1

UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMOCAS ESCUELA DE ECONOMÍA

GUIA PARA ELABORAR TRABAJO DE INVESTIGACIÓN EN ECONOMÍA
PREPARADO POR: LIC. ERICK FRANCISCO CASTILLO
COORDINADOR DEL PROCESO GENERAL DE GRADUACIÓN ESCUELA DE ECONOMÍA

Ciudad Universitaria, febrero de 2012

2
INDICE Introducción

1. 1.1. 1.2.
1.3. 1.4. 2.

Elementos Formales Carátula del Anteproyecto de Tesis Carátula del Proyecto de Tesis
Índice de Anteproyecto Índice del Trabajo de Investigación Elementos de Contenido Etapas del Proceso Selección del tema Planteamiento del Problema Justificación Objetivos Marco Teórico y Conceptual Formulación de Hipótesis Operacionalización de las Hipótesis Metodología de Investigación Propuesta Capitular Cronograma de Actividades Fuentes Bibliográficas de Consulta

2.1. 2.2. 2.3. 2.4. 2.5. 2.6. 2.7. 2.8. 2.9. 2.10. 2.11. 2.12.

Anexos A. Utilización de las locuciones latinas en la construcción del marco teórico y conceptual B. Manera de citar fuentes primarias C. Uso de las mayúsculas

3

Introducción
Esta guía tiene el propósito de presentar a los estudiantes las distintas etapas que generalmente lleva la elaboración del trabajo de tesis y presentar en forma comprensiva y sistemática estas etapas. Asimismo, ofrecer un instructivo básico para que los estudiantes realicen de forma coherente la elaboración y presentación de su anteproyecto y proyecto de tesis. Busca consensuar los criterios y requerimientos básicos para la presentación del anteproyecto de tesis en los trabajos que presenten los estudiantes egresados de la carrera de economía. A partir de este consenso, facilitar las asesorías y el seguimiento de los respectivos procesos. La tesis de graduación es una tradición académica en la Facultad de Ciencias Económicas para el lograr el grado de nivel de licenciatura. Constituye una aportación al campo del conocimiento técnico o aplicado y completa el acerbo de conocimientos de una determinada profesión, economía en este caso. Constituye una investigación personal o de grupo que lleva el doble propósito: La primera, de servir como prueba de integración de conocimientos y segunda, para que el futuro profesional de la carrera de economía, maneje científicamente la metodología de la investigación y se profundice en un campo particular del conocimiento. En general, las tesis de graduación no deben tratar temas demasiados extensos, tampoco muy reducidos; deben de presentar –en lo posibleaspectos originales en lo académico y en el campo económico social; es decir, deben tener cierto grado de excelencia académica, así como aporte para resolver una serie de problemas que tiene la sociedad, desde la perspectiva de la carrera de economía. Aun cuando la finalidad de esta guía es contribuir a uniformidad en la presentación del anteproyecto de tesis o plan de investigación para la carrera de economía, la metodología en esta área del conocimiento u otras áreas no se conciben como algo rígido y mecánico. De modo que la aplicación de esta guía no puede ni debe considerarse como algo dogmático o como una normativa que funciona como camisa de fuerza, aplicable rígida e indistintamente a cualquier objeto de estudio, sin importar la identidad y las riquezas de éste. Más bien su utilidad sólo tendrá sentido si está determinada por las características del objeto de estudio –según sea la dimensión, los aspectos o elementos que se quieran investigar de la realidad socioeconómica del país-, el nivel de análisis que se desea alcanzar –descriptivo, explicativo o conceptual-, el carácter del trabajo – cuantitativo, cualitativo o híbrido- y los objetivos de la investigación –general y específicos-. Y, por supuesto, por los intereses y políticas de investigación de la Facultad de Ciencias Económicas en el campo de la economía si las hubiere. En esta perspectiva, con esta guía no se trata de seguir per se un modelo de investigación de la realidad salvadoreña, ni mucho menos se trata de dar una serie de principios inmutables, aplicables de manera absoluta a cualquier fenómeno, proceso o práctica económica o social en el país.

4
Esta guía busca orientar en cada caso, una investigación determinada por la misma realidad socioeconómica, es decir, discutir el camino y la forma de acceder al objeto de estudio, de acuerdo al momento histórico, al carácter del hecho a investigarse y a la especialidad del área del conocimiento. El contenido de esta guía se refiere tanto a los elementos formales y de contenido del proyecto, como punto de referencia para los asesores y estudiantes para planear una investigación lo más profesional posible. Se pone a disposición esta guía con la finalidad de que sea aprovechada y enriquecida, por medio de su utilización en la producción académica en la carrera de licenciatura en Economía.

5

1.

Elementos Formales

1.1.

Carátula del Plan de Investigación o Anteproyecto de Tesis

La información de la carátula del anteproyecto y del proyecto deben ir centrados con el siguiente contenido:

UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR Facultad de Ciencias Económicas Escuela de Economía Logo de la Facultad

Nombre del tema del anteproyecto de investigación:

Presentado por: Nombre de los estudiantes:

Nombre del asesor:

Ciudad Universitaria, mes

año

6

1.2.Carátula del Proyecto de Tesis

Deberá contener en el margen superior y centrado el nombre de la universidad, la facultad y la escuela, a 1 cm de ésta deberá ir el logro de la universidad la cual tendrá un tamaño de 5 cms. En el centro de la página y a 1 cm del logo irá el título del trabajo de investigación, posteriormente y 2.5 cm del título deberá colocarse la expresión: Trabajo de investigación presentado por, luego irán los sustentantes y en seguida la expresión “PARA OPTAR AL GRADO DE “. Cada expresión separada a 1.5 cm. El margen inferior irá la fecha en que realizó el examen (mes y año), la ciudad y nombre del país. El tamaño de las letras de la carátula no excederá de 5 cm. Se destacan en mayúsculas solamente el nombre de la institución y el grado académico que se obtiene

UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR Facultad de Ciencias Económicas Escuela de Economía Logo de la Universidad de El Salvador

Nombre del tema del anteproyecto de investigación: Trabajo de investigación presentado por Nombre de los estudiantes:
PARA OPTAR AL GRADO DE LICENCIATRUA EN ECONOMÍA

Mes

año

San Salvador, El Salvador, Centroamérica

7

Índice de Anteproyecto
La estructura del índice del plan de Investigación y trabajo de investigación debe ordenarse siguiendo las siguientes orientaciones: Los apartados deben ir en mayúsculas y minúsculas El orden debe ser con numeración arábiga en orden descendente. El formato numérico no debe sobrepasar los tres niveles El plan de investigación debe contener la siguiente estructura: ÍNDICE Página Introducción....................................................................... 1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA........................................ 1.1. Antecedentes .................................................................... A 1.2. Tipo de Investigación.......................................................... 1.3. Pregunta(s) Básica(s).......................................................... 1.4.Delimitación temporal y espacial 2. JUSTIFICACIÓN DEL ESTUDIO......................................... 3. OBJETIVOS................................................................... 3.1.Generales........................................................................... 3.2.Específicos......................................................................... 4. FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS............................................... 4.1.General (es)........................................................................ 4.2.Especifica (s) 4.3. Operacionalización de las Hipótesis.................................... 5. METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN ........................... 5.1. Perspectiva Teórica............................................................ 5.2. Propuesta Metodológica..................................................... 6. ÍNDICE DEL TRABAJO ……………………………………………………. 7. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES.......................................... 8. BIBLIOGRAFÍA PRELIMINAR................................................... Anexos..............................................................................................

• • •

8

1.4.

Introducción del Anteproyecto Un ejemplo de introducción para un anteproyecto de tesis es el siguiente:
INTRODUCCIÓN El presente estudio de la investigación titulada “Preferencias de Alimentos por parte de los Consumidores que Residen en el AMSS, año 2009” tiene como propósito fundamental estudiar las preferencias que tiene la población salvadoreña que reside en el AMSS, sobre la oferta de bienes alimenticios que venden las empresas y, además, la identificación de las razones que llevan a los consumidores a preferir y a demandar mejoras en los productos alimenticios ofrecidos por parte de las empresas. En este trabajo se ofrece a los empresarios que operan en el AMSS un diagnóstico sobre las preferencias alimentarias de los consumidores, con el objetivo que les pueda servir de insumo para mejorar su oferta, tomando en cuenta la percepción de los consumidores sobre el tipo y calidad de bienes que ofrecen las empresas. El planteamiento de la investigación se ha hecho desde una perspectiva lógico-empírica, en lo que se refiere a las preferencias de los consumidores sobre los productos alimenticios. Metodológicamente, la investigación de campo se realizará mediante la administración de un cuestionario de una muestra aleatoria de 1,500 personas que residen en el AMSS, cuya intención es recoger información puntual sobre las preferencias de los consumidores tales como: Lugares, tipo de productos demandados, presentación, calidad de los mismos y otras que permitan encontrar las razones fundamentales de esas preferencias por parte de los consumidores que residen en el AMSS. Sumariamente, este anteproyecto contempla las siguientes apartados: En el punto 1 se define el planteamiento del problema; en el punto 2, la justificación de la investigación, en la que se presenta algunas consideraciones conceptuales básicas y los antecedentes sobre la temática en El Salvador y un bosquejo de las preferencias y motivaciones de los consumidores; en el punto 3 los objetivos generales y específicos de la investigación; la formulación de las hipótesis general y específicas y la operacionalización de las mismas se desarrolla en el punto 4; en el punto 5, se desarrolla la metodología de la investigación, en la que se presentan los métodos y las técnicas de investigación, para que en los puntos finales se presente el índice tentativo del trabajo, el cronograma de actividades y la bibliografía preliminar .

9

1.5.

Indice del Trabajo de Investigación

Deberá contener los títulos y subtítulos que aparecen en el texto, especificando al lado derecho el número de página que corresponde, la numeración que se siga deberá ser uniforme en todo el texto. Se incluirá a continuación del índice un listado de cuadros, gráficos y figuras utilizadas en el texto, incluyendo el número de páginas que corresponde en el margen derecho. Se incluirá en el texto un resumen ejecutivo que será una síntesis de no más de 500 palabras que deberá contener los orígenes de la investigación, objetivos trazados metodología utilizada, resultados obtenidos y principales conclusiones y recomendaciones. El objetivo de este resumen será facilitar al lector el estudio del trabajo de investigación, así como la compilación de resúmenes de tesis en las bibliotecas y su divulgación respectiva. La introducción deberá ser una breve descripción del contenido del trabajo así como otros aspectos que sirvan precisamente para introducir al lector. En la misma podrán exponerse los objetivos e implicaciones del tema. Ejemplo de índice de trabajo de investigación:
ÍNDICE Página Lista de Cuadros, Gráficos y Figuras………………………..………………….. Resumen ejecutivo…………………………………………………………………. Introducción.................................................................................................. Contenido CAPÍTULO I MARCO DE REFERENCIA…………………..……………………………. CAPÍTULO II MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL................................................................….. CAPÍTULO III PRESENTACIÓN E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS ..…………. CAPÍTULO IV CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES……………………………… ANEXOS…………………………………………………………………………. BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………….

10

2.

Elementos de Contenido

2.1. Etapas del proceso
No existe un acuerdo estándar sobre la secuencia de las distintas etapas a seguir en la elaboración de la tesis de graduación; sin embargo, esta propuesta es la metodología que por lo general siguen la mayor parte de las universidades. Es importante planear todo el proceso de investigación, indicando claramente las distintas etapas a recorrer; asimismo, se debe definir con toda precisión qué es lo que se pretende hacer, qué tipo de investigación se llevará a cabo, qué tipo de datos se recopilarán y cómo, que metodología y técnicas estadísticas se utilizarán para recopilar los datos, etc. También se debe prever el tiempo necesario para llevar a cabo cada etapa. Específicamente, el plan de investigación o anteproyecto de investigación debe contener los pasos siguientes: Selección del tema, planteamiento del problema, objetivos de la investigación, formulación y operacionalización de las hipótesis, metodología de la investigación, índice del trabajo, cronograma de actividades y bibliografía. En lo que se refiere al trabajo de investigación debe contener un resumen ejecutivo, introducción (en la introducción se puede plantear los aspectos más importantes del plan de investigación), marco referencial (antecedentes y situación actual), el marco teórico y conceptual, los resultados de la investigación, las conclusiones y recomendaciones del estudio.

2.2.

Selección, Fijación y Evaluación del Tema

Selección de tema: Los temas pueden ser generales y específicos. Por ejemplo, en el campo de la economía, un tema general puede la situación del empleo. De este tema general, se puede escoger un tema específico “el empleo de las mujeres en el área urbana”, a partir del cual habría que delimitarlo aun más. Fijación del tema: Una vez identificado un tema específico, como resultado de la investigación preliminar es necesario delimitar claramente el contenido central del trabajo. Para ello es útil intentar enunciar el título de la tesis. Para ello deben considerarse las siguientes interrogantes a) ¿Identifica el título con precisión el planteamiento del problema?, b) ¿Es claro, conciso y bastante explícito?, c) ¿Se evitan las palabras como “estudio sobre.”, “análisis de…” , “aspectos de ….”?, d) ¿Son los sustantivos las palabras claves del título?, e) ¿Aparecen al comienzo del título las palabras claves y principales?. Evaluación del tema: El tema elegido tentativamente debe ser importante para llenar los requisitos académicos exigidos. Es difícil dar reglas para evaluar técnicamente los temas de las tesis de grado. Sin embargo, conviene tener algunos criterios para seleccionar los temas, los cuales deben reunir, hasta donde sea posible, las siguientes características:

11

a) b) c) d) e) f)

Deben caer dentro del campo propio de la profesión. Economía en este caso, Deben ser útiles y presentar nuevos aportes, Deben poseer una amplia proyección social que tenga la posibilidad de reflejarse en transformaciones de la sociedad, Deben ser motivante para que los estudiantes pueda llevar a cabo la investigación, Deben ser novedosos e interesantes para poder ofrecer ideas, hipótesis o lineamientos de futuros estudios, Los resultados sirvan para el diseño de estrategias, para la solución o mejoramiento de la situación en que se encuentra la sociedad o grupos sociales específicos.

12

2.3.

Planteamiento del Problema

Una vez que se ha concebido la idea de la investigación, se ha profundizado en el tema de estudio, elegido el enfoque (cuantitativo o cualitativo) se encuentra en condiciones de plantear el problema de investigación o sea, transformar el tema en problema. El problema es una pregunta que requiere respuesta lógica y consistente mediante la investigación científica; es decir, una pregunta con dificultad teórica o práctica, a la cual se debe hallar solución mediante la investigación. Para ello, se necesita llevar a cabo lo siguiente: a) b) Señalar los límites teóricos del problema mediante su conceptualización, o sea, la exposición de las ideas y conceptos relacionados con el problema que se estudia (delimitación teórica), Fijar los límites temporales de la investigación, ya que el interés puede radicar en analizar el problema durante un período determinado (estudio transversal), o en conocer sus variaciones en el transcurso del tiempo (estudio longitudinal), Establecer los límites espaciales de la investigación. Difícilmente un fenómeno social podría estudiarse en todo el ámbito en que se presenta, por lo que se debe señalar el área geográfica (región, zona, territorio, etc.) que comprenderá la investigación, Seleccionar y definir las unidades de observación. Se debe seleccionar las unidades de observación sobre las cuales se realizará el estudio y los resultados de aquella se generalizarán para la población de la que se extrajo. Definir las unidades permitirá tener una idea sobre las características fundamentales que deben reunir los elementos (personas, viviendas) para que puedan considerase dentro de la población objeto de estudio, Situar el problema económico en el contexto social, político histórico respectivo. Indicar el tipo de investigación que se realizará; esto es establecer los límites del estudio, según su finalidad (básica o aplicada), su alcance (sincrónica o diacrónica), su objetivo (descriptiva, explicativa u exploratoria), su amplitud (micro o macro), su carácter (cualitativa, cuantitativa o híbrida), estudio resultante (monografía, estudio de casos, sondeo de opinión, estudio piloto), y por su entorno donde se realizará (de escritorio o de campo).

c)

d)

e) f)

En la práctica, la formulación del problema se inicia planteando en términos generales, a veces poco precisos, la cuestión que se pretende estudiar; a medida que se avanza en el proceso de investigación y se consultan datos empíricos y revisan diversas consideraciones teóricas, el problema se empieza a plantear en forma cada vez más clara y precisa. Para identificar apropiadamente el problema es aconsejable analizar sus antecedentes. Para ello, el estudiante debe recurrir a la lectura de documentos y libros que tratan los detalles del problema; también son recomendables entrevistas con aquellas personas claves y las observaciones de campo. En general, los antecedentes vienen a ser un tipo de investigación exploratoria, cuyo objetivo es la identificación de las ideas claves y de la perspectiva para facilitar la solución del problema planteado.

13
La formulación del problema debe hacerse de manera que conduzca a una verificación empírica, es decir, debe expresar una pregunta sobre una relación objetiva y medible entre variables. Debido a que la exposición del problema sirve para orientar todo el proceso de investigación, también debe sugerir hipótesis sujetas a comprobación. Los criterios para el planteamiento de problemas de investigación: a) El problema deberá expresar una relación entre dos o más variables o conceptos, b) El problema debe formularse claramente como una pregunta y sin ambigüedades. Por ejemplo, ¿qué efecto?, ¿en qué condiciones…?,¿cuál es la probabilidad de…?, ¿cómo se relaciona….con…?, c) El problema y la formulación del mismo deben ser tales que impliquen las posibilidades de comprobación empírica. Es decir, factibilidad de observarse en la realidad. Escogido el tema, éste debe ser sometido a preguntas. Las preguntas deben ser tal que exista la posibilidad de respuesta mediante el proceso de investigación; deben estar bien formuladas para que puedan dar pautas y así iniciar la recolección bibliográfica y la recolección de la información empírica. La formulación de buenas preguntas, supone un conocimiento previo sobre el tema, así como una investigación que oriente todo el proceso de investigación. Los requisitos que debe cumplir las preguntas de investigación: a) b) c) d) Que no se conozcan las respuestas (si se conocen no valdría la pena realizar el estudio), Que puedan responderse con evidencia empírica, Que sean claras, Que el conocimiento que se obtenga sea sustancial.

Veamos la siguiente definición de un problema: Estudio del empleo de las mujeres. Esta definición deja muchas preguntas sin contestar: ¿incluye la investigación todo el país o un área específica?, ¿a qué año o periodo se refiere el estudio?, ¿qué edades de las mujeres se quiere investigar?, ¿abarcará todos los sectores económicos?, etc. Por consiguiente, esta definición es demasiada amplia para que pueda ser investigable. Si se atiende al principio de delimitación temporal y espacial y sector, podría enunciarse de la siguiente manera: ”Empleo de las mujeres que operan en el sector industrial en edades de 15 a 40 años, en el área urbana del municipio de San Miguel, año 2010”. En esta definición puede observarse que el problema de la investigación es claro, se entiende el objetivo, el lugar donde el fenómeno ocurre, sector y el período. En conclusión, es un problema concreto, de fácil investigación. Elementos del objeto de estudio: Interesa investigar el empleo de las mujeres que operan en el sector industrial y que residen en el municipio de San Miguel, cuyas edades estén entre los 15 y 40 años, en el año 2010, específicamente a indagar el tipo de

14
empleo, salarios, prestaciones y otras variables cruzadas, así como causas que inciden en el tipo de empleo. las

Tipo de Investigación:
Con la intención de establecer los límites teóricos y metodológicos en esta investigación, se señalan a continuación los rasgos que la caracterizan: a) Aplicada. Pretende la obtención de información objetiva sobre empleo de mujeres en edades entre 15 y 40 años que operan en el sector industrial en el área urbana del municipio de San Miguel; no una discusión teórico-conceptual sobre el tema, Sincrónica. La validez de los resultados se limita al momento en que se obtienen los datos (año 2010); no pueden generalizarse para otros años. Descriptivo-Explorativa. Su propósito es describir en su estado natural el tipo de empleo de las mujeres entre 15 y 40 años; es decir, explorar esta variable. Macrosociológica. La amplitud de la información sobre el tipo de empleo de las mujeres abarca solamente el área urbana del municipio de San Miguel. Cuantitativa. El diseño, la recolección de los datos y el análisis sistemático, se hace a partir del paradigma lógico-empírico, cuyo propósito es medir la parte cuantificable del tipo de empleo de las mujeres. Encuesta. Se busca obtener información puntual y personal sobre el tipo de empleo de las mujeres del municipio de San Miguel, especialmente sobre una variedad de temas, por medio de la técnica del cuestionario.

b) c) d) e)

f)

Definición espacio-temporal Temporalmente, esta investigación se realizará en junio del 2010, periodo en el que se recolectarán los datos. Espacialmente, el corpus de análisis lo constituye el área urbana del muncipio de San Miguel en el que trabajan mujeres en edades de 15 a 40 años en el sector industrial. Preguntas básicas Concretamente en esta investigación se intentará dar respuesta a las siguientes interrogantes: ¿Cuál es el tipo de empleo que tienen las mujeres que operan en el sector industrial en el municipio de San Miguel?, ¿Existen diferencias entre el empleo según nivel educativo de las mujeres?, ¿Existen diferencia entre las edades de las mujeres y el tipo de empleo?, ¿Existe relación entre los salarios y el tipo de empleo de las mujeres?, ¿Existen diferencias de salarios según el subsector del sector industrial donde operan?.

2.4.

Justificación

Además de los objetivos y las preguntas de investigación, es necesario justificar el estudio mediante la exposición de sus razones (el ¿para qué? Y el ¿por qué? del estudio). La mayoría de las investigaciones se efectúan con un

15
propósito definido, lo suficientemente significativo para que se justifique su realización. Además, en muchos casos se tiene que explicar por qué es conveniente llevar a cabo la investigación y cuáles son los beneficios que se derivarán de ella. Criterios para evaluar la importancia de una investigación a) b) c) d) Conveniencia.¿Qué tan conveniente es la investigación?; esto es, ¿para qué sirve?, Relevancia social. ¿Cuál es su trascendencia para la sociedad?, ¿quiénes se beneficiarán con los resultados de la investigación?, ¿de qué modo?. En resumen, ¿qué alcance o proyección social tiene?, Implicaciones prácticas. ¿Ayudará a resolver algún problema real?, ¿tiene implicaciones trascendentales para una amplia gama de problemas prácticos?, Valor teórico. Con la investigación ¿se llenará algún vacío de conocimiento?, ¿se podrán generalizar los resultados a principios más amplios?, ¿la información que se obtenga puede servir para revisar, desarrollar o apoyar una teoría?, ¿se podrá conocer en mayor medida el comportamiento de una o diversas variables o la relación entre ellas?, ¿se ofrece la posibilidad de una exploración de algún fenómeno o ambiente?, ¿qué se espera saber con los resultados que no se conocieron antes?, Utilidad metodológica. ¿La investigación puede ayudar a crear un nuevo instrumento para recolectar o analizar daos?, ¿contribuye a la definición de un concepto, variable o relación entre variables?, ¿pueden lograrse con ella mejoras en la forma de experimentar con una o más variables?.

e)

Además de los elementos anteriores, es necesario considerar otro aspecto importante: la viabilidad o factibilidad del estudio; para ello, se debe tomar en cuenta la disponibilidad de recursos financieros, humanos y materiales que determinarán en última instancia, los alcances de la investigación. Se tiene que preguntar de manera realista: ¿es posible llevar a cabo la investigación? y ¿cuánto tiempo tomará realizarla?.

2.5.

Objetivos

Los objetivos tienen la finalidad de señalar a lo que se aspira en la investigación y deben expresarse con claridad, pues son las guías del estudio y son parte fundamental, ya que son los puntos de referencia o señalamientos que guían el desarrollo de una investigación y a cuyo logro se dirigen todos los esfuerzos. Por su temporalidad los objetivos se dividen en inmediatos y mediatos; dependiendo de su alcance, se clasifican en generales y específicos, y según su enfoque u orientación, en prácticos y teóricos. Los objetivos generales indican en forma global lo que se persigue al finalizar la investigación del problema. Por ejemplo, en el problema mencionado anteriormente: un objetivo general puede ser determinar el tipo de empleo que tienen las mujeres jóvenes que operan en el sector industrial del área urbana del municipio de San Miguen en el año 2009.

16

Los objetivos específicos indican, en forma particular, las relaciones que guardan las distintas variables que se manejan en el proceso de investigación. Por ejemplo, los objetivos específicos del problema mencionado anteriormente pueden ser:

• • • •

Determinar la tasa de ocupación de las mujeres por tipo de empleo Determinar el tipo de empleo de las mujeres por nivel educacional Determinar los salarios de las mujeres por tipo de empleo Determinar el tipo de empleo de las mujeres por fuente de empleo

En esta parte hay que tener mucho cuidado, porque, cuando no se tiene experiencia en el ámbito de la investigación, se suele incurrir en el error de establecer como objetivos de la investigación aquellas acciones u operaciones lógicas, como “investigar”, “interpretar”, “analizar”,”redactar” y “elaborar”, que poco o nada aportar al proceso de investigación. Este tipo de redacciones, además de que no ofrecen información precisa de las acciones que se realizarán, son tautológicas, en el sentido de que se refieren a acciones obligadas en cualquier ejercicio intelectual de orden académico, que no merecen reiterarse.

2.6.

Marco Teórico y Conceptual de Referencia

Una vez que se ha planteado correctamente el problema objeto de estudio, justificado el estudio y definido los objetivos de la investigación, el siguiente paso consiste en sustentarlo debidamente mediante la exposición y análisis de aquellas teorías y enfoques teóricos que se consideran válidos. El marco teórico y conceptual adquiere pues, importancia dentro del proceso de investigación, ya que a partir de él se establecerán las conexiones con las hipótesis, lo métodos que se utilizarán para llevar a cabo la investigación, las técnicas para recolectar la información y el manejo de la misma. Según sea la delimitación del objeto de estudio y/o los objetivos planteados, podrán utilizarse cualquiera de los modelos o paradigmas teóricometodológicos existentes en cada una de las disciplinas del conocimiento propias de las especialidades. Economía es este caso. A partir de la perspectiva teórica o paradigma que se ha escogido para la investigación, se requiere plantear los conceptos que explican el fenómeno a estudiar y las experiencias referidas al problema. Se aclara que el marco teórico no debe entenderse como un glosario de términos extraídos de diccionarios, sino una teorización, en la que se definen y se explican los componentes de su objeto de estudio. Los conceptos del marco teórico, como representaciones de la realidad, deben contemplar la información siguiente: Definiciones, características y modalidades de las realidades objeto de estudio El marco teórico y conceptual de referencia conlleva las teorías escritas hasta el momento sobre el problema que se desea investigar, por lo tanto, incluye

17
la información recogida sobre lo que otros autores han escrito sobre el problema que interesa, así como entrevistas a especialistas claves. Uno de los errores más comunes en la elaboración del marco teórico consiste en manejar teorías e información general, que nada tienen que ver con el problema planteado. Lo que se diga en el marco teórico debe estar relacionado directamente con el problema planteado en la tesis. El análisis de las teorías relacionadas con el problema investigado puede ser complementado con investigaciones exploratorias de campo (encuestas pilotos o de sondeo, entrevistas a personas claves, etc.) que faciliten detectar las variables más relevantes para formular las hipótesis y por ende, a orientar el análisis de los datos, cuando se llegue a la etapa de análisis de resultados. Puede presentarse problema sobre los cuales aún no existan teorías o investigaciones previas. En estos casos, se recomienda hacer visitas exploratorias en el trabajo de campo y consultar personas claves que puedan dar pistas. Esta clase de problemas se puede analizar mediante un adecuado marco conceptual, pues de él se derivan las variables más relevantes para formular las hipótesis. Existen otros marcos de referencia como el histórico, jurídico, institucional y el administrativo, cuya aplicación o uso dependerá de la naturaleza del problema El marco teórico no es igual a teoría; por lo tanto, no todos los estudios que incluyen un marco teórico tienen que fundamentarse en una teoría. El marco teórico cumple diversas funciones dentro de la investigación, entre las cuales destacan las siguientes: a) b) c) Ayuda a prevenir errores que se han cometido en otros estudios, Orienta sobre cómo habrá de realizarse el estudio, Amplia el horizonte del estudio o guía al investigador para que se centre en su problema para evitar desviaciones del planteamiento original, d) Documenta la necesidad de realizar el estudio, e) Conduce al establecimiento de hipótesis o afirmaciones que más tarde habrán de someterse a prueba en la realidad, o bien, nos ayuda a no establecerlas por razones bien fundamentadas, f) Inspira nuevas líneas y áreas de investigación, g) Provee de un marco de referencia para interpretar los resultados del estudio. Etapas para la elaboración del marco teórico. a) b) Revisión de la literatura correspondiente, y La adopción de una teoría o desarrollo de una perspectiva teórica o de referencia.

La revisión de la literatura correspondiente consiste en detectar, consultar y obtener la bibliografía y otros materiales que sean útiles para los propósitos del estudio, de donde se tiene que extraer y recopilar la información relevante y necesaria que atañe al problema de investigación.

18

Tipos de fuentes de información: i) Fuentes primarias: Proporciona datos de primera mano, pues se trata de documentos que contienen los resultados de los estudios correspondientes. Libros, artículos de publicaciones de periódicos, monografías, tesis y disertaciones, documentos oficiales, reportes de asociaciones, presentaciones en seminarios o conferencias, Fuentes secundarias. Son listas, compilaciones y resúmenes de referencias o fuentes primarais publicadas en un área del conocimiento en particular. Es decir, reprocesan información de primera mano. Comentan brevemente artículos, libros, tesis, disertaciones y otros documentos.

ii)

Uno de los propósitos de la revisión de la literatura es analizar y discernir si la teoría existente y la investigación sugieren una respuesta (aunque sea parcial) a la pregunta o las preguntas de investigación; o bien, proveen una dirección a seguir dentro del tema de nuestro estudio. La literatura revisada puede revelar diferentes grados en el desarrollo del conocimiento i) Que existe una teoría completamente desarrollada, con abundante evidencia empírica y que se aplica a nuestro problema de investigación, ii) Que hay varias teorías que se aplican a nuestro problema de investigación, iii) Que hay piezas y trozos de teoría con apoyo empírico, moderado o limitado, que sugieren variables potencialmente importantes y que se aplican a nuestro problema de investigación, iv) Que hay descubrimientos interesantes, pero parciales, sin llegar a ajustarse a una teoría, v) Que sólo existen guías aún no estudiadas o ideas vagamente relacionadas con el problema de investigación. Una teoría es un conjunto de conceptos interrelacionados, definiciones y proposiciones que presentan una visión sistemática de los fenómenos al especificar las relaciones entre variables, con el propósito de explicar y predecir los fenómenos. Las funciones de la teoría son básicamente tres: a) b) c) Explicar: decir por qué, cómo y cuándo ocurre un fenómeno. Sistematizar o dar orden al conocimiento sobre un fenómeno o una realidad, conocimiento que en muchas ocasiones es disperso y no se encuentra organizado. Predecir, es decir, hacer inferencias a futuro sobe cómo se va a manifestar u ocurrir un fenómeno dadas ciertas condiciones.

Con frecuencia, para la explicación y predicción de ciertos fenómenos, se requiere de concurrencia de varias teorías, una para cada aspecto del hecho. Hay fenómenos que, por su complejidad, para predecirse requieren de varias teorías: Por ejemplo la productividad de un trabajador (se requieren teorías de la motivación, la satisfacción laboral, el desarrollo de habilidades, el desempeño) La investigación a realizar puede tener varios alcances: Exploratoria, descriptiva, correlacional y explicativa.

19

Un estudio exploratorio se realiza cuando el objetivo es examinar un tema o problema de investigación poco estudiado, del cual se tienen muchas dudas o no se ha abordado antes. Es decir, cuando la revisión de la literaria reveló que tan sólo hay guías no investigadas o ideas vagamente relacionadas con el problema de estudio, o bien, si se desea indagar sobre temas y áreas desde nuevas perspectivas. Esta clase de estudios son comunes, sobre todo donde existe poca información. Un estudio descriptivo busca especificar las propiedades, las características y los perfiles de personas, grupos, comunidades, procesos, objetos y cualquier fenómeno que se someta a un análisis. Es decir, miden, evalúan o recolectan datos sobre diversos conceptos (variables), aspectos, dimensiones o componentes del fenómeno a investigar. Estos son útiles para mostrar con precisión los ángulos o dimensiones de un fenómeno, suceso, comunidad, contexto o situación. En esta clase de estudios se debe ser capaz de definir, o visualizar, que se medirá (conceptos, variables, componentes, etc.) y sobre qué o quiénes se recolectarán los datos (personas, grupos, comunidades, objetos, animales, hechos, etc.). Un estudio correlacionado mide el grado de asociación entre esas dos o más variables. Tales correlaciones se sustentan en hipótesis sometidas a prueba. Pretende responder a preguntas de investigación como las siguientes: ¿aumenta la productividad del trabajador conforme aumentan los salarios?, ¿a mayor variedad y autonomía en el trabajo mayor motivación respecto a las tareas laborales?. Este tipo de estudios tiene como propósito conocer la relación que exista entre dos a más conceptos, categorías o variables en un contexto en particular. En ocasiones sólo se analiza la relación entre dos variables (X y Y). Pero con frecuencia se ubican en el estudio relaciones entre tres variables (X,Y,Z), otras veces se incluyen relaciones múltiples: Por ejemplo: X con Y, X con Z, Y con Z, Y con W y Z con F. La correlación puede ser positiva o negativa o no haber correlación alguna o haber una correlación espuria (aparente asociación de dos variables en una relación que no existe en realidad). Un estudio explicativo va más allá de la descripción de conceptos o fenómenos o del establecimiento de relaciones entre conceptos; es decir, están dirigidos a responder por las causas de los eventos o fenómenos físicos o sociales. Su interés se centra en explicar porque ocurren los fenómenos y en que condiciones se manifiesta o porqué se relacionan dos o más variables

2.7.

Formulación de Hipótesis

Una hipótesis científica es aquella formulación que se apoya en un sistema de conocimientos organizados y sistematizados y que establece una relación entre dos o más variables para explicar y predecir, en la medida de lo posible, los fenómenos que le interesan en caso de que se compruebe la relación establecida.

20
La investigación científica se inicia con el planteamiento de un problema, para ello se ofrece una solución tentativa al problema en forma de proposición, la respuesta tentativa constituye una hipótesis. Las hipótesis o respuestas al problema se constituyen en una suposición, en una afirmación explicativa sobre el mismo, y, fundamentalmente, en términos operativos, guía el proceso de investigación. Las hipótesis deben formularse de acuerdo a la naturaleza de la investigación. Así las puede haber: Descriptivas o causales, particulares o genéricas y empíricas o abstractas, que confirma que no hay una sola forma, sino tantas formas de plantearlas como realidades existen en el mundo. Incluso hay trabajos en los que no se plantean, porque los objetivos de investigación no las requieren. El hecho de que se formulen o no hipótesis dependen del alcance inicial del estudio. Las investigaciones cuantitativas que formulan hipótesis son aquellas cuyo planteamiento define que su alcance será correlacional o explicativo, o las que tienen un alcance descriptivo, pero que intentan pronosticar una cifra o un hecho. En el caso de los estudios exploratorios no se formulan hipótesis, en el estudio descriptivo sólo se formulan cuando se pronostican un hecho o dato, en los estudios correlacionados se formulan hipótesis correlacionadas y en los explicativos, hipótesis causales. Las hipótesis no necesariamente son verdaderas y pueden o no comprobarse con los datos. Características de las hipótesis. Para que las hipótesis puedan ser verificadas empíricamente deben reunir las siguientes características. Las hipótesis deben: a) Estar formuladas como relaciones si, entonces y deben ser expresadas de manera que sus inferencias y relaciones al problema se puedan demostrar lógica y empíricamente. El uso de las palabras si, entonces no es necesariamente requerido, ya que en la redacción de la hipótesis puede ir implícita dicha relación. Por ejemplo, “proporcionar periódicamente asistencia técnica a los productores, conducirá a emplear mejores técnicas de producción”, Estar formuladas de una manera sencilla, tanto en términos de complejidad e implicaciones teóricas, como en términos del número de variables, Estar formuladas en forma tal que dirijan la investigación. Las hipótesis sugieren los datos apropiados y las técnicas disponibles que serán empleadas en el proceso para probarlas, Proporcionar un nivel aceptable de confianza en los resultados, pero al mismo tiempo, economizar el uso de los recursos de la investigación, Ser comprensibles, precisas, claros y los más concretos posibles los conceptos y la relación entre las variables, Ser observables y medibles los términos o variables de la hipótesis, así cómo la relación planteada entre ellas, Referirse a una situación real y sólo a un ámbito determinado de la realidad social,

b) c) d) e) f) g)

Utilidad de las hipótesis: a) Son las guías de una investigación. Ayuda a saber lo que se trata de buscar y probar y proporcionan lógica y orden al estudio,

21
b) c) d) Tienen una función descriptiva y explicativa según sea el caso, Probar teorías, si se aporta evidencia a favor de la o las hipótesis, Sugerir teorías. Algunas hipótesis no están asociadas con teoría alguna, pero llega a suceder que como resultado de la prueba de una hipótesis, se puede construir una teoría o las bases para ésta.

Elementos estructurales de las hipótesis: a) b) c) Las unidades de análisis, que pueden ser personas, grupos, viviendas, instituciones, zonas geográficas, instituciones, empresas, etc., Las variables, o sea, las características o propiedades cualitativas o cuantitativas que presentan las unidades de análisis, Los elementos o términos lógicos que relacionan las unidades de análisis con las variables y éstas entre si. Acusan relación de asociación y relación causal.

En la hipótesis: Cuanto mayor es el grado de asistencia técnica y capacitación a los agricultores por parte de CENTA, mayor será, años más tarde, el rendimiento de los cultivos agrícolas. Las unidades de análisis son los agricultores; las variables son el rendimiento (variable independiente) y la capacitación y asistencia técnica (las variables dependientes) y los términos lógicos son cuanto mayor es, tanto mayor será. En la investigación resulta de particular importancia definir las unidades de análisis y las variables, así como los que se contemplan en el marco teórico y conceptual, ya que a menudo se emplea el mismo concepto en distinta forma. En la definición de los conceptos deben tomarse en cuenta las siguientes reglas: a) b) c) d) Evitar tautologías. Es decir, definir un concepto por si mismo, ejemplo: los grupos marginados son los que se encuentran al margen de la sociedad, Emplear un lenguaje claro y sencillo. Evitar términos o palabras poco comprensibles o que puedan dejar dudas sobre su significado, Señalar los aspectos esenciales que caracterizan el fenómeno, hecho o situación que se define, Precisar los límites del concepto.

Tipos de definición de conceptos a) Definición teórica es la que aparece en los diccionarios o libros especializados que se encuentran, por lo general, a un nivel de abstracción elevado, o bien se atribuye a un experto o a una autoridad sobre la materia, Definición real es cuando se realiza una investigación concreta es necesario ajustar o adecuar la definición teórica del concepto a los requerimientos y objetivos de la investigación. La definición real hace referencia a los objetivos de una investigación, Definición operacional La definición operacional busca elementos concretos, a través del manejo de indicadores que viabilicen o expliquen las relaciones entre las variables implícitas en las hipótesis.

b)

c)

Fuentes de las hipótesis

22
Una hipótesis de investigación puede surgir de tres fuentes básicamente: a) De la teoría, o sea, del sistema de conocimientos debidamente organizados y sistematizados, b) De la observación de hechos o fenómenos y sus posibles relaciones, c) De la información empírica disponible. Clases o tipo de hipótesis Según el número de variables y el tipo de relación que guardan entre ellas, las hipótesis pueden ser: a) b) c) Hipótesis descriptivas con una sola variable, Hipótesis descriptivas con dos o más variables relacionadas en forma de asociación, Hipótesis con dos o más variables relacionadas en forma causal.

Las hipótesis descriptivas con una sola variable se caracterizan por señalar la presencia de ciertos hechos o fenómenos en la población objeto de estudio y no permiten explicar los hechos económicos o fenómenos en cuestión. Solamente afirma la existencia de eventos, hechos o circunstancias. Ejemplo: Los agricultores que no hacen uso de tecnología avanzada en los cultivos por lo general no tienen ninguna educación. En esta hipótesis la variable de esta proposición es la tasa de analfabetismo, la unidad de análisis son agricultores. Relación: no existe. Términos lógicos no existe. Otro ejemplo: de cada 100 microempresas, solamente 25 hacen uso del crédito institucional. En esta hipótesis la variable es el crédito institucional, la unidad de análisis son las microempresas y no existe relación, tampoco términos lógicos. Esta hipótesis puede comprobarse fácilmente, mediante una estimación puntual, basada en el análisis de una muestra representativa de esa población. Hipótesis descriptivas que relacionan dos o más variables en forma de asociación o covarianza. En este tipo de hipótesis un cambio o alteración en una variable o más variables independientes va acompañado de un cambio proporcional, en sentido directo o inverso, en la variable dependiente, pero la relación que se establece no es de causalidad. La mejor manera de plantear este tipo de hipótesis es la siguiente: a mayor o menor X… mayor o menor Y. Estas proposiciones tampoco permiten explicar los fenómenos, pues la relación que se establece es de asociación. Ejemplo: A mayor nivel de ingresos de los agricultores, mayor nivel de utilización de tecnología en la producción Este tipo de hipótesis se caracterizan por tener términos lógicos que relacionan las variables independientes con la o las variables dependientes, ya sea en forma directa o inversa, sin explicar, por supuesto, la causa del grado de asociación. Retomando el ejemplo anterior, la hipótesis puede redactarse de la siguiente forma: a mayor asistencia técnica a los productores de frijol, mayor rendimiento del cultivo. Así redactada la hipótesis, se tiene: Variable independiente: frijoles Variable dependiente: Unidad de análisis: Relación: de asociación: Términos lógicos: Asistencia técnica a los productores de Productividad del cultivo Productores de frijoles Directa A mayor asistencia técnica mayor producción

23

Las hipótesis que relacionan dos o más variables en términos de dependencia, éstas son de relación causal y permiten explicar y predecir, con determinados márgenes de error, los procesos económicos. Tales hipótesis, por las características adquieren especial importancia en el campo de la investigación económica y social, ya que si un fenómeno es susceptible de explicarse y predecirse podrá entonces ser susceptible de controlarse. Esta clase de hipótesis, se caracteriza en medir la intensidad de asociación entre las variables y en permitir explicar y predecir la variable dependiente en función de la variable independiente con determinado márgenes de error. Esta cualidad hace posible estimar la variable dependiente, manipulando adecuadamente la variable independiente (la causa), ya que la variable independiente ocurre antes que la variable dependiente (efecto). Para establecer hipótesis de relación causal se requiere cumplir con las siguientes condiciones: i) ii) iii) Existencia de variación concomitantes (covariación), esto es, si varía la variable causal o independiente habrá un cambio en la variable efecto o dependiente de acuerdo a la forma señalada por la hipótesis, La covariación establecida no es producto de otros factores aleatorios, por lo que la relación establecida entre variables sucede efectivamente en la realidad, La variable causal o independiente ocurre antes que la variable dependiente. Las hipótesis descriptivas que relacionan dos o más variables en forma de asociación o covariaza pueden reunir sólo los dos primeros requisitos.

Otras formas de clasificar las hipótesis, es la siguiente: a) Hipótesis de investigación, A la vez, las hipótesis de investigación pueden ser: i) Hipótesis descriptivas de un solo valor o dato, ii) Hipótesis correlacionales, iii) Hipótesis de diferencia de grupos, iv) Hipótesis causales. b) Hipótesis nula o negativa, c) Hipótesis alternativas, d) Hipótesis estadísticas. A la vez, las hipótesis estadísticas pueden ser: i) De estimación, ii) De correlación, iii) De diferencias de medias. Las hipótesis de investigación se definen como proposiciones tentativas acerca de las posibles relaciones entre dos o más variables, se les simboliza como Hi o H1, H2, H3. Las hipótesis descriptivas de un valor o dato se utilizan a veces en estudios descriptivos, para intentar predecir un dato o valor de una o más variables que se van a medir u observar. Ejemplo. Hi: Durante este año el déficit presupuestario llegará al 5% del PIB.

24
Las hipótesis correlacionales, especifican las relaciones entre dos o más variables y corresponden a los estudios correlacionales. Esta hipótesis no sólo pueden establecer que dos o más variables que se encuentran vinculadas, sino también cómo están asociadas. Alcanza el nivel predictivo y parcialmente explicativo. Ejemplo: A mayor cultura fiscal habrá mayor recaudación de impuestos. Las hipótesis de diferencia de grupos se formulan en investigaciones cuya finalidad es comparar grupos. Por ejemplo: el efecto de la adopción de una nueva tecnología no será la misma en grupo de agricultores con educación que sin educación. Las hipótesis que establecen relaciones de causalidad no solamente afirman las relaciones entre dos o más variables y la manera en que se manifiestan, sino que además propone un sentido de entendimiento de las relaciones. Tal sentido puede ser más o menos completo, esto depende del número de variables que se incluyan, pero todas estas hipótesis establecen relaciones de causa y efecto. Ejemplo: Hi: Un clima organizacional negativo crea bajos niveles de innovación de los empleados. La hipótesis nula afirma que no existe diferencia entre el estadístico (valor muestral) y el parámetro (valor poblacional); implica que cualquier diferencia entre el estadístico y el parámetro puede deberse al muestreo. Son, en cierto modo, el reverso de las hipótesis de investigación. También constituyen proposiciones acerca de la relación entre variables, sólo que sirven para refutar o negar lo que afirma la hipótesis de investigación. La hipótesis alternativa es la declaración operacional que contradice a la nula; viene a constituir la hipótesis de la investigación, es decir, la que el investigador desea comprobar. Son posibilidades alternas ante las hipótesis de investigación y nula: ofrecen otra descripción o explicación distintas de las que proporcionan estos tipos de hipótesis. Generalmente se simbolizan por: Ho: Hipótesis nula o negativa y H1: Hipótesis alternativa. Ejemplo. Suponiendo que se desea comprobar la siguiente afirmación: El 40% de los agricultores que cultivan granos básicos utiliza semilla mejorada. Para comprobar esta afirmación, se toma una muestra aleatoria de n agricultores. Al calcular el porcentaje de productores que hacen uso de semilla mejorada, el resultado resulta ser del 30%. Las hipótesis se plantean así: Ho: La proporción de agricultores que utilizan semilla mejorada es de 0.40 H1: La proporción de agricultores que utilizan semilla mejorada es menor de 0.40 Las hipótesis estadísticas son exclusivas del enfoque cuantitativo y representan la transformación de las hipótesis de investigación, nulas y alternativas en símbolos estadísticos. Básicamente hay tres tipos de hipótesis estadísticas que corresponden a clasificaciones de las hipótesis de investigación y nula: de estimación, de correlación y de diferencias de medias. Las hipótesis estadísticas de estimación corresponden a las que, al hablar de hipótesis de investigación, se les denomina hipótesis descriptivas de un dato

25
que se pronostica. Sirven para evaluar la proposición de un investigador respecto del valor de alguna característica en una muestra de individuos, entre seres vivos, sujetos u objetos, y en una población. Las hipótesis estadística de correlación tienen por objetivo traducir en términos estadísticos una correlación entre dos o más variables. El símbolo de una correlación entre dos variables es r y entre más de dos variables es R

2.8.

Operacionalización de las hipótesis

Una vez que el investigador ha planteado sus hipótesis, el siguiente paso es someterla a prueba. La comprobación de las hipótesis exige que el investigador busque un acercamiento con la realidad. Para tal fin, debe de realizar, al menos, las siguientes tareas: a) Planteamiento claro de las hipótesis, b) Claridad en cada uno de los componentes de las hipótesis, c) Listado y definición de los términos utilizados, d) Identificación y clarificación de las variables, e) Operacionalización de las variables. Las hipótesis pueden tener una, dos o más variables, las cuales pueden ser de relación, de asociación o de relación causal. El análisis de la hipótesis a partir de las variables que la componen facilita su comprobación o rechazo. Con este procedimiento las variables se descomponen y así se puede llegar a los indicadores, los elementos observables y medibles. En este sentido, es útil preguntarse, ¿cuántos son los indicadores apropiados que deben incluirse?. No existe una respuesta absoluta. Por lo tanto se deben buscar aquellos indicadores necesarios, íntimamente relacionados con las variables independientes y dependientes de las hipótesis. Esta tarea se facilita volviendo a revisar el marco teórico propuesto así como las definiciones de los conceptos. La operacionalización de las variables ayuda al investigador a diseñar los instrumentos para recopilar la información necesaria para probar o rechazar las hipótesis. Para ello, se requiere trabajar con datos extraídos directamente de la realidad objeto de estudio, por lo que es necesario operacionalizar las hipótesis conceptuales con el fin de hacer descender el nivel de abstracción de las variables y poder manejar sus referentes empíricos. Con esto se pretende explicar que cada una de las variables se desglosarán, a través de un proceso de deducción lógica, en indicadores que representan ámbitos específicos de las variables y se encuentran en un nivel de abstracción intermedio. Los indicadores pueden medirse mediante índices o investigarse por medio de ítems o preguntas que se incluirán en los instrumentos para recopilar la información (cuestionario, entrevistas, guías de investigación). De esta forma, se podrán recoger datos útiles y suficientes para probar las hipótesis establecidas. Un caso concreto, es el siguiente: El nivel del desarrollo económico de un país puede ser evaluado por el grado de urbanización, la industrialización, la tasa de desempleo, el analfabetismo, la mortalidad infantil y otros indicadores. A la vez, cada uno de ellos tiene referentes empíricos, por ejemplo, la urbanización puede medirse por el porcentaje de viviendas con agua,

26
electricidad y drenaje de aguas negras; el porcentaje de calles asfaltadas; el porcentaje de personas no empleadas en actividades agropecuarias, etc. La operacionalización de las variables permite diseñar los instrumentos para recopilar la información que se utilizará en la prueba de las hipótesis. Para esto, es necesario cruzar o relacionar las preguntas de los indicadores independientes con aquellos de los indicadores dependientes, al quedar probada esa relación se estará probando automáticamente la hipótesis conceptual. Las variables pueden clasificarse por su posición en una hipótesis en: independientes, dependientes e intervenientes. La variable independientes es aquella en la cual el elemento (fenómeno, situación) que explica, condiciona o determina la presencia de otro; la variable dependiente se define como el elemento (fenómeno, situación) explicado o que está en función de otro y la variable interveniente es el elemento que puede estar presente en una relación entre la variable independiente y la dependiente, es decir, influye en la aparición de otros elementos, pero sólo en forma indirecta. Las variables mencionadas pueden ser cualitativas o cuantitativas (discretas o continuas)

2.9.

Metodología de la investigación

Es necesario explicar detalladamente los pasos que se darán para logar el objetivo de la investigación, en concreto, cómo se hará la investigación y con qué se desarrollará. La metodología tiene que estar en concordancia con los objetivos de la investigación. Para obtener información sobre el problema pueden emplearse métodos y técnicas distintos; sin embargo, lo relevante en la investigación radica en seleccionar los adecuados, dependiendo de la naturaleza del fenómeno, los objetivos del estudio y la perspectiva de análisis. Los métodos y técnicas son las herramientas metodológicas de la investigación, ya que permiten implementar las distintas etapas de ésta dirigiendo los procesos mentales y las actividades prácticas hacia la consecución de los objetivos. En su acepción más amplia el método es la manera de alcanzar un objetivo, o bien, se le define como determinado procedimiento para ordenar la actividad. Los métodos pueden ser generales o particulares. Los primeros son el análisis y la síntesis, la inducción y la deducción, el experimental y otros. Estos métodos generales pueden ubicarse dentro de la perspectiva del materialismo histórico y dialéctico que representa una teoría y un método general de conocimiento o dentro del enfoque positivista y sus variantes. Los métodos particulares, son aquellos que cada una de la disciplinas ha desarrollado de acuerdo a sus propias necesidades y limitaciones, y según las normas que el método científico fija. Resulta importante señalar que el método se desprende de la teoría de ahí su estrecha relación con ésta. En este sentido, la teoría indica que el objeto de estudio tiene tales características y por lo tanto se debe abordar de determinada manera.

27

Puede decirse entonces que el método se refiere a criterios y procedimientos generales que guían el trabajo científico para alcanzar un conocimiento objetivo de la realidad. Instrumentos y técnicas para recolectar los datos El cuestionario es un instrumento para la recolección de los datos. Las razones que lo justifican se desprenden de las ventajas que proporciona el instrumento, porque al ser administrado personalmente a grupos, le brinda la oportunidad para establecer contacto y para explicar el propósito del estudio y el significado de los ítems que no se encuentran claros. La tabulación y la interpretación son fáciles, especialmente si se trata de cuestionarios de respuestas cerradas. Asimismo, el cuestionario se llena con facilidad, requiere poco tiempo y mantiene al encuestado en el tema. La técnica es un conjunto de reglas y operaciones para el manejo de los instrumentos que auxilia al individuo en la aplicación de los métodos. Para la elaboración del marco teórico y conceptual se requiere manejar tres niveles de información. El primer nivel es el manejo de las teorías o elementos teóricos existentes sobre el problema; el segundo consiste en analizar la información empírica secundaria o indirecta proveniente de distintas fuentes, por ejemplo: investigaciones o informes publicados en revistas y periódicos, así como estadísticas u otros datos significativos que pueden localizarse en archivos públicos y privados, y el tercer nivel, implica el manejo de información empírica primaria o directa obtenida mediante un acercamiento con la realidad, a través de guías de observación y de entrevista a informantes claves de la localidad sobre cuestiones más relevantes del problema a estudiar. En ambos casos, se obtendrá información básica para tener un conocimiento y una comprensión más amplios de la problemática que se investiga. Establecida la perspectiva teórica y la conceptualización sobre el tema, se indica y se describe el tipo de muestra (poblacional, institucional o familiar) o corpus de análisis (cuando se trata de documentos), se opta por un procedimiento y se seleccionan las técnicas y los instrumentos, por medio de los cuales se interroga la realidad seleccionada. Este marco metodológico proporciona validez científica a la investigación, por lo que se constituye como una fase fundamental y clave en la elaboración del trabajo. Los métodos, las técnicas y los instrumentos de investigación que se seleccionen, deben ser adecuados a los objetivos de investigación y la naturaleza de la realidad que se pretende investigar. Asimismo, se señalan y se describen las fases que requerirá la realización del trabajo tanto para la recolección de datos, como para el análisis e interpretación de resultados. La selección del tipo de muestra y del tipo de técnicas y de instrumento, depende de los límites del estudio. Si la investigación requiere obtener datos puntuales sobre las preferencias más mediáticas de los consumidores, ara obtenerlos se utiliza la técnica de la encuesta. Esta permitirá recolectar de los encuestados información puntual y personal (edad, sexo, ocupación, grupo de pertenencia, lugar de procedencia,

28
familia y posesión de aparatos receptores), las situaciones concretas de recepción (dónde, cuándo y con quién se usa el medio, número de horas, horarios días de la semana y los fines de semana), las preferencias (de un mismo o de otros medios) y los usos de los medios y la rutina cotidiana.

2.10.

Propuesta Capitular

Básicamente consiste en presentar un sumario (o índice como se conoce en América Latina) del contenido del estudio. Se trata de elaborar un guión de trabajo, cuyo contenido constituye: los capítulos, temas y subtemas de la tesis, con la finalidad de hacerse un mapa de lo que se tiene que hacer en todo el proceso. Este esquema podrá ser modificada al final, sin duda, pero dibuja la responsabilidad y el trabajo que espera, para concretar un estudio que tenga calidad académica.

2.11.

Cronograma de Actividades

Consiste en la ubicación de las tareas fundamentales de la investigación (planificación, recolección de datos, análisis e interpretación de resultados, elaboración y presentación del informe final) y las respectivas acciones para cumplirlas, en el tiempo. Esto responde al propósito de ir cumpliendo paso a paso el proceso de investigación de modo sistemático, y, además, cumplir con los plazos establecidos por la Coordinación del Seminario de Graduación de la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas.

2.12.

Fuentes Bibliográficas

Consiste en la recolección preliminar de los tipos de documentos que servirán como fuente primaria o secundaria, para la realización de la investigación. Estos documentos, según el tipo y necesidades del estudio, pueden ser: a) Escritos: Libros, tesis, revistas, periódicos, archivos públicos o documentos oficiales, prensa, documentos personales, obras escritas. b) Documentos numéricos: Estadísticas de todo tipo, censos, informes financieros, etc. c) Documentos audiovisuales: Cine, televisión, magnetófonos, discos compactos. d) Informes resultados de entrevistas personales o colectivas

29

ANEXOS A.
Utilización de las Locuciones Latinas Cuando se construye el marco teórico, conceptual, contextual y en otra parte de la investigación se requiere hacer algunos señalamientos, como por ejemplo: véase arriba o abajo, consúltese tal obra. Además, debe emplearse locuciones latinas, las cuales sirven para hacer las notas, citas o llamadas, que se presentan a pie de página o al final de capítulo o de la obra. Esta forma de presentación de las notas de pie de página es de mucha utilidad cuando se trata de hacer alguna aclaración o proporcionar mayor información sobre lo expuesto en el texto. Las locuciones latinas de uso más frecuente son:

 Ibid, idem. Equivalen a “lo mismo”, o sea, el mismo autor y obra. Se

 

  

usan, cualquiera de ellas, cuando se cita repetidas veces a un mismo autor sin intercalar citas de otros autores. Ejemplo: Dornbush y Fisher, Macroeconomía, p.39. Ibid, p.45. Ibídem. Cuando la información se extrae de la misma página se pone la elocución ibídem. Op. cit. (opus citatum). Significa “obra citada”. Se emplea cuando se vuelve a mencionar un autor después de intercalar otras citas, poniendo el nombre de éste antes de la locución. Ejemplo. Dornbush y Fisher,Op. cit. p.50. Infra. Significa abajo o en los párrafos o páginas siguientes. Se utiliza cuando se remite al lector a una parte posterior del libro. Esta locución algunas veces se utiliza sola, pero en la mayoría va acompañada de la locución vid. Ejemplo: Para mayor información sobre el tema vid infra, cuadro No.25. Supra. Quiere decir arriba o que ese tema se ha tratado en una página o párrafo anterior. Al igual que infra, se utiliza generalmente acompañada de vid. Ejemplo: Para confrontar este dato, vid supra. p.18. Loc. cit. (locus citatus). Esta locución indica texto o lugar citado, o locución citada. Se emplea cuando se repite una frase o párrafo ya mencionado. Ejemplo: Dornbush y Fisher,Loc. cit. Cap.III. Et. al. (et alii o et alius). Significa “y otros”.Se utiliza generalmente para señalar a todos los autores cuando la obra o el artículo fue escrito por más de dos personas. Ejemplo: Castro, Alberto, et al., “Migración y… Cfr. (confere). Significa compare, consulte. Ejemplo: cfr. Aguilar, Jorge. p.67. Vid (videtur). Quiere decir véase; es decir, consulte tal obra. Puede utilizarse acompañada con las locuciones infra y supra. Ejemplo: Vid. Dornbush y Fisher. Capítulo III. Sic.(sicut). Significa “así”, o “léase como está”. Se emplea cuando el párrafo o la frase del autor es confuso o erróneo. También se utiliza en tono irónico. Se coloca entre paréntesis inmediatamente después del texto cita.

30  V.gr. (verbi gratia). Quiere decir por ejemplo.

Ejemplo: La desnutrición contribuye a elevar las tasas de mortalidad por enfermedades infecciosas, v.gr. el sarampión, la tuberculosis.  Apud. Significa apoyado por, citado o basado en. Se utiliza para señalar que lo que dice un autor se encuentra apoyado por otro u otros autores. Ejemplo: Dato presentado por, apud  Passim. Quiere decir frecuentemente, en cualquier lugar o indistintamente. Ejemplo: este enfoque se encuentra en las obras de  Ca.(circa). Quiere decir acerca, fecha o información aproximada. Ejemplo: La población actual del AMSS es de 1.5 millones de habitantes, ca. Algunas abreviaturas utilizadas: Ed. Editorial Ed. Fac. Facsímil Cap. Bibli. Bibliografía Pref. P.pp. Página, páginas Sec. Vol. Vols. Volumen, volúmenes n.del ed. Nota del editor edición s.e. Sin editorial s.f. ms.mss. Manuscrito, manuscritos traducción Edición, editor Capítulo Prefacio Sección Tomo Sin lugar

t. s.l.

de

Sin fecha trad. Traductor,

31

B.
  

Manera de Citar Fuentes Primarias (ciudad y país) y año de edición, nombre de la editorial y, cuando se trate de una nueva edición o reimpresión, el número de ésta. Artículos de revistas: Nombre(s) del(los) autor(es), título y subtítulo del artículo, nombre de la revista, año, volumen, número o equivalente. Artículos periodísticos: Nombre(s) de (los) autor(es), título y subtítulo del artículo, nombre del periódico, sección y página(s) donde se publicó, y fecha en que se publicó. Trabajos presentados en seminarios, conferencias, congresos y eventos similares: Nombre(s) del (los) autor(es), título y subtítulo del trabajo, nombre completo del evento y la asociación, el organismo o la empresas que lo patrocina, mes y año en que se llevó a cabo, lugar donde se efectuó y nombre de quien fungió como presidente del comité organizador. Tesis y disertaciones. Nombre(s) del(los) autor(es), título de la tesis, escuela o facultad e institución educativa donde se elaboró la tesis, fecha (mes y año), ciudad o país. Documentos no publicados (manuscritos). Nombre(s) de (los) autor(es), título y subtítulo del documento, institución o empresa que apoyó la realización del documento. Sitio web. Nombre del sitio (dirección electrónica completa entre paréntesis), fecha de consulta. Si es un documento en el cual hay autor se anota el nombre, también el lugar (estado y país de ser posible). Cuando se cita una base de datos bibliográfica completa, agregar localidad, nombre de productos y distribuidor. Artículo de revista electrónica en la web o internet. Si es un artículo basado en una fuente impresa: los mismos datos de un artículo de revista y la leyenda (versión electrónica). Si es un artículo en una revista exclusiva de internet: nombre(s) del (los) autor(es), fecha de publicación. Título del artículo y nombre de la publicación, número o volúmenes, clasificación electrónica, recuperado (fecha exacta de consulta), deespecificar dirección electrónica completa).

 Libros: Nombre(s) del (los) autor(es), título y subtítulo del libro, lugar

  

Observaciones  Todas las locuciones latinas deben ir subrayadas o en cursivas.  Los autores de los libros y artículos se citan empezando por el apellido y después por el nombre. Si este último es muy conocido, se puede eliminar el nombre, ejemplo: Marx, keynes, etc.  Los títulos de los libros, revistas y periódicos, se subrayan y los nombres de los artículos y reportajes se entrecomillan.  Cuando la cita se refiera a un artículo de revista o periódico, debe escribirse el nombre de éstos, subrayado como ya se dijo, y después el número de la revista o la fecha de aparición si se trata de un periódico.

32
 Cuando los títulos de los libros, artículos, etc., son muy grandes, pueden abreviarse ya que los datos complementarios para la identificación de la fuente se presentan en la bibliografía.  Cuando la cita proviene de una obra separada en tomos o volúmenes, debe indicarse aquel de donde se extrae.  Las locuciones ibid., op.cit., loc. cit., et al., cfr., vid., sic., v.gr., y ca., son abreviaturas por lo que deberá ponerse un punto después de ellas.  Las citas textuales que pasen de cinco líneas deberán separarse del cuerpo general del texto y, después de cerrar éste con dos puntos, se comenzará en la siguiente línea sin comillas y a tres golpes del margen.  Los nombres de los libros deberán escribirse con minúscula, excepto cuando se inicia el título o después de un punto y seguido. Cuando se trata de títulos de obras en otros idiomas o si son nombres propios, la primera letra de cada palabra debe escribirse con mayúsculas, v.gr. Revista El Economista; así como los títulos de los artículos de revistas, periódicos o libros: “La Desforestación en El Salvador”.

33

C.

Uso de las Mayúsculas A continuación se mencionan los casos en que se hace uso de mayúsculas: 1. Cuestiones generales El empleo de la mayúscula no exime de poner la tilde cuando así lo exijan las reglas de acentuación: ÁFRICA, África. Únicamente las siglas, que se escriben enteramente en mayúsculas, no llevan nunca tilde: CIA (del inglés Central Intelligence Agency). Cuando los dígrafos ch, gu, ll y qu se emplean en mayúscula al inicio de una palabra escrita con minúsculas, solo adopta forma de mayúscula el primero de sus componentes: Chillido, Guinea, Llorona, Quevedo; pero si los dígrafos forman parte de una palabra escrita enteramente en mayúsculas, deben ir en mayúscula sus dos componentes: LLORONA, QUEVEDO. Cuando los dígrafos forman parte de una sigla, se escribe en mayúscula solo el primero de sus componentes: PCCh (Partido Comunista de China). 2. Uso de mayúsculas en palabras o frases enteras Se escriben enteramente en mayúscula las siglas y algunos acrónimos: ISBN, OTI, ONG. Se escriben en minúscula, en cambio, los acrónimos que el uso ha convertido en sustantivos comunes: láser, radar. Cuando los acrónimos son nombres propios y tienen más de cuatro letras, solo se escribe en mayúscula la inicial: Unicef, Unesco. Se utiliza la escritura en mayúsculas con el fin de destacar determinadas frases o palabras dentro de un escrito. Así, suelen escribirse enteramente en mayúsculas: a) Las palabras o frases que aparecen en las cubiertas y portadas de los libros impresos, así como los títulos de cada una de sus divisiones internas (partes, capítulos, escenas, etc.). b) Las cabeceras de diarios y revistas: EL DIARIO DE HOY, LA PRENSA GRÁFICA, DIARIO EL MUNDO, DIARIO LATINO. c) Las inscripciones en lápidas y monumentos. d) En textos jurídicos y administrativos —decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias—, el verbo o verbos que presentan el objetivo fundamental del documento: CERTIFICA, EXPONE, SOLICITA. e) En textos de carácter informativo, las frases que expresan el contenido fundamental del escrito: Por orden expresa de la dirección, se comunica a todos los empleados que, a partir de ahora, ESTÁ PROHIBIDO FUMAR EN ESTE LUGAR. f) Los textos de los carteles de aviso, para asegurar su visibilidad: PROHIBIDO EL PASO. 3. Uso de mayúscula inicial exigido por la puntuación. De acuerdo con la posición que la palabra ocupe en el escrito, la puntuación exige su escritura con mayúscula inicial en los casos siguientes: Si se trata de la primera palabra de un escrito o va después de punto: Hoy no iré. Mañana puede que sí.

34
Si sigue a los puntos suspensivos, cuando estos cierran un enunciado: Compramos, carne, vino... La cena resultó un éxito. Pero si los puntos suspensivos no cierran el enunciado, sino que este continúa tras ellos, la palabra que los sigue se escribe con inicial minúscula: Estoy pensando que... aceptaré. Después de los dos puntos, debe comenzarse el texto con inicial mayúscula en los casos siguientes: a) Tras los dos puntos que siguen a la fórmula de encabezamiento o saludo de una carta: Estimado señor: Le agradeceré... b) Tras los dos puntos que siguen al verbo fundamental de un documento jurídico-administrativo: CERTIFICA: Que el estudiante José García ha finalizado el Curso de Estadística..... c) Tras los dos puntos que anuncian la reproducción de una cita o palabras textuales: Marx dijo: «El capitalismo ……….». En frases interrogativas y exclamativas existen dos posibilidades: Si la pregunta o la exclamación constituyen la totalidad del enunciado, y sus signos de cierre equivalen a un punto, la primera palabra de la pregunta o la exclamación se escribe con inicial mayúscula, así como la palabra que inicia la oración siguiente: ¿En qué año nació Keynes? Si no me equivoco, el año….. ¡Qué pánico pasaron los inversionistas ayer! La bosa de valores cayó … puntos. Si la pregunta o la exclamación constituyen solo una parte del enunciado, pueden darse dos casos: a) La pregunta o la exclamación inician el enunciado. En este caso, la primera palabra que sigue a los signos de apertura (¿ ¡) se escribe con mayúscula y la que sigue a los signos de cierre (? !) se escribe con minúscula: ¿Qué sorpresas me deparará este día en la empresa?, me pregunto cada mañana. Esto ocurre también cuando se suceden varias preguntas o exclamaciones breves que pueden ser consideradas un único enunciado y separarse con signos de coma o de punto y coma: ¿Cómo se llama tu empresa?, ¿Cuál es el giro comercial?, ¿dónde está localizada? b) La pregunta o la exclamación no están colocadas al comienzo del enunciado, sino que siguen a otra palabra o palabras que también forman parte de este. En ese caso, la primera palabra de la pregunta o de la exclamación (la que sigue a los signos de apertura) se escribe con minúscula: Natalia, ¿puedes ayudarme?. Pero ¡qué alegría tan grande verte por aquí! 4. Uso de mayúscula inicial independientemente de la puntuación. Se escriben con letra inicial mayúscula todos los nombres propios y también los comunes que, en un contexto dado o en virtud de determinados fenómenos, funcionan con valor de tales, es decir, cuando designan seres o realidades únicas y su función principal es la identificativa. Se escriben con inicial mayúscula las palabras siguientes: Los nombres propios de persona, animal y cosa singularizada: Beatriz, Platero. Los nombres de divinidades: Dios, Jehová, Alá, Afrodita, Júpiter, Amón. Los apellidos: Jiménez, García, Mendoza, etc.. También se escriben con

35
mayúscula los nombres de las dinastías derivados de un apellido: los Borbones, los Austrias, salvo que se utilicen como adjetivos, caso en el que se escriben con minúscula: los reyes borbones. Los apellidos de autores Goya, Keynes, Marx. Los sobrenombres, apodos y seudónimos: Alfonso X el Sabio; el Libertador. Si el artículo va precedido de las preposiciones a o de, forma con ellas las contracciones al y del: Me gusta mucho esta obra del Greco (no de El Greco). Los nombres comunes que, por antonomasia, se utilizan para designar a una persona en lugar del nombre propio: el Sabio (por Salomón), el Magnánimo (por el rey Alfonso V), así como los que se refieren, también por antonomasia, a Dios, a Jesucristo o a la Virgen: el Creador, el Todopoderoso, el Mesías, el Salvador, la Purísima, la Inmaculada. Los nombres abstractos personificados, utilizados alegóricamente: la Muerte, la Esperanza, el Mal. Los nombres propios geográficos (continentes, países, ciudades, municipios, mares, ríos, etc.): América, África, El Salvador, Santa Tecla, Berlín (municipio), el Adriático, el Mediterráneo, el Lempa, los Andes, el Chaparrastique. Los nombres propios geográficos van necesariamente acompañados de artículo, como ocurre con los mares, los ríos y las montañas. En otros casos, como ocurre con determinados países, el uso del artículo es opcional: Perú o el Perú. El artículo, en todos estos casos, debe escribirse con minúscula, porque no forma parte del nombre propio. Pero cuando el nombre oficial de un país, una provincia o una ciudad lleve incorporado el artículo, este debe escribirse con mayúscula: El Salvador, La Pampa, La Habana. Cuando el artículo forma parte del nombre propio no se realiza en la escritura la amalgama con las preposiciones de o a: El gerente acaba de regresar de El Cairo (no del Cairo); Este verano iremos a El Salvador (no al Salvador). Los nombres comunes genéricos que acompañan a los nombres propios geográficos (ciudad, río, mar, océano, sierra, cordillera, cabo, golfo, estrecho, etc.) deben escribirse con minúscula: la ciudad de Panamá, el río Lempa, la cordillera de El Bálsamo, el cabo de Hornos. Solo si el nombre genérico forma parte del nombre propio, se escribe con mayúscula inicial: Ciudad Real, Río de la Plata, Sierra Nevada, los Picos de Europa. También se escriben con inicial mayúscula algunos de estos nombres genéricos cuando, por antonomasia, designan un lugar único y, por lo tanto, funcionan a modo de nombre propio. Estas antonomasias están lógicamente limitadas en su uso a la comunidad de hablantes que comparten una misma geografía, para los que la identificación de la referencia es inequívoca, como ocurre, por ejemplo, entre los chilenos, con la Cordillera (por la cordillera de los Andes) o, entre los españoles, con la Península (por el territorio peninsular español. El hecho de escribir Península Ibérica con mayúsculas se debe a que con esta expresión se refiere a una entidad de carácter histórico-político, y no a un mero accidente geográfico. Las designaciones que, por antonomasia, tienen algunos topónimos y que se usan como alternativa estilística a su nombre oficial: el Nuevo Mundo (por América), la Ciudad Eterna (por Roma). Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de determinadas zonas geográficas, que generalmente abarcan distintos países, pero que se

36
conciben como áreas geopolíticas con características comunes: Occidente, Oriente Medio, Cono Sur, Hispanoamérica. Los nombres de vías y espacios urbanos. Al igual que en el caso de los nombres geográficos, solo el nombre propio debe ir escrito con mayúscula, y no los nombres comunes genéricos que acompañan a este, como calle, plaza, avenida, paseo, etc., que deben escribirse con minúscula: calle Arce, plaza Betoven, avenida Independencia paseo General Escalón. Sin embargo, se escribirán en mayúscula los nombres genéricos de vías o espacios urbanos procedentes del inglés: Oxford Street, Quinta Avenida, Central Park, como es usual en esa lengua. Los nombres de galaxias, constelaciones, estrellas, planetas y satélites: la Vía Láctea, la Osa Mayor, la Estrella Polar, Venus, Ganimedes. Las palabras Sol y Luna solo suelen escribirse con mayúscula inicial en textos científicos de temática astronómica, en los que designan los respectivos astros: «Entre la esfera de fuego y de las estrellas fijas están….. la esfera de la Luna y, a continuación, las esferas de Mercurio, Venus, el Sol, Marte…..»; pero, excepto en este tipo de textos, se escriben normalmente con minúscula: Entra mucho sol por la ventana; Nubarrones ocultaron la luna por completo. La palabra tierra se escribe con mayúscula cuando designa el planeta: «Dios le hizo ver las estrellas… desde la Tierra»; pero con minúscula en el resto de sus acepciones: Esta tierra es muy fértil. Los nombres de los signos del Zodiaco: Aries, Géminis..; también los nombres alternativos que aluden a la representación iconográfica de cada signo: Balanza (por Libra), Toro (por Tauro), Carnero (por Aries)….León (por Leo). Se escriben con minúscula, en cambio, cuando dejan de ser nombres propios por designar, genéricamente, a las personas nacidas bajo cada signo: Raquel es sagitario. Los nombres de los cuatro puntos cardinales (Norte, Sur, Este, Oeste) y de los puntos del horizonte (Noroeste, Sudeste, etc.), cuando nos referimos a ellos en su significado primario, o cuando forman parte de un nombre propio: La brújula señala el Norte; Corea del Sur. También se escriben con mayúsculas los casos de Polo Norte y Polo Sur. Sin embargo, cuando los nombres de los puntos cardinales o de los puntos del horizonte están usados en sentidos derivados y se refieren a la orientación o la dirección correspondientes, se escribirán en minúscula: el sur de Europa, el noroeste de la ciudad de Santa Tecla. También se escribirán en minúscula estos puntos cuando estén usados en aposición: latitud norte, hemisferio sur, rumbo nornoroeste. En el caso de las líneas imaginarias, se recomienda el uso de la minúscula: ecuador, trópico de Cáncer. Los sustantivos y adjetivos que componen el nombre de entidades, organismos, departamentos o divisiones administrativas, edificios, monumentos, establecimientos públicos, partidos políticos, etc.: el Ministerio de Hacienda, la Casa Rosada, el Museo de Bellas Artes, la Real Academia de la Historia, la Universidad de El Salvador, la Facultad de Medicina, el Departamento de Recursos Humanos, las Tres Torres, el Partido de La Esperanza. También se escribe con mayúscula el término que en el uso corriente nombra de forma abreviada una determinada institución o edificio: la UES (por la Universidad de El Salvador), BFA (por Banco de Fomento Agropecuario).,

37

Los nombres de los libros sagrados: la Biblia, el Corán, la(s) Sagrada(s) Escritura(s). También los nombres de los libros de la Biblia: Génesis, Levítico, Libro de los Reyes, Hechos de los Apóstoles. Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de publicaciones periódicas o de colecciones: Economista, Reflexiones. La primera palabra del título de cualquier obra de creación (libros, películas, cuadros, esculturas, piezas musicales, programas de radio o televisión, etc.); el resto de las palabras que lo componen, salvo que se trate de nombres propios, deben escribirse con minúscula: La vida es sueño, Las cuatro estaciones, Las mañanas de la radio, Informe trimestral. En el caso de los títulos abreviados con que se conocen comúnmente determinados textos literarios, el artículo que los acompaña debe escribirse con minúscula: el Capital, la Cellestina. Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de documentos oficiales, como leyes o decretos, cuando se cita el nombre oficial completo: Decreto Legislativo 123, Ley de Integración Monetaria. También se escriben con mayúscula los nombres de los documentos históricos: Declaración Universal de los Derechos Humanos, Acuerdos de Paz. Los nombres de festividades religiosas o civiles: Pentecostés, Navidad, Corpus, Día de la Madre, Año Nuevo, Feria de Agosto, así como las advocaciones de la Virgen: la Virgen de Guadalupe. También las celebraciones o festividades dedicada a ellas: el Rocío, el Pilar. Los nombres de órdenes religiosas: el Carmelo, el Temple, la Merced. También se escribe con mayúscula la palabra Orden cuando acompaña al nombre propio: la Orden del Temple. Los nombres de marcas comerciales. Las marcas comerciales son nombres propios, de forma que, utilizados específicamente para referirse a un producto de la marca, han de escribirse con mayúscula: Me gusta el Cinzano; Me he comprado un Toyota; pero cuando estos nombres pasan a referirse no exclusivamente a un objeto de la marca en cuestión, sino a cualquier otro con características similares, se escriben con minúscula: Me aficioné al martini seco en mis años de estudiante. Las palabras que forman parte de la denominación oficial de premios, distinciones, certámenes y grandes acontecimientos culturales o deportivos: el Premio Cervantes, la Feria del Libro, los Juegos Olímpicos. Por lo que respecta a los premios, cuando se refiere al objeto material que los representa o a la persona que los ha recibido, se utiliza la minúscula: Este futbolista ya tiene dos balones de oro; Ha colocado el óscar encima del televisor; Esta noche entrevistan al nobel de literatura. Los sustantivos y adjetivos que forman el nombre de disciplinas científicas, cuando se refiere a ellas como materias de estudio, y especialmente en contextos académicos (nombres de asignaturas, cátedras, facultades, etc.) o curriculares: Soy licenciado en Economía; Me he matriculado en Contaduría Pública; El profesor de Estadística es exigente. Fuera de los contextos antes señalados, se utiliza la minúscula: La economía ha experimentado grandes

38
avances en los últimos años; Las matemáticas son muy complejas. Los nombres de asignaturas que no constituyen la denominación de una disciplina científica reciben el mismo tratamiento que si se tratase del título de un libro o de una conferencia, esto es, solo la primera palabra se escribe con mayúscula: Introducción al estudio de la economía, Historia contemporánea. También se escriben con mayúscula los sustantivos y adjetivos que dan nombre a cursos, congresos, seminarios, etc: Primer Congreso de Cuentas Nacionales, Seminario de Industrias de la Confección. Los nombres de edades y épocas históricas, cómputos cronológicos, acontecimientos históricos y movimientos religiosos, políticos o culturales: la Edad de los Metales, la Antigüedad, la Edad Media, la Primera Guerra Mundial, la Revolución Industril, el Renacimiento. Igualmente se escriben con mayúscula los sustantivos que dan nombre a eras y períodos geológicos: Cuaternario, Mioceno, Pleistoceno, Jurásico. El adjetivo especificador que acompaña, en estos casos, a los sustantivos Revolución e Imperio se escribe con minúscula: la Revolución francesa, el Imperio romano. Determinados nombres comunes cuando, por antonomasia, designan una sola de las realidades de su misma clase: el Diluvio (referido al diluvio bíblico), la Reconquista (referida a la de los territorios ocupados por los musulmanes, llevada a cabo por los reinos cristianos peninsulares durante la Edad Media), el Muro (referido al que separaba en Berlín los sectores oriental y occidental). Determinados nombres, cuando designan entidades o colectividades institucionales: la Universidad, el Estado, el Ejército, el Reino, la Marina, la Judicatura, el Gobierno. En muchos casos, esta mayúscula tiene una función diacrítica o diferenciadora, ya que permite distinguir entre acepciones distintas de una misma palabra: Iglesia (‘institución’) / iglesia (‘edificio’), Ejército (‘institución’) / ejército (‘conjunto de soldados’), Gobierno (‘conjunto de los ministros de un Estado’) / gobierno (‘acción de gobernar’). La mayúscula diacrítica afecta tanto al singular como al plural: «Europa es importante para los Gobiernos, pero sobre todo para los ciudadanos». Los nombres de conceptos religiosos como el Paraíso, el Infierno, el Purgatorio, etc., siempre que se usen en su sentido religioso originario, y no en usos derivados o metafóricos, pues, en ese caso, se escriben con minúscula: Aquella isla era un paraíso; La noche pasada fue un infierno. Los títulos, cargos y nombres de dignidad, como rey, papa, duque, presidente, ministro, etc., que normalmente se escriben con minúscula, pueden aparecer en determinados casos escritos con mayúscula. Así, es frecuente, que estas palabras se escriban con mayúscula cuando se emplean referidas a una persona concreta, sin mención expresa de su nombre propio: El Rey inaugurará la nueva biblioteca; El Papa visitará la India en su próximo viaje. Por otra parte, por razones de respeto, los títulos de los miembros de familias reinantes suelen escribirse con mayúscula, aunque vayan seguidos del nombre propio de la persona que los posee, al igual que los tratamientos de don y doña a ellos referidos: el Rey Don Juan Carlos, el Príncipe Felipe, Doña Cristina. También es costumbre particular de las leyes, decretos y documentos oficiales, por razones de solemnidad, escribir con mayúsculas las palabras de

39
este tipo: el Jefe del Estado, el Presidente del Gobierno, el Secretario de Estado. Por último, es muy frecuente que los cargos de cierta categoría se escriban con mayúscula en el encabezamiento de las cartas dirigidas a las personas que los ocupan. También es habitual que en textos pertenecientes a ámbitos particulares se escriban con mayúscula las palabras que designan conceptos de especial relevancia dentro de esos ámbitos. Así, por ejemplo, es normal ver escritos con mayúscula, en textos religiosos, palabras como Sacramento, Bautismo, Misa; o, en textos militares, las palabras Bandera o Patria. Estas mayúsculas, que no deben extenderse a la lengua general, obedecen únicamente a razones expresivas o de respeto. 5. Otros usos de las mayúsculas. Se escriben con mayúsculas los números romanos, algunas abreviaturas y algunos símbolos. 6. Casos en que no debe usarse la mayúscula inicial. Se escriben con minúscula inicial, salvo que la mayúscula venga exigida por la puntuación, las palabras siguientes: Los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año. Solo se escriben con mayúscula cuando forman parte de fechas históricas, festividades o nombres propios: Primero de Mayo, Primavera de Praga, Viernes Santo. Los nombres de las notas musicales: do, re, mi, fa, sol, la, si. Los nombres propios que se usan como nombres comunes. Esto ocurre en los casos siguientes: Nombres propios de persona que pasan a designar genéricamente a quienes poseen el rasgo más característico o destacable del original: Mi tía Petra es una auténtica celestina; Siempre vas de quijote por la vida; Mi padre, de joven, era un donjuán. Muchos objetos, aparatos, sistemas y productos que pasan a ser designados con el nombre propio de su inventor, de su descubridor, de su fabricante o de la persona que los popularizó o en honor de la cual se hicieron (zepelín, roentgen, braille, quevedos, rebeca, napoleón), o del lugar en que se producen o del que son originarios (cabrales, rioja, damasco). Por el contrario, conservan la mayúscula inicial los nombres de los autores aplicados a sus obras. Nombres de marcas comerciales, cuando no designan ya un objeto o un producto de la marca, sino, genéricamente, cualquier objeto o producto de características similares. Los nombres comunes genéricos que acompañan a los nombres propios de lugar, sean geográficos o de espacios o vías urbanas. Los nombres de los vientos, salvo que estén personificados en poemas o relatos mitológicos: céfiro, austro, bóreas, tramontana. Los nombres de las religiones: catolicismo, budismo, islamismo, judaísmo.

40

Los nombres de tribus o pueblos y de lenguas, así como los gentilicios: el pueblo inca, los mayas, el español, los ingleses. Los tratamientos (usted, señor, don, fray, san(to), sor, reverendo, etc.), salvo que se escriban en abreviatura, caso en que se escriben con mayúscula: Ud., Sr., D., Fr., Sto., Rvdo. Solo cuando, por tradición, se han formado acuñaciones que funcionan como nombres propios, se escribirán estos tratamientos en mayúscula: Fray Luis, referido a fray Luis de León; Sor Juana, referido a sor Juana Inés de La Cruz; Santa Teresa, referido a santa Teresa de Jesús. Los títulos, cargos y nombres de dignidad como rey, papa, duque, presidente, ministro, etc., se escriben con minúscula cuando aparecen acompañados del nombre propio de la persona que los posee, o del lugar o ámbito al que corresponden (el rey Felipe IV, el papa Juan Pablo II, el presidente de Nicaragua, el ministro de Trabajo), o cuando están usados en sentido genérico (El papa, el rey, el duque están sujetos a morir, como lo está cualquier otro hombre). Existen casos, sin embargo, en que estas palabras pueden escribirse con mayúsculas.