You are on page 1of 12

HD

HOJA DIVULGADORA
Número 5. Mayo de 2012 Red Linkfor

MATERIAL PARA EL PROFESOR/A
La Red LINKFOR promueve el intercambio de experiencias innovadoras o de investigación y desarrollo. Las Hojas Divulgadoras son un complemento pedagógico para el profesorado con el único fin de desarrollar temas de interés común que se están desarrollando en la actualidad.

Caracterización selvícola del rodal y técnicas de

estimación pericial

R1 R6 R2 R5 R3

R4

El rodal es la unidad básica de gestión forestal. Una correcta delimitación y caracterización del rodal a nivel cualitativo y cuantitativo, es la base para una planificación y gestión forestal eficiente. La caracterización selvícola del rodal y el inventario por estimación pericial se vienen utilizando en Europa central desde hace décadas, permitiendo mejorar sensiblemente el coste-eficiencia de los inventarios tradicionales. La información obtenida es compatible y complementaria con la procedente de otros sistemas actuales como la teledetección.

Licencia de Creative Commons. HOJAS DIVULGADORAS by Red Linkfor is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en www.linkfor.es. Permissions beyond the scope of this license may be available at www.linkfor.es. Más info: profor@profor.org / 983362847

¿Qué es un rodal? Un rodal es una unidad de gestión suficientemente homogénea en cuanto a características selvícolas y de gestión.

Visión tradicional: criterios selvícolas “Un rodal es una unidad territorial diferenciada transitoriamente dentro de un cantón no homogéneo, por tener diferente especie, edad, espesura o calidad de la estación” (IGOMA, 1971). “El rodal es una unidad selvícola y dasocrática temporal que se fija más en la masa que en el espacio territorial que ocupa” (Pita, 1973).

Visión actual: selvícolas + gestión “Un rodal es una unidad de terreno forestal homogéneo en base a una serie de criterios o características determinadas. Entre estas características están lógicamente las selvícolas, pero también el objetivo, la intervención propuesta, las características de hábitat, etc.” (González et al, 2011)

¿Con qué criterios se diferencian los rodales?

Sobretodo en base a las características selvícolas y necesidades de gestión: tipo de cubierta vegetal (arbolado denso, ralo, matorral, pastos...), composición específica, calidad de estación, estructura selvícola, objetivos y tipo de intervención prevista, superficie mínima (no diferenciar, por ejemplo, rodales menores de 1 ha), otros criterios (diferente tipología de pastos, áreas críticas de fauna protegida, masa de especial interés por su madurez y/o singularidad, reservas de flora y/o fauna, áreas recreativas, etc.) Se rodaliza para gestionar. La delimitación y caracterización se realiza de acuerdo a las necesidades de gestión: mayor detalle en zonas gestionables o con interés productivo y menor detalle en zonas de no gestión (accesibilidad, no actuación a largo plazo, etc.)

Figura 1. Ejemplo de rodalización de una parte de un cantón. El límite del cantón “3” aparece en negro, mientras los límites de los rodales aparecen señalados en rojo. El rodal 3a corresponde a una masa densa de alcornoque, el rodal 3b corresponde a una dehesa de acebuche con presencia de alcornoque, encina y quejigo, y los rodales 3c y 3d corresponden a formaciones de ribera (de González et al, 2011).

¿Como se identifican y delimitan los rodales?

Mediante recorridos sobre el terreno con apoyo de una ortofoto de buena resolución (cartografía de trabajo). Se delimitan los rodales de acuerdo a los criterios establecidos.

Figura 2. Resultado de la rodali-

zacion: arriba, cartografia de trabajo (ortofoto con el limite de la finca y curvas de nivel) y, abajo, una vez delimitados los rodales.

Parámetros cualitativos: Descripción selvícola del rodal

La determinación de los parámetros cualitativos permitirá realizar una descripción selvícola literal del rodal. La descripción selvícola incluirá los los parametros cualitativos relevantes y debera poder ser interpretada de forma inequívoca. Para ello es necesario utilizar terminología correcta y concreta. Las figuras 3 a 5 representan distintos ejemplos de descripción selvícola literal de un rodal.

La TABLA 1 recoge los principales parámetros a tener en cuenta a la hora de realizar la descripción selvícola de un rodal. Hay que tener en cuenta que no todos los parámetros son necesarios para todas las especies (por ejemplo, no es necesario citar la forma fundamental de masa en caso de especies de regeneración exclusiva por semilla, siempre a monte alto).

Figura 3. Ejemplo de descripción selvícola literal: “Fustal bajo puro de pino silvestre monoestratificado, de espesura completa clara”.

Figura 4. Ejemplo de descripción selvícola literal: “Fustal medio puro de alcornoque de espesura incompleta clara”.

Figura 5. Ejemplo de descripción selvicola literal: Masa mixta semiregular de latizal y fustal bajo de pino laricio y pino silvestre en mezcla pie a pie, con subpiso de monte bajo de quejigo en estado de monte bravo. Espesura incompleta.

TABLA 1. Principales parámetros cualitativos de un rodal (descripción selvícola)

1. Tipo de cubierta 2. Especies en el estrato arbóreo

• Arbolado (denso: Fcc>20, ralo o disperso: Fcc 10-20 o 5-10 %) • Desarbolado: matorral, prados y herbazales, roquedos, otras: turberas, humedales, etc. • Especies principales: las que concentran los esfuerzos de gestión y determinan la selvicultura a aplicar según los objetivos establecidos. • Especies dominantes: las que ocupan mayor proporción del estrato dominante. En general, una especie es dominante si AB>50%. Pueden ser diferentes de las principales. • Especies secundarias: especies no principales ni dominantes presentes en grado notable por razones culturales, económicas, ecológicas o estéticas. • Especies acompañantes y accesorias: otras especies presentes puntualmente a la masa. • Masa pura: una especie representa > 80% del AB (de los pies de Dn≥7,5 cm). En masas jóvenes (bosques en etapas de regeneración, con Dg<7,5 cm), cuando una especie presenta al menos un 80% de la Fcc. • Masa mixta: coexisten diferentes especies arbóreas dónde ninguna logra el 80% del AB. Las diferentes especies se mezclan pie a pie o en grupos. • Pie a pie “mezcla pie a pie de individuos de diferente especie; copas tangentes” • Por golpes “grupos de diámetro <35m, superficie continua ocupada por árboles de misma especie <1000 m2”. • Por bosquetes pequeños: grupos de diámetro 35-80 m, superficie continua ocupada por árboles de la misma especie 1000-5000 m2. • Por bosquetes medianos: grupos con superficie continua ocupada por árboles de la misma especie entre 5000 m2 y 1 ha. • Por bosquetes grandes (o parcelas): superficie continua ocupada por árboles de la misma especie 1-5 ha. • Masa mixta con vuelo y subvuelo: dos especies o más mezcladas que, cuando lleguen al estado adulto, presentarán alturas diferentes; o masas homogéneas de una especie donde se ha desarrollado un estrato inferior de otra especie y que con el tiempo podría finalmente sustituirla.

3. Composición específica

4. Tipos de mezcla en caso de masas mixtas

• Uniforme, cuando el estrato arbóreo es continuo en el espacio. • Diseminada en individuos aislados, cuando los árboles, uno por uno, están muy separados disposición de los árboles entre ellos. sobre el terreno, independientemente de la especie. • Diseminada por golpes, bosquetes o parcelas, cuando la masa arbórea está dividida en porciones según superficie indicada en el punto 4. La distribución puede ser: 6. Estratificación de la masa 7. Forma fundamental de masa • Monoestratificada: copas en un solo estrato. • Biestratificada: copas en dos niveles o estratos diferenciados. • Multiestratificada: copas en varios niveles o estratos.

5. Distribución espacial:

(en especies que admiten más de una)

• Monte alto: pies procedentes de semillas. • Monte medio: pies procedentes de semillas y rebrotes. • Monte bajo: pies procedentes de rebrote. • Coetánea: pies de la misma edad. • Regular/regularizada: pies de la misma clase de edad (regular) o de diferentes clases de edad próximas que han convergido en un solo estrato de copas y se comportan a nivel funcional como una masa regular (regularizada) • Semiregular: pies de dos clases de edad consecutivas cuyas copas se sitúan en dos niveles o estratos diferenciados • Irregular • Irregular pie a pie (mezcla pie a pie de individuos de diferente clase de edad) • Irregular por golpes, bosquetes o parcelas, cuando los individuos de diferente clase de edad están agrupados en porciones según superficie indicada en el punto 4.

8. Forma principal de masa
(distribución en edad)

TABLA 1. Principales parámetros cualitativos de un rodal (descripción selvícola)
9. Otras formas culturales de masa • Bosque adehesado • Masa con reserva, con subpiso, con varios pisos • Masa en transformación, masa en conversión • Seminal: regenerado hasta una altura de 25 cm. • Repoblado: a partir de los 25 cm hasta el inicio de la tangencia de copas (altura 1,30 m) • Monte bravo: desde el inicio de la tangencia de copas hasta el inicio de la poda natural (altura de 2-2,5 m). • Latizal: entre el inicio de la poda natural y los 20 cm de DAP (Latizal bajo: DAP<10 cm; Latizal alto: 10<DAP<20 cm). • Fustal: DAP>20 cm (fustal bajo: 20<DAP<35 cm, fustal medio: 35<DAP<50 cm, fustal alto: DAP>50 cm) • Incompleta hueca: las copas no se tocan y la distancia entre ellas es superior al diámetro medio de las copas (Fcc <50 %). • Incompleta clara: las copas no se tocan y la distancia entre ellas es inferior al diámetro mediano de las copas (Fcc ≈ 50-70%). • Completa: existe tangencia de copas (Fcc alrededor del 70-90%). • Trabada: las copas se entrelazan (Fcc ≥80-90 %).

(Continuación)

(derivadas, complementarias, transitorias)

(masas regulares o regularizadas). Añadir “sobre cepa” en caso de montes bajos.

10. Clases naturales de edad

11. Índice de espesura

especies, origen, abundancia, viabilidad

12. Estado del regenerado:

(Sólo considerar en rodales en regeneración o aquellos donde puede tener interés: cambios de especie, masas mixtas, subvuelos..) Origen 1. Semilla 2. Rebrote (de cepa o raíz) 3. Mixto 4. Siembra (artificial) 5. Plantación (artificial) Abundancia 1. Nulo 2. Bajo 3. Medio 4. Abundante Viabilidad 1. Viable 2. Poco viable 3. No viable

13. Vitalidad de la masa

• Vital • Medianamente vital • Poco vital

14. Impresión general de la masa en el caso de masas irregulares 15. Forma del fuste

• Descapitalizada: pocas existencias. • En equilibrio: adecuada proporción de clases de edad y estratificación. • Capitalizada: elevadas existencias, suele asociarse a cierre de copas y monoestratificación.

• % Correcta (sierra especial y normal, postes en coníferas) • % Defectiva (trituración, leñas, sierra normal)

16. Otros parámetros de interés

• Estado sanitario (plagas, enfermedades, daños) • Gestión pasada, signos de tratamientos anteriores • Presencia de especies protegidas / de interés • Signos de presencia fauna

Parámetros cuantitativos: medida mediante estimación pericial

El objetivo es conocer unos valores medios de referencia a nivel de rodal de una serie de variables de interés. La correcta utilización de técnicas de estimación pericial permite determinar con una gran exactitud estos valores.

La determinación de los valores de los parámetros cuantitativos del estrato arbóreo puede realizarse a nivel global de toda la masa o desagregado por especies, en caso de masas mixtas.

A continuación se describen las técnicas de estimación pericial para los principales parámetros cuantitativos de interés a medir en un rodal.

Fracción de cabida cubierta (Fcc)
Estimación a partir de visualización directa con apoyo de ortofoto y gráficos de comparación: método rápido, requiere cierto entrenamiento. Medida con instrumentos (densiometer): medida de cubierta, no de proyección vertical (Fcc).

Fuente: Prodon y Lebreton, 1981.

Fuente: Korhonen et al., 2006.

Densidad (pies/ha y cepas/ha): Pueden diferenciarse pies mayores (DAP>7,5 cm) y pies menores (DAP 2,5-7,5 cm).
Estimación a partir de la distancia media entre pies (d): Densidad (pies/ha)=1000/d2
(esta técnica requiere una tabla de apoyo) Distancia (pies/ha) según distancia al n-ésimo árbol
Distancia al 6º árbol (m) 0,5 1 1,5 2 2,5 3 3,5 4 4,5 5 5,5 6 6,5 Densidad (pies/ha) 70028 17507 7781 4377 2801 1945 1429 1094 865 700 579 486 414

Estimación a partir de conteo del número de pies (n) en un cuadrado virtual de 10 x10 m: Densidad (pies/ha)=n•100

Estimación a partir de medir la distancia al n-ésimo árbol (3º o 6º) desde el punto donde se sitúa el observador: Ejemplo para el 6º árbol: si en una superfície S= π• R2 hay 6 arboles, en 10.000 m2 hay una Densidad (pies/ha)=(6-0,5)/ π•R2
(esta técnica requiere una tabla de apoyo)

La distancia al 6º árbol es más precisa en general que al 3er árbol.

En montes bajos, la determinación del nº de cepas y del nº de pies por cepa puede realizarse de manera similar mediante los tres procedimientos descritos. En caso observarse claramente las cepas es mejor: (i) determinar el nº de cepas por ha (ii) determinar el nº medio de pies por cepa a partir de conteo de los pies en las 6 cepas y multiplicar por el nº de cepas/ha.

Área Basimétrica (AB)
Mediante relascopio Bitterlich o relascopio de cadena. Este último sin corrección por pendiente). No obstante, la pendiente tiende a minorar y sólo afecta sensiblemente la medida en caso de pendientes altas (a partir del 40-50%).

Medida del área basimétrica mediante relascopio de cadena.

Edad (años)
Conteo de verticilos (coníferas), barrenar algún pie representativo (en masas regulares), información sobre la gestión pasada.

Diámetros y alturas medias (Dm, Hm) y dominantes (D0, H0)
• Dm/Hm: media de los diámetros de los 2-3 árboles representativos más cercanos al observador. • D0/ H0: media de los 2-3 árboles más grandes que tenemos en los 10 metros a la redonda del punto de observación. Los diámetros se pueden medir con cinta diamétrica y las alturas con regla de Christen. En condiciones de buena visibilidad, las medidas obtenidas con la regla Christen no difieren significativamente de las obtenidas con hipsómetros convencionales (Espinel, 1995).

Volumen con corteza (Vcc)
a) Cubicación a partir de coeficientes mórficos (Cm) de masa: Vcc=AB•Hm•Cm • Obtención de Cm a partir información existente (IFN, proyectos de ordenación de la zona, etc.) • Cm genéricos: por ejemplo, en coníferas de buen porte (pino silvestre o laricio): - En edades juveniles (H0<10m) Cm=0,4 - En masas jovenes-adultas (H0 10-20m) Cm=0,45 - En masas maduras (H0>20m) Cm=0,5 Frondosas de leña: Cm=0,5 Figura: Red Nemoris, 2006 b-2) Construcción a partir de parcelas IFN: pares de valores AB-Vcc b) Cubicación mediante tarifas de masa b-1) Existentes

Crecimientos de volumen con corteza (IAVCC)
El crecimiento depende mucho del estado concreto del rodal y la selvicultura aplicada, además de la calidad de estación. Así, masas muy densas pueden presentar AB alta pero crecimiento bajo. Por tanto la estimación del crecimiento corriente es orientativa, y es conveniente considerar el crecimiento medio basado en estudios de especies y calidades de estación de la zona. No obstante, puede estimarse mediante construcción de una tarifa a partir de parcelas IFN: pares de valores AB-IAVCC
Crecimiento anual Vcc Pn
14 12 y = 0,1701x + 0,044 R2 = 0,7616

IAVCC (m3/ha·año)

10 8 6 4 2 0 0 10 20 30 40 50

Mejores calidades de estación

Peores calidades de estación
60 70

AB (m2/ha)

Cuantificación del regenerado (sólo en rodales en regeneración o cuando el regenerado representa una oportunidad):
• Estimación de la densidad de plantas viables: Igual procedimiento que el la determinación del nº de pies. • % de superficie con regeneración asegurada. Estimación a futuro de la Fcc que representará el regenerado actual al llegar a la fase de latizal.

Algunos consejos prácticos.

• Para evitar tomar información no necesaria, es conveniente preparar una ficha de recogida de datos ajustada a las necesidades de cada monte (teniendo en cuenta los requerimientos de la normativa de planificación). • El equipo básico para la rodalización, descripción selvícola y estimación pericial es: cartografía de trabajo, cinta π, relascopio (Bitterlich o de cadena), regla de Christen (o hipsómetro vertex), barrena Pressler, gráficos y tablas de apoyo (de densidaddistancia al n-ésimo árbol, de Fcc, tarifas de cubicación, etc.) • Al comienzo de la jornada, o periódicamente, tomar algunas medidas (sobretodo diámetros y alturas) con instrumentos para “ajustar el ojo”. Posteriormente, estos parámetros cuantitativos pueden estimarse directamente. • Al caracterizar el rodal, debemos situarnos siempre en el interior del mismo, nunca desde el exterior del mismo (camino, etc.). • Cuando se realiza la rodalización y caracterización de los rodales, es importante establecer previamente recintos cerrados de terreno a rodalizar, definidos por cantones, caminos, etc. También deben esbozarse previamente los recorridos de rodalización: punto de inicio y de llegada, evitar recorridos de gran desnivel (mejor planear), buena cobertura de la porción de terreno a rodalizar.

Bibliografía

Espinel S., 1995. Un sistema sencillo y rápido para calcular existencias de pino radiata. Montes 42, 44-46. González J.M., Piqué M., Vericat P., 2011. Manual de ordenación por rodales. Gestión multifuncional de los espacios forestales. Organismo Autónomo de Parques Nacionales del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Madrid. 207 pp. González J.M., 2005. Introducción a la Selvicultura General. Universidad de León, León. 309 pp. IGOMA, 1971. Orden de 29 de diciembre de 1970. Instrucciones Generales para la Ordenación de Montes Arbolados. BOE núm. 36 de 11-2-1971. Korhonen L., Korhonen K., Rautianen M., Stenberg P., 2006. Estimation of Forest Canopy Cover: A comparison of Field Measurement Techniques. Silva Fennica 40(4): 577-588 Obon B., Piqué M., Saura S., 2009. Manual d’us relascopi Bitterlich per a l’inventari forestal. Generalitat de Catalunya. Departament de Medi Ambient i Habitatge. Centre de la Propietat Forestal. www.gencat.cat Pita P. A., 1973. El inventario en la ordenación de montes. Ministerio de Agricultura. Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias. Madrid. 225 pp. Prodon R., Lebreton J. D., 1981. Breeding avifauna of a Mediterranean succession: the Holm oak and Cork oak series in the eastern Pyrenees, 1. Analysis and modeling of the structure gradient. Oikos, 37: 21-38. Reque J., Fernández A., Rodríguez F., 2009. DendroFlexómetro©: dendrómetro económico de libre utilización y autoconstrucción para la medición de árboles y masas forestales. V Congreso Forestal Español. Reque J., Pérez R., 2011. Del Monte al Rodal. Manual SIG de Inventario Forestal. Universidad de Valladolid - Vicerrectorado de Docencia, Valladolid, España. Rodríguez F., García M., Garrote, J., 2004. Valoración comparativa de inventario forestal por el método del enésimo árbol. Montes, 78: 28-34

vídeos
▌Demostración 1ª Parte

▌Demostración 2ª Parte ▌Demostración 3ª Parte
AUTORES: Pau Vericat Grau - Míriam Pique Nicolau Área de Gestión Forestal Sostenible Centre Tecnològic Forestal de Catalunya