada a cierto tipo de víctimas, producto del daño sufrido por delito grave o por la comisión de una grave violación a los derechos humanos, deberán ser entendidas bajo el principio de la especialización. Por lo anterior, consideramos que aquellos que han sido alcanzados, de manera directa o indirecta por esta guerra, no son daños colaterales, son víctimas de una política de Estado, de la militarización, de sus decisiones, de su ignorancia y su alevosía, son víctimas de la violencia que se reproduce desde la misma estrategia de la guerra: Somos víctimas, no somos "daños colaterales", no aceptamos esa condición porque ésta exonera de responsabilidades a quienes nos han 157

obligado a vivir en este estado de excepción, a quienes han sido cómplices por cerrar los ojos y suprimirnos, por desconocernos, por matarnos, secuestrarnos, y desplazarnos una y otra vez con su política de muerte (Víctima, San Fernando, Tamaulipas). 2. El contexto A continuación se expone el contexto en el que acontece la guerra contra el narcotráfico, conforme a un documento interno del MPJD, reproducido de manera íntegra. 2.1. Las violencias en México Es necesario hablar y conceptualizar las distintas formas de violencia que se viven en el país, su proceder y también las respuestas que se dan desde las organizaciones sociales. La guerra desatada por Felipe Calderón puso en la escena pública expresiones de violencia que nunca antes habíamos percibido, al mismo tiempo que intensificó otras que son inherentes al sistema. Además de la diferenciación de las violencias, es preciso tomar en cuenta la heterogeneidad cultural que caracteriza a nuestro país. De esta manera entenderemos como las violencias que hemos identificado en los últimos años tienen orígenes, intencionalidades, impactos y soluciones diferentes. Tomando en cuenta este criterio, podemos identificar que las violencias provenientes por parte del Estado y de los grupos del crimen organizado son las que cobran mayor relevancia mediáticamente. Sin embargo, la violencia sistémica, también ha generado estragos: el ejemplo más notorio es la hambruna y pobreza alimentaria que se vive en gran parte del país. Está también la destrucción del medio ambiente, radicalizada por las políticas de saqueo y el gran auge de las empresas extractivitas (minería) en México. Es necesario precisar que, si bien la violencia ejercida por parte de las instituciones o agentes del Estado se ha caracterizado por tener destinatarios claros (activistas sociales, defensores de derechos humanos, grupos opositores, etc.), hoy la violencia se ha generalizado y cualquier persona puede ser víctima. Otro elemento a contemplar en este punto es la multiplicación de grupos paramilitares, los cuales, si bien fueron creados desde el Estado o cuentan con protección y/o financiamiento de este, su procedencia y modo de operar genera confusión dentro de la sociedad e dificulta un análisis acertado. 158

2.2. Disputa por el territorio La guerra que actualmente se vive en México también es consecuencia de una disputa por el territorio en la que se enfrentan distintas fuerzas: 1) grupos del crimen organizado, 2) el Estado y el crimen organizado, 3) el Estado penetrado por grupos del crimen organizado contra otros grupos criminales, y las distintas combinaciones que puedan resultar. Vale la pena resaltar el interés de otras naciones u otras fuerzas económicas como los fabricantes de armas o negocios de seguridad privada. Frente a esta disputa por el territorio la sociedad que ha quedado atrapada en esta disputa ha optado por tres opciones: 1) emigrar de la zona o del país y convertirse en desplazados de guerra, 2) insertarse en alguno de alguno de los bandos en conflicto y 3) implementar mecanismos de autodefensa o mecanismo propios de seguridad como lo son las policías comunitarias. Las experiencias existentes sobre esta última opción se han desarrollado fundamentalmente en el campo, mientras que en las ciudades las experiencias de reconstrucción del tejido social y de seguridad comunitaria han dejado pocos avances. 2.3. Criminalización de la protesta social y persecución de los defensores de derechos humanos y activistas sociales En los últimos años hemos identificado una tendencia en aumento en México a la criminalización de la protesta social, y persecución, hostigamiento, desaparición y/o asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos que e investigan y denuncian a grupos criminales o las complicidades de estos con funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno. Si bien es cierto que las nuevas formas de persecución (a través de “grupos del crimen organizado”) provocan confusión y nos impiden acusar directamente al Estado como el ejecutor de estas medidas, lo verdad es que por acción, omisión o aquiescencia, el Estado sigue siendo responsable de dicha persecución. De igual forma, a nivel federal, se han impulsado reformas a leyes que atentan contra las libertades más básicas o pretenden legalizar el estado de guerra que actualmente vivimos. 2.4. Violencia de género y estratificada La guerra que emprendió Calderón intensificó viejas formas de violencia como la dirigida contra las mujeres. Los diagnósticos compartidos por los integrantes del MPJD en los diferentes estados del país así lo relatan. El aumento de feminicidios por todo el país es un hecho que inclusive organismos internacionales han denunciado. 159

De igual forma, los y las jóvenes también han sido víctimas de este incremento en la violencia. La política económica implementada en nuestro país ha provocado que miles de jóvenes no tengan acceso a una vida digna, ni siquiera acceso a educación o a empleos bien remunerados. Esto ha generado que miles de jóvenes se integren al crimen organizado como única opción de desarrollo. El Estado, por su parte, no sido capaz de construir políticas públicas que logren contrarrestar este fenómeno. Por el contrario, la respuesta ha sido la criminalización y estigmatización de la juventud. Así pues, la criminalización de la juventud, el aumento de feminicidios y juvenicidios son fenómenos que van en aumento por todo el país. Existen otras formas de negocio del crimen organizado que se encuentran en acenso, por ejemplo el tráfico de personas destinadas al comercio sexual, al tráfico de órganos o al empleo forzado; el cobro de seguridad, por mencionar algunos. 2.5. Impunidad y corrupción Son muchos los casos en los que las organizaciones sociales, familiares de víctimas o periodistas han demostrado la complicidad entre funcionarios de gobiernos de todos los niveles de gobierno y diferentes grupos criminales, quedando impunes. Por el contrario, algunos de esos funcionarios hoy se encuentran disputando cargos de elección popular. Ese fenómeno al que Javier Sicilia ha llamado metafóricamente el lodo —mezcla en la que es imposible distinguir al crimen organizado de las instituciones del Estado— es una característica de la mayoría de las instituciones del país. 2.6. Los saldos de la guerra. Las victimas somos todos El pasado 21 de agosto el Instituto Nacional de Geografía y Estadística dio a conocer que entre 2007 y 2011 se cometieron 95,632 asesinatos. El reporte tiene como fuente los certificados emitidos por médicos legistas de más de 4 mil oficinas del Registro civil y los reportes mensuales de 96 mil agencias del Ministerio Público. Este dato sirvió para que el periódico francés Le Monde señalara en una de sus editoriales que México vive el “conflicto más mortífero del planeta en los últimos años”28 Año Muertes registradas por homicidio 2007 8,867

28 Le Monde. “Mexique, la spirale de la barbarie”. Recuperado el 23 de agosto de: http://www.lemonde.fr/idees/article/2012/08/23/mexique-la-spirale-dela-barbarie_1749042_3232.html

160

2008 2009 2010 2011 Total

14,006 19,803 25,757 27,199 95,632

Si bien es cierto que los datos no revelan cuántos de estos homicidios están relacionados directamente con la estrategia de combate al crimen organizado adoptada por Felipe Calderón desde 2006, lo cierto es que los datos están muy próximos a los aportados por otras fuentes que sí dan cuenta de los saldos de esta guerra. De acuerdo con el Semanario Zeta, una de las publicaciones que más cobertura ha dado al conflicto que se desató en 2006 —motivo por el cual sus periodistas han recibido amenazas—, la cifra de muertes relacionadas directamente con el crimen organizado y la estrategia de combate adoptada por el gobierno federal es de 71, 840 ejecuciones. La metodología en la que se basaron fue consultar las “tarjetas informativas de las procuradurías estatales y de la federal; policías estatales y municipales, Sistema Nacional de Información, registros hemerográficos en los estados y a Organizaciones no gubernamentales (ONGs) del país […] La cifra incluye lo que el gobierno calderonista clasifica como “Ejecuciones”, “Enfrentamientos” y “HomicidiosAgresiones”29. Los datos que aportan por año son los siguientes: Año Muertes relacionadas con el crimen organizado registradas por año* 2007 2008 2,862 6,837

29 Semanario Zeta, “Sexenio de Calderón: 71 mil ejecuciones”, http://www.zetatijuana.com/2012/05/28/sexenio-de-calderon-71-mil-ejecuciones/

Recuperado

el

23

de

agosto

de:

161

2009 2010 2011 Al 30/04/2012 Total

11,753 19,546 24,068 6,774

71,840

Con información del Semanario Zeta. *Incluye Ejecuciones, Enfrentamientos y

Homicidios-Agresiones El número de desaparecidos y desaparecidas de la guerra de Calderón es otro hecho escalofriante. Si bien no hay un dato exacto que reporte cuántas personas se encuentran en esta condición, las estimaciones que han hechos distintas organizaciones de la sociedad civil nos sirven para ilustrar la incapacidad y complicidad del Estado mexicano en esta materia. Primero es necesario aclarar que el concepto de desaparecido hace referencia a la persona de la cual no se sabe su paradero, tampoco si esta vivo(a) o muerto(a). En materia legal, el reconocimiento de fenómenos como la desaparición forzada encontró uno de sus máximos avances en 1980, con la constitución del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, órgano dependiente de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La desaparición forzada describe la situación de la persona que es privada de su libertad por parte de agentes del Estado o grupos que cuentan con su apoyo. Es un delito que supone la violación múltiple de diferentes derechos humanos. En México el delito de desaparición forzada sólo esta reconocido por ocho entidades. En su última visita a México, del 18 al 31 de marzo de 2011, el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias recibió información diversa sobre el número de desapariciones forzadas: toda apuntaba al aumento sistemático de desapariciones en el país. En el informe elaborado como resultado de dicha visita,30 el grupo señala que “La CNDH registró un
30 Informe del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias. Misión México. Recuperado el 24 de agosto de: http://www2.ohchr.org/english/bodies/hrcouncil/docs/19session/A.HRC.19.58.Add.2_Spanish.pdf

162

aumento sostenido en el número de quejas recibidas sobre desapariciones forzadas, pasando de cuatro quejas en 2006 a 77 en 2010”. También resalta que “El Programa de Personas Desaparecidas de la CNDH registró la presunta desaparición de 346 personas en el 2010. La PGR ha iniciado 63 averiguaciones previas por el delito de desaparición forzada (49 relacionadas con la “Guerra Sucia”)”. Dichos datos no coinciden con la información que el mismo grupo recibió por parte de las organizaciones civiles, las cuales reportaron que, “de acuerdo con sus estimaciones, más de 3.000 personas habrían sido desaparecidas en el país” entre 2006 y 2011. Varias de estas desapariciones podrían calificarse como desapariciones forzadas, lo anterior debido a la participación directa o indirecta de agentes estatales. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos reportó en abril de 2011 que se habían registrado 5,397 personas como extraviadas o ausentes.31 En el mismo sentido, otras cifras de personas desaparecidas que son presentadas por organizaciones de la sociedad civil son: Organización Personas desaparecidas Movimiento por la Paz con Justicia y 10, 000 Dignidad Unidos por los Desaparecidos de Baja 10, 000 California Centro de Derechos Humanos Fray Juan 18, 000 de Larios Comité Eureka Centro de Investigación para 40, 000 el 300,000

Desarrollo A.C

31 Comisión Nacional de Derechos Humanos. “Comunicado de prensa: más de cinco mil reportes de personas extraviadas”. Recuperado el 23 de agosto de: http://www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/Comunicados/2011/COM_2011_078.pdf

163

El hecho de que no se tengan datos concretos oficiales sobre el número de personas asesinadas y desaparecidas relacionadas con el crimen organizado y la estrategia adoptada por el gobierno federal, llevó al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) a exigir la creación de un Sistema Nacional de Víctimas que contemple un Registro Nacional de Víctimas, tanto del crimen como de violaciones a los derechos humanos. El MPJD también ha exigido la creación de una Comisión de la Verdad que se encargue de indagar las circunstancias en las que han sido asesinadas o desaparecidas cada una de las víctimas, que indague también la responsabilidad de los miembros del ejército, marina, policía federal y policías locales como posibles victimarios. Otras exigencias contempladas en la Ley General de Víctimas, la cual fue construida bajo los ejes de Memoria, Verdad, Justicia, Reparación del daño y Garantía de no repetición: Programa Nacional de búsqueda inmediata de personas desaparecidas, creación de una Fiscalía Especial para Personas Desaparecidas, implementación de protocolos nacionales de investigación de las desapariciones, creación de un programa general de apoyo a familiares de personas desaparecidas, lo cual no fue atendido por el gobierno. La impunidad es uno de los factores que se ha mencionado de manera concreta e insistente como origen de los actuales niveles de violencia. Los muy bajos niveles de eficiencia de las instituciones de policía y de la procuración y administración de la justicia cuestionan el ejercicio del monopolio legítimo del uso de la fuerza por parte del Estado. Por ejemplo, mientras que en Ciudad Juárez ocurrieron 2,600 muertes atribuidas al crimen organizado durante 2009, sólo se registran 93 personas indiciadas y 19 sentenciadas; en Baja California, en el mismo año, fueron arrestadas 33 mil personas y 24 mil, fueron liberadas; y en Sinaloa se arrestó a 9,700 personas y se liberó a 5,600. La impunidad para todos los delitos en el nivel nacional fue de 98.7% en 2007, lo que en términos comparativos convierte a México en uno de los países con mayor impunidad en el mundo. Por otra parte, el 80% de los homicidios cometidos en 2008 quedaron impunes. Este 20% de eficiencia en la procuración y administración de justicia es más bajo que el que reportaba un estudio hecho para los años cuarenta del siglo pasado en el que se señalaba que 25% de los homicidios era sancionado” (González-Aréchica, et al, 2012: 75). Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos existen 8,898 personas fallecidas que no han sido identificadas por las autoridades correspondientes (CNDH, 2011). Según Luis González Placencia,

164

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, la guerra de calderón a provocado la muerte de más de 4,000 niños y niñas y que 3,700 sean huérfanos (Proceso, 2011).

Sección II: Activación de la llamada “Guerra contra el Narcotráfico” El 11 de diciembre de 2006, con más de 500 asesinatos en Michoacán, el gobierno calderonista decidió emprender la supuesta "Guerra contra el Narcotráfico", teniendo como antecedentes la creación en 2003 de la SIEDO, la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional (LSN), la implementación del Operativo México Seguro y la ASPAN en 2005, todo ello en el sexenio foxista. A través del establecimiento de un Consejo de Seguridad Nacional, operaciones militares en coordinación con la Marina y la PGR, así como Operaciones Conjuntas y policíacas como la CONAGO, el gobierno mexicano ha mostrado su disposición a hacer cumplir los acuerdos establecidos en la ASPAN que, renombrada en 2008 como Plan Puebla Panamá y teniendo sus antecedentes en el Comando Norte del Pentágono (NorthCom), justifica el control y el combate militar para lograr la integración de América del Norte como zona segura de abasto de petróleo, gas natural, agua, uranio y biodiversidad para la economía estadounidense, lo cual va de la mano con la Iniciativa Mérida, establecida por EUA en acuerdo con México y países centroamericanos en 2008 para combatir el narcotráfico y el crimen organizado. Desde entonces, bajo el pretexto de la poca funcionalidad de las policías locales, el gobierno federal ha sacado a más de 230 mil militares a las calles. A finales del 2006, después de más de 500 asesinatos en Michoacán en casi un año, el Gobierno Federal decidió emprender una "batalla" contra el crimen organizado y anunció el inicio de la Operación Conjunta Michoacán, con el fin de evitar el tráfico de enervantes en el estado, erradicación de plantíos ilícitos, la instalación de puestos de control, la realización de cateos y la ejecución de órdenes de aprehensión, así como el desmantelamiento de puntos de venta de drogas. Sin precisar la duración de esas operaciones, que en muchos momentos se anunciaron como un proceso de 5 o 10 años, para luego quedar como indefinida, el titular de la Secretaría de Gobernación (SG), Francisco Ramírez Acuña, junto con los secretarios de Defensa, Marina, Seguridad Pública y el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, dieron a conocer el operativo que había empezado el 5 de diciembre, con el decomiso por parte de la PGR del "mayor cargamento de seudoefedrina en la historia", en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Teniendo como antecedente la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional el 13 de enero de 2005 y el operativo México Seguro implementado con el gobierno de Vicente Fox para 165

detener la ola de asesinatos en la frontera de Nuevo Laredo, los funcionarios detallaron su plan operativo, que, iniciado en Michoacán, contaba con el apoyo del gobernador de Michoacán, el perredista Lázaro Cárdenas Batel. El secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván, indicó que estaban incluidos 4 mil 260 elementos del Ejército, 46 aeronaves, 19 perros y 246 vehículos terrestres. Mariano Saynez Mendoza, secretario de Marina, señaló que participarán mil 54 elementos de la infantería de marina, 9 helicópteros, 2 aviones con cámara de detección nocturna y 4 patrullas. Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública, indicó que por parte de esa dependencia participarían mil 400 elementos en la instalación de puntos de control, revisión en carreteras, ejecución de órdenes de cateo, labores de inteligencia y desmantelamiento de puntos de venta de drogas. Ese mismo día, fuentes gubernamentales revelaron que el operativo en Michoacán sería el punto de partida de una "estrategia integral" de combate al crimen organizado que efectuarían los integrantes del gabinete de seguridad durante el sexenio de Felipe Calderón, y los siguientes serían en Guerrero, Nuevo León, Sinaloa y Tamaulipas. Este Operativo Conjunto, fue implementado en los primeros días de enero en la frontera de Baja California, bajo el nombre de Operación Tijuana, con el despliegue de 3 mil 296 efectivos, donde participaron elementos de las secretarías de Defensa, Marina, Seguridad Pública y la (PGR), con un esquema similar al que se aplica en Michoacán, de los cuales 2 mil 620 eran integrantes del Ejército, 162 de la Secretaría de la Marina y 514 de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y de la Policía Federal Preventiva (PFP), creada la primera en 2001 en el gobierno de Fox por Guillermo Galván Galván, entonces subsecretario de la SEDENA que, como secretario en 2009, en el marco de la Estrategia Nacional de Combate a la Delincuencia, la integró a la PFP, Preventiva en una sola “Policía Federal” bajo un mando único, lo cual fue “rechazado” por el Congreso en los primeros años de la administración calderonista hasta resolverse en 2009 como Policía Federal Investigadora, la cual se denomina Policía Federal Ministerial. Estas operaciones conjuntas, realizadas coordinación con la SIEDO, Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, creada en 2003 también durante el gobierno de la supuesta “transición democrática”, se fueron implementando poco a poco en el país: en marzo del 2008, tras una reunión a puerta cerrada, el entonces secretario de gobernación Mouriño, informaron la implementación del operativo con dos mil 26 militares, 425 agentes federales y ministerios públicos del fuero federal, además del enlace con la plataforma 166

del C-4 en la capital del país y la participarán de la con PGR 63 ministerios públicos y ocho de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), 23 peritos y un fiscal. El 4 de septiembre de 2010 el Operativo Conjunto se propuso para Veracruz, frontera marítima del Golfo, con lo cual se culminó la militarización de las zonas fronterizas más importantes económicamente, pero también como rutas de la migración hacia E.E.U.U. Durante el sexenio de Calderón, los Operativos Conjuntos se han emprendido sistemáticamente a lo largo y ancho del país, temporal o permanentemente, como protocolos especializados de cooperación entre las distintos cuerpos e instancias de seguridad —Marina, Ejército, PF, AFI, Policías de Mando Único—, incluso entre cuerpos de seguridad mexicanos y agentes estadounidenses. Asimismo, respaldada incluso por el titular de la Policía Nacional de Colombia, se emprendió el proyecto de Policía de Mando Único, que consiste en fundir la totalidad de los cuerpos municipales del país (2,000) en 32 corporaciones estatales de mando único profesionalizadas. Así, mediante la capacitación del FBI y la Policía de Colombia, se pretende hacer a la policía menos vulnerable ante la delincuencia organizada, homologando los cuerpos municipales a la Policía Federa y los cuerpos especializados de seguridad como el GOES en Michoacán, Grupo Toro en Durango, Policía Elite en Morelos, por mencionar algunos.

Sección III. Aumento de la injerencia de los Estados Unidos en materia de Seguridad Nacional Durante los sexenios panistas de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderon Hinojosa la soberanía nacional ha sido mancillada con el pretexto de la “colaboración” norteamericana en la llamada “Guerra contra el narco”. Con el pretexto de dicha “colaboración” el gobierno federal abrió las puertas a la política intervencionista de los Estados Unidos en materia de seguridad, expresados en una serie de tratados de “cooperación” —ASPAN, Plan Mérida, NorthCom, Plan Unitas—, cuyo resultado ha sido una mayor subordinación de México a la política intervencionista de la administración de Barack Obama. Tales tratados, como correlato de una ofensiva económica y como punta de lanza para la militarización del país, tienen su cuota de responsabilidad en la catástrofe social del último sexenio, que ha dejado un estimado de más de 80,000 muertos, 250,000 desplazados de manera forzada, 30, 000 desaparecidos, 20,000 huérfanos y 5,000 niños asesinados. La punta de lanza de estos tratados y alianzas de cooperación se dio en el marco del sexenio foxista con la ASPAN, Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte 167

(ASPAN), creada el 23 de marzo de 2005 en Waco, Texas y puesta en rigor en el sexenio calderonista en 2007. Esta Alianza, consiste en la formulación de 51 recomendaciones de seguridad dirigidas al apuntalamiento de la competitividad en América del Norte, como complemento bélico de la integración vertical de América del Norte como zona segura de abasto de petróleo, gas natural, agua, uranio y biodiversidad para la economía estadounidense, particularmente en la colaboración trilateral en términos de distribución energética fronteriza y permisión de contratos a largo plazo para la compra de energía eléctrica a productores estadounidenses por parte de corporaciones mexicanas. Esta alianza, rebautizada en 2008 como Plan Puebla Panamá, Plan Mesoamérica, tiene, en palabras de Carlos Fazio, sus antecedentes en la creación del Comando Norte del Pentágono (NorthCom), que abarca Canadá, México, porciones del Caribe (Cuba incluida) y aguas contiguas en los océanos Pacífico y Atlántico (en particular el golfo de México). Otro de los planes de cooperación internacional, es la polémica Iniciativa Mérida establecida por EE.UU. en acuerdo con México y países centroamericanos para combatir el narcotráfico y el crimen organizado, acordado el 30 de junio de 2008 por el Congreso de los Estados Unidos y activado por el expresidente George Bush hijo. Como un acuerdo que articula para la región la política impulsada en Estados Unidos para Sudamérica para “luchar contra el narcotráfico” —Plan Colombia con sus extensiones en Brasil, Bolivia, Venezuela, Perú, el Consejo Suramericano de Lucha contra el Narcotráfico—, la Iniciativa Mérida inauguró con la asignación de 74 millones de dólares para emprender la militarización en México, además de un monto adicional de 65 millones para Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Haití y República Dominicana. A raíz de esta iniciativa, se establecieron los marcos para la cooperación implicando la estrecha colaboración entre el Congreso de la Unión, la SEDENA, la SSP, la PGR y el CISEN, por parte de México, y por parte de EE.UU., el Departamento de Estado y de Justicia, el Consejo de Seguridad Nacional, el Pentágono y la CIA, de corte paramilitar, cuyo actual director, David Petraeus, fue el invitado de honor del embajador Sarukhán a los festejos de 201 aniversario de independencia. Durante el sexenio Calderonista, con la permisión del flujo de armas “ilícito” demostrada con el operativo Rápido y Furioso y la Operación Wide Receiver de 2006-2007, así como los Wikileaks que demostraron la influencia estadounidense en las políticas de militarización en Ciudad Juárez, aunado a la presencia de la FBI y la CIA en las operaciones y la instalación de oficinas de estas dependencias en suelo mexicano, ha sido evidentes las prácticas, operaciones y ofensivas injerencistas en materia de seguridad y militarización. 168

En 2011 se conoció el llamado Operativo Rápido y Furioso, por medio del cual la DEA, el FBI y los aparatos demás aparatos de inteligencia de los Estados Unidos permitieron el ingreso de más de 2500 armas de manera ilegal para el rastreo de las redes de “narcotraficantes”. El Operativo fue un “fracaso” para la administración norteamericana y muestra la injerencia en materia militar de los Estados Unidos en México además de una abierta violación a la soberanía nacional. Producto de la crisis económica que estalló en el año 2008, con la caída de los grandes bancos de inversión, los Estados Unidos emprendieron la reactivación de la IV flota en América Latina, una decisión del Pentágono que, con el membrete del “combate al terrorismo” y al “crimen organizado” en América Latina, tiene el objetivo de aumentar la presencia militar en la región y fortalecer la hegemonía norteamericana en todo el continente. A esto se aúna la mayor presencia del Comando Norte en tareas de adiestramiento militar de las Fuerzas Armadas de México, particularmente en el combate en tareas de “contrainsurgencia”. Como lo afirmó el periodista Pedro Echeverría en 2010: “La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) informó que las fuerzas armadas de México reciben entrenamiento por parte del Comando Norte y del ejército de Estados Unidos en su conjunto, pero no dio detalles sobre los programas en los que participan los militares nacionales. El Comando Norte se ha concentrado en proporcionar entrenamiento en áreas de inteligencia y en la forma en que deben trabajar de manera conjunta en operaciones con otras agencias de la ley. La más significativa contribución del Comando Norte es el fortalecimiento de la capacidad operativa de las tres instituciones (del Ejército Mexicano, la Fuerza Aérea y la Armada) centrándose en la capacidad de desarrollar análisis y compartir información que permita al Ejército Mexicano conducir operaciones para desmantelar redes como en Afganistán e Irak” (Echeverría, 2010). A la par, ha aumentado el presupuesto anual a la Iniciativa Mérida por parte del Congreso Norteamericano, con el objetivo de fortalecer y profundizar la injerencia militar en toda la región. A finales del año 2011 la WOLA (Oficina de Washington para Latinoamérica) declaró que los resultados de la aplicación de la Iniciativa Mérida lejos de detener la violencia en México la había generalizado (Wola, 2010). A pesar de los resultados negativos de la Iniciativa Mérida, el Congreso Norteamericano aprobó, por unanimidad, el aumento presupuestal para la partida del año 2013 —por más de 282 millones de dólares—, (Notimex, 2012a) lo que muestra la preocupación de los Estados Unidos en mantener la política de militarización del país y control 169

de las Fuerzas Armadas, no sólo en México sino en toda la región. Dichos planes, como lo han señalado diversos intelectuales como Carlos Fazio, Ana Esther Ceceña y Jhon Saxe Fernandez, 32 han aumentado el control de los Estados Unidos en México para el saqueó de los recursos naturales estratégicos como el agua, el petróleo, por mencionar algunos. Aún más, al día de hoy, México se ha convertido en el alfil de los Estados Unidos en la extensión de la llamada “Guerra contra el narco” para toda América Latina fundamentalmente Centroamérica. El 24 de abril de 2012 tuvo lugar una nueva Cumbre de las Américas en Cartagena, donde donde Estados Unidos discutió junto a todos varios países de la región las políticas se seguridad y de combate al llamado “crimen organizado” y de la lucha contra los narcóticos. En el marco de una agenda impuesta por los Estados Unidos —en primer lugar, vetar la presencia de Cuba— Calderón expuso un nuevo proyecto de cooperación aun más estrecho de las Fuerzas Armadas mexicanas con los aparatos de inteligencia norteamericanos. Con esta nueva cumbre se concretó una fase de ejercicios navales llamados Unitas Fase Pacífico, donde una comisión de las Fuerzas Armadas Mexicanas realizaría acciones en Común con el Northcom (Comando Norte) para capacitación y adiestramiento en Lima, Perú en el mes de mayo, en Florida, Estados Unidos en el mes de septiembre y en la base de Tolemaida en Colombia (Notimex, 2012b). Además de ello, esta operación militar norteamericana, aprobada en el senado sin discusión por 74 votos a favor, permitirá la “visita” de la Patrulla oceánica Clase Oaxaca en la Base Naval ARC Bolívar en Colombia (Notimex, 2012c). Aunado a ello, el Gobierno Federal discutió que México será sede de la nueva Oficina del Sistema Interamericano contra el Crimen Organizado, organismo de seguridad hemisférico que, según la advertencia de Marisela Morales, tendrá su cabeza en la Procuraduría General de la República (PGR). Esta oficina, según los resolutivos de la Cumbre, será la que “coordine la plena implementación del plan de acción hemisférico contra la delincuencia organizada trasnacional, armonizando y coordinando los esfuerzos sobre el tema con los distintos órganos de la región” (Notimex, 2012c). Este llamado Sistema Interamericano contra el Crimen Organizado fue aprobado por unanimidad de los países de esta Cumbre y está pensado más allá de México. En este sentido se da continuidad a los planes hemisféricos que los Estados Unidos imponen en la región, luego del ASPAN y el Plan Mérida (Notimex, 2012d) como continuidad del Plan Colombia
32

Desde el inicio de la administración de Calderón estos intelectuales han sido opositores a la estrategia de militarización del país. (Méndez,2007). 170

y los acuerdos generados a partir de éste en el Cono Sur en torno al combate contra el crimen organizado. En conclusión, como bien resume la periodista Laura Carlsen: “la guerra de la droga se ha convertido en el mayor vehículo de militarización en Latinoamérica. Es un vehículo financiado e impulsado por el gobierno de EE.UU. y alimentado por una combinación de falsa moral, hipocresía y mucho miedo fuerte e irracional. La denominada “guerra contra la droga” es en realidad una guerra contra la gente, especialmente los jóvenes, las mujeres, los pueblos indígenas y los disidentes. La guerra contra la droga se ha convertido en el principal camino para que el Pentágono ocupe y controle países a costa de sociedades completas y muchas, muchas vidas” (Flores, 2012).

Sección IV. Ley de Seguridad Nacional e iniciativa de Reforma 1.1. Ley de Seguridad Nacional de 2005

La Ley de Seguridad Nacional (LSN) fue expedida el 13 de enero de 2005 por el gabinete del gobierno de Vicente Fox y la legislación en turno, con la cual se abría paso a la legalización de lo que vendría a ser en los hechos la política del sexenio de Felipe Calderón. Por una parte, la LSN establece la creación de un Consejo de Seguridad Nacional, que excluye al Poder Legislativo de su composición, otorgando al gabinete presidencial la máxima autoridad en cuestiones de Seguridad Nacional. Este consejo, cuyo titular es el Ejecutivo Federal y suyo secretario Ejecutivo es el Secretaría de Gobernación, está compuesto por los secretarios de Defensa Nacional, en el siguiente orden: Marina, Seguridad Pública, Hacienda y Crédito Público, Función Pública, Relaciones Exteriores, Secretario de Comunicaciones y Transportes, el Procurador General de la República y el Director General del Centro de Investigación y Seguridad Nacional. Este consejo, como una instancia deliberativa cuya finalidad es establecer y articular la política en materia de Seguridad, cuyas reuniones, actas y documentos son de carácter reservado, tiene, entre algunas de sus atribuciones: “I. La integración y coordinación de los esfuerzos orientados a preservar la Seguridad Nacional […] V. Los programas de cooperación internacional […] VI. Las medidas necesarias para la Seguridad Nacional […] VII. Los lineamientos para regular el uso de aparatos útiles en la intervención de comunicaciones privadas; VIII. Los lineamientos para que el Centro preste auxilio y colaboración en materia de Seguridad Pública, procuración de justicia y en cualquier otro ramo de la Administración Pública que acuerde el Consejo; [y] X. Los 171

demás que establezcan otras disposiciones o el Presidente de la República” (Ley de Seguridad Nacional, 2005, Título Segundo, Capítulo I, Del Consejo de Seguridad Nacional, artículo 13). Posteriormente, como una manera de reforzar las facultades otorgadas al Ejecutivo y al Consejo de Seguridad Nacional, se aprobó la Ley General del Sistema de Seguridad Pública de 2009 que, por ejemplo, plantea en su artículo 2 que corresponde al titular del Poder Ejecutivo Federal determinar las políticas que se llevarán a cabo en relación con dicha materia, dictando los lineamientos que articulan a la Federación, los Estados y los Municipios en relación con el orden y la paz pública, la prevención especial y general de delitos, la persecución de los mismos y la reinserción social de los individuos, a través del Consejo de Seguridad Nacional. La Ley de Seguridad Nacional de 2005, señala en su artículo 3 como acciones para la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano: I. La protección de la nación mexicana frente a las amenazas y riesgos que enfrente nuestro país; y II. La preservación de la soberanía e independencia nacionales y la defensa del territorio. El artículo 4, señala a su vez, que estas intervenciones deben ser legales, responsables y respetuosas de los derechos fundamentales, las garantías individuales y sociales, la lealtad, la transparencia, la eficiencia, la coordinación y la cooperación. Por otra parte, para efectos de esta ley expedida en 2005, se estableció un primera caracterización de las amenazas a la Seguridad Nacional en los siguientes términos: “I. Actos tendentes a consumar espionaje, sabotaje, terrorismo, rebelión, traición a la patria, genocidio, en contra de los Estados Unidos Mexicanos dentro del territorio nacional; II. Actos de interferencia extranjera en los asuntos nacionales que puedan implicar una afectación al Estado Mexicano; III. Actos que impidan a las autoridades actuar contra la delincuencia organizada; IV. Actos tendentes a quebrantar la unidad de las partes integrantes de la Federación […] V. Actos tendentes a obstaculizar o bloquear operaciones militares o navales contra la delincuencia organizada; VI. Actos en contra de la seguridad de la aviación; VII. Actos que atenten en contra del personal diplomático; VIII. Todo acto tendente a consumar el tráfico ilegal de materiales nucleares, de armas químicas, biológicas y convencionales de destrucción masiva; IX. Actos ilícitos en contra de la navegación marítima; X. Todo acto de financiamiento de acciones y organizaciones terroristas; XI. Actos tendentes a obstaculizar o bloquear actividades de inteligencia o contrainteligencia, y XII. Actos tendentes a destruir o inhabilitar la infraestructura de carácter estratégico o indispensable para la provisión de bienes o servicios públicos”. 172

En este sentido, la LSN otorga al Poder Ejecutivo la facultad de interpretar dichas “amenazas” y actuar en consecuencia, dado que “terrorismo”, “rebelión” y “traición a la patria” pueden fácilmente convertirse en argumentos para contrarrestar la lucha de sectores agraviados, con causas justas, que se rebelan ante la opresión de los gobiernos. Esto quiere decir que la mayoría de estas expresiones pueden ser utilizadas de manera discrecional, y convertirse en mecanismos de criminalización de la protesta, la libre manifestación, incluso la estigmatización de la resistencia ante violaciones de derechos humanos y suspensión de garantías por parte de las instancias encargadas de preservarlas. Por otra parte, la LSN, dio rienda suelta a las facultades del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), el cual es un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, con autonomía, técnica, operativa y de gasto, adscrito directamente al Titular de dicha Secretaría. Según el artículo 19 de la Ley de Seguridad Nacional de 2005, sus atribuciones son: I. Operar tareas de inteligencia como parte del sistema de seguridad nacional que contribuyan a preservar la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, a dar sustento a la gobernabilidad y a fortalecer el Estado de Derecho; II. Procesar la información que generen sus operaciones, determinar su tendencia, valor, significado e interpretación específica y formular las conclusiones que se deriven de las evaluaciones correspondientes, con el propósito de salvaguardar la seguridad del país; III. Preparar estudios de carácter político, económico, social y demás que se relacionen con sus atribuciones, así como aquellos que sean necesarios para alertar sobre los riesgos y amenazas a la Seguridad Nacional; IV. Elaborar los lineamientos generales del plan estratégico y la Agenda Nacional de Riesgos; V. Proponer medidas de prevención, disuasión, contención y desactivación de riesgos y amenazas que pretendan vulnerar el territorio, la soberanía, las instituciones nacionales, la gobernabilidad democrática o el Estado de Derecho; VI. Establecer cooperación interinstitucional con las diversas dependencias de la Administración Pública Federal, autoridades federales, de las entidades federativas y municipales o delegacionales, en estricto apego a sus respectivos ámbitos de competencia con la finalidad de coadyuvar en la preservación de la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano; VII. Proponer al Consejo el establecimiento de sistemas de cooperación internacional, con el objeto de identificar posibles riesgos y amenazas a la soberanía y seguridad nacionales”. Aunado a esto, en el Artículo 25 de la LSN, se establece que: “En los términos y ámbitos de competencia que para las instancias prevé el Título Sexto de la presente Ley, el Secretario 173

Ejecutivo del Consejo celebrará convenios de colaboración generales y específicos para coordinar las acciones en materia de Seguridad Nacional con autoridades estatales y municipales y otras entidades de la Administración Pública Federal”. Asimismo, en relación con los servicios de inteligencia, el artículo 29 señala que se entiende por inteligencia el conocimiento obtenido a partir de la recolección, procesamiento, diseminación y explotación de información, para la toma de decisiones en materia de Seguridad Nacional. Sin embargo, como señala el artículo 30, esta información solo podrá ser recabada, compilada, procesada y diseminada con fines de Seguridad Nacional por las instancias autorizadas, lo cual se complementa con el artículo 31, el cual señala que, al ejercer atribuciones propias de la producción de inteligencia, las instancias gozarán de autonomía técnica y podrán hacer uso de cualquier método de recolección de información, sin afectar en ningún caso las garantías individuales ni los derechos humanos. En los casos de “amenaza inminente” a los que se refiere el artículo 5 de esta Ley, el Gobierno Mexicano podrá hacer uso de los recursos que legalmente se encuentren a su alcance, incluyendo la información anónima. El Centro deberá solicitar en los términos y supuestos previstos por la presente Ley, autorización judicial para efectuar intervenciones de comunicaciones privadas en materia de Seguridad Nacional (artículo 34). Entendiendo por intervención de comunicaciones la toma, escucha, monitoreo, grabación o registro,de comunicaciones privadas de cualquier tipo y por cualquier medio, aparato o tecnología. Además, el artículo 36 señala que los procedimientos judiciales que se instauren para autorizar las solicitudes de intervención en materia de Seguridad Nacional no tendrán naturaleza contenciosa y sus constancias procesales carecerán de valor probatorio en procedimientos judiciales o administrativos. En este sentido, la Ley de Seguridad Nacional de 2005, como un primer paso de articulación de un Consejo de Seguridad presidido por el Poder Ejecutivo, facultado para actuar y proceder de manera autónoma al Congreso de la Unión, y la caracterización de las amenazas que legitiman el uso de las fuerzas armadas, sentó las bases para la legalización de las operaciones militares, policíacas, de inteligencia, espionaje y hasta de contrainsurgencia que se han implementado durante todo el sexenio de Felipe Calderón. Aunado a ello, apenas en septiembre de 2011, el presidente Felipe Calderón envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de nuevo Código Federal de Procedimientos Penales que autoriza detenciones en caso de urgencia mediante un sistema de investigación sin autorización 174

judicial, incluye el cateo de domicilios por denuncia anónima, revisión y grabación de personas y vehículos, el uso de llamadas telefónicas entre particulares y conformar un cuerpo de agentes infiltrados. El Presidente propuso también el seguimiento de personas y operaciones encubiertas para combatir a la delincuencia organizada, que se realizarían mediante la infiltración de agentes en un grupo delictivo, con la finalidad de conocer la organización, formas de operación y ámbitos de actuación e identidad de los miembros de diversos grupos delictivos. Andreas Schelder en su artículo “What is Democratic Consolidation?” (Journal of Democracy, 1998), afirma que las amenazas antidemocráticas ilegales como el crimen organizado y el narcotráfico que enfrentan los gobiernos puede conducir a regresiones autoritarias y a una semidemocracia difusa, a un estado de excepción no nombrado, a un régimen híbrido entre ciertos rasgos de democracia liberal y de dictadura. Schedler cita a Guillermo O’Donnell, quien define la “muerte lenta de la democracia” como una “disminución progresiva de los espacios existentes para el ejercicio del poder civil y el ejercicio efectivo de las garantías del constitucionalismo liberal”, que conlleva a la democradura. 1.2. Iniciativa de Reforma a la Ley de Seguridad Nacional Durante el sexenio de Calderón, la Ley de Seguridad se presentó como inacabada, dando lugar a una propuesta de Reforma que pudiera hilar los cabos sueltos de la Ley de 2005. En términos generales, la reforma propuesta en 2011 consiste en la antesala de lo que podría ser la declaración de un estado de excepción, apelando a una caracterización más aguda de la Seguridad Interna y, por lo tanto, las atribuciones al Poder Ejecutivo para declarar la existencia de su afectación, la cual permitiría al presidente suspender las garantías individuales de ciudadanos sin consultar al Congreso. La propuesta del federal, aprobada en lo general por el Senado en abril del 2011, consiste en añadir a los 67 artículos de la ley aprobada en 2005, otros once artículos divididos en dos capítulos: el primero, “El procedimiento para declarar la existencia de una afectación a ley de Seguridad Interior”, y el segundo “De la Intervención de las Autoridades en una Afectación a la Seguridad Interior”. Esta Reforma, además de declarar que la Fuerza Armada permanente incluye a la Policía Federal Ministerial y la Policía Federal (antes PFP) —propuestas ambas en 2009 por el entonces subsecretario de la SEDENA Guillermo Galván Galván en el marco de la Estrategia Nacional de 175

Combate a la Delincuencia —, integra el concepto de Seguridad Interior a la fracción IV de las amenazas a la seguridad y especifica en este segundo capítulo las afectaciones a la misma en términos de “actos o hechos que pongan en peligro la estabilidad, la seguridad, la paz o el orden en una entidad federativa, un municipio, delegación o región; y que la capacidad de las instancias competentes sea insuficiente o ineficaz para ejercer sus funciones y restablecer la normalidad”. El artículo 74 de la Reforma a la Ley de Seguridad Nacional vigente posibilita la declaración de “afectación a la seguridad interior” sin que el ejecutivo necesite consultar al Congreso. Esto implica también retomar el artículo 3 de la ley vigente, y ciertamente: “No procederá la declaratoria de afectación a la seguridad interior cuando la solicitud tenga su origen o causa para dar cumplimiento a requerimientos o resoluciones emitidas por autoridades administrativas o del trabajo; tampoco procederá por acciones relacionadas con movimientos o conflictos de carácter político, electoral o de índole social, excepto cuando las acciones derivadas de los mismos constituyan un desafío o amenaza en los términos del artículo 3 de esta ley”; sin embargo, la facultad de decidir cuándo una serie de movilizaciones sociales y de oposición política se oponen a un “proyecto de nación” y desestabilizan al país, se concentra principalmente en la perspectiva del ejecutivo. Asimismo, establece con claridad y precisión, como lo indica el título del primer capítulo, “El procedimiento para declarar la existencia de una afectación a ley de Seguridad Interior”. En primer lugar, se facultaría al titular del poder ejecutivo para disponer del ejército para prevenir o hacer frente a los obstáculos que amenacen la integridad, la estabilidad o la permanencia del país, siendo estos obstáculos a) Desafío: obstáculo que afecta parcial o totalmente la integridad o estabilidad del Estado; o b) Amenaza: obstáculo que atenta contra la permanencia o la existencia del Estado. La facultad de determinar dichos obstáculos sería recabada, compilada y procesada por la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Marina y la Fuerza Armada Permanente, instancias facultadas para hacer uso de cualquier método de recolección de información, fuentes anónimas, así como operaciones de inteligencia y de contrainteligencia. Ello abarcaría el monitoreo y la grabación por parte de las autoridades legalmente facultades, previa autorización judicial, las cuales tendrían acceso a la información con la que cuente la Red y, en su caso, el Centro Nacional de Información del Sistema Nacional de Seguridad Pública. En este sentido, el Presidente podría ordenar las

176

“acciones necesarias”, utilizando todos los recursos de que disponga hasta en tanto se reúne el Consejo de Seguridad Nacional para la revisión y análisis de la situación. Una vez integrado el expediente, el Secretario Ejecutivo podría convocar de inmediato al Consejo de Seguridad para analizar y evaluar: la magnitud de la afectación a la seguridad interior, los recursos de las autoridades para hacer frente a la situación, las medidas a implementarse, las instancias que deban brindar el apoyo solicitado y las personas que deban designarse como responsables. Si lo considera procedente, el Presidente podría emitir la declaratoria de afectación a la seguridad interior y disponer de la Fuerza Armada permanente, las instancias y autoridades competentes para la atención de dicha afectación. Una vez que la declaratoria sea publicada en el Diario Oficial de la Federación y en por lo menos tres periódicos de circulación local en la demarcación geográfica afectada, la afectación sería de orden público y de interés social. Asimismo, se establece que, en ningún caso, la afectación podrá ser por tiempo indefinido, aunque la vigencia de la declaratoria podría prorrogarse o modificarse, mientras subsistan las causas que le dieron origen y se substancie el procedimiento previsto en el artículo anterior, lo cual faculta al Poder Ejecutivo para reevaluar la afectación y prolongarla, poniendo en riesgo la soberanía constitucional del país. Si bien la reforma propone que esta declaratoria de afectación a la seguridad interior no procede cuando la solicitud tenga su origen en dar cumplimiento a requerimientos emitidos por autoridades administrativas o del trabajo o por acciones relacionadas con movimientos o conflictos de carácter político, electoral o de índole social, establece una otra excepción para incluir como afectación los casos en que las acciones derivadas de los mismos, constituyan un desafío o amenaza para el país. Es decir, lo que en 2005 le permitió al Estado articular una ofensiva militarista, pretende ahora, legalizar la instrucción para declarar un estado de afectación a la Seguridad Interior, legalizando lo que sería en términos fácticos, un golpe de estado; a riesgo de que, en la lógica del discurso oficial, esta afectación estaría legitimada no sólo por la existencia de cuerpos armados del narcotráfico, sino por la existencia misma de una resistencia nacional, en tanto que perturbadores del orden público, en tanto que “actos tendentes a obstaculizar o bloquear operaciones militares o navales contra la delincuencia organizada”. Aún más, si bien se establece que no suspenderá ni restringirá el ejercicio de los derechos humanos y las garantías establecidas en la Constitución, y establece un protocolo de notificación a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a los organismos de protección de los 177

mismos en las entidades federativas correspondientes para que ejerzan sus facultades y atribuciones en materia de promoción y protección de los derechos humanos, otorga a la Fuerza Armada permanente y servidores públicos de las instituciones de seguridad pública la responsabilidad de hacer del conocimiento de la autoridad competente los hechos probablemente constitutivos de delitos, transmitiéndole todos los datos que tuvieren y poniendo a su disposición a los inculpados, si hubieren sido detenidos. Es decir, faculta a los actores y entidades supeditados militarmente al Poder Ejecutivo para canalizar estas denuncias, anticipando la impunidad de los mismos y obstaculizando la denuncia civil y directa en las instancias de DDHH de las violaciones y delitos constitucionales en términos de garantías individuales. En conclusión, lo que en 2005 le permitió al Estado articular una ofensiva militarista, pretende ahora, con la Reforma a la LSN, legalizar la instrucción para declarar un estado de afectación a la Seguridad Interior, legalizando lo que sería en términos fácticos, un golpe de estado; a riesgo de que, en la lógica del discurso oficial, esta afectación estaría legitimada no sólo por la existencia de cuerpos armados del narcotráfico, sino por la existencia misma de una resistencia nacional, en tanto que perturbadores del orden público, a riesgo de facultar al Ejecutivo y al Consejo de Seguridad para equiparar toda protesta o manifestación de descontento contra la llamada “Guerra contra el Narcotráfico” o contra la militarización como “actos tendentes a obstaculizar o bloquear operaciones militares o navales contra la delincuencia organizada”. 1.3. Presupuesto destinado a Seguridad Nacional y la llamada “Guerra contra el Narcotráfico33 De 2007 a 2011 el Gobierno Federal ha invertido 320 mil millones de pesos de las finanzas públicas en Seguridad Nacional (Flores, 2012a), la mayoría destinado a la llamada “Guerra contra el Narcotráfico”. Dicha cantidad equivale a más de 50 veces de lo que se destina a la atención de los pueblos originarios en México, representa casi el 0.5% del PIB y además significa el 250% del presupuesto total federal para todas las universidades e instituciones de educación superior públicas. Es indudable que el presupuesto destinado a la “guerra” representa de por sí una contradicción en un país donde existen 52 millones de pobres (Franco, 2012). La mayor parte de este presupuesto es destinado a las Secretarías de la Defensa Nacional (casi el 69%) y la Secretaría de Marina (26%). En teoría, el fin de ambas secretarías es garantizar
33 Este texto está basado principalmente en la investigación realizada por la periodista Nancy Flores de la publicación en línea de la revista Contralínea: (Flores, 2012a)

178

la soberanía del territorio mexicano, del mar patrimonial y de las instalaciones estratégicas del país, además de realizar labores de inteligencia, diálogo y negociación para la resolución de conflictos e impulsar medidas de carácter preventivo para atender a la población ante desastres naturales. Sin embargo, la mayor parte del presupuesto se concentra en acciones de “guerra”, justificadas por el hecho de garantizar la soberanía nacional y las instalaciones estratégicas. Según la opinión de expertos, mientras el Gobierno Federal ha invertido en este rubro un presupuesto escandaloso, simultáneamente ha descuidado el combate a la pobreza, a la seguridad social, ambiental y laboral, justificando que es en aras de la seguridad pública.34 Pero ¿por qué el gobierno panista ha invertido exageradamente en esta guerra contra el “narco”, sin tener una estrategia de inteligencia para evitar lo que ellos llaman “daños colaterales”? Estos daños colaterales significan la muerte de más de 80 mil seres humanos, en su mayoría mexicanos e inmigrantes centroamericanos, ya que la inversión en armamento militar y la permisión del tráfico ilegal de armas desde Estados Unidos se privilegia por encima de la inversión en garantizar la seguridad social, incluso en preservar la vida de la población. Hay que tomar en cuenta que en el sistema neoliberal, el mercado de armamento se ha fortalecido y ha dejado grandes ganancias a las compañías que las fabrican, en su mayoría estadounidenses y alemanas (Flores, 2012b). Citando a José Luis Piñeyro: “los más de 320 mil millones de pesos destinados en el sexenio a la seguridad nacional no se justifican debido a los costos sociales que se han tenido a causa del narcotráfico. Ha habido miles de narco-ejecutados, heridos, viudas, desaparecidos, huérfanos. El costo social es altísimo y los resultados son muy pobres”.

34

Específicamente es el punto de vista de José Luis Piñeyro, experto en seguridad nacional e investigador de la UAM.

179

Sección V. Desplazamiento interno y migración en la llamada “Guerra contra el narcotráfico” Quienes más padecen la violencia desatada por la llamada “Guerra contra el narcotráfico” son las mujeres y migrantes, además de otros sectores sociales que han comenzado a llamarse “grupos vulnerables”. Fue Luis K. Fong, socialista del estado de Chihuahua, fallecido en el año 2010, quien planteó que esta supuesta “Guerra contra el narcotráfico” tiene aspectos de limpieza social sin precedentes en la historia de México y que, además, genera un marco de violencia padecida por grupos vulnerables, como las mujeres y la población migrante en nuestro país, tanto por su identidad social como por su condición socioeconómica. Fue el mismo Luis K. Fong quien planteó la diferencia entre la violencia que ataca el discurso oficial, la inseguridad de los secuestros y los robos que afecta a los sectores económicamente privilegiados, y la violencia que padecen los sectores precarizados, una violencia no sólo física sino política, social y económica, y por tanto con rasgos de limpieza social. Chihuahua, tierra de los feminicidios en la maquila de Cd. Juárez, es un estado donde se han dado casos que confirman este rasgos, desde la masacre en 2008 en la comunidad de Creel, la masacre de jóvenes precarizados en Villas de Salvárcar en 2010, así como diversos centros de rehabilitación donde se han manifestado ataques sicariales. El Estado de Chihuahua ha sido uno de los estados más golpeados de la llamada “guerra contra el narcotráfico”, donde se ha dado una militarización pronunciada, una violencia desatada no sólo por la ofensiva militarista sino las condiciones sociales de la región, una ciudad fronteriza, donde se invierte desde el extranjero y el interior, particularmente en la maquila, generando clases privilegiadas y grandes sectores precarizados. Desde 1993 las mujeres, no sólo de la maquila, han vivido en un estado de alerta. Pese a las convenciones y tratados internacionales que nuestro país ha firmado, la violencia de género crece y crece; de enero del 2006 al 11 de junio del 2012 se tiene el registro de 1214 feminicidios, las cuales son apenas un indicio del fenómeno, pues muchos casos no son denunciados ni contemplados en las estadísticas. La mayoría de éstos se dan en la frontera de Cd. 180

Juárez, la ciudad de los huesos en el desierto y la parabola infernal de la novela 2666 de Roberto Bolaño. Un informe titulado “Juárez y Chihuahua, guerra contra el narcotráfico y recomendaciones de la CEDAW” recalca que la tasa de feminicidios más alta del mundo pudiera corresponder al estado de Chihuahua, con 34.73 asesinatos por cada 100,000 mujeres, de los cuales el 95% quedan impunes, incluyendo asesinatos a defensoras de los derechos humanos, como Marisela Escobedo, Susána Chávez, Josefina Reyes, sin mencionar a sus familiares (Informe del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres y Mukira A. C. 2012). Con esta guerra el desplazamiento interno ha llegado a cifras alarmantes, el aumento de la violencia de género se ha disparado y las vejaciones a los derechos humanos de los migrantes centroamericanos aumenta exponencialmente. 1.1. Desplazamiento Interno

La llamada “Guerra contra el narcotráfico”, llevada a cabo por el gobierno de Felipe Calderón, ha tenido como consecuencia el desplazamiento de personas de manera indeterminada en el interior de la República. Esta problemática es alarmante, pues, además, en México no se encuentra reconocida ni tipificada, por lo cual los desplazados internos se enfrentan a la “falta de protección física y jurídica de sus viviendas, tierras y propiedades” (IDMC, 2011, p.1), provocando a su vez, la inexistencia de cifras oficiales emanadas del gobierno. La actual administración no cuenta con el marco institucional para hacer frente a este problema al igual que con el conjunto de las víctimas de la “Guerra contra el narcotráfico”. Sin embargo, este fenómeno ha sido estudiado por centros de investigación nacionales e internacionales, por encuestadoras privadas y centros de monitoreo de medios de comunicación, lo cual arroja esobozos del cruenta y trágica situación que asedia nuestro país. Estudios levantados por el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno (IDMC por sus siglas en inglés) muestran que: Chihuahua, Tamaulipas, Nuevo León, Durango, Sinaloa, Guerrero y Michoacán son los estados que cuentan con el mayor 181

número de desplazados, lo cual se presenta como correlato de la violencia desatada por la militarización implementada en estas entidades en el supuesto “combate al Narcotráfico” (IDMC, 2011, p. 1), donde se han dado casos paradigmáticos. Chihuahua: La ola de violencia, producto de la militarización en el estado de Chihuahua y particularmente en Cd. Juárez, ha convertido a esta entidad federativa en uno de los focos rojos de México con respecto al desplazamiento interno. Tomando como referencia estudios realizados por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, se estima que unas 220,000 personas han tenido que salir de Ciudad Juárez desde el 2007, la mitad hacia Estados Unidos, mientras 110,000 se han desplazado hacia otros estados en el interior de la república (IDMC, 2010). Tamaulipas: Alrededor de 1,800 casas de interés social han sido abandonadas en tan sólo tres municipios de Tamaulipas (IDMC, 2010). El caso más emblemático de desplazamiento forzado ha sido el de Ciudad Mier, provocado por la violencia destada por la supuesta “Guerra contra el narcotráfico”. En noviembre de 2010 miembros del cártel de Los Zetas y grupos paramilitares amenazaron con matar a la población que permaneciera en este lugar. Ante esto, los habitantes se desplazaron a otros pueblos y ciudades; mientras, las 400 personas que permanecieron, tuvieron que establecerse en un refugio comunal en la ciudad vecina de Miguel Alemán (Albuja y Rubio, 2011, p. 24). Durante este periodo, Ciudad Mier fue considerado un “pueblo fantasma”, ya que el desplazamiento generado por la violencia había ocasionado que muchas escuelas fueran clausuradas y que las oficinas de gobierno dejaran de funcionar (IDMC, 2010). Durango: Las poblaciones serranas son las más vulnerable en el estado de Durango. Durante el 2010 los municipios de Pueblo Nuevo y San Dimas reportaron un aproximado de 500 personas desplazadas por el hostigamiento y presencia 182

violenta de grupos del crimen organizado. Por la misma causa, ese año las comunidades de La Lagunita, El Campamento y Coscate tuvieron que huir por centenas (Hernández, 2010). En Durango, el gobierno estatal y federal han mostrado interés por asistir a la población desplazada. En Febrero del 2011 se anunció la creación de un centro de atención para desplazados. Sin embargo, Francisco Javier Hernández, Secretario de Desarrollo Social del Gobierno de Durango, confirmó que el compromiso por parte de las autoridades locales había sido “cumplido”, pero que la Federación no había enviado los recursos necesarios para la construcción de las viviendas (Ramos, 2012), lo que muestra el rostro del desprecio a la problemática de las autoridades estatales y federales en resolver el problema de fondo. Sinaloa: La ubicación estratégica de la sierra de Sinaloa en el Triángulo de Oro, ha llevado a millares de personas a abandonar los municipios ubicados en esta zona. Las cifras que el gobierno de Sinaloa ha dado a conocer revelan que 1, 203 familias, un estimado de 5 mil personas, se han visto en la necesidad de abandonar sus casas por la creciente ola de violencia en la zona, aunque por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del estado afirma que el número asciende a un aproximado de 25 mil personas. Lo que no está puesto en duda por ambas instancias es que la población desplazada se mueve a causa de los enfrentamientos provocados por la “Guerra contra el narcotráfico” (Dudley, 2012). Guerrero: Un aproximado de 100 personas se han desplazado de sus lugares de residencia en Los Ciruelos y La Laguna debido a las presencia de los grupos paramilitares al mando del crimen organizado, quienes amenazan a las familias para que los dejen usar sus parcelas como espacios para sembrar drogas y esconder armas. En la zona de La Laguna algunas personas fueron asesinadas por desobedecer a los criminales, lo que provocó que las familias de las dos zonas huyeran y se refugiaran en el Puerto Las Ollas (Parametría, 2010, pp. 22-24). Aproximadamente, 3 mil personas se han desplazado en el 183

estado de Guerrero como resultado de la violencia y las amenazas (IDMC, 2010). Michoacán: La ola de violencia en el estado de Michoacán durante el 2009 tuvo como consecuencia el desplazamiento de alrededor de 10 mil personas en la región de Tierra Caliente. Durante el mes de mayo de 2011, choques violentos entre miembros de la Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios, llevaron a que alrededor de 2 mil habitantes de las comunidades de Paredes Dos, Vicente Guerrero, Pizándaro y Purépero dejaran sus hogares (Reuters, 2012). En toda la república, minorías como los indígenas, son de los grupos más vulnerables a los desplazamientos forzados, como consecuencia directa de la discriminación, la negligencia y la violencia (Keralis, 2011, p. 31). En cuanto a la protección humanitaria, los campesinos, indígenas y habitantes de zonas rurales son los más desprotegidos, además de que por sus escazos recursos y dominio del idioma español tienen más dificultades durante su transcurso y llegada (Albuja et al., 2011, p.26). Las cifras sobre desplazamiento interno a nivel nacional sólo se pueden conocer a través de Parametría, única encuestadora que ha realizado una medición de este fenómeno. En su estudio más reciente publicó que, durante la segunda mitad del 2010 y la primera del 2011, 700 mil personas han tenido que desplazarse a causa de la violencia generalizada que vive el país producto de la militarización (Parametría, 2010, p. 22). El estudio señala que durante los últimos cinco años, de 2006 a 2011, el 17% de los encuestados afirmó que la razón principal por la que cambió su lugar de residencia fue por causas relacionadas con la violencia. Lo alarmante de esta cifra es que el 17% equivale al 2% del grueso poblacional de personas mayores de 18 años, es decir: durante los últimos 5 años (hasta 2011) el total de desplazados internos a causa de la violencia generalizada del país asciende a 1 millón 648 mil 387 ciudadanos (Parametría, 2010: p.1). Lo anterior hace que el fenómeno del desplazamiento interno en México adquiera una dimensión de crisis humanitaria. Por último, dentro del trabajo de Parametría (2010) también se especifica 184

que los estados más afectados por este fenómeno son: Chihuahua, Guerrero, Sinaloa y Durango, los mismos estados que presentan la tasa más elevada de homicidios relacionados con la llamada “Guerra contra el narcotráfico” de acuerdo con el estudio realizado por el IDMC (2010). El único marco legal que existe en el país para proteger a los desplazados internos es la Ley para la prevención y atención del desplazamiento interno en el estado de Chiapas, la cual entró en vigor en febrero de este año. A pesar de ser la primera y única ley en la materia en México, la aprobación de ésta se dio 18 años después de que el problema del desplazamiento interno comenzará en Chiapas. Finalmente, podemos decir que en México se está viviendo una crisis humanitaria de desplazamiento interno como consecuencia de la llamada “Guerra contra el narcotráfico” la cual no ha sido reconocida por el Estado mexicano, como en el caso de las víctimas en el cual ha mostrado su incomprensión e ineptitud para resolver el problema y prevenirlo, o de menos contabilizar a las víctimas, atenderlas e indemnizarlas.

Sección VI. Migración Los migrantes viven la violencia no sólo por transitar a través de un país miltarizado, sino por ser ellos mismos objeto de un sin número de violaciones de derechos humanos, de trata y extorsión, sin contar con la protección del Estado. Aunque México ha expresado su “respeto y compromiso” a los Derechos Humanos (firmando tratados internacionales, realizando la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos), la realidad refleja que la situación de los derechos humanos en México sigue siendo una cuestión alarmante que requiere de atención prioritaria porque aún se padecen graves delitos, como la tortura, las ejecuciones extrajudiciales, la trata de personas (principalmente mujeres) y las desapariciones forzadas. Además, esto ocurre en un contexto de prácticamente nula garantía de derechos económicos, sociales y culturales, y discriminación a sectores que históricamente han sido excluidos y vulnerados. Según la OIM, México es el principal país de emigración del mundo, con 10.1 millones de personas que viven en el extranjero, lo cual representa alrededor del 185

10% de la población total del país. Además, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México contaba en 2010 con 3, 290, 310 migrantes internos. Adicionalmente, en la actualidad, el corredor migratorio México-Estados Unidos es el de mayor movimiento del mundo, con un tránsito de 11.6 millones de emigrantes en 2010. En lo que respecta a migración irregular en tránsito por México, el Instituto Nacional de Migración de (INAMI) ha Sin señalado embargo, que a México ingresan y aproximadamente 140 mil migrantes indocumentados por año, la mayoría provenientes Centroamérica. funcionarios estatales organizaciones de la sociedad civil reconocen que la cantidad de migrantes es mucho mayor, y que podría situarse en aproximadamente 400 mil personas por año. La mayoría de estos migrantes internacionales transitan por México con destino a Estados Unidos, el país con mayor cantidad de inmigrantes internacionales, con 42.8 millones, de los cuales aproximadamente la cuarta parte son mexicanos. En México, el ingreso irregular de personas migrantes ha sido visto como un problema de seguridad nacional y como parte de la política pública, como lo deja ver el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, lo cual ha generado la implementación de medidas “agresivas” y “violentas” entendidas en un contexto de seguridad y no de integridad y protección de los derechos humanos. Lo anterior toma mayor sentido al enmarcarse dentro de la supuesta “guerra contra el crimen organizado y el narcotráfico” sustentada por el gobierno de Felipe Calderón, donde los migrantes y sus familias se ven fuertemente afectados: por un lado, al ser carne de cañón para las bandas del crimen organizado y, por el otro, al recurrir las fuerzas de seguridad y militares a tratos crueles, inhumanos y degradantes para impedir su paso o alimentar la corrupción. Al respecto, la Iniciativa Mérida, acordada entre el gobierno de Felipe Calderón y George W. Bush, aumenta los riesgos y vulnerabilidad de los migrantes en México, ya que reproduce el enfoque propuesto por EUA para la región y, en especial, para nuestro país.

186

1.1.

Secuestro de migrantes y su repunte con la “Guerra contra el narcotráfico”

México, al ser el país que colinda con Estados Unidos, recibe todo el flujo migratorio de diferentes partes del mundo, desde Centroamérica, Sudamérica, África y Asia, donde las cifras oscilan entre 350,000 y 400,000 migrantes. Al pisar territorio mexicano, empieza una travesía para llegar al Norte y cruzar hacia los Estados Unidos de América, sorteando toda clase de peligros a lo largo y ancho del país, especialmente en las fronteras: desde la policía, el narcotráfico, los tratantes, coyotes, etc., la población migrante padece extorsiones, asaltos, tortura, maltrato físico, insultos, violaciones, trata, secuestro, e incluso la muerte, sin contar con seguridad por parte del Estado Mexicano. De esto se desprende que la mayoría de los migrantes que sufren estas vejaciones no denuncien, ya sea por miedo a ser extraditados, por no contar con ningún derecho, o porque las mismas violaciones provienen de las autoridades. La política implementada por Felipe Calderón para proteger la integridad territorial y la soberanía fue vigilar las zonas fronterizas con más policías y militares, creación de centros de detención para migrantes y demás acciones de control. La política implementada por Calderón fue de criminalización e intolerancia a los migrantes, a través de persecuciones y retenes. El secuestro de migrantes tiene cifras alarmantes, el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos estima que en el sur del país, fueron secuestrados 11,333 migrantes en 2010 en seis meses, aunque organizaciones civiles arrojan cifras de hasta 22,000 mil migrantes secuestrados, particularmente en la Frontera Sur y la zona Fronteriza Norte, y la mayoría mujeres y menores de edad. Los migrantes son transportados por varios estados y es difícil saber si las cifras son verdaderas, confiables o reflejen la realidad: no sólo se trata de que la a política de criminalización al migrante impida un registro fiel, sino que muchos son obligados a engrosar las filas de la delincuencia organizada, las ganancias de los tratantes, son asesinados. Diferentes estudios arrojan que los secuestros son cometidos por bandas de delincuencia organizada (narcotráfico) entre ellos los Zetas y Maras, por 187

autoridades adscritas a los tres niveles de gobierno y delincuentes, a veces de forma independiente, o coludidos con las autoridades. Los rescates exigidos alcanzan cantidades de 2,500 a 4,000 dólares, si el rescate no es pagado, se asesina a los migrantes o son obligados a hacerse parte de actividades delictivas. Las condiciones de los secuestrados son inhumanas, los lugares donde son recluidos son antihigiénicos, las comidas son escasas o de un calidad indeterminada. Las mujeres son violadas y, aunque en los informes no se dé una cifra exacta, existen amenazas de muerte tanto para los migrantes como para sus familias. Algunos de los casos más impactantes de violencia contra los migrantes en el gobierno de Felipe Calderón, es el de los 72 cuerpos que fueron secuestrados, asesinados y encontrados en el Rancho San Frenando, Tamaulipas, ocurrido en Agosto de 2010, el de 40 migrantes en Chahuites, Oaxaca en diciembre de 2010, así como el descubrimiento en mayo de 2012, en Cadereyta, Nuevo León de 49 cadáveres mutilados, donde pudiera haber migrantes mexicanos y centroamericanos. Sin embargo, es imposible conocer el número exacto de víctimas de los secuestros masivos de migrantes que han ocurrido en los últimos años. Los secuestros masivos, según testimonios de migrantes, apuntan como uno de los principales responsables a la banda del crimen organizado conocida como “Los Zetas”. Sin embargo, hoy en día, sigue sin llegar la justicia a esclarecer los hechos, quedando en la impunidad, sin que el gobierno tome las medidas necesarias que aseguren la protección de la vida e integridad de los migrantes y se termine con la complicidad entre el Crimen Organizado y las Autoridades. El Estado Mexicano es responsable tanto de los secuestros, ya que estos son cometidos por autoridades gubernamentales, como de la falta de mecanismos para impartir justicia en los casos de secuestro, violación, robo, trata, etc. El Estado Mexicano no tiene un sistema de prevención de este delito, como tampoco cuenta con un sistema de protección, permitiendo que se sigan efectuando violaciones a la vida e integridad de los migrantes en su cruce por México, y haciéndose parte de estas violaciones de manera sistemática.

188

1.2.

Trata de personas

México, al ser un país de origen, tránsito y destino de migrantes, presenta una gran presencia de redes de trata de migrantes. “El aumento y la diversificación de los flujos y las rutas de tránsito dentro del territorio mexicano han coincido con el incremento de los riesgos y las vulnerabilidades de la población migrante, especialmente mujeres, adolescentes, niñas y niños” (Le Goff y Lothar Weiss, 2009, p.11). La migración y la trata se presentan relacionados de manera recurrente, y es muy probable dentro de los flujos migratorios encontrar a víctimas de trata, ya que utilizan las mismas rutas, servicios: hoteles, transportes, bancos, sitios de internet, traficantes de personas, visados, etc. y acuden a las mismas redes de protección y asistencia: albergues, cónsules, iglesias, organizaciones no gubernamentales, etc. (Le Goff, et. al., 2009, p.23). La migración es una herramienta para las personas que buscan mejorar sus condiciones de vida, las redes de trata aprovechan estas situaciones, engañan a los migrantes con la promesa de un futuro mejor, y terminan sometiéndolos a condiciones de esclavitud. Las mujeres representan entre 10% y 30% de las personas migrantes en tránsito a través de México. De éstas, muchas viajan en formas aún más clandestinas que los hombres, lo que las hace todavía más vulnerables a las agresiones. De las víctimas de trata de personas atendidas por la OIM en México entre el 2006 y el 2010, el 63% provenían de Guatemala, el 14% de Honduras, 3% de Costa Rica, 3% de Colombia, 2% del Salvador y otro 2% de Argentina, el resto proviene de otros países como Belice, Ecuador, Hungría, el Congo y Japón, siendo sólo un 5% son víctimas connacionales, lo que nos ilustra la enorme correlación entre trata de personas y migración (OIM, 2010). En México se conjugan numerosos factores que propician la trata de personas. La ubicación geográfica de nuestro país, es uno de ellos, la frontera con la economía más grande del mundo propicia que el territorio mexicano sea el territorio de tránsito para todos los migrantes que buscan mejorar sus condiciones de vida y para los que la economía norteamericana ofrece un trabajo. Además, la falta de oportunidades económicas, desencadena una serie de condiciones como la pobreza y la marginación social, que ponen en una situación de vulnerabilidad a las 189

personas. “La pobreza es un factor determinante de la trata de personas; no obstante, dada la complejidad del fenómeno, no es certero identificarla como una causa por si sola […] factores de exclusión social como bajos ingresos, la falta de acceso a los mercados de trabajo, a la propiedad, a los créditos, a los servicios educativos, sanitarios, urbanos y a los recursos productivos” (Le Goff, et. al., 2009, p.52) son factores que crean las situaciones de vulnerabilidad clásicas de las víctimas de trata. Esta exclusión social se hace aún más vigente para las mujeres pues se conjuga con factores subyacentes y profundamente arraigados como la discriminación por motivos de género. México adoptó la Ley para Prevenir y Castigar el Tráfico de Personas en noviembre del 2007. Dicha ley incorporó el delito de la trata a la legislación nacional de acuerdo a la definición del Protocolo de Palermo. La gran deficiencia de la ley fue que sólo era competente en los casos en que estuviera involucrada la delincuencia organizada, o bien cuando el delito se produjera en territorio nacional con efectos en otro país o viceversa, o cuando el responsable fuera un servidor público federal. Esto provocó que durante los 5 años que estuvo en vigencia la Ley sólo se juzgara a una persona a nivel federal por el delito de trata de personas. Esto se modificó el 27 de abril del 2012, con la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos. En la nueva Ley, como en la pasada, se prevén programas de asistencia a las víctimas, ya que dada la naturaleza del delito y las condiciones en las que las víctimas llegan a denunciar, es imperante una atención especializada, puesto que los traumas psicológicos hacen que las víctimas se encuentren en un estado de shock y no cooperen con la investigación. Sin embargo, la creación de dichos programas es ineficiente sin la capacitación del personal del ministerio público y las policías, quienes son los primeros en tratar con las víctimas. En este sentido, la ONU y diversas organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales se han encargado de elaborar manuales para la implementación de dichos programas y la capacitación de los funcionarios públicos, pero en México queda mucho camino por recorrer en este sentido. Por último, las políticas de prevención en México, a pesar de la que la Ley las contempla, no han sido desarrolladas. La Iniciativa Global 190

contra la Trata de Personas (UNGIFT) elaboró un informe en el 2008 al respecto, en el que se hace énfasis en la necesidad de atacar las causas del problema, es decir, en las políticas de prevención que se enfoquen en generar condiciones de desarrollo y equidad en las zonas rezagadas y marginadas. 1.3. La corrupción en las autoridades migratorias, tanto de elementos de policía como del INM

Cabe destacar la dificultad de contar con cifras claras y certeras en relación a las violaciones cometidas hacia los migrantes ya que, al encontrarse las autoridades involucradas. En la Relatoría efectuada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en julio de 2011, se señala que las personas con las que la Comisión tuvo acercamiento indicaron que no han denunciado las violaciones de las que han sido víctimas por temor a sufrir represalias de parte de la delincuencia organizada o de agentes estatales. Por su parte, los migrantes y familiares de migrantes que presentaron denuncias expresaron su escepticismo sobre la posibilidad de que las investigaciones avancen y las personas responsables sean juzgadas y sancionadas. 1.4. Ley de migración y reglamento

La Ley de Migración que reforma y modifica la Ley General de Población (LGP) y otras leyes —promulgada por el Ejecutivo Federal y publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el día 25 de mayo de 2011, entrando en vigor el 26 de mayo de 2011— lejos de velar por los derechos fundamentales, incrementa la criminalización y la clandestinidad de la población migrante en situación irregular. Continúa la percepción de concebir a la migración como un fenómeno de seguridad, lo cual se observa toda vez que la Ley de Migración se focaliza esencialmente en los temas de control, verificación y regulación de los flujos migratorios de tránsito y destino en México, y se orienta a regular el quehacer del Instituto Nacional de Migración. Coloca la migración y a las personas migrantes dentro de un esquema de seguridad (las seguridades nacional, pública y fronteriza se mencionan con constancia a lo largo de la exposición de motivos y el articulado), en lugar de considerarla como un tema social y colocar a la persona migrante y sus 191

derechos al centro de la legislación. La Ley de Migración es confusa y por falta de su Reglamento (mismo que debió de ser aprobado el 26 de noviembre de 2011) siguen aplicándose en varios casos y temas las disposiciones de la Ley General de Población y su Reglamento, y en otras tantas continúa la discreción de las autoridades. Esta situación ha perjudicado el acceso a la justicia de personas migrantes y entorpece algunos procedimientos como el de la regularización migratoria y el otorgamiento de visas humanitarias, entre otros, colocándoles muchas veces en un estado de indefensión legal, además, resulta alarmante que la Ley de Migración no incorpora el principio de la excepcionalidad de la detención. Con ello, en la práctica se perjudica a las personas que la Ley pretende en espíritu proteger.

Conclusiones

La tendencia a “securitizar” las políticas migratorias, como ocurre en México, refleja una perspectiva ahistórica de las causas y el desarrollo de las migraciones; además, a veces esconde motivaciones de política interna. El discurso que vincula de manera negativa la migración con la seguridad, promueve tanto la criminalización de los migrantes como ciertas expresiones preocupantes de discriminación y racismo. Durante el tránsito de los migrantes por territorio nacional, es la gente y las organizaciones de la sociedad civil quienes han dado protección a los extranjeros al darles comida, albergue y cuidados médicos, ahí donde el Estado ha estado ausente durante muchos años, afirmando cumplir con los derechos humanos, realizando reformas pero sin señalar las cifras que demuestran las sistemáticas violaciones a derechos humanos que sufren los migrantes en su cruce por México. El Estado no ha cumplido con sus obligaciones y no ha actuado en pleno respeto de los derechos humanos —como en su discurso falsamente dice—. De ser así, hubiera facilitado alternativas de tránsito seguro y eficiente por las rutas que recorren los migrantes y habría cumplido con su deber de sancionar a las personas y autoridades que permiten el tránsito en condiciones de riesgo para las personas y que explotan la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran los migrantes. Además, no hubiera cerrado albergues y estaciones migratorias por motivos de 192

seguridad sin considerar las necesidades y los derechos humanos de los migrantes. El Estado mexicano ha estado ausente en la protección efectiva e integral de los derechos humanos de los migrantes, lo que evidencia la poca atención e importancia que el Estado Mexicano ha puesto en el fenómeno de la migración; en la práctica resultan evidentes las sistemáticas y constantes violaciones que sufren los migrantes en su cruce por México: un país donde ser migrante implica la posibilidad de ser secuestrado, mutilado, violado, amenazado; donde las posibilidades de ser víctimas del crimen organizado y los cuerpos represivos son constantes, donde la autoridad corrompida es ciega, omisa y hasta cómplice; donde pueden un día aparecer 72 cuerpos en una fosa para después quedar en el olvido; donde se emite una Ley de Migración deficiente y pasan 11 meses sin que se reglamente; un país donde las violaciones a los derechos humanos son sistemáticas, donde reina la impunidad, el secuestro, la tortura, la criminalización y la muerte. Anexo: Texto leído frente al Congreso de la Unión, San Lázaro, el 1ro de septiembre de 2012 En el año 2006 Felipe Calderón Hinojosa arribó a la presidencia luego de un proceso electoral en el que quedó en duda su triunfo, abriendo así un periodo de polarización social sin precedentes en los últimos 30 años en México, cuyo ejemplo sustancial fue la movilización social en el estado de Oaxaca del movimiento magisterial. Producto de la debilidad e ilegitimidad del nuevo gobierno, éste emprendió una Guerra contra el crimen organizado que se transformó discursivamente en una Guerra contra el narcotráfico. Esta guerra, como señalan los análisis de autores como Ana Esther Ceceña, Carlos Fazio y Laura Carlsen, consultados por el movimiento #YoSoy132, fue emprendida por el gobierno federal como parte de la estrategia de legitimación de un gobierno emanando de un proceso electoral cuestionado y la necesidad de aumentar los lazos de subordinación diplomática, política y militar del Estado mexicano con la política de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, esto mediante la

193

firma de planes y tratados internacionales como la Alianza para la Prosperidad de América del Norte (ASPAN por sus siglas en inglés) y el Plan Mérida. Producto de estas alianzas, el Estado mexicano ha recibido más de 1,400 millones de dólares cada año bajo el rubro de ayuda (según datos del Colegio de México) al combate al narcotráfico por parte del Congreso de los Estados Unidos bajo el rubro del Plan Mérida, mediante el cual se ha emprendido ofensivamente una política de guerra en Centroamérica, el Caribe y Sudamérica. El ejemplo más claro de ello es la instalación de la Oficina del Sistema Interamericano contra el Crimen Organizado en México el pasado mes de mayo del 2012, que impulsará la “Guerra contra el narcotráfico” y la militarización de Centroamérica y el Caribe. Revistas de investigación como Proceso y Contralínea han dado cuenta del avance y profundización de la injerencia de los Estados Unidos en México: la presencia de autoridades y efectivos de la DEA, CIA y el FBI en acciones de inteligencia en territorio mexicano tuvo su ejemplo emblemático en el Operativo Rápido y Furioso en el año 2009, con lo que se permitió el tránsito de más de 2,000 armas y municiones en territorio nacional. A la par, el adiestramiento en “contrainsurgencia” de mandos militares mexicanos por el Comando Norte ha sido una muestra de la subordinación militar al Pentágono, junto con la activación de la IV Flota en 2008 bajo el cobijo del gobierno de Calderón, el cual permite el fortalecimiento de la presencia militar de los Estados Unidos, México y toda América Latina. En este mismo contexto, según José Luis Piñeyro de la revista Contralínea, Felipe Calderón destinó de 2007 a 2011, 320 mil millones de pesos del erario público en materia de seguridad el 2.5% del PIB, el triple de lo que destina a educación y aproximadamente el 17.4% de los recursos destinables a este rubro por año, lo que ubica a México en el onceavo país con más gasto en materia de seguridad en todo el mundo según estudios del World Military Expenses. Con estos recursos el gobierno calderonista ha emprendido una campaña de militarización del país que, según la revista animal político, ha llevado a más de 45,000 militares y un número indeterminado de marinos, a los diferentes estados en los que la violencia del narcotráfico de ha manifestado. 194

Esta estrategia de militarización del país en la guerra contra el narcotráfico, no ha demostrado ser efectiva, pues lejos de terminar con la violencia atribuida al crimen organizado, esta guerra ha acrecentado, multiplicado y complejizado los escenarios en los se da dicha violencia. La guerra, esta guerra que los ciudadanos no pedimos ha causado una verdadera catástrofe social: 80,000 muertos, 250,000 desplazados de manera forzada, 30,000 desaparecidos, 20,000 huérfanos y 5,000 niños asesinados. Estas cifras, que no sólo dan cuenta de la gravedad de la crisis social en la que la sociedad mexicana ha sido sumida, son también una muestra del desprecio que el gobierno de Calderón muestra hacia las víctimas de esta guerra. “Somos víctimas, no somos "daños

colaterales", no aceptamos esa condición porque ésta exonera de responsabilidades a quienes nos han obligado a vivir en este estado de excepción, a quienes han sido cómplices por cerrar los ojos y suprimirnos, por desconocernos, por matarnos, secuestrarnos, y desplazarnos una y otra vez con su política de muerte” (Mauro, Víctima, San Fernando, Tamaulipas) Por lo anterior, reconocemos que tal como dice Conflict Barometer, el fenómeno de barbarie acontecido en México es el mayor conflicto militar en toda América Latina en el siglo XXI. Y nos sumamos a los balances y e informes de organizaciones como Amnistía Internacional, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la organización civil Human Right Watch que mencionan que esta guerra a construido verdaderos monumentos a la barbarie moderna como: la llamadas narcofosas donde fueron encontrados los 195

cuerpos de 78 migrantes en el estado de Tamaulipas en el año 2010 y más de 150 cadáveres en Durango, los registros de cientos de violaciones de derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas o Policías Federales, el asesinato de jóvenes en masa como en Villas de Salvarcar en 2010, son algunas de las cicatrices que han hecho que la sociedad mexicana viva con miedo. Concluimos denunciando que desde enero del 2010, la criminalización de la luchadores sociales que se han opuesto a esta guerra nos ha dejado heridas profundas: el asesinato de Josefina Reyes Salazar, y los subsecuentes desapariciones y asesinatos de María Magdalena Reyes Salazar, Elías Reyes Salazar, Luisa Ornelas Soto, Julio César Reyes Reyes y Rubén Reyes Salazar; la persecución que continuó con la desaparición de Isela Hernández Lara, el asesinato de Susana Chávez, el asesinato de Marisela Hernández frente al Palacio de Gobierno en Chihuahua, la muerte de su hija Rubí, el hostigamiento constante a Norma Andrade; los asesinatos de las periodistas de Contralínea Marcela Yarce y Rocío González; el asesinato de los comuneros de Ostula, Pedro Leyva y José Trinidad,el asesinato del activista de la FFyL Carlos Sinuhé Cuevas Mejía; los luchadores del MPJD Nepomuceno Moreno, Julia Marichal, Eva Alarcón y Marcial Baustista; los normalistas de Ayotzinapa Gabriel Echeverría, Jorge Alexis y Edgar David Espíritu; la periodista Regina Martínez de la revista Proceso; todas estas heridas aunadas a las decenas de periodistas asesinados durante el sexenio, los miles de jóvenes, mujeres, migrantes y niños cuyos cadáveres colman nuestra tierra. Estamos hasta la madre, hoy decimos basta, no más sangre Los miltares los tanques y la guerra, los sigue pagando el pueblo, con hijos sin escuela

Alto a la militarización del país

196

Referencias – Seguridad nacional  Albuja Sebastián; Rubio, Laura, (2011) Los olvidados de la guerra contra el narcotráfico en México: Los desplazados internos. Foreign Affairs Latinoamérica, Vol. 11, No. 4  Cabildo, Miguel. (2001. En Proceso. Recuperado el 27 de agosto del 2012 de: http://www.proceso.com.mx/?p=289152  Comisión Nacional de Derechos Humanos. “Comunicado de prensa: más de cinco mil reportes de personas extraviadas”, 2 de abril de 2011. [En línea: http://www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/Comunicados/201 1/COM_2011_078.pdf]  Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Seguridad ciudadana: exigencia social de respeto a los derechos humanos. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://dfensor.cdhdf.org.mx/DFensor_06_2010.pdf  Comisión Nacional de Derechos Humanos. Informe Especial Sobre los Casos de Secuestro de los Migrantes. Consultado el 27 de Agosto de 2012: http://proteccionmigrantes.org/wp-content/uploads/2011/04/Informeaudiencia-secuestro-a-migrantes-en-territorio-mexicano.pdf  Cruz Martínez, Ángeles. Veta Calderón la ley de víctimas; pide al Congreso aclarar el tema de subsidios. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.jornada.unam.mx/2012/07/05/politica/016n1pol 28 de agosto de 2012.  Dudley, Steven. Crece el número de desplazados en Sinaloa por batalla entre cárteles. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.animalpolitico.com/2012/06/crece-el-numero-de-desplazadosen-sinaloa-por-batalla-entre-carteles/  Fundar. Informe Sobre la Situación General de los Derechos de los Migrantes y sus Familias. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://fundar.org.mx/mexico/pdf/informemigranteok.pdf  González-Arechiga, Bernardo; Elena Azaola; Juan Salgado, y David Peréz. “El reto de la seguridad”. En Construyendo el futuro de México. Propuesta de políticas públicas. Teresa Almaguer; Héctor Moreira, y Carlos Urzúa, editores. EGAP-Gobierno y Política Pública del Tecnológico de Monterrey, México, 2012, pp 75. [En línea: http://sitios.itesm.mx/egap/libros/construyendo_futuro_mexico.pdf]  Hernández, Mónica Perla. Desplazados por el narco en Durango buscan paz. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.eluniversal.com.mx/estados/77667.html

197

 

ICRC. International Committee of the Red Cross Principios Rectores de los Desplazados Internos. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/5tdmhb.htm IDMC. Internal Displacement Monitoring Centre, Internal displacement in the Americas. Recuperado el 28 de Agosto de 2012. http://www.internaldisplacement.org/publications/global-overview-2010-americas.pdf IDMC. Internal displacement monitoring centre, Informe del Observatorio Interno del Consejo Noruego para Refugiados sobre el desplazamiento forzado en México a consecuencia de la violencia de los cárteles de la Droga. Recuperado el 28 de Agosto de 2012. http://www.internaldisplacement.org/8025708F004BE3B1/(httpInfoFiles)/E65A0D75E1B5E8F 8C125781F00318DF2/$file/Mexico_Dec2010_sp.pdf IDMC. Internal Displacement Monitoring Centre, México: Desplazamiento debido a violencia criminal y comunal. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.internaldisplacement.org/8025708F004CE90B/(httpEnvelopes)/4C0E3C51D1A697 71C125795200493D30?OpenDocument&count=10000 IDMC. Internal Displacement Monitoring Centre, Quick facts of Mexico. Internal Displacement. Recuperado el 28 de Agosto de 2012 http://www.internaldisplacement.org/publications/global-overview-2010-americas-mexico.pdf Job, Vanessa, (2009) Desplazados por la narcoviolencia escapan a Estados Unidos. Todos los caminos de Mier conducen a Roma. Texas, emeequis, sociedad, No. 242, p. 16 Keralis Jessica. Drug cartels in Mexico, Forced Migration Review. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.fmreview.org/non-state/contents.pdf. 23 de noviembre de 2011. Le Goff, H., y Lothar T., (2009), La Trata de Personas en México, Diagnóstico sobre la Asistencia a Víctimas, México, OIM. Organización Internacional para las Migraciones. Estadística de los casos asistidos dentro del Programa de Asistencia Directa a Víctimas de Trata de la OIM México. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.oim.org.mx/pdf/4%20OIM_est_trata%200605_0810.pdf Parametría. Investigación Estratégica, Análisis de opinión y Mercado, México y sus desplazados. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.parametria.com.mx/DetalleEstudio.php?E=4288 Ramos, Miguel. Retraso en casas para desplazados de Durango por incumplimiento de la Federación, Ahora Diario. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.ahoradiario.mx/2012/05/retraso-en-casas-para-

198

desplazados-de-durango-por-incumplimiento-de-la-federacion/ 28 de agosto de 2012. Reuters México. Enfoque- Desplazados, tragedia silenciosa de guerra narco México. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://mx.reuters.com/article/idMXN1E80406D20120105. 12 de enero de 2012. Schiavon, J. A., Díaz, G. (2011). Los derechos humanos de las personas migrantes en México: Estudios de caso para promover su respeto y defensa, México, Editores. Sin Fronteras. Quinto Informe Sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas Migrantes en Tránsito por México. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.sinfronteras.org.mx/attachments/article/288/DOCUMENTO_IN FORME_MIGRANTES_EN_TRANSITO.pdf Vergara, J. Crisis, migración y penetración imperialista. Recuperado el 28 de Agosto de 2012: http://www.ft-ci.org/article.php3?id_article=3588?lang=es

199

CAPÍTULO 5 TRANSFORMACIÓN POLÍTICA

200

Introducción La transformación política es un aspecto central para evaluar al gobierno de Felipe Calderón. Una de las principales promesas de los gobiernos del PAN fue la de democratizar al país y acabar con el Estado autoritario construido durante décadas por el PRI. Sin embargo, en este contrainforme constatamos que el gobierno de Felipe Calderón lejos de democratizar al Estado profundizó sus elementos más autoritarios. Para valorar cómo fue la transformación política en este sexenio en los siguientes apartados examinamos aspectos en los que hasta ahora el Estado se ha caracterizado por su autoritarismo y en los que consideramos que un cambio es indispensable para pensar en una democratización real del país. En primer lugar examinamos las reformas políticas que fueron muy limitadas y que hasta ahora no han permitido que los ciudadanos tengan una participación directa y sin mediaciones. En segundo lugar la permanencia de un Estado que no admite la pluralidad que existe en la sociedad y no reconoce las formas que tienen los pueblos originarios para auto determinarse. De igual forma analizamos las formas corporativas que hasta ahora han constituido la base en la relación del Estado con las organizaciones sociales. Finalmente, constatamos la forma en que el Estado ha preservado su carácter patriarcal imponiéndole a la mujer condiciones de profunda desigualdad. Finalmente analizamos la forma en que el autoritarismo y la profunda violencia han marcado la relación del Estado con los movimientos sociales, particularmente los fenómenos de criminalización y para-militarización del país reflejados en las cifras expuestas por las organizaciones sociales y defensoras de Derechos Humanos sobre presos políticos, desapariciones forzadas, ataque a defensores de Derechos Humanos y ejecuciones extrajudiciales.

201

De este modo damos cuenta de que los dos últimos sexenios han representado un intrincado camino para la organización y participación social. Pese a que la alternancia supone un proceso de transformación política y distribución del poder en los tres niveles de gobierno, este proceso se ha estancado en un burocrático aparato partidista que no contempla las demandas de la ciudadanía y mucho menos la movilización social organizada

Sección I: Transformación política 1.1 Reforma política La reforma electoral de 2007, y la práctica política en el sexenio de Calderón ignoraron los temas más importantes para la construcción de una democracia incluyente y plural: A) La transparencia en el financiamiento a los partidos políticos, que en la constitución se establecen como “entidades de interés público”, fue un tema criticado por la sociedad, pero nunca abordado por quienes gestan las leyes. No existe una ley de partidos. Esto reforzó la práctica mercenaria de la política como negocio de quienes en su mayoría nunca han trabajado, ante la cantidad de dinero que reciben los partidos políticos y de la cual legalmente no tienen que rendir cuentas a la sociedad. Con esto, la riqueza de la nación, vía impuestos y petróleo, terminan en las cuentas personales de los integrantes de los partidos políticos, legisladores, de Azcárraga, Salinas Pliego, Soriana, Monex etc. Por otra parte, el financiamiento privado hecho a la sombra de la corrupción y la discrecionalidad, que permitió este sexenio, no tuvo efectos legales en la reforma. Con esto se mercantilizó el proceso electoral a la luz del IFE en una dialéctica de competencia desigual. Confirmamos que mayor dinero a los partidos políticos no garantiza mayor competencia ni mayor equidad. B) El acceso a medios masivos de comunicación no hizo más que mimetizarse con la reforma de 2007. Si bien se eliminó la transmisión de spots que promovieran la guerra sucia, la reforma dejó de lado los diferentes 202

mecanismos de imposición de ideas en la opinión pública, como los trucos de difusión permanente en la barra del duopolio Televisa-TV Azteca, la constante nota en los noticieros al respecto de un personaje y la promoción del voto mediante el bombardeo permanente de algunas casas encuestadoras como GEA-ISA y Milenio. Los efectos sobre la opinión pública fueron ignorados por quienes hicieron la Reforma y por la institución electoral, negando selectivamente el efecto de los medios masivos de comunicación sobre la opinión pública. La opacidad y el silencio presidencial mandaron la señal a los poderes fácticos y políticos de que el juego de la democracia se podía ganar con dinero. En gran parte, el momento que vivimos se lo debemos a ese silencio. C) La elección de Representantes se mantiene en gran parte por un sistema político desvinculado de la sociedad en su conjunto y en donde los contendientes son impuestos al electorado por razones de estrategia de las élites de los partidos y las diferentes formas de cuotas de poder. Esto mantiene la indeseable presencia de personajes que carecen de herramientas intelectuales y cuyo único vínculo con el país es el aumento de su lucro. Si bien hay excepciones, es común la poca proximidad entre el ciudadano y su representante: una vez electo, desaparece de su distrito y sus votaciones en el pleno obedecen a intereses que no son precisamente los de sus representados. La pertinencia de un cierto código de ética en la inscripción a contender por un cargo a elección popular en el cual imperen las capacidades para ejercerlo, el compromiso con la nación y un historial congruente con la democracia, más allá del poder político. Durante el sexenio, no hubo ningún intento en ese sentido. Las cámaras estarán integradas por agentes electos que no gozan de un historial honesto y la expectativa de su comportamiento no puede ser sino anacrónico a las razones de la democracia. Por otra parte, el debate necesario en torno a las candidaturas independientes no fue promovido durante este sexenio, cerrando así el acceso a la representación de quienes integran diferentes identidades, como los pueblos indígenas, o 203

simplemente quienes no concuerdan con el sistema partidista y que tampoco están vinculados orgánicamente con algún poder económico. Finalmente, la elección de los jueces magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que por definición y convicción subjetiva de la sociedad, deben impartir justicia, diagnostica un retroceso en nuestra democracia al no cumplir con el principio de legitimidad que da fuerza al pueblo. . Es menester eliminar definitivamente estas prácticas empoderando a la universidad y a la sociedad para conformar un poder electoral que no responda a las elecciones hechas en el Congreso de la Unión. Los juicios e interpretaciones por parte del Tribunal Electoral, como resultado de su conveniente imposición para el proceso electoral de 2012, no erradica la corrupción de la tradición política mexicana. El espíritu de fundación de los magistrados es la impartición de justicia y legitimidad, en este contexto, el Tribunal Electoral se ha convertido en una institución corrupta que justifica los fraudes del futuro. D) Hacer de nuestro sistema político un sistema cercano al parlamentario35 donde imperen los valores y cosmovisiones de nuestra identidad, pudo prever el regreso de un sistema vertical de gobierno. Este tema vital para la visibilidad de los ciudadanos, nunca fue abordado efectivamente por el ejecutivo o el legislativo en la reforma de 2007. Nos encontramos en la encrucijada de un nuevo presidencialismo que muy probablemente trate de perpetuarse como lo hizo antes por 70 años. La Reforma Electoral necesaria para evitar el momento que vivimos nunca se dio. Se ignoraron las lecciones de 2006 e incluso de 1988. La autoridad electoral no fue dotada de poderes más eficaces para garantizar el tránsito hacia una democracia participativa y auténtica con la reforma de 2007.

Lorenzo Córdova lo menciona en su artículo “Agenda Electoral Pendiente”, aunque es un tema popular en las universidades y en la opinión pública. (Córdova, 2006)
35

204

Como resultado de este sexenio, la crisis de las instituciones ha sido un logro contundente. Impulsadas por su propia “fetichización”, en la cual las mismas instituciones públicas-como el IFE o el PRI-y privadas-como Televisa-que son sólo una parte de la totalidad política y económica del país se “absolutizan” o divinizan36. Así, es creíble que el IFE sea una institución pero no que genere las bases para una democracia participativa y justa. Este momento institucional tiene como gran elector al poder económico y mediático y al presidente de este sexenio como un fiel aval. 1.2. Corporativismo El corporativismo37 fue durante el régimen priísta uno de los principales aparatos de control, la forma en que el Estado autoritario se relacionó con la sociedad. Los trabajadores, los campesinos y los sectores “populares” quedaron integrados a organizaciones sin autonomía y subordinadas al Estado y al partido oficial. Este aparato de control se reforzó con una legislación corporativa y con todo un entramado institucional que le permitió al Estado controlar a la población. En el año 2000 los gobiernos del PAN prometieron realizar modificaciones para democratizar estas estructuras, por eso, hoy en el 2012 es necesario preguntarnos ¿cuál fue el resultado de la transformación política en ese rubro? Lo primero que observamos es que el entramado institucional en el que se sustenta el aparato corporativo no ha sido modificado 38. Figuras como la “toma de nota” le permiten al gobierno intervenir activamente en la vida interna de los sindicatos imponiendo en muchos casos a dirigentes que no cuentan con el apoyo de los trabajadores. De la misma forma, las cuotas son descontadas de manera automática del salario de los trabajadores por lo que sus dirigentes tienen un poder
Termino utilizado por Enrique Dussel en la “Filosofía de la Liberación”, (Dussel, 1977: p. 154) El corporativismo es uno de los rasgos más autoritarios de nuestro sistema político. Es una forma de organizar a los grupos de la sociedad y representar sus intereses en el Estado. A diferencia de otros tipos de organización social en el corporativismo el Estado interviene activamente en las organizaciones sociales, “reconoce” a sus dirigencias y anula su autonomía. El politólogo PhilippeSchmitter definió al corporativismo de la siguiente manera: […] un sistema de representación de intereses en el que las unidades constitutivas están organizadas en un número limitado de categorías singulares, obligatorias, no competitivas, jerárquicamente ordenadas y funcionalmente diferenciadas, reconocidas o autorizadas (si no creadas) por el Estado, y a las que ha concedido un deliberado monopolio representativo dentro de sus respectivas categorías a cambio de observar ciertos controles sobre la selección de sus dirigentes y la articulación de sus demandas y apoyos (Schmitter 1992: 24). 38 Al respecto, la Comisión de Expertos en la Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT ha señalado: “…ciertas legislaciones confieren a la autoridad competente un auténtico poder discrecional para aceptar o negar la solicitud de inscripción en el registro o para dar a la organización que se trate el consentimiento necesario para su constitución y su funcionamiento”. (Tribunal, p.49)
36 37

205

muy grande sobre sus agremiados. Finalmente, los órganos encargados de impartir la justicia laboral en lugar de cumplir con su función han impedido el ejercicio de la libertad sindical. Así, el gobierno federal ha intervenido directamente en la vida de los sindicatos violando su autonomía y la libertad sindical. El Tribunal Internacional de la Libertad Sindical ubicó solamente entre noviembre de 2010 y octubre del 2011, 694 denuncias por violaciones a la libertad sindical, de las cuales “55 por ciento se refiere a agravios contra el derecho de asociación, desglosándose en: falta de representación sindical (19.79%); injerencia de las autoridades públicas en los asuntos sindicales (16.15%) y la discriminación antisindical en la contratación además de despidos individuales o colectivos (13.80 por ciento)” (TILS, p.46). Por eso el mismo Tribunal Sindical llegó a la conclusión de que el gobierno de Felipe Calderón no solamente no ha garantizado el ejercicio de la libertad sindical sino que de hecho se ha aliado con las cúpulas de los sindicatos autoritarios: “el Gobierno mexicano –dice el Tribunal- no solamente permite la restricción a ese derecho fundamental (la libertad sindical) sino que, al hacerlo, facilita que organizaciones sindicales cooptadas tomen el lugar de los sindicatos autónomos e independientes.” (TILS, p.49). La discrecionalidad con la que el gobierno se ha valido de la legislación laboral es evidente en dos casos emblemáticos que evidencian un contrasentido de criterio: su apoyo a la “presidencia vitalicia” de Elba Esther Gordillo en el SNTE y el acoso a la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas. En el caso del SNTE, Felipe Calderón se alió desde un inicio con la dirigencia de Elba Esther Gordillo Morales en pago al apoyo que el PANAL y todo el aparato corporativo del sindicato le brindó durante las elecciones del 2006. Durante todo el sexenio el gobierno federal le cedió posiciones de poder a la cúpula del sindicato y le entregó puntualmente miles de millones de pesos descontados del salario de los trabajadores de la educación. El 16 de marzo de 2012, sin ninguna justificación el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje le renovó la “toma de nota” sin que se diera ningún proceso democrático al interior del sindicato para elegir a sus dirigentes. En cambio, en el 206

caso del SME el gobierno utilizó la “toma de nota” para reprimir a un sindicato que se oponía a sus políticas. Durante varios meses desconoció a los dirigentes del sindicato y fue solamente por la presión y la movilización que tuvo que reconocer su liderazgo. Así, durante el gobierno de Felipe Calderón se privilegió una política de alianzas con las cúpulas de los sindicatos corporativos en lugar de impulsar una transformación democrática. La legislación corporativa siguió operando y el gobierno la utilizó para intervenir en la vida interna de los sindicatos. Además, la flexibilización laboral y el ataque a los derechos de los trabajadores ha implicado nuevas formas de contratación en donde los trabajadores ni siquiera tienen oportunidad para organizarse. En este rubro de la transformación política podemos concluir que el gobierno de Felipe Calderón optó por mantener una estructura autoritaria y cerrada. En la vida sindical y de otras organizaciones el corporativismo sigue siendo una forma dominante. En este aspecto el Estado mexicano continúa siendo cerrado y no ha garantizado la autonomía y la libertad para organizarse de los ciudadanos. 1.3. Incumplimiento de los Acuerdos de San Andrés y desconocimiento de los procesos autonómicos de los pueblos originarios El Estado también ha permanecido cerrado frente a la participación política de los pueblos originarios. Los llamados Acuerdos de San Andrés firmados el 16 de febrero de 1996 entre el Gobierno Federal y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, implicaban una profunda y radical reforma del Estado, que constituyera una nueva relación, “para reconocer a los pueblos indígenas como nuevos sujetos de derecho, en atención a su origen histórico, a sus demandas, a la naturaleza pluricultural de la nación mexicana y a los compromisos internacionales suscritos por el Estado Mexicano, en particular con el convenio 169 de la OIT”. (Acuerdos de San Andrés, 1996). Sin lugar a dudas, el corazón de esta nueva relación entre el Estado Mexicano y los pueblos originarios era “el reconocimiento de los pueblos indígenas en la Constitución, y su derecho a la libre determinación en un marco constitucional de 207

autonomía”, así como “el reconocimiento de sus sistemas normativos” y finalmente el “reconocimiento de sus derechos económicos, políticos, sociales y culturales, como derechos colectivos”. (Hernández, 98: 30). El derecho a la autonomía de los pueblos originarios era el eje por el que se construiría una nueva relación. A partir de entonces, numerosos pueblos originarios han fortalecido o construido procesos autonómicos de facto. Estas experiencias de autonomía como expresión concreta del ejercicio a la libre determinación, han sido desconocidas y atacadas en las administraciones federales del Partido Acción Nacional.., El gobierno de Felipe Calderón no sólo ha desconocido y omitido cualquier iniciativa de paz frente al conflicto armado interno en Chiapas con el EZLN sino que en los hechos lo ha reducido a su dimensión socioeconómica a través del impulso de políticas públicas para combatir la pobreza. Este desconocimiento y ataques a los procesos autonómicos puede sintetizarse en tres grandes procesos: 1) desconocimiento de las formas de autogobierno; 2) violación al derecho de consulta sobre los territorios indígenas con base en el convenio 169 de la OIT; 3) violaciones a derechos específicos de los pueblos originarios desarrollados en el marco de la autonomía; 4) persecución, hostigamiento, represión y violaciones a las garantías individuales de quienes participan en la construcción de procesos autonómicos. Una iniciativa importante por construir la autonomía es el Sistema de Justicia estructurado en la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de Guerrero; sin embargo, no sólo no se han realizado reformas en el Sistema Nacional de Seguridad Pública ni en las legislaciones locales, como la Ley 281 del Estado de Guerrero, que permita el reconocimiento y respeto de este sistema de justicia alternativo sino que la CRAC ha sufrido durante varios años de la persecución por el funcionamiento de su sistema autónomo de justicia comunitaria. Este hostigamiento es representado en numerosas incursiones militares a su territorio (Policía Comunitaria, 2011); en la violación al derecho sobre sus territorios por las concesiones mineras otorgadas por el Gobierno Federal y 208

empujadas por el Gobierno del Estado de Guerrero (Navarro, Pineda, 2011); desconocimiento del funcionamiento de la CRAC por las policías estatales y ataques a sus integrantes (Policía comunitaria, 2006, 2008); detenciones injustificadas (Policía comunitaria, 2007) o intentos de reglamentación forzada del sistema de seguridad comunitaria sin consulta a los propios pueblos como lo ha denunciado en su momento la propia CRAC. El ejemplo de la Policía comunitaria es emblemático porque se repite en innumerables territorios y procesos indígenas autonómicos en diversas formas e intensidades. En el caso de las juntas de buen gobierno zapatistas que integran a decenas de miles de indígenas zoques, mames, tojolables, tzeltales y tzotziles en un proceso organizativo de cinco regiones chiapanecas a través del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, (Cerda 2011), también existe un proceso de desconocimiento, hostigamiento, persecución a las formas de autogobierno en construcción. Sólo entre 2009 y 2011, las juntas de buen gobierno han denunciado más de 117 ataques a sus comunidades y municipios autónomos que incluyen amenazas de muerte, despojos de tierras, disparos, agresiones de grupos paramilitares, provocaciones de partidos políticos, secuestros, entre muchos otras. Las acciones del Estado por lo tanto, no sólo por omisión desconocen los derechos y culturas indígenas y sus procesos autonómicos exitosos sino que debido al vacío legal la acción gubernamental oscila entre el hostigamiento y el ataque deliberado al funcionamiento de los sistemas autonómicos ó bien la búsqueda de su institucionalización de manera vertical dentro de una política de integracionismo forzado que viola todos los preceptos sobre derechos de los pueblos originarios. A ello se deben agregar numerosos procesos de penetración del tejido comunitario por políticas sociales asistenciales que las propias comunidades no controlan ni organizan, en muchas ocasiones con el objetivo explícito de desarticular la base social que fundamenta a los procesos autonómicos. El derecho a la comunicación y a contar con medios de comunicación propios es violado sistemáticamente en el caso emblemático de Radio Ñonmdaa (La palabra 209

del agua), radio indígena que transmite en amuzgo, de manera libre y autónoma, es decir sin el permiso del Estado a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Radio Ñomndaa ha dicho que seguirá transmitiendo porque son los pueblos y comunidades amuzgas quienes ya han dado su permiso para la transmisión. Sin embargo, se ha criminalizado este profundo proceso organizativo como denuncia. David Valtierra integrante de Radio Ñomndaa, quien también describe cómo el Ejército visita casa por casa en búsqueda de los integrantes de la radio, toman fotografías, además de vuelos rasantes de avionetas del ejército en el área de la antena de la radio, y varios ataques a la propia radio donde se intentó confiscar el equipo de transmisión, a lo que la comunidad de Xochistlahuca, sede de la misma se opuso masiva y pacíficamente. A pesar de los ataques a los procesos autonómicos y sistemas de autogobierno como el de las comunidades zapatistas y de la Policía comunitaria en Guerrero, quizá el tema más sensible ha sido la constante violación al derecho a consulta consagrado en el convenio 169 de la OIT, en materia de proyectos y utilización del territorio en zonas indígenas. El Congreso Nacional Indígena que aglutina a numerosas organizaciones, comunidades, pueblos y tribus indígenas, en los años recientes ha centrado sus discursos y movilizaciones en el tema de la naturaleza haciendo evidente una creciente realidad de presión sobre la biósfera. Esta denuncia, se sostiene en innumerables proyectos mineros, carreteros, hidroeléctricos, turísticos que atraviesan literalmente los territorios indígenas y ponen en riesgo su reproducción social. El CNI considera que los pueblos viven una situación de emergencia, denunciando la Ley de protección de semillas “para obligar a nuestros pueblos a que se patenten las semillas”; el intento de despojo del agua en la zona yaqui; exigen la inmediata cancelación de las concesiones mineras para la explotación y exploración de los minerales en el sitio sagrado de Wirikuta; entre muchos otros casos de los pueblos, tribus y naciones que integran el CNI (Muñoz, 2009). Un ejemplo emblemático, se encuentra la comunidad de Cherán, en el estado de Michoacán, donde los purépecha se han organizado para defenderse de los 210

talamontes, detener la tala indiscriminada y realizar elecciones bajo usos y costumbres, rechazando a los partidos políticos en su conjunto. Como podemos concluir con estos breves ejemplos emblemáticos, no sólo hay omisiones del gobierno federal en torno al reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios, sino que se desconocen y atacan procesos organizativos autonómicos, donde se generan verdaderas alternativas de gestión social y autoregulación de los pueblos con sistemas de autogobierno, justicia comunitaria, comunicación indígena y protección de la naturaleza con base en la reproducción campesino-indígena. El Estado mexicano en vez de reconocer, promover, proteger y respetar los procesos autonómicos como procesos que debieran ser multiplicados como formas alternativas del gobierno, ataca, desconoce, obstaculiza y hostiga a los procesos de los pueblos originarios. Así, durante el gobierno de Calderón las transformaciones políticas en lugar de democratizar al país fueron en el sentido de consolidar los aspectos más autoritarios y cerrados de nuestro sistema político. Se consolidó un Estado cerrado para los ciudadanos, que no reconoce las formas políticas de los pueblos originarios, que es corporativo en su relación con la sociedad y que en lo esencial permanece con una estructura patriarcal en la que la mujer tiene que enfrentar condiciones profundamente desiguales. En el siguiente apartado observamos cómo ese Estado cerrado y autoritario se relacionó con los movimientos sociales criminalizándolos y sin establecer canales de diálogo.

Sección II: Vinculación con movimientos sociales El discurso autoritario reflejado en las políticas publicas y reformas desarrolladas durante los últimos dos sexenios que suponían una apertura al proceso de democratización, no dieron respuesta a las expectativas depositadas por la sociedad civil y por el contrario han impedido el ejercicio de organización y movilización social. A continuación examinaremos la forma en que el Estado se ha vinculado con los movimientos sociales en el último sexenio.

211

Contrario a una política que favorezca la participación ciudadana

y la

organización social, hemos logrado documentar la forma en que el Gobierno Federal ha impulsado varias propuestas de reformas constitucionales para legalizar las prácticas violatorias de derechos humanos y para vivir en estados de excepción no declarados, en los cuales se suspenden las garantías de las personas detenidas o investigadas, como ya se hace de facto o por medio de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y la Reforma de Seguridad Nacional, manejando con ello un doble discurso en el que se apoya en el argumento del resguardo de la seguridad para criminalizar las diversas formas de movilización social organizada. Es imprescindible hacer un breve recorrido histórico con respecto a los discursos y las acciones que ha efectuado la administración pública federal encabezada por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien en el discurso pronunciado el 1 de diciembre de 2006, en el Auditorio Nacional, le declaró la guerra al narcotráfico y la delincuencia organizada, y puso especial énfasis en la frase “Será una batalla que tomará años, costará muchos esfuerzos, recursos económicos, como he dicho, probablemente sacrificio de vidas humanas de mexicanos, pero es una batalla que estamos decididos a librar y que vamos a ganar los mexicanos”. Tal lucha no es sino la creación de un escenario que permite que el Estado oculte, tras la aparente confrontación, una estrategia de control social, de represión y contrainsurgencia contra la población general, los movimientos sociales y sus organizaciones y dirigentes, respectivamente. A la par de esta campaña discursiva se pusieron en marcha una serie de acciones para combatir al enemigo interno, tales como:  El 11 de diciembre de 2006 inició el Operativo Conjunto Michoacán, en el cual se desplegó una coordinación entre las fuerzas armadas y las policías estatal y federal.  El 27 de marzo de 2008 inició el Operativo Conjunto Chihuahua, con un modus operandi similar al que se implementó en Michoacán. Dos años después las organizaciones sociales y la ciudadanía en general denunciaron 212

el incremento de la violencia, que en esos dos años dejó como saldo 5024 muertos y 978 denuncias contra militares y policías por su participación en la comisión de VDH.  El 7 de abril de 2009 ocurrió una represión selectiva contra miembros del Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI-CNPAMN) en Chiapas.  El 24 de septiembre de 2009 se realizó una detención masiva de mujeres hombres y menores de edad en Tampico, Tamaulipas.  El 16 de julio de 2010, en Chiapas ocurrió una represión selectiva contra 5 dirigentes magisteriales y de organizaciones sociales.  El 31 de diciembre de 2010, en Villas de Salvarcar, Cd. Juárez, Chihuahua, presuntos narcotraficantes masacraron a 18 jóvenes de entre 15 y 18 años de edad. El gobierno federal dijo que seguramente se trató de un ajuste de cuentas entre bandas de narcotraficantes.  Durante el lapso de tiempo en que se desplegó la lucha contra la delincuencia ocurrieron los diversos hechos que integran el caso de la familia Reyes Salazar, que, previamente, fue hostigada y amenazada hasta que, en menos de tres meses, ejecutaron a 6 de sus integrantes. Es en éste escenario donde identificamos la lógica de criminalización que han documentado a lo largo del sexenio las organizaciones defensoras de Derechos Humanos independientes, los movimientos y luchas sociales, dejando ver la intolerancia del Estado hacia las organizaciones que en el ejercicio legítimo de sus derechos lo critican o le exigen el cumplimiento de su deber o el cambio de las políticas erradas o perjudiciales para diversos sectores de la sociedad. Dicha intolerancia ha aumentado de una manera indignante y alarmante reflejándose en las cifras y casos particulares que el gobierno federal ha pretendido ocultar en la última rendición de cuentas del presente sexenio.

213

2.1. El proceso de criminalización de la protesta social La criminalización es una estrategia del Estado en contra de los defensores de los Derechos Humanos y luchadores sociales, una parte importante es la judicialización pero, anterior a ésta se presenta la campaña de “señalamiento”, que consiste en “etiquetar” a la persona: utilizando los medios masivos de comunicación con los cuales acusan a la persona o movimiento social que protesta de ser violentos, de actuar al margen de la ley, de ser transgresores de la ley, de estar coludidos con la delincuencia organizada o con el terrorismo y, al equipararlos con éstos eliminan el carácter político de la protesta social. Una vez logrado este objetivo y ya que una parte de la sociedad acepta estas acusaciones como verdaderas, se puede, entonces, judicializar la protesta social. Entonces, en algunos casos, parte de la sociedad intenta justificar las violaciones graves a los derechos humanos que comete el Estado pues los presentan como recursos necesarios para frenar la violencia de la delincuencia organizada. La judicialización es la acusación judicial que realiza cualquier autoridad contra un defensor de derechos humanos o luchador social; consiste en llevar un conflicto social derivado del ejercicio pleno de los derechos humanos al terreno del poder judicial. La fabricación de delitos, la aplicación de figuras jurídicas como “la flagrancia” y la modificación de leyes primarias y secundarias son algunas formas de criminar el derecho a la protesta social, es decir, el derecho civil clásico de autotutela. Los nuevos riesgos de la criminalización de la protesta social han surgido con la modificación al Código Penal Federal del año 2007 y la reforma a la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos a principios de 2008. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha dicho que: […] la protesta y movilización social se han constituido como herramientas de petición a la autoridad pública y también como canales de denuncias públicas sobre abusos o violaciones a los derechos humanos.

214

Sin embargo, el Estado mexicano establece en relación con el delito de terrorismo en su artículo 139 del Código Penal Federal lo siguiente: “Artículo 139.- Se impondrá pena de prisión de seis a cuarenta años y hasta mil doscientos días de multa, sin perjuicio de las penas que correspondan por los delitos que resulten, al que utilizando sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares, material radioactivo o instrumentos que emitan radiaciones, explosivos o armas de fuego, o por incendio, inundación o por cualquier otro medio violento, realice actos en contra de las personas, las cosas o servicios públicos, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad para que tome una determinación.” Este artículo pone en riesgo los derechos a la libertad de expresión, de manifestación, de asociación y sobre todo el derecho a la protesta social. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos protege estos. Mientras que el Estado mexicano incrimina a todo defensor de derechos humanos o luchador social que ejerce esos derechos. Otro gran riesgo para las organizaciones de derechos humanos, políticas o sociales está contenido en el segundo párrafo del artículo 139 del mismo Código que dice lo siguiente: “La misma sanción se impondrá al que directa o indirectamente financie, aporte o recaude fondos económicos o recursos de cualquier naturaleza, con conocimiento de que serán utilizados, en todo o en parte, en apoyo de personas u organizaciones que operen o cometan actos terroristas en el territorio nacional. (DR)IJ.” Para entender la totalidad del riesgo del artículo 139 del Código Penal Federal se agrega el segundo artículo de la Ley contra la delincuencia organizada junto con su primer apartado: ARTÍCULO 2.- Cuando tres o más personas acuerden organizarse o se organicen para realizar, en forma permanente o reiterada, conductas que por si o unidas a otras, tienen como fin o resultado cometer alguno o algunos de los delitos siguientes, serán sancionadas por ese solo hecho, como miembros de la delincuencia organizada: 215

I. Terrorismo, previsto en los artículos 139 al 139 ter y terrorismo internacional previsto en los artículos 148 bis al 148 quater; (…)”11 En conclusión, la modificación del Código Penal Federal junto con la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, constituyen una herramienta del Estado mexicano para criminalizar el derecho a la protesta social y los derechos humanos relacionados a éste. La situación se agrava aún más con la nueva reforma aprobada a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En los hechos, antes de esta reforma, la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada generaba un estado de excepción, hoy éste estado es incluso más evidente. Fragmento del artículo 16 de la Constitución ya reformada. “La autoridad judicial, a petición del ministerio público y tratándose de delitos de delincuencia organizada, podrá decretar el arraigo de una persona, con las modalidades de lugar y tiempo que la ley señale, sin que pueda exceder de cuarenta días, siempre que sea necesario para el éxito de la investigación, la protección de personas o bienes jurídicos, o cuando exista riesgo fundado de que el inculpado se sustraiga a la acción de la justicia. Este plazo podrá prorrogarse, siempre y cuando el ministerio público acredite que subsisten las causas que le dieron origen. En todo caso, la duración total del arraigo no podrá exceder los ochenta días. Por delincuencia organizada se entiende una organización de hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma permanente o reiterada, en los términos de la ley de la materia.” La figura del arraigo ya existía con anterioridad, pero hoy la convierten en norma constitucional. Ésta ha generado diversas dudas ya que es una forma de darle a la autoridad el tiempo para que perfeccione sus procedimientos. En el caso de los presos políticos, de conciencia y asociados a motivos políticos, el arraigo es un tiempo en el cual se perfeccionan y fabrican pruebas falsas, en consecuencia, esta figura no es beneficiosa y constituye el marco legal para la incriminación de los defensores de derechos humanos o luchadores sociales. Cabe señalar que se agrega el concepto de delincuencia organizada para que en el caso de organizaciones sociales o políticas, cualquiera pueda ser acusado de tal delito, en virtud de solo determinarse por razón del número. El régimen o estado de excepción que se puede 216

provocar a los presos políticos, de conciencia y asociados a motivos políticos es el siguiente: Fragmento del artículo 18 constitucional Los sentenciados, en los casos y condiciones que establezca la ley, podrán compurgar sus penas en los centros penitenciarios más cercanos a su domicilio, a fin de propiciar su reintegración a la comunidad como forma de reinserción social. Esta disposición no aplicará en caso de delincuencia organizada y respecto de otros internos que requieran medidas especiales de seguridad. Para la reclusión preventiva y la ejecución de sentencias en materia de delincuencia organizada se destinarán centros especiales.12 Las autoridades competentes podrán restringir las comunicaciones de los inculpados y sentenciados por delincuencia organizada con terceros, salvo el acceso a su defensor, e imponer medidas de vigilancia especial a quienes se encuentren internos en estos establecimientos. Lo anterior podrá aplicarse a otros internos que requieran medidas especiales de seguridad.13 El riesgo de que un defensor de derechos humanos, luchador social o ciudadano sea acusado de violar la ley contra la delincuencia organizada y/o de terrorismo y/o de un delito en contra de la seguridad nacional es muy alto, por lo que el Estado convierte esta reforma constitucional en un instrumento para la criminalización de la protesta social. Dentro de la estrategia de criminalización de la protesta social, identificamos otras que son utilizadas con el mismo fin y que han golpeado a los movimientos sociales durante los últimos años entre ellas se encuentran: la prisión, la desaparición forzada, el ataque a defensores de Derechos Humanos, ejecuciones extraoficiales y de manera central la estrategia paramilitar que permea a todas las anteriores. 2.2 Presos políticos Cuando hablamos de presos políticos es importante establecer una diferenciación, cuando se priva de su libertad a los luchadores sociales, y se les nombra como “preso político” nos referimos a que “puede ser cualquier persona bajo cualquier forma de detención, por que sus ideas suponen un peligro para el sistema político 217

establecido, la diferencia con un preso de conciencia es que los primeros promueven la violencia para lograr sus objetivos; recordemos que los Estados nacionales no reconocen la existencia de ninguno de estos dos tipos de prisioneros; en México, el gobierno de manera sistemática recurre a las acusaciones de pertenencia a grupos armados para eliminar el carácter de presos de conciencia y criminaliza la lucha social para eliminar el carácter de preso político”. Bajo este contexto intentaremos dar una cronología y fraternalmente externar nuestro apoyo hacia todos aquellos que en este sexenio han sufrido el arresto por motivos políticos en nuestro país:   13 de abril de 2009. 8 ejidatarios de la comunidad de San Sebastián Bachajón, Chilón Chipas, fueron detenidos sin orden de aprehensión. 29 de septiembre de 2009. En la colonia Mano con Mano de Tampico, Tamaulipas policías estatales y federales haciendo uso desproporcionado de la fuerza, desalojaron a varias decenas de familias de sus hogares, y detuvieron sin distinción alguna a mujeres, hombres y menores de edad; fueron posibles documentar únicamente 28 de las personas detenidas, tres de los detenidos eran mujeres.  30 de septiembre de 2009. Detención arbitraria de Ramsés Villarreal Gómez por un numeroso operativo de la Agencia Federal de Investigación. Ramsés Villarreal ha sido vinculado con las cinco explosiones sucedidas los días: 01, 08, 14, 16 y 22 de septiembre y adjudicados a un grupo anarco vegano. Salió libre el día 3 de octubre.  30 de septiembre de 2009. Detención arbitraria de José Manuel Hernández Martínez en su domicilio en la comunidad 28 de junio, municipio de Venustiano Carranza, Chiapas. Quien es dirigente de la Organización Campesina Emiliano Zapata. El operativo fue ejecutado en conjunto por los elementos de la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia Estatal, quienes se

218

presentaron al lugar vestidos como empleados de la Comisión Federal de Electricidad y sin presentar ninguna orden de aprehensión. El 24 de noviembre fue puesto en libertad.  5 de febrero de 2011. La Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas consignó a 10 ejidatarios de San Sebastián Bachajón, adherentes a La Otra Campaña, entre ellos un menor de edad, luego de un enfrentamiento con militantes del Partido Revolucionario Institucional por el control de la caseta de cobro ubicada en la entrada del centro turístico de las cascadas de Agua Azul.  25 de mayo de 2011. David Potenciano Torres fue detenido y acusado del homicidio del ganadero Pedro Fonz Ramos, fue sometido a tortura por elementos de la Fiscalía Especializada Contra la Delincuencia Organizada. Después de siete meses de detención, David fue liberado el 28 de diciembre de 2011.  29 de junio de 2011. Rafael Rodríguez Dircio, integrante de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM), fue detenido en un retén por elementos de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) y llevado a la prisión de Ayutla de los Libres, Guerrero.  4 de diciembre de 2011. Fueron detenidos Francisco Sántiz López, base de apoyo del EZLN así como de Lorenzo López Girón, sin afiliación política. Sántiz López fue acusado falsamente de dirigir una provocación donde fue muerto Pedro Méndez López, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del ejido Banavil. Francisco estuvo preso como 2 horas en la cabecera municipal y más tarde fue entregado a la Policía Ministerial en San Cristóbal de Las Casas. Se les ofreció la libertad pagando 32 mil pesos por el homicidio y 40 mil por portación de armas pero ellos se negaron a pagar porque su encarcelamiento es injusto.  30 de diciembre de 2011. El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, director del albergue para migrantes Hermanos en el Camino de

219

Ixtepec, fue retenido aproximadamente por cinco horas en la comunidad mixe Nuevo Santiago Tutla. El padre afirmó que esa comunidad es aterrorizada y controlada por un cacique conocido como José Raymundo.  21 de enero de 2012.Maximino García Catarino, integrante de la Organización para el Futuro de los Pueblos Mixtecos (OFPM), fue detenido el 21 de enero en la comunidad de Juquila, municipio de Ayutla de los Libres por policías ministeriales de Guerrero y puesto a disposición de un juez, acusado de homicidio de un dirigente priísta de la zona ocurrido en febrero del año pasado.  El 22 de febrero de 2012, la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a la defensora de derechos humanos Lucila Bettina Cruz Velázquez, integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio, en el municipio de Santa María Xadani, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. La también integrante del Movimiento de Resistencia Civil contra las Altas Tarifas fue acusada por el Ministerio Público Federal de los delitos de privación ilegal de la libertad a trabajadores de la CFE, además de imputársele el delito contra “el consumo y la riqueza nacional”, cometidos presuntamente en abril del año pasado, durante una protesta fuera de esas oficinas para demandar la libertad de uno de sus compañeros. Cruz Velázquez fue puesta en libertad bajo fianza, después de pagar la misma el 23 de febrero del año en curso, con lo cual aún no ha terminado la investigación judicial.  12 de abril de 2012. En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, fue detenido el dirigente campesino Carilampiño Gómez Hernández, de la Organización Proletario Emiliano Zapata (OPEZ-MLN) tras salir de una mesa de Negociación con el Secretario de Gobierno del Estado de Chipas, cuando circulaba en un vehículo junto con un hijo y su nieta.

220

13 de abril de 2012. El indígena tzotzil Rogelio Alfonso López, quien es militante de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZFNLS) fue privado de su libertad en el municipio Venustiano Carranza, Chiapas, su paradero se desconocía hasta el día 17 de abril, presumiblemente victima de tortura por los golpes que presentaba, fue presentado con vida en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas, fue acusado del delito de homicidio.

6 de julio de 2012. La periodista y defensora de los derechos humanos Sanjuana Martínez fue detenida a primeras horas del día, cuando un grupo de policías encapuchados, con armas largas, encabezados por la jueza Luz María Guerrero Delgado de Leija, irrumpieron violentamente en su domicilio, y sin ninguna orden de cateo o aprehensión. La detención ilegal se produce un día después de que denuncio a la jueza Luz María Guerrero Delgado ante el consejo de la judicatura de Nuevo León, por corrupción y otras irregularidades en dos procesos de materia familiar, de Convivencia y Alientos, que le fueron asignados. En el 2008 ya había denunciado una serie de delitos que cometió la jueza, al violar la confidencialidad del albergue para mujeres maltratadas Alternativas Pacíficas. Fue puesta en libertad 24 horas después.

“Creemos que el objetivo general de esta estrategia es lograr el control total de la población mexicana para poder implementar las políticas que están acorde con los intereses de los grupos de poder del Estado y las empresas transnacionales. Esta estrategia ha ido polarizando a la sociedad de tal manera que no deja espacio a la neutralidad; es decir, o se apoyan las reformas a las leyes (constitucionales, penales, de seguridad nacional), la creación de cuerpos policiacos, la permanencia del ejército realizando funciones civiles y eres un aliado del Estado; o se esta en contra de lo que realiza el Estado y, por lo tanto, eres un enemigo que será sometido, neutralizado o eliminado.” (Comité Cerezo México, 2010) 221

2.3 Desaparición forzada La práctica de la desaparición forzada39 es una política del Estado mexicano que, al menos desde la década de los 60, ha perdurado como parte de una estrategia dirigida, principalmente, a liquidar los movimientos insurgentes y a controlar a los movimientos políticos y sociales. Es una política que encuentra uno de sus momentos más álgidos en el período llamado de la “guerra sucia”; sin embargo, repunta cada vez que el Estado mexicano se enfrenta a los movimientos sociales organizados, así utiliza la desaparición forzada con el pretexto de combatir al narcotráfico o como un mecanismo de control social mediante el terror. Políticas como la militarización y la paramilitarización han permitido que la desaparición forzada de personas, lejos de erradicarse, sea utilizada de manera selectiva en contra de luchadores sociales y sea una constante en el aparente combate al narcotráfico. De hecho el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU(GTDFI), en un informe preliminar tras su visita a México en marzo de 2011, recomienda al gobierno mexicano “considerar en el corto plazo el retiro de las fuerzas militares de las operaciones de seguridad pública y de la aplicación de la ley penal como una medida para prevenir las desapariciones forzadas”. Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), a pesar de la gran cantidad de denuncias de desaparición forzada de diversas organizaciones de derechos humanos, únicamente ha emitido una recomendación por desaparición forzada: la relativa al caso de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, recomendación que el Gobierno Federal, hasta la fecha, no ha aceptado en su totalidad. Las desapariciones forzadas en contra de miembros de grupos insurgentes y de defensores de los derechos humanos responden a una política de eliminación y control de la disidencia política y, actualmente, el Estado mexicano la ha utilizado de

39

Cualquier forma de privación de la libertad que sea obra del Estado o personas que actúan con la autorización del mismo, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento del paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley

222

manera selectiva. Ejemplo de lo anterior son los 26 casos de desaparición forzada en contra de miembros de grupos insurgentes y defensores de derechos humanos ocurridas entre 2006 y 2010, documentados por la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada.

TABLA 1

Fuente: Comité Cerezo, 2011 De acuerdo con estos datos se encuentra que al menos 13 de ellos eran dirigentes de organizaciones sociales, lo que nos indica que la práctica de desaparición forzada, en la mitad de los casos documentados, tiene como uno de sus objetivos el descabezar a las organizaciones. Otro elemento de análisis es que del total de las 26 víctimas documentadas de desaparición forzada se desconoce el paradero de 15 de ellas, mientras que 7 de las víctimas fueron ejecutadas extrajudicialmente vías 4 restantes fueron liberadas durante los primeros 15 días de su desaparición. Por otro lado, las quejas presentadas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por violaciones de derechos humanos por parte de militares se han incrementado en un 1,000% entre 2006 y 2009; el 33% de las quejas recibidas en México durante 2010 correspondió a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), de cuyo total alrededor del 13% se referían a desaparición forzada de personas. De diciembre de 2006 a finales de 2010, el propio Gobierno Federal contabilizó un número de 34 mil 612 ejecuciones en el contexto de la llamada “guerra contra la delincuencia organizada”. Se han documentado numerosos casos,

223

incluyendo la cifra de hasta 3,000 personas reportadas desaparecidas entre 2006 y 2010. Considerando lo anterior, si del 2005 al 2010 se tienen documentados 27 casos de desaparición forzada por motivos políticos o en contra de defensores de los derechos humanos o luchadores sociales, en 13 meses, de 2011 a febrero del 2012, se tiene documentados 30 casos (Anexo 1), lo cual indica que, prácticamente, en un solo año se desaparecieron más defensores de derechos humanos que en los anteriores 5 años. (Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada, 2012) Ahora bien, la política de seguridad del Gobierno Federal, lejos de garantizar el derecho a la seguridad a las personas ha generalizado y profundizado la violencia institucional y social. Muestra de ello es el incremento no sólo de las desapariciones forzadas sino de otros tipos de desapariciones como las desapariciones cometidas por grupos de narcotraficantes o del crimen organizado, las cuales, si bien constituyen un delito, no por ello el Estado puede evadir su responsabilidad, primero por no garantizar el derecho a la seguridad de las personas y, segundo, cuando por comisión u omisión no garantiza el derecho a la justicia, es decir, cuando no investiga ni sanciona a los responsables de esas desapariciones. Por ejemplo, desde el año 2000 se han sometido a la discusión parlamentaria cinco propuestas legislativas para crear una ley federal contra la desaparición forzada de personas, pero hasta el momento no existe un dictamen al respecto y tampoco ha habido señal alguna de voluntad política para abordar el tema de las desapariciones forzadas que se produjeron en décadas pasadas. 2.4. Ataque a defensores de Derechos Humanos En el marco que hemos venido describiendo se ha identificado que los índices de violaciones a los derechos humanos en contra de las personas defensoras se han disparado significativamente, al menos así lo muestran los 256 casos de Violaciones de Derechos Humanos (VDH) documentadas en contra de personas defensoras, que han ocurrido de enero de 2011 a marzo de 2012, en todo el país.

224

Ahora bien, existe una fuerte tendencia para criminalizar y estigmatizar a las personas que defienden los derechos humanos. Basta decir que el 37% de todas las violaciones de derechos humanos cometidas en contra de las personas defensoras en el año 2011 se refieren a la judicialización y la prisión política. De acuerdo con este informe, 72% de las VDH cometidas en 2011 son dirigidas a coordinadores, líderes o fundadores de las organizaciones; de esta manera el Estado busca que el impacto de la represión tenga un alcance a largo plazo, es decir, que ese impacto sea trans-generacional. El hecho de que la modalidad de las VDH sea, en su mayor número (de 87 VDH cometidas en el año 2011, 47 fueron por aquiescencia) cometida por aquiescencia nos dice que existe una estrategia de parte del Estado para consentir, autorizar, apoyar e instigar a cualquier persona o grupo de personas para cometer agresiones y así diluir y ocultar su responsabilidad en materia de derechos humanos. Hay una clara tendencia de aumento en las agresiones contra las personas que defienden el derecho a la verdad y la justicia, (24% VDH en el caso de defensores y 33% en el caso de defensoras) esto implica que existe una estrategia del Estado para mantener en la impunidad las violaciones a derechos humanos que se cometen en el país. Algunas personas defensoras de derechos humanos, organizaciones sociales y periodistas han documentado y denunciado la participación que, en estos hechos, tienen las empresas privadas que cuentan con una fuerte influencia políticoeconómica, y que son las mismas que han sido beneficiadas con licitaciones y acuerdos; incluso se ha documentado que estas empresas tienen nexos con el tráfico de drogas y la trata de personas. De aquí se deriva que el porcentaje de las VDH a los defensores de los derechos de los pueblos indígenas en el periodo de 2011 sea de 37% y en el caso de las defensoras de esta causa sea de 18%; así también que las entidades federativas con mayores índices de VDH en contra de los defensores sean

225

territorios donde se ha comenzado la implementación de los megaproyectos como en Juárez y parte del Valle de Juárez, que representan nodos estratégicos. En el anexo 2 se muestran las estadísticas (ACUDDEH, 2012) en relación a las violaciones de derechos humanos y ataques a los defensores de los mismos durante la gestión de FCH. De todas las entidades federativas del país, sólo en 12 (incluido el Distrito Federal) se documentaron y denunciaron, de manera pública, VDH. En los estados que no se reportan agresiones existe una fuerte falta de documentación y denuncia. Por último de acuerdo con el primer trimestre de 2012, 47 personas defensoras de los derechos humanos y organizaciones sufrieron alguna violación de derechos humanos. 2.5. Ejecuciones extrajudiciales Los casos de ejecuciones extrajudiciales (que se definen como aquellos actos donde un miembro de la sociedad pierde la vida bajo circunstancias que sugieren fuertemente la intervención mediata o inmediata da las fuerzas del estado u otras que actúan bajo la tutela o la tolerancia de este) son especialmente graves ya que implican toda una serie de acciones organizadas desde el estado (que por tanto consumen recursos económicos aportados por la sociedad por aquellos que según las leyes deberían velar por que este tipo de acontecimientos se erradiquen) encaminadas a la supresión de la protesta, y como consecuencia a la continuación de los actos que dieron origen a estas protestas. Es un acto especialmente peligroso para la sociedad ya que una vez que se da solo con mucho esfuerzo podría llegar a revertirse, ya que nos encontramos ante la paradójica situación en que son los que deberían garantizar los derechos constitucionales (entre ellos el derecho a la seguridad y el derecho a la protesta) quienes llegan al grado más extremo de supresión que puede haber: ocasionar la muerte de aquellos que ejercen sus derechos. A lo largo de los últimos seis años, los casos documentados sobre este crimen de estado han venido aumentando año con año. De la mano de los datos de 226

organismos defensores de derechos humanos podemos decir que se han documentado: en el año 2008, 6 ejecuciones extrajudiciales; en el 2009, no menos de 4 ejecuciones extrajudiciales; para el 2010, 11 ejecuciones extrajudiciales; y para el periodo que va de enero a mayo de 2012, 17 ejecuciones extrajudiciales. Todos estos son casos en los que se tiene certeza de participación de fuerzas o funcionarios del estado. Sin embargo, por la naturaleza de este crimen, siempre será difícil documentar de manera completa las formas y modalidades en que se lleva a cabo, ya que es directamente el aparato estatal, el que está encargado de procurar justicia, quien es inequívocamente, directa o indirectamente, provocador de la muerte de los activistas. Desde el inicio de la llamada "guerra contra el narcotráfico" hasta 2011 en 24 casos, Human Rights Watch obtuvo pruebas creíbles de que miembros de las fuerzas de seguridad realizaron ejecuciones extrajudiciales. Estas muertes se encuadran en dos categorías: civiles ejecutados por autoridades o que murieron a causa de las torturas sufridas, y civiles asesinados en retenes militares o durante enfrentamientos armados con las fuerzas de seguridad en circunstancias que no ameritaban el uso de la fuerza letal en su contra. En la mayoría de estos casos hay pruebas contundentes que indican que miembros de las fuerzas de seguridad —en particular, el Ejército— habrían alterado la escena del crimen tras el delito con el fin de manipular o destruir pruebas. En algunos casos, la finalidad de estas tácticas habría sido aparentar que los asesinatos fueron perpetrados por carteles de narcotráfico. En el periodo que abarca este informe (enero de 2011 a mayo de 2012), se realizaron 29 ejecuciones extrajudiciales, el número mayor de estas violaciones graves a los derechos humanos ocurrió en Guerrero y Oaxaca, en donde se presentaron 10 ejecuciones extrajudiciales por cada estado. Estas cifras evidencian que a la par de la baja del número de presos por motivos políticos, aumenta el número (aunque no en la misma proporción) de las ejecuciones extrajudiciales; lo que indica que la estrategia represiva del Estado mexicano recurre mucho más a la ejecución extrajudicial. En medio de su política de 227

guerra contra la delincuencia organizada que ha tenido alrededor de 80,000 muertes violentas, las ejecuciones extrajudiciales de defensores de derechos humanos y luchadores sociales son justificadas e invisibilidades como muertes que son producto de la lucha entre los cárteles de la droga por el territorio, como podemos observar en el anexo 5. Debemos enfatizar que estos crímenes fueron perpetrados por fuerzas estatales y que estuvieron motivadas por la defensa de derechos humanos que realizaban las víctimas. La ejecución extrajudicial selectiva es utilizada en contra de personas específicas que por su trabajo de denuncia de violaciones a los derechos humanos son incómodas para el Estado. 2.6. Estrategia paramilitar Como se mencionó en un principio la estrategia paramilitar ha permeado todas las otras estrategias descritas en el presente informe. Sin embargo el uso de la estrategia paramilitar no es nueva en México, el Estado tiene una experiencia de 30 años en el combate a grupos insurgentes a través del paramilitarismo; movimientos estudiantiles, sociales e incluso electorales, como el del 88, han resentido esta estrategia: el Batallón Olimpia en la masacre estudiantil del 68; el grupo paramilitar de los Halcones en la masacre del 71 y la terrorista Brigada Blanca usada durante la Guerra Sucia de los 70 y 80 son los ejemplos más conocidos que, como acusa López y Rivas: “Generalmente están adscritos a la Sección Segunda del Estado Mayor, que es la inteligencia militar” (Egremy, 2010) El Estado mexicano necesita de cierto grado de legitimidad para seguir aplicando su política económica neoliberal y su proyecto de control social, la existencia de grupos paramilitares le permite al Estado evitar cuestionamientos sobre sus estrategias de seguridad para, supuestamente, garantizar los derechos humanos de la población y erigirse como víctima de fuerzas armadas ajenas a su control y así adoptar una posición de “defensor” de la sociedad o de “garante” de sus derechos y, sobre todo, le permite violar los derechos humanos con un bajo costo político.

228

No existe una definición de paramilitarismo que haya sido establecida por las instancias internacionales de derechos humanos. No obstante, algunos autores han realizado propuestas de definición y caracterización para estos grupos. Por ejemplo, Egremi afirma que: López y Rivas refiere que para conocer la naturaleza del paramilitarismo es necesario observar que [quienes lo integran] son grupos irregulares, clandestinos [sic., i. e., clandestinos] que actúan bajo una conexión –igual, irregular, ilegal y clandestina– con el gobierno, con el Estado. […] Describe que el paramilitarismo es una extensión de las Fuerzas Armadas por otras vías40. El paramilitarismo pretende ser reconocido como un actor independiente del Estado, con el fin de eximirlo de su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos que comete. Para lograr esta supuesta independencia, nunca se registran los costos de mantenimiento de esta estrategia en el presupuesto de un Estado, es por ello que el paramilitarismo es financiado siempre por fuentes ilegales o que tienen un origen ilegal, principalmente por el narcotráfico y los negocios ilícitos que existen en torno suyo como el secuestro, la extorsión, el tráfico de personas, entre otros; una vez que ha sido financiado, el paramilitarismo reinvierte en los negocios agroindustriales de los grandes empresarios que existen en su dominio, para “tapar” o lavar dinero. Cabe señalar que este ciclo no se consuma de forma pacífica, sino que, para ello, recurre a todas las formas posibles de terror: ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, desplazamiento forzado interno, cárcel, tortura y otras violaciones a los derechos humanos, incluso crímenes de lesa humanidad. La interferencia en la economía legal por la estrategia de financiamiento del paramilitarismo, aunado al control social por medio del terror, impacta en todos los territorios rurales o urbanos en que tiene presencia hasta hacer cómplices de lavado de dinero, venta de drogas y extorsión a los representantes de los pequeños
40Egremy,

N. (9 de mayo de 2010). Paramilitares: arma gubernamental contra la sociedad. Recuperado el 5 de agosto de 2011, de Contralinea: http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2010/05/09/paramilitares-arma-gubernamental-contrala-sociedad/

229

productores, tiendas, verdulerías, expendios de comida, restaurantes, fondas, puestos de fritangas, puestos de la economía informal, taxistas, y toda actividad que pueda “apoyar” al paramilitarismo para financiarse. En México, la estrategia paramilitar está siendo usada para combatir todo movimiento social progresista, para reapropiarse de las tierras productivas en manos de los campesinos, para desplazar a la población de lugares destinados al desarrollo de megaproyectos como minas, puentes fronterizos, proyectos eólicos de gran envergadura y agroindustrias; es decir, su uso pretende asegurar la depredación y el saqueo de los recursos naturales mexicanos y al mismo tiempo intenta inhibir la resistencia organizada a estas políticas trasnacionales de depredación a la par que previene el desarrollo de una insurgencia en México, insurgencia existente y siempre latente. En este tenor, también actúa contra los movimientos sociales que pongan en riesgo la implementación de la política neoliberal en México, e incluso contra los movimientos electorales que pueden trastocar o frenar el modelo de desarrollo capitalista neoliberal. Si bien es cierto que los movimientos electorales no rompen con el modelo económico capitalista, sí pueden afectar los intereses geoestratégicos de las grandes empresas trasnacionales y los de su representante, el gobierno estadounidense. En conclusión, podemos asegurar que en México la estrategia paramilitar o paramilitarismo se está afianzando como una parte de la guerra contra la delincuencia organizada que decretó la administración de Felipe Calderón; esta guerra tiene el objetivo de aniquilar al enemigo, uno que, como ya hemos descrito en este informe, se encuentra inmerso en el tejido social, que no tiene rostro y nada lo distingue de los ciudadanos comunes y corrientes; es decir, un enemigo interno que además, ante los ojos de la estrategia paramilitar y contrainsurgente del Estado, pierde su categoría de humano, justificación de corte fascista, propia del Estado y su base social. Al igual que hace más de 50 años lo hicieron los creadores modernos de esta estrategia, las violaciones a los derechos humanos se desvalorizan al reducir la humanidad del enemigo a la categoría de delincuente y construirlo como una amenaza omnipotente a fuerza de repetir el argumento de que es preferible eliminar 230

a un inocente que dejar libre a un subversivo y que todo sospechoso es un muerto con la ejecución aplazada. Mediante ésta lógica de autoritarismo y violencia hay sectores de la población que han sido agredidos de manera particular. Ante ello tenemos ejemplos de movilización social organizada que ejemplifican la manera en la que el gobierno de Felipe Calderón se relacionó con la sociedad. En lugar de establecer canales de diálogo e intentar resolver sus demandas utilizó sus mecanismos represivos violentando los derechos fundamentales de la población. 2.7. Violencia de género y feminicidio. Realidades y retos La violencia contra las mujeres en México es un grave problema social, de salud pública y de derecho. En este rubro se observa la incapacidad del Estado para garantizarle justicia a las mujeres y le necesidad de la transformación profunda de sus leyes e instituciones para proteger a la mujer. De hecho ante esas “violencias de siempre” las autoridades han firmado convenios internacionales y han impulsado iniciativas nacionales que incluyen la institucionalización de la perspectiva de género, la creación de numerosas instancias encargadas de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en México, la proliferación de leyes. Sin embargo, se ha gastado mucho dinero y mucha energía con pobres resultados. Es evidente desde hace años que el estado de derecho no existe en México y que el acceso a la justicia para las mujeres es un camino al infierno o un ámbito vedado. 2.7.1. Feminicidio El feminicidio es un crimen y un atentado a los derechos humanos que afecta la vida y la seguridad de las mujeres y niñas. Sus efectos en las comunidades y la sociedad son corrosivos: por el trauma que implica para familiares, comunidad y sociedad en general, por el efecto normalizador de la impunidad de esa violencia extrema y por la tolerancia a la violencia, que se va extendiendo en el país. Desde 1993 el caso de Cd. Juárez, se ha convertido en un escándalo y motivo de preocupación nacional e internacional. En los últimos 10 años se ha observado este crimen también en otros estados y hoy hay diversos focos rojos en el país. Algunos ya lo eran antes de 2007.

231

En otros casos se ha agudizado el problema del feminicidio debido a la guerra actual que además ha invisibilizado el problema. Además de las dificultades para denunciar, no siempre hay registros de homicidios desglosados por sexo en las Procuradurías el caso más emblemático es el de Ciudad Juárez, para el cual hasta la fecha no existen cifras confiables, hecho señalado públicamente desde el 2003 por Amnistía Internacional, en cuanto reconoció en ese año para Ciudad Juárez y Chihuahua, más de 370 mujeres asesinadas, de las cuales al menos 137 presentaron violencia sexual; así como más de 70 jóvenes desaparecidas según las autoridades; cifra que podría rebasar las 400 según organizaciones no gubernamentales (Amnistía Internacional, 2003). Las cifras más confiables suelen ser las de organismos no gubernamentales como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. En distintos estudios, el OCNF documentó 1428 homicidios dolosos de mujeres en 18 estados, entre enero de 2009 a junio de 2010 (OCNF, 2010). Desde mediados de 2011 no se cuenta con cifras oficiales del sistema de justicia acerca de homicidios dolosos, pero INEGI contó más de 27,000 asesinatos de hombres y mujeres sólo en 2011, 5.5% más que en 2010. De ellos cada vez más son de mujeres. La intensidad del crimen feminicida varía: entre 2005 y 2010 en el Estado de México se registraron 922 mujeres asesinadas; en Chihuahua el número ha aumentado desde 2008 en particular, debido a la guerra contra el narcotráfico. También ha aumentado recientemente en Morelos y Chiapas entre otros; en este estado, según la presidenta de la Comisión de Feminicidios de la Cámara de Diputados, el problema se relaciona con la violencia contra las personas migrantes. En Morelos parece haber aumentado con la lucha entre grupos armados de los últimos dos años. Un estudio reciente publicado por el Colegio de México y otras instancias, señala que las altas tasas de feminicidio, incluyen 17.2% de asesinatos de menores de 18 años, con 1/20 menores de cinco años. Asimismo, se detectó un aumento de suicidios de mujeres de 166% entre 1999 y 2009, con altas tasas en Campeche, Yucatán , Tabasco, Q. Roo, BCS, Durango, entre otros (ONU mujeres, 2011: 56). 232

Por otra parte, la tipificación del delito de feminicidio, recomendada por el comité CEDAW, se ha dado en 12 estados (Gro., Mex., Gto., Mor., DF, Tamps., SLP, Ver, Col, Chis, Dgo., Tlax.) (Contralínea, 2012) y a nivel federal (abril 2012). Este es sólo el primer paso para garantizar el acceso a la justicia para las familias de las víctimas ya que la caracterización del crimen, por odio o saña, no es de fácil comprobación y, sobre todo, es necesario crear la estructura judicial y el personal capacitado necesarios para atender este tipo de casos sensibles. 41 La situación para las mujeres y niñas en particular es aún más grave en el marco de la guerra contra el narcotráfico desatada por el gobierno federal desde fines de 2007, sin estrategia alguna de contención ni de protección de la población civil. Las violaciones tumultuarias, los secuestros y desapariciones, así como los asesinatos crueles se han multiplicado; la trata de personas (incluyendo niñas y mujeres ciudadanas o migrantes extranjeras) quebradas, por la ineficacia o la corrupción. Finalmente, no debe olvidarse la violencia institucional que implica, por un lado, la discriminación y la violencia en ámbitos oficiales (gobierno, escuelas, etc.) o que deben regularse (medios), y, por otro, la violación a los derechos de las mujeres que conlleva la restricción del aborto que se ha dado ya en 18 estados del país. El objetivo del gobierno debería ser frenar la violencia, reparar el daño, tomar medidas para hacer viable la convivencia y el futuro, y asegurar los recursos necesarios para lograrlo. De manera más específica y para el caso de las mujeres y niñas en particular, algunas prioridades serian: Esclarecer los feminicidios y las desapariciones, castigar a los culpables intelectuales y materiales y reparar el daño sin simulación ni manipulación Castigar la violencia sexual en todas sus formas, evitando la re victimización en el sistema médico y de justicia
41 Ver declaraciones de Celia Contreras Contreras, de la organización Mujeres Organizadas en Pie de Lucha de Netzahualcoyotl en http://rotativo.com.mx/seguridad/grupos-civiles-intervienen-ante-inaccion-judicial-en-feminicidio/93927/html/

es hoy un enorme negocio que

impone una nueva esclavitud y no se puede combatir con leyes, ni con instituciones

233

-

Combatir, conforme a los estándares internacionales, la trata de personas Construir junto con la sociedad una política integral para reparar el daño a corto, mediano y largo plazo Legislar para garantizar el derecho a la interrupción legal del embarazo en todo el país y fortalecer el carácter laico del estado. Promover activamente un cambio social y cultural mediante la educación y la cultura y mediante la regulación de los medios, incluyendo la publicidad.

Para ello, es necesario eliminar la violencia institucional; reconstruir el sistema de justicia con una perspectiva de género, con apego a las leyes, transparencia y rendición de cuentas. Por último, canalizar los recursos suficientes para la reparación del daño y la reconstrucción de las comunidades, profesionalizar a funcionarios/as encargados de la justicia y de víctimas de violencia. Es necesario que haya un sistema de justicia confiable y que a la vez se incida en la sociedad, con educación y cultura. 2.8. Sindicatos y el sector laboral Sindicatos y el sector laboral La política de desregulación del mercado de trabajo basada en la precarización de las condiciones de trabajo y la persecución a los sindicatos independientes, que fueron descritas anteriormente, tuvieron expresión en la disolución de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y el golpe al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). A través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del gobierno de Felipe Calderón y utilizando la legislación corporativa, Javier Lozano buscó incidir sobre los procesos internos de elección del sindicato. Desde principio de 2009, el gobierno impulsó a la planilla opositora que, en unas apretadas elecciones internas, resultaría perdedora. Una vez concluidas los procesos de elección, Lozano negó la “toma de nota” a la planilla ganadora exigiendo mayores requisitos de los requeridos por la ley y así extralimitándose de sus funciones. Al mismo tiempo, se implantó una campaña de desprestigio a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) aduciendo a altos costos de operación, a

234

una empresa que debía comprar la electricidad, y supuestos privilegios al Sindicato. El 22 de septiembre de 2012 el SME presentó a la Cámara de Diputados una solicitud de juicio político en contra del Secretario del Trabajo por extralimitación de sus funciones (Méndez; 2009) y para el 6 de septiembre Lozano ya había determinado negarle la toma de nota a Martín Esparza como secretario general del SME, con lo cual cortaba la canalización de recursos a las cuentas bancarias y de las cuentas sindicales que ascendían a 35 millones de pesos mensualmente. Asimismo alertó que la Junta de Conciliación y Arbitraje (JFCA) declararía nulas las elecciones en las próximas semanas, de acuerdo a la demanda interpuesta por el candidato opositor, Alejandro Muñoz, entonces tesorero del SME y a quien Lozano había dado la “toma de nota” (LaJornada, 06/10/2009). Ante las protestas de los agremiados, el Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, un día después, amenazó con la ocupación de LyFC si la protesta “traspasaba el umbral”, amedrentando con el uso de la fuerza el movimiento de rechazo a la injerencia en las elecciones internas (LaJornada, 07/10/2012). El 11 de octubre de 2009, después de una amplia campaña de desprestigio en contra de los electricistas, el denominado “Presidente del Empleo”, decretó la extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro. En el contexto de un partido de fútbol, el ejecutivo ordenó la ocupación por militares y policías federales de las instalaciones de LyFC y una hora después decretó la extinción de la Compañía aduciendo una supuesta “ineficiencia operativa y financiera” y asegurando que “ya no resultaba conveniente para la economía nacional ni para el interés público” (LaJornada, 11/10/2009). De inmediato la mayoría de los medios de comunicación y en especial las televisoras, desataron una campaña para justificar la agresión culpando a los trabajadores por los problemas de la empresa y acusándolos de tener grandes privilegios. Como si los derechos laborales y no los malos manejos del gobierno fueran los responsables de las deficiencias de la empresa. Fue así como el gobierno de Felipe Calderón, resolvió echar a la calle a 44 mil trabajadores en activo y 20 mil jubilados del SME, dejándolos sin su fuente de trabajo, sin sustento económico alguno. Ante tal despido masivo Lozano, el encargado de la política laboral del gobierno de Calderón, consideró que se afectaba 235

“muy poco” a la desocupación del país además de presionar a la liquidación de los agremiados, asegurando que estos tendrían “derecho de preferencia” para la recontratación (LaJornada; 14/10/2009). Desde entonces la cámara de diputados se ha negado a solicitar un amparo por la inconstitucionalidad del decreto, (ya que tenemos que recordar que la empresa fue creada mediante un proyecto de ley, por lo tanto el decreto es ilegal.) De igual modo no se han formulado alternativas de resolución del conflicto laboral para los agremiados despedidos. En segundo lugar, el aparato judicial, hasta ahora tampoco ha permitido el avance de ninguna de las reclamaciones y amparos de los abogados del sindicato, pese a que se generó gran expectativa sobre la resolución que tomaría la jueza Coutiño en la Suprema Corte de Justicia. Desde entonces, Lozano presionó a la resolución de los amparos, un supuesto corte de las liquidaciones, buscando así fomentar la división entre los agremiados (LaJornada, 05/11/2009). El entonces gobernador del Estado de México dijo que “…nosotros avalamos y estuvimos de acuerdo con la liquidación…”Y los medios de comunicación han pasado de las calumnias y mentiras contra los trabajadores, al cerco informativo dando por muerto al SME. No obstante la denostación de la protesta de loas agremiados del SME, la represión y el cerco mediático, 16 mil trabajadores se mantienen en la lucha y, por otro lado, se han evidenciado las falacias para la extinción de LyFC. En primer lugar se ha mostrado las intenciones de privatizar por parte de Calderón 21 000 km de fibra óptica en sólo $858 millones y con facilidades de pago, muy por debajo del consto de instalación de ese tendido que asciende a $30 000 millones. En segundo lugar, no ha habido una baja de los precios, ni ha mejorado el servicio, : ya que por un lado los recibos con cantidades estratosféricas no se han hecho esperar y con ello han comenzado los cortes masivos para los consumidores residenciales y por el otro los apagones no se han dejado de sentir en la ciudad, pues los contratistas privados que metió CFE a las instalaciones de LyFC, no han podido cubrir con facilidad las tareas que el SME cubría cotidianamente, han puesto en riesgo las vidas de los trabajadores, sin experiencia y sin ningún equipo, aprovechándose del altísimo 236

desempleo, varios de ellos han muerto y han resultado heridos. En el mes pasado en el 75 aniversario de la CFE, Calderón celebraba otra vez con arrogancia y soberbia lo que hizo en aquella noche de octubre del 2009 y dijo que “era evidente que no quedaba otra alternativa que intervenirla.” Son 16599 electricistas en resistencia a casi tres años de crisis, se sostienen firmes pese a todo, sin empleo, por los sin ingresos, medios sin servicios de médicos; permanentemente acosados masivos comunicación;

permanentemente amenazados, asediados por la represión; soportando el injusto encarcelamiento de 12 trabajadores. A pesar de la presión económica y las liquidaciones ofrecidas, 16599 se han negado a aceptar las falsas soluciones del gobierno, los restos que quieren dejar. Todos los servicios y productos que antes estaban subsidiados a través del erario público, han ido perdiendo ese subsidio y ahora nos amenazan con encarecer aún más las cosas básicas que todos requerimos: la luz y el agua, la gasolina, el transporte. Nos amenazan con IVA en los alimentos, en las medicinas y en los libros, con la privatización de PEMEX, amenazan con dejarnos aún más en peores condiciones laborales, sin jubilación digna, sin contratos colectivos, etc. La lucha de los agremiados del SME es un símbolo de estas luchas, de la defensa de estos derechos. 2.9. Organizaciones campesinas Históricamente es uno de los sectores más golpeados por las políticas neoliberales y la violencia, hasta ahora no se ha logrado una respuesta a sus demandas de reconocimiento y defensa del trabajo campesino, de sus derechos sociales, económicos y culturales. Por el contrario, la manera en que el Estado se ha vinculado con ese sector es a partir de políticas asistencialistas y de respuesta a corto plazo (en el mejor de los casos). Un ejemplo es el caso de la red El campo no aguanta Más, quienes han emprendido una lucha desde el 2001, intentando aglutinar esfuerzos y que desde el 2008 han impulsado la campaña Sin Maíz no hay País, pero pese a todos esos esfuerzos han visto mermada su participación, ya que las condiciones de los campesinos se vieron atravesadas por el narcotráfico, la migración y el

237

corporativismo, las respuesta es inmediatista y no resuelven de raíz el problema (Pleyrs, 2010). 2.10. Las juventudes En un país como México donde hay altos índices de delincuencia, inestabilidad económica, ineficiente cumplimiento de la leyes constitucionales, grupos sociales marginados y exclusiones culturales, es el escenario idóneo para violentar los derechos humanos, especialmente del 28% de la población mexicana, cerca de 28 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años de edad (INEGI, 2010), que son excluidos, ignorados, estigmatizados y discriminados. Es un sector vulnerable política, social y económicamente al que sólo queda esperar los beneficios de las generaciones que le anteceden: bienestar, libertad y autorrealización, aunque lo preocupante de la espera para Fernández (2011: 2) es que no hay nada de las utopías vendidas y se prolonga su posibilidad de acción con un discurso alentador. Sin embargo encontramos limitado el acceso a nuestros derechos laborales, a la educación a los servicios públicos etc. En respuesta a ello los jóvenes han construido una forma alternativa de participación, “actualmente las y los jóvenes buscan actuar más desde lo horizontal donde el producto de su participación sea visible y tangible además de no canalizarse en organizaciones tradicionales” (Balardini, 2010). Mostrando en su movilización una construcción colectiva desvinculada de los aparatos partidistas gubernamentales y que en los últimos años a generado trabajo en proyectos socioculturales y socio-comunitarios de manera independiente o nutriendo el trabajo muchas organizaciones No Gubernamentales. Un ejemplo de ello es la construcción de redes entre los colectivos juveniles en los espacios urbanos, a partir de las labores de investigación, de acción política, artística, educativa y en materia de Defensa de Derechos Humanos, por mencionar algunos y que en los últimos años se ha manifestado en los grandes espacios de encuentro como: México toma las calles, Jóvenes ante la emergencia nacional y el movimiento #Yosoy132.

238

Conclusiones Después de examinar aspectos centrales de las transformaciones políticas en este sexenio, podemos constatar que el gobierno de Felipe Calderón no impulsó una democratización del Estado, sino que por el contrario profundizó sus aspectos más autoritarios. Las reformas electorales solamente preservaron un sistema en el que la política es monopolizada por los partidos, cada vez más alejados de la sociedad y subordinados a los grupos de poder y las grandes televisoras, bloqueando el acceso a una verdadera participación social. El corporativismo y el clientelismo siguen siendo la forma en la que el gobierno se relaciona con la sociedad. Por eso, el gobierno prefirió aliarse con las cúpulas de los sindicatos corporativos y atacó a los trabajadores que decidieron organizarse de manera independiente y democrática. Además, la flexibilización laboral ha implicado un ataque a cualquier forma de organización laboral. Así mismo los crímenes de odio hacia las mujeres que se presentaron sistemáticamente en todo el territorio nacional, hacen evidente la necesidad de una reforma a la ley que reconozca y penalice estos delitos. Ejemplo de ello es el Estado de México que presenta el mayor número de casos de feminicidios no reconocidos por el gobierno quien además se opone a la alerta de género que reclama la sociedad civil. La gestión de Felipe Calderón mantuvo una posición autoritaria y violenta ante la movilización social organizada. La reforma Penal Constitucional hecha en el 2008, así como la Ley contra la delincuencia Organizada se han convertido en una forma de control y criminalización de los movimientos sociales, vulnerando los derechos a la libertad de expresión, de manifestación, de asociación y sobre todo el derecho a la protesta social. La paramilitarización del país permite al Estado imponer de manera violenta las políticas neoliberales de despojo, desplazamiento, sobreexplotación y al mismo

239

tiempo inhibir la resistencia organizada. El resultado de dichas políticas de Estado se reflejan en las cifras de: A) Presos políticos; aumento sistemático en las detenciones a los luchadores sociales. B) La desaparición forzada, cuyo aumento ha sido documentado por la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada, en donde reportan 26 casos documentados de los cuales 15 siguen desaparecidos y 7 son ejecuciones extrajudiciales. En el último año de gestión hay más desapariciones forzadas que en el periodo que abarca del 2005 al 2010 siendo la mayor parte de los casos registrados en Michoacán. C) Ataque a defensores de Derechos Humanos. Con un registro de 256 casos de Violaciones de Derechos Humanos (VDH) documentadas en contra de personas defensoras, que han ocurrido de enero de 2011 a marzo de 2012, en todo el país, el 72% han sido contra coordinadores, líderes o fundadores de las organizaciones; de esta manera el Estado busca que el impacto de la represión tenga un alcance a largo plazo, es decir, que ese impacto sea transgeneracional lo cual denota la lógica selectiva y de mayor impacto que persigue el Estado. D) Ejecuciones extrajudiciales. Es uno de los fenómenos de represión a los movimientos sociales de mayor impacto y violencia dada su naturaleza de vulneración del derecho a la vida por parte de quienes deben garantizar las condiciones mínimas de seguridad. Durante el último sexenio se ha documentado un aumento paulatino en las cifras de ejecuciones extrajudiciales, mientras que en 2008 se registraron 6 casos, en el periodo que va de enero a mayo del 2012 se han documentado 29 casos, registrando la mayor parte Guerrero y Oaxaca. En éste contexto donde encontramos casos de resistencia y movilización social de diferentes sectores, afectados por las políticas de Estado violatorias de los Derechos

240

Humanos, el pueblo de México tiene que saber, de la arrogancia y la prepotencia con que el actual gobierno federal trata a los movimientos sociales. Otro de los grandes casos paradigmáticos, es el de los 76 mineros sepultados en la mina de pasta de conchos, en Coahuila, al cual este gobierno tampoco se ha encargado de hacerles justicia a los familiares, que han exigido que se entreguen los cuerpos. Y por el contrario el grupo minero México sigue operando impunemente en nuestro país, manteniendo en las peores condiciones a los trabajadores. El asesinato de 49 niños calcinados en la guardería ABC, en Hermosillo Sonora; ahí tampoco ha habido deslinde de responsabilidades, ya que ni Eduardo Bours, ex gobernador de Sonora, Juan Molinar Horcasitas, ex director general del IMSS, no han pisado la cárcel. Aquí tampoco ha habido justicia. Siguen sin cumplirse los Acuerdos de San Andrés y nuevamente se atenta contra la autonomía y autodeterminación de los pueblos indígenas, tanto en el control de su territorio, el goce y disfrute sobre sus recursos naturales. Prueba de ello es la impunidad ante los asesinatos y desapariciones de los comuneros de Cherán quienes luchan por su autonomía, así como el hostigamiento a la policía comunitaria de Guerrero que ejerce sus formas de justicia y autogobierno.

Referencias – Transformación política
 Acción Urgente para defensores de Derechos Humanos AC. (2012). Informe de violaciones de derechos humanos cometidas contra al personas defensoras de los derechos humanos en el periodod 2011 - primer trimestre de 2012. México, DF. Amnistía Internacional. (27 de 05 de 2012). Amnistía Internacional. Retrieved 28 de 05 de 2012 from http://www.amnesty.org/es/region/mexico/report-2012 Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada ante el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la Organización de las Naciones Unidas. (21 de marzo de 2011). Informe sobre la desaparición forzada en México 2011. Retrieved 5 de agosto de 2011 from Comite Cerezo Mexico: http://www.comitecerezo.org/spip.php?article879 Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada. (2012). Informe sobre la desaparición forzada de defensores de los derechos humanos en México. México DF.

241

 

 

 

Carrizales, D. (14 de mayo de 2011). Resurgen prácticas de la guerra sucia. Retrieved 5 de agosto de 2011 from La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2011/05/14/politica/014n1pol Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo; Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos. (2009). ¿Cuál verdad, cuál justicia, cuál reparación? Colombia. Comité Cerezo México. (2010). La cárcel, una forma de criminación de la protesta social. México DF. Comite Cerezo Mexico. (7 de diciembre de 2010). La colombianización en México un proceso que camina hacia el terrorismo de Estado. Retrieved 5 de agosto de 2011 from http://www.comitecerezo.org/spip.php?article814 Comite Cerezo Mexico. (10 de mayo de 2008). Paramilitarismo Mexicano. Retrieved 5 de agosto de 2011 from El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/40471.html Comité Cerezo México. (2011). Saldos de la represión en México 2009-2010: una guerra contra el Pueblo. México DF. Egremy, N. (9 de mayo de 2010). Paramilitares: arma gubernamental contra la sociedad. Retrieved 5 de agosto de 2011 from Contralinea: http://contralinea.info/archivorevista/index.php/2010/05/09/paramilitares-arma-gubernamental-contrala-sociedad/ Embajada de los Estados Unidos. (16 de abril de 2009). Embajada de los Estados Unidos. Retrieved 05 de agosto de 2011 from Iniciativa Merida: http://spanish.mexico.usembassy.gov/es/temas-bilaterales/mexico-y-eude-un-vistazo/iniciativa-merida.html Fazio, C. (30 de julio de 2003). Acerca del paramilitarismo. Retrieved 05 de agosto de 2011 from http://www.visionesalternativas.com/militarizacion/articulos/bases/10.ht m Fazio, C. (01 de mayo de 2010). Paramilitarismo y barbarie. Retrieved 5 de agosto de 2011 from http://www.christus.org.mx/descargas/Fazio.pdf Giraldo, J. (19 de marzo de 2003). El Paramilitarismo en Colombia, ayer y hoy. Retrieved 5 de agosto de 2011 from Desde los margenes: http://www.javiergiraldo.org/spip.php?article77 Lopez y Rivas, G. (2003). Contrainsurgencia y paramilitarismo en Chiapas en el gobierno de Vicente Fox. Retrieved 5 de agosto de 2011 from http://membres.multimania.fr/revistachiapas/No15/ch15lopez.html Madrid Malo, G. (Sin fecha). Violaciones de los derechos humanos e infracciones del derecho internacional humanitario; en Epistemología social: Realidad y discursos sobre los derechos humanos. Colombia: Comisión Intercongregacional Justicia y Paz. Medina, C. (2005). La Economía de Guerra Paramilitar: Una Aproximación a sus Fuentes de Financiación . Retrieved 5 de agosto de 2011 from Analisis

242

 

politico: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&lng=pt&nrm=iso&tl ng=pt&pid=S0121-47052005000100005 Peña, G. (20 de agosto de 2009). Confirma EU: el Ejército entrenó a paramilitares. Retrieved 5 de agosto de 2011 from Milenio: http://impreso.milenio.com/node/8627340 Perez Salas, P. S. (2002). Ahora apuestan al cansancio. Chiapas: fundamentos de una guerra contemporanea. Mexico DF: GAC-Prodh. Thompson, G. (2011). U.S. Widens Role in Battle Against Mexican Drug Cartels. Recuperado de 08 de agosto de 2011 del The New York Times: http://www.nytimes.com/2011/08/07/world/07drugs.html?_r=1&scp=2& sq=mexico&st=cse Velazquez, E. d. (2007). Historia del paramilitarismo en Colombia. Retrieved 5 de agosto de 2011 from http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S010190742007000100012&lng=es&nrm=iso Méndez, E.(2009) Demanda el SME juicio político a Lozano, en LaJornada, 22/09/2009. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2009/09/22/politica/019n1pol Muñoz, P. (2009) Consuma Lozano embate contra el SME y desconoce a Esparza, en LaJornada 06/10/2009. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2009/10/06/politica/003n1pol Martínez, F. y Muñoz, P. (2009) Requisa u ocupación de LFC, si el SME traspasa el umbral, advierte Lozano, en LaJornada, , 07/10/2009. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2009/10/07/politica/005n1pol Castillo, G. y Salgado, A. Decreta Calderón la extinción de Luz y Fuerza; es inconstitucional: SME, en LaJornada, 11/10/2009. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2009/10/11/index.php?section=politica&ar ticle=005n1pol Muñoz, P. y Martínez, F., Ir contra otros gremios sería autoritarismo, aduce Lozano, en LaJornada 14/10/2009. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2009/10/15/politica/007n1pol Martínez, F. Se interrumpirán liquidaciones si la juez falla en favor del SME, advierte Lozano, en LaJornada, 05/11/2009. Recuperado el 31 de agosto de 2012 de: http://www.jornada.unam.mx/2009/11/05/politica/009n1pol

243

CAPÍTULO 6 - MODELO DE SALUD

244

Sección I: Diagnóstico Nuestra lucha es a favor de la salud, la justicia, la libertad y la democracia, porque estamos seguros que son elementos indispensables para que los habitantes de nuestro país tengan una vida digna. Es nuestra responsabilidad denunciar lo que ha sucedido en el sexenio del presidente Calderón, quien ha demostrado un total desprecio por la vida y la salud. El proyecto neoliberal calderonista ha generado una profunda crisis en el sector salud para justificar su privatización. Calderón, junto con Zedillo y Fox, permitió y fomentó el desmantelamiento y desfinanciamiento del IMSS y el ISSSTE en detrimento del derecho a la salud de nuestro pueblo, con lo cual ha incumplido el artículo cuarto de la Carta Magna que incluye cuatro mandatos (Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, 2012):     Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. El Estado lo garantizará. Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez.

245

Lo que ha sucedido en el último sexenio dista mucho de lo mandatado en este artículo, pues en aras de la ideología neoliberal se ha impedido a los mexicanos de gozar plenamente del derecho a la salud. El derecho a la salud no es un privilegio ni una mercancía, tampoco debe dejarse a la deriva o a la suerte, cuidarlo es el mandato supremo de nuestra sociedad ante lo cual no debe haber ninguna excepción. A continuación señalaremos algunos de los principales problemas, que en materia de salud, aquejan a nuestro país:

1. Obesidad

Como vimos anteriormente el artículo cuarto obliga al gobierno a garantizar el En este sentido, Calderón y su gabinete habrían estado

derecho a la salud, a la adecuada alimentación, al entorno saludable y hace énfasis en la salud del niño. obligados a actuar de forma inmediata y decidida para prevenir la aparición de la obesidad, sin embargo esto no ha ocurrido, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), México ocupa el primer lugar de obesidad en adultos a nivel mundial, superando a Estados Unidos (OPS, 2012). Aunado a esto, de 1999 al 2006, la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la población escolar se ha incrementado de 19.5% a 25.9%, lo que represento un incremento de más de 30% en solo siete años (Pérez Salgado, 2012). Actualmente México ocupa también el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil (OMS, 2012). Existen diversos factores a los que se les puede atribuir el incremento de la prevalencia de obesidad entre los mexicanos, los cuales tienen que ver con una alimentación inadecuada, factores genéticos (herencia) y disminución de la actividad física. Existen estudios que relacionan algunas características de la sociedad contemporánea con la prevalencia de la obesidad, así lo señala ParedesSierra, quien concluye que la población más afectada la conforman la clase media y

246

los hijos de quienes migran de las zonas rurales a las grandes ciudades (ParedesSierra, 2010). La nutrición inadecuada involucra una ingesta excesiva de “comida chatarra” la cual tiene un altísimo nivel de calorías en relación a su tamaño, es de fácil acceso, genera saciedad tardía y liberación de dopamina de forma masiva y aguda, lo que genera una sensación placentera, por esto genera un incremento en la frecuencia y cantidad de la ingesta, independientemente de la saciedad que experimente la persona (Umberg et. al., 2012). Y además es de dominio público el hecho de que desplazan a los alimentos como frutas y verduras, por su menor precio y disponibilidad. Es necesario subrayar el papel negativo que han tenido en la salud de los mexicanos el dúo que hacen los medios de comunicación y la industria de la comida chatarra. Aunado a la manipulación que han realizado los medios de comunicación para dirigir las conciencias de la población, han jugado un papel predominante y se les puede responsabilizar de la epidemia de obesidad de nuestro país. Según Pérez Salgado en su publicación del 2010, en los programas infantiles de televisión, se emite publicidad de productos de alto contenido calórico en una proporción mayor a la de los programas dirigidos a la población en general (25.8% vs 15.4% del total del tiempo de trasmisión). En este sentido agregamos el hecho de que el reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión ordena que la publicidad ocupe un máximo de 18% del total del tiempo de transmisión y a su vez obliga a los medios a propiciar el desarrollo adecuado de la niñez (Pérez, Salgado. 2010) . Lo anterior muestra que los medios de comunicación violan las leyes establecidas en este rubro y nuestras autoridades rehúyen su papel de hacer cumplir el estado de derecho. Un dato más para apoyar lo anterior es el hecho de que México se encuentra en el primer lugar, a nivel mundial, en cuanto a consumo de refrescos se refiere y ya rebasa a EU. El consumo de cada mexicano es de 163 litros por persona al año. (Olson, 2012) En la Expo-Cumbre Mundial de Diabetes, Obesidad, Nutrición y Problemas Cardiovasculares México del año en curso, el Dr. Philips James, director de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad (International Association 247

for the Study of Obesity, IASO) destacó que la propaganda mediática a la cual se expone nuestra población estaría prohibida en cualquier otro país y a pesar de ello se permite una gran publicidad e interferencia de la industria de alimentos en la vida política. Explica que es necesario modificar aspectos ambientales para hacer frente a la epidemia de sobrepeso y obesidad, si no son inútiles todos los esfuerzos. Agrego el hecho lamentable de que la industria de alimentos invierta enormes recursos económicos en corromper a las autoridades para evitar la promulgación de reformas que pudieran afectar a sus intereses. Por último es necesario resaltar las estrategias de neuromarketing, las cuales coartan la libertad de los consumidores al inducirlos a comprar lo que las empresas quieren (Calvillo, 2012). Es una situación terrible la que se está dando en esta área. Se sabe que la obesidad es una de las principales causas de DM, HAS, colesterol y triglicéridos altos y aun puede ser factor para contraer cáncer. Conocemos el hecho de que nuestros genes nos colocan en una predisposición fuerte para padecer de DM, por lo que haría falta una política de salud muy fuerte para prevenir la obesidad y por ende disminuir la aparición de las enfermedades mencionadas. Mencionan las autoridades de la OMS que hasta los 80% del número de enfermedades crónicodegenerativas podrían prevenirse (OMS, 2011). Lo paradójico es que ese conocimiento se tiene desde hace tiempo y sería suficiente para implementar un plan de salud de gran envergadura que intentara reducir al máximo la aparición de dichas enfermedades, pero no sucede así. Según la OCDE el costo de la intervención gubernamental adecuada para enfrentar el problema de la obesidad seria de 12 dólares por persona en México (OCDE, 2010). Esta cifra significa un gasto de 18,720 millones de pesos, menos del doble del costo de dos aviones como el que planea comprar la presidencia para el próximo mandatario del país. Comenta la OCDE en el artículo La obesidad y la economía de la prevención que “Las acciones gubernamentales para abordar la obesidad – educación en salud y promoción, reglamentación y medidas fiscales, y consejos de estilo de vida de los médicos de familia – son una mejor inversión que muchos tratamientos actualmente proporcionados por los sistemas de salud de la OCDE. Combinando estas 248

intervenciones en una estrategia de prevención comprensiva, destinada a distintos grupos de edades y determinantes de la obesidad, proporcionaría una solución asequible y rentable, aumentando significativamente las mejoras de salud en comparación con acciones aisladas”. El mismo documento relaciona de manera directa la pobreza, la baja educación, la mortalidad precoz, la discapacidad, el desempleo y los bajos salarios con el problema de la obesidad. Agrega que una estrategia de prevención adecuada reduciría la muerte de 55,000 personas al año. El gobierno de Calderón hizo caso omiso de este hecho tan significativo, que amenaza en el futuro de colapsar el sistema de salud por los gastos excesivos que generara como nos dice la OCDE “Se estima que la obesidad es responsable de 1% a 3% del total de gastos de atención médica en la mayoría de los países (5% a 10% en Estados Unidos) y que los costos aumentarán rápidamente en los próximos años debido a las enfermedades relacionadas con la obesidad”. Actualmente en el país hay diez millones de diabéticos, en el futuro con los niños y jóvenes obesos sumado al envejecimiento de la población el sistema de salud será incapaz de atender a la cantidad de personas con enfermedades crónico-degenerativas y sus complicaciones. Según datos de la propia presidencia de la republica el 70% de los adultos en el país tiene problemas de sobrepeso y obesidad, además de 4.5 millones de niños de 5 a 11 años padecen problemas del mismo tipo. (OMS, 2011). Cree el gobierno que con 66 centros de atención que cuentan con 300 nutriólogos y 300 activadores físicos y con una estrategia que consiste en invitar a la gente a hacer ejercicio, beber agua y comer verduras y frutas lograra incidir en la disminución de ese problema (OMS, 2011). El asunto de la obesidad es demasiado serio e implica un esfuerzo nacional enorme para detenerlo, el cual el gobierno de Calderón no quiso hacer. Un ejemplo más de la violación al artículo cuarto es la promesa gubernamental que prometía prohibir los alimentos chatarras en las escuelas de educación básica y termino únicamente ordenando que las empresas productoras de la chatarra que hicieran dichos alimentos en empaques más pequeños (CNN México, 2011). Lo anterior es una clara muestra del sometimiento de los legisladores a las grandes 249

empresas alimenticias que envenenan a nuestros niños. ¿Por qué el gobierno federal y los legisladores han ignorado tan severo problema? ¿Por qué parece no importarles a los responsables de la salud del país? Al ignorar de forma premeditada el problema o buscar beneficios personales o de grupo antes que afrontarlo de forma seria, han cometido omisión o violado la ley y se les debe hacer responsable por ello. Lo anterior es sólo uno de los ejemplos de cómo los sexenios panistas han puesto en peligro en peligro el bienestar de la generación presenta y de la futura.

2. Desnutrición en México

La nutrición ha sido considerada como la base primaria para el desarrollo

humano, y en un sentido negativo, los problemas de mala nutrición como la desnutrición así como el sobrepeso y la obesidad, como una de las limitantes estructurales primarias en el combate a la pobreza, asociada en gran medida a relaciones socioeconómicas injustas. El hambre puede definirse como la escasez de alimentos básicos que causa carestía y miseria generalizada; la malnutrición como el estado patológico debido a la deficiencia, el exceso o la mala asimilación de los alimentos; la desnutrición como el estado patológico resultante de una dieta deficiente en uno o varios nutrientes esenciales o de una mala asimilación de los alimentos (Martínez, Rodrigo y Andrés Fernández 2006). Abelardo Ávila Curiel y Teresa Shamah definen que “La desnutrición es un estado de deficiencia en el consumo o biodisponibilidad de energía y/o nutrimentos que repercute negativamente en la salud de quien la padece.(…) El término desnutrición se reserva, convencionalmente, para expresar una deficiencia en el consumo de energía, proteínas o ambos.(…) La desnutrición infantil en México no es consecuencia mecánica de la escasa disponibilidad de alimentos en el hogar, se debe a un complejo circulo vicioso de falta de cuidados esenciales, infecciones bacterianas y parasitosis, desequilibrio nutrimental, incremento en el gasto energético, disminución de la resistencia inmunológica, mal manejo de las infecciones, vómito y

250

anorexia, episodios de desnutrición y episodios infecciosos de mayor duración.” (Ávila, 2005) Sabemos también que la desnutrición crónica afecta en México a 1.8 millones de niños menores de cinco años, “de los cuales al menos 170 mil que habitan las zonas marginadas de las ciudades y el campo presentan una situación aguda y mueren por enfermedades infecciosas” (Meléndez, 2010). Del número total de desnutridos 170 mil son lo que se detectaron con un problema agudo, los demás, presentan desnutrición crónica, ello nos habla indica la severidad del problema. Ante este panorama hay cuestiones que no pueden eludirse, una de éstas es la de buscar las causas de esta situación; otra, la forma de enfrentarla de manera eficaz. Lo primero que se tiene que asumir es que se trata de problemas ancestrales, derivados de la forma particular en que el Estado y la sociedad se relacionan con los pueblos indígenas, comunidades rurales y la sociedad en general. ¿Y qué decir del aumento de la pobreza en el sexenio? ¿Cuáles son los resultados en relación a la salud de la población? Se conoce una relación muy fuerte entre pobreza y enfermedad, pero pocos estudios nos dicen que ocurre realmente en nuestro país. El aumento de los precios de la canasta básica, la disminución del poder adquisitivo y el aumento de la pobreza hasta del 51% según datos del banco mundial (Banco mundial, 2010) en el sexenio de Calderón trae consigo un aumento de estos problemas, puesto que una dieta equilibrada implica el consumo de diversos productos, los cuales están lejos de la capacidad de la mayor parte de la población del país. Las calorías que provienen de los productos refinados como el pan son más baratas y se convierten en una fuente de alimentación recurrente para muchas familias incapaces de proveerse de proteínas, minerales, lípidos etc. Un claro ejemplo es lo que ocurre con el huevo. Pero es grave la situación puesto que aun la tortilla esta encareciéndose y saliendo de la posibilidad de consumo de nuestras familias. El abandono del campo se suma a estas problemáticas sociales. Debemos enfatizar que México según el Banco Mundial es un país de renta media, pero que la deficiente repartición de la riqueza no permite a la mayoría de la población disfrutar

251

de los beneficios del crecimiento económico. Por ello consideramos que la falta de la distribución de la riqueza de un país es un asunto de salud pública.

3. Salud mental
De acuerdo con

la Encuesta Nacional de Epidemiologia Psiquiátrica (ENEP)

realizada entre 2001 y 2002 ( Medina-Mora et.al. 2003), en México la prevalencia de trastornos mentales entre la población de 18 a 65 años es del 28.6%, encabezan la lista los trastornos de ansiedad con 14.3%, seguidos por los trastornos por uso de sustancias con 9.2% y en tercer sitio se encuentran los trastornos afectivos con 9.1%, según esta encuesta (que por cierto no se ha vuelto a realizar desde el 2001) uno de cada tres mexicanos de 18 a 65 años padece de algún trastorno mental, lo cual corresponde a cerca de 20 millones de personas, sin embargo a pesar de esta alarmante cifra y de acuerdo con el informe presentado en el programa de acción especifico para la atención en salud mental 2007-2012 (SAP-Secretaría de Salud 2008), solo existen 33 unidades hospitalarias de psiquiatría y salud mental , que corresponden al 2.9% de total de unidades hospitalarias pertenecientes a la secretaría de salud y a los servicios estatales de salud, de las cuales solo el 35% se encuentra en condiciones optimas de funcionamiento, 45% tiene condiciones regulares y 16% presenta un deterioro estructural importante. Por otro lado, de los 54528 consultorios existentes en el sector solo el 1.8% corresponde a psiquiatría y psicología, del total de médicos contratados solo 3.2% son psiquiatras y en el 2003 el IMSS reportó que solo contaba a nivel nacional con 282 psiquiatras y 267 psicólogos (SAP-Secretaría de Salud 2008). La Organización Mundial de la Salud OMS recomienda que el 10 % del gasto en salud sea destinado al rubro de salud mental, esto debido al alto impacto que tienen los padecimientos mentales en el individuo, la familia y la sociedad, se estima que el costo económico debido a este tipo de padecimientos llega a ser de 4% del PIB (OMS 2004), sin embargo en nuestro país el gasto en salud mental es inferior al 2% del gasto total en salud. Los datos anteriores muestran que el área de la salud mental se encuentra descuidada por las políticas sanitarias del gobierno en lo que respecta a infraestructura, presupuesto y personal, lo cual contrasta con el enorme gasto destinado a la guerra 252

calderonista contra el narcotráfico, a pesar de que el consumo de sustancias adictivas representa la segunda causa de padecimientos mentales en nuestro país.

4. Embarazos en adolescentes

El embarazo en la adolescencia se considera, desde el punto de vista médico y

social, como una situación de riesgo para la salud y el desarrollo personal de la madre, y de su hijo o hija, reportándose las complicaciones relacionadas con el embarazo entre las principales causas de muerte materno-perinatal en el país. “En México 15 por ciento de los nacimientos corresponden a madres adolescentes entre 14 y 19 años de edad, esta situación interrumpe la formación académica o profesional, limita el desarrollo laboral y conduce en muchos casos a la depresión y el aislamiento, de las jóvenes”. (El Arsenal, 11/10/2011) A nivel mundial, el embarazo en la adolescencia sigue siendo un impedimento para mejorar las condiciones educativas, económicas y sociales de la mujer. “Cada año en México, cerca de un millón de embarazos corresponden a madres adolescentes, lo que equivale al 27.6 por ciento del total” (Romo Huerta, 2011). Las causas principales de los embarazos no deseados: La mala información en centros educativos y recreativos, el inicio precoz de las relaciones sexuales, ya sea voluntariamente o por presión social, así como violaciones, violencia sexual, carencia afectiva, el descuido por parte de los padres, la baja autoestima, la curiosidad y el uso inadecuado de anticoncepción. Actualmente 24.6% de las adolescentes mexicanas ejercen su sexualidad sin la protección de algún método anticonceptivo, siendo la principal causa las carentes estrategias que promuevan el ejercicio de una sexualidad responsable e informada en la juventud. El embarazo en adolescentes es un tema que requiere más educación y apoyo para alentar a las niñas a retrasar la maternidad hasta que estén preparadas (Romo Huerta, 2011). Las adolescentes menores de 16 años corren un riesgo de defunción materna cuatro veces más alto que las mujeres de 20 a 30 años, y la tasa de mortalidad de sus 253

neonatos es aproximadamente un 50% superior (Romo Huerta, 2011). Todo esto es resultado de la raquítica información y educación que existe en el país, los recursos obtenidos para estos fines son mal utilizados y repartidos en temas o programas que no garantizan la superación de este foco rojo en la sociedad. La existencia de material anticonceptivo y rezagado en los centros de salud, hospitales, centros sociales etc. es clara muestra de la ineficiencia del programa de planificación familiar, aun podemos enlazar la situación de una madre adolescente a su situación social ya que el uso de métodos anticonceptivos es cuatro veces mayor entre las mujeres que cuentan con la educación secundaria, que entre aquéllas que carecen de educación. Alrededor de seis de cada diez mujeres adolescentes reportaron no haber usado ningún método anticonceptivo durante su primera relación sexual. Esta situación no sólo aumenta el riesgo de un embarazo no planeado, sino también el riesgo de adquirir alguna infección de transmisión sexual, incluyendo el VIH/SIDA. La demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos indica la proporción de mujeres que no usan ningún método anticonceptivo a pesar de no desear embarazarse. Otro problema frecuente entre las adolescentes embarazadas y con hijos es la deserción escolar, y sin embargo los programas educativos de ayuda que existen para estas madres jóvenes solo se basa en fomentar que concluyan su educación básica, no teniendo así la posibilidad económica, social y psicológica para concluir una licenciatura.

5. Muerte por violencia

La segunda causa de muerte en México son las muertes por violencia y

tienen una repercusión importante en la demanda de atención en salud y costos económicos para los estados y la Federación, sin embargo estos acontecimientos que agrandan las tasas de mortalidad en nuestro país y que en un 100% pueden ser evitadas, son el tipo de muerte más común entre la población joven de 15 a 29 años es decir en la población productiva y funcional.

254

Los homicidios se dispararon en México en un 160% entre 2006, año en el que el gobierno de Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el crimen organizado con la participación del Ejército, y 2011, al pasar de 10 mil 452 a 27 mil 199, según datos oficiales preliminares dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística (INEGI)."Los datos en 2011 registraron 27 mil 199 homicidios en México, es decir, una proporción de 24 por cada 100 mil habitantes La cifra, que se basa en la estadística de defunciones, es 5.6% superior a los 25 mil 757 homicidios registrados en 2010. El incremento de homicidios está relacionado también con el aumento de los asesinatos del crimen organizado que se comenzaron a registrar en los primeros años del actual gobierno. Las cifras de homicidios totales incluyen los asesinatos atribuidos al crimen organizado, pero también crímenes pasionales y hasta muertes por negligencia, accidentes automovilísticos. Los costos en vidas en el 2010, fueron de 24 mil 374 homicidios (INEGI, 2011) y en el 2011, los homicidios registrados fueron 27 mil 119, según el INEGI (2012). La guerra contra el narcotráfico aumento 11% el número de homicidios en el periodo del 2010-2011. De acuerdo con el presupuesto federal para 2012, la repartición de recursos se da de la siguiente manera: Presupuesto para la impartición de justicia en el país (Poder Judicial): 42 mil 832 millones 776 mil 139 pesos.     Gasto en la educación pública: 113 mil 479 millones 679 mil 217 pesos. Secretaría de Seguridad Pública: 40 mil 536 millones 522 mil 049 pesos Secretaría de Defensa Nacional: 55 mil 610 millones 989 mil 782 pesos. Secretaría de Marina Armada de México: 19 mil 679 millones 581 mil 522 pesos.

255

Procuraduría General de la República: 14 mil 905 millones 74 mil 100 pesos

Y aun con estas cifras económicas importantes no se ha podido luchar contra una causa de mortalidad importante en nuestro país. Sin embargo en el actual sexenio con cifras históricas tristemente repugnantes presenciamos la tasa más alta de mortalidad, vivimos el gobierno más violento, que con la estrategia de sacar al ejercito a las calles cree que nuestra población está segura, y curiosamente las muertes registradas en estos porcentajes son muertes de personas civiles, no son militares ni integrantes del crimen organizado, es la sociedad quien muere por falta de justicia, por falta educación por servicios de atención medica insuficientes y más aun por un gobierno que no tiene un plan efectivo contra las causas de raíz de este foco rojo, las campañas de violencia a gran escala representan una grave amenaza para la estabilidad y seguridad de la sociedad. Otra forma de violencia, que también es un problema de salud, es el acoso escolar o bullying. Los datos revelan que 4 de cada 10 estudiantes sufre bullying (CNDH, 2012), y que no solo los estudiantes son víctimas, en muchos casos también son los maestros. Recientemente han aparecido otras modalidades de este tipo de violencia como bullyig cibernético y mobbing (acoso laboral). Las consecuencias de este tipo de violencia pueden ir desde daños en la autoestima hasta el suicidio de la víctima.

6. Adicciones

Las sustancias adictivas, independientemente de su mecanismo de acción, tienen en común la liberación de dopamina en regiones cerebrales responsables de mantener o evitar conductas relacionadas con el placer o el desagrado, a su vez estas conductas están asociadas a la supervivencia o la reproducción, dichas estructuras están representadas principalmente por los sistemas dopaminérgicos meso límbico y meso cortical que aun continúan bajo investigación, sin embargo, actualmente se puede decir de manera resumida, que la liberación excesiva de dopamina producida por las sustancias adictivas condiciona la repetición de la conducta de búsqueda y consumo de dichas sustancias (Leff P., et al 2000). 256

A pesar de compartir un mecanismo neurobiológico que las define como adictivas, las también llamadas drogas de abuso han sido clasificadas de forma convencional en legales e ilegales, así puede verse en las categorías establecidas en la más reciente Encuesta Nacional de Adicciones de 2008 (ENA 2008), esta categorización obedece a la histórica aceptación social y por lo tanto legal de sustancias como el alcohol y el tabaco, sin embargo, también está relacionada con la generación de fuertes sumas de capital pertenecientes a empresas, legalmente establecidas, como Phillip Morris por citar a una de las más grandes, por otra parte las llamadas drogas ilegales han sido categorizadas sin emplear criterios neurobiológicos o médicos, se trata de sustancias que en su proceso de produccióndistribución-venta, incurren en violación de normas o leyes establecidas de manera territorial y política. Si bien es totalmente cierto que las drogas ilegales generan graves daños a la salud individual y colectiva, las drogas legales también los generan y a escala masiva. La Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (INSP, 2009), señala que el 15.9% de la población mexicana mayor de 15 años es fumadora, de manera complementaria la Encuesta de Tabaquismo en Jóvenes (INSP, 2005-2006-2008), en estudiantes entre 13 y 15 años, encontró una prevalencia de consumo de tabaco entre 10.5 y 27.8%, además entre 8 y 15% de los estudiantes ha probado un cigarrillo antes de los 13 años de edad, por otra parte la ENA 2008 reportó una prevalencia de tabaquismo de 18.5% en la población de 12 a 65 años, además de una mayor prevalencia en zonas urbanas con 20.4%, en comparación con zonas rurales 11.3%. Distintos estudios científicos han demostrado la asociación entre el consumo de tabaco y una amplia gama de padecimientos como el cáncer pulmonar, enfisema y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En 2010 las principales enfermedades relacionadas con el tabaquismo en la población mexicana fueron la ruptura prematura de membranas 20.4%, seguida por las enfermedades isquémicas del corazón 20.3% y las cerebrovasculares 17.5% (Secretaría de Salud, 2012). Considerando los enormes costos en materia de salud provocados por las sustancias adictivas legales como el tabaco o el alcohol, sería necesario incrementar los programas para la prevención del consumo y tratamiento de los 257

consumidores, así como aumentar los impuestos

y la responsabilidad de las

empresas que producen estas sustancias, de tal manera que se pueda obtener el capital suficiente para prevención y tratamiento a partir de las ganancias de las mismas. La llamada “guerra contra el narcotráfico”, iniciativa calderonista inseguridad y que comenzó en junio de 2006 fue desarrollada argumentado incremento de la la violencia atribuidas al narcotráfico así como incremento del consumo de sustancias adictivas entre la población mexicana, de ahí que los objetivos lógicos fueran reducir la inseguridad, disminuir la violencia y disminuir el consumo de drogas, sin embargo esto no ha sucedido, así lo muestran los resultados de la ENA 2008,que indica que el consumo de drogas ilegales en la población de 12 a 65 años se incrementó de 4.6% a 5.2.% con respecto a los resultados del 2002, el consumo de drogas ilegales entre las mujeres de 12 a 65 años se duplico de 1% a 1.9%,mientras que en lo que respecta cada sustancia, el consumo de cannabis (mariguana) se incrementó de 3.5% a 4.2% y el consumo de cocaína se duplicó de 1.2% a 2,4%. De acuerdo con estos resultados no se cumplió el objetivo de reducir el consumo o la demanda de drogas ilegales, sin embargo quienes defienden la política beligerante de Calderón podrían argumentar que se trata de resultados correspondientes a 2008, sin embargo en junio de 2011 dio inicio la realización de la ENA 2011, se había anunciado que los resultados se darían a conocer a principios de 2012 pero esto se realizó parcialmente pues el titular de Comisión Nacional Contra las Adicciones Carlos Tena Tamayo se limitó a dar algunas cifras dentro del marco del Foro internacional sobre políticas de regulación del consumo de drogas organizado por la UNAM en abril del presente año (UNAM, 2012), dichas cifras fueron publicadas de manera confusa en notas periodísticas; es importante mencionar que la ENA anterior se realizó de abril a octubre de 2008 y los resultaros fueron dados a conocer ese mismo año, la versión impresa se terminó en junio de 2009 a pesar de que el tamaño de la muestra fue de 50 000 encuestados, mientras que aunque la ENA 2011 solo incluyó a 32 000 encuestados e inició hace más de un año y medio, actualmente ni siquiera se han dado a conocer públicamente y de manera oficial los resultados preliminares, de hacerse públicos antes de que 258

Calderón termine su administración, tendríamos más elementos para evaluar el resultado de mantenernos en un estado de sitio, de militarizar gran parte del territorio nacional, de tener miles de muertos, desplazados y familias desintegradas por la guerra, permitiría también valorar el impacto de las iniciativas en materia de prevención y tratamiento para adicciones, por ejemplo si son suficientes 323 centros “nueva vida” para un país de más de 100 millones de habitantes o que el gobierno federal erogue 16 pesos para guerra, por solo un peso para prevención y tratamiento. Las víctimas de la guerra calderonista, que a final de cuentas somos todos, debemos tener un papel determinante, en la toma de decisiones, así como en el diseño de las políticas de prevención para el consumo de sustancias adictivas y no solo ser un recuento de daños colaterales, o números presentados en las encuestas, nuestros muertos lo muestran y nuestro futuro así lo exige.

7. Mortalidad infantil
Uno de los principales indicadores de la calidad de los servicios de salud de un país es la mortalidad materna durante el embarazo o por problemas relacionados al mismo. Los objetivos del milenio de la OMS plantearon que para el 2015 la meta para México era llegar a 22.5 RRM (razón de mortalidad materna). Es claro que será imposible de cumplir puesto que en 2009 todavía estaba en 62.8 y en 2005 era de 65.2. La cifra nacional es distinta entre estados: en 2008 fue de 27 en Tlaxcala y en 2009 de 19.7 en Colima; mientras que en Oaxaca, Guerrero y Chiapas está entre 90 y 120 para ambos años. (Mariel Rouvier, 2011). Este aspecto es fundamental puesto que siguen muriendo mujeres en relación al parto en nuestro país. Esto habla de la realidad de nuestro sistema de salud, donde los pobres siguen siendo ignorados y mantenidos alejados de las prioridades nacionales.

8. Envejecimiento de la población

El envejecimiento de la población y la transición epidemiológica. Para el 2050 la cuarta parte de la población mexicana será parte del grupo de los adultos mayores y para el 2030 habrá más mayores de 60 años que menores de 15 como lo señala una cifra reciente del gobierno (La Jornada, 28/08/2012). El impacto que tendrá esta situación en nuestra sociedad y en el sistema de salud será enorme conforme vaya 259

avanzando el tiempo. Si observamos el panorama y asociamos la obesidad y sobrepeso que padece el 70% de adultos de nuestro país con el envejecimiento de la población y la predisposición a las enfermedades como la diabetes y la hipertensión, encontramos un futuro sombrío. La carga de enfermedades crónicas en el futuro será enorme y colapsara el sistema de salud. Esta situación se traducirá en el sufrimiento de millones de personas que ya experimentan en sus propios cuerpos el desdén y la indiferencia que tienen los responsables del sistema de salud de nuestro país. No se están realizando ni diseñando acciones efectivas para enfrentar el problema del envejecimiento. La prevención de enfermedades se ha quedado con la dinámica del siglo pasado en cuanto a prevención de enfermedades infecciosas y vacunación. Menciona el gobierno que ha conseguido empleo a los adultos mayores de mensajeros, empacadores, valet parking, y auxiliares y se jacta de ello, lo que demuestra su visión de una vejez exitosa trabajando en los supermercados sin seguridad social y con malos salarios, sin contratos.

9. Salud y cambio climático

Las acciones del gobierno federal son escasa y prácticamente nulas para enfrentar el problema del cambio climático en el país, el cual tendrá repercusiones muy serias en la salud de los habitantes del país. Dichos efectos ya se están presentando y como ejemplo están la terrible sequías del norte y las inundaciones en el sur. La pérdida de cosechas y la muerte de animales aumenta la pobreza y con ello la desnutrición Las sequías que se han presentado en el norte del país que han acabado con animales y cosechas serán más frecuentes debido a los efectos del cambio climático y en vez de aplicar medidas contundentes para atenuarlo al menos en nuestro país, reduciendo la destrucción de los entornos naturales, se sigue fomentando y protegiendo a las que destruyen los bosques, contaminan los suelos, ensucian el agua y el aire. Para ejemplificar lo anterior tenemos el hallazgo de un estudio reciente, el cual mostró que la calidad del aire en ciudades como el DF, Monterrey y Mexicali era de las peores del mundo y los índices permitidos por los gobiernos eran

260

violatorios si se comparaban con otros países del mundo. Todo ello con las consecuencias que se tienen en cuanto a la salud (La Jornada. 15/08/2012).

10. Muerte en las minas. Salud en el trabajo

Otro aspecto fundamental que se relaciona con la salud es la muerte de los mineros en el norte del país. Los responsables de las buenas condiciones de los entornos de trabajo incumplen sus deberes de velar por la seguridad de los trabajadores y permiten los trabajos en condiciones infrahumanas en los llamados pocitos del norte del país. Esto es lamentable puesto que en estos años nos hemos percatado en varias ocasiones de la pérdida de vidas humanas por las nulas condiciones de seguridad. La penosa cifra mortal es de más de 200 mineros muertos desde el año 2006 (Gómez, 2012). El gabinete del presidente prefiere dedicarse a otra cosa que a proteger la vida de los ciudadanos que les han delegado el mandato. ¿Por qué no se ha castigado de manera ejemplar a los responsables de esta negligencia? La impunidad y la muerte son los principales protagonistas de este sexenio.

11. Guarderías subrogadas

La muerte de los niños de la guardería ABC es otra de las situaciones más tristes que también se relacionan con la salud. La poca seguridad que impera en la mayoría de las guarderías subrogadas por el seguro social es un peligro constante y es solo cuestión de tiempo para que ocurra otro accidente de semejantes dimensiones. Niños quemados, con secuelas dermatológicas y pulmonares permanentes, familiares sumidos en la desesperación y la tristeza, además de los muertos son el resultado de lo que el gobierno ha convertido en un jugoso negocio de familiares y amigos, cuando la esencia del mismo es el cuidado y el desarrollo de nuestros niños para que tengan un buen futuro. Ningún responsable ha sido castigado hasta la fecha. (La Jornada, 06/06/2012)

12. Médicos en formación, médicos residentes y violación a los derechos humanos

Los médicos pasantes que se encuentran realizando su servicio social representan la fuerza de trabajo en la que se sustenta la atención médica en las zonas rurales y/o de alta marginalidad, de acuerdo con el proyecto de Norma Oficial referente a la 261

educación en salud y utilización de campos clínicos para la prestación del servicio social de pasantes de medicina u odontología (PROY-NOM-009-SSA3-2007), las actividades que debe desempeñar un médico pasante son:        Dar atención a los pacientes y a sus familiares con trato digno y respetuoso. Realizar actividades de educación para la salud y asistenciales en la comunidad. Participar en las actividades de prevención y atención a la salud establecidas en el Programa Nacional de Salud. Integrar expedientes clínicos de los pacientes que atienda, de acuerdo a la NOM-168-SSA1-1998, Del expediente clínico. Utilizar el sistema de referencia y contrarreferencia para el envío y recepción de pacientes. Con base en el cuadro básico de medicamentos prescribir a los pacientes por medio de una receta médica. Colaborar en la elaboración del informe estadístico para el Sistema de Información en Salud atendiendo a la Norma Oficial Mexicana NOM-040SSA2-2004, En materia de información en salud.  Entregar al término del servicio social la actualización del Diagnóstico de Salud de la Comunidad a su cargo. A diferencia de las unidades médicas de zonas rurales y/o marginadas, en las clínicas o unidades de medicina familiar urbanas existe personal (trabajadores sociales, epidemiólogos, personal de enfermería) que se encarga de realizar parte de actividades señaladas, en estas unidades el médico es responsable de las actividades de consulta externa, atención de urgencias y hospitalización, surge entonces la pregunta ¿Por qué en las unidades médicas rurales el médico pasante se encarga de múltiples actividades?, a decir de Romero Téllez la respuesta se desprende de la ausencia de recursos destinados para los servicios de atención primaria para la salud en zonas rurales y/o marginadas, pues el gasto federal destinado al sector salud es insuficiente para asignar médicos titulados y contratados, así como personal especializado para atender a los cerca de cuatro mil 262

centros de la Secretaria de Salud Federal (Romero-Téllez, 2003). Un médico pasante recibe una beca mensual cercana a los mil quinientos pesos, mientras que un médico de contrato recibe un sueldo mensual aproximado de quince a dieciocho mil pesos , una enfermera de nueve mil pesos y un trabajador social de ocho mil pesos (Secretaria de Salud Tabulador 2004). El estado mexicano reduce el costo de la atención primaria para la salud en zonas rurales y/o marginadas mediante la asignación del médicos pasantes, quienes cubren cerca de 97% de las unidades médicas correspondientes a estas zonas (Romero-Téllez, 2003), lo anterior es una muestra del desprecio del gobierno mexicano por el derecho a la salud de los habitantes más pobres de nuestro país, no por el hecho de asignar a médicos pasantes, sino porque estos asumen actividades polivalentes lo cual disminuye la calidad de los servicios. En nuestro país los médicos residentes o médicos especialistas en formación, son un ejemplo de explotación laboral o “esclavitud moderna”, habitualmente los médicos residentes laboran durante jornadas de ocho horas, más guardias que van de 16 a 24 horas, sin embargo, en algunas especialidades, principalmente del área quirúrgica, los especialistas en formación llegan a laborar hasta 36 horas consecutivas; estas jornadas excesivas derivan en privación crónica de sueño, alteraciones del estado de ánimo, agotamiento físico, disminución de la respuesta inmune y finalmente síndrome de desgaste, lo cual incrementa las probabilidades de error al desempeñar sus actividades (López-Morales et. al., 2007). A pesar de que la actual Ley Federal del Trabajo en su capítulo II, artículo 61, establece que la duración máxima de una jornada de trabajo es de 8 horas (Ley Federal del Trabajo 2012), el médico residente labora jornadas hasta 4.5 veces mayores, esto se debe, por un lado, al vacío legal que define al médico residente como una figura híbrida, de trabajador-estudiante, es decir, cuando se trata de derechos laborales la figura de estudiante se hace presente, mientras que cuando se trata de responsabilidades u obligaciones entra en escena la figura de trabajador. Otro factor determinante es la ausencia de especialistas contratados o médicos especialistas de base, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana para la organización y funcionamiento de las residencias médicas (NOM-090-SSA1-1994) “…la existencia 263

de médicos especialistas es una prioridad dentro del propio Sistema para la prestación de servicios de salud a la población mexicana, en cumplimiento del derecho constitucional de protección a la salud.”, sin embargo, durante los turnos vespertino y nocturno la usencia de médicos especialistas adscritos o de base obliga a los médicos residentes o especialistas en formación, a asumir responsabilidades sin la supervisión adecuada, lo cual además de poner en riesgo al paciente y al mismo residente, se contrapone con lo establecido en la Norma Oficial ya citada. Es importante mencionar que un médico especialista adscrito o de base recibe en promedio un sueldo mensual superior a los dieciocho mil pesos más prestaciones, mientras que un residente recibe una beca inferior a los once mil pesos (Tabulador IMSS 2007), de tal manera que si los médicos residentes asumen responsabilidades que deberían asumir los medios especialistas debido a la ausencia de personal, los residentes están representando en la vía de los hechos una disminución del gasto para la atención en salud, traducida en menos recursos empleados para salarios y prestaciones, aunado a esto, la atención hacia el paciente podría verse disminuida en calidad por las extenuantes jornadas a las que son sometidos los médicos residentes, además de que si bien son médicos titulados, los residentes aun continúan en proceso de formación como especialistas, por lo que la calidad de la atención médica en Hospitales de Alta Especialidad podría mejorar si se contratara a mas especialistas que además de asumir sus responsabilidades asistenciales, supervisaran el desempeño de los residentes, sin embargo esto no ha sucedido. En nuestro país el sistema para la formación de médicos especialistas, se ha jerarquizado y sustentado mediante la violencia, agresión intelectual e incluso física que condiciona que los médicos residentes en muchas ocasiones sean humillados, vejados o violentados (Consejo y Chapela 2005); la ejecución de medidas disciplinarias es el argumento para ejercer esta violencia, un ejemplo de ello son las guardias de castigo que de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana para la organización y funcionamiento de las residencias médicas (NOM-090-SSA1-1994), están prohibidas, al decir “guardias de castigo”, se hace referencia a jornadas laborales extra, que son asignadas debido a la comisión de algún error y algunas veces sin que 264

el error se comenta, basta tener una relación poco cordial con algún médico adscrito para recibir todo el peso de “la ley de la selva hospitalaria” (Cruz 2011), este sistema centrado en la violencia genera un nivel de estrés laboral que impacta en la salud de los residentes, entre los cuales existe mayor prevalencia de enfermedades físicas y mentales (Kuhn 2006), las autoridades del sistema de salud mexicano lo saben y no les importa que todo se mueva en torno al dolor de aquellos que quieren hacer su especialidad. Jornadas de 36 horas e inclusive más, castigos absurdos, estar sometido a las fluctuaciones anímicas o caprichos de los superiores, violación a sus derechos humanos, perdida de la dignidad son el precio que tienen que pagar por sus deseos de superación; en este sector el uso constante de amenazas con ser suspendidos o expulsados del sistema de residencias medicas, intimida a los especialistas en formación para organizarse y luchar por sus derechos, a pesar de ello tenemos ejemplos históricos de organización y lucha, como el que se dio en el Hospital Juárez Norte de la Secretaria de Salud en 2003, que culminó con la disminución, por lo menos temporal, del maltrato hacia los residentes y además consiguió mejorar e incrementar los recursos e infraestructura destinados a dicha sede hospitalaria ( Leal-Fernández, 2007), tal vez el ejemplo más emblemático sea el del movimiento médico de 1964-1965, en el cual los médicos residentes e internos lucharon por mejorar sus condiciones académicas, el monto de sus becas y mejorar la seguridad en el trabajo, aunque los objetivos de la lucha se alcanzaron de manera parcial, el resultado general implicó una mejoría significativa de las condiciones académicas y laborales de los médicos residentes (Pózas 1977, Archundia 2011). Actualmente en la Unidad Médica de Alta Especialidad, “La raza” perteneciente al IMSS, los médicos residentes han comenzado a organizarse, manteniendo la prudencia y precaución necesarias para evitar ser reprimidos, su asamblea se denomina “Residentes Unidos” y es posible que podamos observar un incremento en el impacto territorial de su movimiento (http://www.facebook.com/resistentes.unidos), una de las exigencias es la reinstalación de compañeros suspendidos por motivos médico-legales, así como recibir apoyo jurídico por parte de la institución, tal como lo indica la Norma Oficial 265

correspondiente (NOM-090-SSA1-1994), puesto que la responsabilidad legal de cada servicio (neurocirugía, cardiología, ginecología, etc.) recae no solo en el residente sino en el médico especialista adscrito o de base que funge como jefe de servicio y quien debería coordinar la supervisión de los médicos especialistas en formación.

13. Gasto en salud
Según la OCDE México es el país con el menor gasto destinado al sector salud, de acuerdo con las cifras correspondientes a 2010, el gasto en salud representó el 9,5% del PIB en promedio entre los países de miembros de la OCDE, mientras que México solo destinó el 6.2% del PIB y menos del 3% correspondió al gasto público (OCDE, 2010), en 2012 dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación la cámara de diputados aprobó asignar al sector salud un monto correspondiente a 2.8% del PIB (Reyes-Tepach, 2012); es necesario destacar que según datos del Banco Mundial el gasto en salud en proporción al PIB de nuestro país es menor comparado con otros países con mayor índice de pobreza como Republica del Congo 7.9%, Afganistan 7.6%, Costa Rica 10.9%, Guatemala 6.9%, Honduras 6.8%, Cuba 10.6%. (Banco Mundial, 2010). Los datos resultan aun más alarmantes cuando se compara el gasto expresado mediante el porcentaje del PIB que México destina a la salud, con países como Estados Unidos en donde destinan 17.6%, Holanda 12 %, Francia y Alemania 11.6 % (OCDE 2010). Porcentaje del PIB destinado a salud entre los países miembros de la OCDE en 2010

266

Tomado de Base de datos de la OCDE sobre la salud 2010

El escaso presupuesto asignado al sector salud no es algo nuevo, así lo muestra la siguiente tabla retrospectiva que compara los porcentajes del PIB en nuestro país con la media asignada por los países de la OCDE desde año 2000 al 2008. Gasto en Salud / PIB, 2000-2008

267

Tomado de . Evolución del Gasto en Salud Centro de Estudios de las Finanzas Públicas H. Cámara de Diputados LX Legislatura Pero, ¿qué importancia tiene el que México sea el país que asigna el menor presupuesto a la salud?, pues bien, un presupuesto deficiente en el ramo sanitario implica menor desarrollo de infraestructura como construcción de hospitales, equipos de diagnóstico (resonadores, tomógrafos, ultrasonógrafos, etc.), contratación de personal médico y paramédico, desarrollo de programas de prevención, compra de medicamentos entre otros, a pesar de ello, el gobierno calderonista derrocha recursos públicos para decir en los medios masivos de comunicación que su sexenio es “el sexenio de la salud” y es aquí en donde entra en escena el llamado seguro popular, ¿Cómo es posible que siendo el país que destina el menor porcentaje del PIB para el sector salud, podamos garantizar la “universalización” del acceso a los servicios de salud?, esto implicaría que “todos” los mexicanos pudiéramos acudir a Hospitales con suficiente personal calificado, suficientes recursos y abastecimiento de medicamentos, entonces Calderón pregona en la televisión que eso es el Seguro Popular, pero y ¿de dónde va a salir el dinero para todo eso? la respuesta está en el capital privado y en nuestros impuestos, de ahí que consideremos que se trata de un paso hacia la privatización del derecho a la salud. 268

Por otra parte existen investigaciones que plantean un importante vínculo entre la posibilidad de acceso a los servicios de salud y la mortalidad en una población, al comparar entre los países de altos ingresos y los de bajos ingresos, los primeros registran el 30,2 % de todos los fallecimientos en la franja de edades comprendidas entre 0 y 4 años, en comparación con el 0,9 % de los países de elevados ingresos, así mismo, los fallecimientos entre la población de 60 y más años supera el 75 % en los países de elevados ingresos, pero se sitúa en aproximadamente el 34 % en los de bajos ingresos (Deaton 2006), es decir, en los países pobres con acceso limitado a los servicios de salud nos morimos en la infancia y muchos de los que sobreviven no llegan a viejos, a menos de que pertenezcan a las elites que son dueñas del dinero. En 2007 el gasto en medicamentos en México representó 24% del gasto total en salud, es decir, 1.4% del PIB. El MSS concentra 47.9% del gasto público en medicamentos. Le siguen las instituciones que atienden a la población no asegurada (Secretaría de Salud Federal, Servicios Estatales de Salud e IMSS-Oportunidades), con 26.8%. Finalmente, el ISSSTE y PEMEX concentran 18.2 y 7% del gasto público en medicamentos, respectivamente, el volumen de medicamentos se encuentra dividido casi en partes iguales entre el sector público y el privado. Sin embargo el mercado privado está dominado por las medicinas de patente, mientras que en el público predominan los medicamentos genéricos. Esto explica la gran diferencia en el gasto en ambos sectores. En 2008, alrededor de 86% de los medicamentos que se consumieron en el país se produjeron localmente y el resto se importó (GómezDantés O et al., 2011). El gasto de bolsillo es lo que paga la gente directamente de sus recursos. Dicho gasto en el año del 2007 fue 56% mayor al gasto total del gobierno en salud. Este gasto de bolsillo causa gastos catastróficos y empobrecimiento. Del año 2004 al 2008, 1.8 millones de hogares se vieron enfrentados a un gasto catastrófico. (Gómez-Dantés O et al., 2011)

269

14. Infraestructura en salud

México presenta un atraso en cuanto a infraestructura médica, se pretende hacer creer que el Seguro Popular es la solución a los problemas de salud de la población pero utiliza la misma la infraestructura con la que cuenta la Secretaria de Salud, la cual es insuficiente para cubrir las necesidades de salud de la población.  En nuestro país hay 23 858 unidades de salud (2007), sin incluir a los consultorios del sector privado; 4 354 son hospitales y el resto unidades de consulta ambulatoria. (Gómez-Dantés O et al., 2011)  Del total de hospitales, 1 182 son públicos y 3 172 privados. (Gómez-Dantés O et al., 2011)  Del total de hospitales públicos, 718 atienden a la población sin seguridad social y el resto a la población con seguridad social. (Gómez-Dantés O et al., 2011)  En cuanto a las camas hospitalarias, el sector público tiene 79 643 camas (2007). Esto da una razón de 0.75 camas por 1000 habitantes, menor a la recomendada por la OMS (una cama por 1000 habitantes). (Gómez-Dantés O et al., 2011)  En el rubro de equipo de alta especialidad México cuenta con 3.4 Tomografos por millón de habitantes. La razón promedio en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es de 20.6 tomógrafos por millón de habitantes. (Gómez-Dantés O et al., 2011)  El país tiene 1.5 equipos de resonancia magnética por millón de habitantes, cifra menor al promedio de los países de la OCDE, que es de 9.8 por millón de habitantes. (Gómez-Dantés O et al., 2011)  En nuestra nación hay 267 mastógrafos en el sector público, lo que significa que hay 9.3 por cada millón de mujeres mayores de 25 años. Estos aparatos realizan un promedio de 4.5 mamografías por cada millón de habitantes. El 270

promedio de estas últimas en los países de la OCDE es de 19.9 por millón de habitantes. (Gómez-Dantés O et al., 2011)  México presenta un faltante de médicos y enfermeras. La tasa de médicos por 1000 habitantes a nivel nacional es de 1.85, menor al promedio de los países miembros de la OCDE (3.0). Ejemplo de lo anterior es Argentina (3.0) y Uruguay (3.7) (Gómez-Dantés O et al., 2011). Lo expuesto con anterioridad muestra que el gobierno de Felipe calderón Hinojosa no ha adquirido la infraestructura necesaria para resolver los problemas de salud de nuestra nación y ha pasado por alto los mandatos constitucionales que le obligan a defender el derecho a la salud que tenemos los mexicanos. Sin embargo, consideramos que con los recursos económicos y humanos disponibles en el país, podríamos tener indicadores de salud comparables a los de países altamente desarrollados, pero esto depende de una adecuada distribución de recursos, dando mayor presupuesto a las iniciativas de tipo. Pensamos que nuestra gente no debería sufrir los estragos de la obesidad y las enfermedades crónicas, ni del tabaquismo y alcoholismo, ni la drogadicción, sabemos que esto no depende únicamente de factores individuales, biológicos o genéticos, ni solo de aspectos psicológicos como la fuerza de voluntad o la presencia de hábitos saludables, pues consideramos que el proceso de salud-enfermedad, también es resultado de determinantes sociales como la pobreza, ignorancia, injusticia , corrupción, la falta de repartición de la riqueza, de la destrucción de los entornos naturales, del abandono del campo, de la migración por la pobreza, de la falta de oportunidades de desarrollo académico y trabajo digno para los jóvenes, de los malos salarios, de los deficientes servicios de salud, del desmantelamiento de la seguridad social, del descuido hacia instituciones como el IMSS e ISSSTE. Conocemos las instituciones, sabemos que la gente está descontenta, que se queja de los malos servicios los hospitales públicos, que se siente impotente ante sus enfermedades y a pesar de ello continúa luchando día a día.

271

El gobierno esconde el descontento bajo encuestas amañadas, bajo indicadores de satisfacción que son falsos y lo sabemos porque hemos estado en el lugar donde se hacen. Sabemos que los pacientes se sienten insatisfechos e ignorados con los 10 o 15 minutos que les puede dar el médico familiar debido a la ausencia de personal y al incremento de la demanda del servicio, de la discriminación a los adultos mayores, la falta de insumos y medicinas, del maltrato, indiferencia y deprecio que el sistema neoliberal ejerce sobre los enfermos pobres, a quienes puede dejar morir ya que su vida y su salud no son consideradas de importancia a menos que puedan representar una “ventana de oportunidad” para el desarrollo macroeconómico, claro este desarrollo solo se ve reflejado en la vida de ese 1% de la población que corresponde a los dueños del dinero, si eres un pobre mas, este sistema solo te ofrece el olvido y el desprecio. Un sistema de salud que no considera a los “nadie”, que no los ve, que desprecia e ignora a los que producen la riqueza, que genera simulaciones para atender sus problemas de salud, un ejemplo es el seguro popular que es un seguro miserable para los miserables, sin embargo, a los miserables aun nos queda la rabia, la indignación, la capacidad de interpelación y organización, quienes no tenemos nada más que nuestra pobreza y nuestra enfermedad, debemos recordar que también tenemos la esperanza, la lucha… la revolución.

Sección II: Reformas neoliberales al sistema de salud A partir de la década de los ochentas, los organismos financieros internacionales, en respuesta a las crisis económicas, empiezan a exigir a los países en desarrollo la implementación de una serie de medidas encaminadas a disminuir la participación de los gobiernos en el llamado estado de bienestar, dando mayor apertura a los capitales privados privilegiando las leyes de Mercado. Estas medidas, las llamadas reformas neoliberales, se empezaron aplicar en todos los ámbitos de las políticas públicas, entre ellas el sector salud. En 1993 el Banco Mundial en su informe Invertir en Salud, establece que los sistemas de salud financiados por el sector publico son entidades poco eficientes y costosas en comparación con el sector privado. Por lo tanto solo le corresponde al gobierno hacerse cargo de: a) la producción de los bienes públicos en sentido restrictivo; b) algunas acciones dirigidas al individuo con 272

grandes externalidades, o sea, que implican beneficios colectivos más allá del individuo atendido; c) medidas regulatorias y de información para contrarrestar las imperfecciones del mercado y d) algunas acciones con alto rendimiento costobeneficio para aliviar la pobreza crítica (Banco Mundial, 1993). Como se puede observar, el papel del estado, cambiaria de ser el principal garante del derecho a la salud, a un mero observador y regulador del mercado de la salud- Se ve también como se define desde entonces el concepto de paquete de servicios básicos que el estado tendría que garantizar bajo un enfoque de costo beneficio, y todo aquello que quede fuera del paquete, tendrá que ser costeado por los usuarios. Siguiendo con la ideología neoliberal, el Banco Mundial propone la privatización de los servicios, su descentralización, la separación de las funciones de financiación y provisión, y la universalización del acceso a un paquete de servicios mínimos que cada país debe definir de acuerdo con sus recursos y estudios de eficiencia en función de los costos. (Homedes N, 2005) Bajo esta perspectiva empieza la llamada “reforma del estado en sus vertientes económica, política y social puede conceptualizarse como el nuevo arreglo institucional estatal correspondiente a la reorganización integral de la sociedad regida por la expansión global de la economía de libre mercado. La reforma del estado tiene como propósito fundamental reducir la acción estatal en distintos ámbitos para “liberar” las fuerzas del mercado sin que ello ponga en entredicho el nuevo orden social. Dicho de otro modo debe impulsar la acumulación capitalista sin menoscabo de su papel de legitimación; tarea llena de contradicciones que se refleja en vaivenes de esta reforma.” (Laurell, 2011) En México bajo esta reforma del estado, en la década de los ochentas, se creó la Coordinación de los Servicios de Salud de la Presidencia de la República, que recibió la encomienda de determinar los elementos técnicos, financieros, jurídicos y administrativos de los servicios públicos de salud a fin de integrarlos en un sistema nacional de salud que diera cobertura a toda la población realizándose las siguientes estrategias.

273

Las estrategias macro de la coordinación hacen referencia a la sectorización, la descentralización, la coordinación intersectorial de los servicios, la participación comunitaria, así como la modernización de la Secretaría de Salubridad y Asistencia (Soberón-Acevedo G, et al., 2007). Estrategias Micro: estudio y racionalización del financiamiento de la salud, de la investigación en salud, de la formación de recursos humanos para la salud, de la información en salud, y de los insumos para la salud (Soberón-Acevedo G, et al., 2007). Estas estructuras y estrategias fueron las encargadas de implementar estas políticas neoliberales en nuestro país. Como producto de estas políticas, se llevo a cabo el proceso de descentralización de los servicios de la Secretaria de Salud en dos etapas la primera de 1983 a 1988 y la segunda de 1994 a la fecha (Homedes, Ugalde, 2005). Estudios realizados en diferentes estados han documentado que esta descentralización ha aumentado la inequidad. Así que el estado que tiene la asignación de fondos más alta para la salud tiene un gasto per capita 156 veces mayor que el que tiene la menor asignación (González, 2003). Así estas medidas aumentaron las brechas entre estados ricos y estados pobres. A partir de estas épocas el gobierno federal comenzó a debilitar sistemáticamente las instituciones de seguridad social. El creciente desempleo, el empleo precario y la depresión drástica de los salarios minaron las bases mismas de las instituciones de la seguridad social e hicieron crecer aceleradamente la población sin acceso a los servicios de salud. A mediados y finales de la década de los noventas, continúan con la implementación de reformas, teniendo su turno el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el documento México: Health System Reform (BM 1998), se delinearon las transformaciones que se realizarían a la institución a cambio de préstamos. En estos documentos se establecía pasar de la cuota de proporcional al salario a la cuota uniforme para los patrones (medida que se piensa exacerbar en este sexenio, porque ya se ha propuesto la eliminación de las cuotas obrero patronales), promover la reversión de cuotas e introducir el Seguro de Salud para la familia (que sería el paquete básico de servicios establecido para el IMSS, como paso intermedio 274

a su privatización). Así en este documento-convenio se exponen los pasos del tránsito de un sistema público y solidario a otro mercantil e individualizado (Laurell, 1998) Con la disminución de los recursos financieros, la utilización de sus fondos en otras áreas fuera de sus fines propios, la corrupción, la burocratización, la saturación del sistema y el despilfarro en la administración, bajo la mirada indiferente y cómplice de las autoridades, afectaron de manera importante la integridad de los servicios de la seguridad social publica, Lo que ha generado a que existan problemas estructurales del sistema de salud: Sistemas desfinanciados, fragmentados y segmentados. Teniendo carencias de recursos físicos y humanos que además están mal distribuidos geográfica y socialmente; y con un sector privado en aumento que sigue creciendo en los intersticios del dañado tejido público de salud y con diversos subsidios públicos. (Guerrero, Almazan, 2012) En este contexto, con la llegada de los gobiernos panistas, se implementa el llamado Seguro Popular (SP), cuya propaganda señala que seria el vehículo para canalizar más recursos financieros para la atención de la población sin seguridad social, pero ha resultado con varias limitaciones, así los nuevos recursos financieros autorizados apenas alcanzan la mitad de la cantidad calculada en el costo del paquete amparado, hay un subejercicio de los recursos autorizados y las revisiones realizadas por la auditoria superior de la federación han demostrado repetidamente la corrupción en el manejo de los recursos. La continua propaganda del Seguro Popular, ha servido parar crear la idea de que la solución a los problemas de salud está en este programa. La gente se confunde cuando, de forma repetitiva, en spots de radio y televisión se difunde que se alcanza la cobertura universal. Lo que la mayoría traduce en que se garantiza la protección total ante cualquier problema médico. El término de cobertura universal significa únicamente que todas las personas de nuestro país tienen un servicio médico. Pero eso no quiere decir que cubra todas las enfermedades. El Seguro Popular es un paquete de servicios que no cubren el total de enfermedades de las que comúnmente padecen los mexicanos, ni el total de estudios de diagnostico, ni medicamentos, ni cirugías. La cobertura del 275

Seguro Popular es limitada y aunque llegara a ser universal, si la persona sufre una enfermedad que no esté dentro del paquete de salud, tendrá que cubrir los gastos en su totalidad de sus necesidades médicas. (Guerrero, Almazan, 2012) Según el Catalogo Único de Servicios de Salud (CAUSES, 2010), esta política de salud sólo cubre 275 intervenciones, clasificadas en conglomerados: salud pública, urgencias, consulta de medicina general, familiar y de especialidad, cirugía general, hospitalización y odontología. Dentro de ellas se incluye de manera tramposa la vacunación que se aplica desde siempre de manera habitual. (Guerrero, Almazan, 2012) Se incluyen la mayoría de enfermedades que tienen un manejo sencillo y de bajo costo, que en muchos lugares en el pasado se atendían por parte de la SSA de forma libre. Por ejemplo si alguna persona con Seguro Popular padece de varicela, enfermedad bastante común, tiene derecho a dos medicamentos y a la consulta médica. Pero en el caso raro, de que se tenga una forma complicada de la misma enfermedad, y se necesite atención médica de mayor complejidad, lo que implica evaluación de especialidad e intervenciones más complejas, el enfermo deberá de cubrir los gastos médicos, de hospitalización, de diagnostico y tratamiento puesto que el Seguro Popular no los cubre. Las enfermedades cardiacas por isquemia coronaria (infartos), no son atendidas en sus formas crónicas, sino sólo en formas agudas de urgencia, siendo la cardiopatía isquémica la segunda causa de muerte en nuestro país. La enfermedad vascular cerebral, tercera causa de muerte en México, no es contemplada en el CAUSES 2010 ni para atención de urgencia, ni para consulta de medicina general, familiar o especialidad. No se entiende entonces cómo el Seguro Popular busca mejorar las condiciones de salud de la población si no enfrenta frontalmente las principales afecciones que causan muerte y discapacidad a los mexicanos. (Guerrero, Almazan, 2012) En 2006, solo 50% de las entidades federativas presentaron altos niveles de surtimiento completo de recetas (≥ 90%) entre los afiliados al SPS. Únicamente cuatro estados siguen presentando niveles de surtimiento considerados como muy bajos (≤ 69%). El mayor problema en el surtimiento completo de recetas a los afiliados al SPS se encuentra en los hospitales, ya que sólo 44% de los usuarios que 276

recibieron una prescripción en los hospitales de los SESA en 2006 obtuvieron el surtimiento completo de sus recetas. Entre los no afiliados este porcentaje fue todavía más bajo (18.5%). Este hallazgo obliga a revisar integralmente la política de medicamentos del SPS, que ha privilegiado la inclusión de claves de alta prescripción pero muy bajo costo unitario en los servicios ambulatorios, a expensas de medicamentos de costo más alto y mayor eficacia terapéutica en la atención hospitalaria, siendo estos últimos los de mayor impacto en la economía de los hogares (Garrido-Latorre F et al., 2008). Uno de los problemas del seguro popular es que no asegura el acceso a los servicios amparados, ocurre así, porque los recursos físicos y humanos son insuficientes y tienen una distribución geográfica desigual y son inexistentes en las regiones más pobres. El Seguro Popular tampoco impulsa la promoción de la salud ni la prevención de enfermedades como herramienta principal. Del total de las acciones del CAUSES 2010 solo solamente 24 están dentro del ámbito de la salud pública y la medicina preventiva. Entonces, si sumamos un seguro de salud con cobertura incompleta a la mala calidad en la atención, inequidad, corrupción y desintegración de la seguridad social publica; se nos pinta un panorama muy oscuro. El Seguro Popular es la punta de lanza para la privatización y segmentación del sistema de salud de nuestro país. La infraestructura de las instituciones de seguridad social será fragmentadas y puesta en competencia ante las instituciones privadas en busca del subsidio que seguirá a los pacientes de forma individual. Las autoridades sanitarias ya promueven que los estados contraten en el sector privado servicios médicos cubiertos por el SP y que los beneficiarios de ese seguro puedan acceder a los servicios de salud que deseen, ya sea del sector privado, del público o de la seguridad social. Es decir se esta promoviendo el pluralismo estructurado o la competencia regulada de los servicios de salud (Homedes, Ugalde 2005) Esta reforma en marcha apunta a la culminación del pluralismo estructural, que consiste en integrar un sistema único de salud y desintegrar los grandes institutos de salud. Este sistema sería financiado por recursos fiscales mediante un nuevo impuesto y los patrones dejarían de contribuir. 277

Para ello, se han trazado tres líneas de actuación: 1. Portabilidad del seguro médico entre las instituciones públicas y privadas, entendiéndose con ello, que cualquier seguro sea SP, IMSS, ISSSTE o uno privado puede amparar los servicios prestados en las instituciones públicas o privadas, esto es posible mediante un paquete de servicios cubiertos, lo que a su vez presupone el costeo del paquete y la fijación de las formas de pago. 2. La convergencia de los servicios de salud, se refiere a protocolos de tratamiento que deben de ser seguidos por todos los prestadores y el pago al prestador se hace sobre la base del costeo previo de estos protocolos. 3. El desarrollo del mercado de salud, es la inclusión de los servicios privados está en marcha por vía de la subrogación y compra de servicios. La política de desarrollo en mercado de salud no deja lugar a dudas sobre la intención mercantilizadora y privatizadora de la fase culminante de la fase de salud. Es de señalar que existen abundantes evidencias de que la libre competencia entre prestadores públicos y privados no es tal ya que ocurre en diferentes condiciones entre el sector público y conlleva a su debilitamiento. La pérdida de prestaciones de los derechohabientes es evidente si esto ocurriera. Los servicios no incluidos en el paquete básico, solo podría financiarse mediante un seguro adicional público o privado, o cobrándolos directamente al paciente, esto prefigura la apertura al sector privado de la administración de los fondos de salud y su intermediación en la compra y venta de servicios. Es evidente que se ha desacreditado a las instituciones públicas de salud frente a la población, que se ha visto obligada a buscar servicios médicos privados en perjuicio de su economía familiar. Todo ello se encamina a preparar la privatización de la salud, basándose en el argumento de que la iniciativa privada administra mejor y es la única manera de mantener los servicios de forma adecuada y sanear la viciada estructura. Además, se pretende imponer el contexto de transformar el derecho universal de la salud en una mercancía intercambiable, ajustada a las necesidades de un 278

mercado, que puede generar fuertes ingresos económicos. En suma, se busca que el bienestar humano pase a segundo plano después de la ganancia económica. La subrogación y la concesión de servicio a los particulares es otra forma de privatización de la salud con efectos negativos, tanto por el costo como por la calidad, pero lo que es mas grave aun por el costo de vidas como sucedió en hechos del incendio de la Guardería ABC, donde perdieron la vida 49 niños y 101 resultaron lesionados sin que hasta la fecha se tengan responsables. Se ha privilegiado la subrogación y el outsourcing a privados que a la inversión en infraestructura y creación de fuentes laborales dignas. La transferencia de centros recreativos, servicios auxiliares de diagnóstico y guarderías constituye el enriquecimiento de terceros en el manejo de prestaciones y servicios que el Estado está obligado a otorgar. Este proceso ya está en marcha, recientemente el 15 de junio del presente año, Felipe Calderón firmo el Convenio para el Intercambio de Servicios de Salud en Baja California Sur, que es el proyecto piloto de la portabilidad. Así estas administraciones panistas han dejado el camino propicio para la privatización de la salud. Es por eso que los poderes facticos estaban tan interesados en consumar la imposición, para poder continuar con sus reformas estructurales y seguir acumulando riqueza a costa de la mayoría de los mexicanos. En suma, en el proceso de reforma del estado, se han profundizado las contradicciones en detrimento del pueblo de México, quitando cada vez más la responsabilidad del estado en garantizar los derechos y bienestar de la población, sobre todo de los sectores más vulnerables. Dentro de estos derechos, la salud no ha escapado a la voracidad de la economía de mercado. Desde la década de los 80´s se han implementado una serie de medidas que han buscado desestructurar las instituciones públicas de salud, algunas de ellas no se lograron gracias a las resistencias y luchas del pueblo mexicano y sus trabajadores de la salud como en el IMSS. Pero lamentablemente, el gran capital y los organismos financieros internacionales no han quitado el dedo del renglón y de forma más sutil pero paulatina han continuado el debilitamiento de nuestras instituciones de salud. Las reformas al IMSS a finales de los 90, el desfinanciamiento y desprestigio del que ha 279

sido objeto, la excesiva demanda y prácticamente nulo crecimiento de la infraestructura, la estrategia de subrogación y contratación de servicio privados son las pautas que han marcado el camino a la privatización de esta gran institución que surgió como producto de la lucha revolucionaria y para beneficio de la clase trabajadora. La fallida estrategia de descentralización de los servicios de salud, que ha fomentado mas la desigualdad entre las regiones del país y que ha favorecido la corrupción de autoridades locales, sin la adecuación de los programas de salud a las necesidades reales de la población, han generado un sector fragmentado y débil, haciendo más factible el proceso de privatización. En este sexenio se ha cimentado el camino de la privatización de la salud, con el fortalecimiento del seguro popular, ya que este paquete de servicios básicos, que no cubre de forma real las demandas de salud de nuestra población, no cuenta con la infraestructura suficiente para ello, es la puerta de entrada para la apertura del sector a los prestadores privados. Ya establecido este paquete básico de servicios, el siguiente paso que se está dando, es la “universalización “ , algo que se escucha en el discurso como positivo, pero lo único que busca es reducir las prestaciones de las que hoy gozan los derechohabientes de la seguridad social, buscan pues universalizar la precariedad. Así, la imposición de Peña Nieto busca culminar la obra que iniciaron las administraciones panistas, convirtiendo nuestro derecho a la salud en una mercancía.

Conclusiones Nuestra lucha es a favor de la salud, la justicia, la libertad y la democracia. Ello, porque estamos seguros de que son el único camino para brindarle una vida digna a todos los habitantes de nuestro país. Con base en lo anterior, es nuestra responsabilidad denunciar lo que ha sucedido en el sexenio del presidente ilegítimo Calderón, lapso de tiempo en el cual consideramos que el mal gobierno ha demostrado un desprecio rotundo por la vida de nuestros conciudadanos. El actual gobierno ha incumplido el mandato constitucional de garantizar el derecho a la Salud, consagrado en el artículo cuarto de nuestra Carta Magna y el correspondiente al artículo 123 que establece que los salarios mínimos generales 280

deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos. La salud, entonces, no es un área que deba ser dejada a la deriva o la suerte, cuidarla, es el mandato supremo de nuestra sociedad y no admite ninguna excepción. Bajo la ideología neoliberal que ha demostrado ineptitud al ser una de las principales causas de la crisis del 2009, le brinda continuidad al proceso de privatización del sistema de salud mexicano, y es por ello que junto con Zedillo y Fox, Calderón permitió y fomentó el desmantelamiento y desfinanciamiento del IMSS e ISSSTE. También, se ha cimentado el camino de la privatización de la salud, con el fortalecimiento del llamado Seguro Popular, no siendo otra cosa que un paquete de servicios básicos, debido a que no cubre de forma real las demandas de salud de nuestra población porque debido a que no cuenta con la infraestructura suficiente para ello, abriendo la puerta a los prestadores privados. Ya establecido este paquete básico de servicios, el siguiente paso es la “universalización”, que busca reducir las prestaciones que hoy gozan los derechohabientes de la seguridad social, entendiéndose como una universalización de la precariedad. Así, señalar los principales problemas que aquejan a nuestra nación, nos servirá para mostrar el estado de cosas que impera bajo el gobierno de la derecha. Como puntos de importancia se hallan la obesidad y las enfermedades conjuntas tales como la diabetes, la hipertensión arterial sistémica y sus complicaciones, las muertes por violencia que tanto han dañado a nuestra población desde la “guerra contra el narco”. De igual manera la desnutrición y los problemas que le acompañan principalmente en los niños y las poblaciones indígenas. Otro punto es el de la mortalidad materna durante el embarazo que está lejos de alcanzar las metas del milenio que propone la ONU. Por otra parte tenemos el caso de la subrogación y la concesión de servicios a particulares con efectos negativos como fue el el caso de la guardería ABC, donde perecieron 49 niños y 101 resultaron lesionados sin que hasta la fecha haya responsables.

281

La destrucción de nuestros entornos naturales acarrea serios problemas de salud que tienen que ver con la disposición y acceso al agua potable, la desnutrición, males respiratorios por la pésima calidad del aire y existe, también, un descuido en la seguridad alimentaria del país como lo demuestra la reciente importación de maíz de África, y de huevo de varias partes del mundo (con su crisis actual), el sometimiento a la industria alimenticia y la nula regulación en los medios masivos de comunicación en materia de alimentos chatarra. Señalamos que los médicos, residentes, pasantes e internos en este sexenio son ejemplos de las nuevas formas de organización del trabajo a quienes se les impone una amplia flexibilidad en los horarios, largas jornadas laborales, cargas intensas de trabajo, polivalencia y con responsabilidades que en la vía de los hechos deben asumir por la falta de médicos de base. Son la fuerza laboral en que se funda la atención médica en los 3 niveles de atención tanto en el campo como en la ciudad. De ésta manera, la imposición de Enrique Peña Nieto busca culminar la obra que iniciaron las administraciones panistas, beneficiando a la iniciativa privada a través de fondos públicos en detrimento del bienestar de la población en lugar de fortalecer las instituciones de salud que ya se tienen.. Finalmente, nos manifestamos por un sistema de salud de acceso a toda la población sin limitación alguna, que contemple todas las enfermedades, que sea de calidad, efectivo, basado en la prevención y promoción de la salud. Un sistema sanitario que verdaderamente atienda las enfermedades crónico-degenerativas y no las convierta en motivo de lucro. ¡Por la defensa del derecho a la salud para todos #Yosoy132!

Referencias-Salud
  En la Jornada. ABC: trienio de la impunidad. Recuperado el 25 de Agosto de 2012: http://www.jornada.unam.mx/2012/06/06/edito Almazan S, Guerrero J, et al. El seguro popular la farsa de la salud, la privatización paulatina de los servicios médicos. Revista Consideraciones. 2012

282

  

Archundia-García A. El movimiento médico en 1964-1965. Revista de Especialidades Médico-Quirúrgicas 16:1;28-31 2011 Ávila Curiel, Abelardo y Shamah Levy, Teresa (2005), México ante los desafíos de desarrollo del milenio, Segob, CONAPO, pp. 99-126 Banco Mundial. Gasto en salud, total (% del PIB). Recuperado el 25 de Agosto de 2012: http://datos.bancomundial.org/indicador/SH.XPD.TOTL.ZS el 18 de agosto del 2012. Banco Mundial. Informe sobre el desarrollo mundial 1993, Invertir en salud, Washington DC, 1993. H. Cámara de Diputados LX Legislatura. Evolución del Gasto en Salud. Centro de Estudios de las Finanzas Públicas. Recuperado el 25 de Agosto de 2012: http://www.cefp.gob.mx/intr/edocumentos/pdf/cefp/cefp1032007.pdf Calvillo, Alejandro. Solo en México. Recuperado el 25 de Agosto de 2012: http://www.sinembargo.mx/opinion/14-08-2012/8835. El 18 de agosto del 2012. Consejo Nacional de Población (2006). Comunicado de prensa 34 / 06. Viernes 11 de agosto de 2006. México, DF: CONAPO Consejo y Chapela C., Viesca-Treviño C. (2005). Ética y poder: formación de residentes e internos. Rev Med IMSS. 43 (1): 1-3. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/fed/9/5.htm?s= El Arsenal. Aumenta las cifras de embarazos en mujeres adolescentes entre 14 y 19 años de edad. 11/10/2011 Gobierno Federal México. Plan Nacional de Desarrollo 2007- 2012. Gómez-Dantés O, Sesma, S., Becerril, VM, Knaul, FM, Arreola, H, Frenk, J. (2011). Sistema de salud de México. Salud Publica Mex53 supl 2:S220-S232. González P. (2003). Federalismo en salud y reforma financiera en México. En: Foro de Federaciones (Ottawa) e Instituto Nacional para el Federalismo y Desarrollo Municipal, eds. México, D.F. Instituto Nacional para el Federalismo y Desarrollo Municipal

 

      

283

Cruz-Martínez A. Residentes del Inper, expuestos a hostigamiento de médicos. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.jornada.unam.mx/2011/10/31/sociedad/036n1soc Deaton, Angus (2006). Conferencia Anual del IMIE, Instituto Mundial para la Investigación sobre la Economía (IMIE). Universidad de las Naciones Unidas, Helsinki. Degenhardt, L., Chiu, W.T., Sampson, N., Kessler, R.C., Anthony, J.C., Angermeyer, M., Bruffaerts, R., de Girolamo, G., Gureje, O., Huang, Y., Karam, A., Kostyuchenko, S., Lepine, J.P., Medina-Mora, ME, Neumark, Y., Ormel, J., Pinto-Meza, A., Posada-Villa, J., Stein, D.J., Takeshima, T., Wells, J..E (2008). “Toward a global view of alcohol, tobacco, cannabis, and cocaine use: Findings from the WHO World Mental Health Surveys. PloS Medicine, 5(7), e141”. Dirección General de Producción Financiera, Programas de acción de la Secretaria de Salud, México SSA. “Encuesta global de tabaquismo en adultos 2009”, México. Recuperado el 25 de agosto de 2012:http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/pie/GATS_2009.pdf Gomez Urrutia. Guerra de exterminio contra los mineros En La Jornada, 2012. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.jornada.unam.mx/2012/08/16/opinion/020a1pol. El 20 de agosto del 2012. Homedes N, Ugalde A. (2005) Las reformas de salud neoliberales en América Latina: Una visión crítica a través de dos estudios de caso. Rev Panam Salud Publica/Pan Am J Public Health 17(3) IEMS -OMS. Informe sobre el sistema de salud mental en México 2011. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.inprf.gob.mx/opencms/export/sites/INPRFM Instituto Nacional de Salud Publica. Encuesta de tabaquismo en jóvenes en México, analisis descriptivo 2003-2005-2006-2008. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.insp.mx/images/stories/Produccion/pdf/100722_cp10.pdf Instituto Nacional de Salud Pública. Encuesta Nacional de Adicciones 2008. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/ena08/ENA08_NACIONAL.pdf 284

 

Kuhn I. (2006). Síndrome de desgaste profesional. Frecuencia, factores de riesgo y comorbilidad en residentes de un hospital de tercer nivel. Tesis de la especialidad de Pediatría. Hospital Infantil de México Federico Gómez. México: febrero. Laurell A. (2011). Dos décadas de reformas de salud, una evaluación critica. Séptimo Congreso Internacional de Salud Pública. Laurell A. (1988) El Banco Mundial en la reforma de los servicios Médicos del IMSS. Salud Problema. Año 3 Num 4 Laurell A. La salud: de derecho social a mercancía. Nuevas Tendencias y alternativas en el sector salud. Fundación Friedrich Ebert CNN México. La versión reducida del programa antichatarra entra en vigor en las aulas. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://mexico.cnn.com/nacional/2011/01/10/la-version-reducida-delprograma-antichatarra-entra-en-vigor-en-las-aulas Leff, Philippe ; Morales, Aline ; Calva, Juan Carlos ; Medécigo, Mayra ; Acevedo, Rodolfo ; Valdez, Armando ; Lima, Carlos ; Antón, Benito. “Neurobiology of addiction: neuroanatomical, neurochemical, molecular and genetic aspects of morphine and cocaine addiction”. Parts I-II-III. Salud Mental. vol. 23 (5.): 47-57, Octubre, 2000 Ley Federal del Trabajo (2012). Última reforma publicada DOF 09-04-2012. México López-Morales A, González-Velázquez F, Morales-Guzmán MI, EspinozaMartínez CE. (2007). Síndrome de Burnout en residentes con jornadas laboralesprolongadas. Rev Med Inst Mex Seguro Soc.45:233-42 Martínez, Rodrigo y Andrés Fernández (2006). Desnutrición infantil crónica en América Latina y el Caribe. Desafíos. Boletín de la Infancia y la Adolescencia sobre el Avance en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, número 2, abril 2006. Medina-Mora, M.-E., Borges, G., Lara, C., Benjet, C., Blanco, J., Fleiz, C., Villatoro, J., Rojas, E., Zambrano, J., Casanova, L., Aguilar-Gaxiola, S. (2003). Prevalence of mental disorders and use of services: Results from the Mexican National Survey of Psychiatric Epidemiology. Salud Mental, 26,(4) 1-16.

   

 

285

Medina-Mora ME, Borges G, Lara C, Benjet C, Blanco Jaimes J, Fleiz C, et al. (2003). Mexican National Comorbidity Survey (NCS-Mexico): an overview of desing and field procedures. World Health Organization's (WHO) World Mental Health Surveys Initiative. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.hcp.med.harvard.edu/wmh/WMH%20Country%20Reports.htm Meléndez, G. (2010). "Con desnutrición crónica 1.8 millones de cinco años: Funsalud". En Proceso, Recuperado el 25 de agosto de 2012. http://www.proceso.com.mx/?p=105804 La Jornada, Mexicali, Monterrey y el Valle de México, de los más contaminantes. Recuperado el 25 de agosto de 2012 http://www.jornada.unam.mx/2012/08/15/sociedad/047n1soc La Jornada, México envejece, en 2030 habrá más mayores de 60 que menores de 15: Inapam, Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2012/08/28/153919709-mexicoenvejece-en-2030-habra-mas-mayores-de-60-que-menores-de-15-inapam OCDE, (2010). Base de datos sobre salud. Recuperado el 25 de agosto de 2012: www.oecd.org/health/healthdata. OCDE, (2010). Health Expenditure and Financing since 2000 to 2010. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://stats.oecd.org/Index.aspx?datasetcode=SOCX_AGG OCDE, (2010). La obesidad y la economía de la prevención, 2010. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.oecd.org/centrodemexico/medios/46077041.pdf Olson, Georgina, (2012). Se duplico el consumo de refresco en el TLC Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=seccionnacional&cat=1&id_nota=816302). El 18 de agosto del 2012. OMS, (2011). High level-regional consultation of the Americas against NCDS and obesity. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://new.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gi d=13836&Itemid OMS, (2004). Invertir en salud mental, Génova, World Health Organization.

 

286

OMS, (2012). Obesidad y sobrepeso, Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/. El 25 de agosto del 2012. Organización de Naciones Unidas, (2009). Objetivos de desarrollo del Milenio. Informe 2009. Organización Internacional del Trabajo OIT, Departamento de Seguridad Social, (2007). Protección social de la salud: Una estrategia de la OIT para el acceso universal a la asistencia médica. Documento de consulta. Temas de protección social. Documento de discusión 19. Ginebra. Paredes Sierra, Raymundo. El ejercicio actual de la medicina. Seminario. Sobrepeso y Obesidad en el Niño y el Adolescente. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.facmed.unam.mx/eventos/seam2k1/2007/ago_01_ponencia.ht ml Pérez-Salgado D, Rivera-Márquez JA, Ortiz-Hernández L., (2010). Publicidad de alimentos en la programación de la televisión mexicana: ¿los niños están más expuestos?, Salud Pública de México, Vol. 52, No. 2, Marzo-Abril 2010. Pág. 119-126. Pozas HR, (1977). El movimiento médico en México 1964-1965. Cuadernos Políticos;11:57-69 Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-009-SSA3-2007, Educación en Salud, (2007). Utilización de campos clínicos para la prestación del servicio social de pasantes de medicina y odontología. Reyes Tépach M., (2012). El Presupuesto Público Federal para la FUNCIÓN SALUD, 2011-2012, Dirección general de servicios de documentación, información y análisis, Cámara de Diputados. Romero-Téllez M., (2007)."El peso anual de los diez mil médicos pasante". En ¿Educando médicos?, De Luis Echeverría Álvarez a Vicente Fox Quezada. Compilador: Leal Fernández Gustavo. UAM-X. Romo Huerta, Huliana, (2011). 27.6% de embarazos en México son de adolescentes. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.notimex/notas/salud/74089/276-de-embarazos-en-mexicoson-de-adolescentes

 

 

287

Rouvier Mariel, et al. (2011). "Mapeo de problemas para la atención a la salud materna por actores estatales y federales". Salud Pública Méx 2011; Vol. 53(1):48-56. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://bvs.insp.mx/rsp/articulos/articulo.php?id=002563 el 18 de agosto del 2012. SAP, Secretaria de Salud, (2008). Programa de Acción Específico para la Atención en Salud Mental. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://sap.salud.gob.mx/downloads/pdf/paesm.pdf Secretaría de Salud, (2004).Tabulador de rama médica 2004. Recuperado el 25 de agosto de 2012: htp://www.salud.gob.mx/.../tabuladores/tabuladorbaseconf.xls Secretaría de Salud (2012). Base de datos de egresos hospitalarios, México. Secretaría de Salud (2005). Catálogo de Servicios Esenciales de Salud. México: CPSS, SSA. Secretaria de Salud. Programa de acción específico en salud mental 20072012. México 2007. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.spps.gob.mx/salud-mental Secretaría de Salud (2009). Rendición de Cuentas en Salud 2008. Dirección General de Evaluación del Desempeño, México: SSA, p69 Umber E.N., Shader R.I., Hsu G., Grenblatt D.J. From disorder eating to addiction, the food drug in bulimia nerviosa. Journal of Clinical Psychopharmacology. 2012; 32:3, 376-381. Universidad Nacional Autónoma de México UNAM (2002). Foro Internacional sobre Políticas de Regulación del Consumo de Drogas. Recuperado el 25 de agosto de 2012: http://www.dgcs.unam.mx/gacetaweb/2012/120426/gaceta.pdf UNICEF (2009). Estado Mundial de la Infancia 2009. Salud materna y neonatal. Nueva York: UNICEF.

     

Estos son los saldos de estos seis años:

288

Ha sido un sexenio lleno de hambre, exclusión, desinformación, desigualdad, enfermedad, despojo, represión y muerte. Felipe Calderón es responsable por estos seis años de decisiones tomadas a espaldas de la sociedad. Sabemos que este gobierno ha sido la continuación de un sistema corrupto, donde unos cuantos imponen sus intereses sobre las necesidades de los más y sabemos que con Enrique Peña Nieto este sistema simplemente tomará un nuevo rostro y otra vez nosotros, la sociedad pagaremos los costos impuestos por esta clase política. Pero también sabemos que hoy tenemos la posibilidad de organizarnos, de resistir contra estas políticas, de proponer un país diferente. Por eso convocamos a todos, a la sociedad en general a que participe de este diálogo y a unirnos en una lucha fraterna por la transformación de México. Construyamos el camino que florece en nuestras manos. Por una democracia auténtica ¡#YoSoy132!

289

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->