P. 1
Denuncia Caldera

Denuncia Caldera

|Views: 16,830|Likes:
Published by La Patilla

More info:

Published by: La Patilla on Sep 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/17/2013

pdf

text

original

Ciudadana LUISA ORTEGA DÍAZ FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. Su despacho.

-

Nosotros, los abajo firmantes, venezolanos, mayores de edad, de este domicilio; de conformidad con lo previsto en los artículos 2, 26, 49, 51, 200, 257, 266 numeral 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con lo establecido por el artículo 112 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, así como también en atención a lo previsto en el artículo 377 del Código Orgánico Procesal Penal, acudimos ante su competente autoridad, a los fines de presentar formal DENUNCIA PENAL sobre la base de los graves hechos de corrupción que a continuación se detallan, en relación a la vergonzosa y delictual conducta del Diputado Juan Carlos Caldera, suficientemente desarrollada y expuesta a través de los diversos medios de comunicación social; todo ello con el fin último de solicitarle formalmente el ejercicio de su autoridad y competencia, para la interposición de una querella ante la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, en la que sea solicitada, a dicha instancia judicial, la declaratoria de mérito para el enjuiciamiento del prenombrado diputado, y en consecuencia, el inicio de persecución penal contra el mismo, todo ello en atención a lo dispuesto en el artículo 200 de la Constitución de la República y 377 del Código Orgánico Procesal Penal, y en atención a los criterios establecidos por la Sala Plena del máximo Tribunal del país.

La presente denuncia y solicitud, la pasamos a fundamentar en los términos siguientes:

I LEGITIMACIÓN

2

Ciudadana Fiscal, nosotros los aquí denunciantes acudimos ante su competente autoridad, en nuestra condición de miembros de las diversas comunidades que integran el Estado Miranda, del cual resultó electo el Diputado Juan Carlos Caldera, y por tanto en nuestra condición de electores de dicho Estado, quienes frente a la oprobiosa situación verificada por parte del Diputado Caldera, nos vemos en la necesidad y en el deber de acudir ante su competente autoridad, con la finalidad de procurar que se investigue al prenombrado ciudadano, y se determine las responsabilidades penales a las que haya lugar, por los lamentables hechos expuestos a la opinión pública nacional en el video de divulgación pública al que de seguidas haremos referencia.

Sobre tal situación, debemos señalar que nos asiste el deber que se encuentra contemplado en el artículo 131 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en el que se indica la obligación de todas las personas, naturales o jurídicas, dentro del territorio de la nación de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, así como las decisiones emanadas de los organismos competentes integrados al Poder Público, de la forma como reza a continuación: “Artículo 131: Toda persona tiene el deber de cumplir y acatar esta Constitución, las leyes y los demás actos que en ejercicio de sus funciones dicten los órganos del Poder Público.” (resaltado nuestro) Asimismo, el artículo 135 de nuestra Constitución contempla lo siguiente: “Artículo 135: Las obligaciones que correspondan al Estado, conforme a esta Constitución y a la ley, en cumplimiento de los fines del bienestar social general, no excluyen las que, en virtud de la solidaridad y responsabilidad social y asistencia humanitaria, correspondan a los o a las particulares según su capacidad. La ley proveerá lo conducente para imponer el cumplimiento de estas obligaciones en los casos en que fuere necesario. Quienes aspiren al ejercicio de cualquier profesión,

3

tienen el deber de prestar servicio a la comunidad durante el tiempo, lugar y condiciones que determine la Ley.” De la normativa citada, se desprende que forzosamente los particulares están obligados a respetar las disposiciones que integran nuestro ordenamiento jurídico, e incluso tienen el deber de asumir o ejecutar las cargas que le correspondan al Estado, en cumplimiento de la Constitución y atendiendo a los fines del Estado, teniendo como principios la solidaridad, responsabilidad social y asistencia.

Del mismo modo, en nuestro carácter de pueblo organizado, nos asiste nuestro derecho a ejercer la contraloría social sobre la generalidad de los asuntos públicos que se verifican en el país, tal y como lo dispone el artículo 62 constitucional, que establece: “Artículo 62: Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas. La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica.” En particular, de igual manera estimamos que nos encontramos legitimados para la presentación de esta denuncia, en nuestra condición de electores del Estado Miranda, por el que resultó electo el Diputado Juan Carlos Caldera, lo cual hace que el mismo deba necesariamente rendir cuentas de su actuación como vocero electo por el pueblo, tal y como claramente lo estipula el artículo 66 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que establece:

4

“Artículo 66: Los electores y electoras tienen derecho a que sus representantes rindan cuentas públicas, transparentes y periódicas sobre su gestión, de acuerdo con el programa presentado.” Partiendo de las normas constitucionales antes expresadas, es que acudimos formalmente a presentar esta denuncia ante su competente autoridad, con el propósito de que los hechos aquí expuestos sean valorados por esa institución, en función de las responsabilidades penales que pudieren existir, y en consecuencia, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 377 del Código Orgánico Procesal Penal, presente formal querella ante la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, solicitando antejuicio de mérito contra el Diputado Juan Carlos Caldera, con la finalidad de que éste pueda ser

sometido a la investigación penal correspondiente de ley, y se determine sus responsabilidades como consecuencia de los hechos que aquí serán denunciados.

II NARRACIÓN CIRCUNSTANCIADA DE LOS HECHOS QUE DENUNCIAMOS Procediendo con fundamento a lo dispuesto en el artículo 300 y 377 del Código Orgánico Procesal Penal, en concordancia con los artículos 200, 257, 266 numeral 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y 112 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, solicitamos muy respetuosamente ante este Órgano Fiscal que de inicio, ordene la investigación y practique todas las diligencias necesarias para hacer constar las circunstancias calificantes por la perpetración de los hechos punibles que a continuación pasamos a describir:

En fecha trece (13) de Septiembre de 2012, varios diputados de la Asamblea Nacional, convocaron a distintos medios de comunicación, tanto privados como pertenecientes al Sistema Nacional de Medios Públicos, a una

5

rueda de prensa en la sede de la Asamblea Nacional, con el objeto de presentar a la opinión pública un video mediante el cual, el diputado Juan Carlos Caldera, del Comando de Campaña del candidato Henrique Capriles Radonski y representante de éste ante el CNE, así como integrante del partido Primero Justicia, asiste y sostiene una reunión con un ciudadano no identificado.

En dicho video, se observa como el parlamentario en cuestión, sostiene una conversación con el precitado ciudadano no identificado, observándose que el Diputado Juan Carlos Caldera recibió en sus manos, una cantidad de dinero en efectivo, y conversa sobre el destino de dichos fondos en base a unas instrucciones giradas por el “jefe” del hombre que le hizo entrega de dicha encomienda, y donde se reprodujo una serie de reflexiones que permiten inferir que el “jefe” reside en el extranjero y se encuentra preocupado por sus negocios e intereses, siendo esto lo que más le importa al empresario que remite el dinero al Diputado Juan Carlos Caldera.

Así, en dicho video, que al ser difundido por diversos medios de comunicación social, nacionales e internacionales, ha adquirido una autentica connotación y notoriedad pública, se aprecia que el hombre no identificado reitera lo que previamente habían conversado el referido empresario y el diputado, lo cual deja en evidencia que la reunión documentada no era la primera que se celebraba, y que forma parte de una serie de estrategias que están siendo coordinadas entre ellos, poniéndose de manifiesto el interés del empresario en sostener varias conversaciones y poder acordar una reunión directa con el ciudadano Henrique Capriles Radonski, quien es candidato a la Presidencia de la República, por los distintos partidos que conforman la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en los comicios a celebrarse el próximo 07 de Octubre.

Tal aseveración encuentra su asidero cuando el diputado Caldera manifiesta que “para Henrique es difícil para él verse porque tiene que ser

6

fuera del país”, y continúa diciendo que, se deberá coordinar con los encargados de las finanzas de la campaña, pudiéndose aprovechar la oportunidad en que el candidato presidencial viaje al exterior del país, con ocasión a una presunta gira que pretende realizar por varios países sudamericanos, entre los que se menciona Brasil.

Todo ello, da cuenta de la presunta existencia de un interés en proceder por parte del empresario no identificado, a realizar operaciones de financiamiento al candidato Henrique Capriles Radonski, con ocasión al su candidatura presidencial, bajo el entendido de que ello sería realizado por el interés de dicho empresario en salvaguardar sus negocios e “intereses” en el país, como de manera expresa es indicado en el video que ha adquirido difusión pública, y al que venimos haciendo referencia, haciendo suponer tal clase de aseveraciones contenidas en dicha grabación, que el dinero y el financiamiento que sería realizado a dicho candidato presidencial, comportaría como contrapartida, el beneficio y protección de los “intereses” del empresario en un supuesto gobierno del candidato Henrique Capriles Radonski.

Visto lo anterior, después de presentarse el vídeo a la opinión pública, el diputado Juan Carlos Caldera convocó a una rueda de prensa, en la que admite haber recibido el dinero, alegando que dicho dinero era para patrocinar la campaña que pretende desplegar como candidato a la Alcaldía del Municipio Sucre del Estado Miranda, alegato este que resulta

ABSOLUTAMENTE FALSO, ya que como se desprende del propio contenido del vídeo, que el diputado estaba recibiendo el dinero con el objeto de concertar una reunión entre el candidato presidencial Capriles y el empresario, la cual debía celebrarse en el extranjero, toda vez que según manifestó el Diputad en el video, a “Henrique lo están siguiendo”, lo que se traduce en que la referida reunión debe celebrarse en la más absoluta confidencialidad, por lo que, no hay lugar a dudas, que los fondos entregados

7

al parlamentario son destinados a la campaña presidencial del candidato de la MUD.

Adicionalmente, debe señalarse que la única campaña aprobada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la actualidad, es la desplegada por los distintos candidatos que aspiran a la Presidencia de la República y que, en ningún momento, el Poder Electoral ha autorizado el inicio de la campaña relativa a los comicios municipales que se celebrarán en 2013, por lo que tal actuación se encuentra al margen de los lineamientos de financiamiento fijados por el CNE, en torno al financiamiento de dichas campañas, lo que comporta una recepción irregular de fondos y, por tanto, la conducta del Diputado Juan Carlos Caldera se aparta de los extremos legales que conforman su investidura como Diputado de la Asamblea Nacional, así como miembro importante del comando de campaña de Capriles Radonski.

De igual manera, debe destacarse que la aceptación del dinero por parte del Diputado Caldera constituye una constante en su actuar y proceder, toda vez que el referido diputado, no tan sólo solicita en el video, que los otorgamientos de dinero sean realizados en forma mensual, sino que además, con posterioridad a la difusión pública de dicho video, el Diputado Caldera ha concedido diversas entrevistas, e incluso sostuvo una rueda de prensa el día 13 de Septiembre de 2012, admitiendo claramente en dichas oportunidades, que SI RECIBIÓ EL DINERO EN LOS TÉRMINOS EN LOS QUE APARECE EXPUESTO EN EL VIDEO.

III

8

IDENTIFICACIÓN DE LOS PRESUNTOS AUTORES EN LA COMISIÓN DE LOS HECHOS PUNIBLES QUE SON DENUNCIADOS

Ciudadana Fiscal General del Ministerio Público, con el propósito de cumplir con la formalidad exigida por la Ley penal adjetiva preceptuada en el artículo 286, debemos indicar que la persona que presuntamente se encuentra incursa en la conducta tipificada en la serie de delitos que serán expuestos con posterioridad, lo constituye el ciudadano JUAN CARLOS CALDERA LÓPEZ, titular de la cédula de identidad número 11.033.858, quien en la actualidad detenta la condición de Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Miranda, perteneciente al Partido Político denominado “Primero Justicia”.

IV DE LOS PRESUNTOS DELITOS QUE PUEDEN DERIVARSE DE LOS HECHOS DENUNCIADOS

Ciudadana Fiscal General, en criterio de los ciudadanos aquí denunciantes, estimamos que la serie de hechos descritos y detallados en el Capítulo II de la presente denuncia, determinan la configuración de conductas expresamente tipificadas como delitos, tanto en la Ley Orgánica contra la Corrupción, como en el Código Penal. En tal sentido, procedemos de seguidas a realizar la enunciación de los mismos, en función de las siguientes

consideraciones:

1.-Recepción de Dinero en Razón de sus Funciones o Delito de Concusión. El Diputado Juan Carlos Caldera, al recibir dinero con ocasión al ejercicio de sus funciones como Diputado y como miembro directo del Comando de Campaña del candidato Henrique Capriles Radosnki y

representante de éste ante el CNE, y a su vez, al solicitar que las entregas de

9

dinero solicitadas en tales condiciones sean efectuadas en forma mensual, como en efecto se aprecia en el video de difusión pública, incurrió

claramente en el delito aquí referido, contemplado en sus diversas vertientes, en los artículos 60 y 61 de la Ley Contra la Corrupción, que textualmente plantean: “Artículo 60: El funcionario público que abusando de sus funciones, constriña o induzca a alguien a que dé o prometa, para sí mismo o para otro, una suma de dinero o cualquier otra ganancia o dádiva indebida, será penado con prisión de dos (2) a seis (6) años y multa de hasta el cincuenta por ciento (50%) del valor de la cosa dada o prometida.” (Destacado nuestro). “Artículo 61: El funcionario público que por algún acto de sus funciones reciba para sí mismo o para otro, retribuciones u otra utilidad que no se le deban o cuya promesa acepte, será penado con prisión de uno (1) a cuatro (4) años y multa de hasta el cincuenta por ciento (50%) de lo recibido o prometido. Con la misma pena será castigado quien diere o prometiere el dinero, retribuciones u otra utilidad indicados en este artículo.” (Destacado nuestro). En criterio de los aquí denunciantes, el desdeñable hecho de que el Diputado Juan Carlos Caldera, haya recibido y además solicitado dinero por parte de una persona, por ofrecer reuniones con el candidato Henrique Capriles Radonski, valiéndose de su condición de Diputado, y luego, incluso señalar que dicho dinero, supuestamente era para su campaña a la Alcaldía del Municipio Sucre-Estado Miranda, hace que se configuren los tipos penales que aparecen indicados en las normas precedentemente citadas.

2.-Delito de Influencias Indebidas en Razón de su Condición de Funcionario Público.

10

En razón de que en el contexto de la conversación hecha pública, mediante el video difundido sobre el Diputado Juan Carlos Caldera, subyace el planteamiento sobre la verificación de influencias para mejorar los intereses económicos de cierto empresario, en el supuesto de un triunfo del candidato Henrique Capriles, podríamos estar en presencia de la configuración del delito contemplado en el artículo 70 de la Ley Contra la Corrupción, que textualmente expresa: “Artículo 70: El funcionario público que, al intervenir por razón de su cargo en la celebración de algún contrato u otra operación, se concierte con los interesados o intermediarios para que se produzca determinado resultado, o utilice cualquier maniobra o artificio conducente a ese fin, será penado con prisión de dos (2) a cinco (5) años. Si el delito tuvo por objeto obtener dinero, dádivas o ganancias indebidas que se le dieren u ofrecieren a él o a un tercero, será penado con prisión de dos (2) a seis (6) años y multa de hasta el cien por ciento (100%) del beneficio dado o prometido. Con la misma pena será castigado quien se acuerde con los funcionarios, y quien diere o prometiere el dinero, ganancias o dádivas indebidas a que se refiere este artículo.”

Tal delito parece en nuestro criterio evidente, tomando en consideración que lo que se aprecia en el video, es que el Diputado Juan Carlos Caldera, como miembro del Comando de Campaña de Henrique Capriles Radonski, así como también, como integrante del Partido Político del referido candidato, solicita dinero y además, requiere que el mismo sea entregado en forma mensual, todo ello en el contexto de concretar una reunión con el candidato, situación ésta que se ve aún más agravada, por el hecho de que, no tan sólo el Diputado Caldera, es el representante legal del candidato presidencial aquí mencionado frente al Consejo Nacional Electoral, sino también por el hecho de que, el dinero es exigido en un claro contexto "clandestino", que evidencia la promesa de procurar favores y tratos benevolentes a los intereses del empresario.

11

3·.-Delito de Aprovechamiento Económico en Razón de su Condición de Funcionario.

Aún y cuando, del contexto de las conversaciones que aparecen contenidas en el video difundido públicamente, resulta evidente que el dinero recibido, lo es para financiar la campaña política del candidato Henrique Capriles Radonski, y a su vez, para obtener la gracia de dicha persona, en un supuesto gobierno del mismo, lo cierto del caso es que el Diputado Juan Carlos Caldera, en rueda de prensa efectuada ante el país, aseguró que el dinero por él recibido, lo era para el financiamiento de su campaña a Alcalde del Municipio Sucre del Estado Miranda.

Tal aseveración, efectuada en forma pública, puede configurar el delito contemplado en el artículo 71 de la Ley Contra la Corrupción, norma ésta que prevé: “Artículo 71: El funcionario público que en forma indebida, directamente o por interpuesta persona, con aprovechamiento de las funciones que ejerce o usando las influencias derivadas de las mismas, hubiere obtenido ventaja o beneficio económico u otra utilidad para sí o para un tercero, será penado con prisión de dos (2) a cuatro (4) años. Igual pena se aplicará a quien, en beneficio propio o de otro, haga uso indebido de la influencia o ascendencia que pudiera tener sobre algún funcionario público para que éste ordene o ejecute algún acto propio de sus funciones, para que lo omita, retarde o precipite o para que realice alguno que sea contrario al deber que ellas impongan. El funcionario que actúe bajo estas condiciones será castigado con la misma pena, aumentada de un tercio (1/3) a la mitad (1/2), excepto si concurren las circunstancias previstas en la segunda parte del artículo 60 de esta Ley, en cuyo caso se aplicará la sanción prevista en ese artículo.”

4.- Delito por Corrupción Valiéndose de Condición de “Funcionario Público”.

12

De igual manera, el Diputado de la Asamblea Nacional, ciudadano Juan Carlos Caldera, ha incurrido en el Ilícito Penal consagrado en el artículo 197 del Código Penal, que se enmarca en el “TÍTULO III De los Delitos Contra la Cosa Pública”, “CAPÍTULO III De la Corrupción de Funcionarios”, cuyo contenido establece lo siguiente: “Artículo 197: Todo funcionario que, por propia o ajena cuenta, reciba por algún acto de sus funciones, en dinero o en otra cosa, alguna retribución que no se le deba o cuya promesa acepte, será castigado con prisión de uno a dos meses”. (Negrillas y subrayado nuestro). Tal como quedó delimitado en la narración de las circunstancia que han dado lugar a la interposición de la presente denuncia; ha sido un hecho públicamente reconocido, y por tanto impregnado de la noción de hecho comunicacional público y notorio equivalente a una confesión de los ilícitos que se le atribuyen; el mencionado Diputado promovente de los intereses de la candidatura del ciudadano Henrique Capriles Radonski, difundió en Rueda de Prensa ante diversos medios de comunicación social, que recibió CUARENTA MIL BOLÍVARES (Bs. 40.000,00) - a su decir - para su campaña a la Alcaldía del Municipio Sucre y no, para los comicios electorales del 7 de octubre. Aún y cuando las averiguaciones conducentes darán lugar a la determinación de la identidad del sujeto que aparece conversando en el video con el Diputado incriminado en el ilícito reconocido y de los posibles “financistas” o propietarios de las sumas de dinero entregadas; el diputado Juan Carlos Caldera, destacó en sus afirmaciones, su reconocimiento indubitable de que se celebraron tres (3 ) reuniones, en las que en dos (2) de ellas, había recibido fondos para su campaña a la Alcaldía de Sucre, por montos – en su propia afirmación - , de VEINTE MIL BOLÍVARES (Bs. 20.000,00) cada una.

13

De esta manera, luce incontrovertible que, habiendo materializado semejantes declaraciones a Vox Populi frente a diversos medios de comunicación social, el Diputado Caldera lejos de cuestionar la veracidad y autenticidad de los hechos que se pudieron apreciar con total claridad en el video incriminatorio, reconoció y aceptó haber recibido dinero a título de fondos para su campaña política por la Alcaldía de Sucre”, por lo que, el destino de tales fondos y sin perjuicio de la veracidad de dicho destino (siendo evidente que no existe formal inicio de campaña para las elecciones Regionales del 2013, y toda la conversación sostenida en el video conduce a que tales fondos serían destinados para Henrique Capriles Radonski), de cara a la aplicación de la norma contenida en el citado artículo 197 del Código Penal, carece de relevancia, ya que objetivamente, concurren los supuestos establecidos en la misma, como lo son:

a. El denunciado, al ostentar la condición de Diputado de la Asamblea

Nacional, tiene el carácter de “Funcionario Público” de elección popular.
b. El denunciado, aceptó haber recibido dinero por supuesta cuenta

propia, a objeto de colaboración en el financiamiento de su campaña política para optar al cargo de Alcalde del Municipio Sucre.
c. Dicho dinero, con la afirmación del denunciado, constituye una

retribución indebida, al exceder la compensación natural que por dieta o emolumentos están llamados a percibir los Diputados de la Asamblea Nacional, siendo por tanto ilícita la percepción de dichas cantidades de dinero en razón del cargo que desempeña el investigado.

V DE LOS ANEXOS QUE SE ACOMPAÑAN CON EL ESCRITO DE DENUNCIA

14

Se anexa el video que presentaron los Diputados de la Asamblea Nacional ante la opinión pública en fecha 13 de septiembre del presente año; y el video contentivo de la rueda de prensa dada por el Diputado Juan Carlos Caldera en la misma fecha. VI EXHORTO PARA EL EJERCICIO CONCOMITANTE DE ACCIONES PARA HACER EFECTIVA LA RESPONSABILIDAD DERIVADA DE FALTAS A LA NORMATIVA ELECTORAL Dentro del elenco de atribuciones constitucionales que le corresponden al Ministerio Público, consideramos menester invocar la establecida en el numeral 5 del artículo 285 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, cuyo contenido es del tenor siguiente:

“Artículo 285: Son atribuciones del Ministerio Público: (…) 5.- Intentar las acciones a que hubiere lugar para hacer efectiva la responsabilidad civil, laboral, militar, penal, administrativa o disciplinaria en que hubieren incurrido los funcionarios o funcionarias del sector público, con motivo del ejercicio de sus funciones.” Sobre la base del ejercicio de la citada norma constitucional, de manera muy respetuosa, en concordancia con lo previsto en el numeral 8 del artículo 16 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, solicitamos que el Ministerio Público bien por sí mismo, o exhortando el desarrollo de las competencias que a tal efecto tiene asignadas el Consejo Nacional Electoral, proceda a canalizar las investigaciones conducentes a la determinación de los ilícitos en que pueda haber incurrido el Diputado Juan Carlos Caldera, al materializar un conjunto de faltas a la Normativa Electoral, que a continuación se exponen:

El Diputado Juan Carlos Caldera, al exponer públicamente sus declaraciones ante los medios de comunicación social, frente al video que lo

15

incrimina directamente en la materialización de los ilícitos denunciados, ha incurrido en contradicciones que ameritan que este órgano, exhorte a una investigación a través del órgano Rector con competencia electoral (Consejo Nacional Electoral), ya que por una parte, el aludido Diputado, parece encubrir el destino del dinero recibido protegiendo la candidatura del ciudadano Henrique Capriles, señalando en ese sentido, que el referido dinero sería destinado para el financiamiento de su campaña electoral como candidato a la Alcaldía del Municipio Sucre.

Dentro del mismo contexto donde el diputado Caldera aclara que el destino del dinero (ilícitamente recibido) sería para el financiamiento de su campaña a la Alcaldía del Municipio Sucre, se puede notar que, el indicado Diputado, sostiene que el pretendido financista, pidió su intermediación para contactar al Candidato Presidencial Henrique Capriles, a los fines de “aportar” a la campaña en cuestión. Con tales aseveraciones, luce evidente el indicio, de que el destino del dinero ilícitamente recibido por el Funcionario Juan Carlos Caldera, sería para la campaña del Candidato Henrique Capriles y no, para su candidatura que dependería del inicio de una campaña aún no verificada ni material, ni legalmente, como lo es la Campaña para las Elecciones Regionales y Municipales de 2013, por otra parte, el Diputado Caldera, al verse descubierto, involucra a las comunidades del Municipio Sucre del Estado Miranda, trata de descargar su responsabilidad penal al aducir que ese dinero mal habido era para satisfacer necesidades de la comunidad, lo que además de ser falso, es indignante y por ende inaceptable. Igualmente, se suma a la prueba irrefutable que constituye el video presentado ante la opinión pública, el hecho que de manera inmediata salió el candidato Capriles Radonski, públicamente, expulsando del proyecto y de su función como enlace ante el CNE, al Diputado Caldera, sin investigación previa, lo condenó tratando de salvarse él de la investigación, lo que constituye no sólo un acto de irresponsabilidad, sino también de cobardía.

16

A todo evento, independientemente del escenario real como se ha sostenido, referente al destino que se le daría a ese dinero (sea a la Campaña del Candidato Capriles o sea a la Campaña Personal del Diputado Caldera a la Alcaldía del Municipio Sucre), denunciamos expresamente que el ente electoral, por exhorto del contenido de la presente denuncia (atendiendo al principio de colaboración entre los entes y organismos públicos), debe abrir una investigación por la verificación de los supuestos prohibidos en los numerales 5, 6 y 15 de la Ley Orgánica de los Procesos Electorales, por cuanto:

a. El dinero ilícitamente obtenido por el Diputado Juan Carlos Caldera,

proviene de un aporte clandestino, secreto, anónimo y por ende, aunque se desprende del video un plan oculto en la campaña del candidato Capriles Radonski, se presume destinado a propaganda electoral que omite los datos de identificación del promotor o promotora de la propaganda electoral, así como los del Registro de Información Fiscal, a tenor de lo dispuesto en el numeral 5 del artículo 75 de la Ley Orgánica de los Procesos Electorales.

b. De igual manera, dicho dinero ilícito, estaría destinado a una

propaganda electoral que sería contratada o realizada por persona natural distinta a las autorizadas por los candidatos y las candidatas, tanto en el caso que se trate de la Campaña Presidencial del Candidato Capriles Radonski (tal como se aprecia del Listado de Autorizados que han sido validados por el CNE para contratar propaganda electoral), o bien en el caso de que se trate de la Campaña (no iniciada) para el cargo del Alcalde del Municipio Sucre, en virtud de lo dispuesto en el numeral 6 del artículo 75 de la Ley Orgánica de los Procesos Electorales.

17

c. Asimismo, el dinero ilícitamente obtenido por el Diputado Caldera,

constituye sin lugar a dudas, financiamiento a una campaña electoral proveniente de fondos privados no declarados al Consejo Nacional Electoral y al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), lo cual comporta la verificación del ilícito establecido en el numeral 15 del artículo 75 de la Ley Orgánica de los Procesos Electorales.

En el Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, se ratifica el alcance de las prohibiciones anteriormente citadas, en las normas que a continuación se transcriben:

“ARTÍCULO 203.- Las candidatas o candidatos, las organizaciones con fines políticos, los grupos de electoras y electores y las comunidades u organizaciones indígenas, deberán informar por escrito, en el lapso establecido por el Consejo Nacional Electoral, los datos de identificación de las personas naturales o jurídicas autorizadas para contratar la propaganda electoral. Los datos de identificación deben incluir nombres y apellidos, cédula de identidad o Registro de Información Fiscal (R.I.F.), el carácter con el que actúan y la dirección o domicilio, a los efectos de cualquier notificación. La lista de las personas naturales o jurídicas autorizadas será publicada por el Consejo Nacional Electoral en el Portal Oficial de Internet del Consejo Nacional Electoral”. “ARTÍCULO 204.- No se permitirá la propaganda electoral que: (…) 5. Omita los datos que permitan la identificación de la promotora o promotor de la propaganda electoral y el Registro de Información Fiscal (R.I.F.). 6. Sea contratada o realizada por personas naturales o jurídicas distintas a las autorizadas de conformidad con el presente Reglamento. 13. Sea financiada con fondos de origen ilícito o prohibido por el presente Reglamento. 14. Sea financiada con fondos públicos distintos a los previstos en la Ley. (…)

18

16. Sea financiada con fondos privados no declarados al Consejo Nacional Electoral y al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT)”.

Por otra parte, consideramos que el Diputado Juan Carlos Caldera, ha incurrido en los ilícitos que se recogen en los numerales 5 y 6 del artículo 221 del citado Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, al valerse de su condición de funcionario público para favorecer bien sea al candidato presidencial Henrique Capriles, bien sea para favorecer a su candidatura a la Alcaldía del Municipio Sucre, pretendiendo del ejercicio de tales influencias, la obtención de una ventaja económica o a fines electorales, tal como se desprende del enunciado literal de los indicados supuestos, que a continuación se transcriben: “ARTÍCULO 221.- Las funcionarias y funcionarios en general, están al servicio del Estado y no de parcialidad política alguna, en consecuencia, les está prohibido: (…) 5. Utilizar su cargo para favorecer o perjudicar electoralmente a una candidata o candidato, organización con fines políticos o grupo de electoras o electores y de las comunidades u organizaciones indígenas. 6. Aprovechar las funciones que ejerce, o usar las influencias derivadas de las mismas, para obtener ventaja o beneficio económico u otra utilidad, para cualquier organización con fines políticos, grupo de electoras y electores, comunidades u organizaciones indígenas o candidatura”.

Adicionalmente, el recibimiento de recursos económicos, en los términos realizados por el Diputado Juan Carlos Caldera, bien sea para su campaña personal no oficializada por el CNE, bien para la campaña del Candidato Presidencial Capriles Radonski, vulneró las siguientes

disposiciones de Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales:

19

“ARTÍCULO 253.- Las organizaciones con fines políticos, grupos de electoras y electores, comunidades u organizaciones indígenas, candidatas y candidatos, aún cuando fueran por sustitución o modificación de postulaciones, están obligados a designar una o un responsable de las finanzas, quien estará a cargo de la administración de los recursos destinados al financiamiento de la campaña electoral y responde por el origen, licitud y administración de los fondos del financiamiento, solidariamente con quien la o lo designó. Las candidatas y candidatos podrán asumir la responsabilidad de sus finanzas, en cuyo caso no están obligados a la designación de un responsable de finanzas. En el caso de los grupos de electoras y electores, la o el responsable de las finanzas deberá designarse del seno de sus promotores. Las o los responsables de las finanzas deberán estar inscritos en el Registro Electoral y no podrán ser funcionarias o funcionarios públicos en ejercicio, a excepción de quienes desempeñen cargos de representación popular en el ámbito legislativo”. “ARTÍCULO 255.- Las organizaciones con fines políticos, grupos de electoras y electores, comunidades u organizaciones indígenas, candidatas y candidatos, en sus actividades económicas y financieras, están obligados a cumplir con la Ley de Impuesto Sobre Sucesiones, Donaciones y demás Ramos Conexos, cuando obtengan ingresos por donaciones”. “ARTÍCULO 256.- Las facturas correspondientes a los gastos de campaña deberán cumplir con los requisitos exigidos por el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria y Aduanera (SENIAT)”. “ARTÍCULO 257”.- No se permitirá el financiamiento de la campaña electoral con recursos provenientes de: 1.Donaciones o aportes anónimos. 2.Donaciones, aportes o subsidios de organismos o entes públicos.

20

3. Compañías extranjeras o con casa matriz en el extranjero. 4. Empresas concesionarias de obras o servicios públicos. 5. Gobiernos, organismos o personas extranjeras no residentes. 6.Organizaciones nacionales que reciban aportes de organismos o Estados extranjeros. 7. Actividades ilícitas, calificada así por el ordenamiento jurídico nacional. 8. Fundaciones de carácter público o de carácter privado que reciban recursos del gobierno nacional o de Estados u organismos extranjeros. 9. Aportes, contribuciones o donaciones que se efectúen mediante depósitos o transferencias a través del sistema financiero o cualquier otro método, que haga difícil o imposible la identificación del contribuyente.” En virtud de la verificación de los ilícitos electorales anteriormente expresados, consideramos menester transcribir el tenor del artículo 237 del citado Reglamento General de la Ley Orgánica de los Procesos

Electorales, que dispone:

“ARTÍCULO 237.- Quienes incumplan las regulaciones previstas en el artículo 204 del presente Reglamento, sobre propaganda electoral no permitida, serán sancionados con multa de cinco mil Unidades Tributarias (5.000 U.T.) a siete mil Unidades Tributarias (7.000 U.T.), de conformidad con lo previsto en el artículo 232 numeral 4 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales”.

VII PETITORIO Con fuerza en las circunstancias de hecho y los fundamentos de Derechos expuestos de manera precedente, y con arreglo a las disposiciones previstas en los artículos 2, 26, 49, 51, 200, 257, 266 numeral 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con lo establecido por el artículo 112 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, así como también en atención a lo previsto por el

21

artículo 377 del Código Orgánico Procesal Penal, es que acudimos ante su competente autoridad a solicitar:

Primero: Que la presente DENUNCIA PENAL sea admitida, sustanciada y tramitada conforme a derecho.

Segundo: Que los hechos denunciados sean valorados en atención al ordenamiento jurídico, y en consecuencia, disponga esta Fiscalía General de la República la presentación de una querella, solicitando de conformidad con lo establecido en el artículo 200 de la Constitución Nacional, la declaratoria de mérito al Tribunal Supremo de Justicia, para el enjuiciamiento del Diputado Juan Carlos Caldera, y que en consecuencia, se proceda al inicio de la investigación penal, y en uso de sus amplias facultades de investigación, DISPONGA que sean practicadas todas las diligencias necesarias y conducentes en el desarrollo de la investigación tendentes a hacer constar la comisión de los hechos punibles aquí denunciados, así como también, cualquier otro que la representación fiscal pueda determinar en el marco del proceso investigativo.

Tercero: En atención a las facultades previstas en el artículo 285, numeral 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el numeral 8 del artículo 16 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, ejerza este Ministerio Público, las acciones a que hubiere lugar, ante la autoridad competente del Consejo Nacional Electoral, las acciones y solicitudes a las que haya lugar, para la determinación de la responsabilidad administrativa que pueden verificarse en atención a los ilícitos que fueron denunciados en el capítulo VI del presente escrito, con ocasión a la violación de la normativa electoral.

VII DOMICILIO DEl DENUNCIADO

22

A los fines de practicar cualquier notificación o actuación que guarde relación con la presente denuncia; se establece como domicilio del Diputado Juan Carlos Caldera, la siguiente dirección: Esquina de Pajaritos, Edificio José María Vargas, piso 2, región Capital, oficina parlamentaria Diputado Caldera. Sede Administrativa de la Asamblea Nacional. Caracas.

VIII DOMICILIO DE LOS DENUNCIANTES A los fines de practicar cualquier notificación o actuación que guarde relación con la presente denuncia; se establece como domicilio de los denunciantes, la siguiente dirección: xxxxxxxxxxx. Municipio Sucre, Parroquia Petare, Estado Miranda.

Jurando la buena fe y la urgencia del caso, es justicia que se espera en la ciudad de Caracas, a la fecha de su presentación.

LOS DENUNCIANTES

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->