Anne Baring Jules Cashford

El Árbol del Paraíso

Anne Baring Jules Cashford

El mito de la diosa Evolución de una Imagen
Prólogo de
Sir Laurens van del" Post

Traducciones de

Andrés Piquer
Sllsan,,- Potcccher

FrJllcisco del Río P3blo A. Torijano
Isabel
Urz~iz

Ediciones Siruela

Todo. lo. ,Jcrcch". rcs<:rv",'" •. Ninlt.IIla par,,· dc e":I I,uhlieaciún p",,,I,' 'er rq>rodudda. al",,,'enad:l .. transmlllda en malIna allo:"'" ni I'<>r "i"It'''' medi ... ya 'ea o:Il'e.rle<>. '1u'mleo. ,,'cI'ánico, ópllco, de ¡¡r"bad,," o ,k (o.ocopia, sin per",iso previo dd cdi"", TilUI" "ri¡¡inal: "1"1)<' /\II/b of Ib~ (;<><I<I"u. I¡"/Jlu/lm, "f tlU ¡",uge (;"k""i60 diriltitla por Jal'oh" SUlarl nis";io It"ófleu: (;. Gauller & J. Sirucb f' Aun<' Uarinll y JUlcs Cashford, 1991 ()!le Su, "aducciones, Audr~s 1'¡'luer, Su.ana Poncebcr, ~rand.e.. del Rio, l'ablo A. Tnrijan .. e Isabel Un'l1. () I¡t!id"ues Siruda, S. A., 200~ l'lna de Mauudllect"rra. 15, .El l'aho:llóu· 2""lH Madrid. Tels., ')\ j55 ~7 20 I ')\ ,IH H Ul hx: 91 ,IH 22 01 sirut'1a*.irucla.eo",

www .• iruda.com

I'r¡n,cd and ",ado: in Spai"

¡ndice

Prólogo

Sir Laurens van dcr Post
Prefacio

, "

El mito de la diosa
Primera parte. La diosa madre y su hijo-amante

1. El origen: la diosa madre p:llcolítica 2. La gran diosa neolítica del ciclo. la tierra y las aguas 3. Cn'ta: la diosa de la vida. de la llIuerte y de la regeneración 4. La Edad del Bronce: la diosa madre y su hijo-amante 5. Inalll13-lshtar: diosa mesopot:Ímica de las grandes alturas
y las grandes profundidades

21

67
llJ

175

209

6. Isis de Egipto: reina del ciclo, la tierra y el inframundo 7. Tiamat de Babilonia: la derrota de la diosa 8. Diosas de Crcci:t: Cea. !-lera, Ánemis y Atenea
Segunda parte. El matrimonio sagrado

265

321
JSI

9. Dios:ts de Creci:t: Afrodita, Dellléter y Perséfolle 10. Cibeles: la gran dios:t de Anatoli:t y Roma 11. L:t Edad del Hierro: Yahvé-Elohilll. el gr:trl dios padre 12. La
dio.~a

"111

HS

-473 sos 5.. 9 61'1

oculta en el antiguo Test:tmento

13. Ev:t: l:t madre de todo viviellte 14. María: el retorno de la diosa

15. Sofia: madrc, hija y nOV13

16. El matrimonio sagrado de la diosa y el dios: la reunión
de la n3tur:alcZ3 y cl espíritu Apéndices Apéndicl:: l. TiclllpOS prehistóricos Apéndice 2. Los Evangelios cristianos Apéndice 3. La pérdida de la tradición y de 1:Is imágenes de la S3biduría divina, el Espíritu santo y I:a reina de los cielos
Notas Bíblíografia Procedencia de las ilnágenes Índice de contenidos

'"

7H 77S 779
78S 817 837 lIH

Prólogo' Ésta es una obr.J brga, pero 110 le sobr.J ni una página. Es una obr.J de una import:lllcia crucial, de enorme rdevancia en lo que concierne aUlla necl"sidad tan acuciante como desatendida: la dd rcpbnteamicllto de lIuCStro acercamiento a la historia. Como archivo dd pasado. la historia se nos ha relatado casi en su totalidad en ténninos de los acolltecimientos que componen Sll superficie; en cierto sentido, és.1 es su parte Illenos relevante. La hisloria se des:lrrolla en dos niveles, uno manifiesto y otro profundo. Este ültimo, irrefrenable pero no dd todo explícito, exige que le dejemos lllanifestarse; esto se deduce claramente dd lIJodo en que construimos nuestras vidas en e1111ulldo exterior y de los frncasos y desastres que se han prodllcido precisamente porque no se reconoce del lodo este acontecer oculto. interior; porquc no se Ic otorga c11ub'"3r dcbido en el espíritu humano y en sus sociedades. Ninb'1.lIla dimensión de la historia es más vcrdadcrn {Iue el trnt3miel1to al que las 50ciedad{'s de dominación masculina han somctido a la mitad felllenina del espíritu huIllano ni que lo inadecuado de su recollocimicnto y des.1rrollo en nuestras culturas y civiliz.1ciollcs. El resultado dl" l"stl" abandono, que persiste hoy l"1l día, lo enCOfltrnlllOS en el desmoronamiento de los valon."S afl"ctivos y scntiment:llcs dc 13 viro, así como cn la bÜS<.lueda incansable del racionalismo m3sculino, quc parece ser el elemento dominante de los sistemas actualí.."S. Antl' nosotros tenemos, por fin, una obra cuyo carácter pioncro la dota de un3 tl"3ScCJl(\t.'ncia inmensa. Muchos hombn."S imaginativos han realizado incursiones 3dmirabIes cn t:St.¡ dimensión dc:."SConocida. explor:índo!a; en l"Stl" sentido han llevado a cabo una labor fundamental como pioneros. Pero dicha labor nunca se ha realiz.1do como L"S debido: por IlllUc:.'res. por [o fl'menino a la búsqueda de lo femenino, igual que nosotros hemos buscado lo masculillO en los orígenes remotos de 1;1 vid:l cn la tierrn y cn nueSlra progresión hacia esta época r1l1e.~tr<l, t;¡n imponellte y tulllultuosa. Eso es just<lnlelltt' lo que hall ht'cho JlIlcs Cashfilrd y Annl" Ihring. Han retrocedido todo lo posible en la histori;l y desde ahí h;¡n trazado una línea hasta nuestros días. Tienen I1n gran relato que cont;¡ruos. UIl reblo que nos llega jll~to a tiempo, ya que la
. Tr:ltluccitm
d~'

¡'r:lI1d§("o (Id Río.

9

pérdida de esc acontccer fcmenino es lo quc nos ha oblig:Jdo a enfrcntarnos al problema más acuci:lIlte y peligroso de nuestra época: el de la explotación y d rechazo de nucstra madre, la tierra, nuestra madrc a quicn se le ha arrebatado la gran reserva de vida que había preparado para nosotros; a quicn, además, se Ic niega con insistencia cada vez mayor la oportunidad de hacer más. La totalidad de la historia se cuenta por primera vez, que yo sepa, en estas páginas. Es la historia terrible, y a la vez extrañamente sugerente, de lo femenino, todavía invicto y animoso. Todos estamos llamados a rcndirle hOllor y obediencia si no qUeremos dcsvanecernos también como tantas otras culturas en dlaberinto dd pasado a través del cual las autoras siguen este hilo dorado. A nucstras espaldas, se amontonan en el horizonte los escombros de civilizacioncs que no han conseguido renovarse, que, de alguna manera, se han rendido ante d desafio que suponía trascender sus polos opuestos a través de la combinación equilibrada dc lo masculino y lo fcmenino, creando, por medio de esa unión, algo más grande que la sUllla de sus partes. Sir LaurellS van dcr Post octubre de 1990

Prefacio'

Cuando comenZ':III1QS a escribir este libro nuestra intención era, simplemente, reunir las diferentes historias e imágenes de las diosas tal y como se expresaban en difcrentL"S culturas, desde las primeras est:ltuillas del Paleolítico en el año 20.000 a. C. hast..1 las representaciones contemporáneas de la virgen María. Parecía que valía 1:1. pena llevar a cabo est..1 labor, dado que una de las formas en que los humanos aprehenden su propio ser es haciéndolo visible en las imágenes de sus dioses y dios.1s. Sin embargo, a 10 largo de esta investigación descubrimos tillas similitudes y paralelismos tan sorprendcmes entre cllltur.ls aparentemente inconexas qtle lleg:lI11os a la conclusión de qlle se había producido tina transmisión continuada de imágenes a través de la historia. La continuidad es tan llamativa que nos parece qtle puede hablarse del limito de la diosa., ya que la visión latente que se expn.'S.1 en la amplia gama de imágenes de diosas es constante: la visión de la vida como unidad viva. La diosa madre, dondequiern que se cl1cut.~ntre, L"S una imagen que inspira una percepción del universo como todo orgánico, sagrndo y vivo, de la que ella es el mklco; L"S un.:l. imagen de la que forlllan parte, como csus hijos., la humanidad, la ticrrn y toda forma de vida terrestre. Todo cstá entrelazado en una red cósmica que vincula entrt" sí todos los órdent.."S de la vida ll1anifit.."St:l y no manifit.."St:1, porque todos ellos p:uticipan de la santidad de 1:1. fuellte original. Sin embargo, result:lba evidente que en b época en que vivimos el mito de la diosa es imposible de encontrar. En la versión católica del cristianismo, Maria, lila virgen., IIrciJla del cielo., se reviste, desde luego, de todas las antiguas imágencs de la diosa. Exceptuando una: no l."S neina de la tierra., y l."Sto es significativo. L:l tierra solía tener una diosa que podía considerar propia, por decirlo de alguna manera: la tierra y la creación entera se componían de la misma sllst..1J1cia que la diosa. La tierra era su epifanía; el carácter divino C1.l inmanente a la creación. Nuestra imagen mítica de la tierra ha perdido esta dimensión. De modo qtle nos propusimos descubrir qué es lo que le había ocurrido a la illlagen de la diosa, cómo y cuándo desapareció, y qué supuso esta pérdida. Las imágenes
'Tndllcción de Fr.mcisco del Rio.

11

míticas rigen las culturas de forma implícita; a p:lI"tir dc cste principio, ¿a qué conclusiolJes llegábamos acerca de una cultura en particular. C0l110 la nuestra, que o bien no poseía o bien no reconocía una imagen mítica del principio femenino? El que en ningUlla época se haya desacralizado la nJturaleza como en la nuestra col1lenzó a parecerIIOS Ull hecho cada vez \llenos casuJI: en general, la tierr::l ya no se percibe por instinto como U11 ser vivo, como antaií.o; o al Illcnos eso parece demostrar la misma cxistencia de la polución (término que, en su :Iccpción original, designaba la profanación de lo sagrado). y es tJmbién nuestra la época en que el cuerpo entero de la tierra COTre un peligro de mJgnitlld desconocida ell la historia de Iluestro planetJ. Analizar la manera en que se perdió el mito de la diosa se convirtió, por consiguiellte, en el segundo objetivo de este libro: cuándo, dónde y cómo surgieron bs imágenes del «dios»; cómo se re];¡óollJban elltre sí la diosa y el dios en culturas y épocas anteriores. Pronto quedó cbro 'lile a partir de la mitología babilónica (c. 2000 a. C.) ];¡ diosa comenzó a asociJrSl' casi exclusivamente COIl 1:1 «naturaleza» como fuerza CJóticJ 'lile debe ser sometida. El dios, por su p:lrte, adoptó el papel de SOIllC"tl'r o poner orden en b llJtlIraleza desde .SII polo conuario, el del «espíritu)). Sin emb:ugo. esta oposición no había existido hasta entonces, así que era necesario coloC:1Tla en el contexto de 1:1 evolución de la cotlscit'llCia. Una manera de comprender este proceso consiste ell considerJrlo como la dislllll1l1ción progresiva de la participJción de b naturaleza; se posibilita así UllJ independencia cada vez m:lyor de los fenómenos naturales, además de ];¡ transferencia grJdual J la 11l1lllanidad de la «vida de la natllr;¡leza~. Parec<.' que Jsí fue corno la hUll1anidad y la naturaleza terlllin:1TOn por colocarse en polos opuestos. Este fenómeno de polarización podría considerarse un:1 primera etapa de este proceso, quizás h,,-sta lll1"- etapa inevitable. Sin embJrgo, no define de forma absoltltJ los dos términos que antes fueron sólo UIlO. Por otra parte, las e.~tl"llcturas de pens:uniento que se iniciaron a finales de la EdJd dd I3rollce y a principios d(' la Etbd del Hierro est;Íll todavía tan presentes en nuestras vidas qm' nos vimos oblibl'Jcbs a recordarnos continuamente que dicha polarización no es intrínseca a la nlanera en que debell10s reAexion;¡r acerc:J. de estos términos. Nos sorprendió, por lo tJl1to, descubrir h:J.sta qué punto nuestra religión o mitolob';a (sef,>1111 el punto de vistJ) judía y cristial1:1 h;¡bía heredado las il1l:ígenes J>Jradigmátic:ls de la mitología babilóllicJ, en particu1:lr la oposición entre el espíritu creativo y ];¡ n:ltur:llcza caótica, además del hábito de COllstruir nuestro pensamiento a partir de términos opuestos, ell general. Sin ir más lejos, encontramos estos esquemas en b creenci:J. generalizada de que e1ll1undo espiritual y el fisico pertenecen ;¡ especies diferentes; dicha creencia, asumida de forrnJ irreAexiv:¡, separa la mente de la lIl;¡teria, el alma del cuerpo, el pensamiento del sentimiento, el intelecto de b intuición y la r;¡zón del instinto. Si, además, el polo «espiritual. de estas categorías duales se valora más que el polo ~fisico», ambos términos caen en una oposición tal que es casi imposible volverlos a reunir sin antes disolverlos.

12

Llegamos a la conclUSIón de que el principio femenino, como expresión válida de la .\antidad y unidad de la vida, llevaba perdido los últimos 4.000 alias. Dicho principio se manifiesta en la historia mitológica como .Ia dios..1», y en la historia cultural aparece en los valores otorbrados a la espontaneidad, el sentimiento, el instinto y la intuición. Hoy en db no h;lY, formalmente hablando, dimensión femenina alguna de lo divino en la mitologb judí:l y cristi:ln:l; nuestra cultura está articulada a partir de la imagen de un dios masculino que se sitúa más allá de la creación y que la ordena desde el exterior, en vcz de estar t:1l el interior de la misma, como lo estuvieron las diosas madre antes que él. El resultado inevitable de esta situación es el desequilibrio entre los principios masculino y femenino, que trae consigo consecuencias fundamentales para la forlll:l en que creamos nuestro mundo y en que vivimos en él. Nos dimos cucnta, además, de que :1 pcsar de la desv:llorización que pudiese sufrir el degradado mito de la dios..1 llunca desaparecÍ:l, sino que continuaba existicndo de f(mm oculta, cscondido b:uo imágenes a las que, especialmente en la tradición judcocristi:lna, no se permitía una expresión Vit;ll y espontánea. En b mitología griega, por ejemplo, Zeus .sc casaba» con bs antiguas diosas madre, Llll:l tr:ls otra; ést:ls continuab:m dominando por derecho propio todo 10 referente ;1 los partos, la fertilidad o 1:1 tr:msformación espiritual, :lllllquC :11 fin:ll debÍ:ln rendirlc cucnt:ls al mismo dios padre. En la mitología hebrea la dios:! se hizo clandcstill:l, por así decirlo. Se ocultó en los dr.lgones del C:lOS, Leviatán y Behemot, cuya destrucción 1ll1l1C:! fue total, o en el inevitable atractivo de Astarté. la dios:! c:lnanea prohibida, o, de fOrlll:l más abstract:l, en Sofb, la personificación femenina de la ((sabidLlría~ dc Y;l\1vé, y en la Sckin:í., personificación femenina dc su ((presencia». A pes:lr de ser human:l y de 1:1 maldición que recayó sobre elb, Adán dio a Eva el nombre desechado de las diosas madre dl' :lIltalio: .11Iadre de todo scr viviente*. Este nombre adquirió, sin cmbargo, un siglllficado f.1talllle11te nuevo y limitado; la asunción en cuerpo y :lIma al cielo de la virgen María como (((cilla» no se reconoció h:lsta los aiim cinctlenta del siglo xx, debido a su condición de «segunda Eva». Pcro su importancia ha ido en aumento a lo largo de los siglos, es indudable que en respuest:l a una necesidad no satisfecha dc Illuchas personas. T:ll y como pretendemos demostrar, el mito de la diosa continuó influyendo en todos estos C:lSOS en b visión dd mundo prevalecicnte de la época. Sin embargo, al ser contrario a b doctrina formal, su acción dcbía ser necesariamente implícita e indin~c­ ta, como la de cualquier actitud qtle 110 lle¡;,ra a scr plenamente conscicnte. Esto implicab:l que su presencia. no rcconocida pero per.;istentc, a menudo distorsionab:l lust;l las expresiones más sublimes del pn:v:llecicnte mito del dios. P:lreda claro que el principio fcmenino cra un aspecto de la conciencia humana que lIO podía ni debía ser erradicado; era ncccsario, por lo tanto, devolverlo a la consciencia y rcstallfarlo a llna situación de plena c01llplementaricd;lCl p:lra con el principio masculino, si sc quería alcanzar un cquilibrio armonioso entre cstas dos lll:lllCr:lS csenciales de experimentar la vida.

13

Pero, entonces, ¿dónde se hallaba hoy el mito de la dios.l.? Sorprendentcmente, rcsurgió cn cuanto volvimos la mirada hacia los descubrimicntos de las «nuevas» ciencias. Fue como si el antiguo mito emergiese dc nuevo bajo lIna llueva forma; 110 como la imagen personalizada dc una deidad femenina, sino como 10 quc dicha imagen representaba: una visión de la vida como todo sagrado en la quc toda forma de vida, unida en una relación mutua, participaba; en la que todo participante estaba «VIVO» desde un punto de vista dinámico. Comenzando por Heisenberg y Einstein, los fisicos afirmaban que, en términos de la física subatómica, el univcrso sólo podía entenderse como un todo; que esta unidad se expresaba en modelos redundantes de relación; que el observador quedaba necesariamente incluido en el act~ de la observación. De forma característica, l11uchas de las imágenes que pertenecían al antiguo mito de la diosa expresaban estas mismas conclusiones. La red de tiempo y espacio que la madre diosa tejió antaiio a partir de su vientre eterno se había convertido cn la «red cósmica» que relacionaba entre sí toda forma de vida; recordemos a las diosas del Neolítico, enterradas junto con husos de rueca, pasando por las hilanderas del destino grieb":l.S, hasta llegar a María. Todas las diosas madre nacieron del mar: desde la Nammu sumeria, pasando por la ¡sis egipcia, la Afrodita griega, hasta la María cristiana, CllYO nontbre signific:l «mar» en latín. Esta imagen había vuelto :l instalarse en la imaginación bajo la form:l del «océano de enerb>Ía» del «orden implícito». Desde una perspectiva mitológica, puede también percibirse ell1l.ito de la diosa en los intentos de muchos sercs humanos de vivir de Ulla fornta nueva, permitiendo que su sentimiento de participación con la tierra afecee a b ll1:lner:t en que piensan sobre ella, a la manera en qlle actúan respecto a ella; siendo conscientes, en suma, de la neccsidad apremiante de aprehcnder el mundo como unidad. Einstein es el portavoz de esta necesidad: «Con la división del átomo, todo ha cambiado salvo nuestr.l forma de pensar: vagamos a la deriva hacia un desastre sin precedentes». Sin cmbargo, la imagen mítica predominante en la época, que podríamos definir COIllO la del «dios sin la diosa», continúa siendo el fundamento del mismo paradigma oposicionista y mecanióst;l que refutan los dcscubrimientos científicos más recicntes. Esto significa que dos aspectos esenciales de la mente humana están en dcsacuerdo. El afirmar que las imágenes míticas tienen una importancia tan grande para todas las áreas de la experiencia humana pucde parecer excesivo; sin embargo, los descubrimientos dc la psicología profunda han del11ostr.ldo lo radicalmente que nos influyen y nos motivan los impulsos quc se fraguan por debajo del umbr.ll de la conciencia, tanto en Iluestra vida personal como en nuestr.l vida colcctiva como miembros de la raza humana. No podemos, por lo tanto, permitirnos que la tendencia predominante dc PCIlsamiento nos deje indiferentes. Es necesario hacer un intento por avanzar más allá de nuestra herencia mitológica. dc la misma mancr:t en que tratamos dc analizar con cierta perspectiva nucstra herencia individual: nuestra f..milja en particular, nuestro clan, Iluestro país.

14

Una forma de devolver el mito de la diosa al ámbito de la conscienóa es relatando de nuevo las historias que las gentes han narrado a través de los milenios, recorriendo la cadena continuada de imágenes a través de diferentes culturas a partir del :lila 20.000 a. c., agrupándolas para que la unidad que yace tras ellas pueda desvelarsc. Sólo entonces podrá esta tradición abandonada, infravalorada, pero aparentemente inextinguible, hablar por sí misma. Esto es lo que hemos tratado de hacer, con la esperanza de qlle la visión de la vida como un todo sagrado, que se cncarna en las manifestaciones más sublimes del mito de la dio.~a, pueda ser relacionada con e1111ito del dios; contribuiñamos, de esta manera, al nucvo modo de pens.1miemo que Einstein proclamaba como necesario. Como decidimos centrarnos en la tradición occidental, no hemos hecho ningún intento por narrar las historias de la India, de África o del Lejano Oriente. Ésta es, obviamcnte, una limit.1ción, pero el libro ya es lo suficientemente extcnso. Los lectores bailarán quizá paralelismos y puntos de contraste que contribuyan a un motivo verdaderamente universal. Unas breves palabras acerca del mito. Como seíblaba el principal experto en mitología, Joseph Campbell, c1mito es un SUCI;O que todo ellllundo tiene, al igual que todo el mundo sueíb con sus propios mitos personales: .EI suel;O cs el mito pcrsonalizado; el mito es el sueño despersonalizado»: Los mitos dd hombrc han prosperado por todo el mundo habitado, en toda época y bajo toda circullStancia; hall sido la fuente de inspiración viva de lo que sea que haya surgido a partir de las actividades dd cuerpo y de la mente humana. No sería excesivo afirmar que d mito es b abertura secreta ;¡ tr;¡vés de la cl1;¡1 bs energías inagot;¡blcs dd COSllloS se viertell sobre 13s llI;¡nifestaóol1cs Cllltur;¡les del .ser hun1;lIlO. Religiones, filosofias, artes, las fOTlli;¡S soci;¡lcs del hombre primitivo e histórico, los descubrimientos fundament;¡les de la cienci;¡ y de la t<:cI1010gÍ3, las mismas imágenes Ollíricas que infl;¡man nuestro Slleiio, se f{)rrn;¡n a partir del círculo básico y llIágico del mito l . Los mitos son los relatos de la raza humana que arrastramos con llosotros hacia el futuro al sOl;ar. De hecho, señala Jllng, «en el mejor de los casos se sigue slI/lalldo el mito y se le da forma moderna,Z. AntaJio, en b Edad dd 13ronce, el «matrimonio sagrado' de la diosa y el dios sim~ balizaba la unión de los principios femenino y masculino. Consistían en una ceremonia ritual que colaboraba, se creía, a la regeneración de la naturaleza. ¿No será posible, contando con el elevado nivel de consciencia que se ha :Jlcanzado cuatro mil años después, recrear en la imaginación humana el mismo tipo de comprensión intuitiva que
IJO">cph Call1pbc1J. 'J7lr "'ero llIilll a '11wHS<llId Fa(n, p. 13.
2 C. G. JUllg, Col/IX/rl! W;"ks, vol. 9, 1, 'n,r ArrllrlYI,rs IlUl/llw Col/r(/ivr
UIIWUS(j,'IIS,

§ 271 Ihay tr. east.l.

15

se representaba en el pasado mediante lIna participación inconscicnte? El fin scría el mismo: la fCnovación de 1.1 vida crcativa. ¿Cuáles seríall los ropajes 1ll0dcfllOS dc este slleiio antiguo? El volver a colocar a lo fcmenino en una relación de complement:lriedad para con lo masculino ¿haría posible el nacimicnto de una nucva mitología del universo como un todo armonioso y vivo? ¿La natura)cZJ y el t:spíritu, tras tantos milcnios dc scparación, de llUCVO aprehendidos como un todo único, sin dualidad?

16

El mito de la diosa

Primera parte
La diosa madre y su hijo-amante

> • 'lO l. c. lJordoiia. ~J cm de altura..ausscl (bajorrciil'vl' l'l] roca.. C . loa (ilon dl' l.. 22.UOU 3.0tlU-lll. Funcia) .

lqt'S U.)su3 'oJ!d511s UlU!II\1 ns \.• ISSH1 '.llJ. p ...lll:>."l 1I.!..lJ0[j SC'1 'SOJ)OS -OH .!) ti c .lS CJ)S..1[ 'c.'l(IL'S SOJlOSON 'CJJ:)!1 el .lJpl:d pp zo" c¡ l:u.mb 0'1 '\JP -!1l1l ~JS. ·SWls..lnd !tU CJt:d CPCJ.l!nb .I!lb C!l\l:S 1:1 ·Olq.)1 . se1 'SOLlCLUJ..S el 01110.I(PUOII P s.l 1:11.l!l r:.lt..l1 1.11 -J:l<IU.) .lP 0llnuuLlLu 91: la 'p.<'iL'S S.lp Cp!" C[ .lJpcd SOJ¡$. '<'illc1sllIll l.u:l!J e] :Ol~l SOIl:lUI le SOlll.."l1U el Il.l .1II1!Jd P s. I{J(]J\: -S.J SOl 1. 'S..U<¡IIlOt[ 1:1 P 0N .l'l:l.. .1 .:> ..11' Cfll~l: .l 'scul:uu.)l !S W.)tl{! 'so.lIlU t O!P .I..} p solP .lnb O':.'05 ~pr 'OlllS!IU !S l~ ..l 'OI\J.ld Oll c.L 'Ol!l[ un .11 .).u.1 0p!<lllll1Z CpC.lLl."lp SOf!l[ 1: !:J"P.).Jdlll! 5..1p SOr!ll SOl 1: ."lSll! ap 1.).1.1'1 ..llld !lll .l l~ :cP!/\ 1:1 :>1' 1:[(II:J1 el \'!(:ll u..IlJ1xl Wll SOU[(J~ "l:fOJ P!(I 1. -un:¡ ·olU.'!) el e :OSI:d :'>1 .lplI.1nb OIU.1nb .[ sns c JI:~.mI> UOIlc ..I" S.J~llt'S Oll!S t:11~C O[<)S sa ou 'SO!J SOPOl '.."lJ epeJ ·cu.I.11' SopJ.Ip CI:>U. SOlp.1nl> O[ 01'01 ':Upl:U1 CJl!h"llU S.)Jfllll.. OJ1:P epeJ . SOI.."l!l C)S..lIIb 0\ SOr!11 sns e u:'l!.lsed .l!"b .. 'I~ ..cld C\.JnpI:JJ.lpeUl eso!p el :ua~!.u..p .ldx. llU uos 'C[!n'<il} 1ll:J~ 1.lP JOICJ P 'SI:J..1 "CJU!ll:l e .. "t'!1!1l1l:J CUlS!'U t'lltl aun .l1:) l..Utll :ll1b 01 01'01 1I0J llI!J!ds. I:!JlllU.) 0P!Ull \:15:0 0p0.[[ S0!J SOl ". sou 1.lfL'Scd epc:> . 'l:pCJ~t"S s.lU.1ll1!11: P Joo IIt~t:J)SOUl .)[lb U.lpll.)(lJ SClll!.lP!"IO OU c.-...l .u.l:ns SI:l 'SI:SO.u .lllU II1'.I l:lllJJ!...l!J.. p .!l 1:1 .mI> J.ml>soq (lJll)S\J [...I!JI:.) Of.l!l ellsanu SOIU.p lI!:JpU.llS.ua!J CJ1S.I.l t:1I!J<¡ ano 1:U!IC1S!J::l cnth: la 'C!I!1l1cJ t:IUS!U1 I:¡ t: Il.U!r: El 'OtlCIIU. II s.¡I!.?!<\ 13 'JI/\!A .llur.1' .1U.lnb U.)nb :SO.lt¡ SOJl 1...l.llJ.l!1 c.e:»pHoaled 3.l" !S "SOPI~C<blUt: SOJ1S.".."l opCJ'fles s.1[111:...!<!!.lHlIUOI[ SOl e ..Jl{ SOl Jp cl<]1:11 sl:n~c sl:Jep sCI 11.)(1 SOJ)S.1\1I. SI:OIlI::) sr:1 tlC" .111\I 50111 1.lJpcd !Ul . nb 1.mb :osop.1!11: 1.l... ·!:JJ.)lI11 11m so!J sOl ..ll' .J)!k)nu SOIll.lPI:Jd S...uosou ur:d ...lucd Cpt:".lPII..lIlU sOl t: opl:L.J<¡ cpc:) ·o[<].1P SOllJ..[ Ull -1:111.1ll.>p lI\'p.1\llCIOS SOl S.lnU .lJ!1: P l.1111.ltl SI:J1S.'] 11: 1::'11.lJ SOl CII .lw:dlllo:J .)Ct[ 01 as 'OP!f. lJI:d I:Ull S.u. l.l\J::ld 1.).lo 13: 1 ..¡ CJ.1 'Olll:qe::l I.lJ II.:> 51:1 ttpol 5.lOO J"C.l:l!1 el .lJ::l!1 \.lpS.. Jt-pJ0:).lU.. !s 'sof!'1 SOJ1S.l11 SWl5.lnb SOn.USOIU .J.'!'" ns .."lp OZC1..U.C:> 'OlX!C un . Ol.l c.l(PP 'CJJ...ln" sol 1.)Llll lIt:'LlIC:> SOIP 'SOUt:l1U.II "Oldos OIIlS!Ul PI' ur:dp!1Jl:d sr:so.nU IlOS SO!J SO'] "ol<pnd !IU .l 1.lJ OJ.l -. "c."l Cll!I(PU ..11' t:l.ll'l!plI!:>s.lSU.Je ..l 1:11.1paJIIS Soll ·c.<UJI: ll..1\.lJd S.lJqmoq [....lZ '):lll)"lll0cl l:uesnS .lSU..l solll.ljIlS .¡ 0poJ.l sOl U.[ O) opo.1.lllU [lOS SollllcReJJ S.

ka......~ • !. .OCÉANO ATLÁNTICO "" ...&C'f& o .Cí> .\. o~~< f'-'~~' =. ". dt..':f.~..n. o P'A .b dio ._.¡h"c..l' M..1 o...• ------.J" - '\ o ..~~~." ... ~ ~"0~ • Y~l¡.\' ~.!colíl..... <-"1..~ A"...\¡1~. MAR MEDITERRÁNEO IIIN/)U KUS A S I A ~ ÁFRICA MAR "~J. ." • "'0 IJ.u.10. Di.. n. L."" ole ].'p.o!' -" .•.ld ~'<i$ §'.~ 7...-/ ~ ."_. n.¡" '0.-r-' V. fi¡(u<ilb.~~''¡' C'.. r. I>olnl T "'Ill..r--."'·I.. d ~\~ ~ aMAR DE ARAL <r'"" •• ~ Ií d > .lc." ---' O. ' ... . en h 1'.. P . .(''' \ Q '-." . k..:.1!O."onl<.?/J/f'-f' -..ro l'. • "0...nd.o."O ·O". o o .p. ...o.....l. ... ~n' DE ARAUlA GOLFO DE I3ENGALA Mapa l.

hueso y m:lrfil.\liados en ellas -línt:as. lilas ahora comenzó a brot. c. como las del sudoeste de Francia."'pil~lIs.s que surgían de [.Jnill1:lles pudieron vivir con antefloridad en b tierra congelada.Jlias 20.0no y 30.J tlenell la apariencia de 111:\dres. Algunas semej:lll mujeres ordill:lrias. 20. efigies con signos ar.: hicrb. Otras aparecieron cuando se realizó una observación más minuciosa. Est. Much:ls figuras h:m sido salpicadas de ocre rojo. hojas. vinit'rOll y se fueron.Jda una de elbs dc miles de alias. C.Jr la estepa que. cab. todo ello ha sobrevivido a través de bs ignotas generaciones de seres humanos que compusieron la historia de la humanidad.000 a. apareció la imagen de la diosa sobre un amplio territorio.Jron en torno . son g~'neralll1ente pequelias y Coll frecuencia gestantes. Pocos . hacia el alio 50. extendiéndose desde los Pirineos :11 [.l.000 :l.J. Sobre un refugio rocoso en Laussel. M:Í5 tarde -entre los . hacit'ndo de las cut'vas sus casas.OOO :llios. COIllO si en .Jeia el este. triángulos.ltro gr:1l1des eras glaci. ¿En qué momento de la historia del hombre aparecieron estas im:\gelles sagradas? El fuego se descubrió hace alrededor de ÚOO. elltre los huesos y herramientas de estos pueblos del P. Las tribus que vivicron dentro de \.¡li(lad de Europa y Asia -el1tre los alios 50. ¿Qué pasó en los :lIios. cn los fertiles valles del DordOlia.00{) y 15.lCuas de piedr:\. como si cuanto fuera femenino en ellas se hubiese concentrado en el misterio abrumador delllacimiento.Jproximadalllente medio millón.JS y se tallaron t:statuas de diosa. el Vézcre.JI {ilego? CU. colocarían las estatuas en el exterior dc sus nlOr.las tierras verdes dieron pam a espesos bosqm~s. m:mtuvo a gr:mdes manadas de bisolltcs.Js cuevas. espirales. por lo que bs manadas el1ngraron h.Jleolítico. ocres y marrones de los anilll. y el Aricge.Hace mucho tielllpo. pintad:ls de ocre rojo. Las est. Con el deshielo de los glaciJres que habían cubierto b pr:íccica tot.~ figlll":ls de cuerpos largos y pechos C:lídos. C.Jredes de \.000 . Se hall descubierto más de 130 de l'stas escldturas.). C. Por aquel entonces se pintaron las p. cubierta dI. agujeros-.Jllos y g:lnado..:s COIl los rojos chilloncs. pero b lllayorí. pintando las oscuras paredes interion.Jk's. zigz:lgs.llgulla ocasión hubieran permanecido clavadas en el sucio C011 intención ritual.Jlcs salv:~es. qué historias se cont. apoyadas sobre rocas y sobre tierra.000 a. (aunque no desapJrecieron finallllentc hasta cerCJ del 10.Js cueV. el color de b sangrc que proporciona la vieb. transcurridos entre este tiempo y el comienzo del Paleolítico superior. cn la Dordoila -sólo a unos pocos kilóllletros 24 .¡go l3aikal de Siberi:l. C.emergió 1Il1 tipo humano con el que podemos sentir afinidad: el Hmllll .¡ roca. rt:dt:s.? ¿Qué suelios se sOliaron.000 aiios o más. seguidas por los cazadores. en la entrada de sus habitáculos o de su santuario. diminllt:l. eleg:ll1tes forma.Jtuas siempre reprcsentan figuras desnudas. a excepción del m:llllut y el rinoceronte lanudos y del reno. . cinceladas sobre los salientes y terrazas de piedra sobre bs cuevas donde muchas de estas persollas vivían.~.Jcbs. y con frecuencia su base se va estrechando hasta formar ulla pUllta careme de pies. Algunas tribus quedaron atds. redondead:ls imágenes rnatel"ll:l1cs CUY:lS formas abliltac!as :mticipab:l1l el nacimiel1to. círClllos.

L1 parte superior de su pecho se :lplana 1':11':1 forll1:lr un:l curV:l. hasta el cucrno creciellCe de su Illano. pues. en bs lader. pues.damente :llndtados. dibujando una curva que conecta tl f. que pendcn.~tanci. y no simplemente bclleZ:ls de b tribu local. como b lluvia.\Il('Cer erguid:l donde pudier:1 ser vista. No tielle manos ni pies y sus pieT11a. y el terrestre del lJtero 2 • A 161 km hacia el sur. en la lIlcllte del hombre. para asccnder.~ se afibn hasta formar una punta. L:1S diez líne:ls sugil'rell los diez mcses lunares de la gest:1eión en el útero. que estuvo cl:lv:lda en la tierr:l. Sus pechos y nalgas dan b sensación de scr cuatro huevos que tr:lnsport:l en el nido de su cuerpo gest:lllte. d:1ndo b impresión de ser bs aguas del parto que caen profusamente de b ll1:ltriz. Ulla estatua femenina de 43 cm de altura contempló alb'1l11a vez el valle (n gura 1). Los escultores del Paleolítico la cincelaron en piedra caliza con utensilios de sílex y colocaron en su mano derecha lln cuerno de bisonte en forma de IUlla creciellte. para que pudiese perlll. Sus brazos descallS:ln sobre sus pechos.ls de los Pirineos. ¿En qué nos basamos p:1r:l defender que est:1S esculturas de lllluer son de diosas. p:lrcce.: di. De sólo 14 cm de :lltura. Su cabeza se indina hacia la luna creciente. fue esculpida en el l11:1rfil de un mamut. de lIlodo que su frágil cuerpo subraya su capacidad par:1 dar a luz y proporcíon:lr alimento. como si contribuyesen t:lmbién al acto de d:lr a luz. Podría ser. posados sobre su vientre. reposó desde milenios l'll un:l zanj:l cubinta de barro la delicada escultur:l que 111l1CStr:l la figura 2.~t:'ill desproporcion".¡ de la gran cueva dl: Lascaux. De esta manera se reconoccn las pautas de relación que vinculan el ordcn celeste y el terrestre.do. sus nalg:1s y muslos e. abrgados. y que pasa por sus dedos. Con su lIlano izquierda apunta hacia su vientre gdvido. Joseph C:llllpbell establecc l:l conexión entrc el pasado y el presente: Las (1ses de la luna erall las mismas para el hombre del Paleolítico que hoy para Ilosotros: también eral) idénticos los procesos propios dcllJtero. y quc se fundcn con su vientre plello y redonde:ldo. que se eleva hacia ulla C:lbeza casi serpcntina que se inclina hacía dldante.1se creciellte de la luna con la fecundidad del útero humano. o I:1S jóvenes de la Clleva de aliado? En pri- 25 . Diez líneas verticales han sido trazad:ls desde deb:ljo de sus glúteos hasta b p:1rte tr:lsera de sus rodilbs. a través del ángulo quc forma su cabeza. f\ll~se el reconocimiento de una armonía entre estos <los órdcnes articulados a partir del (1Ctor del tiempo: el orden ('eleste d(' la l\1l1:l creciente. con llI11l:Sc. donde aún cubren sus paredes las más brillantes de estas pilltllras-. o qlll' se fijó sobre una base de m:ldera.IS de los trece días de la f:lse creciellte de la IUlla y de los trece meses del ailo lunar. que I:t observacion inicial que comiujo al nacimiellto. cn un lug:lr llamado Lespugue. de la mitología de UlI misterio que inforllla d(' los asumas terrestres y celestiales.

que se encuentra habitualmente en las placas de los muscos. «Escultura de una nllucn. o mfis precisamente. . a no ser que asumamos que los artistas paleolíticos carecían del scntido de la proporción para las hembras humanas. Si para describirlas se utiliza csa expresión cautdosa. a la figura de una mujer dando a luz? Al llegar a este punto abandonamos la evidencia y comcnzal11os la interpretación. mcr lugar. o a todas las lllujeres en general.()(JO a.tHJO111. entonces. Podemos inlerpret. La fibTltra femenina es la única evidencia que poseemos en cada caso. 14 cm dc altura. No se ha encontrado ninguna figura masculina similar.1r que representa a una mujer particular. a la figura de una mujer. sc paSa por alto el simbolismo que supone el estructurar todas las partes del cuerpo de una manera tan coherente y consistente. mientras que poseían un cxquisito talento para la de los animales.. Alto Carona. Dado que la totalidad del cuerpo se concentra en el drama del nacimiento. C. lo que relatan éstas y muchas otras figuras es la histoTia de cómo se origina la vida. 2(I. no parecc que los artífices de las estatuas tuviesen la intención de reAcjar fielmente la naturale'Z.. Francia) L~spugLl~. convirtiéndolas en UII medio que trasluce algo que supera lo que cualquier mujer particulal es o hace.1. o bien a llna lmuer a cuyas características específicas se ha dotado de sentido ritual. ¿Por qué se otorgaría ulla dimensión ritual.2. Dion d~ vista frontal y pOSl~rior (cstatua dc marfil dc mamut. 2(.

El misterio dd cuerpo femenino es el misterio del nacimiento.1 persona. Cab~za de diosa (marfil de mamut. C . Francia) 27 . preferimos desil:. de forma llamativa. que son los nombres que se les suele dar. que era por entonces sólo una diosa " entre otras muchas. todas ellas suplantadas tiempo atrás por el dios padre en tamo que soberano. alimentan y regeneran con el nombre de «dios. a través del misterio del nacimiento. De modo que. para intentar devolver a las figuras del Paleolítico su propia dignidad original.al nombre de la diosa romana del amor. De modo similar. 22. Si admitimos el significado religioso de estas figmas. pue. que es . no podemos simplemente etiquetarlas como «ídolos de fertilidad&. Las Landas.65 em de altura. . la palabra «ídolo» trivializa invariablemente el carácter Iluminoso de la experiencia religiosa.tambi¿n el mistt'rio de lo no manifiesto convirtiéndose en manifiesto ell la totalidad de la naturaleza. e.. y la palabra «fertilidad» pasa por alto también. al misterio de la vida misma.1 madreD. No vamos a imentar definir lo «sagrado» y lo «numinoso». BraSJell1pouy.~ el cuerpo de la hembra de cualquier especie nos conduce.'1lar esas im{¡genes sagradas de los poderes del universo que dan vida. Esto trasciende con creces el cuerpo femenino y la mujer como soporte de esta imagen.. denominarlas «estatuillas de Venus» -corno ocurre en las expresiones !/e1ll15 de L(lllsse1 o !/el/liS de Lespugl/l'.00n a. o simplemente «diosa».es reducir la universalidad de un primer principio -la l11adn. el hecho de que muchas personaS de nuestro tiempo rezan a la virgen María para que les conceda hijos. ya que son términos que apuntan a una realidad última que es única para cad. si no creador. cuyo significado com- 3. del mundo. 3.. en tanto que sólo se utiliza para designar las formas de culto de otros pueblos.

si explora mm el arte de aquel tiempo desdc la perspectiva del presente. los milenios para c. ele las que tuvimos noticia más tarde. Si nos trasladamos del oeste al este.ícter de la raza humana. Se hallan presentes incluso en la cultura occidental. Proviene de Brasselllpouy.ll1do parte del todo.~ino UI1 elemento de la CSlfllctllrll de la COllSciencia que pertenece a todos los pueblos de todas las époGls. No obstante.000 a.00U alias después en la Edad del Bronce y la del Hierro. sin embargo. 22. pero parece enorme. hallamos una experiencia de dimensiones . parece que Illuchas de estas imágenes del culto de la diosa madre.partido atraviesa. Esculpida en marfil de 1I1:1111l1t. parece como si la madre hubiese sido la primcra imagen de vie\. mide sólo 3. y el resto de la creación. cejas y nariz lllUY pronullciadas.. del acto de amamantar. y sus f.llllbiar imperceptiblemente ell caela era. es menos probable que pasemos por alto las similitudes elltre nuestras propias imágenes Illllllinosas y las de los demás.65 cm de altura. pues. La diosa madre como fuente creativa de vida Al volver la mirada. parte del car. en la región francesa de las Landas. Si aceptamos que las imágenes de otras culturas tienen argulllentos igualmente válidos para accedl'r a la dimensión de lo sagrado.¡ para la humanidad. de ella sólo se ha conservado tilla pequelia cabeza (figura 3). Mide II cm únicamente.ís antigua de una diosa -c. C.Ís temprana manifestación.1cciolles son finas y delicadas: un Clle110 largo ellll1arcado por cabellos lisos.000 alias má~ tarde. vinculados con todas las cosas. 28 . Es. Lo importante es que en todas las culturas.1 m. encontramos a la diosa de Willendorf en AlIStria (figuras 4 y S). form. No causa sorpresa que esas imágenes de la diosa ¡¡parezcan a lo largo de ]. se sucedell tanto en el Paleolítico como en el Neolítico.mgiere que lo sagrado no es una {'/(Ipl1 en la historia de la comcit'ncia. 10.' aún hoy nos resulta inteligible. en que la fuente creativa de la vida se concibe en la imagen de un¡¡ madre y en que la lllllll:lllid:ld siente que dla misma. La escululr. Esto debe remontarse a los tiempos en que los sercs humanos se reconocían corno hijos de la Ilaturaleza. Por eso es crucialmcnte neccs:lrio para b coltlprensión de ese otro aspecto del ser hl11l1:l110 que comiste en haber nacido en un momento particular.¡ historia hUll1ana: todas ellas expresan una visión similar de la vida en la tierra. las más antiguas. y del de recibir al muerto de lluevo en el útero para su renacimiento.~(as fi!. hacia e.'cer asombroso que los pueblos que vivían entollces h:lblasen ya un lenguaje '1m. Hecha de piedra caliza. miles de alias después. desde las tradicione~ más complejas que hemos conocido de~­ pués. y el diseiio de 1Ill:l red cincelada de forllla precisa sobre la tomlidad de su Iargol cabellera. ya sea su organización simple o compleja. en los cultos que rodean a b virgen María. Imágenes de parto.es la que parece más moderna. Esto . Puede pan. dentro de una (¡unilia específica. tuvieron aquí su m.~agradas.lraS. y 5. incluida en un dctermill:ldo grupo tribal.'1. . quizá la parte esencial. son hijos de la madre.

y sietc son los planet.¡da verticalmente por siete capas.. semejando siete círculos alrededor de la cabeza.¡5.lizae!.¡jen. dmante la Edad del Bronce (c. y sus anotaciones talladas de forma precisa.¡I resto. 11 cm dl' altllra. La pesadez centrípeta de su cuerpo -sellOS. C.¡rece in- 29 .4.¡ . en la República Checa (figura 6). En la estatuilla de marfil de Pavlov.podrían ser casual. cerca de Dolní Vestonice.l formar un círculo. primer plano de la cabeza que H'veL! 1111 disl'lio de tlllleSe. L. El número siete -siete . Incluso el más tenue diseiio estelar fue visto alguna vez COI1l.'lIios m.~on los días que compOllen UI1 cuarto del ciclo lunar. La peculiar cabeza bl!lbosa est. pero era sin duda UIl númcro sagrado de la totalidad 15.ís tarde. P. e.¡ por hendiduras horizontales que le dan toda la vuelta. 3500 a. y los brazos descansan sobre los grandísimos pechos henchidos. <"¡'.lS ll"e ror111~11 siele círl'1olos COrlCélllr1COS esta figura está grávida de fertilidad. J)ios~ do: Willo:ndorf. tan enr. vi. Austria) 5.~ta fruntal (pio:dra caliza. cada una de ellas recorrid.¡s líneas trazadas alrededor de la parte exterior de los pcchos y las líneas horizontales que se extienden debajo de los mismos dirigen la atención hacia la fuente sagrada.000 . .o gotas iridiscentes de leche manando del pecho de b diosa madre: la galaxia que terminó por denominarse Vía Láctea. los pechos son el centro principal de significado y se ha hecho abstracción de todo lo demás para que el tema central de la lactancia lo incluya todo.í forrn. 2U.forllla UIl contraste marcado con b cabeza.¡ en la tierra que parece parte de c1b.UUO-11I. viel1tre y muslos eaen par.¡j<l) Diosa de Wi11elldorf.OOll a. El seno que mana es la imagen esencial de la confianza en el universo.).

o. o IItocado».00t) a.6.1 que da a luz eran t. encontrada cerca de un hO!. esté en lugar de la vulva.1miliares que podían Ser reconocidas de inmediato.:~. Dolní Ve·stoni<.t)(JO-20.~e representó frecuentemente de modo abstracto con la figur:l de Ull triángulo (figura 8). Existen más de cien imágenes paleolíticas de la vulva sólo en Francia. se hicicron cn lo alto de su cabeza cuatro agu~ jeras para sostener Aores. que no aparece.TJr también en Dolní Vestonice. debió también ser colocada erguida en el suelo. se talló en barro y hueso pulverizado y fue cocida a fuego. Diosa (arcilla cocida. Dolní Vestolli<. Su cara posee dos hendidmas que se inclinan hacia arriba por ojos y un trazo hacia abajo por nariz. AI!. incluso.lll agujera por ombligo resaltando el cordón umbilical y que. o sobre una peana. e 211.tJUO a C" altura del torso: 11.:hos d~ marfil con (e 25. República Checa) 7. una imagcn ésta que quiz.1n f.. C. con un gr.ís explore la manera en qllC crecen las plantas.:~. indicando que las historias de la dios. La diosa como fuente creativa de la vida . Cuando el barro estaba húmedo. o con una clara división de las piernas abierta al inicio del vientre.5 cm. constituyendo su «pelo». prolongada por la amplia curva progresiva de sus cadcras y vientre. es la sensación dc fccundidad lo que predomina: la forma del colmado pecho colgante. República Che'ca) cn::íblc que cuando csta imagen fUe encontrada en 1937 se describicse como pornogr:lfia plástica #dc1 diluvio» (es decir. hojas o plumas.'unas veces las vulvas tiencn semillas y brotes dibujados sobre o junto a cllas. La cxtraíb diosa oscura de la figma 7. de la época glacial o antediluviana)'. Vara p~<. o transportada en la mano. Una vez más. posiblemente. se lcs ha dado el movimiento susurrante del 30 . Puesto que sus piernas terminan en una punta.

La vulva.8. la hendidura tallada entre bs piernas afi~ bdas res:¡]ta aún más esta parte del cuerpo. aunque lJ}:ís facilmcnte recoIlocible como una diosa.:volución de esta imagen: la figura I. de la Dordoíl:¡ (flgur:l 10) parect· una I. el grabado en hueso de Teyjat.OOO a. Melin. 16. Todas medían cntre 3. y parece que una de c1bs estaba vestida con la piel de Ull león. Más de 10. nwandros y galones incisos sobre l'sutuillas de hlle~o (3U.llolleS grabada en el marfil podría represcnt:lr las m:lrC:lS de las alas de UIl pájaro. se II:lce abstracción del cuerpo p:lTa constituir un símbolo. se descubrió cn Marta.000 a. de lluevo de Dolní Vcsconice. lll1 discño sinuoso recorre el perfil del cuerpo y se han tallado sobre el mismo ullas curiosas forIllas rectangulares.000 :tIlOS más tarde. En este lugar. o el útero.2 y 13. M:ís hacia el este.000-13. ha sido representado por un óvalo doble bajo el cual se han dibujado dos líneas horizontales.UIlO2U. o dI. un lugar dc enterramicnto extraordinario. Triángulo genital. además de catorce animales sepultados. se cncontraron allllcnos veintc figuras de diosas de hucso dc mamut. en Sibería.. 31 .:S también abstracta. En la figura 8. sugiriendo que se reconocía al útero cósmico como la fucntc del mundo vegecal y también de las aguas de b vida. cerca del lago llaikal. la serie onde:mte de dibujos en forma de b>.lnte bifurcado de hueso de la figura 9. C. que data de c.: las líneas ondulantes del agua.3 Clll. En el colg. cuyo significado se cOllcentra ell b ranura profundamente marcada desde donde nacen las «pierllas•. Posee una diminuta cabeza y hombros angulares. oeste dc Ucrania) :lgua. C.

Dibujo de diosa tallado en hncw (e. que t:nnbién podrían ser las alas de un pájaro. La diosa como pájaro El pájaro que surgc de U1l ¡.¡ en las 32 . sus piernas se estrechan hasta formar una punta. Tiene un cuello largo.ginarla de pie. Colgante de marfil (c. hace pensar que tina estructura religiosa interrelacionada se extendía de Europa a Siberia.000-13. .00n a. En muchos de los mitos de la Edad del I3ronce. de moclo <¡ue podemos ¡Im.00n a. como las ranuras que se encuentran en los bordes inferiores de la estatua. desde Francia a Rusia. rCC:lldllldosc su pecho y cabeza. .000-:3. Cuando se abrió comenzaron a existir el tiempo y el espacio. Marta. y dos pechos. cuenta de marfil hallada en Dolní Vestonicc que puede contcmplarse cn la figura 12 es la pieza central de Ull l:ollar de cucntas tallado (. .). el huevo cósmico del universo fue puesto por la madre-pájaro cósmica. C. 10. Tcyjar. C.¡bado en ellas se parece a las marcas estriadas de llluchas aves. Francia) 11. sin l:ara. .. L. encarnación visible de un llIundo invisiblc. Diosa tallad:1 <'11 marfil de nUtllut (16.'n el marfil de un dicntc dc mamllt. por entonces el poder y la protección de la única diosa madre se ha diferenciado de forma ciar.¡ :mtC5 de 1:Is excavaciones dd siglo xx. . igual que la diosa de LCSpUgllC.1raS de diosas.500 a. Dolní Vcstonicc. RqJública Checa) 10. Una vez más.lIgo que ni se sospcchab. 2ll. Es precursora de figuras similares del Neolítico (10. Sibcrb) ~ . clavada en tierra. porquc el signo del b>:llón en forma de doble uve gr. C. El parecido entre llluchas de estas fibT1.9.000 a. C. . La pcquclia y esbelta dios:l de la figuld 1t tielle los brazos illllSll:llmclltc definidos.jeJo lejano ha sido siempre un mensajero dd misterio.

más oscuramente aunque de un modo semcjante.adu.1nea y se debe a Glracterísticas constantes en la naturaleza de la psique humana. C. Grecia) tres regiones del cielo: las aguas superiores.ls.u"pli:HI:o) d<' Itlarf'il de ".O()O :o. posee t. Estas dos imJ. por las gencraciones sucesivas que cxperimcntaron la misma necesid:ld de articular un sentimiento parecido.5 cm d<' :¡JI\lr:L.000 . c. Tes31i3. la tierra. (.1Iul. La diosa Ileolític. lt"I"lillíea Ch"(3) 13.12.1111bién un cuerpo de ave con alas. t:UIl ("rlll:1 <le cu<:ll" al:ir¡. o si su repetición es espont. Cuando hahblllos aquí de imágenes arquetípicas. Su clIerpo puede transformarse ell los pucheros y los jarrones 'lIle contienen las aguas de la vida. con sus connotaciones de oscuridad.ln recorrido incont. en ocasiones. estamos asumiendo que.01l(J a. Cuenca Ik eolganl<' (.:.lilas.genes están sep. Dolní V<:stl111íce. La cigiiei'la que en el foldore lleva al bebé por el aire fue antai'lo la Ciglieñ. que podían cIIllbién ser un signo del tiempo venidero.lsí. no habría captado la imagin:lción de los pobladores de cualquier nuevo empla- 33 .lradas por cerca de 15. incluso si una imagen fucse.1bles kilómetros y siglos. El debate en torno a si algunas imágenes recurrentcs proceden de una fuente común. De las pruebas que nos brinda el arte se deduce que la noción de «infralllundo».l de 1:1 figur. C . 110 estuvo presente . por así decirlo. amenaza y ausencia de vida.lllleS de las conmociones y la anarquÍ:! de la Edad del Bronce tardía. transport. o reproducidas. .alol1<:s (lerracota.llllbas y IllUchas otras más h.ldas por tribus en const:mtc movimiento hacia nuevas tierras.worece la lluvia que da la vid:l. 2. p<:r("r:ld:L con un aguj<:ro y <:on dos p<:chos gr:lh:ulos como alas (20. transportada fisicamcntc de un lugar a otro (y muchas sm duda 10 fueron). y torrentes de lluvia resbalan por sus superficies. y las aguas inferiores o subterráIleas. 1)ios:L p:¡jaro con pechos y l. Sesclo. es prácticamente Irresoluble desde el momento en que se consideran posibles ambas altcrnatiV.. su cara de pijam nos observa desde los mismos. al igual que. SCgl1l1 se creÍ:! incluso en tiempos muy posteriores. el tielnpo atl11OStl:rico era provocado por las aves. Aún . L1 diosa de las :¡gl1as superiores es en el Neolítico la diosa pijaro que f.l 13 lielle cabeza de pájaro..l que lraía de lluevo la primavera. el renacimiento del afio.

lo que indica que es posible que se colgase alrededor del cuello con una tira de cuero.' altura. El huevo que se halla en el interior dc la nalga. L'l piL'Za diminuta de carbón que se halló en una cueva en I)etersfels. (dL'Sde el Aurii'laciense hasta el Magdaleniense).u.mnancia esellcial en el corazón y en la mente de todas las gentes. rcpn:senlan a I:l diosa COIllO la fuente de I:l vida llIediante la metáfora del ave. una figura f. ntl."llllU eOIl hun'o coullieo (c.a para crear una relación de analogía emte el modo milagroso en que un polluelo surge del huevo y la rtlancra en quc se imagina al Illundo S<'llicndo del cuerpo de la diosa.lr en su interior un huevo. se grabaron en las paredes de Ulla cueva del sudoeste de Francia. C.lllliento de no haber existido alguna re.. sólo mide 4. o nalgas suficientcllu:nte redondas como p3T3 llev.4 cm de altura. Alemania. Grabado d . Tiene un agujcro en la parte superior.. l'eu:rsfds. (figura 15) podna sugerir una fusión de la diosa con el pájaro quc pone el huevo cósmico.000-14. y que puede contemplarse en la figura 14. C. entre el 30. Fonlalu.000 a.000 a." carbilll (c.4 cm d. C.de llalgas». Alemania) lS. La cueva como útero de la diosa madre Hace escasamente cien ailOs nadie sabía que hubo vida humana en la época en que e\l1lamut bnudo deambulaba por los páramos helados que cubn:1Il casi toda Europa y 34 ... 4. Muchas de Lostas figuras. l.000 a. y el 10. 111. denominadas . rcpfL'SClltado en un grabado procedeme de Fontalcs. el huevo podna también colocarse dentro dd cuerpo de la dios.OO() a. l~. bellamente esculpida y pulida hasta parecer liso éballo. Estatuilla femenina dI. Fnncia) e. También las nalgas con forma de hLll:vo. en el sur de Francia.

luego. el santuario de la dios:l y la fuente de su poder regener:ldor. que traÍ:! al mundo a los vivos y acogia de nuevo a los muertos. ef"3 el nexo que enlaZJba el pasado y el futuro de los hombres y mujeres qUt: vivían en su parte antcrior y celebmban sus ritos religiosos en las profundidades de su s:mtuario interior.lVés del :Irte y de los rituales que tuvieron lug.. resulta imposible no scntir un escalofrío de tcmor y sobrecogimiento cuando se recorre el llli~ll1O c:llllino hacia el corazón dc la tierra que la gentc realizaba hacc 30.000 alios. Tuc d'Audoubert (1914). Altamira (1879).1s de enebro."s que prácticamente no eran humanos.¡r en su interior.mdo cntrecortad:llllente. que pudieron haber cncarnado los diferent<. se dl. c.1 animal para alumbmrse. respir. por mencionar sólo las más conocidas. que precedió al hombre moderno (Hamo sapialS sapiellS).000 alios y constituyó uno de los centros de religión más import:ll1tcs. Al fondo de la cueva se colocaban las piedras que representaban las almas de los muertos que renacerían de su matriz.000 :l. Niaux. echándose abajo teorías anteriores sobre guerreros ca7~1don. les Trois Frcres (1972).1j<. en la región de Aricge del sudoeste de Francia. Emr:lr en Ull:l de esas cavernas es COlllO :ldcntrarse en otro mundo. por ejemplo. han revelado un Aujo continuo de vida en su interior que se extiende a lo largo de un lapso inmenso de tiempo."S<:ubriÓ un vasto complejo de cuevas laberínticas a 18 m bajo tierra. cuidadosamente levanradas del suelo de <"'S:lS cavcrnas.'roll protegidas por un :\cceso muy difícil. magníficamcnte decoradas. Ellos únicamentc cont:lban con lámparas de piedra hueca. Su imagen se esculpió en las parcdl. y :lCcite de gras. Capa tras capa. con mechas de ramit.' Durantc el siglo pasado se han descubierto más de cicn cuevas decoradas. han mostrado que el hombre de Neanderral (Homo sapi~tu N~alldutllafalSis).. vivió aquí antes del período intcrglaciar Riss-Würm. ell un Illundo que está rll'II1m del cuerpo dc la diosa. si no el mayor. que se extiende desdc Tuc d'Audoubert hasta les Trois Freres. recorricndo 35 . la :lCtu:ll forma ahuecada habría simbolizado su vientre que todo contienl'. Al trasladarse de la luz del día a una completa oscuridad. acechando en los albon. lbdas <.1rse y :lrrastrarse por estrechos pas. así como los artistas chamanes que podían escuchar su voz en la voz del animal. como lugar de transformación. les COlllbardIL"S. Durante :11 Ille1l0S 20. Campbell indica que esra cueva-laberinto.. antes del 186. Se sucedieron entonccs los descubrimientos asombrosos de las cucvas paleolíticas del Ilorte dc España y del sudoeste de Francia: primero. las excavaciones cn El Castillo. C). dclmundo s.000 al 10..'S dc la historia y durmiendo intranquilos en las profundidades del corazón humano. I>ech-Merle y lascaux (1940). La historia de una gran diosa primigcnia se relata en las cavernas del sudo<""stc francés a tr.Asi:l."Stas cuevas paleolíticas..000 aijos (del aijo 30. en las interiores se pinraron animales machos y hembras. parece que la cueva paleolítica fue el IlIgar más sagr:ldo.000 a."s aspcet'os de su ser. se utilizó durante al menos 20. filt."s laberínticos. Para aquellos que hubiescn vivido cn Ull mundo sagmdo. ¿Dc dónde s. esto es. en el norte de Espalia. la 1':lsieg:1 (1911). la cueva. Justo antes de 1914.1caron la valentía para desliz."S exteriores.

. L1 superficie ha sido tr. blanc:l COIllO la nieve.16.lpareCl'1l los anilll:lles más pequefJOs: la lechuZ:l. uno se encucntra al filial de este viaje -los deslumbrantes animales conocidos sólo gracias al campo y al bosqlll. lnl<'rior de la ¡.1b en la que ahora nos hallamos es gil. Del techo al suelo. Dejamos que la luz de'bs I:tlllpar:ls ilumine techos y paredes.T:llltesca. toda tllla pared se halla cubierta de b'T:lbados.¡h. b. el rillocerollle.~ se experimentó seguramente como un «scgundo nacimiellto» a ulla llueva dimcnsión. Una veubdcra L'Stampa de cacería.j. finalment'-'.ll. tiene todas las características de una iniciación tribal del tipo que algunas tribus contemporáneas alm practican. precipit:índose sobre la c:lza.r:lll C\I(:va de Lumbriv<'s... el bisonte. el cab.1S de piedT:l. posiblell1cnte hayan 36 . y allí. el oso.1.l de la caz. en L1scaux.l.tllo salv3je. e. también . el buey almizclero. Herbert Kuhn describe su lIcb'ada a la última caverna en Les Trois Freres el1 1926: L1 s. a menudo . y allí vemos desfilar las fieras que vivieron en aquel tiempo en el sur de Frallcia: el mamut. el rcno. o descender a una caverna-útero enorme.~ta el santuario que se hallaba al fondo. La visión que. una habit:1ÓÓll majeStllos.-'S. I'ralll.. el glotón.lbajada con herramient. liebres y pect. [as alargadas est:llacritas que pendían desde el tccho hasta el suelo..-.rca de TaT:lsetlnsur-Aricge. así como las redondeadas estalagmitas que surgían del suc1o. están los dibttios. Y uno ve daulos por todas partL'S.:ia cavernas lo suficientemente amplias corno para contener Ulla catedr.1 2 o 3 km de la entrada de la cueva? Scguir el tortuoso sendero que lleva al s. Dentro de las cuevas. la ílllagell de la mab.llllUario. luminosa y espaciosa. el aSilo salvaje.

el úlrazúll y nllc1eo especial de las cllevas. No todos los animales de cu:ultOS sabemos que vivían en la época se ret. sin ir más lejos. .IS y los sigilOS podrían dividirs<. Pero esto es lengll:De laico. que era cI:lralllellte .an por su papel dramático en ll1la lIlitolob'.lraS.lball sólo de forma pcrifcrica..rat:lban.emparejamiento. percibió además un énf.1I10S de hacernos una idea de cómo vivían y pells:lball los hombres dd I':lleolítico. Este significado de J:¡ luna alm se l. de manera que las fases lunares pasaron a ser las f.sis fUlldamelltJ.. o bien figur. para estas gentes prirnitiv. Pues podríamos imaginar que. dispuestos en las entradas cstrech:ls que daban al 5. que analizú cielitos de pintur:ls y esculturas de UII gr. que COlISt:lntelllente cambiall de un l1Iodo que siempre es constante? Los dos términos. y I/II'fISrml.lscinante es su siguiente observación: las fib'1."S de la cucva l. por lo tanto.S 'IIlL"S•. la luna llueva..1bia. siendo los actores principales el bisonte y el caballo."Sconde en nUL"Stro lenb'l. 37 . imaginándonos a nosotros mismos en las bocas de sus cuevas.lactitas.. tr:!llsformándolas así en pechos."Stableciesen la conexión entre 10 que está encima con lo que está debajo como símbolo de una relación univers. se experiment. proporcionan la primera noción de secuencia. y las caras (il.· en las categorías de 10 que denominaba .u situadas en polos opuestos. cllya luz estaba oculta en su interior.l.lIl número de cuevas.u cuevas pr\. propuso que las fi~Ur. el fijo y d variable. aquellos que se hahí:ln seleccionado especialmente --concluyó cl. significa . ¿no vemos acaso como el fenómcno más misterioso la luna.masculino.mcia.. al observar y escllch:1f el constante goteo del sobre 1:1 roca. Al menos ciert. contemplando d exterior.se eleb'. Lo que re~lllta f. la doncella: la luna llena.a específica.¡s de la historia de la humanidad.11 entre d cielo y la tierr:!. la lul1a.. 1:1 anciana s.1.SCS de la vida de la madre.Iaje: el griego 11/('1/(' significa .'SClltaban unas formas que estab:1Il cargadas de significado: en Pech-Merlc. la madre. en el . de donde proviene el Ilombre dd ciclo menstrual: pues los cambios de la lun:1 hicieron posible el medir por vez primera períodos de tiempo que superasen el día (que podía calcularse por el sol). el latín 1/Il'I/S. es posible que los rIlorndor\. La diosa como luna Cuando tr:!t.1.. de f\Ierz. animales y sib'llOS que interpretó como femeninos esr:lban situados en una posición central. La luna crecil'llte era la joven. con la misma raíz. no el lengU:DC sagrado y simbólico del mito. aunque muy complicado.1.7 • Sin embargo. los animales y signos masculillOS l:omplelllentaban los signos fellleninos: o se colocaban a su alrededor. se pintaron puntos rojos y negros :Ilrededor de las cstJ.medida."Specialista pionero dd I'aieolítico en Fr:lncia. André Ll'roi-Gourhan.¡l igual que 1:1 totali(lad de la lIarurah:za.luna_.lgU:1 inspirado el :lfte escultórico.111lU:lrio o en los estrechos túneles del fondo".femenino_ y . Adem:ís. la Illujer encinta. medida y tiempo. e1l. en Fr.la luna.¡ba como la diosa madre.

'S enormes diosas se L'Sculpieron cn la roca de la cueva.lMJO y 11. ¿Son éstas bs diosas de bs tres f. En las fases ritmicas de luz y oscuridad. y ello les proporcionaria confianza en la vida.1Se lllen¡. recordándonos a la dima de Lallssel. Mediante la experiencia de la ml1erte sintieron quizás que eran acogidos de nucvo en el oscuro vientrc de la madre. de noche y con una larg<J jornada por delante. le replicaron quc bailaríall toda la noche porque la luna comenzaba a menguar: _Debemos demostrarle cuánto la queremos. por lo tanto. sentirian crecer la vida y experimcntarian el crecimiento de sus propias vidas. debieron de haber deseado ardientemente el retorno de la dio$:!.u rUC5 de I:llun:l Existía Ulla trinidad dc diosas (lUC sc halló en la cueva de Abri du Roc 3UX Sorciers.tpareciendo de la vista sus cabezas y la partc superior de sus cuerpos. en la f.. o no regresará.'1Jante lunar. como la luna. cuando iba viajando junto a ellos. l. y en muchos de ellos su ritmo cíclico rcprt. fcchada entre los :uios 13. es posible que con luna llena se maravillasen del incremento de la vida que se desborda para dar lUg<Jr a nueva vida. y cn la oscuridad de la luna llueva. y de su luz.'Senta un patrón que se siente como parte de la vida humana t:unbién. las tribus dell'aleolítico debieron de percibir un patrón de crecimiento y decadencia siempre renovado..000 años antes.17. Comenzarían a confi:Jr en la reaparición de la luna creciente con el paso del tiempo y. resaltándose de forllla definitiva su capacidad para dar a luz y des.000 a. y posiblemente creían que volverían a nacer. Esta experiencia permitió que en ellos brotase la capacidad de percibir la vida a tra- 38 . en Angles-sur-I'Anglin. Él nos cuenta la historia de cómo. que sujetaba el Ctlerno de bisonte como imagen de la luna creciente. C. En la fase creciente de la luna. le dijcron 9 • Hay cuemos sobre la IUlla por todo el mundo. Las tres fib'tlTaS se hallan de pie sobre un bisonte. la marcha de la diosa. Cuando !Los preb>tllltó la causa de tal proceder. un sentimiento que se plasmó en la t. Tn.'scultura de la diosa de Laussel. se asombró al ver que todo el mundo estaba bailando y nadie se iba a dormir. a reconoccr la oscuridad como el tiempo de espera previo a la reaparición de la nueva vida. su figura se esculpió cerca de 10.lses visibles de la luna que en épocas posteriores asumieron nombres y papeles diferentes? Llurens van der Post considera al bosquimano africano una de las razas más antiguas de la til'rra. se lamentarían por la retirada de la vida.

IS bas<. ¿Qué fue lo que ocurrió antes de la Edad del Uronce que f. la llena y la mengu:lntc.se le aliadió la Cuarta fase. por lo tanto.¡ ya un sistell12 de nOClción evolucion.1 madre. mucstra cómo los pobbdorcs paleolíticos utiliz.bcrsc extendido Unto <IUC nos .'S miles de aflos.¡s en lolia yell E. Lo que sib'lle es tan (. Las 1l0t. 71Il' Roots of Civi/izatioll. gbde Europ. en vez de tres.? Sus pesquisas le llevaron h:lsta un.'Sión de que la humanidad no podia haber inventado . C.. expresión de esta experiencia primordial. ni tampoco 10 era b lllllertl' de b vida: era un aspecto del ser de la dio5.000 3. Suscit3.¡rccc h.rcce 5c:r que e11 U11 tiempo tm lejano como el 3. piedra. á.¡ y rusa.. La cuarta f. el audor de b en. la astronomía. todos estos logros se habrían dt. como habíamos asumido: P3. las matemáticas y la l:scritura. los tres días de oscuridad.ves de in¡. un."S del descubrimiento de la agricultura.1ltaba en el informe arqueológico.¡do. A las tres fases visibles -la creciente."Scrinlr. Ex:ul1inándola atentamente.1 pieza de hueso de Ishango.1huloso como la historia de cualquier gran descubrimiento. cere:1 de bs fllentes del Nilo. inlUYó que las líneas grabadas en ella podí:ln ser notaciones lllnares. sino sólo imaginada.1 pt'ríodo dd hombre de NcanderCIL.de pronto_ la <. era una expresión de b diosa..¡ occidcnul utiliub.¡ tn. el calendario.'ls debieron -pensó.'SJrrollado a lo largo de inIllensos períodos de tiempo Y no cde pronto_. e.¡ experimentar la vida .'s más de lo que hemos hecho hasta ahora.¡[ Es posible que se desarrollase una habilidad para pensar de lIJodo abstracto a partir del discernimiento de cuatro f:lses lunares.1 a valorar su inteligencia y sus habilid. Cuando la fase de oscu- 39 . como el hombre de Combe C:ipelle.~í como otros pueblos y subcultur. y nos impu1s. Dc est..¡salo b prcgul1t:l de si podría rcllIontal"Sl' 3.~O.l Gr. Y desde la que la luna pasada Tenace como luna nueva.1ciolles lunares que encontró ell llllC... En tal caso."Spacial..1ción lunar ya desde el ailo 40. Le dio 1.l esos descubrimientos uepeminos. cornamenta Y fib'llraS de dios.1ban UIl sistema de not.¡VlOS de imágenes surgió la creatividad inabTOt::lble de la humanidad.1 de la luz.¡vcticn5c: oriental dll'eoslov. Marshack examinaba un libro que versaba sobre los logros tecnológicos gracias a los cuales los seres humanos pudieron viajar a la luna en una navc <.establecer l. complejo y sofisw:.Ígelles. L:.. El espléndido libro de Alexander Marshack.¡c. sin embargo. Esto nos permite percibirlos como más cercanos a nosotros. En 1963.1se invisible debió de comprenderse como la dimensión invisible en la que la nueva vida se ~esta. sus cstudios le dejaron con la Sl'ns. La oscllfidad no era antagonist.~p:1I1a.¡ber tcnido entoncl. cuando la luna no puede ser vista.000 :l. a.i tr.dt.n otros tipos de hombrl"S modernos.l.n profund3S prCb'lllll3S acerca de la inteligencia evolucionada y las habilidadl"S cognitivas de la l"Spccic humana'o. ellos mislllos induidos.dición que p. la astrOllomía..1ción de que algo f.110 30.1l'iJitó las bases par. constituía una imagen que nll1firlll:lba la relación que les unía a ella. El mito fue b. Cuanto existía. I'arecc: que también lo lluliub3.1 tr. de la cultur. las 1l1:1temátieas. Todo. Estos hechos son tan IIl1evos e imporUntl"S.1 illlpr(.1 capacidad par.¡dicióll parece h3.¡do.

\ciona!. Veían la gestación y el nacimiento. les proveyó de un punto de oriell[ación desde el que medir diferencias.l construir herramientas y otra para hacer uso de ellas. Constituía ulla imagen perdurable tanto dc la regem. simbolizado por la luna. concebir patrones y e.~t:lblecer asociaciones. La luna er:t indudablemcnte la imagen central de lo sagr:tdo para estos pueblos primitivos. cuando los días eran más cortos y los fríos árticos dificultaban la caza. así como la caída de l:I boja. Las h:lbilidndes quc desarrollaron observnndo las f.1SCS de la luna y c1movimiento circular de las estrellas. Veían :11 salmón remontar la corrien[c en los gr. lIna estación par.¡ luna menguantl. En verano dcbínn disfrutar del calor. En invierno. como una est\ción sucede a otra. más tarde. Gobernaba la fecundidad de la mujer. visible. Meandros y espiralcs (ver p.) se percibía In lun:l. 1250 a. sc hace nccesaria la capacidad de mantencr en la mente una imagcn de lo que no cs.ridad lunar se incluye como parte escncial del ciclo continLlO de la luz. Esta capacidnd de pensamiento analógico debió de ser lo que les permitió percibir la relación entre el orden celeste. el éxito de la caz:I y la supcrvivenci:l al frío terrible del invierno. su ritlllo dunl.'ración en el ti cm po como de la totalidad atemporal: lo que se perdía aparentemente con [. la vida se concentraba en torno a las cucvas. las imágcnes de una cruz de cuatro brazos representan las cuatro f. En verano seguí.1Ses de crecimiento y decrecimiento. como una de las imágenes supremns de la diosa.lI1des ríos en momentos determinados del ailo.m a los animales y sus vidas se centrab:lll en b caza. Había. 43) constituycn la evidencia de \In pensamiento abstracto y. C. Cuanto observaban los pueblos del Paleolítico cra definido por UII ritmo es[. todo ello cxprcS:l el instinto específicamente humano par:t establecer analogías entre los diferentes órdenes y dimensiones de la vida. se 40 . En todas las mitologías hasta la Edad del Hierro (c. el poder unificador de la madre de todo. b garza y el cisne. Las estaciones se sucedían en secuencias. pues. al igual que las f. las historias que contaban para acompaiíar estos rituales. Su perpetuo regresar a los propios orígenes los impulsó a recomponer lo que en apariencia sc hnbía hecho pedazos. En invierno. de hecho. y el ordell terrestre que veían n su alrededor. Ella era la medida de los ciclos temporales y de las conexiones e inAuencias celestes y terrestres.'. una para transformar pieles en ropa y mnntas. las aguas del mar y todas las f. más intenso. Sus propias vidas seguían los mismos modelos rítmicos. entre elbs la grulla. constantc y cambiante. el ganso. Aorcccr y dar fruto de los muchos y diferentes tipos de árboles. leyendas y cuentos de hadas. y de la expansión de la vida. d crecimiento y la muerte de toda clase de animales el1 Ull ritmo previsiblc. probablemente se contaban las historias que nos han llegado en forma de mitos. Sus rituales estaban sintonizados con las estaciones y aseguraban b fcrtilidad dc los :mimales. Si miraban al ciclo. y otra para matar a los animales que suministr:tban dichas pides. Contcmplaban las sccucncias dd brotar. alrededor del fuego. dondc iban perfetcion:mdo el arte de hacer herramicntas. gran luz brillando en la oscuridad de la noche.1ses de la lUna. en la ccrámica del Neolítico.1ses de la luna. vcí:1l1 las aves emigrar y retornar..

iedad.lblcda La diosa de la nll1ertc y del rellacimiento más de cicn Inil ailos.a vital para la llueva vida ll .). pero permanecía viva. por lo t:II1(O. la serpicnle 111udaba la piel. si no ell todas. pues. imaginad:! como la IUlla creciente y mCIl:lná1ob"a. De fOrll1:1 con la creciente. que la mitología lunar precediese a la solar en 1l\uchas. esto nos ayuda a cOlllprcl1dl'r la antigua conexión entre la lu11:1 y la serpiellte (figura 18). Se han ellcontrado cuerpos. sino que podían ser t:otlsidcradas f. La dualidad..lr Riss-Würm (186.OOO aiios de alltib>i. las sepulturas del hombre de Ne:mdertal. la IlltilllJ luna creciente y el ml-. No resulta 501'prl'ndclltc. que precedielOll a las del Homo SlIpil'lls . la vida y la muene lID tenían por qué st'r percibidas como opuestos.~~~ • • • ~í?©((~ • • • • \t de un análisis microscópico) de las marcas talladas del refugio de mea de Blallchard qu<.1I105 de W. t. quiús. las notaciones IUllares lielll'll (ormas sinuosas.do h.bd.. En los fr:lglllcntos clt' hueso que h.¡sta nosotros. r ••• C\l ~<Q ~C) ~~ aJo ~~ @ '0l indican los trazos (lile l'structunn la forma serpentín:. Cuando el signo de la vulva aparece inciso en UIl disco IUllar y se halla ell lllla tUIllH1Cl' 41 . a16'1. cubiertos de Rores y sJlpicados con tinte de ocre rojo que imitaba. sugieren que la cOllSciencia humana ya había desalToll:tdo la capacidad p:lra reconocer la llluerte y otorgarle el rango dc lm misterio que requiere la realización de rituales en su honor. lntcrprcucioll CS<IUClll:ítica (a partir f'I 00 hli::J . durante el período intergbci.~t. de cara al este -la dirección por la que salen la luna llena. Posiblemente.000 a. la serpiente se había convertido ya en lo que siempre iba a ser para épocas posteriores: ell UIlJ i111Jgen de renacimiellIn y de tr:msform:lción. gll:UllC. era colltcniela y tr:lsCClldida ell ~tl tota!i. l':¡rtcs dd lllundo. fl. C. La IUlla moría y rcgresab:l a 1:1 vida de nuevo.1SCS que se sUCCdt'll la una a la otra en un ritmo sin (in. la renovación de \:1 sangre y el bullir de b fl1l:rz. en la Etbd de PiedrJ.1I1 Ilcg".((I}Ji/'IIS. colocados en posición fetal.00075.18.

A su lado se encontraron lUI grupo de scis pájaros de marfil.000 y 13.000 3. especialmente significativo porque. con el disClio punteado de un bberimo o de un meandro grabado en llllo de sus costados. 31). ósncs o bT. y los animales salvajes que le dieron el nombre de Gdiosa de los animales» o «seliora de las bestias». Junto a las veinte diosas diminutas había una pbca de marfil COIl el disClio de ulla cspiral en Ulla cara. de la que pendc un colgante con forma de pájaro volando. es similar a los descubiertos en Rmia. c. es también interesante: mucstra las figuras de la diosa colocadas en medio de muchas de las imágenes que la rodean siempre en tiempos lllUY posteriores: el pájaro y el pez. (c. El lugar dt. Aquí. ocupado entre los aiios 16. Disco lunu d~ UIl h~cho diente dl' m~llllll (:uupliadn). el meandro y la espiral. la matriz de la diosa vuelve a tomar posesión de la vida que ha dado para que ésta pueda rcnaccr de nuevo.19. como afirma Campbdl. para renacer con el sol. tallados en vuelo (figura 22) y un pez de marfil. a 10 mcjor para regresar a éste. T.. enterramiento de Mal'ta. de eara :tI este. por Ull lado.lIlSOS.cpúblic3 Checa) ba (figura 19). es posible quc cxista lIna coincidencia de significados por la que la vulva que da la vida se convicrte en el útero del rellacimiento. en Siberia..1mbién se halló el bastón de marfil de Ull challláll y los esqueletos de catorce animales sepultados rituahncnte jUl1to al cuerpo de un niiio de cuatro aíios de edad. Il. El lugar de enterramiento de Mal'ta. ¿Simboliza t:ullbién esta incisión el lapso de los tres dí:ls de oscuridad que transcurren entre la llluerte de la vieja luna y su renacimiento como cuarto creciente del nuevo ciclo? Ciertamente. se desvanecían como la luna del llIundo de los vivientes. sin embargo.000 a. Éste es. llrno. La cercmonia de scpultura del niiio se nos manifiesta en la cueva profusamente coloreada de rojo y en la cuidadosa decoración del pequeiio cuerpo: una corolla de marfil de mamut alrededor de la frente. el modelo lunar sugierc que los seres humanos. hasta el refugio de roca auriliaciense de 42 . con braz:lletes a juego y llll collar de cuentas de lllarfil. 20. C. quizás para renacer en otro mundo. y trcs serpientes COIl cabezas sernejamcs a cobras grabadas en la otra (figuras 20 y 21). mencionado anteriormente (ver p. era $cl eentro crucial de una secuencia cultural arcaica continlla que se remonta. tumbado en posición fetal. cuando lllorí:ln.

IJ()() a.ol/ EI/ropean lJ¡dll.{¡eir h!l/I/el/c/' ul.~ de b Ed../. cuma olas.l los sentidos hu11l. :\sí como sobre o alrededor de imágenes de animales tallatbs sobre cuerno.ls. conecta con la danz. Marta. en su libro pionero J1l/~ Cale (if Hom: A Slrldy t!{ Ihe . escribe que las espirales son el motivo decorativo más frccl1eme hallado en las varas ceremoniales del Magdalcnicllse.lS.l dimensión invisible par.ajo) G~IlS0 o cisne volando.l que se conoce es la que representa b figura 20.~ alrededor de la clbeza de la diosa de Willendorf.lroll para pasar a las Améric.ye laberíntico a través de la cueva.110 de los indios pies negros del siglo XIX d. iZ'1"irrtl. 16. de lon¡. y el significado posible del número siete se incrementa. El diseiio de la espiral de siete vueltas tiene aspecto de haber sido realizado de forma deliberada.lntigu.. (.ri/'II.lndro simbolizan la manera sagrad:\ de acercarse a un. alrededor del broche se enroscan serpielltes. C.20.. recuerda a las siete capas de muescas grabada. M"ru. e. o /HíIO/lS de W/II- . rlrrrrh.ld de Piedra atravCS. por otro. () se desenrosca desde clmismo.l espiral m:ís .l del búf. piedra o hueso. tall~do en marfil (c. y también en las p. y.itud.lda por motas. (Iue muestra lres serpiellles 22. !ú. La espiral y el lTIeandro Al igual que el pas.lredes de las CllCV.~'l. Sibnia) (J e .. (<1rri/ld. (. (///(/ . En el Paleolítico existía un territorio intermedio entre Siberia y Alasb que los pLleblo. Se b. se enrosca siete veces haci:\ un agujero celltral.e1~l!i()lfs wI/(('ptitll/S of ¡he Srol/e AXe. b espiral y el lIle. Por OtrO lado.UO()-I].lIO(J-IJ.. L.l[ forll1.lIlOS. realizada sobre marfil de malllllt. en la que una espir..UllO a.) I-i<:bill~ placa COII disei-'o en <'spir:ll 14 cm (c.lll encontrado grabadas ell bs estatlllllas de dios:\s.) Rl'verso de la placa. Lallsscl. Siberi~) 21.~J¡¡. La arqueóloga Gertrude Levy.

Me~l1dTo inci50 Ulbn' un bnulcte de m~Tm dl' 1II~IIIUt (c.. 20. cn las conchas marinas. a melludo devolviendo c1aramentc a la memoria sus orígellL'S mis antiguos. El agua y la serpiente están asociadas íntimamcnte a b c..l1tc noSOtros están las pruebas de ulla nútología de la Edad dl' Piedr.. y proviene de Pech de l' Azé. "/llIId~m(''''. pucs ..'Stinos. de la vegetación .. Campbelllo rL'Sume de la siguiente manera: Desde los Pirineos lust. Figuras de las dios.'S de la luna. que es la cueva. Ella . 44 .'Spiral..l tardia. mucho más duradcra que las imágenes dd dios padre que las sucedieron.l1uenos y liberaba S\IS almas a un nuevo Jlacimiento!'. cn los intc.'Spacio.'S. el pájaro.urollada que tejió [()(Ios estos elementos en largas historias perdidas hace siglos para nosotros.as. la serpiente. c..l 1I1la patrona del naci1l1i. en llltimo cxtremo.000 :nios L'S el tL'StamelltO dc una cultura sorprendentcmcnte unitaria -o. oeste d. los cuernos en forma de luna creciente del bisonte y del toro. aparentemente.a el lago ¡3..ambién quien recibía :1 los l.... Juntos dan cuellta de una cultur:! con una mitología ampliamente dL'S.'s dc ticmpos más tardíos. r.. del tipo que las almas de los ll1uertos habrían recorrido con el fin de volver a entrar en el útero de la madre.' Ucnni~) como Leroi-Gourhan las ha dctlominado lJ• La espiral se encuentra cn los remolinos dc agua. Mezin. de un nexo COlllllll de crcellcias-. c1llleandro. Todo esto constituye llna comtebción perdurable de imágenes rel:leionadas con la figura de la diosa.~illlbolizan el intrincado sendero que cunl'ct:l d mundo visible y el invisible. laberintos y L'Spiralcs .1 madre a lo largo dc 20.. todos reaparecen en los mitos y en las imágelH. El meandro más :mtiguo conocido cstá t:lIJado en un hueso que tiene 135..1 desllllda. el pez y los animak'S salvajc..23. en b I)ordoiia.. los galones del agua o dc las alas de los pájaros. pero cuyas huellas puedcn aún subsistir en las evoluciones fantásticas de las traillas de los cuentos de hadas. El enterramiento de Mal'ta sugk're que ella eT:! t.. imágem. En esa Paleolitico ella fue de modo específico la diosa de la caza... :l.000~. pero también. en b que resalla sobre las demás la figura lInica de la dios. o como el movimicnto serpentino dd agua a través dd útero de la tierr:!. El laberinto se enrosca como una serpicntc. COtllO lo están al meandro y al laberinto. cn la tela dc araña y cn las galaxias que giran en d <.aibl.n!O y de la fecundidad casi C011 seguridad. La supervivencia milagrosa de L'Stas imágenes de la dios.000 :tños de antiglil·(J:¡d.

Es interesante el modo en que están relacionados los dos falsos conceptos. 171e Chalice and the Btade: Our History. En el comienzo de la tradición judía y cristiana. mandad en los peces del mar y en las aves del cielo y en todo animal que repta sobre la tierra» (Gn 1. esto es. tras un atento examen microscópico. quedó demostrado que eran plantas. Semejante aislamiento de la tierra y del animal. En primer lugar. en particular nuestras creencias sobre la capacidad humana para vivir en armonía con el resto de la naturaleza y formar un mundo pacífico. forzándolos a ajustarse a una perspectiva que corresponde a la del siglo xx.Nuestros presupuestos sobre la naturaleza humana. si «dios» fuese madre tanto como padre. No se ha encontrado prueba alguna de que los pueblos del Paleolítico combatieran entre sí l5 • Es conmovedor descubrir que nuestros antepasados paleolíticos tienen algo que ensei'íarnos. las estatuillas de la diosa fueron clasificadas originariamente como arte erótico o pornográfico. desviándose de la opinión predominante que veía esos dibujos como «objetos masculinos» y «signos puntiagudos». se relacionan de forma crucial con la cuestión de si realmente sabemos o no crear una manera mejor de ser. tanto la potencialidad simbólica de las figuras femeninas dando a luz como los millares de formas de la vida vegetal se han excluido durante los últimos 3. hubiese sido considerado sacrílego en el Paleolítico.000 años de las categorías de lo sagrado. quien llamó la atención del mundo sobre las figuras de las diosas y del cálculo lunar. Como Riane Eisler ha observado en su importante libro. Si sostenemos que los seres humanos son y siempre han sido prioritariamente caz. Our Future. pájaro o mundo marino. Los animales La diferencia más llamativa entre la sensibilidad paleolítica y la contemporánea descansa en el temor pavoroso y en la reverencia que estos pueblos primitivos sentían hacia a los animales. Significativamente. maestros 45 . hojas. En segundo lugar. masculina y femenina. los animales eran seres sagrados. y henchid la tierra y sometedla. ramas y árboles.ldores y guerreros. De nuevo el descubrimiento se debe a Marshack. si nuestra imagen de la deidad contuviese las dos dimensiones. y por lo tanto sus vidas. el arte paleolítico «habla a favor de tradiciones psíquicas que debemos comprender si es que hemos de saber no sólo qué fueron y qué son los humanos. una concepción que sería impensable si el principio femenino es reconocido como sagrado o. se asumió que las numerosas formas de palos y líneas grabadas en piedra y huesos y pintadas sobre las paredes de las cuevas eran armas para la caza. a los seres se les decía: «Sed fecundos y multiplicaos. 28). específicamente acerca de cómo hemos malinterpretado su arte. sino también en qué pueden convertirse»"'. por decirlo de forma coloquial. es más posible que pasemos por alto la evidencia de lo contrario y concluyamos que la agresividad guerrera es innata. o signos masculinos. Allí. pero.

en sus paredes de aspecto uterino. Ari~ge. En el arte de las cuevas el animal es el que reina.¡villosamente coloreado y vibra. La identidad entre los animales y los animales humanos se quebró en algún momento a lo largo de los últimos tres millones de años cuando un nuevo tipo de pensamiento apartó a la humanidad del resto de la naturaleza. ¿Cuál era la naturaleza del vínculo entre hlllnanos y animales que hace de este arte algo tan conlllovedor? Cuando más gruesas eran las capas de biela y el suelo era tulldra congel:lda. Los allim:tles también les proveían de pieles y pelaje. Los huesos de los animales. (grabado realizado en UIl . ¿Eran los animales vistos como los poderes generativos de la diosa que garantizaban la continuidad de la vida? Es posible que ya se considerasen expresiones diferentes de la realidad que lodo lo abarca de la gran diosa madre. a su vez. la cual se halla esculpida fuera de las cuevas que contenían en su interior.000 a. el humano y el animal. pelll:lr:llllos en un s. Francia) de las leyes fundamentales a las que alllbo~.r sus viti:ts ll . por lo que las tribus paleolíticas tenían que cazar animales para sobrevivir.1Illcntal para dirih'. con piilas y planLls (cabc1.a (k cicrva en el reverso). e introduciendo a novicios cuando eran 11:1Illados a recibir. refugio y vestiduras. C. o ulla . Biwl\tc bramando. Pero en el arte de las cuevas 46 . Los animales debieron de ser percibidos como la encarnación del poder divino. y se dibuja de modo exquisilO y minucioso. ser supremo. dl· l\Iarfil dc lll:llllllt. el don de la vida para la tribu.]ima. se sometÍan. los instrumentos para poder calcular el paso del tiempo y hasta las agujas para coser HtS ropas.24. El padre Ureuil.í mar. colmillos y cornamenta dieron a la gente el material necesario para construir herr. lleno de vida.lllCuario donde han tenido lugar ceremollias sagradas durante miles de aflos. est. imágenes de la descollcertante variedad de formas que ella babía parido. la necesaria instrucción fund. que proporcionaban a Jos pueblos calor. describe la escena: Cuando visitamos una cueva pint:lda. dirigidas sin duda por los gralldes iniciados de la época. sus dientes y garras se transformaron en collares y su grasa SUllIillistró aceite para Jos candiles. C.cuchillo. Sus huesos. Cucva dc La Vache. sólo la carne podía mantener la vida. 10. cuyo cOllcienZtldo trabajo de registro de e~tas imágenes ha servido para que llluchas ellas hayan llegado hasta nosotros.llllientas y poder grabar o pintar sus imágenes sagradas.

cn un lengtJ3je que el jefe Scattle habría comprendido.lccn::l de sí misma. décadas y centurias pasados sc comprimcn en historias de los orígenes y sc funden con el tiempo sagrado -lo que succdiú una vez. Las historias transmitidas de generación cn generación dcbieron de crear los orígenes de la tradición trib:ll. algunos animales podrían haberse transformado en animales totélHicos esenciales para el sucño dc la tribu. .-sas. '1l1C los 3nimak'S cran sus hcrmanos y los ríos sus vcnas. el oso de las c:!vcrnas y el león de las cavernas.. si no milcnios.11 volver :1 reprcsent:!r el mito primordial.lllilllal \. ponían en cont:lcto el _tiempo onírico_ del p:ls:ldo inmcmorial con un prcsente sacralizado. sc frenaria el Aujo dc la sangre en sus venas y entOllCL'S el corazón se pararía". los ancianos de la tribu no podían soílar más. Puesto quc parecían n. por lo que únicamente la memoria humana podía proporcionar a la tribu el scntimiento de la continuidad.'vas. Talar la jungla y d1rles ganado para quc pastc sobre la hierb:! mutilada k"S proporcionaria lJnicamente «sueilos dc vaquero_.000-25. el rinoceronte. Ahora. al ib'llal tI"C ellos mismos. En llJHIJ linos indios brasilelios. 1-1 scnsibilidad palcolítica no p:trece muy alejad:! de cste entcnder. Sólo sus propios animak's. Contando y bailando las historias.lblarían a los challlanes en trance. y los años. y sin csos sucños la tribu perdcrí:l su C:lmino. la gente experimemaba dc nucvo la espomaneidad de la vida . que fuc s:tcrific:lda con el nacimiento de la conciencia que reflcxiona . dcscribieron su propia cxpcricncia en términos muy similares: el gran jefe de la nación. que SOlió el destino de los suyos en los orígenes. proporcionando al pueblo Sll sentido de llni{bd e identidad. Como explicación los indios añadieron. Al concluir el Auriliaeiense (30. en otro tiempo. Los :lIlimales parecí:lIl vivir el momento sin scr conscientes :lparentemente de un filial. quizás inclllSO sOliarbn para la tribu COl1l0 sus cspíritus ancestrales y h. Es probable. pueden (lark-s sus lSucilou. por lo tanto.CU:lIldo se llevaron a cabo las proezas que dieron IUb>ar al mclmientO del tiempo presente. C. CUY:IS naciones habían vivido en lajullgla amazóniC:l sin ser perturb:ldas durallte muchos siglos. probablementc 47 .1parecido elmalllut laIludo.) habían des. que.000 a. ellos AuÍ3n con su sangre. si sc bl(Klueascn o sc encerrasen en pn.-scrit:t del pasado. ell los ritualcs \. Mas la memoria tribal se revisa de continuo a mcdida que avanzan las generaciones.c1chrallos en las clI\. decbró entonces que había IICb'":ldo el momento cn que la tribu debía actuar para poner a salvo la selva y su hogar COll1llll.. A lo mejor.\'\IC vínnl10 antiguo fuc rellll'lllor:tdo y forjado de lluevo.·n dIos. dc aquellos que vivían en _el tiempo onírico_ de la eternidad. De este modo. como sus árbolcs y animales habían sido dL'Struidos. que los animalcs dibujados sobre las p3rcdL'S de las cuevas hayan sido personajes de historias que se contaron una y otra vez desde el principio. no lo~ suclios adecuados que b'1.'Sponder a ritmos invisibles.lícn correctamcnte. No existía evidencia \. pertcnecen a la selva virgen. pero conocían el modo de armonizarse con las estaciones. también podían encarnar las almas de los amepasados tribak-s.

C. En Les Trois Frcres.Il en las cumbn:. Los ccineos de oso están apilados en hondonad:ls formadas por planchas de piedra. y d más viejo a cuyos n:."S suizos. quizás.1 los glaciares que l:as cubrieron.¡nd:ll) para convertirse en figuras de un pasado remoto en las leyendas del Paleolítico. Esto nos lleva a prcgunt:lTllOS por la causa y el modo en que perduró durante t:lnto tiempo CSt:l trdigión de las cavernas".000-12.000-10..000 a. En cicrt:ls cuevas qlle se encuel1tr:l.000 a.1sÓnal1te (figura 25). 4' .¡ mayoñ:a pertcnecen al Magdaleniellsc (15. Los asitos de peluche aún celebran sus meriendas campestres en las bosques y los animales vuelven a asumir su natllralez:l formidable de noche en los suelios. Dardos c.15. El animal del hemisferio norte más antiguo cazado para comer. ames dd ailo 75. la imagcn tallada de llll oso herido es f."S hay entre 300 y 500 grabados de animales traslapados y superput. se han hallado cráneos de osos. Es dificil percibir la inmensidad dd l:apso de tiempo en que fileron utilizados estos santuarios.. lo que significa que fueron colocados allí antes dd inicio de la última era glacial -es decir.). a Inglaterra. aunque ). el águila. a 2."stos se k"S ha dado un significado ritual. Ariegc.100 III por encima dd nivel del mar. 16. diblyando los artist:ls posteriores SllS propias imáb'Cl1cs sobre las que ya tenían miles de alios de antigliedad.000 a. 1'r.. a América y Alemania. Su cucrpo está cubierto dc diminutos círculos. el alma del oso era enviada al otro mundo de llIellSajero. algunos dd a'-Io 30."Stos. En el santuario de Les Trois Frcrc.000 :lI."S de los Alpc.000 gnbados y pinturas.cuando las Illontai'las se hicieron inacccsibk"S debido . a Rusia. Oso herido (c. para que pidiese allí quc se otorgase el derccho dc poner fin a determinadas vidas durante la caZo1. Incluso en la actualidad ciertos animales trepresent:lII" a ciertas tribus o pueblos: el oso. En LaSC:llIX existen 2. reliquias de Ull ritual de saCl'ificio en el que. es el oso. eomo la fuente de la vida. ClIev:lI Les Troi~ Freres. el león.. C. C.

arreh.1 . a pesar de qlle ll1t1chas visten algún tipo de ropaje ceremonial o llevan objetos simbólicos. Es nllportante no confundir los dos tipos de acción ni .¡l al que un héroe ha de matar.l.¡- 49 .llis(.IS respeto 'lile ningún otro.: Ull enC:lntamielHo.¡dor y el ani111.¡nimales en d ane dd Paleolítico superior.¡cerque al s.lgrado.lste con los otros animales.l del animal. y dc éstas. 1.11 clz:ldo no es simple.mzas alraviesall sus ijadas y de Sll boc.Io111inante hacia el oso er.Ilbs con . desde el momento en que los seres humanos y los animales cOrlStituyen p:lrte de un:! l11iSI11. ciertamente.1 dl~ lluevo su lUb':!r jUllto a su hermano.se collcedía a la tribu atr:lpar a la bestia sin temcr lln castigo.l en relación con el bi\OlllC o el caballo-. en Ariege.í interrelacionada. b Ieon:l no cst. Si nos imaginamos a nosotros mismos de regreso a UII lllundo ell donde toda la vilb est. CU.¡ es sólo un recurso de supervivencia.¡ntu. Podría ser que esto fuese tilla antigua historia p. Él Jo mata con pena y. o en un príncipe apresado en tina forma animal a cau\.¡r1e b vid.¡ a un ~herl1lano. entonces el gr:lbado de la imagcn sacrificial del oso serviría para un doble propúsit'O: prepararía a la tribu para la lIlonstruosidad de la ll1atanz.¡t. ello ha de ser expi. En cOlltr.'IS feroz y «rey y reina de bs bestias&.¡leolítica dunde 1.11 se tr. A esta ide. En la priIIler. grabada en 1111 fragmento de costilla.Ícter compkt:llllcntc laico de este Lipa de interpretaciones deberí. por otro lado. acabar COIl esa vida fuese comprendido como la ruptura del orden s. pertenece a b cucva de L:l V:lche. de las lllllchas figuras hUlllan:ls ha11.1 bestia .¡nsforma en un her111. el león. Si.1<.¡ relación entre el hombre caz. Y:l sea 1 "hienas con pieles de :lnima1cs o desnudos.¡do mediante Ull ritual cuidadosamente efectuado. obedecielldo al m:'md:lto del proplU anim:ll.¡ lotalidad.¡.lcería: UIl ejemplo arcaico de s. y al mis1110 tiempo pediría honorablemente almiSlllO que diese su consentimiento para ser maudo. L.1 interpretación. el anitll. p:lra su asombro.¡ b que se le ofrecen los ritos debidos renace COlllO ser humano y ocu1'. est:í colocada lk rrellte :l quien se . Algunos cuentos de h:ldas narran b Imluria de un anim.11 111. así como al de ambos con I. hay sólo treinta grab.¡ el interés propio. Jo «Uno» es herido.l se!c aiiade otra que va m:ís all.¡dos o l'lIltlll~!S de un león o de una leona -una proporción dimillut:.Í t.1110 desaparecido tiempo atrás.y I.¡l villl. el dibujo constituye un acto ético: rinde honor . debió de inducir 1I1. sería un ~delito de sangre.l. Esta imagen habitualmente se ellliemle como parte de un ritual de caza donde se dibuja alosa con las heridas que se espera producirle COIl el fin de asegllrar el éxito de la c.¡tro se halbn en Les Trois I~rcrcs y un. En esta úhillla interpretación.:ulo entre el humano y el animal.1 de que el dibujo es en sí un rito propiciatorio con el que se aplacaba la ira del aniIlIal y . COlllO guardi:ín. y. sin embargo.¡plic. El car.! de I n Trois r-reres (figur:l 26) se le ha dado el lugar de m:lyor impon:lllcia. ninguna lleva arm:lS. asulllil'lHio que el sentimiento pre. En las cuevas de los Pirineos descubiertas hasta ahora.¡r de nm:vo lluestras propias \llllpJifieaciones a Ja interpretación de la historia.l unidad. puesto 'lile. la pintur. A b !con.¡rio n1JS profundo de b cueva.l Auye sangre.lcción de Ull deseo mediante la magia. (:II:\Ilclo se mata a Ull :lnim:l.! alertarnos de su impropiedad. En tanto que ani111.

puede que simbolizaran las ftlen~as regeneradoras de la vida. Leona (c. Sus penetrantes ojos parecen estar retando . Al caballo es posible que se le haya otorgado un significado sagrado similar (figura 28). figurn 21). Este mico fundamental se tratará en el capítulo 4. más de 600 pinturas en total. En torno :l UIl décimo del total de los animales son venados o cicrvas. Muchos cllentos de hadas llarran la historia del caballo como voz que guía. Por supuesto. y los cuernos del bisollte y del toro. debieron haber permanecido cerca de los humallos y fUeron esenciales para la supervivencia de éstos. y que primero hubiese adoptado la imagen de la diosa que sujeta en la malla un cuerno de bisonte. 13isontes. 15. Aricgc. En tiempos posteriores. De modo extrníio. Francia) liada de perfil S1l10 de frente. los renos. e.26. con la forma de la curva de la luna creciente. toros y bueyes s:llv:ljes constituyen cerca de otro tercio. que más tarde tomarían una forma masculina como toro o como dios. que fucron caz:ldos junto al m:llllut l:Jnudo y cuyos huesos hall sido encontrndos profusamente en L1SC:lUX. el biwlltC. Es posible que el mito de la Edad del 13ronce que relacionó el toro con la muerte y la resurrecóón cíclica de la fuerza vital a través de la luna se originase en esta época.000 ailas antes. Son todos animales poderosos y de gran fertilidad. COI1- 50 . uros. desde en la Anatoli. c. Ello h:lce qlle nos preguntemos la razón por la que el c:lbalJo.l quien se disponga a entrnr en la cueva sagrada.1100 a.l del séptimo milenio a. los toros (o uros) se representaban más que cualquier otro anima!. en la figura de la virgen María (ver capítulo 14. como aparece en Lallssel. apenas aparecen en las pinturas. mas también debieron poseer un carácter mítico. Cueva de Les Troi~ FrCres. hasta en l:J Europa del segundo milenio d.. C. los leones son lo. Un tercio de todos los animales de la cueva son caballos.~ b't1ardianes de los templos por todo el mundo y en todas partes se concibe :1 la diosa sentada sobre un trono de leones. como si custodiase los misterios contra los no iniciados.000-12. 25.

Dordoña. Cueva .Ie: 1 ~~oux. Yegua (:on planta5 o nma5 (.11 que a veces podían _ven la forma de lln . El talento dc los artist:!.jendo al héroe o a la heroína a través de bs pruebas y peligros de b bllsqueda.000 a. o en la de Falbda y la I'astora de g. La ye~1I:1 aparece casi siempre prciiada en bs pinturas de las cuevas. Dordoña.1carla.Ie: Lunux. co1110 en la historia escocesa de Conlleda. IS. En .27. <:~be:n dt· un ¡.l 1'. y _s. Franda) 111. esculpiendo los 51 . en ocasiones junto a lln.s paleolíticos era t.• Igunas zonas del mundo el caballo es el guía de las almas de los muertos y también II~lIlSporta .mimal en una protuberancia naturnl de b pared de b Clleva.ro (l'. C..IIOO-12. Francia) du¡. Cucn .1 chamán en el vuelo extático del alma hacia regiones prohibidas"'.1l00-12.r~l1 toro ulvaje nq.t11S0S.ll1Ia o planta. C.000 a. esto sugiere que cumplí:! una función simbólica en los rituales de fertilidad estacionales y de renovación de b fuerza vital. IS.

la pérdida de la consciellcia sc imerpretaba como el vi. Su t. creían quc el lllundo vivo visible reposaba sobre el Illundo invisible.ojos o siwando los cuernos o cornamenta para completar la forma dada por la naturaleza misma.l a algún hombre elegido y le enseriaba cosas sagrad3s. quien le enviaba su mensaje a través del anim.¡ los pani a través dc los anilllalcsl l.¡ntiguos y profundos recuerdos humanos.¡ de que el . en ocasiones en el lugar del ojo del animal o del pájaro. Ellos podían encontrar su camino en la oscuridad. Aorecimiento y decadencia.wr en ].ll.\ consistía en (br un sib'1lificado infinitamente más profillldo al ciclo humano de crecimiellto. Los pueblos del Paleolítico. como saben los bosquimanos. podían ver con mayor alcalice y mejor. que los :milllales tenían poderes superiores 2'. Por encima de la lllultitud bulliciosa de animales en Les Trois Frcres.~. Nunca hablaba al hombre mismo. se iba a vivir el\ soledad y lloraba hasta que la visión de algún animal le tr:lía sabidllTía. los cham.SII/O y las /émicas IIr((/i((/s (Id éxtasis: «Es imposible imaginar un tiempo en que el hombre no wviera stleiío~ y ellsoiíaciones.1her cómo (k'hia vivir. Hay Illuy pocos pájaros o peces en relación con otros animales. el padre I3reuil. y éste ib. patas veloccs y una inexplicable percepción visual y auditiva.¡!es: ellos también podían .. Poseen un agujero redondo en un extremo. de la que dejó constancia. de modo que podía continuar transmitiendo Sll sabiduría cn el ritual sagrado. escribió en su libro El (111/111"U. o no entrasc en _t"mce».¡nimal aün vivía en los m:ís . clest.ue de las almas al más al1[\»:!>'. cuyo uso preciso nos es tod:lVía desconocido.¡yorb de b tribu. Mide 76 cm de altura y 38 cm de aneho.lca la figura alargada y sobrecogedora de 10 que sc denomina normalmcnte . en verdad. l1\{\S intellS.¡ oscurida(\». Pero todos ellos aparecen exquisitamente grabados cn las varas challlánica.¡mellte que la m. y es la . en T711: Way I!{tlil' A "ill/(// Pdll!l'~.¡lcs del s:lIltuario. e~to es.¡re.\I'lcs visitaban una dimcnsión illaccc~ible para la consciencia tribal ordinaria. y ningllll reptil. Era Tirawa. cayados o há/mls de ((I"'m(/lIdf'm{~I//. s. tenían una inmensa fuerza. sino que daba sus órdenes a la bestia o al p:ijaro. Campbell. Los dones de los chamanes eran como los de los anim. cita este párrafo transmitido por un indio pani: Cuando un hOlllbrt· buscaba :l. De esta forma fueron las canciollt's sagradas y los bailes ceremoniales otorl. Es posible que transmitiesen la crccnci. sabrían. como hizo con todos los anim.¡bíall reconocer el peligro.. el gran historiador de las religiones.¡n entre animales. el hechicero» o umaestro animal» (figura 29).':ldos . que viví. El chamán Mircea Eliade. A través de sus vuelos en trance.

El cuadro en su conjunto confunde por la sens. cuernos y orejas de venado. • Anl111:11 dt· poden (nlt·v~ b~ihndo de l("s Trois Frerc$. Posee genitales de felino y rabo de caballo o de lobo.mica pieza de toda la cámara que ha sido pintada --con pintura negra.rb:J..» ~lIdta es en sí misma como la melena de llll león. figura que más tarde se convertiría en -seiior de las bestias». es su expresión.1l:J. Tiene los ojos gr:mdcs y redondos d<: un león o de lll1 búho.'I el ancestro animal. y que constituye el urlgen de b. y las dos patas delanteras alz:Id:1S de k-ón O de oso.h Illlminosa de los ojos que la enmarcan.:mtes son dar. . pues lo más llamativo de este magnífico ser. que t.1rse del animal de poder. I'odría trat.lIIi'. que parece fijarse en ti y en c1m:ís allá. no sabemos si se trata de un animal con pit's hllln:mos.1.lIl1el1te hUI1l:lIlos. Ari¿'gt'.111. Sólo sus pies d. y parece humana sólo por 1:J mirat.especialmente entre las demás. como si nos II1vitasc a adentrarnos en una dimensión insondable.de l1Iodo que 'llbn"S.1k.'stá .29 . Fnnci~) . parecido a un dios. ¿E.t lún que producen lo humano y lo animal. para transmitir a la tribu enscilallZ3s acerca del mundo animal. L:J. el alma de 53 . o de lm humano vestido de anima\.

que evoca el misterio de la muerte y dd renacimiento. La danza del laberinto cretense. cn el fondo de un pozo de S 111. La huella de pies formando un círculo ha sido descubierta cn las cuevas de Tuc d'Audoubert y de Molltespan en d sudoeste francés.~ coribantes (bailarines rituales) al nacer el dios. el caballo y el bisonte (figuro 30). Los tamborileos dc los pies humanos en períodos posteriores eran parte de Ull ritu:ll de fertilidad y los bailarines enmasc. d baile dd oso de los indios siux y la danza de la mantis de los bosquilIlanos. de Ulla mleva visión? En la parte más secreta de la misma cucva en Lascaux. se halla a primera vista la figura de un animal con grandes óvalo~ y arco~ diblljado~ en ~u costado y do~ cuernos rectos. ¿quizás la paradoja quc supone scr humanos y animales al mismo tiempo? El baile sagrado era otra manera de evocar el alma animal de la humanidad. excepto en la imaginación humana. Hombres y nlltieres vestidos con pides dc ani~ males pudieron haber bailado aquí los rituales de caza y fertilidad centrados cn dcterminados animales. aunque todo el pe~o dd cuerpo o~cila en un movimiento que va hacia arriba y hacia fucra.la tribu o la encarnación de nuestra propia humanidad animal? Sus pies están posados firmemente sobre el sucio.¡mánicos que tiencn lugar en zonas más profundas de la cueva donde se provoca el nacimiento. 54 . posibilitando la postura erguida. como hacen otros challlanes dc tiempos posteriores y mejor documentados. gracia~ al efecto que provocan lo~ cuernos desplegados y mediante la colocación en línea paralela del vicntre y dc la cornamenta. todas ellas y llluchas otras apuntan :l la transmisión desde un pasado remoto de la tradición del baile sagrado que traía consigo la renovación de la vida. pájaro. donde tenía lugar la reunión estática de la naturaleza humana y la animal. como el oso. podría tratarse de un chamán en trance. como si nos pidiese que penctrásemos el sentido de su misterio. Su vicntre preilado cuelga hasta el suelo. yacc un hombre con cabeza y manos de pájaro. volando corno un ave. bisonte y rinoceronte de La~caux (figura 32). Aunque parece estar bailando. El estudio de las culturas supervivientes de la Edad dc Piedra ha mostrado lo vital que es el mantenimiento de una relación viva elltrc las cosnlmbres humanas y los poderes invisibles de la vida encarnados en los animales. Esto crea una asociación incquívoca cntre la vida visible y llueva que sc halla dcntro del cuerpo y la «vida» invisible y nueva que se halla más allá de la última punta de los cuernos. Ha sido denominado ~bestia hechicera* y «el doble unicornio».lrados constituían un medio deliberado de aproximarse a las capas más profundas de la psique. Cuando se entra en la gran rotonda de Lascaux. ¿Son estos cuernos entonces la imagen de una visión que es proyectada? ¿Está el animal selialando el camino hacia los vuelos ch. su cara se halla fija. Se han ofrecido Illllllerosas interpretaciones diferentes de la cxtraña configuración de hombre. cuya longitud es igual a la mitad de su cuerpo (figura 31). de forma simbólica. como para expresar la incredulidad propia del siglo xx ante la posibilidad dc que tal animal haya existido en cualquier IUb>-ar. una de las caractcrísticas quc nos distinguc dc forma definitiva de los animales. el baile griego de lo.

l. Fnncia) r donde la dct:lllada interrelación de las figuras sugiere que se estaba contando Ulla historia concreta. Channnes bailando (c.JO. que se halla debajo.jo) Aninnl con cuernos prolongados (c. El enorme búfalo está herido 55 .000 a.ux.. Funda) JI. 14. El hombre pájaro yace estirado en el sucio COll el pene erecto. C. CUC'u de Luc:l. 15.000-12. Cueva de Les T~Qis Fri:rcs. Ariegc. ("".. C. posado en lo alto de Ull cayado o de Ull palo.. Dordoih. una mano de ave sClialalldo al bisonte a su izquierda y la otra al pájaro a su derecha.000 :.

se trata del ropaje metafórico dc los cb:Jmancs dc todos los ticmpos. dcsde el ano hast. con sus entr. la mano.¡ quc lo hirió. Se sieiUl' éllllisllI(J transformado <'n un animal.32. nonloila. bajo b mislll:'l apareccn seis puntos ncgros. Frallcia) l11ort. bajo Sil cola crguid.nUU-12. que sugicren ulla exacción rccientc.iól1 de estar estirado. abarca todo su cuerpo. del hOlllbrc p. el arlll. lIevJ J la c. La punta de b lanza aplltlt. IS. sc:! eu.¡.0{)() :1.¡ci. que est:í en el sudo.ij.¡ b perspcctiva dt'sdc la que nos adentrarnos ell la imagen. Si somos capaces de percibir qué provoe. Aquí d espíritu dd Challl:l11 adqui<'re su ftK'r'. al morir el bisontc. El avc ell lo alto del largo palo o bastón ocupa la p.¡vcsado el cuerpo y hubiera sido lanzada dcsdc algún lugar o por algun:'l pcrsona que no figura en la imagcn.\jaro. bisolH\' y rinoccrollte (e. que no está colocado de frente a la csccna.¡ hacia d cayado ceremonial.¡1 St:. \1n rinoceronte.¡ro Cll UIl significado único.¡1l las líncas del dibLVo :! los ojos de quiell lo contclllpla. ESCl'lla d~ cIlJlldll.¡da. La ftlellte dc S1I poder l'S el alcc.¡sc.uias caycndo al sudo en c. Los bosquimanos describen cn términos simibrcs un ritu:.l chamánico donde el animal dot:Jdo dc poder es Ull alce: El cuerpo <1. p:íjafo. En el extremo izquierdo.ldo sobre él. UIl:} lanza. :Jl:lrg:ldo. eleva su cola haCIa arriba. como si hubiese atr.q <k bs criaruras 1'0(kmsas. sugiriendo qUt~ el hombre.¡ el vicntre. a Sil vez. Cu<'va de Lascaux.¡linente.¡bcza ave del hombre.¡rte central del dibujo.¡ la mano ave del hombre dibuj.1 h ~el1s:l(.¡ regioncs descollocidas. nos vemos arrastrados en Ull proceso circular que UIlC cntre sí JI bisontc. ha asumido el espíritu del p. al pájaro y al hombre p. A tllC- . C. cacillos cn b cuenta dc quc.ijaro quc sobrevuela largas distancias b. que mide 2 l1l de largo. El p:íjaro conduce directamcnte . El espíritu se eleva fuera <k la cabeza hacia d rnundo sobr~]latllral.

cuya gravedad es tal que prccipitar. in• Imu I.1mente la lmica figuT:l humana de toda la cueva.lllOS .1 región.1 .vuelan_.huevos_ redondos de tamaño creciente -en alusión a l.l son lllUY llamativos.lo a los sei~ pájaros volando de la esccna de emierro en Mal'ta.haya entrado l'll t:OlltJ..~.llcs y lIorteameriC..~es del crecimiento lunar hasta que se alcanza la luna llel1a."S. Aiíade Eliade que ud p:'tiaro posado en un palo es I1n símbolo frecuente en los drculos challl:inicos. ¿I\dúncle.ln luna cre.Eliade sobre el ch:llnanismo y los ritos dc iniciación arroja mucha luz .. El autor destaca 'Iue tallto los chamanes siberianos como los t..í su muerte..000 a. :¡Ilí tumbado. el paso ti" 10. vi:ti:t este cha1l1{¡n y qué visión debelllos entender que experiIIlellla.11111 12... en los I'irincos. los cxcremcntos allll "'llIll. El :llce L'S l:l fUL'nle dd poder dd hombre y d chamán usa t..vuelo_ dl... H . en apariencia.'n el acto de abandonar.' lib'T:l su pOlcnci:l. se pintó un toro en el suelo de una cueva. 'JlU' . l1lilOlogía lunar de trallsformación era un mito bien conocido.• l1ll11al d misterio de la muerte y del renacimiento? Se da tal preeminencia a los ex...'Sto sugiere que l.'spacio que hay entre los cucrnos del bisonte. o entre los lllundos de la vida y de la IlIlIcrte. Uos patrones mitológicos han contribuido a proporcionar al simbolismo del vuelo 11 ••I¡.I!le7:1. La aparición dd bisomc como el :mimal de pnder que otorga la visión recuerda el cuerno de bisofl[c de la diosa de Lausscl y el h"Ullte que se encuentra bajo las trt.'Stc pm!L'r p:lT:l .llcUlz:lr a ver su herida.l leyencl:l fundacional de la vida de bs cuevas.hre el c1l:llnanismo dd Paleolitico. Icllle sobre los genitales y tres .'Stán justo frente al pájaro como para sugerir que. En Ni:lux. en partc porque hoy día en Sibcria se han prc'nV:ldo muchos rituales y mucha s."Stáll obviamente relacionados..'lI las scmillas de los fnilos o granos que iniciarán un nuevo ciclo.'nl. sobre todo en tanto que la muerte dd bisollte y el . El libro . el ciclo de la vida... arrebatado y erecto? La posición de la lllano dd ch:lI11án apunta ..le.-C 'ltlc ~e L'SI:í IlluriclI(ln L'S un:l llletáfoT:l dd ch:lmál1 _moribundo_ que está cmpezando a . cn las tumbas de los chamancs de Yakut_ 2S • El pasaje de una dimensión a otra diferente. Se l·ll'·Ul'mra .lulo. así lo demuestran los senderos que conducen a los santuarios de 57 .. I"l'II1<..le. quizás incluso fuese 'Ul.II. C.000 ailos no parece haber modificado casi en absoluto las creellcias que datan de 'IUMJ() :lilas atr:Ís.:ico ~ll estructura :Ictual: la idca de que las aves guían al alm:1 a través del reino de 1(1' IIluertos y b imagen del :lIma en forma dc pájaro.moviéndose hacia su .1 I1lorihumlo :.'S<JuiIll.. Esto podría aiiadir un lltleVO sigIlilicH. que represelltaba un ritual de renaeilllientol '. qne gira Sll cabeza aparentemente pa1.·1 'OH10 un :lleL'.r l'n lT:lnce!). elltonce.'S diosas en Anglcs-sur-I'Anglin: t.. 1 os paralelismos entre el relato de los bosquimanos y el drama de la pintura palcoliut. En t.1biduría popular chamánica..'ntos del rinoceronte que t.l humbre t.11 l. ¿Es posible \jUl' el ch:llll:in -curim.'lllr. el chamán 1:1 :lbsorbe y se :ldclltT:l en el tT:lllce. cerca del . con una gr.cto con el alma dd bisontc cn el momento de su llIucrte para aprender del ." I~. lOS peligroso..

aparte de cazadores y recolcctorcs «primitivos&. en la misma cavidad donde el chamán yace en trance. y para poder realizarlo es necesaria lIna prepar:lción. se hall encontr.. n .. por Ulla parte.stiría nlllgllll modo de imaginar el pasado. que ya no LOS un ser humano. ellos -los artistas chamalles. En el ritual chamánico el vuelo extático se suelc simbolizar mediante un puelltc. una esmerada iniciación. A través de su poder mágico para recrear al animal cn las paredes de las cuevas templo. COIllO han reclamado los :lrtistas desde siempre con insistencia.33. o con una espiral. que pocos podrían hoy realizar.ia) las cucvas. que une los dos mundos. que es . y cualquier asunción de una idca puramente lineal del curso evolutivo de la naturaleza humana. Resulta intercsante que en L1scaux. 12. se ha complicado enormemente con el descubrimiento de que los pueblos del Paleolítico eran linos artistas espléndidos. y que sólo los Illuertos pueden afrontar. transformándosc ellos ..1 y el ch:llllán eran probablemente la misma persona.1I(H}:l. Nuestra visión de la historia. el chaman dellluestra. y trata.conectaban a la tribu con la fuente de vida que animaba t.1nto al hombre como al animal.. o una escala. ha tenido que ser complctamente revisada a la luz de las magníficas pinturas sobre las paredes de las cuevas.r de soslayo por encima del hombro hacia el terror primitivo-. de restaurar la comunicación que existía in iIlo 11'1II/1Or(' entre este lllundo y el Cielo"'. Escultura de bisotH~ del Magdalcniense (c. 10 'lll de longitud. Cueva de L:l M:ldeleiue.l. L1 que fUe alguna vez la actitud generalmente asumida hacia nuestros más antiguos antcpasados.do los restos fosilizados de una soga: Al pasar extátical11ctltc el plleme «peligroso. sudoeste de I'rall(. Sin el arte no exi.l. por otra parte.espíritu. la de «l11ir. El artist. e.

y el instinto de supervivencia..ícler final.1lltlS cn vchículos ck csa fueme. en la otra. tanto cinceladas en la misma estructura de la cueva de roca. creadores de la forma viviente como la fucnte misma. Parecen. l1I:1ntení:l:l unos cuantos :lrtist:lS de gr:ln talento durante las I. En una. el mito del c:lzador cstaba rcl:lcionado sobre todo con el drama de la supervivcncia. l'll la humanidad que. con lo que el mito del cazador se incluye. Por contraste. ha de quebrar de continuo esta llllidad 1'.1 prilller:l historia se centra en la dios:l como la imagen eterna del todo. y por lo t:lnto con la dc transformación y renaci111Iellto. clzador y c:lzado. Mitología paleolítica A partir de una consideración dd arte paleolítico.11'.1 dc la vida cn todos sus aspectos. perol no eSClllpidos? Una infercncia de este hecho evidente es que había dos tipos fundaIllclltales de visión en la Cllltura de la Edad de Piedra. . y lluestra experiencia de la vida se h:lce trágica.1 poder vivir la vida cotidiana de la temporalidad. la scgunda.. entonces. la primera pregunta que surge es 1.1ses de un proceso etcrno.1 si¡. en últil11:1 ins- 59 . ticnden a cscindirsc como reacción :lllte dos insIIIll0S hUlnanos :lparentemellte diferentes: el instinto quc impulsa a cstablecer rc\acioIICS y significados.111 . I cf<ii-Gourhan. Hay lll1:1 continuidad de asociación en la que los dos. la muerte del :lnimal y dd ser humano pierde su relación con el todo y deja dc scr sagrada. donde revivcn los al1iII1:. ambas parte l'~l'lIcial de 1:1 experiencia humana.. y no se la pint:lba.l1nbos contenidos en una visión.1 11l'. I .lcs.)1110 Illodel:ldas en pequeihs estatuas en los lugares de enterramiento. y dondc los challlancs humanos y animales ofrecen los ritos de iniciación.I\.1. cont:lr historias difcrl'lltes e incluso mutuamente excluyentes. la acción de matar como un acto ritual llev:ldo a cabo para vivir.1 l1ladre fucron talladas. quc ha dedicado su vida a comprender el simbolismo dd :Irte dc las cueV.Tr:lS est:l decornción podemos percibir h:lsta qué PUllto toda la coIIIUllilbd estaba involucrnda. dice de Lasc:lux: . participan. es decir. en tanto que c:lzadora.\:IS scmanas que pas:lban preparando el and:lllliaje. hucso y marfil de mamur -los dcmcntos perdur:lblcs en los que las esculturas de la dio\. b l11ucrtc adquiere un car. En 1:1 historia de b diosa madre. Estas dos historias. la vida y la muerte sc reconoccn "OlllO (. La otr:l se expn:s:l l1\edi:lnte1:l pintur:l en las paredes interiores dc las cucvas.\lIielltc: ¿por qué :1 1:1 diosa madre sólo se la esculpía. cn las paIÚlcs de la cucva? ¿Cu~1 era su relación con los animales quc habían sido pintados. dondc sc dramatizaba d ritual dc la caza y se reAexionaba sobre el mismo. sino dos mitos básicos: d dc 1:1 diosa y el del cazador? Las figuras gestantes de las esculturas hacen pcnsar que d Inito de la diosa madre tenía que ver con la idea de fertilidad y la n:lturalcza sagrn. d material quc utilizaban como Plllllll~' Y la ihlll1inación»lJI. Una de ellas se expresa en piedra. ¿Podemos deducir de esto que originalmente no había uno. el cazador humano y los anim:lles c:lzados est.II'¡.

lerreras nóll1.¡d:ls provenientes de los antiguos terrenos de caza de bs estep:ls del Paleolítico.ll de 1J humanidad y se debilitó la conexión vital entre el lllito del caz:ldor y el mito de la diosa: a menudo dio 1J sellS:lción de perderse. como b p:lrte que se desb':lja del todo. quizú también. De este modo. COIl bs continuas invasiones de I:ls tribus b'1. La vida temporal se sep:lró de la visión de eterniebd. donde los límites ordillJrios de i:l percepción podí:ln ser más facilrncllte trJScl'ndidos. d continuar cxplor. recuper:lr alJn el mito perdido de la diosa a tr:lvés dc SllS imá- 60 . sino que ha quedado ocultad:l por las rcivindiCJciones :lpremiamcs de la otra histori:l. 20UO a. puede lIeb':lr a olvidarse que SLlS cimientos están en el mito de IJ diosa. incluso cn cicrt:ls tribus de hoy en día. se pierde. Selllejante interpret:lción PUCdl' ayudar a explicJr la gran illlport:lllCla de los rituales ele caza. o m::-lllcmbr. y adquirió cOllsistenci. y qm' S:lntifica :l ambas.¡ en d Neolítico al incluir tanto la regubcíón de b vida vegetal y animal con 10 los ciclos est:lcionJles de 1J IUlla y el sol. Allí cran cap:lces de remelllorar. d mito de la diosa l'xprcsJba lo que podríamos llam:lr b visión mor:ll de 1:1 na. Cuando esto ocurre. no reconocido. llegó a OCli\t:lr con su sombt:l al mito de la diosa.¡ndo los diversos modm en que puede entcnderse su relación. C. DllfJnte la Edad dd Uronce.¡gen. desde el interior de la historia del cazador -qUt: versa sobre la vid. El llIito de la diNa contiene el mito dd clzJdor. Pode111os. en d mito de b diosa junto COll todos los demás :lspectos de la vida qut: form:ln parte del todo. Las dos historias se Vt:ll cntonces como opuestas.tancia. con frecucnci:l.\s secreta de la cueva. En cl mito dd cazador. pero siempre presente.lll lugar neces:lriamente en b zona m. Pero J lllcdiJdos ele la Ed:ld del Bronce (c. Se mantuvo dur:ll1te miles y miles de años. que gr:ldualmeme se relegó a la psique inconsciente de la h\ll1lJnidad.l oscuridad tení. no se ha perdido. LJ diosa. los mitos y las 6bubs de cada civiliz:lción. dcl llllO implica a menudo la mucrtt: del otro. Pero.¡ lllort:ll t:n el tit:lllpo-. b rc!:lción fundamental entrc cstos dos mitos y de rendir honor a la nccesidad esenci:ll de :lsociar i:l caza COIl Ull:l visión más profunda del todo. el mito de la dios:I perdió su lugar central en el sentimil'nto lllor. entonces. sus distimas manifestaciones J melludo c!esconectad:ls entre sí. la conexión con b dimensión invisible dl' la que provienen tanto la vidJ conlO la Illucrte. el :llltiguo mito del caz:ldor creció hasta convertirse ell el mito del héroe guerrero.lr». la dd mito del cJzador y su necesidad de sobrevivir. del mes y dd año. :lllilllales y sen:s humanos compiten por la stlpt:rvivcncia y la vid:l. Los challlanes lllediaban entre dm mundos de experiencia hum:lna y sus vuelos a \. y b visión de la totalidad que enCJrna su illl. Aún así podemos h:lll:lr el perdido mito primordial disemill:ldo por las imágenes simbólicas.). pt:ro este último no pucde contcner al primcro. La prest:ncia del chamán en la cuev:l indica qut: los pueblos del Paleolítico sabían lo vit:ll que et:l p:lra d bienestar de la tribu no olvici:lr la rdación esencial elllre estas dos historias y. Éste es el simbolismo de las pilltur:ls del imerior de la cut:va t:xperi1llemada COIllO d útero de la diosa.

durante largo tiempo el sentimicnto de las gentes para quienes IJ naturaleza está verd:lderame!Hc viva -por lo que no pUl'de aprender de dlas.i de su creación. y d viaje dd :lIma a Otr:l dimensión. estamos en prcsen¡'ia de b illl:ígenes que :lllt:lIIO reprcsentJron el mito original.¡ :l su ólculo 1:1 ('xI>l<:nci:l del rizoma. las investigaciones sobre el inconsciente llcvJdas a cabo este siglo podrían ofrecer otra maller:l de ver el fcnómcno de la ~mellloriaJ) y del ~pasado».l. silla ('.umrelllos la cueva. por 10 que en este punto sólo I'0demos llamar la atención sobre el hecho de que esta perspectiv. El ~Igl\ificado elc este simbolismo :lrcaico est:í siendo sólo ahora reconocido.• II. los ritll:l1cs que tratan de b.:quier. no dentro de elb.y asimismo pasa por alto cn gr:m ll1edi. JUllg propuso la idc:l de que los seres bu1l1. b serpiente. La visión de la Ulli. por lo que es potencialmente :lccesible para cada UIlO de nosotros. por .Igrados. No deberíamos asumir que el orden moral Paleolítico murió con el Paleolítico. pues b red de raíces es b madre de lodo"'. b espiral. fertilidad de l:l tierJ"3.a¡. una mente inconsciente bere- 61 . I'ero b concil·llci:.bd Y del c:lr.l.J humana está almacenado en la psique. de los ani11I. el meandro y el laberimo. de modo tal que está lll:ís . segílll las im:ígcnes míticas ofid:lks de nuestro tiempo. La doctrina cristiana 11:1 desechado. la tierra. ríos. coIno el rizoma. Existen como testimonio vivo en la psiquc IllllllJna de su visión de la unidad de 13 vieb. el ave o d pez.lllos. pájaros y tllontaibs 110 son ~. ciervo.~­ 'l'I)(i:t Yfructificacióll estacional que Ila¡. LIS imágcncs religiosas fi)flnales de nuestro tiempo son pn.ión se l'nClll'lltra e11 el mejor acorde con 1:1 verebd cUJlldo illcorpor.lsí decirlo..!J los descubrimientos contemporáneos de la psicolob>Ía arquetípica.lles y de los seres humanos. los :Illimales.1110S no sólo tienen un inconsciente personal l'xc!usivo pJra c:lda individuo.lIllbién lo que dcnomina un «inconscic!He colectivo». y esa illAofl'st."':lIes.:ellciJ y frllctifi¡. que parece ineviuble sólo porque IlO hemos experimelltado OCr:l cosa.l vital sólo es ~IJ Ror y el fruto de una estación». I)ultd.l que elH. cabra y ca!). tachándolo de animismo. indivi(iual es sólo b il]flofe. bisollle..ícter sagrado de la vida ha vivido en las raíces de la psique hUllwna durante un inestimable nÚlIlero de . toro. Estamos habituados a una tradición mitológica l'll la que la naturaleza. miSIll. la luna. que nos cllSeibn que el conocimiento de toda la r:\Z. mares.•da COIllO b diosa madrc que eb :1 luz bs fimllas de vieb que son elb. los anilllaks salvajes -d 1cón.\lIo-. dur:lllte más tiempo que este Jlladido tardío al pemamiento religioso.llll1ellte illlagiIl. como escribe Jung.e dd pefellne rizoma subterr:íneo. b piedr.l. mperado a medida que la especie :lvanZJ hacia su futuro. origin. Pues la l'~iqLle. Este mito se analizará en los capítulos 7 y 10.~'. a medida que la psicología profund:l explora las raíces de la consciencia en el ~útero de la m:ldre».:eminentelllcnte las del dius Indre que creó el ciclo y la tieff:l Illedi:lllte su p:\bbra. el :llllla Iml11:II1. Aunque estamos habituados a pemar el pJSJdo histórico como algo ya acab:ldo y. «no es de hoy»: Sil edad cuenta muchos lllilloHes de aiios.

Italia) 36. Tras ella. La consecuencia lógica es que.:1$(. Dnrdolh. JLlng sugiere con una metáfof:l diferente que b. la capa superficial del siglo xx sería alJn accesible a lo que llamamos memoria «viva. seguida de la capa correspondiente al Neolítico. totalidad de esta conciencia humana podría ser descrit3 como: 62 . Es ['sta una asunción del mismo tipo que la que Laurcns van der Post hace cuando nos pide que busquemos al bosquimano que hay en IlOSOtros mismos. C..lll. así como.1"". Cueva de 1. l'alom3 de b Anunciación (dibujo dl' un detalle de El nudrro ". al igual que los procesos instintivos y 3prcndidos más básicos.jsljro. y así a través de las ef:lS hasta el presente.tlUO a. UI1 pájaro sobre el cetro dl' María (siglo XII) 37. la primera y más antigua capa cultural sería la de la experiencia paleolítica. mentales y espirituales en virtud de las cuales nos proclamamos humanos. t. Ltlcri. la experiencia de las generaciones más arcaicas. Detalle 11.". Huiltrl y Jan Van Eyck. del rcublo de Gante. 1432) dada por cada miembro de la raza humana.. en efecto. Dl'ullc de pijaro del báculo de un chall1ill (c. COIllO parte del ser hulllano.1 34. Francia) J5.. Oc C$ta idea se deduce que ulla experiencia de b L'Specie nunca se picrdc. junto con todas las otras caracteristicas fisicas. Podríamos imaginar una analob'Í:'l geológica para el inconsciente colectivo en que la capa más antigua de la psique consistil.. sino que se tnllSmite a miembros futuros de 13 humanidad. toda la historia de la humanidad. C. seguida de la de la Edad del Uroncc. 15.'Se en los millones de alias de vida animal instintiva.U()()·12.:sci de alguna manen siempre viva en la psique. I'crséfollc CUII paloma (e 4511 :l. en cualquier tiempo particular.

Mal'n. C~d\lcco (grahado suizo en llud. 1(.. "'Ihen~) 39. t..in.) .000 a.000-13. 97(.) <41.I... Serpientes eil una placa (.15) .. Ev~ IIt. n.'11.. 2500 :l. Diosa y dIOS (:on (:lIernos. C.ut. ".!.. csp~riol y la Serpiente en 111~deu._"I . 1(. C. jumo a un irhol y una 5("rpiellte (5e110 cilíndrico sUlllerio.

sería un pronosticador incomparable. (figura 36). más allá dc la singularidad SCXIl. en un ciclo temporal tan perpetuo y continllO COIllO la luna. 11l3S allá dc la juvcntud y la vejcz.1milias.¡malleS en Les Trois Frcres. h:!y Ulla distancia de winticitlco milenios en tiempo lincal. De ser esto cierto. La. ha~ta el baile circu1:lr de los discípulos de Cristo en los Evangelios gnósticos. pero tilla identidad de imágenes silllbólica. Porqu{' habría vivido incont:lbles veces la vid. C. tcndría sueilos seculares y.lrde se dirige a Eva desde el árbol del conocimiento del bien y del mal (figura 40). graóas a su incalculable experienci.llido como metáfora. C0l110 cn Sconchenge o en Avcbllry.:ollcepción de la psique humana de lo que se ha reconocido.l.¡ría del siglo XII d. de nuevo. hay una línea de transmisión continua I. y más t. al igu.Ir. L. . no l'S sorprendente que haya rastros del antiguo mito de la diosa diseminados por cad:! religión del mundo. La serpiente de la placa de Mal'ta (figura 38) rcaparel. a 1:1 lsis egipcia. dc las tribus y dc los pucblos.000 aiJos fue concebida como origen y como destino: la que da la vida y la morada de los muertos. y poseería C01l10 algo intrínseco el ritmo del nacimiento. Desde la danza de los dl.ldición de la diosa madre. y dispondría de una experienóa humana poco menos que inmortal de 1II10 a dos millones de alios. De las galerías laberínticas de las cuevas paleolíticas al 1:Iberinto trazado en el suelo ele la catedral de Chartres.~ que allu1:I el paso de los siglos. C.l recordado o recreado de nuevo para analizar este suciJo p:!rticubr de la vida cn 1:l tierra. dios griego de la curación. del mcillliel1to y la muerte. que se halla detrás de la diosa (figura 39). quiell durante al menos 25.:etro de M.¡ del individuo. al igual que con 1:Is palomas pertenecientes a la diosa sUllleria Inanl1a. la que transforma la vida que sacó de sí nusma y que tornó de lluevo para sí.II.¡ luna creciente en 1:1 mano de la diosa de L. Yse enrosc. El prcsente ~igllificaria para él lo mismo que un año cual{luil. espiral o serpentina.¡ una serpiente también al báculo de Esculapio.:c con el árbol de 1:1 vid. o v.1S 42 a y b) y.u. gllía de las almas (figura 4 t). o el pájaro posado sobre el I. y que se.¡hí está la tr. y también 1:1 que se acurruca en el regazo de la diosa griega Perséfone en el siglo V a. y el cuadro de la p:!loma de la AnLlnó. (fibT1. (figura 35). o dondequiera que se haya seílalado tina cueva o U1Ja cripta como IUb>:lr de revelación o de nacimiento. del siglo v (figura 37).::Ta del siglo xx ames de Jesucristo.¡ la Afrodita griega.¡' sumerio. del desarrollo y de la ll1\1 crtc. . Serpientes entrelazadas forman el jeroglífico del dios sumerio Ningizzida. de las f.~tarté del 2UO a. .1 la luna Crecielltl~ 64 .¡1 que 1:1 espiral del caduceo del dios griego Hermes. pasando por el baile del laberinto de Creta. Siempre que aparezca \lna composición de pIedras en fimlla circular.:on implicaciones lllucho más amplias para nuestra I. y con 1:1 paloma del Espíritu Santo.¡llSSel señala hacia la lUlla crecientl' de la cabeza de la babilónica A.~ aves volando de1lub>:lr de enterramiento de Mal'ta COllectan con 1:1 diosa pájaro del Neolítico. El ave en lo alto de un báculo de chamán en Lascaux (figura 34) prefigura la paloma del arca de Noé.¡ción. C.un ser humano colectivo.

l y (b) Ast:ln':' eOn IUIl:l creciente sobre Sil cabeza (siglo IJ :l.O(J{) a.~/"rifi(<l(i(¡1J luna bajo sus pi<.~(II. (a) Diosa de Laussc! (22. 1490) .42. C. lIir. C. Virgen María con .s (Ld dr //. Babilonia") 43.000-ltl. C:ecrlgcrl !oc SI Jam.

. Para vivir plenamente tenemos que inclinarnos. de la psique a partir de los cuales ha evolucionado nuestra consciencia presente».. Si abrigamos la idea de Jung sobre el ser humano de dos millones de años de antigüedad -nlluer y hombre. Pues. estas imágenes exploran una llueva dimensión del mito de la diosa.que yace bajo los pies de María (figura 43). como escribió Jung: «Nada de cuanto pertenece a la psiqw:.. se pierde nunca. (I(¡ . En el Neolítico. corre un modelo de asociación antiguo y extraordinario que puede trazarse sólo mediante el conocimiento de la imagen simbólica.<. desde la antigua diosa madre hasta la virgen María.que está presente en cada uno de nosotros. profundo. tender las manos y traer de nuevo a la vida los niveles má.<.. con el descubrimiento del cultivo y del arte de la agricultura. Desde el santuario cueva paleolítico con los animales pintados en las paredes hasta el establo de Belén con el buey y el asno. entonces la visión paleolítica aún nos es accesible en la actualidad. o es parte de ella. como veremos en el capítulo 2.

líz.ln en cri[. sino gracias al arte. sentarme a escuchar las historias que ViCIICll de allí. Fue el tiempo en que la humanidad se liberó de la necesidad de vivir en (0[:11 :lcllcrdo con lo que la naturaleza ofrecía. pero empezaba a contribuir a b dirección del drama.l1t:IrI11C . para poder cscllch.l .11l. las imágenes St' clltretejell para contar una historia.lción de animales. par..lntc lega. La vid. Con b comprensión de que ciert. Sabelllos esto no sólo gracias .lprendí.l pruebas de la existencia de agricultura y de dOlllestic. p:lr3 poder visitar:l mi gente y escuchar todos sus relatos. o se lll'br:Jba a conceder..lles vivirbn cerC. que podí. La gClltc de la llanura cscuchJ las historias dt· quienes viven lejos.ln.ls semi lbs se convertÍ.l p. El . lejos.111J l'o{tcchcr.1sciname semido de la narr. 67 .l del cosmos se convirtió en una histori. y la sentimos. 11 K:lbbo el Bosquimano ' El Neolítico fue un gran período de descubrimientos.l mi hogar. para separar y para encontrar formas nuevas de expresar bs mismas ideas.1 sol. proveyéndoles de leche. Estas historias han llegado hasta nosotras en el import. el archivo humano más antiguo. en una cominua bllsqueda de la relación entre los diferentes órdenes de la creación.lrticip. y el resultado de esto fue n:ld:l mellos que una relación llueva con clullivcrso.rCSaT .¡eiÓn.2 La gran diosa neolítica del cielo. El p.lhor.¡ p(){k'r rc¡. historias <llIC vienen <k. .lrle de este tiempo posee un nuevo y f. Y yo puedo Sl. la tieua y las aguas· Tú s~bcs que estoy esperando el retorno de la Lun~. y de que ciertos anim. TrJducdóll dc SI1S.lrl ser luego tr. surgió un lluevo espíritu de cooperación consciente entre los seres humanos y su Illundo.l .¡ es C0l110 el viento: vielle de un lugar lejano.l que incluía a la humanidad cotila I11lO de sus personajes.lpel era secundario. El ser humano .l dd bog. ['onllle una histori.IT las histnnJs qlle ClIcllt.ldos en p.1l1sform.ltlllque ..lr en los misteriosos proIXSOS de crecimiento.0 y Ill.l veces sólo fuese porque se escuchaba una voz nunca antes percibida. huevos y carne.lr.

así como a formar parte de una COlllllnici."S más frias del norte y del L"Ste. y dejar dc tener nccesidad de Cllevas para protegerse del frío."Sticos."S fcrtilcs de los ríos y en los pastos dd interior.:l helada. o Nueva Edad de Piedra. o Edad dd Granee. C.. comienza en torno al 10.:l los animalcs salvajcs. Le sigue el Calcolitico.1.'l: al cuidado preciso de los cultivos y a la dedicación constante a los anima!L"S doml. aproximadamellte en el 5500. y la sentilllos~. a domesticar y a criar animales.000 a. c. La evolución de llna era a otra 110 flle repentina. ni «revolllcionaria_.. a tejer telas y a hacer recipientes para contener la comicia que por vt. UJI bosquimano del siglo xx. a 68 . 4000 a.'l estacioll:ll. El Neolítico. C. C.1d de vida permanente. comenzaron a crecer bosques donde antc. El bisonte y el reno se retír:lron a las regiol1c. donde pacían las más peqllellas variedades de caza s. con el tiempo. pero a las que regresaban lllego. Las tribus dejaron de tener que seguir las l:argas pistas que dejaban en l:a tierr."S habían des. Lo que distingue a este periodo del número incalculable de ailos anteriores es el descubrimiento de la agricultura. '1m' posiblemcnte lleb":lron.000 a. a construir casas. En Europa. Noreste de Rumania) do de clIentos de hadas de todo el mundo. Durante al menos dos millom:s de allOS los scn:s humanos habían cazado animales y recogido frutos. pero ahora aprendieron por vez primera a cultivar la tierra. los pucblos paleolíticos ya vivían en cuevas. c.'llvaje. como al principio Sl~ pensó. Decoución de jarrón con dibujos de $l'rpientes y un diseño en forma de ínero que contiene una figuu femenina (jarrón Cuculeni clisico urdio. sino lellta e irregular.3500 a. comenzaron a erigir moradas de verano. Comenzaron a permanecer en un mismo lugar.000-10. aunque se suelen agrupar ambos períodos b:tio l:a dellomill:lóón de N<:olítíco!. durante el Magdalcniense tardío (12."Z prillleT3 podian almacenar. pues -como afirma 11 Kabbo. y finaliza hacia el 5500 a. que abandonaban llllicame1ltc para la caz. Al cambiar el clima.. Ahora dedicaban su energía a otra cos. G). templos y aldeas.un:! historia (es como el vieJIto: viene de Ull IUbr:lr lej:!llo. Los últimos g1acian:. y la vida se asentó en los vallc.'lparecido y el clima se hizo más cálido. ni espectacular."S sólo había tundr.

L:t e. 4500 a. Como gr311 lIladre.' participan como «sus hijm». La dios:l madre del Neolítico es una im:l~el1 que. encarnado alltcs en los ciclos de la vida hUlllana y :lnim:ll. de Illodo más obvio que 3ntes. C. /. las tribus aún eran cazadoras y recolectoras.:. que gobierna las f. r/r /'llz"rr/zik (civilización h. El movimicnto de la conciencia en el Neolítico es de diferenciación y de proliferacióll. Existe un recollocilI11ento idéntico de 1:1 re1:lción esencial entre un orden invisible.h:lhit:ll" t'Odo dd :llio. C0ll10 13 de los animales y los seres hUmanos. b Edad de Piedra supcrior y la inferior sc cncuentran y fusionan. o Ed:ld de Piedra Media' -se calcula que <'llITe el 10.000 Y el BOOO a. colltenicndo en sí misma tanto la vieb de bs p1:lnt:ls. I)ur:mte d Mesolítico.000 Y el BOOO a. terrcnal. c. se transfOrl11:1 gr:ldu311llelltc cn una que parece más próxim3 a la nuestra. Entre el 10. sagr:tda y orgánica. Centro <le Bul¡.500 aijas 2.1Ses mt:1. C. y :thora en los de 1:Is cstaciones y cn el del ailo agrícola.aria) 69 . aunque COlllCl1Z:lban :1 :lsent:lrse y a scmbrar scmillas de grano. y lUlO visible.-. la tierr3 y toda b vida terrcstr\.. mas 110 h:lY pérdid:l dd sentido original de unidad.~piral ascendentc y descendente sobrc el útero gestante de b diosa de 6. que h3bía est:lCio en uso a lo largo de incontables miles de al)OS.torias de la luna. que se cstudia ahora de maIler:l explícita :l través dd mito de la diosa." Ila"". 1:1 Illucrtc y b regeneración sobrc toeb b cre3ción. prcside como diosa de la vida. inspira una percepción del universo como I'ot:lliebd viva. y ulla forma de vid:! arc:Jica. en 13 que b humanidad. <.t1dlllca ori<'llhl.

de la muertc.'S aún la imagen primordial del nacimiento. Las cuatro fases lunarcs se diblljan a mClludo cn jarroncs y vasijas como los cuatro brazos de una cruz. . quc marcan los estadios de la vida vegetal y que trazan un recorrido del sol al regresar a su lugar de origen. el verano.-sada como la tierra grávida... reflejan las cuatro f. seis agujeros forman su labio inferior y le cuelga cIlart. La primavera. del crecimiento. es posible que simbolice la semilla sembrada en el campo rertil'.1SCS de la luna. Imi¡. regresa como semilla regcncrada. de la putref.'spalda. llcna. La t. cuyo lItero es las profundidades de la tierra: de ella proviene la nueva vida. La luna c.1Cción y de la regeneración. que constituye la etapa dc gestación durante la cual cs invisible la vida crcativa. imágenes cstas quc volvieron a aparecer en la Grecia clásica cubriendo como cstrellas los 7.a cuando alcanza la vejez. la muerte y el rCIl:leimicnto. l.'O cabello por la l.'Spiral serpentina de su vientre indica la energía que bulle en su matriz. Tiene una incisión en (orma de rombo en las nalgas ({¡lIC no se VI: en la imagen). La diosa es aquí la diosa de la veget2ción y de la abundancia de la naturaleza. indica que es una diosa de la vida. El ciclo debió de ofrecer una manera de cntcnder cómo de una scmilla crece una flor y de ésta ulla fruta que. hallada en Ulla tumba. evolucionando hasta la esvástica de cuatro ti ocho brazos. Ella se sicmc tan pl. esta figura se pintaba tan frecuentemente sobre las diosas embarazadas quc ha de tratarse de una imagen del crecimiento. Las «cuatro_ estacioncs.l se ha abstraído o se ha cubierto con ulla máscara.~. el trono en el que esd sentada arrastrn con más fuerza su centro de gravedad hacia abajo.-s. SU C3r. volviendo a hundirsc en la oscuridad de la tierra. el otooo y el invierno son paralelos a la luna creciente.CllCS ncolílic:u de' l:a lun~ ++~+ de alltigüedad que muestra la figura 2. y es a ella a quien ('Sta rcgn. cuando lleva un punto en el centro.. menguantc y nUCV:l.

a los árboles a dar fruto y a los animales a permanecer fCrtiles. todo ello pudo haber sido en un principio inventado por las nlltieres -concluye Uriff. durante el que crecía la vida invisible p:lra tornarse visible.. y decrecía la vida visible basta volverse invisible de nuevo.. la elaboración y cocción de vasijas de barro y de recipicntes rituales. podía ~eguirse ahora en el ciclo anual de la siembra y la siega. se convierten en las duci'l:ls dl' los ennpos cultivados.lult-. la lana y las pieles son todos hijos de ella. como por 71 . al igual que los seres huIII:lIlOS. los huevos. Por el propio hecho de que su cuerpo refleja los misterios de la creación cuando da a luz. Pucde interpretarse que la luna. el . Desde el momento l'll que bs llnueres toman parte decisiva en el cultivo dl' las plantas. como madre nutrieia de la vida.11 eleva su posición social y ere. la mujer.H:iÓn en el núcleo de la vida. El proceso de formación de un bebé cn el litera de lUla 111ltier está vinculado al tiempo exacto de diez meses lunares.. El patrón cíclico. cinco mil aiios después (ver capítulo 8. La siembra y siega del grano..1I1:111IoS dc las diosas Áncmis y Atenea.están gobernadas por cierto ritlllo.:est:lb:lll y volvían a emerger como grano verde y dorado.ín vital era esta analogía para la imaginación humana. la fruta. La fuente secreta de la vida permaItl. ayudando a los cultiVOS a crecer. que la tenía en el Paleolítico. la tierra -así como el óclo de gestación l'll las trcs. los cultivos y los ólmmales que dan la leche. figu- r.. transformándola dIos mismos en pan. Los pueblos dc aquel tiempo no pudieron haber dejado de experimentar la analo~í:l entre el curso de sus propias vidas y el de las semillas que. Eliadc escribe que en este período las ll11ueres y la sacralidad femenina Sl' elevan . así como su decoración. que lloraban la muerte y que celebraban el renacimiellto del maíz IlluesIl~lll Cll. Siembran la seIlIdla CI1 su vientre y la recolectan como la sust:mcia de su cuerpo. se ¡. en la plantación y cosecha de los cultivos. cuyas habilídades se transmitían de madres a hijas". la lllltier continúa encarnando una sacralidad mayor. Los rituales que evocaban d nacimiento. cicrto orden y una exacta secuenóa de des:lrrollo. Todas eran actividades quc reflejaban el poder de la diosa para alimentar.:cía todavía invisible: el útero oscuro de la diosa paleolítica babía sido la cueva templo: ahora estaba escondido en las profundidades de la tierra.1 imtilUciolles caraclerístic:ls. Los seres humanos aún lIacen de ella. tejer y transformar la vida. la carne. su ulterior transformación en pan. por lo que todos son sagrados. se alimentan de ella y son acogidos de nuevo por ella. se pensaba que asistía a la tierra simbóJicaIIlente en su productividad»!.L~ 10.'Irte de tcilir la lan. incluso. 11 Y 1')).. Las plantas. del mismo modo en qlle anLes se le reconocía en el ciclo mensual de la luna. formar.'l y de tejer telas y la recolección dl' hierbas para transformarlas en pOCIOnes curativas. Campbell escribe que la mujer «participaba -a lo mejor incluso de forma predominantl. plantadas en la tierra. lu cu. pues situaba a la regener..1 prilller3 e.llegori:l. se la dota en cierto sentido de poder mágico para encarnar la rebción existente entre los órdenes visible e invisible.

Una llueva imagen entró en escena. (IUC d marido (lucdab:l obligado :1 vivir cn la casa dl~ Sil l11U- Es probable que las mujeres jugasen un papel esencial ell el cuidado de las plantas y de los árboles. En la figura 5. sc había producido una revolucióll.\CiÓn de la cueva con animales se consideraba tan vital para la vida de la tribll que algunos individuos eran mantenidos por el resto para que pudier. que reAexionaban acerca del misterio del nacimiento asociándolo al más :nllplio misterio delnacillliento dc toda la vida mediante el «cuerpo~ de ]. Ahora. además se contaba COIl UJl nuevo medio para dio: la ccrámica.~. por la jer'. Pudieron h:lber gU.~c halla más allá de la vida hU11Iana. el cisne. En el Neolítico. y qlle alJll en la Europ.l de hoy pllcde cntrevcrse en los rituales populares agricolas. A lo largo de este período las imágenes dd laberinto. Al permanecer eerC. Las im:ígenes de la diosa la muestran como la puerta. sin embargo.\ realizarse este trabajo.1ni.uaro (la cabeza ha sido restaurada) y aparece como el recipiente que es tanto el laberinto COIllO la puerta que da a la dimcnsión que . Los artistas del Neolítico contillllaron explorando su sentido de la totalid. experimentando la tierra. cociendo el barro Cll el hOb~r.\ de las diosas y no de los dioses. la espiral y el meandro se hicieron muy complejas. est:í reprcsemada C0ll10 diosa p. que sería la protectora de la siembra y de la cosecha del grano durante muchos milenios después. plantando SllS scmillas cn Ull lugar cspecial dc modo que diesen mejor grano a mcdida que se sucediesen las estaciones.lda cambió. sin embargo. Las innumerables formas de cer:í111ica ncolitica n:velan el alcance imaginativo de los pucblos. el p. la oca. la de la diosa de la vegetación.lb:lIl vasijas al comienzo.lrdado las más fuertcs. Existe también evidl'llcia de que sólo las IllUjercs elabor.¡ de su prescncia. el pato. la diosa tiene el diselio del laberimo o meandro inscrito por delante y por detrás.\ poder expresar su visión de la vida. la lechuza. En cierto scntido. la acumulación gradll:l! de Ull excedente alimenticio habría dado mayor libertad a cualqllier miembro del grupo con inclinaciones artísticas par. En d Paleolítico la decor. como las de la mariposa y la abeja. e incluso en la época griega cstas actividades eran cOlllpetcllcia exclusiv. o umbral a través de la que penetra la vida o abandona este tIlundo.uaro y la serpientc ponen dc manifiesto su divinidad.¡ diosa.ld a través de la figura de la diosa madre. Las imágenes de la grul1a. Al convertir- 72 . En la figura 4. el somormujo y el buitre se plasman todas en esculturas y dibltios.11 :liio siguielltc. labradas en piedra y pintadas sobre los recipientes rituales que se utilizaban en santuarios y hogares. que nos dan la fruca. se manifiesta a través de diselios muy intrincados y complejos realizados sobre muy diversas figuras. En un sel1tido más específico. debicron de percatarse de que las semillas dc las hierbas salvajes reaparecían . n.cjcmplo la lIlatrilocaciÓn. asi como en el proceso mismo de descubrimiento de la agricultura. Al igual que antes. [os animales y las plantas COIllO epif.l dc LI casa para cuidar de los niíio.

ria) 5. b comadreja y el sapo. vaca. Icón. Mlldl"lo de . <:. en conjunto -como sugiere M:lrija Gilllbut:ls-. b orug:¡.ad~ S~q~v. Cuando no se comprende el simbolislllo amplifícador y unificador de b gran madre. 511011 . pcro.a dc p:ijaro (rcHauTada). Sudllcsle de Il. .ír (rullur~ '1'. Componen.~ mantienen su papel central en la vid:l y ell el Jrtc. y olros de mayor tamaiio. aparecen Iluevos animales de todo tipo: algunos diminutm. zigZ:lb>'S. Todo Ull lengu:lje de signos y símbolos h:lce su aparición -diseiios de espirales. d<'curado col1 meandros (l'. U "1:'" ía) se la agricultura en el centro de atención..$"-". ciervo y serpientl. es fiól comcter el crror de creer que los pucblos del Neolítico utiliz:\b:lll estos signos sólo como motivos decorativos sin cspecial significado.. l'IIIT"lIi7. «un alfabeto de lo llletafisico. desaparece el caballo. 73 . galones.n sobre jarrones y se enroscan :llrededor del útero de las figuras de b dios:l. Los animales paleolíticos -toro.. LH serpielltcs se ovilb. o que lo que est:lb:ln haciendo era rendir culto :l los propios :l11i1llalcs. La diosa d .'1. con el que se transmite toda una compleja constdación de significados~~. C" 22 '111 dl' "I'UT:L Sudeste dl' IlulI¡. como el carncro. el peTrO y el el'rdo. curiosalllente.'. 51100 a C. oso. forrll:mdo ond:ls cn los recipientes como la lluvia que cae de los cie1m y las :lgU:1S que se elevan desde el interior de b tierra.Ir(·ill~ de un 1<'11'1'1" COII t":lhe~.ellc:lrn:mdo diversos :lspectos del podcr de la diosa. Ille:lndros y rede~s. COIllO el erizo.

'1' NEGRO ~ • ' • ~atalH" u u ··k c$ \:...~ ~--:~~Jl"~~R •• ~~ \ ' ~.X'%r.)~ ..'~"" D"... o " ~ N. o m ~. .fia <1 . " ~ " _ < Stonehenge~~ » ~ o . . z . " " ..q¡ J7' '1 ""?"'"""--.""~ 8 • o~ ... '-..""Budapest o O Be grado m e » . .l'lALTA ~ ° 0 MAR MEDITERRÁNEO .w ~.J ~~ SO.. • ·.. no ~f:.

1se de lI11portancia vital de la evolución humana. Quien hubiese recorrido b brga distancia que separa estos lugares entre sí habría reconocido 1:Is illlágenes y comprendido su significado. transformando completamente nuestro entcndimiento de una f. a menudo sin ningún cOllocimiento de Sil significado.. Lo que i-Ieinflch Schliemann hizo por Troya y Arthur Evans por Creta. a la nuestra. Su amplio estudio e interpretación dc las imágenes proporcionan una visión ¡mica de las imágenes Silllbólicas de una cultura neolítica que Aoreció entre el 7000 Y el 3500 a. Jónicas y Egeas. desenterrando los tesoros de esa civilización sorprendentemente rica y avanzada que ha denominado fla vieja Europa~.¡rrolladas del Neolítico todavÍ3 no han informado la fonna de pemar general de nuestra época. Gimbutas analiza detalladamente el arte neolítico y calcolítico de la vieja Europa.La vieja Europa I)ur:mte muchos siglos se cOllSideró el Neolítico lll1 período oscuro y borroso. Bulgaria. y las islas Cícladas. pues en esta etapa de la evolución de la consciencia no había dioses tribales. A medida que se han hecho más precisos los métodos de datación. Esta área incluye Hungría. o se perciben como las más arcaicas expresiones del arte abstr:lcto.1S culturas altamentc des. la escultura y pintura de la vieja Europa del Neolítico constituyen la prueba evidente de una transmisión de imágenes del Paleolítico :1 la Edad del Bronce.ia Eumpa y Ellel~l!rll/je de la diílsa. En el ll1undo del arte siguen llamándose «ídolos» a las inügenes de las diosas ncolíticas y paleolíticas. Ello conecta dos períodos de la historia que 75 . el trabajo de un solo individuo ha devuelto una de estas cultlIras a la vida. Grecia. Mesopotamia y el valle del Indo. Rumanía y Austria oriental. Creta. en Ucrania. en lugares t:ln apartados cntre sí como Europa oricntal. Diosas y dioses de fa Jli/!. la ex Yugoslavia central y meridional. C.¡s diferentes. incluso a pesar de no entender el lenguaje de una tribu diferente. Palestina. seguimos creyendo que la «cuna~ de la civilización fueron b SUl1\er y el Egipto de J:¡ Edad del Bronce. Las implicaciones que conlleva el descubrimiento de est. ni de la relación que mamienen con otras imágenes anteriores o posteriores. Hacia el sur incluyc el sur de Italia y Sicilia. sino únicamente una diosa universalmente adorada. además de la región costera occidental de Turquía. En sm dos libros. Se han encontrado estatuillas y esculturas casi idénticas de b dios:¡ en Europa orient.. El panorama que está emergiendo es el de una única matriz cultural que subyace y relaciona entre sí todas est. Egipto. lo ha hecho Marija Gimbutas por el Neolítico. C.¡l y en el valle del Indo (en un lugar llamado Mehrgarh). En la (l\tima década.¡s áre. Se extiende por el norte hacia el sur de la antigua CIll'coslovaquia y el norte de Polonia y. :1 través de t-st:lS. por el este hasta Kiev. El legado de esta civilización a la posterior de Creta y de Grecia y. pero el tr:¡bajo de numerosos arqueólogos en las últimas décadas ha comenzado a rescatarlo. Ahora parece que hubo centros aisbdos de cultura ncolític:¡ ya cn el 7000 a. Malta.: TurquÍ:t. es incalculable. se ha situado en UIl pas:ldo más remoto. el sur el.

no se habían puesto en relación con allterioridad. Sucedió Illuchos miles de ail0s antes de que nada selllcjante ocurriese el1 el nortc y el oeste de Europa -indudablemcnte debido al dominio creciente que se adquirió de la agricultura-.1ba esta civilización que dUT<lI'lte largo tiempo nadie supo cuán antigua era. constituyell el legado de una civilización genuina. El centro de atención de esta cultur:l. antes que temprana. ofreciendo una imagen de cominuidad de la tradición humana cuya formación er:l alltes imposible. Un gran I1l1111Cro de recipielltes rituales. C. en los husos. Ill. y modelos de templos realizados en barro. T.! de Un:l dios:l «que el1carnab:l el principio creativo COIllO fuente y dadora de todo»". corno la de (-atal Hüyíik en Anatolia y las de las COl11unidades del valle del Indo. con base en un modelo muy preciso de evolución lineal. santuarios. vasijas pintadas. alcanzaron un excelentc nivel antes incluso de que despuntase la SUlller de la Edad del Uronce. dur:lnte los milenios cuarto y tercero a. si IIna cultura se consideraba .1n :lvanzada est. adem:ís de los tcmplos ell sí. riquez:l y el propio volumen del lllaterial recopilado de la vieja Europa sobrepasan con creces cuanto b:l sido encontr. objetos con \llScripciones. Lo que clla ha descubierto e imerpret:\do es equivalente :l los descubrimientos de otras culturas neolíticas. Se han descubierto en cerca de 3.ldo hasta :lhor:l en otras culturas Ileolític. hueso. el disco que sirve de eje y que est:lbiliza su rnovimicnto'Q. plato. por definición.¡l se había extendido h:lcia el oeste desde Próximo Oriente.000 lugares aproximadamcntc 30. se asumía. los asentamientos crecieron hasta convertirse en pueblos y éstos en pequeiia~ ciudades que acogían a varios miles de personas. Una de cada cien cstatuillas de la vieja Europa llevaba incisa csa escritura. la :lsolllbrosa vane. En la civilización dc la vieja Europa.-. La cultur:l balcánica de Vinca. cercana. y alcanzó su cúspide en el quinto milenio a.írmol.ls. hasta que el procedimiento de datación por radiocarbono dio como fechas precisas las 76 . COtllO la elaboración dc cerámicas y las técnicas de trabajo de la piedra y del cobre -incluida la formulación de una escritura lineal rudimentaria en el sexto milenio a. Pero el estudio de la viej:l Europa dellluestr:¡ que ésta era una cultur:l :llltónoma des:lrrollada paralelamente a otras culturas de Próximo Oriente y de Anatolia elltre el séptimo milenio y el cuarto milenio a. cobre y oro. Todo tipo de habilid:ldes. C. Antes de que se sincronizaT<ll1 las d.bd. C.! revelan la matriz cultural que subyace a las civilizacioncs europeas mediterráneas y de Próximo Oriente. como también rccipiclltcs. cn la que se hallaron más de 2. hasta ahor:l desconocida -escribe Cilllbutas-.uaciones re:lliz:ldas con radiocarbono (este procedimiento sc descubrió en 1(52) y las calculad:ls a través de los anillos que se forlllan en los troncos de los árboles (dicha sincronización revolucionó la cronologÍ:l del materi. C. En otras palabras. que era tardía.000 estaluillas. se etiquetó como colonia romana o griega. a la nuestra.000 miniaturas esculpidas en barro. altares e instrumentos de sacrificio. Por otr:¡ parte. era la figur..~ y. en p:lrticular desde Egipto y SUlller.¡l prehistórico) se creí:l 'lile el impulso cultur.avanzada». por ejemplo. Los f:1scinantes libros de esta autor.

con calles bordeadas por casas espaciosas de do. C.-s que fucscn rcrtiles. con agua cerC:l y ricos pastos.000 a 3. o armas para protegerse de los enemigos. (:1) EJ" do: huso . Eligieron lugJrt.'s dc las cuevas de las ribcr:l5 del Danubio y de otras zonas pudieron ab:lndonarl:l5 a medida que el c1illl:l fue h:lciéndose más dlido." En la cultllra de Vinca.'O de su ruta. l'n construir IIlUroS de tamalio deslnesurado.'Sulta largo el período dc 2. los pueblos pareccn ha.' 11"110 inscrito L"" c'scrHun primitiv:¡ ((Illtun dt" Vinu.comienzOt de bs cOlllunidades ascntadas en los valkos de los ríos de la vieja Europa.. llegando incluso hasta el lago Baikal siberiano.dos del viento yagr:J. el arte de hilar y b escultura..'ste de FT:ltlcia. quc continúan la tradición del santuario de la cueva.. No n. En los recipiemes pillt.s de diosas y en la construcción de santuarios y templos.s de las figur:J... que encontraron a lo l:lr!. alllpar:J.~ o tres habitaciones cada una. o 4SUtl. ahor.de hasta 24. se han descubierto ciucbdes -que no ¡>ueblos. Algunos de los grupos de cazadores qUl' siguieron :l las mal1:ldas hacia d este.\ cubiertos de bosques.llc.000 :llios. Los Illorndon. ya que no existen indicios de tmstornos en su cultura.·ría.. C) y (b) 'o·UI'''·lIt. algunas de hasta 7. Con antaiorid:ld no sc había hecho hincapié en la elección de lugares elevados.000 alias de antigüedad. pudieron haber decidido :Isentarsc en los valk"S ribereños..>Ía a través de los nuevos medios de la alf. particularmente en las cscult'Ur:J. Hay otro rasgo de tosta civilización probablemente asociado: las divinidades de estos 77 . ~IHln :¡. dado el inmellSO I:lpso dc ticmpo que ab:lrcó el Paleolitico. c.000 11lelros cuadrados de amplitud.k. Oc'uc do: lIu1Ipri.IS riberas de los ríos.dabIes a la vista. 1:1 colina o Tllont:llla se elcgía como lugar de construcción de un santuario.) • comprendidas entre el 5300 Y el 4000 a.000 alios que une el .finalt de la vida en las cuevas y el . Aún más.lIlo con . Adcmás.'scrilun 1'111II1l1V:¡ (civiliz:¡ción h.b. C. Allí recrearon la antigua coslllolot.ber disfrutado de paz y prosperidad durante 2. Parece incuestionable una continuidad con el Paleolítico.1dos y en las imágenes de la vieja Europa parece haber ulla l:unünuidac! direl:ta con bs imágenes de las pinturas de las cavernas del Pakolítico del sudm.or. no como campamento fortificado o ciudadela.1n. que se asentaba ell ].íllIC:¡ orl<"uul. hasta la primcra invasión indocuropea (kurbr:llles) del 4500 a. C.

'Sentcn. saquear ni pillar..s.-s re:alizaban y decoraban b>r. Algunas de las figuras de las diosas fueron modeladas cn una fccha tan temprana como el 6000 a. Us más sofislicadas creacionl"S de la vieja Europa -las m:is exquisitlS vasijas.-spuguc y de Willendorf."mente no había una superioridad social de los hombn."n la que las mujeres jugaban un papel esencial en los ritos religiosos: En los modelos de S:lIltuarios y tl'lIlplos. Se invenía una ellor1l1e C:lIltidad de cncTl.os sobre las mujeres y que. En los modelos de templos se lIluestm CÓlIlO se molía el grano y se cocía el pan s.. Al lado del altar del tt'llIplo se erguía un Iclar vertical en donde. probablclIlcnte. De hecho.. esculturas. espadas ni relámpagos. incomables ilustraciones de la nawralez.lndes cantidadt. ct¡. No existen imágenes que celebren la guerra. Ili se han hallado sepulturas de jefes especialmente lujosas que sugieran una organización jcrnrquica de la sociedad con líderes poderosos y una población sumisa. En ocasiones llevan un triángulo genital inciso de forma marcada. En Cllamo a la relación emre Illujen.os y hombROS en la vieja Europa. llnicamente podemos vislumbrar de forma breve la herencia mitológica recuperada por Gimbutas. como los que se perfilarnn 7."SCendencia y la hen:ncia se transmitían a través de la lIladrc'~ y t. evidememente.'S tcjían las vestimentas s:agr. como las diosas paleolíticas de LI..1. . la distribución de los bienes en sus cementerios apunta a una sociedad ib'ualibria y claramente no patriarcal".a el propio misterio del nacimiento.. La gran madre: diosa de la vida. en la que la dl. conquistar. Más bien.>Í:1 en b elaboración de los instnnllentos de culto y de los pres('nteS votivos. bs lIlujeTl.. se han hallado tamas imágenes de la diosa que sólo con ellas se llenarían muchos volúmenes.. de la muerte y de la regeneración Las imáb"Clles de la dio.lgrado. las lIlujeTt.1II froto dd tnbajo de mujeres '·. ahon existentes. ObsefV3 Gimbutas que ésta era una sociedad matrilineal.no llevan Ianz. otras altas.. o están sus brazos cruzados sobre el pecho (figura 7 b). en b"Cncral.¡s y dem:ís accesorios del templo. las nll~ercs se reprcsentan en el acto de supervisar la preparación y ejecución de los rituales dedicados a los diversos aspectos y funciones de la dioS.:. C..'Stiguan el sentido que estos pueblos tenían de la belleza y de la . unas SOI1 diminutas.se han encontrado por lOdos los valkos de los ríos e islas de la vieja Europa.s.-"'S de cuencos apropiados para ca<b ritO diferente.oste capítulo.ls...ad.l madre -donde el cuerpo femenino ha sido estilizado para hacer que su capacidad de dar a luz trasluzc.l1ltidad de la vida'l.l atl. ni siquiera que la repn. las pruebas arqueológicas indican que aparcntt. llegando a medir hasta 30 cm Habitualmente tienel1 cabeza y cuello en forma de pilar (figura 7 a).. A lo largo de l.pueblos -como ha apuntado Eislcr.. ni la relación con lo divino era de miedo y de obediencia'). El principal propósito de la vida no era.er.

. Ccrnavoda. pues la tendencia del Neolítico. a través de la imagen de la gran madre en tanto que totalidad de vida y muerte. 5000 a. como habría en la Edad del Bronce.. del tercer milenio a. hueso. Zona del Egco) más adelante en las diosas cicládicas de las islas del Egeo. También se llenaban de color rojo recipientes en miniatura y se colocaban en las tumbas. como sangre que devolvería al pequeño a la vida '7 . c.. (a) l)ioSJ "'llcintJ COI1 cabeza d. Gimbutas interpreta los brazos cruzados de las diosas como el modo típico en que se enterraba al muerto en los cementerios de la vieja Europa. mármol blanco. al igual que la del Paleolítico. Esta posición fetal en la urna matriz reproduce la del pequeño en el útero de su madre. culminando su evolución en las figuras cicládicas.. A 10 largo de aproximadamente 4. e incluso de oro. C.. transformando la experiencia de la muerte en una de renacimiento a otra dimensión. que nos son más familiares.7.. C. Las tallas fueron colocadas en santuarios y tumbas de forma individual. con los brazos fuertemente apretados contra el cuerpo. Los bebés y niños se depositaban dentro de urnas con forma de huevo. COIUIllI1J (c. C.umJI1ÍJ) y (b) diosa con brnos plegados (mármol. en parejas y hasta por docenas.lllel1terio d.. comenta la autora. ll. Solían colocarse en las tumbas figuras de la diosa. era experimentar ambas como una unidad. C. 6000 J. Estas figuras están hechas de barro. Todavía no existe distinción alguna entre la diosa que trae la vida y la que trae la muerte.000 aí'ios no varía su estilo más que muy ligeramente y de forma gradual. Se hallaron discos que sirven de ejes de husos junto a las es- 79 .

La imagen se representa con frecuencia como la madre y la hija: la qlle dio la vida y la que lleva en su interior la vida que está por venir. la luna crecieme y menguante.1 vida como misterio dd nacimiento. la lI111adre» es la totalidad del ciclo lunar y las f. por la existencia de dos cabezas. C. posteriormente hilada en GrecIa por las tres P.8.laS de la dimensión del más allá.ul1\:¡nía) tatuas. El meandro. como totalidad. se representa a menudo con la imagen de dos de H" .¡rcas lll~ nares. Es éste tino de los sentidos de la IUlla lIella y creciente.'ra de b trama que se entreteje en b tclaralia de la vid:!. (Analizaremos este tema en el capítulo 4. como imagen estilizada de la serpiente.1ses cambiantes son la hija.) La imagen de la diosa de la vida y la llluerte. Diosa bicéfala (cultura de VincJ temprana. o diosas dd destino. que también simboliza el laberinto. Este principio se manifiesta como tina imagen de la fuente y la manifestación de esa fuente como Ulla y única.¡lones que nos son 6miliares desde el Paleolítico (figura 8). lo que indica lIlla mitología de b diosa como hibnd<. c. se puede entender más bien como el principio de la unidad más allá de la dualidad. con cara o máscara de pájaro. significa las ab'1. o lll'lrcada con los meandros y g. Sudoeste de ll. Cuando se imagin'1 que la fueme es invisible. SOOO-41W() a. Lo que se denomina con frecuencia la diosa du'll. En ocasiones se esculpen imágenes de llna diosa COIl un cuerpo y dos cabezas. Frecuentemente colocado sobre el vientre de la diosa. el 11Ieandro identifica el misterio central de \. cuya historia se relata ciemos de años después en el mito griego de Dcmétcr y Perséfollc. que comprende.

1l (on g. b tkrra se percibía como envuelta por aguas que.1llones y Iin<'H Iripl.1l<l.¡nos. dio~as de la luz y dc la oscuridad.1l. V:uij. que caía del ciclo como lluvia y surgía de dt'bajo de la tit:rr. nos y lagos. por lo que (kbió de percibirse 0.1l y Il<'(hos el. De la misma llIallcr.l1Ina y Er('skig:tL por ejt'mplo.. b impregnaban para que pudiese dar a luz. I~is y La diosa p:íjaro: la sCliora de las aguas slIperiort's L:a rllptur.¡ par:1 constituir los manamiak'S.1lles <1. l11. O las egipcias Ndlis.1lrc.¡ el agua o la lecbe er.hr:rm:I11:1S: las l1Ir:~opot:ílllicas ln. 1Illa im:lg:cn primor- 9.¡ 1.'11 que la luminos.¡l que db ofrecía o retenía paT:l sí.1lglu (fin. cayt'ndo cn forma de lluvia.¡ pan bs pbllt:lS y p:lra los allilll:lles.. El agua en ahora nccesari. por lo tanto. t'Strellas dcnominad:'! Vía L1ctea evocab:l el Aujo de alimento que manaba de sus pechos. Non'slc dc IlulIgria) 81 .¡. El recipiente que conteni.¡óón misma dd poder geller.1 sexto miknio a. Durante el Neolítico se creía que la dioSo1 era la fueme del agua sustmt:ldora de la vida.1l (on mi$uT. que jumas componen la totalidad.s qUl' sugincll .:01110 b encarn.¡dor de 1:1 gran lIIadre: la fuerZ:l vir. como también para los hllln.l de aguas del lltero pR'cede el nacimiento de un niño para Jos pueblos dc todos los tkmpos.1 franJ:I dt. C.' <lioS.

la cpit:1nía de la diosa percibida como los profundos abismos acuosos del espacio cósmico y como los mares y ríos. La imagen del :!ve. figura 5). hacía de las aguas superiores y las inferiorcs ulla sola dimensión. Muchos recipicntcs cst~11 provistos de pcchos alzados y cstán decorados con meandros y zibrzab'S. donde el jeroglífico que representaba a la diosa dd ciclo. descendiendo hasta todas las civilizaciones posteriores. quc es ella misnla (ver capítulo 4. Tl'salia) 82 . Cabeza de diosa pájaro (c.. e. L1 diosa pájaro como aquella quc trae la vida aparece como ulla imagen compuesta de mujer y pájaro. Diosa pijaro. Jarras de agua pintadas y dccor.. donde se csculpió una diosa que sostiene en sus manos el recipientc dc la vida.ljaro que nada en las aguas quc descansan sobre la tierra enlaz.lll. cuya lluvia cae como leche de sus pechos (6gur.UlHI a. pozos subterráneos y arroyos.~ del agua y los dibujos quc forma la misma.dial de la propia diosa. C. y cn Mesopotamia. La diosa toma e1aspecto de divcrsas aves: gru- 10. (tl'rra(. altura 6. (.ota.ono a. ofreciendo la imagen de Ull mundo unifIcado. Esta tradición se continuó cn Egipto. c. El pájaro cra la vida de las aguas. Scsclo. Tcs'11ia) 11. para quien ambas dimensioncs constituyen el elemento propio. quc significan los movimicllto.0()() ailos.1 (. del trigésimo al quinto milenio a. c. Nut. especialmente a las de Creta y Beocia en Grecia. Ullas ilJJ<\genes que nos son familiares desde el Paleolítico.ldas con pechos aparecen profusamentc en la Cret:! de la Edad del Bronce.lban dos dimcnsiones que no constiUlÍ. El pájaro que sobrcvuela la tierra a gran altura y el p. También simbolizan a la madrc del cido.l 9). remarcándose su largo y esbelto cuello y su cucrpo en forma de hucvo. La imagen de b diosa pájaro como creadora primordial perdura durante unos 25. Aquilcion. (. pero que los rodeaban por arriba y por abajo. era un jarro de agua.\n el elemento propio de los seres hutllallos.

:1 dio5. milloica y griCb'3.1go del f. y el cisne y el ganso perteneCen a Afrodita (ver capítulo 9. Ailadc Gimbuus que la V de los galones I.. figura 30).~ulllcria Inalll1:l y la egipcia Isis. Jarrón con .se convierte también en una imagen de la matriz de la diosa. figuras 4.11lS0. C"ntro d. sUllleria. Su lluvia. o signos en forma de M'·.. Los galones simbolizan las alas o pico de un pájaro.' Macedoni:a) 83 . pato.1 está t:lmbién reprcsent:lda como un jarrón con los rasgos de un ave.1 como diseiio de líneas paralelas. En sus facetas como diosa que trae la muerte y la regcncración. L. J:arron COII h:anda5 ~1I (orm:a <!l' 5crpi~m~ (fin:al del quimo IllIlenio a.if3gas de lluvia hacen de alas en la decoración del cuerpo. SOIllOfllllUO. cisne. L1 vasija o recipicllte . que relaciona a la diosa y el pájaro. donde se perfib su cara sobre el cuello del recipiente y las r. La golondrina y la palol1la son s. C. figura 4). Eljarro o recipiente como símbolo de la diosa pájaro se lIluestra explícitamente en la figura 13. leche o :lgua está esbozad.lb... La figura 10.1rcóf.1gradas para la diosa . serpentinas u ondulantes (figura 12).1". antiquísima. espirales. de la que manan las aguas dadoras de vida. O\'5lc d~ Ucrania) 13. avt. paloma y lechuza. y zigz:. c. y co1Il0 la L'Sfinge egipcia que custodia la tumba de los f. Podemos seguir las huellas de la tradición. descubicrt.1l1lbién )a forma 12.'S t3mbién un jeroglífico del triángulo genital y de la vida qlle cmerge dc1l"uero de la di05. o C0l110 una Illujer que lIeV:l la máscara de un pato. 1. o dc algún ave acuática. C.1raón.gs.1 por Gimbutas en Tesalia en 1973.k Vinca... a través de la civilización egipcia. lsis toma t. como dos pájaros de grandes alas (ver capítulo 12. montada sobre UIl par de leones (ver capítulo 5. '>]UIf-50lJO a.. o la estela ondulante que deja un pájaro al moverse por el agua. muestra una de las más memorables de est:lS imágenes.:alnllc5 (cultura .'S en vuelo. g.'ara dc dion I'~Jar() y bandas l:OI1 (orma dc ¡. 5 Y 7).uaoncs.1S figuras de la egipcia Isis con su hermana Ncftis custodian el s. aparece la diosa pájaro cn la diosa sUlllcrio-babilónica Inanna-Istar flanqueada por lechuzas.

l!(I di' IIIS cisIII'S. loma y la diosa. 14. se deposit:lhan crisálidas y figuras de la dima húho en las tumbas abovedadas y las sepulturas que formaban b>alerias subterráneas en la GITcia micénica. Sus redondos ojos miran ftialllellte desde las vasijas y jarrones neolíticos. Habituallllentl~ están marcadas con incisioncs en zigzag. y que constituye el símbolo del Espíritu Sama durante el bautismo de Cristo y en Penteco. existen llluchas historia."'¡ pintado dc forma clara en los recipientes del Neolítico varios llliks de alias antes de aparecer en las grandes civilizaciones de la Edad del 84 . El huevo :1. OeHe de Ucr~l1i~) El huevo pertenece a la mitologb de la diosa pájaro como fueme de la vida. porque el huevo-feto d~spi¿ta a la vida por vez primera en las abJ'tlas de la matriz.~ de doncellas cisne y de pájaros parlames emretejidas en los Cllentos de hadas de Europa que podrbn provelllr de estos tiempos antiguos: la princesa cime (y su homólogo negro) en el ballet EI1n.lIl en la cueva paleolítica de Les Trois Freres. y la madre oca de las representaciones teatrnlcs navidelias inglesas que se basan en cuentos de hadas. que se originó en el Paleolítico. al igual que haCÍ. sigue siendo la Illemajcra de la muerte y el consuelo de 1m aAigidos h.de I1n milano que devuelve a su marido muerto a la vida abanicándolo con sus alas inIllensas. Diseiio de hu. y de la separación de las dos mitades -femenino y masclllino. pájaro de la diosa Atenca. e. cielo y tierra. el b>allSO del huevo de oro. Aunque en la tradición judl'ocristiana la paloma es preeminelltelllente el ave de la epif. o COIl los signos de la red de la fuerza de la vid:\' En el siglo xv a. La lec!llIza.~tés.'vo (c.¡sta el día de hoy.proviene la creación. El huevo y el vientre con forma de huevo ~Oll imágenes del comienzo de la vida: se divide el huevo único. 4500 C. 'mpo que se ha perdido la asociación original entre la pa. Este lllotivo.1nía. est. hace mucho til. T¡llllbién se halla relacionado con el agua como el elemento primordial en el que se gesta la vida. se convierte en dos. Aún así. quc descubre de 1:1 tierra y señala del fin del diluvio en la historia dl' Noé.

le. l'r"xlmitbd. C.h.1111.'s dc Snl"i:a.000 a.VlI":a. Illicio~ dd seXIO mll...'I¡':"IlCS .'1110 :l. '''1I11'·112.:r:1ll hllcvu en su intl'riur.le huo:vo el1 el IIIl.'X Yugoslavia).l1oico (c.'n t"rma dc' huevo (cultura ..~ntl{)Sl' ". C. n"knio :l. Ex M..ldante y por delds (llflal.).'11 ("rllla de huevo (N""lilicu baldnil~(l .:u y una so:rpi"l1IO: ""rn~c:índoSl' alredo:dor .:ura rseulpida COII 1I.' (. nllsmu (Neolilico 1o. I\lo:mallla). 111I.l.. C..' euo:llo . C.I'~l11cO eemul. (l) "'l"[licn!c's cnrns. I¡..It. C. 14511 a.'n las ..u'c1l!c-nlal).15. sobre' UII j:lrrón "). eOllllo:nzos del ". [11111.11('1110 a.(. dindri("n y nalgas .t) MUJcr ave COII nalgas .n un esp:acltl huc'eo de I"nna dc huo:vo .b..0S del H'Xlo . Norlo: d.'s dd 'Iulnto ""kili" :l.1. I'ctersfds.'nio a. Urr:llli...'n fornla de huevo (•. ...[. Uul¡'::Irl:l). (g) disClltl .11¡. 14.. "...¡ .' 1. (b) csuluilb . C..UOH_1511U a.diad'll tll'1 cuarto ". t 'reta) d • 85 .leI hUl'vll.!>n' hucvos t111bks ('uClllc'"i tardio. C..utuilla con motivos do: 101'''VOS dobles incisos por .-rior dd IlIero de ulla .. (e) . ..bvia soviétic:a).. (e) "¡.t. C.""" 1(.II.". (d) dion Wllud:l d...:u ."·.Ull l'~jaro COn 1111 ¡.

o pirlwj. 40(JU En mitos posteriores. La figura 15 g muestra una jarra cretense con un pájaro que contiene un huevo. El diminuto amuleto paleolítico de Petersfels (figura 15 c. Diseiio (k hUl"VO lltl"ro J. Numerosos mitos africanos y árticos hablan de un mítico pájaro acuático que pliSO el huevo del mllndo del cual emcrgió la creación. Noreste de RUl11Jllb) (e. labrado en un pedazo de carbón. El recuerdo de cste mito perdura en 1:1 costumbre de [os hucvos de Pascua. Las esculturas paleolíticas y los diblUos abstractos de las paredes de la cueva se transforman aquí en estatuillas y recipientes cuyas formas van evolucionando gradualmente hasta convertirse en las jarras y enormes tinajas. 86 . a pesar de existir entre ellas una separación de llllOS H.Uronce de Sumer. ver también capítulo 1.icíh que trae al nií'lo. 16. con su cuerpo en forma de huevo y cuello alargado y cilíndrico. La androgillia de la diosa -la unión de formas femeninas y masculinas. C. continúa la tradición altamente esquematizada de la diosa paleolítica. La figura de la cultura de Vinca del Neolítico (figura 15 d). el ave y la serpiente son cuatro elementos inseparables en las imágenes míticas de la vieja Europa. Huevos dobles en el interior de las nalgas de la diosa (figmas 15 a y b) las hinchan. La diosa. Las diosas p. En un mito egipcio de la Edad del Bronce. es una de las imágenes más antiguas de la diosa pájaro cuyo cuerpo contiene un huevo. figura 14). Egipto y Creta. el huevo. y t:n el mito órfico griego el hucvo-mundo lo puso la noche increada.se representa de modo exacto ell el cuello alargado y en el cuerpo en forma de huevo que comparten las imágenes de Petersfcls y de Vinca. de la Creta llIinoica.\jaro se esculpen remarcando de forma especial el cuerpo con forma de huevo. dándoles formas redondeadas que indican gestación y que se estrechan hasta formar una cabeza alargada en un extremo y lInas piernas afiladas en el otro. a la que se imagina como un ave de alas ncgras.gran Cacareador_ pone el hlleva. Estilizados huevos adornan inl1lll11erables vasijas. así como en el cuento de viejas de la cigi. El huevo como útero es ulla dc las imágenes f:1Voritas de los artistas de la vieja Europa. un gran ganso -el .O(}O ailos. el «huevo cósmico» era el comienzo de toda vida. entremezclados de forma intrincada con el simbolismo del agua y de la serpiente (figura 15 f).

colllO en el cuento de los hermanos Grimm dd pescador y su esposa.''5 traen grandl.tiano de Cristo. el pez es aún la imagen de la fertilidad y del renacimiento que \urge del mar para dar a conocer a los humanos bs artes de la civilización. es el pez.. C. y J:¡ $Clial lid nacimiento inminente es la ronlra de las aguas del lltero.'$ humana y marina. de p:wirncntos enlucidos con cal roja!".pcllski Vlr. En el mundo encantado de los cuentos de hadas.'5 hablan a los humanos y 11. 'iIlUlI:o. lh<Ju~ I.se coloc3ban en I:J parte superior de santuarios triangulan. la nueY. pescadoT de hombres... como el del pez."S. El rey pc§cador herido de las leYl'ndas posteriores del Grial pertenece a estos rituales de la regeneración cuyos orígeIll'S pueden est:lr en el Neolítico. maravillosamente situado en la ribera del río Danubio.lo del desmembrado dios egipcio Osiris.ínic:ls y gótic:I". eX Vugosbvi1) La diosa pez El tCllla del huevo aparece sobre las grandes piedras talladas que se encontraron en IUbrar llamado Lepcnski Vir..17.e~ (Iliedn.. Estas dcidadl. al igual que el nilio nacido de las abruas del lltero....'S riquezas. . El pez (ikIJlllys) fue también el antiguo gílllholo cri. En el mito caldeo dd dios pcz Oannes. IlIl 87 . forma de un huevo o de una matriz. t". labr:ldo l'n los pórticos dc las catcdr:iles rum. ¿Es esto así porque.1 dd m:lr O del río? El carácter humano de estas caras pez. medio peccs.les piedras -medio hu11l:1n3S. los pecl. Estas mOnlllllent.. A Cristo se le representa más adelante H'llt:ldo sobre el óvalo en (oTma de pez que C~ tanto el huevo como la matriz.... ~'II el norte de la ex Yugoslavia (figura 17).. devolviendo el impulso de la repeIll:ración a las profundidades de las :lgua. es el agua.. crea una identidad de SCIl1II11iento inusual entre las dilllcIIsionl."S pez tiencn L.l vida que surge dd huevo de la matriz acuo\. El elemento natural del nilio antes de nacer. Un pez se tragó el f..

La illl:lgen de la serpiente que. dos serpiclltes copulando r... con su cola dentro de b boca. Nanllllu. llegó a simboliz:ar los poderes dinámicos de las aguas que se hallan más allá de la tierrn. su hijo. y aparece ell IllUY diversas mitologías COIllO fUCl\[c cre:.) . da a luz a la ticrra y al cielo (vt'r capitulo 5). que se enrosca sobre si mi!ima al ignal que lO!> gr:llldL'S rios de la tierrn serpentean de la 1lI0nt.l rcgellCr.'"nio 3. S.\ serpicnte sc convirtió cn un.l serpiellte: b diosa de bs aguas inferiores El rnstro de b serpiellte.¡ imagen del poder fcnoV.. Hast:l d día de hoy.lr. Tl'uli3.'"llil.. C.'n ('splul (qullllO mill.1 y cvocaclora. En ellllito sUlllerio.l dios.'sdo.-St:llt:l en muchas culturas a bs aguas primordiak's cnvolviendo a la til'rra.tiva o gelll'rndora dd univcrso..'"IHlo :l. podría cstar dctrás dc 1:1 imagcll del meandro scrpcntino y del Iabcrinto que r.. 1..1dd más allá. con su forma y movimiento Ruido y veloz.. La serpienre.1ria hast:l el mar. l.h soul.:tall :l cste mundo con .:Oller.drc tiCllC la forma dc dos scrpiclltl'S l·ntrd:lza.¡- 18. forma un círculo cerrado -llamad:.'"T11rOll:l. cnn Sl'rpieIH<'s . Debido a 511 Illovi11licllto serpcntl'a1He y a Sil podcr P.s. El cordón umbilical que conecta al feto con su ll1:.!. traz. Dios:!. cn ocasiollcs urcÍboror rcpn.1 serpiente del abismo. la l'Spirnl de la encrgb de b vida al trasladuse de una dimensión a otrn.L.:onstituyen una il11ag:l'n dc curación. bajo la misma y a su alrededor. y est:' imagen de relación. IIniwrs:.\fSC a si lIlisllla al Illudar la piel. b gran dios.

I1Jll:Jda enles:IJia. r:lliea y . . Sit:ogroi.' .~r"i.. En algún momento del séptimo milcnio a.1""11" .'. Las itll~gcnes de la figura 21 sugieren quc la scrpiente es el po- 89 . Su paIro'}11 dclico de hibernación pudo haber CVOCJdo tambiéll d continuo despertar (!L: la v"b dd SLlóio temporal de la muerte. Esta podria ser una de las primcras ltl1:ígcnes de b diosa serpieme. .uttes dc la vieja EuropJ C0ll10 Uf. <'~piral Si/". Espirales que dibujan el movillliento del agua decoran vasijas y tarros. ¡'>(lO :'. especialmente dc ~u poder parJ devolver a los muertos a la vida.) dnr dI. EIllleandro..110s (figuras 19 y 20).~ atributos y poderL:s de la diosa.¡d del Bronce.. se pinta :ll1ora sobre las estatuillas de l:J diosa y . El disellO de la red. representJd:l en el P:l!colítico. nalgas y f.: la consnl'lIci:l humana. b «n:d» CÓSlllicJ en b que se contiene toda forma de vida.'d"ni:.l dios:l en el trono y dd niiio que sostiene en sus brazos.'. l.: transformación cuyas fuerLas descans:1l1 111.ís allá dd aJcallCl.:1lroscan alrededor del CIICI"J)O .:rpientes se 1. como principio din{ullico de la ellergí:l vitJl que mlllC:l se agota.: la an:l1ugÍ.lL:]. en Mesopotamia.l'z. serI'iemes (representa&ls de manera abstracta) y cspirales se ellrollan alrcdedor de recipientes y csculturas... l'Igura :l1ldrógil1:l '''" "d.: dd tllfr.lo. c.1>. con lo quc la serpientc viene a personificar el podcr regcIlerador m.' l'l I'n'lIlre M. L:tl 1Il1 período tan tardío como el de la Creta minoica. C.1 IIll'rO (.: dI." Sit"groi. significa 1. subrl.. d sol. como serpiente estilizada. Durante el Neolítico.{. ".1 l'11l'rgía dI. En la figl1r:l 18.Ic ~l'rp¡l'l1tl' (. En los mitos de la Ed.W'.¡ que SL: uní:! a dla para tr.I\.: la diosa.lellle~ gr:tb:l\bs \.¡ del útero fl'ClIllelO y el f. ¡'>HO..1'1. u ondulan entre b luna.. se imaginaba a la sL:rpiente como consorte de b dios.. sc diferenciaron en lllasntlino y femenillO lo. e. así como en el vallc dd Indo (Mehrb>arh).lIllulldo cOllStiwyc la versión Iatin:l (:lrnplialllcnte n:dlldda) de csta ide:1.1 vIda. sc rctucr(en sobrt: vientres pre1iados. - ' ' ' " 1111.lcr fertilidad a la tierra.¡sculino y alltÓtlO1ll0. el1 la dilllcnsión :lCllosa que sólo visiull los IllUt:rtos.obre reeipiemes hechos panl contener agua.) .1. h~ estrellas y la lluvia.110 fertilizador.' duhle <l (Ii" 'l'r!. <'d"oi. El rio Éstigl. que sc halla en otras ClIlWras neolíticas tan disl. M. pudiendo simbolizar la matriz JCllosa de 1. unas sl..'11.

C. fcchadas entre el 750 Y el 700 a. En la ciencia modcrna la imagen de b serpielllc aparecc una vcz más en b forma en espiral del ADN. Oeste de Ucrania) der subterráneo que hacc crecer las plantas. Espirales serpentinas con formas veget. en la acepción que designa b energía «enroscada.) 90 .¡ la diosa dando a luz a la vida . se ha tallado . dc «Klll1dalini» en b base de la espina dorsal en el sistema indio de YOb~ KUlldalini. plles aquí. C.21. (4.lles y serpientes (mediados del cuarto milenio a. podría derivar de esta idea.l l1Iodo de serpiente quc cría con sus pechos. posiblemcnle g310rrom3na.scín. Diosa lH'ocia con esvástica y aves acuáticas (siglo VIII a. l1Iucho más cerca de nuestro tiempo. sudocHe francés) 23. I'ueblo de Oo. 22.'l. de la región de Luchon en los Pirineos. Una f. Fig:ura esculpida que muestra 3 la dios3 pariendo y 3mam3ntando a UI13 s<'Tpil'nu' (fl'cha desconocida. C. El término «poder de serpielltc~. Las tres asombrosas diosas beocias (figuras 23 y 25).mte imagen proveniellte de los Pirineos (figura 22) Illuestra el poder persistente de este simbolismo.000 años más tarde) han cntretejido imágenes que en el Neolítico aparecen separadamente.

jarm (si¡. Figura de diosa gestanll' «lU un rombo inciso sobre el vil'lIlre (c. C . Ol'Sle de Ucrania) 27. animales y I. C. l)ios:I heoci:l . 4500 a. I)iusa beocia . I:lbcrinto y l""J.lrns andlieos ('il-\I" VIII :l..1.lo VIII a.) La diosa de la vegetación Una nueva imagen de la diosa surge en el Neolítico: la diosa dd trigo y dd maíz. Resulta dificil separar la diosa de la vegetación y la gran madre. nace.. C. salvaje o cultivada. 40()(J a. muere y se regenera en 26. Cuclltel1i tardío.2.. C. a quien se ofrecíall los primeros frutos de la cosecha. "" útero t·n forl11:1 de pt'~. marrbn oscllro sobre rojo anaranjado. toda planta. Centro de l3ulg:lria) 91 . \0 cm de altura. como la luna... e..) 25. f'orl\u vegetal en d interior de Ull hlll'VO o de nna vl1lva 0:Lrrón pinlado. I-\"ardiana de los ritos de la siembra y de la cosecha. dado que.

') cm dl' altura. En p:lrticubr. .) un nuevo ciclo. Dl'Sll' dl' Rumauía) 29. b diosa gestante de la vegetación (figura 27) establece 1:1 rebción entre la fertilidad de la llIujer y la de la tierra. más tarde.lnticip:l .ll)OlJ a. cuando descubrió el cuerpo de Osiris en bs marismas y lo desmembró. pn'cllrsora lk lsis (e. lo mismo le ocurría a Atis ell Anatoli:l. quien ya bahi:l dado muerte a su hermano Osiris. est:lb:l C:lZ:lndo el jabalí en Ulla noche de llln:l llena. se . En muchos p:líses el jab:llí trae la llluerte: en llabilonia.1 Isis. C. Adonis. En b figura 28 tiene b diosa cabez:l de ccreb. con :lgujeros :l modo de semillas 2 '.. a vece~. En esta figura el punto se h:tlla coloc:ldo en el centro como si fuese el ombligo. El abdomen ~c halb típic:lmente realz:ldo y tiene un di~eiio ell forma dc diamante o de rombo -del tipo que habitu:lll11eme se enCtlentr:l tr:lZ:ldo sobre el clIerpo. C. Set. En Grecia. tiene numerosas crías y p:lrcce «arau b tierra al hora(brla COIl el hocico. amante de l:l diosa Istar.que h.¡1í mientras cazaba.¡rte dd ciclo de b coscch:l 'lile se lIl:lrcbita. en una versión de b historia de Tamlllllz. Pertenecía inevit:lblelllente a los ritos IUll:lreS de b agricultura. Dado que el cerdo crece IllUY depris:l. En Egipto.¡cc pCllSar cn un C:llllpO. fi6'ltra 15).abcza dc cl'rda (cullura de Vinea. En el festival de la cosecha de las Tesmoforias. su ciclo vital constituía una imagen de b fertilid:ld de b tierra. en Greci:l. el amante de Afrodita. en una tradición similar. fue corneado y lllatado por UIl jab. a éste le mata un jabalí. que sc creía qlle aYlldab:ln a b diosa de la vcget:lción :t d:lr a luz. o secciones.1 últilll:l se represcnt:l p:lriendo sobre el lomo de un cerdo (ver capítulo 6. Diosa (k la vcgc(ación con (. e 4501) :\. e~t.28. cuya semi lb ha de caer de lluevo en el cuerpo de la tierr:l para rcnov:trse. éste se divide en cuatro «campos». que se . una im:lgen transmitida por b diosa cereb egipcia de la figura 29. Diosa ecnb egipcia. A].¡ muerte t:llllbién se la imagin:lba mediante el cerdo como p.

en Anatolia.l Europa y de Gatal H¡¡yiik.ldo pudiese renacer.lIl cn. como epif. con frecllencía l:t de la liebre y el oso.• iIU CI. en torno al 75.que Illorir para que el lIlici. por lo que sólo esbozaremos aquí algunos de ellos. cubriendo a menudo bs cabezas de cuerpus feflleninos. creando un:l :tsociación entre los lllundos animal y bUlll:lIlO. esto podría explicar la emoción. o en SLlS innll.1I1imales» o «seliora de las bestias» como una mancra de entender en qué sentido los . En el Nl.'<llltrado en muchos lug~res que. C. St' utilizaban como salltuarios o telllplos.lles esculpidos de l. al p:trecer.~a~J. tan llamativamente humana. dl' b vida vieja que tenÍ". .ll sagrado tllaS antiguo.l viej:l Europa pueden ser considerados. llcnas de la presenci:l divina. explora b relación pnx:isa que vincub la dios:l y el animal.Irmj:.. estudia intensamente los diversos animales en que sc percibía 1. en representación.l un sentimiento que 110 ha sido encomr:ldo en el P:tleolítieo.\r el término de «dioS:l de los . invitando :l utiliz.lrecell haber cOllstiluido p:lrte esellci:l1 de un ritual.~ en las cuevas de las lllontalias utilizadas por la raza Ne:lndert:ll. ql1iza. Dibttios de animales decor:tll vasijas y recipielltes.1ní. y éstos a menudo tieIlen forma de animales. lo que indica algún tipo de rcI:lción entre las diosas del exterior y los anilll:lles pint:ldos en el interior.. seglln Cimbutas. antes del comienzo de la última Edad de Hielo.-'olítico. En los Misterios eleusinos se sUlllergÍ". que eVOC:l esta 93 . d :trte de la viej. di:lciolleS (Lespuglle).:rior.lcrificio el allt.1ussd).lIlillla!cs se percibÍ:l1l como realidades itltllanentes.en el mar . p:lrticularmcnte porquc se han hallado esculturas de l:l diosa en el exterior de bs CUCV:lS (L. l3uffie Johnson. P.~ y St' desenterraban los restos del cerdo ofrecido en s. encarnando los diferelltes aspectos de sus l'odcres:Q. Se h. rdos:l fi.l lechones que eran S:ll rificldos después.1. El oso El oso es probablemellte el atlitll.l de b diosa madre..1 itllagen de la dio5. El escultor h:l totllado la not:tble dulzura de la m:ldre osa hacia su osezllo como imagell de la maternidad hulll:llla. en su libro ulI/y C!f I!le &:asls: AllciclI/ Images oIlhe C()(!dcss (lIId '-ler Sacred A"imals.¡ interpret:lrSe quc l:ls cllevas p:llcolíticas l'llyas paredes est:lb:lll cubiertas de imagenes de animales simbolizaban b matriz de la dio. cOllocído por los craneos cuidadosamente displlesto.)S:l.b~n La diosa de los animalcs Los anim. Ll figllra 30 podría constituir la illl:lgen ntás :lntigu:l de la lll:ldrc con su hijo y expre~. lIl:íSClras rituales de animales de toda especie..000 a. El afecto dd :ll1illl:tl por SlIS crías es percibido como un sentimiento tan propio del animal como del ser hUfll:lllO. Se ha sugerido en el capítulo 1 que podrÍ.

5.1grndo de la cierva podria provenir de la importancia vital del ciervo y del reno como fuentes de alimento en el Paleolítico. que se mantiene allll hoy en el amor que siente el nitio hacia SlI osito de peluche.natur:lleu...1 imagen posterior de ulla dios. La cierva Era la cierva Ulla de las epifanías de la diosa como madre de la vida.¡) imagen de 1:1 osa y su cría. e. El carácter s.. celebrando e\misterio dd nacimiento. hombres y mujeres. Kosovsk¡¡ Milroviu.¡ y behe como on nudrc y su c:lChorro (cultun dc Vinc. L. el ciervo.osbvi. La madre animal COI1 su cría. por lo t31ltO. arcaica tradición esta que nos ha sido transmitida a tr:lvés de leyendas y recuerdos populares de todo el mundo. Debido a la rapidez COI1 que crece su cornamenta.¡.1SC creciente de la luna y.humana. como el toro. en su dependencia primordial de la ...7 cm dc ¡¡Itun.'Sde la diosa cretense que sostiene a su hijo. La figura madre hijo se inspira también en la experiencia de humanidad mecida como un bebé en el regazo de .30. Los chall1anes. a la ¡sis egipcia con su hijo al pecho. -4500 . Los cazadores de las zonas más remotas del norte de Europa alm poseen 94 . dl..Ia madre. simboliza la f.¡. ilustra la imagen dual de la gr. c. ya se'l oso. cuyos cuernos también crecen con rapidez. con su hijo. a la Maria cristiana con el niilo sobre sus rodillas. el principio gelleradOl' de la vida. ave o serpiente. es comllll a todas las civilizaciones. cx Vu¡.m madre como fuente y lo que proviene de la fuente: el hijo como ciclo de la vida constantemente renovado.1 madre .. Dios. siempre han llevado las astas de los ciervos como parte de su atuendo y hasta este siglo los usaban los pueblos de Europa oriental y de Inglaterra en las ceremonias rituales con las que celebraban la llegada de la prill1aver:l~·.

I'vsihkmclI{c . b) CU"II<'OS l"1I1.¡1ce o de rl~1l0. C. la negra noche y b diosa. Mas el perro también aparece con la oruga sobre las vasijas de la vieja Europa. Los mejores materiales -mármol. el animal consagrado a Héc:lte. sllgiriendo ulla :lsociación de b cierv:l con la luna.¡dre del universo en forl11. cristal de roca y oro. El perro El perro es llllO de los :mimalcs más antiguos que pertenece a la diosa como guardián de ms misterios. dos ciervos de cornaml'nta estilizada que realiz:ln un movimiento circubr alnxledor de un:l efllZ de cuatro brazos.1 el perro. tinos perros custodian 1m árbol. con la cornamcnt.¡ de . C. O"SI" de Ucr~ni. Noroesle de Ucr3ni~) • un. por otro.hhujns .ms mitos hablan de madres. de las encrucijadas y del inframundo. Uno de los pbtos llluestra b imagen de la diosa por un lado y.1se osCllr.se utilizaban para realizar estatuillas de perros o recipientes con la forma de estos animalesn .ldos.'cnlral de la cruz 11l1l.·ucmos.l) y (e) <"".¡ de bembr.¡ imagen de b gr:lll m.JI. (. situado en el centro para representar al árbol de la vida (figura 32 b). 'luid '-011 . En civilizaciones posteriores los perros ClIS- 95 . la diosa de la f. Las imágenes neolític:ls SOI1 las primeras en mostrar la relación entre estos anilllalc. y un discño . er. emb.'n (or11l3 .1 31 llIuestr:m dos o cuatro ciervas trazando UIl movimiellto circubr según UIl diseiio de lunas crecientes.1" cj"rv3S . la luna llueva.1 de la luna.lr (Cuc\lteni I:!rllío. comienzos del nl:!rto milenio 3. con lo que se convierte en lIna imagen de la Illucrte y del renacimiento. En las vasijas Cucuteni dd este de RumanÍd y del oeste de Ucrania.rn:ienl" (CU.'11<"0 pimado COIl UI1 di~cíio dc fOrlll3S fr.k lun~ .~ guardianes y el árbol que alguna vez simbolizó a la dima misma.'cicl1tes.lrlo nlih-nio a.¡r.¡zadas y con aspecto de ciervas. Los pbtos bellamente pintados de b figur.1. y .¡ dt: un rellO sobre sus cabezas y pelo de ciervo cubrit:ndo sus cuerpos. En Grecia. La cultura de la vieja Emopa revela el origen remoto dd vínculo entre el perro.

Sipintsi. el perro tricéf.lIlsformación más antiguas es la de' la 1ll3riposa. L1S dos imágenes de mariposas de la figura 33 son las más antiguas conocid:ls ell Europa. oene de Ucuni:l) y (e) perros y irbol dc h vida pilll3dos sobre un j:uriln (cuarto milenio :l.1 puede olvidar el momento en l"1 que se transforma la h. :máIOI.~ecto qllC. y tollla p:utc activa en sus transformaciones.1ba en Creta con miel y por qué es esta sustancia d n{"ctar de los dioslc'S.do sobr<' j:urOll en forma dl' pen (e.'11 d gub de bs . Nadie que. Sl' convicnl' . guarda la cntr:lda al reino de los llluertos. La maripos. en Grecia. • b S..\o. 3500 a. se le aliIllcnt..¡lm:lS de los f:.lción de 1:1 vida a partir de una forma ya g:lstada y. sirven de imágenes de la rllilagrosa interconexión de la vieb.. C.' Unania) todian c111lllbral que separa los reinos de los vivos y de los lIluertos: ell Egipto. al igual que todo irl. C. O<'HC <l.1 criatura al3da quc se alej:l volando. (b) perros custodiando el {¡rbo! de b. c. la una "nacida_ de la otra.l1ccidos cll:ll1do se dirigen hacia el infralllulldo. 1:::0.·stre oruga en una hermas. De ahí qUL" se convirtiera en una de las más antiguas imágenes de regeIler. de la supervivenci:l del alma tras la muerte dd cuerpo. el dios Ch:lCII. Más aún.32. Quizá sea éste el sib'llificado del rclato que cuent. Anubis.pinui. 96 . hila capullos o que teje telas.":llllellte.! pint:ados sobre un jarrón (mcdi20dos dd cu:u!o mil. vid.rn. LIS abejas. de lJifia. de niiío. haya pCfm:llll'cido a la espera para ver a una oruga convenirse en maripoS.. (a) I'crro pint:l.1 cómo a Zells.1 y la abeja Una de las imágenes de tr.000 :uios la orug:l y la mariposa daban a entl"nder que existí:m dos aspectos en una misma forllla de vida.'nio :l. Cnbcro. MoJ(hvia soviética). Hace unos 8. La cstrllctma celubr intrincada que segrega la esencia dorada de la vid:l es una imagen de la red de naturaleza invisible que relaciona todas las cosas entre sí conformando llna estructura ordenada armónicamente.

hoy Polonia) 97 .tare:l.. Diosa con cornamenta de toro en forma de abeja. pinudu sobre un Jurún (c.1 C. realizada en Ilueso (Cucutcni tardío.o {cultura de 1. (luinto Inilellio . era tilla epifanía de la lIlisma diosa.~ cosechas y transformarlas en comida. Otzaki.beja. Ex (:hecoslovaq u ia) 1:1 :l. era un ejemplo de la continua actividad que desarrollan los humaI10S para recoger l:l. punteada :iObre una cabeza estiliuda de toro. C. El establecimiento de una relación entre la abeja y la diosa debió de pa- 34.1. Oeste de Ucrania.1 cerámica lincal.200 . (.:13. En el Neolítico. la abeja madre. a la que el resto de las abejas sirve durante su breve vida.d:l. :l. Friso I'a rcia I 111 l' 1\ te reconstruido de la diusa abeja (?). cuarto milenio a.400-(. C. Tl'salia) JS. Grabados de Illaripos:u sobre jarrones dl·1 Neoliti<. siguiendo el impulso natural de polinizar Aores y de recoger su néct:lr para hacer miel.

Con posterioridMI re:lpare(t. vestidas de abejas.1s.¡ viej:l Europa y en Anatolia. o de UI1 cucrpo masculino con cllernos de toro.y en la serpiente de forma f:itic:l.110. Muestra la :lsociación más antigua entre la abeja y el toro -imúgenes ambas de rCllovación-. renovando de est:l manera 1:1 fuerza vital que ellc:lrnaba.Icrificado y de que ambos pertcnecían al poder regenerador de la luna~1. o cuando se hJce hincapié en el aspecto redonde:ldo de su cuerpo preparado para . Todas esas composiciones son im. y a menudo se sacrificaba UTI toro verdadero COlIJO epif. . y en la figur:l de Ull hombre representado como un dios. El principio fcmenino se halb cbramellte reflejado en b forllla de huevo de su «cuerpo". La imagen más antigua de la diosa en forlll:l de :lbej:l está grabada con 11111CSC:lS que forl1l:ln puntos sobre ulla estiliz. L:l colmen:l er:l su útero y :l lo mejor t:llllbién un:l im:lgen del infi'al11undo. O bien el euerpo entero es el de UII toro. El toro fue 1:1 epifanía animal principal del dios.br a luz.igenes del poder dillúmico y fertiliz:lntc que llama o despierta a 1:Is lluevas formas que se hJllaban latentes en 1:Is amigu:ls. Fue creenci:l comÍln en Grecia y en ROllla b idea de que b abeja nacía del esqueleto de 1111 toro S. Un. También se personificó en una figura mit:ld hombre. el m:lcho se convirtió en poder fertiliz:lnte y la hcmbrJ en útero preiiJdo. minoicos y griegos escenifican al dios toro COIllO «hijo» de la diosa llladre. a lo largo dd séptimo y sexto milenio a.~ objetos ebborados del Paleolítico. mitad anil\ul (toro o c:lbra). El principio masculino se da en el cuello mico y :lIto y en b cabeza. El principio lll:lsctilillO diferenciado se eI1C:lI"l1a en el f. Muchas de bs figuras compuestas andróginas expreS:ltl el sentido de la fuente que se autogenera continuantente. el sentido original de «virgen». en el animal provisto de cuernos -C:lrnero y macho cabrío. c. que llIÚS adebnre sed btlsica en las mitologías grieg:l y cretense.1 de las mallcras ell que evoluciona la conciencia es a través de la diferenciación de lo que antai'io se experinlelltÓ como un:l lInidJd. fUeron represl'l1tadas bailando juntas en un sello de oro sepultado junto a los muertos. como se rdlcj:l en algl\llo.uh cabeza de toro del oeste de Ucrania (figura 35). P:lrece que se diferencíaron las caracteristicJs femcninas y llIascu!in:ls de la dios:l andrógina europea. egipcios. El dios I):ldo que todas las cosas se ballalx\\\ contenidas cn la gran madre.: en l:l.~ tumb:ls colmen:l de Micenas:'!". durante largo tie\\lpo encarnó tallto atributos masculinos como femeninos. La iTllJgen del dios :lparece casi simultáne:ll1lente en ]. 4.recerle irresistible al observador atellLO. en la Creta rninoica. o se lrata de un cuerpo de toro con cabcza hUl1\ana.1nÍ:l del hijo que regres:l a la madre con el objeto de renacer.000 aíios después. de cudlo filico y cuerpo oval (ver figura 7) de acuerdo con esto último. ell el toro. la diosa y sus sacerdotis.. Los mitos posteriores sUlllerios.

T. sCIl\:HI" (".¡S del dios son P.¡mbi0n por las característica~ hUlHana~ que elegían co1110 r. eleva la otra hacia su c:lbez:t a la 11lJner:l del jovcn dios Ininoico...'sc1o.' S.17. T'~lIgli... otn La~ fi.~ dd 'l"illlO milellio ~. con tina de ~lIS 1ll:1ll(H sobrc el Illit'lllbro erecto. 1'. sino t. Tc~alia) 311..¡IIlClllC cn b nillllr.~:di.. Dilllini. c.llra ilir:í1i.~ . Ilios . I'iraso.di~do.· Volos.. 611011 .ik del Neolítico (vé:mse pp. IIS-117).)flm. I"l"fCl d.dia) 99 .IScillallteS en la vicj:t Europ:t.¡rticularllH:l1te f. Un:l Ji!!:lIt~1 de telT:lCot.¡ de Ull dios de Tesalia (figura 37)..) : hlllllan. ('. El dios emerge con forma humana ll1:Ís cbr. 110 ~úl() por su belleza forma]. f:.\(J. SCXIO miknio ."t (k lIll di".1.'Illronado (cllltllr~ d.l de la vieja Europa que en la (atal l-liiyi.11" lit' h~rro (c. T"s..l.l~gos de divinidad. r-i¡.

Sujeta ulla gr:Jn hoz sobre el hombro derecho que le convierte en el segador del maíz.1. o frente a frcnte. Se subraya la fertilidad de su unión sexllal. dd cementerio de Cernavoda. pero renace almislllo tiempo como aoo nuevo (el tiempo. podría tratarse de una imagen del propio maíz. sc anticipa a la bella figura cidídica de un hombre taiiendo t1I1 arpa. Y:l que forman una unidad.. 5500-50no :l. En otra escultura del aoo SUOO a. la dio. El dios aparece sentado en UIl trono. encontrada en Hungría.-sión más compleja. que perduró durante cinco Illil aiios hasta su ll1uerte formal con e1monotcísmo hebreo y cristiano. a orillas del mar Negro (hoy Rumanía). aparentemente esculpid:ls por la misma mano. quizá.39.~a (figur. hallada también en Tes:llia. lleva un cinturón ancho y lllUY ornamentado y brazaletes ell ambos brazos. el scb>:1dor). Es posible que personifique también al dios del ciclo anual. L1 hoz se anticipa a la hoz ritual que era parte de los Mis[Crios eleusinos. L1 actitud rcAexiva del dios recuerda al Pensador dc Rodin. o. que se siega y renace siguiendo el ciclo agrícola. pero aparece co11\0 fundamental la cualidad hU1llana del sentimiento transmitido por la posición de sus cabezas y brazos. que se .l 39 :1) Y el dios (39 b) necesitan ser colocados una al lado del otro. en Hamangia. ('n que su forma de luna creciente simbolizaba d renacimiento o la TCnovación de la fuerza de la vida. c. La teTl111ra en la aClitud de las figuras enlllascaradas de una mujer y l1I1 hombre -él rodeándola a clla con su brazo derecho. L1s fif. en una expn. podrían ser una de las representaciones más antiguas de dios como consorte de la dios. C. c.. 100 ."llras de la dios.1 y d dios (figuras 40 y 41) de apariencia curiosamente moderna. Sudeste de Hungrb) figura de un dios entronado (figura 38). La figura 42 es la más temprana imagen del matrimonio sagrado entre la diosa y el dios.siega_ con el paso dd aoo. no es ni remotamente divina. (a) Dion y (b) dios (cultun Tisu.es illtellSalllellte humana. y la estrecha proximidad de sus cuerpos.

.l/rllr. 3 dt'm R II Il I. ...{. ¡ 'l i: .¡ 40.'r. < /( .lOO ()tb .V ". ' . ' /.J.e /J a (c. c". /Jif>.l. l) C .

41. C .J ~III <l~ ~hura. eSl. D¡o~ (e 50UU :\. II. C.'rnayotla.' de Rumania) ..

Gilllbutas los l1a111:1 los pueblos kurgánieos (o pueblos del /.¡parecen ell los elllpbzamicl1tos de la vieja Europa. que llevaban una vida predominantemcnte nómad. slIcede algo acerCa de 10 cllal esaibe Gil1lblltas: Se trullc:¡ron tr. L 4500 a. rendían culto a los dioscs del cielo que bbndían el rayo y el h:lcb:l. esculturas. el b.¡des y plleblos se desintegraron.¡s de cerámica magníficamente pinta(bs.ln a C:lb.>ul)!all o tl1mulo) y sugiere que Sil residencia eran bs estepas entre los ríos Dniéper y Valga.ulllallí. símbolos e inscripciones.¡cba de combate y el pUI-lal . Casciorcle. De prol1tO. Se debilitó d gusto por la bdkza y la sofisticaciólI en el estilo y l~lI la rea- 103 . C.. de hecho. h:lst:l que. al iglla] que santuarios. de repente.. desaparecieron pil'z.l..¡ Illl. ni indios ni europeos.lda de tribus nólll:ld:ls del este -b primera olea(b de pueblos más t:lrde denomimdos indoeuropeos (o :lrLos).11 cm de altura. del (. (. que no eran.l velocidad h.'11leall1ente.. 10 b:lbían domcstic:ldo y<1 en el 5000 a.l110.. ll. LU5 <1111<11111'5 de GUlIldllilS<! (civilización balcánica ori<'l1tal.¡dieiol1es llli]enari.42. c.500 al 4500 :l.¡s. fue perturb:ld:l por b lIeg. y 1Il0ntab. frescos. Estas gentes. ciud. siIllLllt.lsta entonces inconcebible.. C. y les permitía cubrir brg:ls distmcias .¡) La brilbnte civilización de b vieja Europ:l Aoreció sin conmociones :1 10 brgo de dos mil :lños.

se trata casi de la misma área que la vieja Europa-. 2500 ¡l e.~terio del nacimiento.1. lJios~ pijaro (l'scullllr~ ~. lJioH cicLídio (l'sclIllllr" en ll1ármol. y costumbres jerárquicas sobre los pueblos agricultores de la vieja Europa prácticamente eliminaron la cultura precedente. a Grecia.) liz~ción de las piezas. En ambas fih'l. c.43.2l' El parecido de las esculturas de diosas de las figuras 43 y 44 con las de diosas de la vieja Europa muy anteriores. sino que prosiguió de alguna forma en la costa occidental de Anatalia y en las islas Cicladas del Egeo. c. así como entre sí. dellluestra que la cultura de la vieja Europa no desapareció del todo. C. Cllllur" de Knus-Siros. El trastorno y el sufrimiento causados por las tribus nómadas. después. una ética guerrera.'ras el hecho de perfilarse el tri¡íngulo genital destaca en la escultura el mi. c. Mas la despiadada imposición de una mitología foránea.. hasta el 1500:l. excepto ell Grecia. Península de Gallipoli) 44. las tribus kurganes que penetraron en el área de la vieja Europa en tres oleadas de infiltración (4300-4200 a. Los brazos divididos y curvados de la diosa de Anatolia evocan las alas de la antigua diosa pájaro. atrapados entre ejércitos altamente mecanizados. cuando tantos pueblos aterrorizados. tanto como la nariz afilada de su rostro. donde las tradiciones de la vicj~ Europ. pasando a la cultura minoica y micénica y. Desapareció el liSO de los colores brillantes cn casi todos los territorios europeos. la ~hllida incesante» de pueblos desplazados durante todo el cuarto milenio a. 2700-24110 C. las Cícladas y Cret. pueden imaginarse sólo comparándolos con los sucesos transcurridos en el siglo XX en la Europa central y oriental -curimamente. en moírmol. c. no tenían hacia donde huir. 104 .l COI1- tinuaron durante tres milenios más.2'J. Según Gimbutas.

las illvasiom's principales .'chas y Jrea~ eH SOlubra lllucStran las ille\lr~i()Il'·S ludias (k los pUl'blos kurgallcs.ar Mapa 4. MAR E¡.yd y Tiszapol¡. C.'n las cuhuras de la vieja Europa. desdc las cstl'pas (zonas ori.M:llJa 3.'ntalcs que apart'cel1 rayadas) y d"HIt. Tercna oleada (e JnUll-2800 a.).:ecw. Las tlefh. L"ll¡. C.k las primeras illcllrsiolH'S kurgániCJ.l~ seiialan la~ rlllas nlis importantes . 4:\on-4200 a. Vinea.)ol<lllga del celltro del mapa).) MEDITERRANEO ~ .h. ~~--:-~ MAIl MED1TEIlllÁNE Q' lJ o .~ .1a • .las (.. I'rimera oleada (e. de Karanova. La fleeha discontinua indica Ulla posible ful" hacia I r1" 1l .'zdadas (:irea . Las fl.).ll!turas cl1tn'lll.

<. o sobre ellos.mtib'\Ios. sobre una cultura que era «agrícol:t y sedentaria.:atal Hüyük. y su s. mide de hecho sólo 11. Esta figura lllodebda en terracota de 8. el propio de la vieja Europa y el indoeuropeo. y la diosa minoica sin nombre caminan con leones.000 :lilaS de antigliedad.".1se de un proceso histórico inici:lcio tres mil :liJos antcs.lduaP'. son 6. Los pueblos kurgancs se expandieron hacia el sur en la planicie macedonia y en Anatolia occid('ntal. de las que bs de murallas de Micenas y TirilllO son un ejemplo tardío. que fue transmitida a las culturas gricb>a y cclta posteriores. o se sientan sobre un trono de leones.1cerdocio era masculino. 3000-2800 a.ís la última r. 2500 a. Las im:ígenes eidicas y lunares de la cultura de la diosa fueron recmplazadas gradu:llmente por divinidades predominantemente lllasculil1a. lo que pone en relación el acto de parir con el «nacimiemo.'S muertos junto con ellos. c.000 años más . constituyeron quiz. Isis y Sekhlllet en Egipto. pastoril. de dos visiones del mundo absolutamente diversas.. Lo que se desarrolló posteriormente. construyendo ciud:ldclas y enormcs IllUmllas de piedra en su camino. o bien se fundieron con estas últimas en una convivencia. cuyas mitologías han de ser diferenciadas alltes de que c1legado de su largo conflicto pueda tr:msformarsc. Practicaban sacrificios humanos y animaic.'S que eran más altos.L La diosa madre junto a sus felinos guardianes es b antecesora de bs grandes diosas de la Edad del Bronce: Inal1na-lstar cri Mesopotamia.~ y la mitología sol:lr de los pueblos kurganes. Sin embargo. c.'Scansan.3400-3200 a. Su sistema social estaba jemrquizado y dirigido por los más poderosos varom. igualitaria y pacífica•. Se nos ha enscñado que nUL'Stras perccpciollL'S más sublilllL'S provienen de la civiliz:lción griega. Los pueblos de la cultura de la diosa comaron COIl l. Nosotros somos los dl. en su búsqued:l de un modo de vida en armonía con la vida dclulIivcrso. e inmolando vivos a las viudas e hijos de susjeft. de los cultivos de la tierr. fUe una «mezcla de dos sistemas míticos. sus manos dt. tuvo lugar una migración continua de nucvas genemciones que reforzó los trastornos cuhurales12• L:ls invasiones dorias. más fuertes. a menudo dificil.)'. los oríb"Cncs de los logros artísticos de los griegos. de voluminosa cabeza y gruesas caderas y piernas. a través de la Edad del Bronce y la Edad del Hierro.'SCendientes..'S."S. 106 . Anatolia La diosa madre de Catal Hiiyi.. Durante la Edad del Hil'rro. al imponer una cultura que era «cstmtificada. con lo que sucumbieron a ellos de modo b>r.'S.ik se sienta en un trono que parece una roca. concluye Gill1blUas. mejor armados y jinet(. eligiendo pam ello particularmente el cahallo. Una vez quc se estableció b ruta de la invasión. que destruyeron finalmente la civilización minoica. C.) cambiaron el curso de b prehistoria europea. sobre los animales salvajes que la acompañan en cultums posteriores (figura 45).'SCasa defensa frente a los invaSOfl.8 cm de altura y fue encontrada ell un granero. C. nómada y orientada a la guerm. en el :lcto de dar a luz.

cuando el lugar fue abandonado sin que se conozca la causa.. e. manadas erra1Hes de ciervos rojos y reses salvajes. por lo tanto.ll del CO~11l0~ y. la ces- 107 . al igu. la poblaban numcrosos grupos establecidos cuyo trab. C. a pesar de haberse excavado únicamente una vigésima parte. sentada ell un carro arrastrado por «leones capaces de matar toros . comida en abundancia para los pueblos neolíticos de Catal Hüyük. la evoca como «madre de los diose~ inmortalc~~.:. la alf:¡rería. (:ltal Hiiyiik fue descubierta en 1957 por el arqueólogo J:lI11eS Mella. en Pérgamo. en la 1l:lI1ura de Konya del sur de Anatolia (actualmente Turquía). e.:.l. que reina sobre los ríos y el mar entero~"'. 3.¡gen IllUY antigua de otra cultura desarrollada y p. ('OUO-5110U a. tCliir palios.ik.¡tal Hiiyi.¡ Europa.llltllra de terracol3. c... de la tierra .. es el emplazamiento neolítico mayor de Próximo Oriente.45. LJ. . conduce un carro arrastrado por leones. quien la describe t:lI1 reluciente «como ulla supernova entre l. grJ. <. que ocupa el trono centr. Santuario en el Níve'l 11.¡rticLll:1T que. Ofrece una illl.::ltal Hiiy¡ik) Cibeles. cubriendo unas 13 hectáreas.lrt.~o era ya altamente es": pecializado: labores tales como la talla de la piedra.ll que la de la viej. en línea de descendencia directa de la diosa de <.1l llanura de KonYJ. Un hilllllO a Cibeles del siglo 11 d.. se centraba en la figura de la diosa madre. l)i<lS~ l1I~dre dando a luz elltr~' leones o leoJlardos (~'s¡.ltal Hiiyiik. tejer. estaba cubierta :\IltaÍlo de árboles y praderas abiertas.¡s galaxias más bien borros:ls de las culturas C:lIl1pesinJ.. c:.s actl1ales~Js. Hacia el séptimo milenio a. Fue próspera entre los atlOs 7000 y 5000 . la gran diosa de An:¡tolia y de Roma.000 afios antes del asccnso de Slllller.

mucho a. su hijo. H eSI¡H1ndilll .46. . que aparece bajo tres aspectos: d de nnuer joven.¡sí como IJs cabezas gigantes.J... teria.¡ntllarios.ik a fundir cobre y plomo? Ciertamente oCllrrió en torno al 6400 a. hii:lr. . Mellaart comenta la ausencia de im.11 dios se le represent.k.¡ vicjJ Ellropa..¡parCCell en l1H1chos de los santuarios y c..) .. rnie:ntr. relieves .dre dando a lllz y el de anciana.¡ba COIllO toro.1 madre.¡ciiHl de los ritos de b diosa dio mayor impoft.¡s ell (:atal Hüyiik. el cultivo de: i:ls cosechas. La sacerdotisa que podía haber dirigido la celebr.yeso y pinturas del toro. el de Illa.en C:ltall-lliyük y supone que la religión podría haber sido invención de las mujeres. La illl.¡.mbiéll coll b cllltura minoica micénica. Los pilares que vernos en la figura 46 reprcsent:m :1 [.'StO qlle ningÍln alt.Jprel1dió el pueblo de CJtal I-liiyi.¡rnero llluestran llna afinidad ll:lIllativa no sólo COIl la civilización coet. ¿Cu. Sobre las paredes de los santuarios LmiCllnente se pilltó o se esculpió en relieve a la diosa.. C.lr de la misma ha permanecido intacto.. Los cuernos del toro de I. LIS imágenes y estatuillas de la diosa sobrepasan en número ampliamente :1 las del dios. C. LI cornamelltl dc1 toro (1IIImll/. desconocemos con exactitud el modo y el lugar en que se coloclbal1.ntes de que se descubriese el cobre en el Ca1colítico. (!lol ·relieve d" hs diosas gemelas y Sil hijo illlaginado 5f\OU como UIl loro (c. SantuHio V1.14. que elaboraron ulla mitología donde se realzaba la capacidad de dar a luz y alimento de la imagen de la diosa y donde el principio m:lsculillo se representaba a través dd ¡"mimal COIl cuernos.¡sas excav. C.¡ diosa.IIIIl). pero.¡ cOlls.Ígenes específicamente sexuales -la del falo o la de la vulva.~tán llamativamente dispuestos en las paredes de muchos de los s. .Índo y dónde: -se pregunta MelIJJrc. y i:l construcción de: casas y S:l. (alal Hiiy¡ik) 47. plll.Ígenes de la diosa y de los cuernos del toro y dd c.¡gración eran ya propios de la cultur:l de la vieja Europa.ls que el cornudo toro encarna d poder regenerador de ella o el poder dd dios. Aquí e. La consistencia de las ill1.Ínea de [. Sanluario lIlillOico con palolllas (e Isno :l.¡gen central de J:¡ religión de Catal Hi-iyi-ik er:l la dios.ancia a la 108 . a.IltUJrios. sino ta.

dos (bmas» de los textos minoicos posteriores de Cnoms. la agricultura triunfó finalmente sobre la ocupación inmemorial de la caza y COIl dio d poder de las 1I11ljeres se incrementó. la forma en V b:ljo el c\lello podria ser un collar o un pliegue de la túnica.A. figura l'!! lll:írnwl blanco dl' la diosa dual (santuario VI. así ap:lrece en una estatuilla de piedra de b diosa hija (ver figura 54). de nuevo quizá personificando a la diosa en tanto que madre e hija. 51:100 a. figura 38). -escribe Mellaan-. La diosa de la figura 48 tiene dos cabezas y dos pares de pechos. En la figura 49.1tU:l de la derecha no tiene pechos. así como de las grieg:ls Deméter y Perséfonc. (. Las dos diosas y el toro (c. C. Esto. por lo tanto.. a pesar de que fue hallada en mro. RecullHrllcción dl' las paredl's llorte y este del untuariu Vll. pero sólo dos brazos.• En alglln momcnto a lo largo dd siglo LVJll a. al menos. dando a entender que ella es madre y doncella y. parece deducirse cbramcnte de la casi total ausencia de estatuas masculinas en el culto. cargando todo el santuario de su energía. Podría representar a la dios:I en su aspecto doble dc fuente de vida y manifestación de la misma.. dos figuras . La CSt.l0. :11 igu:\l que las .rccen sentadas una :lllaelo de la otra.Ip:l.ll.at~1 Hiiyíik) 49.\/>. En b p:lred perpendicular. la antecesora de la figuro! micénica de marfil de 1:1 madre y la hija con el niño (ver C:lpítulo 3.~atal H¡iyük) <:xp<:riencia más Iluminosa para dIos: el nacimietlto y la regcn<:radón de la vida . dicha estatuilla de piedra pertellece originariamente a este santuario. Figuras de b dios:l gemela aparecen en diversos santuarios. . A juicio de Mdb:lrt. un enorme toro se enfrenta a las dos fib'llr:lS. C. 109 .48.

illtensificándose así la impresión de movimiento veloz. mientras que aquí son extremadalllente llllllleros:!s.dos por tod:!s partes de rojo. <.. La forma que emerge de su Illatriz podría ser el hocico de un cuarto toro. el color de l. con las piernas extendidas en b posióón estilizada propi:l del p:!rto repetida en muy diversos santuarios. Rcs{~uración de las paredes Ilorte y Ol'Stl' dd salltuario VI. denollIin:l. dando la impresión de estar atmvesándob como si estuviese ap:lreciéndose ante sus fieles.so.do por Mellaart el «santuario rojo»."l vid:!". dando la impresión de estar pariendo perpetuamente.orriendo. Urazos y piernas est:ín extcndidos y SllS extremos acortados. como si est:! cultura quisiese captar b vida en su momento más dmlllático. )ll El santuario de los buitres es b imagcn más impresionante de la diosa de b llluerte 110 . A veces el cuerpo de !:a diosa está marcado con formas Romles gig:!mes y. 1:1 dios:! es retratada tal y como la describe Mellaart: con cabeZo1 y cuerpo de perfil. podrí:l haberse reservado un s:ll1tuario espeóal en donde !:as lllujeres fueran a dar a luz. Por ello. 511IJO a.. parece haber dado:! luz a tres cabezas de toro colocadas debajo de ella. C.1 luz (c. En !:a figura so la dios:!. debido a que sus p:l. La dios~ qUl' d. Reslllt.redes enlucidas y suelos estaban pint:l. La diosa parece estar (. en ulla oc:!sión.:a l:l I Hiiyiik) L:l dios:! qlle da a luz La postura fisic:l del parto es el tema por excelenci:! de llIuchos de los santU:lrios de (:at:ll l-liiyiik.A.. aparece entre !:as jambas de ulla puerta.1 curioso que en la vieja Europa las imágenes de la diosa en el acto de ebr a luz son muy escasas. su brgo cabello flotando al viento tras clla.1 .IO. En el llamativo relieve de yeso de b figura 51. b:libndo o haciendo pinletas.

Resultan abrumadores los siete inmensos bui- tres de la figura 52. hlOlJ 3. <. 111 . Este gesto de reconocimicnto cn'a un modo de experienci:l tal que.:atal Hiiyíik) y de la n:generaclón en el :lrte neolítico. transforma lo que está ya muerto. Dilisa und~ante d~ c~hdlo (e. sus abs. que se alimcnta dc carroih. 6100 a.!!.1l1ía parecen estar s:lludando a la diosa en su forma de buitre. Pimados no de color negro. planean sobre seres humanos carentes de cabeza. b dio~ sa de b muerte y la diosa del nacimiento son inseparables". pájaros a SIl vez.SI. Más quc «traer» b mucrte. devolviéndolo a b vida. cubren dos de las paredes. <:aul Hiiyük) S2. la escena transmitc b certeza de que la diosa en Sil forma de buitre ticne tanto el poder de regeneración como el de muerte. sino de rojo sangre sobre un fondo de color rosa. Pared este del santuario VII. en el mundo que está 11l. En este sentido. lo que h:lce es comenzar un lluevo ciclo al asimilar el final del cido antiguo. Las pinll1ra~ de buitres m:í~ antiguas (e. :l pes:lr de b imponente presencia de los buitres. C.31. es posible incluso q\le estén volando con ella.Í5 allá de b l11uertc. El buitre. Las figuras carentes de cabeza que forman con SllS brazos alzados los gestos que suelen acompaíiar Ulla epif. l':Lr~d llort~ y ~ste dd santuario VII. C. de tamailO n:ltur:ll.

Pintun de dos leopardos (c. es la de una joven. esculpido en 1300 a. C. Existe una scmejanza parecida entre la figura de la diosa hija de Anatolia y la diosa de Micenas de la figura 55.con un diseilo floral dibujando las manchas del pelaje y sus colas alzarlas en perfecta simetria (figura 53). o los lleva sobre los hOlllbros. y la de la izquierda. Pared none del Ulltuario de 105 leopardos '1l. Es como si los leopardos. cincelada en la misma piedra que la madre. o bien se viste con sus pieles. esculpida en piedn caliza azul.1l11 I-Iüyük) La diosa de los animales En Catal Hüyük c\leopardo constituía el animal sagrado de la diosa.900 a. L::a tercera fib'1.1Vorcció lIna transmisión de imágenes qlle 110 hubo de interrumpirse a lo largo de ese espacio de tiempo tan dilatado. aunque la dios:! pos:! sus manos sobre ellos :11 dar a luz en alb'1. La de la derecha es la figun de una IllUjer más mayor.U'd del grupo.53. una madre. representa a dos leopardos freme a freme -la hembra a la izquierda.n. tan similares en forma y en la gracia de su línea.111aS esculttlr:!s pcqueilas (figura 45). figura 11). Unos 4.44. C. a la derecha el macho. Están vestidas con picles de leopardo. fechada en 1500 a. (ver capítulo 3. La relación entre estas trt. COIllO si los estuviesen acariciando. 112 .'S esculturas evoca de inmediato al trio de dos diosas y un joven dios de Micenas. la figura de una hija. C. figura 38).'S paleoliticos. Ciertas esculturas de diosas micénicas llevan también este mismo atuendo y tiellen la misma postura (ver capítulo 3. tallada en piedra caliza marrón. 5. Una de las más memorables decoraciones de pared de los samuarios. En la figura 54 hay dos diosas detrás de los leopardos. al igual que los leonl. indicando que existía una rc\ación entre Anatoli:! y Cree:! qlle f. Únicamente aparece ell las p:!redcs de uno de los santuarios. pertenece a un muchacho que cabalga sobre el lomo de un leopardo. que fue rclllodclada y vuclta a pimar unas cuarenta veces. actuasen como guardianes de un misterio que no debe profanarse.000 ailos separan a estas dos dio5-1s. C.

eran alados. algunos de estos últimos -abejas. otras celdas se llenaban COII formas Aor<lles e illsectos (figura 56).madre e hija. \1n diseílo rectangubr CIl forma de colmena coloreada cn rojo tiene algunas de sus cddas vacías. y otros. En ulla pintura. Al desplazar la vista a la derecha. insectos. 113 . así como por la disposición de las esculturas en contenedores de grano. Catal Hiiyiik) ss. (d/!dj". Di{)~a~ . ¡/rnrlul) Diosa con juven dius 54. e incluso de t('xti!es. quiz. y leopardos (c.¡ dt: las plantas y con la agricultura queda bien clara en los disellos Aorales y vegetales dibujados sobre las figuras de la diosa.ís. plantas. o en las paredes de los santuarios. ISUO a. Las hermosas pinturas de Gatal Hiiyiik varbn desde frescos de la caza dd toro o cid ciervo hasta pinturas de Aores. e Micenas) L:l diosa de ]. 5HOO a.1 vcget:lción La asociación de la diosa con la vid. C.k IWHlil (c.

Santturio VI. imágenes riluales de cuatro bruos.'11 las I'Hl.:aul HuyOk) 58.¡ fluyendo C-llln' db.$_ con linus de enngia o . Copia de una pinlura de IIlseclos y flores c'n lu puedes dd s:lIl1uuio V1. 5800 :11. 611UI a. c. Muipon.1gU. C.U. C.~6.s (e.des (c. pucd norle y este dd Ulltu:lriQ VIL1. <.:ml Hiiy¡ik) 114 . y dos . Canl t-1íiyi-ik) 57. C. Reconstrucción de b.66. con pillluns tic Icxtiks similan's a kílims .dios:l.8 (6000 a.A.

IIU. pues se han encontrados sus p.s de los salHuarios indican que ya por entonces se trataba de un :ll·te muy desarrollado en Gatal J-1iiyiik y que las pintura.¡letas con restos de los colores utilizados para pintar las paredes enterradas junto a ellas·'. cada nudo contase una historia. la inI"i:rior. 51100 a. Sg(lO a. y no al revés. Quizás en los santuarios pendiesen kílims de las paredes y puede que éstas estuvieran tapizadas literalmente con los colores y complejos diseJios que alln se cejen hoy en Turquía. el mito del dios no estaba ausente.¡tal Hi. C.\.¡s del dios (en comparación con ].. Figura de 1111 dios eH l11:'rmol blanco. la labor de tejido de kílims podría retrotraerse 8. C.\s las celebr. Algunas de las paredes están cubiertas casi por entero con estos dise¡ios (figura 58). (atal l-liiyiik) 115 .¡d de e.A. la superior era de color rosa y negro. que podrían haberlos decorado. es tan complicado como UIl k. Es posible que los diseoos hayan cambiado IllUY poco a través de los milenios y que en aquel tiempo. su historia está entre- 59.¡). habb dos líneas de huellas de mano. Uno de los más tardíos de estos kílims. Fibura de un dios en m:irmol blanco (c.000 alias. rosa y blanca. (atal Htiyük) 60. Ciertos santuarios decorados con intrincados modelos gl'ométricos e imágenes Aor:lles parecen haber estado reservados exdusivaml'nte a lIlujeres. El dios A pesar de que el mito dc la diosa preside tod. como si los artistas que los pintaron estllviesen colgando una llnica pieza de tejido alrededor de toda la estanCia. el vI. las pilHuras de las p:Jrede. y el disei10 en forma de colIllena.iylik. Para nuestra sorpresa.ílim tejido lHO(!t:rno"".2S. pimado de colores brillantes sobre un fondo color beis.¡ciones de b COllllll1i.¡ dios.Enm:m::mdo las susodichas formas de flor e insecto. Encontrado eH el santuario de lo~ buitres.s de las paredes se copiaron de lo. aunque sólo se h:lIl encontrado allí ocho estatuill.~ kílillls tejidos.¡s 33 de ]. :JI igual que en la actualidad. con tina gorra de pid de leopardo sobr<' b cabeza y brnalctes en el :Intebrno (e.

mientras que el varón aparece o como marido o COI\lO bijo»<J. quc lllucstra cuatro ('¡bU ras l'll marcado r . compledndola. como en la figur:l 54. su consorte.61. donde se sienta sobre Ull leopardo. un drama este al que se vudve más adelante en el mito de la Edad del13ronce de la diosa madre y su hijo-am:1l1te. Los fr:Jglllel1tOS que se han desenterr:Jdo dejan tilla imagen sugerente de 1m tesoros que :lún podrían yaca escondidos b:tjo la p1:lnicie de KOll)'3 o bajo otros el1lplaz:lmientos que todavía no se hayan descubierto. De f(>rlna que cada deidad. (:. eomo puede obscrv:lTse de la rebeión del niiio toro con b diosa que da a luz. los cultivos y las vidas de los seres hUlllanos Cll rc!. Mel1aart comenta que «la diosa permanece igual. hijo y consorte. a la ill1~gell de b 116 . Como principio masculino que emerge de la dios. diosa y dios.11:11 Hüyiik) ver:Jd:J con la de dla.roca <'stfatificllb. En bs est:ltuillas se le represent:l con la fonu:l de un nHlchacbo --<ltliz.A.~ Clll'ntan una historia de los diwrsos aspectos de bs vidas de las deidades..).3U. tenía dos aspectos: madre e hija.Ís una figur:l con nOlnbre y futlción definida en un:l histori:l-. S:llltuario vI. LIS diminutas cstatllilla. La unidad esencial de estas cuatro figuras se muestr:l en el relieve lllagnífiC:llllente tallado en el que la diosa y el dios se abrazan y la diosa lleva en brazos a su hijo (figura 61). que es tal1lbién ulla historia de los episodios call1biantes dd óc!o vital de las estaciones. es el hijo de la diosa. En la figura 59. C. d dios aparece bajo la form:l de un toro en los s:llltuarios. Mas incluso estos fragmentos se aliaden.)óón COll 1:1 vida Ill:ís grande que los cOlltení:l<l. !'Ilion a. PLIca ílni¡'a <1<. lil'v" (c. También se le representa COlllO un cazador 'lile lleva un sombrero de piel de leopardo y se sienta sobre un toro. No existen prueb:ls de que Catal Hiiylik fuese conquistado por invasores. en la 60. dl' color vcrde. e. pero parece que la civilización desapareció en el sexto milenio :J.

Como observó Eliadc.:uhura IlcnlíliCl el1 un escenario donde le fue posible evoluóonar sin . Isla dl' Lcwis) 117 . Los megalitos Las piedras gig:llltescas de b cultura megalítica" esparóda. Incluso ahora.2. l:l vit:llidad y fuerza de esta cultura podrían haber servido de fUlld:ll1lento P:lr:1 b pcrvivcnó:l del culto de la diosa madre en Anatalia.l1enisb (figur:t 62). que :ll13lizarelllOS en el capíuilo 10. sin sentirse profundamentc conl110vidas por ellas. Lo que hemos perdido es su creencia de que la vida del COS1ll0S y de b ví¡b de b hUlll:lllidad constituyen una sola vida. De forma que podernos aprOXilll:lfllOS a b imenóonalidad de esos pueblos sólo si tratamos de ver a tr:J. 211(JU a. C.l. «la dcsacralización Glr:lctcriza b expl'riclKI:l tar:ll del hombre no religioso de bs sociedades 11I0dcfllas~ y por ello nos cs ll1.aicas~~'. M(¡s :n'lll.~er perturbada. (.vés de sus ojos: experimentando el sucio que pis:lron y el aire que respiraron COIllO pertenecientes a UIl Illundo quc era totalmente sagrado.r piedras como bs de C:J.~ por Europa se yerguen como preguntas sin respuesta ante cualquier intento de sUlllergirse en el p:lsado con IIl1a mentc modefll:l.S pueden Illir:l. Las I'icdras dc Callcnish (e. por ejemplo. pocas pCrSOT1:l.Ís difiól treenCOlltrar bs dimcnsiones existenciales del 110mbrc religioso de bs sociedades an.

¡li. Actualmcnte sabemos que las comunidadcs agrícolas del Neolítico se establecieron en Francia y cn la Pcnínsula Ibérica ya en el sexto. desde las solllbr3S OSCur3S de las pan'des de la tumba.En algún momcnto a 10 largo dd {Illinto milenio a. Interpretar la construcción dc templos de esta manera es ver el pasado neolítico a través del velo de nucstros propios prcjuicios culturales. C. c.1fra y los ricos grabados de G. que constittlía parte de cste tcmplo lineal. como lo fue dc las culturas neolíticas de la vieja Europa y de "atal Hi.lr o de la vía procesional de un rito estacional desconocido. C .¡) y de New Grange (Irlanda)'".-.ln c:lsi 4 kili. milenio 11" . plH:blos con conocimientos considerablcs dc ingenicría. trabajo y conocimientos de construcción.iy¡¡k. y la última alrededor del 1500 a. cn Bretaña. cuyas piedras se remolcaron en carros tirados por ricos y pobres Juntos.lber sido una isla cspecialmente sagrada: en ella sc encucntran las ruinas dc hasta treinta tel1lplo. Michad Dames la describe como un. Las sobrecogedoras alineaciones pétreas de Carnac.lcioncs y cámaras mortuorias.ll 2800 a.000 picdras colocadas en posición vertical y dispuestas cn filas quc abarC.~. estuvieron antaño dispuestas de modo que formasen l. y posteriormcntc...1ses de construcción -la primera en torno . como·la construcción de Chartres. t'n Wiltshire. La colina de Silbury (ver pp.l form. Malta p.lmiento de estas inmcnsas piedras haya sido UIlJ tarea impuesta al pueblo por una casta sacerdotal poderosa y autocrática elllpeila(1a en mantener su poder mediantc sus conocimientos astronómicos. C. aunque sabemos que se sucedieron tres f.¡vrini~ (I3rct.lr círculos. aline.. cr. todo dIo requería una cantidad extraordinaria de tiempo. Stollchenge (ver p. 126) formaba parte dd complcjo del templo de Avcbury y.l silueta de una serpicnte cnorme con dos «hucvos» cn d interior de su vicntre (figura (9).ls gigantes par. d grado real de su nnportancía astronómiel sólo se puede suponcr aún hoy en día·? En cualquier caso.lfl'ce h. Las piedras de Avcbury. geomctría y astronomía 1ev:lt!t. C.·. cuentan con unas 3. cs la estructura prehistórica más alta de Europa.l efigie de la diosa «dispucsta con una deliberación formidablc».lTl los fieles de una diosa cuya mirada nos fulmina desde la vasija y desde el ídolo de hueso.l tarea sacramental significativa para toda la comunidad. Tan sólo hace treinta alias solía fecharsc la cultura megalítica en el segundo milenio a. su construcción constitlIyó scguramcntc un. El profesor Glyn Daniel escribe que los constructorcs de las tumbas megalíticas de Europa occidental estaban imbuidos de fe religiosa. pero el descubrimiento del radiocarbono y la datación calculada según los anillos que se forman en los troncos de los árboles han permitido desplazar sus orígenes al quinto milenio a. Es muy improbable que el levantamiento y emplaz. y cuya imagen se retuerce para incorporarse a la geometría de las plaC3S portuguesas de piz.lrOll piedr. 125-126). Es posible que formasen parte de UIl observatorio lun.. La gran madre era el foco espiritual dc la cultur:t megalítica de Europa occidental.

lll hallado tumbas que nos revelan el ritual de la sepultura colectiva el1 lugares l. y cabe la posibilidad de que los pueblos megalíticos de Europa occidcntal fuesen los herelkros Ctllturales de sus antepasados paleolíticos.Ja del pasadizo d~ Gavrinis (c.¡ e Ir!:anda. hacia el final dd quinto.l~lll Uretal. la Península Ibérica y Malta.m distames entre sí como Irlanda. cuando se recubren de tierra. El templo no nos es «d:ldol). en torno al 4500 a. eOll'lienza a aparecer la pr:íctica de la sepultura colectiva a lo largo de las costas sudeste y oeste de la Península Ibérica.a. C. la tumba corredor o tumba templo de 63. Luego. realizada en piedra. c. alln pucden visitarse los grandes templos de piedras y las tumbas de los templos que sc erigieron en Irlanda. C. 40011 a. El «techo de la cueva» podrÍ3 reconocerse cn las piedras planas colocadas de forma horizontal sobre las piedras erguidas para formar un pasadizo. como 10 estuvieron IlIUchas. El misterio de SllS orígeIles no se ha resuelto dd todo. trayendo con ellos los conocimientos geométricos y astronómicos aprendidos dc otras culturas. que por sí mismo puede pcrcibirse como una forma exteriorizada. De todas ellas. cn Irl:lI1da. en Gran 13rctaila y.000 tumbas megalíticas desplegadas en lIna línea que va de 13retaih al Mcditerdneo.. Malta y 13retaib entre el 3500 Y el 1500 a. o unos y otras de forma conjuma.l corredor pucde entenderse como la primera articulación de un templo. Se h. los propios seres hUlllanos construycn ahora la cámara de piedra COIllO útero de la diosa donde depositan a sus lllucrtoS a modo de simiente de la cual brotará la vida llueva.. de la cueva paleolítica. (La cámara de picdra mcgalítica con forma de ~cclda» de colmena en la tumb. y. Templos y tumbas podrÍ3n haber sido construidas por lI:lVegantes que se aventuraban mís allí del Mediterráneo recorriendo la costa occidental europea.. (.) Francia posee Illá~ de 5. como la cueva. la zona oscura encerrada rccrea la experiencia uterina dc la cucva.os dcspués.1. cerca de 500 al. C.lll 13ret. podrÍ3n haberlas construido comunidades agrícolas del Neolítico ya asemadas en Europa occidelltal.l1. e11 Gr. Golfo de Morbihan. Pil'dra graba. lJrc'lalia) 119 .

Se 11:111 encontrado piedras erguidas e. han observado que el patrón de energía que emerge de las antiguas piedras podría tomar la forma de una espiral. lll1 lugar de ellterramiento o lugar sagrado (figura 65). o en las proximidades. se han cncontrado imágenes de la diosa (figura 64). Pero distinguir estos dos aspcctos de la dios:l es p:lsar por a. La piedra.lto lo signific:ltivo del emplazamiellto de su imagen en el interior. A pesar de estar alineada con el sol naciente en el solsticio de invierno. o patrones de energía.1horíes.s muertos ance. En ocasiones se seiiala una diferencia entre una diosa «funeraria». C.uns dc diosas incis~s el1 c¡¡1l1aras l11or\l1orias (e. la orientación básica del corredor está en función de una posición extrema que adopta la IUlla al salir"'. Fr~nd~ y Espaiia) Gavrillis. promete la fertilidad de la vida vcnidera. En el imerior de algunas de estas tumbas. en los menhires estatua del sur de Francia»JoO. quizás las personas más cercanas a la manera de comprender la tierra propia del Neolítico.strales (figura 63). y la diosa de la «fertilidad&. Los z. de leerse este hecho Silllbólic:llllente. de una cámara ntortuoria. Fi¡. de forma diferente. ofrece b imagcp de una 120 . que se baila el1 otros lugares. Veimitrés de las veineinueve grandes piedras erguidas que trazan el camino del pasaje se hallan cubiertas de extraiios diseiíos que parecen huellas dactilares de un ser gigante. aunque quizás también representen un sendero cn espiral que conecta este mundo con el de lo.64. sin relación aparcnte alguna con los lugares de entcrramicnto. es la más llamativa. () situadas en la entrada de ciertas tumbas talladas en la piedra.sculpidas con los rasgos de llna diosa en lllgares aislados de I~rancia. en Oretaiia. pues. 4(JOO-)(lO(l a. que por durar tanto parece atemporal. colila las que se han encontrado grabad:ls cn las piedras que cercan un sepulcro. o bien aisladas. o aguas turbuleneas. Daniel escribe quc «estas figuras cOllStituyen sin lugar a dudas la imagen de la diosa que apareció en los objetos de culto y sepulcros ibéricos y. marcando. quizás. en el golfo de Morbihan. posiblelllellte de la inextinguible fuerza vital dc la diosa y dc sus «aguas primordiales».

Su forma sugiere ulla colina o montículo. al ser invocadas. «El culto megalítico a los Illuertos -comenta Eliadc. Un discño de ganchos ti hoces se halla indso en elb.'1 d"'".ln la «morada» o «cuerpo» de los muertos. frontal S<'TUjll. 30110 a.¡llloS a esta reali(bd el nombre de «eterni(bd» pero.<In. b re:lli(bd que sobrevive :tI P. Un eco lejano de esta creencia original perdLlr. la imagen de la diosa misma.¡r sagrado de la vida.1 menudo en el cemro de pueblos o aldeas. Se creÍ:l que los menhires.1 ti..¡l1á de ella. parecido a otro que se cncuentra en Illuchos menhires diosa de otros lUb'3res de Francia y de toel:11a viej.. La piedra triangular lev. La creencia en que las piedras podÍ:ln provocar la fertilidad tiene su origell en la idea de que el espíritu del antepasado «animaba» la piedr.¡ en rlllestm costumbre de marcar el lugar de sepultura de los muertos con una lápida o.l Europa. L1 piedr:t simbolizab:l el ser esencial: el alma o el espíritu de l:J vida :lnimada no sLueta a la descomposición. Los dos grupos están divididos por UIl espacio Cl'ntral llIarcado por un diseño oval.l. Estos diselios aUlIlentan en número a medida que se ensancha la piedra. en el caso de los caídos en combate. plldo h:tbe~e contenido :lllt:ti'io en b imagen de la diosa. que proseguía bajo toda apariencia y más ..l a ulla serpiente y tan ubicuo en las imágenes neolíticas que 121 .¡SO del tiempo. el erigir la piedr:t constituye un acto relllelllor:ttivo.ll1tad:l al final de b tumba corredor ha desconcertado a lllllI1erosos arqueólogos. sino.~ólo b certeza de b supervivencia de las almas.(. I~ . Por encima de todo. la piedra erigida para recibirlas. I'rancia) . er. se mantiene hasta lluestros días en la costulllbre de las mujeres de tocar o frotarse contra la piedra para aUlllentar las posibilid:ldes de quedarse embarazadas.1t1 parecido de forll1.s. cuyas almas. o piedras verticales. b confiallza en el poder de los ancestros. con un tllOlllllllento conmemorativo que se halla . Ahora d. por encim:l de todo. :lsí como l:l esper:ll1Z:l de que protegerán y :lYUdar:ín a los vivos"s'. SI. el lug. C. (a) /.parece incluir no . al que Cimblltas ha identificado como una vulva. t:tllto en el Neolítico como en el Paleolítico. El gancho o la hoz es t. «habitarían. visla y (b) lras~ra (c.

interpretarse como emanacion~ de la cnergía que emerge de la vulva cll' la diOS<!. con d drama cíclico que tenía lugar en el ciclo. Horizontalmente. es la más fascinalHe (figura 67).S qU(' se han desprendido de sus piell'S. ningún otro templo neolítico ilustra de manera más gráfica la reacción de los pueblos de aquel tiempo antc los movimientos misteriosos de la luna. frente a la entrada. pues.. Es posible que todos los eventos de su vida cOlllunal l"Stllvicsen alineados. un rayo de sol pudiese penetrar a través de la estrech:! apertura de piedra t:llJad:! sobre el dintel de b puerta de :lcceso y discurrir por el corredor interior. Yde forma simuldnea como imágenes de muertos que han VUdlO a la vida: serpicntl. La tumba corredor se construía de modo tal que. durante llllOS días del comienzo y del final dd solsticio de invierno -y l1l1icamente dmante ese tielllpo-. de algulla manera.'r. Estas imágelles en forllla de garfios podrían.l 66). lOCIll3r13Hlu.<XXl atlos. C. L3 gran pi~dr3 de b drn3T:1 sepulcuJ de b T3bl~ dt's Much3nds (c. h:lsta ilulllin:lr el rincón más ap:lrtado en el extremo final de la cámara recubierta de ménsulas.. Brcuii:l) no sería descabellado afirmar que se trata de una imagen de regcncración dd tipo que aparecería normalmente en Ull lugar de enterramiento. Construida hace ce1'C3 de S. Irlanda cuenta con alrededor de 500 tumbas megalíticas o tumbas templo. en torno :111 3200 a. de las cuales I:a gran tumba corredor de New Grange. rombos y líneas ondul:ldas que reclIerdan a las de la vieja Europa (figllr:! 68). 4000-3000:1.66. iluminab:l suavcmente el borde de un cucnco labrado en piedra blanca y las triples e~piralcs gra- 122 . yace ulla enorme piedra decorada con espirales triples. las l'Strellas y el sol. en el río Boyne. Al llegar ahí. e. imágenl'S de l'Spíritus anCl'S' trak'S (fib'Ur.

pues en todas las imágenes neolíticas la muerte es inseparable de la regeneración. cerca de 900 123 . Irlanda (c. despertándola de su suei'io invernal al ciclo renovado de la vida. o al menos se sabe que han existido. Durante el resto del allo el interior del templo permanecía a oscuras. En Gran Bretai'ia han sobrevivido. El ritual celebrado conmemoraba probablemente la acción del sol al fertilizar el «cuerpo» de la tierra. El templo sepulcro de New Crange. 32()() a.) 68. Podría también haberse tratado de un ritual para la regeneración de los muertos. C. dormidos como el invierno. La gran piedra frente al pasaje de l' n trada badas en la superficie de una gran Josa d piedra.67.

los 1I10lltículos de tiel"l":l y las alienaciones de piedras. ... picos de corna11lcnt:l y palas de hueso a Ik:VJr a C:1bo 1m tl~lbajo realizado con devoción dtll":mtc llluchos años.'ce incuestion:lble que el poder de este «tú» impulsó :1 gentl's equip.lrio adY:lcente c!ev.00 Y el 150U:1.f] . «ello» cr:l un «[ú»~. De:l1l1bulando entre las piedras que qlll:dall l:n Avebury. con la colina de Silbury en las proximidades.¡do en West Kennet. C. l\".¡S rituales que tení:m lug:lr durante el aiio: l:ts danzas rcalizadas dentro de los 124 . pero p:lra los plleblos que cOllstruí.\ram:l dr Avl"!lury lal y COl1l0 lo dibujó sir Thol11as S(\lkdl'y en 17-10 círculos de piedra o espacios sepulcrales. . obsl:rvando cómo los Z:lhoríes modernos pueden aún hallar la posición exacta de 1111:1 piedra perdida COIl sus varas.'stallll:nto de la mitología Ileolítíca de la gran diosa: d túmulo funer. Avebury fue ellllayor de todos.¡s :1p.'n la Ed:ld MedIa.Hlkfort.~ los aldeanos para la construcción ele sus casas.¡d. cuya entrad:l marcan grandl:s piedr:ls ell forll1:l de cuerno.~. el Illundo fenoménico es fUll(bmentalll1entc (1Il «dIo». Y no l:S dificil illlJginar los dr:ml. La totalidad del complejo dl: Avebury es UIl tl..\~\ .'. p:ln. Para nosotros....¡rentemente sólo con sílex. Di:l¡.. o simplemente al utilizar sus piedra.. a pesar de haber sido expoliado y destruido \.' 69.ln los l11eg:llilOS. y hasta en los siglos recientes.. _. por cristi:111os elllpciiados en acabar con todas las huellas de los rituales paganos. lllllchos de los cuales pareel:rl haber sido l:()nstruidos durante UIl IllOlllento de gran actividad :1c:1l:cido elltre el 2(. como observó d profesor Hcnri l~r." .

la danzZl cósmica de I. y los ritua!t.k la colilla .7U. fue la parte más :mtigu:l dd complejo quc conforma L'Stc tcmplo ciL'SpuC:'S dd túmulo fUllernrio de Wcst Kennet. y su «cucrpo. y b imaginación humana. a imagc:. I ~ Ittl~I:iCn . con su aplanad1 cima dcvándosl' 39. sl'gún D:ulles. los rituak'S de nacimiento ell primavera. se iniciab:l CU:lIldo la luna se rcflej:lba en las quict:ls :l¡. Dur:lIltc la luna llena de fin:1les de julio o de comienzos de :lf!. b tierr:J.uas del foso. acaso. Elnacimiel1to anual de su hijo. la ceremonia del matrilllonio a comienzos de verano. Según la brillante imerprctación de Michad Dallll'S. l'St:i forl1l:ldo con tierra.-s cil' Tlluerte y fl'nacimiento en otoilo y a lllediados dd illvierno. L1 colina de Silbury. Es probable que se requiriL'SCn parn su construcción lluinicntos hombres y quincc ailos". como t3ntas l'sclllturas neolític:ls.'n de la dios.IS estrellas.1 scntada el! la posición de dar 3 luz.k \dbury como dio5~ drculos y a lo largo de los caminos procesionaks.6 III dd sucIn. la diosa cobraba vid:l y comenZ:lb:l a jug:U" su p:lpel en el drama sagrado creado por la colaboración de b luna. l'S la z:mj:1 llena de ab'11Zl que lo rode:l (figurn 70). No se trata de una zanja cavada de 1110do apresur:ldo.600 ailos. fUe «trabajada de forma illlpecable. en Wilrshire.~. ap:lreCielldo COlllO 1:1 cabczZl del ni- 125 . que b:11I:1ba de plata bs cosechas preparad:ls par:1 la siega. de gran import:lIlcia. sino que. No se trata de un tÚlllulo filllcrario propio de la Edad dd Bronce que oculte a Ull gran rey o jcfL\ COIllO al principio se pensó. d montículo es el útero prcilado de la diosa. y hoy tiene el mismo aspect'O que cuando file COIlStruido hace cerca de 4. imitando.0sto.

00 que surgb dc su útcro. se daba la seoal para que comenzase la siega: el niíio se había gesl:Klo e1l el montículo de tierra dural1te los meses de crecimiellto qw.¡sí COlllO l'l gr:lIl IIlOlltículo de Silbury. c:.¡ción P.liio 150ü a. Existen suficientes pruebas p:1ra confirlll.ls completo de los templos que nos quedan.ldo. COIl el «cortc» del cordón umbilical. en Malta. según se cree. pcro fue recmplazado alrcdcdor del 24110 a. Los tcmplos dc Ncw Gr:mge. y el foso se volvía opaco con la luz lunar.. con ulla orientación e1c tipo lunar. C. Stonehenge es el m. Malt. Avcbury y Stollchcnge. había varios templos construidos en Stollehenge y lo que ponemos ver hoy SOI1 sólo fr:1gmentos del último ne ellos. de haberla. el mOlllt'lltO tenía que ser 1lI1l11inoso para todos los que veían su colina dar a luz y sabían que. C. la «lcche* cra liberad. Al elevarse la luna cn el cielo.¡ sociedad qUl' construyó estos telllplos vivia inmersa en UIl universo im.lr qUl' [. Pero.llnplia ZOl1:l denominada la viej:1 EUroP. Inspiró sus mitos. estimuló su inteligencia y reguló sus ritos y fil'st:IS.¡r ell S\lS ritmos terrestres y celestes. Los profesores Alexander Thom y Gl'l-ald Hawkins ban sugerido que d conOCiltliellto geométrico y astronómico de los pueblos megalíticos podda habl~r sido Illucho más a111plio de lo que hast:1 ahora Sl' h:1 iIl1:1gin. su reflejo tocaba su pecho.ís espectacular de los templos IllCb>aJíticos. No hay razón para . !cvant.¡ra los Plll'blos lll'olíticos y p:11eoliticos.¡mente preocupada por partidp. hay una piedra lllebr:llitica pbll:1 donde se han labr:ldo 1I11 sol.Hl por los cielos. Al vivir tan próximos a la tierra y el cielo. por Ull segundo telllplo con orielltación solar.l.¡do entre ellos Ullas líneas muy claras qlll' sugieren que los constructores elcltemplo ele Malta tambiéll se imen'sab. Inevitablementc. y de erigir piedras par:L que les racilitasL' ver y medir de Illodo Ill. cuando la luna subía :lún más c1l el cielo.Ís atención que el resto porque es el m. Luego. El primer tl'lllplo se erigió cen:.l dd 2800 a. se han traz.¡ginano como IIna diosa y estllVO inllll'ns.1 por Gimblltas.' seguían a la siembra dl' la semilla.l posee el más antiguo e intereSa!ltL' COlll- 126 . pero también debe ser considerad:l un centro de cultura mebr:llítica a CHlS. ha atraído lll.¡do ell tomo al . Obviamcntc se llccesitaba ulla noche clara para que tuvicse h1br:lr estc drallla. de hecho. revelan que el cielo constituyó un misterio de incalculable fascin. Malta es la zona más meridional de la .ís pl'Ob:1ble que se :Llllpliasl' yextendiese. tuvilTolJ la oportunidad de observar los IllovilllienlOs de la lun:.. como si pusiese en marcha el amamantamiento de su hijo. del sol y de bs estn'lbs. Malt:L En el ll\\lseo de La Va1cna.ís preciso. .l dc sus asombrosos telllplos ele piedra.SIlpOIlL'r que el conoclll1iL'llto astrollólllÍco dcs:1rrollado en el l':llcolítico sjtllplel1lL'lltl~ desapareció en el Neolítico: es mucho m. Ulla luna y cstrclbs.

/ í i . un centro sagrado de inAuenei:l? Las figuras de la diosa de Malea (figura 71) poseen los mismos euerpos macizos que las de c. e. alrededor del alio 3500 a. mas. tuvo lugar otra afluellcia de pueblos provenientes también de Sicilia. los de Stollebenge y Avebury). y se cree 'lIle dIos fueron quienes COllStruyeron los treim:1 templos. quizá. e.IIO/) :1. por lo e:lllto.¡ los l27 . Mil quinientos alias después. Diosa (e (.¡do. 301m :1. corno los de Uretalia e Irlanda. El interior de algunos est.iyi.:Jtal Hiiyi-ik. y finalizó dc forma abrupta en dmomcnto cn que aparecieron los tcmplos de Avcbl1TY y de Stonehenge.1SC de edificación de tcmplos duró tan sólo mil :llios.¡l que J:¡ «habitación del alumbramiento» de c. pocas personas conocen su cxistcncia hasea que la visitan. antalio fucron mucho más altos dc lo quc hoy p:m::cell. dd 3500 al 2500 a. y que las figuras más antiguas de la diosa pertenecen a este tielllpo. de los que sólo qued:m en I:J actualidad UIlOS pocos. :tI igu. C.. 71. CorllO si un. Los templos maltcses están forlllados por colosa!cs bloques pétreos.ik (figura 72). ¿Fue Malta un punto intermedio entre el Medieerráneo orient:ll y el occidental y. a pesar de no existir ninguna evidencia sólida para asociar Malta a Anacolia.¡1 I-li. C.at. Figura dl' la dio~a (e. Malta) 72. En ocasiones tenían tejados de madera o paja. Y:I que estuvieron cubiertos por techos en forma de colmena hechos de bloques de piedra recubiertos de ménsulas. La gran f. Los planos de los telllplos malteses demuestran lo Illucho que se aproximaban .¡ba pint:ldo de rojo. Se sabe que llegaron pucblos a Malta desde Sieilia en torno al 5000 a.¡ misma visión las hubiese conflgur. e. curiosamente. (:ml Hiiyiik) pIejo de tell1plos Illeb""líticos dd mundo (dejando aparte.

lraS de «diosas_ en los tcmplos Gb"3lltija cn Gozo. o una Illujcr Clllbaraz. Grandl.'S picdras talladas en forma de cuerno se alzan en la cntrada. que hoy se alzan entre edificaciones modcrnas. I:lborio~all1entc cavado bajo tierr.do el espíritu de su hijo? El Hipogeo.'S. Hagar Qim y Mnajdra. . como hicieron cn otros cl11plaz:ll11icntos mcgalíticos tan dist:llltes como Irlanda. increíbles ya sólo por el tanmio de las piedras que los cerc:\I1. o un:l. han llegado hasta nosotros desde un pasado tan remoto que pricticaIlIcnte ha permanecido oculto: Hal Tarxien y el Hipogeo en Hal SaRien.1.7J. qllC se cstá somcticndo a UII rito de incubación. como en la de Wl. Un pasaje central se :lbre a c:lda lado para formar «capillasl circulares y acaba en una cámara circular. En este lugar se dcscubricron.1da recibicndo b:tio su cllid:l. Estos tcmplos se dl. d:l la impresión de scr un laberinto vertical pues tiene varios nivelcs.1s por cncima de la superficic dd sudo~. L1 figura 73 muestra que hay dos fib". que pareccn estar perdidos. el Hipogco. ccrca de Avcbury. Estas dmaras redondeadas 3maiio fueron recubiertas COII UII techo de piedra o dc madera.l. ~acerdotis:l. ¿podría tratarse de madre e hija? Sus gigantescas piedras cercan espacios curvos que sugieren los pechos y el vientre de la dios. Una diminuta figura fcmcnina (figllra 74) se halló en un recovcco del templo prob:lblc111cnte lll~S misterioso de todos. que nos sucnan extralios. y los tcmplos de Ggantija de la isla adyacente a Gozo.'St KCl1llet Uarrow. Estatuas de micmbros dcformados dan a entendcr quc cstos tcmplos sc utilizaron para la cura dc dolcncias cmre otros ritualcs. Una figura mOlllllllcntal dc la diosa se alza Cll su templo en TarxiCIl. ¿Es ésta l~l diosa que está creando el mundo al soñarlo. Gozo contornos dd cuerpo de la diosa. los hucsos 12. e11 la costa sudoeste de la isla. Los nombres de los tcmplos.1rrollaron a partir de las tumbas talladas en roca y de las construid. I'hno de los t('mplos de Gg~llIij~. como si formascn partc dc UIl sueño.

OU :l. Alrededor de 5.¡l que constituyó el fundalllento de las grandes culturas de la Edad del Bronce. formuladas inicialmente durante el Paleolítico. El Ilipog<'o.. pero ¿quiénes fueron sepultados aquí a lo largo de 600 ailos?. El altar en forma de pilar de Hagar Qim tiene UTl árbol esculpido en cada llllO de sus cuatro lados y es la representación cscultórica más antigua de lo que posterioflnente se conoció como el «árbol de la vida» (figura 75).1rxicn est:\n decorados con restos de pinturas.lolis:l " dion dllrl11i~nl<· (. Una cerda amalllantando a trece lechones se dibujó cuidadosamente sobre una piedra. Peces.¡rece como si l:ls imágenes de la diosa. \XIIO-:H. se [ransforlIlasen en una unidad cultural cn el Neolítico. Lo que resulta increíble es que las mislll:lS estructuras rituales e imágcncs dc la diosa se encuentran en lugares tan distantes 129 .000-6. c. ¿Vendrían aquí los vivos a COlllunicarse con los lIluertos :mcestrales. coll10 el de la cueva. San:l'. L1S magníficas espirales del templo de Tarxien están relacionadas con las de la vieja Europa y preceden en mucho a las de Creta y Miccnas.on Ir:llOS de .000 años antes de la Grecia clásica. e. Antaño se trazó un dibujo de espirales en ocre rojo en el techo de piedra del Hipogeo.1·1. ¿los miembros de una comunidad sacerdotal o parte de la población en general? En e1l-1ipogeo sc respIra Ull .000 personas. toros y otros animalcs adornan las paredes de otros tcmplos. P. M:dl:l) dc cerca dc 7. en estas cámaras sepulcrales con forma de útero? Los templos de Hal SaAien y Hal T. indicando que se trataba de una ZOlla sagrada dc entcrramientas.juTlto conUll diseTio de zarcillo tallado en piedra. los pueblos neolíticos desarrollaron las imágenes míticas dd Paleolítico par:l formar una matriz cultural vit.H"¡II:1 l11arrón . resulta insufrible para algunas personas. con diseTios en espiral y con los animales que aparecen en la ccrámica de la vieja Europa.ullbicnte cxtraílo quc.<'re rojo.

000 aiios después de que comenzasen a existir'7. M¡. las matcmáticas. entrc 6.lta) entre sí como I3rctaña y Malta. esta última y Anatolia.75. (a) Altar pilar y (b) detalle dd drbol de la vida. Ll unidad y cohcrcncia dc las ideas metafisicas de cstos pueblos antiguos se hace más comprensible si somos conscicntes dc las limitaciones de lluestras propias mentes al abordarlas. Anatolia yel inmenso territorio que sc extiendc entre Siria y el valle dcllndo Sll • Nucstra visión del pasado prehistórico se está ampliando gradualmcnte para incluir lluevas pruebas que dClllucstran la cxistcncia de civilizacioncs establecidas mucho antes dc lo quc sc creía posiblc. Tendremos al menos que dcsechar nuestra idca de tribus primitivas acechando en la oscuridad de la prehistoria.000 y 8. Malta y 1:1 vieja Europa. Si la tierra y el cielo se volviesen a sacralizar seríalllás racil descubrir de nuevo el «lenguaje» dc la diosa. la astronomía. tiene que modificar Iluestra concepción de lo que es la cvolución de la conscicncia. esperand<? a quc las 130 . (templo de Hagar Qim. civilizacioncs que scntaron las bases de la arquitectllra. El dcscubrimiento de estos centros de civilización ncolítica. la escritura y las relaciones culturales en lugarcs quc sc creía que cstaban dcmasiado aislados y cran dClIlasiado primitivos como para poder cOlllunicarse entrc sí.

entonces. el cco de los sucesos universales prehistóricos. o de «cultos de fertilidad».¡1 entre el Neolítico y la Edad dd Bronce. El próximo capítulo abordará una cultura que se sitúa en el umbr. que se pierde al adaptarse a Llna sociedad desacralizada. Si el inconsciente colectivo puede imaginarse. aqucllos lugares en donde se llevaron a caho los primeros grandes avances en tecllologb social y material compartieron una car. ell las colinas. 131 . en el mundo espontáneo del niño. de ahí la percepción holística y mitopoética de la sacralidad y misticismo de todo cuanto existe sobre la Tierra l ".¡graria neolítica fue la base del desarrollo de la civilizaóón que a lo largo de miles de años conduce a nuestro tiempo.¡dJ. csforz:lndose en restaur.'1I Il1lcstr.¡eterístic.¡ diosa»~. Se encuentra.¡s. su poder estaba en las aguas y en las piedras. sabía que la experiencia neolítica no está muert.¡do.ilUlllilH. sino que pervive en nosotros como fundamento arcaico de ]. en los allima!cs terrestres y en las aves.¡ en COllH. en las serpientes y en los peces.¡ visión de la vida como constante celebración del ser.¡ realidad viva y no se había convertido aún en un recuerdo y en Ull SUCj'¡O. como «el reflejo de la experiencia de los antepasados desde hace millones de ailos. era un símbolo de la unidad vital en la Naturaleza. en los <Írboks y en las flores. el milenio del Neolítico debe de haber registr.¡ psique del siglo xx. cuando esta visión todavía era un. de «estaruillas de Venus~. a los que cada siglo ailade una pequeíb . en el conjunto de su~ manifestaciones..¡r a la psique este conocimiento olvidado de ]. como hizo Jung.¡lidad de toda la vida.'ll1: el culto a l.Olllcntado quc «la economía . como estrato profundo del alma. Ab:lndonarblllos también la tenilinología COIldcscendiente de «ídolos~. por t:jemplo.¡ unidad y sacr.¡S lllclltes civilizad.1. un.¡ y enterr. Eisler ha l. Gimbutas dota a esta imagen de vida en la conclusión de su libro El/el/guaje dI' la rii(Jsa: La Dios.¡portación de variedad y diferenciación»''''. JLlng. en las tumbas y en las ClleVaS. Y casi universalmentc.

. l'. ({ .~guJ1do milcnio :l. C.r. CrcU) . C:110$0$.ahclO de Mil1o~." l. (". Diou de la doble Inch.

¡hund:mcia de la naturalez. ell el brinco alegre de un delfin. en efecto.1zÓn de las COS.s COIllO lugar de culto durante 4. El naturalismo peculiar del arte cretense rcAcja un entusiasmo por la belleza y .¡llll puede apreciarse casi [oda el arte minoico. ll'. en el enro~carse de las serpielltes y de las criaturas marinas. W. el director del lllUSCO de Heraklioll.lIio revdaron las formas de dios.000 años esconden las estalactitas y estalagmitas que aJl[. A la diosa se la esculpe con serpiell[cs cnrolladas alrededor de su cuerpo o irguiéndose desde sus brazos. bien hermos:! y fecunda.1 en el cor.1lbcc $tevcrls «Existe lll1:l tierra en mitad de bs :lgll:lS vinosas: es Creta su nombre. donde . Esc:lrp:ldos acantilados se alzan vcrtigil1osal11cll~ te sobre profundos desfiladeros. rodeada de ulla cinc:! encrespada de blanca espllllla minina.¡. 133 .. En los sellos se la .lS y dioses.3 Creta: la diosa de la vida. de la mucl"tc y de la regeneración· I-!:Iy UI1 pOClll. en una bandada de pájaros. TraducdÓl1 de Susana I'ottechcr. Cuevas L1tiliz. la cucva y el palacio templo cOl1stituí:m d foco central de la vida religiosa de Creta. Nikolaos Platon."le\:l.. refulgente de esmeralda y oro e11 prim:lVCf:l. La obra de Homero evoca una isla visionaria. índigo y violeta en vcr:ll1O.15. un himno de gozo y de vida»!. COIl el laberinto como imagen del camino iniciático que conduce al misterio central del ritual minoico. cercada de ObS. o se la dibuja sujetando la doble hacha con las manos. cap[a la esencia de la cultura al afirmar que $Ull himno a la Naturaleza como diosa parece escucharse de todas partes. En ocasiones tiene palomas o amapobs sobre la cabeza. En Creta se experimentaba la gr:lIl dios:l C0l110 1m Rujo de energía dinámica que podía manifestarse el! un enjambre de abeja~. así como en el gesto humano. Se trata de una visión quc recuerda la vitalidad de las pinturas de las cavernas del Paleolítico y.

estaban decorados exquisitamente con imágenes Rorales y marinas. Los palacios cretenses eran espaciosos.graba reposando en forma de abeja. «En el arte lIlinoico -escribe el erudito de la cultura clásica Cad Kerényi. hachas de doble filo. seíiora dd lllar y de los frutos de la tierra. la rosa y el lirio. Pues vida significa movimiento.. o de pie sobre su momaíb con leones. como clmis1110 tiempo cíclico'. vida ofreciendo su fruto a sus sacerdotisas. cipreses y abetos. Creta no tenía necesidad de importar madera para construir sus palacios de columnas y de varios pisos. o elevando sus brazos -las alas de la diosa p. en su libro Arresl tllld MOl/eme. Se revelaba cn los cuerpos humanos llevando a escena sus serios juegos. fruta y todo tipo de hierbas aromáticas por todo el Mediterdlneo. A diferencia de Slllller y Egipto. H. y sólo aquí (en contmste con Egipto y Próximo Oriellte). captura la genialidad del arte cretense dd segundo milenio a. o las empUliaduras de cedro de sus hachas de bronce ceremoniales. c. actuando en libertad y con moderación. pescado. ni manifestab:l1l una humilde aspiración a la atención divina en los templos de los dioses. o sentada bajo el árbol de 1:J. aceite de oliva. igualmeilte ignoraba la gloria y futilidad de los actos humanos individuales.. de los que hoy no queda rastro. Creta estuvo cubierta de grandes bosques de robles. se desatendía el anhelo humano de atcmporJlidad. Los barcos cretenses exportaban miel. A. que escribió en el siglo VIII a.'. Antaíio.1grado de origen. alejado del espacio y del tiempo. El agua de las cumbres nevadas de las montañas Ruía siempre hasta sus llanuras. bueyes y cerdos pastaban en las llanuras. sujetos al tiempo y al espacio.uaro-. a menudo contaban con varias alwras y numerosos patios. aceptándose la gracia de la vida de la forma más completa que cllllundo ha conocido. inspirados por una presencia trasCCl1dellle. ni innmrtaJiz:lban hazai'las portcntos:ls. donde nacieron muchos de sus dioses y diosas. sin objetivo último. diosa de 1m :lIlimales. Aquí. Fue adorada como gran madre de la vida. c. En Cret:l los artistas no dotaban de sustallci:l al mundo de los muertos haciendo abstracción dclmundo de los vivos. fue antaÍlo la única fuente de e~tos orígc- 134 . Nunca f. y la bcllez:l dclmislila se tejía en la red imrinc:lda de (onnas vivas que denominamos «eSCenas de natumlcz:l_. la muerte y la regeneración.el hombre nunca carece de gestotJ. Groenewegen-Fr:mkfort. En su arte predomina una alegría que no se encuentra en ninguna otra cultura contemporánea de Próximo Oriente.: El arte cretense ignoró la aterndora dist:lncia que hay entre lo hUII131l0 y lo trascendente qUl' podría impulsar al hombre a buscar refugio en la abstracción y a crear una forma para lo significativo remoto. Homero. Creta solía ser simplemente una tierra legendaria en la imaginación griega de su pasado: el lugar s. con escenas de la vida de los pájaros y con animales imaginarios. Manadas de ovejas.1ltó comida ni hubo dificultad en que creciese. Cuernos de toro formaban los frisos de los palacios templo y la cerámica cretense estaba adornada con pintllrJS intrincadas que representaban todos los aspectos de la vida natural.

e. Creta) J. e. aparecieron fragmentos de cerámica pintada. serpientes y Aores en espiral. C. c. y minoico tardío o . y destruidos por un terremoto en el 1700 a.5 cm de a1t\lr~.Serl'il'll!e del Neolítico (. 2. el segundo de dos. Comenzando por el palacio de Cnosos. Diosa minoica con serpil'll!eS (oro y m:lrfil. minoico medio o . hasta alrededor del 2000 a. nios~ lles f. C. mosaicos brillantemente coloreados. del 2000 al 1600 a. Evans denominó a esta cultura «minoica» en referencia al rey Minos del que habla Homero. Ka!o lerape!ra.. 1(. y estatuas de diosas.palatino temprano». cuya vida finalizó abruptamente ell el 1450 a. 1'1. construidos en torno al 2000 a. del 1600 al 1150 a.5 cm de :Jh\lra. urnas decoradas con delfines en pleno vuelo. diminutas estatuas y grandes cuernos de toro. C. L 160n-l~(I0 a. ell0~OS. sellos dorados con figuras danzantes. c..alto palatino». En el 135 . cuya intensidad fue mayor que la del primero.1bulosos y nadie podía saber a ciencia cierta que su visión poética era también verdadera en términos históricos. C. y distinguió dentro de ella tres períodos fundamentales: minoico temprano o «prepalatino»... Mezclados con los escombros de piedras y tierra de sendos niveles. Durante el primer cuarto del siglo xx. 4S00 :J. porque. Todos estos elementos reunidos compusieron la imagen de una cultura de gozo. Creta) (!<·rr~cot~. centro de esta cultura. gracia y elegancia que durante cientos de ailos se centró en torno al culto a una gran diosa. exactamente bajo estas ruinas. se hallaban las de los otros palacios.. garb>JntiUas de abejas y mariposas. debido a Ull terremoto. qué emocionallte (kbió de ser cuando el arqueólogo sir Arthur Evans levamó los estratos de ll1:'s de cuatro milenios de historia dejando al descubierto una civilización aparentemente tan mágica como Homero había insinuado. las excavaciones revelaron cinco grandes complejos palaciegos.

d dd I.ora de At(h):lIla . A diferencia de muchas de las culturas de su entorno. los tlllnoicos utilizaron un:J eKritura jeroglífica y. Edad del I. Grifos dl' b sab del trono del palacio de MillOS (c. C. «A la dama del Laberinto. absorbiendo y adoptando gradualmente b cultura lIlinoica como propia.•. una forma arcaica de griego. La civilización alcanzó su cima Cilla primera f:1St' del período rninmco tardío. la isb de Creta no fue invadida en los 1. que no se descifró hasta 1()53.3ronce. pueblos arios o indoeuropeos que construyeron Micenas en b Grt'ci:l continental. Cn·ta) 136 . pero manteniendo su creencia en 1:l unidad de la vida. 14SU a. aceite». «A la scii. 4. e.!t.i:J.~as que el mito griego clásico siempre habí:l situado allí: «Al Zeus dicteo. e).período minoico medio. C.3ronce (3500-1250 a. entre ¡(¡{JO y 145() a. que aún no ha sido descifrada. una escritura line:J1 (llamada «lineal A»). más tarde. si se hace UTl cálculo por fechas. cuando un:l scric de violentos terremotos y maremotos provocados por una erupción volcánica en la isb de Tera. La I1t'gada de otra oleada de lIlvasores. e acabó con esta civilización..d minoica.. h:lci:l el norte. en el 1150 a. corresponde desde el PUllto de vista cronológico :l 1:J. antes de asentarse :lhí pas:ldo el aiio 1450 a. provocó el derrlllllbarniento de todos los palacios. por lo que ofrece una perspectiva única sobre cómo evolucionó sin tras[OrtlOS lIll:J sOcled:ld neolítica par:l convertirse en lllla sociedad de b E. e. Y que desveló los nombres de precisamente aquellos dioses y dio.. A pesar de que 1:J. cuando se est:lblecieron rl'1aciones con los micénicos. los dorios. llll:l Jarra de miel». CllOSOS. Los micénicos parecen haber oscibdo entre Cret:l y Micell:ls.500 :liios que van del 3000:J1 1500 a. Éstos tr:ljeron consigo una escritura conocida como «lint'al I. socieci:J.

undo milenio a.¡lIC Creta. El grifo. como el Neolítico. por ejemplo.1ban con to<L1s las otras grandt. son pr. Inmigrantes del sudOt. sq. más allá.ls: al norte. que t. Como ha demostrado Gilllbllt:lS. más lejos hacia el ocstc.1. Sl"l)limo milCllio . aunque Creta contaba con llluchos pueblos. al sur.. con la vieja Europa.1S t. al este.'Stdba tdn sólo a llllOS Cllantos kilómetros hacia el sur. y desde tiempos remotos los minoicos comerciaron con Egipt'O. evidenciall todos la presellcia de la antigua diosa madre lleolítica. los s:ll1ltlarios de colullIlIas. con J:¡s islas de Mait:l y de Sicilia. CUt'mos do: la conugración: (a) <. <luil1lo mil<'nio y (e) eIlOS"S. no tuvo las enormes ciudades de SlIlllcr y Egipto.l. Pero. eDil lo que su historia sólo se puede contar a través de la imagen. L.ltivas de los dibujos de Malt:l y l11inoicos. y la religión minoica estaba implicada tllucho lll. los cuernos de toro y la serpiel\tc. con Anatolia y Siria y.) sala del trono en Cnosos (figura 4). con EgiplO: y. Creta fue la heredera directa de la CUlnlr3 ncolíric:I de 13 viej3 ElIrop3s. vieja Europa.:.'Ste de AI13toli3 t:llllbién desemb3rcaron en las costas de Cretd.is íntimalllente con \lna vida natural que 10 que lo estaba la de estas dos culturas. con Sumer.·. león y serpiente. e . posee el mutismo de una cultura cuya escritura no ha sido aún descifrada. C. 1J7 .¡. posiblemente t:ln pronto como en el sexto milenio a. los grifos dibujados en las paredes de 1. b situ:llllOS illlllCdi:lt:Ullcntc después dd Neolítico porque su [:liante y tollO car:lCtcrisricos parCCl'n m:ís próximos en sl'lHimiCllto a b espontaneidad y naturaleza p:lcífic:l propiJ de la visión I1l'olítica.. C. y de que floreció al mismo tiempo que las culturas <k Egipto y de Mcsopot:lmí:l ele esa misma era.íctic:nlleme idénticas'. Otra r:lzón por la que hacemos esto es pon. en definitiva.1. . una imagen compuesta dc pájaro. AnalUli. tierra yaguas subterr. Cretd se hallaba en el centro de las rutds marinas que la conect.'S aspectos de la gran dios.'S cultur.'Spirales decor.íIIcas que ell la vieja Europa del Neolítico constituían los tn. L1 diosa Aanqueada por lcollcs.b / 5.¡ul Hüyi¡k. C. por ejemplo. enc:lrIla las tres dimensiones de cielo. (b) Vine2-.

On 3.• 6. Pruebas evidentes c:lda vez mayores han llevado a confirmar de modo irrefutable la afirmación de Evans. los clIernos de toro de la consagración propios de la Catal Hliyiik :lnatolia del séptimo milenio a. Cn(. :lquí la presencia de numerosas serpientes indica que es llna dios~. se halló en lln pozo revestido de piedra en la cámara subterránea del tesoro del santuario centl<ll de Cnosos. y los del CIlOSOS cretense dd segundo milenio a.1ntes entre sí como Mesopotamia. se extendió por una amplia zona de Asia Menor y por las regiones sirias más alejadas»~.. altura :H cm. CllOSOS. b:lsadas en el bal1:lzgo de conjuntos similares de imágenes en lugares tan dist. Con la m:t- 138 . la vieja Europa y Grecia. demostrándose la persistencia de las formas simbólicas a través de tres mil mios. bajo diversos nombres y títulos. originariamente discutida". el noroeste de la India. Creta cra el punto de encuentro de muchas culturas y muchas imágenes míticas de estas culturas más antiguas reaparecen más tarde en ella. Diosa serpiente lllinO. L1 imagen de 1:1 figura 6. su culto. Egipto. junto a la que aparece en la figura 7. Diosa serpiente milloica (1()~3.l:3 (loza. ya que ambas tenían la misma postura'U.sos.. C. (ver la figura 5) apenas se diferencian. C.. e. c. Por ejemplo. de sólo 34 cm de altura y fechada en el año 1600 a. Creta) . los de la Vine:! de la vieja Europa del quinto milenio a. La diosa serpiente de la vieja Europa reaparece en Creta con una aspecto distinto y nuevo que permite que su historia siga revelándose. c. concluyó Evans que las imágenes de la diosa que halló por todas partes representaban ~a la misma gran madre con su hijo o consorte. 16no a. Creta) 7. C. En los seis volúmenes de su gran obra. ¿Es una sacerdotisa o llna diosa? Aunque se identificaba a menudo a la diosa con la sacerdotisa que 1:1 representaba. " I(. se tl<lta de pruebas del tipo que hemos ofrecido. Tlle Palacc of MiIWS. c.

HijO a. formando una espira\' sobresaliendo por encima de él como el urca (cola de cobra) del tocado de las deidades egipcias.o en forma de red de su falda. el nítido enfoque de esta figura está planeado para transmitir un significado explícito. compone llna meditación acerca del tcma de la regencración. Creta) no derecha slueta la cabeza de una serpiente y con la izquierda su cola. Dios. de la diosa de los animales dc Anatolia. ¿Son éstas las serpientes de la vida y de la muerte. formando una imagen similar a un caduceo. con todo el gesto ritualizado de afirmación divina. que sc teje perpetuamente de su matriz. al igual que la cruz neolítica dentro del 139 .l serpiente como vasija (c.~cara. C. Su {¡llda cuenta con siete capas. En COJltraste con las diosas serpiente ncolíticas. sugiere que es la tejedora de la red de b vida. como el león adulto. sugieren que la dima cuya matriz otorga y vuelvc a quitar la vida es experimentada como una unidad. Sumer y Egipto. que le pertenccen como manifestaciones de su poder para otorgar o quitar la vida? El cachorro de león sentado dócilmente sobre su cabeza es también el guardián. el número de días que componen los cuatro cuartos de la luna.8. que se llena de significado por su ascendcncia paleolítica y neolítica. El disel. La expresión de estas dos diosas que. El corpii1o abierto Cal! el pecho desnudo expresa la capacidad de dar alimento. mientras que las serpientes entrelazadas sobre su vielltre. Otras dos scrpientes más se entrelazan alrededor de su cintura y se enrollan en sus brazos. La diosa de la figura 7 está sosteniendo una serpiente en lo alto con cada m:lno. simibr a la de una má. el cuerpo del reptil está enroscado alrededor de sus hombros y espalda. sugiere un estado de trance. una de ellas rodea su tocado. que dividen en dos las mitades creciente y menguante del ciclo. K(lInas<l.

se trata de las dos Rores quc evocan a la diosa. cnroscadas alrededor de v.~ las sostenían en las manos o sobre sus cabezas. por así decirlo. simbolizan su dominio sobre las esfer:ls relacionadas de la vida o la muerte. o unidad y lIlultiplici(lad-.lZü de la diosa -y a ello invita la pieza superpuesta sobre sll túnica. de su oposición. y otros est. por adelantarnos.ís bien. o. son el sello del arte minoico. La diosa de la doble hacha Im:ígenes dobles colocadas en un equilibrio tan preciso COlllO para plasmar una experiencia no de dualidad sino dc unidad. como las serpientes. como el de la 6gur:l 8 que fue hallado en Kíllnasa justo fuera de bs tumbas.sería experimentar el tiempo sostenido por la eternidad. evocan la prcsencia de la virgen María.. se ha hallado en la cueva paleolítica de Niaux.¡ cada lado dd altar de la diosa. cn el sudoeste francés. tiempo y eternid:ld.s st. sino también en el lucha de doble filo que emerge de su larga elllpufladura. al sujetar las dos serpientes. y hasta creando bs form:l. A pesar de ser también elnllmero siete el de los «planet:l. En Creta. L:J.lsij:1S. se sitú:l más al1:í. Podría entenderse que las dos hachas dobles que sostienen las manos de las diosas (6guras 1 y 10 a). dando a entender que fue di seli:l. el tipo de oposición que nuestra consciencia moderna aSUllle como inevitable. y la eternidad revestida de tiempo. es ella la que contiene los clos polos de la dU:l. de la misma manera en que cn el arte cristiano. en relación con el Uno que bs sostiene a ambas en la palma de la mano.ndose eon las forlllas Auidas dc las criaturas marinas. en lrak". Marcaban también la cntrada a sus santuarios. se levantaban . mas estas imágenes nos piden que contemplemos la posibilidad de un tipo diferente de realidad: una en la que (por continuar en el lenguaje de la imagen) las dos partes de una dualidad son pequelias. El hach. por lo tanto.s* visibles. El hacha sagrada era el instrumento ritual que ~acrifica- 140 . El jarrón con las hachas dobles de la figura 9 tiene un diselio de rosas. donde las saccrdotisas al celebrar sus rito. evitando que se separen y que formen.¡lacio de Festos.círculo. m. del mismo modo que en Sumer las estilizadas columnas gemelas de juncos marcaban la entrada al templo de la diosa lnanna. de doble 610 y mangos de hasta dos metros de altura. de forma que el sentarse sobre el re6r. En ocasiones la diosa serpiente toma la forma de rccipiente.l doble es un símbolo muy antiguo. ésta es probablemente una notación lunar de series y medidas.s circulares del disco que se halló en el p. El mismo motivo se encucntra no sólo en las dos serpientes uni6cadas en la 6gura de la diosa. así como en la cultura ncolítica de Tell Halaf. cornbin:í. Hablamos ahora del objetivo de reconciliar y de trascender los contrarios -ya sean éstos vida y muerte. las grandes hachas de bronce. y en los cuernos curvados del toro. urllas y jarrones.'rpientes fueron un lIlotivo eOllStallte en el arte lllinoico.Ín decorados con lirios.lidad.da para verter libacioncs para los lIluertos. Pues la propia diosa.

que COllSti~ mía probablementc una cercmonia anual. Creta) ha al toro. (b) diosa col1 :lI:IS de mariposa (illlpresi611 de UI1 sello.9. Como se sugirió en el capítulo 2. así como \111 hacha sagrada cuando UIl árbol se talaba ll • Como el hacha nunca aparece en Creta sostenida por un hombre ni por un sacerdote varón. Moeblas) b '41 . se creía que el sacrificio del animal macho convertido en símbolo dc la fertilidad renovaba el ciclo vital. 1(. no parece conllevar la :lsoci:lciól1 ari:l.(10 a. C. 1500 a. Zacro) y (c) diosa con :llaS de mariposa ell (orilla dI' doble hacha (e. re:llizada más tarde. (a) Diosa dc· doble hacha (c. 1400 a. entre el l}:lcha y el dios del truCIlO y el grito de b:lt:ll1a. Jarrón con hachas dobks (c. 10. Cnosos. C. C. Crela). En Creta (al igual que en Egipto) se :ldor:lba el árbol COlTlO imagen d(" la propia diosa y se requería UIl rila especial. el animal de culto que encarnaba el poder regl·llerador de la diosa. así como la tala dd árbol. 17lJ'J a. Cnosos. c. C.

situada en el centro. como en este caso. imita de modo preciso las alas dobles de este insecto (figuras 10 b Y c). cn particular.que la cultura micénica absorbió gradualmente la genialidad de la minoia. Aiiade el autor que t:c1 grieb'Ü sc convirtió en lenb'llaje c. A la izquiertb figma el aspecto sacrifieial y mortífero de la diosa. Diosa de doble hacha junto al árbol de la vida (sello mieéllico.) Sugiere Gilllbutas que los filos dobles dd hacha se desarrollarOIl a partir de la maripos. en gran medida. el arte micénico hubiese elaborado la visión minoica dotándola de una forma narrativa más compleja.'5 allll en muchas tierras ulla imagen del alma. probablemente al introducir princL-sas minoicas en casas de scliores de Micenas mediante el matrimonio. la esccna muestra. la similitud de imagen y de sentimiento nUlc. que simultáncamentc separa y une las esccnas representadas a cada lado de sus filos.1 y el hacha -aliade Gimbutas. c. seis cabezas de animal y. y que la doble hacha. una !:Seena que sirve de contrapunto: encarna ~I aspecto 142 .son imágenes de la diosa". Artísticamente parece como si.1 a las cabezas cortadas..V. en contraste con las imágenes minoicas de la figura lO. AUIl siendo micénico el sello de la fib'Ura 11..arlos con frescos pintores minoicas.'Str. y en Grecia la misma palabra designaba a las dos: psy(M.1 neolítica. A la derecha.11. ulla figura pcquelia cubierta con d escudo de un guerrero micénico que slucta un cetro o bastón y apunt.. La maripos. 1500 a. El pUllto central de estc anillo sello es la doble hacha de la vida y la muerte.1 1.'SCrito por primera vez en las manos de escribas minoicos. La maripos. Luce. en que el significado se muestra de forma cspectacular. al diseliar arquitectos minoicos los palacios dd cominente y al decor.l<.l lo dificil que resulto1 separar las dos culturas. Esci claro -como sugiere 1. por encima de ellas. C.

Gajo el brazo extendido de una de bs sacerdotisas. En el hacha de doble fílo de la vida y la lIluerte se concentra el significado fundamental de b escena. Elllllrimirlltll rlr Eri(/(llll<>. tal vez.ción.¡ con niño (pintura sobre jarrón. siguiendo el principio de renovación continua. El tonu :llcgre del cuadro in- 143 . saliendo de ést. también pequeña pero ascendente. COl1l0 en Mcsopotarnia y en Egipto. b fruta de la tr:lnsformaciÓn. Diosa surgiendo de la derra (sello en forma de cuenta de oro. estando la diosa sentad. una pequcli:l figura femenina parece haber surgido de la tierra. y entre éstas y la dios:!. Tisbe.) diosa estí scmad:J. 1500 a. c. C. Gea. siglo v a. que coge la frllta. Podría tr:ltarse de la hija de la diosa que emerge de la tierra comoblluev:l vida nacida a partir dc la Illucrte. esto simboliza Sll poder nutrióo en tanto que dador:l de :llitllento. C. quizá. Aparecen nuevos brotes de vegetación bajo ella. una morera. en la qLle las sacerdotisas se dirigcn hacia la diosa dcsde cll:ldo de la muerte. joven aparentemente elevándose de la tierra a punto de cogcr su fruta. Campbcll comenta que esta pequeña figura representa el punto medio de equilibrio entre la peguclia figura descendente que lleva el escudo y la otra. o nií'ia. L. extendiendo haóa ellas con la 1l1:l110 tres dpsubs de alll:lpola llenas de semillas.l en diado de la vida. la vida cotidi:ln:l con la vida simbólica que todo 10 abarca. seiÍ:llado por su l11ano izquier(!:l que ofrece el pecho.) de la diosa que da la vida.j.12. B~'ocia) 13. sanando esta división mediante su presenci. con la figura de un niño. poniendo el1 rc!J. D:l l:l bienvcnida :l dos sacerdotisas que llev:ln tocados de serpientes similares al suyo. c. y este renacimiento particular tras la muerte del invierno con el ciclo vital de regeneración. bajo el árbol de la vida (ver figura 11). diosa de la tierra.: doble filo conduce directamt'llte hacia est. y muestra un árbol frutal repleto.l.l hacha diminuta. sujct:l una diminUC:l h:lcha de filo doble en una tll:lno y en b otra una rama en flor. La emptlliadura del hacha grande (lo.

Conocemos este mito centr:ll por la Grecia clásica en la 171bula de Perséfone. esta vez como diosa sentada b. El mismo tema se encuentra en imágenes de Afrodita emergiendo de las olas entre dos figurJs que la asistcn -a dichas imágenes también se les da el título de «el regreso de la doncd1a». existe otro sdlo que sugiere que ellllito de la primavera..errl. Aquí la diosa emerge de la tierra entn.lica que . Volviendo a la imagen de la «hija'. se originó en Creta (figura 12). hija de ])cl11éter. que habitJ durantc los meses de invierno cn el infr:llllLllldo y regresa en primavera y verano para estJr con su madre.y ell 144 .(isa sentada.tio las ramas del :írbol en flor..' dos brotes de plantas. la diosa del grano.lnte.('11 14. en tJnto que regreso de la dioSJ. C. como también podría insinuarse por la colocación del brillante sol jUllto a la luna nll.'ngU. sllje!:lndn bs I11J11<)S l-\:lvillas de trigu o edJad:1 roja ((n'sen mk':'l1ieo. sujetando esas mismas dpsulas de amapola en sus m:mos que también tiene en b figura 11. Diosa u ~a(. sigl\) XIII :1. o diosa joven que surge desde la ticrrJ.) .~e trata de una imagen de renacimiento después del sacrificio de la muerte.

aproximaebmcllte. Es lllUY probable que el propio mito de Dt'llIéter y Perséfollt. se originase en Creta.¡) Ce. en la épOC.¡ juzgar por el gesto ckslllaY:1Clo de sus bra'los. slIj"t:lntio Irign . existen dos imágenes en el llluseo de I-Ieraklion.'I"nieo. del arlo 1Ron a. diosa de la cosecha.15.rccia) ill1:íg~lles eit. C. llamada Ceres en tiempos rom. al igual que bs historias que sitúan a ])el11('ter en Creta. diosa de la tierr. pllt'S. diosa .1. la escena pictóric.lnos. lkm.¡ exhibiendo.'n las mallos (h.por una tercera fi- 145 .'tcr (Ccrn).que se COllIllClllOl"Jb:lIl t'n los Misterios dellSinos. que sugieren los 1Il0tivos de los rilOS de descenso y asccnso -la bÍlho¡f¡lS y la IÍl/tJI!IIS.1gcn (figllT. en sei'l:ll de celebración.1 16).ls de trigo en sus manos (figura 14). anticipa casi con CX:lctitud la escllltur. El fr~sco micénico de ulla diosa o s:lceniotis.1 dásic.' la cnscl'h:l.1 sugiere que {independientemente dd IT1:Ito tlue se (j'aguó alrededor de db m:ís t:lfCk. rc!icv<" d.¡. elevándose desd~ el subsuelo.\n'cen IamCl1t:lrse -. En la tlg\11~1 13. M:lgna (.1 esd ofreciendo al Illlmdo superior .¡cid:l cn el llIundo inferior. dos gavil1. dos figuras femeninas p. En la primera illl. que podemos ver en la figura 15.1 de Delnéter.G~a.' tnr:lcota. C.1ción n.11 niño quc silllboliz:l la nUCV:l vid:l de la vcgel. sigln 111 :l.

a cuya competencia se iba a trasladar al alumbramiento. pintadas en dos frescos hallados en Akrotiri. COIllO si se tratase de un regreso del SUbllltll1do. Retomo c. a la vez. porque :. y su ascendellte el toro. c. situad:l entre ambas. Ol'UI"HS') de III l/l' dill$<l (pil1tur~ (pilltur~ l11¡cénic~. En el fresco superior se están ofreciendo azafranes a una diosa. como hizo Perst:fone. 11100 :1. la central eleva una Aor en cada mano. en Tera.. C. 11100~. una figura de Illujer. La escena produce tilla sensación de movimiento ascendente. en el inferior.16. las mislll:ls tres figuras gesticulan hacia arriba. La diosa abeja Abejas y mariposas pertenecell juntas a la imagen de la gran diosa de la regeneración. y contempla la sallgre derramándose en la tierra. En el siglo 1Il d. que está a punto de coger un narciso. se dirige hacia la tierra. Una creellcia muy :lmigua decía que las abejas habían S:llido del cadáver de un toro llluerto. frente a una plama en Aor -posiblemeIlte un narciso-. sentada en un campo Aorido. c. 11l¡cénic~. La dirección de la imagen es descendente. Y las almas qUl' pasan a la tierra son engendradas por el toro". la asociación entre abeja y toro se lleva a cabo ya el Neolítico mediantt' la imagen de la diosa abeja grabada en l'l cabez:l de un toro (ver capítulo 2. figura 35).) a las sacerdotisas de Dcmétcr que eran las iniciadas de la diosa ctónica. el viajero griego Porfirio utiliza las mismas imágenes para h:lblar de estas diosas griegas posteriores: Los antiguos denominaron IIldüSI/(' (cabejas.l gura. La composición podría también estar relacionada con otra configuración similar de tres figuras femeninas y Aores primaverales. dieron c1nombre de Mclitodes a la misma Core: :l b luna (Ártelllis).1 ser la luna un toro. 146 .. en actitud de celebración. las abejas son engendradas del toro. está herida en un pie.l la t/i<'Sll 11. corno en un ritual prill1:1veral de regeneración. En la segunda imagen (figura 17). C. también la llamaron Melisa.

-cate y a Ártemis. con el hacha doble dentro de su curvatura. al igual que en SllIller y en Egipto. encontl"3das en Cnosos se utilizaban pan almacenar miel. La diosa con forma de abeja.le están rindiendo culto sus sacerdotisas. adquieren la misma forma que ella. La miel se utilizaba para embalsamar y preservar los cuerpos de los muertos. El año nuevo se iniciaba en Creta a comienzos del solsticio de verano. La posición de la figllra recuerda a la diosa pariendo de Catal Hüyük. c. Escen~ de cpif~ni~ COI1 I~ diou ~bcj~. Diou abeja COI1 perros :lIados (gema de ónicl. Aquí a la diosa abeja -la figura central que desciende a la tierra entre serpientes y lirios. figllra 20. En Creta también la abeja significó I:l vida que proviene de la muerte. quienes. a primera vista. H:llbdo en un sqlUlcro en lsop3t:l. abeja. Diosa en forma dI.'u) 20.' abeja (. está tallada en un sello de esteatita amarilla trifacetado. En l. L. donde ya existen dibujos de colmenas propiamente dichas."Strdla Sirio en conjunción con d Sol. o pitl10i. nccrdolius y niilO en un c~mpo dI. gema de ónice de Cnosos (figura 19) muestra a la diosa abeja llevando en la cabeza los cuernos de toro. C. 240112200 a. cuando las temperaturas alcanzaban los máximos. (Inanna en SUlller. pertenecientes a Ht. Crl. c.son alados y vuelan tan próximos a la diosa que sus alas. Los perros -posteriormente los perros del inframulldo. que aparentemente había parido tres toros (ver capitulo 2. C.-stos últimos paí~ se trataba explícitamente de la estrella de la dios. algunas de las gl"3ndes tinajas. como d escarabajo en Egipto.H~1I0 1.l 147 . La miel también jugó un papel fundamental en los rituales de aijo lluevo de los minoicos.. toro y luna están unidos el1 el simbolismo de la renovación. levantando todas sus emanas_ en el gesto típico de la epifanía. los otros lados también muestran la cabeza y las partes delanteras de otros dos perros. La import<mcia de la apicultura para los minoicos t. c. figura 50).' tirios (sello de :lnillo . lB. parecen las de ella. el anillo sello de oro de la figul"3 18 se colocó ell ulla tumba. C. Posiblemente por esta razón. de modo característico.Aqui.'stá documentada en los jeroglíficos en lineal A. testimonios de ulla historia que se remonta probablelllente hasta el Neolítico. 1500:1.'11 forma d<' clIenta dl' <'untita amarilb. próximo a Cnosos) 19.k oro. El veinte de julio era el día en que se alzaba la grall l. 1450:l.'. Cll"S{l~.

Este mismo :mimal se sacrificaba al salir 1:1 ('Strella de Sirio..1 orncular. cast. En el himllO homérico a Henm. c. c. quiencs. como él mismo.¡miro5. L1 salida de Sirio daba fin . el Isonido. C. (El término griego zoé. dice: d-bcen cntrcchocnr los címbalos de la gran madre. al igual que el onf.l un ritual de: cuarenta días a lo !:argo del cual sc recogía la miel de las colmenas ell la oscuridad de cucvas y bosques. además de estas connotaciones. p.'".~ abljas. file por ello e1ev. Todos estos ritos se hallan presentt. de la creación. SOO-70(J a. 421.¡lós de Delfos ellla Crecia dísica. escrito en el siglo VIIJ a. Genios leoll cuhkno5 con pide5 e. 5Ost<'niendo jarras (id<' . licor embriagador que se bebía en los ritos extáticos que pudi('ron halXer celebrndo el regreso de la hija de la diosa como comienzo del nue\lO año. y las abejas ernn considerndol!> la forllla fCSucitada del toro muerto y también las almas de los muertos. Diosa ab<'ja (phca (k oro. Las tumbas de Micenas tenían forllla de colmenas.7 [tr.da al nivel de un Imito de zof: (la vida indL'Structible): en el mito del (k'Spertar de las abcj3s a partir de un animal Imlerto. Roda5) 148 . Vafio) 22.abej:l délfica•. C. igual.. fundamental. el biela de la abeja era comicierMlo la IVOZ. 1SO(J a.. quizá.l. por poner un ejcmplo.e Isis en Egipto).) Este intenso drallla de (epifanía sllgiere que. y los palacios templo minoicos de Creta estaban orientados hacia ella.ltraer la. La miel entonces se fermem:lb:l. nI describir el ruido de nullidos y golpes que se producía pnra . donde se le llamaba el dios toro. Kerényi comenta que L'Sta fiL'Sta que celebrnba la salida de Sirio. donde reinaba Apolo junto COIl SlI principal sacerdotis.uid?) 50hre \Ina phnta (lile crece de la COTllamcnta d<' 1111 toro (j.. trnllsformándose en hidromiel. Virgllio. de b diosa. el dios Apolo se refiere a tR'S videntes femeninas como si fuesen tres abejas o doncellas abejas.-s. practic:aban la adivinación: z111- 21. la Pitia.'S en los mitos dionisíacos de la Grecia clásica: el propio Dioniso tiene su origen en Creta.:CIll3 lcnticllhr micénica. que en la escena dibujada en el sello de la doble hacha de la fib'urn 11. llamada . se disClltir:í en el C:lpítlllo 4..h' aheja. e. que iniciaba el año mle\lO. C.

adornada~ con alas veloces. «cornon» y «pt'cho» se dellomin::1l1 /11 kl'r (neutro).\civa que se manifiesta desde d mo1ll~'llto en que sabemos que la dios:l fue im:lginada :lntailo como abeja.l(.ríllll (neutro). «muerte» y «diosa de la muerte» SOI1 palabras que en gri(. el único dios que podí:¡ conducir las almas de los muertos fllera de la vida y a veces de vuelta a la misma. tanto C0l\10 b similitud COIl la cinta par::l los cabellos o collar de las diosas egipcias Hathor e lsis. La raíz común ker enlaza las ideas del pan. la palabra «panal» se dice en griego 1(1 kl.ll.::1l1:ldo cuando todavía era un muchacho "'. Lleg:lron a represent::lr a b diosa ll1is111::1. la diosa. No result:l incone~1l 149 . doncellas. Enseíiaban el arte adivinatorio lejos d~' mí. Sus cabezas est:ín salpicadas de blanca harina de cehada y hacell sus Illoradas bajo los acantilados del Parnaso. Ll figur::l 23 Illuestra un nudo semejante a los h:lllados ell gemas. henl1. llevando el Iludo sagrado de la diosa como signo de sus funciones. La diosa del nudo sagrado ( \ Un nudo de tela. la sacerdotis:l lleva el Iludo en la nuca. una relación signific.\I11aS ¡Suertes 01 Hado~. denominad::l "U'l/al.1scinante de la manera en '1m: la genialidad de la visión minoica SI. también podÍ:ln llevarse SltictoS a la ropa cu.' introdttio en el idiollla griego. En el fresco minoico de la figur:l 25. Si los minoicos siguieron la pr.ís sus rclatm de dimas y dioses.Ímietlto.~.íctic:l de las culturas contemporáncas de Próximo Oriente. El parecido con el haz de juncos curvo que constituÍ:l la imagcn dc la diosa lnann:l en SUlller (figura 24) es llamativo':". (res de l'11as. el hado y el corazón humano.'go se designan con la expresión 11(' ka (femenino). a menudo de forlll:l invisible. bs rcin:ls y prlllcesas cretenses habrían sido import:lntcs s:lcerdotisas.Il1. mientras que la función del sacerdote debió de estar reservada al sacrificio dd toro (ver p.Ilay al¡. «Hado». lo que indica que tuvo Ull carácter rilllal. Estas doncellas abeja sagradas. informando adetll. el arte que yo solia ejercer alrededor de mi 1:.IS de ]l. La etimología de la palabra «hado» en griego ofrece un ejemplo f. con su don de la profecía. 171). estaban destinadas a ser el reg:llo que Apolo ofrecería a Herllle. trigo o un llH:chóll de pelo colgado a la entr::lcla de los santuarios seíhl de la prcsencia de la diosa. indicando con toda prob:lbilid:ld Sil función en los ritos dc b dios::I junto :l otr:lS mujeres.mdo tenía lugar la ccremonia del salto sobre el toro. la tlluerte.

de [nalll1a (c. c. Es evidente. C. Haz dl' jUlleos como . C. Crcta) cebible que lo que los griegos denominaron «el hilo de Ariadna» se refiriese al nudo de las sacerdotisas. la sacerdotisa presidía en representación de la diosa. así como las faldas floridas. lo hacen como compalieros de una relación. Cnosos. En las ccremonias religiosas. allí donde apareccn hombres y mujeres juntos en e! arte minoico. como a sus sacerdotisas. las mujeres participaban activamente en todas las esferas de la sociedad minoica1 '. 1500 a. llenas de volantes y de numerosas capas que demuestran la alegría y e! carácter positivo de una cultura llena dc espontaneidad. Creta) 24. la elcg:mcia de las mujeres minoicas de los frescos de Cnosos y se reitera en los sellos de la diosa. C. ocasión en la que hombre y mujer encomendaban su vida UllO al otro. De hecho. SUl1\er) 25.Lazo. no obstante. Sacerdotisa minoica con nudo sagrado (fresco. CI10S0S. Como observa Platón. que se desataba en varias ceremonias con un particular sentido ritual. 15110 a.23. esto se aprecia de forma aún más asombrosa en los sellos y frescos que representan el salto sobre el toro. pues no existe evidencia de! dominio de un género por el otro. \50 . Nudo sagrado (c. a la quc. 3000 a. por lo demás. se dibuja ataviada con chaquetas bordadas que dejaban el scno al descubierto.

tal y como se aprecia en los diversos sellos e imágenes minoicas de la figura 26. (d Y e) sellos milloicos mostrando nudos sagrados y (1) 11udo sagrado 111..110.Ís la figura de la propia diosa. y que evocase adcnt.1 . Cuando el Iludo se dibuja aislado. 26.c__ b . (e) vasija egipcia con figura ~'11 forma de . que contuviese las idc:\s del nudo. egipcio Es indudable el cstatus ritual del nudo sagrado. la doble hacha y la mariposa."k/I. las alas hacha se convierten en sus brazos y clnudo vertical en su Cllcr- 151 . Es posible que fuese percibido como un símbolo doble. puede parecerse a menudo a una mariposa cuyas alas se hayan estilizado para representar a la doble hacha. (a y b) Jarrones minoicos mostrando una figura con la doble hacha y el nudo sagrado.CO similar al Iwkl. .

En la figura 27.¡ J:¡ diosa.¡1 (c. c. C. se considef. en pie y de cal". apilados los IllIOS enciJll:1 de los otros. con d cetro en la ruano. es url:l figura que nos es f.des. La Illl('rta d<' Mire'nas CUn 1"'''lCS flan'Jllc:llldu la . Diosa . La diosa de los anil11alcs Ll diosa de los :lIlirn.'ollltl1"" n'tltr.~ohre I1Hll1raii:t con Icon<'s y .~OU '\. en ocasiones aparecl' C0l110 ulla figura human:¡ que sujeta dos b:ículos en las «mall0St. t¡ultO el s:dvaje corno el domesticado.¡ . quiz:í fuese con anterioridad diosa de la c:¡za en el Paleolítico. I. a veces denominada seii. como en el jarrón pint:¡do de la figura 26 c.po. Creta) 211. C. la montai13 del mundo.¡y un gr.lll santu:¡rio de cuernos de toro. En Creta ellllundo animal.l 152 .or:l de las besti:ls.a. ])os kanes se alzan a ca&l bdo como sus guardianes. En este sello una figm:l masculina. a su espalda h. está en a~titlld de 27. su postura es p:m:cida a la de los leones que Aanqucan la colurIlna celltnl de la puerta de Micenas (figur. 15(Jlr a. CllOSOS. tielle tina forma ~clllejalltl' al Iludo.ldorador (Sl'lIo. denominado IIl/k/l. la diosa est:í de pie sobre su montaii. como si acab3se de emerger de ella.¡ 28).1rniliar dd arte de la vieja Europa y del de (atal l-lliylik.lba cons¡lgrado a I:i diosa. que las diosas y los dioses sostenían como signo de su divinidad. En Egipto el símbolo de la vida eterna.

ís tarde ell el culto a Dcméter.¡ de cípsulas de amapola (figur. tal y como muestra la figura 11.11[.¡so. En la Odisell.¡ con coron.¡ludo?) Podrí. y sin duda se utilizaba en .¡d. resurgió m.¡bczas se han convertido cn brazos .¡ a menudo en las manos de la diosa o de su sacerdotisa.¡. recollocil'ndole.¡ron para hacer de él b imagen suprema 1e la epifani:¡.Íctcr !luminoso de su pre~ellci. Atenea se lIlanifil'St:¡ numerosas veces COIllO páj:lro y se la reconoce COl1l0 b dioSJ b. Estas imágenes fiK'ron hercebdas en su momento por bs dios:ls de b (. ~db entonces de un s:llto pososc en la viga maestr. se halla represcntado de f{mua aislada en el anillo sello de la vi.¡lzados y caras huma• n:¡s respectivamente.¡S lllUC!l. en particular por Atenea.. qlle se trasladó de Creta a Eletlsis~·. por lo tanto. La dios.¡ pájaro neolític:l resurge en Creta COII\O las dios:ls pájaro minoica.\. Él p:lrece h:lcer un ¡!. Illiemns db tiende su bículo haei:l l'l. 10 que indica algún tipo de n:bción ritual con la diosa.1 creación. de serpicllte. 153 .¡ tratarse de UI1 fid.¡ de 1I1tr:ltllll1ba (figura 35).:. y su figura realizada en .¡tllillas de figuras de .1rcs y templos de la diosa para inducir la experiencia visionari.esto de s:¡lmlo.¡ ocurrido en la Creta minoica: ~T:¡l diciendo. tal y como !JabrÍ.¡ par..~alllClo determinan los brazos levantados de la diosa que lleva dos palomas sobre su corona de cllernos (figur.¡da en vul6":1r golondrina»!. Las dos palomas posadas a cada lado de los cuernos de la consagración forman lIn. de do el mundo invisible. de la dios. el origen rilr/a/ dd s.¡S culturas. al igu.¡l que otr.~alón tral1sfOflll.'. que es la presencia de lo divino reconocido COIllO innlaneTlte en 1. de árbol y de escudo de b gran dios.111ado en lllUchas cavernas como ofrenda votiva. El pájaro es deS~eI Paleolítico el mensajero de la distancia vasta e incomprensible y.) L:ls abs alzadas de la diosa pájaro micénica de Tirimo (figura 29) aún son bs de un p:'ti:¡ro.1. ac.¡ la vista»ll.1 31). puesto que se han encontrado Illuchas est.~ y Illlcénicas. M:ís addant(.1llte de la diosa en toda la cultura lllinoica.'.·Idoral:ión. El mismo gesto b~sico de .¡zos alzados. (¿Serí éste. cuyas .¡ milloicl. pájaro L:l dios.1nía para cualquier manifestación de b deid.tio seis formas diferentes de pájaro. La cápsula de la amapola. d olivo y d escudo la selialan COITlO descendiente de bs fornl:ls de páj:lro.1níal) en griego significa literalmentl' el ~Illostrarsel) de 10 sagr.¡lela con los br. la serpielltl'. y la diosa que está ell el salltuario funerario (figura 32 c). que contiene su semilla. nurc!U}Sl' de allá la ojiz.1rcilh se ha h.1 30). pero se convierten en el gesto de epif.¡ líne. (~Epif. o resguan!:lr sus ojos para protegerse del car. Los milloicos lo tom. en tanto que imagen de b diosa de b muerte y de la regeneración. cuya asociacióll CO!l la lechuza. o más bicl! de Ull joven dios.¡ del oscuro .rl'cia clásica. La alllapob se cultivaba en grandes cantidades en Creta.¡do. se hall. El león.Júwlles varones en esta postlll"a. La p:lloma fue una imagen import.¡rca Atenea como un :lVe que escapa.¡bs y picurl:¡s c.

'400:1.). "00-1200 C. con bruos aludos (e. Diosa con cororu . Diosa con de palom<ls y cuernos de loro (e. C. 4000-3500 a. (c) jeroglífico del k" egipcio.. GC'5tos d .. 1500 a. epifanía desde: el Pah:olítico hut.lo: amapolas (l:. Crct:a) • b 32.<l. CCTU de Mi¡. b Crcu. en'u) J l.) 154 . enOJos. c. 29. (b) figlln egipcia ncolitic:l. enOJOS. e) y (c) untuario funerario rnilloico con figura en su interior rl"alinndo un gcuo de epifanía d (1100-10003. TirinlO. de la Edad del Uronce:: (a) Eu::cna palcolltica.~lln) coron~ JO. 14QO-12oo <11. Diou pijno (c. (d) sello micénico con clima y adoradores (l:. C. C..

En Egipto.llto de [as montañas. o la vasija en tanto que cuerpo receptJculo de la diosa. sin embargo. 155 . Debieron . la imagen del alma mayor de la persona. Una figura egipcia neolítica fechada en el 3500 a. y los pechos erguidos delineados con puntos transform. estJ formada a imagen de la diosa con pechos humanos y la cabeza y el pico de un p. buscándola en las cuevas o en bmqm:cillos de roble y olivo. soy tu madre. que con d paso de los siglos ha ido haciéndose cada vez más rara. el «niño» es el jarrón más pequeiio. por siempre jamás»:!S.ijaro. quizás el fallecido hombre o I\lUjer. se muestra en la escultura prepalatina de la diosa y su «niño» (figura 34). por ejemplo.l(lorarla con c1mismo gesto que la joven im:lgen masculina de la figura 27. La vasija de la figura 33. el gesto de los brazos levantados constituía un jeroglífico para el ka.. dando lugar a imágenes de culto. La veían en lo . de la misma for1l1. en un bosquecillo. La naturaleza ritual de lo que podríamos llamar vida cotidiana puede observarse en el tipo de instrumentos sagrados que servían para las tareas ordinanas de la vida. La im:agen dd ka era el pJjaro bennu o fénix. hoy se la considera una anomalía. soy tu templo. hace el mismo gesto que las del sello de la figura 32 d. al cual en ocasiones se denominaba «madre»: «Mira que yo estoy tras ti. prolongándose hasta el Egipto de la Eebd dd Bronce (figura 32). la epifanía y la mitología se influyeron y se estimularon mutuamente. Es posible que vislumbrasen su forma en la luz clara y brillante de la primavera y del otoiio.') en que en la tradición cristiana la gente «ha visto» a la virgen María. la decoración en forma de collar del «cuello» del jarrón.Ll tradición dd gesto simbólico de los brazos alzados tuvo su origen en d I':lkolitico y se 1l1:ll1tUVO durante el Neolítico. El diseño en forma de red está dibujado en el cuerpo y recuerda el del vestido de la diosa serpiente (figura 6). navegando en su barca curvada o montada en un toro sobre las olas del mar. antes que lo normal: «La visión yf:1 mito. Kerényi comenta que los relatos acerca de las religiones antiguas no hacen suficil::nte hincapié en la facultad visionaria de la naturaleza del hombre. (figura 32 b) toma la mislll:a forma que el jeroglífico posterior (figura 32 c). la e ~[. subiendo trabajosamente las empinadas laderas con sus ofrendas hasta sus santuarios en las cumbres de las lllontatias. cuya apertura es la única vía de entrada al cuerpo de la diosa. No existe duda acerca de que los micénicos «veían» a sus diosas. La figura que se halla en el interior del santuario minoico. C. cuando de los valles surgían misteriosos reflejos que relucían en las colinas.ln el simple acto de echar agua cn llna ofrenda de lechc del cuerpo nutricio de la diosa madre: agua trasformada en agua de vida. La apertura en forma de pico con el ojo. que se reunía con el allila individual (el ha) tras la muerte. En la relación del hombre con los dioses. en lo profundo de las cuevas laberínticas.nía goza de una prioridad que se fundamenta en la inmediatez de toda visión verdadera»:!". El carácter sagrado de la vasija.

¡do dd ritLL:li. Mirando en la dirección opuesta. que brota de UIl ll1ontículo cubierto de brotes frescos en el centro.33. y en la vida de ultratumba. sus brazos alzados sugieren que allí transcurren ritos sagrados que no se pueden prof:1. hacia la escena superior. COIl el gesto de brazos alzados que denota una cpif:1. una sacerdotisa con cabeza de p.les recuerda a las salas dd juiCIO d1 156 . En la escena grabada ell el bello «anillo Néstor» de la figura 35. Este anillo de oro es llna de las imágenes l\l. Mirtos. c1león. mientras la diosa se mantiene alejada tras él. hasta entonces encontradas por separado.íjaro intercepta a un intruso. de pájaro hace sei'las a una joven pareja cogida de la mano p:l. otras dos fib'llraS con cabez. La diosa (k Mirtos (24IJO-2200 a. Illuchas de las imágenes de la gran diosa.~ija .nar por los no iniciados. El sello esd estructllrado por el nudoso y retorcido árbol de la vida.uo. ni éste de b mmcnsión invisible que confonJJ:l toda vida. S:l. hallado por un campesino ell una tumba colmena en Pilos. Acerc:llldonos a la escena desde la parte inferior ió!:quierda. hacia el grifo y el izquierdo hacia arriba.cerdotis:l.¡ parte superior.ra que se acerquen al otro lado del tronco dd árbol. (c. con sus dos ramas laterales que dividen la escena en el infr. Su brazo derecho apunta bacía ab. Tera) 34. en \.'" . La escena que se desarrolla bajo las ramas princip:l. se combinan para CrC:lT llll drama t:1scinal1lt: dt: transfurmación: el árbol de la vida. Dios~ pájaro cUino va.ue a un grifo. el perro y el grifo.Hl111ndo. Otr:l. en la parte inferior. con c:l. que esd sentado en mi trono ante la diosa. la mariposa.Ís elocuentes de b vida dc ultratumba [al y como los Illinoitos y los micénicos arcaicos debieron irn¡¡giJlarla.bcz:l.nía. como si fllest: ella al final la llnica que tiene el poder de trasladarse del infralllllT1do a la vida de ultratumba.. el pájaro. C. C.1 de pájaro rinden homen. 15un a. Hicropetra) La diosa de la regeneración El arte en Cree:! no puede ser difercnci. el! el Pcloponeso.

siguiendo el gesto de la diosa. imagen de b dios:l M:I:lt.. De la parte superior del árbol junto al león brotan ramas de biedra. raíz el árbol. representado por el grifo de aspecto de esfinge. y esto l'S interesante. simbolizado en el desproporcionadalllente inmenso león. 6). donde deben enfrentarse al impresionante poder de la diosa. ~ El perro cn b. los asistentes que se dirigen al grifo sent:ldo en el trolla del juicio también poseen cabeza de pájaro.l egipcias. que en Egipto guía las almas de los muertos. IllUY parecido a un perro s. la pareja entonces pasaría a la p:lrte superior dd sello.13 vida c1cr1l3 . Tras el grifo está la diosa. Descansa éste sobre una especít' de plataforma sostenida por sendas figuras femeninas. la ibis. En la ceremonia egipcia. guarda los misterios de la diosa. El . C. 1511U 3. durante el que se ha pes:ldo en un:l b:lbnza el corazón de la perSOIl:l y b pluma de la vcrdad. recuerda. al igual que suele situarse Isis lras Osiris. Cll prilller lugar. también al chacal Anubis.1llecida ha satisfecho el tribunal del juicio.Id <scllo .lS diminlltas que parecen brotes de pbntas. donde Ulla procesión similar conduce a la pcrsona lIlucrta ante el dios Osiris.\rhol . diosa dd infral1lulldo. aSUlllllllOS que la pareja f. Si. mas reaparece felizmente junta al otro lado del tronco del árbol -como si el rito 157 . Aquí.IS. Dcntro de las raíces del árbol hay Iln:lS formas oblotl6r. sentado. COlllO lo hada en la cueva paleolítica de Les Trois Freres. anticipando ~la rama dorada& de Virgilio (EI/cirl(/. La pareja está ausente de la parte superior derecha de la escena. donde domina el león.1khicha. el dios Thot -(luC ti elle b cabeza de Ull pájaro ele pico largo. :lIlticípalldo al perro Cerbero.le.lc Néstun micénico de oro (c. qlle en la mitología griega pertellece a Hécate. al perro guar 'án neolítico de la vieja Europa custodiando el árbol de la VIda. En actitud de reposo y vigilancia.anota el resultado del juicio. cuyo crecimiento en espiral y verdes hojas perennes son la imagen simbólica de la inmortalidad de la vida. imágenes de la nueva vida en preparación.

Situadas como estín aqui en relación con sus f0fl113s de erisíJida. Prosigue Evans: El sig:nificado simbólico de éstas. En ocasiones.. Se han hallado numerosos cuernos de consagración. imagen visible de su poder regenerador en la tierra. en el templo palacio de Cnosos.lraS juveniles que ap:lrl'ccn . tan parecído al anterior.de paso ocurriese a través del cuerpo dd lcón. Cuernos de toro formaron antalio un friso en torno al patio y a lo largo de las paredes del palacio de Cnosos. La diosa y el toro Una grall escultura de piedra de UIl toro de cornamenta doble aún se alza de cara al ocstc. l)ificilmellte puede dudarse. por encima <le ellas... que no apartada de ellos. o se pintan la cruz IUllar y el galón sobre su cara realizad:l en barro. casi todos tienen un agujero en el celltro 158 . para verter las libaciones.. en SClial y promesa de la regeneración de la vida futura.y allí el gesto de epif¡lIIía de la mujer podría ser expresión de asombro y gozo ante su nuevo estado transformado. se resalta con la aparición. En los rituales minoicos se utilizaban unos espléndidos recipicntes denominados . por lo delllís. Los cuernos se colocab:lll sobre los tejados de los santuarios dOllléstico. de dos peql1eilos objetos qlle lIluestran rasnos de cabezas en el extremo y UI13. Figmas innumerables de toros fucron hallados en tumbas y cuevas. Vemos 3ql1í. la roseta de la diosa se prende en la frente dd toro.~. L1. UlI acontecimiento maravilloso.~ protuberancias con forma de gancho a Ull lado: bien podríamos reconocer en ellos a las dos crisílidas correspondieIltes.liylÓII cn forma dc cabeza de toro. de que hagan referencia a las dos fil:. importancia del toro y sus cuernos como símbolos de la fuerza vital creativa de la diosa ya se ha observado en las culturas lleolíticas dc la vieja Europa y de Catal !-Iüyi.'l. y de que hall de ser considerJdas símbolos de su reanimación con vida llueva . Obscrvar cómo desaparece el sol entre SllS cuernos es. En Catal Hüyük la diosa daba a luz al toro como su hIjo. como antes.\1Io tras la llltlene. y su asociación con la diosa y su luna creciente se sugirió en ulla época tan antigua como el Paleolítico. como en todo Próximo Oriente. Sentada sobre una rama. en palabras de Evans.ik. a una joven paTl'ja a la que la muerte habia separado v . incluso boy.tllado de ellas en el allill0.lsen el mundo hUlllano en su interior. micntras revolotean sobre su cabeza dos mariposas. ademís. en las criptas de pilares y sobre los altares quc se alzaban entre las hacl13s de doble filo de la diosa. reunidos por el poder dador de vida de la <liosa y simbolizado por crisílidas y mariposas. y también en Creta al toro se le podía llamar «hijo» de la diosa. como si enmarC. se halla la diosa mi lloica y otra figura con la quc parece estar sostcniendo una «animada conversación». es difiól explic:lrlas de otrJ manera que 110 sea como alusión al resurgir del espíritu l1ul1\. heredados de la vieja Europa y de Anatolia1l<.

Call1'za de wru ". y en esta histori:! se asocia de modo específico a la tr:Jnsformación de la doncella Cll madre.) 37. donde n. y la doble hacha se halla a menudo entrc los cuernos.l doncella llamada Britom. Aquí la fuerza vital está simbolizada como «scmilla» de renovación contenida en los toros. que hace que las plantas crczcan. de la misma manera en que crecen . del destino y del tiempo se dibujó sobre los vasos ncolíticos y se grabó en las paredes de las cuevas paleolíticas.l semejanza con el del mOllte Dicte. También está relacionado con la dios. quc fue perseguida por el minoico rey Minos durante llueve meses (el tiempo suficiente p. La red como matriz hilandera del nacimiento.) para sltictar algún objeto I~cho de material perecedero. no puede ser casual.lra gestar un nii'io). una planta central crece entre los dos a partir de una cápsula. con pbnta nedelltlo en el . 1son :1. diosa de la red (dictyolI significa tredl). Torn~ micénicos echando hrotes. . el :lltar con cuernos es mucho más antiguo qu . Posteriormente se la llamó Dictina. y que podría referirse a una diosa denominad. En otros sellos hallamos grabado el diseño de forma entrecruzada de la red. la civilización lllinoica. El relato griego versaba sobre tlrl. un nombre CUY.'. lS(JO a. 159 .cntro (~dlo de ('riual de un anillo.sobre os lomos de los toros. C. C.l posteriormente Dictina. En Creta. Tambic:n cn Egipto ellcontrarelllOS maíz brotando del cuerpo del dios Osiris. Plantas n:scas broran a menudo de entre los mismos..lció Zells. hasta que se tiró al mar y fue salvada por las redes de unos pescadoresl'l. conocido a su vez como el dios toro. En el sello de la figur:J 37 están surgiendo brotes de tos lomos de dos toros jóvenes.scrpiente (ver figura 7).l .\6.inoicn (c.lrtis.

en la costa oeste del Pcloponeso.!. l)os dio~as y el niño (escultora l']} 111~rfi1. Podría tratarse de una imagen de la diosa en su forma dual como rein:l de la vida y de la muerle. del último período de la Edad del Uronce. que levanta una mano par. Esta podría ser la escultura más antigua conocida de 1:1 diosa con su hija y el niño.slI11H:ria Inalllla. en tomo al 1300 a. trayendo del infralllulldo a la luz el conocimiento de los misterios de 1:1 regeneración (ver capítulo 9. El chiquillo está trepando por el rt'gazo de la figura mayor. figuras 18 y 19). C. ve.Dos diosas y el niño En ulla importante escultura de marfil de Miccnas. dos diosas sc sielltan juntas.stiebs ambas C011 trajes de volantes y adamadas con collares. sI. que en la Grecia clásica se lllueve entre Dellléter y Per. El brazo de la un:l reposa sobre el hombro de la otra. y lo hace de forllla bastal1le parecida a Triptók:lno. e. hermana Ereshkig:tl.l eslrech:lr la de la otra. c. dio- 38. Call1pbell resalta el paralelisll10 que existe entre este trío micénico y la tríada COIlStituida por la . las cnvuelve Ull mismo Illanto (figura 38). una Ul1 poco más pequdia que la aIra.:. la que lleva Ull collar. diosa de las grandes alturas. al de la otra diosa..séfone. Podrían ser las fdos reinas y el rey~ o las «dos reinas y el joven diosD mcncionados e11 las tablillas escritas en lineal B halladas en Pilos. que quizá sea la hija. Miccll~s) 160 . que personifica la llucva vida del aiio o del grano. probablemcnte la madn. 1300 a.

por lo tanto.'Sta aparición tardía dd dios varón adulto en Creta L'S ímica en la historia contemporánea del tcrcer y segundo milenio a. como si estuvieran celebrando un ritual de la siega del cereal. Una figura masculina. pUL'S. unificando los papeles masculino y femenino. Existen muchas L'StatllaS pequeñas de un joven varón. c.¡ ~. de pie entre los cucrnos de la cons.. por lo que la relación entre ambos principios se plasma en la imagen de ulla gran diosa y un joven dios.lción arqueológica no ha encontrado aílll imagen alguna de un dios en ti Creta neolítica..lJ. Estos modelos y estatuas ciertamente sugieren que se trata de la cucva útero de 13 madre montaña. porclue se encontraron en tumbas y cuevas junto con pequeñas estatuas de toros. podrialllos preb'1l1ltarnos si tuvo algo que ver con el hecho ele que el principio masculino estuviese todavía unido a los ritmos del aiio agrícola y. en las imágenes nistianas de santa Ana.'SCrito al menos 1. y en la escultura única de la fib'1lra 39.1ba por entonces en los cuernos en forma de luna creciente del toro. donde vino al mundo el niño divino para la renovación del pucblo. no hay prucba de la existencia de un dios adulto varón JI . que pertcnc:lIl1b. como sucedió en otros países de Próximo Oriente. ~e . la . El aspecto masculino de la diosa. el dios llIuerto y resucitado. qui- 161 . el carnero o el ciervo.. se simboliz. o bien desciende del cielo hacia ella. aparece gradualmente en algunas piedras sello.11 lliiyiik: reaparece más tarde en la Grecia clásica y.. la recolección es obviamellle una tarea masculina. es probable que se trat.'-. involucrado en la muerte y el renacimiento anuales de la vegetación. Dado que c.1SC de reprcsentacionL'S de un joven dios. indinado hacia atrás en gesto de adoración. o bien está de pie ante ella. o en un animal macho: el toro. no se aisló y elevó por la necesidad de alltodefensa.¡ (ver capítulo 14). y todos los cosechadores llevan su maíz en procesión.llJd~s profundidad~s. y de su hija Maria con clniño Jesús. pero todavía no es uIJa realidad independiente de lo femenino. que se reprc~enta a menudo trepando por el regazo de una al de la otr.¡ andrógina.lntL'S de la descomunal y tencbrosa cucva del monte Dicte. que en aquel tiempo todavía er.000 años más t:ln:lc.í. Esta .¡s. generalmente Cll actitud de saludo.bs gr.1gración . descubierta cerca de Cnosos.abuela.. aún más adelante. En el Cállloro (11' los rosee/radares (figura 40). donde nació Zeus -según el rclato del mito clásico.'S.divina familia_ ha aparecido ya en la cultura neolítica de Cat.. y DlllllllZi. Encajadas entre las estalactitas colbr. diminuta en ta111aiio en relación con la diosa.ll de una figura deslluda.s una representación casi de L1111año natur.l d~ El hijo-amante de la diosa La investibr. En la época lllinoica de Creta parece como si lo masculino se hubiese disociado de lo femenino. c. se ha encontrado un número asombroso de figuras de dioses y de toros. en actitud de celebración. Sin embarb'O' este hijo varón nunca alcanza la plena madurez. tal y como afirman an:lueólogos e historiadon. cxccpto quiz. la diosa I~vanta en sus brazos a Ull bebé.

Cr"ta 40. si hemos de creer las fechas proporcionadas por el historiador griego Tucídides. la relación entre ellos no es de igualdad.reccría que el dios. sino de servicio. e al rey Minos como el primer dirigente que adquirió un:t m:trina poderosa y que mantuvo una p:lZ firme en el Egeo. C. ¡SOU a. tal y como aparecen en los sellos. Ciertamente. el dios rinde el homenaje necesario a un poder mayor. l-Iagia Triada. e. como 10 estuvieron sumerios y egipcios. y ninguna de sus creaciones artísticas celebra o representa la guerra o la violencia. L1 única calamidad sufrida por los minoicos fueron los terremotos. exceptu:llldo algún que otro casCO y unas espadas que se hallan hoy en el museo de Heraklion. los minoicos no estuvieron expuestos a la eventualidad de ser at:tcados por todos los fl:tncos por pueblos guerreros. pró.39. cuando el joven dios y la diosa se representan juntos. El C'¡"'IIrO r 1<>5 wsrr/ulliurrs (e. Diosa l1J:)~C y lIiilO (escultura "n (err:leota pill(ad~. Aún así. C. produciéndose al menos tres por siglo. presumiblemente fueron experimentados como fenómenos pertenecientes al domínio de la gran diosa. Las ciudades cretenses no estaban cercadas por murallas de defensa. fue sólo con la invasión de los dorios. C. e 13S a. Creta) zás un ritual en que los primeros frutos de la cosecha se ofreciesen a la diosa. no es probable que fuesen completamente ajenos a la actividad propia del guerrero. PJ. que menciona en el siglo V a..~illlo a CllOSOS. y a pesar de que los micénicos trajeron consigo Ulla cultura más combativa pasado el siglo xv a. como sus formas 162 . Mauro Spdio. en d siglo XII a. Mas. protegidos por el mar. cuando el sentido cretense de soberanía finalmente se perdió.

. como el árbol. quc muere y renace anualmente. dc la misma manera cn quc la diosa representa la continuidad. o un dios. mientras la de ella. que. quizá como espíritu de la nucva vida que está regresando de los ciclos.I~/s. de crecimicnto. la imponentc diosa se siema en su trono ame el árbol de la vida. con toda probabilidad. l11:1cho c:lbrío y carnero. inclinándose ligeramente hacia atrás.represcnta el elemcnto de discontinuidad. En el sello micénico de la figura 42. 10 señala a él. En el anillo minoico de oro de la figura 41. L:I diosa. así como. ISOO~. personificando la fuel7. sumcrg:i~lldosc en el cuerpo de la diosa para renacer dc clla cn la siguicnte primavera.) 163 . cruzándose con la de ~I. Su !llalla apunta hacia ella. y Sil . C. Éstc es c1.:lIlilllales ello toro. posiblemente en forma de lluvia.) H. Estc drama podría estar representado cn el sello ll1ic~nico de la figura 43: la diosa está de pie en el centro. le da la bienvenida. se yergue ante elJa. golpeando sus muslos en la actitud tradicion:rl dc duelo.•• SO~. comcnta quc el dios .1. y cuyo renacimicnto sc celcbraba en las cuevas de las montañas. es como si estuviesen unidos por las lnanos. dl.'SComposición y rcnovación cn el cido vegctal. Parecería que se [ldta de una plasmación exacta de la relación de la diosa con su hijo-amanec. de la diosa. es un dios que mucre de forma anual. De esta lllancra cncarna la forma dc vida quc ticne quc cambiar. cra aún el .'».hijo. micntras que ella permanece como el principio de vida que nunca muere y que sc renucva de continuo:l traVL'S de sus formas cambiantes. c . un dimillllto jovcn dios quc sosticne un báculo está descendicndo del cielo. mientr:ls Ull jown esbelto. c. que será el [cma de los mitos de la Edad del Bronce en Sumer y en Egipto. Wi11etts. dcbe morir cada ai'io. Al participar dc la mortalidad dc la semilla.dios del año. sosteniendo un cayado o cetro. Diosa s('l1ud~ y jov('n dios (sdlo miccnico.s olld Ft'St.1rlos como por un nudo. delantc de una colu1l1na quc ser1:11a un santuario de donde crece el árbol de la vid:l. cn el labcrinto del palacio templo dc Cnosos. C. en su obra Crt'larl CII1.a dinámica del crccimiento. a cllya esp:llda crecen plantas. Dios. enlaz.¡ y jov(..1I dios (:ilIIillo 1II11l0Íc:'0.

16.rbol del sanruario de la diosa. jOYl'1l dios y uccrdotiu jUlltO al iirbol de la vida (5.U. (/lrribn. podría explicar las lamentacioncs de la dio$:l y de la sacerdotisa. 1500 a. c. izqll¡rrJ/I) Diou. Sil muerte. n dios con iirbol y macho cabrío del que brol:ln nmas (sello micénico. mielltr:ls e1jovcn dios parece estar armncando de míz un :í. tocando el árbol de la vida que crece en un santuario a Sil izqllicrda~ Detr. ahora se ha encarnado por completo en el animal macho y en el joven dios.) U. anticipando además la imagen posterior. 1500 a. con el objeto de que el principio de crecimiento pueda persistir. (/lrrib/l.lIlcado de miz. En el sello micénico de la figum 44. (/I/I/ljn) Hendes matando al IUro cr"lensc (lliru'Jra 50hrc jarrón griego. C.510 a. el principio regenerador. de J-1emc1es y el toro cretense (figura 45). C.) sacerdotis. c. . apul1tando a la continuidad de esta tr:ldicióll. C. Podría tratarse de una imagen del hijo-amante de la diosa. así como dd ritual de la ula del árbol como Illuerte dd hijo-amante o cdios del ai"iolt. como muerte anual de la vida del :í.rbol y de toda vegetación. tal y como les ocurre a los toros en otros sellos.1 l1or:l. Aquí. drru1tn) Jov. al final de su ciclo particular de crecimiento. se encuentra también en los mitos sUlllerias y egipcios. al ibJl1al que el :írbol que lo personifica. 110 micénico.rbol.) 45. pintada sobre 1lI1 jarrón griego. 53U. que en tiempos anteriores pertenecía por clltero a la diosa andrógina. c. La asociación del hijo-amante con d :í. donde parecen crecer r:ll1las dd cuerpo del toro..ís dd dios hay un macho cabrío COI1 cornamenta. de CIlYO lomo crece UII árbol similar. que será a Sil vez arr.. el joven dios está solo.

y refiriéndose a la dimensión del otro lIlundo. C0l110 el lugar del renacimiento. el templo de la diosa. Ciertamente en los tl. que simboliza las aguas del subsuelo. J-1efesto el IIIUY ilustre cojitranco bordó también una pista de baile scmejante a aquella que llna vcz en la vasta Creta el arte de Dédalo f. era un modo de comunicarse con la diosa. a partir del 350 a. como hija del rey Minos· y de la reina Pasíf:1e en el relato griego posterior habría sido la suma sacerdoti~a que dirigía las ceremonias. Los pasajes laberínticos que perl1Jiten acercarse al santuario interior de la cueva paleolítica también comparten este simbolismo. que ganan bueyes gracias a la dote. en espiral y laberíntico. por consiguiente. una tiene una luna creciente en el centro y la otra. El laberinto era. tina rosa. bailaban con las lIlanos cogidas elltrl' sí por las Illuñecas. la. y otros 1115s. aunque sabemos que el vocablo labrys de~ignaba el hacha de doble filo. e\maestro arquitecto de Creta.ltiva la persistencia de ullas mismas imágenes a lo largo de mil alias: el mito posterior griego de Tesen y el Mill()[auro también se centra en torno a un impenetrable 1:1berinto. La palabr:l «laberinto» no es griega en su origen. por medio de gestos extáticos y ritllales. aparece en la extralia piedra circular conocieb como disco de I~esto.~ de Egipto se llevaban a cabo danzas riluales y actuaciones dramatizadas de mitos a~l:llc~. La danza. Un Illotivo semejante.1bricó para Ariadna. y ellos vestían tlll1ic:ls bien hil:ldas.l. En Creta. Homero esboza un paralelismo entre Dédalo. Uno similar se hal1a en un sello temprano del palacio minoico de Hagia Triada. Ellas nevaban delicadas sayas. Homero realiza una sugen:nct' asociación entre la danza y cllaberinto en su imagen de la pista de baile de Ariadna en el palacio de Cnosos. el dios griego de los artesanos posterior.tl1plo. es l1a11l. atrayéndola. Allí zabrales Y doncellas. En la lIífldfl. tanto la «cas:l de 1:1 doble hacha». en nlla tablilla de arcilla procedente de Pilos. pues. otro. y Hefesto. b:lsta que se presentase entre las formas caracoleances que se convertían. en 1Il0iledas tardias de Cnosos. donde se celebrab:ln SllS misterios. del período de b Grecia clásica. En el corredor de la p1:lllta baja del pa1:lcio de Cnosos se dibujó un laberinto. en todas las culturas antiguas. estos antiguos significados adquieren mayor especificidad. en su epifaníaJ. que tenían el suave lustre del aceite. es decir. a medida que eran d:mzad:ls. de bellos budes. 165 . imaginadas también como la ser]1u:nte. en el Peloponeso. e\néctar divino. En una de las e~cenas del escudo que hizo para Aquiles. C. La diosa era probablemente la «dama del laberinto» a quien se ofrecÍ:! con humildad un tarro de miel.La ((dama del laberinto') Ya no~ resulta familiar la forma del laberinto por los dibujos paleolíticos y neolíticos del 111e:lIldro. aproximadamente.

ajusudo a sus palmas. el progreso. recreándose. y el camino de salida permite el renacimiento. alcanzado el centro. transmitido a l? largo de generaciones. De una tumba de tipo tolos.1fero prueba tras sentarse debllte. C. Unas veces corrían forlllando círculos con pasos lubilidosos y suma agilidad. en su Vida de 'leseo. y los obstáculos en el camino que coríduce al centro simbolizan los sacrificios que hacen posible. hasta que. Allí hizo Ull sacrificio al dios 166 . y otras veces corrían en hileras. c. y ellos d:lg:ls áureas llcvab:lll. unos tras otros. Bailarines de tiempos posteriores sugieren que podrían haberse Illarcado líneas en el suelo para que los bailarines las siglliesen. Una nutrida multitud rodeaba la deliciosa pi. cuando Teseo dejó Creta con Ariadna. a ver si marcha. Baile dc la diosa y dcl jovcn dios junto al árbol de la vida. y dos aerób:lUS a través de ellos. C0l110 cuando el torno. Según otra interpretación. Plutarco. como preludio de b fiesta. las curvas laberínticas representan el deambular del alma antes o después de la llluerte. ellas sujct:lb:lll belbs guirnald:ls. de forma paulatina. hacian volteret:as en llIcdioJl . relata la historia de cómo. su navío atracó en el puerto de Delos. con mariposa y nudo sagrado (anillo micénico.46. stlspendidas de argénteos tahalíes. la unión crea la transformación. Es posible que éste sea un recuerdo popular. Vario) Además. de una danza ritual que tuvo realmente lug. y que sus movimientos trazaban los del sol y la luna al circular por la eclíptica.¡r en el recimo de baile del laberinto.su de baile. el alf. 14Sll a.

aunque se narra mil alias después desde b perspectiva de una cultura muy diferente de la original y. hi"mi. Un hijo. se casó luego con Asterión. así como por Ovidio en su Ml'tamorfosis. trayendo consigo la vida eterna para todos. que poseemos de Creta.serpenteante como las curvas del laberinto cretense J7 • Esta danza se convirtió en el prototipo de los primeros baik-s cristianos. sin sospechar nada.no"uro " 10 p'in"". enrollando el hilo de Ariadna hacia el centro y de vuelta hacia fuera. y vivieron en el palacio de Cnosos con sus hijos. Minos contrajo. recreando y rememorando la anterior desde su propio plinto de vista. dedicando una esta[Ua de la diosa que le había dado Ariadlla. Tucídidcs. y de la ninfa I'erséis..1ndo los senderos circulares dd laberinto. pero Minos. Posidón le envió del mar un magnífico toro blanco. y quizá también por el hecho de que el retorno de las grullas anunciaba la primavera. TI. . La princesa. Hesíodo. y fue l'Scrit3 por Homero."seo la danzó girando en torno al altar de cuernos". lo que. y mató a otro en su lugar. matrimonio con Pasífae. la dirección de la involución y de la muerte. Entonces ella suplicó a Sll :Irtcsano Dédalo que le hiciese un modelo de vaca y se ocultó en ella. Virgilio tacha un baile que se llamaba el_juego de Troy:1. por supuesto.')' de Crct. C.. Posidón se puso tan furioso que despertó en la reina una gran pasión por el toro. prometiéndole sacrificar al animal de inmediato. Los laberintos de Chartres y de Auxerre revelan b persistencia de este simbolismo inmemorial. el toro se zambulló de repenu: en el mar y la llevó a través de las olas hasta Creta. seguida de la evolución y del nacimiento.' convirtió en el Satán del inframundo y Teseo en Cristo. en adelante. nació de esta unión. pero COIl cabeza y rabo de toro. hija de Helio. La historia se pintó en jarrones grieb'Os del siglo VIII a. y así fue. I'índaro. Un hijo con cuerpo de hombre. no pudo soportar separarse de él. De hecho. con la esperanza de que el toro no notase la diferencia. Entonces sucedió que. Había una danza de la grulla en Troya y. en los que el Minotauro St. de . por lo tanto. el n.. Junto a sus acolllp:uialltes. La leyenda del Minotauro El ""lo el"ico g. que lo vence para regresar luego a la vida. en tiempos romanos. Minos.Apolo.."o y el M. ~e en la princCS3 de Fenicia.'5tos pájaros en sus rilUalcs de apareamiemo.iego de Te. le nació a Pasífac. a su vez.1. Dédalo 167 . al verlo. Se llamaba la danza de la grulb por las SiIlU0S3S vueltas del cuello de l.según cuenta la historia. el dios sol. y llegado el momento Minos se convirtió en rey. imaginando que el dios no Ilota ría la diferenci:l. Zeus vio a Europa cogiendo Aores aliado de la orilla del mar y se transformó en toro. Minos rezó a Posidón para que le enviase un toro COIllO signo de que el tralla le pertenecía sólo a él. no file así. Europ. PlutJrco y otros. con el fin de solventar una disputa con sus hermanos. se montó sobre su lomo. Un día. ejecutó una danZo1 imit.

T.1Uro dellabcrinto. la vio tumbada en la playa durmiendo y se ("namoró de ella. y le ofreció ayuda. vino a la isJa como uno de esos catorce para matar al Minotauro y liberar a su pueblo. Se Cas.ucnicnsc como tributo anual (algunos dicen que debía otorgarse cada ocho años) sietc jóvenes varones y siete doncellas para dárselos al Minot.l. el hijo del 1\.·47. Teseo. Entonccs Dioniso.·mlllu dl' SclillUllU'. el cual. la hija del rt. mientras Ariadna dormía en la playa. El n:y Minos. pudo cncontrar al fin su camino de regreso a la luz. que b'Obcrnab.1ron y tuvieron tres hijos·'". enrollando el hilo a lo largo de los tortuosos pasajes. el dios toro. tomaríamos esta historia simplemente como un cuento de un héroe que vence a un monstruo y libera a su pa- 168 . fue capaz al fin de alcanz. y exigió al rey . pararon en la isla de Naxos. 600 . EII"'I'" r rllor" (t"5ndlura griega arcaica. Ariadna. Tesco se marchó en su navío y la dejó allí. Teseo luego huyó de Creta llev~ndosc consigo a Ariadna corno promctió y. C.")' Minos y de la reina Pasifae. había salido victorioso de una campalia COIltra Atenas. se ellamoro de él.1 los mares. en el trayecto hacia Atenas.ar su centro.¡) comtruyó cntonces un vasto laberinto cn las proli ndidades de la tierra donde ocultaron al Minotauro. Sicili.')'. Allí mató al Minotauro y. Si 110 tuviéscmos noticia alguna de la cxistencia de Creta. Le pidió a Dédalo que le diL"SC una madeja de hilo. atllldo lIlIO de sus extremos a la entrada y dL'SCnrollando el ovillo a mcdida que se adentraba en las profundid1des del laberinto. Mas. c. que dio a Tcsco.

si se tiene ~b>{lll cOllocimiento del ritual lllinoico. I-Hlt)-II(fO J. el espíritu original de l11uchos de los mitos es aún visible en I:ts imágenes. cuyo padre divino se afirmJbJ que em I>osidón. Pero. el toro. SIO "'. hermano de Zeus. El mito ilustr.. Chiusi.1 de mil :lIios :ltr:ís."S de los micénicos. Tcsco I11:l.¡I Millot:l. 1:. si no a todos los mitos griegos. llevando las máscaras con cuentos de la vaca y el toro respectivalllentl'. par:l crear un lluevo tipo de signific:ldo más el1 armonía con la cultUr:l orientada hacia el dios de los griegos. La historia predominante es el mito griego del héroe en el que Teseo.¡ minoic.) ís de Ulla cruel opresión. y Dioniso. tl ucho más alltigua y compleja: la historia del ritual del matrimonio sagrado de Cnosos. que envió un toro del mar. está daro que aquí también hay Olra historia.¡ t()(los los demás . lulia) ot9. que se convirtió l'lI un toro. que heredó a tr."Sta prolifemción de toros..•Minot:luro.! entonces el modo en que la culnll''. Como ha demostrado H:trrison de modo concluycnte.otll. dc Allolodoro.¡ví. significJ .i grieg:¡ :tria . Tl"St'O. parece evidellte que esta fabula de Teseo eolltiene el! sí misma dos historias separ:ldas con dos puntos de vista bastante nítidos. una forma de sí mismo. Posidón..¡ce referencia .1 celebraba juma con el rey sacerdOlc.. mata :llmonstruo en la oscuridad dcllaberimo subterráneo y consigue la libert.¡d de s"il pue- 169 . donde las culturas originales oriel1t:tdas hacia l:1 diosa se Illodific. el narrativo y el de la IIll:igcn. q le la reina s:lcerdOlis. El sentido cxplícito de b historia no h..U"d" :. No obstante. Ilam:ido el dios toro. C. o . el dios toro. el héroe.eI toro de Minos.¡ron o invirtieron. éste fue un proccso de revisión que :¡fectó :1 muchos. C. del relato: Zcus. UIl nombre que nos remite.¡lgul1a a c. Al leer la imagen a tr:ivés de lo narrativo.Millos. Matallza ritual d('1 toro (sello lIlinoj¡:o en forma de clIenta de oro..toros.¡doptó y reinterpretÓ I:t cultur. :lsí que se nos presentan en el relato dos niveles diferentes.lIrn ('(lll:l.

tras solap:lrsc. o con el más corto~l.¡bri3 perdido su dCfL"{.ho ". En un momento determinado. el h.. por así decirlo. Al final de ocho años. los poderes sagrados del monarc. Si los prisioneros políticos atenienses estaban involucrados en este ritual de alguna Illanern.¡b". Podría haber algo de verdad histórica en este relato.¡nte el tr.¡s solemnes que I113rc. Si mirnmos al toro como lo habrían hecho los minoicos. sólo llll:l vez c:lda ocho años coincide la luna llena con el db más largo. entre las cercmoni.¡d. y que.¡ ocho .n el comienzo o d final dd ciclo de ocho años. El toro entonces se habría sacrificado cn tamo que encarnación del :lntiguo ciclo.¡dón. era necesario para conferir el derecho al mando. aquí como en otros lugares. el toro sustituyó al rey y se sacrificó en su lugar.¡ jugaba un p¡¡pel impon¡ulte OJ • Af"b'Ulllenta Frazer que. por ejemplo.trimonio s. La prominencia del toro en los rituales cretenSL'S indica que.'S posible que no fucse uniformc en todo Próximo Oriente.ase al rey en el máximo apogeo de su poder. aunque t. el nu. sin bl rCllov. que el rey también encarnaba en su persona en tanto que hijo-amante de 13 diosa. necesitaban renovarse. permiticndo 170 . puesto que ambos estab:lll asociados a la renov3ción de la vida. animal y vegetal con 13 debilitación de sus poderes.no con I.1 tralla. y mientras que en otros tiempos y lugares determinados ello requería que se sacrific. Es extrcmadamentc probable quc la matanza ritual del toro por un sacerdote (figura 49) tllviesc lugar en el mislllo instante en que sc celebraba el matrimonio sagrado entre la reill:l s:lcerdotisa y el rey saccrdote de Cnosos. tenía alguna conexión con la renovación del poder del rey dUr3nte otro ciclo de igual duración. Frazer conjetura que tel tributo de siete jóvenes y siete doncellas que los atenienses debían enviar a Minos cada ocho años. ello explicaría su repulsa hacia el hombre-toro de la muerte.tgr.¡do dd rey con b rein. los pode~ S3gndos del rey precisaban ser renov.¡dición cb.¡dos medi. explica que: Un ciclo de ocho aiios L'S el periodo más corto al fln:ll del cual el sol y la lUll:l van realmente :11 mismo rit1l\O. o UIJ combatc ritual contra él.¡iios. A lo mejor un s3lto ritual previo sobre el toro. . llegado el período minoico. Frazer. percibimos la encarnación sagrnda de la fuerza vital. durante 1:1 tOL11idad del intervalo.-.¡I fin31 de c. a pcsar de vislumbrarse a través de la perspectiva y de los valores de una cultura diferente. quien primero expuso esta idea. La importancia de esta especial conjunción del sol y la luna venía a cabo porquc el tiempo solar y el lunar se unían en armonía en la imagcn dcllllatrilllonio sagrado que tenía IUbrar entre ellos. Podelllos suponer quc.¡ deid3d.ullente implica que. aquí el toro podría suplantarle. L'Sta evolución trascendental de la consciencia human3 ya había tenido lugar.r. Frazcr concluye: Ll tr. Así..blo. el monarca era sacrificado ritU31mente para ast:b'Ur3r que no disminuycst: la fcrtilidad human3.

uniéndose al rey sacerdote. La figura única en oro y marfil de la figura 51. cuando el sol y la luna regresaban. que ha completado a medias su «salto mortal». su expresión es la de absorta concentración. respondería a esta descripción.:lf a dudas con el ropaje y las máscaras del toro y 1:1 vaca. el amante ha de ser sacrificado par. pues. Parece. a «la misma celeste cámara nupcial donde se encontraron por vez primera»".t-renacer de ella como su hijo. El hecho dc que el toro personifique al sol antes que a la luna reReja el proceso de crccimiento. conducente a la independencia. antes de la matanza del toro. y cstc significado wbyaccntc se transmite de forma implícita en la historia del Minot:lllro. Una ll11uer está a punto de saltar por encima del toro. La ceremonia Ilupcial se llevaba :l cabo sin lllJ J. ella se transformaba en diosa y él 1::11 su hijo-amante. del sol y del alio. la fcilla sacerdotisa. Lo. imaginado primero como Ln animal con cuernos y después como el hijo de la diosa. Este poder generador. ella en el interior de la vaca y él oculto en el toro. El sacrificio del toro cOllStituía un acto propiciatorio para la f:1se oscura de la luna. como si estuviese en posición para dar el salto acrobático sobre los cuernos del animal. con el rocío de la luna. mientras que otra permanece a la espera para recibir el cuerpo del saltador varón. representa a la diosa o a su suma sacerdotisa vestida ceremonialmente C0l110 saltadora del toro. como forma masculina de la diosa lunar. como lo haría el Minotallro eDil Su clIerpo de hombre y cabeza de toro. que sólo alcanza 17. después de un ciclo de ocho aí'los. a través del simbolismo de los nombres. del poder masculino generador de la diosa antaílo andrógina. y a través de esta unión se regeneraba la tierra.~ sellos y frescos de Cnosos sugieren que. estirando sus manos retorcidas para alcanzar su cuerno izquierdo. al igual que en Egipto· • Pasíf. El riesgo de morir parece desaparecer ante el gozo de la danza. Hasta este momento parece como si el principio fertilizador encarnado en el toro se pusiese cn relación con el poder vital del sol. y se sugiere que se trataba de sacerdotes y sacerdotisas sometiéndose a un rito de iniciación p:lTa entrar al servicio de la diosa que presidía el ritual. como en tiempos anteriores. Solía relacionarse al [oro con la luna a través de la forma dc luna creciente de sus cuernos. Las mujeres del fresco de OJOsos (figura 50) tienen la piel blanca y la de los hombres es roja. se invocaba el poder mágico del animal mediante los saltos que mllchachos y Illuchachas daban por encima de su lomo. Lo que 171 .qlle tuviese 111¡pr el l11atTltllonio sagrado. Tras su matrimonio sagrado.5 cm de altura. cuya naturaleza fructífera se renueva cada nochc· s. puede ahora encontrarse ~~n ella como su amantc. Este matrimonio entre reina sacerdotisa y rey sacerdote eTa también una imitación en la tierra del matrimonio que tenía lugar en los ciclos. muy plausible que lo más importante de los rituales de Cnosos fuese cl matrimonio sagrado (figma 52). En [oda Próximo Oriente antiguo este sacrificio sc representaba en el ritual de matanza del toro. al igual que ocurre en los frescos egipcios. que garantizaba el regreso de la luz en el cielo y de la fertilidad en la tierra. en la imagcn de la rcnovaóón constante. la reina sacerdotisa COIl el rey sacer- dote. antes que.1c. Al «casarse.

Hl'raklitlll) \ f l ' " .. 172 . ""'tdl/I) El rll:llriml>llio lI'1!'rI'I~'/I'''''/I'''''1?{?'rt'?tffNNr'NN..5 CIII de ahun. C. (pinlura l"1l una jarra.¡ como ulndon dd loro (crisclef.blljl>.'U~ l'. Cnosos. hombre y mujer (frc$(:o. i:qllirrd. . C.1.:' trs.l?). SI' anrllla (IUI' fu<' ('neolllnda en Cuosos. c.. e.so.'.'1'. sa~rado I (¿Tcs". (. 7ClIl I :l. 1600:1...) La dios.. c.. {'" _ •. c.. Sahador"s di' toro.'. 1500 :l.¡) 51.'" . Crc(. Crcu) 52. hiljll.¡dn.. 17.o y Ari.tntin:a. (..~I...

Yde Perséis -lIllO de los nombres de la diosa luna en la genealogía de Hesíodo~.. representado en las procesiones por llll toro blanco quc prcccdí:t la imagcn itifálic:t del dios..1cerdotisa.ticllC lug:ll". pues su nieto se Ibmaba ldomeneo. Pasífae. y en la que se puede confiar para que nos guíc de vuelta sin contratiempos.1sa. siendo ciI:1 misma la hija dt' Helio. El nombre «Min» podrb haber signific:td . con Ariadna. El hilo de Ariadna es entonces la intuición (lo .Ia quc para todos reluce. Todos los nombres femcninos de la lcyenda tiencn connotacioncs lunarcs.1 de Minos. dios egipcio de la fertilidad y del crccimit'nto. Min llevaba también Ull mayal que se utilizaba par. Es también p!ible que Mil1o.el que trae la fertiliebd».. ocupa su IUf. Kerényi comenta al respecto: . significaba «sagr:tda y pura. por poner un ejemplo. y. como Osiris. de cada uno). el nombre del marido de Europa. con Europa. cuya scmejanza con MillOS en tanto que juez de los muertos es llamativ:t. la espOSo. Dioniso. como princesa o So.simbolizan el matrimonio del sol COll la luna como ciclo sin fin. como cuando Tesco :lbandOn:J. Cada lino de los cillco «matrimonios» -Zeus. el rey de Creta.En otr:ts palabras.!. que era la madre de Hécatc y b que dio Sil nombre a PerséfoTle. «la que brilla a lo lejos. Si tomamos la fábula de maller3 simbúlic:t. Incluso cuando parece intcrrumpirse este ciclo.. lle lleva b misma r:tíz de MillOS en el centro. .). Ull superlativo de Hagné..1 scparar b scmilla de la e:íscar:t. el toro. el sol.) y también a Min. Europ:t se casó con el rey Asterión. ticlle Ull nombre que significa . el toro. Dioniso. que significa el color rojizo del sol. Tut Ank AmUll. Teseo se convierte en la imagen de la consciencia buscador. madre e hija. la car. que aílaclían el nombre de SllS dioses al suyo propio. como toro.1 (lo «arquctípico masculino» de cad:t uno). posiblemente siguiendo la costumbre egipcia de los f:1raoncs. que se refería a su transformación ell una di:tdel1\:t de estrellas en el ciclo junto a su marido.1 Aridda. que guía a la mente consciente 1'01' las curvas laberínticas que conducen a la fuente. Minos.la de blanca f. era la de la luna»..~». y la luna. El otro llombre de Ari:tdu:t er. con Pasíf. Illiwlógic. el toro.. que era un nombre de Pcrséfone cn su papel de rcina del inframundo (de donde proviene la palabra inglesa lUl. el toro de Posidón con Pasífae.1Z». Elnolllbre dc Europa significa (lla dc amplios ojos•. Su madrc se lIam:tba Telcf. Es interesante el nombre de Minos porque recuerda al monarca Mcncs. al Minotauro también se le denominaba Asterio (<<estrella.llllellle hablando. el primer rey dinástico de Egipto (2850 a. «la visible de Icjo.). . originalmentc Ariagllc. C. 173 . Ariadna. cuyo nombre significa 'rey de las estrellas•. el toro". Dioniso. el toro. hijo dc Posidón. por el dios egipcio de la fertilidad. En algunas versiones dd relato.. hijo del toro. :t Ari:tdll:t.1 de ambas. como una de las historias que explican una comprensión de b psique de cualquier época. más adcbllte.bruja. En Creta. Teseo.~ fuese el nombre de un:t din:tstía. su padre era el rey Fénix.1c. o Argíope.arquetípico femenino. con Ariadna. y los masculinos ticncn connotacioncs solarcs. como. que ha de viajar a las regiones desconocidas de la psique en bllsqued:t del tesoro que está en el corazón.':tr y completa el ritual. el! la leycnda es UIl ciclo de matrimonios sagrados cntre el sol.

finalmente. en Atenas. ]. muchos siglm más tarde. donde. Pues Creta fue la heredera directa de la visión neolitica. 174 . que habí<l persistido rc\<ltivameme impertllrbada sobre la tierra durante muchos milenios. hallando en ella la inspiración de sus dioses y diosas. experimentada como una gran diosa. ZellS el toro. quizá. de lo que se está analizando a través de las historias de diosas y dioses. antes de su declive gradual en las culturas de la Edad del Bronce de Próximo Oriente y de su extinción casi completa en la Edad del Hierro. pero. Es como si la vida se viviese en un solo suspiro de gozo y asombro. diosa de la tierra. que dio a luz a todos ellos. él se aleja en su barco. Parece claro que en la isla la n3tl1r. la de los animales. como en la inf:1ncia y en los momentos de epif:1nía. hacia la tierra de la libertad. y Hera.l de la luna. del trueno y del fuego volcánico se abricron camino por la vía del combatc hasta h~ tierras de otros pueblos.¡.Esta relación esencial entre los modos de ser masculino y femenino es el aspecto más fundamental. encontrará a la diosa Atenea. En estc momento el dios y su represcntante divino sobre la tierra. Pues allí. podemos afirmar que Teseo. No es de extrañar que.¡leza humana no cra guerrer. en los brazos de la última encarnación del dios toro. la Grecia clásica mirase hacia atrás a Creta como a Ulla perdida Edad de Oro. y que también viviesen en paz? El mito de la diosa alcanza su culminación aquí. la naturaleza y el fundamenm divino del ser forman una sola unidad. que sostiene las antorchas del infraIllundo. por su parte. Tribus nómadas que rendían culto a dioses tribales de b tormcnta. con lo que vida y muerte se experimentan COl1l0 un todo sagrado. Allí estará también Perséfonc. y a Demétcr. del viento. la del escudo y la serpiellte. Creta nos ha dejado una visión única de la vida como celebración del hecho de estar vivo. se pierde una visión l~ica del 1I10do en que podía haber continuado evolucionando la consciencia hl1l11:11'. la del dorado maíz. la bija de Dcmécer. Y. Afrodita cabalgando sobre su ganso y su cisne. el de la heroica hazaña. por otro lado. sin cargas ni obstáculos. «la de ojos de vaca». volviendo a la etapa histórica en que se sitlla este drama arquetípico. Pero. deja atrás a Ariadn:l. comienzan a ocupar el centro del escenario. Con el fin de la civilización minoica y micénic<l. y una imagen igual de la muerte. la defensa y el ataque se estaban convirtiendo en la norma en otras partes del mundo. Gea. ¿Podría tratarse de una mera coincidencia el que las gemes de Creta viviesen durante miles de años en armonía con los ritmos de la naturaleza. a Ártcmis. sin sensibilidad alguna para COIl las armonías sutiles de la vida agrícola ni los rituales religiosos que destruyeron. el rcy guerrero. sin saber que lleva el hilo lunar firmemente sujeto en su illteriof. con su esposo.

que comienza en torno al 3500 :l. I)or todas partes Icemos acere3 de diosas y dioses que toman su ser de una diosa primordial.4 La Edad del Bronce: la diosa madre y su hijo-amante" La eternidad l"SU cnalllor. La invención del bronce -ulla aleación de cobre y cstalio. Es soltera pero se casa. Podt:mos reconoct:rla como la gran diosa madre del paleolítico y del neolítico. con el bronce no sólo se fabricaban arados. es virgen y madre. En los v:Llk-s riberclios de las primeras civilizaciones. y a veces su hijo se convierte en su consorte. el descubrimiento fundamental de la Edad del Bronce fue la escritura. Tiene la diosa muchos nombres. se narran leyendas muy diferentes sobre ella. pero una historia permanece invariable en todo Próximo Oriente. Ahora. AÍln así. por vez primera. tan frágiles que su supervivencia parece milagrosa. devolviendo a la vida el alma de pueblos laf"b. aparecían juntas imágenes y palabras.Jda de bs obl'3s del tiempo. En la Edad del Bronce podemos por fin escuchar los himllOS que se le cantaban. .. parece haber Si~Ódenominada en función de su conquista. y seguir la historia de Ulla diosa que. se convierte en muchas. Sobre ublillas de arcilla y tiras de papiro. siendo una. la que tiene ulla hermana o un hermano. y dura hasta el ailo 1250 3. . conmemorándose no ya Stl cultura sino su tecnología..¡micmas fuesen más Acxiblcs y duraderas y que se elaborasen armas que no se quebraban en la batalla. las enormes columnas de piedra y las parcdL'S de los templos se gmban con imágenes y jeroglíficos que narmn las historias que habían sido tmllSmitidas de forma oral a travt:s de incontables generaciones. una hija o un hijo. Como en épocas anteriores. William Bbkc La Edad del Bronce. e. sino tmllbién hachas de combate y espadas. ciJa otorb':l Y quita la vida.meme olvidados.hizo posible q e las hCfr. La diosa es separada del ser a quien :1111a. que mucre o parece "Trndllcdón d~' Sus:lIla I'ottecher. origen de todas las cosas. C.

reina del inframundo. 176 . al ib'ual que los otros.l. para que el ser a quien ama pueda regresar a la luz. Luego. En Canaán.rescatado~ por su padre en los ciclos. TamlllLlz. la estación fértil de la tierra. b diosa Anath. la que vi:lja :mualmente p:lra despertar a su hijo-amante. mllere y desciende al infierno durante tres días. reAeja t. el número de días de oscuridad en los que no hay luna. su regreso coincide con la fecha de regeneración de la tierra. La Pascua se celebra el domingo que sigue a la primera luna llena tras el equilloccio de primavera. :1 sustituirla en su IUbr. hijo de la madre virgen. . La estructura de esta histori:l pudiera haberse inspirado en la relación de la hUlll:lni dad con la luna. pero él se enamora de una ninfa. c:lsad:l eOIl su hermano esposo. En Grecia. Su nombre en B:lbiloni:l es Ist:lr. Jeslls. de forma que la resurrección de Cristo. su consorte. b diosa Deméter pierde a su hija. El luto de Deméter deja a b tierra sin alimento. Más adelante. y que cae a una oscuridad denominada el . y sólo cuando regresa a elb su hcrman. personificado en Mot. selior de la vegetación. Alis se castra a sí mismo con una piedra. L1 diosa descien(k para veneer :! b oscuridad. Al regrcs:lr :11 mundo superior. Finalmente. el hermoso Adonis. su hermano. atrapada por el dios del infral11Llndo. En Egipto. la diosa lsis. mas. En el Paleolítico. el nombre de la dios:l es Il1al1n:l. la duración y la recllrreneia. Hades. L evado a la locura por la celosa diosa. envía :1 DUTlluzi. que es corneado hasta la ll1uerte por un jabalí mientras cazaba en los bo. esparciéndolo como gr:mo por los campos. Cll primaver:¡. Ahora ya no es la propia diosa quien le rescata. Est:! separación se reflej:! en b naturaleza mediante una pérdida de luz y de fertilidad. que la aparta de la luz par:l casarse con ella en la oscuridad inferior. L:I tierra entera queda baldía hast:¡ que lo encuentra y vuelve a reunir tod:IS 1:Is partes de su cuerpo deslllt'mbrado. La diosa Cibeles al1 a a un muchacho pastor. Mientras la diosa lo llora.lr. el dios Baal se adentra en el infralllundo p:¡ra enfrentarse con el poder de la llIuerte. Durante incontables milenios. los seres humanos habían visto crecer su luz hasta llegar a la plenitud.seiíor del abismo». los mitos de la Edad del Hierro cuentan Ull~ historia similar acerca de Cibeles y Atis.o en la oscuridad bajo tierra y reconducirlo arriba a b luz. de Sll sueí.~qlles. Osiris. la tierra se hace fructífera y da en ofrenda el maíz que da la vida.nI sangre. en un ritlllo constante que debió de parecerles eterno. ella misma acaba con Mot.1mbién el cambio del invierno a la primavera. Cristo es . brota de su cuerpo un pino y crecen flores de . que es hijo de un rey.inframundoD. sino que tiene que pedirle a Zeus que le permita volver a la vida de primavera a otoiío. y b hermana de Baal. Mot le vence. y de Afrodita y Adonis. En Sumer. lo pierde cuando muere a manos de su hermano Seth. L1 diosa griega Afrodita pierde a su amante.morir. Perséfone. y b vida pueda proseguir. para dar paso a la oscuridad y renacer de esta última una y otra vez. María. baja allllundo inferior para encontr:lrse con su herl11an:1 Ereshkig:ll. al igual que las que la preceden. En el mito cristiano. la luna proporcionó a los pucblos el tiempo: la secuencia. baja buscando su cuerpo p:lra darle sepultura.

Escriwra cUlleiforme sumeria (pril1ler.¡" hech. Ahora. jerogli(j.. IV dlll:asth.l. poderoso varón. pero era siempre la misma. rey d<' Uro rey de Sumer y Acad. C. c.¡'tlqu:a) En el Neolítico. Lo que perduraba era el ciclo. Anatolia. donde las fases de luz y de oscuridad de la luna se rcAejaban en las f.:. piedr. en la Edad del tironce. 2100 a. Se transforlllaron cn una historia que es vivid:l por diosas y dioses en sus relacioncs cambi:lntcs entre si y con la humanidad entera.UL"S fcrtiles y estériles de la tierra.) 2.¡.l IUlIa era una imagen del cielo que siempre era cambiante. Escritur. dclzigurat dl' Ur-Nammu. a las fases de la luna se les da forllla dramática a través de los grandes mitos que han llegado hast:l nosotros desdl' Mesopotamia.nho IIt'gro.¡. 2575-2467 :a. de b. La illu:ripciÓIl dicc lo uglllellle: _Para I"auna. en una 177 . cuya totalidad jam:'ts podía divisarsc en ningún momento. S. collslruyó y ustauró su templo par. Ur-Nallllllu.¡.¡. los ciclos de la luna se experimentaban en el ciclo de las cosechas. C. clla. su seilora. L:. Egipto. Siria y Grecia.¡. Lo único visible era la interacción constante entre luz y oscuridad. rUlHlJdor Ile b tercera dinania dl' Ur.¡. seilUra d<' Ea""a. e. egIpcia qu<' mu<'ura a marido (Shery) y llIuj<'r (KheTl:a) co" orrend:as (cornin de rain pu<'rl:l del sepulcro dd Imp<'nu Antiguo.

b{(lS. se los puede ver como las (1ses lunares -como bíos. !líos está contenida en zoé. y bíM en las fases individuales.~e formuló más adelante en el lenguaje griego mediante las dos palab as diferentes que designan la vida.'11 que cada bios individual se ensarta como una perla y que.. un círculo perdurable c inmutable. pero que este último no podía contener al primero. pero bíos no puedc contener a zoé. zoÍ' y bíos. Simbólicamente era como si lo visible «proviniese de» y «retornase a» lo invisible. con~ uariamente al bíos. A la gran diosa madre se la pucde reconoccr como totalidad dd ciclo lunar --como zo{--. que siempre Illueren y siempre se renuevan. que encarnan dos dimensiones que coex' ten Cilla vida. De forma implícita. como el nacer y morir para renacer de lluevo. ZoÍ' es la vida eterna e inflllita. De modo similar. El erudito clásico Carl Kerényi explica quc $zoé es el hilo 1. los pueblos arcaicos debieron llegar a percibir cada parte dd ciclo desde la perspectiva del conjunto. florecimiento. Relacionados con los ciclos de las estaciones terrestres. decadencia. donde la hija hace el papel de da parte». animales. en infinito. y lo rescata como la hma creciente que regresa. contenía. Zoé contiene a bíM. mientras que a su hija o a su hijo-amante. la invisible y la visible. hemos sugerido que el mito paleolítico de la diosa comenía el mito del caz. la vida indiVIdual y finita. ya sean humanas. Al poner esto en relación con la luna. y bí(lS es la forma inmancnte de z(lé. se casa con él como luna llena. animal o humano-. personificado como la gran diosa madre. De esta manera. sólo puede pensarse como algo infinito»'. Los mamemos de transición del ciclo agrícola se conmemoran con fiestas de duelo y regocijo y en 1m grall- 178 . Zoé es entonces tanto trascendente como inmanente. y la «parte». el hijo y la hija encarnan la vida vegetal. es rescatada por la madre. bíllS. muerte y renacimiento. La jovcn diosa o dios es su forma mortal en el tiempo. la diosa puede entenderse como el ciclo eterno del todo: la unidad de vida y Illuerte como único proceso. las fases visibles. la manifestación que vive y que llIuere de este Illundo eterno en el ticmpo. el ciclo es el mismo. la no manifiesta y manifiesta. El bijo y la hija pcrsonifican las formas de la vida. Esta distinción esencial entre la ~arte y el todo . sin embargo. Ella da a luz a su hijo como luna creciente. sin embargo. que emergen de ella y retornan a ella. como vida manifestada -ya sea en un ser vegetal. mas el matrimonio tiene lugar entre la hija y un dios que personifica la (1se oscura de la luna. Juntas configuran las dos «caras» de la vida: la eterna y la transitoria. va a buscarlo como oscura luna llueva."l. En ambas variantes del mico. No se podía dar nombre a las fases individuales ni expresión a las rdaciones entre ellas sin asumir la presencia dd ciclo completo. como la parte lo está en el todo.secuencia siempre recurrente. zoé se convierte en la totalidad del ciclo de las fases lllnares. al igual quc el hijo. se halla sujeta a un proceso cíclico de nacimiento. El gran mito de la Edad del Bronce se estructura sobre la base de la distinción entre el «todo». que. El todo era invisible. En el mico griego. o vegetales. personificada como su hijo-amante o su hija. ZvÍ' es. lo pierde en la oscuridad como luna menguante. La hija.dor.

lcen a la vida de todas las comunidades agrícolas de la Edad del Bronce.l diosa y dc su hijo-. norte de Siria) 4. 9. En este capítulo. El participar en estos rituales proporcionaba la con(¡anza en que. C. C. valle del ludo) 179 . y la diosa egipcia Isis.l que a la oscuridad sigue la luz. de la misma form. Toda vida. Estalui1l:l dl' dio~:l serpÍl:nle (c. como amante. y es esta unión la que regenera la tierra. 3. El matrimonio sagrado. la de las plantas y la de los seres humanos.lgen de conjunto de lo que le ocurrió a la cultura de b dios..lll b misteriosa . se une . figura de diosa (c.llllal1te subY. L1 diosa sllmeria Inanl1.ls Illiticos que cxpn:s.3 em de altura. vuelve a poner en concxión simbólicamente los dos «mundosD de zoé y M05. el propósito es ofrecer una ill1. contiene una promesa de renovación. SUlllcr y Egipto. en donde b diosa madre. cn el capítulo 6. como novia.de. )OUIl a. por lo tanto. Mchrbarh. Anatolia.l durante la Edad del Bronce.~ drall\.ll1alogía entre la vida de la luna. el renacimiento sigue a la muerte. La cultura de la diosa en la Edad del Bronce temprana EIlllito y los rituales de l. 5000 a. Tres áreas de su cultura juegan un papel esencial en la transmisión de la imagen de la diosa del Neolítico a la Edad del Hierro. y finalmente a la civilización occidental: Creta.l Sll hijo.l se estudiará en el capítulo 5.

Existe evidencia de que las ciudades del v. sin embargo.s de la luna. y que se interrumpieron dur:mte el período de las invasiones .¡ y la llluerte. en Me.000 ailos. Se h:tn h:tll:tdo sellos idénticos allí y en Edlllulllla. y también en el antiguo Ebm (Ir:ín).~ Call1pbellllama la atención sobre la \lnivcrs:tlidad de las im<Ígenes míticas que fueron evolll<:ionando de Europ:t occidclllal hasta Asia. c. es que lo divino lo es todo$s. La energÍ.¡s matemáticas y la astronomía. ¿Qué ocurrió? 180 . SUlller fue sacudid. las uvas de b viiia.¡$ por los sUl1lerios y egipcios a través de dioses y diosas que se manifestaban l'n esas diferentes form. la gran yem.encontramos las lIlismas im<Íge!les simbólicas en el Egeo y en la India: la diosa COI1\O vaca y leona. los verdes brotes del maíz.u3cterísticas en común COII Sumer y Egipto.¡ diosa.lr tilla gran explosión de conocimiento a Illedida que se descubrieron ]. MohenjoI)aro al sur y Harappa en d norte. lln estudio detallado de sus im<Ígenes debería incluir el valle del Indo y la India como un conjunto. Call1pbdl evoca esta cualidad de la consciencia cuando seliala que ~no es que lo divino esté en tod.¡ til'rra y el mar.¡lc!all1ente tuvo lug. C. que datan de antes dd 2300 J. con SllS dos grandes ciudades. el <Írbol de la vida. C. L:t civilización del valle dd Indo. Par. el árbol frutal.¡s partes. el brillo de las estrelbs. ya que -COI1l0 indica este autor. se ballab:l en pleno AorecimieiHo antes del 2500 a. silla también con las diosas pájaro y serpiente neolíticas de la vieja Europa. la Illlvi:l dadOT:! de vida y el terror devorador de la bestia de presa. b humanid:ld pareó:l estar al borde de tina nueva era.¡lle del Indo y SUlIler mallttlvicron esnechos contactos comerci:¡les entre sí durante d cuarto y tercer milenio a..El mito de la dios:t se cxtcndió desde la vieja Europa hasta el valle dd Indo. y el dios. En estas culturas. la vid.¡ de la palmera de dátib. cuyo animal es el toro y l:llYO destino csd lib':ldo a las f:lses crecientes y menguante.¡ escritura.. probablel11l'ntl: en el Cllrso de actividades cOll'lercia1csJ • L1S dos 1l1l:ígenes asombrosas de las figuras 3 y 4 -Ulla proveniente dellllgar donde Anatoli:t oriental linda con Siria y. y que fue tr:tnsportada en ambas direcciones a través de ]. afectó . consorte de ]. Poseía numerosas c.J lIullIinosa de todos estos poderes era mombrad. En el cuarto milenio :1.¡d no sólo COI1 l:ts il1l<Ígenes más .)s de vid. durante los siguientes 2.Illllestran una continuid.¡lItiguas de la dios:t del P:t1colítico.l como 1l1ll11illosa. pero parece haber tenido un nivel de vid:t m<Ís alto. la violencia de las aguas torrcnciales. ]. Fue como si la mente hUlllall:t hubiese revelado de repente una nueva dimensión de sí misma. pero a medida que el ritmo de la vida se aceleró par:¡ integrarlos. esto es. C0l110 un Illisterio arrollador tanto sagrado como vivo'.¡ hasta sus cimientos por cierto acontecimiento cataclísmico. la otra.¡ todos los miembros de la sociedad. la subida y baj:tda de las aguas de los ríos.¡rias. Eran los rayos del sol. L:¡ evidencia sugiere que existía una mitología central cuy:t m:¡triz eT:! el Próxilllo Oriente antiguo.). el rugido atronador de las torment:ts. C. aún se experimentaba a la naturalez. Er:lll la salud y la enfermedad. del valle del Indo. Estos descubrimientos se iniciaron entre el sacerdocio. Eran la atracción entre el varón y la hembra.mpotamia.

como hemos visto. :l. En Egipto y SUlller. el templo y los productos de b tierra pcrtelH:cían en primera instancia :l.l11pO que tenían en derredor. 11100 a. C.te. 13(10 a.nte síntcsis cntre astronomía.l¡. la sacerdotis:l. donde :l.ís a los animales.¡da de las relaciolles entre el ll1undo superior y el inferior.del1liis de comtitllir cllllgar nds seguro de .l1Sión. Los primeros reyes sumerios fueron los pastores dc sus pueblos y los que cuidaban las tierras en represcntación dc la diosa y.~ de la vida (c.IScill:l.ll adem. Los cálculos . I'ala<:lo dl" Mari.cel1t:l.~ ciudades.ldie sospcdl:lba. el BIl.'Jban la fertilidad de la tierra.:ibicnd() el colbr sa¡.rado .5. c.s y cscritura crcó un. Scti 1 rc.l visión illSpir. Por encima de todo ello. L~ ditls~ lllar Stlstl'uiendn "" j. las gentes del pucblo par:l.d era . el tcmplo se convirtió ell el cel1tro dc los rit05 que renov. C. que organizaba :l.lsillIislllo el custodio de b tierra. a la que se conocía por diferentes nombres en diversa.¡stronónticos er. Aquí. dcl dios. o s:l. :l.tcndiendo a los animales o construyendo templos.U'•. que cuidasc de ella.Ís . pero no se escribieron para contribuir a 1111 sistell1a de conocimiento ell continua exp:l. En Sumer.¡Imacenamiento de los productos de la mislll. Mcsopotatllia) 6.b:ljando b ticrra. l1¡.. l1l:l.la di"s~ I'hth"r (hajorrelieve.ndo el C:l.) En la Ed:l. XIX dinastía.lrgo de los ritos de b dei(l:1.lval1zados de lo quc n.temiitic:l.b:l. c.d del Bronce tempran:l. Escribe C:l.mpbell: 181 .rrorl con I~s ..¡. b f. Todos scrvían a b deidad tr:l.¡n.p:l. las gentes vivían el1 pequcüos puebl05 cultiv:l.CerdotL":l. la diosa. postcriormcntc.

" Las imágenes de las constelaciones. aproximadamcntc hacia el 2500 a..500 ailas.: un nuevo tipo de sacerdocio altamente cspecializado y obSl. por el otro. C. hicieron su aparición en este ticmpo. que había de hact:r un uso c¡lda vez mayor de sus poderes en defcnsa de su tierra.ldo gobemadas por reyes. c. finalmente.: c:llllbió la vida.: la historia de la civilizaci6n.:rvador de los ciclos inventaron.. dado que las amenazas de ataque a la población eran continuas. Tl.. fueron los primeros I. del sistema tributario. del poblado a la ciudad. Ello condujo a una nueva división de la población en varias ~castas" o agrupaciones: sacerdotes. c. Además.. que también organizaba la vida de la comunidad y era responsable de las cuentas.:lllplos altísimos. cn torno al 3200 a.: los recintos de estos santuarios. artesanos y -por vez primeraguerreros.:jemplos de arquitectum monulllelltal dI.. de acuerdo con una noción dI. C. EIl el interior dI. de la ciudad estado al imperio. Muchos miles de personas se reunieron para vivir en una proximidad mucho mayor que antes. por un lado. ulla comtelación dI. 182 .:rso. durante el transcurso del tercer milenio a. y a la India. Este conccpto. la diosa madre se coloca en último plano. qul. de las divisiones dc la tierra y la distribución de alimentos. la constante invasión de pueblos foráneos significó que la comunidad tuvo que reorganizarse para su defensa.~ habilidades y artes. hallamos la ciudad. la escritura. liberó energía para desarrollar muchas nueva. de los meses del año. cuando se erigieron. Gradualmente. de las horas y de los segundos que aún marcan el paso del tiempo en el siglo xx son la herencia de los descubrimientos sumerios que se llevaron a cabo hace casi 5. la notación matcmática (la sexagesimal y la decimal). con la fundación de la I dinastía. y después la ciudad estado.La mutación cultural dc mayor importancia y alcance de este tipo en la historia dc la raza humana fuc la que transcurri6 en Me$Opotamia en torno a la mitad del cuarto lllilenio a. La acumulación de excedente alimenticio. C. a Creta. granjeros. de ésta a la ciudad estado y.: ordcn cósmico y ley derivada de una observaci6n de los cielos sistemática y prolollg¡¡da a través de los tiempos... el movimiento del campo a la ciudad Se hizo irreversible. de un ordCIl político y social basado en el firmamento. Hacia mediados de la Edad del Bronce. alcanzó a Egipto alredcdor del 2850 a. En veZ de tratarse de poblados agolpados cn torno a un montículo templo y centrados en actividades agrícolas y pastoriles. La separación de la naturaleza El mayor cambio social de la Edad del Bronce fue la transición de la aldea al poblado. El templo dejó de constitllir la responsabilidad del jefe del poblado y comenzó a serlo de un cuerpo dc sacerdotes. como consecuencia de la mejora de los métodos de cultivo de la tierra. símbolos de um imagen nueva del univl. En Sumer.: ci\ldades est. el modo de vida de las culturas de la Edad del Bronce cambia. así C0ll10 los comienzos de una verdader:l cienci:l exact:l de observ:lción astronómica . 1m miembros dI. gobernada por un rey.

Las imágenes de la diosa comienzan a perder su capacidad de inspiración. que hJCC surgir de la tierra la semilla de los campos.! del ódo~. donde el dios padre juega un papel fundamental. sino a un dios que separa a sus padres y que inicia. Cada aspecto del quehacer humano viene a estar bajo el gobierno de una dios. que tenían una visión de la vida completamente distinta. lluevas mitos de creación. en Sll libro -nI(' Or(l!ills alld History of CO/lsciousttess. Con su aparición dcja de imaginarse a la creación como nacida de la madre y se comienza a concebir como la «palabra» que otorga a todas las cosas su ser al nombrarlas. en tanto que origen del universo del que emer- 183 . empiezan a hacer sombra a los antiguos. por lo tanto. las aguas primordiales. Enlil. No obstante. Erich Neumann. que a su vez amplían la imagen de los «poderes~ de los que derivan. Las diosas y dioses «madre» y «padre» engendran «hijos» e «hijas». esta progresión «natural» se aceleró indudablemente. diosa de las aguas primordiales. la vida de tod:ls hs tierras Y• En Egipto. gradualmente el principio masculino asume un papel cada vez más dinámico. ciclo y tierra. el «proceso» de creación. Ya no se da importancia a la creación que surge de lIna diosa madre. quc trajo al lllundo la montaña cósmica An Ki.. que iba a sentar las bases de las teologías en la Edad del Hierro. que separó el cielo de la tierra y se llevó a la tierra. la montai'Ja primordial. analiza este movimiento como un desarrollo inevitable y lícito de la historia de la consciencia humana? Sin embargo. Sumer y Egipto aportan la primera evidencia escrita del mito de la separación entre el ciclo y la tierra. El mito sumerio de creación más antiguo cuenta la historia de NatlllllU.1 o de un dios particular. Es como si la energía liberada durante este tiempo de cambios tUlIlultuosos condujera al descubrimiento de numerosos tipos de habilidades nuevas. y en (lltima instancia con la diosa madre. para desposarla. tuvo cuid:ldo en :llcj:lr el ciclo de la tierra tuvo cuidado en :llcj:lr la tierr. tu palabra.lbles. An y Ki trajeron al mundo un hijo. Tu palabr:l -son plant:ls.es grano. Enlil (dios del aire o del aliento). su madre. y un elaborado sistema de parentesco divino y de matrimonios mixtos conecta los nuevos descubrimientos del reino humano con las deidades originales de la fuente de la vida. y se distorsionó con frecuencia debido a lo súbito del impacto de los pueblos venidos al Próxilllo Oriente. El sCJior tuyas dedsiuJlcs SUJI illaltcr. tu palabra son las aguas torrenciales. Enlil comienza a ocupar el lugar de la diosa como creador supremo y su morada es ahora el templo que antes fue el cuerpo de ella. se invoca su ayuda a medida que se añaden actividades nuevas a las antiguas.mientras que los dioses padre comienzan a tener protagonismo.

o bien dándoles la vid:l al escupirlos -imágenes estas complementarias de la naturaleza COIllO unión entre materia y espíritu. el dios Atmn se alzó de las aguas como montículo primordial.¡nte b lll.l que la tierra er:l ll1asculin.. eran comuncs a todas las cosmolob>Ías. estas aguas prilllordi:llcs ~NulI. HHIt) a. términos cllya diferenciación estaba sólo iniciándose: el acto de escupir significaba la entrada del aliento de la vida en la sustallcia del esperma.'lo) y ~ Geb (ticrr.).4 . detalk del papiro de Grccnficld. El dios l'gipcio Shu (aire) separando a Nut (ej.'r.ís adelante Shu se tr:lnsformó t'n vid:l.se imaginab:ln como padre. Shu sep. la tierra (masculina).. Shu es tanto luz como espacio y aire. Shu era aire. Dice Shll :l AtUlll Re: Yo soy eSe' espacio que Sl' hizo cn las aguas Yo comencé a existir en ellas. dc la misma maner. hl1111ed:ld. A diferencia dc SUIlH.¡ra a la tierra del cie- '. (pinlllra egipci. y a Geb. es el instig:ldor de la llueva etapa de la creación que consiste en la separación de tierr:l y cielo. Como luz. llI. y Tdilllt. Sin cmbargo.) gió toda forma de vida. el cielo (femenino). Sbu y Teflltlt a S\1 vez dieron a luz a Nllt. pero no fui releg.. yo crecí en ellas.7. C. antes que como madre. Entonces Attllll creó al varón Shu y a la hembra Tefnut.ltla a la morada de la oscuridad 1U • Sbu.¡sturbación. bicn IIlcdi. En Heliópolis. e. al igual que el sUlllerio Enlil.¡ y femenino el cielo. en ordell. y TefilUt.

silla también de 1:l individualidad de dioses y diosas. L:l separación de ciclo y tierra c. que ha sufrido tcrribles aAicdoncs y no puedc comprender qué es lo que ha hecho para ofender a su dios". que provoca la existencia de la dualidad y libera el proceso de creación (figura 7).ullente.Ido d conzón . Los mitos de creación que lIluestr:m la divisióu de 1:1. ofreciendo un modelo para que el resto de la tribu lo emule. en la analogía de la mente y el corazón dando vida al cucrpo: él . Es así COIIIo se dl'[cnnin:l la llafUnle7. en la Eebd del Bronce. lInid:1. lo que.héroe. Este lluevo des:urollo de la consdencia encuentra su expresión en el dios que ordel1:l desdl' d más allá.l ap:Jrl'cido sobrC' la lengua.. y a un hombre como Job. que penctTaba toda creación.. Enhedualllla..colectiv.lI.'S . Oímos al rL"j Gudea de Lagash (Clat:Jndo un sueiio en que se inspiró para construir un temploll. I'or vez primen averiguamos.'vitable. 185 . lamentando su forzoso exilio de su templo". Nos darnos Cllcnt:l. poder o fortaleza que será capaz de soport:lr una enorme calltidad de csfuerzo..d primera en dos medias plasll1:ln la capacidad llllrllalla paTa actu:Jr de manera reAcxiva antes que instintivamcntc. de modo ilH.:& vistl dl' los ujos y la rl-spir.\ conzón .jf. Los rctos de muy diversos tipos de actividad dan lugar al mito del . Todo f.. Todas estas diferenciaciones reAejan que se es cada vez más consciente del poder del individllo para conformar los acontecimielltos.'Í:J. conlleva una disociación inicial de la vida instintiva de la naturalez.lo y. Esto podria cntendcrsc como imagen dd nacimiento de la consciencia.. y a una suma sacerdotisa.zon ha concebido y que h.superion.lZÓll el que hacc (IUl' se lOlIlC'n t<xhs las dl'cisionC'S. L'S decir. . mantielle :ll ddo :llcjado de la tierra. todo cuanto existe.pensó en su corazón.:ión dC' b nariz Ir.. creando un cspacio entre dIos.IC'1I I1lCIl~. :lntes que en la diosa que actlJ:l desde el interior. la persona de mayor sabidurb..inferion y al dios (espíritu) . Uno mismo que percibe y valora Sl' ~ep:lra de lo que cs pcrcibido y eV:llu:ldo...lnnonía con la orden que el con. los nombres de hombres y l1IujerL'S individuales. lilas ('$ la ICllbrt1a b que infomu dC' lo que ha pcn$. cuyos Clractercs son definidos y cuyos actos cre:ltivos SOI1 rl011lbr:ldo~. Escuchamos al escrib:J que encuentra dificil agradar al sacerdote que L'S su maL'Stro.'Sci en . y su lengua dio la palabra al pensamiento de su corazón: 1. cn un l'SfilerLo por alcanzar lo primero y eludir lo scgundo. asumiendo que la consciencia pUl'de evolucionar sólo si se realiza la distinción entre lo que se ciL'SCa y lo que no. el mito de la cn'ación Sl' centra en el dios Ptah. Cómo. en la quc b hUIll:lllidad I:S :lpartada de la n:lturalcza. como :lirl". no sólo de la personalidad de hombres y mujeres. con la reacción inmcdiata e irreAexiva de un miembro de la tribu. En Menfis. La dificult:ld de esta disodación L'Stá en la tl'lItación de llamar a la diosa (naturaleza) .l singular de todas bs COSIS ll .~ una illl:lgl'll dd nacimiento dc la cOllseil'neia. Un aspccto más de l-'Ste distanciamiento de la naturaleza es la aparición dd individuo a partir del grupo tribal ('n el momento en que se deja de actuar . lo que dicen y lo que hacen. Es el COr. CUY:J esencia divina se crt..1.

pastoreaban rebaños de c:lbras y ovejas y más larde domin:lron al camello. Desde el cuarto milenio a. de modo más intenso. como escribe Campbell: Hacia finales de la Edad del I3roncc y. Las invasiones arias y semíticas Sólo podemos conjetur. fuego. definiendo la tarea que finalmente habrá de cumplir todo individuo.ldieron (ver el ll1. Dos l1l:ltrices geográficas extensas fueron las tierras de origcn de estas olead:ls de guerreros insurgentes: para los scmitas. El impacto producido por estos pueblos tribales en las culturas de la diosa de la Edad del Bronce.lles .l (:lIltur. Aquí el antiguo instinto cazador se desvía del animal y se encauza hacia las nuevas exigencias de supervivencia. el punto sobre el cual se yergue el hombre»'''. COIllO afirma Neumallll ls .lr de qué m. cuyas tradiciones nos han llegado principalmente a través del Alltiguo y Nuevo Testamento y de los mitos de Creci:l. en los albores de la Edad del Hierro Ce.lla maza. trueno. en gran medida.por ejemplo. inesperados intrusos.lncr. como llómadas errantes. Es posible observar que lo que denominamos mito del cazador en el P:llcolítico se ha convertido ahora en clmito del héroe. cómo gobernar Ulla ciudad de IllUchos miles de personas. La destrucción efectuada en la cultura de la vieja Europa por las tribus de los kurganes ha sido abordada en el capítulo 2. [250 a. y el individuo heroico se convierte en el «guía de la humanidad en genera!». donde.lrc. nos hallamos ell presencia de la herencia indoeuropea (aria) y semítica. reinterpretadas y. donde apacentaban sus manadas de ganado y dondc pronto domesticaron al caballo 17 . La aparición del mito del héroe traslada el foco de atención de la gran rueda de la natur.¡ dios:l. o el 1110do de defenderla de un bárbaro enemigo. al hacha dc combate y.l los pueblos .ldo des.lpa de p.¡ la glorificación del guerrero. C. las tribus indoeuropeas se adentran mediante la fuerza. 7-84-). La acción heroica del individuo dotado era necesaria en todas las esferas de la vida.lbrb contiml.lrrolhíndose de no haber sido conl11ociomda por la llegada de miembros guerreros de tribm migratorias.¡leza. frenar el desbordamiento de un río. los desiertos siroárabes. exprcs:lda como el mito de ].lgrícolas cuyos territorios inv.junto . aire y tormenta-. al «mundo como centro del universo. en adelante. que impusit'ron su mitología y sus costUlllbres p:Hri. el mismo tipo de conmoción parece producirse en el Próximo Oriente ya en el quinto milenio a. y.l de la diosa de la Edad del Bronce h. C. las extensas planicit::s de Europ:l y del sur de Rusia. C.l l. fue dramático. en el Próximo Oriente). hasla suprimidas de forma radical por aquellos guerreros patriarcales tribales. de Europa a la India. Alhí donde se encuentren dioses del ciclo -del rayo. la amigua cosmología y las mitologías de la diosa madre fucron transformadas. para las estirpes helenoarias. y cada vez en ma- 186 .

Fue esta región. alcanza Siria y. en la llíada. dando lugar tal vez a la imagen del centamo II hombre caballo. del viento. sucios. cabalgaban sobre caballos y. Enterraban a sus líderes tribales bajo UIl montículo junto con sus ayudantes y caballos. cuyo rey Hammurabi 187 . del sol y del fuego. en torno al 2000-1750 a. por el sur. el1 Me~opotalllia. un pueblo que jamás había conocido una ciudad»:U. el extremo sur de Arabia. una situación de conflicto que ha perdurado hasta el día de hoy. y después dorios. C).1s y casitas en Mesopotamia. y su aparición queda marcada por la estela de devastación que van dejando a su paso: sólo en Anatolia se saquearon y quemarOIl ullas 300 ciudades. duros y habitaban en tiendas~"".). Al l1li~mo tiempo. Anatolia y las tierras que se prolongan hacia el e~te. Los arios no fueron las únicas tribus que amenazaron a la cultma de la diosa. El eco de la mitología de la guerra. podría e~tar describiéndolos al mencionar la devastación efectuada por HlI1a hueste cuya arremetida era como Ull huracán. Dondequiera que penetrasen se establecí:m como la casta dominante. 21 . HaCia el oeste de Mesopotamia hay un vasto desierto que. que se establecieron en el Ilorte de Sumer y que finalmente también se hicieron con el control de las ciudades dd sur bajo su rey Sargón (2300 a. ~e han convertido ahora en guerreros. pues un rasgo característico de su cultura en el que ponían gran énf:1sis era la prohibición de la escritura Zl • EnsalzarOll al guerrero por encima incluso del sacerdote que celebraba sus rituales de sacrificio donde la víctima principal fue el caballo. de la tormenta. y d mismo sistema se repitió desde Grecia hasta el valle del Indo"'. ba~­ ta e! valle dd Indo. en Grecia. Más bien. 2300 a. mitanios. en sus tribak~ tierras origlllales de las vastas y verdes estepas del norte de los mares Negro y Caspio.. el lugar del que surgieron todas las tribus semíticas conocidas y mencionadas a lo largo de las edades del Bronce y el Hierro. o que reúna las partes con e! todo. Un escriba sumerio. particularmente a los diose~ del relámpago. c. Sus tradiciones mitológicas se transmitían oralmente. la~ tribus semitas se trasladan a Mesopotamia y a Canaán desde los de~iertos ~iroárabes. y en el Antiguo Testamento. e! todo está violentamente fragmentado y las partes se colocan en oposición la lIna con la otra. Podemos trazar sus rutas de conquista a medida que aparecen como hititas en Anatolia y Siria. Los descendientes de los viejos cazadores paleolíticos. Rendían culto a los dioses del cielo. proviene de esas migraciones de la Edad del Bronce. y arios en el valle de! Indol". que escuchamos en el Ma/wb!wmla. orgullosos de sus genealogías. inventaron la rueda de radios y los carros ligeros. aqueos. burrit. como los kurg:lllcs babÍJn hecho antes que ellos. sacrificados. c. Existe escaso rastro dd mito de la diosa que mitigue la barbarie de este comportamiento. Troya entre ellas (c. Entre ellas se hallaban los acadios. tan radicalmente diferente de los valles fhtiles del lIlterior y de las tierras nutridas por grandes ríos. La vista de estos bombres unidos a sus caballos debió de haber aterrorizado a la gente ~obrc la que se lanzaban. Apacentaban ganado. Los arios eran predominantemente una sociedad de luchadores: ~Erall polígamos. [os amorreos babilónicos.yor número. C. por el norte. patriarcales. alrededor del 2100 a.

dejándola en ruiJla. y el anterior grupo de granjeros. hizo su aparición. tan estrechamente unido.l forma de vida. se convirtió en poco más que en siervosl~. Los hebreo~ conquistaron a su vez a los cananeos. peru sucumbieron ante los asirios (580 a.¡ en el 1100 a. Mas también poseían en gran medida el car. en tanto que se sentía que no se podía confi:lr en la vida.. c. mucho .¡ . que habían tom. del carácter definitivo de la muerte. que contrasta de forllla ll:ullativa con la actitud del granjero ncolítico. extendiendo su inmenso imperio sobre sus aterroriz:ldos vccinos 2' .¡ una ciudad. ratificando las acciones bárbaras de unos rt:yes cUY:lS al11bi- 188 . Los dioses de los semitas habitaban en las nubes y sobre las cumbres de las mOlHal1as y arrojaban truenos.¡ntes de ser conocidos por sus nombres tribales.í. al dejar de sentirse la gente segura en sus aldeas y buscar refugio primero en pequel1as Ciudades y luego en grandes ciudades cercadas con muros inmensos. Así. una relación con la naturaleza de muchos miles de aiios de antigüedad sufrió una conmoción. C.(1800 a. C. De hecho.) es (. y la muerte violenta se convirtió en la norma antes que en la excepción. como los dioses de los arios.' St' alteraron radicalmellte. Un nuevo grupo social. Pero. quc vivía cn estrecha proximidad COIl la tierr. la naturaleza y a ser siempre derrotada por ellos? La perspectiva vital semita ganó supremacía en Mesopotal11ia a medida que las tribus del desierto se est:lblecieron en el norte de SUlllcr y alc. más tarde.¡ron el dominio político también sobre el sur. Como consecuencia de las lIlv¡¡siones arias y semíticas. protegiendo cada uno a un grupo tribal concrelo y.¡nz.~.l y las leyes rítmic:ls de la diosa en tanto que inmanentes a lod. el de los guerreros.. En sendas mitologías hay evidencia de una desacralización de la n:lturaleza y de la vida humana. y tampoco es típica de SUlller. imponiendo esta polaridad sobre la perspectiva más antigua en la que el todo contenía a las dos. luz y oscuridad. Otro grupu de aTllorreos conquistó la ciudad de Jericó cerca del 1450 a. con sus habitantcs de ntodo más pacífico que sus sucesores.1 muerte.¡ Mesopotamia lIev:lI1du con ellos sus rcbar10s de cabras y oVLjas y conviviendo qlliz. por lo que podelllos preguntarnos.¡s habían emigrado . las actitudes ante la vida y \.11110S0 por su código de leyes. Ll creencia en la separación absoluta entre la humanidad y la deidad es contrari. el carácter general de la mitología cambia a medida que tanto diosas como dioses se contagian de la ética guerrera. en una relación siempre Auctuante.).1 estar enfrentada a los poderes dt.. Ambos pueblos invasores introdujeron b idea de una oposición entre los poderes de la luz y de la oscuridad. . cn tiempos :lllteriores.¡ la visión del agricultor neolítico. y una convicción fillldamental de la culpabilidad humana. ¿qué es lo que provocó su existencia? ¿Fue la dureza de la existcnci:l en el desierto y en las estepas lo que indujo a las tribus nómadas el sentimielHo de que la humanidad estaba condenada . C. los semit. que los siguieron a Pail'stina y Siria. fueron luego sucedidos por los cananeos. Trajeron a la litcratura de la Edad del Bronce un selHido profundo de la futilidad de la vida.¡do Babiloni.íeter de dioses tribales.

inevitablemente.¡ visión de la llatur:'Ileza hUlllana está en juego. ¿Helnos de atender a los valores de estas tribm nóIludas como específicos de su propia experiencia de la vida. y los de aquellos pueblos que habían sido agricultores asentados durante miles de años. En tanto que esto constituyó Ull cambio profundo a peor. o COII10 represemativos de toda la raza humana? Si tomamos la ética de conquista que triUcron consigo como un rasgo propio de una conscicncia tribal específica. derivado de las tribus semíticas y arias. qué proporción b'llardan entre si).¡ vida que prevaleció antes de la Edad del Oronce. de carácter patriarcal. dondc lo primcro era la epifanÍ:i. El orden del patriarcado L1 imagen de infiltración continua. de form:l acritica que sólo una de esas visiones es intrinseca a la naturaleza humana -el paradigma de «los vencedorcs». en correspondencia con lo anterior. Eliade escribe que abara «la persecución y matanza de llll animal salvaje se eOllvierte en el modelo mitico para ]. 1:1 del Neolítico y la de la Edad del I3roncc (se descolloce. o «Illostrarse~. resulta esencial distinguir entre la visión y los valores de las tribus arias y semitas.¡nlente agresiva y combativa. El ordcn moral dc la cllltllr:l de la diosa.¡ conquista de un terriLOrio y de la fundación de un cstado~. Su legado pervive en actitudes dominantes y estructuras de respucsta ante la vida quc no han sido cuestionadas. se basaba en el principio de la relación de lo manifiesto con lo no manifiesto.~. nos ayuda a cntcnder cómo y por qué la cultma de la diosa se transformó sustancialmentc. concluyendo que la natur:lleza humana es innat. Las migraciones tribales cambiaron el carácter de la Edad del Oronce temprana y tuvieron UIl efecto duradero ell la evolución de la consciencia de las civilizaciones que vinieron a continuación.¡r otros pueblos. y que tienen to(bvia hoy una inAuencia controladora de la psique. tenemos dos «almas bistóricas~ dentro de nosotros. Este cambio quedó reflcjado en una cosmología en la que predominaban los dioses dd cielo y el orden de la sociedad fue.antes que preguntarnos si fue algo que nos file impuesto hace tanto tiempo que ahora parece «natural».¡liz:lr esta visión de la vida. estl- 189 . en apariencia de forma más o menos pacífica.!<'. El orden moral de la cultura del dios. Nada merlOS que lluestr. La vida humana.:1 ciOlll. tanto desde el desierto siroárabc como desde las estepas de Asia cClltral. heredado del Neolítico.'s territoriales 1m arrastr:lll aún más a la compulsión de la conquista y a esc1aviz. animal y vegetal constituían parte de esta epifanía. fr:'lguada en el crisol de aquella ed:1(1 aterr:ldon Es posible que hayamos aceptado. Como herederos de :1111bas cxperiellcia. una COIl la visión de I. y la otra. entonces no es necesario gener. La cosmología de los agncultorcs asentados fue finalmcnte socavada por completo y se estableció U11 modelo de guerr:l y d" conAicto en Próximo Oriente que ha perdmado hasta el dia de hoy. de lo no manifiesto.

¡d. Padres y maridos reclamaban la potestad de mantener o quitar la vida a sus hijas y es- 190 . Donde se había venerado a l. en el norte acadio de Sllll1Cr. Estos cambios políticos se reflejaron 1'11 la posición calnbiante de ciertas diosas y en la posición de la llnDer.bd.¡r.¡ t:ollvertidos en amos. cuanto es bueno y noble se atribuí. de modo amplio y general.¡quellos bT:IVOS p.kjándose a los poderes originales de I.¡da re. Al lllismo tiempo que se producían estos cambios.¡. por los semitas p. especialmente las sacerdotisas.¡ <Itle restllt.¡rcado. como un «otro* a quien conquistar.lL'S de la vida escncialmelltc org:lnit:.¡ a los lluevos y heroicos dioses.¡hon un juicio mOr:ll negativo.¡ evidenci.¡ quienes la l.k culto dd mundo :mtib'1. habían de consultar con sus maridos antes de comprar o vender nada.mliliar.¡b.¡llza . una posición soberana ell la socíedad y en el culto. Hermanas y hermanos heredaban en los mismos términos de la hacienda f. Yen oposicion allllislllo. el orden del derecho de madre.lnto 'lue sus representantes. adem:ls de como devoradora de muertos. A este tipo de orden de costumbre cultual y social bajo dOlllillaóón femenina se 11' dellOminJ. mientras que en los mitos patriarcales posteriores. la posición de las mujeres se deterioró en los siglos posteriores al 2300 a. que guardaban en caso de divorcio 2fl • En Sumer.¡ naturaleza únicamenre el earkter de oscuri. El lllundo manifiesto era percibido como intrínsecamente separado del mundo no m:mifiesto. y sus intereses estaban protegidos por los tribunales de justicia. er:m fuentes de riqueza y gozo.¡stores de ovejas y cabras.¡ . las lllUJeres tenían una función pública cn la sociedad.¡rón. . a lo que se aiíadió . en los viejos lu¡. los órdenes social y mítico de las dos fOTlluS de vida opuestas eT:lll ant:lgóllicos.¡ visión de la uatun!cza y de bs net:esida. por el Sllr. Eran propietarias. y !lO b p.¡ completamente repugnante par. Parecc que en la :l11tigua Sumer.¡ de magnitud eOllsiderable.¡lidad 'lile es la vi.¡ el orden del p:mi. como delliuestra un.k combate y el pillaje. se habÍ. sill cuanel. que ahora se situaba fuera o más allá de la naturaleza.b. las tribus semíticas veían a las nllDeres como posesiones del hombre. ahor. en t. con un ardor de recIa elocuencia y una furia de fuego y csp:ltb~7.¡deros por d norte y. las deidades femeninas del panteón sumerio también perdieron la posición que ostentaban antes"'. llevaban a cabo negocios y transacciones.10. había prevalecido en ese mundo un. Además de esto. por parte de los nólll. C.¡s g. en el reino de los dioses trascenden~ tes.¡ diosa como dadora y stlstenta(lora de la vida.leó(b en la Ed:ld dd Bronce tardia y b E(bd dd Hierro temprana. orielltados al v. al iguJI que en el antiguo Egipto y en Creta. que más adelante sería conocido como Babilonia.¡n. Pues. Escribe Call1pbell al respecto: Ahora está perfectamente claro que antes de la violenta irrupción ac. se hall. Las hijas que se casaban llevaban una dote con ellas. Ell los .arcs . Aunque alm tenían propiedades. vcget:ll y no heroic. particularmente.¡nteriores mitos y ritos de la madTl' se rendía hoLlIellaje t:onjuntamcllte y por igual a los aspectos más luminosos y más oscuros de b vari.¡ciellte labor de la tierr:L. de la naturaleza.ba basado en el paradigma de la conquista y de la oposición: una VlS10l1 de la vida y.¡ concedido a las Illujeres.

En torno al 2500 a. al igual que en la mitología lunar. Abora se asociaba la oscuridad con 10 que no era ni luz ni vida antes que.11110S0 código de Hanllllurabi (lHOO a. aunque hasta cilirto punto continuó vigente en Egipto. continlJa el autor. que manifiesta la afirmación de la acritud . el «sacrificio~ dd «otro~ en la guerra servía de sustituto de la propia muerte. C. e. A pesar de que el estado semítico de Babilonia r:ltificase. pero la novedad consistÍa en que f. e incluso en l:l actualidad. mientras que una hija podía ser abandonad. Desde esta perspectiva. las primeras leyes sumerias en relación con el lugar de la 1muer. El ritual del sacrificio En un estadio temprano del desarrollo de la humanidad -escribe Frazer-. apareció una nueva actitud hacia b muerte: se la llegó a ver como final absoluto y como lo opuesto a la vida.~el1lita sobre la actitud sumeria..).er milenio a. A dIo le dieron mayor ímpetu las costumbres de los pueblo~ arios. se produce Ull marcado deterioro tras el ten. La I1Illerte se convirtió en algo final.l :1 la lIluerte. en el f. que carecían de sacerdotisas y trataban a las lmueres como sirvientas o bienes muebles. espeluznante. Las enormes consecuencias de esta cosmología se reAejaron en el incremento asombroso de derramamientos de sangre y de guerras. El sacrificio se había practicado duranre milenios de diversas maneras. situada dentro del cual ésta 1Icobraba sentido" como restauración del orden divino. Otro cambio crucial en la consciencia tuvo lugar en la Edad dd I3ronce SLlll1eria. C. sumeria.POS.. donde parece que la COllst:lllte celebración de la matanza dd enemigo podía explicarse psicológicamente sólo mediante la antigua idea dd sacrificio ritual.K Los varOl1e~ heredab:m de sus padres.1ltaba el marco que contenía esta idea. Argumentando en apa- 191 . mientras que las hijas no recibían nada y h:lsta podían ser vendidas como esclavas por padres y hermanos El nacimiento de un hijo varón se recibía como una bendición. El antiguo concepto lunar de muerte y renacimiento dejó de prevalecer en la conscierlci:l. despiadado y carente de: promesa de renacimiento alguna. Ello podría provenir. del sentido de la vida que Glda hombre siente en su propio pecho. y la aniquilación de la tribu opuesta garantizaba la renovación de la vida en la propia. Para tratar de entender la guerra como un ritual de sacrificio y COlllprender cómo podría justific:lrse el asesinato indiscrimmado (cuestión que podría ser la misma). con la desaparición de la manifestación y con dlugar del que nada la nueva vida. los seres humanos poseen un instinto natural de inmortalidad. podría sernas de gran ayuda haccr una pausa y abordar la muy difícil tarea de encontrar alglJn sentido en el propósito y pr:íctica del sacrificio en tiempos más antiguos.

debió de sen~ tir la gente que estab:lI1 violando 10 que originalmellte se les b:lbía tdado)). al desap:Hl'tCr (k Ulla forma. donde la idc:l que b:lY tras b rcnov:lción contiml:l es la de 1:1 ullid:ld de b vida.s qUl: restaurarían mágic:ulll:lItl: lo que se había perdido. y Se 192 . dl'be nccesan:lllleJlle re:lparecer Cll otr:!. que [10 son menos re:lles porque elud:lIl habitualmente la cvidl'ncia dl' nuestros sl'utidos·". yo no podría entrar en su Cllcrpo para ll:lCer de IlllCVO J1 . lIl:lt:lIlZ:l de UII ani~ mal. Escribe Neumann que los riwJles de sacrificio responden a b necesidad de restaurar ulla unidad perturb:ld:l: D:ldo quc la unida{l de la vida es el fellólllello central de la situación l'n 'lile se origina lo tO(1:I perturbación de esa unida{l -la tab de un árbol. todo crecimiento y desarrollo dependen dd sacrificio del hOl1lbrl' y de su actividad ritual./il(Cn'-. I)ara los primeros seres humanos.¡s? ¿Voy a llIutilar sus carnes pan llegar hasta sus huesos? En tal caso. Se tenía 1:J sensación de que «matar» y ilcomerse)) el cuerpo divino de la madre tierr:l era un sacrilegio que requería ritu:lles de rep:lfJción que atrajesen su buena volulltad y eludiesen Sil ifJ.ik. un sacrificio. En b. cn otras p:lbbr. p~iqllico. Cll:llldo Se cubrían los cuerpos con rojo ocre para ser sepult:ldos en sustitución de la sangre. El signific:ldo de 1:J pa1:Jbra «s:lcrificio» en latín es «hacer completo o sagrado» -saCl'r. sino que lIler. El gran problelll:l de los seres llllll1:lnos er:l entonces no -rompen esta unidad debido :l su lIecesi. L:l renovación de 1:J vid:l se asociaba c'on el derramamiento de S:lngre Y:l desde el Paleolítico. ¿Me pedís que cave yarr:l1lque piedr. y p:lrece que esto ha sido interpretado en d sentido de rest. el matar o COlllen.\ coger un cuchillo Y:l hundírsdo ell el seno a mi lIIadrc? En tal caso. pues 1:1 vida vive de b vida.!l::ll'On ritllak. la vida tomo una ellcrgi:l de tipo imlcstructibk' que. cuando cs[[: muerto.¡ lIosotroS.. 110 me recoger.í en su seno. illfierc lllll' la muerte 110 destruyc el prindpio vital. Ésta es la experiencia de tUl indio del último siglo: ¿Me pedís (IUl' bbrl' el sudo? ¿Voy. tOl1tib. lli siquiera la persollali<lad consciellte.¡IllL'I1te transforma :lInb:ls cn otras fonn:ls.ltlrar al todo :lI- go que se ha perdido con el objeto de permitir que 1:J vida continlJe. precisamente pof{lue el vínculo viviente del hombre con el l1lundo y con el grupo se proyccta sobre la natura1cZ~l eomo un todoJ~..riencia dl'sde sus propi:IS scnsaciones.bd de alimellto. y tom:lr vid:l de una parte del todo permite qlle otra partl: del todo permanezca viva. La irn:lgell de esta energía que nUIlCa llluere se pbsmó en b figura de la madre dalldO:l luz perpetuallKllte. y en b perturb:lción dd SllelO y :ll arrancar 1:Is cosechas de b tierra. como vimos en las esculturas neolíticas de (a[:ll Hiiyi. alltlqlll' ('11 la llueva forllla 110 Ill'ü'sitc ser illllledi:lfalllente perceptible par. por lo qUl: i.(' 1111 animal.¡s. y dcrnás~ ha de scr compensada por UI1 ofrecimiento ritual.

c» o «desmembrarsc» dc la luna durante su f.1rios para la creación. que viene a simbolizar csta nucva consciencia. De modo similar.~iciól1 dc quc no existe tal cosa como la muerte. la hija es la nueva vida inherente a la antigua.\ la madrc tierra para su renacimiento. haciendo crcccr las cosechas.~ que (bll su~ cuerpos a b humanidad.lJ. es cntonces el aspecto de vida y de muerte dd todo atemporal. El dios.lr mejor con cllas con el fin de sobrevivir. El ascenso del dios en el Ncolítico es paralelo al creciente descubrinllento de las leyes de la naturalcza por parte dc la humanidad. Campbell cxplica lo siguicntc: Si la s. a menudo en los órganos genitales. las gentcs ayudarían en la restauración de la fcrtilidad en la 193 . como la dc L. Cuando el vástago de la diosa es hembra. En el Neolítico sc creía quc la sangre de la víctima sacrificada que empapaba la tierra la fertilizaba realmente.do ~e devuelve a la tierra.¡t:J. Mas ¿qué es lo que significa el hijo-amante cn este contcxto? La separación gr.}1 de vuelta . por dccirlo dc alguna manera. y la misma bestia volvt:rá en la próxima estación para ofrecer su cuerpo temporal de nuevo. de modo que diosa y dios son neces.1ussel. mara) se expresa de modo caractcristico en la aparicnál de un joven dios. el gradual 8devorar.SC oscura podría haber ofrecido una imagen de la idea de la necesidad de la mucrte para renovar el principio de la vida. de la matriz. se creía que al pegar o golpcar a la víctima con ramas con brotes u hojas. Elmiw de la Edad del Bronce de la diosa madre y su hijo-amanee podría ofrecer una visión que aclare la lógica que h:ty tras b idc. nunca sc agota? Rcgresando al modelo sugerido al inicio dc este capítulo. Los ritos dc las tribus primitiY:\s de cazadorcs también actuaban a partir dc la supo. En los mitos. identificándose con el dios. ¿Qué es lo que significa esto. el hijo-amante o la hija se pierden invariablcmentc cn el infralllundo mediante una muertc impuesta.1. y de cómo colabor. llevará el principio vit.ldual de la consciencia humana de b matriz original (término este derivado de la palabra latina para designar a la madre. mientras quc la vida en sí. Esto succdía porquc sc percibía la sangre como la propia fuerza de la vida y también porquc aparccía cuantiosamcntc cn los mlstcrios del parto de las mujcrcs. con la condiciÓIl de que se celebrarán los ritos adecuados para hacer retornar el principio de vida a su filente. cn tanto que exprcsión dd intento perenne por comprender cómo las vidas particulares parecen ir y vcnir. se transmitía la energía vital de la víctima a la tierra o al cultivo cspccífico para cuyo crccimicnto era sacrificada. al mcnos dc modo parcial.. y luego se Ics encuentra o resucita.¡ri.pintaban con él los ctlcrpos csculpidos dc las diosas. Llegada b Edad del tironce. A los animales que se cazaba se los ve de e~­ t'a l1l:lIlera como víctimas vol\lnt. Al «Imitar» la muerte aparente de la luna. En otros ritualcs se pcnsaba quc el golpear a la víctima alcjaba las influcncias malévolas de la comunidad.) dc quc la mucrtc es nccesaria para rcnovar la vida. quc nacc primero de la diosa y que luego se une a ella en términos de igualdad como su consortc.11lb'Te de un animal al que se ha m. el principio generador dc la creación se scpara de la diosa madre.¡.

111ado en el pensamiemo que conduce :tI sacrificio humano o animal. la condición del nacimiento de la consciencia humana. y su hijo era la imagen de la parte separada de la totalidad que fue antailo todo. Hasta entonces no hay una unión de espíritu y naturaleza. y todas las imágenes de la diosa. Mientras sea inconsciente esta herida. y al hijo o a la hija con las fases individuales que crecen y menguan. el nlllllero de días en que desaparece la luna y est. Si intentamos entender qué es lo que ha f.1.dura invariablemel1le tres días. su dL-saparición podría haberse imerpretado como un . la madre. sepultando las panes del cuerpo en la tierra. tanto la totalidad original como la parte desmembrada se proyectan en imágenL'S externas que contienen los dos aspectos del ser total dc la humanidad. De esta forma se alzan juntos la n:lturaleZo1 y el espíritu. ya sean animales o humanos. se creó el sacrificio». la pérdida y el encuentro de su hijo-amante o hija parecía neces.í negro el cielo. el número de días de la luna menguame. puede verse como la respuest. Al representar la fase oscura fiteraflll/!IIlt!. naciendo una llueva parte de la unión. sólo una simple unidad incomcielltc de sí misma.. El mito proporciona tranquilidad de que la lIluerte no es el final. Cuando el cido de la luna se experimenta de modo mítico.'Stra relación con la naturaleza.Cuando los dioses y los humanos se separaron.humana» y nuestra naturaleza . la práctica tribal sería matar y descuartizar una victima 'Sagrada» que personificaba la hllla moribunda. Una dc las vías ilusorias de tr.m madre. p:Jra asegurar que el principio de la vida persistiese y que las cosechas volvieran a brotar. podríamos localizarlo en el contexto de la irrevocable desorientación de 1:1 humanidad :tI d:trse <:lienta del hecho de 1:1 Illortali<bd.ltar de sanar la herida es mirar haciajiu'ra en busca dc la imagen de la totalidad que relllla las partes.)oO. Si se idemificaba a la gran madre con el ciclo de la luna. el mito del descenso a las entrailas de la ballena Uonás) o al infierno Ueslls) -habitualmente reprL"Scntado mediante las f. en la esperanZo' de que el espíritu redimirá a la naturaleZo1 que se pierde en el mismo aeto de ser percibida. Es ése elmolllento en que nace el espíritu. Este mito. servían entonces al propósito de restablecer el 194 . que es el hijo. Como dice Hesíodo: . La gran madre servía de imagen de la totalidad originaria de la humanidad. sino tilla mera fase de un cido mayor.animal». Es significativo que en el mito de Osiris se desmembra en catorce trozos.sacrificio» de retorno a la madre que permitía que el ciclo volviese a comenzar otra vez. Esta separación dc la naturalez. Los rituales de sacrificio. como imagen de la vida moribunda."S abiertas de un gran monstruo.1 a la necesidad humana de pertenecer a la totalidad y al miedo de acabar aislado de ella irrevocablcmente.lción que hay en nosotros mismos entre nuestra naturaleza . El acto de la humanidad de tomar consciencia de que es una criatura distinta del animal y de las plantas rompe la totalidad del orden divino al dividir la consciencia en la dualidad del que percibe y de lo percibido."lrio para proseguir la regeneración. Illuere y se reúne con la totalidad. la parte. que es permaneme e inalterable. se experimenta como herid1 que nos insta constantemente a comprender nu(. En el mito de la gr. De modo similar.tierra. y a curar la separ.1UC(.

quedando confundidas una muerte particular y la «llIl1erte~ misma. como acto sagrado en que el pueblo . sino la idea de la muerte. y la parte se olvida de que sólo es una parte y asulllc como propio el ordenamiento de la vida. a su diosa o a su dios. tras decidir que su misterio puede resolverse en sus propios términos. grifos. En los rituales de ~:lcrificio. el miedo se hace conSCIente. con lo que la matanza de este particular ser vivo es almisllJo tiempo la de sus propios miedos. pero nunca pudieron consegUIr curar permanentemente la herida. esto es una defensa inconsciente contra el miedo. como Vías. en el que la persona.'>a. como una forma dc compcnsación del sentimiento de impotcncia frente a fuerzas que no se podían comprender ni controlar. El scr humano es liberado en aparicncia de la complejidad de i:l condición humJna al jugar el papel de la dcidad. se distorsion:l la seiíal origin:ll. Si no ~c presta atención a esta advertencia. y otras fieras y bestias cnigmáticas tiencn aún el poder de aterrorizar. Si.sentimiento perdido de unidad. como indica la experiencia de la psicología profunda. Con Campbell. de otro lado. están en peligro de identificarse inconscientemente con la zoé. el miedo es esencial para preservar la vida. esfingcs. expresada cn el doble reflejo de la «negacióm y de la «inversión~: . pucde rcconocerse. en tallto que mecanismo de advertencia. al representar el sacrificio ellos mismos con llna víctima determinada. En tanto que leones. La psicosis es la última defensa contra el terror inconscíente. pues la llluerte del otro sllstituye a la de estos llltimos. colocados postcriormcnte a la entrada de los templos. De poder hacer tal co. pues.. por lo que es el miedo mismo lo que ha de ser «sacrificado». MM se identifica con Z()Í. se arroga los poderes de la deidad. o la tribu. cstán allí de modo expreso como advertencia: no traspases el umbral con una mente literal. 195 . Mientras que este sacrificio se vivía indudablemente ell un estado de éxta~is mítico. pero cuando su objeto no es un peligro específico. En el ritual de sacrificio los seres humanos proyectan y canalizan su miedo a la muerte en un hombre o animal específico. denominaremos a esto ~inflaeión lllítica~"S. el acto del sacrificio en el que UIl ser humano mata a otro pucde ser comprendido de forma óptima como síntoma de un desorden radical de la psiquc. no ~e reconocería la herida y ninguna curación verdadera podía tener lugar. y consideraremos la práctica del sacrificío la expresión colectiva más antigua de lo que se ha dado en llamar en este siglo «psicosis».~imbÓlica. los seres hum:lnos. en t:mto se proyectasen las imágenes y representasen los ritos literalmente.No tengo miedo y soy poderoso». Obviamente. se aclara que es de creación propia y qlle no existe en la Ilatur:¡leza de las cosas. en cambio. no se ha hecho todavía la transición de la representación literal a la comprensión . quedan reunidos con el todo del que su propio miedo los había separado. En consecuencia. Los aterradores leones quc custodian la entrada a la cámara interior de la Cllcva paleolÍtica.ayudaba. que es el mayor riesgo que conlleva cualquier aproximación a lo Iluminoso. En el lenguaje de b psicología.

El sacrificio del rey «viejo» aSeb'l.puede morir. En el ritll:ll cristiano este arcaico rito se ha continu:ldo dur:mte siglos al final de cada invierno. El mismo mes ritual de duelo se observa en el islam durante el Ramadán. en la procesión de los Penitentes durante la Semana S:mta de Sevilla. Se celebra. de su encarnación hUIl1:l11:l. en los que el monarca. la l\1na menguante y la llluerte del viejo afio. 196 . El toro. mer:llllente un paso neceS:lrio p:lf:l esta revivificación o resurrección en una mcjor forl11:I»"'". en cuaresma.lraba emonces que se detuviesen las fuerzas de la decadencia. Sugiere Prazer que en Ull tiempo este papel lo jugó el rey. eran sacrificados al final de Ull período ftio.l y renovación de la vida -quiz:ís se trate del «hombre verde» de tlluch:ls leyendas.El sacrificio del rey dios: ritual regicida El mito del divino ser cuyo cuerpo es «dado» como creación y alirnemo para la raza humana se encuentra por todo el mundo como imagen del misterioso proceso por el que el Uno se torna lo Múltiple permaneciendo todavía Uno. En algunos rituales agrícolas. El rey o el sumo sacerdote personificaba la energía de la vida que era divina y hUlllana.se «traía dentro». al segar los cultivos se seleccionaba a una víctima para personificar el maíz agonizante. como en la práctica del regicidio y en el ofrecllniento de los primogénito~. musgo y cortezas de :írbol. que a su vez jugaba el papel del diosl7 . entre los judíos...ll.1nto que manifestación temporal del Uno. así como en tiempos de especial adversidad. simbolizando la primaver. Incluso en el siglo xx tuvieron lugar fiestas de printavera. Tan perdurables fueron estos ritos de vida y resurrección que aún se representall de diversos modos por todo el mundo. o.:¡s con Aores que transportall las im~genes de la virgen María y de Jesú~.¡ unidad rota por la necesidad de alimento se tradujo en rituales. en ocasiones. por ejemplo. que salen al lado de carrozas adornad. Cualquier signo de enfermedad o debilidad en el rey amellazaba el curso de la natllraleza y la continuidad de la vida. al igual que el establecimiento de un rey «joven» o «nuevo» renovaba la vida para toda la comunidad.. Esta~ ceremonias son los legados de UI1 tiempo en que el sacrificio humano se llevaba realmente a cabo. Explica t:llllbién cómo lo Múltiple --en t. su sacrificio permitía la renovación de la filerza vital. el tiempo de duclo que precede a la muerte y resurrección de Jesús. En su libro. con el advenimiento de la primavera. así como en la Pascu:!. el sumo sacerdote. es decir. junto con el sacrificio de articuJ:¡ciones de dedos y prepllcios. mientras que el Uno no tiene fin. el jabalí y el carnero se sacrificaron fmall11ente en lugar del rey. una chiquilla o un nitio. En distintos momentos de la historia de diversas cultllr:ls. los animales comenzaron a reemplazar a los seres humanos en el ritual religioso. Frazer ha mostrado cómo el deseo de restaurar ]. T1lC Dyillg God. se «llevaba fuera» y otra figura vestida con hojas. Como afirlll:l Frazer. donde la fllluerte». en tallto que animales que concen~ traban y encarnaban sus poderes. estos ritu:lles sugieren que «la tll:ltanZ:l del dios. en la figura de un :mciano. es.

es que el rey. El sacrificio en la Edad del Bronce En Sumer. Frazer sugiere que qUIzás hubo antaílO dos rituales separados y que. un esfuerzo importante aunquc sólo fuera para percibir el :lcto de arr. hemos visto que h.¡l Illtllldo dcsconocido dc ultratumbaJ'l.¡ncbnid. se pucde confundir cn oC:lsiones la rnatanz:I dc un dios COIl la ejccución de un criminal"". Por otro lado. De la soltura con que puedc justificarse la barbarie humana en estos términos. hombre.1. almcnos selccciona como víctimas sólo a los l1liscnblcs a quicncs se daría mucrte cn cual<ltllCr caso. Origim. Creta y otras culturas de la Edad del Bronce. Cualldo una Ilación se civiliz:I. se cOlllbinaron: I-Iemos visto. Egipto. pan 1)Ul' pudiera llcv{¡rselos consigo . Ahora.l C:lrg:lrle con el peso de sus pec:ldos y sufrimientos. lllujer o animal st:!cccionado para el sacrificio podría también ser visto como un chivo cxpiatorio que con su muerte alejaría todas bs aflicciones de b COlllunidad: enfermedad. así como en los actos contcmporáneos dc terrorismo. pero.1lvar a su vida divina del debilita1l1il'nto provOGldo por !:Is mermas de la edad. el resultado sería el empleo dd dios que muerc COI1\O chivo cxpiatorio. y aún boy suele hacerse..¡d par.¡d. que ha sido costumbre matar <llllios l\llmalla a <lnimal con el fin lk 5.ícter divino del allilllal o del hombre se ha olvidado y se le viene a ver meramente como ulla victinl:l ordinaria. La práctica degener. es posible quc la gcntc pellS. no para quitar los pecados. se deduce quc alguna vcz se requirió. halllbml1a e influencias malévolas.¡r mucrtc.lllll'nte él en asesinado. siguieron practidndose los antiguos rituales agrícolas asociados a la fertilidad de la tierra.¡ de la dcgencración de la .Lo que es más interesante.¡Se '1uc podría aprovcch:lr la oportunid.r una expulsión gencral de malcs y pecados \Ina vez :11 :lila.l sido costumbrc el organiz.¡da de sacrificar a otro con objcto dc justificar una idea c illlplícitall1eme salvarse tillO mismo podría subyacer tras la «caza» dc brujas y la qucma dc hercjes.¡SO sc le tenía que d.. incluyendo el vaIlc del Indo. si no cesa to<lo sacrificio huma110. por un !:Ido. en algún momento. en opmión de Frazer. Así. pucsto que en cualquier C. Explica Frazer que la costumbre de ~1ll:1tar a un dios» es tan antigua que no se reconoce su legado en costumbres lIIuy posteriores: El car. El rcy era tanto la personificación dc la vida dc la comunidad como 197 .¡l1car la vida de otra pcrsona como algo moralmentc malo. sino pan salv:lr la vida divin. Éstas cran primcro transferidas ritualmente a la víctima sacrificial y luego se desterraban o cxorcizalxm con su Illuerte. si sc !l' ocurricsc :1 las gentcs comhinar cstos dos liSOS.

junto a los de reinas s.completa totalidad_ como salud perfecta. al rey se le tenia por mitad hombre. al vivir al"lI1 en un estado de identificación mítica con su monarca.8. sef. sabiduría. Tumbu re:l!cs dc Ur) la vida divina de la vegetación. En la primera Edad del Bronce parece que se requería la muerte del rey para renovar la fertilidad de la vida. ofrecen testimonios de un ritual que los pueblos de aquellos tiempos. de la diosa-. . han mostrado una imagen de un ritual de sacrificio propio de la Edad del Bronce en todo su esplendor y barbarie.'lÍ11 ~as pruebas proporcionadas por los enterramiemos rimait. Reconstrucción del :lrll<ll del rey (c. Se daba una nueva definición a su n:nuraleza de . Más addame.hijo-amante.--s de la ciudad sumeria de Ur.. la ciudad sumeria dedicada al dios de la luna. C. consideraban con toda probabilidad esencial para su seguridad.lcerdo- t 9. 2500 :l. mitad divino. Yacen aquí los cuerpos de reyes sacerdotes. conocimiento y fuerza contra la adversid3d. Los asombrosos enterramientos sacados a la luz por sir Leonard Woolley ell Ur. asi como las numero~ls sepulturas de Egipto. Los dieciséis enterr:llllientos de Ur. o de sus sustitutos. parece como si la muenc natural del rey o la reina (o quizá incluso el sacrificio) requiriese el sacrificio ulterior dc sus cortesanos (un semimicllto que persistía en el ritual del sao en b India). Nanna. En su papel ritual como encarnación del principio de fertilidad -el .

'O.izuli...1qut. de nombre A-bar-gi. Al final de 1:1 hilera se hallaban los restos de un arpa magnífica. plata. ~' Woolley escribe que el sacrificio hum:lllo se limitaba a los fUller:lles de los personajes de la realeza.. Ni reyes ni reinas ni cortesanos parecen haber sufrido en estas sepulturas reales ni haber muerto en contr:l de su voluntad. La aparentemente interminable y. comalin:l.. . la exterminación absolut..l..:! unj.'Sis.. al colgar de un col1:lr. Debieron de dark-s una bl. En un . poco prorumu y en JX'ndiente. por ricos que fueran. en un. otro b. . aliviarán Sll miedo sacrificando a otros..l.:donia. Iapisl. en lugar dd de uno mismo.ban tocados de oro.'Sta hipótl... O el del propio grupo.'VOlucionar una variante de la idca arcaica del sacrificio ritual..se convirtió cn un nuevo 11Iodo m:ígico de eludir la muerte. yacía el cuerpo de la reina. de cuya parte debntera sobrcs:alía una cspléndid3 cabcz. A 11Icdida que avanzó la Edad del I3ronce. y la reina. los de diez mujeres. así como e!.1ta y c:l!co. incluyendo aurigas.'S del exterior. oro y cornalil1a . con una copa de oro cerca de la mano y la p3rte superior d. ya sea por fllenas Tlatllr:llcs o por at. Dado que el miedo es lo que articula los rituales de sacrificio.. el monarca.tha hasta la cilltura.:bida sopolÍfera antes de enterrarlos vivos. rel1l:1t:ld:l por Ul1:1 :llllpli:l b3mb <le cuel1t:lS tubulares de Iapislh. sobre los restos de un fCretro de 1I13d.y lllucho~ sirvientt. de nombre Shub-ad. largas tiras de l'Stas pil'dras y mctales que. músicos y soldados. bajo ellos. La guerra como sacrificio ritual El hecho de que comcnZ3se a t. Era ésta una extensión ominosa de la idea neolítica de que el sacrificio ritual aseguraría la continuidad de la vida de la COlllunidad y la renovación del orden dclmundo.. . Lu'-1.1 mro. Iapislhuli y cornalina. . su cuerpo completamente oculta por una masa de cu.. gratuita conquista del territorio debió de scrvir al propósito ritual de asegurar el sacrificio sustitutivo del «otro».-upo de cuerpos. l"3. por otro lado. rOTlll:1ban 1111:l cap:l que le Ileg. ntas de oro.¡ de lOro bbl'3<b en oro con ojos y barba de lapislázuli: sobre los restos del arpa yaci311 los hUl"SOS del 3rpis12 coron3do de oro. En la más ei:lborada de estas tumbas. la frecuencia de la gue- '99 .-S de la corte o del templo.encmigo. ág..adas. .. pudo ser un resultado dc las invasiones arias y semíticas de Sumer. de esto se deduce que las COl11unidades que sc sienten amenaz. No se encontró nada parecido en tumbas de plebeyos. tuvO scsenta y cinco personas que murieron con él o al poco tiempo de su muerte.. cuitbdosamellte dispuestos en dos hileras. y se creía que la sangre vertida en la batalla por el enemigo «fertilizaba» la vi(\:¡ del propio grupo tribal e incluso que incrementaba la «potencia divina» del mismo rey. Scgún t. veinticinco: ti~a~ Encontr:l.1 de los otros pueblos -ahora dcnominados el . xtreIllO.lllos cinco cuerpos U'ndidos uno jumo .:aborados coI1:lrt.uli.l. llev.'S dc cuentas. el sacrificio de las víctimas dc guerra.

' polvo y oscuri{bd.. 2300 :l. y la madre tterriblet que la qLlita~.positiva» y -negativat.:l imagen de la unidad.. o a Ull infranlLlndo estéril d. Pero esta diferenciación de funciones no fue así en los primeros milenios. ba descrito a la diosa madre como entid:¡d dividida en dos funciones opuestas desde el principio: .. AC:ld. mutuamente excluyentes.. La una traía esperanza y gozo. Nanm Sin. N:lnlll Sin (c.ullubiallO$.. encarnada en la diosa de la vida y la muerte. Un cautivo en el centro parece halH'r .buenat madre que da vida. sino dos realidades opuestas.. en su libro T1. la otra. d. Neumallll. y se produjo una tr:msform:Jción radical en la imagen de la diosa. La t'$leb d. SUS:I)..tio de la tierra.'TIIOS d.id" lanudo lucia abajo rra y de las víctimas de la gt.e Crea/ Mol/ler. La gran madre fue asumicndo gradualmente dos fUllcionL"S separadas: la vida y la lIluerte ya no se consideraban dos aspectos complemcntarios de su totalidad divina. hasta el tiempo en que la barbarie asiria extinguió lo que quedaba de la civilización de Mcsopotalllia. la . terror y desesperación. Lu aguas de deb. que antaíio estaban repletas del poder generativo de la diosa. se redLtieron :¡!lora a UIl único río de 1Iluerte. un dios tTa$ b viClIlri:l $obn' 10$ l. 110 sobrevivió a la amarga experiencia de la carnicería de la guerra. C. CU.lerra se incTCmentó incalculablemente. pOTundo b COTOI1:1 d..' 200 . donde pareció existir una experiencia dI. La degeneraci6n de la diosa madre 1.

asirios y babilónicos representaron el infrall'ltll1do con todo lujo de detalles espantosos. sino de la esperanza de poder entrar en los campos del paraíso. Yo entré en la casa del polvo y vi a los reYL'S de la tierra..~ióll desesperada de la muerte. por haberlas heredado de la Edad del Bronce. Un egipcio afirma: «Yo conozco el cañaveral de Re.llm. C. Los muertos dejaron de ser los guías allcestrales y los consejeros de los vivos. Es importante no introducir en nuestr.1 visión neolítica continuó en Egipto. La (vieja) diosa madre europea. sobre los pueblos que conquistaron. En el p()j~m(/ de Gi/gallll'sll. aproximadamente. revuelan y gritan y agloméral1Sc lIcnos de espanto))"'. polvo tienen por comida y barro por carne. la antigu.. A partir de.ll entre la «buena).ls distinciones..·~.lliebd previ.l est. el león y el grifo entraron todos cn la imaginación humana en este tiempo y perduraron a través de la iconogra~ fia medieval religiosa y la heráldica hasta llegar alll1undo moderno". los aspectos de vida y muerte se bailaban entrelazados dc manera intrincada . si alguno se cae de su piedra. lo que tuvo algo que ver con el hecho de que Egipto no sufriera invasiones masivas. se les describe «cual murciélagos dentro de un antro asontbroso que. Gimbucas insiste en que «no había una imagen aislada de la madre terrible. c. madre y la Herriblet pertencce más bien al paradigm. Los llluertos consignados a sus rcgiones se convirtieron cn espíritus illlpotellti::S. daba la vida a los l1Iuertos»". Este renacimielHo no era sólo para el rey ni paId los sacerdotes o no_o 201 . al igual que la sumeria Ninbursag. se sientan en la oscuridad. desechadas sus coronas para siempre. es el texto más antiguo que proporciona esa vi. Una tablilla asiria babia de un oscuro apocalip. Los egipcios no se llenaban de terror y desesperación ante la perspectiva de la muerte.ls cternas»~·. La evidencia del Neolítico de la que podemos hoy disponer muestra que esta oposición no existió siempre. la altura de su cebada . el 2000 a. que fue impuesto. condenados a la cxistencia más mínima que la mente humana pueda imaginar. y gradualmente aceptado. Con esta trallsformación de la actitud ante la muerte parece producirse UTla ruptura fundamental de la continuidad con el pasado.1 esfinge. L. La diferencia radic. b'"Obernantes y príncipL'S.l lectura de las edades dd Paleolítico y del Neolítico aquellas distinciones que aceptamos sin PCllsar.l oposicionista de las tribus arias y semíticas.~is en el que los ángeles son todos demonios. como lo fueron antaiio en el Neolítico y en la antigua Sumcr..l . De otro lado.lOt. Esta descripción dd Poema di' Gi{ltalllcsl" del segundo milenio a.. Cuando los pretendientes de Penélope son conducidos fuera de esta vida. Anticipa la imagen de la Odisea de los mucrtos como «los incorpóreos espectros de los hombres.. Enkidu narra su sue¡io del inframulldo: Allí está la easa donde se sienta la gente e11 la oscuridad.. los habitantcs dd horizonte 10 siegan junto a las .. Vestidos como pájaros con alas para cubrirse no ven la luz. todos los que vistieron alguna vez coronas reales y rigieron el 1lI111ldo en la antigiiedad~·.

la diosa de la muerte de los otros. a los hermanos en paz induces a pelear entre sí. al alcance de la mano. sus labios son dulces. cuando estoy en el comienzo de la batalla. en sirviente del deseo de poder del rey. efectivamente. ellos dicen: . soy el carcaj que está listo. su silueta maravillosa. justifica la indiferencia profana hacia la misma. fragmentada. sano y salvo» a quien alcanza el oeste»"'. La diosa de la guerra Es posible que sea debido precisamente a que la imagen de la . por lo que aparece una nueva imagen: la diosa de la guerra. cuando estoy en medio de la batalla. sus ojos brillanteslo". en cuanto a la duración de la vida sobre la tierra.bIes. La diosa ahora lleva miedo al corazón y la destrucción a los que son llamados enemigos. Ésta es b dio~a lstar como era :mtailo: ~e Rclldid reverellcia :1 la rcina <le las mujeres. Poderosa. ahora. señora de las batallas que derriba lllontalia~tS2. Ella se convirtió en tseilora de las pesadumbres y de las batallastSI • Vn himno babilónico la invoca con las palabras de: t¡Oh. Su aspecto glorioso. esto e~. está llena de ardor. La diosa se ha convertido. 202 .Desollaré a tus enemigos y los presentaré ante ti~~·.diosa de b muertet separa de la imagen original de b diosa de la vida y la muerte. ataviada de gozo y de amor. con 10 que la figura que en su totalidad solía inspirar reverencia ante la santidad de la vida. los velos extendidos sobre su cabeza. encanto y alegria voluptuosa. Proclama la Inanna sumeria: Cuando estoy en primera línea de combate soy la dirigente de todas las tierras. cuando al fmal del combate comienzo a 1ll0Venlle soy una inundación que perversalllcllte se cleva·\l. sino para toda 3lma que abandona b tierra: «No hay nadie que deje de alcanzar ese lugar. soy el corazón de la batalla. es una especie de sueilo. ella bebe la sangre de las víctimas que fueron antes sus hijos. y sin embargo otorgas la amistad constante. la mayor de todos los dioses. en una escalofriante evocación de la degenerada diosa: . estrella de b l:ullentaeión!.13ienvenido.. la felicidad es mayor cuando ella estí presente. en Su boca está la vida. La Istar babilónica proclama. El rey le ofrece sacrificios para invocar su ayuda en la conquista del territorio de otros.

"S. el aspecto del carácter hUlllano que da mayor pie a que nos preocupemos acerca del futuro de las especies. A la diosa egipcia Sekhmet se I:a ill1:Jginaba como una leo1130 -cuY:J melena desprendía el humo del fuego. y luego t. quiz. Los diOSt. C. 2000 a. Al alba la diosa vio su reRejo en él. 1'1.ll1na-lstar como diosa de la guerra (e.ís. se lo bebió todo y rcgresó intoxicada a su palacio con lo que se salvó la hum:midad. de la del Hierro."S tribales -ya sean de la Edad del 13ronce.cs. C. cuyos ojos de fuego brillaban_u. o del siglo xx. cuyo lomo era del color de la sangre. 203 .10. Innación mítica L1 capacidad potencial de _inflación lllítica~ de Jos dirigclltt.) En Egipto también surgió un:J esp:JlltoS:J imagen de la diOS:J en llna historia de I:J matanZ:J de I:a humanidad. narra la historia de cómo I:a diosa no pudo ser detenida en su masacre de la raZ:J humana. a l:as que se les aihdió un polvo rojo de modo que pareciese sangre humana. cuyo scmblame resplandecÍ:! como el sol. ordenaron que se preparasen siete mil jarras de cerveza. para S:Jlvar a la humanidad. Un documento de cerca del 2000 a."Ste líquido se dcrramó sobre los campos.

Con d pueblo de Uruk batalló y lo~ apb~tó. convirtiéndose así en el dirigente de los .d. . E-NirlJllar golpeo y sus lllul'3l1as destruyo.. rey de Kish.¡ndo a C::loo el deseo de la misma. su dudad el aplastó y sus IIHrr:11l3S ha destruido. el :lgU:ldor. silUada en las orillas dd Eufratl. rey de Acad. Se da importancia no a la diosa sino a su . Akki. b'Oblemél s7 • 110 conocl. batalló y lo capturó y ellc:ldcnado In C. Sargón de Agadi:° luchó contT:l el hombre de Ur y le venció. Akki. y durante cuatro y 1 ailos ejereí la realeza.1 Ellput"blol de los C. hasta el sur. manare. Mielltras era j3Tdinero.'5."Sde Acad. COIl LlIgalzagesi. gr:lrl ishakku de Enlil (dios dd aire): la ciudad de Unrk golpeó y su~ murallas destruyó.l. soy yo.lV~os de la puerta de Enlil. hast3 el punto de creer que dicha deidad está encarnada en sus propias personas. Me lanzó al río. Isur lile otorgo (su) amor.e1 poderoso rey. o que ('st:ín lIcv. el golfo Pérsico y el Mcditcrr:Íneo: SargólI. con pe1 selló mi tapadera. Mi llIadre fue una vari3ble Icambio de "''5tado.-13 exaltación dd ego en la posturn de un dios. d :lguador. He aquí la historia continuada de Sargón.nlJ(ll~n a [r. Es la primera manifestación de una fórmula que aparece en muchas leyendas sobre el orib"Cn divino..5 regi.¡hezas 1l"'"b'T. ell el norte semítico de SUlller. pashidlU de Aun (dios de los cic1o~). extcndió su dominio dt. lIegr. el aguador. se arroga la divinid. d agu:ldor. n:y de Agadé. y que fue elevado al mngo de n.pueblos de cabez. el soberano potente. y lavó sus . finalmcnte gobernando sobre el inmenso territorio que se extiende entre los dos mares. me sacó cuando hUlldí:1 su plo]zal. a mi padre Los herlllano(s) de mi padTl' amaron las colinas. golpeo. que no se levantó (subn') mí.-y e hijo--al1l3ntc por la diosa Inanna-Istar.! 204 . Ime aceptól por hijo suyo (y) me crió. Mi ciudad "''5 Azupiranu. rey de la tiern.~. lile nombró su jardinero. Mi vari:lble madre lile concibio. de modo que el rey. desde Lagash :lImar.'S de la cultura de la diosa translíeren [-s-taS al rey con objeto de legitimar su mandato.) de Acad•.: Sargoll. como hijo suyo. y su territorio entero. en secn'ro me dio a luz.' del templo y de padre desconocido.¡nn:lS en ellll3r. . sacerdolisal. en las que las viejas im:ígenl.C:lInpbell define el estado de inAación mítica como . rey de Uruk. El río me tr:msportó y me llevó a Akki.. Con el hombre de Ull1l1la batallo y le aplastó y golpeó su ciuda. La leyenda l1arrn que nació de una saccrdotis.a. nljllllll. En b Edad del Uronce sucedió con el rey Sa'b"ÓI1. C. vicerregellte de IlIarlrla (Isur). quien en el año 2350 a. Me puso en una el'st:l de jUIlCOS.hijo•• el rey. Se interpreta entonces literalmente el mito de la diosa. Los individuos asumen los poderes y atributos que creen que pertenecen a la divinidad. Akki.

11. confirma esta teoría. una llueva hebra se introduce en el gran tapiz de la evolución humana.. C. desde el alto llIar al b. sino del terror ante la mlll~rte a manos de otros seres hUmanos. que van . c. Estos acontecimientos calamitosos provocaron lo que Call1pbell denomina b. cuando la muerte terminó por ser bienvenida como rescate de este terror y dejó de scr experimentada como una «continuación del prodigio de la vidatS'>. Elllil no dio adversario algullo. A S:lrgóll. rey de la tierra. Cabeza dl' Sargón (e. Los lamemos que comienzan a aparecer durante el tercer milenio a.ljo mar. son testimonio de una oleada de barbarie cada vez mayor que destruyó las lllurallas de las ciudades en los valles y se precipitó sobre sus habitantes. 23(H}:I. «gran inversióll~. y sobre SUlller escribe lo siguiente: 205 .) y destruyó ~\l muralla. Se trata del terror: no del terror ante la naturaleza. Enlil le entregó todas las ticrras Sll • La «gran inversión» A llledida que avanza la Edad del Bronce.. El erudito especialista Jacobscll. llevando b. C. Illuerte o la esclavitud a muchos miles de ellos y Ull miedo mort:ll a todos./1 CfI'scl'tldo a lo largo dclmilcnio segundo y primero a.

(. extendió hacia mi sus sucias mauos. Enormcs muralh~ fueron construidas alrcdcdor de cada ciudad. la épica comcnzó a cxistir. La anterior red de pequcilos pucblos desaparcció a medida que las gcntes se refugiaron en la ciudad. N.A comienzos del tereer milenio 3. No se desconocían bs guerras y los ataques. En el tercer milenio parecen haberse convertido en algo habitual. PlIes en él. b b. barbara"'.... rcin:lS y grandes damas. celebrando las hcroicas proezas dcl gobernantc guerrero. pues en él. Pues en él yo lne helé cou el miedo más estremecedor..1.mc:l(bs dd hOb'3r y de b falllili:l y convcrtidas en esclavas en 31b'\1I13 cas. pero no fUeron comt3tltes ni dominarOll la cxistenci:l. Pues en él yo. pues en él. Ull dcfensor de su ciudad con los poderes ilimitados que da la situación dc emergcncia.. C. en que fui destruida ¡Triste de mi!. Hast3 donde lleg3 nuestro juicio. tomando el camino h:lCi:l mí. e. lile aterrorizó! Ese enemigo extendió Sil llIano hacia mi. ¡El enemigo elltró rllidos:ullente ell mi alcoba. ese dí3 mio..lried3d de b condici6n hU1ll3113. el euarto milenio y [os tiempos {Iue lo precedieron h3bÍ3n sido Illoder. Cll qUt' fui destrui(b. b buc:I vino en mi río haci3 mí. me hizo morir de miedo"r. ) Pues ('n él. la rein:l.ldie cst:lha a salvo. Con el asccnso del rey poderoso. pues eu él. Las lluevas COlldiciones requcrían un gobcrnante de mayor fuerLa y coraje. se subieron los bielles :1 bordo en la pro3.1 13 h3mhn1ll3 Y3 no er3 el prillcip31 record3torio de b prec. (dirigiéndose) h3ci3 mí. él vino 3qui h3Ci:l mi en mi GIS3. La destrucción de una ciudad en b guerra se experimentaba por los pueblos 206 . ese día mío.. arr. pues en (.U-I:lS. el miedo siempre presente .ublllente p3cíficos. calzado COll sus botas! ¡El enemigo extendió sus sucias manos hacia rni! ¡Extendió b mano hacia mi. fui subida :1 bordo en la popa. el capitán del barco entró y vino a mí. me gritó: «¡Levántate! ¡Sube al barco!_. como las que lcv:mtó Gilgamesh en torno a Uruk cerca del 2700 a. pues en él.. i'1 se vulvió en bs 1Il0Ilt. Este lamento dc una reina cs revelador: ¡Triste de mí!. sc enfrentaban :1 b continua posibilidad de ('lleOlltraTSe viudas al día siguiellte. al igual que sus hurnil(1<-s hermanas. L3 muerte Sllbit3 3 esp3da en las guerr3s o ell ata{llleS realiz:ldos por b3ndidos se equiparó al hambre eOl11o amenaz¡¡ igualmente temible. pues en él.lrc:I :¡tr:lcó en mi muelle.

e. La Illuerte eslá hoy :lnte mí.¡ hacer el bien carece de :lyuda. Las car. proviene el siguiente lamento de un hombre. quien anheh la muerte como liberación del horror de la vida: ¿A quién puedo hablar hoy? Los hermanos son malignos y los amigos de hoy no SOIl cariiiosos. en diálogo con su alma. De avaricia están llenos los corazones y todo el mundo se apega a los bienes de su vecino.fue una reacción ante el poder de la muerte. El hombre amable ha perecido y a todas partes va el hombre que C3rece de escrúpulos. El énf. A medida que la imagen de la muerte se vuelve cada vez más espeluznante y sin redención.! se hace más urgente. De Egipto. El mito del héroe era un mito solar en el sentido en que era Ulla imitación en la tierra" de la conquista por parte del sol de los poderes de la oscuridad en el cielo. La muerte cslá hoy :l\1[e mí. C0l\10 cuando un hombre anhela ver su casa tras muchos y largos alias de calltiveriot.\s se vuelvell y c:lda hombre nlira de reojo a sus hermanos.2. Ninguno recuenb el pasado y quiell solÍ. El heroísmo -d acto extraordinario que eleva la idea de la naturaleza humana. La llIuerte está hoy ante mí. al- 207 .1sis recaía. como la lleb':l(la de la salud :l un enfenllo. como el :lrom:l de b mirra como balancearse bajo un:l vela en un día de viento. como un hombre que busca algo que desconoce. vencida entonces por la f.111la inmortal. la necesidad de alcanzar la inmortalidad durante la vid. cerca del 2200 a. C0ll10 elltrar el] un j:lrdín tr:ts una enfermedad. y el objetivo del héroe solar en la tierra era. tal como se percibía ahora la llegada del amanecer.nmquistados COlllO la furia o el odio de un dios. ¿A quién puedo hablar hoy? El malhechor es un amigo íntimo y el antiguo hennano de acción se h:l vuelto un enemigo. de forma característica. como el despejarse dd cielo. en el conflicto y en la supremacía. y se asociaba a la fuerza del viento huracallado. La ll\uerte está hoy ame mí. por 10 tanto.

en que tiene que perder su sentido dc la relación con el todo con el fin dc dl. que l.li dd ordcn amiguo dc la cultura de la dioS:1 IUllar quc el héroe iment. 208 .'li sicmpre cambiantes dc la relación. csta transición puede cxpresarsc como el movimiento de una dios" a un dios.'S la primcra historia del héroe.!(/mt'sll sumcrio. Mitológicamclltc. Scguiremos el proccso gradu:ll que conforma l.gUlla de hs dill1cnsiolH..'SCubrirsc a sí mismos como individuos.10 dc la diosa y dc su hijo-amantc.'S del Broncc y el Hicrro.1ba cambiar.uubiantt.'S que visiblcmcntc pucdcn hallarse en la vida cxtcrna.'. En el nuevo mito el héroe cstá solo ante la fucn. Es como si esta cra dc la evolución humana representasc un momento eu que la b~ntc debe tratar dc conocer más que dc ser. cn última instancia. pero quc. así como en todos los mitos hcroicos de las cdadl. del cosmos 3 la humanidad. así como en el capítulo 7.'1 antagónica. son limitaciones dc la vida intcrior. En d POl'1tI(/ de Cj~. más allá dc sus funciones como miembros dc una comunidad o tribu. apoyado por su padre cn el cielo. dondc el drama versaba sobre las fasc. por ejemplo. cn llamativo contraste con el mito 3mib'1. es el gran individuo el que accpta el reto de filCrz3S y podcres c. Se ha desplazado el centro ahora de la diosa a su hijo..'Ste movimicllto a través dc las diosas Inanna c Isis en los capítulos 5 y 6. en la deposición total de la diosa madre Tiamat Cll la Edad dd Hierro.

de la tierra y del infr:ullllndo. o bien aparece erguida sobre leones.11m:! está aquí par:! su propio goce.bz:ldas ' . Las tres reflejan la imagen de la gran madre cuya figura presidió las civilizaciones más antiguas surgidas entre Europa y el subcontinente indio. A wces es~ tos capullos y mazas alternan con imágenes estilizadas de sl:rpicntes. como era conocida en la zona septentrional de SUlller. Junto a clla aparece una cstrdla de ocho puntas. Oc su hombro izquierdo slll"gen brotes rematados por capullos y del derecho emergen Illazas COIl forllla de rayo. símbolos de SLl poder. e indican que antalio fue la fucllte dc las aguas superiores e inferiores..~ y fr:llljas característico de las diosas sumerias. b ílll:lgcn del pbncta que ahora llamamos Vellus: en la l11itolo!:."a acerca de esta dios:l. debían siempre aparecer juntas. la luna creciente y la estrella vespertina.era Ulla de las tres grandes diosas de la Edad del Bronce. Tanto las serpientes COIllO las alas que brotan de sus hombros muestran que desciende de la diosa p. In:lnna -o Istar. y apay. El . Inal1l1a es el esla• Traducción de André~ Piquero 209 .ijaro y de la diosa sl:rpielltc neolíticas.5 lnanna-Istar: diosa mesopotámica de las grandes alturas y las grandes profundidades' Un ojo está pensado para ver. La diosa también lleva un bastón con serpientes cntn. Rumi En la figura 1 Inanna está ataviada con una corona astada y escalonada que alberga ell su centro UIl cono -imagen de la lllontaiia sagrada-. reina dd cielo. ell calidad de «hija» de 1:1 luna. así como con el vestido de Acco.! lIllO de sus pies sobre Ull león. propia de las principales divinidades sumerias. puesto que en la época l:n que se fabricó estl: sello cilíndrico la natllr"k:za de la diosa ya había cambiado y era invocada en calidad de diosa de la guerra. junto con bis de Egipto y Cibeles de Anatolia.

por el ondulado Illar de verde cereal que la tierra luce como un manto en primavern. y es la fuente de muchas historias e imágenes del antiguo Testamento. «saccrdotisa del ciclot. de la gran madre de tos gnósticos e incluso de la Sckiná medieval de la cábala judía. que la proclaman descendiellle de la antigua diosa que originariamente fue ciclo.. Pero a Inanna también se la conoce como tia verde.000 alios. tpastora sagrada. thicródula del ciclo_. testrella matutina y vespcrtina". C. imagen que había sido siempre una de sus epif. La imagen de IlIalllla se extiende desde b tieTT:J.. Su iconografia conforma las raícl. tjuez justa. Con Inanna. L1L"Va el arco iris por collar y d zodiaco por cinto. con Salia y con María. sus joyas de !:tpislázuli reflejan el azul del cido y el azul de !:ts agu:J.lIl madre del Neolítico con la Eva bíblica. Ya en 3500 3.1nías'. entre ellas la dd jardín del Edén.. 2J34-2IS'4 3.hebrea).. milagrosamente.. «tormcnta de fuertes truellOS. la lrndición sapicncial y el C1nmr de los cantart.y todavía se la represenmba conduciendo un carro uncido con leones. Sus numerosos tÍtulos rcsllcn:m a través de la escritura clllleiforme que. tia que perdona los pecados. Lleva en la cabeza los cuernos de la luna. Sorprendentemente.. de carácter lunar. 3. tasombro dd Illundo. la imagen dd arquetipo femenino adquiere una definición en la mitología que ha pervivido -al margen de lo mucho que haY-' podido oscurecerse.~.l bón que conecta a la gr. pcriodo Andio."S.:s de Sofia (la Hokl11á -Sabiduría. hasta el cielo.. Sus números s.·l ciclo y d. tia que abre el vientre. tluz dcll1lul1dOB. e. en Egipto.000 alias dcspui'S Seb'1lía siendo adornda en Uruk -la ciudad sumeria primitiva que fue centro de su culto. con los cielos y coronada de estrellas»!. fragmentarse y distorsionarsedurante más de 5. cal vez mucho 3lltL"S. los ha preservado: «reina dc ciclo y tierra".'. La civilización sumeria ofrece una perspectiv:l csencialistl de las culturas hebrea y cristiana posteriores. ln31l11a como rcin3 d.. In3nna ern adornda como grnn diosa de Sumer y llamada reina virgen dd ciclo y la tierra. que tinto heredaron de ella.s insondables del espacio que los sUlllerios llamaban tlas profundidadest. c. tautora de todos los decretos. tia de la L"Spcsurn floreciente. Sus templos se ador- 210 .1. Está tataviad:J. al ib'1lal que con Isu. el Diluvio.· 13 licrr3 (scllo cilíndrico. tierra e inframundo. «primogénita de la luna.1grndos son el c3torce y el quince.

1l0rJ su lIluerte en Viernes Santo y celebra su resurrección el Domingo de Pascua. de hecho.:o de ovejas».l11O. A la izquierda. recorra de nuevo la urdimbre de una historia lllllCho más antigua: la que pertenecía a la mitología de la diosa Inanna y su hijo-amante DUllluzi. a ¡mnna. dándole el nombre de b diosa romana del amor.Il seiiora del cielo: ¡Digo «¡salve!. la cfllcifixión y la resurrección al final de los cuatro evangelios. a la sagrada sacerdotisa del cielo! ¡Digo «¡salve!. M. presentada COlllO «revdaciólH por los cristianos. al igual que los de María. C. El sello cilíndrico presentado en la figura 2.::nte y la estrella matutina y vespertina a b que llamamos Vellus. que se h. pastora sagrada y gu:m!ian. gran serlOra del ciclo!" Los himnos y alabanzas ofrecidos en el sur de Sumer a Inanna. Incluso la estrella que se cernía sobre el pesebre de Belén es un reflejo del planeta lu~ lllmoso que 3.ldre en Navidad. a la sagrada que aparece en los ciclos! ¡Digo «¡salve!. flle el punto de encuentro 211 .lría. dio entonces a luz a Ull hijo al que se llamó lIpastor».lr dd nacimiento dd nilio divino en Belén. dos figuras se aproximan a la madre y su hijo. y en el norte a su equivalente.lr.~as y rosetones. anunciab:m ya los que hoy se ofrecen a María. al igual que Istar.l del establo de vacas. lIseiior de la red» y lIselior de vida. 7 • Este entramado de similitudes suscita una pregunta: est:l historia arquetípica. Inanna. tiene un hijo que sufn:: una muerte sacrificio. poco frecuente -tan sólo se han conservado cinco que representen a una diosa y su hijo (ver también la figura 12). reina virgen del ciclo. Es posible que. UIl himno sUlllerio se dirige a Inanlla como gr:l. durante el Cautiverio (586-538 a. del pueblo hebreo? ¿Fue sumerio Sll «modelo» original? Babilonia. Esta imagen anticipa el rdato dd nacimiemo y de la estrella resplandeciente que iluminó d lug. lISeilor del apris<.l conservado intano a lo largo de este inlllt'llSO lapso de tiempo. perdida o destruida. Estos signos sugieren que la diosa en cucstión es Inanna-Istar.'llllllndo y resucita de entre los Illuertos.000 ailos atrás fue el astro de Ist.'Il. la historia del nacimiento que abre los ev:mgelios de Lucas y Mateo. Frente a él. ¡star. La diosa doliente y el dios agonizante aparecen juntos en c1lllito lunar. Ascendía de lluevo bajo la forma de los primcros brotes de cereal que anunciaban la n::nov. reina virgen del ciclo y de la tierra. respetuosamentc preservado en los rituales de una Iglesia que todavía saluda el nacimiento del hijo de una 111.1piencial.lción de la fertilidad de b tierra. la luna crecu.muestra a la diosa alzando alnilio sobre regazo. El consorte de [nallna moría y descendía al infralllundo cada . así COlllO la narración dd juiCIO. ¿flle en algún momento pane de b literatura 5.).l1aban con ro. se encuentran la estrella de ocho puntas y la luna creciente. Los atributos de las diosas eran. fulminado por los rayos abrasadores del sol dc julio que resecaban y achicharraban b tierra. desciende al infr. un poco más arriba y por enci~ ma de un jarrón ritu.

a partir de los materi.¡rición del antiguo mito.¡lellte semítica en Babilonia. y muchos millares dc judíos pcrm:mecicron el1 Mesopot. la rcap:.2.¡cc ciento cincuenta años nadie había oído hablar de SUlller y aun hoy en día pocos conocen el esplendor de b cultura sumeria.ISCll con cariño este mito de la diosa y su hijo hasta que acabó por ser narrado en la forma que se le dio en los evangelios. Istar (que posteriormcnte se convcrtiría en la gran diosa de Asiria). todavía sin traducir.ls COlllunid. en un. C.lllte el siglo pasado.en el rebto cristiano.¡d. que h. c. C. 2334- 2154 ~. hast.¡ sob secuencia sin interrupciones. la mayor partc en forma poética.¡ Inanna y su cquiv. un.¡lcs extraídos de cxcavacioncs arqueológicas dur. Hay entre ellas alrededor de 29 relatos épicos y aproximadamente 200 himnos.s". L~ diosa slIllH'ria y Sil hijo (pt:ríodo Acadio. así como colecciones de proverbio. Es posiblc que algunos de ellos conscrV. Una vez descubierta b anterior iconografh de la diosa. cstableciéndose en prósper.¡S 30.¡n sido traducidas durante los últimos cuarenta :lIios. C. En la actualidad cxistcll llll. indmo exige.l de bs culturas sumeria y hebrea. sugiere que la psique nccesita.000 lincas de escritura sUllleria.¡mia después de los aiios de cxilio. Aún más.¡ b .¡lid.¡des. desde el ailo 3000 a.¡blilbs que. y aUIl a~í no SOI1 más que U1l fragmcnto de todo lo que qucda por descubrir en las t.¡ reafirmaóón continua de estas imágenes arquetípIcas. que tloreció en el cuarto y tercer milenio a. H. La imagen compuesta de la diosa SUl1leri. 212 .1l1to esfuerzo a lo largo del presente siglo. se hace visible su papel -brgo tiempo oscurecido. emerge de los pocmas e himnos que han sido traducidos con t.¡ctu.

I'rincil.MAR. NEGR. 2500-1000:l.aUI Hiiyü MEDIA LAM Dcsicrw :lrihi¡. Alaca H. C.:.) .iyi¡k 'llogazkoy C.<> Abu 11 Dcskrto nubio MEDIA Sll~ Mapa s.aks ciu<bdcs (k Mcsopotal11i:l y Egipto (c.O ANATOLlA .

antecede en 1.000 aílos a un poema similar que describe el descenso de Istar. en las ciudades de Ur. Haci:l el cste. Egipto y el v:llle del Indo. que sacó :l la luz el tesoro de los enterramientos de Uro Los orígenes de los sumerios y de su lengua. pucsto quc se trataba de la más antigua de las cinco y se creía que era anterior 31 Diluvio.~ SU11ler tan importante? El antiguo y el nuevo Testamento están cu:Uados de imágenes que procedían originalmente de Sumer y que llegaron a la cultura judía por mediación de las Clllturas babilónica. que excavó Nínive. Uruk. el tcmplo más antiguo de Uruk. Lagash.permanecen enterradas en los sótanos de los museos y bajo las arenas del desierto iraquío La parte que conocemos apunta de forma tentadora a mitos que aún nos son desconocidos. que descubrió en Nippur las tablillas de que contienen el relato del Diluvio. Sólo Egipto pucde COII1petir con el inAujo persistente de Sumer.'1 y el registro riguroso de archivos y de relatos. ¿Por qué e. en la frontera entrt' Irán e [rnk. el descubrillliellto de SUl1\er constituye una revelación. El ~descetlso de Inanna al inframundoJJ -que relata quizá clmás interesante de todos los mitos sumerios.¡ estab:ln asentados en la zona. fuc antaiio testigo dclnacimiento de esta civilizaciÓn prodigios:l cuya inAucncia se extendió hasta Anatolia. Sippar y Kish. Sin embargo. habitadas principalmentc por los pueblos semíticos. El área en torno :l Basara. que se convirtió en la ciudad de II1:1nn:l ll . que Layard. L:lrsa y Eridu -esta última la más reverenciada. una de las ciudades sumerias septentrionah:s que posteriormente pertenecieron al imperio babilónico y más tarde al imperio asirio. quc y. Uabilonia. nuestro conocimiento de Inanna procede de esa pequeíla parte. En un principio aceptaron la supremacía de sus vecinos 214 . que no es ni semítica ni indoeuropea. la rica mitología dd hinduismo y dd budismo mahayana c011lp:lrte ciertos r:lSgas comunes con ]. C. CI" L:l clllturn sUlllena. Sin embargo. Más hacia el norte dc Sumer se encontraban las ciudades de Nippur. El sistema de escritura que illven~ taron y su cosmología fueron tan revolucionarios que allí donde alcanzaba su inAlUo se precipit:lban el desarrollo de la literatura. la astronomí. La existenCIa del mito anterior sólo pudo ser revelada cuando se descubrieron una serie de tablillas en Nippur. son todavía un misterio. Woollcy resalta la intensidad del inAlUo sUlllerio sobre Egipto a comienzos del cuarto milenio a. Nadie h:l transmitido la ellloción que los arqueólogos experimentaron al explornr las ciudades enterrad:ls de Mesopot:lmia de forma más gráfica que Smith.¡ mitología sumeria. Uajo el zigurat de la llJ dinastía de Eridu se encontraron los restos de diecisiete templos y las pruebas de rndiocarbono han situado entre el sooo y el 4900 a.lspectos de la vida cultural de Próximo Oriente. el derecho. y que Woolley. la fusión de su energía e intelccto con la mito10gb y las habilidades técnicas de los pueblos indígenas ya asentados en el sur de Mesopotamia produjo una reacción cuyos efectos aceleraron el crecimiento de todos los . Acad. ya Aoreciente en esa época. Aunque los detalles no son aún del todo claros". asiria y cananea. evolucionó principalmente en el sur de Mesopotamia. Mucho más tarde -y mucho más al oeste-la mitología de griegos y romanos es testigo del legado de las imágenes sUllleri:ls. las ll1:ltemáticas.

que gobernó ell el siglo VII a.lllsición de una coexistencia pacífica a la rivalidad y a la guerra es una crónica de terror. dicha guerra terminó por rebasarlas. que hasta hace poco se creía exclusiva del antiguo Testamento. En tercer lugar. estaban los 215 .meridionales. ordenó grabar estas palabras en las tablillas de arcilla halladas en las ruinas de Nínivc. circunscrita primero a las fronteras de Sumer. estaba la cultura de los sumerios propiamente dichos. las ciudades del norte se hicieron con d control bajo d liderazgo de Hammurabi y el sur sumerio fue eclipsado.000 alias después de la época en que Gilgamesh vivió. la gran diosa de Babilonia.. 1750 a. difundiendo así durante los dos milenios siguientes la cultura mmeria por Anatolia. que escuchó la saga desconocida de su héroe Gilgamesh. que se llamaban a sí mismos el pueblo $[legro. luego se concluyó que era babilónica y finalmente que era sumeria. traduciéndolos a su propia lengua. Inanna. estrechamente relacionado con la tierra y el agua.-. procedentes de una región que alm no ha sido identificada con precisión l l . finalmente.'l. conservaron la lengua. devastación y.. Reúne la iconografía de un pueblo que adoraba a la gran madre. Asiria y Canaán. hasta d momento en que Asiria se colocó en posición predominante (c. pero luego iniciaron una larga lucha por el poder contra las ciudades dominadas por los sumerios. un relato que pudo b:lber sido cantado en las cortes griegas en tiempos de Homero. C. con todo.) y cayó sobre sus vecinos «como lobo sobre el rebaiio. Los transmitieron por todo Próximo Oriente. perplejos.I~. muchos de los mitos. y constituido por alfareros y artesanos de enorme talento. compuesta de imágenes de dioses del cielo y de la lllontaila que gobiernan el cielo. se descubrió que la historia dd Diluvio.. Los arqueólogos. 2. 1100 a. del agotamiento de gentes y de recursos. Según se cree. como acabaron por ser llamados los seguidores de Hammurabi. La mitología de las diosas y dioses sumerios parece reAejar la dificil fusión de al mellaS cuatro culturas distintas.000 ailos más antiguos. C. el aire y la tormenta. Así fue como Istar. el acacHo. c. heredó la iconografia y los dramas rituales de su antecesora y coetánea sumeria. Fue así como el tesoro de la cultura sumeria fue devuelto a un mundo que oyó hablar por primera vez de su diosa Il1allna. constituyen tan sólo una pequeña porción de lo mucho que aún queda por descifrar y descubrir. la literatura y el sistema de enseñanza de los sumerios. c. La tr. capital de su imperio: «Yo comprendo las palabras enigmáticas de las inscripciones de piedra de los tiempos anteriores al Dilllvio~. c. llegaron en algún momento de la segunda mitad dd cuarto milenio a. leyeron cómo Asurbanipal. la mitología. perteneciente a un pueblo desconocido que se asentó en la zona ya en el sexto milenio a. himnos y rdatos que aparentemente pertenecen a la cultura asiria o cananea pueden ser de hecho 3. Pueden encontrarse muestras de la iconografia de la diosa madre hasta en la cultura de El Obeid. Los babilónicos.. Aparte de todo aquello. Finalmente. era asiria. -el llltimo rey de Asiria. con otro tipo de iconografia. Por lo tanto. c. o «de cabeza OSClJr.

gr. que se situaron principalmente en la zona septentrional de Sumer. C. C. El Dr. Enlil y Enki.ll1 estudioso de la cultura sumeria. que refleja tanto la tensión que los enfrent:lba COlllO ellll:ltrimonio los unía. cuando el influjo semítico acacho del norte se vuelve predominante.¡ y Grecia y t:1I1 rcmot:lS:l1 este como el v:lllc del Indo. Estos dioses se superponían a una tradición igll:llmcnte fuerte centrada en la diosa. En SU\l1er. ~bay indicios que demuestran que la mujer sUllleria era igual al hombre. Por último. muy probablemente. pueblos semíticos de lenguJ acadia. 2400 a. Sumer fue inv:ldida por tribus indoeuropeas (arias). C..y el progre~ivo avance de Enli!' dios del cielo. las tradiCIones centradas en divinidades masculinas que los distintos recién llegados trdjeron consigo cubrieron y reinterpretaron continuamente una tradición amerior centrada en el Cldto a la diosa. La posición privilegiada de las llIujeres en SUlller durante el cuarto milenio a.) como la «hermana mayor» ck Enli1». Esto explicarí:l por qué parece haber dos IIcapas» de mitología. donde la diosa es lo principal. y :l comienzos del tercero sugiere que el influjo semítico y/o indoeuropeo sólo comenzó a ganar terreno durante la segunda mitad del tercer milenio a. Tadas estas distintas tribus trajeron consigo sus propias divinidades. la posición de las diosas en rdación con los dioses y la de I:\s lllujeres en relación con los hombres se degrada l •.. otra más reciente. al mellOS entre las clases superiores»'~. tr:ls la devastación inicial se alzó una llueva civilización que imegró elementos de :lmbas culturas en una cosmologÍ:t y ulla filosofia que se asentaban sobre i1ll5genes de unidad propias de la cultura anterior " . señala que alrededor del 2400 a. c. En vez de ello fue concebida por los teólogos (c. Pero posteriormente.sta alcanzar la supremacía. Mucho ha de investigarse todavía ames de que pueda :lclararse eómo y 216 . Yahvé. además de otras tribus scmític¡¡s que se infiltraron de manera continuada en Mesopot:lmia desde los desiertos árabe y sirio al sur y al oestc. la misma destrucción que ocasionaron en la vieja Europ:¡ y en cultur:ls tan lejanas JI oeste como AI1:lto!i. Podemos escuchar los distintos ccos de la iconografia del dio~ y la diosa en el panteón sUll1crio. que derivaba de los pueblos lleolíticos sedentarios de El Obeid. la cultura de la diosa y el genio de sus :lrtistas y de sus poetas visionarios. el dios que terminó por convcrtirse en la divinidad principal del panteón sUlllerio. tanto social como económicamente. La comparación entre SU11ler e India no es algo descabellado: en India los invasores arios reprimieron. que descendieron del norte e introdujeron el carro de guerra tir:ldo por caballos y el devastador poder del guerrero a caballo. lII10 pudo seguir siendo adorada como madre de Enlil. ulla más antigua. o antes incluso. Kralller eomenta que Ki. Sall1uel Noah Kramer. Parece que el papel de madre tierra de Ki le fue arrebatado por EnlipJ. ha. pero no consiguieron extinguir. est5 presente tras la imagen dd dios padre bíblico. La llegada de tribus que :ldoraban :1 dioses cele~tcs explica en gran llledida la poderosa trinidad sumeria de dioses -An. C. Su ciudad era Nippur y ~Ll poder. Infligieron en SUllIer en el tercer milenio a. que era el poder de la palabra creadora. la madre tierra. donde comienza a dominar el dios.

independientemente de ellos.3. Uc) en qué fecha el dios hijo evolucionó basta convertirse el1 dios padre.ldos y aVl:s (c. No podemos saber cuáles serán los futuros descubrimientos sobre los orígenes de los sumerios y sobre la inversión de lIna mitología basada en una cultura centracla en la figura de la diosa. Aún más. l'n otros cs la esposa.'1 nllmero considerable de dioses y diosas. el acontecimiento más importante en esta época fUe el cambio qlle se produjo en la consciencia humana. Diosa sIII1lcri3 cn su trono con COTona astada. y en parte porque las diosas más antiguas se convirtieron en lluevas diosas y recibieron nombres lluevas. C. lf\OO a. l'n calidad de madre primordial. incluso llegando al extremo de poder Ser violada por los dioses o ~vivir en el temor» suscitado por el1os. pero que son comprcl1Sibles a la luz de la imposición de la mitología foránca de un dios celeste sobre tilla mitología de la diosa. situaciones que habrían sido inconcebibles en la mitología mús antigu. :írbolcs sagr. que pasó 217 . aunque ambos puedan haber coexistido'". Sus fechas y nombres cod:wÍ.ldo el mismo papel en distintos lugares.¡ aparecen lllezcbdos y confusos.l. en parte porque cada ciudad sumeria tení.a. tienen nombres sUlllerios en el sur y nombres semíticos en el norte. En un momento la diosa parece dar a luz a todas las cosas. hermana o hija de un dios.l su divinidad predilecta y a veces daba un nombre especial a un dios o diosa que pudo haber jUg.¡d que supone el tratar de descubrir una identi<bd y genealogía consistentes para (. Esto podría explicar la dificlilt.

1. ira. durante el período de construcción de los úgurats. 1 Tomó forllla una vasta concepción del universo como ser viviente.lb. cebada. más allá de la IUlla 1••• 1 Los sacerdotes que en esa época observaban el flflllal11ento nocturno fueron los primeros del mundo en descubrir que existe un~ rcglllarid~d matell1.. como sirviente suyo. Por encima de todo.lr.ll1lente ligadas estuvieron en la vida de sus gentes.lnce y precisión.lpe! en el universo.lll su relación oClJlta. al «sintoniz. Sumer se consideró jardín. C.de participar en el decurso cíclico de la tierra a entregarse a una observación aún más precisa del decurso cíclico dc las estrellas en el cielo. h traducción desde esa revelación divina en orden propio de la vida humana civiliz:lda sería la labor de una clase sacerdotal gobernante 1. A través del amor.l dc un ordcn cósmico. e. Campbell comenta este desarrollo revolucionario: Un salto enorme y decisivo que superó los lílllites de todas las historias y particularidades locales tuvo lugar en Mesopotamia en el cuarto milenio a. trabajaba para cumplir su voluntad. odio. huertos de datileras. crueldad y tristez. símbolo del "X. Mercurio. la LUlla. los ciclos de su propi. pero la dotaron de un marco mitológico que influyó en todas las culturas posteriores. sino también cooperar con las «fuerzasf invisibles de la naturaleza que orden. se hace dificil imaginar d inlllenso jardín que am. El siguiente poema re- 218 . Al contemplar e! p. tanto el de la vida COIllO el de la Illuerte:lQ. donde la humanidad. júbilo. su carácter específico y llevó al cultivo de SIl genio matemático.. vino y cerveza. junto con la del Zodiaco. El salto tuvo IUb'<lr desde la geograf"ia hasta el cosmos.Ític~ en la trayt'ctori~ cdesll~ de las siete esferas visibles -el Sol. como gran madre dentro de cuyo vientre existían todos los lllundos. de modo que la humanidad.l de la tierra con los ciclos ÜUllCl\S.l estructllra matem:"itica de asombroso alc. puesto que la relación de la tierra con el sol y la IUlla ha sido desde siempre la base de esta idea.llio cubrió esa tierra antes de que la progresiva s. Vcnus. campos de cereal.S IIWlldi. Sumer nos babIa a través de la poesía. olivos y árboles frutales. Los ciclos del tiempo celeste se . las ovejas y las cabras. A este marco afl. que ell la Biblia son caricaturizadas en la Torre de Babel. esas torrl'S templo escalona<ias. Júpiter y S~turno-.1 ide.l de los dioses y diosas de Sumcr nos son dados a conocer los sentimientos de sus gentes. discernible 1IIi1le1II<Ílifmll('II/('.1linización y la guerra la devastaran: las viihs. los pastos para el ganado.llllcnte mayores del tiempo cósmico.lisaje desértico dcllr. erotismo apasionado. incluso con el ritmo del pulso del cuerpo humano..lron minuciosamente con el paso del tiempo en la tierra. pudo no sólo descubrir su lugar y su P. espíritu de venganz.. Durante sus primeros mil alias.ldieroll Illl. A través de ella descubrimos las imágenes de la vida cotidiana y mitológica que tan ímilll. la abundancia de flores y frutos. Los sumerios no inventaron la idea de la trascendencia de los dioses o de un orden celcste inmutable que regía el terre.lline.¡k de hoy en día. Y con esto vio la luz 1.l vida y de la vid.~trl:. Marte. huerto y aprisco de los dioses. Fue esto lo que dio a la cultura sumeria en el cuarto milcnio a.

cornalina y antimonio.Reja exultación por la riqueza y el gozo dd mundo matcrial. la vaca leal.l '. 10 visible con 10 invisible. Pero con el descubrimiento de las distantes pautas celestes la dimensión de la causalidad invisible pareció alejarse cada vez más del nlllrldo de la actividad hUlllana. árboles y junco. la tierra sagrada. El zigl1Tat (reconstrucción) de Ur-NalLllllu (c. la tierra estaba espléndidamente cllgalanada con plantas y hierbas. la ticrra y el illframundo. dejó AlIir el semen de los héroes. la tierra PUr:l. C.~ibh: e invisible se consideraron una unidad. se engalanaba para el sab'Tado ciclo... el noble dios. El zigurat era una lllanera simbólica dc concctar la tierra con el cielo..¡ón de la iconografia neolítica de la cultura de la diosa: La gran corteza de la tierra estaba resplandecientc. ya alberga entre sus versos la inwr. cielo. fue fecundado COI1 el buen semen del ciclo l . con todo. piedra . donde se celebraba el matrimonio sagrado que las reunía. 210(1 a. En su cllspide estaba el lug:¡r en el que las dos dimensiones se cncontraban. Seres hUlllanos (en caliebd 4. en su vientre. la anch:l tierr:l ---su superficie cubierta de metales preciosos y lapislázuliestaba adornada de diorita.' . Durante los primeros siglos de la civilización sumeria los lllundos vi.¡r. 219 . introdujo su sexo en la ancha tierra. era majestuosa su presencia. El orbe terrestre. su superficie verde como gema. liberando así los poderes gencrativos que renovaban la vida. el templo sUlllerio (figura 4) estaba diseihdo para abarcar las tres dimensiones del ciclo. El tcmplo sumerio Coronado por los cuernos de la luna creciente y del toro.

tio el templo. COrllO observa Levy. simbolizaba el útero de la diosa. C.:". COlllO sucedía en Egipto. seguía SIendo símbolo del cuerpo dc la diosa. la inmensa profundidad.!. el zigurat era COIJ(:ebido por 10 tanto como una especie de escab dcJacob cuyas sendas eran externas. un montÍculo o montaií. como montaita sagrada. y donde el dios sacrificado descansaba durante su sucí'io invernal «en la lllontalia».a simbolizaba a la diosa.de sacerdotes o sacerdotisas) ascendían a la cllspide y la diosa o d dios descendía hasta ella. asume su nombre. pudo haber sido LEna designación tardía o alternativa del de la propia Nal1l1llll. El templo evolucionó a partir del establo de vacas y d aprisco de ovejas. El santuario bueco b. un:¡ escalera que luego :lsct. ] Este vinculo. En Nippur. Como la cueva p:lleolítica y el templo tl'lcg:.. el tcmplo sumcrio era a la vez útero y tumba. Se desarrolló lentamente hasta convertirse en la torre espiral dd zigurat que. A 10 largo y ancho dd llIundo neolítico. donde tenían lugar los grandes misterios de la fcrtilidad. fuesen represcntados en el recinto del tcmplo por sacerdotisas y sacerdotcs..IÓs pertenecen a esta icoIlografi:l. (Parece que el nombre de la diosa madre babilónica. La diosa Inanna Antes de narrar la historia de In3nna es necesario mencionar :l otras dos dios:ls. pero también el vínculo entn: cielo y tierra (Dur an ki) [. uui:¡ cielo y tierra. Es posible quc los dramas míticos que representaban estos misterios. ya consista éste en el complejo de un templo o en una ciudad o jardín amurallado. COl1l0 el pil:lr del ~rbol. el «infr:ullllndoJ).) Nall1l1lll no es sólo importante para la historia de Inanna. Como en la mitología hindll. 2100 a. llamándose literalmente «siervo de la diosa Nal1llllu». El llllcleo del templo era d santuario en su clls~ pide. al igual que el recinto sagrado.. Tiamat. el tl'l\1p]o cr.).¡ Il:umdo b G1Sa dc la montaña. el tcmplo simbolizaba b 1ll0ntai'la cósmica primordial que existía antes de la creación dd ciclo y dc la tierral. de manera que la forma de aproximarse :1] estado divillo propia dellllegalílico era elevada haci:l el ciclo 1.ndí:l piso tras piso en espiral. donde misteriosamente tenían lugar los procesos de gestación y regeneración. b primera o gran madre. sino también p:lra b COIll- 220 . los escalones o la rampa en espiral se convertían en una nueva imagen dd sendero entre la tierra y el cielo. como d «descenso de InannaJ).. Su culto pervivió durante milenios: el más grande y sabio de los últimos reycs sUlllerios. diosa del océano o llIar primordial.llítico. donde se llcvaba a cabo el rito delmatrilllonio sagradol '. imágenes dd cuerpo de la diosa: eran el santuario de Sil rebaño sagrado. porque también ella era b illl:lgen de bs aguas primordiales. En la Edad dd Bronce las tumbas de colmena y el onf. Ur-Narnl11l1 (c.l. Ll primcra de ellas es Nallllllu.

«la interminable_. Uruk). como aguas cósmicas. que separó a sus padres y se llevó a su madre. Enki (figura 8).nífica y re·alista cabeza dl' ahbastro.l Ibmado EI/IIII". el aire.5. Naml1lu. y de su hijo. Es al mismo tiempo serpiente y ~rbol. La imagen de la diosa como gran serpiente reaparece en el budismo mahayana. su hijo y su bija. Esta bella imagen de la relación entre la diosa madre como zoé y su hijo como bíos puede f. cielo y tierra. al cstilo dl' la dios. dio a luz a la montal. Namll1u puede compararse con la imagen hindLl de Ana11ta. dieron a luz a l1l1 hijo. Los Slllllerios creían que el mar primordial era la fuente de la que emergió toda la creación. Es posible que Nalllllltl. El recinto del templo dl' lnanna er. la gran serpiente del abismo cósmico. así como para una comparación de la mitología sumeria con la hindú. fuese originariamclltc rcpreseJltada COlllO diosa serpiente. y fUe allí donde se encontro esta lll. }l(fU a..cilitarnos un enfoque de la imagcn sumeria de Namlllu como la gran diosa serpiente del abismo. C. sobre cuyos anillos «descansaba_ el dios Visnú entre :lVatar y avatar.ll. o ocasa del ciclo. <lne puede ser una imagen de la diosa o de tlnJ rl"Ína que fuese Stl suma sae<·r¡lolisa prensión de los pas. cuyo ideograma o jeroglífico era el mar.ues bíblicos posteriores que se derivan de su iconografía. que eran todavía llllO.a cósmica An Ki. 221 . Enlil. Cabeza de ahbastro (c. donde la diosa serpiente Mucalinda sirve de trono a Buda y despliega sus siete capuchas para ofrecerle un baldaquino protector cuando se enfrenta a las fuerzas destructivas del universo en la noche de su despenar (figura 7). En el mito sumerio de la creación. Estos dos.l primitiva con cabeza de serpiente de Ur (figura 6).

con sus facetas de hija o doncella. C. ciclo y tierra. los animales y los seres humanos pudieran ser creados. todavía más antigua. cl Uno. La historia de Enlil ColllO «palabra~ de su padre. CU:lndo el autor dcllibro apócrifo de Ben Sira (Eclesiástico) dijo acerca de la sabiduría que «sus pensamientos son más grandes que clmar. padre e hijo sea una de las primeras formulaciones dd concepto de la trinidad. En este nuevo mito de la creación An y Ki. las plantas. El énfasis se tl"Jslada de la capacidad de dar vid:l de la gl"Jl1 madre hacia la iniciativa de su hijo. Uuda sCllt:Hlo sobre los allillm de la gran diosa serpiente Muealinda y protq~ido por el capuchón de sus cabezas (período Srivijaya. y sus consejos más proflln- 222 . la otra. 'lile la r:lpta para h:lcerla su esposa. En Mesopotamia. Ur) 7. Tailalldia) Ki. Resulta interesante que este mito de madre. De la unión de tierra (Ki) y aire -o hálito. palabra que constituía su poder. c. siglo XI1l d. es la imagen de la triple diosa lun. escribe el profesor Fl"Jnkfort. porque «la vida surge de una diosa» y «el universo es.(Enlil) surgieron todos los demás dioses. L1 acción de «apresar» o naptar» no es CJracterísCÍt:a de la cultura de la diosa. de madre y de anciana. más que ellgendl"Jdo. Diosa con cabeza de s<'rpi~'nte y su hijo eH hrnzos (c.use antes de que los dioses.6. 4000-3000 a. En ambas mitologías los tres elementos emergen de la fUente primigenia. la tierra. lo que revcla la presencia constante del mito IUllar subyacente a ambas imágenesl<'.lr. C. «la fm:nte de la vida es femenina». tenían que separ. para convertirla el1 su esposa. parece ser una modificación de la micología más antigua en la que la dios:l es la ll1:1dre de todo ser viviente y su hijo se convierte en su consorte. concebidO»Z7.

c. puesto que su nombre significa . el eco de la dIOsa slllllcria reverbera a través de los versículos bíblicos que describen la naturaleza y los atributos de la sabidmía. pero no h:lY UIl:l auténtica illlagell de la propia diosa. cuyo ideograma era el mar. 1800 J.8. 29). y con la Iloción de 1:1 unidad primordial entre diosa y dios que antaiio existió en la Edad del I3ronce en Sumer y en Egipto. la diosa de la tierr:l. Parece que a la l3iblia le faltase un estrato entero de mitología que. C. Sólo qucd:lrl fr:lgmentos de lo que antalio fUe una cosmología definitiva derivada de la diosa Illadre y de la unión cósmica entre dios y diosa. Sin embargo. de recuperarse. el gnosticismo y la dlbala para dar con la imagen de la diosa desaparecida. no podía . Kramer escribe acerca de Nallllllu que sus ~:lll1p1ios poderes como diosa del mar fueron cedidos a la divinidad masculina Enki. indicarí:l la procedencia original de sus libros sapienci:llcs. y al parecer heredó esta atribución por ser hijo de NallllllLl. hijo de Namlllu (sello cilíndrico. Era la personificación de 1:1 sabiduría. El dios Enkí. pero que no es intrínseca a la mitologí:l de la cultura judeocristíana.selior tierr:!•. la dima madre primordial del abismo acuático.~aber que esta imagen procedía originalmente de Namll1l1. Hemos de mirar hacia la mitología india. en acadio) fUera tielllpo atrás su consorte. Posteriormente 223 . La iconogr:lfh del :lrquetipo femenino está :lhi. Lo más probable es que Enki (Ea. como también pudo haber sido hijo y consorte de Ki. que fUe entonces designado hijo de Nammu por los teólogost2l!.) dos que el abismo» (24.

Al fondo encontramos lo (¡UC parecen ser espigas de maiz o trigo y formas vegetaILos nutridas por las aguas que fluyen por las manos dc la diosa. y la dima crctense que sl~eta una serpiente en cada mano. como flH: conocida posteriormente. en Mari. utilizado tal vez con una finalidad ritual.¡ relacionada con la diosa neolítica. evoca al instante la imagen de la gran diosa de Catal Hi. de izquierda a derecha. la misma diosa.l ~ I~br:ado que Il1UI. Algo más allá. Se repite el motivo dc la estrella. y ahor. posiblemcllte Ki Nillbursag. Lo curioso es que. con llna falda similar.iylik. el elemento «org:miz:ldou dinflll'1ico de la civiliz. En la zona septentrional acadia era llamad:!. K~f~j<·. a sus pies .os se encuadra dentro dd imaginario de la diosa neolítica y la mitología de la regeneración. al norte de SlIIner. También hay una escena en la que un león y un buitre atacan a un toro. y en lugares t.l en el Museo 13ritánico. y es cxtremadamentc importante a la hora de rastrear la translllisi~n de la iconografia de la diosa desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce.it. Sus títulos sugieren que en origen 224 .:ell<'r:aci61l «:. era la diosa de la vida y la fertilidad.rafi. Se han encontrado copias de esH.'slr~ la ••h on de las serpielltes y re¡. scntada entre lcopardos.'SCans:m dos leonas o leopardos con la cola levant.' cuenco. adornada con un dibujo en forma de red.1n lejanos hacia el este como el valle dcllndo~. Las imágenes mucstran.9.bd. en ciertos emplaz. Ki (hija de Namlllu). Arurtl. CU<'nco de eSle:ltil. o Ninhursag.1da. ~ la dion de la C. Cada una de estaS imágclll. el toro de lomo jorobado no cra oriundo de Mesopotamia. al sur. lo 'lile indica hasta 'lué punto sc había cxtcndido d mito de LOSta diosa.1 'lue sltieta arroyos de agua en cada malla. Esta diosa se sinh cronológicamcnte más o menos entre ambas y puede estar relacionada con el culto de una diosa sUlllcria. con una estrella y una luna creciente a S\1 izquierda y UIl toro de lomo jorobado a cada Jado.1111iemos del golfo I}érsico. al noreste de Bag. Enki sc COllvirtió el1 lino dc los tres dioses principales de SUlller. cxhibe toda la icono¡. sltieta una serpiente en cada mano. alln'llIe las figuras dl' la diosa SOI1 de carácter sumerio. con sus animales. Ir~k) 2700-25OO~.1je. Ulla dios. Un cuenco labrado de gran interés (figura 9) hallado en Kaf.lción sumeria. ya 'lile.

. 3000 a. al igual 'lllC Nal1lll1ll. ' . Era llamada: cOllStructon (le lo quc ticllc alicnto carpimen de la humanida{l C:lrpilltera del corJzón forjadon dd cobre de los dioses forj. la ~Illadre de todo ser viviel1te~: madre de los dioses y de la humanidad. C... pcro. Elllil y Ellki. mIo con palomas de piedra caliza blanca sobre fondo negro.1rcn"'. construido en un montículo del ascntamiento de El Obcid. Dos frisos decoraban sus muros.. madre del propio planeta. ~'4fl~~·4~~. Como regía los nacimientos en todos estos múltiples órdenes de 225 . C. Pero también era la madre de los animales salvajes y de las manadas y los rebaños.~ más antiguos y derribados. fue construido sobre el emplazamiento de muchos otros teJllplo..~~\. h. ~).1g que se conoce. de la oveja y de la cabra. Dos leones de bronce custodiaban su entrada. .. de la tierra y dd suelo rocoso.~ .. El más antiguo de los templos dedicados a NinhuTS.1nía de la diosa que la revela como descendiente de la diosa de los animales y de la diosa pájaro neolíticas. En el gran dintel de la puerta de elltrada del mismo templo se ve un águila con cabeZo1 de león entre dos ciervos (figura 11). ..'..l (figura 10).' . una escena de epif.. friso del templo de El Obeid. .. y de todas bs plantas y cultivos que de él brotaban'}>. 10.. de la vaca. . había sido adorada como creadora :mles que los dioses An. datl dd 3000 a. ccrca de Ur. como sucede con todos los templos sumerias.1cerdotes que las ordeíian y vierten la leche en jarros de piedr.' . otro con una procesión de vacas..) fue b gran madre de Ull pueblo agrícola diestro en la artesanía y 'lllC. {Iue mllt'stra los sacerdotes y el ganado sagrado de la diosa l!lanna jUllto a la puerta de su teluplo (e. COIl s.¡dor:l del cobre de la tiern SCilOra alf. Ki-Nillhursag era una de las principales divinidades sumerias. .

vulva. :lprisco. guardada en el rt:cinto dd telllplo y en sus campos. La vida del cereal. C.1 1llla U invcrtid:! o herr:ldur:! (sllllilar :! la letra griega omeg:l. de los cuales sólo existen 226 . Sc ha sugerido que d lugar donde bs lllujeres se recostaban para dar a luz estaba asociado con d tcmplo. «la que abre el vientre». Dillll"i lid t.. su título era Nintinugga. esta misma leche fuc dada a los reyes.blos y graneros.. Resulta intcresante quc d término sumerio par.·mplo (k El Obdd. por 10 tanto...a de kún y UI10S ci . W).. Los inllSuales sellos cilíndricos mostrados en la figura 12. La leche dd rebaiio s.lba al feto dllr:lllte el parto y 1:1 comadrona divill:l dc dioses.. rvos (e.. emcrgía simbólicamente del útero de Ninhursag para volver a entrar cn el mismo. que simbolizaba el lug:!r de Hacimiento. el útero. est. mortales y :lnillla!cs.11.l la cre:lción.lgrado de Ninl1l1rsag. a su te\llplo. y dcsde allí 1:Is sacerdotisas y sacerdott:s 1:Is distribuían a su pueblo y a SllS animales.. el :lprisco o el est:lblo desde el cll:ll venía al l11undo la nueV:l "ie!:l. El útcro de la diosa también era el mundo subterráneo o morada de los mucrtos. el poder dinámico que liber. que se convertían en «hijos» de la diosa cuando asumían la soberanía de ulla cilldad. que iuduía CIl su rccinto apriscos. de la vid y de 1m frutales. concebida en la imagen del dios muerto y rcsucitado. Posteriormente. útero. 3000 a. reycs. su ideogr. «la que da vida a los muertos». Er:l 1:1 fuerz:l gCllcr:ltiv:l quc d:lb:l forma :l 1:1 vida cn el útero. alimcntaba a las gentes de la aldea. 1. Al igual que en Egipto.una er. costado y regazo st:a el mislllo J !. que' mucstra 1111 JVC con cah . la diosa era representada como la gran vaca l ' que ofrecía Sil leche a todo el pueblo. Todas las cost:chas y la vida animal pertenecían antc todo a la diosa como gran madre y.'J. En su papel de gran madre de la vida y la llluerte.

ha de personificar la vida dc la vegetación. Dio~a madre con Sil hijo (sdlos cilíndricos. como rey. con las quc comparte su carácter lunar.s de la tierra. C. Isis y Cibeles. una diosa lunar que da la vida como luna creciente p:l.ra luego arrebatarla COI1\O luna mcnguante. por encima de todo. La lun:! creciente puede vcrsc claramente en lino de los sellos y árbol dc la vida en otro. también puedc estar representándola a ella -o a otra diosa. cuyo ser era vida y muerte. Porque In:l. es la encarnación vivicnte dc lIll mito en mayor medida que lo fue la diosa anterior y su mitología incluyc el cielo adem:í. Su título «reina de cielo y tierra» revela los rasgos de la gran madre ncolítica.I1l1a CS.12.) cinco (ver también la figura 2) puedcn estar reprcscntado a Ki-Ninhursag en su papel de gran madre de todo ser vivicnte. y en cste papel se refleja en las grandes diosas de la Edad del Bronce. 2300-2000 a. Aunque sc ellcarna 227 . c. lnanna COIllO gran madre A mcnudo se habla dc Inanna como dc una diosa joven.eDil su hijo que. pero como la iconografia de Ninhursag era compartida por l11alll1a. pero también asume o compartc llIuchos aspectos del papel de Ki-Ninbursag como gran madre.

su hijo-amame muerto y resucitado. oscura. La diosa virgen es la vida misma y la vida. está personificada el1 la mitología sUllleria por la hermalla de (nanna.. Inanna. Encarna el aspecto cíclico del tiempo. Es alternativamente virgen cre3dora y madre o esposa doliente. t3l1to en c3lidad de diosa de la vid. nace de sí mi~l11a sin necesidad de unión con algo externo. Como esposa y madre doliente. el falo fertilizador masculino y el útero femenino de la gestación.l y hermana del joven dios refleja b trinidad de las f.m madre en su aspecto de diosa lunar. en Grecia es Hécate. la vida Ruye desde el «l1Ia" de su útero hasta manifestarse en un Rujo interminable. La virginidad ha sido siempre una imagen asociada a la gr.. lleva dentro de sí la tot3lidad de la vida. La diosa es virgen porque lleva dentro de sí su propio poder de fertilización. el tocado con cuernos y el bastón de serpientes. que. A la cabeza de los majestuosos símbolos del poder de Inanna como gran madre aparecen el caduceo y el hacha de doble filo. En la palabra de An moro y nadie llle Ve. En la mitología hebrea.1. Un poema sugiere que la diosa es el aspecto interno o el rostro oculto de los dioses masculinos que dan forma a su existencia invi~iblc: madre que engendra soy yo. En la palabra de Enlil moro y nadie me ve. espos. reina de la noche. La virginidad de la diosa no tenía nada que ver con la «pureza~ sexual en el sentido que se le ha dado en nuestra cultura.1ses luminosas y oscur. El c:lr:lcter triple de la diosa como madre. que desciende al1ualmente al infralllllndo y vuelve a ascender de él sugieren. La cuarta f.por siempre. Su mitología gira alrededor de la conexión trazada entTC las f. una mitoloJ:. al igual que los cidos de la luna. encarna el principio de la justicia. Lilith hereda el papel del aspecto oscuro de la capacidad de la vida para retirar las formas que ha creado. derivado de la idea del dualismo de la fuerza lunar que puede equilibr3r 13 3Cción de dar la vid3 con la de quitarla. Las dimensiones luminosa y oscura de su poder.ente de vida. todos los mitm que gir.'. co- 228 . alternativ3mente la que trae la vida y la que trae la muerte. simbolizaba el poder de otorgar y de arrebatar la vida·I/. las t3blas de la ley sumerias. rcina del infralllundo. Como poseedora de los me. se unen en Ull abrazo perpetuo. n. todos ellos. La virginidad debe entenderse como Ull símbolo que describe llna dimensión mctal:1sica -zoé.también en las estrellas m:ltutina y vespertin:l y en Sirio.ll1 alrededor de e1I:l se entrelaz:ll1 con este motivo lunar. En la palabra del templo sagrado moro y nadie lile vc·~.1ses lunares luminosas.donde los dos aspectos de la diosa. delltro dd Espíritu moro y nadie me ve. Como virgen. al igual que en Creta.\ y de b llluerte como en su faceta de diosa de b fertilidad. Ereshkigal.a IUllar. la totalidad del ciclo lunar.\s de la hllla y la alternancia rítmic3 de la fertilidad y esterilidad de la tierra. L1 vida que nació de clla y que ella volvió a acoger en su sello es su hijo -/1(05.se.

lOllallte.1 es el resplandor de la Imla luminosa. generoS. 11I~111l~ subre do~ 1col1<.l la representall en el papel de dadora de vid. llora por su hijo-.l. sllcesiv. destructiva. decidida.1 y fertilid. Como gran llladre. trascendente. bondados.lflla selltimicJ1[os tanto amables como llenos de odio. y la golondrill.1 pLInto de menguar. sabia.llllcnte «radianle.1lllallte 1. erótica. pero t.1 paloma. fcrtil. dispellSadora de juicios.1 vida que esd . IstJr que modelas las vidas de toda b humanidJd.13.l.:s y COI1 l. seliora de los dioses.l. el escorpión y la víbora en la acción de arrebat. EnC. tú. s.) lila f.l. p.11111. dotada de discerninüel1to.lceta oscura de la gral1 llladre IUllar.lrla. C. 229 . la que trae el rocío. 111.1.lnadora. sobcranJ del ciclo. como algunos rezan hoya María: A ti lloro. c. Todos ellos son m3ner. Siempre cambiante.l e~d\1n'O de serpielltcs elltrd~z:ldas en Sil 11l~110 dc-rccha (sdlo cilíndrico.1d. l\el1a de amor. tanto el ¡lIlIOr como la cóler. gozosa y etefllaJl1eJ1[e joven»". desafiante. pájaro blanco lunar. es a la vez siempre la misma. Las illlflgenes de 1. seliora de las seiioras. diosa sin pJr. oh.1-~ de ser que se «vcíam en la IUlla.llllbiéll es el apagarse y desv:mecersc de dicho resplandor en la IUlla oscurecida.lcífic. 11Ia1111a es la implacable ley de la vida. 11l50-17110~. que la humanidad experimenta como silla. Hombres y llIujeres le rezaban buscando compasión. rnJjesttlosa reillJ del lIlundo.

ldos COn l.. neolítica en su iconografia..lles.ll que mucre C0l110 cere. l3. Istar desciende al infralllulldo para despcrt:lr :l su hijo-amame. Illanna es diOsa de la fertilidad. Pero es importante recordar su papel como reina de la tierra porque es éste el aspecto de la diosa que se ha perdido en la [r. En llll.lra hombres y aniJ11.'1 inframllndo. escucha . piso sobre b tierra y broul1 b hierba y bs pbllt:ls"". Como pastora sagrada. En el mito acadio postt:rior. heroica hija de h !tilla. y de los animales s:llv. Inanna como lun:l es el principio vital que busc:l su propio sacri6cio y renace de su propia OSCllridad. oh.ll y se regenera como semilla que encierr:J la promesa del alimento p..tio el nombre de reina de la tierr.lllna parece crecer en importancia -su culto perduró 4. Mientras que la diosa Ki-Ninhmsag parece declinar de lll. divina luz.¡les dOl11esticados.¡. Sus templos estaban adornados con grandes cuernos en forma de luna creciellte. la ml~er duerme solaDl'I. Existía una tradición sumeria. y porque su lllitologb incluye el cielo además de la tierra. T:ltllIIZ. en especi:ll el ciervo y el león. Cuando Ist:u esd en 1:. resplandecicnte en excelso esplendor sobre h tierra.lr la tierra y. oh. Como grall madre. el hombre duerme en su cuarto. Como la diosa lleolític. el semen.t. era la V.lpacidad de b luna par. la lluvia y el rocío cstab. que eran sm hijos «especiales». la madre lunar que da a luz al dios solar de la vegetación..¡1 vez porque constituye más c1ar:lmente la cnc.¡ faceta de b IUlla como fucnte de vida. In.ties. semejantes a las ubres de una vaca.¡n rclaciOll. imagen de b c."" En el gran poema de su descenso al inframundo. Los leones que [ir.de los anim.000 a110s. pam nutrir .¡. y con esta leche amamantaba a los reyes de la tierra. como b vaca. Inanna es la guardiana -al igual que Ki-Ninhursag.l que alimentaba a sus hijos con leche t.¡n dd Carro de 230 . Illalllla como rcina del ciclo era la dios.y seiíor:l gobernante dc h hucste dd ciclo: ilustre es tu nombre. la fuerza que impulsa la fertilidad desaparece: «El toro no monta a la vaCa. en la pcrsona de su bijo-amante.¡ca.¡dición judeocristiana. incluyendo la oveja y la v. . Istar era llamada «llena de rocío».l su progenie.lrnación viva de un mito que las otraS diosas. La leche.l tierm donde los rayos abra. que veía el cielo como la diosa y bs nubes cargadas de lluvia como sus pechos. el agU. los frescos rayos IUllares proporcionaban el refrescante y -así lo creían los sUlllerios.~adores del sol ocasiollab:m b muerte de la vegetación.¡ del cielo.lC. In:mna. y lo trae de vuelta como lluevo ciclo vital. el burro no se indina sobre la burra .lll blanca como la lun. es de lluevo el principio vit.¡.¡nera gradual.fertilizante rocío.l fertiliz.. la novia que se casa con él y la doliente esposa que lo llora..¡ de la lluvia que hacía crecer el grano: Piso sobre los cielos y cae b lluvb.

La víbora y el escorpión. que de lluevo la relacionan con la diosa pájaro neolítica. C. en Sumer significaron lo mismo que d nudo sagrado en Creta. su nor o I11l3gen eSlebr en rurm~ dc roscu d. La entrada al establo o :lpriseo de Ina1111a era la enlrada al (Itero del que procedía todo ser vivo: la diosa regía este lugar como pastora de ovejas y vaC:ls. pero también acabó por asociarse a su consortl'.r~b) In:lnn:l y c1león que aparece junlo:l clla.3 luna creciente fue originalmente una imagen de la propia diosa. debajo del trono o bajo su pie" son prueb:1 de que es diosa de los animales e indican que desciende de la diosa neolítica. la gavilla de juncos se estilizó hasto1 transformarse en una sola vara con l'spira!t:s. Tcll "¡. cuyo mordisco o picadura traen la llluerte. Posteriormente se cOllvirtil'ron l'll ulJa de las imágenes principales que marcan la presencia de In:ulIIa. la dios.14.1 scr- 231 . cspcei:ll.1cela de la dios. Sdlo (lile rnucStr. Como reina de la tierra.b. que comenzó siendo una parte natural del establo.'lgrado que se plantaba en el recinto del templo de la diosa". y Jos postes de 135 pu('rus do: Sil templo (c .1 neolítica ligada al infralllulldo. dd olivo y del manzano. Uno de estos árboles sicmpre se plantaba en su templo como símbolo de su capacidad para dar la vida. Ésta I. cste elemento. revelan su concxión con la f.'lllías de la diosa'l.. a la que se le daba forma de curva.. En épocas más antiguas había dos gavillas de juncos de I. pero también con Nammu.l1101l ~."S una de las imágenes lIlás anliguas dd árbol de la vi. al ib'1l:ll que Ki-Ninhursag.¡ (.. se estilizó hasta convcrtirse en luna creciente. cuyos cuernos en forma de luna creciente adornan tanto el tocado dd dios C0ll10 el de la diosa. de la palmera datiIcra. conectaba entre sí las gavillas de juncos. el loro cek"Stial. Como se vio en el capítulo 3. . La entrada estaba marcada por una pucrt.J rostro de 111~l1n~. Inanna era la diosa del cereal y la vid. Se ('rguían a cada lado dc la entrada del tcmplo. En ocasioncs.. ocho punus. constituyen sus imágenes C0l110 ¡Ive.. simbólicamente la vlllva de la diosa. o aparecían con los rebalios y manadas dc la diosa. o en su barca de jUllcos en forma dl' luna crecieme. al igual que la serpiente y el dragón. del cedro. Un:l cuerd<l.'xtrelllos curvados a la puerta del establo de la diosa Ki-Ninhursag. todos ellos eran epif. Sus prindp:I!cS imágcncs animales eran el león y la vaca. que finalmente se convertiría en el árbol s. la paloma y la golondrina. del sicómoro. y lo sib"Je siendo. 1.

Inanna era la pastora.lbriclba con la harina molida. es el arroyo de agua sin la cual no puede haber vida.l delltro de su jurisdicción. a la que posiblemente se dio expresión metafisica en las enseilanzas de 232 . los ntedios mediante los cuales se ~Illanifestaba». el jarrón de Uruk del telll1'10 de Inanna en dicha ciudad (figura 15).pi ente del abismo. esperando recibir los ammales con cuernos destinados al sacrificio.¡¡j. Como diosa de la fertilidad. que van a guardars(' en grandes jarras dentro dd templo.aparcce la figura de un hombre.lbricar el estilo crnplc:ldo por los escribas sUlllerios para escribir en sm tablilbs de arcilla. de ~sí misma para sí Illisma •. animal y ser huntano. marcada por las dos columnas de juncos estilizadas'7. Una sola vida divina se encarnaba en la vida de todos y cada uno. Cualquier cosa que existiera era la vida de la diosa manifestada como vida de planta. que vigilaba el aprisco de ovejas y el establo de vaC:lS -su «úteral). «la verde». El intrincado sistema de canalización de aguas quedó bajo su protección porque todos los cultivos y animales dependían de ellas. Uno de los recipientes rituales de piedra más antiguos. Detrás de él ~y desgraciadamente destruida. celebraban estas imágene. La iconografia de [nanna COlllO gran madre sugiere que en la Edad del Uronce la naturaleza todavía no se había separado del espíritu. una sola madre era la fuelltc de todo. Luego se convierte en campo exuberant(' de trigo y cebada y luego en rebalios de ovejas. como ocurría cuando se horneab:lll los pasteles sagrados. fundiendo en una sola imagen la vida del ciclo y la de la tierra-. cuyo magnífico cinturón con borlas sujeta un asistente. dc pie ante las colulllnas de juncos. Su líder se acerca a la suma sacerdotisa de Inallna. todos ellos expresaban esta visión intuitiva.s de alimento y transformación mediante la asimilación del «cuerpo» de la diosa. la cerveza. el vino. Los pasteles eran símbolo de el!:l misma. neina de establo y apriscaD. sexualidad y fertilidad. C0l110 escribe Gertrude Levy. y le ofrece un recipiente con parte de la cosecha. tal vez cl rey o un sumo sacerdote. Todo lo que crecía ('n los campos o era recogido de los frutales y la vid cstab. los d:ítiles y todos los frutos cran la sust:lIlcia misma de la diosa y su cosecha se aCOlllp:lñaba con rituales que. En sus altares se cocía un tipo especial d(' pan. Planta y animal. el árbol de la vida que crecía en su templo. patrona del arte de la escritura. La vida de la tierra y todo lo que ésta producía era sagrada. como sugiere la figura 15. y como se L1saban par. El friso arranca en 1:1 parte inferior. «la de la espesura Aon'ciellto".l f.. llltlestra a lllalllla de pie allte la pucrta de su tcmplo. eran epifanías de la existencia de la diosa. Como los juncos que crecían junto al agua también eran parte de su fertilidad. El trigo o la cebada y el pan que se f. de la literatura y de la imerpretación de los suelios. Inal1na a veces deja ell un segundo plano a la diosa Nidaba. los manojos de dátiles y las gavillas de cereal que son su propia sustancia: 1:Is ofrendas. Después vienc una procesión (k hombres que transportan los frutos de la tierra. El león bajo el pie de Inanna.. que luego se convertía en pasteles llamados «los pasteles horneados de la diosa Il1anna»"".y el rebaño sagrado de su templo·. el dragón -mitad león mitad pájaro. ofreciéndose bajo la forll1:J de los frutos de su cuerpo para :Jlimem:lr a sus hijos.

Las sacerdotisas que prestaban servicio en los templos de Ina1111a e [star. aunque el significado original de la p:llabr:l «prostituta» fuera t.sLlstituir a alguien».·cha J la SlIllla s3(·cnlotis3 (e.Uruk y (b) . C.1s del amor sexual y la fertilidad y uno de sus títulos era ..ktallc . éstas sugieren la existencia de una cosmología que pudo haber sido tan intrincada como profunda. El término «ramera. Hieródula es un término de origen griego que significa «tarea sagrada». ya no expresa el cacicter sacro original de su servicio a la diosa. Illcdiante sus uniones sexuales con los hombres quc acudí:lI1 a celebrar un ritual sagrado. usado frecuentemente para describir a las sacerdotisas de Inanna e Istar.lIl las dios.·n .15.. y finalmeme con la imagen del único dios trascendente que se desarrolló con el judaísmo y el cristi:lIlislllo. se erigían el1 hilos conductores de la vida creadora de la diosa.) los templos. I rlallna como hieródula 11Iall11a e Istar er. «sirviente de lo sagrado»." v. Con la diferenciación del concepto original de la unidad de la vida en ul1a Illultitud de diosas y dioses individuales." un hombrc que ofrecc un jarro de productos de cos. 233 .hieródula dd ciclo». de las que sólo se conservan fral:.."1 (1UC s. (a) El J3rm (le.t o «prostituta». JUUl) J. se perdió esta concepción de la unidad de la vida.'melltos.

_Jardinero» era un epíteto de los reyes que aSll- 234 . Sargón I era el hijo de tina SUIl1:l sacerdotisa y un padre desconocido. Yo soy b que engalana al macho para la hembra. conocida como Entu.1I1ía. Las sacerdotisas de Illanna e Istar. era un acto sagrado. no era menos preciosa para la mujer sUllleri:l que para otras»Sl. Como cxplica Woollcy. una práctica que sería tr:lnsmitid:l a los 5. y a que la fertilidad en todos los aspectos de la creación era Sll epif. la «vida)) de la diosa. un acto nügico de fertilidad. Ambas diosas SOI1 llamadas vírgenes. porque la sexualidad de ambos no era «suya". la cual. Es posible que las uniones llevadas . sino a la continuidad del estado de capacidad creativa de b diosa. el acto sexual en las primeras civilizaciones er:l un ritual de particip:lcióll. . Una de las funciones de la suma sacerdotisa. Istar proclamaba: «Yo cOllvierto al macho en hembra. que también servían a la diosa COIllO sacerdotes. cn las que el rey reprcsenta~ ba el papel de su consorte. propiciado por b uniÓn de sí misma consigo misma. El sacrificio de la virginidad de lln:l Joven a la diosa Ilevab:l la sexualidad al reino de lo sagrado tanto para la mujcr como para el hombrc que perseguía la uniÓn sexual con la diosa a través de su sacerdotisa.1cerdotes de Cibeles y a los de las diosas cananeas. les proporcionaban una experiencia extfltic:l que era. Los hombres c:lstrados. En esta época las ideas metafísicas tomaban cuerpo en el acto sexual llevado a cabo de forllla ritual dentro del propio recinto dd templo. Era expresión de lo divino porque. «la devota ponía al servicio de la divinidad su VIrginidad. le ofrecían su sexualidad como 5. yo soy b que engalana a la he1Jlbra para c1111acho))·". Es díficil para nuestra fragmentada consciencia comprender este acto de p:lfticipaciÓn. al que él mismo llama "jardinero". era asumir el papel de la diosa en la uníón ritual del matrimonio sagrado. porque b fertilidad de la vida humana.. personificando al hijo-amante de la diosa.La imagen del papel de Inanna e Istar como hieródub dd óelo se remonta a la idea ncolítica de que el modo de ser característico de b gran madre cra la procreación. sino que procedía de la diosaS'. El acto sexual y el parto eran dos canales a través de los cuales b energía divina de b diosa se derramaba en b vida. como demuestran abundantes artículos de las leyes. mediante su unión con los hombres que acudían al templo. pero dicha virginidad no aludía a una condición fisica. Este sacrificio qucd:l reAejado en el voto de celibato dc los sacerdotes dc la Iglesia católica romana. como era el caso de Gilgamcsh.1crificio para suscitar nueV:l vida. animal y vegetal dependía del cumplimiento de este ritual en un lugar sagrado donde hombres y mujeres participaban mágicamellte en b generación de vida de la diosa. También era sagrada porque el éxtasis que la acompaílaba era la experiencia más cercana al estado de goce asociado a la existencia divina de los dioses y las diosas llJ • Por esta razón. A través de la sexualidad se traía la vida al mundo.1 cabo en el templo fueran el origen de la creencia de que la ascendencia de los hijos de ellas nacidos era mitad divina y mitad humana.11 entregarse COlllpletamente al instinto sexual despertado por la diosa. hombres y lllujeres se ofrecían como vehículos de su filerza generativa. por asi decirlo.

sus himnos se copiaron y cantaroll en los templos de Inatll1a e lstar. Su himllo a Inallll:t.) mían el papel del hijo-amante en el rito dellllatrimonio sagrado. Su estilo literario es t. princesa y poetisa. C. consortes y padres de las sulllas sacerdotisas.ln característico que es posible que salgan a la luz en el futuro 235 . y es illteresallte que dedicase su gran ciclo de poemas a Illallna y !lO a los dioses An o Na!ll1a.16. lstar '01110 diosa de 13 fenili. 2350 a. El papel de una suma sacerdotisa queda ilustrado por una notable serie de poemas escritos a mediados del tercer milenio a.. hija del primer rey Sargón de Acad (c.bd (.). por \lila mujer que fue sacerdotisa. C. La influencia de Enheduanna se hace patelltl' en el hecho de que. que personificaban a la diosa y presidían su temploSJ. llamado Exaltación de Illanlla l < constituye el ejemplo más antiguo que se COlloce de la poesía de tina mujer que también fue suma s:lcerdotisa. mucho después de su muerte. C. Su l10mbre era Enhedualll1a. L1 historia de Sargón sugiere que los reyes sumerios eran literalmeme los hijos. 20UO a.

llta de forma novedosa b función degenerada de la diosa en la guerra humana. Creta y Grecia.' tuvo Illa- 17. la estrella qm. Tanto Inanna como Istar er:lll adoradas como reinas del ciclo. tal vez de la misma manera en que hoy en día reaccionamos . puesto que per. El ocho era c\1l11lllero sagrado de la estrelb matutina y vespertina. conciliándose . en conjullto. que pudo constituir el origen de la estrella de ocho puntas y del rosctón estilizado de ocho pétalos como símbolos de su presencia.¡co era conocido como ~cimurÓll de Istaf*~. b estrelb matutina y vespertina. De hecho. también es el nllmero del año s:lgrado -celebrado no sólo en SUlller sino también en Egipto. a la que se referían como ~estrella radiante».1scinado. ~la gran luz» en lIll poema sUlllerio~.en el que la lll113 llena coincidía exactamente con el día más largo o el más corto. Sdlos cilindricos (11lC IlHlcstnn a l11annaISIJr como rcina dd ciclo 236 . desde los terrados de sus casas.¡parece a menudo rode. Su poema.¡sí el tiempo lunar con el SOb~7. res. Sus imágenes principales eran la luna y Venus. antes que retratar a la diosa en su función original de dadora de vida.otros poemas de su producción.~ por las estrellas.lidad. En sellos de épocas posteriores Istar . Sirio. revela además cómo los dioses An y Enlil habían intensificado su dominio sobre el panteón sumerio ell detrimento de la diosa. el zodi. Por la noche.¡da de una circunferencia de estrellas. sin duda contemplaban las grandes constelaciones que giraban a su alrededor.llltc la explor. puesto que acabaron identificando las estrellas más brillantes y dieron al cinturón del zodiaco nombres c imágencs que han pervivido hasta la actU:l. Ocho era el nlllllero de aiios que tardaba el planeta en volver al punto del zodiaco cuando su brillo era más in temo"". lnalllla como rema del ciclo Los sumerios y los babilónicos est:lban f.'iOnificaba el zodi:1CO.¡ción del espacio.

destmyc al malvado.cionaliz. e.ttr. dulcemente manvillada. le <b. de Illuerte y destrucción. que parece ser una r:J.lIla mistcrioso de la condición humana."Swdió sus palabrns.mieta dc Nammu y la bisniett de Ki-Ninhursag.lii. dos aspectos de un todo... luanna C0l110 diosa dc la tormcnta En los primeros tiempos de Sumer. clIando todas las ticrr:ls y el pueblo de cabellos negros se habían reuuido -el que había donllido en los tejados. el que había dormido eu los mUTOS-. lnann:! se identificaba COtilas fUerl. conoció allllalhechor.'S la ta.1 de 1:1 luna y lucero del alba: Hizo que In noche sUT6>iern como In 11IZ <te luna. Un himno sc dirige a ella como dios.. como Virgo y Escorpio". en L'Sta genealogía.. lc trnjcron sus palabras. La historia de cómo Inallna se acabó conviniendo cn una diosa lunar procede del seb'lllldo enlace de Enlil con una diosa llamada Ninlil.llIa surgiera C01l10 la brillante luz dd día. :1 la doncella.s constelaciolH. Así. Los sumerias temían enormemcnte la 237 .1ciolles de 1:1 Edad del Bronce. diosa de la luna. In:lIlna. su bendición. mira con ojos :lIl13blcs al recto. eOlllr:l el lII:tlheehor imparte emd juicio. Tr. llevándose por delante vidas humanas. por lo tanto.1ción a posteriori dc su existcncia. Era ella quien dirigía el rugido tonante de la tormenta y la fitrios. clIando en el dormitorio habi:l tocado a Sil fin el dulce sueño. vivicndas y cultivos como simpkos lllas.."Sfi1:m ante la S:lb'f:l<b. cuyo nombre significa reina luna o sclior:J.1S de barro. tanto Cn Creta y en Egipto como en Sumer.~:ls IllllTicias y dadoras de vida. al ibrua1 que en la vieja Europa. Inann:l. que a su vez sc casó con Ningal. el dios del sol. luna.1r el dr:J. no eXlstla Ulla imagen distinta e individuali7':lda de ulla diosa . dio a luz a Nanna.r. también cstaba asociada espccíficamente a Inallll:l c Ista. Inanna. la scilon qut" Ik-g:t h:lSt:t los ciclos. caóticas y destructivas de la na(llr. y Unt. En esta mitología. :11 igual que con las fuer. nombre que significa cscrior:J. Mi scilon observa. desde el conzón de los ciclos. Inanna toma un carácter más individual y es la primcr::t diosa o dios que conocemos que sufre como si fuer::t humana y que puedc.'S. y pronunciando ornciollcs a ella se aproxilllaron. Inanna l. :lire.ts ser violada por Enlil. eXprCs. es excelsa.lleza.toncLOS ella t. hizo qlle In 1I\. la quiero adonr cual se le dcbe".yor si~l1ificado en las civiliz. dt.1 agua de las inundaciones que podía borrar aiios de trabajo en unos pocos meses. L1 vida y la 11Itlerte sc entretejían como las hebras de una cuerda. el dios de la luna.1S impredecibles. al igual que cierta. Tuvieron dos hijos.tcrrible. In:lIl1la.

c.k 1:1 !Orrlll:ntJ 19. dios del trueno y la tormenta.:leid. imagell dc Siri". como diosa del ciclo en su aspecto oscuro.~ tormentas de ocasionar inundacioncs devastadoras cn la tierra al caUS:lr la subida repentina del nivel de los ríos. IIlJIl113-lstJr. JI1Il~ cap. era n'preselltada como tormenta con truenos.lda por ~nJ cslrelb y con el uco <'11 IJ IllJno. COIl cabeza de león. c:.:l Ninurta. Illldugud aparece en scllos cilíndricosjullto con Illanlla y su imagen labrada en piedra figura entre dos grandes cier~ vos en el dintel del templo de la diosa Ki-Ninhursag de El Obeid. 700 J.. que era hijo de Enlil.:o IlcOJsirio. Inanna.:ld que tenían \a. dios del aire. Parece probable que esta asigll:u. De todos modos. Imdugud también está asociado. coroll. jUlllo :11 'Irhol dc J¡. cerca de Ur. vidJ (sello dJinc!ri<.) Jst~dJ. y con hhkur.)" . molltad~ sohre su <lng. hermano de [t¡arma.18. IIlJl1l1J.:ión del ave a los dioses derive del influjo semítico o indoeuro- 238 . COIl b C<HOIlJ cn:ciclllC y I"eeru dcl JJh~. [mdugud. cuyo temiblc rugido surhTÍa dd pájaro del trueno.

ltllra gnóstica de los primero¡. la enfermedad. mente perfecta~ (ver capítulo 15. la guerra y la 11lI1l::rte dcstruÍJ la tierra y a sus hijos. Muchos siglos ~lespllés de borrarse todo recuerdo de Sumer. iconografía que se había ido des:lrrollando durante los milenios trascurridos. más que del imaginario neolítico. El dragón vomita el torrente de la inundación o de la tormenta 0. En el hermoso sello asirio de la figura 19 la diosa sujeta el arco que simbolizaba su epif. cuando todo lo visible se agostaba y moría y las gentes de Sumer eran golpeadas por la doble flecha del hambre y la cnfcrmedad. aparcce :lqllí integrada en la icollogr:lfía de la dios:l como personificación de la sabiduría. Un león sigue al dragón. cuyo poder :m:luetÍpico se expresaba en el rugido del trucno. de pie sobre un dragón. Como Sirio. tal vez porque a finales del tercer milenio a. La antigua imagen de la diosa sutllcria y babilónica. e. la vegetación de la tierra. Uno 239 . más alltiguo"'. La salida de Sirio en conjunción con la del sol durante el mes de julio anunciaba la ardiente sequía y el calor mortífero de los meses de verano. a partir del tercer milenio a.1nía como Sirio. Pero su capacidad de traer la muerte queda equilibrada por la palmera. posiblemente. La antigua relación entre muerte y regeneración se desvanecc o se asocia al creciente poder del rey que triunfa sobre sus enemigos. La diosa está coronada y vestida con su túnica de flecos habitual y se¡'tala hacia la luna creciente y la estrella. ¿Cómo pudo preservarse la antigua imagen intacta durante un período de tiempo tan inmenso? In. siglos de la cristiandad figura un poema llamado «El trueno.pen posterior.UlIla-lst:lr se identificaba t:lmbién con Sirio. los estragos de la guerra y de las nuevas actitudes hacia la llIuerte comienzan a fragmentar b imagen original de la diosa. Los sellos cilíndricos que llevan la imagen de Ulla diosa que sostiene el rayo en la mano. era sacrificado y descendía al infrañwndo a esperar el momento de la regeneración. Ésta era la época en qlle su «hijo». Inanna como diosa de la guerra Como se sugirió en el capítulo 4. l3ajo sus pies aparece UI1 león. 713-715).l 18 In. En el sello de la flgllr. lnanlla era 1:1 fucrz:1 que mediante la sequía. C. pp. El veneno que fluye de la boca del dragón !>llCde ser la fucrZ:l ncstructiv.l de la tormenta o l:l inl1ndación'~. el árbol de la vida. InJl1l1:t e ¡star se convirtieron en diosas de la guerra.mllJ cabalga sobre cllomo de su dragón alado. una de ellas descansa sobre su corona. los desastres de la guerra. En las pUlltas de las flechas y la aljaba que sostiene encontramos estrellas. la «estrella del arco». El dragón y las agu:ls torrenciales de la inundación también aparecen en la poesía como merMaras de la fuerza devastadora de la guerra porque. en la Iiter. puesto que en los himnos a menudo se hace referencia a ella como «el dragón». pueden estar representando a ln31Jtla. la que fue diosa de la vida y b lllucrte asume b máscara de la diosa de la guerra.

l sufrir de forma cada vez más frecuente los trastornos de las guerras entre reyes obsesionados con el . c. que no conodan paz duradera y en cualquier llIOlllento podían ser ascsill:tdos. perder a sus cónyuges o a sus padres o ser convertidos en esclavos. o empeñados en establecer el dominio del sur sobre el norte o viceversa. las colosales murallas de Uruk que Gilgalllesh levantó en el tercer Illilenio a. corno diosa de la guerra. y este papel se transmitió a las dios:ts de culturas posteriores: las de Asiria. contribuyeron :1 incrementar esta experiencia terrorífica de sus babit. Así. 2300 a...llltes. Canaáll y Grecia.1Jlla y renombre. Invasores de fuera de SUlller. La diosa era invocada como tpatrolut de la guerra. así como Ullas 900 torretas situadas cad:1 12111. Las pequeñas alde:ts se convirtieron cn pueblos y los pueblos cn gmndes ciudades de elevada población. rey de los lullubios (escultura de ru'a.5 III de espesor.l y de este lllodo est. parece que fue este proceso el que dio origen :t la im:1gen de la diosa de la guerra.lf.in de f. C. dan testimonio de la llecesidad de una defensa contra el enemigo. El territorio correspondiente a ulIa ciudad comCIlZÓ a entrar en contacto COlI el de otr:. Inanna-lstar. casi Ú III de altura y 4.ín) de 1m aspectos más signific:ttivos del SUlller de l:t Edad del Bronce es que su des:trro110 estuvo unido al desarrollo de la práctic:t de la guerra. C. Sólo tcní:lll dos pucrtas. e incluso a la María cristian:t.llló la rivalidad entre ciudades. que asolaban los valles fluviales desde el norte y el estc. procedente tanto dd interior COIllO del exterior de SUlllcr. Zohab. La socied:td sumeria comenzó . Tenían 13 kili de largo. La guerra era ellsalzada con entusiasmo crecicnte como modo de vida propio de reyes y héroes. Ulla al norte y otra al sur..20. con Anubauini. el1 la región de los montes Zagrus dt· lr. L1 imagen de [nalllla como diosa de la guerra es con casi total seguridad la fllente 240 .

A partir de entOIlCcs los reyes invoc:ln el poder de la diosa para quc les ayude a vcncer a sus enemigos. En la fibrt1rn 21. en India. no a los enemib'OS mundanos de los reyc.u indi3 DUrg:I. En el p3pd de h13nna como temible diOS:l de b b'l. b illlag~'n arcaica dd león -junto con el dragón y d rugiente tronar de b tormcnta.¡r) de este versículo del Cantar de los Cantares: . Un tcxto b3bilónico tardío dice: . que signific:l . sin emb3rgo.r como b diOS:l. como diosa de la guerra.lcrrn.r:1 sobre un león. de pie sobre su león (rclien' ¡¡sirio. Uno de los nombres de Inanna cr:l Lab:ltlu.. el búfalo Titán. apilo cabez:ls como simples cailaS segarlas."SeJlt:lciól1 de II13nlla-lst:l. que tme lIIuerte y destrucción dd mismo modo que b inundación ilustrn la profundid:ld del cambio que se ha producido en la concepción de la diosa. illlponemc cotila ejército en formación? (Ct 6.21. pUl:sto que para entonccs ya ningún grupo tribal que quisiera consolidarse en los ticmpos turbulcntos dc la Edad dd Hierro podía arreglársdas sin UIl dios de la guerra.11'otl:l. flOO ¡¡.ldismos iconogr. Istar. C..recibe un nuevo COIltexto como portador. Tdl ¡\sm. hermosa como la luna.¿Quién es esta que asoma como el alba.ificos existentl'S entre alllb3S. que también cabalf. Durga derrota a un ser mitológico.Como un león rugiste en cido y tierr. Rc. un sutil matiz que revela una reducción cn el 241 . 10).l. c.'StrucciÓn y el terror: . revelándose los par. Yahvé cn el antiguo Ti:stalllcnto hl:r~'(b su manto teilido de sangre. Aquella que l'l1carnaba las fuerzas de la natum!cza se ha convertido ahora Cll la incit.'Sulta interesante compararb con la dio..l(lora de 1:1 acóón hUl1Iana mortífcra que destruye su creación.Como imponente león :miquibste con tu veneno 31 hostil y 31 rebelde. Isur como dios¡¡ d~' l¡¡ gllern. .toS • La rcprt.u". cab31ga sobre un león.. refulgente como el sol. de la dc.o.J.l..'S.En la batalla vudo como un:] golondrin:l...

se creía que la justicia y la correcta org:mizaciól1 de la sociedad sumeria deriV:l. _puros»... . _gr:llldes.¡s posteriort.Soy Ist:lr de Arbcla. En la historia cn la que Enki entrega los 1111':1 Inanna se hace evidente la inversión sacerdotal operad. . .' pn. Inalllla tr. como diOS.¡ sobre las imágenes más amigu:ls.-sión de los 11/('.carácter lIullIinoso de la figura de la gran diosa. _i ntri ncados».:isos». Consuela a la viuda y castiga al malhechor. pero la Illallera en que se resiste a los intentos de Enki de recuperar los me sugiere que está decidida a conservar lo que por 2.¡r. Desollaré a tus enemigos y te los enrrcgan:.ban de la dios. Istar realmelHe se h. debido a los //le y a la antigua identificación de la diosa con la $.arriado al buen c:uniIlO. carácter numinoso del que.'S sonjust:ls y sagradas. todas las formas de vida.. Los 1/1(' parecen h. cabalgar sobre dIos.lctcr y perdurabilidad que I.."S t...'s.l que. pero su naturaleza lo . las divinidadl's podían sentarse sobre dios. Hl'unidos».ordenaba. _etl'rllOS».sagrados». . _dirigidos». . Una vcz que se los entrega. .buellos». los oprimidos.'$ la que Otorga la sabiduría y el don de la profecía. . aunque también puede tratarse de la dramatización de una nUL:va .1biduría serpentina del infralllundo. como hace la diosa Nanshe en la ciudad de l3gash.illl pOnelltes'.. . rey de Asiria: . Los mt' Sl' describen en los doculllentos literarios como . en su templo de Arbcla. _sostenidos».. '¡lreo.l. En el relato qm. Eridll.il1l1U1l1 er:1bIes.vestidos» (como un:l premb). _no_ bIes..¡llllellte mayor.UllOS más abajo. La compasión es una de las virtudt.¡ber tenido el mismo c. de forllla olllino$. todos ellos apelan a la diosa. cccflidos al cost:ldo».present':ldos». apoyar en dios sus pies. celebra con él un banquete y se le ofrecL:l1 los mI'."S a las que se apela en los himnos a Inanna e Istar: t1Tus acciont. Con la sabiduría que dC'rivaba de la post.¡.. Inanna encarna el principio de la justicia. Inanl1a viaja a la ciudad de Ellki..¡ccrca más a los :arquetipos que a los preceptos morales.l lunar.tolll:ldos.·J • Inanna y las leyes Al igual que en Egipto y posteriormente en Creci. Los infdio. podían incluso ser metidos en una barca y llevados de una ciudad a otra. se ocupaba de la profecía y de la interpretación de los sueiios: 'Para formular presagios lile alzo.. tí. la diosa 1. se apropia el rey con ímpetu proporcion. .alzados». Il1anl1a aparece como hija de Enki. 'pl'rfeeeiollados»..2 . o leyes de civiliza'tión. Ellki se arrepiente de su decisión e intenta recuperarlos sin éxito.llianza política entre las ciudades de Uruk y Eridll.te a la ciudad los me..dados. De nuevo. gran madre. En épocas babilónicas postl.lr:ldón.¡ convertido en diosa de la muerte cuando se dirige a As.intoeables». podía n ser ."Sel1(.¡blas de la ley hebreas. los desposeídos. me alzo en perfccdón»70'. miras a los pecadores con comp:lsión y cada l1I:aii:ma conduces al desc.:riorcs Istar.

. C. sc qlle~ ja de h:lber sido pasada por :lIto. clama: Mi padre h. así COl1l0 .prerrogativ:ls•. dios cid cit. quizis a trav(:s dc la voz de su Sllll1:1 sacerdotisa. con su carga precioSo1. los gr:tm!es dioses. Sin embargo.1. se gloria de ser el dios Rosponsable de la fertilid:ld de la tierra: supremo entn. Hay un pocma en el qut: Enki. ahora Ulla de las tROS dcidad!. roto su pronR'Sa". la trinidad sumcria de dioses masculinos.Ia perfecta ejecución de los 111("1. con la ayuda de su cOlllpailcro Ninshubur. En algún momento a lo largo dd tercer milenio 3. puesto que ell:l es 1:1 vida en sí misma. Enki acepta su derrota. le conceden sus poderes respectivos y se convierte en diosa de los ciclos. Se convierte en reina del universo. Inanna parece haber perdido temporalmcnh' su posición como gr:m madre. pero la scns.. Seis veces envía Enki a Sll elllis. Cuando los lile son descarbrados en el muelle blanco de la ciudad de Inanna. y seis veces Inanna.lfio. como si ella los hubiese inventado por derecho propio. Otros poemas narran l:l misma rivalidad entre diosas y dioSl.Los annu1I3ki. Indignada. Enlil y Enki.'S.1 a Eridu los 11I('. los instrumentos musicales. ¿dónde escin mis prerrogativas?_".ción LOS que Inanna no se consuela y que Enki ha repartido emre muchos otros dioses y cliosas los podcres que am:nio le pertenecieron a ella.padre.'lo: 243 . la sagrada Inanna. ha violado su voto.-'sidían. a mí. Pero csto no puede ocultar el hecho de que la inversión de sus poderes se ha completado: en lugar de ser suyos por naturalcz. para que traib'J. parece que se le han devuelto los poderes que alltailo le pertenecieron en su condición de gran madre. con monstruos L'Spantosos.Elevación de Inanna_. Enki intenta calma~a diciéndole que sus poderLos no son en absoluto insignifican(LOS. AII. ¿por qué 11I(' trataste dl' lIIanef:l diferellle? Yo. de VUdt. An. Pero Inallna llega a su ciudad. consib'lle escapar a bordo de su .: II1:111I1a a Sil padre Enki. el aire y las agU:ls.11 vez la exislCnte entre las cimbdL'S que pn.· los dioses (los annunaki o fuerzas del ciclo y de la tierf3) :1 los que atribuye distintas funeiOIlL'S y Prcrrob'ativas.barco del ciclo. la lIlujer. su (k'Stino Enlil puso firmement'e en tu mano.-os ahora Sll . se descubre que hay lllás mr que los que Ellki le había d:ldo. entre ellos el arte de las mujeres. en 1111mito posterior llamado .derecho puede pertenecerle en calidad de diosa lunar.¡ cambiado la palabra qUl' llR' dio. entra en la casa y llorando humildemente pronuncia una queja: . Enki !. de haber perdKlo sus . UflIk. reflejando t. ¡nanna. recibe los poderLOS como un obsequio de su padre.-'S masculinas prineipak'S.

. También cra seiior del aprisco y del cst:lblo y su vida se identificaba con la fecundidad de las reses.y su hijo.. Tlll' dio la ticrra.13 úniC3 gran fuente de los racimos de dátiles.l. Era llamado Amaushulllgablllla.¡ era la viña (GL"Shtillanlla) o su rizoma y su hijo era el fruto de 13 viiia.1ción en gelIeral.. imab'"Cll que reaparece milenios más tarde en los rostros que miran dL"Sde el follaje b. ¡yo. yo.llIo que. Ambos nombrL"S signific:l1I "hijo fiel . por V('2. 13 vida. mc ha (lado d oficio dc n'ina. La dios. me ha ciado 1:1 tcmpt:stld. medio humano. ha puesto d cielo como corona sobre mi C:ll>t:za. El joven hijo-amante de la dios. prinll.l serpiente enroscada alrededor de sus extremidades inferion. Como t. mc ha ciado la batllla. h:l atldo la ticrra a mi pie como S:lmlalia. el .l del sur. en Ull 244 . mc ha dado el combatc. la reina del Ciclo soy yo. sino tambiC::'n :1 cultivos específicos de las distintas partes de Sumcr: por ejemplo.1h'f:ldo en lIIi Illano".e1/b vcrdl" (urikiuu). 'Il\(: liberan bs :lb"'las. Ambos diosL"S poseían. podemos L"SCllch:lr las palabns y visu:lli:t.'n.. 1:1 n'ina dd cielo soy yo! Ml' ha dado b soberanía. las ovejas y las cabras. tOllla vid:l en b poesía sUllIeri:l porque. al ib"lal que sus madn.1 era la palmera --el árbol de la vicb. h:1 cCliido 1:1 sagrada vt:stilllenta de los 111(' en tomo a mi cucrpo. 1:1 gran madre serpiellte. DUllluzi. el título de . .' pUCd1 compelir conmib>O? Enlil mc dio d cido.os o surgiendo de cada hombro.Mi p:ldn' mc dio d ciclo..11.. y bajo este aspecto es la vida fccundadora de las aguas. h:l pUl'SlO el cetro S. El nombre del consone de Inanna e Istar era DUllluzi en la zona meridional de Smllcr y Tallluz en la septentrional. mc dio la ticTr. devolviendo así a las tierras yermas el verdor dt.. La dios.írbol frutal del norte y la palmera datiler. el racimo de uvas"l'S. de lellb"la :lcadia.1 r I:ts imágelll"S que cuentan la historia de la Illuerte y la resurrección del dios y I:t búsqueda del mismo llevada :1 cabo por la diosa en el infr.. A veces aparece en la persona de Enki cuma hijo y t.y se le representaba con un gran brote de dátiles. Se lc representa a veces con un.Ulltll1do. era el hijo de la seilora de los racimos de d:ítiles.os.1l vcz consorte dc Namlllll. El caduceo.. medio divino. La diosa y su hijo-amante El mito de la Edad del Urollce de la diosa y su hijo y COllsorte.1 no sólo Lostaba asociado a la veget. lI1l' ha tbdo la inunclación. ¿Hay dios al b'1. con StlS serpientLos entrelazadas.11. la vid que dab:l fruto en otoiio y el cereal que maduraba a filiales de la primavera.brado en piedra de las c3tedralcs gótic25 y en las k'Yendas del grial de Ga\vaill y Parsif.

Ambas escenas representan al dios en el proceso de convertirse en la nucva 245 . 2025 a.11 que no ha pl. al cual está dedicado el cáliz: «sclior del árbol de b verdad».¡bilónico. En el espléndido c:íliz del rcy sUl11crio GudcJ de Lag:¡sh (figura 22). así como de los bijas de la l1lis~ ma. Un himno de Eridll expresa el sentido de b relación hüo-amante con su madre-esposa y h:¡bb de Ull gl~lI1 árbol cuyas r:líces sc extcndían hasta bs profundid. que surgieron de cstas gr:lndes aguas. el «auténtico hijo de las profundidJdcs». bs profundidade. en su centro estaba Tallll1Z n .:l1ctra<lo nillgllll hombre. revelando un c:lducco de serpientes unidas. Al corazÓll <le Sil Clsa sah>T. Los sellos cilíndricos de las figuras 23 y 24 muestran a la diosa con su consorte. C.¡des: Su sede' er:l d pUllto centml de b tierra. al igual quc el hacha de doble filo.l símbolo compartido por 11lJdre l: hijo. la más antigua de las ciudades sumerias y b más próxima JI golfo Pérsico. como Enki.11¡ (está el hogar de) J:¡ ll1:ld~e poderosa que crllla el ciclo.tic em c1lecho de blllJdre pril11igc·ni:1. Tamuz o el O:lIlnes b.¡da que extiende Sil sOlllbra como bosque . Dctalle dc'] cáliz dc Lagash quc muestra la illlagc'n del dios Nillgizzida (r. encarnación del dios Ningizzida. su foll. . Eridu fue el origen de todas bs imágenes posteriores de la sabiduría encarnadJ en la propia diosa.s constituíJn el jeroglifico de la diOSJ madre y de las aguas printordiJ1cs del espacio.22. DUllll1zi1:lIl111Z era representado a vcces como un dios pez.. En b rica cosmología de Eridu. El regreso del dios acarreaba la renovación dc la vida y de la fertilidad de la tierra. el dios del grano. la fucntc de la sabiduría. llllO de los nombres dados al consorte de la diosa IllJdre. dos dragones :lladm mantiencn cntreabicrto un pJr dc pucrtas.

L.a diou y $11 eOllsorte. d dios dd ccre:ll (sdlo cilindrieo.. c. que t:llllbién era el título de los reyes de SUlller en su función de siervos de los dioses y custodios de la tierra y de sus frutos.' y el rosal crece de un enorme juro de pietln 2. 2300:1. . hoy ell día Sl' las idcntifica con las figuras de Dllllltlzi y de Tallltlz. sujetando rJllIas en la mano. Hasta el milagro de los panes y los pccc.) 2<4..1grada•. Las cohllllnas de juncos eniliz:Hlas de lnanna -sus . DUlIluzi como d Pastor (sello cilindrico.13. L:I diou recibe :11 dios dd gnno (sello cililldr. Dumuzi y Tallluz tenían llluchos tÍtulos: -señor de vida. tÍtulos que originariamente procedían de su relación con la diosa madre como «pastora 5.. 23UO-2000:l.6 . Cuando eran sacrifiados. brotan de él tallos de cereal.'2ou)llOIl a. C. porquc el eselior de vida.ITa 25). C.cnm:lre:ln la eSfl'l).ul. Eran el «guardián del aprisco. c. y «señor de la inund1ción•. c. Como «señor de la red. su figurn era la del cordero. eselior de la red. Scn:a posible especular acerca de cómo :algunos de estos títulos llegaron hast:a Jesús en tanto que buen pastor y cordero sacrificado.J. traía la abundancia y la prosperidad. vcstÍ:in la falda ritual con dibtUos en forma de red (fib'l.rriru. C.) vida de b tierra: mientras I:l diosa permanece sentada cn su trono. 2S. La mitología que narra su historia les da principalll1l'llte el apelativo de pastores. DUllluzi 3pan'ff entre dos ovejas.eo. y el epastor del pueblo. Con independencia de a quién represemen realmellle estas imágenes."S contiene rasgos de la antigua Illitologia.

como en todas las culturas del Meditcrráneo y del antiguo Próximo Oricnte. el carnero y el toro tal11bit:n podían reprc.~entar la figura del hijo-amante.pone su pie sobre la tierr:l como un gran toro. La imagen del toro era dc la máxima importancia cn la mitología sUllleria. consorte o hijo de Il1anna c Istar.~ rcalc~ dc Ur) 26. su madre. hermana comp. 2500 ~. La cabra.¡sión habló.¡siva.rr<J l'II d '"M"rral (e. En (su) seno su hermana.:>". y represema al consorte de la diosa atrapado en el rosal.1ses de la luna: En el cielo hay luz. se les llama repetidamente «toro del ciclo».El Ca". En (su) sellO su espos. 247 . habitualmente el animal sagrado de Enki. A DUllltlzi y a Tallluz. cn SllS papeles de hermano.¡ le dio reposo. Tumb~. eOl1lpasion habló. imágenes que derivan originalmcnte de las f. Un pocma ilustra la misteriosa relación trina entre madre e hijo. . La espléndida imagen del carnero dorado y awl que apoya las patas delanteras sobre un árbol de la vida de oro (figura 26) fue hallada en las tumbas reales de Ur. que tambit:1l pudo ser en origen el hüo-amante de Ki. comp.¡nna) le dio reposo"'. que era el símbolo de la propia diosa1~. En (su) in(1Ilcia. esposa y hermana del dios. la m~dre.¡ Ininlli (In. Inatll1a es la madre. C. en el scno de su madre en Sil in(1Iló. en la tierr~ h~y luz. m~drt' compasiva. Enlil.

el dios de la vcgeL1ción. En el amor de Inanna por Dumuzi y en el que él semía por ella. El matrimonio sagrado simboliZo.. El SUlllO s-1cerdote o el rey de la ciudad rcpresent".lYO dl' luml villo ella :llltc él.1ses de la luna. DUlllUzi-T:UllUZ. que pase de vkjos . 1:1. que posiblemente sustituyó :ll rey sacrificado de épocas anteriores. 31 sacrificio de su consorte. tras el rcgn.brc a Dumuzi la puerta de su casa: C'. Sllmo sacerdote y rey eran una sola persona. y tenía IUg:lr en la c:'imara nupcial situad3 cn la cúspide dd tcmplo o zigurat. como sigue sucediendo hoy en día con la Pascua: El pueblo de SUlller se reillle la casa que guía la licrra.lb3 el p3pcl del dios de la vegetación recién resuciL1do. que n. Se c('lebr.'gocijó l'l1 elIJ.lb3 en primavera. en las époc3s más 31ltiguas. El matrimonio sagrado Es posible que el sello cilíndrico de la fib'llra 27 represcnt'e la unión de la diosa con su consorte en el ritual del matrimonio sagrado. S-1licndo de la C1$I. anilll31 sagrado de Inanna.llllUndo.: el b miró.ba 13 unión de la luna y el sol. Estan llenos de humor y ternura y sus imágenes animan la historia. del cielo y la tierra.-só·'.:lllll:t le dijo: Lo <lllc yo tc diga quc el cal1tor Cll canto 10 teja. se n.) boca.--s y mujeres. por lo tamo. y el cuidado con el que los riluales sumerios se sincronizaban con las f.>suha L1n vívida hoy en día como debió de serlo emonces.Los poemas que tratan del cortejo de Inanlla y I)ullluzi se cuentall entre los más hermosos de la lilCratura sUllleria.'SO del dios del infr. 248 . exaltado en el mito de la diosa y su consorte hasta convcrtirse en una relación cósmica. Bajo el lecho nupcial aparece un escorpión. que simbolizab3 su poder de dcstruir y de conceder la vida. alude. En uno de los poemas acen::a del cortejo Il1al1l1a . Un poem3 revela la enorme il1lport:lllcia que esta ceremonia tenía para el pueblo. III.) jóVt'lles"'.. tomó en sus brazos y b Ix. Lo <¡uc yo (l' <liga que fluya de oreja.omo r. donde la S1lm3 sacerdotis"l o 13 reina 3sumía el papel de la diosa. CI1 el palacio. los poetas parecen expresar cllllutuo amor cmrc hombn.

Se siellta jUllIo a ella el1 el trOllO. los IIJI' se ejecut:tll a b perrección. arlo lluevo.27. su «consorte»: 249 . el primer día exacto dclmes se t'studia atelltalllellte.1Vorable. tilia I'~rej~ ell IIl1a c~rna. quizás incluso para diviniz.. El rey acude a su templo llev:lIldo las orrcndas apropiadas con la esperanza de que se muestre f.. Para cuidar de la vida de todas bs tierr. como rey. par. Espera a que ella lo abran. los ritos. personificaba la ~vida» de la tierra.) entre Inanna y el rey divinizado ¡sin-Dagan. El rito dellllatrilllonio sagrado se celebraba Cll la cerellJOnia de año nuevb para consagrar al rey de la dudad como ~Iloviot e ~hijot de b dios:!. El lIutrilllolliu s~gndo (scllo dl1lldrico (11lC Illtlcslr:. el día dt. el rodo y la miel eran todos.s. c. en esa época. lit. era el ritll:li mús importallte para la renovaóón de la rertilidad de la tierra. pueda determinarsc adecu:l<brlll'lIte y disponerse un lug:tr etl el que duerma 111:1I111a"'. C. Al mismo tiempo.. el día ell que duerme la IUlIa. Durante todo el ritual eS la diosa o su saccrdotís:L quien toma la iniciativa. lmúgcncs del poder de nutrición y rcrtilizacíón de la luna.l <lue el dí. 2250 a. CUI1 un l'$corpióll b~jo la lIlislIla. 2(1)0 ~. C. yel día de la desaparición de la luna. período Dir1:Ístico Alltiguo. el :lgua. el semen. La leche. Este poema celebr:l el matrimonio (c.lrlo.) El rey COl1strUYl' \l11 trOllO para la reina del palacio. un rittlal de unión de b diosa y el dios que.

dr:l~ón dd cido. quisief:l ir cOlltigo . tl'rrible dragón dd t:ido. El trono l'll d gran s.111tuario se vuclve glorioso C01l10 luz dd día. 250 .] mi jardín. SOI1 estos poemas los que evoc:1l1 la escena.Abraza a su anl. Allí la dulce semilla cubierta de miel {]uisier:l pbnt:J. !l]. el rey se alegra. La sagrada Jllanlla lo abraza.¡ anticipa la escena del jardín del Edén.l prospl'ra ante él.ldo esposo.tídos. llle llevó a su jardin.¡óón y regocijo lIl.¡ la que un significado tan distinto se darí:t en el Génesis. d pueblo <le Clbeza oscur.¡ satisfecho.1 lit] 1l1:mzano me arrodillé como es debido.ub provisión <le cmuida y bd>ida.¡tllla. El (l'mplo resplandece.ígicos. dicha y . el dios. LI imagen del sello de la figura 28 podría ser ulla de las represent:1Ciones 11lás antiguas y lllenos {j'ecuentes del lll:1trimollio s.millm juntO a [. Un banquete de cosas buenas disponen ante él. La madre divilla.. Dutlluú.ls que antieip:ll1 las del Cantar de los cantares. OUlll11zi dice: 1-lcrn1a1Ja ll1í.¡. sent.1 su jardín. Muchos poentas que celebr:1l1 el ritu:ll del matrimonio s:tgrado nos h:111 llegado int:lctos. riqueza. infundidas de un sentimiento de particip. La serpiellte se :1IZ.¡bullcbllc1:l allte él prosper:l11. La icollogr:1fia de esta escen. Paseé con él elltre los ~rbo1cs erguidos. se :llegr:l'''. ) El rey recibe adecuada provisióll de cOll1ida y bebida.lcb frente . con el árbol de la vida entre :lI11bos. ( .¡gr:1do que fu sobrevivido :11 paso del tiempo y 1m estngos del clima sumerio. reóbl' adeClI.¡ su consorte. n:cit:ldos en los patios de los templos literalmelltl' durante miles de ailos. la madre divina. Día tras día d pueblo está con .1 mi jardín. En pie eon él estuvc Clltre los ~rboles C.¡ figura de la diosa. En pal:tbr. E 111anoa dice: Me llcvó . Quisiera ir t:ontigo :1 mi pomar. Mi hermano. Quisiera ir contigo a mi manzano. como d dios sol. {]uisiera ir cotltigo .l sobre sus . tl'rribk.r. El rey. . junto .lbulltbllCÍ.

2SUO a.) Ante lI1i benllallo quc cant3Tldo venía. D l ' tu C. hice lIlanar plantas ante él.'5 imágenes de la fertilidad empapan otros poemas: En el rel:?zo dd rey se al7A. (.28. Hice manar grano de mi vientre"'. C.tIto a su lado. [\l pecho l"S [\l campo.. [nanna. c..! tu siervo. sclior.tno crecía . Plantas crecían alms a su lado.1.lor del mediodía. que :l mi vino en el ca. Viértelo par..! mí.UllpO ancho grano mana. De tu C.l11pO ancho plamas manan. que ante mi se alzó de elltre las hojas de los chopos. 1.. . antl' mi sei'tor DUllluzi hice lIlanar plantas de mi vientre. El agua brota dc~de las alturas para tu siervo.ba el eedro creciente. puse b'1'3110 ante el. Gr.t. Puse plallUS ame él.) ¡Oh. El pan brot:t desde las alturas par. Ucbcré todo lo que ofrezcas"". 251 . IJion y dios sl:nudos Junto ~I árbol dl' b vid~. COIl una SCrpicllte (sello cililldrico. hice lIIall:tr b'1'3no allte él. Jardint:s Aorecían exuberantes. tu pecho es tu campo! Inanna.

Me has cautivado.¡d. Es posible 'lile tlUestr:l . Estas bellas palabras.E lnanna dijo: Novio. caro a mi coraZÓIl. Otro POCIll.¡gen dd ll1. que siguen reverberando Illucho después de la desap:uición de Slllller.. caro a mi corazóll.¡ copa cs lechub':l plallt.¡ cclebf:l el retorno de b fertilidad a la tierra. NI'. déjame. estar de pie ame ti. Mi hombre miel. IlOS hablan COI] la voz de b suma s:lcerdotisa del templo de Ill:lllna. león. Es . telllbloro~a.derive de esta ceremonia. León. dulce como la miel. tcmbloros.l. déjallle. 252 . gOCCI110S de III gr. ha Aorecido. su pie es miel. el hombre miel de los dioses.1 carióa es llI. deseo 'lile me lkves a la alcoba. Novio. cs aquel n quien mi vientre l1l~S quiere. déjame acaricbrlt". estar dc pic ante. Mi selior. Su lllallO es miel. dc~eo 'lile lile lleves a b alcoba.¡. Inanna canta: Él ha brotado. mi llI:mz:I1lO quc da fruto h. en la alcoba.Iulla de miel.!. llena <le miel.¡da jUllto .. Han sobrevivido algul1:ls pbe:ls de arcilb de la époc:l en las que Se rcpresetlt:l :l un hombre y lln:l mujer :lbrazados (figura 29) y acariciándose. mi precio~a caricia es ll1i~ sabrosa que la miel. -el lIles de l1licl. ti.¡trimOllio sagf:ldo dd templo. grata es tu belleza.¡quel .¡ siclllprc.¡ quien mi vientre m:ís quiere. mi hombre miel me endulza sicmprc.is sabrosa que b miel"'. Me endulz. grata es tu belleza. y que albergan a ojos de Ulla p:m::ja casada 1:1 ill1. mi preóos.:l. es lechuga plantada junto al agll..lla bdlez. déjame acariciarte. j:mlín bien provisto en la llanura. Novio. dulce col110 la miel.¡sta ]. león. mc has cautivado. mi ccb.¡ que crece alta en su surco.¡l agu.

t. :ardicntc c impetuoso. perfumé mis cost3dos con ungüento. E1am) El (llIC aorici:a. el que ac:aricia mis suavt.29.'S muslos. 253 . c. C. Otro poema. igllallllellte rico en illl~gencs sexuales. es Icchuga plantada junto al :1»'113-. rey y pastor y la simbología del toro: Me barié p3r:! el toro 5. mllestra l. Lecho llupcial con pareja abunda (phC:l de :arcilla. mi omblib'O. me balié par:! el pastor DUllmzi.¡ estrecha conexión entre ~:lcerdote. 2000 a.1Ivaje.'S aquel a quien mi vielllre mis (Iuiere.

n. piez. de las galas propias de su posicion en cada una de las siete puert:1s del inframundo. dl.II de C..ento de la luna y la aparición dd lluevo cuarto crecicnte tras los tres días de oscuridad.ba. Se encuentran a Ercshkibral mielltr:t$ está dando a luz.Descenso de In:mna_.:lrl' sus costados. DUllIlIzi. Puso sus Illanos en mi sabJT:I<1a vulva. Ahora yo acariciaré a mi sumo s. regó mi vientre. In:lnna dl. Est<l amiquísim:l dr:uuatización ritu:l1 de un mito lunar es al menos 2. si no 3.C. dl'creraré para él UIl dulce destino. aceleró lIIi barca estrecha con k"Che.-spoj:índosc. el dios lunar.'S<:iclIdI..lccrdoll' en la cama. Kar. como la luna tras sus tres días de cmllerte_.. . d p:astor I)ullluzi lleno mi seno de crema y miel. É1l1loldlV mis costados con sus hennosas manos." :tI oscuro reino de su hermana Ereshkigal. Enki. el ralll:l0 de los pastores de la tierra. constituyó el más gr:mde e influyente de los mitos de la Ed:ld del Urol1cc: el poema conocido como .. suavizó mi barca 11l"gT:l con crem:a.. alios :lllt'erior al mito cristiano de la crucifixión. ml.'Cl1bri lIIi boca de {l1nbar de dulce olor. El descenso de lnanna Con est:1 historia de lnanna e Ist:lr llegamos fin:llnll"lltc :1 lo que.000.000. a la que :tdvirtió que debía ir por ayuda si ella no regres.'Shkigal ftia en Inanl1a el cojo de la mllerte_ y durante tn.rl.. y finalml'nte a Enki. En. Este gran dralll:l lunar narra la historia del osclIrecim. . luego a Nanna. y es probable que fuese ya muy antiguo CU:\Ildo se puso por escrito por vez primera cerca del 1750 a. ap:lrte del PO('". apda al dios Enlil. para ocupar de lluevo su Silio como reilla dd cielo. In:U1na es devuelta ala vida y asciende. pinté mis ojos con kohl.-sponde y envía a dos criaturas a que supli<¡lIen a Ereshkigal que libere a Inanna. el descenso al infierno y la resurrección de jl-síIS. En ciJa. C. dios de la s"biduría.:t por pieza. cscoge a su esposo. es posible adcmás que 51. Pero se b oblig:1 a elegir a alguien que sea s"crificado en su lugar y.'S días cuelga de UII gancho como un despojo.' acarició en la cama.' alterase su primera versión. nCb':Índose a permitir <¡lU: NirlShubur o sus hüos sean sacrific:ldos.~(!tlllles/l. aC2ll'1ció mi vello púbico. :1C:lriciaré :11 pastor fiel I)UllIlIZi. Su fiel compañera Ninshubur -llombre que significa creina del este_. 25.

' tcrra(:ota dl' Inanl1J~ h13r. con lcolle. 4". El rcli.5 (111 dc altun y J7 on dc :111(110) .. placa d.: Bllrrl':Y. 2JOO-2000 a.JO. búhos y la VHJ y 1:1 (ucrda dc mcdir (c.:v.'. C .: d.

) A lo largo de la civilización neolítica. que identifica el disciío de escamas que bordea la parte inferior de la escultura. 10 llamativo de la placa sumeria es que las reúne en un:l magnífica proclamación. en el luminoso y el oscuro.Descenso de Inal1na» resultan especialmente llamativas las imágenes de regeneración. representan el todo. Lleva una corona de cuatro gr.:lativo. b oscuridad que «Il1:1t. en el que la luz debe sumergirse en las tinieblas para poder reap:lrecer en el siguiente ciclo.ldas astadas y su cabello enmarca su cara y está recogido en UIl mono. [nanna e Istar compartían este ap(.¡~ la luz.divina señora b(lho~'II.1nías más :llltiguas de la diosa. ella siempre se resaltan SllS poderes mortíferos. y luego en Cat:ll Hüyük y la vieja Europa. b majestad de b presencia de [!lallna no es fuente de terror.Es probable qlle la ill'1:1gen de terracota de la figura 30 sea 1:'1 de lnanna en su papel de diosa del ciclo. A la luz de la iconografía neolítica a partir de la cual evolucionó la mitolo&>1a de la Edad del Bronce. Al contrario. ¿a quién devuelve la vida si no es a Inanna? Es como si Inallll:l.\Iij La diosa cstá csculpida de frente al :ldorador que se le acerque.ldes. Las dos herll1:1n:ls. al igual que los leolles y los búhos que montan guardia a su derecha e izquierda. En el poema del. Tiene alas. necesitase llevar a cabo este pasaje a través de sns propias profundidades para poder reunirse con su aspecto subterráneo. a quien Illucho más tarde. (U!e indican su relación con el ciclo y la dimensión celestial y que están pintadas alternativamente en negro y rojo. Tras estas poderosas imágenes está el mito lunar. se le llama «búho& y «lechuza)). (Quizás ki}ili sea la forma original de la que deriva Lilith. Oírnos a Ereshkigal a punto de dar a luz en el lllundo subterráneo. En los textos antiguos la 1':1labra acadí:l kilili también se refiere a Nin-ninna. Su cuerpo presenta restos de pintura ocre roja en toela su superficie. unifica el mundo superior y el infralllundo.stros» unific:Idos de la gran l11adre. Una es la luz. en época bíblica. Su autenticidad no parece ponerse en duda y ha sido fechada por I~rankfort. Ereshkig:ll es b 256 . el búho es nna imagen de la diosa del Illundo Illás allá de la llluerte. la tierra y el infrarnundo.~ea la imagen más importante de sus imágenes que ha sobrevivido desde la época . como las de los búhos a derecha e izquierda. Parece como s\ la Lilith de la mitología hebrea fuese ulla imagen distorsionada de la diosa sUllleroacadia. C. y los leones a su vez desC. en tanto que diosa de la vida. Lleva un collar alrededor del cuello. reina de las grandes alturas y de las grandes profllndid. los «ro. Los leones y las :lves son l:ls epif. b otra. puesto que en las historias narradas acerca dt. en el último tercio del tercer milenio a. Sus pies con br. descubiertas por primera vez en el Paleolítico.mllleria.lllsan sobre la ll10ntaíía sagrada. que comenta su exquisito modelado. unid:ls. Ll palabra sumeria para búho es lIilllll1 y el nombre Nin-ninlla que recibe la diosa bajo su forma de búho significaba . Tal vez .¡rras descansan sobre leones. sino de inspiración. pero que sin embargo la devuelve a su lugar en los cielos llegado el lluevo ciclo. esta figura deja entrever de forma notable un clima de creencias en el que la imagen de la diosa todavía no se había escindido en los aspectos celestial y demoníaco.

la pérdida de la vida. se queda dormida en su decimoquinto CUIllple:¡j'ios y es despertad:J por el príncipe. hijo-:Jl11ame de l:J diosa. atr:JveS:Jndo l:Js et:Jpas o días de la luna creciente. y encuentra a su esposo. tenía que descender al infralllundo para que se produjese la regeneración de la tierra. cuando regresa al mundo superior. Istar desciende al mundo subterráneo p:Jra rescatar a Tamuz y despertarlo de su sucílo. ¿Fue est:J historia el origen del cuento de h:Jdas cUY:J princesa lunar. el sacrificio del hijo-amante ritualizaba el polo opuesto de la experiencia humana. De esta forlll:J se muestr:J cómo la vid:J emerge de las tinieblas. que b despoj:J de sus prendas :J medida que desciende :JI inframundo :J tr:Jvés de las siete etap:Js o días de la hlll:J IllengU:Jute. jlllltO COIl sus padres y corte. pero siempre con la promesa de regresar en el lluevo ciclo vital. La diosa Ilegol a su ciudad. es como si la superficie del mundo hubiese caído bajo el poder de un hechizo.J. El sacrificio del dios joven encarnaba la f. Se detiene I:J fertilidad. El hijo-amante de la diosa desempeña un papel pasivo en las versiones sUllleri:J y babilónica del descenso. Es inevitable evocar la iconografía de la Bdla Durmiente. durante los tres días de oscurid:Jd. su atuendo glorioso de rein:J del cielo y la tierr.1se oscura del mito lunar de la diosa. La historia babilónica dd descenso de Ist. En el mito del descenso de Inanna. los gal1a o ~demollios» del inframundo exigen que se les entre6>tle otro en lugar de ella. Istar atraviesa las siete puert:Js en su descenso.lIl111Z es el "príncipe» quien se queda dormido y la «reina» quien lo despiert:J y rompe el hechizo.lr tiene una v:Jriedad de rasgos que son de gran interés. que le devuelve la vida a ella y a toda la corte? El sacrificio del hijo-amante Del mismo modo que el matrimonio sagrado ritualiz.1ba la sexualidad y la experiencia extática de la vida. En él. Mientras está en el infr. en calidad de sustituto de la propia diosa.Jda por las puertas del infralllundo de forma más imperiosa que Inanna. y ésta desciende al inframundo para despertarlo del suei'io que lo mantiene hechiz:Jdo. En la "yersión sumeria los emisarios del mundo subterráneo apresan a DUl1lllzi por orden de Inanna y contra su voluntad.lun:J oscurecida que «mata» a su herm:lIl:J pequeñ:J. en siete pasos. Exige que se le permit:J la entr. Nammu.1 ocasión Enki. es despojad:J de sus vestidos y llega desnuda :J presencia de la diosa del infralllulldo. Un jabalí s:Jlvaje hiere mortalmente :J Tamuz. Más adelante se le devuelve. En la versión babilónica dclmito. Al igual que Inann:J. Inanna es devuelta a su esplendor pleno:J medida que :Jsciende de las regiones oscuras. Uruk. que la cuelga de un clavo o estaca durante los tres días de la oscuridad en los que no hay luna. :JUllque en la histori:J de Istar y T.está dormido en el inframundo y tiene que ser despertado por su madre. sentado en un 257 . todo se sume en un profundo sueño.JlIlundo. El motivo del dios durmiente puede encontrarse en otra versión del mito en la que el dios -en est. DUlllUzi.

Sacerdotes vestidos con pides de animales agarran al rey de la barba y alzan los brazos como si fuesen a golpearlo. pero no sabe dónde está. al abismo del Kur. también llofa: Mi cor:\Zón toca la ¡huta de junco del duelo: querría ir COll él.l!alla golpean a J)ullluzi con hachas y plllietazas y el dios reza pidiendo ayuda al dios del sol.l!alla encuentran a DUllluzi y el primero de ellos golpe:l su nK'jilla con un clavo. algunos adornados con hojas de oro 258 . d carnero de oro con sus patas atrapadas en el rosal y exquisitos tocados de sacerdotisas o reinas. Sirtllr (Nimllll). La madre de DumLlzi. al1unciando a las tres nuueres que se lamentan en la tumba de Jeslls. El sueño predice Sll propi:l lIluerte y Geshtin:lIlna llora al escucbarlo. Llam:l a su herlll:ln:l. que lo convierte en serpientc. y Gesbtillalllla vab':l por la ciudad.!. hermano de [nanna. Los . El aprisco fue cntrcg:Hlo a los vielltos'''. Utu. querría v('r a mi t1ilio'~. Ll historia nos cuenta cómo In:ullla. y le cuenta un suelio que ha tenido.l amargamente por sujoven esposo. Un 1:llllcnto se alza ell la ciuebd y tres lmueres lloran al jovcn rey. A su izquierda puede verse una gacela. Inanna llor. Los siete . así escapa de sus perseguidores.1 y . DUll\llZi ya no existÍ. En este lugar se encontraron hermosas liras con cabeza de toro y vaca.l!(llla se acercan de lluevo y DUllIuzi vuelve a pedir aYlleb a Utu. puesto que de su cu~'rpo y de un altar cercano brotan ramas. un ave a su derecha. Geshtinantl:l. Entonces aparece lIna mosca y las conducc hasta DUllluzi. inrorlll:lda del destino de DUlllllZi. 1l0r. al ver el dolor de Gcshtinanna. Inanna fija el ojo de la Illuerte sobre él y lo elige para que ocupe su lugar·' l • Los . ~ptlSO a DUl1111zi en manos del eterno»''''. Gcshtin:lnna. La copa cst:lba rota. que csta vez lo convierte cn una gacela quc huye al aprisco de su Ill'rlll:lna ell busca de rerugio. con eS:lS palabras. El rey o dios arrodillado parece estar a punto de ser enviado al infraIllundo. acude:l ella y expresa su deseo de llevarla junto a DllIllUzi. Lo atrapan: La mantequcra cstaba siknciosa: no s~' vertí:\ lechc. En la escena contigua parece que el rey o dios está regresando del inframundo.trolla juma al manzano sagrado de St1 templo. Inal1na lo toma de la mano y dice que él descenderá al inframulldo subterráneo durante la mitad del alio y Gesbtinallna durante la otra mitad y. llorando por su hermano.su dolor cubrió el horizonte como una t(míe!»"". Las tumbas reales descubiertas en Ur nos d:ln cierta idea del elaborado cercmonial y los ricos attlendos que debieron de formar parte de este drama ritual estacional de sacrificio que se ejecutaba en los patios del templo. El sello cilíndrico de la figura 31 puede ser un:l representación del S:lcrificio ritual de Dlllllllzi.

Sacrificio de UI1 rey o hijo-amante (sello cilíndrico. en que los galla que persib'l. su hijo-amante.¡vÍ.31. todavía no se baya encontrado en Mesopotamia nada comparable a su riqueza o SLl esplendor cultural. Woolley las fechó inicí:tlme!He en 3500 a. Resulta notable que casi setenta aí10S después de que sir Leonard Woolky excavase estas tumbas en Ur. Dan sensación de ser mucho más antiguas. en parte por su carácter único y en parte porque no hay referencia a ellas el1 ninglll1 texto conocido.Iell a Dutlltlzi. tod.. pero la mayoría de los tcxtos no se remontan a este pcríodo tan antiguo.'30 . sabemos que la esposa del rey.1. 2.¡ los Infiernos. En la época del rey Ur-NalllJllII (alrededor de 2100 a.¡ . Los expertos en el lllundo stlll1l::rio han buscado pruebas de sacrificios humanos y han tratado de hallar referencias literarias del ritual arcaico de la inmolación de la corte del rey en el momento de Sil nmertt' (IIna llueva imagen de la corte que «se queda dor\llida~). C. e. No sabemos cuándo dio comicllzo esta tradición del sacrificio ritual o cuándo O por qué desapareció. C. una vez más. le despojaba de las galas propias de su cargo y le obligaba a efectuar una oconfesión l1cgativa~ de todas las malas acciones que no había cometido·.) de haya y sauce'n.~e llev. Tan sólo sabemos quc en fechas postcriores.. Es posible que el ritual consistente en golpear al-rey fuese un vestigio dd drama ritual del descenso de l\lanna .¡ba a cabo simbóliC:llllcntc el sacrificio del rey el1 un ritu:t1 en el que el sacerdote golpeab:1 la carol de éste. Si la fuerza del golpe h:lcía que al rey se le saltasen las lágrimas. en el templo de Marduk en Babiloni. c. lo golpean CIl la mejilla con un clavo"". 259 . pero hoy en día la fecha está fijada en 2500 a. se revela el simbolismo lunar del rocío y la humedad. C. El único contexto en el que pueden situarse es en el del mito del dios sacrificado.¡. esto se consideraba un presagio de que 1:1 tierra daría una bu ella cosecha.).

260 . A veces er. Ya no vive DUl1lllzi. me han arrebatado a mi novio <lucrido antes de que pudicr:I envolverlo cn una mortaja adecuada.1I11UZ. alzó su voz cn largo y amargo Ilanto"-".de quc antes del 2500 a.¡ más antigua de música de templo era la de Aauta y los himnos de templo Illás antigllos se llamaban «canciones con Aaut. oh. Ya no vive el pastor. el toro. conocido como mes dclllanto por T. Los ritos de duelo y bienvenida al dios resucitado son virtualmente los mismos en ambas culturas. herido por los «rayos abrasadores& de este último. La reaparición de Sirio con la salida del sol anunciaba la muerte dd dios de la vegetación. Dc ahí parecen haberse extendido por todo Próximo Oriente y el Mediterráneo. moscas de la eS{t'pa. Campbell aporta pruebas para defender la tesis -basada en Frazer. quicn se lamentaba por el dios sacrificado. Cuando el manzano. la vid y el cereal daban muestras de vida renovada. que marc:\ba el inicio del aiio sumerio.¡& (lrshemma). el toro salvaje"". la madre. Existían Illllchos himnos de [amento por el dios y se acompaiiaban de lllúsica de flauta. Sin cmbargo. EIl todas partes se celebraba ritualmente el mismo mito de la diosa virgen cuyo hijoamante llIuere una llIuerte de sacrificio y resucita después de que ella parta al infr. mi dulce 311\0r. el toro salvaje. Ya no vive el [oro salvaje. cuando l11ás frondosa era la vegetación. la palmera datilera. esposa y hermana de DUJl1uzi-Tallltlz. a ve~ ces como esposa y a veces como hermana. y el rey. Se ha ido mi amor. La gran estrella Sirio entraba en conjunción con el sol en torno al primero de mayo.sus hijos y sirvientes no lo acompaií:tb:lIl al lIlundo subterráneo. C. el dios volvía. los reyes eran sacrificados ritualmente cada ocho :lilaS en el gran aiio. Muchos de los bellos lamentos de la literatura sU\\leria y babilónica están inspirados en la congoja de ln:\\lna-Istar. Aquí.a la diosa como madre. La form. a su vez. tenía lugar bajo el signo de Tauro. C.lmundo en su búsqueda.tenía IUb':lr después de que se hubiesen cosechado el cereal y los demás cultivos entre lllediados de junio y lllediados de julio'<ol. y junto con la suma sacerdotisa o reina que personificaba a la diosa "". Inalllla sc lamenta de la 1lluerte de Sil esposo. DUlllUzi: Se ha ido mi esposo. el equinoccio de primavera. Sirio entonces desaparecía de la vista hasta quc se alzaba l1ucvamcnte en conjunción con el sol a mediados de julio. en su papel de dios de la vegetación. los lamentos de sus parientes llegaban hasta t':I. mi dulce esposo. El mes de duelo consagrado al hijo sacrificado de la diosa -el sexto mes del aiio. cómo 1l0S cuent<\ Ull poema. Se han llevado a mi 3mado de 1:1 ciudad. Es posible que el regreso de Sirio talllbit:11 marcase el momento en que la diosa debía descender al mundo sllbterráneo en busca de su bijo-amante. En 3000 a.

Resulta de grnn interés el descubrir que es- 26' . cuando duerme. llamado «el pastor que ha dejado a sus owjas. el! cuy. que se dejaba flotar cn las aguas.. yo no tengo redil. dios del :lire: Dime dónde t. no existe lug:¡r ell el quc yo pueda dcscansar. del dios en un bote o balSo. soy aquella en cuya C3S2 un esposo y. dificultad que suponía despertar al dios dc su SUClio y devolverlo a b vida era parte del dr:l. El siguiente lamento d~ Istar anticipa dc forma curiosa el dolor de la ViTb'Cll María por su hijo muerto: ¿Al dc las llanuras por qué lo han matado? Al p:mor. Según sc hUlldía. pero yo. se ponía una efigie de lIlader:l.'Sp050.-s en Siri:l y Greda"". pero yo. mi usa ell I:a que ya 110 habiu UlI t. el dios er:l. El ave tit'lIe su nido.lmundo. ¿por (Iué 10 han matado? La sclior:l de la vid con los corderos y las terncr:ls languidccc.'Z las mujeres pusiesen en el agua pequeñas balsas adornadas con hojas de lechuga verde o berro. duermen también la cabra y los cabritos''''. yo no tellgo donde dormir''''. o incluso :1 la destrucción de su templo por 1:1 b'llcrrn. mis crías escin dcsperdig:¡cbs.:a C2S3 ya no saludo a UIl hijo. el selior de los establos ya no vive.lI1a ritual del mito de la diosa. pero yo. la reina del cielo. en I:a que ya no saludo a un hijo. pero yo. pero en cuanto a mí. al hOlllbrc dc las tristezas.¡ no habiu.perdido' la vida. yo no tellb'O cst:lblo: la vaca ticnc donde acost:lrse. Como en los ritos de la muerte de Adonis mucho despul. • L.. pero en cuallto a mi. d pt'z dt'SCallu t'1I abrua ell calma. las bcstias ticncn dondl' dormir. que puede referirse :l la pérdida de DUllluzi o a 1:l pi'rdida de la posición que a ella misma le correspondía en el panteón divino. pero yo. Cuando duerme. la oveja ticnc rc<lil.. Mientras había . mi casa muda. d perro se arrodilla en el UlIlbr:ll. yo. yo 110 tel1go donde acostannc.II". duermen talllbiéll la oveja y los corderos. al sabio.ll: el buey ticllc t. Tal Vt. se dirige a Enlil. Ya no vive el pastor señor del aprisco. ya 110 vive el L"SI>OSO de la reina celeste. yo no tellb'O lI111br. silenciosa. tal vez entonando las palabras de dudo pronunciadas por su madre y esposa. Las IllUjt'R'S de la ciudad participab:1ll en d luro ritll:ll por d dios perdido"~.'Sci mi usa.'St:lblo. DUllluzi-Tamuz descendia al illfr.Otro lamento de inanna.

fue la diosa original del infran1l1l1do y que EreshkigaJ la J>ustituyó mis :!dclante.. hacia la casa donde los moradorl"S son privados de luz. dondc el polvo l'S su ración y la arcilla su alimemo. Deméter.iciollera maS3 de agua en una barca de paso. cruzaba la puerta astada que marcab3 13 entrada al mundo subtcrr::ínco lll • Entraba en la mont.tas imágenes reaparecen en el gnosticismo de los primeros siglos de la era cristiana.-s con extrema f. 1.'shkigal significa «seiJora de la gran tierral. acabaron considerando el infr:l." Nammu.. El nombre En. morando en la oscuridad''''... Un rio separaba a los muenos de los vivos.cilidad. igualmente apres.1dal de su sueilo en el «inframundol de la tierra para que pueda volver a su «hogaT"'l en c1mundo celestial.1 serpiente de bs profundidades. y en especial los babilónicos y asirios que kos sucedieron..1í'Ja..-paraeión de An y Ki -hijo e hija de N:1I11111U.'nda sin relOmo.'ciente Inanlla. como dios. hermana de la rcsplalldl.~ parece que Na1l11l1U..llIulltio o lIIundo subterráneo Lll y b captura de 1:1 dios:! Ereshkigal 1'01' poderes subterr..1 iconografia del mito 3rcaico se traspone así al contexto del alma humana'"'. Est:l imagen no puede luber inspir:ldo esperanza y confianza en los llluertos y presenta un violento contraste con los enterramientos de Ur. 32). donde Ereshkigal. el abismo de las profundidades. El infrarnundo ¿Adónde iba el dios S3crificado cuando moria? Tr:uponado por el rio en su barca «lun3T"'1 y lIcvando i. y seguir I:t S(.lllUndo como Ull lugar temible. El mito griego en el que Perséfone. puede ser una versión posterior del mismo mito sumerio.J ..lI11undo. hija dt. parece que la sl.rama sagrad31 de la diosa.'lllbién realizaba en su barca el viaje de vuelta y dc su proa brotaban bs hojas que :lIll1nciaban la renoV3ción de la vida (figur:l. T. cuando el alma tiene que ser «despcrt. era hija de la dios:! de los cereales. El inframundo subterráneo en las mitologías sumeria y babilónica tardías parece personificar todo lo que se ha convenido en el colmo dd terror para la concicncia hu- 262 . lo que sugiere que pudo constituir el aspecto subterráneo de la diosa Ki. b'Obcrnaba COIllO su contrapartida mCUr:l. En ocasiolle..1f la tr:l. se vistcn como pájaros. habitado por demonios y espíritus malignos que podían arrebatar y poseer las almas de hombres y Illujen.coincidió n>ll la creación del infr:l. y no ven luz alguna. con alas por tllnica. J:¡ diOSJ.da y llevada al infr.íneos.os. el KIff. los muertos tenían que cruz. que parecen estar mucho más cerca de la esperanza propia de los egipcios en la vida después de la muene. Los sumerios de épocas posterion. En clmito sumerio de b crc:lción.

Í$ dd scntimiento de unidad y ~1mid. Todo \. C. que es invisible y por 10 t:ll1(O incomprensible. El viajc de Inanna parece rcAejar la nccesidad en una cuhuTa de un ritual que la reconectc con sus rníces psíquicas: con el inframundo.'Sto hace aUlllllás significativo el mito sumerio del clcscl'nso de lnanna. mana. puestO que ella. a I11cdid:1 que se aleja m. Cuanto mayor es la lm-. y Cll:Ul[O Jllayor es su asociación con el bien y con el Ill:ll. Una dimellSión de b existencia que no puede sn vista O percibida con los sentidos. Ll muerte comienZ:1 a ser tratada como :llgo final y absoluto y no como un rito de pa$o entre dos dimcnsiones en el sentido en que fue illl:lgiTlada por los egipcios. realiza el viaje chamánico al rostro oculto de la vida para obtener una comprensión más profunda de sus misterios.o el 32.Í$ y m.) . la f. reina dd ciclo y dc la til'rTa. más tcrrorifica se vuelve la dimcnsión postl'rior a la IlIUl'rte y más demoníaca la actividad de sus divinidadL'S y cmisarios.•Abricndo su oído_ a las grandes profundidades.¡d de la vi(b. El viaje al inrramllndo rCgfl'~O del mi~mo (c. No hay rnzón alguna qlle nos permit:l suponer que los sacerdotes y sacerdotis:ls qlle ritualiz3ban cs[e mito en forllla de dr:ulIa ignorasen su significado COIllO rite d'elllrée el1 una dimensión que ya se es[aba volviendo rcmota y terrorífica para la conciencia humana. 2)llu·215n a. una diosa joven y rndiame cngalanada con todos los 'poderes_ propios de su posición. Su descenso no es sólo una dramatización de los :mtiguos rituales asociados al ciclo IUllar que habían inAuido en la conciencia humana durame tantos milenios. también c!ram:ltiza la iniciación a una dimensión temida que se concebía como geogr:ífic:llllerne relllota respecto dcllllllndo «superior» luminoso de b vida cotidi:lll:l y de las preocup:lciones prácticas. dL'Sea expcrillll'ntar L'Sol dimcnsión desconoci(b del inframundo. se 11en:l del miedo a la lIluerte que se proyecta sobre el ~esp:lcio_ como forlllas o seres delllollíacOS. Era una iniciación hacia la conscil'llcia de que la muerte no es contraria a la vi- 263 . Con la Lilith hcbrea y con la imagen cristiana cid infil'TIlo y d diablo nos llega el legado final de este tl'rror.ch:l que separn 10 conocido de 10 desconocido.1SC IUlllinos:¡ de 1:l f.1SC OSCUTa de la vida.

da. 26. más allll. el pasaje hacia un 'nucvo_ ciclo de l:t vida. sino un aspecto esencial de su [Qtalidad y.'S profundidades. como contrapartida escncial de . El descenso de Inanna al infuunundo y su regreso del mismo tras somcterse a su hermana ofrecían a la cultura sumcria el paradigma de .bs grandL'S alturas-.Ias grandt. .

. 265 .6 Isis de Egipto: reina del cielo. Tanto duró que puede apreciarse el reAejo de b evolución del pens. incluso hasta las fronteras del R.in y del Danubio. Ti/o A"drolli((). sobre cuyo reb.000 :lilas. e.jaro.hasta el siglo 11 d. 1lI111l'Traducciún (1(> Andrés Pi'lucr. ¡¡i Isis file la mayor de las diosas de Egipto y fue adorada durante más de 3. Su ámbito no estaba confinado a Egipto.11lías. Wi1Ji:Ull SllJkcspcarc. Cl1YO hálito daba vida a los l1111ertos. Sll hijo recii:'ll nacido. la diosa de bs serpientes de las aguas primigemas.. Segllll la lógica imprevisible de la mentalidad lllíl'iC:l.. cuando su culto y llluchas de sus imágenes se transfirieron directamente a la figura de María.. la tierna y atenta madre de Honls. llegando hasta Grecia en el siglo 1[1 a. que ofrecía el alimellto y el aglla de la inmortalidad. que Isis fuera la gran diosa madre cid universo. la fénil diosa cerdo.\zo soberano se sentaba el rey. 1:1 diosa estrelb Sirio.. puesto que durante la época mencionada cruzó frOllteras de cultura.. y extclldit'ndosc a lo brgo y :mcho del imperio ROI1\"-l1o. rna y Ilación. 1:1 diosa del infr:lI1111ndo.. desde épocas prcdin:ísticas -antes del 3000 a. y constituÍ.1miento en ros diferentes modos en los que se b concibió y en que se le rindieron honores. 'lile ocasionaba b inundación del Nilo. la diosa de las p:llahras de poder. la diosa del :írbol de la vida.. El inlllenso abanico de pensamientos y semimientos canalizados a través de b figura de Isis :lparece en b diversidad de sus im:í. diosas. estos miembros rotos en UI1 solo cuerpo.¡ la imagen de rocla b bUIll:midad como dios:l del trono. De acuerdo con est:l variedad era b diosa vaca que da b leche. c. la diosa p:í. la tierra y el inframundo' Déjal11c Cllscíbrtc a trenzar nuevamente este trigo esparcido l"n una mutua g:lVilla.gcnes o cpif. su hijo. v. de quien nacieron todos los dioses. C.

con el tO(:ldu dd disco solar e'lItre t:llernos de' V:l("l. T. de b cll.'mplo Ahido. e..ti 1.~) (1<. y el nombre de bs <lgU<lS era NUIl.Sl. Al principio todo era agua y el <lgU<l lo era todo. Isis forll1:lba parte. por lo tanto.lguas. dos y humanidad 110 era incol1lp:ltible con que fuese también Ilna hij:l de la dios:l dd ciclo.l. que tuvo cuatro hijos con Gcb.lrta generación de dioses y diosas que en el principio surgieron de bs informes . el dios de la tierra. 1:\I)lJ :1. er<l el «11101]- 266 . e. Nut. Isis.etH'radól1 allte Osiris COI1IO n'y (XIX dil1a. sostie'lle' d sistro de la rq. y de las aguas primordiales del gran :lbislllO cOlllenzó a alzarse una colina.Hb.

la inundación retrocedc y los campos fertiliz:ldos est:'ln prcilados de vida. lentamente al princípio. Cada ailo el Nilo llluere y renacc. El contr:lste entre la vida y b Illuertc era 0111niprescnte.~ecos y polvorientos. Entre julio y octubre ell1lul1do vuelvc a su estado originario.¡s una v:lricdad de nombres.ls ellas imagillaron la ordenación dd universo de lln modo ligeramente distinto. Y el nombre de la alta colina era AtLlIll.1a p:lra que todo el llIundo bebit. reAejado cn d Aujo continuo dd Nilo.~ aguas tumultuosas y súbitamente (ksbordan sus ríb('r:ls. Esto sucedió en el principio. y otro en I-Icliópolis. los insectos se arrastraban y volaban sobre su superficie. el Nilo comienza a estremecerse y a medrar. A mediados de junio.¡rou las divergcncias en distintos lug:lres: Menfis.laS pardas del Nilo. Tebas. al estado desde el que se originó y se originar. listos para la siembr:l de noviembre.:as hasta que se lanzan a la C:lrrer:l su. y todo Egipto con él. uno en Mcnfis. En otoi'io elnivcl de las aguas b~a. allí donde no llegaba había muerte.~ dc arcna scca. traycndo ab'1. cvaporado en la tierra y el airc. y los c:lnales y preS:1S se colapsaban. en torno al solsticio dc verano. Era un :lcontecer dinámico de fLlerza~ en conAicto. sin que dIo generase conAictos'. y el agua se derrama . cuando los campos esdll .¡l Nilo. dando a los dioses y dios. Pcro jllsto cuando parece que la vida no puede menguar llli~. fue cOllllln a tod:ls las historias de la creación en Egipto. la ciudad dd sol. supcrponiéndolos. donde nada crecía.Í de llUCVO toda la vida. Había dos ccntros principales dc doctrina religiosa. con el dios Ptah que creo el mundo mediante la pabbra. Así. 267 . tod. porque a ambos lados de la ncgra y fl'rtil tierra sc extendía el árido desIerto: páramos rocoso. sicmpre dispuestas a invadir los c. que Allía hacia el norte en dirección :11 m:lr. Cuando la gran inundación se retiraba.¡mpos cultivados. Hdiópolis. aves y animales se pos:lball y andaban sobre ellas y los humanos podían encontrar un lugar "loude estar de pie o sentarseD. reducido a la mit:ld de S\1 ta11lalio. Herl1lópolis. generalmente aceptada como ti ortodoxa e inscrita en los tcxto. poca agua. Edfll y Oendera. como había sucedido en el principio. pero tomando filerJ. toda la vida provenía de las ricas y vivas ab'1. el Nilo parece irse para siempre. El scntimiento de que las aguas eran el origen de la vida. De ellas comenzaban a brotar plantas. El antiguo Egipto se oriemaba con relación . y sucedió cada dÍ:¡ al nacer el sol del abismo primordial de la noche.'ra. y el pueblo sufría hambre.tículo del primer momentoD y flle el primer momento de luz. A partir dc ¡¡!Jí COlllellZ. b vida l11antenía un :11'tístico equilibrio cntre contrarios: dcmasi:lda agua. y cada :lila al resurgir la tierra de entre las aguas de la inundación del Nilo.~ de las pir:ímides. haciéndose más y l'nás altas.~obrc los kilómetros de tierra llana y reseca que rodcan ambos lados del río. el «completo». Pero las arenas estaban siempre en movimiento. el gallada sediento y dclbrado y el pueblo consumido por el hambre. lsis pertenecía en un principio a la cosmología de Hcliópolis. pcro que no se consideraba la Ílnica correcta excepto en la propia Heliópolis. dcvastados por el sol. pequeil:ls colinas de lodo se alzaban del agua oscura. moviéndose hacia b tierra hllmcda. mezclándolos y separándolos.

vida. el hermano perverso de Osiris. Junto con sus padres y abuelos y AtullI eran denominados la Enéada. al tercer día. se cortó el pelo.. Dcsde ahí Aotó hasta el mar. t. Pero Set. Osiris se convirtió en el primer TL'Y de Egipto y el creador de la civilización. _alzándolas de nuevo hacia ella. el ciclo. _estableciendo la justicia a lo largo de las dos ribcr:los del Nilo. en el intervalo de cinco días que quedaron sueltos cntre un alio (dc 360 días) y el si6'uiente. lo sellaron con plomo fundido y lo arrojaron al Nilo. Cuando viajó a extender sus enseñanzas por otr:loS naciont=S. otros escritos relatan que el dios del sol. orden).'StrelJas.. Sucedió que algunos nilios que jUb"3ban junto al río habían vis- 2•• . (Como alternativa. hizo que se trajcra a la sala el cofre ricamente decorado y prometió como broma dárselo a quien encajase en él perfectamcnte. engendra a Shu. Shll las deja navegar a lo largo del cuerpo acuático de su hija. Neftis se convinió en la t=Sp0s3 de Set. sino a la m:mift. (en tiempos inlllemoriales). los nueve dioSL'S y diosas.l. pero ni en el momento ni en la manern debidos. !siso vcncida por la aAicción. que da a luz a Nut (ciclo) y Geb (tierra). pero bis y Osiris se amaban incluso en la oscuridad del vientre de su madre :mtL'S de nacer. El segundo día nació Arueris (llamado el Horus mayor). al quinto día.-stación visible de Atum como Ra. Así que construyó un arcón del tamalio de su hermano y \lila noche en palacio. Con ello no se alude a un ser separado de Ita. a recolectar fruta de los árboles y a cultivar la vid. La historia de bis y Osiris Ahorn. Neftis. que viene al mundo como tierra emergida y como luz. Isis gobernó en su ausencia atenta y pacíficamente. Nacieron en un periodo sagrado. Cuando Osiris se tendió en su interior. Shu entonces eleva a su hija Nut (la diosa del cielo) alejándola de su hermano Geb (el dios de la tierra) y sujetándola a fin de que pueda dar a luz a las t..'Spacio. y a Tefnut.) Ahora qm' los elementos primordiales del universo están en su lugar. dio a luz a Shu y a Tefnllt. al cuano día nació bis en las regiones qm' están siempre húmedas.ALUIlI. Nut y Geb engendraron a Osiris y en el 1110mento de su nacimiento se alzó una voz que decía: _El sClior de todo avanza hacia la luz•. preguntando a todos los quc se encontraba si habían visto el arcón.. porque COIl UIl golpe se :lbrió paso a través del costado de su madre y salió de llll salto.'llvajes. qued1 re1:lcionar!os con el mundo humano. Es aquí donde comienza esta historia. al punto surgieron setellta y dos conspiradores que clavaron la tapa del arcón. de sexo femenino (humedad. enseñando a su pueblo el arte de la agricultura y el culto a los dioses. luz). de sexo masculino (aire. Nilo arriba y Nilo abajo. Enseñó a los egipcios a plantar trigo y cebada. Ra. Set. duralHe los feslejos. intervalo que había b"3nado Thot en una partida de damas con la luna. tenía envidia de su virtud y su fama.. se vistió con ropas de dudo y buscó por todas partes. y. y antt=S de su tiempo las razas del mundo habían sido simplt=S s.

¡ demasia- 269 . C. \. se ababnzó sobrl' él con un alarido tan intenso que el más pequeño de los hijos de b reina murió de miedo. que rápidamente creció a su alrededor rodeándolo por todos los lados. Entonces.¡rcóf:1go de Osiris escondido en el interior. Luego. c. llevándose al hijo mayor. Isis entonces reveló su auténtica naturaleza y pidió quc se le entregase la columna que sujetaba el techo. Dcndcra) to por qué boca del Nilo había salido al mar.~. Isis llegó a 13iblos y se situó junto a L1ll0 de los pozos de la ciudad. L1 gran diosa dio de mamar alnilio de su pulgar y no de su pecho. [sis descubrió que las olas se habían llevado el arcón hasta la COSt. exhalando tan maravillosa fragancia que. La bajó y. Cuando Isis lo vio. Allí lo habían detenido suavemente las r. como lc pareció que e! TÍo estaba demasiado revuelto y que l].¡rcón (aunque. la reina Astarté olió el perfume de las trenzas y.1 de 13iblo. Cuando algunas de las doncellas de la reina fueron al pozo.\111aS de un árbol ericáceo. cubierta con velos y vestida de luto.:lo I a. lsis se cmbarcó rumbo a Egipto con el . con su divinidad disfrazada y sin hablar a nadie. cantando tristemente.1 extranjera. tras cortar la madera del árbol. siempre del tesoro de la vida inlllortal.IS saludó amablemente y comenzó a trenzar sus cabellos. de 111odo que quedaba oculto por completo.se le trajese 1. al ver a su pequeño hijo yaciendo entre las llamas. gritó de forma espantosa y en ese preciso instante despojó a su hijo paT:l. cuando volvieron al palacio. trasformándose en golondrina. sacó a la luz el s. en Fenicia.leÍ. con Isis y N<:ftis (bajorrclil'vc. Luego. Pero sucedió que una noche la reina Astarté. tras mandar que .2. Tan hermoso y fragante era e! árbol que el rey y la reina de! lugar ordenaron talarlo y convertirlo en lIna colunma del palacio. la admitió en su casa y la hizo nodriza de Sll hijo". si¡. y por la noche lo colocó en llll fuego para quemar todo lo que en él fuera mortal. Osiris <:Il l'l árbol cricáceo. voló alrededor de la columna.

:tr desértico donde pudo estar sola.) Según algullos. mientras ¡sis revolote.~ (XIX di113stí~.:t sobre su marido cuando concibió a su hijo. Es clb quien :alaba a su herm:ano. En cuanto llegó a un lug. C. transformándose en un milano. se enojó y secó Sil corriente).3. fUe cuando Isis yacía en la barc."l. quien alivi:a b debili<bd de :!qucl que est:í cans:ado. Templo de Setí 1.:tba alrededor de la colullIna en forma de golondrina. quien d:a sombr:a con sus phl111:aS y aire con sus :lbs. abrió el cofre. de repente se apercibió de la presencia del nioo que la observaba y le lanzó Ulla mirada de tal graved:HI que el pequeiío Illurió de miedo al instante. Pero. concibió a su hijo Horus. concibiendo ~ HlJr. lo besó y lloró. recostando su rostro sobre el rostro de su herm:ll1o. St' cernió sobre él eOIl ternura. quien lo busc:a sin desf.. tod:a b tierra sin reposo hasta encontrarlo. engendrado por Osiris. Isi~ el! forl11~ de lllil~110. {Iuien protege :a su hermano... El jeroglífico del l1omh . 270 . b just:. según otros. devolviéndolo :l la vida COIl el batir de sus fUertes alas: Es elb.: dl' la dio~~ -el trol1O. Abidos)."l. quien alimenta al niño cn solcd:ad sin que nadie sep:a dónde está clb'. Isis. c: non ~. quien recibe su selllill:a y d:! :! luz :a su heredero. (Sin embargo.~pareel' escrito ame la cabl'za dl'l 3V<' do viento.lleccr. quien en su duclo cruz.

Hay quien dice 'lile ésta es la razón por la que Set odiab:1 tanto a Osiris. que tenía cabt. COIl cabeza de halcón.ntt.'l cofn: que contenía el cuerpo de Osiris en los lejanos pantallaS del delta. el dios de la luna.lbeza de chacal.tiestad en la sala de las dos verdades. lo t. tllVO que buscar nuevamente a su marido. Horll.' Isis reunió todas las partes con cuidado y con ellas formó una momia. Allllbis. Entonces isis volvió a abanicar el cuerpo llIuerto con sus :llaS y Osiris revivió par:l convertirse en el señor de la eternidad.110 perdido par. cada uno en un lugar difercnte. Durame las LHe/IlIS ('utre Horus y Set (llll:l compilación de textos diverso. que babía sido engullido por un pez.. Éstas se pesan ell uno de los platillos de una balanza.lr:l lo largo de tres días y tres noches. ¡Osiris!.'rr:lba con todo el ritual que se le debe a llll dios. El conAicto con Set no había cermin:ldo. 1I1oriste. su hermana Neftis.~ perdió su ojo izquierdo. pero has despertado. te dormiste. gracias al poder de discernimiento de Thot y al iml1itivo 01f. y pudo incluso haber arrojado el [. navegando por los p:mtanos en una barca de papiro. y Set. juntos ellcontr:lron todas las p:lrtes de Osiris excepto el miembro genital.1tO de Anubis. Sus batallas tuvieroll lug.'z:1 de ibis y podía tomar la forllla de \111 babuino.'. que Thot curó. junto con el hijo de Neftis. mcdiaJlte la magia transforllladora de Anubis en su papel de sacerdote embalsamador. Horus. y J:¡ historia continÍla Cll:llldo Horus alcanza la edad en que ocupa el lugar de su padre y venga su l1Hll:rtt. que una noche IllUY oscura confillldió a Neftis con Isis. la imagen de la gestación dUr:lnte el período oscuro de la luna. Anubis había sido engendrado por Osiris. Esta vez. la aYlldó.Luego. Una lloche Set estaba cazando jabalíes salvajes a la luz de la luna llena cuando descubrió el cofre entre los juncos.ties de lino. pero vives de lluevo·.1 sustituirlo y lo consagró con gran ceremoni:l. Fabricó ulla réplic:l del f. :1 cuyo C:Jrgo esCíl1 las leyes del universo'. Dondequiera que his encontraba Ull trozo dd cuerpo de Osiris. Isis escondió t. ya tení:l edad suficiente para ayudar t:lmbién. que pueden apuntar al cañcter tardío de esta parte del relato).~ dd reino Nuevo. Hay quien dice que los ritos fUller:lrios eran tan solo forlllales y qut. Horus finalmente venció a Set y se lo entregó encadenado a lsis para que le diera 271 . te ftliste. pero has regresado. un testículo. que tellí:l c. sin embargo.¡ diosa M:I:lt.110 dl' Osiris al Nilo. El pequeiio HOrtIS. Así. y se les unió Thot. CU:lndo Isis se enteró de esto. mielltras que ella se dirigió a Duto para cuidar de su hijo. ritos que se cdebrarí:1I1 eH Egipto a partir de entonces. esta imagen aparece en todas las culturas cU:ll1do la vida y la muerte est:ín en juego. donde jUZb':l las almas de los llluertos. Ahora ocupa el trono del infralllundo con todo poder y ll1. el otro lo ocupa la pluma de la verdad de \. hermana esposa de su rnalv:ldo hermano Set. Despedazó el cuerpo en catorce trozos y los diseminó por todo el país. ellvuclt:l en ajust:lC!OS vend.

lo quc habría dado a Set. dccidió el conscjo. pero ahora. 6()() a. Horus. Pasado el momento de confusión.nte a vellgar a su padre (e. aunquc habitual. incluso más. protegido por !sis. herl1l.) 1l\uerte. dc la dimcnsión mítica) aCllSÓ cntonees a Horus dc ser ilegítimo y el eonAieto entrc dIos se trasladó a los derechos de hercncia. I-Iorus.mo de Isis. C. p. le cortó la cabcza. pcro Thot la sustituyó por la dc ulla vaca. enfurecido con su madre.4. tenía que ser por línea paterna. Horus fuc declarado hercdero lcgítimo. se obligó a que Set sirviera al lluevo ordcn: las fueT'Zas caóticas sin regulación del universo quedaban ahora dominadas e. En tiempos anteriores la hercncia se transmitía por línea materna. pucstas en rclación 272 . pero la diosa lo liberó. se afirmó el principio patrilineal y Horm fue coronado como nuevo rey. Sct (en una politización abrupta. prcfercncia sobre f-1orus.

5. Es Horlls el que h~bla. tenga que lIcv.1.¡Iu dc la eternidad. 1190-1085 a. se h:l lIlostrado corno seiíor de la tornlenta. se ha ellfrentado ~ la furi. p.rtc. Set. C1 11:1 {)rdell~do ~cciótl p~ra SIL padre. En las ficstas dc Osiris por todo el Nilo. pm.os tOS él (luien ha de tr.rJ 11\1e él. Set era la barca que transportaba su efigie.¡yado y el mayal.¡rdi.lIlsport~r al (lile vuelve a eStar COIllplcw1• 273 . Osiris corno I'resenci. e. Tebas) con el lluevo orden. aparece junIO a dos ojos wrdjll¡ de Horus (xx dinauia. Ddr el Medilla. Tumba de Senllejem.1. sujcundo el c. de Set.¡ gu. porque se les exigía que colabor:lscn ell el mantenimiento del mismo. c. al igual que trallsportaba el sol por el abismo acuoso de 1:1 Iloche.1.

en Ull sentido. como Ull arte o habilidad. y en todo 10 qUt' es Jfinll:Jtivo en ]. L:J dios. en último término. dd que se s:Jbe que visitó Egipto . La crecida del Nilo también se veía como ]. El escritor griego Pausanias da la siguiente explicación: _Los egipcios cekbr:lll cn hOllor de Isis ].000 allOS en el que se narró el relato. no habría necesidad de registrarlo por escrito. el espíritu de la vida y del crecimiento se (kspertaba y comenz:lb:l el nuevo ario.ll (a 1:1 que originalmente pertenecieron también la /!íada y 1:1 Odis('l/ de I-Iomero).¡ fiesta cuando dict:ll que eH. t:1I1to diferenciadas como mutuas. Esta historia es.111lle110S en un:J ocasión. Esto puede apunt:lr . puede ser cOllSiderae!:l fiel :ll origill:JI.Luego.¡ está afligida por Osiris.¡r dicen que lo que hace crecer el río y rcg:lr las tierras dc labor son las lágrimas de Isis»~. Le dio como obsequio el ojo :lrr:lllC:ldo en la cOlllienda. que devolvió a Osiris la vida eterna y pasó a ser conocido corno el ojo 1/I{'llja/.¡s dimensiones múltiples del mundo fenoménico se ponían en rclación con el sentimiento humano y er:l posible explorar el ]. ]. put:s cuando la diosa lloraba al perdido Osiris. un mito de la rc. que es también para los egipcios.¡ Sirio y ]. los textos se n:fit'ren so1:1mente a episodios :lisbdos. las lágrimas c. De este 1110do.1 \lna tradición or. como si se asumiese qUt' el conocimiellto del mito entero era parte de la cultura.¡s diosas de Egipto se manift'staban en la creación y como creación.¡s lágrimas de Isis. porque los diost:s y ]. humedeciendo el cuerpo reseco e inerte de su hermano esposo. Cuando Osiris revivía.¡ se m. también llamad.lturaleZ:l. Puesto que toebs bs fuentes egipci:Js corrobor:Jn 1:1 versión de Plutarco. La histori:J rn:ís continua y compleja procede n:Jda menos qlle de Plutarco.lblaban Ull knguajc mitológICO diferente. que protegía de todo elalio (figura 5). por l'jemplo. un escritor griego del siglo 11 d. cobr:l vida con 1:1 crecida dd Nilo.¡zo mistico que unÍ. Horus viajó al infrarlllllldo para transmitir las novedades a Osiris y par:l despert:lrto y «poner su alma en movimiento». Resulta extr. b luna creciente.liio que en todo Egipto no hubiera un texto completo de la histori:l de lsis y Osiris. ]. llalll:ldo el «coll1pleto$. el cereal que germina. que hacía que «lllt:drase en su estación».¡ luna menguante y codo lo que SUClllllbc :l b ignoranci:J y a la violencia y b destrucción. Es en esellci:l lrll mito de la inm. Se decía que Isis hacía qUt' el Nilo creciera y se desbordase.lnifestab:l C0l110 la cstrel1:l Sothis. con Il1l1ltiplcs esferas de ll1:lnifestaclón.lóón.¡yeron e illcrClllentJron las aguas del Nilo. de generación en geller. El drama de la muerte y el renacimiento de Osiris se cscenific:lbJ C:lda Jlio en 1:1s representaciolles teatl~lles rnistéricas de Abidos. En este tiempo el Nilo comienza a subir. si un mito se comideraba central en una cultura. Osiris. el drama de 1:1 naturaleza humana.¡ natur:lleza y en los seres hUlllallos.¡ a la IUllnanidad con la l1. el cere:ll agostado.menci:l. A 10 largo del período de 3. por lo que b histon:l pudo haber sido transmitida. aunque t:Jlllbién se dellluestra c1ar:Jl1lente que griegos y egipdos h. Muere con la mengua del Nilo. C.¡ cstre- 274 . el ojo de la dernidad.¡liei:ld invisible que subyace y hace inteligibles las obras de lo que llarnarbmos naturalez:l. y llluchos dd [ug.

dice R:ulIsl:s IV en UIl himno a Osiri5". dioses y hombres viven de tu desbord:lllliento*. El .Osiris L'S :Jyer. Pero Osiri5 no existía solo.. su hijo. tuvo que ser rescatado por Isis. de Osiris (cuya llamativa cOlltr:lpartida sería el . Tras su tlluerte. La imagen une los mundos humano y n:lturnl... de los Misterios de Elcllsis) ocupaba Ull lugar centT:l1 cn los rituak'S quc 275 .. Seb l Il Pluurco.hallazgo. porque lo que devuelve :J Osiris a la vida y h:JCC crecer las af. del dios. sí no dos veces. y su hallazgo..'uas L'S I:J compasión de Isis. el lluevo ailO: . en su nombre de I-Ioms que est:í dentro de Sothis'''. con caben de vaca. de forma que ¡sis est:i clllbarnZdeb del renacimiento de Osiris.. encontrándolo y dcspcrt. al fin. se mantuvo fllndall'1clltalmente pasivo y oculto. que es Horus. hi~.. •Tú eres el Nilo. En el mito.6. y 110 sólo tilla. ella siemprc lo está buscando. qll~' tra~' la inundación que hace crecer las planus. su conrinua búsqueda . apareCl' C<)lIlO la e~trella SOlhis.hallazgo de Core. Sothis en egipcio significa '('lIIbarnzo'. El pijaro del alma se alu sobre ~'I cereal como alma hbnada de Osiris (Iemplo dc Isis en la isla de File) lIa del Perro.·. Horus es hoy. indefenso. cuyo orto por el horizonte' oriellul devolvía a Osiris :J la viel1 y desauba la inundación. Es I-Ioms d intrépido qm' surgir:í de li (Osiris).índolo de su slleíio.

c la humcdad para estl' espíritll! iQuc a través de ti se llenl'n los canales! ¡Quc a través dc ti se creen los nombres de [os ríos! ¡Osiris. deje de sufrir. por Sil parte. el dios del Nilo con pecho. •Yo soy Ncftis. tEste es nuestro hermano.'~. ¡Que elllpit'ce a alzan. represcl1t. son el alma de asiris tapresllTándose en ascender» (figura 6).lda a mcnudo por lll1 toro bbnco o por UII hombre itif:ílico. ambos están cbralllente coneC[. reUllamos sus miembros. aunque. demos fin a to(lo su dolor. En él. herl1lam!».1Il1a cíclico del Nilo. el devenir cíclico en que b oscuridad precedc al resurgir de b luz y b vida. dios de b cosecha. y Min.l (más tarde se convertiría en la planta de los ritos del Adonis griego).celebraban la crecida del Nilo. Isis y Neftis. se identificaba :l menudo con Osiris. Era a Mill a quicn se dedicaban las ficstas de b cosecha. el gran desvanccido. por el contrario.lllteIllOs su cabeza.s femeninos que derr:lllla su agua del Nilo de dos jarras. que el gran desvanecido se levante! Yo soy [sis». vamos. indcfcnso en cste IUb>:lr {Ille tú 110 conoces pero yo sí COllOZCO! Mira. cuyo don era b vit. !cV. las dos hermanas que hablan con tina sola voz. vamos. vivc! ¡Osiris. Hapi. te he cncol1trado (echado) sobre tu costado. porque incluso en época de Plutarco la acción de verter el agua dulce del Nilo en un cofrecillo de oro con motivo de la inundación era acompaibda de «un grito de los presentes como si asiris fuera cncontrado.lIma de asiris. acomp:lñada de una c. Es neceS. indcfcnso dormido! ¡Ay.. Las pblltas comienzan a crecer cuando se eleva el .lrio marcar la diferencia entre Osiri. La illdefclISión de asiris mientras la tierra muerta eSpera a ser revivida es el objeto de uno de los más conmovedores de los tcxtos dc los sarcóf. Min es el misterio sobr. asiris es el misterio lunar. para que. De manera similar.llidad del crecillliellto. quc tiene más en cOllllln con Horus. asiris. puesto que el cereal ha de morir para vivir de nuevo. pero no era una figura que reAejase por sí misma el dr.lgoS. la fuer. llledraba y menguaba. vamos. vamos. (juntemos) sus hucsos.. lo llaman de vuelta a la vida: ¡Ay. cuando su estatua se llevaba en procesión por las calles. indefenso! ¡Ay. cn la lllc(lida en que podamos. 276 . dicc Isis a Neftis. -iAy.ti:l de pl:antas de lechu6r.a vital que está o no está presente. El don de asiris era la reanimación o resurrección.ldos..

Entonces tu padre Atum dirá: "¡Ven!". Isis se manifiesta en los cultivos. y Neftis. y Neftis. Horus). Isis es la parte visible de mundo. es la forma exterior y visible de la «señora de la casa». Juntas constituyen una unidad completa que complementa la dualidad de Osiris y Set. porque juntos son el alma universal del crecimiento. El rey vivo se convertía en Horus y el rey difunto asumia el papel de Osiris o «se convertía en Osiris» (como sucedía con todos los difuntos a partir de los conuenzas del reino Medio). cubriendo con ellas su cuerpo terreno. Pero Neftis. Aquí aparecen arrodilladas. o. Isis es la aurora. que también renace de las tinieblas con cada amanecer.ente aparecen juntas prestando ayuda a Osiris. ¡Osiris. y Neftis.Sucederá que te vengará Horus. a Osiris se le llama «la gran cosa verde». ella es la tierra que el Nilo cubre. porque Horus. Isis es la luna luminosa y Neftis es la luna oscura o. en una imagen solar. ha tomado la gran corona blanca. En Menfis se decía que Osiris «se convertía en tierra»'. aunque esposa de Set. la estrella vespertina. acunándolo hacia la eternidad. como dijo Plutarco. o Isis es la estrella de la mañana. Como fuerza del crecinuento que se manifiesta en el agua. aquel que puede ver en la oscuridad. una a cada lado del sarcófago de Ramsés IlI. los egipcios creían que «de esta unión». y normalm. Cuando Osiris se manifiesta en el grano. y. vive!»') Isis y Neftis se convierten en un mismo personaje en este himno. la humedad que engendra el cereal. El vínculo entre Isis y Osiris es una de las fuerzas creativas de la vida. como en las figuras 7 y 8. se le llama «la gran cosa negra». Muchos sarcófagos se pintaban y grababan con imágenes de Isis y Neftis protegiendo al faraón con sus alas desplegadas. Si él es la inundación del Nilo. como hicieron por Osiris y corno hacen por el sol (Ra. tu hijo. sus hermanos esposos. La nueva vida de los cereales es el hijo de ambos. El «trono». Osiris renovado como Horus a través de Isis. lamentándose por Osiris y concibiendo de él a Anubis. preparando las vendas para su momia y contribuyendo a su resurrección. cuando dicha fuerza se manifiesta en la tierra. arrebatándosela a aquel que actuó contra ti. Entonces tu poder será visible en el cielo y sembrarás el caos entre los dioses (hostiles). el ocaso. cada una a un lado del dios nuentras yace en su catafalco. En ocasiones el único rasgo que permite distinguirlas es el nombre de Neftis y el jeroglífico de su tocado. el nombre de Isis y el jeroglífico que lleva en su tocado. a Isis se la llama «reina de la tie- 277 . «engendran a HoruS»14. de un modo más genérico y en palabras de Plutarco. siempre se pone de parte de Isis contra él (como rostro de la oscuridad siempre vuelto hacia la luz). Simbólicamente. como su consorte. la invisible. sucederá que Thot te protegerá -tus dos hijos de la gran corona blancasucederá que la compañía escuchará.

) la «gran dio~a. su sarcófago (xx dinastía.. cuyo color verde es como el verdor de la tierra~. COIl el trollo sobre' la c~h"za. guarda a Ramsés 1I1 (!<:Sdl' \lll extremo d<. e. el pocta invoca . 278 . «~eliora de la cerveza~.7. En Ull texto de lo~ sarcófago~••hechizo para convertirse en cebada». «~etlora dd pan». . C.l O~iris como fuerza vital del cereal: co~a~ rra~.. Isis. «setlora de la abundalleia~. 11'J4_11f»:\.creadora de las verdes.

guanb a Itallu<'s [11 dl's<k el otro c~trclllO de su sarcófago (xx dinasti3. que hace divinos 3 los dioses.'1l las costillas de Osiris. Ncftis.8.1 a. 279 . que permite que las gelltL'S vivan. COIt b usa sobre IJ caben. [1'J4-[ 16. que cr{'ce 1. c.) Yo soy In vida vegetal <lile surge de Osiris. C.

' segab:ll1..a isla de File) k.abria los pasteles IX/k para los t. Un sac('rdote ri<'¡p el cuerpo de Osiris del cual esti brotando trigo. Vivo como ccreal. como si el cuerpo del dios del ccreal estuvicsc siendo dcslllclllbr:ldo.':Spirilualiz:l a los cspíritus. c. (11lC llI:lIlticnc :l los alllOS dc b riquCl.. Los brotes de cebada de estas «camas Osiris.a vida y c:l (:etro 1""J de la prosperidad divina (bajorrelieve. yu soy la vid:l que aparece dt. Ahora bis está satisfccha de su hijo I-Ioms su dios.l). pero mi amor esti cn el cielo. 1550-1070 a. Las f. Porque al igual que los bueyes trillab:l11 la ceb:lda. (11lC t.¡ Y en los ampos. así Osiris er:l f. co- 280 .¡ZOt:ldo' por Set.I. c. HOnls su dios. y los segadores invoc."Spiritus.Osiris". bell:1!'. quc F.ses de la vida dd cereal también se consideraban la ll1anifestación del dios del grano que maria y regresaba a la vida. de I. «cortado en pedazoSt. Bajo el dios apare(:ell los signos /1/. se rcgocija ell t:I. figurillas dc Osiris se Ilellaban de sedimentos y se plallt:lban de ccbada para colocarlas L'n las cámaras funerarias de las nimbas reales. habí:l llantos y lamemos. (IIIC da vida a los micmbros dc los vivos. En d reino Nuevo.lban :1 Isis p:lr:l que se blllclltasc con ellos: «¡Ven a tu C:lsa. Cuando las primeras cspig:ls de cerC:l1 St.."S<!l.. templo tolcmai(:o de Isis en I. vivo sobre la costilla de Ccb (el dios dc la ticlT.1 ya los amos dc la sustlTlcia.I. la vida dc los vivos. sobre la til'lT.9. sobn: el ab'1.

S e. entre los humanos es. lejos. Set t. el cocodrilo y el hipopótamo. subiendo. se arrojaban al mar porciol1L"S de tierra sembradas con plantas de crecimiento rápido. el trlleno.-y con Osiris. Osiris tllllbién podía encontrnrsc en la estreUa Orión.1 con cubrirlo. impredecible.-y Apis. sale y se pone cada día.1 sobre la tierra par:t qU(' se rompan SllS huesos.··. es fuerza ciega.el desmembramiento de Osiris en c:ltorce partes hace alusión a los días en que el astro se dL'wanece.. que era la imagen animada de Osiris en su forllla visible. la tormenta. continuamente sometido al gobierno del bien. es d antagonista perpetuo. Plutarco ailade que el bm. en Gcb pal':l pcrt'ccr. sin regular.. entonces $cr ha cnct'rrado a Osiris en su ataúd. cualquier cosa daiiína o destru<.mo se Ilal11ab:lI1. ¡UII:.'"lItl':l<lo L:l des:lparición y el hallazgo de Osiris también se hadan patentes en c1menguar y crecer de la luna. Orión en cI ciclo. Si Osiris ('S humedad.. Los escritores clásicos tardíos hablan de una antigua tradición en la que Isis recogía los miembros dispersos de Osiris en un serón de aventar. Cuando 281 .u5. o el calor abrasador del sol que evapora las ab'1laS. :.'S el principio OpUl'StO a Osiris. y lo cieno es que en época rolllalla se llevaba un cesto en las procesiones de Isis. Es. como grano que vuela hacia los cielos entre las nubes de paja cuando se aviellta el grano: Osiris 110 Unas en la paja que ascicndl'".í dllnnit'l1do en Sil Cas. en que. L1 misma tradición reaparece en los rituales griegos de Adonis.. Pero Set no es tanto clmal como el elemento incvitablemente antagónico del universo que ha de ser domin3do.'S enb'1J1lida por el sol.lO. CQll el viellto!" ('5 h:l I. indicaban que el difunto resucito1ría del mismo modo que Osiris resucitaba en el grano. es la oscuridad que engulle al sol cada nochc. si Osiris es el Nilo. No l'Sr.. una costumbre extendida por todo el imperio. $cr t. Pero cuando la luna t. desde el plenilunio hasta el novilunio. yo soy Sothis. En un texto tOlelllaico bis se dirib>e a Osiris: «Tu imagen sagrada. una truculencia dd alllla!'. Sus animales son d burro. o los vientos que esparcen las arenas abrasadoras. L'S la sequía qut' agosta los cultivos."5 el mar salado donde las aguas del Nilo se disipan y se pierden.'S el d(.. vicne al mundo . con Isis cerca bajo la forma de Sothis. II .1 ciclo con cl vicllto. I:l «tierra roja. Set también (. voy en pos de él y no lo abandonaré. Es el terremoto. Es el «grande en fucrzas. y hasta tiene el pelo rojo a semejanza del dcsierto. Uno de los textos de las pirámides compara al rt.euando una luz generadora cae de la luna y alcanza a una vaca en ccio•. que abrasa la tierra hasta endurecerla. Plutarco escribe que los :lños de la vida de Osiris fueron veintiocho y . junto con la efigie del dios.'Sierto que alllenaz.:tiva que amcnace con reducir o arrebatar la vida. Set es aridez y sequedad. la muerte. en palabras de Plutarco. indómita. en suma.

yo.. cuando Horus estfi ganando.l .í debajo de ti COIllO Ull terrellloto . mira. ¡oh. An Idios solar q\le represent. le dio el poder de conoccr a Sct y de ese l1Iodo establecer con élulla relación adecuada: Horus ha atrapado a Seto lo ha puesto debajo de ti par:! que pueda levantarte. comélllpl. An! . donde todo . que tus enemigos ya no son. En este conAi<. un modelo de cómo relacionarse con cualquier demento antagonista de la vida. VeH a tu casa inmediatamcnte. que \lena de belleza por igual . 110 (!ejes que se te escapen. qlle reSucita a la vida de la llluerte. Ra (al igual que el asno. lsis habla: . tc amo.scrÍ. Pero cuando se reanuda la lucha. lsis representa el papel del llledi.llllellte. COlllelllpla al cxcelente mñedor de sistro. Edgar no conocía a EdnHlnd).tr. Isis reconcili. 110 (Iejes que se te escape. son llno»lJ.lIlsporta el sarcóf:¡go de Osiris y lleva la barca del dios solar. Osiris . y el . tu hermalla. la diosa deja ir a Seto Thot también mamienc viva esta din[¡lllica de opuestos. Al principio Osiris no conocía la naturaleza de su hermano. ayudando a la parte que va perdiendo a fin de mantener un equilibrio creativo. no me dejan que te contemple. lsis personifica el poder del amor del universo.1 human. micmras que en la esfera de la eterni(bd.¡res. Horus y Set están siempre en conAicto. ino te alejes de mi! Contempla a HUIlU IHombre del dios _~ol. por lo qlle cayó en su trampa (al igual qlle en el Rey Lear.eprcsemando de forma mitológica la dialéctica incvitable de la tcmporalidad.Ven a tu casa.¡s las cosas b.Imante y al amado: Atellción ahora.¡cto de amar en la natllralCZ. el hermoso.¡. animal de Set.lcia su disolución a este lado del velo.lllle bllscáHdot~.lr con su oposición. Rugir. lleva a Cristo en Sil viaje de Betania aJerusalén).l derrotado y triunfaría la anarquía.. 282 . donde 110 hay dualidad.l. Pero antes. Sin dla -queda illlplicadoSer ganaría en el primer enfrentamiento. Contempla mi corazón.ldor. lll[¡S ..¡llá del velo del tiempo y el espacio. Horus ha hecho que lo reconozcas en su allléulica n.¡parece por p. no nle dejan que te contemple. ven.¡l .ll Osiris rcsuótad0l! Ven a tu casa. el dIOS es llna imagen tr:lI1sformada a través de la percepción. ¡ven a tlI casa! Mira. Campbcll comenta: «R.lrl..lwra!cz. te busco para contemplarte. Cuando Horus revivió a Osiris. cuando la historia represellta el dolor universal por Osiris y la caída de tod. que sufre por ti.¡ aquí los opuestos sin acab. ha hecho que lo tomes de la mallO. ioh.l tu templo illlllediat.:to.

aparcce aquí cn la cacería de Set bajo la 11ln:1 \ll'tl:l. ¡príncipe!. Neftis habla: .1 dl'SpUl. fi'crtc elUre los hombres <Iue te contelllplan! Acudimos ante ti.'1\' amu m:is que a toda la tierra. para que no perezcas. en su madre. endulza IlIll'Stros corazones cuando tc contcmplemos. ¡Oh. del abismo de la muerte. y gracias a su poder lo devuelve a la vida. 10 busca. ¡ven a tu casa! Haz que tu corazón se alegre.Col1telllpla al cxcelcntc t:nicdor de sistro."$ide sobre sus antecCSQTl"$. pero tú estás en tu cama postrado. SClior nucstro. Los C:ltorcc trozos en que queda deslllem!>r.¡<!o el cad:íver de 283 . a Adonis y a Atis. Así te convienl. y ti] no alllas a nadie como a tu hermana_. Yo. porque tus cnemigos 110 son. de lll:lnCra aparentemente casual."$. te jUllta los lIIiembros. El jab. convirtiéndose así."$ en aquel que prl. Te I>OIIC la cabeZO! l'n su sitio.ln alfarera. lo quc te tr.. no qucda ninguno.tra quc no perezcas. Atención ahora. COIllO llna v:lriación del tema universal. Como Isis ama a Osids. Aticnde a las bellas palabrn pronunciadas por nosotr. signific:ltiv:llllcnte justo cuando la luna está :1 plinto de comcnzar a menguar. Así. tú. VenCl' todas las penas que hay en los corazones de nosotras. Oice en lIllO de los textos de las picimides: Tu madre ha acudido ante ti. p. defielldes a tus hijos de la aflicciólI~.'S de ti prospere. fuene entre los diOSt.Ín. protegeré tllS miembros por siemprc jamás_l '. Todas tus hennanas diosas I:SÚn a tu lado y denis de tu div. es tu cuerpo. príncipe. como imagen de la llln:! OSOIrecida. mitológicamellte. el esquema del mico de la diosa rnadrt:: y el hijo-amantc se hace visible:1 II~lVC~ del simbolismo de la historia.lS y por toda la que es noble cntre nosotras. embellece nuestros corazones clI:lI1do te contemplemos.."$ tu corazón. Mira. tu hermana. tuS hermanas.¡e l.llí qlle 111:1ta a T'allll1Z (cn tina dc las versioncs).. til d:lS óroenl"$ a sus ancestros y t:llllbiéll h:lces que IU Cas. Neftis. ha vcnido la b>r. te amo: tus adversarios están derrotados. estoy contigo. no apartl'S tu rostro dc noSOtras. llamándote con llantos.

mientras que Osiris y HOfllS. desde luego. la «madre» escncial de su renacimicnto. lsis ~yud~ ~ Seti 1 ~ lev¡lIl!¡lT b e01Ulll1]~ dje. que. que era también el día de la fiesta del Sed. ::loé. al igual que Horus./ de Osiris (XIX dill¡lstí~. en el mito egipcio. nuevamente. C. 1300 ~.1ses dc vida y Illucrte de la manifestación de esa fuente. ocupa simbólicamente su lugar como ciclo perpetuo de la luna y eterna fuente de las formas de vida. simbolizado por la erección dc la columna (lj"ed. en Ull mito asociado. Abidos) Osiris son. hijo del dios.10. como todos los dioses del mito de la diosa y su hijo-amante. Templo de Seti 1. como dos aspectos de un mismo principio. comparten el papel de las f. se encarna en el toro. una imagen de la luz desmembrada de la luna que Isis vuelve a unir como luna crecicllte. La erección de la colulllna o pilar djed desde su posición yacente horizontal hasta la vertical erguida (figura 10) constituía la culminación de los ritos de Osiris celebrados el día anterior al comienzo del lluevo año. el día de la resurrección. es llamado «toro de su madre•. Aquí es. Osiris. bios. C. 284 .

:ÓÓn signifi<. Porque Osiris. colulIllla! Vcn a tu casa. Set había «puesto el Ilj"cd de c(lSfad¡w". oh. como principio que anima a 285 . Seis babuil10s lo cel<::bran (papiro de Alli. arrodilladas. lsi~ (a la izquienh) y Ndtis (a la derecha).la vital. vcn a tu casa. C. su er"C<. El término (lj'cd significa «estable» o «perdurable». XVIII dinastia. babía resistido a las fUl'fzas inent's de b descomposición que yacen sin vida en el sucio.11. la erección de la columna significaba que el espíritu del cereal no había Illuerto durante la siega.) en el que se renovaban los ritos periódicos de la realeza. toro hermoso.:aba que el dios. pero Osiris ha prevalecido. ayudan al ~ol a alzarse de la colulllna djl'l/. COlllO símbolo de Osiris. Isis llama: ¡Vcn a tu casa. sclior de las lllujeresl '. 1250 a. amado. y el rey «se convertía en Horus~. c. la fuer. En relación con la cosecha. su colulllna vertebral -también representada por el pibrse ha erguido de lluevo. Seiíor de los hombres.

y por esta razón d cereal volvería a crecer hacia arriba. 286 .¡rcall las diosas Hathor y Nm. hacia la luz. de una manera más simple. que también ab. Isis y Neftis. Las cuatro líneas horizontales. por lo que la combinación de djed y . se ataba a su alrededor un nudo de tela o cuero. Ellil era un emblema de Isis. La imagen de b erección también rememora la primera vez que la colina alta (Atum) se alzó de entre bs aguas de Nun COlllo la primera «isla» de consciencia. así como con todos los que se convierten en Osiris y son «hallados» por Isis y Neftis.b «la ofrenda de telas». y se vestÍa . En lIna fusión de personajes e identidades Illuy propia de Egipto. es perpetuo.parloteando excitadamente cn la sabana africana. 110 sólo están protegiendo la momia de Tutallkalllon. están contribuyendo a su resurrección como sol renacido -ayudándolo a emerger por el día. cuando lsis y Neftis aparecen de pie y con alas extendidas por las puertas dd santuario de la figura 12. Tras levantarse la columna dj('(/. Por consiguiemc. asisten a la fuerza vital de la columna djed hasta que ésta se manifiesta. puede representarse este acontt'cimiento original. que surge dd al/k/¡ o vida imperecedera.como hacen con Osiris y con el sol al amanecer. Hortls era la luz solar. a su vez creada por la colUlllna djed. se trata de una imagell de la trasformación del alma.era. Simboliza el árbol de la vida como eje dd mundo. figura 30). llamado lil.Ra. por lo que el alll:l1leCer era también la resurrección de Osiris. saludan al sol naciente -como lo siguen haciendo hoy en día. persona o dios~. En la figura 11 el sol descansa entre dos brazos que forman d signo del kll -el abrazo divino que sostielle toda cosa. En ocasiones la columna se dibuja como un árbol de ralllas podadas (como sucederá m. El Ubro de 10$ muertos -traducción habitual dd título de la obra. con su presencia nutricia. Como indica la ilustración.toda la vegetación. más literalmellte. el dios solar. el sol era Ra o Re. renovado cada día cuando d sol (Ra) se alza de la noche (Arulll-Ra). la manifestación visible de Atulll (a menudo conocido COIllO Attll1l-Ra). una restauración de b armonía tal y como existió ell los orígenes. como si surgiese de la columna misma. que quizá fueron originalmente las r:ullas superiort's dd árbol. que atraviesa el ciclo COIllO un halcón.¡ la columna como si fuese UtlJ estatua. Los babuinos. lo que recllerda al árbol ericáceo que rodeaba d sarcóf:1go de Osiris en Biblos.jI simbolizaba la unión de Osiris e Isis. y que a melludo se fundía en J-1orlls.í como príncipe y gobernantc a su hijo Horus". el gesto de epif:1nía del kll. a su vez. ver capítulo 14. en una ceremonia llama.ís tarde con la cruz cristiana. no cabe duda de que la colulllna debía de ser tan pesada y dificil de levantar como un árbol auténtico. aluden a los cuatro cuadrantes del horizonte. de la que procede. rodeando con sus brazos el amanecer. ~Ios capítulos acerca de la emergencia por el día»~": Ayer es Osiris y Hoyes lb en el dí:l en que destmirá a los enemigos de Osiris y cuando establecer. Las diosas realizan.

5 :o. <]11<' :lcomp:oriad al dios sol:or R:o en su barca por d ei<'lu'" En 11llO de los antiguos tl. silbes con Ra y asciendes con el gran pontón de juncos.]ei" en torn" a sus cuerpos :lp:lrece inscrita b IJrom<'sa <k vida e(eru:! para el rey. Nefti. 132. EI1 d esp. Sales y te pOrles. b:tjas con Ra. b siguiente eStrof:l se dirige :11 rey difunto qu/. bajas con Neftis.). Sales y te pOrles.12. C.:xtos de bs pirámides.< e Isis <'n b superficie illlerl1~ de l:os ['lIertas del tercer santuario de Tutank:OlllOI1 (e. llltlldiéndotr' ('Jl el polvo COI1 Ncdy. 287 .' ahora toma parte en el orden del universo: Sales y te pones.

en efecto. Mucho anteS de que se escribieran los textos de las pirfnllidcs (alltes del 2500 a. C. ascendiendo con la barca matutina del soP'.s sedc y materia.'"3 a ser una imitación de lo que cs. la constante presencia de Isis es tan esencial para la resolución de la historia de Osiris que. En los textos de las pirámides se dice quc el difunto «respira d hálito de isis»"" imagen que surge del relato en la que asumía la forma de un milano y. En efecto. en cambio. Las imágenes quc revisten a Isis a lo largo de este lapso de tiempo casi inimaginable muestran que proccdt: de una tradición viva. Hizo su entrada en la cosmología de los sacerdotes de I-Icliópolis habiéndose definido claramente su función de cuidado de los lllllertos:l2. C. según la cual es Jlam:lda lIllodriza* y «receptora de todo» por Platón. está reflejada en las alas que todo lo cubren con las que Isis protege a su hijo. con los brazos alzados como alas (ver capítulo 3. sc inclina sicmpre hacia cl principio mejor y le ofrece la pmibilidad de engendrar de ella y de que le insemine emanaciOllcs y semejanzas. Y así su esfera de manifestación se extendió más allá de la del propio Osiris y. Plutarco la sigue retr3tando como principio universal: Isis es.. Tienc un alllor innato por el primero y supre~ mo sCllOr de todo. la diosa acaba por involucrarse en todas las historias sobre la vida que quedan por resolver. a su esposo.. subes COIl Isis. imagen dc la esencia es la procrcación en la materia y 10 que Ile1. cuyos atributos absorbía o podía absorber cuando fuese necesario.). con lo que se alegra y se siente gozosa de ser fecundada y prci'iada por estos gérmenes reproductores. aunque el acontecer de la vida religiosa se centra sobre Osiris. el principio femenino de la naturaleza y susceptible de recibir coda forma de generación.~. quc sc identifica con el bien. finalmente. a los reyes y a los súbditos. 288 . del Egipto predinástico. debido a que es conducida por b razón a recibir todo tipo de forl1ta. aunqlle es para ambos principio.hundiéndole en el polvo con la barca vespertina del sol. más allá de la de cualquiera de las otras diosa. C. tarde o temprano. Sales y te pones. Visto desde otro punto de vista. arraigada ya en la sensibilidad neolítica de un Illundo unificado. Isis revela la unidad de la creación. Orígenes de Isis Constituye un3 de bs paradojas de la mitología egipcia el hecho de que. y por la mayoría lila de mi! nombres~.IJ. figura 32 b). Incluso en el siglo lJ a.~ y figuras. La diosa p:uarn del cuarto milenio a. Isis era ya una figllra imaginada con toda precisión. de la parte que deriva del lIlal huye y la rechaza. y lo desea y penigllc.

en un sentido más general. de la l11uerte. una a cada lado. la eSl'llcia vital del poder de la vida del que fueron hechos: . 710~M. En el Neolítico la diosa pájaro de las aguas superiores y la diosa serpiellle de las aguas inferiores eran concebidas como llna sola gran diosa del :lbislllo circular de . creaba el viento --el hálito de vida. J '. Pcctoral de oro en forma de lsis alada (dinastía Etíopc 3.(/ -el alm:l individual y personal. y devolverlo a la vida. una de las cU:lles era una diosa serpiente -Wedjat. Tumba cusila dl'l rey Arnarinataki-lebtc. La serpiente y el buitre (u otr:l serpiente) a menudo enm:arcaban las entradas de los tl'lIlplos. Wedjat 289 . requerida por el corazón para la tlledit:lÓÓn.para despert:lr a su difunto esposo. Isis revolotea con sus alas dadoras de vida sobre todos aquellos cuya alma ha abandonado su cuerpo por la boca. Nuri. c. para siclllpre jamás» "'o Morir es reunirse con el propio ka.¡ diosa buitre -Nekhbet del alto Egipto. del delta y del bajo Egipto-. ofreciéndoles la primera bocanada de la vida elerna. de forma que su ka se estaba en el1os. estoy detrás de ti. con su /. la unión que trascicndc la dualidad. Sudáll) con el batir de sus alas.Cu:ando AtUlll escupió a Shu y :1 lcfiltlt. respir:mdo su hálito de vida y apartado. soy tu templo.lllto como UIl:l madre: «Mira. Osiris. que es el alma universal. en este pas:tie se le imagina dando la bienvenieb al di/i.!fl los rodeó con sus brazos. En una imagen paralela.3 a. El ka:a menudo se le ap:lrece al difullto como un fCnix azul. Así. también representada a veces como serpiente~. y la otra. por 10 tanto. un. concibiendo un hijo del dios mientras éste yacía allí. lIna vez que Sl' han unido.lgU:aS 'lUl' rodeaba la tierra. simbolizando la unión de las dos tierras y. dan la bienvenida al alma ka. tu madre. C.también revolotea sobre el difunto en forma de pijaro. el alma ¡.13. Esta unidad primordial se refleja en el Egipto de la Edad del Bronce en la relación entre las diosas del :alto y el bajo Egipto.

l bajo y del alto Egipto.strccha l'r:J esta amib'll:l asociación de diosa y serpiente que ésta constituía uno de los jeroglíficos CUy. la cobra erguida y dispuesta a cs<:upir que SI. Tumba de Scli 1. y conocida COIIIO el lojo de lb. como sc b 1l:\IT1aba cn ocasioncs.diosa_: se' la rcprcsC'lItaha como ".similaba a melludo a !sis. Wcdjat se :J. Entre la diosa cerdo del Egipto ncolítico (capítulo 2. '1'1'1\ I~ 13?'~~~ J' ~ I ~ < • hi~ 14. el dios sobro T:m l. figura 29) y la illlagen de his con las piernas abiertas como si L"Snlviera a punto de dar a luz sobre el lomo de un cerdo (figura 15) hay un lapso temporal de al mellas mil :ulos. t3nto bajo su forllla de serpiente como bajo la de tojo dc R. corno indica la inscripción.' encuentra en el centro de las frentes de los dioses. y cn la figura 14 Isis y su hermana Ndi:is llevan.a.! acepción era . rcspectivalllente. Sin embargo.'y"s.f -! 1 == '". Tchas) también aparccia en el urco real. diosas y reyes. v~lIc d<' los R. llevan las coronas dl. 13UO a.. SU5 l1ol1lhn's ~Jl3r<'Ct'n inscritos rrente a ellas. y cm símbolo de la naturnlcza alltorrCllovadora de la divinidad (el otro jeroglífICo era un huevo ovalado). Y Ncrtls como diosu $Crpil'l1tl'. lo quc apunta a b in1llallcncia de las diosas en l:ls dos coronas con qlle sc COTOnaba al rey. c. C.. respectivamente (XIX dinastía.-sta cobra erguid:! a la que acabamos de referirnos.•. ambas pcr- 290 . las <:oronas dd alto y bajo Egipto.

dc 291 . his lbl1d" a luz sobrc cl lomo dl' un ccrdo tenecen a la misma esfera de sentimiento segllll la cual las fuerzas de renovación perpetua de la naturaleza quedan ilustradas por la const:mte fertilidad del cerdo.¡l. I. el sapo y el esc. el gato. el chac.¡. el buitre.o. el toro.¡ciÓm-"'.¡no.¡] que el mil:lIlo. la virgen María recibe el apebtivo de «puerta dd cielo» y la imagen de la escllcra reaparece en el mito de Safia. el carnero. la existt"lCia divina también se manifestaba en la vaca.:. Más adelante. ]a gar. Es posible que csto surgiese de la percepción dc la . El gran egiptólogo Henri Frankfort seibla que esta . Fr:mklort ha mostrado el carácter domin:mte de la creencia egipcia cn la inmutabilidad dclul1iver:. lo que sugiere los niveles de la transformaciún y recuerda adem:ís las escaleras que se pintaban a los lados de las tlllnb:ls p:lr:l que el :11.¡ variedad sugierc «quc sc sentí. hasta tal punto que «los animales cn sí mismos poseían significado religioso para los egipclOs»Jl.¡ ulla rcvcrencia religiosa subyacente h:lCia tud. entre otros.¡ la vida animal». Al igu.¡sombros.15. Isis sujeta una escalera en la m.¡rabajo pelotero. el escorpión. el cocodrilo.¡ serpiente y el cerdo.¡lteridad sagrada de los amma!cs: «Los :111i11lales llunca cambian y especialmentc en este aspecto parecen participar -en un grado desconocido para el bombrt~ de b naturaleza fundamental de la cre.¡ :lscel1diera :li cielo. el gavil(lIl. así como en criaturas compuestas y en animales y aves imaginarios. el halcón.n.

por ejemplo. al comer. aves. una serpiente y una cabra -o en la mitología egipcia en gcncral. El mismo principio entra en juego cuando lsis toma la forma de un milano para revitalizar a Osiris. Así. «Lo que sería venenoso para prácticamente cualquier otra criatura. Schw:Jller de Lubicz y su esposa. ¡as historias e imágenes que dan vida a estas manifestaciones pueden enseiíarnos mucho sobre la naturaleza dd simbolismo. en lo rituales de embalsamamiento los intestinos del difumo se ponen bajo el cuidado de Al111bis.y. porque es capaz de cOlllerla cuando ningún otro animalIa es. también logra entenderse el significado de la imagen del buitre como diosa de la muerte y de la regeneración de <. no podemos entender cómo la fuerza creadora que es Isis puede manifestarse en un cerdo. cualldo el mundo emergió. Anubis es quien equilibra la balanza cuando corazón del difunto se pesa para decidir si el alma es digna de entrar a presencia de Osiris. de manera que todo el orden cósmico y social toma como referencia aquella «primera vezB. la brisa creada por el batir de sus grandes alas en el momento en qut: ag. tiene cabez:J de cbacal precis:JlIlente porque el chacal es el animal que evita que la carne de otros animales quede fuera del ciclo de la vida. Por consiguiente. l~h:J. explican que el dios Al1ubis (hijo de Neftis y Osiris).l0S egipcios tenían de los animale~ de su entorno.sin analizar la percepción que los antib'1. Así. es c1juez encargado de pesar porque. El chacal desgarra su comida en pedazos y los entierra. en él se convierte en un elemento de la vida mediante una transformación de los elementos que están ocasionando la misma de~coll1posición»"'. el chacal distingue con exactitud los elementos capaces de trallsformarse de los que no lo son. A. en la cobra que escupe y. en todas las manifestaciones de dioses y diosas como animales. Por la misma razón. la cobra que escupe fuego. el egiptólogo francé~ R. L1 diosa Sekhmet. desenterrándolos justo en el momento adecuado para comérselos. y por lo tanto puede redimir el alma del ciclo vital desde el punto más alejado de su encarnación. De este modo.l".rígenes. El milano aparece a ojos del viajero moderno como un depredador carrotlero de enormes alas. reptiles e insectos se debe recordar esta veneración precisa y práctica por el acol1tecer sagrado de la naturaleza. el (mico gran acontecimiento tuvo lugar en los o. en los seres humanos. como implican las imágenes.acuerdo con esta idea. como imagen de energía poderosamente concentrada -podemos percibirla en el león. tiene una magnífica cabeza de leona. y lleva sobre ella el sol rodeado por el ureo. el chacal transforma la carne plltref. la fuerza misma de su concentración puede volverse destructiva si se yerra el blanco (como en la histo- 292 . La alteridad de los animales se observaba de forma muy particular y minuciosa.::atal Hiiyük. Por poner tan sólo UIl ejemplo. potencialmente.msforl11:Jción. Desde esta perspecti~ va. en el sol abrasador. cuya imagen está pintada en el jarro que los contiene tras la muerte. pero precisamente esto quiere decir que el milano puede comer carne que otras aves y animales no pueden ingerir.ura su presa se convierte en hálito de vida. que conduce :J los llluertos al infralllulldo y que es llamado el «juezB y dios de la tr.1cta en alimento dador de vida.

sentada con el disco solu y el ureo sobre b ubeu (estatua de granito negro. C. Karnak) ria mencionada en el capítulo 4. c. dc ubeu de leóll. Tl'mplo de MUI.'Ste podía curarla". el! calidad de aquella que da poder a la palabra que el dios pronllllcia desde su corazón. los tiencn bajo sus tronos. 203). En Tebas se fundió con Mut. león y diosa sc ftllldicmn en uno. 930 a.16. Muchas dio~as dc otras culturas permanecen de pie o sc sientan sobre lcollcs o incluso dan a luz cntre ellos o. La diou SeklllllCI. en la p. al asumirse que del mismo modo que podía descncademr la pt. Sekhmet es la consorte de I)tah. esposa de Amón.1l1te quc también se la invocaba como sanadora. pero en este caso. Reyes s. y hasta 600 cstatuas dc Sekhlllc( sc ubicaban a la entrada del tcmplo de Mm (figura 16). En la teología de Menfis.1nguinarios us"ban inevil:.hlemente a Seklunet para justificar sus guerras. en \1l1a imagcn más suave. XXII dinanía. 293 . pero es inten:s.

Tumba de Amenhotep IAmcnofisl 11.. En SlImcr la montaña era también el infralllllndo -Kur-.c/JII) Isis aruam¡lrlland" a Seti I (XIX dinaSlia. que primero emergió de las aguas como tierra habitable. flanqueada por lcones y con cl cetro del dominio en la mano. con d trollo de oro sobn' la ('abl'za. COlllO imagen :ll1tigll:l. drr(. Tcbas) llL (".17. Puesto que la montaña. i'::'I.ti 1. e! trono recucrd:l. a menudo COIllO Sll único rasgo distintivo. parecía ser el lugar más cercano al cielo y por lo tanto el primer lugar que una divinidad alcanzaría al descender. y en Creta la diosa se yergue sobre su lllontaiia.rr<1ll) [sis en un tronn. la tcolina alta».~\Ijel'l d anillo de la ct"rni{lad (sarcófago (1<: AlIIl'rl!lOtlT 1[. (JI. 295. . tanto entonces C0l110 ahora.. con el n'y Seti [ en su rc"azo (XIX din'lslia. c. Abidos) l'J. Templo tic Seli [. e. c. C. el templo lllesopotámico -el zigurat-. donde sc celebraba el matrimonio sagrado de ciclo y tierra entre una sacerdotisa como COIllO 294 .. arrodillada sohrl' el I'mbll'l11a de oro. c. porque en su forma pucde verse e! montículo original. Abidos) bis corno trono La Imagcn de un trono de respaldo alto era tanto e! jeroglífico del nombre de L~is el objeto que se situaba sobre su cabeza. 295. C. y en llluchas otras culturas la colina era la imagen de la diosa COIllO tierr:1. pintada l'n oro.. valle dl' los Reyes. e! orden primigenio de! comienzo. 13011 a. e! útero de la madre. 142714rH a. Isis. Templo dl' S. 13110:1.

y ya en ]. se cOllstruí:1 ell fOrll1:1 de 1ll011t:ll"I:I.r. no puede decirse que 295 . y g3.¡ I dinastía un far:1ón se ll:1l113.mtizaría su derecho a gobernar: tEl trono "hace" al rey». ofreciéndonos lIna illlport:lllte VIsión del pensamiento mítico. como nos recuerda Frankfort. Así. Así era corno se percibía el orden cósmico del universo en relación COI1 el orden SOCi:11 de los seres humanos -»d derecho divino de los reyes». En Egipto la pirámide t3.b:l a sí I1lISl110 «hijo de lsis»<l. como dicen 11luchos de los textos. de modo que subir :ll trono e'luivalia a selltarse en su reg:lzo. En un:1 extensión de este simbolismo. y Ill:lll1ar de su pecho equiv:llía a recibir d :llimento divino que otorgaría al rey LIs CU:llidades de la rcalez3. como llDsotros lo dCllOlllinalllos. 'lIle gobierna la tierra en su lugar C0l110 hijo suyo.diosa Illadre y llll s:lcerdote como su rey consorte.llIbién Sllllbolizaba la colina primigeni:l. el regazo de la diosa Isis se convirtió en d trono real de Egipto. Pero. Isis es la madre dd rey.

pero en muchas otras de sus imágenes lsis se funde con mucha. En la figura 19 le cstá dando de mamar dc su pecho. Ambas nociones cstáll fundamcntalmente intcrrclacionadas. cuyo cuerpo y el trono de Egipto son llna misma cosa (figura 18). se debía de entender que la fUerza creadora que se manifestaba en la diosa Hathor también se estaba manifestando cn Isis. El trono hada manifiesta una fllcna (livilla que convcrtia a llllO dc varios príncipes Cll un rey capacitado para b'Obernar. y el océano celeste se imaginaba como una «gran inundación» que se manifcstaba ell forma de ulla gran vaca que alimentaba al mundo con Sll lluvia de leche. b carraca musical quc agita ante el rey como bendición y cuyo sonido cspant:l a Set. que puede tomar b forma de una vaca (figura 21). sino como femeninas. Porque. se trata de una imagen de la estructura or- 296 . Sus cuatro patas apoyadas sobre la tierra marcaban los cuatro puntos cardinales del universo. A veces se dibuja <11 rey mamando directamente de la vaca.ldquiricsc una calidad trascendental por scr concebido como madre.quc pudiera llegar a manifestarsc en cualquier momcnto cn cualquier personaje y bajo cualquier nombre.uo la misma para beber su leche".Isis fucra originalmcTltc el trollO personificado. el tocado característico de Hathor (ver capítulo 4. como si el principio felllenino estuviera tan omnipresente -tan inconccbible su auscncia. el1 la que las aguas primordiales y el alto dios no se concebían como masculinas o andróginas. por el cual viajaba el sol en su trayecto diurno y nocturno -una concepción que también se expresaba en la diosa celeste Nut.000 años después. Isis y Hathor Ninguna otra diosa llegó a alcanzar esta relación tan concreta con ti realeza faraónica. su panza cu. C. casi 2. la diosa$ de una imagcn inllSualmentc precisa. el rey Scti 1 se sienta en el regazo de ti diosa Isis.~ otras diosas o . Cuando lsis llevaba los cuernos.uada de estrellas formaba el cielo. probablementc mucho más antigua. yel pcnsamicnto mitopo~tico expresa dicho vínculo como idcntidad.) es el rostro de Hathor el que enmarca las cuatro esquinas de la paleta. lsis también lleva sobre su cabeza una corona con cUernos de vaca y con el disco solar descansando entre ellos (ver figura 1). lo que dota . figura 6). tiene grabada la cara de Hathor. un rostro felllcnino con orejas de vaca. Existía otra tradición. una imagen familiar desde el Neolítico.JI término «hijo-amantc dt. en altcrnancia con el trOIlO. El sistro que Isis lleva en b figura 1. Hathor. Isis asimila los rasgos de Hathor o desdibuja la línea que (desde nuestro punto de vista) separa a ambas. como cuando el joven Amenofis 11 se arrodilla b.~e separa de ellas. En la antiquísima y IllUY apreciada paleta de N<1rmer (c. ni quc el trollO . La reverencia experimcntada ante esta manifestación de podcr se articuló en la adoración de la diosa madrc'l. En el reino Nucvo. 2B50 a.

El sol visible.ada sali&. zoé.UIl un nombre dlOclIltelllentc idéntko (a veces se los distingue como Horus el mayor y Horus el menor). y la rode3 por todos los bdos·~. mantiene y alilllellt3 con su leche eterna. se nos ofrece ur! atisbo de la vida simbólica del antiguo Egipto. En Sll aspecto de diosa de la noche y del infral1lll11do. ador3da b.(mvierte en su contrapartie!3 femenina.ll se encarnaban la diosa y. cuya poccnci:!lidad infinita para crear el lllundo se imagina como una vaca que continuamente está dando a luz y produciendo lcd1e.01110 una expresión de la relación entre el lJíos visible y fenoménico y la z()é invisible y eterna.denada de la creación: la dima madre. Era.1nía de b que elulliverso entero era testigo.uo Illudlas formas desde tiempos ·predinásticos. figuras 23. Hathor da de comer a los muertos de su sicómoro. el dios del sol. su hijo recién l1. en otras ocasiones es su hija. y cxpres3 un3 sellsación COn(. el sol. del sol era una epif. entre ellas la forma humana de una mujer con un tocado astado trasportando el sol entre los cuernos. (. Mos.uando llega a su hogar. pues. la defiende. cuando la luz roja de la aurora simbolizaba la sallgre del p:lrto de su llIadre. m:lllteniendo 1:1 vida que ha hecho salir de sí misma. Es signific3tivo que la b{()S contribuY3 también a la Z/l{> eterna al morir en su interior.fet3: el dorado h3lcón sol3r.uando (. por lo tanto. pero (. también era lbmado «toro de su madre». En otro mito se denomina al sol y a b luna «ojos de Hathor» y a ella se la llama «madre de la luz»·7. y a menudo lleva al cuello el IIU'/wf. y renacía de ella como hijo suyo cada día.1yud~ndola en la producción de IIn lluevo renacer"'. COIIIO lIlla 297 . El nombre de I-bthor significa ~casa de I-iorus». al vobr del este h3cia el oeste entraba c3(b nodll' por b boca de Hathor. se convertía ell su consorte adulto por la tarde. Con fi·eCllcltcia aparece como una vaca que sale de la montalia de los llluertos para dar la biellVl'ui<l:1 al difllllLO (. Por esta razón [os sarcóf:1gos reales se hacÍ:ln de madera de sicómoro. Por lo tallto. se trata de un collar con un bzo () nudo en la parte traser:! que recuerda al IHIdo de Inanl1a y de b diosa mi lloica (ver capítulo 3. En :Ilgullos mitos t:llllbién se le da el nombre de la estrella Sothis. I-Iorus. y era identificada con numerosas diosas IOGIlcs. se la relaciona así con la crecida dd Nilo y con I:! inund:lóón. 24 Y 25). fecund~ndola y . cuando la noche negra del cuerpo estrellado de la diosa lo engullía. esto es.lcido por b mali:ma. En cada caso se tr:tta de un3 figura 3p3rentelllellte distint3. nace 3quí del campo invisible de la existencia. collar sagrado de la curación. Un paralelo nds entre Isis y Hathor se deriva del hecho de que 3111bas diosas tienen IIn hijo llamado Horus. en el ell. el ave de preS3.m Icche dadora de vida. Hathor se (. Cuando al dios del sol se le d:! el nOlllbre de Re oRa. En UIl cambio de medraras característicamente abrupto. tras ganar fuerzas a lo largo del día. Si esto se interpreta (. el «segundo sol» (como sucede con Isis). COI1\O todos los bijas-amantes de la diosa madre. que produce la vida desde Sil i11terior. La muerte se concebía. Horus. era amante de su madre y se convertía así en padre de sí mismo. Hathor es una de las deidades lll~S alltiguas de Egipto. De esto se deriva una explicación posible a la cabeza de vaC3 que tielle Isis en la figura 6.

Pocas diosas y dioses estaban confinados a un único modo de manifestación.'S·.dorarla». dl'lllrO • d. I'hthor surge de l~ monuiia o{"cid<"H~I.. Un dibujo en la superficie de una columna de la cámara funeraria de la tumba del rey Tutlllosis 111 mlH.. cada una perteneciente a un ál1b'ulo de enfoque muy determinado.J\ ':Ücro para renacer: .rcec :llue 1111 CUl'l1CO dc nOT<'S de loto. Todo lo que la diosa es o realiza se hace eco de las sensaciones e imágenes asociadas a Hathor.Toma mi pecho p:lr. con sus hijos delltro de las Illontalias.'Stra el árbol de Hathar o Isis COIl brazos y un pecho del que el rey t:stá bebiendo la leche del f"Cnacimicmo (ver capítulo 13. 298 . puesto que eran divinidades 111lll:lI1entcs y podian aparecer en cualquier contcxtO que las llamase. UtU npilh lumb:r. Es Ull proceso de asimilación.) vuelta. se apropia de la historia de I-Iathor.p:l. H:nhor era llamada . dice Hathor a su hijo en lino de los textos de las pir:ímidt. una interpretación analítica de la misma no baría sino :lIiadir confusión. Frankfort observa que el pemarniento antiguo «admitía la yuxtaposición de ciertas intuiciones lilllitadas. que se tenían como silllllltúneamente válidas. C. In estrdl:u dC' 13 noche cuan sobre su cuerpo y el /flUID/ pende de HI cuello: :r. que recogían los llldmos rayos del sol poniente. para que puedas vivir de nueVal. c. no de discriminación. figura 6). y los riscos dorndos al <x'Ste de Tebas... 1000:1.J beber.5t=-!? • • 20. en su útero. Podría decirse quc cuando Isis lIcva los cuernos de la vaca cek'Ste. 13 nor de la {lile salió el sol IIOT primera vez: el 31:1<10 ojo I"rtijlll de l-Iorlls ofrece su protección d<'Hlc lo ~Ito (pintura sobr<' papiro. se consideraban el territorio e incluso el propio cuerpo de Hathor.··. cada una e11 su propio contexto. la cual hay conslruid:r.

Busqué un IUg:lr donde morar b:ajo este: nombre: mío de H:lhu 299 . La naturalc2.. y por la m:uian:l Osiris. COIl cI ayer y con todo lo pasado. cntotlces en la m:ldrc por medio de l:l ctlal lo viejo se rCIlUCV:l. Me (·scape:· de ella el día en que las profundidades estaban Iev. O. Soy el bebé en bs :lgU:lS primordiales. con el prescmc y con el faraón vivo en el trono. rt. Soy el :uno de lo rojo. uno tia pucdc rcsistirs(' a preguntar si cs éste el mismo Horus que fuc hijo dc Isis y Osiris. Si Sl' da preponderancia a las imágenes. y que luego se convenía l'n el pequci'io hijo dc Hathor por la mañana. A p:lTtir de aquí UIlO puede im:lgin:lrse la historia extendiéndose h:lsta el ciclo. Este panorama de complejidad casi insoportable se hacl' más daro si lUlO sc da Cllent. es el toro de Hathor..·ntak'St se identificaba con el sol qUl' se ponc al oeste.1 de Horl1.rsc de historias paralelas que se CTU2. repté. lIIC (k-slizo haci:l fuera desdc el flujo de entre 5US lIlu5105 bajo esle nombre mío dc chaol de la luz..lIldo se :Ilzó en toda su :lltur:l. Tal vcz podria habb. Salí rompiendo el huevo. una historia habla dc bis y Osiris. más aún. a quicll sc llamaba el toro. como j-Iorus. rCTl:lce a la luz del día que llega. cI hijo. con la mai'iana. si cI nii'io pequcJio que ¡sis amamantó cn los patltanos creció hasta convertirse l'n el halcón quc cruzaba el ciclo volando como sol. Osiris. Todo es10 se identificaba a su vez COIl el padre muerto del faraón vivo. l\1e hice grande..])c todos modos. tel más grande de los occidi. Así. CU:llldo el día h:l pas:ldo. como Osiris. creci. En este punto podemos decir que Hathor e lsis tambiéll sc hall fundido cn una sola figura. Fue la inundación quien me crio lllielltr:IS bs aguas me dab:lll. mi madre Isis lile engendró aUll<lue no iIC conocía a 5í misma bajo los ded05 del sclior de los diosl"!l. se identificaba con el sol nacientc dcll.'llra: lo vicjo y lo I1UCVO.l1lt.1n en los puntos de gran intensidad.'"Zumc de Sil l'Sl:llcia. quc es I-Iathor. por la tardc. lile arrastré. Horus. me hice alto como mi padre cU.. Soy el m:lcho de lo masculino. cn el vehículo dc transforl11ación donde tllucre y rcnace el sol.~.1 intercambiablc de Hathar e Isis aparece en este himno de creación. sino Ihy: Mi m:ljl'St:ld me prccede como Ihy. con el día de hoy.. Soy el toro de la confusión. cI morir y cI renacer. Horus. donck el hijo de la luz o el dios solar no se llama Ra III Horus. probe su dulzura. sol de H:nhor. su hijo se llamaba Horus y creció hasta cOllvertirsc CII el halcón dorado del sol. l'SClpe l'n su sanb'Te..'Stc. y su OCaS. Mi nmdre Isis me :llllamantó. .l de que Osiris y Horus son sustancialmcnte dos aspectos de una misma fif.u!as como Tomé forma. ést:l sctCOlwicrtc. I'or otro lado. COIl la tarde.

. que vielle almUlleJo ell su cstación.1 y ambos se rcuní:ll'l en la ceremonia dc1matrimonio sagrado. cada noche cuando el hijo volaba a la boca de su madre. El ciclo 10 celebra.. según comenzaba a Illenguar la luna. tll. hija de Re.. los barcos inici:lb:1ll su viaje río arriba acompaii:ldos por sonidos dc ónticos y vítores. que te escupió de su boca b:ljo este nombre tuyo de Tdilllt! ¡Oh. h (lile da :l luz a los seres divinos. tll. mientras que los remeros calltaban al ritlllO de sus remos: Salve sobre salve a ti. oh.1 de los primeros frutos de b cosecha. de la corona de las jóvenes. La seíiora de la cl11briaguel.. que ilumina a t:ada criatura humana con sus T:lYos.. La rcunión de Hatbor con Horus. (IUl' sabes dar buen liSO al coralón.ltua por el Nilo hasta el templo de Horus e. que llevaba su est.. que triunf. Luminosa que hace rc[ro("cdl'r la oscurid~l. grande de Illu(:hos nombres. de quil'll surgell los seres divillOs bajo este nombre tuyo de Mut-bis! ¡Tll. d castillo de I-Iorus se regot:ija". Del templo de Hathor en Dcnder:! partb un.1s sobre tllS enemigos bajo e. cuando. fonn:l fos animales. dorada. a quiell aclaman los hombres porqlle la aman. de la rnllsica. Es d oro de los seres divinos. iÚnica gobern:lIlt(" IIreo dd propio sciíor supremo! Misteriosa. La festivi(bd dur:!ba hasta el db decimocuarto.1 Edfú. qUl' apareció en tu ban::l bajo estl' nombre tuyo de Mut! ¡Oh. diseií:l los hombrcs.. el primer día de la IUlla crecielltl'. expresiones de jl1bilo para ti. que derrotas a tus adversarios bajo estl' nombre tuyo de Nckhbet! ¡Oh. en la ladera donde mi madre reside bajo sus sicólIloros5<l. en la fiesta de _ella es liberadaf . que tenía lugar. de la c!am:. que permites que la g:lrganta respire.l. lI1:ldrl'! . La dios:! lIegab.~te llombre tuyo de Sekhlllet! Es la dorada.l procesión de barcos que acompaliaban a la barca dorada de ¡-btbor.. en d mes de Epiphi. que tenía lugar la prirtll'ra noche de luna creciente. Neith. los modela t:omo le phcc. dd incienso.. tll. 300 . salve. la tierra está llena de alegría. madre venerable. cuando la llueva vida nace.y lo hallé en el Punto Construí allí una ca~a. ¡Tl1. como sc ha vislO.. sc celebraba también anualmcnte en la éPOC. iOh.

c. llevando j. como sucede en la fib'lJra 21. Geb (a veces llamado doro de Nuu). Teb~s) \ Isis y Nut Nut en la otn diosa que a menudo se fundía con Isis y Hathor. NlIt era más a menudo dibujada como una lIlUjer que arqueab:l su cucrpo sobre el cucrpo del dios de la tierra. puede ver- 301 . NUI como v~ca cdt·ste. IJOO a.~ de las mallOS y los pies se apoyaban sobre la tierra en los puntos oriental y occidental del horizome. A la imagen de la madre cósmia como vaca podía asignarse también el nombre de Nut.21. marcada con estrellas. la luna y las t. las barcas solares dd día y de la noche naveb':ln justo por debajo de su panza. figllra 7). un diminuto Shu sostiene la enorme barriga celestial de la diosa. figura 7. C.'S•. ofreciendo bebid:l y comid:l :l las :lImas de quienes hall muerto (ver C:lpÍtulo 13. soncnid~ IlOf Shu. En la escritura jeroglífica la jarra de agua es d signo de Nut.Ia que dio a luz a los diOSt. Como diosa del cielo. Aquí.lrros Ilello. alzándose del sicómoro. en la tumba de $eti 1.1 del cielo y t:lmbién madre del sol. En lo que parece ser un gesto simbólico. a menudo llamada . lIev~ndo la h~rca dd sol (XIX dill~51¡~. con el sol sobre su cabeza como el día.'Strellas. Sus dedo. En dios. además del de Hathor. la que rellOe y vierte 1. En el capítulo 4. valle de los Reyes. Nllt pcrm:mece impasible como una fuena inamovible.~ del agua de la vida eterna. la barca iluminada junco a sus patas delanteras lleva al dios solar de pie. TUlllh~ dt" Seti 1. su esposo.1 lluvia de los ciclos.

madre del sol.». mientras que (en esta versión del mito) el rostro de H:lthor en el centro se convierte en el horizonte dondl~ se rcAej:1lI los primeros rayos del sol al amanecer. I.¡I dios del sol.¡ dio~. c. el ciclo diurno es el reino en el que el sol nace y Illuere. Dicho acontecer aparece :lquí. Dcrukra) se al dios Shu scparnndo a Nut. en la hgurn 22. NUI.'ngulle y (b .¡ del cielo.. El cuerpo de la dios. dimeros. Ra J-1arakhte l1 • NeullIann observa que -en la esrera matriarcal. C. re-pn. te ha p:lrido. en último término."SCIlt. no -como succdcrá más taf(k~ el reino sobre el que gobierna..22. .¡yos nen sobre I bthor..¡do de un tccho.'nu el horizonle (rcliev(' plIH. C.índosc cada día a través del cuerpo de Nm. Nut constinlye aquí el tiempo y el espacio.m el universo ellc:lrnado. crecimicnto y muerte del sol.. dc Ccb.-34 d. el ciclo. esto sugiere <lllC los nombres y las idelltidades son. Templo de l·hlllOr. qué bello eres. 302 . cuyos r.¡ luz . la ticrn. 116 a. El acontcccr que conrorma 1:1 sib'lliente rasc dc la creación es el del nacimiento. Como sc canta en Ull himno a la maiiana: Tu madre. que H'prcs. El esquema es el mismo. las leyes quc L-structUT. Nut.

el O¡. Sc trata de UI1:l inversión de papeles que nos es f. como sc cxprcs:l CI1 la figur:l. b !tUla y bs estrellas son sus hijos temporales y pereccderos.'yes.. Nut ya no es formahnentc b Ill:lClrl' del dios sobr.~u rcn:lCimiento.rio. que sc JIZ:lll y ¡. O él cs b cpif.1nb dc la que es testigo toda la creación.rcas de su cuerpo (figura 22). c.ICll COll bs l1l:l. reprcsentJdo como el cucrpo dc la VJca celeste que lo trasport:l. El sol. RUlldle Clark sugiere qllc el pUllto de vista Illatrbrcal era el más arraig:ldo en las gentes del pueblo. xx (del~lIl' del +1 dill~slÍa. b durJdcra. por el eolltTJrio. Tehas) . Nut es b fi. viaja el1 su barca por el ~:lbisIllO Jeuoso dd cidtH. el rcecpl:ículo filndallll'l1lJI.. Valk . l -- ~ Ii " • = Desde la perspectiva matriarcal. aunque en Egipto ambos rolcs coexisten sin la nccesidad de elegir entrc alllbos. En esta visión de la ordellat:ión dc la creación. b manifest:lción visiblc de Atlllll.kl sol muru nortl'.. el ser priJll:l. lIlás que lo gcncr:l (wr figura 21). C. 1" .23.>r11lJ femcnina de NlIll. N~cill\¡l'nlo . mientras qlle eran principalmellte los sacerdotes que formubbal1 las el1- 303 . Desde b perspcetiva pJtriJrcJI.11\1iliar desde la época de SUlIlcr y dc Ibbilonia. el dios dd sol es el centro. el completo. 23 lIlediante el gesto gozoso de los brazos :lIza dos en ofrend:¡ :l .L':11I0 primordiJI quc todo 10 JbarcJ.1 de los R. lISO a. cá111~r~ fllt1enri~ de la lllmb~ de R~Ill~és VI. Ra. es su uieta. es b inmutJble..

304 .ls de la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. C. a llIenudo hay una imagen suya en el fondo. orientada h:lcia arriba. orientada hacia abajo. pero nunca totalrlleme destruida. a quien el $01 ha dado heroicamente Illuerte. Nur. madre mb. NlIt. como cielo nocturno. c.l b sangre del parto de b madre. extiende tus :llas sobre mí. Ra. Permite que me vuelva como las imperecederas L'Strcllas.1gos. mientr:ls que el sol permanece selltado en su barca. para que el difunto pueda en verdad reposar ell el amoroso abrazo de la madre celestial y ser devuelto al cuerpo de la diosa. nunca abandonó su papel central ell el cuidado de aquellos cuyos días habían terminado.r¡¡ Nrri/lI'rilrsbrl. que es otra dilllellsión de sí mismo. la serpiente puede ser herida. serpicntl' de la oscuridad. Esta imagen de conflicto nos es bien conocida por otras cultur. L:l histori:l de b S:llid:l del sol c:ltllbia de tilla manera bastante radical desde el punto de vista patriarcal: el enrojecerse de b :lUTora Y:l no se cOllsidcr. y otra en la cara interna de la tapa. cada noche renace. al igual que el sol renace con cada amanecer. 1ll~5-'J5fl a. Fuese como fuese concebido el sol.'11 Sil harCJ (del Libr" ¡Ir ¡"S ""ila/os . Aparece de forma recurrente en los sarcóf. micntras quc el dios solar.ll.l \ seíi:lIlzas n:ligios:ls quienes dcfendbn el punto de vista p:ltriarcal5<. Sl't alancca J Apofis. Apofis (o Apcp). imagen que es un prodigio de equilibrio. En la figura 24. sino b S:lllgre de la serpiente de la oscuridad.~ó a Grecia y Roma como el mito de la derrota de las fuerzas de la oscuridad a manos del dios de la luz.Ir /" u. Set alancea a Apofis. como el sol por la noche.24. aparecc scntado . Como Set. a fin de renacer a la aurora de la eternidad: Oh. y pa.

La diosa llevab:t en 1:1 clbcz:l ulla únic:t pluma de avestruz. al reunir a seres divinos y humanos bajo UIl:l ley universal.la que extiende los brazos. que está en el misterioso abismo. ven :t mí". Que Nut ('xticm\a sus brazos sobre mí y su llombre de . Isis y Maat La diosa Maat (o Mayet) y d principio que encarna tal vez constituyan p:me de la esencia de la mitología egipcia. grall alma divin:l :Imada. en Maat y para Maah·"'. en cuyas l1l:l1l0S está el siempre. Estas Ilaciones combinadas de pesadez y liviandad nos remitell al significldo dd cqui- 30S . el alma del difu11to atraviesa el cuerpo d~' la diosa para renacer como el sol (fondo d~' l1n sarc6fago.) corno las incansables estrellas. c. C. que se colocaba en la balanza junto al COT¡lzón dd difulllo. :1 cuyos pies está la eternidad.25. todos viven «por Maat. espanta bs sombras J y h:lCe brillar la luz en to<bs partes. ven :t mí. grall ser que estás en el mundo de los muertos. Oh. oh. siglo VII a. El urc6fago como [¡{<'ro de la diosa Nul.

M:lat en 1:1 diosa a travl. el dios del sol sc alzó por primera. de la compens. vez sobre las aguas del abismo primigenio.Nun dijo a Atum: respira en tu hija Maat. pero t'n sí lIliSlIl:l rt:sulta incomprensible:".lraón Sltietaba en su lllano una figura de la diosa.~). sino que. ra 306 . el sol. los otros dioSL"S y dios."S de la cual se hacían visiblt. también sentada.doble Maat. ella estaba . S1 • A menudo se representa a Maat infundiendo el hálito de vida en los f::lraones. pero aquí Ma:H infunde el alielJto de vida sobre el comienzo de todas las cosas.¡ibrio. por b que se crea la armonía.u. como tampoco la distinción cntrc ética y met.comen7~ldol. como divinidad. figura 1) y otros dioses y diosas también se representaban de la misma manerol. la voz de dius. en una ligcn v:l.'mo. Que ella no se aparte de ti.a -junto con Thot. los jueces llevaban sobre el pecho un emblema de lapislázuli que representaba a Ma:lt. Así. Attlll1 dice: .':lr del caosl"'.lfisica. y. Para ello sostiene un III/k/¡ contra su nariz. inteligent:b. I-Iathor (ver Clpíwlo 11. el r. la llaturalt'za. cuando Anlll1 deseaba que su corazón viviera. De forma similar. Por lo tanto. Sea cual el desorden que d hombre o los acci<!L'l1tt'S l1atllra1t'S fortuitos pued:lIl provocar. la otra a mi alrededo"w. Estaba ell la barca de R. b unión de la consciencia individual y la conscicncia cósmica o univers:ll. La diosa ca lila estado de existencia parece abstracrsc dc 1:1 figura de la propia diosa. lo quc ocurre realmente cs que esta distinción (cl1lre la diosa y la idea) no existía p:lra los cgipcios. se impone a lllll'str. que jugaba el papel compcns.lba el orden divino que _no había sido perturbado desde el día de su creado""'. En cierto sentido no L"St:i separada dt. el orden social cra un reAejo del ordcll divino y el gobierno de cada día re-presentaba el tiempo primordial en que Ita.riación del mito.cuando. por si sola.. Esto se imaginaba a través de la figura de la diosa. Sentado en su trono. Antes de que la creación hubiese .. revelando el significado de la . en otro.Cuando los cielos dormían yo vivía con mi hija Maat.allí. que tu hija Maat esté con tu hijo Shu cuyo nombre es vida."S 1:Is leYL"S fundamentalL"S del universo. L:l armonia es la ley a priori t'scrir:l l'll to<1a I:l llaturaleza.l como una mui'lec2. .ldor cn el cQnAicto entre Ser y Osiris y I-Iorus. el ordcn justo. b unión dd sur y el norte (d alto y bajo Egipto). l"S el principio que se llcv:l. en el principio como aquella que da 1:1 vida al corazón del ser supn. que se ofrccía a los dioses COIllO signo de que el rey rcpresent. su contrapartida masculina.t: cn un nivel. ni en la vida ni en 1:1 muerte.' Lubicz L"Scribe al n. "puso el orden (Maat) cn el ltl!. Al igual que Sofh. acércala a tu nariz para que tu corazón viva. Encarna 1:1 verdad. a cabo en todos ellos. la una el! mí. diminut. volver:¡ :1 ponerlo to<lo t·n ordell a través de las afinidades (la t:ol1sciellcia qlK" habita en todas las cos:l.lción y de la armonía como estructura de las kyes dd universo.·specto: El principio de la armonía t:s ulla ley cOsmica. la legalidad y la justicia. Schwaller dI.

tu ojo izquierdo es Maat. e~posa dt" ItaIllSl"S 11..Maat está en todo 1t1b"ar que te pertelle7..~ dc ambos lados (XIX dinaSlíJ. tu bebida es Maat. . Anllhis apart"c~' sobre los l1l11ro. LJ di()~J MJJt en el dillle.lS se clll¡JIl. soy Thot. Te alr..lball las palabras del cncantamiento: I-Ie venido a ti. C..ea . pues conocen su sabiduría. tu comida eS Maat. Tu ojo derecho es Maat. unes tus miembros a Maat.ls con Maat. los sereS divinos te recomp~'l1San con M.26. tus miembros son M. {pIe elllllJrCJ IJ entrJdJ de IJ llllllb:l dc Ncfcrt:lri.. tu carne. haces que Maat repose en ttl cabeza para 'lile pueda sentarse sobre tu frente.¡at.¡ M. c. reposa sobre tu pecho. ....) En la figura 27 el rey hacc la ofrcnda de Maat a Osiris. . 307 .lat..¡:It. Maat se lleva co]llo un amuleto en ttI cllello. l11iclllr. vives del perfllme de su rocío.. . Te haces joven de nuevo ant~· la visión de tlt hij. mis <los manos unidas para transportar a Maat. 129{)-1224 a. vives eon Maat.

el monstruo con cabeza de cocodrilo. Si el corazón era ¡m'¡s pesado que la pluma.27. c. cuerpo de hipopótamo y pies de león que estaba agazapado debajo. La pluma de Maat se colocaba Cilla balanza de la justicia para comparar Sll peso eDil d del corazón del que había llluerto. Si el difunto había vivido verc\:lc\Cr:llllCtltc «con 308 . I:lOO a. Abidos) • [.111CCS abiertas de Ta Un. y dla existe porque tÍ! cxistl"S"'. r hace la ofrenda de Maat (XIX dillastía. ' • f 11 I . la balanza se inclinaba y el corazón C:lía a las f. El rey Ser.. Templo de Selí 1. Existes porque Maat l'xistc. ~hazl1lc Jigcro»!>J era la súplica que se elevaba a Ka (ligero C0ll10 una pluma. • las rcspir:lciollCS de tu nariz son Maat.. ' . Dc forllla comprensible. podríamos decir).. C.

La idea dc M.HIlUlldo y de l:l vida eterna. Todos estos términos se refieren de diferentes maneras :1 llll:l ima- 309 . . 1310 a.¡ntigllO Test:ullellto y de la tradición gnóstica cristiana.. en aquel Instante.¡l dllflfllUl de India y a sofía de la literatura sapiencial del . que enelrna a Maat en el infralllundo. por lo tanto. se apoyan sobre la superficie de la Ror. quizá también sea equivalente al treíno de los cielos~ tal y como Jesús cmplea el término en los Evangelios smópticm. C.) J Maat en su corazón»"" entonces Thot lo llevaba allte' Osiris.¡t equivalc . y de ellas naCl: d loto (que Aorece al sol de la Illaibna convirtiéndose.¡.¡. sellor dd irdi'. c.¡ los m(' de SUlller. el ojo . Osiris. y posteriormcnte al /¡w de b filosofla chin. que sostienen los Ctl:Jtro puntos cardinales del universo. detrás de quien estaban Isis y Neftis. En b figura 28. Los cuatro hijos de I-Iorus.¡lado de J-1orus sujeta en sus g:uras de ave b pluma de Maat y se l:l acerca :J Osiris. ¡liS !l1urrrllS ¡jI' HUIH:/"n. aunque l~n última instancia se apoY:ll1 en Nun. se alzó y echú a volar por el ciclo). eon lsis y Ncftis a Sil espalda (U/m' d. l:n la Aor cósmica original cuyos pétalos se abrieron para revelar el sol que.28. y al "I'eino» de los Evangdios gnósticos. Las aguas primordiales de Nun yacen bajo el trono de Osiris.

tenga dificultades para concebir csta idca como encarnada originariamente en la imagen de una diosa. el orden social humano y. Isis salu(b ~ R~111S"'S III micnlr. e Valk de' las Rdllas) gen de orden CÓ~l11ico -armonía arquetípica o ley univcrsal. Es posible que nuestra tradición ortodoxa. Cuando Isis lleva cn la cabeza la pluma de avestruz de las corol1a~ dobles del sur y delnone. il1c1u~o los principios dt. la ~rl1lonía IllUsical"'. del alto y bajo Egipto. 1.de la que deriva.eos -«En el principio existía la Palabra len griego. 310 .29. 1163-1156. tanto a ella COIllO a Hathar. c. lo.1. reflejándola. Esto se experimentaba COIllO el nacimicnto continuo de toda la creación a partir de la madre divina. xx dinaSlía.¡¿osJ».IS Utl aSiSlCll!l' soslicnc b plt1111~ dc Maat (tumba dl' Amcnhirkhopshcf.en el principio» se trataba de una concepción inherentemente femenina que expresaba el orden e. en Egipto. Pero . Jn 1. sc quiere expresar el sentimiento de que le están siendo trasferidos los principios de Maat. que entiende esta ide~ b:ljo el término lllasculino Io. con la pluma dc avestruz de la diosa Maat alzándose por detrás. hijo dc Ramsés 111.~piritu:ll de la totalidad y la ley de la encarnación que regía los principios por los <Ille la unidad se lll:lnifest:lba como diversidad.

Corno la humanidad. Es la lllediadora entre los dos rei!lOS. «hacedora de reyes». introduce en la imagen de la lll. Set. Como Inanna en Mesopotamia. a diferencia de las gentes que se identificaban con ella. «benef.). a todas las dem~s. Con el reino Nuevo (1550 a. pero ella 10 recupera de la llluertc. Como una «persona» identificable. posición que pasó a Amón. cuya ciudad pasó a ser Tebas. En la historia de Isis y Osiris. y ella lo busca.s diosas como unidad. . la llluerte y la regeneración.1ctora del '/j. «50this. casi humana. transformando la tragedia en mito. «creadora de la inundación del Nilo» y «esposa del selior de 1:1 inundación. «seiiora de la lanzadera». permanccicndo detrás de él cuando se sienta en el trono. J-1orlls. sus cualidadcs humanas dc valor y persistencia sc abren paso. Isis sufre y supera las pruebas de la condición humana y por lo tJlltO puede servir de imagcn de reconciliación con las condiciones de la existencia burila na. «hacedora del amanecen. doliente. es derrotada. por así decirlo. por todas partes. manteniendo sus nombres pero perdiendo sus roles. pero ella lo devuelve a la vida. ella sigue vivicndo con él como su csposa. Osiris».La diosa de los mil nombres A menudo se hace referencia a Nut. como la virgcn María habría de serlo para llltlchas personas miles de aiios después. aunque Osiris sólo puede vivir en el inframundo. era adorada como gran madre de la vida. podríamos decir. C.señora del amor».s. siente dolor y angustia.al (el infralllundo)>>. A pesar de considerarse a las tre. también lsis en Egipto vincula a la humanidad con el rostro incognoscible dlo la divinidad al hacerse personal. «seliara del pan y la cerveza». o surgí:1l1 de fi:>rllla local y acababan por fundirse en 1:1 figura de Isis. la madre de todo se vuelve tan similar a una madre. «reina de todos los dioses y diosas».ldre universal una dimensión totalmente nueva. pero no se rindc y no recupera todo lo que ha perdido. la que abre el ario». 311 . «madre del cielo». pcro llegó a concebir un hijo de su esposo. A las tres se las llama en ocasiones «diosa del sicómoro'). pero también sufría dificultades y pérdidas COIllO los seres humanos. esposa y madre. Isis sobrepasó. hermana y esposa humanas que se hace carne y habita entre nosotro. sino sólo parte de ello. y como hermana. Su esposo muere. ¿Por qué era sólo ella 1:1 «diosa de los mil nombres»? La figur:l de Isis alberga una paradoja. Hachar e Isis como unidad. AWlll dejó de ser el dios nacional. hasta el mundo divino. «seriara del gozo y la abundancia». «la madre del dios». Éstas aparecían y desaparecían. y muy especialmente en aquella época. se llcga a cierto consenso. con la ayuda de su hijo ya adulto y. Pero. A Isis cambién se la llamaba «reina de tierra y cielo». 110 tenía hijos. Es posible que esto explique lo duradero de su atractivo. pcro se lo arrcbatan. se recobra algo de dignidad. Vive felizmellte con su hcrmano csposo. Osiris. «diosa verde». De todas las diosas egipcias sólo Isis tiene un carácter individClal y una histona personal. UIl escorpión pica a su hijo. «señora de la vida». consigue superar en ingcnio a su enemigo.

'¡. en el cielo y sobre la tierra?..~ de menor envergadura y allí donde la religión oficial perdía su dominio central.l siendo llll... pero estab. era el bisabuelo de Isis y el cre:ldor de todo. Esta ambivalencia en cuanto a la posición de Isis t:lInbién revela la coexistencia de las tr. dímelo y el veneno se irfi~.Diosa de la palabra del poder Otras dos historias más rel. •¿Quién puede haberme hecho esto?&. Isis comienz..1ll dios dijo: . y.. lsis dijo: «Pero lo que has dicho no es tu nombre. en llllO de los mitos que trat:lIl de ella.imilar en rango y poder a Ra. Y Ka dijo: ~He hecho los cielos y la tierra. «pero dime tu nombre. ganando así stlpremací:l sobre él al conocer la «palabra de poder».~agrada y la pliSO Cll el l:amino del gran dios. preguntó. las Illont:lihs y el agua. Éstas son las palabras de isis. n. y mi ser está en todos los dioses». Entonces Isis amasó parte de la saliva y construyó ulla serpiente . porque todo lo que se trai¡. Finalmente. Jl2 . casi llegó a supcrar a la religión oficial -centrada en la figur.a.Veneno. y su boca e~taba llen. dijo. Meditó en su corazón.s. Entonces los hijos de todos los dioses vinieron a éL dolientes. Ita se había hecho viejo y babeab:l.lda de los hombres y amaba .l del dios. En Hc1iópolis. vete.biIidad humana y el poder divino. con poder incluso sobre el dios del sol. «el ser que se creó a sí miSlllO&.l paradoja de la vulnerJ. el poder antiguo y supremo del culto a la diosa consigue illlpregmr la posición ortodoxa. El vcneno quemaba como fuego y d gr. De hecho. la dama poderosa.. Isis era IIl1a mujer que poseía palabras de poder. y reapareció en asel1t:lmiellto.. 'lile conoció a Ka por su propio nombre'. IIna historia narra cómo bis obtiene de Ra el secreto de su nOIl1bre..l cans. hereclada del Neolítico.\diciones del culto de la dios. en los siglos [1 y lIt d.lntiguos. hacerme seíiora de la tierra y convertirme en una diosa. especialmente el\tre las gelltes de campo. y si los cierra.Consiento que Isis busque dentro de mí y que mi nombre pase de mí a ella. la manifest:lción visible de Atutll.con la exp:lnsión de los Misterios de ¡siso En estos dos mitos. Que Ra viva y el veneno nlllera». padre santo. mediallte el nombrc sagrado de dios. trayendo consigo palabras de poder Ill:ígico.. «Tengo lllultitud de nombn:s y lllultitud de formas.. seglln d plallteal1liellto ortodoxo.l1 mundo cn tll nombre vivirá». la seriara de los dioses. lllucho m:ls .. Lanzó un grito y el vcnena se extendió por su carne igual que las ab'1laS del Nilo se precipitan por este país. Soy el que hace la luz cuando abre los ojos. :11 pasar éste.ld. c.:\ tr:ldición de la dios:l.. También vino [sis.l lIlujer y acaba siendo una diosa. pero prefería sobre todos ellos el reino de los espíriHls. porque sus talismanes venccn el dolor de la enfermedad y SllS palabras hacen vivir de lluevo las gargantas de los 'lile han tlluertoo «Yo te curaré». la serpiente lo mordió.1 los dioses. En lo que parece ser tina fusión de dos ~istel1las míticos.ls con Isis exploran est.. y su saliv:l CJYó a tierra. sal de Ka.. persistió como tradición viva :1 lo largo de las eras. Entonces dijo Isis: . diciendo: «¿No podría.l del aliento de la vida..lciol1. lb.l y el dios. viene la oscurid:¡d». 1.

los pulsos de su cuerpo no latian. en este caso. esper. y la vida de las profLllldiebdes. como en torno a María y Jesús. J-1orus n:lció en sccrcto en un matorr. 313 .parecen depender de los caprichos del azar. inspiníndosc en esa esperanza y ese temor que se hacen espccialmente intensos cuando asuntos de grnn envergadura -y. Además. Neftis. su COr:lZÓIl est. fuente de toda la vida.'~. Horus se rCCllpcr. el salvador del lllundo. pero luego tuvo que irse para mcrraigar comida. :lcun:ldo t:ln sólo por la naturaleza en un lug:lr salv:lje lejos de b comp:llib humana. para alegría de su madre•. ai"ior:lba a tni peqlK'ílo. el sol se detuvo. y luego. un aspecto de sí tlllsma en rebclón con Ita. Entonces Thot bajó y cuando supo lo que había pasado dijo: «¡No telllas. Madre e hijo El niilo solo e indefenso. cncontré a mi hermoso Horus dOr:ldo. iY tú. A veces Isis era l1atll:ld:l espOS:l de Ra o madre de Ra o.'lis cuidó de él.J. l:l contr.r al ilirIO. d dios ha de irse: ~Pero mc eSpCr:lll par:l partir en la barca dc la tarde y para zarpar luego en la barc:t de la t1laíhlla. divina Isis!. escorpiollcs e insectos. al que la diosa da forma. mientras atendía a sus necesidades. como Nltt. de forllla aún más comprensible. Entonces lsis clamó a Ra. pero el niílo estab:t deTllasiado débil p:lra contestar".. Cuando ésta llegó a la altura de la diosa. pcro no había otro lugar donde esconderse. mi i1l0Cl:ntl' llillo sin padrc. Thot pronullcia las palabras mágicas de poder. el tlllsteflo que rodea el nombre secreto del «altísimo» anticipa el carácter impronunciable del nombre santo de Yahvé en la tradición hebrea. Cuando volví. Pidió :tyuda a los moradores de los pantanos.staba inerte. de los ciclos.lpartida femenin:l dd abismo de agua primigenio. Grité (liciendo: -¡Aquí estoy. Su cuerpo l. !sis había estado aUSl'nte. así que lo dejó al cuidado de bs ninf:1s del pantano y de todas bs dios:ls del delta. apostado en su barca de millones de alias.mdo abrazarlo. cn bs Ill:lrismas pantanosas delrdelta. Su potenci:l mágic:l penetró en todas las regiones de la itl1:lgimción: 1:1 vida en la tierra. Crecieron muchas leyendas en torno a la madre y el nilio.. es un motivo constante en los mitos del mundo que reaparece cad:l vez que ll:lCe un héroe. del itlframtllldo. no tc lamentes! He bajado del cido con el aliellto de la vida para CUr.lba d¿bil. cn sus propias pabbras. la vida de las alturas. tcndido Cll d sudo COIl agll:l l1l:ll1:lndo de sus ojos y saliva clyendo de sus labios.Aquí la serpiente es el poder activo de Isis.J. aq\ll estoy!. Estuvo seguro mientras ¡.ll lleno de serpientes vcnenOS:lS. lo que sucedió fue esto: Todo el día. que le dijeron que Horlls había sido envenenado.

diciéndole qUl' se l. esto cobra un significado especial..) Pero Thot b ayuda a escapar. .) En UIl rdato silllibr. (abdjo. lO :l. c.. <1(1'(/1") his :l.1 de b picadura dd hijo dc otra persona. Sct aprcsa a Isis y b oblibo-:t a trabajar cn una hibnderia.. b 3'4 .-14 d. lsis all1all1allta a Horus t'n los panl3nos del deh:l l \. C. b scnsación de pérdida es común a ambas.mamanta al Joven Ilonu (c. C."SConda en los pantanos. Así quc.) l2. en compaiiía de siete escorpioncs.:qui(1'/a) Isis amamanta a Ilorus sentada sobre un Irono tic 1eo"e~ (estatua de bronCt'. Halhor. Muro exterior dt'1 u'mp1o dt. (ahaj<J. Tras b mucrtc dc Osiris. DClldt'r:l. cn lugar dd propio. Aunque b historia narra el dralll.. la propi:l Isis Cllra b picadura dd escorpión. 600400 :l.lO. C. (A la luz del papel de la gran madre como hilandera del dcstino a partir de sí misma.

'" Un:l de las illl[¡genes que más tiempo pcrduró fue b de la madre vulnerable y sola que se enfrenta a fllerz:lS peligrosas a las que fin.on Plutón y Hades. En Delos un templo a Isis se alzaba jUllto :l los templos de diosas y dioscs griegos.. vellellO eh:: Terell.¡ndro Magno conquistó Egipto ~n el 332:l.. ni t:llllpoco cstoy yo. los reyes tole11l:lÍcos. figura 16).l{lo Serapis. lnientr:ls que una chica pobre del pueblo de pescadores l:l invita a su humilde hogar.. bien conocida en su pucblo. e lsis se convirtió ell b esposa dC! nuevo dios de los Tololllcos. Egipto s~ :lbrió repentinamente y se convirtió en p:lrte dd mundo griego.. QUL' clniiio viva y el vellCIlO 111I1Cr:T . c. mana :11 sucio! .¡mbién tenía un templo.. En un ambiente intelcctual cn el quc se tr:rt:lb. Ay.:amino.1r el vencno con su hechizo. Allí no hay agua. Quc SL' mc traiga agua dc elllre las riberas de un arroyo para apagar el ruego"'. hijo l11ía! ¿Estás ardiendo. llalll. ¿ticnes demasiado calor. despert:lr b compasión en la 11lImani. ¡ay. !-Iorus.ntras éste boqueaba..¡s.. sin embargo. :lhí ell cI arbusto? Tu madre no puede estar cOlltigo.¡raldisll1os clltre Isis en busca de Osiris y Delllétcr en busca dc Perséfone rcsultaron obvios.¡ron ].Jhd que podía. pnjarito mío?... los p. que pucde expuls. Iliiio pe<l\lciio!. hijo mío! Postrado por la ficbrc cn un lugar solit:lrio.~ de sí mism:l o del exterior.diosa partc hacia la ciudad cocodrilo quc se encucntra al bordc de los pan tallOS.¡ bdera meridional de b Acrópolis.1 de hallar similitudes :ll1tes que de subr:lyar difcrenci.¡dres y niños para celebrar a est:l divini. f{Jlllent. aunque los filósoros griegos habían vi~ado a Egipto dur:lntc siglos 72 • Los sucesores de Alejandro.bricaron incontables estatuas de Ill.¡s religiones egipcia y griega. 315 .. Desconsobd:l. "iOh. e Isis t~Il¡a un S.. Se r. donde se vinculó a lsis con Demétcr. Dc l. Comerciantes provenicntcs de Egipto llevaron a Grecia el culto de Isis y Scr:lpis. sus COIllp:líieros. que estaba relacionado COll Dellléter en los Misterios de Eleusis (vt'r capítulo 9. La Isis helenística Cuando Alej. esto les ofendió cnormemcnte y uno se dcslizó b~o la puerta y picó :ll hijo de la lllujer rica.¡lmente derrota con l:l ayuda de gr:lndes poderes proveniente.bd: ¡Ay. Ahor. la sCliora se :lrrepiente de 10 que bizo e Isis b perdona: Entonccs [sis le gritó dicicndo: "iVen a mí! Vcn antc quicn posee el secreto de l:t rL'Sllrrccción. ni nodriza quc te asista". tratando de rcspirar. y otros también asoei:lron a Osiris (.. donde Serapis t.lntliario en ]. el amiguo dios toro bajo una llueva forllla. ciert:l rica sCliora le Clcrra la pucrta cn la C:lra.¡ fusión de ]. a los escorpiones.l bien. bis pliSO las m:lllOS sobre el nirio par:l aliviarlo llliL. vcn. Plutarco identificó :1 Osiris con Dioniso. ni hay hefln:lI1a quc te abani(lue. At<:nas cra llll c~ntro importantc para los rituales mistéricos egipcios. Así pues. Soy una hija.

Uní a la mujer y a[ hombre. Consagré los recintos de los diost.l11 p. Soy In hÜa mayor dl' erono [Shu[. Castigué a [os que carecían de afccto natural hacia sus padrcs.'S. el establecimiento de la ley (función también asib'llada a la Deméter griega) y la implantación de la percepción moral en los seres humanos: «Dispuse que lo verdadero fuese consider. Fort:llccí a los justos.ltos griegos. Dispuse que las lllujeres dieran a luz a sus niños al décimo mes. Soy la quc se alza en [a estrella del Perro.l mcnción dc! nombre de la diosa en la I dinastía: Yo soy !siso la seflOra de todos los paíscs. Soy la que ellcucntra fruta p:lra los hombres.ldo bueno». Dispuse que lo verebdero filese considerado bueno. Soy ('sposa y hermana del rey Osiris. al igual que sucede en Plutarco..lsado al menos 3. algunas divinid. Rcvelé mislerios a los hombres. h. que nadie puede call1biar. Puse fin a los asesinatos. puse fin a la ingesta de seres humanos. [nvemé la :lctivi(bd del mar.Un himno a Isis. y Herllles [Thot[me ellSeflÓ. Inventé los contratos matrimoniales. para que todo 110 se escribiera COll las mismas (lctr:IS). como el ordenamiento correcto del universo. Soy In madre del rey Horus.ldes egipcias han sido sustituidas por sus corrc!. Soy la que es llamada dio~ por las lllujeres. entre otras. Indiqué las sendas de las (·strellas. tanto las sagradas (jeroglíficos) como las demóticas. Hice que la. Está escrito Cll forma narrativa como si lsis estuviese hablando y. Asigné a b'TÍegos y bárbaros sus lenguas. C. Para 111í fue construida la ciudad de Bubastis. Yo di y ordené leyes para los hombres. Sepan:~ la tierra del cielo. compue~to en griego en Cimi en ulla fecha tan tardía como el siglo 11 d. justicia tuviesc más fuerza que el oro y la plata.üOO aijos tra~ la primer. Ensl'ñé (a los hombres) a honrar las imágenes de [os dioses. y COll Henncs [Thot[ inventé letras. dc las virtude~ que habitualmentc se atribuían a Maat. Impulsé :1 las mujeres a ser amadas por los hombres. r 316 . concibe a la diosa como la portadora. Con mi herlllano Osiris. Quebré el gobierno de los tiranos.. Ordcné el curso del sol y de la [un:l.

todos ellos pudieron haocr sido contemporáneos en un momento dado. Venzo al destino. los trilllwiros. He puesto al que conspiraba contra otros en manos de aquel contra quiell conspiraba. y siguió la tr."5. En el 43 a. ~ólo 300 ailos despuésy los del himno gnóstico a Sofi:l. de los vientos y dd mar. . C. iSalve. C. 317 .lte Aoreció por todo el imperio Romano hasta la expansión generalizada c. (Iue me . No resulta sorprendente que a bis se la llamase la . El destino me escucha. (ver C:lpítulo 15. Nadit· recibe honort.Hice (Iue lo bello y lo vergonzoso se distinguieran por naturaleza. C.El trucno. Encrespo el mar y lo calmo. pp.llimcllt.1std1J Los ritmos dd pot. Soy la reina de la g:uerra. Dt.. pp. pero posteriormc. que bllScaban el voto popular. compuesto o puesto por (. Conmib'O todo es razonable. Hago navegable lo innavegable cuando me place.'S sin quc yo 10 sepa. "l Libero a los c:lutivos. Egipw. Saqué a la luz islas desde las profillldidadt. C."Sto acabará. Soy 1:1 reina de los ríos. Dispusc que nada filera tan temible como un juramento. por Octavío. 713- 715). En Roma. muerto el mismo ailO ell que nació Apuleyo. COIllO Del1léter]. Creé los muros de las ciudadt. Ilrotejo (ti honro) a los guardias vinuosos. pero el culto de Isis (ue prohibido pocos alios más tarde y sus tcmplos se derribaron entre el 58 Y el 48 a. Soy la reina de la navegación. construyeron templos dedicados a Isis y Scrapis y autoriz:tron públicamente su lISO. Soy b reina del rayo. El culto de Isis volvió a ser prohibido tcmporalmente tras la conquista de Eboipto en el 31 a. Soy el sellor de las tonnent:lS de lluvia.adiciÓn de Plutarco."S. más o menos cn el 80 a.'Scrito en el siglo V d. 649-651). Me llaman legisladora l'l. Illente perfecu."S. Conmigo prevalece d derecho.rsmó/oros. Est:lbk'CÍ ctStigos contra los que obran injusticia. Así la llamó hasta el filóso(o Apuleyo. Cuando lile plaZc:l.¡ (ver capítulo 14.• se (undó un colegio de seguidores de Isis. Estoy en los rayos dd sol. C. también t.diosa de los mil nombR'S•.'Creté misericordia para los suplic:nJ[t. reflejando de (orma magnífica el sentimiento del pueblo.·ma evocan los del himno Akathistós a Mari. que escribió en el siglo ti d.

Lucio. soy la divillid:ad única a quien V<-'l1er:l el 1lI11l1do entero oojo múllipk'S fonnas.lr:t la antigua Eieusis: par:l tillOS soy JUliO.os 1lIl' han cOrlmovido.'Sci a merced de mi voluntad. se reveló la luz in- 318 . y su rt. Pero en el rebto de los misterios presentado por Apuleyo. los silcncios d<c"Solados de los inficmos.1. el'reS Actea p.1110 que los viera no vivía para contarlo". donde cualquier p rof. En su libro E/I/SIIII de MIJ. que proceden de sacerdotes cristianos). Paus. p:lra otros l. soy I:a reina bis. En ellos se escenificaba l:a pasión de Osiris.dd Cflstlanismo. Una inscripción en una de las [timbas dice: cEsto será útil t:mto para un hombre aquí el! la tierra COIllO par:1 cuando haya muertot"'.'Ssillol1te y ll1:ldrt. desde [os de I:ls primeras dinastías hasta los m:ís tardíos. la forma en que moría.'S. de form:l que no qUl::da eclipsado ell'splendor de las ceremonias.¡Ciellll' y los que reciben sus últimos rayos de poniellt'e. Nos cucnt:l cómo los sistros se seguían agitando hasta que salía d sol durante las fit'Stas celebrndos en su templo de I~Ollla. la :ayuda de Isis y Neftis y del resto de 1:Is diosas y dioses. Dbna l::>ictYl11l1:l para los saetl'ros de Crct:a. adelll:'¡S de iniciado ell los Misterios de Isi~.¡necer el di:l de tu s. las dos Etiopbs y los Cbripcios poderosos por su antigua s:lbiduria lile honran con 1111 culto propio y me conon'u por mi verdadero nombre. Los frigios. idelltifica a Isis con Cen.'S. pertenecientes al reino Nuevo se celebr. en la cll:al particip:aba todo el universo. su vida."Surrecci ón. p:lr:l los de 1113S . cuando cel sol brilló a medianochet. 1~z.ala dueli:l de todos los elementos. empil'Z. heme aquí b. la n'ina di' los Mancs. Apuk'yo.'S.'S dd orbe. muchos siglos después. si no un milenio. que escribía en latín.1 . su historia debió de servir de inspiración a todo aquel que anhelase ser liberado en cualquier sentido. las luminosas bóvl. Lucio. Los lllisterios egipcios. la primer:l entre los habitallh. cuyo nombre significa cluzt. Venus y ProserpinJ en tanto que diosa dd trigo y los cultivos. por mi providencia. su necesidad de protección en el infr.lb:lll en secreto ell Ias~íl1lar:ls imernas de los telllplos.¡\vación'''.vor:able y propicia. ahora.kllon:l.:¡ño.1 n:llur. los s:llmbblcs vil'litos del mar. el centro de :ltención se ha desplazado h:lst:l Isis. pon fin a rus lamemos. Déjate ya de llorar. me ll:nl1:lrl diosa de ]>1. Ile los dioses.¡ :l1lI. Como fit"Sta que marcaba el paso de un .'SCcha IU p<c'Simismo. los pueblos dd sol n.¡1I3 Rh:l1llnusi:l. v:lriados ritos y los más diversos IIOlllbrl'5.'S del ciclo. 1:1 clIC2madon única de dioses y diosas. He venido por habenne compadecido de IUS <it'Sgracias. I'rosl'rpin:l Estigi:a p:ln los sicili:llloS trilingües. Aplllcyo era buen conocedor de las Icyl. lodo l. la diosa va a transformarle de :lS11 o en hombre. tus nlq. había sido convertido en asno.lI11undo. d tronco quc d:a origcn ~ las gcller:lclOlll'S. Soy la lll:ldre di' la illlllells. soy Minerva Cecropia para los atenienses :lutóctonos. Ven LIS P:llia par:alos isl(·tlOs dc Chipre. Isis se ap:lrece a Lucio. 1:1 suprema divinidad.1nias también IIOS habla de las fiestas de Isis en Titorea. dl. La histori:l de E/tU1/0 de ord se cuenta desde el puma de vista de un inici:ldo (:1 diferencia de las historias sobre los Misterios de Eleusis. cuyo acceso estaba prohibido a l:a gente ordinari:l. en 10 que comtitllye Ulla precis:l mct:ífora de iniciación: A<lui mi' til'nl. primeros h:lbit:lnll.'(bs dd ciclo.

que en su C:lSO se extendió b.lS l'spkuduroso obuco:ll oro del :azafrán IlI:lS Horido. de un finísimo licnzo. 1111 t:tIHo riz:lda. rcAej.lndolllc lodos los rccursos de b I1l~S expresiva or:ltoria. como nn espejo.\lo I a. clI:lllulla silllbólic:t. Pero lo que ante todo y sobre todo deslullIorab:1 mis ojos era su lll:lHW de un oscuro tan illtl'llsO <¡uc irr:ldiab:l rdkios de puro rlcgro. surgl' un divino rostro cuya mirad:l inf\llldirí:¡ respcto a los mismos llioses: luC!. Ese lllanto envolvía su busto pasando b:ljo cl hombro dcrecho y cubriendo el izquicrdo a manera de escudo: litIO de sus extremos caía l'll :lrtísticos pliegues !l:lSt. Apenas había cerrado los ojos cuando. En 10 que constituye lIna conmovedora cullllinación de sus p:ldecimielltos. En primcr 111¡'::lr su rica y larga cabdler:l. Prilllcro había sufrido UtU muerte volulltari:l -la condición univcrsal par:l tl ilullIinacfón lllística-. Egipto) tcrm y ocult:a dc su l1:ltl!r:alez:I propi:1 y vcrdadcr:l. C. su cabeza. y fuc tr:lnsforlllado. dd SCIlO dc bs aguas. e'll su Cl'nlro y coincidiendo con la frente había un disco pl:lllO qnt'. Isis C011 scrpil'ntcs (m0I11'da. tr:1S sulIlergirse siete veces b:ljo las olas mientr:ls una deslumbrante 1Im:l llena se alza del l1l. y luego alm~s vivo gran:lte dc h rosa. " 319 . suponiendo quc b pobreza dd kngu:ljc hUlllano o b propia divillidad quieran hacer posible b ck'scripción slllllinistT.1b:t un:l blanca cI:lriebd.33.lVillos:l :lp:tricióll! Tr:lt:ln:' til' daros UlI:I ide:l.Id ll\.lSt. poco a poco. el disco descansab:l sobre las anillas dc un:ls víboras :1 pUlltO de incorporarse. salió el cucrpo entero.1 relll:lt:trse cu Sil orh inferior con llllOS graciosos Accos. Tocio el remate bonhdo y hast:l el liellzo dt' fondo estab:l sl:llIbrado dt. y para Illayor realce colgab:ln por ellcima UIl:lS e'Spig:1S ColllO atributo de Cen:s. Una corona de varbdas clases de Aores e irTt'gllbrlllellte' dispuest:as ccrlÍ:l. reza:J 1:1 diosa «COIl Iúgrimas en los ojOS)). A derech:l e iZ(ll1ierda.'O. radi:mtes cstrelbs. Glía suavcllleme sobre su eK()te divino cn ondulaciolles slll'ltas y dispers:ls.lr. iQué llmr.rltalllellte bs :lguas y se pbnla illmóvil ante mis ojos.l la muene dc la consciencia lllisllla de saberse bUlllano. agita viok. COIllO rematl'. Su tlJnica multicolor.ior dicho. pasaba . sil. o tm:.

lIIera de cillturón circundaba una~ varillas qne al ritmo de b triple cadencia de su brazo emilían UIl sonoro timineo. 'lue mbre:.. La magnifIcencia de b naturaleza y la inmanencia de b divinidad en la natllraleza habrían de ser veladas en la reimerpretación judeocristiana formal del mito antiguo.lYOS de filego.l aiíadido UIl lluevo bordado con un~ coron~ intcgr~d~ por toda clase <le Aores y dt. que es b madre de todos.¡17~1do unas sall(1alias confeccionadas con hojas de p. De su 11l. " 320 . se hace visible como epifanía de la naturaleza.) y. r. el árbol de la victoria". frutas. 2040-17()()~. ulla luna IIcna despn'ndí:. l. pero la belleza de las imágenes de lsis am:ullant. La reina de la noche.' el vudo del insignc ll1~mo sc hubíCr. Los ~tributos que llevaba la diosa cran Illuy divl'rsos: en la m~llo derech:l tenb un si~tro de bronce cuya plallcha fim y moldeada a l1I. Sus divinos pil's llevaban como c.1ll0 ízqnierda colgJba una naveta de oro. cn el celltro de ese finll~lI1ellIO. fue la visión de b diosa madre y de su hijo salvador la que quedó grabada en la imaginación de la llueva manifestación del mito qlle fue el cristianismo.34. servía de remate un áspid cun el cucllo en alto y cxtraordinarialllcnte hinchado.ís ~m~m~nt~ ~ Hor\ls Cll su rcgno (cst~lua dl' cobrc. la original de entre b~ Iliuehas versiones de l. sin enlb. Ello no impedía. a cuya asita.lljllltlt(l IlltÍgi((l. ell su parte l1lá~ ~aliellte.1ndo a su hijo y los sentimientos de compasión evocados por las historias de lsis y Horus no se perdieron y siguieron inspirando al pueblo bajo SllS lluevos nombres.¡llllt'ra.. C.lr~o.

griega y romana .t y Marduk. la humanidad fue creada a partir de la sangre de un dios sacrificado.ndo su n-d. Tr. .) asistió a b culminación del proceso iniciado en la Edad del Bronce. y no ya del útero de una diosa prilllordial.] impedirle cerrar sus !:tbios'. en el cual el carácter Ilmninoso de la diosa madre se transfirió al dios padre. el más Sabio de los dioses.¡lo par.¡ducdóll de Andrés Piquero 321 . En todos los mitos de la Edad del Hierro en los qlle un dios del ciclo o del sol vence a tilla gran serpiente o dragón pueden encontrarse los trazos de este poema épico babilónico. L1 Edad del Hierro (que comienza c. 1250 a.7 Tiamat de Babilonia: la derrota de la diosa' ' .¡bi]ónico de b crc. Pero el Señor.¡do Ti:llll:l. C. Oríg:cm:s El Bllllllla l'IisJ.cuenta la historia de la captura y el asesinato de la diosa lIladre originaria. En cstt' momento dramático nace Ull lluevo mito: y habiéndose . hebrea. Su inAllencia puede rastrearse a lo largo de la mitología hitita. la envolvió con ella. (lL'Splc6'<l. persa. su tatataranieto. Y.1brica~ la creación como algo distinto y separado de sí mismo. T ti mIsmo eres otro pcqucno IlIllll d ' y tlelles " o mas en tu interior al sol y a la luna y t:llllbién :1 I:ls cstrclbs. por el dios Marduk. cuando Ti:llllat abrió su boca para engullirlo. él hizo pl'nctr:lT en ella el Vienlo 1ll. El Bmmlll e/is/' es la primera historia de la sustitllción de una diosa madn: que genera la creación como parte de sí misma por un dios qlle «f. -el poema épico b. . cananea. Tiam:lt.¡ción.:ornbatc y se cm:arzaron ell un cuerpo a cuerpo. asiria. se buzaron al l. que le seguía detrás. en él.¡ccrc. luego soltó contra ella el Viento malo.

llegó a ser consorte de la diosa y en ocasiones ca-creador junto con ella. El concepto de ."Sa a la fuente. y el espíritu ya no es . y de esta separación nació un dualismo fllnd:ullental. la filelltl" eterna. la identidad esendal entre creador y creación se quebró. Sin emb3rgo. puede concebirse lo que se h3ce como inferior a quien lo hace. el conocido dualismo entre espíritu y naturaleza.l. C.natuT':II_.) En b cultur:a de la diosa. el cristianismo y el islam. El hjjo cm la parte que clIlergía del todo.l. en el sentido de que lo que se hace y quien lo hace no comparten necl-sariameme la misl1l3 sust3nci3. a tr:avés de la cual el todo podía llegar a conocerse a sí mismo. dando a luz :l su hijo COlIJO bíos. un dios padre se establece en una posición de supremacía en relación con ulla diosa madre. A medida que el dios _creció. L:II {krrou de 1:11 diou nudrc Ti:llnUI ¡lord dIos Mnduk (sdlo dlindrico. sIglos IX_VIII:II. lo que cmerge de la madre L'S lleCL'S.'! conocemos: el judaísmo.uialllcnte parte de c1b. En el milO del dios. porque lo divino tT':lsciendc la creación. la concepción de la rdación entre creador y creación se expn. cuando antL"S cr:a fa diosa quien habia sido la única fueme de vida. y se trasforma paulatinamente en el dios sin cOllsorte de bs tres rdigionL"S patriarcales que hoy en dí.hacer. la natllr:aleza ya no es .lnscurso de la Edad dd Bronce.. El espíritu no es ill- 322 . Ahor. Por lo tanto. Pero el dios se convierte en el hacedor del cielo y la tierr:a. en el tr. Pero en la Edad del Hierro la imagen de la relación representada en clmatrilllonio sagrJdo desaparece y se pierde el equilibrio entre las imágenes femenina y masculina de la divinidad que derivaba de dicha ceremonia. que L"Stá viva y qUl" al lIJorir n:gn.difiere r:adicalmente del de -se". El dios es entonCl"S el ¡'mico creador principal.-saba en la imagen de la madre como zo.espiritual. En el mito de la diosa estos dos términos carecen de significado si se consider:all por separ:ldo: la natur:aleza es espiritual y el espíritu es natural porque lo divino es inmanente a la creación. la vieb creada en d tiempo. c. COlllO e1l3 también es parte de lo que de ella emerge. mie11tr:as que la diosa era el ciclo y 13 tierr:a.

en Egipto. conocido en todo elmlllldo antiguo. El El/lima elish. que signific:l «cuando CI1 lo alto~. Además. Los dioses p:ldre luchaban por b supremacía cn Mesopot. como inherente al modo dc ser de las cosas. un nuevo sIgnificado se introduce en el lenguaje: el espíritu se torna creativo y la naturaleza se torna creada. sino que se halla fuera o más allá de ella. Podcmos considerar estos mitos como relatos narrados por la humanidad en distintos momentos de su evolución. CU:l.S y b confirl11:l. de UIl modo mcnos obvio. :lllll:l. distintos modos de existir en el universo. 323 .lmcntc para . El pueblo esperab:l. más feroz. se reÓtab:l. cLl:lndo el dios solar vencía a la gran serpiente o dragón. l:l violellta imagell de conquista del EIIIIIIW l'1isJI fijó el paradigma de la Ed:ld dd Hierro como época de conflicto entre la antigua mitología de la diosa m:ldre y los lluevas mitos de los dioses padre arios y semíticos. que ha heredado únicamcntc clmito del dios.11 gran dragón serpiente Tiam:lt"'.parición de la tierra seca entre bs agu:l. prcsenta implícitamcntc el mito dc 1:l dualidad de espíritu y naturaleza como «dado».~ que derrotó :l b dios:l madre y tomó su puesto como creador de b vida. Originariamente. lleno dc angusti:l. sin embargo. Anatolia. desde este punto de vista. La historia más antigua cn la que un dios héroe vence a un dragón es stllllcria. el poema pudo constituir la celebración mitológica de la llegada de 1:l primavcra en l3abilonj. India.ndo las fuerz:ls crc:ltivas y destructiv:ls se enzarzaban y el rcsultado de su enfrentamiento parecía pender de un hilo. Pcro nucstra tradición judeocristiana.. no siempre estuvo presente. Así. como sugiere Frazer. COIllO hemos visto. En este lluevo tipo de mito 1:l creación cs resultado de una acción divina que establece el orden a partir del caos. El Eml/lla dish no sc quedaría en «mito de b natllralcza~ local. el poema épico babilónico. Pero M:lrduk fue el primer dio.herellle a 1:l nalurak:za. La gran bat:lll:l entre ambos volvía a reprcsentarse cada primaver:l.1111ia. fue el que cautivó la imagin:lción de la Edad del Hierro. su origen cn 1:l historia humana se ha perdido para 1:l conscicncia: en las culturas patriarcales en 1:ls que el dios padre se adoraba como creador único no sobrevivió recuerdo alguno cuya forma pueda reconoccrse de 1:ls imágenes anteriorcs de la diosa madre como creadora.ción de b victoria del dios en el cereal que comenzaba a brot:lr. Grecia y.¡. la :l..:lyud:lr» a b victoria dd seiior dios Marduk a derrotar . imagen de los ríos tortuosos y de las fieras inundaciones torrenciales del invierno que convcrtían la llanura babilónica en un caos acuoso l • El dios encarnaba las fuerzas de la creación y la diosa serpicnte las fuerzas de la destrucción. Pero estc dualismo.. llega incluso a convenirse en fuente de 1:l naturaleza. su inmensa popubridad lo llevó mucho más allá dc sus fronteras originales. PCIJia. Canaán. ambos explorarían. El poema épico babilónico de la creación Las raíces mitológicas de las tres religioncs patriarcales derivan del EIIIII/1Il disll.

. abajo. Es un mito creado por un pucblo jovcn. ni fijado ningún destino. cuando la dinastía semítica amorrea de Haml1lllrabi llegó al poder el1 Babilonia. 800 ~ Ti~I11~1 ~. C. pero puede fecharse en una época mil afios anterior. con poca expcricncia en elm:mejo de poder político. El poema comienza con imágenes qlle aún recuerdan a la poesía sumeria más antigua: Cuando en 10 alto el cido ~ún no habín sido nombrado. Sólo conoccmos el pocma por tablillas descubiertas en lH4H d. su progenitor. último rey de Asiria. cómo surgió el conAicto entre la nueva y la vieja generación. y la madre Tiamat. es la diosa misma quien es sacrificada por un ser de su propia creación: el dios joven. ni habían sido llamados con un nombre. mezclaban jUlllos sus aguas. que sc inmoló en bs llamas dc Sil palacio incendiado en 626 a. ni las cañas habían sido vistas. la tierra firme no hahía sido mencionada COIl un nombre. cuyo líder era Mardllk. C. aún no se habían aglomerado los juncares. su tatatar:tllieto. El poema épico llarra la historia de cómo los dioses fucron creados por la madre y el padre primigenios. y cómo la vieja generación acabó siendo depuesta por la joven. todavía no las hall enriquecido o suavizado la imuicióll y la sabiduría. C. (Jcllo ~sirio. y. Cuando los dioses aún no habían aparecido. Tiamat y Apsu. en la biblioteca de Asurb:mipal. La primera Illcnción de este poema épico aparece en una tablilla fechada alrcdedor del 1580 a. solos Apsu. 324 . Su lenguaje y sus imágenes son de una aspereza extrcma. e) En cstc pOClll:t épico sc halbn bs pruebas más antiguas de b inversión completa dc la mitología de la era anterior. y comrastan de forma esuidente con los anteriores miws sUlllcrios. En vez de sacrificar la diosa a su hüo-alllante.2. C. Mardllk empieza emonces a establecer Ull nllevo orden de creación. M~rduk Jlcrsiguc c. alrededor del 1750 a. la generatriz de todos.

el proceder revoltoso.llltc ellos. su conducta no era buena.ull.¡dos con un nombre. mientras ApSll y 325 . Cuando Ti:tll1at oVo estas pab. Entonces llegó a oídos de estos dioses jóvenes el plan para destruirlos. :al oír l"Sto.iero.. ll:lmo a MUllllllU. igual a sus padres. y el p:arecer de su MUITlIllU file el de un consejero sin benevolenci:a: . mi lllens:ljcro. Con su jolb'Orio molestaron en lo alto de los cielos. para tlue puedas reposar de día y dormir de noche!•.ños. Apsu. a su imab"eil. multiplicados sus :. abriendo Sil boca. sus hijos (1. Anu fue su hijo. su primogénito.. Se fUerOI1 y. •¿Por qué valllos :t destruir todo lo <¡ue hemos hecho? ¿Su conductl l"S muy dl'Sagradabk? iTengamos paciencia. superiores . su Tllens=!. Sel1tados l'n presencia de Tialllat.bras.¡ impasible . así que Ea diblUÓ un círculo mágico en torno a ellos para protegerlos. l¡lIe alegras mi corazón. porque le había insinuado el mal en Sil espíritu.su conducta lile es dcsagndable: iDe día no [t'ngo reposo y de noche no puedo domlir! VOY. '1l'n y preselltélllollOS a Ti:llllat!•.1-16. se alegró y su rostro se puso radiante a causa dcllllal que había planeado contr.los dioses fUl'ron procreados dentro dl' ellos.1 Anu. hecho semejante a él .llos diosl-"S. seamos benevolelltl"S!' Entonces Tl"Spondió MUlllmu para aconscjar :a ApSll.khl1lu y Lakhalllu aparecil:ron y fueron ll. Apsu no podía disminuir su cbmor y Ti:lIllat pcnnanecÍ. lev:lIltó la voz y dijo :1 Tiamat: .l Nudimmud lEal. Anu procreo.1Il aborrecibk-s.. padre mío. Ames de que se hicieran gr."S le er. fUeron producidos Anshar y Kishu. el procreador de los gr.¡r sus días. y le dijo: «¡Oh MUI1l1l111.¡ . Entonces.ll1des diosl"S. y mont:lndo en colera le n:criminó :tb'TÍallll'me.lquéllos. iI. k"S perdonaba. Apm. como Anshar habí.l n:ducir a l:t nad:!o voy a :tbolir su actividad.24-52). para que se rest:lblczca el silencio y pod:nnos donnir!•. pero clb. se puso furiOs:t y vocifero contra su esposo.\ulmente. Tras prolong. L.¡PrOCUra destnlir.llldes y fuertl"S. sus primogénitos. discurrieron y discuticrOIl sobre los dioses. ElUollces APSlI. Sus acciolll.

exultó y se mostró resplandecicnte. madre d:ldora de vida. Cuando 1I1lleVt' sus bbios. cast. .. 4. Todo el que las contemplaba quedaba petrificado por el tcrror. el 326 . con mandíbulas despiadad. el trono y el anillo. Éllo ddal](). cuyo~ cuerpo~ estaban llenos de veneno en lugar de sangre. Ull fuego Aalllea.. su mirada fulgurante. en igual HlJmero. vigoroso desde siempre.'! liderar su hueste y defenderla. de forma que su majestad llegó a ser sobrecogedora. imposibles de i1l1. Y le dieron el cetTO. CU. produjo cntonces grandes vientos que pcnurb:Jron las aguas de Tiamat.!.¡ginar. Su naturaleza era desbordante. ¡Mi hijo es un sol! ¡El sol de los dioses! Est:í revestido con b aureola de diez dioses. llen:índose su corazón dc alegría. Todos ellos eran hijos de Tiamat y el mayor de entre ellos era Kingu. mató a Apsu y cogió a Mummll prisionero «slljct. :J quien :Jl11all1:1ntaron pechos de diosas. inf:1liblellleme. y cll1cuent. eligiéndolo par. Anu. Es suprelllo por llaturalcza. aplastar:ín a tus enemigos» Itr.Mumll1u dormían. su porte era sciiorial. el progenitor de su padre. pidiéndole que ordenase su desaparición y su reaparición. tu palabra será la suprema y tus armas. Los dioses dispusieTOn un tTOno para M:mluk y dijeron: «¡A ti sólo. dijeron «¡Sólo Marduk es el rey!» Itr. Fue este incidente. creó a Marduk. supremo por su est:ltura. al que la diosa tomó como marido. cast. Cuando vieTOn que era capaz de hacerlo. Entonces Ea fijó su residencia sobre las aguas dc Apsu y con su esposa. admirablcs. nuestro vengador. es gramlclHcnte sublimt'. La diosa se agita cada vez m:ís. en mortífero dragón. sublinlcmente carOllado. junto con un arma invencible. 4. Sus form:ls son perfcctas. insoport:lblcs de nJirar. extendieron ante él los ropajes estrellados dd ciclo nocturno.'!s"t Itr.'.Su divinidad cs muy otra. 13-6). CU. Para poner su poder a prueba. te hemos conferido la re:lleza sobre la totalidad del universo! Cuando te sientes en la Asamblea.índole con una soga» Itr.'! monstruosa de serpientes . Es el m:ís alto de los dioses. fijando sobre Sll pecho las tablillas de la ley. hasta que da a luz a una camad. trayendo al mundo la discordancia. c:lstl.de dientes agudos. cast. El hermano mayor dc Ea.ltro son sus ojos y cuatro sus orejas.¡tro orejas le han erccido y sus ojos. en apariencia insignificantc. D:llllkin:l. lo que creó una ruptura cn el orden de la l'xistencia y tr:Jllsformó a Tiamat. sus miembros son grandiosos.l terrorífiCOS rel:ímpagos se 3Culllubn sobre él!. 281. Cuando lo vio Anu. est:í por encima de ellos con l1luellO. escudriilall el universo.. Se crearon once clases distintas de llIonstruos.

cast.lcercarse a Tialllat..yo su cadáver y se puso de pie sobre él. Y. <!csplegando su n'd. que le seguía detrás. luego soltó contra clla el Viellto malo.3.uduk d~ lIlucrte a Tiam~l (relieve asirio. Fabricó una red para envolver en ella las entrañas de Tialllat e invocó a los siete vientos para que le obedeóeran. siglo IX a. Él disparó su flecha y le atravesó su vientre. I:l envolvió con ella.. 39-401. M. cortó su cuerpo por I. él hizo penetrar en ella el Viento malo para impedirle cerrar sus labios. a Kingu y a su hueste y se apropia de las tlblillas de la ley: Pero el SeilOr.''. Después echó ab. al . c..) rayo. M:Jrdllk vence a Ti. Así triunfó de ella. el huracán y «el Viento irresistible» [tr. acabando con su vid'l.lureola brillaba en torno a su cabeza. C. montó en su carro. 327 .lt.. Asiendo su rayo.1I11ado Ni"""" r d dril"'''. el torbellino. entrc ellos la tcmpestad. 4. cuando Tialllat abrió su boca P. 4.lll1. su lanza y su maza y ~dispuso sobre su frellte el relámpago y rodeó SIL cuerpo con ardientes l1a1llas~ Itr. Entonces todos los vielltos furiosamente llenaron Sil vientre y su cuerpo quedó hinchado y su boca desmesuradamente abierta. cast.¡ mitad y le abrió el vientre. Marduk tomó su arco.¡ra engullirlo. pos ll" ri o rm <'llll" 11. Ulla resplandeciente . 461.

sino una tr:nllpa para la que. que la abovedó a manera de cido Itr. J d II/WI. 4. en donde abrió \lna fuente (Cll la cual) tembló ulIa ola.1brica las constelaciones. IDispuso b gruJpa p:lr.l sostcner cl ciclo y [con la otra mitadl techó y fijo la ticrn'. Podría decirse que Marduk vuelve a crear la creación: establece d . Es dificil illl:1ginar mayor contraste entre este duro mito y l..1bric:1dos por un dios a partir de sus despojos. que se relata en la sexta mblilJa: Cuando [Mardukl oyó las palabras de los dioses. por debajo del cual I. La red ya no es ulla imagen del entrcbzamiemo de toda [a vida. su corazón le empujó a crc:lr mar:tvillas. sino como elementos sometidos a este único dios. como si fuera pescado (destillado) al secadero y dispuso de una mitad. Dividió (luego) la came mOllstnlOS:l para f. f.¡ poesía de los primeros tiempos de Sumer. al tejerla.. y dispone las posiciones celestes del sol y la luna.Iilo con sus doce meses.mas 11l011[t3ii3SJ y dentro de ellas hizo naCl'r manantiales p:lra que se deslizaran en cascada. Al ver esto. y con su despiadada maza aplastó La otra mitad del cuerpo sin vida de Tiamat se convirtió en la tierra.El SeflOr puso sus pies sobre la parte inferior de Tiamat Sil cráneo.1lI1ontolló las lej. Después cortó los conductos de su s:mgre. Las ftu::rzas dl' la naturalez:1 ya no Sl' perciben como dioses y diosas. dando a la estrella Polar su posición especifica en el cido. cast. El alllO de la diosa primordial vuelve ahora su atención hacia la tierra: y habiendo dispuesto su cabez:l amontonó sobre dI:! una Montarla. que hizo (IUC fueran llevado a lugares secretos por d Viento dd Norte. hizo que existiera..\I1 Cable.rige su palabra 3 Ea para cO/llunicarle d plan quc habia concebido l'lI su corazón: 328 . <))-104 Y 129-138J. y [:¡brienldo su bOC3 di. Y así nace un lluevo mito de la creación. sus padrL'S se alegraron gozosos y ellos mismos k llevaron regalos y presentes.. Con la cabez:l repos:lda.. La diosa ya no trae al lllundo el ciclo y la tierra como TIlolltaiia cósmica: :1hora el cielo y la tierra son f. el Seilor comemplaba el cadaver de Tbl1l:lt. la partió en dos partes. Retorció su cola y la anlldolall Gr. hizo fluir de sus ojos d Éufrates y el Tigris y tapó sus narices que rescrvó jpar:l las crecidas[: sobre sus pechos . bricar maravillas. M:1rduk tiene entonces una llueva idea.

1 fin de quc el culpable sea clltregado. Existen fragmentos de otros mitos de la creación en los que la creación dclmundo y de la humanidad no está asociada a la llIuene de un dragón.¡to épico de ]. dirigiéndole estas palabras con las que k' comunicaba Sll plall para la tralH)llilidad de los dioses: _Que me sea cntregado llllo de sus hcrtlul1os: éste perccer. Marduk. y con 511 s.lll serpiente.1brican a p.mtt: de los dioses. La creación. lo que puede significar la transmisión del control político de SUmer a Babilonia. tierra de la lI111adre». Esto simboliza de mal. La derrota de Tiarn:lt pudo haber servido para desacreditar a Sumer.¡ntc.lr S:ln¡..11Ituvieron cogido delante de Ea. Le respolldió Ea.ll1gre.iVoy a t. par..¡ como Na1lll1lU o Ninmah. los dCIll~s perlllallcccr:íll sanos y salvos». En este mito d cíelo y la tierr.¡ se f. cuya imagen en Sumer era tamo el mar como una gr. Le (Killgu) ataron y le 1lI. que se retrata como amenazante y rllalvada a través de la imagen de UIl dragón que merece ser destruido.1sis siempre creciente en l:l guerra y la conquista.l para que sean formados los hombres. que condujo al desarrollo de un imperio. Se k' infligió su cMtigo: se le cortó la s. . corno nuevo gobern.1se cultur:ll alltt:rior. Marduk tollla de Tialllat las tablillas de la ley.m: surgir 1111 prototipo 1lllll1allO (IUC se lIa1l1ar.1l descansados!». La diosa madre prinlOrdial. En el EIllIllIfI c1ish se seibla a M:nduk.1I1gre (Ea) formó la hUl1Ianiebd'·.(¡lJ(kll~.¡m. si- 329 . dios de la sabiduría.ler. en la que prevalecía la religión de la dios:l madre. corno sugieren los mitos de otras culturas.. la madre demonio. conociej.¡ "hombre"! iVoy a crear este protOtipo.¡t. este hombre.l (lile le sean il1lplle~tos los servicios de los dioses y que ellos eS[(.SII cult\1r:l y por 1lI1 énf. Este rcl. coincide con la fase final de la civilización sUlllerobabilónica. y la raza hum:ma a partir del cuerpo ascsin:ldo de su hijo-:lm. d viento y el sol. no tiene por qué imaginarse de una única forma. Que los Gr:ll1ek~ dioses sc relJnan.¡ derrota de la diosa rmdrc primordial por el dios del ciclo. Ciertamellte es prueba del fin definitivo de la f. justifidndola.! efectiva el paso de poder del amigua reino sumerio de la «madre» al lluevo reillo babilónico del «hijo» que se convierte en el «padre»7. 1:11 vez cuente la historÍ. y del poder religioso de la diosa madre al dios joven. se ha convenido ahora en Tial11at..re y formar hllt~s{)s: h.¡rtir del cuerpo desmembrado de la diosa. que estuvo marcada por el declive de .l re:ll de la conquista babilónica de Sumer. puesto que Kingll era a la vez hijo y consorte de Ti. que se describe a sí mismo COIllO hijo de Ea.

collcibi6 en su propio espíritu la réplica par. L..¡ de 10 que sucedió más tarde COIl Adán. el Emlllla eUsll fue el lllito de l. Aquí b propi. el cordero del aprisco: plantaciones y bosqucs. En la estepa modeló al valicnte Enkidu...¡ en la mente de lJ diosJ y el pellizcar la .¡ Anu.\Vó la. Llama la atención el que Cll este mito llO fue I1Cccs..ls del campo y los seres vivos del campo él fi>nnó. manos. La diosa Arllfu se 1.¡rcilb húmceb bast.. l1Jucho más próximo a su :lIltiguo prototipo. la caíia y el bos<lue creó.lrtícula del dios Nillurta'.lIl". ) La hierba. Anll.¡ dar la vida J Enkidu. tras haber oído ~·stl' ruego. A pesar de todo.no que ticne lugJr por el Jcto de una dioSJ. Las besti. para que cree a Enkidu como cOlllpaiicro de Gilgalllesh: Tú. el junco de la marisma. las marismas y los pantanos.¡ creación que se impuso sobre to- 330 . la oveja y sus crías. llama a b diosa de la creación.¡ dios. las tierras. (. En el Poema de Cilgtll/Jcsf¡ sUlllerio el dios padre. Aruru. formó polvo y lo vertió junto al junco.¡ Arllfll es co-creadora con Marduk: Marduk colocó un junco sobre la superficie de las aguas. o de unJ diosa y un dios. el ternero salvaje.¡ imagen de la vie\. vástago del silcncio y p. o espíritu. hizo que existier.¡n p. El siguiellte fragmellto de un mito altcrnativo de b creación muestra a un Marduk bJstalltc diferente. iDeja que rivalicell !"lra que as] haYJ p:1Z en Uruk! La diosa Arllfll. la vaca salvaje y sus crías. cogió Ull pl'dazo de arcilla y escupió encima. forllló a la humanidad.\ la arcilla inerte. ercJ ahora su r¡"pliel y que le sea comparable por la fogosidad del corazóll.¡r. Aruru. a diferenci. o de todas las diosas y dioses conjulltamente.¡rio ailadir el hálito de vida. y ofrece otra concepción de la creación de la humanidad. creaste a Gilgamesb. la diosa Aruru junto con él creó la scmilla de la humanidad. el Enlil sumerio. Para hacer que los dioses 1ll0rnr pudieran en la residencia qlle su corazóll desearn.

con J:¡ victoria sobre la oscuridad que el sol logra con cada amanecer. InAllYó de forma intensa en el mito hebreo de la creación. asiria e incluso hitita.lI11iellto y sentimiento humanos.Jio. La crcciente cap:lcidad de inAuir sobre el medio igualaba el poder de extender el territorio tribal mediante la gllerra y la conquis- 331 .r. sustituye la antigua imagen de la diosa lunar por el dios del cielo y el sol de manera tan radical que impide cualquier posibilidad de relación con el orden de cOllseienci.dos los demás y su popularidad pervivió a lo largo de las civilizaciolles babilónica.brica cielo y tierra a partir de sus despojos. como dice Campbell. El mito valida. expres:t<b aquí como canAicto entre una diosa y un dios. un nuevo modo de relacionarse con lo divino mediante la identific. el moddo mítico de la nueva cultur.yuda donde el :Irte de la política. n'cibió p:. esto expresaba b manera en que b gente dc aqudla época experiment:lba el universo. El El/l/lila c1isli es el ejemplo más antiguo de lo que podría denominarse política sacerdot. concibiéndose en términos de un dios que derrota a la diosa dragón serpiente y f. se recitó en Babilonia al llegar el equinoccio de primavera... c. sino también ulla llueva psicología...ll. sil'mpre su lllocklo celestial"'.. pueden rastre:lrse :1 10 largo de la Edad del Hierro hasta llegar a l1uestr:l propia cultura. el arte de obtelwr poda sobre los hombres.l anterior. de manera que a las divinidades de la era anterior se les da el nombre de demonios y las divinidades del nuevo orden son exaltadas a una posición de supremacía. un:l Illll'Va l'structun de pells.. al que lllUY pronto ib:l :1 ser casi imposible acceder. no lllística. . El mito dd dragón existía ya en los primeros tiempos de Sllmer. el neolítico. La derrota de J:¡ diosa serpiente m. Hemos l1eg:ldo a un escenario mitológico que la llIellte r. El nuevo paradigma de la consciencia Los cfectos de esta división en la conscienci:l cntre los órdcnes al1tib'lIO y IlUCVO.t de fimna que su a!c:lnCl' llega a tener dilllensiones cósmic:ls.~. A partir de .¡cional.lción con la fuerza conquistadora del dios. en la leyenda de Enki y su derrota dd dragón dd kllr (molltalia. A partir del 1700 a. abismo o infralllundo).lhor:l. sobreimerprctad. no sólo 1111 lluevo orden social. puede comprender sin . Esto es así porque la victoria de UIl dios solar crea un lluevo lIlodo de vida. durante más de mil .l. pero hasta d advenimiento dd ElIlmra c1ish no apareció como parte dcllllito de la creación.l gobernada por una divinid:ld masclllin:l es Ull modelo de dominio y control 'lile expres:I el deseo de d:lr forma e imponer orden sobre lo creado. el cuarto día de las festividades de once días conocidas como Zagmuk..lrcó el final de una cultura y también el final de un modo de percibir la vida. El modelo mítico de la :Interior cultura de b diosa er:l un lllodelo de rebeión entre todm los aspectos de la creación. por la cual se invierte por completo la mitología de una era y cultura anteriores. El El/lIllla /'lisl.

que a su vez encarnaba el poder del dios. aunque ahora su dimensión temible se ha disuelto.1tizaba la victoria en 1:1 batalla y la apropiación a través de la conquista. aSllme entonces las imágenes del león y del sol. e hizo suya asimismo la imagcn del sol. como la Qeshet de Siria y Egipto y la diosa hindú Durga. al desarrollarse !:I cultura dd dios. La experiencia y la voz de las nnDeres de aquella época no resultan tan audibles ni tan daras COIllO en la E(!:Id del L3ronce. para ilulllillar la tierra y para aUlllcntar el biellest:lr de la lltllllanidad". Los reycs guerreros. De forma implícita. mientras que el toro era la imagen de la vida creada que tenía que ser sacrificada anu:!lmente par:! su propia renovación. cn la mitología de la Edad del Hierro el eiclo se exalta por encíma de la tierra y la consciencia hUlllana se ve alrapada en cl paradigma de la oposición y del conAicto. a medida que los hombres (pero no las nllljeres) descubrían su mayor capacidad de determinar su destino y de ganarse d aplauso y la devoción de otros hombres. Una de las imágenes nJ. como Hallllllurabi (1728-J686.. éuc pasó a participar de los poderes del león. De mancra más gcneral. Sin embargo. L:I illl:!gen del león dando muerte :11 toro plasm:!ba cst:! necesidad percnne. asimilándolas a su persona y función.\s arcaicas de la sobrecogedora fuerza creativa y destructiva de la dios:l era el león. Al mismo tiempo.1 de la vida invencible que se renucva a sí misma de continuo. J-1allll1Jurabi. puesto que se enf. adorador de los diost"S. no perdieron tiempo en identificarse con las nuevas imágenes solares: Por aquel entonces Anu y Uel (Mardllk) mc llamaron. una re-presentación simbólica de la victoria de Marduk sobre Tiamat. para traer el gobierno dc la justicia J la tierra.). con la ayuda del caballo y del carro de guerra. SÍl'nboliza la victoria de la religión solar de los dioses celestes sobre la religión lunar de la diosa. 332 . La relación del león con la diosa ha persistido a través de los siglos hasta el trono de leones de M:!ría. El rey o líder -el individuo excepcional. En este momento la imagen elellcón que mata al toro toma un significado diferellte. o sentada en un carro tir:!do por leones. para evitar que el fllerte oprimJ :11 débil. El nuevo paradigma de la Edad del Hierro reAeja lo que se convirtió principalmente en la experiencia de vida propia del guerrero: se tratab:t de una vida heroica. el príncipe piadoso. la llueva imagen también reAeja un sentido creciente de individualidad. pan avanzar como el sol sobre la raza humall:l. la imagen tan sólo apunta a la fuerz. el nucvo león solar se apropia del dominio de la crcaciÓn. lIamándomc por mi nOlnbre.personificaba este nuevo sentido de identidad que había cOlnenzado a manifestarse en la Edad del Uronee pero alcanzó una definición clara en la Edad dd Hierro.L C. El rcy. Estos cambios se n:Aejaron en la llueva interpretación que se dio a las imágenes antiguas.ta. combativa y agresiva. como la Cibeles de Roma y Anatolia. para exterminar a los perversos y malvados. desde el punto ele vista del lenguaje de las imágenes. La diosa se representa a menudo de pie sobre un león.

contra las fuerzas del «mal. c. Cuando L'Sta oposición se simplificó en exceso. relacionada con dicha oposición.lin 5umeri~. que después se polarizaron como entidadl. divina y buena. A su vez.1Ie. los distintos grupos sacerdotales interpretaron las mitologías bas:ldas el1 las imágenes del dios celeste y solar como revelación divina. enfrellt:Jdas. solo y por encima de todo-.'Stas.1f: la supremacía del dios padre sobre la diosa madre.1ción del espíritu y la naturaleza. C. y así se han mantenido hasta hoy en día. 2500 3. El deseo de Marduk de que su palabrn fuese la 333 .ben de león sobre el lomo de un lOro ~l1tropod·r~lo (p13C3 de c:r. la luz.bien. el paradigma de oposición implícito en la lucha mortal entre dios y diosa.idad. que eran buenos. Esta oposición se extendió a la división en categorías de genero de todos los aspectos de la vida. el orden y el bien con el dios. que eran malos. de la vida se identificó con la nalllralcz:J. sino el Uno que sobres.femenino. Al igual que había un único sol. y la asociación de la luz. Águib con c:r. Esto se expresó también en la polariz. la oscuridad. de la vida se identificó con el espíritu.. y . 1:1 guerra de las fuerzas dd . esta oposición. condujo a la ide:l de la . el caos y el cuerpo. el orden y la mellte.guerra s:m(.. Ur) En el El1ul/la elisll ya está presente el germen de tres ideas principales que habrían de conformar la época que estaba a punto de COlllenz. el aspecto . habría un único salvador.1.masculino. como sucedió a menudo. de manera burda.maligno•. el Otro. el dios de dioses -no el Uno que t. que es el dios supremo. la una. y de la oscur. aprobada por decreto divino.<4. Al afianzar la posición del dios padre en la Edad dd Hierro su supremacía en todas partes. el caos y el mal con la diosa. y el aspecto . de la mente y el cuerpo. en lUb'Jr de seguir el modelo anterior de diferenciación y complell\entaricdad. «caído.'S imagen de unidad.'S 0PUI.

y puede verse hoy en día en la reticenci::l doctrinal a permitir que las mujeres se ordenen sacerdotes (10 que complica la confusión al identificarse ~lo femenino» con «las mujeres»).única en prevalecer encontraría su legado histórico en las palabras de Yahv¿': ~Yo soy el primero y el último. dejan de existir. pero no con la misma precisión o eficiencÍ. de la materia y de todo 10 que haya sido definido como femcnino. nuestra «ma~ drc naturaleza». a este prejuicio se aihde la idea asumida de que el único principio ordenador de la psique deriva del ejercicio «masculino. especialmente por Pablo y los primeros padres de la IgleslJ.. que lo que parece haberse perdido debe encontrarse si se espera que la psique funcione a su máximo nivel de capacidad. y ha de ser temido y dominado. la idea se articula con precisión y se encarna en mito: lo que es femenino es caótico. En un sentido más amplio. Generalmente no se sabe.1. Nunca se resaltará lo suficiente la importancia de este cambio de imágcnes. que fue Babilonia la que suministró el germen de las ideas que formaron el ill1agina~ rio Inítico del zoroastrislllo pers. puede explicar en gran lIledida el despreóo caractcrístico del siglo xx por nuestro planeta. Pocos son quienes están al tanto de los influjos dispares que se combinaron para crear las nevelacioncs» judías y cristianas. porque son irracionales. Este COntpIejo de ideas fue reforzado cn el cristianismo primitivo. llegó a olvidarse el hecho de que existió una concepción anterior que asumía la identidad esencial de la naturaleza y el espíritu. del cristianismo y del islam. de la «razón-. demoníaco. donde siguen influyendo en la psique consciente. En nuestra cultura aún existe un prejuicio contra los niveles más profundos e instintivos de la psique. La idea de que la espontaneidad tiene su propio orden -de que hay en el inconsciente personal y en el colectivo una justicia innata e inherente. por ejemplo. la importante hipótesis de jung sobre el incollSciente colectivo ha demostrado que «nada se pierde nunca en la psiquef'2 y. por así decirlo.1r. Por eOllsiguiente. más aún. 6). caóticos e incontrolables -características que han sido designadas como «femeninas_. Como los valores rechazados son ahora incollScientes. religión. Aquí. que puede formular las leyes de la consciencia capaces de ser intelectualmente definidas. Como se sugirió en el capítulo 1. una «inteligencia» que es más amplia que el intelecto. y ha cstructurado nuestras imágenes paradigmáticas en mitología. puesto que ha influido en la visión judeocristiana de la naturaleza. tal y como solíamos pens. en su formulación más temprana. literatura. Más bien pas.1n a formar parte del inconsciente de la raza. filera de mí no hay ningún dios» (Is 44. destructivo. ciencia y psicología.\ que cuando se mantenía un diálogo constructivo de forma plenamente consciente. del judaísmo. y por lo tan- J34 . y de las presiones históricas que llevaron a la evolución de una religión monoteísta con un dios padre supremo. de modo que en cualquiera de los dos extremos surge la distorsión. Cuando a los valores de una cultura antigua se [es superponen los de otra. los valores despreciados 110 se desvanecen en el pasado ni. suele prevalecer la tendencia a la obstrucción: o son demasiado débiles COIllO para tener efecto alguno o se exageran.

3 veces lo es el otro. y que es muy importante tener claro cuándo. aunque se mencionan aquí sobre todo para seilalar que los términos «femenino» y «masculinot. En la Edad del Hierro.. el cielo y el sol. «hembra» y «macho» tienen un elevado c. En Egipto. ya sea en elnivd abstracto o ell el penan a!. ni cu~ndo ni cómo lo cs. la luz. Su formulación más genérica podría tal vez ser la del yin y el yang. 110 valorativos: :! veces un modo cs más apropiado. son en sí mismos términos descriptivos. cómo y por qué se están usando. el caos. como se ha sugerido más arrib:t. la diosa era el cielo y el dios era la tierra. El dragón madre. la naturaleza vaciada de espíritu eran lo femenino. En la metáfora neolítica la diosa era el cielo. el orden. El concepto de arquetipo de Jung tiene en este sentido para nosotros un valor incalculable.. En una metáfora mesopotámic:l posterior. la dios.. A pesar de esto. la tierra y la luna. En cierto sentido. parece necesario en este punto subrayar que pretendelllos que los términos «femenino» y «masculino» designcn un modo de st'r o un modo dt. Se han dado a los términos «femenino» y «masculino». puesto que nos permite hablar del arquetipo femenino cn los hombres y del arquctipo masculino en las nll~eres. formas a las que la diosa docaba de cxistencia como universo. ésta es a menudo Ull:! manera de ir más :tllá dellcnguaje conceptual de género. al mencionarlas aquí de manera breve se incurre en el riesgo de triVializarlas. la claridad. 13 de 10 receptivo y lo activo. Como idcas. no una cualid:!d inberente a los términos mismos. no tratamos de descubrir si dicba idea es cierta.y la luna es femenina -fa flllw. mientr:ls que en la mayoría de las demás naciones el sol es masculino -fe sIJ/df. y el padre ciclo. En la Alem:ll1ia actual y en Japón la lUlla es masculina y el sol es femenino.1 era la tierra y el dios era el cielo. toda esta reflexión versa sobre la ampliación de los distimos significados posibles de estas ideas. han sido los depositarios de tallta proyección inconsciente que ahora son absolutamente ambiguos basta que se les da un contexto. por lo tanto. «hembra» y «macho» tantos y tan diferentes matices de significado a través de los siglos. Estas diferencias result:!n significativas para la COlllprensión de distintas tendencias culturales u. cuando la il1l:!gen del arquetipo masculino de la generación se había separ:tdo del receptáctllo arquetípico femenino. en el sentido metafórico de que era tanto el útero como 1<1 fuerza de la generación que sembraba nLlCV:ts formas de vida en su interior. estos términos se hicieron fijos y absolutos y se les asignaron valores definitivos. el espíritu liberado de 335 .no pertellece a nuestros paradigmas culturales. la oscuridad... la tierra y las aguas subterráneas.. desde luego. tal vez por las razones sugeridas en el capítulo 6.lrácter evocador. no ha existido todavía ninglln ~padre naturaleza*). Cualquier modo de ser o modo de consciencia puede ser evaluado. Sus países son igualmente «patrias» en IUbrar de «lllatriast (sin embargo. l1I:tcho y hcmbra al mismo tiel11po. consciencia al que puedan acceder tanto los hombres como las mt~eres. la confusión.to lo irlclllye. El arquetipo femenino se expresa en la mitología como la figura originariamente :tndrógin:t de la diosa. Dicha figura era. pero es el contexto lo que nos permite h:tccrlo..

. Han p:lsado 4. Agamenón o Alcjandro. El rey en particular tenía que ser un guerrero «poderoso».-:ó. La época que los libros de historia de principios de este siglo solían designar admirativamenle como «gran era» de los imperios babilónico y asirio estuvo marcada por la más bárbara de las crueldades: cuerpos dcsollados vivos. La guerra como sistema de valores de la Edad del Hierro Volviendo a la Edad del Hierro. honraban su apellido. miles de prisioneros encmigos asesinados.la naturaleza eran lo masculino. presumiblemente porque las creencias entonces formuladas todavía rigen la consciencia humana. como en las primeras épocas de Sumer. como David. agradablemente simple. esto ha llevado a la polarización y a interminables conflictos. El significado simbólico que el mito del héroe tiene para nosotros.l. La guerra se considera- 336 . por ejemplo.000 años. sólo en tiempos recientes han comenzado a cuestionarse a gran escala. El clima emocional de la Edad del Hierro es un clima de enorme ansiedad y de miedo al desastre. desde Ull punto de VISt. más que ninguna otra cosa. Defcndían la comunidad. siguiendo clmodelo de Hallllllurabl. Estas valoraciones simplistas. ell el mito del héroe. La mayoría de los hombres tenían que ser gucrrcros.l político. una compulsión hacia la agresión. que decían: «Saül mató sus millares y David sus miríadas» (IS 18.. Daría. lo que indica la profundidad con que habían penctrado en nuestra cultura sin darnos cuenta. Si nos centramos. que impulsó a los distintos pueblos y razas de Próximo Oriente a enfrentarse por la supremací:l o la supervivencia. La :lp:lrición del culto babilónico :l Marduk coincidió con b glorificación de la guerra y de la conquista. bay que se¡talar que siempre que se ha interpretado literalmente -en términos de un guerrero que hace frente a un enemigo poderoso y pcligroso. En honor a éste los guerreros danzaban y entonaban cántiCOS. sino el conquistador poderoso. El EmlllUl elisl. vcngaban a los lIluertos. parJ justificar la violación de la vida que constituyó el rasgo distintivo de la Edad del Hierro. es que el héroe es la encarnación del arquetipo masculino en todos los seres humanos: i:l conscicncia a i:l bllsqueda dc una met. con la incansable lanza de Ramsés 11. de que fuese UIl hombre. La crueldad se cOllvirtió en Virtud y la barbarie en modo de vida. inevitablemente.000 ailos. La Edad del Hierro est. ofreció lll1 paradigma de comportamieuto divino que se utili:. El ideal del rey ya no era ser pastor dc su pueblo. que se originaron hace 4. Esto creó. prácticas que no fueron exaltadas en los primeros siglos dc la civilización su merla.1 dominada por una mitología de guerra en la que el héroe se percibe.el mito del héroe solar y del dragón. ojos arrancados y miembros amputados. es indudable que en las historias originarias se pretendía que dicho héroe fUese masculino en el sentido.7). como el guerrero poderoso. pero el conflicto que constituye el legado de este enfrentamiento alln no ha visto su fin. por el contrario.

Abu Simbd) ba natural y justa. Como en la caza paleolítica. l'SlOS libros en el contexto de su i:poca. en último término.:. llegando a impregnar el arte. COn su único dios omnipotcntc..~ de mitología dc la guerra en Occidcntl' son la ¡Uada y el antiguo "'estamento".ir a sus dioses. por lo demás. El ideal de conquista forjó los lazos de 1I11:J conciencia tribal. 1260 ~.se impusieron sucesivamcnte sobre UI1 área inlllcnsa. éste se hizo eco de n'Aexioll~ que cran. Una diferencia inmcdi:Jt:l. Grecia y Roma. C.'StrucciÓn.l.. como puede vcrse en las aparentementc interminables fibs de guerreros idénticos tallados en tablillas asirias que se dedicaban a la dl". R~lIlsé5 11 destruye ~ los libim (c. entre ambos es quc en la J/(ada los numerosos dioses ofrecen su apoyo y ayuda :J :Jmbos balidos. C.1les. una alianza que sitúa COI1 firmez. sólo h:JY testimonim cscasos de respelO al cllcmigo. univers. que llegó a extenderse dcsde Grecia hasta India y desde el mar Caspio h:Jsta Sudán. Asiria. A largo de la Edad del Hierro cinco grandes imperios -Babilonia. la guerra reunía a los hombres en torno a una finalidad y un propósito heroicos compartidos cuya intensid1d era tal que en ningún caso podí:J compararse con arar los campos o apacentar los ganados. Al noroeste de H7 .1IlIpbcll observa con ironía que las dos gralldt:s obr.. cuyo cemro de atención fue la guerra.1miliar). de manera que a ninguno se lc designa COIllO intrínsecamente errado o lIIalvado: a ambos bandos les Ulle. Pcrsi:J. camino digno de moll:lrcas que un hombre dcbi:l Sl:guir si quena Sl:r". una hUlll:Jllid:ld común. cn el 'lmiguo Testamento.s. Por el contrario. cuyo destino sólo raramentc inspira compasión. a su rey y a su país (el tono resulta f.

Egipto siguió el mismo esquema de expansión imperial tras las invasiones de los hicsos en cl 1500 a. sumergirme bajo tierra.. el imperio hitita se estableció en Anatolia y extendió su área de inAllencia hacia el sur. Las lllujeres y los niiios a mcnudo cran lOlllados COlllO esclavos cuando sus padres o esposos eran asesinados o cuando los piratas saqueaban las costas extranjeras en busca de botÍn. Pues pronto te matar. cuando cllmplas tu hado. y quizá en Argos tej:¡s h tela por encargo de una extraiia y quizá vayas por agua a la fuente Mesei<le o a la Hiperea obligada a 1l111dl:lS penas. al quedar irrevocablemente rota la íntima relación.tio de los esclavos. infortunada."! de fresllo. Mas no me importa tanto el dulor de los troyanos en el futuro . {il. si [l' pierdo. 13ien sé yo esto en mi mente y ell mi ánimu: h:lbrá Ull día en <lue seguramente perezca I:t sacta lIio. Ni siquiera te apiadas de tu tiemo uiiio ni de mí. el de buena buz. atadndote todos a la vez. ['ues ya no ]¡:lbrá otro consuelo.Mesopotamia. El escritor griego de la ¡UIU/a imagina los sentimieIltos de la troyana Andrómaca cuando se queja a su esposo. sino sólo sufrimientos. si como lln cobarde trato de escabullirme lejos del combate. I-I~ctor. que pronto viuda de ti llucdaré. Durante esta época el crecimiento orgánico de la psique se interrumpió abruptamente. por Siria y Canaán. Pero Héctor responde como un héroe: Trelllellda vergüenza lile dan los troyanos y troyanas. y los sicte hermanos míos que había en el palacio. Más al sur. como el tuyo. 338 .! mi padre y pam mí mismo. pues a todos mató el divino Alluiles. de rozagantes mantos. No tengo padre ni augusta madre. y Pría1110 y la hueste de l'riamo. Y para mí mejor sería. te lleve envuelta en lágrimas y te prive del día de la libertad. tratando de ganar grau gloria par. pues he aprelHlido a ser valiente en todo mOllletlto y a luchar cutre los primeros troyanos. C. También me lo impide el ánimo. establecida a lo largo de lllUchos milenios.broncíneas tllnicas.. puesto que la prosperidad agrícola dc estos imperiOS depcndía del trab. de pies protectores. en las Illurallas de Troya: iDesdich:ldo! Tu (mia te perderá. y puede que te acose feroz necesidad".lu los aqueos. cuando uno de los aqueos.. penetraron dentro del Hades. Grupos tribales enteros fueron despbzados de sus ticrras o esclavizados. todos ellos el mislllo día. de bs gentcs con una tierra específica.

) Los temores de Andróll1aca se cumplieron y su hijo pequelio. hasta treima y cinco grupos tribales distintos fueron divididos y trasladados a otras regiones. en 13abilonia. cchado bajo la silla de la mujer los rasgos de un león. c. imagen que habría sido IllUY conocida en la cultura de la Grecia antigua.) fue el primero en instituir la deportación masiva de poblaciolles. El rcy asirio Tiglatpik-ser 111 (745-727 a. rlle arrojado a la muerte desde las murallas de Troy:l. con su penacho de crin de caballo. otrora deslumbrado por el yelmo resplandeciente de su padre. otra era trasladada a las tierras que la ame- H9 . L1 hermosa escultura de la figura 6 ha sido esculpida de acuerdo con la tr:ldición iconográfica del hijo-amallte que Sl' despide dc la dios. L1 relación entre el hombre del bastón o lanza y la nntier sentada con el nilio diminuto a sus pies recucrd:t la escena en la que Héctor se despide por última vez de Andrómaca. C. lo que recuerda a la diosa en su trono de leollt.1 m:ldre. Muchos miles de personas viajaron lejos de las tierras que habían sido su hOb':tr durante siglos para llegar a IU6>:trL"S que kos eran wt. C. que file conquistada por Asiria en el 745 a. Salmanasar V siguió el ejelllplo de su padre cuando dispersó a las diez tribus de Israel por el imperio asirio en c1721 a. sigla v :l. El artista ha dado al _perro. Un esposo se despide de su lIIujer y familia (escuhun de mirmal.1ba a vivir entre extralios.."S. c. Siempre que se producía la deportación de una población.1lmcme desconocidos donde se les oblig. C.6. su consorte.

que devolvió al pueblo judío exiliado a sus tierras en el 538 a.. el clima en el que las gentes pllgnaban por sobrevivir y criar a sus hijos no era de confianza. 1-4). se mataba a toda la población. basta llegar a los persas y los hebreos. Las gente~ que sufren brutalidades crean dioses y diosas brutales o. A Enlil. el Dios de Israd.l COI1 cn..: A orillas de los ríos de Uabilonia est:íbamos sentados lloralldo acord:índonos de SiÓll. El rey persa Ciro. Dicha barbarie se reflejó en la suerte de algunos de los antiguos dioses. nuestros raptores :llegría: _iCantad para nosotros un canto de Sión!_. Puede seguirse la pista de la política de masacre desdl' los Illonarcas tardobabilónicos. Yahvé lo recompensaría por su justicia: «Te daré los tesoros ocultos y las riquezas escondidas. es desollado vivo. Isaías vio a Ciro C01110 agente de la voluntad divina y de su intervenóón en la historia. que 340 . cuando conquistaron la tierra de Canaán. la orilla colg:íbamos nl1l:stras cítaras.eI hombre f. fue alabado tanto por persas como por judíos y griegos.rior había abandonado. Allí mismo 110S pidieron c:imicos nuestros deportadores. destaca como un salvador frente a la crueldad generalizada. 3). como hicieron los hebreos en Uabilonia durante Sll exilio entre el 586 Y el 538 a. Las diez tribus septentrionales «perdidas~ de Israel figuraban entre los muchos miles de personas que los asirios deportaron a territOriOS que les eran extraños. p. c. sin embargo. Si resultaba ser política de ciertos reyes el no dejar cuerpo con vida en las ciudades que conquistaban. An. donde se vieron forzados a asentarse o morir u. que te llamo por tu 1l01l)bre~ (ls 45. .:cncías religiosas diferentes.lra que sepas que yo soy Yabvé. antailo el dim supremo de Sumer. según la frase de Harrisoll.r un canto de Yahvr eH un país extranjero? (Sal 137. «como el lobo en el rebailo»'~.1brica su demonios a imagen de sus propias pasiones irracionales»'? La barbarie creciente flle en crescendo a medida que Asiria caía sobre sus vecinos. En los :ílamos dt. sino de temor. Innulllerables fueron los hombres y lluueres que tuvieron que lamentar su sino ell una tierra extrajera. Con la gran mayoría de los gobernantes. llenos de agradecimiento por su clemencia y tolerancia par. ¿Cómo podríamos c:\llt:l. c. pasando por el imperio asirio.

lhia derribado y aquellos cuyas vid:IS habían sido ab:ltidas por el hambre y la hambTlllla..). efectos persoll:lles.¡1 asiria. Ningún pueblo ha sido jamás exterminado tan completamente como los . que como suyos los tomaron. Más tarde habría de inlllolarse con sus libros antes que ser hecho prisioncro vivo por los conquistadores medos y babilónicos. ¡star. c.¡sirios~ll.1talistas y que ulla hucste dc demonios p1a6>ase las mentes de las gentes día y noche.. Desollaré . escribió sin vcrgiienza alguna: No dejé a uno solo. las . Su carne di de comer a los perros...b. Los dioses que moran en su sellO fueron apresados y apbst:ldos por las manos de mi pueblo.. jov~'1l o viejo. Eduard Meyer examina su epitafio: «Prácticamente todo el pueblo que durante siglo. Dioses y diosas brutales encarnan por turnos la brut:¡li.ls: Entonces yo.¡ y Sippar y los arrojé en Inontones1l. No resulta sorprendente que las religiones asiria y babilónica. ahora sobre todo tilla diosa de la guerra. gobernante de Asiria: .k Babilonia. con razón.. se volviescn profundamente f. piedras preciosas.1 ~'sta gelJte. pertenencias. ¡no dejes a ninguno!" hOl1lbr~'! El nieto de Senaquerib.'gistrar su conquista de Babilonia.1 tus enemigos y los presentaré ante ti~".lqUl') . fue aun así capaz de celebrar la devastación de Erra con las siguicmes palabr. que (aH orgulloso csc:lb:l. adquicTl~ una importancia suprellla en el panteón posterior. al bn. con sus C:ldáveres llené bs :lllchas calles de la ciudad.en el pasado hizo sombra incluso a An con su poder. desconocido en époCJS más tempranas.llltt' y al bebé. rey de Asiria (704-6Rl a. ACt'rCJ de él se compone incluso un IlllevO poema épico. los buitrcs.:lqucllos huesos yo (S. se le arrancan los ojos.~ había sido el azote y el horror de las naciones fUe aniquilado. Erra. Tomé los cad:íveres d~' b gellte. le dice a Asarhaddon. Kut. obligándoles a llevar a cabo continuas 341 . los COI1siden: el bmín de mí pueblo.Íguilas: a las :lves del ciclo y los peces de las profundidades.d de los hombres: Sellaqucrib. .). que se llevó sus efectos y perteIK'ncias~'. como ofrenda fuueraria para él (Senaquerib). los cerdos. al n. Los bienes de esa ciudad. los asirios. que contiene estas escalofriantes palabras: ¡No respetes a llinglll1 dios! ¡No temas a ningún Da 1llucrte tanto :l jóvellcs COIllO a viejos. . pues con la conquista de la capit.¡ la que Erra h. Nínive.Yo soy Istar de Arbclas. el dios asirio de la lIluerte. C. plat:J. oro. que habían vivido por la espada. el tumulto y la masacre indiscriminada. Asurbanipal (66g-626 a. así la hebrea cn algunos de sus aspectos. de su biblioteca...lré viva . también por la espada muricron.

revela otro 1110<10 <lc l'xistencia: no participa en el devenir. la sed de s.. por el contrario..l y la filena."S uno de los modos de existencia de la divinid.. El carácter s."S proclamado como intelib'Cncia del mundo".'So de solarización dc los Scrcs suprcmos. Cuanto más contacto perdía el pueblo con los valores que los habían guiado de manera instintiva en eras anteriores.ld.'SO en dertas cultur.uian h:lsta al punto que In tt-ologias sobres y sincrctic:lS de finales de la . como el sol.'staciolles del arte y la litt:raUlra de la Edad del Hierro.¡ de b religión sobr se opone :1 b vida. de la soberanía y la inteligencia. luch3 contr.'CtiV. el dios solar egipcio.:l solar.¡.1Sl. dt-sde la pcrspt.¡ntigiiedad se convinieron en filosolin racionalistas: el soll. por el cOlltrario.:sente."S de una totalidad lunar. Ra. Al final."S. cn que la ilIuerte y la vida sc percibían COIIIO f. El mito del héroe El mismo mito del héTOl" solar que vence al dragón O scr¡licmc.1lvarsc de su maldad. Las hil'rofunías solares traduccn los v:llorcs religiosos de l:l alltonOJl1Í.ofrendas de ritos propiciatorios a distintas divinidades a fin de s.. Aqui la oscurid. En .¡lgun:rs culturas las epifanias lumiuOS:lS de los diOSt-s sobres: se convierten en el signo de b illte1igenci. Por l..1d ya no l. imagen dc la oscuridad de la hora más oscura de la nochc que amenaza con cngullir al sol en el puntO más remoto de su viajc. figur:l 24."$iól1. era dibujado en su barca cruzando el cielo..1llCe del sol por los cielos y su desaparición por la noche:!'. sicmprc cn 1ll0Villllcllto. dclmismo modo que la luna :lI1tailo se imaginaba como una b:lrca ilullllll:lda que cruzaba un lIlar de oscuridad.:l la oscuridad. La nucva imagcn mítica de la Edad del Hierro cs la del dios héroe solar que se ClI- 342 .m forma es siempre la misl1la.--sponde con esta poSl. La oscuridad Y:l no se v:llora como una fase neces.¡. cnc3rnación del caos.."$ se corn. Muchas mitolobo1as heroicas son <k cstructUr. Como se mucscr:l en el C:lpítulo 6. simboliza lodo lo que el dios no l. aparece ("11 Illllltiples mani(l. El Sol. y cada noche debía derrotar al gigantcsco dClllonio scrpicntc Apofis. A veces el viaje del dios solar se concebía como una barca iluminada que cruzaba el gran mar del ciclo. el mal y la muerte pn. y ¡lOr lo tantO es el 3dvemrio par ('xc('lfnlcr. pennanccc inmutable•..1ri:l en la vida cósmic.:ls asistimos a un procl.1ngrc.1nce del paso inCes. El héroe LOS asimilado al sol.s y :1 la inteligenci:l. Es posible que los mitos del héroe se originasen a partir de la observación COnSf. dl. con mayor intensidad k:s posda la pasión dclfilror brUj· (liS. a In foom. Eliade comenta cst(" cambio: b Luna valoriza religios:ullcllIc el dcvcnir cósmico y reconcilia :11 hombrc con la MUl'rtC.1nguinario de sus diosl."SCiende 31 reino de la muerte y clllerb'C victorioso.. Esto indica que sc ha producido un cambio fillldal11el1tal en la consciencia respecto a la era precedcnte. el sol y la inteligencia se :lsoci. como sucedb en las mitologías IUllarcs.

el dios que. tc agostarás. devorado. hijo dd «toro El». COlIJO si estuviese sembrando grano. sin embargo. el dios arquero del arco de oro. la tierra.frent:! y lIlaCl al voraz dr:lgón dc b oscuri(bd y el cao. lo qucmó. Como sc sugirió cn d capí~ tulo 4. yo mismo tc englllliré. Su rescate implicaba que Anat libraba \lila fierJ batal1:l contr:l Mot. Apolo.. b serpiente primigcllia.¡yo. También se encuentra en Canaán. los regeneraba. y aniqllibstc a la serpiellte tort\los. era el que daba Illuerte a la serpicllte. el joven hijo de Zeus. Zeus. se eon- 343 . persa y griega.¡. El paradigma de oposición del EI/III11i1 rlish influyó de «mua Illuy marcada cn las culturas hebrea.~l<. Como Marduk. L1 sequía era el gran enemigo natural de los cananeos.1. de form. India y Grecia. Como Taml1z. esp:¡rció su carne por los campos y se lo dio a comer a los pájaros. y oveja a su cordero».. dicha lucha se sitúa en el colltexto de la regeneración anual de la fertilidad de la tierra. An. y el toro era el animal que encarnaba Sll poder cre. como la inundación 10 era de los sumerios. En este caso. El regreso de l3aal del infrallllll1do depende de la derrota de Moe a manos de Anat.¡l. el mico del héroe incorpora parte del mito dd hijo-alll:llltl" asimi1:lndo b imagcn :lisiada de b vida que vcnce a l:l lllucrte. 1:l esterilidad y el infral1lundo (el término hebreo para llluerte es 11101). su hermana espos. dice :t lJaal: Aunque heriste a Latan.¡ba la sequía y. lo molió en un molino. su arma era el r. cuando los dioses de la luz se enfrentan a los dragones de la oscuridad. el monstruo COIl cien cabezas de scrpil'nte.lll. ellcrvado. Enraizada en el relato aparece la imagen de la lucha con el dragón en la que b vida se enfrenta con la muerte y IJ luz con la oscuridad. tiene que vencer al dragón Tifón.¡ más gener. partió en su bllsqueda «anhelándolo como vaca a su ternero.¡al al inframundo ocasionaba la muerte de los cultivos. El descenso de U. b de los anillos estredlOS y l~s sietc cabcz~s.¡dor en la tierrar>. dios:l del rocío. Aquí. Mot.¡t. como el Set egipcio. La lucha con d dragón también se encuentra en Grecia. El Uaal cananeo. Pero cuando Anat encontró a Mot lo cribó en un cedazo. pero también era un dios de la fertilidad que traía la lluvia del cielo. de los valles Auyc miel»:!" y b tierra entera se fl'gocija. desolado. padre de los dioses. que también baja al infralllundo. «de los cielos llueve aceite. CU:llldo Uaal vuelve :l b vida como el brote de cereal. Antes de poder erigirse como padre de todos los dioses. su hermana y consorte. respondiendo :1 los ataques de Anat. De manera similar. Da:ll siguió siendo el hijoamante de la diosa que muere y es resucitado. hijo menor de Gea. parece que esta imagen surgió como un mito fundamentalmente bélico cuando la cultura indoeuropea (aria) se estableció en Mesopot:llllia. personific. la mayoría de cuyos asentamiel1tos eran semíticos y no arios. que arroja truenos y rayos. el rescate del dios por parte de AnJt.

344 . aquí y all:í. También el Dragón y sus ángeles cOlllbatil'ron.mdo por el suelo.serpiente tortuosa. y también su victOria sobre «Leviatán. serpiente huidiza. Apolo. Las imágenes de la lucha con el dragón se trammitieron a través del Jntiguo Testamento al cristianismo. Israel. 1). se pro<lujo. yada jadcalldo illtellSa1llente y rod. file arrojado a la tierra y sus . y por el bosque no cl'saba de retorcerse violcntamellle.¡lipsis si se sustituye .¡ Miguel por Marduk. Y fue arrojado el gran Drap.Ín y las echaste como pasto a las fieras (Sal 74. hecho signiflcativo. Su nombre. Yahvé está ostensiblemente «dolllcliando» a Teholll. hasta qUl' le lanzó un poderoso dardo el Soberano Certero. pero no prevalecieron y Ilo hubo ya en el ciclo lugar para cllos. al diablo por Tiamat y a los ángeles caídos por sus huestes demoníacas: Entonces se entabló una batalla en el cido: Miguel y sus . 13-14). Ella. Su papel en la liberación de Sil «pueblo». Imágenes rlldas dc ¡nlgna fisica y dt..Ís. indescriptible. . dl1amado diablo y Satan. Un grifO sobrehumano.vierte en el dios oracular de Delfos sólo tras matar al dragón de la tierra.ón. que l'ncarnJ las profundidades. machacaste a Rallab como a Ul] c. Pllcden vislumbrarse las fuentes babilónicas de la batalla de Miguel con Lucifer en el Apoc.lstl~ al enemigo con brazo potente (Sal 8'). Perdió la vi<!a. reprimes sus olas cncrespa(bs. exllalalldo un aliento ensangrelltado·. que reinaba antes que él: En cuallto a la Dragona. Leviatán. de Egipto se modela según d modelo heroico dcl trillnfo de la l\1z sobre las fuerlas de la oscuridad. con sus dragones del mal. Tíl hendiste el Mar con tu poder quebraste las cabezas de momtmos marinos machacaste las cabezas de Lcviat. dragón que hay cn clmar» (Is 27. el seductor del mundo entero. En ellos. se lo llevaba Sil día 6tal. tanto de l3aal como de Mardllk.. a todo el que se la cllcolltraba. la Serpiente antigua. 7-9). En d antiguo Testamento Yahvé hereda buena parte de la estructura mítica de enfrcnt:uniellto. combate feroz dominan estos pasajes. deriva de TialllJt: Tú dOllleiías el orgullo dd mar. abrumada por terribles dolores. dispers.]d~ver. donde se representa en los conocidos rclatos de san Miguel y dc san Jorge. 10-11).Íllgeles combatieron COI1 el Dragón.Íngcles fueron arrojados COlI él (Ap 12.

por lo tanto. C. en el que el héroe mata a la gran dragona de las profundidades y a su hijo.¡ visión los v. no representa tanto el caos como el micdo :11 11Iis1110. misma cosa. para elevarse «por encima de la naturaleza" y.¡tu. El Hlragóm es. no son ya el bien y el lllal los elementos enfremados.¡miento tribales y colectivas. cn {lltimo término. La imagen heroica del dios solar derrotando al dragón serpiente reprcsenta la crea- 345 . se convierte en una búsqueda interior de iluminación. Desde un punto de vista simbólico.) ¿Quién podría reconocer ahora en el dragón la imagen de la antigua diosa madre? Hall quedado pocos rastros del proceso histÓrico a través dd cual se tral1Sforllló de creadora ell la enemiga de su propia creación. Puede interpretarse el mito del héroe de «mna histórica. Éste es uno de los significados de la «victoria~ sobre la oscuridad por parte de la luz. Pero clmito apunta a otro nivel de significado. desafiando con Stl propi. por encima de .¡s. c. En este caso. Simboliza la necesidad de los individuos de distanciarse de esta reacciones coleetiv. un:J. allllislllo tiempo. 1ll1l1C. la ignorancia o la inconsciencia. En el poema épico anglosajón lJeIIWU!f. relacionado más directamente con la psique de esa época. la pugna entre el héroe y el dragón serpiente representa el poder de la consciencia hUlllana para hacerse con el dominio de las patUas de comportamiento instintivas e inconscientes. 55U-500 3.¡S de Cülllport. Esta idea se expresa en el zoroastrismo persa. los orígenes resultan aun más oscuros.¡ cuestionadas. sino más bien tina comprel1Sión mayor y tilla comprensión menor. Cuando e! mito del héroe se percibe en términos del crecimiento de la consciencia.7. en términos del triunfo de una cultura centrada en la imagen del dios celeste sobre la cultura de la diosa madre.¡lores tribales. Z"\IS 111:113 a Tifóll (Cl"r:ílllic3 grÍl"~3 pint:Hb. según cuya conccpción el papel de la humanidad consistía en brindar ayuda a la luz para que se estableciese frente al poder de la oscuridad. en que el objetivo del héroe es dominar su propia oscuridad interior. que son ambas. que repitell interminablemente las crccllcias dd pasado. su micdo o las limitaciones de su conocimiento.¡ctitucles y P.

esquivar a un dragón -guardianes del umbral-. Heracles. cuando la cultura fue hasta cierto punto capaz de asimilarlos. todos I. de forma característica. estos héroes no pueden alcanzar el tesoro con sus mentes racionales. Timpano dt. Sall MiglH'1 y d dr:l. C. como femeninos: las figuras ambiguas de Mcdea. El impacto de los diost. Ariadna. Mcdea. adormecc al dragón hasta quc 346 ."S arios sobre la cuhurJ de la diosa fue. Con todo.Ís antib'llas. e1rt. I:l. Est.1r a Mcdus.1. sino tan solo con la ayuda de los niveles más profundos e instintivos de la psique. decapit. se tornó illlensamente creativo. Se trata de esa complejidad de sentimicnto e intuición a menudo simboliz:lda por la doncella atada al dragón. El héroe solar parte a la búsqueda de un tesoro: el vellocino de oro. en ciertos aspectos.1 fusión dio origen a un intenso sentido de individuali(bd y de resolución articul3do en torno a mitos de hél'O(. la sacerdotisa. qlle todo lo dividen el1 categorías opuestas. catastrófico.8. pero. iglC'sia di' SailllMichd d'Étuigm's. Éstos se personifiC:lIl. Jasón. como sucedió en Grecia."S como Teseo. I'ero la bílsqueda implica en priltll:r IUb>ar la superación de un reto: matar al Minotauro.. de modo que el héroe no tienc más remedio que cncontrarse con ambos al mismo tiempo. en otros. En la leycnda de J:lsón y el vellocino de oro. 1141l d. especialmente al casarse los nuevos dioses con las di0S3s m."Stos son tesoros del alma que la hierb3 de la inlllort3lid3d simboliza en Cifgamall. emprende el viaje de vuelta al _hogar-. Allgul~'ma) ción de la psique humana en un momento en el que se requería esta imagen de autoridad y poder para poder dotar de ordcn y sentido una sociedad cada vez más compleja y perturbada. Circe. las manzanas doradas de las Ht. con Ulises. En definitiva.góll (c.-spérides.-splandC'cientc Perseo y el astuto Ulises.

·llle. C. las Crnyas. de fonlla parecida. el confiar el1 la voz de la intuición conjura el Illiedo: Aqud 1Il0mtmo retorcía sus inmensas ondas. entre encalllamicntos rociaba eficact:s pócimas por sus ojos: y por encim:a y alrededor el intenso olor de la pócima le infundía el sueño.1 joven". la misericordiosa. hechizado por el encantamiento. relajabl d largo espinazo de su terrigen¡ espiral y extendía sus inconublcs anillos. E:llt'onces él cogió de In encína el vcllocillo dorado por indicacióll de 1..'S. son imparridas por dos nlltieres scmidivinas. se ¡podera del yellocino de oro (deulle dI' c~'dllliu pinutl:l.1r del laberinto con la ayuda de Ari:adna. pinlor <Id huerlo. Tcseo sólo puede vencer al Minot. En esta leyenda el héroe sólo puede vencer a la serpiente enroscada alrededor del árbol que albl'rb":l entre sus ralllas el vellocino con la ayuda de Medea. que le diera ¡cceso. Mas ella con una rama de enebro recién cort:ad:a.'Sposa. Históricamente.1 solamente con la ayuda del ojo de las tres viejas S3bias. c. como cu:ando en :apacíblt:s mares rueda ulla ola negra. En el sitio mismo dejó apoyad:a la mandíbula. invocando con dulce voz al Suelio protector.1 éSle le vence el sllelio. la joven IMedeal se I. Jasi>n. levantando aún en :alto su horrible cabeza. el supremo de los dioses. de forma similar.. débil y silenciosa. trataba de enb'l. y sus inmensos anillos quedaron extendidos por detrás muy lejos a través del arbolado bOS<lul·.1uro y regres. la infemal. que mojaba en su brcb:aje.ma IlOCtlv:ag:J IHc:catel. Calipso y Circe. Sus «iniciaciolll. Pero no obsullte. La presencia de la diosa sc revela plenamcntc tan solo una vez <¡lIe el héroe sc ha reunido con Pcnélope. p¡n que hechizara al monstmo. Perseo logra vencer a Medus. y. De la misma 111:1llera. cubiertaS de resecas escamas. Pero aquél y¡. prolcgido por b dlou "lene¡. El Esónirh Uasón] la seguía :aterrorizado. La dioS3 Atenea guía a Uliscs durante su largo viaje de vuelta a ítaC3.lllir a ambos con sus fum:sus mandíbulas. Mientras éste serpc.l l47 . Y clamaba a la sober.O a. HO-4(.lba. su l.mzó ante sus ojos. el héroe pudo haber si- 9.

El mito del héroe como drama simbólico de conflicto interno resulta.do un rey que. pues se ha apropiado de todo 10 que le amcnazaba desde dentro. a ser atacado. El héroe tiene derecho verdaderamente a la confianza en sí mismo. El gran dios padre El deseo de poder. que de noche deshace lo que ha tejido durante el día. y donde los pequelios detalles de la vida cotidiana se reducen ante la vasta extcnsión planetaria del espacio. en la antigua cultura de la diosa. En los caso en que la imagen de lo femenino se incorpora al relato exclusivamente como malvada. por lo tanto. que obstaculiza el entendimiento y el cambio. Jung escribe: En d mito. Este dios ha sido en todas partes un padre celeste que gobierna desdc las alturas del ciclo. del mismo modo que el héroe personifica el estado mental capaz dc superar el miedo. Sólo queda su frágil racionalidad para afrontar la terrorífic:l imagen del padre que exige ser obedecido. reinaba como su hijo-:lln:mte.. Estas figuras fcmeninas persollifican los niveles de consciencia más antiguos que el héroe debe buscar porque no puede alcanzar sin dIos su objetivo. el poder de transformación de la sabiduría almacenada en la experiencia arcaica de la psiquc -la «madre». quien se atreVl. el propio miedo del héroe.. La llegada al poder de dioses celestes con poderes solares puede rastrearsl~ en 13abilonia. sólo descubre y gana el nesoro.. para hombres y lIlujeres.ldo de sometimiento inconsciente al miedo. como en el antiguo Testamento.~ llnágenes se hall extendido. Atenea y también en Penélope. Esta experiencia le da fe y confianza. plles se ha cnfrentado al fondo OSCuro (le si ganando su si-mismo. junto con el miedo. explica en gran llledida la necesidad de llll dios cada vez más poderoso -finalmente un dios «supremo».. Igualmentl'. que en muchos relatos se convierte en su novia.: a enfrcntarse con el dragón y no perece. la pistis cn la solidez del sí-mismo. Persia.capaz de unir a su pueblo bajo una causa común de defensa o ataque. el théroe hijo» se queda sin guía ni inspiración. El héroe se convierte en el hijo-amante que puede cumplir su misión sólo con la ayuda de su tmadre». que es. y es posible que también tuvicsc lugar ell ". preverse y supervisarse. Volviendo :l las múltiplcs imágenes del héroe que da mucrte al dragón. Canaán y Grecia. en todo momento y lugar en el que predomine el est. La respuesta natural a esta imagen es el miedo. la diosa. en último término. siempre presente.. se revc\an los rasgos de la antigua diosa. Así ha obtenido cierta s~ur¡dad ¡IItl'rior quc le capacita para la autonomía y ha alcanzado lo quc el alquimista llama JIIlio mClltalis}>. . Pero ahora esta. Tampoco es un héroe quien nunca se ha Cllcontudo con el dragan ni quien lo vio una vez y luego dijo que 110 lo había visto. el héroe es quien vcnce al dragóll y 110 quien es devor:ldo por él. En Medea. Ariadna. válido para cualquier época. desde donde todo puede verse. Allatolia.resulta inalcanzable. la «joya dificil dc alcanzan. es decir.

sorprendcntcmente. La mitología de la Edad del Hierro traza la transformación del dios joven en el dios padre celeste. una afirmación definitiva de la victoria original que había dOL1do de existencia al universo. que cs su sierva. y es posiblc que también esté detrás del tcmor contemporáneo ante el b(g 1Hfltll apocalíptico quc marque el final. Sus arlllas eran el fuego.'S qucda asegurada por una casta sacerdotal de sexo masculino en India.la India védica. Como b terrible diosa de la Edad del IJronce. la autoridad."Stl. Ellllito dd dios padre a finales de la Edad del Hierro se explora principalmcnte a través de dos dioses. El dios padre no podía acoger a los muertos en su imerior.1s que los cazadORas palcolíticos R"Spetaban y tcmían. Estas ideas contrastaban de forllla marcada con los inmensos ciclos de eOlles concebidos en la cultura de la diosa. La historia se concebía como la voluntad del dios creador desplegach linealmente en el tiempo.científico del siglo xx. muy po- 349 . cuyas imágenes míticas tienen. Posiblemente como resultado del predominio del dios padre del cielo. y élmislllo era el dios de la fertilidad.'SCn asimiladas por los hebreos que permanecieron en Babilonia y que. a medida que la imagen solar del dios se hace más resplandecieJUc. de acucrdo con lastO. la . Yahvé y Zcus probablellleme personifiquen estas mismas fucrz. Zcus y Yahvé. el viento y la tormenta. k' han convcnido en los m~s poderosos de los guerreros. El dios jovcn era antaiio el hijo-amante de la diosa. arcilla y hálito. la imagen lunar de la diosa va quedando eclipsada.. la ley y la justicia. que coincidiría con el triunfo final de la luz sobre la oscuridad. elevada a una proporción cósmica. Estos dioses fucron originariamcnte los dioses celcstcs de los invasores arios. el rayo y el rugir del trueno. a través de su palabra. se somctieron a la influencia de los persas una vez tcrminado el cautiverio en Babilonia. según e1modclo lunar de la diosa madre. polvo. Por 10 tanto. La supremacía de los dioses cek'Slt. por lo tanto. la propia creación.) apareció una idea del tiempo diferente. según el cual el big ball~ llIarcó el inicio de la vid1. idca de que la vicb humana tcnía un comienzo y un final definitivo. Marduk. Pcro ahora el cazador se ha convertido en h'Uerrero y sus dioses. Es posible que estas ideas fll(. al renacimiento. Son los progcnitores de la hUlIlanidad. inevitable que el dios creador se hallase fucra o más allá del tiempo y de la cn:ación. era. Éste ya no se concebía como cíclico.fabricalH a partir de sangre.mito de la creación. en la mitologia persa (600-400 a.de vuelta. tenía un comienzo absoluto y tendria un final defInitivo. C. y posteriormcntc cn las cuhuT:ls criniana e islámica. Baal. Assur. Este modelo lineal pm:. El. el tiempo se volvió lineal a ojos de la humanidad: tenia un comienzo en el nacimiento y UIl final en la muerte. y de que la muerte no conducía finalmente . por lo tamo."S de la naturaleza. armados con los grandes podeR"S cc1c.Il con la siguiente luna creciente. ni devolverlos a la tierT:l para que renaciesen (aunque en Egipto podia llevárselos consigo a los cielos. COl1l0 estrellas).. pero eran el corolario inevitable de la nuev:l. Los dioscs se cOllvienen en los port:ldores de la luz.-de aún subyacer al . que acogia de vuelta a los muertos en la oscuridad de su útero a fin de que renaeier:l. en I'ersia y en el Canaán hebreo. De manera similar. talllbién haccn la guerra.

ni siquiera como fl1el'"La con la que bay que lidiar. El y Ba. en su libro Elle: Tlle l-lis/(l(Y 4 mI Idea. L1 naturaleza ya no se experimcnta como fllClltC. la claridad y el ordcn.ca en común.¡ por su relación con Sll csposa divina. personificado en fuerzas y poderes femeninos: Tehotll (Tialllat). En el Géncsis. por mucho que (uese de forma oculta. se le COllOCC y am. Rahab y Leviatáll (Lotan). El que en muchas Ilaciones persista el mito dc la victoria de Marduk sobre Tiamat es seoal de quc las gentes ya no se sienten hijas de la madre. sino como adversario. John Pbillips. hermanas y hermanos).¡ que lidiar. del cristianismo y del islam. se permite que lo que 110 es lícito como doctrina sc exprese en la poesía de la antigua liturgia. con sus ama1Hcs divinas y mortales y con sus hijos e hijas. Doctrillalmcnte (pero sólo doctrinalmentc) hablando. 350 . pero no hereda la relación de dichos dioses con madres. No quedó ninglll1 rastro aparcnte de la diosa y su hijo-amante que pudiera discutirlo. no se le reconoce fortllalme1He relación alguna con nillgún tipo de diosa. cn aquellos lugnn:s en que la inspiración de la poesía reanima las antiguas imágenes míticas. que devora la luz. el dios padre de la mitología griega. al dios de la mitología hebrea. comenta: El antiguo Testamento no puede sugerir la existencia de otr:lS divinidades con las que la huIllanida<l posiblemente tellbT. Yahvé continuamente pugna contra el mal. en la Hube. La casta sacerdoc:lllevita de Israel edificó su doctrina de monoteísmo puro sobre estos cimientos. A Zeus. la oscuridad ya no se considera un modo de la existencia divina. Yahvé es un dios tribal y gobierna únicamente a su tribu. todos ellos nombres del drab'Ún del caos en las tradiciones llIesopotánlica y cananca". cn el rayo y cn el truello. donde sirve para recordarnos el poder de Ya)¡vé.ll.'. Yahvé-Elohim. Sin elllbargo. esposas. Por el contrario. Pero es él quien tcrmina por convertirse en el único. supremo y universal dios p:ldre del judaísmo. ni por lo tanto relación alguna con la naturaleza. La voz del alltiguo orden sólo consigue abrirse paso. :lllllquC tnn disilllUbdn que apenas resulta reconocible. El dios hebreo hereda bucna parte de la iconografia mítica de Marduk. sino hijas del padre. un vacío sin (orma. con la imagen del único dios padre. como el1 los ciclos IlInares. sólo existe Dios. el monstruo dragón que era Tialllat queda distanciado: adquiere la for1l1:l abstracta de Tcholll. aUIlque en otras culturas el mito siguió vivo. rey de reyes y dios de dioses. y espccialmente sus rcsidencias en la cima de una 1ll0ntai'i:1. el drama del conflicto cun la diosa ha terminado: el padre supremo es Uno. sino Ull modo de existencia carcnte de divinidad y activamente hostil.

t:11 vez porque la propia diosa h:Jbía sido la fuente de inspiración de toda la cultllTa. Sin embargo. el mito de la dios:J consiguió sobrevivir i:J revisión y b n. JlIllg Volviendo a la en. 351 . 400 años hubieran sido un solo día. tal vez porque Creta era Llna isla. C.ll '1Ul' nos scp:lra (Id hombre de NC:lndcrtal () del de Heidelberg. Y. Ártcmis y Atenea' Lo que cntTl' nosotros sólo surge el1 suciios y f.! moldear 1:1 vida ('spirittl:¡l lk 1111 pueblo altarlll:ntl' desarrollado 110 habrá dcs. y. D('\)ctllQS recordar que sólo ochenta gl'llCraciones 110S scp. volvió a cmergt. ¿qué son ochenta gClll~raci()l1cs? Se reducen hasta convertirse l'n un paíodo de tamaÍlo casi inapreciable clIando St' c01l1par:1Il <:01] el Cllormc bpso tCll1por.lla sin llcj:1T huclb en el transcurso dl' unas poras gcncraóollcs. como si.lbían inv. para la psique humana.¡ran de la c{bd de oro de la cultura griega. C. comenzaron a aparecer en Grecia dios:Js y dioses con las manos alzadas en el gesto minoico de epifanía... y lo hizo no como el poder supremo que fue ant:lll0. C.·ducciÓn que tuvo Illl:.lparccido dd alma hunm. silla como llJ1:1 realidad subyacente CUY:I presencia en llluchos ámbitos de la vieb no podía ignorarse. Las tribus indoellTopeas b. Incluso apareció en Atenas una dios:l serpiente. C.."'lT :J lo largo y :Jncho de toda i:J región continent:ll de Próximo y Medio Oriente. Porque J:¡ gran dios:J de la Creta milloica y llllcénica no se perdió con la desintegración tinal de las cllltur:Js rninoica y micénica en el 1200 a.·r en Grecia.'la de la Edad del Bronce. fue anuria kíbito cOllscicl1tl" o creencia gl'lll"raliza&1.1I1tasías.l. la destrucción de las cultllTas lllilloica y micénica en Grecia fue obra de UIl pueblo desconocido al que denominaban «gentes del . según los testimonios egipcios. Traducdóll de Alldr~s l'iqucr. G. tras ulla «edad oscura» de Ul10S 400 :lll0S. Pero ]0 que :\I1taiío tuvo fuer'¿.! suficiente como par.8 Diosas de Grecia: Gea. Hera.ldido las tierras de Grecia desde el 2500 . A partir dd siglo VIII :l.

el sol y la tormcnta. C. que arrojaba el rayo y el trueno.¡pn:ci. cuya comprensión de las leyes de la vida proVil'ne de la cultura de la diosa que Apolo ha reemplazado. nos cucnta cómo buscó por toda la tierra intentando encontrar un lugar en el que construir uu templo para su oráculo. Sin embargo. contradicciones y alusiones a UIl tipo de ordell distimo. yuxtaposiciones. Pero tras matar a la dragona (ver capítulo 7. El rostro con pico de ave y las líneas descendcntes y en zig-¿.¡ l. Lo que encontraron fuc una religión firmcmeme arraigada de culto a la diosa que había evolucionado pacíficamente durante milenios desde el p:lsado neolítico. sin poder hallarlo. Los jonio. especialmente en Creta y en Chipre. los dorios siguieron su estela y finalmeme obtuvieron la supremacía sobre toda Greci:1 y.presentan también reminiscencias con J. Sl~ denominan Himllo$ homéricos. Durante la cdad oscura -clltre el 1200 Y el HOO a. tal y COIlIO había hecho ames dura me incontables milenios. Los cantos más antib'l. el lugar de la diosa de las aguas que Auyen.l11ar». C. se preserv:lron llluchas cosas. pero tambi('n los complic:l y. sohre todo en lo referente a la dignidad y autoridad 'lile concede a la anterior cultura de la diosa).'¡S antiguas y elocuemcs. y en Beocia en el continente. Cuando llega a Telfusa. y tampoco pinturas o esculturas ni siquiera simples figuras de arcilla.~es y diosas que se pusieron por escrito en el siglo VIll a. sobre las islas. como se .IOS de dio. irónicamente.~. y al fin cOlllienza a colocar sus cimientos de piedra. ésta es una de las razolles por la que la cultura original de la diosa tiene que componerse a partir de fragmentos más tardíos 'lile dependen de implicaciones. El himllo a Apolo Pítico. que recuerdan de inmediato el arte y la visión de la Creta lllinoica y micélllca. mucho más antigua y persistente. por ejemplo. Como en clmito griego clásico de Teseo y el Minotauro. el dios se da cuenta de quc Telfusa lo ha en6'311ado. Por un lado los conforma. Beocia sc encuentra entre Delfos y Atenas y de allí proceden algunas de las illlágenes de la diosa lll. na hubo nuevos edificios de piedra de ningún talllaiio. cuyo soberano era el gr:lJl dios padre ZetlS. Lo que mantuvo viva la tradición debió de ser la tradición oral de canciones y cllentos. bajo la superficie de los mitos olímpicos.¡ en la figur.¡g que recorren la parte delantera de la túnica y el trono -tal vez raudales de lIuvia. :l donde emigraron muchos habitantes de Micenas. El sacrificio del antiguo orden a favor dd nuevo aparece recogido aquí e.¡ vieja Europa. aqueos y. Consigo tr:ljcron un ordcn social patriarcal y Ulla cosmología del CielO. puede vislumbr:lrsc la civilización prehcU'nica. 344). y que al mismo tiempo reconOCl' ulla fuente comÍin de inspiración mítica entre los /-lillll/(/$ y la O(/i$('(1 y la Ilíada (aunque J:¡ Odisea da la sensación de tener ulla orientación diferente de la de la Ilíada. De este modo. hoy en día.-. mucho después. Levanta la cima de una montaña sobre sus arroyos sagrados y su templo de piedra los cubre. p. de conocimiento de cualquier nombre que no sea el de Homero. finalmente. el acceso al 352 .distorsiona. Apolo elige como sacerdotes para proclamar sus leyes a cretenses de la ClJOSOS minoica. la diosa se l'ncolcriza y lo convence de que se vaya. un nombre que reAeja la ausencia.

Cos. O vinieron de . Ilcod:l.ldas y relacionadas 353 . . Aautls y crótalos que. de forma carncteristica. (e 100 :l. Otro himno.ada en la era minoicomicénica. Los mitos de Homero y Hesíodo sitúan. C. como Dictina y Uritomartis en el caso de Ártemis. o habían vivido allí desde sicmpre COIl un nombre distinto.1 3 b que va dirigido 3m3 el sonido de tambores. y llevando así b antigua vida al llUCVO IUbrar. a mcdida quc los mi lloicas y micénicos naveg.l. Ddos. desemb:lrcando en Chipre. Sc trata de un testimonio dd antiguo estr:lto de pensamiento cuyos arcaicos ritmos todavía podian pcrcibirse en los pasos bien medidos de la danza olímpica (ver capítulo 10).La religión griega está arraig. titulado simplemente . los orígenes de los dioses y di0S3s griegos en Cret3: o 113cicron allí. Esto. la gran diosa madrc original se ha convertido en muchas diosas separ.. Gr"d:l) '11 p3S:ldo siguc abierto.lllí.'S. Dcocia y lIluchas otras costas. si interprctamos c1lcnb'uaje de la leyenda. Dio':I m:adre "n el nono. Como comenta el experto hclenist. como Zeus y Dioniso..1 W3her Uurkert. es prueba de una transmisión cultural que dcbió dc tencr lugar a lo largo de llluchos siglos. ("on hijo en bruo.A la madre de los diOSl. resonando l'll las lIlontailas.lban por el V1l10S0 ponto. Rodas..'S•• recuerda directamente los rituales minoicos de la montaña: la dios. A lo brgo de esta línea ininterrumpida desdc las culturas minoica y micénica.'. se hacl'n cco dd aullar de los lobos y del rugido de los leones de ojos resplandeciclllt. y sin embargo no pucdc igualarse a la misIll3. como Deméter.

Como succde siempre. la sobrecogedora diosa de la fertilidad.:va. Aunque fue inevitable que buena parte de la cultura indígena sc perdiera al sucederse las invasiones. se ve reducida cn estatura frente a su hermano Apolo. Tras un aná. El yelmo y escudo micénicos corresponden a Atenea como patrona de la ciudad.¡ un modo de vida que se basaba en una innata armonía con la naturaleza!.entre sí. 354 . diosa de la serpiente y el l'Scudo. Deméter y !-lera. el dolor y la muerte de los hombres. y !-Iécale del submundo personifica la luna nwnguante y la m'gra luna I1U(. que se alzó de la tierra con dones para todos. con su cnfasis en la conquista y la guerra. nos llluesIra una tradición que resistió a pesar de cambiar su forma externa. que llevaba milenios establecida. Los lcolll"'S. sin embargo. En sus momentos de mayor esplendor. cn particular para Afrodit. Deméter. L:as diosas minoicas de las aocjas aparecen en las tn.1. para Atcnea. rcaliz:J. las aves. como si cada ulla de ellas personificasc un aspecto diferellle de su totalidad.. y el {. y la paloma. los ciervos y los animales salvajes pertenecen a Ártcmis. se convierte en la hija masculiniz:J. Todas las diosas griegas son diosas lunan. cuyas doradas Aechas de luz dan mucrte a la oscuridad desde lejos.-s: I}crséfonc la doncelb y ÁTll'mis la virgen perwnific:m el cuarto creciente.da. Afrodita. d cereal y las amapolas. y Dioniso se apropia de b uva y la parra. Zells constituye la diferencia distintiva. diosa indomable de los animales salvajes. para Deméter y Perséfonc. las imágem:s cuentan la historia: las serpientl's son para Atenea. el espíritu de esa clIltura. puesto que Y:l no es el niíio sobre las rodillas de la madre o el dios joven que saluda a la diosa.. Pandora.-strato agrícola lunar. a Hé'cate.1mbién es una diosa lunar. Hcra c I-ligía. el Zeus toro. el perro. por lo t:lnto. de la cultum prehelénica de la dios.. y COlllO ha argumcntado sólidamcme Janc Harrisoll.lisis más minucioso. I}ara que se restaure el equilibrio elHre la visión mítica prehelénica y la olímpica. más alltiguo. la mitología clásica manificstl una degradación y trivialización de la visión de la cultura conquistada que no hace justicia . Sin cmbargo. se concluye que no es tan scncillo quitar importancia a los poderes de las diosas.1 y I}erséfone. las videntes que enseiiaron a Apolo a predecir el fmuro. la gran diosa Hera se convierte en una L'sposa cclosa y vcng:uiva. El olivo l"'S el don de Atenea al pueblo de Atenas y los árboles fruolc. sino el gran padre de todas las diosas y dioscs. Las ceremonias minoicas dc!ntatrilllonio sagrado entre la vaca lunar y el toro solar vuelven a estar presentes ell la Hera 8de ojos de vaca. Dcml'ter y Afrodita. se convierle en la frívola ganadora de un concurso de bellez:J. y Ártemis. tejido entre los hilos de UIl lluevo entramado. se cOllviertl' (como Eva) en el origen del trabajo. resulta. Alenea. por poner un ejemplo. personifican la luna llena. la mitología griega puede entenderse C0l110 la resolución de una relación 'ldccuada entre los dioscs dinámicos del cielo y los dioses del sol de los invasores indoeuropeos. y su consorte.da del intelecto. en momemos de menor brillo. como madre o cspos:. que t. nacida de la freme de Zeus COIllO si fuera exclusivamente producto de su mente creativa.-s y los cereales SOIl territorio de Dl'métcr. Si no se trata de ir más allá de la primera impresión. COIllO lo l"'S SC!ene COll sus brazos blancos y sus caballos resplandecientes."'S doncdlas de la abeja.

jugando en coros cuaj:ldos de flores.damos por hecho». a la misma. con buenas leyes gobiernan en una ciudad <le hermosas mujeres. de ti depende dar la vida o quitársela a los hombres mortales. Es cierto que en la mitología cláSICa la diosa ya no tenía la misma posición de madre suprema de todo ser vivo quc tenía en el Neolítico. la más augusta. Como si respondiese a nuestra actual crisis del medio ambiente (un término para designar a la naturaleza que no significa más que . puesto que cn occidente la última diosa de: la tierra fUe Gea. o cuanto vuela. iAfortunado aquel al que tll hOllras benévola de corazón! A él todo se le presenta en abundancia.alrededo~). Illejor dicho. venerable dios:l. Sus hijos se enorgullecen de su juvenil placer. espOS:l del estrellado Ciclo! Concédellle. la tierra siguió siendo. a fin de que sea posible establecer una llueva relación entre los sercs humanos y el mundo natural. ulla vida grata a mi corazón. que insta a que la tierra y sus criaturas sean consideradas como un todo. y simplemente el término «Caia». En cuanto a tales hombres. y sus hijas. Por ti se vuelven prolíficos y fmctíferos. con ánimo alegre se COI11pl:M>el1 entre bs delic:l(bs Aores del prado. Que yo me acordaré de otro camo y de ti J . un ser vivo -ZOO/1. de sólidos cimientos. ese mundo que tantas vcccs . A este fenómeno subyace b idea de que sólo una personificación del planeta puede devolverle al mismo o. tina identidad sagrada. madre universal. Abundante fortlln:l y riquez:l los :lcompañan. generoS:l deidad. se nutre de tu exuberancia. que propone que el planeta tierra es un sistema autorregulado. benévola.esencial disccrnir los distintos nivelcs de pemamicnto quc componcn las versiollcs filIales de las historias 'lile conocemos. Se le carga el labrantío dispensador de vida y por sus campos prospera en ganados. el nombre de Gca/Gaia se escucha hoy en día por todas partes.1 es la consciencia que habría de perderse en las herencias judía y cristiana. que expresa reverencia hacia el planeta como ser vivo del que toda la vida depende. Esos son a los que tÍl honras. madre de los dioses. según la terminología platónica-. Cuanto camina por la divina tierra o por el ponto. No es una coincidencia que el siglo xx regrese a la mentalidad griega para formular esta experiencia. Gea «Himno a Cea ([ierra)>> Voy a cantar a la Tierra. y esa pérdida se hace evidente en el modo en que tratamos a la tierra como si «eso~ fuese materia muer- 355 . que nutre en su suelo todo cuanto existe. en recompensa por mi canto. Existe b «hipótesis de Caia» del físico James Lovclock. Su casa se llena de bienes. la «comciencia Caia». sin embargo. ÉSt. ¡Salve. incluso en filosofía. soberana.

que. Sugiere. En el himno homérico enunciado más arriba todavía se invoca a Cea como 8111adre universaL)). la primcra adivina". La sacerdotisa de Apolo. dándose preponderancia a la idea de origen. la diosa madre no reconocida de la iglesia cristiana. en la práctica los'()rficulos de la diosa siempre se consultaban a través de sus sacerdotisas. sino de mi madre. L1 rigidez plana y pesada de su rostro evoca el nombre indoeuropeo de la diosa tierra. sentadas bajo el sol ardiente junto a grietas abiertas en la tierra. la auscncia misma de particularidad la convierte en la más «arquctíp¡ca~ de todas las diosa~. Pero ahora que la diosa única se habí:l fragmentado en múltiples diosas. en terminología moderna. por así decirlo. C.! adquirido formalmente todos los atributos de bs antiguas diosas madres excepto el de diosa de la tierra. la realidad de una sola diosa madre había pasado a la hi. como lo fueron todos los demás seres que hizo salir de sí misma. Dioniso y Apolo. procede el cuento de cómo la tierr:J y el ciclo fueron ulla vez una sola f(mna»'. t:ll1lbién se ha convertido en (lesposa dd estrellado Cielo». lo recibe de lluevo en SIL SCllO}. en las rodillas de las madres: tNo de mí. Aunque ahora formalmente estaba sometida a la ley de Zeus. cómo la cultura de la diosa pervivía en la memori:l a través de histori:ls transmitidas de generación en generación. alrededor de 700 a. la unidad original de la tierra y el ciclo se había perdido en la leyenda de los inicios. 356 . escribe a finales de la edad oscura. entre todos los dioses a Tierra. eVOCa esa époc:I tal y como su madre 1:1 recordaba. Cuando se sigue el CllrsO de una tradición histórica resulta fkil perder el equilibrio entre la perspectiva de lo que sucede y la perspectiva de lo que siempre es. (b lllla sensación de androginia que nos devuelve a la sensibilidad prehelénica y también a la región de los comienzos que. Plalaca. pero aun así crucial. A pesar de su cabello ondlllado. no está en lugar alguno. la tancha».nunca olvidaron que ella estuvo «allí)) primero.~toria. Sin embargo. tal vez. Esquilo se hace eco de este himllo: ['reste oído:l mis plegarias t:ullbiéll b rierr:l. babía surgido una forma diferente de relacionarse con el universo. :lhora que los dioses gobernaban a su lado y a menudo en SLl lugar. la Pitia (nombrc procedente de Pitón. C. después de haberlo criado. por supuesto. como Homero. Sin embargo. es el hecho de que María. antaíio fue su hijo.. el dragón que Apolo mató). En este texto es ella quien alimenta a todo lo que hay el1 el mundo. da la vida y la arrebata. Hesíodo. el cielo. L1S características distintivas del rostro de la figura 2 se reducen al máximo. y no se mellciona en ningún momento que en otros mitos Urano. en el siglo VIII a. Y los dioses pmteriores de Delfos -Posidón. hay. la que todo lo pare y. siempre abría los rituales délficos con una invocación a Cea: Ell esta plegaria honro primero.tao Menos obvio.

3pUllt3 sus rayos (ver p. el que. con músculos firmes y resolución inquebr:mt3ble. C. El mito pclasgo de la creación (que toma su nombre de los pueblos indígenas del 357 . de aCllerdo con el lluevo orden de priorid3des. El mito. ces la abenun secrcu a trav':'S de la cual las energías inagoubles del cosmos se vlenen sobre las manifestaciones culturales hUlllanas-1• Volviendo a L'Ste momento particular del co1llimllllPl cultunl. Si antl. seh>Í1Il la evocadora frase de Joscph Campbell.'rn (fill<lll:'s dd siglo 111.y todos dios.2. pero sc m. Los mitos no son historia.lIlifiestan en el ticmpo y crean la historia. )(. reRejan la transición de la gran diosa hasta el dios. cada llllO a su manen. se trata de un punto en el que la energía ha cambiado de dirección.'S se orientaba hacia Cea. Crcu) .'omi. COlllO había sucedido cllando la cultura babilónica se encontró COIl la sumeria. el que rellne las nubes. d órfico y el olímpico.'nzos cid siglo 11 <l. dioS<ll dI:' b ti. ahora lo hace hacia su bisnieto. más antigua. las historias del origen dd mllndo y de la hUnlanidad t:llllbién cambiaron.1)). el homérico. Zeus. PakoknslO. G"<I. En Grecia esto dio como resultado cuatro mitos de la creación principales -el pdasgo. y por lo tanto se visrcn con el lenguaje dd devcnir y del cambio.

como algo nucvo y scp:lrado de lo demás con lo que comcnzar la obra de la creación. con 13. para que existiera la raza de los mortales·.sgos) comienz3. árboles. asignando a cada una de ellas un titán masculino y otro femenino.! pLISO el huevo universal sobre las aguas. Tras [Qmar la forma de una paloma. formada por Apsu y Tiamat '''. etl los mOlltes de cimas frondosas. que también era orden y justicia. sola entre las 3. Luego creó las siete fuer. El mito homérico de la creación en la lIíada es similar al pclasgo. era la triple diosa quien gobernaba el universo hasta que su cetro pasó a Urano ll . Esta pareja original es similar a la babilónica.las pbnctarias. la luna. tocando el tambor y llamando a la humanidad para que escuchase los oráculos de la triple diosa. copuló COIl ella. dejándola embarazada de la vida. lo frotó con las 1l1:ll10S y lo convirtió en una gran serpiente. Cea da a luz a lo que es visible. Eurínollle. En palabras del poeta Asio: A l'c1asgo.. semejante a Ull dio. De forma aparentemente independiente de estos principios estructuradores. En cumplimieJlto dc sus órdenes. que. 13ailó hacia el sur y el viento se puso en movimiento tras clla. la tierra con sus ríos.. reina sobre el mar. el sol y la luna. En la "nogmlÍa de Hesíodo. de todas la~ cosas. Caos produjo a la noche y al Érebo (el inframulldo) y de la unión de Noche y Érebo surgieron Día y Espacio. se designa. donde aparece la versión olímpica del mito de la creación. la serpiente. Aunque Eros o F:lIles creó la tierra. dejando salir a los hijos de la diosa.gU3. Fuera de la caverna se sentaba Rea. llamad3. el ciclo. En el mito órfico la diosa y el viento vuelven a ser las imágenes primarias de los principios arquetípicos femenino y masculino. De este huevo salió Eros (el amor). Gea sólo es la primera en surgir de Caos. el curso de agua que circunda el mundo (como bacía Ofión) y nombró a Tetis C01~O «madre de sus hijos» que. la negra tierrJ hizo surgir.'ci3.. junto con Eros. los planetas. así que separó el mar del cielo y. Comienza con Océano. hierbas y criatllras vivientes.da sólido donde apoyar los pies. Tomando el viento del norte. dio origen al mundo a través de la d3.C0l110 fuente.. se enroscó siete veces en torno al huevo hasta que finalizó su período de incubación y se partió cn dos.S. Eros vivía en una caverna con la diosa Noche. la diosa de la 1Ioche de alas negras se unía con el vielltO y ponía un huevo de plata en el útero de la oscuridad. Aquí. Ofión. los pel3. implícitamente a Caos -y no a la madre. pero se invierte el orden de venida al ll1undo. el que «revela". excitad:! por su danza. el de alas doradas -al que algunos llaman Fanes. pero no halló n3.llza.~. Ofión. Surgió desnuda del C:IOS. por lo tanto.que puso al universo en movimiento. dios3. que recorre vastas dist:lllcias» como la l(ma. como Eurínomc. El pnlller hombre se llamó Pelasgo.norte de Gn. a lo que llamamos naturaleza: 358 . que son todo lo que existe: el sol. surgió de la tierra de Arcadia y fue el ancestro de los pelasgos". las estrellas. Illontaihs. nombre que ~igllifica «13. la dios.

a través del mito se explora aquí la forllla en la que el ticmpo. Cronos.¡.¡11 convertido en diosas y dioses."St.lción dc la fertilidad dc las t. quc st. c\llIás Iiennoso elltre los dioses i1l1nortak"S. COl1l0 hemos visto.1 bs b'Tandt. que aRoja los miembros y cautiva de todos los diOSl. Despllés de esto. logró a!c. el significado de su nombre.¡borrcció tan pronto como nacieron y los escondió en un escondrijo oculto para quc no vier. por así decirlo. los .¡. ell aras a su madre.¡ por toebs partt-"S y poder ser as. .'Sput. Lucb'O. lEn el romlo de b tictr. de mentc rctordd3. ddicios. luego exhortó a SllS hijos a que hicieran P. par. cstc acto dc sacrificio genital t. con cincuenta c. De 1:1 Noche :a su vez n:acierOIl el Éter y d Día.ls olas. ancha como era. sc puso en marcha. Urano.. El hijo.l luz .¡ciones. a Crio. Fue Crono quien decidió. sede siempre segun P.¡ m."S y de todos los hombres el cor:I:r.lmoroso con Érebo. s.¡nz-1f1c con la mano iz- J59 . se trata de la scmpiterna preb'tll1ta sin n.¡dre y su hijo-amantc. es castrado. Urano.' del Olilllpo. Después dc dIos lIaóó d más joven.a ansioso de amor y se extendió por todas partes.¡ los rdices dioses. que eran insolentes y feos. puede atisbarse ulla variación fascinante dc!mito de la dios. el IJomo. Ce:! alumbró primero . el Sdcrificio del hijo-amantc -o su sustituto. a Mncmósine. sc tens.¡g:u a su padre por su crimen.¡bezas y cien brazos. En Cret. En otras palabras. el comienzo del tiempo.. sede siempre se~ura de lmlos to~ Inlllortales que habitan la nevada cumbn. alumbró a Occano dc profimdas corriemes. Aquí el proceso de la creación queda dctenido hasta que el hijo-amante.im y la 5Clls.' h. . el cielo. :a Ceo.'Sario para la rClloY.era nccl.ato comerCIO. su primer hijo.¡llI:Ido: Vino el poderoso Urano conduciendo la noche. y jlllltos engendran bs forlllas de b naturaleza bajo nombres precisos y f. su padre.lriÓ al estéril piébgo de agiud.1miliares.1liendo de su l"SCondite. ClllOllces urdió un ingenioso y «malvado" pbn.a mor. Esto hizo que Ce.lr.1se y expandiese. a Rea. a Fd>c de :iurl'a corolla y :a la :amable Tetis.En primer l\l~:lr existió el Caos.l de anchos utninos existió el tenebroso Tártaro. se echó sobre la tierr.1miento. T::unbicn dio.¡ I-liperión. Después Cea la de amplio pecho. Sólo tras haber creado elm.¡no.l.l Noche. el toro O a vcccs el árbo\. acostada con Ur."Sta: ¿cómo elllpeZó? Esto fue lo que sucedió: Cea y Urano dieron a luz a tres gib""ntcs violemos y poderosos. d lIIás terrible de lo. cn el modo primitivo Cl! el quc aún sigue (k-sarroliándose el pens. a los que alumbró preliada cn contaCtO . Ella igualmente P.¡r se tille Cea con Ur."S Montaii:lS. que b conlUvier.ad:a dc diosas.mo con sus llIiSIll:lS proporciones.~ hijos y se llenó de un intenso odio hacia ~u padre'l.¡n la luz. él ejecutó el plan que clla había tr. Produjo hierro gris y dio forma a tina hoz enorme de grandes dientes.¡r el reto. 1:lS Ninras que habitan los boscosos momes. lanzando enormcs gcmidos.11 cstrcll:ado Ur. sin mcdiar el gr. Dd Caos surgieron Érebo y la lleb"r.'S lo que inaugura el reinado dc Crono. acept.lta voluntad cn sus pechos. I Por último.¡ Jilx"to. a Temis. a Tea.ano. Eros.

y ésta da a luz a una call1ada lllonstruosa de serpientes venenosas. la encina está cargada de bellotas en sus rama~ altas y de abejas en las de en ntedio»l~.1 a diario a todo ser vivo'·.'ncia seres feas y destructivos? En el DIIUIIIIl dish el hermano mayor de Ea. La mayor de entre ellas comienza una guerra colltra los diOSes. y a las Ninf. Pues cualltas gotas de sangre salpic~ron. No en vano escaparon aquéllos de su mano. Pero hay otro eco mfls del pasado de la antigua Uabilonia que se lllueve en torno a la mism.1II1biéll ella quien dio a ZellS el trueno y el rel~l1lpago que llunCa anteS habían abandon. antaño el hijo y ahora el esposo de Tiamat. En otras palabras.1s que llaman Melias sobre la tierra ilimitada'!. e~ la protesta de la naturaleza lo que 360 .<Iuierda. siguió honrando . por de pronto. :Illtiguo orden. de fuer¿a horrorosa y terrible.'reeha la prodigiosa hoz.estfl relacionada en el pensamiento griego con la vida moral de la naturaleza hutllana.lIla razón que explique que. podrbmos decir. Cea y Urano engendren a tn. Porque si Crono (tiempo) devorase a todos sus hijos. De este modo la mentc griega. Fue Cca quien.-s hijos violentos.¡sí decirlo.. la dios. Esta historia es sorprendentemente similar al EIIIII/1(/ dis1J. ¿quién le sucedería? Fue t. le molesta el griterío de sus hijos y planea destruirlos. sin que se dé razón alguna. a los altos Gigalltes de resplandccientes arll1as. De manera similar. en clmito griego no se da ninb'1.sas hermosas.1se de la creación. todavía se la honra como fuente originaria que alimellt. dio a luz a las poderosas Erinias. incluso de la soberanía de Zeus. donde a ApSll. en las montallas. escribe que cuando el pLll'blo eS justo. bajo (.¡r. SLl ciudad Aorece y queda libre de la hambruna y de b guerra: ~La tierr'J les produce abundante sustento y. Y al completarse un aiio. Apsu es posteriormente depuesto por E:\.¡ Cea co~ lila presencia viva y sagrada cllyas leyes estaban escritas en las vidas de toda la creación. por . su madre original. Hesíodo. en ambos mitos su llegada significa el fin del . sino que. tr:lS haber creado tantas cO. en un mOlllento en el que el tiempo parecía habene detenido. el orden de la naturaleza era para los griegos un orden moral.1 madre tierra no es destruida. Sin embargo.. a eng:1I1ar a Crono. igual que aquí Urano es depuesto por Crono. En EdijJ(/ rey de Sófi-lCics. que sostiellcll en su lllallO largas Ian:-:as.1 liderazgo de Marduk. en la versión de Hesíodo. la ley de Cea -o de la natur:llcza. incluso en época olílllpicl. en Trllblljas y díllS.¡ pregunta desconcertante: ¿cómo y por qué vinieron a la exist<. empuñó con la dl. todas las recogió Cea.ldo el interior de la tierra. enorme y de afilados dientes. ayudó a Rea. madre dc Zeus. y apT('suT:ldamellte segó los genitales de su padre y luego los arrojó a la velltura por detrás. a diferencia de la nuestra. Ellos mismos. vuelve a empez. y la creación. uno de los dioses mfls jóvenes. el padre original. inaugurando así la siguiente f. Pcro hay una difcrencia significativa: en p:ITtC probablemente por la inAuencia minoica. y como tal podía ~er perturbado por el comportamiento inmoral de los seres humanos. destruyen luego a Tiamat. Por consiguicnte. Así quC' la tierra nunca fue olvidada en su condición de fuente de todas las cosa~. crea grandes vientos que agitan a Tiamat.

Tal vez la convicción griega de que la naturaleza es un ser lllOral.!tl. el templo de Hern existía mucho 3nt(. hermana y hermallo en el panteón olímpico. En Olimpia. Está sentado en la postura suplicante del hijo-amante. c1ar:tlllellle.1 sentada en su trono'·. leones y aves acuáticas que 1:1 acolllpalian le otorg.illicj:¡ d dralll.. que existe cn esta licrr:l y no mantenerla pan. cuya visión es interior. que sufre a lllanos de la ignorancia humana. ori- 361 . C. el dios aparcc<.1lios de bueyes que pacen y en tos panos infecundos dc las mujeres".1 a vivir de lluevo. est:Jb:Jn oficialmente .lIl un linaje más antiguo. con el br:tzo Icvant:ldo.1 se :alz:a por encim:a de l'l COIllO IIna gran dios.ar de la región una lIlancilb.lIlO Febo nos ordeno. no CS.1 originada por c1muerto. <llIC lIeb'llc a ser irrcmt:diablc'1. Como en la fi6"llra 3.l dd despertar de Eclipo al asesinato de su padre y al incesto involuntariu con su llladre. Éste er:t el significado original de la polución.1. pueda recol1sider:mc gracias al regreso del término Cea/Caia a nuestro lenguaje. .los orígenes de la diosa son mucho Illás antiguos que los de ZellS. y las imágenes de serpientes. junto a la dios. Cuando descubre que es él mismo el asesino descollocido de su padre y abandona la ciudad. De esta manera le devuelve la unidad. no al contrnrio.Líbrallos de toda impurcz. Hcródoto pensaba que los gricgos habí:Jn tomado a la diosa Hera de los indígenas pclasgos de la Grecia scptentrional. L1 tierra de Tebas en la que gobierna comienza a morir: Se debilita cn las planus frnctífer:ls de la licrr:l. sujet:mdo su Ilunieca.1 fue originariamente la llclior:l de los Juegos. Hera En l'poca disic:l Hera era cOllocid3 sobre todo COIllO espOSo1 de Zeus.c:Jsadou en la Edad del 13roncc -probablemente ya antes del siglo XIII 3. y ocup3ha el scgundo lugar tr:tS él. pcro en Id }"SCuhura de la fib"llra ] la dios. arroj. allí.'· dice Edipo al ciego Tircsias. el SOOCr.scliorab."S que el templo de Zeus.' dc pie. la escena olímpica sugiere que el dios l'S el elegido de la diosa. como guerrero con barba y yelmo. Su I]ombre. haciéndose eco de los sellos minoicos. lIIicntrns que él. cn los reb. la tierra comienz. En el oráculo de Apolo en Delfos. como corR"Sponde :l su condición de herlllano pcquelio. se inclina h:lcia atrás alejándose de ella. Se había comctido un crimen hulIlallO cotUr:t el orden divino. Debe resultamos obvia la relación simbólica de esla hiSlOria con el trance en el que se h:llla nuestra tierra. AllnqUlo Hera y ZellS. como el de Zells. que significa . pues ambos nombres aparecen juntos en bs tablillas cscritas cn lineal 13. indocuropeo. y también que la dios.

Por otro lado.sugiere que cra también una diosa de la tierra.11o: la ni11a.2 . También es llamada . por no mencionar las consortes anónimas dc la larga serie de toros fertilizadores. tUlla ell sí misma» como la IUrla renacida. todavía se asignan a Hera las tres fases de la gran diosa de l:l hll1a de ant:1I1o (aunque interpretadas ahora en relación con su papel de esposa. De hecho. Gimbutas sugiere que. por ejemplo. Hera podría remOlltaNe a la diosa serpiente del Neolítico que gobcrtl:lba sobre las aguas celestiales. Templo de I·lera.~ (ml'topa. simbólicamente virgen. bajo la forma de los tres tcmplos quc sc le construyeron en Estinf. una imagen romántica de los rayos de hlll:l que se exticndcll por el ciclo Ilocturno.¡ renovar su doncellez y para que pudiera ir al encuentro de ZellS como en los orígenes. que significa «de ojos de vaca». A SC!enc sc le da cl mismo epíteto y se la describe formalmcnte como diosa de la IUlla. el epíteto que Homero da a Hera -bl)llpis. El mismo mito lunar conforma el ritual en el que su estatua se bañaba cada año en UIl arroyo. que le corresponde. la realizada y la separada. Tanto Homero como Platón relacionan su nombre con d airc 21 • En la /líad(/ es llamada Hcilla del cielo» y . cuya imagen siempre fue la vaca desde las épocas más antiguas: la Ninbursag sUl1leria y la Hathor egipcia.Hera del trono dorado».diosa de blancos brazos». al igual que Atcnca. con la cual :lparece a menudo en las leycndas. en el momento preciso de la luna creciente. par. 3. V a. C. 1·lera y Zl·lI. Sicilia) gimria y cre:ltiv:l. C0l110 corresponde a un punto de vista patriarcal).~iglo 3.

también er:\I1 su hogar. Apolo. se t:strel1leció por el golpe. por no hablar de cierta conexión esencial entre Ge. la majestuosa Hera lleva la corona de la reina de los dioses. la fiu:ntt: de la vida. c.lbÍ:l. 6110670 a.Atent:. sido concedido y.co de algunos de sus hijos también se halla la misma historia.'. un ailO más t. de las que CUelg. El dr:lgón de I-lera fue enviado :l Delfos para cuiebr de la dragona Dclfine. Tra~ el carácter delllonÍ:l. !-lera sabía que su de.~par­ cía sobre los altares cuando se sacrificaba el ganado. coronada.111<1$ de arcill. más tarde. De ella surgen ralllas en forma de serpiente. Tdns) cuyos cuernos tenían fOrlll:l de luna creciente. le dio llllu:rte.lll uVas. se apropió de los templos micénicos y su culto se extendió por toda Grecia. donde era adorada como ~diosa del yugoD y Hica en bueyes».l por su cuenta. I kra como ~rall diosa. recorridas por manadas de ganado.2 m de altma. 363 . Diosa de Argos y también de Salllos. el hijo luminoso de Zcus. Su nombre es dcm. nllr<' dos leolles (rcli<'vl' ckl¡idico <'11 un . nació Tifón.~eo le h.:l quienes Hera da a luz de tll:lnera autónoma. y en sus templos se sacrificaban but:yes. A 1:Is espigas de trigo se las llamaba ~ftores de Hcra» y se 1:Is e. Her:1 golpt:ó la tierra y convocó a Gea y :l Urano. C.l.11 de Tifón. un pi/has de 1. a quien Zeus dio Illuerte.1 y i-Iera.4. Gea.lsiado sillli1:lr . En la figma 4. En Ull:l ocasión. hijo pcqlle¡lo de Cea. cllojada con su marido por haber engendrado a. presumiblemellte en su calidad de diusas de la tierr.lnle.¡. Se trata del dragón Tifón y la mollStmosa Hidra. Las llanmas fértiles. como toda diosa dt: la tierra vista desde la óptica de los dioses celestes.

lr. tapados COIl una nube bella.¡ la edllc. que tiene aspecto de rcd y que está cubierta de puntos que recuerdan a un tiempo la semilla sembrada en los campos y las estrellas que salpican los cielos. «Tú eres quien pasa la noche en los brazos del supremo Zeus»24 se convirtió en la expresión emblemática de la autoridad dc I-Iera. Ártemis se convirtió en diosa de b virginidad. su sacrificio principal era IIna V:Ica para I-Ier.J Grecia patriarcal para servir. todo ello se qucmaba l l .¡ florece. como lllodelo para el recto ordenamiento de l.l menudo se representaba: cuando .l de Ulla reina por derecho propio. estaban excluidas de la democracia al igual quc los esclavos.¡zos.ll cada sesent. representándose dc mleva el antiguo ritllal del matrimonio elltre el cielo y la tierra. doblc¡.lción que sus hermanos y maridos. En este tapiz se tendieron.lres de Grecia se celebraba el matrimonio sagrado entre Hera y Zel1s.~e reconcilian.¡ y un toro para Zel1s. la diosa de la ticrrJ. recordándonos a la diosa milloica de la montaña y a la puerta micénica. debe recordarse. carecían de derecho al VOto y raramente disfrutaban del mismo derecho . En lIluchos lug. que a~cendía y los protl'gía del sucio. yel hijo de Crono estrechó a su esposa en los brazo~.>ado al slleíio y al amor. el parto y la maternidad. 3M .l. toda la ticrr. el cuidado de la casa se encomendó a Hestia.lcinto espeso y l1lullido. Y cuando ZClIS toma a Her.) Hera se convirtió en b diosa de las bodas y del matrimonio. dos leones se alzan hada ella. áurea.¡ levanta los brazos en gesto de epifanía.jo el cuello del recipicntc aparece una procesión de ciervos moteados con cabezas delicadamente finas. como si de los festejos de una boda se tratara. muy lejos queda la imagen de la espos. st secularizase en \. que antaño unía los principíos complementarios del universo. con figuras de madera dc la novia y de su dama. Al final. org.¡do antes que ele la imagcn dc la pareja desavenida que tan . que destilaba Ilítidas gOt:IS de rocio. la belleza y el deseo pasaron a pertenecer a Afrodita..l sociedad mediante el ctllllplimiento debido de \. ante todo.l mezquina de la 1/í1li/a.J ceremonia del matrimonio.lllizaban una fiest:1 espcci. Así dormía sereno el padre ell 10 m:'IS alto del G!irg:aro. B'l. con su esposa en los brazos2. azafráll y j. En la descripción de Sil reconciliación en la Ilíadl! todaví:l pueden encontrarse recucrdos del ritualmistérico del matrimonio sagr. diosa del fuego del hog.¡ en sus br. varias ciudades que rendían clllto a Platea. Ésta cs la figur. los oculta una niebla dOf:llb demasiado espesJ como para que el sol la penetre: Dijo. El! Beocia. que bendeda y regeneraba la vida.l :U10S. mientras que el amor. 13:uo ellos la divilla tierra hacía crecer blanda yerba.Her. dos sacerdotisas Sl' ocupan de Sll túnica. Es como si este acontecimiento divino. Al inst:lllte viencn a la mente los rituales del matrimonio sagrado de Cnosos. (Las mujeres griegas. loto lleno de rocío.

momento en el que ZCllS se revela. Ares (según Hesíodo). tJI y como la vería la comciencia dominante del ~bijo» errante. en la (lolimpizaciónlJ de Hera ésta no es la historia oficial. consigue ellllatrilllonio mediante eng:llios. la convierten. El implacable acoso JI Clue I-Iera sometÍ.~ión de las dos culturas. Si esta furiJ se saca del contexto marital y se devuelvc al momcnto histórico.¡ a ZellS. a su propia imagen? La respuesta está clara: Hera ha contraído matrimonio a la fuerza. lo que cabría esperar de una pareja tan divina: llllO. ninguno de los cuales triunfó. mojado y maltratado por la lluvia. Scgún est. o Ull hijo. Zeus queda IJl~ifectalllellfe si/lladll el/ fa !lis/aria de /a rcligiólI di' Heril dI' Argllsl (la cursiva es del autor)lo'.:l1O propio. y se posa sobre el regazo de Hera. Con todo.Zeus.. En Ull relato. la diosa lo cubre con su túnica. momento en el que los que contraíiln tIliltrimonio representaban modos de vida en el universo di~ ferentes e incluso opuestos entre sí. en cualquier caso. pero mlnca es realmcnte esposa»l~. aun en ticmpos homéricos. él luego la apresará en un trono mecánico). el herrero.un:l fuente alllbiv:liente de s:ltisfacción para alguicn acostumbrada a ser diosa por dcrc. y que incluso lo salvó cuando era niño de las f. tuvo dos hijos de. y a los hijos fruto de los mismos. «¿es la señor:! tiránic:¡ urla creación del ama dc casa griega. el recuerdo dc su antigua independencia siempre cstabil presente: él no debía olvid:u '1m: la diosa eril su hermana ll1ilyor. al que Zeus odi:l más 'lile a ningún otro dios).J dondt. que a su vez se venga de ella. al que Hera arroja a la 1lI0nt:llia. el otro. Todas estas historias. feo. Volviendo a la historia no oficial. el modelo de la madrastra Illalv:lda.l última. la esposJ manipuladora y la l1'l:ldre terrible. puesto que en algunos rclatos fue ella misma quien lo llevó a Creta. un cobarde desvergonzado y salvaje (Ares. Aquí Zt'llS es representado como el intruso. no como el gran dios que reclama su derecho al mismo. contrahecho y vengativo (Hcfesto. el sentido de la injusticia de Hera se revela claramente COI\lO negiltiva il someterse il 10 establecido por Zcus en relación con la fu. su matrimonio tiene lugar incluso mediante subterfugios: durante una tormcnt:l. lcídils simbólicamente. contribuyen a aumentar el sentimiento de protestil mitológica ante la perspectiva de someterse al yugo del matrimonio con un eompailt:ro desigual.' construiria su templo. en algunas partes de la l/íada. como implican los relatos de su furia ante la libertad de Zeus. Hefcsro y Ares (segllll HOlllero). sentada sola en la mOlltai'i. corno se pregunta Harrison. en Ulla parodia cómica. después s(. las imágencs de la furia de ZellS contra la diosa (cuya lectura nos llcva más allá del st'mpitcfl1o «vete al infierno») desvelan su antiguo papel como diosa del infralllllndo: 365 . Su progenie no cs. Hera qm:da separada de las otras diosas y dioses. Aunque Hera a menudo cOlllpilrtÍil altar con Zeus. a causa de sus escarceos amorosos. KerénYI comenta: ~A través de:: esta creación mitológica única. ZellS se transforma en Ull cuco. Sintiel)do lástima por el pobrt' pájJro. Por otra parte.111ces de Crono.

c. D. la diosa so1i:. Yo no me preocupo de tl1 ir:¡.' (orma . _solitaria» o _viuda». c.· sitÍJa elHrc las c:. fillail's dd ~igln VlI a. donde Jápeto y erono se hallan selltados sin deleitarse (. Zcus sujeta ltllO de los I"'chos de I-Icra.5. de l1l:ldrra. visto dc~de atrás.}.rado dc l-Irra y Zcu~ (tal]. El matrimonio sa¡.(. El cuco.be~as de Zcus y l-Icra como símbolo (l<. De cs- 3(. o(rn'cr Slt propio IH'cho para alil1lc'ltar al l1lltttdo É~e es el decreto divino. moveré en mi favor al Aqueronte»2l< dice.On los rayos del Sol i-lipcrián ni con los viemos. sólo rodeados dd profundo Tártaro l1 • La leve alusión a un viaje por elmulldo subterráneo aUll1eIHa su carga de significado si se relaciona con el papel de Hera como diosa de la luna mcnguantc.· 5:1I110S). aclara este punto: «Si no logro mover a los dioses del ciclo. ni .~u Htli'. con la 6se de su rcheión COIl Zeus denominada ~separadal).lllllque llegues :J los confines más remotos de h tierra y del ponto. s. . La Juno dc Virgilio. l'osiblc11lclllc d.. hecha casi a imagen y semejanza de h imagen de Hera..similar.

te sellti111ieJ1[O se !J:lCC eco una escultura cn la que la misma dima sostiene, C0l110 I'nsl·fone. un:l gran:Hlal". Entre las líncas del pasaje dc Homcro qucda implícito el reconocillliento dI;.' ];¡ ausencia de ];¡ dimensión que le f.1lta a la gran diosa de los tres reinos: el del cielo, el de la tierra y el del infralllllndo. Otra alusión a su antiguo pape! como gran diosa se nos presenta a travi::s de su relación con el hi::roe Herades. Su nombre significa «gloria a /-lera», y los docc trabajos que la diosa le impone simboliZ;lll los doce meses durante los cualcs el sol «trab:ua» en su recorrido anu:ll. Aunque cn el relato Heracles emprende estas pruebas no por vuItll1tad propia, sino a instancias de J-1era (en su papel de diosa oscura de la luna menguante), la imagen del sirviente o hijo-amante de la diosa que e! nombre de I-Ieracles implica sugiere que e! antiguo ritual en e! que el sol que se unía con la luna llena -Cll:l11do se la ha ganado por los servicios prcstados- posiblemente se oculte tras este relato. ]Jur de pronto, la il11:lgcn de I-Ieracles como hombre adulto que mama del pecho de Her:l, tal y como ap:lrecc en e! diblUo de un espejo etrusco"'" recuerda a los faraollcs l1l:llllando de los pechos de Isis cn SlI papel de hijos-;llllames de la diosa. La leyenda que rodea este episodio eucnta quc ZetlS hizo que /-Icra se quedase dormida y Hcrmes puso a Heracles Cl! su pecho, pero -como héroe que era-la mordió y la despertó y, mientras la diosa se lo sacudÍ;¡, la leche se derramó por los cielos dando origen a b Vía L'icte:l.

Zeus L1eb>ado el período de la mitología olímpica, 110 es posibk: dar una imagen dd todo viva de Hera sin tomar en consideración por separado a su hermano esposo Zeus; pues, aunque estuvieran casados, cra su gobierno el que prevalecía y ella qUIen le pertenecía, mientras que su supremacía virginal quedaba ocult:l en el distante pasado prcolímpico. Esto es cierto para la mayor parte de las diosas griegas (excepto tal vez Cea y Deméler), puesto que su relación COl! d dios será fundamental para lo que son y lo que significan. Hennano de /-lera y Deméter, ZellS era padre (k Ártemis, Atenea y I'erséfone (hija de Deméter), mientras que Afrodita es su hija en UI1 mito. y en otro hija del padre de Zetls, Urano. Zetls, al cngendrar o al casarse con las diosas, añadía los poderes de éstas :1 los suyos, o se los apropiaba. Como gran padre, era inclIestionablemente la cabeza de la (.1milia olímpica. aunque las diosas siguieron siendo honradas por derecho propio y particular. Pero la forma de estructurar del mundo se había vuelto p:ltriarcal. ZellS y sus dos bcrmanos, Posidón y Hades -corno An, Enlil y Ea en SlImcr-, gobernab:ln :llmra las tres dimensiones de cielo, lIlar e infrallllllldo que habían sido siempre territorio de la diosa madre. Los tres hijos de Crono cOlllparten ahora la división [unar, en tres f.1ses, de amaño. Los reyes reciben la soberanía de Zells. dd mismo modo 'Iue antes la

367

6. La din~:t madre y el niiío (~elln minoico, c. 7UO-(,UU :l. C. Beol·i:t. Grecia)

recibían de la diosa. Pero aunque Zeus se convirtió en Ull dios universal, nunca perdió su personalidad distintiva y dramática: ataques de furia, !luuria, sentimiento de compasión por los mortales, enviar impetuosamente a los dioses de un lado a otro del palacio. Por lo tanto, la distancia entre la condición humana y la divina no era tan grande como en el judaísmo: «Zeu.~ existió, Zeus existe, Zeus existirá: ¡oh gran Zeus!* cantaba la sacerdotisa de Dodona; pero, de (orl1l;1 significativa, continuaba: lIGea produce frutos, por eso llamad Madre a la tierra»j'. En la figura de Zeus puede verse la transformación de hijo-amante a gran padre cn las leyendas sobrc su infancia y en los epítetos que se asociaban a su nombre. Debemos preguntarnos cuál es el significado de las historias qlle sitúan su inf.1ncia en Creta. El sello minoico con el niilO en las rodillas de su madre dando la bicnvenida a los adoradores (figura 6) 110S habb de un nacimiento divino, y la coincidencia :niadida del nacimiento cretense de Zeus resultaria demasiado grande como para no establecer una conexiÓn entre ambos. El l1ií10 que recibe con las lIIanos levantadas el saludo de ms adoradores, que llevan escudo, era con toda probabilidad el que más tarde se converti~ ría en el Ko/mls Uoven dios) divino, cuyo nacimiento y muerte se celebraban ell Creta como renovación de la vida. En el relato de Hesíodo, !tea va a Creta para dar a luz a Zeus, poniéndolo luego al cuidado de Cea, que lo escondió en una amplia caverna. Se transmitió una tradición que establecb que se trataba de una caverna real, situada en las profundidades del mOll~ te Dicte. A Zeus se le llamaba dicteo y fue allí donde se descubrió el «himno de los curetes», un himno único, dirigido al mismo Zeus. La cueva que se imaginó para esta epif.1nía aÚIl hoy en día puede visitarse; es lo suficientemente impresionante como pa~ ra albergar una visión de la tierra durante el parto, dando a luz a su hijo. Alojadas elltre sus paredes se han encontrado muchas fib'1.lraS de toros y de dioses jóvenes en acti-

368

t'ud de salut;lciúll; quizás los minoicos esperaban la aparición dd dios. En el rdato griego, al Zeus recién nacido 10 alimentaban palom:ls, abejas y c;¡bras; U11 grupo de jóvenes, 1m curetes, golpeaba sus escudos p,lra que el ruido tap:lsc el llanto del niTio y Crono no 10 oyese. Rea le dio a Cro110 una piedra en IUb~r de darle a ZeLls; llegado el momento, vomitó a todos sus demás hijos y Zeus le arrojó <11 Tárt<1ro. En otro mito, Zeus nació en Ulla caverna cOlls<1grada a las abejas, que lo cri;¡ron con miel. Esto sugiere que este rito est<1ba relacionado con la diosa abeja de los sellos minoicos, y con un rittl<11 allual de llluerte y rell<1cimienco del alio y del dios de b vegetación. La historia contaba que cada aíio, ell U11 1110111ellto preciso del ciclo anual, tilia gran llamarada surgía de esta caverna, anunciando que la sangre del parto de Zeus había C;lído sobre la tierra. Aquí se sugieren los orígenes más antiguos de este dios, que reaparecen en algunos de los relatos; por ejemplo, cuando ZellS se aparece como una serpiente p;¡ra unirse con Perséfone mientras cll<1 está semada en una cueva lejiendo los hilos del destino. El resultado fue el nacimiento de Dioniso, el dios que en Creta, casualmeme, equivalía allllismo Zeus. Sin embargo, tanto el hijo-amante de la diosa en una cueva cretense como la sobrecogedor.l serpiente que er.l adorada en santuarios dedicados a Zeus están lejos del dios padre de los cielos de 1:1 Grecia clásica, que en b llíadtl proclama S11 supremacía desde las alturas: Colgad del ciclo una áurea soga y agarraos a clla todos los dioses y todas las diosas. Ni :lsí log:r:¡rbis sac;¡r del cielo y arrastr:lr hasta el sucio :1 Zeus, el supremo lI\;¡estro, por IllUc1lO que os f.1tig:lr;li~. Pero en cU:lIlto yo lile decidiera J tirar con resolución. os :lrr;¡str.lrla ;¡ vosotros jUllto COIl la tierra y el l1\;¡r. EmOlln,s podrÍ;¡ ;¡[:lr alrededor de 1Il1 pico del Olimpo IJ sog;¡, y todo <lllcd:lria sll~pelldido por los ;¡irc~. T:ln ~llpcrior .~oy yo sobre lo~ dio~cs y sobre los llllrnbre~"". La relación elHre el antiguo y el nuevo orden se resuelve inicialmente en Zeus mediante la llletáf()ra del combate --como sucede con M;¡rduk y Y;lhvé-, primero contr:I los titanes, luego contra un dragón, y por último contra los gigantes. Después de derrotar a los titanes, aunque sólo con b ayuda de Gea, Zeus tuvo que vencer a Tifón, el más pequelio de los hijos de Gea, que era un híbrido gigantesco, medio hombre y medio bestia, de cuyos hombros crecían cien serpientes. Las armas de Zeus eran el rayo y la hoz de acero, pero necesitaba la ayuda de las diosas del destino, las Moira.s. Signific;¡tivamcnte, en la última batalla de Zeus por la supremacía, la lucha contra los gigantes, Ge;¡ no es su salv;¡dor.l sino su adversaria. Finalmente, se estableció el gobierno de los ciclos sobre y contra el gobierno de la tierra.

369

7. Z ... u~ Mdiquiu (rc!ieYl' grab;Hlo en yotin, uglu IV ~. C. Pireu. Grcd~) 8. Zeu5 ~rroJ~ndo un rayo (... ~t~tu¡lh, 1S cm (k ~ltur~. J)odon~)

Ull~
o;:.

ublilh
~.

460

C.,

El nombre Zeus <..'5 indocuropco y deriva de la pal3bra dl'illlOJ, que significa _cido.; d mismo nombre aparece en d Dil'Jl'itn (Jllpiter) romano, en d dios indio dd ciclo DYll/u Pilll, y en el término germánico 7ilf'.Jday (día de Thor). L1 misma raíz apaTCce en el griego clldia. buen ticmpo: cn c1l3tín de/u, dios, y dirs, día. Zeus aparece aqui, junto otros, como el padre ciclo, bajo 13 imagcn del luminoso cielo diurno. A ésta se ;lIiadell imágenes de tormenta: la de aquel que reúnc I3s nubes. la de aquel que ama los rayos y los truenos. Todas sus epif:llIias son espectaculares: brilla como el sol, cae conlO lluvia dorada, arroja sus rayos, hace resplandecer sus relámpagos y junta las nubes negras :JI fruncir el ceño. El :\guil3 que vuela en las alturas manifiesta su presencia, corno el halcón manifiesta la de Horus. Este espect:Jclllar rasgo de .fogosid;¡d» vinClibba, para los griegos, a Zeus no con cI inicio del lllundo. sino con el inicio de su propio tiempo. c!1l11eVO tiempo que los definía como griegos". Por de pronto, la victoria de Zcus sobre los gigantescos titanes supone ponerle límites a la inmensidad: es una ima-

370

¡.:ell de b rllellte Imlllarla estableciendo fronteras en torno ;1 espacios in nombrabies colila condición neccsaria para que Ulla civilización determinada se tilla y crezca. Por aira parte. cuando se une a las lllllltiples diosas cuyos reinados 10 antecedieron, no extingue sus poderes, sino que los pone bajo sus órdencs. En otras palabras, las expericncias humanas que las diosas dur:tnte tanto tiempo habían reprcscntado y hecho sagradas se articulan a partir de ahora en la psiquc de un modo novedoso. Los numerosos hijos c hijas de Zeus, concebidos con estas dios..1.s -A polo, Ártemis, HeTlm.'S, Persefone. Dioniso, Atenea y Ar("S-, reRejan, de nuevo, una capaci(bd mayor dc orden en la psique de aquclla época. algo que antes no cra posible. JaIllL'S Hillman propone que se al1alice la imagen de Zeus en relación COIl los titallL'S. COIllO ..d poder de orden de la imaginación diferenciada.'» que mantiene alejado el excl,.'so y han' posible la medida, la sil1croniz.1ción correcta y la exactitud. La palabr:1 ..titán. significa ..t.'Stirar, extender. esparcir-; Urano, su padre, dijo que actuaban ..con temeraria il1SeJls..1tez.~; su ellorme tamaíio contrasta marcadamente no sólo con el dominio de la k'y que Zeus inaugura. SillO también con la precisión imaginativa que Silllboliz:1I1 sus relacioncs de matrimonio y paternidad con 1:IS distintas diosas. En este sentido, con Zeus dio cOlllienzo ulla nueva era, y esto es potencialmente Ull ht'cho tan .~igl1ific;ltivo como el de (\t'sposeer :1 la diosa de sus fUJlciolleS y esferas de influencia. Lm gig;lIlte~ de ~exo masculino y ferllenino dc lo~ cuentos de hadas reAejan las emociones ck'Satadas que :llllt'na7~111 con pisOlear!o todo, que deben ser ell6>aiiadas lllcdi:lllte la :lstucia, la previsión y la estrátegia por el lluevo ordcn de consciencia {a melludo diminuto ("11 comparación, como la figura del Sastrccillo valielltc o de David frente a Goliat). Herlll('S, llamado argofolllc --el que lllata a Argos, el gigante de múltiples ojos-, L'S d prototipo de este arte ('n d reino de los dioses. al igual que su protegido Ulis('S lo LOS entre los mortales, cuando engaiia al gig:mtc cícl0pl' Poli(emo al lIa1ll3rsc a sí mismo .. Ninguno.... I)ero el cexct..'SO' -los gigallh.'S y dragones concebidos por un3 consci('ncia separada y diferenciad3 como sus cnemigos-. según la scnsihilid3d gril'hr:J, no Sl' id('ntificari3 crróne3mclllc con lo femenino, como lo fue en la tradición judeocristiana: 3 di(('n'ncia dc Marduk-Elohim. Zcus nunca perdió por completo su relación con el ordcn antiguo de la cultura de la diosa o con c1modo de ser femenino de 13 psique, como revela su tormentoso matrimonio COll Hera. L1S dificultadL'S de la relación entre Hera y Zeus pueden entenderse COlllO símbolo. en el nivclIll:lS profillldo, de b labor quc supone unir las tradicion('S lunares y solares ('n b psiqlle hlllnana; pues ;¡un cuando amb;¡s se hOllran <':01110 metáforas válid;¡s de diferentes modos de scr en la vida, queda b Illi~ión de determinar cómo van a cocxistir en . . rmoní:1 y, ;¡Úll más. cómo pued(' su unión dar frutos. Esto equivale a preguntarse qué nuevo tipo de cOlucienciJ se hace posible si las TC;¡lidades ~imboliZadas se experimclltan como pertcnccientes la un3 a la otra dentro de un todo que bs incluye a ambas. Es importante recordar que, COl1l0 se menciona en el C3pítulo 7, los lIIodos de ser o de per-

371

ccpción solar y lunar no se personifican de rn,ltler:1 invariable como dios;¡ y dios respectivamente cn tod:ls las culturns; en Alemania y Japón, por dc pronto, el sol se concibe como femenino y la lUlla como m;¡sculina, de modo que, cn último término, est;¡s mcdforas Sllper:m tod;¡ clasificación de géncro. Se;¡ cual se;¡ el modo en que se conciban, pl;¡ntean el reto de reconciliar dos posibilidades cxistenciales o modos de consciellci;¡ que no resultan opuestos entre sí, Im;¡ vcz que se experimcntan de vt:rd;¡d. El modo heroico solar, COII Sll c1arid;¡d, control, p;¡rticularidad y voluntad de cambio, y el modo hll1;¡r de trnnsforl1lación dclic;¡ del todo a tr:tvés de las f.1SL"S de sens;¡óón e intllición son tan solo polarid:l(!es :Ip;¡rcntes en el alm;¡. Antcs bien, su rebción correcta es inhercntelllellte cre;¡tiv:J en el sentido de que COllCinll:JtIlellCe ha de buscarsc y encontrarse, perderse, llorarse y luego volver ;¡ vislumbrase y recobrnrse en una llueva forma.

ÁrtCITlis
"'-lillltlo a Ártclllis_ Canto a ];¡ t\Il1l11ltuosa Ártcmis, la de las ~llreas sactas. la virg:ell vCllerablc, cazadora de veIlados. disemilladora de dardos, la herlllam carnal dc Apolo d dd arma de oro. la qlll' por los IllOlltCS lIlllbrios y los picachos hatidos por los vicntos. ddeitálldose con la caza, tellsa su arco todo él cit' oro, IanZ:Uldo (\:¡rdos que :m';lIlcan gcmidos. Reticmblan las cumbrcs de los elevados montcs y [('tumba tcrriblemente el bosque umbrío por el rug:ido de las fieras. Se estremece también la ticrra y el mar pródigo nI pen's. Pero ella, qm' ticlle UIl ardido corazón, se dirigl' de 1111 !:lelo a otro, ,Irruinando la raza (k ];¡s fil'T:IS. y cllando sc ha complacido la diosa qlle Ojt':l las fieras, ];¡ dist'min:u!oT;\ de dardos, y ha deIcitado su cspíritu, tras ;¡(lojar su f1exibk' :lrCO, St· dirigl' a la espacios:l morada de Sil hermano, Febo Apolo, el espléndido pueblo dl' Delros, dispollicndo 31lí d lll'rll1oso coro de bs Musas y bs Gr3cias. Tras colgar :lllí su c1,ístico arco y las sal'tas, dirigt, los coros, illici:lIldo el GlIlto COl! elKantador aderezo sobre su cuerpo. y cJbs, dejando oír un:l voz illlpl'recedcr:l, cclebr:lIl a Leto, la de hl'T111OS0S tobillos: cómo parió hijos, COII lllucho los l111'jores de los inJllort:lles por su voluntad y sus hazaiías. iS;¡lve, hijos dc ZCtlS y Lelo, de henllos;¡ C:lbdlera, que yo me acordaré de VOSOtrOS y dc otro canto!'" Ártell1is, la c;¡z.1dora, COI1 su arco de oro y sus Aecha.~ que gimen, que deja a su paso a los ;ll1imalcs ;lullatldo y;l la tierra estrel11cóéndosl', es la dios;¡ de la naturaleza SJIv:IJe y vIrgen y de los lug;m::s inviolados de ha tierra donde los humanos 110 se ;¡trevcn ;l penetrar.

372

COlIJO

ros

kOIWS

es tal1 bOlllbdos:l la Iklb IÁrtemisl COI1 los cachorros que 11i andar pueden ,k los fiey di_~rr1lt':1 tallto Coll bs llIalll:lntollas crías <le todas las fieras <Id campo.. :'"

Así cant:t el coro a «Ártclllis \;¡ inm:tClllada. en Ag(lllJcmíll de Esquilo. Los lug:tres remotos y solit:lrim -la .~oledad del bosque, de la arboled:l y de b mont:tib, el :tTroyo que sc precipita ladera :lbajo, \;¡ pr:lder.l con Aores que nadie ha cogido, b tierr.t áspcr:t y desnuda, :llej:lCb eh: bs 1:Iborcs :lgrícolas de ar:tdo de los cllltivos~ codos dios pertenecen :t Ártelllis; «seiíora de bs mont:tiias salvajesD, como la lIall1:t Esquilo)'>, porque la dios:t ama los cbros arroyos y convierte los manami:l!cs di idos ell agllas curativas. Elb comprende b natur.lleza de los animaks y las aves salvajes: el águila que vuela en las alturas y el corzo tímido y ágil, la ternura de los \eones voraces p:lra con sus cría~, 1:1 independencia de los osos, el veloz ciervo, la liebre corredor:l, el jab:llí, b cabra y el taTO. Podía vérsel:¡ corriendo veloz a través de las lllomaiias con sus 1ll11f.1S, tocando, danzando y bnz:Hldo lluvias de Aechas, jubilosa en la persecución, como los ;mimales que ama. En b Odiseil la visión de N:lusÍ<:aa de brazos blancos jugando con sus doncelbs hace que el poet:l piense en Ártemis:
CorllO va por b sierra Ártt'lllis, la brava flechera,

ya recorra b allchllr:l del Taig(,t{) o ya el Erirnanto, rt'ae:ltb el! tirar j:lbalks () cÍl'rvos veloces; nI su tOTllO retozan las llillf.1S :lgrest~s naci(bs dd gran dios que 1:1 égid~ eltlbr:tl.:J; se goza Latoll~ y ella en tallto {!cscuclia en el grupo con rostro y cabeza, bicn Ilota(!:l aUllque todas hermosas; así se erigía. de sus sicrvas brill:llldo en mita{1. la inviolada <Iollcelb"'. Las ninf.ls son las divinidades quc moran en los :lrroyos y en 1:Is Aores; el allll:l viv:l de la naturalez:l toma aquí forma de doncella, que baila y canta como las voces susurr.llltes de los arroyos, el murmullo de la brisa y de bs Aores rllmorosa.~. A Ártelllis se la lI:11l1aba «la que SUell:lD, kt'll/dl'il/c; procede de b música de 1:1 naturaleza salvaje, del espíritu del lugar, de la lengu:l de los anima1cs, bs aves, los peces, los illSectos; de la presencia il1l11ancn.te de la tot:llidad de la naturaleza como realidad sagra(b. La figura 9 no es todavía la propia diosa Ártclllis, sino la im:lgell original, que se fundía casi en Sll totalidad con la forma de la natllr:lleza salv:tie, y cuyas formas posteriores sc ll:ulI:lrÍ:ln Ánemis. En este punto es, como indica Harrisoll, «toda ave»·'. Ártemis se convirtió en 1:l diosa de los animales salvajes, título que se le da en b llíl/dl/: pO/lli(l tl'f'Tá". Hereda esta fUllción de la diosa p:lleolítica de los animales salvajes de b caza. Es 1:1 menos civilizad:l y la más primitiva de todas las diosas grieg:ts, y Sll antiguo linaje se remonta al pasado lejano, a los tiempos remotos anteriores al cultivo de la tierra y a la construcción de las cilldades. P:lfa una sensibilid:ld dd siglo xx, enC:lr-

373

9. Dios:l p:ijaro :dada, post<'ri<lflll~llt<· cOllocida como Árté'lllis, <·Oll p:lj:lfOS (placa dé' 'narfil de UIl.1 horquilla <ilo pelu. Ill~di:tdo~ dd si¡;lo Vtl :l, C. Salltu.1fio d<' Arteltlis Ortia, ESl'art:,)

na un:l s:lbidurÍ:l que en gr:ltl p:lrte se lu perdido. La naturaleza de l:l misma es extern:l, pero t:llllbién esd presente en la p:lrte anilll:ll, no domestie:lcb. de la n:ltllr:lleZ:l hu11l:ln:l, y en b neces:lria rebción entre UI1:t cos:t y otra, Con el tr:tnsellrso de los siglos Illltclus tradiciones bas:ld:lS en la expefienci:l convergieron en c11:1. L:l figm:l :l 1:1 que los griegos conocieron como Ártemis albergab:l recuerdos de b vieja Europa neolítica, de An:ttolia y de la Creta minoica. La diosa oso, 1:1 dio5;.¡ pájaro y 1:1 diosa bilatlC!er:t de los husos de la vieja Europa pueden rec\cscubrirse en bs historias y en las imágenes que b rode;m, así como en el tipo de fiestas que se celebraban en su honor. Se han hallado discos de husos y pesos de tdar en llluchos de sus santuarios; en ciertas ánforas corintias sujeta el huso del destino, porque es quien teje la red en b que se entrelazan la vida animal y la vida humana. El nombre «Ártemis» 110 es griego, aunque lu llegado a nuestro conocimiento a través de inscripciones griebras, lidias y etruscas. Se encuentra por primera vez en las tablilbs escritas en lineal B de Pilos, patria del viejo Néstor; esto la relaciona, a través de

374

fO. An<'mi~ como dio~a de Ins ~l1im~lt·s (pil1tur~ <k ccr;Ímica etrusca. siglo VI ~. C.)

los 11llCéIllCOS, con la amigua diosa 11llnoica de Creta, donde se le transtlrieron las leyendas de las diosas Dictina, ~la de la red~, Britomartis, «la dulce virgen», e llitía, diosa del parto. En [as fiestas de primavera de Éfeso en Anatolia los ritos de sacrificio en su honor incluían una especie de corrida de toros, que recuerda las fiestas lIlinoicas dd coro. En la figura 10 Artemis ha evolucionado de divinidad de los anilll:l!t::s a figura divin;¡ a 1:1 que pertenccen los animales. Agarra cn sus manos el cuello dclleón y del ciervo como sus hijos; el cuerpo del león se queda totalmente relajado, como si fuera un gatito Slljeto en la boca de su madre. La imagen de una diosa, a llIClllldo alada y de pie l'ntre dos ,IVCS o animales salvajes, normalmente colocados de forma simétrica, acaba por recibir c1nolllbre de Artemis por coda Grecia y Asia Menor.

375

Diosa de la caza Ártelllis es también la diosa de la caza y de los cazadores: d mito no.~ pide que entendamos cómo la que es madre de sus animales es, al mismo tiempo, quien les da llluerte. El himno homérico a Ártclllis, citado en la página 372, escrito c. 700 a. c., la retrata como lIna cazadora de ciervos, con arco de oro y Rcchas que gimen, que deja a su paso a los bosques oscuros lanzando gritos, haciéndose eco de los aullidos de dolor de los animales; UIl:l. imagen que expresa lo salvaje de la caza. Homero dice del cazador que
la propia Ártcmis le había enscliado a (Iisparar a todas las fieras quc el bosque cría en los montes".

El candor af(>rtullado colb':lba la piel Y los cuernos de su pres:l. de l11l árbol o colun11la consagrado a Ártcl1lis como seíial de agradecimiento, y cn el templo de Despoina en Arcadia su estatua estab:l cubierta por una piel de ciervo. I\.'ro como diosa de los anitl1:l.les a menudo camilla junto :l Ull ciervo o gamo, o conduce un carro tirado por dos cil:rvos, o incluso ap:lrece ella misnl:l C01l10 b':lllla 11 osa, puesto que los animales s:llvajes son la diosa miSllla encarnada en forllla animal. P:lrecc, por lo tanto, que la figUr..l de Ártelllis esté construida sobre Ulla paradoja: es ;1 la vez cazada y cazador:l, la preS:l y la Recha que la abate. ¿QUl' puede significar d qlll:, como cazadora, se disp:lre a sí misma Rechas de oro? En el Paleolítico matar a UIl anim:ll equiv:llí:l a deshacer un vínculo sagr:ldo, y la unidad primigenia tenía que rcst:ll1farSl~ par:l. que el pueblo pudiera vivir cn armoní:J con la naturaleza, lo que :ll mismo ticmpo significab:l vivir en :lflllonía con el propio ser. La purez:l dd cazador es un ritual de caZ:l muy amigllo, como lo es el ritu:ll de restitución de la vida arreb:Hada, ya se;! ~acrificando ;¡lgllIl:l parte del anirn:llll1uerto o rccon~titl1yéndolo a través del artc. El oso cn la parcd de la caVl'rn:l de Les Trois Freres, cubierto de Rccb:ls, puede interpre[;use desde este punto de vista. Sin emb:lrgo, si tallto el ani11l:l1 cazado como la persona qlle lo Clza cstán bajo la protección de b diosa -o, en un nivclmás profundo, son dos aspectos de b propi:l diosa que representan dos dimcnsiones necesarias dI.' la vida~, el orden sagrado 110 puedc rc:llmeme vulnerarsc. Ella es, en definitiva, quien da y quicll arrebata, así que, en última instanci:l, los animales hl11l1:lnOS sólo pucden tomar en ~u beneficio y por su consentimiento. Pero esta dependencia de la gracia de la diosa viene :lC01l1p;u;:ld:l del miedo: miedo de qlle el c:lz:ldor no sea lo bastante puro como par:l tomar parte en sus rituales, de que el sacrificio de re~titllcióll IlO se:l. suficiente, de que su don pucda ser denegado o de que los mismos cazadores acaben convirtiéndose en su presa. Y este miedo se extiende más :ll1á del estricto ritual de I;¡ caza de la.s fier..ls:

376

11. Arlc'l1is y su Icón. con csv:'S(icas (ccdmica piulada. c. siglo v a. C.)

Z~'us

te ha hcdlO IIl1a Icon:1 par.! las 11I\~crcs y te ha otorga(lo matar 3 la <lllc {Iuier:ls·l .

Esto eS lo que J-1Cr:1 le dict, a Ártcmis, a propósito de su capaci(bd de «ab;]tin o de dcj:lr ir a bs mujeres cuando daban a luz a sus n:toíios.

Diosa virgen del parto Si rcRcxioll:lIllOS sobre el acto del parto, preguntándonos, por así decirlo, qué diosa querríamos que nos aSlstiesc, parece inevitable que se;] Ártemis, con su conocimiento de los propósitos e impulsos instintivos de los animales, quc rebcionall a b madre COIl el recién nacido en el drallla delnacimiellto. Ártclllis cra, por supuesto, la que regía los partos; ellseliaba a la mujer que daba a luz a ab;tlldoll;lT su identidad cultural y a permitir quc la guiase la sabiduría del CUerpo, más profunda: «A tr.lVés de mi vientre se dcscncadenó un día csta tormenta, pero invoqué a la celestial Ártcmis, protectora de los partos y que sc cuida del arco, y favorable acude siempre a mis sllplicas»". Así

377

canta el coro en la ob... dc Eurípidt:s. La imagen lC'onilla dc Ártelllis vuelve a eXpres.1r c1miC'do ame el abandono a las fucrzas de la naturaleza. que -especialmente en el parto. con su nect:sario momcnto dc cntreg:J- puedc experimclltarse como don o como maldición. ,:Estc s.1lvaje grito que resucna a lo lejos anuncia la llegada de Ártemis., cscribe Ginette l'aris, indicando de forma muy bella el lugar y el significado de Ártemis duramc el nacimicnto de un niño'}. Como reconocimiento, I:ls ropas de las Imueres que 1ll0r1an dllrallt'e el pano, abatidas como fieras por las flechas de oro de la diosa, se presemaban como ofrenda a Ártemis en Ur.ltIrón. Como ,madre osa., tan tiernamente retratada en la imagen neolítica de la madre osa con su cachorro (ver capítulo 2, figura 30), la diosa t:llllbién cuida dd recién nacido. puesto que la lactancia de las crías de toda especie pertellece a la esfL'ra de los instintos de la natur.lleza. La osa que está criando a sus pequelios es el animal más fiero cid llIundo y, cmrc todos los allilllakos, excepto los humanos. el simple acto de amalIIamar asegura la vida y espanta la muerte. Las jóvelU.os danzaban en honor de Ánelllis ataviadas con máscaras y disfraces dc oso, explorando así la libertad de su propia naturaleza de oso. por lo que se las llamaba arktoi, _osas'. En la Crctl contcmporánea, Maria. en su papel de madre, sigue siendo adorada como ,virgcn María del oso..... y sin embarb"O Ánemis no era madre. Era la virgen intactl cuya túnica corta y ejercitada musculatura le daban el aspecto de un muchacho; las nilias dc llueve años, en su etapa de «chicazo., erall sus compañeras favoritas. Durante las danz.1s de sus fiLost:\s las chicas a menudo llevaban f:110s para celebrar que la dios.1 contenía en si misma su naturaleza masculina. Rodeaba a Ártclllis una pureza. una inflexible autonomía. que conectaba los amplios espacios inexplorados de la n;ltura1cza con la soledad que todo ser humano precisa para descubrir ulla idelltidad {mica. Como diosa de las chicas solteras y de las madres parturientas, Ártcmis une en sí misma, una vez. más, dos principios por lo demás opuestos. mediando entre ambos. Es posible que esto exprese una ambivalencia real: la del momento en que se llega a una etapa de cambios vitakos; atrás queda la libertad indomable e irTl.-osponsablC' de la nii"a, quc se sustituye por la dedicación constante que se necesita para cuidar a UIl hijo. Quizás el hecho de que una sola pTl.-"SCncia divina gobc,orna$C ambos .aspectos de la vida ayudaba a las nilias a lllent.1lizarse para el cambio de un Lostado al otro. Es posible, además. que sirviese como recordatorio de que también la ni,ia indepcndil·ntc y autónoma está presellle en las relaciones de pareja. incluso si se tiene un hijo. Las chicas jóvenes que pens.1ban en casarse iban a baibr a sus fiestas; la noche antes de la boda las chicas consagraban sus túnicas a Ártelllis. Ningull:l bod:l se celebraba sin su presencia". El /-fipMilo de Eurípides dramatiza la relación alltitética de Ártemis y Aff()dita. La primera cncarna lo que D. H. Llwrence denomina «soltería libre y orgullos:l.·"; la otra, d anhelo de una unión. La obra comienza con la promes.1 de Afrodita dc vcngarsc de Hipólito, UIl caz.1dor que sc ha dedicado a Ártemis de una manera dClllasiado exclusi~ va. Esto enmarca toda la acción de la obra, de forma que el amor dd caz.1dor I>ur Áne~

378

mis est:í condenado desdc d primcr mOlllelHo. I-lipólito deposita en su all;lr un;1 guirl1ald;l de flores y reza: A ti, oh dios;l, te traigo, después de haberla adornado, esta corona trenz.1da con Rorcs dc ulla pradera imacla, cn la cual ni el pa~tor ticnc por digno apacentar sus rcbaflos, ni nunca peIletró el hierro; sólo la :lbeja pril11:lvenl recorrc este pndo virgen". El viejo sirviente de I-lipólito intenta advertirle de que no debe i!,'llOr:lr a Afrodita: «[por[ la costumbre establecitla entre los mortales ... de odiar la soberbia y lo que no agrada a todos», y lo mismo sucede entre los dioses 51l• «C;lda 1II1O tiene sus prefercnci;ls», responde I-lipólito; «entre los dioses y entre los hombres»l'. Pero el castigo de Afrodita tiene col110 result:ldo su muerte. El mito sugiere que es imposible ser completamente fiel a ambas realidades simultáneamente, y t;lmbién que entregarse de forIlla demasiado exclusiva a cualquiera de las dos significa sacrificar, en cierto sentido, la posibilidad de akanz:lr la totalidad. No es que Afrodita sea la más fucrte de las dos; Ártenlis es ulla dc bs tres diosas sobre las cuales carece de poder. Más bien se trata dd hecho de que las actitudes extremas terminan por asentarse en polos opuestos.

Ártemis y el sacrificio Ártcmis era, cntre todas las diosas griegas, quien recibía los s:lcrificios más cruentos. Pallsanias relata un sacrifIcio anual a Ártcmis en Patras: como en muchos otros lugares, toda clase de animales salv;ues se arrojaban a una hoguera y se quemaban -aves, rebecos, cervatos, lobatos, oseznos, jabalíes. Lo mismo ocurría en Mesene, cerca de un templo de ¡Iitía, la antigua diosa cretensc dd parto, a mcnudo asociada con Ártcmis. Parecería, por 10 tanto, que la diosa que pcrsonifica dIado salvaje de la naturakza es la que provoca el miedo más primitivo a depender de fuer¿as que esl:Ín más allá del control de los seres humanos, y cuyas leyes pueden violar, por lo tamo, sin darse cllenta de ello. Se creía posible que la propiciación de la diosa podía aplacar su sed de ven~ gallza sobre la ignorancia de los hombres. El poema épico principal de la cultura gric!,'a, la guerra de Troya, comienza COII un error de este tipo. Agalllenón ha matado un ciervo en una arboleda consagrada a Ártemis, que, como retribución, exige de Agamcnón el sacrificio de su hija lfigenia. Mediante la astucia de su hcrmano, Orestes, una gama es sacrificada en' su lugar, pero la imagcn de Árwmis todavía necesita sangre humana. Así que Orestes se lleva la estatua de la región de los tauros a la fiesta de Ártemis taurópo!os, donde se derramaba sangre de la garb'anta de Ull hombre. l3urkert comenta: «En el contexto del poema épico, la función de este sacrificio es dar comienzo a la guerra; en la realidad se realizaban sacrificios de cabras a Ártclllis Agrótera antes de entablar batalla. La caza y la guerra se presentan como equivalentcsB~~. En el plato de

379

12, Árh'mis con caben dl' gorgon;¡ (pl;¡!o de terucoU, c. 630 ;¡. C. Rod;¡s)

la figura 12 Ártemis, agarrando a sus pájaros del cuello, tient' el rostro implacable de una gorgOl1a, con la lellb'l13 cXh.'ndida en desafio a los códigos hUlllanos.

Ártcmis y Hi-catc: diosas de la luna creciente y de la oscura luna llueva Cuando Esquilo habla de cla mirada de su ojo estrellado." quiere decir que Ártemis y el pálido resplandor dc la IUl1a creciente son lo mismo. Cuando la llamada cdiosa que ronda de noche. se iba de caz.1 por las montai'tas. su luz era la de Ull .destello fulgurante •. Como virgen, Ártcmis personificaba la IUlIa creciente que renacía; Hécate peJ"!iionificaba la oscura luna IllIev:t y Selcne, o en ocasiones Dellléter, era la luna llena. Hécate _reina de la 1l0c!lC_, como la llama la poetisa Safil- llevJ 11JlJ diadema brillante y sujeta en sus llIJllOS dos antorchas, ojos rcsplandcdentes de la oscuridad. Qlliztl se trate de una imagen de la il1tuidón que presiente la forma de las COS.1S que todavía no SOIl visibles, Esto explicaría por qué,junto con Hermcs, dios de la imaginación, es la guardiana de los cruces de caminos, donde alln no se sab,' cuál es la din'cciólI cco-

380

U. ll':'lall' CUll antorchas y ("rJllclll"S (g<'l1la ullada.
I{ullu)

rrecta_. Sus cOlllpai'ícros cnll1 los perl'OS. animales que signen tlll r:lstro «ciegalllente_. Nos recuerdan al chac:J.1 Allubis del infr:mHlTldo egipcio, que podía distinb'1.lir lo Imeno de lo malo, y :J. Cerbero, el perro de tres cabez;ls que gU:lrCbba el infr.lI11undo de la antigua Grecia. En la fib'1.lra 13 Hécate tielle trL""S cabezas, como Cerbero. y seis brazos; aparece en L""sta gema romana C0ll10 figura imponente que recuenb a la dios.1 hindú Kali. Hécale se identifica a menudo con la faceta oscura de Ártemis, el ser infernal ell d que podí3 convertirse si se la ofendía. cuando ocultaba su luz. Sófock'S retrata a Ártemis a imagen y semejanZ3 de Hécate. cuando b denomina .Ia fk'ch3dora de ciervos. la que porta una anlorcha en cada mano.S<. En Áulide había dos l..'Staluas de piedra de Ártemis. una COII arco y flechas y otra con antorchas. Parece como si la diosa originaria de la IUIl3 contuviese el aspecto oscuro y el luminoso en tina sola unidad. Esta sell5.1ciÓn de tOlalidad subyace a estas illl:ígellt=S de Ánelllis. pcm ya no est:Í comp1l,.·talllente prt.'Sente. Es como si la oscura luna nueva se hubiese separado de la unidad original, 3sullliendo una personalidad separada como Hécate. Esta tenrlt'llcia se identificarla con la de la Edad del Hierro en que el aspecto oscuro se separa dd e-squellla cielico y acaba enfrentándose a la luz. Ya en i=poca cristiana, se consideraba a Hécate una diosa terriblemente amenazadora, aunque en el himno homérico :J. Dcméter presta ayuda a Oel11éter _la de ingelluos sentimientos. Itr. cast., himno a Demétcr. 251- y es la Ílnica que oyó a Perséfolle clIando fue secuestrada y arreb:ltada al infrallllllldo.

38\

14. Ártemi~ de Éfc~u (hronce y alahastro. ~iglo ti d. C. Roma)

Ártemis de Éfeso En Éfeso, en Asia Menor, donde antai'lo la gran diosa Illadre anatolia dio a luz apoyada en sus leopardos, se alzaba un espléndido templo con una inmensa estatua de Ártemis, una enormc figura ennegrecida, con el cuerpo cubierto de cabezas de animales y enormcs pechos en forma de huevo (figura 14). Lo curioso es la razón por la que se le dio el nombre dc Ártcmis, puesto que esta fecunda figura de arrolladora fertilidad no se parecc en nada a la angulosa Ártemis de la tradición griega. E.~ probable que se tratase originalmente de una manifestación local dc Cibeles, a \:l. que luego lo.~ griegos dieron el nombre de Ártelllis. Puesto que las imágcncs míticas perduran durantc milenios, no deja de ser significativo que, más de mil ai'los más tarde, también fuera Éfcso cllugar en que María, madre dc Jeslls, fuc proclamada 'ilcofllkas, «m:ldre de dios».

382

la lil'3 Y la pureza de la distancia y los grandes (:spacios abiertos. después nació Apolo.'t' como mero hijo de su padre o mero portavoz dl' la volullt:l. ÁrI. tellia un dios varón o hijo como consorte subordinado.a (infoTJ pilllalla. u\lI(b ~ "'1'010. aunque pertenecía antes a la diosa de la tierra. donde nacieron. c. C. que Apolo se apropió en el siglo VIII a. se convirtieron en la luna y el sol. Árh:. y her111:lIla de Apalo. el templo más antiguo y de mayor tamailO. dice. Seglm algunos rcl:uos.Ártcmis y Apalo La vcrsión olimpica del amib'lla linaje de Ártemis la hacc hija de Zeus y Leto. la figun femenina se desvancce por cOlllplcto y el consorte varón emcfl:.' llega cn 511 C:lrr07. Éste. Harrison considera significativa esta cxclusión . (Ju. la relación entre la pareja primero se espirirualiza. C. Ellla figura 15 Ártemis. El templo de Apolo no llegaba a alzarse más que en la periferia. Cuando el palriarcado expulsó al matriarcado. probablemente como seiiora de Dclos.·mis. (. construido en torno a 700 a. Finalmente.de Ártelllis: . c. saluda a Apolo.. C01ll0 vemos el! el caso de Ártelllis e Hipólilo: luego la pareja se concibe en la relación eSleril de hennana y hennano. uta sufrió dolon:s cil. C"ll pilo con su ciervo. eOlllo madre. pertenecía a Ártemis. al ib'llal que el altar astado. En DeJos.mis nació la primcra. La historia cuento1 quc. rt'- 15. La relación entre Ártemis y Apolo quizá no fue siempre el simple vínculo entre un hermano y una hcrmana que comparten el arco y las flechas. a causa de los celos de HCr:l. D"los) 383 .Lo que sllCedió". a pL'Sar de sus dos musas y su carro de ruedas radiadas tirado por caballos alados.. Ártelllis no está presente.parto durante nueve dias y nueve noches antes de dar a luz a gemelos. Sin embargo. 'cs bastante obvio_: Ártelllis. al igual <Iue Afrodita tenía a Adonis. que más tarde se convertiría en santuario de Apolo. y fue un parto sin dolor.d de su padrl''''. en Dclfos.SU :l.

sulta diminuto en t:lI11ailO y autoridad freme a la figtlra de la diosa y su ciervo guardi~n, consider.lbklllcme mayor y m:1S ílllponeme. El ciervo que se alza en las patas traseras, las esvásticas, las espirales, las rosetas y el friso de aves en la zona superior podrían indicar que se trataba del santuario de Ártemis.

La diosa y su hijo-amante El mito de la gran madre que se une a .nI consorte par.l después sacrificarlo en el rito del matrimonio sagrado puede verse más darameme en el conocido relato de Acteón, en cuya iconografia el mito antiguo todavía se vislumbra. El propio Acteóll era cazador, como dice la historia, y vio a Ártemis miemras ésta se bailaba, observ~n­ dala con una mirada qtlÍzá m~s apropiada para Afrodita. Ártemis, para CJuien esta intrusión hum:m:l en .ms ritos sagrados era una prof.1nación, lo castigó convirtiéndolo en ciervo; como consecuenci:l, los perros de Acteón, incap:lces de reconocer a su amo, lo hiciLTon pedazo.s. Su madre, Autónoe, asumió el p:lpel de lsis para con Osiris, reconstituyendo su cuerpo desmcmbndo, volviendo :1 unir los huesos de Sil hijo. Kert'nyi sugiere que «el rdaro en el que Acteón se vestí:l COIl un:l piel de ciervo para :JccrC;ll'Se a Ártcmis disfr:lZ:ldo era probablemente más antiguo»"". Un reblo rocbvía m:ls antiguo, sin embargo, pudo ser el de la unión y posterior desmembramiento del matrimonio mítico entre Ártemis como cierva y su hijo-:Jll1:Jl1tC como ciervo. En la pimura de la figura 16 llna piel de cierva cuelga de la espalda de Ártclllis, de manera que transforma verdaderamente a Aneón en una versión masculina de sí misma, es decir, en S\1 comorte. La unión de la cierva y el ciervo, y:l sea entre b diosa y su hijoa11l:lntc o represent:lda en una ceremonia humana donde se visten sus pieles, recuerda la fiesta minoica del lll:ltrimollio s;¡gr;ldo entre el dios toro y la dios:l V:lca, celebrado por el rey y la rcilla o sacerdotis:l al reunirse el sol y de la luna. El b:n'io de Ártemis se hace eco dd baila ritual de la diosa, que, como nos cuellta T:ícito, en su Crrmtlllia sólo podía ser visto por «hombres condenados a lllorir»57. Los pt'rros que desmiembran a Acteún son también :\l1imales sagr:ldos de Ártemi.~, y sus s:lcerdotisa.~ llevab:lll Ill~sc:lras con rostro de perro cazadorS", lo que sugiere que quizás el desmcmbramiento cr:l escenificado o imit:ldo por las sacerdotisas. La diferencia entre el mito antiguo y el nucvo resulta instructiva ;1 la hora de eV:lluar la importancia de lo que se ha perdido, porque el p:lSO del matri:lrC:ldo al patri:lrcado implica Illucho más que el simple hecho de que los holllbrt~s arreb:Jt:lsen el poder a las mujeres y los dioses :l las diosas. Más significativamente, lo que se perdió fue una historia que es verdadera, en el sentido de que articula una percepción intuitiv:l de b psique, y por lo tanto devuelve a b psique su armonía inherente. La observ:lción de Cassirer, ~d hombre sólo puede llegar a descubrir y a adquirir concienci:l de su propio inferior, pcnündolo en conceptos mitológicos e instruyéndolo en im~gelles mitológi-

384

16. Mut:rte dl' helean (cnlen ilie~ de figuns r<)j~s. c. 470~. C.)

cas''''' implica que cualquier disminución en las imágenes de los dioses provoca lllla disminución aún mayor de la capacidad de los seres humanos de conocerse a sí mismos. La historia del matrimonio sagrado de la diosa y el dios, que c..os la historia de la unión d(' .::0; y bíOJ, escenifica la relación entre la vida infinita y la finita, y, por lo tanto. entre la.~ partes divina y humana de la psique, de tal manera que puedan comprenderse más profundamente las filCr.tas interioR's enfrentadas. Ártemis. como alma de lo salvaje, da expresión al lugar de la psique donde la humanidad se siente libre de las preocupaciones humanas, y al mismo tiempo, abierta a los inmensos poderc..'S indómitos de la naturaleza. La figura que tomó vida en la imaginación griega otorgó un carácter absolutamente sacro a los ámbitos s,·t1vajc..'S de la naturalcz:i y :1. los ámbitos 53lvajl,.'S del corazón humano que los reRejaban.

Atenea En el :lrtc dásico griego existen dos imágenes de Atenc:'l bastante diferentes. La figUr:l l1li~ f.1miliar es la diosa sever:J, con yelmo y cinto, de paso firme y enorme escudo, 1:1 invicta virgen guerrera, guardiana de la ciudad, 'a la que... importan las bélicas acciones, las ciudades saqueadas, el griterío y las batallas.''''. Sin embargo, existe una

385

\1 . E st a tu a d e A te n e a (e . S2{);Io. C . D e l ft O ll tó ll d e h GiS :llltOllUq ui;lo ell el lc n W \o iU d e époC;lo ;IotU de h

A c ró p o li s)

18. (a) Al<'ne:l alada y con l(llJica de S<'l"pierlles y (b) Atl'nca con elcudo (pinturas dI' los dos lados de una copa de figuras negras)

b

illlagen más antigua de llna diosa salvaje y sobrecogedora, coronada de serpientes, corno en 1:1 figur:l 17, donde los áspides se enroscan en torno a sus cabellos y corom y sus eabez:ls rt'lllat:m los pliegues de su túnica. La diosa sujeta firmemente ulla cabeza ergllid:l dd reptil en su lIlano izquierda. Las dos imágenes son habitualll1ente concepciones alternativas de la diosa, pero ap:m:cell juntas en los dos lados de una misma copa en la figura 18. Pero incluso cuando la dios:l guerrera aparece sola, todavía alberga el recuerdo arcaic<rde sus orígenes en el motivo que :lp:lrece el1 su escudo: la cabeza de una gor-

19. Atenea con serpiclltes, escudo, esv:isticas y ca.beza dc' gorgona (cc'r;Ímica pintada por el pintor de AndÓddes. c. 525 a. C.l

3.7

gOlla con serpientes siseantes. A dicho escudo también se le dab:t el nombre de égida, «piel de cabra». Un relato nos cuenta cómo este escudo fue antaii.o un:¡ cabra, a la que la propia diosa mató y despellejó; otro nos cucnta cómo esta gorgona fue un monstruo al que mató Perseo con la ayuda de Atenca, y que la cabeza le fue entregada a la diosa como lribulO. Se lratana éste de UIl relato posterior, en el que se ha enmascarado la naluraleza primitiva de la diosa. En cualquier caso, la cabeza de la gorgana permanece como legado de llna época más antigua; si leemos entre líneas el mito clásico de una diosa que surgió completamente armada de la cabeza de Sll padre, Zeus, vislumbramos a la descendiente directa de la diosa de las serpientes minoica, mil atios más antigua, que, con mirada absorta, sostenía en sus manos las serpientes de la vida y de la muerte"'.

El nacimiento de Atenea Teniendo en cuenta estos antecedentes, el significado del rdato clásico del nacimiento de Atenea adquiere una nueva dimensión. Hesíodo, en su "teogOllía, habla de una diosa, Metis, hija de Océano y de Tetis, pareja primigenia en el mito homérico de la creJción y el equivalente de Apsu y Tiamat en Mesopot:lmia. Metis se convirtió en la primerJ esposa de Zeus; pero él descubrió que si su segundo hijo nada, perdería su poder: Zeus rey de dioses tomó como primera esposa a Metis, la lllás sabia de los dioses y hombres mortales. Mas cuaudo ya ralt:lba poco para que naciera la diosa Atenea de ojos glaucos, ellb>:lilando astutamente su espíritu con ladinas palabras, ZellS se la tragó por indicación de Cea y del estrellado Urano. Así Sl~ lo aconsejaron ambos para que nillgllll otro de los dioses sempiternos tuviera la dignidad real el1 lugar de Zeus. Pues estaba decretado que lucierall de ella hijo~ lllUY prudentes: primero, la doncella de ojos gbucos Tritogellia que iguala a su padre en coraje y s,1bia decisión. 1... 1 Pero Zeus se la tr;¡gó antes para que b diosa le avisara siempre de 10 bueno y lo malo... y él, de su cabeza, dio a luz a Atl'Jlca de ojos gbucos, terrible. belicosa. conductora de ejércitos, invencible y august3, a b que encantan los tUlIlultos, guerras y·batallas"". Por una parte, este mito puede considerarse el testimonio de ese momento histórico en que lo que el filósofo de la historia alemán Joh:mn Uachofen denomina ~dere­ cho del padre» que se impuso sobre el orden anterior del «derecho de la madre»"'; como tal, queda COIllO advertencia frente a llna victoria tan completa. Porque el acto de engullir a la madre embarazada y el de nacer de la cabeza del padre albergan la misma disonancia incómoda que c1nacimiel1to de Eva de la costilla de Adán. Resulta interesante que tanto Atenea como Eva se asocien sobre todo a la serpiente: a veces la ser-

388

como guerrcra <Id periodo uc~ico. c. 4S0 ~. C. Tcmplo dl' 20.
Atene~

("SUtll~
Egin~)

piente podía incluso aparecer en lug:tr de Atenea. y en el Cént.osis 1:1 serpiente tiene a menudo el rostro de Ev;). aunque el significado que se da a las dos im;Ígcnes en cada tradición es JIluy diferente. Pcro en all1bos mitos la .madre. naturaleza pierde fuerza y el macho se apropia de sus poderes como dadora de vida. Como seiiala Harrison, en tono de protesta. accrca del nacimiento de Atcnc3: .El despojar a una krJrt' 113cida de la tierra de sus condiciones matriarcales siguc siendo una solución teológica desesperada., quc .no llega a c3lan. pues .todo el proceso nos desvela y nos eonducc a que rechacemos el propósito teológico No podemos aJllar a una diosa que por principio olvida la tierra de la que surgió Homcro no hace referencia alguna a estc mito y llama a Atenea simplcmente .hija del padre poderoso•. En la scgunda obra de Esquilo de la trilogía de Ort.'Stcs, LAs ElImé"idcs, Apolo prcscnt:l el modo en que n:lció Atcnea como b únic:l razón por la que todos los niiios (''Stán emparentados exclusivamcnte con el p:ldre. En cste punto las exigcncias del p:ltriarcado cOlltra ell11atriarc:ldo no .~ólo resultan absurdas, sino quc sc vuelven :llarlllalltes: No L"S la que llaman madre la que engendra al hijo, sino quc es sólo la nodriza del cmbrión rcciC:'n scmbrado. Engendra el que fecunda, llIiemras <Iue ella sólo conserva el brote -sin que por ello dejen de ser extraiios entre sí-, con tal de que no se lo malogre una deidad.

38.

Voy ;l d:lrte una prueba de I'StC :lserto. Puedc habl'r padre sill que haya llladre. el'TCa hay ejemplo: la hija de Zeus Olímpico. No St' crió en las tinieblas de UIl vientre. pero es un rctOlio cual nillb'lllla ¡liosa podría parir"'l.
\111

y Atclle:l. a Jlllnto dc dar el voto decisivo drt" confirma los :Irgu1l1cntos de Apolo:

'lUI'

:lbsuclve a OTcstes del ;lsesinato de su ma-

No tengo llIadrt' que me alumbrara y, con todo mi corazón, aprllcbo siempre lo v:lT()llil. t'XCcplo el Glsanne, pues soy por complelo de mi p:ldre"'.

En esta revisión. obviamente deliberada, de un legado antiguo no quedan rastros de la diosa que, jUI1tO con Dellléter, es la conexión más clara con la antigua gran diosa de Creta, En los escritos en lineal 13 de Cnosos existe una referencia explícita ;¡ Atenea que sc aproxima el10r1l1elllellte a su nombre griego: 111m/(! p()lillijr/, que significa «seiior:l de At(h):lllat. El tcmplo de Atenea qlle se !cv;¡ntaba el1 el p:llacio de Micenas junto al salltuario de la divinidad del escudo, dondc existía también una pintura al fresco c1L' um diosa con yelmo, sugiere otra conexión con Micenas. El olivo de los sellos micénico.s también es d don especial de Atenea a los atenienscs. el pueblo que vivía en la ciudad que lleva su nombre, En griego este nombre significa simplclneme 11 T1U'(/, «la dio5;.\t, lo que sugiere que la ciudad de Atenas recibió el nombre de la diosa, y no al cOl1Clario. En toda Grecia es la diosa de la ciudad por cxcelcncia, la doncella armad;¡ que gu;¡rda la ciudad de enemigos exteriores y In organiza desde el interior. Palas, su otro nombre, significa ~dollccllat, como Partenón, la cámara de las doncellas que aun hoy en día se alza en la Acrópolis como su templo, Nunca es madre natural de dios, diosa o humano, sino más bien madre adoptiva, amiga y consejera de los héroes de sexo masculino; aunque, en cierto sentido, es madre de la ciudad eu calidad de patrona de la vida civilizada, Es la protectora personal del rey, como lo era la diosa de Creta. Aún más antigua es su asociación con el colimbo y la lechuza. En UI1 jarrón corintio dd siglo VI a. C. Atenea aparece sentada en su carro; jllSto detrás de ella, posada sobre los caballos, se halla UIl ave con cabez;¡ de nlluer, identificada como UIl colimbo b1 . Una imagen tan arcaica revela que Ateuea desciende de la diosa neolítica de las aves, cuyo equivalente era la serpieute cósmica, así como la diosa pájaro milloica y micénica. Pero esto nos oblibr,} a pregul1t;¡rnos lo siguiente: ¿cómo se convierte Atenea cn diosa de la guerra cuando la diosa páj;¡ro de la vieja Europa no lo era y por qué era de sexo femenino la principal deidad de la guerra dc los griegos? Gimbutas responde diciendo que .-Atenea, C0l110 descendientc directa dc la diosa de palacio minoica y como heredera lejana de la vieja Europa se indoeuropeizó y oriental izó en el cursO de dos milenio.s dc influcncia oriel1tal c indoeuropea cn Grecia. L'l protectora dc la ciudad se vio enV\Ic!ta natur;¡lmente en la guerrat''''.

390

Atenea como «diosa de la sabiduría» Las dos líneas más recientes de influencia histórica que convergen en la figura de Atenea están simbolizadas en la oposición central entre la serpiente y el yelmo. Existe una tensión interna fundamental en la figura de Atenea que complica cualquier lectura simple de la realidad que encarna. A través de la imagen de Atenea el carácter matriarcal de la diosa minoica entra en contacto con los ideales patriarcales de la Grecia aria y doria, y su consiguiente fusión los transforma a ambos. El resultado es que se establece una nueva relación con el instinto, un sometimiento de la naturaleza a la disciplina y la organización que hace posible lo que Hillman denomina una «imaginación del orden cívico»('9, pero que, alternativamente, puede conducir simplemente a la represión y la apatía. A pesar de todo, en su mejor momento (es decir, como proceso llevado a cabo de manera consciente) su resultado es la «sabiduría» de Atenea; y esto es lo que hace converger sus ámbitos de influencia divergentes: la diosa enseña a tejer, a trabajar la lana, la carpintería y todas las artes manuales, cuyo éxito depende de la capacidad de tener en mente una imagen de finalidad. En la imaginación griega Atenea inventó las bridas y el carro de caballos, ayudó en la construcción del caballo de madera con el que se derrotó a Troya, y también cons-

21. Atenea en duelo por los muertos (bajorrelieve de mármol, c. 480-450 a. C. Acrópolis)

391

truyó el primer barco. La antítesis sobre la que se estructura Atcllea pucde r..¡strC:lrsc a travús dc la historia; a un nivel lllás profimdo de la imagen, sill cmbargo, hay algo intónsccamente correcto y positivo cn la rcpresent:lcióll de la acción civiliz.1da como equilibrio cntre la cxpn.'sión de los impulsos y la acción dI.' rcprimirlos. El momcnto inicial cn el proct-'SO de control de UlI instinto podóa perfcCt:llll('ntc cxpcrimcnr:lrsc como la acción de refrenar su urgcncia con el fin dc canaliz.1flo de un modo lIlás efectivo; la unión del yelmo y la scrpicntc ticne, dL'sde t."stc punto de vist:l, un significado interno. Uno pucde imaginarse la contcmplación de tal imagen COIllO hecho quc contribuyc al proct-'SO que cncarna: _Aliados con Atenea, pancos manos a la obra_, dicc d proverbio. Kerényi coment:J quc _la imagcn de Atenca comicne una polaridad y una tcnsión imcrna que no puede afirmarse a priori que sea un rt."Suhado acci(k·nt.11 de la historia.7Il • En la figura 21 Atenea sc apoya sobre su cayado, en dudo por los lllucrtos cuyos nombrcs cstáll inscritos en la cstela de picdra; t:unbiún es imagen de una imcnlOa reflexión imcrna. Waltcr E Otto, en su libro Cm dj¡'.~I's di' Grl'fj(/, llama a Atenea _diosa dc b proxill1i(1:1(1- 71 • En un significativo contr..\stc. las fuerzas descontroladas dc los dementos, dondc la fucr'¿a se constituye cn derecho, sc convierten en d territorio de los dioscs. Posidón suministra el c:lb:lllo; Atenea 10 embrida y cOllStruye el cIrro. Posidón gobierna las 01:ls, mientra.~ que Atcnea construyc el b;lrco que clbalg:1 sobre dial'. Volviendo a un tema ya mcncionado, d don de 1:1 diosa a Atcnas no cs c1m:lnantial de agua salada qut.' brota de las prorundidades de la tierra, que fuc el regalo de Posidón. sino el olivo primorosamente cultivado, cuyo aceite era el galardón que se otoIbo-aba en sus fit-'5tas. A través de este don fue clla, y no Posidón, quien obtuvo el dominio del Ática, que luego seó:a l:a patri:a dc los :atenienses. l3 dios.1 mantiene el control incluso en !:a guerra, cn claro contrastc con !:a filria salvaje e indiscrilllinad:a de Ares, a quien lacilmente derrota. Acude al !:ado de Aqllik-s cuando el héroe necesitl :autodiscipliu:a y :al de Ulises cu:ando necL"Sitl previsión y t."Strategi:a. Aqui, en la 1Iíada, Aquiles L"St;Í dudando entre echar O no mano a la t."Spada cn su disputa con Agamenón: Mientr:ls revolvía t.'Stas dudas en b Illellle y l'll el ánimo y s,1caba de la vain:l la gran t.'Spaeb, llegó Atenea del ciclo; por delante b había enviado HCr:l. la diosa de blancos br:lzos, (lue en su ánimo amaba y se cuidaba de ;llllbos por igual. Se detuvo detrás y eogió dc la rubia cabdll'r:I al Pclida, a él solo aparcciélldose. De los demás nadie la vda. Quedó eSlupef.1cto Aquiles, giró y al punto recoJ1oció a Palas Atenea; terribles sus dos ojos refulgÍ:ln7>. Oc manen signific:ativa, Atenea se aparece en un momento de n·Acxión OC:lsiona-

392

du por 1111 l.:llfj·l.:llt:Ullit'nto entre illlpul~o~, como l.:pif.111ía de la victoria del héroe sobre sus instintos dt'satados. De un modo similar, acude ame Ulises cuaiJdo se halla hundido en tristt,s pensamientos, para aconsl.:jarle que, en vez de precipitarse a su palacio, se dl.:lenga un ticlllpo en conversaciones e indagaciones. La diosa encarna la virtud de la contención, y sus «ojos refulgentes» son emblema de una inteligencia lúcida que puede ver más allá de la ~:ltisf.1ccjón inmediata. En una ocasión planeó convertir en inmortal a un hombre llamado Tideo; pero cuando vio al héroe agonizante partir en dos el cráneo de su enemigo y engullir .m cerebro, 10 abandonó, llena de asco. Lo que ofrece a sus protegidos es el buen consejo, cl pensar cuidadoso o la previsión práctic:l: b c:lpaeid:ld de reflexionar. A esta virtud se l:l denomina II1clis, nombre derivado del de la madrc de la diosa, y que puede traducirse como ~conscjo» o ~sabi­ duría pr.íctiC:l». A veces tienc connotaciones de astucia y picardía, de pensar demasiado :lcerca dld suceso cn cucstión. En la flím/a el viejo Néstor alecciona a su hijo acerca de melis: «COIl la IIIl'lis (maíi:l), ~ábelo bien, gana lllá~ el leñador que con la fUCf'La; con la mclis t:nnbi¿;n el piloto cn el vinoso ponto enderza la veloz nave, batida por los vientos; y con b lIlelis un :lurig:l Sllpl.:r:l a otro auriga»". Atl.:nca t'stá l.:Speci:llnwlltc Iig:l<.b a Ulises, al que se llama pO/)'lIJefis, «muy ingcnioSO" l/líada, 1, J 11, tr. cast.: ~ric() en tr;lzas» Odist'a, 21. 274, tr. cast.l. Este epítcto se :ltribuyl.: l.:1l alabanza :l la propi:l diosa l.:11 el himllo homérico incluso antcs de celcbrarsc sus dores gUl.:rrer:ls. Ella es, por esta r:lzón, l:l inspiración y guia de Ulises -junto con I-Ierllles- desde el principio basta el final.

AtenC:l y Medusa Los antiguos origelles sl.:rpentiforllles de esta ubicu:l diosa se revdan en la leyenda <.k Medus:l, a la qlll.: mat:l Perseo y CUY:l cabcza Atcnea exhibe en su escudo. Medusa l.:ra la reina de las gorgonas. su c:lbello l.:st:lba forlll:ldo por serpientes y la mir:lda de sus ojos convertía a los hombres ell piedra. Originaltllcllte, Ml.:dusa era una de bs lIluchas nictas de Cea, la diosa tierra, y el nombre Medusa <.k hecho significa ~sel;ora» o «reiJI:l». SU rostro, sin cmbargo. no par('ce tanto griego como lllebnesio: en su posición agazap:lda, con la lengua ha~t:l la barbilla. los ojos :lbiertos en llna amplia mirad:l y los br:lzos kvamados, se asel1\ej:l al guardi(¡n dd otro mundo de los cultos de Mclanesia :ll cerdo. en los que era necesario dar en ofi'cnda a dicho guardián lIn cerdo p:lra poder franquear las puertas7'. El efccto terrorífico de su mirada es el mismo que el de todos los guardianes cuya función es espantar a los no inici:ldos, y cuya imagen posiblemente se remonte a los leones paleolíticos. Además, en la leyenda griega, Medus:l habita en los limiles de la vid:l, en un:l ClleV:l m:ís :lllá del borde del día; es guardi:ll1a del {¡rbol de las mal1Z:l1IaS de oro, lIallla<.bs I-Il.:spérides. nombre que ckriva del oeste, donde el sol se pone. Campbell sugicrc quc

393

22, Gorg:on~ con c~dl1ceo l'n el vil'lltH' (rdkvl' de m5rmol, e, si¡.;lo VI 3, C, Corfú)

MedtlS~ y las demás diosas grieb':ls de la 3ntigu:¡ geller:\ción de los titanes (anterior a ZCIlS) se establecieron ell Grecia y en bs isbs Illllcho antes dc la llegada de los dorios; de hecho, exhi-

bcn todos los sigilOS posibles quc scflalan Sil relación originaria con 1111 contexto ncolítico extr.lon,linari;Ullcntc tC1l1pr.mo, tal vcz incluso mesalítico: el contexto quc rclmc las imágenes (k

la luna, de la scrpicntc y del ecrdo, Dicho eontcxto se represcnta en los mitos de Melancsia y
el
P~dfico,

y también en los de la Irlanda celta",

Es posible que la Medm~ fuese originariamente sólo una cabeza cubierta COIl ulla máscara colocada a l~ entrada de los santuarios, El hecho de que la seilora de los animales salvajes t'll el templo de Ártelllis en Éfeso tenga cabeza de gorgona, y que dicha cabeza también aparezca en los s:l.I1tuarios de Demétcr, sugiere que la gorgona tuvo ;mtalio naturaleza de función en relación con todas las diosas, y que sólo más tarde se la identificó exclusivamente con Atenea, Por ejemplo, en la figura 22, la gorgona COIl pies atados y lln caduceo sobre el vientre, que nos recuerda a la diosa minoica, se ellcuentra esculpida en el templo de Atenea, Como setiala Harrison, «el objeto ritual viene primero; luego se concibe el monstruo para explicarlo; luego se crea el hérOe que explique la muerte del monstruo»l., Pero todavía cabe pregulltarse por qué Atenea es quien hereda la cabeza, y qué es lo que indica este hecho acerca de la particularidad de la consciencia que encarna la diosa, Tal vez sea esa virtud de Atenea, la de la consciencia aLl-

394

23. I'<'rsco da Illucre,' " Mcdusa, (!lIC ticllc (abe?''' de ¡.;orgolla y (unpo (k (¡,hallo (detalle del c"dlo (1<' un pil/WI, siglo VII:J. C. lko('ia, Gn'cia)

todisciplinad3, b que es capaz ele convcrtir el terrorífICo rostro dd instinto en un escudo protector. Quiz:í sea éste el significado del detalle en el que Penieo es salvado de la petrificación (lit(T:l.llllente, «conversión ell piedra»; pelms signific:J «piedr.lJ> l'l1 griego) C:Jusadil por b Illirilda de M\"'dusa. Lo consigue gracias ¡JI espejo que le da AtellC":J, medi:Jntc el cual evit:J mir:Jr dircctllllente a Medus:J, :Jtlllque puede verb reAej:Jc\;J en el espejo. El reAejo -b percepción de la i1l1:Jgcn en el ojo de b mente, antl'S quC' b identificación instintiva inmediata con 10 quc s(' ve \,.'11 el cxterior- .se revda :Jsí como 1;1 fimll:J de afrontar y dOlllin:l.r el objeto que estú en el exterior; mús all~ de esto, se sugiere que el objeto exterior que produce el miedo es, en último término, un miedo interior. La MedusJ alber6r.l I1l~S de un nivel de asociación Illíticil. El estrato más :ll1tiguo b rebciona COIl el cab:lllo, como en b figur:l 23. Posidón, dios dd Illar y herlll:mo de Zeus, Ibl11ildo J-iipios (en griego, ~equillo»), tomó la forlll:J de UIl caballo y se aparcó con Medus:l, en fi>rllla de yegua (como hizo también con Deméter). Medusa concibió un caballo alado, Pegaso, y su gemclo 11ll1l1il1lO, Crisaor. Este relato debió de illcorporarse en algl1l1 momento posterior al 2000 a. C., porque el cJballo llegó il Creci:\ entre el 2100 Y el 1HOU a. c.; probablememe 10 tr:lJeron los invasores indo:lrios de Alliltolia. En las tablillas micénicas escrit:Js ellline:J1U (1400-1200 a. C.) se hacen ofrendas a un dios llamado Cab:ll1o, que llluy probablemente se convertiría en el Posidón de época clflsica. El cab~llo alado, destinado a tirar del carro de Zells, queda libre cuando

395

24. P~rs~o {\3 l11unt~ ~ McdllS~, que tiene un c~dllc"o ~11 el vi~llITt·, COll ~Ylld3 dl' 1'h'r111l'S (c~rá"'¡c.:t pintada, pintor dl' A111:tsis. c. 560-525 a. C.)

la cabeza de la gorgona es cercenada por la espada rutilante de Perseo, como si el héroe (cuyo nombre significa «brillante., de acuerdo con la tradición solar de su padre, Zeus) hubiese cortado de raíz para siempre los terrores de la oscuridad. Así, la historia se cOllvierte en otro relato solar más de combate innecesario y de victoria ilusoria. Es dificil hallar ulla per:;pectiva desde la que examinar la historia que no se retuerza y se enrosque, como Llna serpiente, hacia el puma de vista opuesto; y es posible que esto refleje una ambivalencia gelluina en el mito original. En la figura 24, una interpretación posterior dd mito, la Medusa ha perdido la parte de caballo de su cuerpo híbrido, pero ha adquirido las serpientes que cubren su cabeza y Sll cuerpo. Tiene grandes alas y pies alados. Esto es prueba de lo mucho que puede cambiar un mito en d lapso de cien aoos. Medusa inspira al mismo tiempo terror y comprensión; y, en cualquier caso, no llluere realmente. L1 sangre de las venas de su lado derecho e izquierdo le fue dada a Asclepio, dios de la curación, Con la sangre de la izquierda Asclepio mata, y con la sangre dc la derecha sana; se trata de un ejemplo antiguo de l;l concepción dd lado izquierdo como algo siniestro (sillistcr en latÍn significa «izquierdo.; en cspai'tol y en francés el término ha conservado su significado alnbivalente de «izquierdo. y «siniestro.). Los dos flujos sanguíneos de la vida y de la llluerte, unidos a la corona de serpientes de

396

su c;lbdlo y a las Serpklltl.:s que se aparcan en su vicntrc, nos devuelven a las dos serpicntes de la vida y la muerte de la diosa minoica. Esta última se incorpora así al lluevo orden como el lugar oscuro y paradójico del que procede la curación. Es posible que Perseo, COIIIO figura histórica, fuesc el fundador de una nueva dinastía alrededor de 1290 a. C., en cuyo caso c\mito también podría registrar un cambio decisivo en la org:mización religiosa y política. En su interpret.1ción del mito, Itobert Graves seilala: «Los helenos saquearon los principales templos de la diosa, despojaron a sus s:lcerdotisas de sus máscara.~ dc gorgonas y se apoder:lron de sus caballos s,agrados -una represent:lóún primitiva de b. diosa con cabez:l de gorgona y cuerpo de yegua se ha encontrado en Ueocia. 71 . Zeus, como encarnaóón del nuevo orden, también queda políticamente legitimado a través del mito del nacimiento de Atenea de su cabeza, puesto que es en el escudo de esta diosa donde finalmente acaba reposando la cabez:l cercenada de la gorgona. El himno homérico a Atenea recoge la magnificencia de csta diosa: ComiellZO por C:lllt:lr a Palas A[~'llca, la gloriosa deidad ~k ojos de lechuza, la IllUY sagaz, dotada de corazón implacable, virgen venerable, protectora de ciudaddas, la ardida Tritogcnia. A dI:! la engelldró por .~i solo el pn.lc!cnte Zeus de su aUbTllsta cabeza, provista de belicoso :lnll:ll11ento de radiante oro, Uu religioso tcmor se apoderó de todos los inmortales al verla. Y ella, delante de Zells egiJifero, saltó impetuos;llllente de la cabez;l. inlllortal, agitando una aguda jabalina. El gran Olimpo se estremecía terriblemente, bajo el ímpetu de la de ojo~ de leChUZ:I. En torno ~uyu, l:l tierra bramó cspantosamente. Sc conmovió, por tanto, el ponto, hcnchido dc agitadas olas, y se <llledó dc sllbito illlllóvilla salada supcrficie. I)e[llvo el ilustrc hijo dc I-liperión sus corceles de raudos pies por lafb'O rato, hasta que se hubo quitado de sus illlllOrtalcs hombros las armas divinales la virgen 1':llaS Atenca. Y se rcgocijó d prudcmc Zeus. Así que tc s,1ludo a ti también, hija dd cgidircro Zcus, (11lC yo también me acordaré dc otro canto y dc ti1l..

La diosa y el hijo-amante Una vanación en el mito del nacimiento de Atenea, en el quc Hefesto hiende el cráneo de Zetls con Ull hacha para liberarla, se hace eco de otra dimcnsión de significado más. A menudo se representa a I-Iefesto huyendo con su hacha tras haber ejecutado el acto, como si hubiese cometido un crimcn merecedor de castigo. Esto implica que, literal o metafóricamentc, ha matado a Zeus p:lra que Atenea pueda nacer. Uurkert seihla que tel hachazo y la huida eran realidades cultuales en el sacrificio de bueyes a Zeus que tenía lugar en la Acrópolis» y concluye que «este elemento -nunca expresado- de parricidio cn el mito del nacimiento nos lleva de vuelta al mito apócri-

397

25. Nacim1<-lllO de Atl'IH'a de b cabn;a (te- ZClIS, con la ~Yllda de Hefesto (c<'r¡ílllin pint:ld:l, pil1lor de F"riuu, c.
51,0 :l. C)

fa de l'alas»7". En este mito AtCllca m:Hó y despclk'jó a Ull gig:mte 11ll11l;1ll0 llamado Pabs, vistiéndose con su piel. En esta versión de los orígenes de su nombre eS COIllO la serpiente que emerge de i:l piel muerta de su amigll:l forma. ¿Es dej;lI"nos llevar por Iluestra il11:1ginación el preguntarnos si este relato y el mito del nacimit:l1to no sólo :Iludía a un parricidio, sino t:llllbit'n :1 un rcm:lllente Illuy arcaico del mito de i:l diosa y el hijo-;\Il\:lnte? La víctima sacrificada podrí:l ser el C:lZador loc;ll o el rey, o ;llgulla otra tigma ritll:tl que representase al rey allU:l1. De ser así. es posible que el buey o el toro (1:1 fOrtl1:l que Zeus asumía en el rel:lto cretense) fuesell sus .~ustitlltos en el ritual. El :lcto de vesti~e con i:l piel de un :ll1imal ya ;\parece en el relato de Ártemis y Acteón, :lsí COlllO en I:Is cere1\lonias cretenses. La visión clt: la diosa que vuelve a alzarse a partir de 1:1 muerte del viejo consorte o rey se :tsillliia de manera exacta a la forma de n:nov:lción que adoptaban los amiguos ritll:tles. Zeus, :111talio el hijo-am:mte en Cret:!., se convertiría en la Creci:t p:ttriarcal en el padre poderoso, y las posicionl's dl' supremacía quedarí:ln invertidas. En ese caso, Atellea, de manera algo sorprendente, se reunírí:l con las otr:ls diosas -Cea, Hera, Ártemis y Afrodit:ten bs que (,,1 amigua tCIll:!. mítico de b madre diosa y el hijo-amante se vm:lw :1 representar de Illanera implícita. 1cniendo en cuent:l que bs dios:ls y los dioses son entübdes potel1cialt:s ;\ las que todo ser humano tíelle :lcceso, parece <¡lIe el mito de Atenea explora ame todo la cualidad de la rt:Acxión. Sus bistori:!.s a menudo constituyen una meditación acerca del valor del pensamiento minucioso y pausado, o del de ver 11l:ís allá de b rt:acción inllledi:lta :l.I1te un :lconteóllliento. El hecho de que ayudase a t:lntos héroes implica que sc recomicnda el cultivo de esta virtud a aquellos que emprendan el heroico vi:ue hacia el :\lltocontrol y la comprcnsión.

)98

Segunda parte

El matrimonio sagrado

1 su <lclicado cuello y . corona{la de violetas.lUgtlst:I. y clI~l1do h~bí:lll puesto y~ todo este orn~{() el! tomo a Sil cuerpo.ilkl' Afrodita . bbnco como b phI:!. a donde el hllllledo ímpetu del soplador Zéfiro la llevó.lS de :Iureos front~les cU~l1do V~l1 ~l pbcelltero coro de 1m {Iios{'s y a l~s 1lIOrad:ls {Id padrt. !:l ~dom~roll con coll:lres de oro. hermosa. L1S ]-Ioras de áureos froutales b :lcogicron de buen gr:ldo. que a duras pl:llaS todavía podemos soportar.Himno a Afrodita» Voy a cantar a la . illllwrt:11 pusieron ulla corona bien forjad:l. la llev:lron junto ~ 1m inl11ortales. 1l:1cido 'Tradllcciull de Pablo A. b:úo clIya tlltcb se h:lllan los allllcu:ucs de to<1:I Chipre. con los que se :ldom~l1 preciS:11l1el1\e bs propi~s 1-I0r.. pu('~ b belleza Hu C~ sino d comienzo del tl'rror. la Ill:Irlna. 401 . oro. C0l110 est:lban por b belleza de COI1- iSalw. que yo me acordaré lambi¡"n de otro canto y de ti!' En cste poell1:l. Raincr Maria H. La at3ví:lrOll Coll divillOS vestidos y sobre su cahez:.1 legítilH:l y llev:írseb a casa. tendían sus dk'str:ls. a b hermosa Atrodita. C:ub uno deseaba qlle fllera su eSpOs.:¡"dl"111l' obtencr la victori~ en este curso c inspira mi canto. y k.. ad1l1ir:ldos Cilerea.. En tomo .9 Diosas de Grecia: Afrodita. Demétcr y Perséfonc' . la de ojos ncgros. Torijano.1 Sil Pl'cho. . de oro. cl1trc bbllcb espuma. Ellos h acogieron C:lriflosal11l'ntl' :ll verla. y ell sus perforados lóbulos. el nacimiento de Afrodita Sl' imagina COIllO d :lcto al110rOSO.l! iC01H. dlllcemc!1t{' liSOlljCr. a lravl's del OIC:Jjl' de In mar muy resonante.1 b coronad:l d l. flores {le oriC:llco y de precioso oro.

Las Gracias que la sirvcn.eorromana de un original perdido de I'ra. Cuando 402 . el gesto de las Horas de vestirla y adornarla y la acción de conducirla hasta los dioses traslada el acto descarnado de la unión fisica al mundo de las relaciones y del tiempo.. C0l\10 imagen que se alza del corazón humano. Ella está dondequiera que la vida centellee con belleza y alegría.~ítck-s) de la suave espuma dd ll1ar. Copia gn. 35\)-33IJ a. Afrodita d<' Gnido (mhmoJ. trenlando sus coronas de violetas. tejiendo sus ropas.l. Brillo (Aglm'). c.1 animal de la humanidad se vive COIllO divina. Afrodita cobra vida cuando la naturalez. se llaman Alegría (Erifrósillc). Florecimiento patía): todo cuanto es fllCIltC de dulzura en la vida. Más tarde. C.

Afrodita.'l1eros... si lIO se hubies. co]. los animales se llenan de mutuo deseo: UeboO al Ida pródigo . ' reducido ya simplemente al sexo.'S l. aquella que intensifica y transforma las costumbrt.con el que a todos los inmortales y a las mort:lles gentes tú doblegas». podríamos preguntarnos.Í. cllvía a los Amores como compaileros de la Sabiduría. a pie. se viste COll su túnica más hermos:l y va a solicitar de Afrodita su f.' las olas.doradat y .. hace t. Ni siquiera Zeus puede oponerse a ella ulla vez que b diosa se ha decidido. el amor lt· envolvió bs sagac.hacer el amor_.. b seducción 'lile roba el juicio incluso :t los muy cuerdost..s esferas de poder están delimitadas de forma muy preciSo1.1lia.. s".111tO tiempo quc la divinidad ele Afrodita h:.· se habian unido en el amor. la . contrasta profundamente eon la actitud judeocristi:ln..' sus padrt'S'. .1s y los diOSl. . osos y veloces pameras. CllC:!lllinándose hacia la orilla. allí el deseo. haciéndole halagos. ceiiidos sus cabellos con una corona perfumad.'ri:t d de Maria) en un:t de las fucrz:¡s irrcvocabk'S t'n la vida. plática. insaciabks de corzos.msformado por d fnvor.1 el de lnalllla. Afrodita tOl1l:l de S\1 pecho . pueden resistirse a su poder. que.b recamada correa bord:lda. alli la amaros:. A medida que asciellde. en lluestra cultura. y se l'nc:uninó en derl'chura al aprisco.·roll al k'e1lo a l'SComlidas d.alllante de la risat.'S miem. diosa de la tierra. donde estaban f.'Stirlo se h:tcía irfL'Sistible.¡tributo de _amante de la risa_ también significaba -alllante de los gcnitales_.l que le filera concedido Vl:. ¿Dónde es[. marchaban grisáCl'OS lobos. Este ambiente de c:lrilio juguetón y de alegria estilllulame.. a quienquier.wor: «Dame aliar:! el al1lar y el deseaD.·11 Vl. I-Iera lo sabe: cuando quiere hacer que Zells se quede dormido p:lra aYll(i:lr a los troY:lllOS. la asociación COl1 el pecado o la muerte? Quizá deberíamos recordar que. Ocurre lo mismo con las dios.¡ hacia lo que llall1. Y dla al verlos reb'OCijú su ánimo t'l1 su fuero imemo e infundió el dl'Sl'o en sus pechos. así que todos a una aparcaron en los valles umbrí~.'S. Como respuest:l. brotan hierba y tlores bajo sus pil·s. Tras ella.'Stablecídas del mundo: -siempre. Así.· roz minda. como la primera vez qUl.'S de f.bor:ldores de toda virtudt'. Árlemis y Hestia... :tunquc con un significado tr. l'S decir. Los griegos formaron un verbo con su nombre: IIpllrillfi:rill significa . ])eseo (/liml'rlJ) y Amor (Eros) la siguen dondequiera que vay:¡. mame a través. madre de fieras. Illezclada con telllor y respcto.'S. It'On.clllcrgl' d. vio. Así lo afirma Ellrlpides ell Sll N/el/m.. El cinto bordado de Afrodita (que f('cuen!. en conocida en G"""cía como la diosa del amor. dice. m:í5 tardt'.. Sólo Atenea.1bric:!dos todos sus hechizos: :lllí estab:l el :llllor.. de rosas. por su mont. cuando Zetls la. sido 403 .¡ría1l10S Afrodita. cuando ambos acudi.. aquellas cuy:. y mediante un juego de palabrols su ..

Afrodita «nacc" clIando las gentes recuerdan. Crono. DuralUe la noche. albc'l. vuelve a unir las formas separadas dc su creación.~.¡.sacrificada a lo que Erieh Neumann describe como la sexualización patriarcal de lo femcninos.¡vegó h3cia la divina Cilcn y desdc allí se dirigió dCSPULOS a Chipre rode:lI(ia de corrientl"S. con la hoz que le había dado su madre. trecnlecta" los genilales dc Sll padre y los arroja a su espalda. sino que. diQS. Afrodiu.1. o el cspacio entre el cielo y la tierra."Structllrn de 13 creación. con regocijo. Afrodita (. superando lo que podríamos inicialmcntc percibir como lo relativo al amor fisico.1 madre original en nmchas lradiciOlll'S. Es decir. la luz. y bajo SIIS ddiados pies crecía la hierb:lo en lomo. cs la hija del comienzo. como Eros en el mito órfico.'S hUlllanos con los animales y. dctenida hasta entonces por el pero del ciclo. El nacimiento de Afrodila En el relalo de Hesíodo. El mito griego de su nacimiento le otorga una dignidad que pertenccc a la (. Caen cn el mar tormentoso y son lr:Jnsportados por las olas durante mucho tiempo: A su alrededor surgia dd miembro inlllort:J1 ulla blanca espuma y en mcdio de dla nació UTl3 dOTlcc!b.'lltin:ullelltc liberad1. sirnboliza la consóencia que pone en lIlovimiento las formas calllbiames del licntpo. S:llio dd mar la au¡:. el amor se rcPfl-OSl'llta.1 original. único origcn de todas !:ls cosas. Por consiguicnte. de hecho. dcsde una perspectiva más amplia: la del anhelo de la hUlllanidad por rcunirse con el todo. Parn corregir nucstro desequilibrio cuhurnl. es la figura quc. como dcrecho de nacimicllto. el vínculo quc unc los seft. mientras el cido yacía en torno a la tierr:J. ver la luz. y Cilcrea de bella corona. Ur:lJJO (cielo) no permitía a sus hijos. que hemos olvidado qui{'n (. nacidos dc Gea (lierra) -ahor:¡ su Illujcr.ISU Y bella dios. Afrodita es imaginada al inicio del proceso dc [a creación.y el primer frulo de la scp3r:Jcióll del cildo y la tierr:J. igual que la dios.l 1l3cicb de la l"spulIla. y cuando perciben esle vínculo como lllla rcalidad da- 404 ."S. tierr:J. cuando el cielo y la ticrra se scparan. Como cn el mito egipcio. por 3sí decirlo. engcndrada dellllar. queda rep(. antal-¡O su lIladn.'5 la hija del ciclo y el lIIar -la dios. la ¡¡:lolllan los dioses y hombrl"S. COI1 toda la naturalez. Afrodita ya no es la gran diosa madre. Primero ll. por lo tanto. EII este sentido. que cielo y tierrJ seguían unidos como una sola clUidad. porq\IC nació cn medio dc la esp\llna6 • Así pues. y la creación.':I el recucrdo dc su unión.'l. quizá lo propio dc una mente: abierta sería explornr b concepción griega de que cI amor pertenece a la naturnlC'Z3 original de las cosas: Afrodita h3 nacido del momcnto en el quC' el ciclo 5(" 5("parn de la tierrn..

t:llllbii'll conocido como E/ r. la unión del ciclo y la tierra se vivía como una experiencia fisica real. para el grueso ¡.ll el recuerdo eterno.2. volviendo a incorporar al devenir temp0r. c. La umón se convIerte ell reunión. La lluvia.'. y Y3Ció sobre e1b como un amante puro.~rt'S" de la d!>!lul/" (mirmül. La naturaleza era la visión de la naturaleza interrelacionada de la creación entera. 1 C0ll10 para el (uerte. tanto para el hombre corno para el animal.crlllinó el trigo. y soy yo <¡uien autorizó estos húmedos espons. hinchó los surcos con barro fecundo e hizo crecer los brotes el! los huertos. yo. C.0 ~. 40S . pues el alllor que engendra vida se hace eco del propio misterio de la vida. Como en SUlTIer.1Ies. Trono Llldovisi) ra y sagrada. 470-4(. el Auido húmedo que desciende del cielo.mcede mediante el amor. Éste era el dominio de Afrodita: unir de nuevo lo que se había separado. Así dice Esquilo: El gr:lllde y amoroso cielo se curvó sobre la tierr:l. la gran AfroditL. El IIMimiwlo ¡fe Afrdllild. El mito sugiere que esto .

El "1/(.('111" .1(' VelllH (c. 1485) de Salid ro BOllicclli .3."'.

".'Staciones. Quizá la vcrsión más hennos. Su gesto de surgir del lIlar t. los pliegues ondulados de los vestidos.oras y el gesto de estas últimas de cubrir su dl. en griego.nio. 130tticelli inlllortalizó dicha imagen (k/t'Ís. son también las dioso1s de las t. que se descubrió en el siglo XV d. el útero del mar que albergó y alimentó el semen del ciclo no sería concebido como una concha hasta el siglo IV a. como un renacimiento. Según 1:1 tradición neoplatónica cn la que se sitúa. y visti':ronla ropas preciosas.'Stos del invierno llevándola hasta las olas.'Snude2 al surgir del Illar relacionan el nacimiento a partir del mar con el balio sagrado. sus sacerdotisas tal vez limpiaban su estanla de los fl.'Spuma. 13 leyell(u dice que se baliab3 a Afrodita. significaba también los gcnitales fcmeninos). dd quc briU:l cn la pid de los diosc. En la t.'Sde las profundid3des de la doncella.'S como la ánodos (ascensión) de la diosa Tierra en Creta y de Perséfone en Grecia. Esta conccpción sc manifestaba cada pri1ll3vcra en el balio ritual de Afrodit. un amigo de Ficino. en todas t.l11úlII. en su s. la pintura de l3otticelli. El nombre dc Afrodita surge dc la forma de su nacimiento: afros sib'lIifica _t.. cuando nace el . hcchizo a los ojos·.elllo de I/eI11IS de l30tticclli (figura 3). Con todo. citado más arriba.'Stas epifanías el momento culminante (''S el rcgfl. lo trJdujo por vez primera cuando se convirtió cn la inspiración para 1:.'l. Harrison comenta: _La virginidad era para las gentes de la antigüedad. sino que se renovaba eternamente.'So dl. la belleza de Afrodita cra la imagcn dc la unión de la naturaleza dual -sensual y casta. la palabra grieJr-l que designa la concha de la vcncra. C. de forma que es virgen de lluevo.del amor. Ella. la risucfia Afrodita. El canto de I)cmódoco en la Odisl'a Cllenta que."SCulrura arcaica tardía de la figura 2. escapó a su santuario para recuperar su estado 3iltcrior. la visten de lluevo. de ahí la doncellez inmortal de Afrodita. una gracia que no se perdía.1 que renovaba su virginidad y la de la ticrra. después de que Afrodita fuese crudameilte expuesta a las burlas de los dioses (Hefesto. en su templo de Pafos en Chipre.-s ctemos. y en primavera. Las Horas. Cada ai10. ayudadas por las Gracias. como sucedía con Hen. Los acoll1patiantes de Afrodita representan cada aspecto por scparado: el Céfiro apasionado que con su soplo la IIcva a la orilla. dcrramando con su e 407 . el peso de los brazos de Afrodita sobre los hombros de las H. el poeta Poliziano. la había capturado junto a Arcs con una red de su invcnción y los había mostrado al resto dc los dioscs yaciendo jUiltOS cn el k·ellO). que son las horas del año. la ungieron de aceite inmortal..1biduría.La unión es reunión como la fertilidad es rcnacimiento. en un manuscrito en Florcncia. su marido. dondc tiene su Icmplo y su altar sicmpre IIcno de off('lldas. Al llegar la lavaron las Gnci:ls.1 (h: su nacimiento se halla en el primcr himno homérico a Afrodita. partió pan Pafo de Chiprc. las primeras en vestir a Afrodita cuando nació.

inc:mdcscelltes. desde Mesopot:llllia.lrrison explica. Afrodita ~cultiva las bellezas cfimeras~. por el otro. y la modesta I-Iora que la viste. en pabbras de Edb'3r Wind lU .l y el instante se VUdV:lll lumiIlOSO~. Las divinid:ldes anteriores tienen l1Iayor trascendencia. El arte afrodisí:ICO trat:l de h:lcer b vida diari:l m:ís hermosa y más "c1viliz:ld:!". Era.lción una sola de las pasioncs humanas. La diferencia. 4118 .lda de Céfiro a Mercurio (y viceversa) a través de la diosa. Pero cuando es esculpida y pintada con sus animales y pájaros -el dclfill. hechas en pit.1 pcrrll:mecer: Pues terrible [aI1Z:1 su soplo por todas partes y revolotea cual ulla abeja". ell~ tre otras fOrln:l. cuya imperativa presellcia abarca todo el drama de la tr:msformación.lpel sc había reducido. tan antigua como el ticmpo. mármol y bronce. y una perfección forl11:11 estt'ril. intrínsicamcnte.~pet:to al tiell\~ po.s. «está en 1:1 :lctitud de cada lino COIl re. sin elllbargo.libn en los sellos eh: oro de Creta. y cOllcebidas como dur:lderas. h:lce que la person.l evit:lr la trivialización. alltes de eso. cuyo p.' en plen:! vida~. tienden a scr dcidades que realizan todo tipo dc obras~".'cc rápidamente. en su PrilllallCTr1 ([477) Vcnus es la figur. arguye Paris. k-s (la la bendición de 10 atemporal. el lll:Kllo c:lbrío. COl\\O Ill:lestras de Apolo. pero ella no está destinada . Pt'ro. de lo cllal se desprende cit.. en Homero es «lllla dios:I inserta ell un comp. este v:llor no es menos eiviliz:l~ dar que el de bs obras perdurables de Apolo. reAejando lo divino en su aspecto cotidiano ll . L1 Afrodita dorada trae la miel de la vid:l a todo lo que toca. tallto la de la Ilaturaleza como la de la Ilaturaleza hUlllalla. Como H. Los griegos trataron de entender este presentimiento de «muert\. vinculadas con la profecía y con el conocimiento de un destino oculto. se desvallt. er:l una divinidad de :lparición reciente. por U1l lado. por 10 t:lrlto. El autor hace qlle desplacemos nuestra mir.1 que reconcilia lo terreno y lo celeste. Medi:mte ella ~lo que desciende a la tierra COIllO aliento de la pasión regresa al cielo COlllO espíritu de cOrltelllplacióll~. Afrodita como reina del ciclo y de la tierra Afrodita vino a Grecia desde Chipre y.aliento rosas sobre ella. una diosa llIUY antigua.rta tristcza~I!. Ambos son necesarios. Como seib~ la Cillettc Paris en SIl libro Pagllll Mcdi/fl/illIIs (lectura clave para la readmisión de Afrodita como divinidad seria). Los relatos y las imágenes de Afrodita la representan como un:l síntesis dt' nat\lra!cza y cultura: b belleza natural y el arte que celebran 1:1 belleza de b vida. y necesitan lIlantt'ner un di!llogo continuo par. en Olimpia.'dra. Ciertamente esta bellez:l es efimera antes que duradera. heredada de las diosas abeja que b. Illediante b illl:lgen de Afrodita como abeja. Dc forma similar.lrtinlellto estanco: tiene como esfera de actu.

y como diosa de la tierra en su aspecto fértil. Crecia) s. C.(le.lrse claramente su :lIltiguo lin:Ue. C. 409 . si¡. sostiene en su br:lzo una cesta con sus dones. su cuerpo surge de los cuerpos de dos cisnes. Como diosa del ciclo. y hace que de las semillas de la tierra bumedecida broten raíces y hoj:ls. Arrodit:. viaja por el aire en carros de cisnes y gansos. a tr:lvés de la lIuvi:l reúne el cielo con la tierra. como diosa de los animales. se"t~d~ sobre UIl trollo de cisnes (tnr~('ota.puede vislulllbr. hace que el deseo los impulse. se desliza por encima de las olas sobre IOlllos de delfines. \l11~ Arrodit~ d ganso. y se sienta sobre un trono de cisnes. en pie sobre un cisne. en la figura 5.lo VI ~. En la figura 4.lo VI a. atrayéndolos entre sí. si¡. Beocia.pi<' sobre' UII CiSlll' u oca llIil"lItras soStil'lI~ ceHa (tcrr~cot~. Como dios:l del mar. Grcci~) 4. el cisne y la palollla. cuyos IOl11os son su trono y sus cuellos curvados los brazos que su cuerpo vendado ocult:\.

De hecho. también consagrado a Adonis.Igual que Inanna-Istar. conocido con cariño por su naturalez. Fenicia sólo dista 96 km de Chipre en su punto m~s cercano. El templo micénico chipriota del siglo XII a. en último extremo. Con cllo se quería reconocer la amplitud de su dominio.¡ amorosa. también se llamaba Agdistis. C. cerca de Troya. el otro nombre de Cibeles. la propia celebración de los ritos de Osiri. c. er. y también COII la paloma. Esta expresión de Afrodita también implicab. Isis se fue hasta l3iblos en busca de su Osiris. a su vez. que pasó a ser Astarté en Fenicia y era conocida como Atargatis por los filisteos. 410 . Aunquc para nuestra imaginación Afrodita es escncialmente griega. pero también se separaba aquello para cuya unión c1l~ existe.. un día dc viaje en barco dc vela. y el de Istar. en nombre de la diosa y que siempre provocaba largas colas. la pasión del alma dondequiera que recayese. la estrella de la ll1aííana y del atardecer que llamamos por su nombre romano. el mortal al que ama en el himno (de cuya unión nació Eneas). inspiraba la posibilidad de llll amor global. La figur:l de Afrodita Urania. En el siglo IV a. los fenicios se extendieron a lo largo de la costa de Palestina. Anatolia y Mesopotamia. C. En todos los mitos griegos que versan sobre ella. frigia. Sin embargo. La ciudad más antigua dc Fenicia cra Uiblo. cuyo cuerpo estaba envuelto cntre las ramas del árbol ericáceo. los griegos. DUlIUlzi. un servicio que se ofrecía sin pedir nada a cambio.lda del templo. como en Chipre. El consorte de Inanna. Los aqucos micénicos llegaron a Chipre ya en el siglo XII a. En el segundo milenio a. pone en relación a toda la humanidad a través del vínculo comlln de la naturaleza.¡ el ritual de la . ll11cél1lca. y Anquisc~.¡dición griega en el Adonis de Afrodita. y también intercambiando costumbres y creencias. Afrodita es ante todo descendiente de la diosa mesopotámica Inanna-Istar. Afrodita se encarnaba en la estrella más brillante del cielo.prostituciónt sagr. el hijo-amante de la diosa que muere y resucita a una nueva forma.~ y Adonis se parecían tanto que incluso cn Chipre ambas figuras llegaron a ser asimiladas la una a la otra's.. cOlllerciando con sus tintes de púrpura y con sus tejidos. la heredaron de Chipre a través de Creta.l la imagen de UIl tipo de amor más terreno y directo ell el que todos pueden tomar parte. Venus. cn ella. y construyeron en Pafos un templo m011l1ll1cntal a Afrodita quc fue Ulla de las maravillas del mundo antiguo. Chipre fue el punto de encuentro de muchas tradicioncs diferentes: fcnicia. consagrado a Afrodita estaba decorado con una estrella y con la luna creciente. se convirtieron en la tr. Afrodita $nacet en Chipre. El animal de Afrodita que representa este aspecto es el macho cabrío. Afrodita Pandelllo.. se celebraban los ritos de Adonis. ya que el Icb está en Anatolia. la filosofb platónica distinguió entre \1I1a Afrodita celeste y una terrena con el fin de expresar los distintos tipos e intensidades del amor. literalmente Afrodita del pueblo. incluía la pasión por las ideas y sugería. a donde los micénicos también emigraron.. Tamuz. es decir. Afrodita celeste.~. C. y Astoret por los hebreos. El himno homérico en el cual sube al monte Ida la asocia también con Cibeles.

c. 411 . consagrada a Afrodita como lo fue a Inanna-Istar. la paloma es el Espíritu santo que pone en relación a la humanidad con la deidad. sino una imagen totalmente nueva de la vida. En ella la concepción original se tramforma. Este hecho es significativo si se recuerda el dominio de Afrodita sobre el cielo y la tierra. Cela. y su papel de mcdiadora cntre ellos. Quizá la imagen comlln a todas las culturas es la paloma. C. Sil"ilia) Estas tradiciones diferentes se mezclaron para crear una figura que no era simplemente la versión gricb>J del antiguo mito. descendiendo en el bautismo de Cristo y en Pentecostés.f•• Arrodita con un macho nhfÍo en bra7. figura 30). La paloma es en la tradición cristiana la imagen de unión por excelenCIa que representa el aspecto femenino ausente en la divinidad. 50n a. recuerda a la paloma posada sobre la corona dc la diosa en Creta (ver capítulo 3.os (relieve de tnncota.

Como l-iarriSOll demuestra de forma brill:mte. que fue a su vez el hijo fatídico del padre de Afrodita. quc por los ojos destibs el dcseo. Esta exploración de la pasión y sus implicaciones ambivalentes nos traslada a la guerra de Troya. pero siempre indisciplinado. Zeus. arquetípico). el significado original de este relato. llamada Armonía. aunque posterior en el tiempo. que es «otorgado por los dioses» (o. en cuyo caso Afrodita es fruto dclmatrimonio sagrado elltre ciclo y tierra. Existía una n:lrr:'lción :'Ilternativa de los orígenes de esta figura recién llegada al panteón olímpico. éste escoge a Afrodita en lugar de Atenea o de Hera (concediéndole la «manzana de la discordia» que el troyano debía entregar a la más hermosa. utla ll:lrración más acorde con su posición reb:tiad:l. o de lluevo. cuya principal impulsora fue Afrodita. el dios de b guerra. infundiendo UIl dulcc placer cn el alnla de los quc sometes a tu ataquc. que tuvo por padres :1 Océano y a Tetis. alternativamente v:lliente y cobarde. llamados Miedo y Terror. por utilizar una expresión moderna. es siempre anterior a Homero en pellSallliellto»"'. porque nos sobreviene 10 queralllos o no l7 • El coro de doncellas canta en el Hipólilo de Eurípides: ¡Amor.ín. forjaba 1m relámpagos p:lra Zeus. vengar la deshonra que ha caído sobre su casa. Homero la llama hij:l de Zeus y de Dione. En b Illitologb olímpic:l tardí:l. es escogido por Afrodita y no puede evitar el destino de su propia naturaleza: el deseo profundo. () bien b ll:n11a hija del aire y de la tierra. según Hesíodo aparece dos generaciones más tarde. es el hijo de Hera que. el cojo. descubre que ha «escogido» la pasión por Helena. Su fruto flle el 11:lCImiento de l111a niña. estab:l c:ls:lda con Hefesto. Cuando.Afrodit:l PUCSt:l en re!:lción L:ls rebciont'S de b propi:l Afrodit:l sugieren l1ll:l convergem:i:l de ideas qlle provieIlen de diferentes fuelltes. nunca tc mc mucstrcs acompailado dc la desgracia ni vcngas dis- 412 . antes de establecerse su inversión. como dios herrero. La rebción de Afrodita con Ares. «Hesíodo. produce el fuego el1 bs profundidades de b tierra. amor. Urano. a su vez. Como dice Harrison. impulsa a Menelao. cntre ciclo y mar. como el volc. y dos niilos. que le impulsa a arrebat{lrscla al griego Menelao. es el siguiente: el propio Paris. Afrodita le promete el amor de Helena). recobrando a Helena. insondable. fue descubierta por Hefesto. es hijo de Crono. en el relato tardío de lo que vino a ser llamado el «juicio de Paris». con las tres Fortunas o diosas del destino ante él y Hermes impidiéndole darse a la fuga. que desde esta perspectiva es el padre de Afrodit:l. Esto. b pareja original en el mito homérico. Agamenón y sus ejércitos a cruzar d mar hasta Troya para. La misma improbabilidad de esta alianza (nos resistimos a pbnte:lrllos su lllera existencia) es claro reAejo de la imposibilidMI de reprimir mediante un VíllWlo legal las dimensiones de b psique que Afrodita encarna. Pero los nombres euel1t:'ll1 una historia más antigua: Dione es simplemente la forma femenina de Zcus. es el dios contrahecho que.

. Hefcsto y Ares son :unantt. (:. Rodas) t. esta tendencia encuentra su ceo. que en el mito pclasgo de la creación Se alzó dd caos y bailó sobre las ol:ls. que sc convirtieron en ciclo y tierra.lIlJbién cst.1r- 413 .tl ob~lg~ndo en 00 «(:Op3 átic3 del pilllor I'ulo:.1ncs. un equilibrio intlSllJI de imágenes masculinas y femeninas. el hijo de Zcus'". un tamo irónico. cn t. desccndicl1tcs dc la lun. de él no se dice nada lilaS. son cortados por la mitad por ZCtlS. HU 3. En la '1~~f1íQ de I-ksíodo.tos consideran a Afrodita y J Eros colila iguales. En el mito olímpico Eros sale del hucvo de la nochc como la fuerza que separa las dos mitadl-'S dd huevo cósmico.) mitad» para estar cOlllplcta'~.. Allí los seres hertlla(j'oditas. Eros aparece más t. AfrOltiu .Hiara y bllSGl la «otr.í prescntl' aquí el parecido de Afrodita con EuTÍnollle...¡s llOS t"S lilaS podcroro que d que SOI!e de bs ma- de Afrodit:l. curiosamente. estableciéndose. t.~1 I1I11lIJIII'tl! de Platón.1ro. de Eros.'ordamc! Ni el dardo del fUt. sus historias parJlclas los convierten cn consortes. dcspués dc lo cual cada lIlitad . T. se SCliala que Eros aparece en cuarto lugar en la creación. Cea y T:írt.'n bOGI de Aristóf. pero una relación prchclénic:l mucho más antigua se sugiere en el mito de Eros.'go ni d de las cstrel!. dc:spués de Caos. (Las figuras de Afrodita y Eros se colocan en el momento de la separación. por lo tanto.) Lo importante es que todos estos reb. aunque.. no.) la aparición de la propia Afrodita a inicios de la creación.-sto es significativamente similar.'S olímpicos..). t. C31111rO.7. C.

señor. es fruto de la unión incestuosa de Mirr:t y su padre. por lo tanto. los griegos habían convertido el título honorífico en UIl nOlllbre propio. transformando el antiguo rituJI semítico de quelllJr mirrJ en las cerel1loni. y también a los h01llbrcs. el tIlUcllJcllO fJbrica un pequclio :nco y RedlJ y lo apuntJ IlJciJ la llluchach:t :t la que Jl1I:t. a quien Afiudita castigó por desdeliarl:t: Tll IAfrodital sometes el corazón i]](lomable dc los dioses y de los hombres. era el de AfroditJ y Adonis. (En el ritllal bosquim:l. p\lCS tú ercs la lmica.ls de T. qtle parece ser que fue un dios casi tan hermoso como él mismo. pero sería sorprelldellte que la interpretación se quedase sólo en esto. a las ficras dc los montcs y d~' los Illan's y a todo lo {IUl' la tierra 1llltrc y contcmplan los ardicntes rayos dd Sol. erJ un TÍtulo honorífico que los semitJs conferían J lamtlz. Él revolotea sobr~· la ticrra y el sonoro mar salillo. originalmellte.ljestad de reina b '. El nombre Adonis significJ simplemente «sclior». como Adonis es el cazador de animales salvajes. y el gran consorte de Inann:t-Istar se convirtió en Adonis. De formJ similar. llegado el molTlento. por una imagen lllUY antigua. en el Jl1tiguo Testamento. a Yabvé le es dado a melludo el nombre Adonai. sabe que lo ha :tceptado. c. Adonis. (Eurípides n. aunque en perSOl1a~ de carne y hueso.que Eros fue antJlio otro de los actores que illterpret:mlll el papel eterno de hijo-am:tnte de la diosa que llluere y resucita. pero generalmente se le llama simplemente ~hijo de Afrodita».de como hijo de Afrodita. el hermoso joven a quien Afrodita Jll1ó. más arriba. un dios joven que apullt:l las Redl:ls de alllor de la diosa donde ella quiera dirigirlas. Por orden divina. en la que el árbol bJisámico de la gran I1lJdre da a luz a un biJa' ((Históric:tlllentc». tlllC cjerces sobre t(Jdo~ una m. si ella no lo tir:t JI sucio. Llegado el siglo VII a. Afrodita y Adolli~.) PodríJll1os.1111UZ en tilla narración de dimensiones míticJs. pues. Eros es en estos VCniOS el cazador de corazones. según cuentJ el rebto. Eros cncama a aquel sobrc cuyo corazón cnloquecido bnza Sil ataquc COIl sus abs doradas.. tral1Slllitió Sll papel a Adonis. rey de PJfos.llo. deducir del pJréntesis que cOl1Stituye d relato de Eros y AfrodIta -1:1 CUTlos:t duplic:tción de nombres del viejo dios y el joven nilio. Ciniras.ulla a Eros el ~hijo de Zem». en los siguientes versos.) El coro en el l-lip6/i/() llora. llna divinidad anterior a la que adorabJn en BabiloniJ y SiriJ. su hijo-al1l:tntc El m:ttrimonio que se cclebrabJ cn la imaginación de b Grecia clásica. Cipris. para protegerla de lJ ira él imerviniesen 414 . en su aspecto humano. Adonis llJció de tul árbol de la mirra. y conti~o d de alas multicolores IEros]. asedi:indolos con r:ipido vudo. el destino del hijo de Teseo. y la extr:tlia faltJ de relación entre ellos. la idea de afinidad queda ilustrada. Cipris.

en ocasioncs." crecen y mueren. y en primavera en Siria. en los pantaliOS. mientras que la diosa. Pero parece que. como Inanna-Ist. El hijo-amante es. divino y hUlllano a la vez. las relaciona entre si. pcrmanece para producir nuevas formas a partir de su inagotable depósito.. permitió que Adonis pasara parte dd afio con Perséfone en la oscuridad del infra.mo en Grecia y Alejandría. entrc llantos y lamcmos. también de Afrodita. ib". En los rituales alluales qllC acompaiíab:m a esta ceremonia. aquí el principio cOlHinuo de la vida. la anémona. aunque la diosa del amor. regresa a la fuente que lo originó. por de pronto. fue transformada en un :írbol de la mirra de manera que su embarazo se convirtió en el embarazo del árbol. marcha a cazar y un jabalí s. Diez meses después el árbol se abrió y Adonis nació. decidió quedarse d niilo. La diosa s. luego. como dios de la vegctación. Afrodita cscllcha sus quejidos y va a buscarlo en su carro tirado por aves. contra su COIlSt:jO. al igual que Osiris y Atis (al que un jabalí también mata en ciertos relatos). pero lo encuentra llIuerto. a la dorad. que pertenece a ambas diosas. que crece en primavera en la ladcra dc las colinas. COIllO Adonis. Adonis creció y se convirtió en un hermoso jovcn.r. Pero un día. Tan hermoso era el bebé que Afrodita lo ocultó en un balll y se lo dio a I)erséfone p:lra que lo cuidase. EljabaJí encarna el aspecto masculino de la gran madre a trnvés de la imagen ele cerdo fertil.1crifica al amalHe para que pucd:! renacer como hijo. tirado en un charco de sangrc. amado y protegido por Afrodita. Isis y Dcmétcr. quien. el cerdo. La sangre es tan brillante t]ue la diosa la transforma en una Aor. L1 propia diosa sumeria cs quien sacrifica a Dumuzi al pedirle que ocupe su Illb>:lr en el inframundo. de nucvo. aplastándolo contra el sucio para separar el grano de b paja. Es posible que cijabalí que lIlat:! a Adonis (y a Tamuz en algunas versiones) derive de la mitolOb'¡a egipcia: fue el jab:!1í de Set el que. cn el nivel más profundo. porque cs la imagen del ser cncarnado quc. Adonis 415 .. celebrada durante el ver.1.mundo. por lo tanto. como el burro (animal de Set).1lvaje lo cmbiste y lo ma1:1. como la semilla. el parecido de Afrodita COIl Inalll1a-lstar es sugerente: Afrodita. aunquc éste queda condenado sólo cuando. halló la caja que contenía el cuerpo de Osiris muerto.¡ luz dd sol. descendió para pedir que sc lo devolviera. Adcmás. Cuando sc unen ambos relatos.1al que. se empleaba en todos estos países para trillar el trigo. se llevaban por las calles cfigi<. por decirlo de alguna forma. es :!batido como una gacda. arriba.-s de Adonis y. La paloma.del padre. pues ella le había ellb>:liiado para que la feclllHhra. y la otra parte con Afrodit. juzgando por igual las exigencias de la vida y de la muerte. al ya conocido drama de zoé y bíos: el hijo-amante debe accptar la tIluertc. el jabalí es el ab"Cnte de cambio cuando una fasc de la vid:! succde a otra. Afrodita apeló entonces a Zeus. debe sufrir su particubr muertc para que todo siga vivo. Adonis. En este scntido. del trigo y de toda las formas de vida visiblL-s qm. Pero cuando la diosa del inframundo abrió d cofre. durante la luna llena. el significado esencial de todas las historias pcrtenecc. conducc a AdOnis a la lIluertc nada más nacer.

lba \1n lllauinlOnio sagrado: se colocaba a los amantes en dos literas rebosantes de flores y fruta.l poco profunda de tierra. csa herencia común.¡ a las costumbres rc1igios:ls de cultUr.s llenas dl' una C. quedan :lsí reunidas en llna :llianza impí:l. dado que el mundo entero constituía una realidad sagr:lda. Al llO tencr raíces profundas S(' m:lrchit:lban pronto. Él observó que Belén. Lo lJormal cra qllc su rCS\lnl. porque la tierra por la qlle fluye es roja.¡ María dentro del relato cristiano de 10 divino illlplic:l. Er. jumo con las efigies del dios. los símbolos del pan y del vino -por ejelllplo. el río Adonis es rojo.¡1 implicab:1 a los llamados ~jardines de AdoniH. En 13iblos. sin cmbargo. Es fiól considerar estas ceremonias simplementc «ritos de fertilidad». es dudoso quc el elemento mágico esté tot:l!lnentc .es posible que los cor:lzones y bs mentes de los que lloran al dios dejen por IIn momellto de identific:lrsc con el cuerpo mortal que sllfre el destino de Adonis.1S 'tienas.se transform:ln. en el cuerpo y la sangre del Cristo resucitado.'ceión sc cdcbr:lsc al día siguiente.lbitualmente sirve para quit:lr import:lnci. De hecho. el persistentc deseo de encontrar un sitio par.¡ma de Adonis y escellificar su destino -que es el destino de las planras. I1cvab:¡ en sus aguas la sangre de Adolli. se situaba a la sombr:l de un bosquecillo cOlls:lgr:ldo al scilor sirio Adonis.¡n plant. en la fc católica. 416 . por lo t:lnto. En Alejandría se silllul.se arrojab:1 a los ríos o al lIlar.lIlsforl1lando así b tristeza en alegría. h:lst:l cierto punto.¡s quc crecían y morían dpidamcntc -lechuga.¡llSente de los riwalcs religiosos. trigo. 'lile tr. un imento de restablecer lo divino como algo inm:lnente en la vida hUl\lan:l y en la vida de la naturaleza. se dejaban al sol y se cuidaban durante ocho dbs. que dondc elnilio Jesús lloró.s). hinojo. csta imagen de inm.. De forma parecida. y se reúnan con el principio que sicmpre rcn:lCl" tr. incluso :lllOra.s.uey Apis (ulla forma nl.¡llenci. un término UUIHO con «ídolOl) y «culto») que h.ís tardí:l dc Osiri. S:ln Jerónimo.¡dujo las escrituras :11 btÍn.¡. porquc. se h:lbía llor:ldo :lnt:llio:ll :Imante de Vcnus l '.mo a crecer y «tracr» b lIuvi:l) equivalía a lo que nosotros podríamos lIall1:1r la dimensión religiosa.llllclIte por llIujercs. en seil:11 de luto. de illl~genes tanto de Sil forllla hUlllan:l como de Sil form:l vegetal. En Grecia. como sugeriremos en el C:lpítulo 14.¡beZ:ls. p:lr:l IIna consciencia elcvadalllente p:lrticipativa. y eran enviadas al aglla. y al día siguiente el pucblo arrojaba a las olas la imagen de Adonis. scgún Ulla mentalidad laica. Siria. los animales y dt· ellos mislllos. el lug:lr de nacimiento de nuestro «sellOr». promes:I dc 10 que acontecerá.lp. Para los que lloraban la Illuerte del dios. el elelllellto mágico (»ayudar» al gr. cntonando cánticos de renacimicnto.¡ se manifestaba ante todo en la figura de la dorada Afrodita. ni lll~S ni menos. centeno. dos figuras a menudo enfn::ntadas cn la tradición cristiana. como los egipcios al morir ell. labores re:lliz:Kbs prillcip. reconocÍ. Pero esto es olviebr que. en el 1ll0lllellto de la epifanía. Otro ritu.¡ban sm C. Se tratab:l. al tOlll:lr parte en el dr. La virgen María y Afl'odita la virgen. que también esperab:m 'lile resucitase al día siguicnte.y qlle se scmbraban en pequelias ccsta. afeit.

8. posibh'melllc de Lcócncs. L3 dioS3 r113drc DCllli·tcr scnud3 (CU:ultuu. Perséfone.1cioIlCS'..espigas de trigo O 417 . su madre.Ia que trae \:IS est.1' y .. .Ia verde. e . la simiente en la qlle el trigo.' la llama . dios:l de \:lS doradas cOSCCh:lS y de i:l fertilidad de la tierra arada. Firules del siglo IV 3. continuamente renace. d conSlrUClOr del M3usoleo. Asia Menor) Dcmétcr y Pcrséfonc DCl11éler es la 1l1:ldrc dd trigo. es la doncella dd trigo. a Deméter st.Ia qtle trae la frut. su hija. Como Inanoa. Aparece coronada (it..

lyuda es cspeci:lllllenn: lleces:¡ri. El relato de Calipso en la Odisea narr.l la tierra.ldre tierr. las grandes riquezas que vinieron de él cn Elellsis son el arte de la agricultura y frutos del espíritu.llvajel de Deméten. Es b que «llena el granno~.l aproximad. Es significativo que en el himno homérico. igual que la diosa micénica antes 'lw. de Da o Ce. y especialmente de la tierra cultivada. a quien la diosa ense¡h sus misterios y quien se convierte como consecuencia en su hijo adoptivo. el rey de Eleusis.l l11. y Metl~r.. ])ell1éter llegó a Grecia dur.lda [o espeltal.ll1ciana. en algún momento del siglo xv a. llI. y en Chipre da nombre . b rubia ])elnéter Sep. con el presuroso soplo de los viel1tos el grano y las granzasl l . En la J/{ada. es l1Ii~ probable que pmveng. El nombre con el que ~e designaba la comida era d suyo: «b espelt.l. Porque Deméter no es diosa de tod. Hesíodo.1ZOS. alrededor del . se llama Triptólcmo.lll1elltt~ .. ~e in~cribe en la tradición milenaria de la diosa neolítiC:l del grano de b vieja Europa.: ella. cuando llega . probablemcntc traycndo consigo su llombre 21 • En el himno homérico a Deméter.l Itrigo s.lriante de Caia. sin embargo.l Eleusis disfraz.JOl/ía. Es la diosa de los fi·utos de la tierra.ll mismo ticmpo que el himno. como su bis. figura 15). Ull.l. di .l v.ina l'ntre diosas.l la muerte de Yasión siguiendo la tradición de los amantes que deben morir después de celebrar el m:ltrilllonio sagrado con la cliosa: 418 . sino sólo del aspecto nutricio de la tierra. Sus fiestas se celcbr:lb:m al cambiar las estaciones. Además.l la recogida de la cosecha.. que significa «tres veces arado». el tiempo de la muerte y el renacimiento dd trigo. escrit. en primavera y atollo. que se selltaba al lado del dios que tcnía la hoz para segar los tallo~ moribundos finalizada la estación.lbuela Cea. parió al generoso Plllto cn placentcro abrazo con el héroe Yasión <:ll Ull !Crtil campo en el rico país de Creta. Antaño se creía que el nombre Deméter signific<lb. dyai. ámbito en el que su . Harrison comenta que «Triptólel1lo es el Yasión cleusillo»~. cuenta a la gente que venía del otro lado del mar. o de aquel que los sercs humanos pueden transformar cn comida.ldre. le vuelve rico y le colma de prosIJl'rid:ld".zf'ill.. describe Ull matrimonio s:lgrado que se celebró cn Creta: Del1ll'tcr. si se echa ell sus br. C.l.lr.~osteniendo trigo en ~\1S manos (ver capítulo 3. tierra..l.. de Cret.t de la palabr:l cretense que designa los gmnos de ceb.ld.lño 700 a.ldum: cuando. dr/llllllri.l corno una . la imagen de Deméter es del color del trigo 111. c. en su '/eO}.lb. Éste recorre toda la tierra y los anchos lomos del lllar y a quien le encuentra. y se invoc.lntc el período llUcémco.l su bendición en la siega y en la siembra.

Ekusis. también tenía lugar en Creta. C. cuyo nombre significa «riqueza». de acuerdo con la mentalidad :lrltigu:l.'jdor en Creta era Zagn:o.:l11~'tl·r '''11 su hijo PIulo (tablilla voliva. y H. lo que también es significativo puesto que el gran caz. Toda la parte central del himno describe la llegada de Deméter a Eleusis.l(!t:s. Obviamente [os micénicos la trajeron a Elellsis. fue idclltificado luás tarde con Dioniso. y cómo inició a los reyes de Elcusis. que se seí'lala como UIl lugar especialmente preferido cuando la diosa se enojó con los dioses por retener a su hüa. siglo V a. no 11l5s descubrirlos. Greda) se cllbzó con YasiÓll en amor sobre el haz dd barbecho roto ya por tres surcos y Zcus. el amante de DClllétcr era Ull caz:ldor. Las coincidencias SOI1 dcIllasiado grandes como para supoller que no hay una conexión entre la Dl'llléter documentada en Creta y la Dernéter de Grecia. entre ellos TriptólclllO. Según Ovidio. El hijo resultante de esa unión fue Diolliso. sciior dd inframundo. y la leyenda arcaica de la unión de Zeus. que captura a los mortales «ell su red». que después transmiücron al resto del Illundo. lo que se cntcrrab:l bajo la ticrr. el dios olímpico de los llluertos (cuyo nombre latino es Plutón) es t:l111biél1 intcrcs:mtc. c. también nació en Creta. especialmente porque.'" El parecido clltfl~ Pluto. 419 .l 9.l. lo dejó 1I1uerto J él descargando su fLJ16"do lOlyo.l era el gran tesoro de la regeneración. y sus antiguos orígenes se preservaron cuando las callciones que se convirtieron más tarde en los himnos homéricos se pusieron por escrito~7. con su hÜ. J)<. en sus misterios y cn el arte de la agricultura. Perséfone. La hija de Del1'1éwr. en forma de serpicnte.

ZClis también era cl padre de la hija de Deméter. Los muertos habitaban un reino sombrío y f:lIltasmagórico. de Posidón y de Hades. decía: . junto con su marido. la esfera de los muertos ha perdido su carácter sagrado. En último extremo. En ocasiones Dcmétcr lleva trigo O fnlta en las lIlanos. sólo se refiere a la «tcrrible I\:rséfone& COIllO «reilla de los muertos». en tiempos micénicos. y la hermana de Zeus. De hecho. En la pinturas cerámicas donde aparecen las dos juntas. es el femenino de ko. dondc cran recibidos con fiestas hasta que poní:lll. La historia de Dcméter es insepar:lble de la de su hija. el vínculo entre 4211 . la conexión entre los vivos y los llluertos ya se ha interrumpido.EI1 el mito olímpico lllás tardío. Homero pasa por alto b f:1111iliar asociación de Deméter con 1:1 11Iuerte.(Propledad) de Deméter la eleusina.doncella». cs a menudo dificil encontrar algún rasgo que las distinga. En los tiempos antiguos. Una inscripción en Delos. Hades. pero sin menciouar el rapto de Perséfone por Hades.1VOrita de Delllétcr. Los orígenes arcaicos de Deméler perduran en algunas de sus imágenes más oscuras. la madre. ~e1 pueblo de Demétef». para quienes la muerte significaba regresar a b madre tierra. aparte del cabello: largo y suelto para la doncella.:r era la hija de los titanes Rea y CrollO. Perséfone. Sin embargo. Sólo pueden ser invocados mediante un sacrificio de sangre. y Perséfolle blande Aores o antorch:lS. según la costumbre. cuando la tierra se desentumecía y una nueva vida comenzaba a brotar. recogido :llrcdedor de la cabeza para la madre. Como madre del grano que se adentra bajo la tierra para poder crecer de nuevo. minoicos y neolíticos.lbia son t:lles que Zeus tiene que concederle el regreso de su hija. su conscienci:J es limitada y carecen de poder. los ancestros.(/5. doncella y Illujer». separados de la comunidad de los vivientes. al lado de un templo dedic:ldo a lsis. Deméter recurre a parte de su antiguo poder en su disputa con Zeus. COlllO Inanna en el poema épico de Gilgamesh. esferas que pertenecían. fin a su visita:!>l. Plutarco sciiala que los muertos eran conocidos como DCIIlf'lrio. inevitablemente. e! brote. que significa . como si Corc. fuera la nueva forma de la planta. a la gran diosa madre. En la /1((/(111 Y en la Odisell. Esto coloca a Deméter mucho más cerca del modo de sentir de los agricultores neolíticos. Delllétl. MJ(ire e hija son lIallladas «las dos diosas». las costumbres y las imágenes que rodean a Deméter revelan una diosa establecida mucho antes que los que se convirtieron en sus hermanos en el lluevo orden. A Perséfonc se le d3 a meIllldo simplemente el nombre dc Core. que amenazaba con lllezcbr :l los muertos con los vivos si no recaía su vcnganza sobre Enkidu.. _brote». ya que la hambruna que asola la tierra está aniquilando a la raza de los hum:lIlOS y priv:mdo :l aquellos que viven en el Olimpo del ~honor glorioso de las ofrendas y sacrificios». madre de los l11uertos. En tiempos de i-Iomero. Demétcr era también b. o que ésta es la hip f. o las Dcmetres. su dolor y r. los tres hermanos que asumieron el poder sobre las tres esferas del ciclo. y no a un sitio cavernoso donde las almas revoloteaban en la oscuridad COIllO rllurciélagos sin hObrar. regres:lban a la superficie de la tierra. cl mar y cl inframundo.

C01110 d :1!:ldo Hernlcs. C'n ]¡. de Afrodita y de Cibeles.!:lS 'I\lC sostiellc el! l:i mano. uscuritbd ... si!.lltla dcllllutldo sllperior y Ereshkigal del infralll11ndo..klr:is hay un p:íjaro..). que se ha perdido. ¿Es esta figura. madre de los vivos y de los Illuertos? Desde una perspectiva simbólica y narratológica. que se ha cncontrado y que ha n-:tlacido de lo antigllo -la madn. que se ha llorado. Hay una v~s¡ja dc tcsoros debllte ele elb. Perséf()ll~ sostenil'lHlo Ut1~ c. Dcméter collti- 421 . Cll un ciclo ~ tan continuo COIllO los cidos de la luna.. hijJ más joven emerge de !:t tierra C0l110 el espíritu de la llueva vida (ver capítulo J. la semilla de la vida.1I1 estrecho. como madre y dOllcelb? ¿Se trata de b f:1ceta más joven y la menos joven de ulla única figura.. figura 11). de !sis.. pucde escoltarla al lllUIHlo superior 11..que ha nacido de 10 antiguo. La historia de Dellléter y Perséfone recuerda inevitablelllente rdatos 1l1i~ antiguos: las dos dios:ls de eJt:!. C.1 Hiiy¡ik en b antigua Anatolia y la diosa sumeria en Sll doble papel de 111:!.. flor (dibuju subrc (01':1. c. ~I brill~r madre y doncelb se imagina t. la doncella. esto es. En el sello micénico que muestra :J !:t dioSJ sentad. figura \(. haCt' ll1adur:lr .) 10.. • • al1wreha (plalu de lleuda.lu v a.:. La luz d. 211110 a.:l al !:tdo del :írbol de la vida. • .1 grallu y las ~lll~I'. y . (..Id inframundo.. es la il11:1getl de lo nuevo -la semilla del trigo. Ilna figura con dos apariencias.•••• ·•· · • • · • • • • .' la antorcha... l'erséfol1c' con dos compailt'ras y un:. la figura de un:!. entonces. b de la gran y única diosa madre en Sil forma dual. C0ll10 los hijos de In:llllla. quc. y se concibe de forma tan ideal que su unión sugiere m:ís bien una unión de principios. " " .:o. Ver capítulo ). . Minoic.

. a eIJa y a su hija de t:sbeltos tobillos. cuya voz se oye de lejos.'] de tradición 11li.\:¡ Illllll:Ul:l. a la que raptó Aidoneo IHades] y lo pcnnirió Zcus tonante.O por canta a Deméter de henllOs. de [".ldición de Cibeles.'] que brilla en la oscuridad_ sugiere que la semilla no Illuere rC:llmellte. quc abarca una tercera parte del pocma. La ferviente búsqueda de Dcméter por su hij:l expresa. La bdlez.. ("Sta COlllunica a los habiUntes de la casa el secreto de sus misterios.1."5to con su mad~.'] se refiere . interrumpe d propósito de la dios. lo vivo y lo llIuerto. Este hecho l"S lo que expresa la idea de rcnacimiemo. cU:lI1do tras hundirse b~o tierra rcgn.k'SClllacc. superficie.lpto de Perséfone. según H:lrrison.¡ la vez :lllatolia y rolllana. roja y jugosa. sino qlle continú. Cuando 1:1 ib'llor:lncia humana. eng. Quiz:ís esto sea misterio suficiente. como madre e hija.lllla tnllbién la tr. y su Icycnd. El him1l0 homérico a DC1llétcr :lbarca ambos tipos de mito pues cn dnúcleo del rcbtn de b búsqucda por Dcmél'cr de su hija hay un pas. diferente pero a la vez idéntico. vida y de la muerte. por su parte."S:l en primavera COmo el nucvo brote.tunquc no pLle<1a ser vista <ksde 1:1. de hermosos fmtos. Como mito de la natllrak·za.'] otra. )'::l que 10 que Il1UC~ sobre la i:ierra se adcntra bajo la misma para regn. y queda obligad:! .t viviendo en el infratllurldo. apartada de Demétcr la del allna de oro.1 del poema es tal que. es dificil no compartir su horror a ser fOrLada a abandonar el mundo dc la luz y de la vida.iL'SCribc el fallido imcnto de la dios. I)('méter contiene l'l1 su interior el mundo superior y el infr:ullundo. El mundo superior e inferior se funden en la idea de una regcneración continua. ~Hi1l1n(J :1 DCl1létcu Col11iCll:'. 110 se COloc.tI examen explícito de la analogía eutre la vida de la vegetación y la vi.¡ peTl1l3ncccr un tercio del aiio en el infr. allnisl1lo tiempo. que persistió lllielltr:ls file Ulla deidad . como \:1 verdad de 1. procedente de Asia Menor.. En las figuras dl' I)eméter y Pl'rséfollC."S:lr.uiada por Hades. al imab'. como SCb'llllda alternativa.1 expiara la rcbción paradójiCl entre los dos. la augusta diosa. su hija.:l del renacimiento. pcrsonific. se come un grano de gnnada. Sólo entonces continúa su búsqueda de Perséfone.I't.1da cn la madre dd niño.lllmndo con él y el n. la madre. sin cmbargo. la diosa úniCo1 esci dividida en los dos asp<. nuevo. Perséfone LOS la semilla que se separa del cuerpo del grano maduro."S.nar estos dos <-"Sudos. donde se .1je largo.1 humanidad por la ccrte7. gcneralmcnte ant:lg':micos. Como gran mad~ de 1:1. sino que se uncn por 1:1 raíz.1 cabellera."ctos de lo superior y lo inferior. aunque..~téric. cuando. En el . el anhelo de 1.tI Illaner:1 quc tI vcrdad de la una se revela. Dicho desenlace nos remite de nuevo a la analogía L"Structural entre el ciclo estacional dd grano y el ciclo de la vida humana. jugaba con 135 422 . La CtilllO10gb de su nombre -el. la ide. y concret:lmente de la agricultura. cDernéter y Cibeles no eran sino formas locales de la gran In:ld~ adorada b~o distintos nOlllbn. en el r. en la superficie.1 de haccr inmortll a un niTio humano.111 en polos opuestos..

mal de su b'T:ldo. el hijo de CrOI]{) de II1l11tip1cs advocaciones. Y ya no se nlltrí.ll0S :l. Mas ninguno de los inmortales ni de los hombres mortales oyó Sil voz. cllando la muchacha invOC. sus c:l. flor de prodigioso brillo. Resonaron las cí111as de los montes y los abismos del mar por la voz inmortal. así como los respl:l. Pero se abrió la tierra de a1Jcho~ C:l1Ilinos en la llanura de Ni~a y de allí surgió con ílnpetu. Mientr.lltorchas ellccndidas. le dirigió b p:l. hizo brotar para la muducha de suave tez de flor la Tierra. en ver a su anlada madre y las estirpes de los diost. ¿quién de los dioses celestes o de los hombres mortales r:tptó a Perséfone y aAigió tu ánimo? Oi su voz. En tomo :1. Y se . el (lue de muchos es soberano. llevan{lo en SIlS 111:1.111bos hombros y se bnzó. con sus yeguas inmortales.lcíllto.lron al 423 . y la tierra toda sonreían.lzón. :1. c1más excelso y poderoso.1 vez b radi:l. M:l.ls la diosa veb allll la tierra. Pero él se hallaba lejos. y al fragante aroma todo d :mdlO cido en 10 .bcller:l. azafr:íll y hermosas vioklas. Se apoderó de ella. el cielo t:strel1ado y el ponto de impetllOs. y j. pl'Se a est:lr afligid:l. Pl:ro cuando se le presentó por déólIl.lllza confortaba todavía su gran ánimo. Así habló Hec:l. pues.éatlO. . de hermosa C:l. Ninguna de bs :lves se le :!cercó como veraz lllellsajera.ljustallo re~aZ<l. como selilleIn.b:l.1.labras la hÜa de Rc:l.Úll confi:l. Y la oyó su venerable madre.11l0S para tomar el hermoso juguete. y no respondió :1 sus p:l. . sobre lo fimle y lo húmedo. Y es {Jlle {1c su raíz habían crecido ciell broles. atónita.ll1eg. por h:lbgar al que a muchos acoge. De Illodo que ella. asombro e11lonces de ver para to(los. como un aVe de pres. hijas de O¡. la de brillante tocado (y asimislllo el soberano Sol.. que.. En breve te lo hc dicho sin cngalio.te.ndorcs del sol.lje del mar.ntorcha. durante llueve días la venerable Deó anduvo errante por la tierra. ell Sil busca.ls de . en 1111 templo pleno de súplic:l.IS manos su tocado. y rccoWa flores: roS:lS.s no quería decirle la verdad ninguno de los dioses ni de los hombres mort:l. en efecto. así C0l110 el acrc u1c.'S selllpitemos.lba a su padre. lanto dioses inmorta1cs como hombres 1110rt:lles. segÍln la voluntad de Zells.les. :l.. \levando en sus manos lma :l. Lanzó agudo~ gritos.llte Aurora. Se echó un sOlnbrío velo sobre :l.1 su padre. Sólo la hija de I'erses. dispensador:t de las estaciones. sq. l'll d tierno prado. pn:s.llto. invocando . ni siquiera los olivos de hermosos frutos. el que a muchos acoge. sino <lue raudamente partió con ella. Mal de Sil grado. el ilustre hijo de Hiperiúl1). sc la llevab:l. el Soberano que a llluchos acoge.s. pero 110 vi con mis ojos qméll era.s. Y tampoco sU1l1ergía su cuerpo en el bai'io..llluChacl1. la de espléndidos dones. darle la nueva.1 de la aflicción. con sus yeguas inlllorta1cs. Dispuest:l. sent:nlo aparte de los dioses.'S. :lsí como d narciso. el hijo de erono de múltiples advocaciones. la de ingenuos sentimientos.Il0S antorchas cnCClldid:l. la oyÓ desde su antro: Hecate.su tío paterno.¡ con la ambrosía ni el néctar dulce de bcber.'Sper.l corriente. Desde cntollCeS. le salió al encuentro Hécate. llevando en sus 111:1. Un agudo dolor se apoderó dl: su cor. tendió :unbas 1H. el Crónida. rico ell pect. y tamhien gladíolos. el Crónida.bellos perfumados de ambrosía destrozaba COll sus propi. recibil:lldo hermosas ofrelHbs de los hombres mortales."ún los deseos de Zells. y se la llevaba entre Iamelltos ~obre ~u áureo carro.labr:t y le dijo: -Soberana Deml:ter. L1 t.

I. si al¡''\llla Vl'Z dc palabr:a o dc obr:a alegri' tu cor:azón o tu ánimo. dl'Sfib'\lrando IXJr mucho tiempo su aspecto. soocran:t DClIli·tl·r. pUl"S por encima de c11.. dulce fl·toño.'ro a ella un dolor mis cmd y mis perro le lIt"gó al il1imo.a creda la l'Spt. que también puede c:llificarsc de pasaje de duclo.. arrastr:aban vivalllentl' d r:audo carro. en el pozo Partenio. Y el Hipcrionid:t flosponclió a sus p:tlabr:as. Se sentó :1 b vera del c:lllliIlO.mde Olimpo. aHigida en su corazón. IJI.s. EII absoluto es illdigno COlllO yerno entre los il11l1ortaks el 'llll' (le I11l1chos es sober. tr:as habnb :lrn'barado con sus ye!.Iqlldlos con los que vive le tocó ser el sober:allo.l tiniebla. amolllonador de nubarronl"S. Así.~aje de dllclo. que es un prt. es pricticarnctl[e el rnismo 'lile el interludio en la historia de Isis. -Sol.: donde S. (Iue er:a IXJr entonces scñor de Elcusis.1S abs. En CII:lIIto a Sil honor."Sura de un olivo y.r. arreó a sus cOf(~c1es. Lo vas:t salx'r. oi su vibr:allle voz a tr:avl:"S del límpido éu·r.ls. como son las Iloctriz:ls de los hijos de los reYl"S que dicrall sentencias. como dioS. afligid:t como l"Scis por tu hija de esbeltos tobillos.'S de ajustad:l cinOir:a la rcconocí:m al verla.lble rClIcor.-S. sc tienc la sen.lC:lban ab"la los de la cimbd. al fracasar DCllléter 424 . A. hasu cu:tlldo llego a la morada del pmcleme Cék·o..l Plutarco. mal de Sil b'T:tclo. por la fuerL:t. marchó a las ciuda(k-s de los hombres y a sus pillb"'Íil'S cultivos. Dicho esto. que l'St:Í ya kjos cleI pano y <k. Ninguno dc los hombres ni de las l1Iujen. los c1olll"S de Afrodita anunte de bs coronas. Y ellos."" El pas:tie en el qlle DCl1léter ¡menta hacl'r inlllortal a un nilio humano al quemarlo en el fllego.~í habló. Ningul1:I llecl-osiebd hay dc 'lile tú sin r:aZÓIl !. COIIIO aVl"S de eXlens. Tl-"Spérame tll al menos. Irritad:t CO!ltr:a el CroTliÓll. pues es gr:ande el Tl-OSpelO y la compasión <IUl-' sil'mo por li. tll propio hermano y ello la misma semilla que tú. De ..lción de que este pasaje ccntrnl es una interpolación. al menos desde \1Il pllllto de vista poético. dime sin engalios si has visto a mi hija qUl'rílb por :tlb"lIla p:trte: quii'u de los diOSl"S o dl' los hombTl-"S Ill0ruk"S huyó Iras h:tbcrb c:lpturado lejos ch. da fin a tu copioso llanto. I~ero tll que sobre toda l:t tierra y por el mar diriges dl"Slk el éler divino la mirad. Lo interesante es que este pasaje intermedio carece de la poesía que caracteriza los versos que lo preceden y lo siguen. l'llcantador:a por su fib'\lra . Sc trata del momento en el que.Sol. Y a se b llevó b~o la nebulos. tras apartal'Sl' 1'11 seb'\lida de la as:nllblea de los diOSl. Ningún otro ele los inlllortak"S es el culpabk más que Zeus aculllulador de nui>t. Se <tetllvieron ante sus corcdl-"S y preguntó la divina emn' las dim. fragante de incil'nso.:lIar~ des allll \lH illSaci. Aidoneo.l qu<' soy.. pese a SllS ¡¡. en 1m que no se menciona la vida humana. COI1 el aspecto e!lo una :tndan:t muy vieja."S. atalaya de diost"S y hombrl-"S. la de henllos:l cabellcr:a. L:I hija a la <lile parí. según b narr. a su insl:incia. Si."S y del gr. d.lllo. 10 obtllvo clIallCto ell el prilll:ipio de los tiempos se hizo la distribucióll en tn's parll. diosa. A la sombra.' mí. como la de quien se ve violentad:t. dl' U1s rayos. Asi <lue tú.:uas. y las ek"SpellSer:as el1 sus mor:ad:ls lIell:ls de l'COS. -Hija de Rea.lIldl-os grilos. lIl:ts no la vi con mis ojos. a su propio henllano. (lile sc la h:1 entreg:lCll} a l-Iadl"S para que sea Ihullada su lozana l"SPOS.

Italia) .12. I'l'rs<'forll' y I'hdcs l'n d illfralllundo (pl:. 4KO-4S0.ca votiva. c. Locri.

l11ucho antes «de que los dorios conmocionaran todo el I'doponeso». y sólo en ella. por lo t:lnto.lrse la existenci:l de UIl:l tr:Jdición COl11ún. y de su viaje en el C:lrro til":Jdo por serpientes para eme]. Las Tesmoforias Los Misterios en Elellsis deriv. Las dos ide:ls se funden en un nuevo concepto del carácter lícito de la fertilidad de b tierra.n parte de la filosofi:l griega.lrOl1 de Ull festival de otoño lllucho ll1:lS amiguo. lIlucho ames de que I~is se representase cabalg. es cierto que en Elellsis ésto. Plutarco sostenía que Isis y Deméter el":Jl1 dos versiom:s de b mislll:l dios:l.ll1do sobre Ul1 cerdo-". los godos saquearon los templos. más tarde. Deméter en época de siembr:l. I-brri.ell profundas simas bajo tierra eran los cerdos: es probable que el signific:ldo de los ritos combin. A los rito~ :I~istíall sólo mujeres.en su intento de h:lcer llll dios de Ull llI11clucho. como gr:J. la conexión entre el trigo y el cerdo se hizo ya en el Neolítico. C. que interpret:lse la narración grieb>'. Pem lo que realmente se establecía -se asent:l!n. de trigo de Del1léter y Perséfone. "I11f~slIwi significa «leyes» y . Éste es llllO de los significados de la :lceión de Triptólemo de recibir la espib":J. traida».l. Ya fuese Egipto o Creta el núcleo más illlport. Dioniso dos versiones del mismo dios. dcdic:ldo :J. Es posible.mte de influencia sobre los Misterios. Deméter era la diosa que estableció la ley por la que Grecia se tr:ll1sformó de COllluniebd nÓll1:lda en comunidad :lgríco!a.lse la Ilación de ley y b de cerdo. buscó en Egipto el origen de los Misterios. una ide:l csenci:ll para una cultura que dependía de la agricultura. se acab:ln por inst:l\lr:lr los ritos que luego se llamaron Misterios de Elcusis..s perduraron dUf::ll1te c:lsi dos mil años. se colocab:l. Pitágol":JS y Orfeo J '. igu:l1 que comidcró :J.. C. que durante los mislllos se abstenían de toda :lctividad sexual. su principal fuente de alimentación'». El evcnto fundamelltal del rito era el sacrificio del cerdo.l y mici:nic. en el siglo V :l. igll:ll que Isis con Del1li:te~Jl.Iwslllós significa «lo que se ha establecido».l de acuerdo con su versión del rebto de Isis. pero es mucho más probable que elementos del culto mistérico de Eleusis se origill:lr:lll en Egipto. b fiesta celebraba los atributos de Deméter COlllO portadora o dadora de la ley: Deméter tlll'smóplulros [legisladol":Jl. atribuyéndosela a los l'gipcios. cuando fueron proscritos por el cristiano lcofrasto. pero las rclacioncs entre Egipto y Creta estab:ln Y:l bien est:lblecidas llegado el segundo milenio :l. Hcródoto.mn comenta que «ell la civilización "mici:niC:l" dt' Cre(:I. mientras que plwria significa 6trJsbdo.¡ surgiel"On los illicios de la 426 . incluyendo a PI:ltón. se observa la extraña mezcla de rasgos egipcios y "pelasgos" que obsesion:ll"On a Plutarco y le hicieron afirmar que Osiris y Dioniso eran llllO. Con la agricultur. Heródoto sitúa el origen de 1:1 fiest:J. quienes _se la enseñaron :1 las mujcres pebsgawlJ • Sin cmbargo. c. y que t:stos elementos se mezclasen con otros elemcntos de 1:1 Crct:l [}linoic. bast:l el siglo IV d. Al Incnm no puede lll:g. Osiris y :J.¡r el arte de la agricultura en el resto de Grecia.

y a todos los engll116.\. junto con la dOTleell:l. que 110.¡ ley civilizada. Mujn (l saccrdotisa sacrificando un cerdo ante las tn's anturchas del inrranHlndo (pintura sobre cerámica.¡te y de Cerbero). estaba alimellt:mdo su pi:lr:t de cerdos en el lu~ar. habiendo subido (los restos). c siglo v :l.lllt'e tres días y que son ll:ml:l(bs ~bs subidoras~. la sima de Coreo I'or eso se arroj:m.¡~ del infralllundo (lo que 110S reIllite al número IUIl:lr de bs tres c3bez. en honor de Ellbuk:o.¡.¡eiúll de ear. En la otra 1113no sostiene una ce~t.l!i1ra.Íadal y l:t iÍlIC)(/OS Isubida]. Al primer día se le llamaba la kálhof/OS IbJ. celebrada en octubre. El prineip.lellerdo eoll la explie. lln porqllero. cerdos :l las griet.l.:ía nares.) vid3 ~cdcllt. Bajan a los santll:lrios interiores y.lfia y \. Ell ese inst:lllte IIn tal Ellbtlleo.lriÍlcado dllr.¡ que contiene 31go sagr:tdo que también forl1l3 parte del ritual.seinante de la manera en que se elltrdazan ritu:tl y mito: De .ls de Dernéter y Coreo Algunas [)lujeres. flle rapl:l(b por Plutón. «el camino hacia abajo~ y te! camino haál arrib:l»: se soltaba a los cerdos dentro de profundas grietas en simas lIe11.~ da llna descripción f:1. Iblll:l(b~ 1I1f. los pOllen sobre los alta- 427 .¡s de I-léc. cu:mdo reco¡. suben b carne podrida de los cerdos (jlle sc h~ll arrojado a los 111/'. La fiest. qlle se km p. (bs Teslllofori:ls) eek:br:m el 1l10l1lento en el 'lile Core. y se subí:tn los restos descompllestos de los cerdos sacrific:tdos d al-lO anterior.ls de serpientes. durab.íeter l1l=Ís lllilolúgieo.¡ por las tres 3ntorch.¡1 testigo de estos ritos es el escoliasta a Luciano.¡ tres dí:ts y estaba extendida por toda Grecia. En la figura 13 la IllLtier o ~acerdot¡sa sostiene el cerdo sobre b oscura sima iluminad. C.l!flra.

El ambiente era triste y no se Ilevab:lll guirn:lld:ls. Harrison COlllenta: cEI mico del rapto de Perséfolle rcalllIellte surgió. desolada. mármol.i un:a bUella cosecha. y afinllall (Iue cualquier:! (Iue los IIIl'zc!e con su scmilla tendr. se sentó al lado del pozo.'1. re-presellt:lllclo el dolor de Dcméter por la pérdida de Perséfolle.. imitando de forma ritual [os procesos de la naturaleza y. C. d .1n conocid1S. el1 él.. se ll1:archell". sentadas sobre el suelo. principios del siglo V :11.. r y P. desde una per:¡pectiva mitológica.1"..'S LOS significativa a la luz de la tr:ldición cretense COlllllll. por eso se :ann:a estmendo y mido cuando las lIuyeres extncn los restos y cuando los rcemplazan junto:l esas imágenes t. de lluevo junus (bajorrc!iev.. ClI:llldo. 110 el ritual dclmitol. por supuesto. las lllujeres ayunaban.. La identific. par:! que las scrpientes. J7 • El día segundo era llamado nesfítl. :JI las que considcr:!1l 1.lción que hace LuciallO de I)luto con Had(. Plutarco escribe que los beocios lIamab:lll a las T(''Sllloforias el _Festival de la aflicciónl JII• Al tercer día se celebraba un banquete COIl carne. y añade que el objeto real era . cayunOl. ml" . D.. rséfon . ..dar impulso a la naturaleza. Eleusis.. Y dicen que dentro y alrededor de las grietas hay serpientes que sc COlll('1l l:a rIIayor parte de lo que se arroj:a.. del ritual. se esparcía la carne podrida por los campos y se invocaba a la diosa de hcrlllo- 428 .lardianes de los santuarios.. Grecia) res..

y aquí.'grados aparezcan_o Únicamente se permitía hacer alusiones indirectas acerca de lo que ocurría. el AlIt(. que se cenllnicamente en los ritos de Eleusis. que sustituía simbólicamente la muerte del propio iniciado.eI que hace que los objetos s. sib'lliendo el ejemplo de Deméter en Ud 429 .'S. indidndose así la dimensión mornl de la fiesta. En ciertos relievt.hija_. El propósito y significado de los Misterios era la iniciación a una visión .'uTa 12). reconociéndose mutuamente con amor.f¡Qros no es mencionada ell el himno. . que se celebraban en otoño.II.. en consecuencia.el lugar de la feliz lIqpcla. kllll(l!l'I/('.so nacimiento. se exige que él o ella permita que se le haga algo: de ahí se deduce el significado de . Cualquiera podía asistir a los Misterios./I(m. y la . la diosa y las plantas regrcsanjuntas.iniciart. en culturas que viven en un mundo sagrado. eran condición previa parn la participación en los Misterios mayort. en la fib'1lra 14. Eleusis Deméter en su aspecto de IIU'HIlól."S.IO (ver capítulo 3. Entre ellas. Deméter y Perséfone vuelven a reunirse.• Eletlsis_ significa . Como en las lCSl'\lOfori:ls este rito se :tiusta a la vari:lllte órfica del mito mcncionado por Luciano.ar griego y no hubiern derramado sangre. el animal consagrado a Deméter.tanto ojos como boca. Heraclt. un escritor gnóstico seilala que el punto culminante de la ceremonia consistía en la acción de corUr una espiga de trigo en silencio. y a la conformidad requerida del iniciado. como una sola realidad. La culminación de la ceremonia consistía en la exposición de objetos sagrados en el santuario interno a ntanos del sumo sacerdote o hierofante -o hiertí 1'1Ja. semejante a una humana. amoos con flores en las manos. El término ~Misterios» proviene de la palabra mrw¡'" que significa . aunque esta fiesta parece ser una versión más espiritualizada de la anterior. El segundo estadio de la iniciación era una ceremonia de purifkación en la que al iniciado se le t"paban los ojos con una venda.hermosamente nacida_. que asociaba la muerte del ccrdo con el rapto de Pcrséfone. En el sello minoico más :lIltib'l. Sólo Ulla cultura secular distinguiría entre el maClllllento hermoso_ de las cosechas y la diosa . {Iue se celebraban hacia el final del invierno en el mes de las Aores. se considera que la diosa . Sólo los escritores cristianos violaron estas reglas: aunque su testimonio no es objetivo.hija_ de las plantas de la tierra pertenecen a la misma realidad y emergen. siempre que supiera habl. la hija de la renovación de la (ierr."Stadio de la iniciación en los Misterios menores era el sacrificio de un cerdo joven.'S aparece llevando velo y sentado sobre la piel de Ull carnero. El primer t.cerrar. Hace referencia al secreto que rodea las ceremonias. Los Misterios llIenores. es decir. de donde los campos Blíseos toman su nombre.l. la fundamental em simplemente que Dcméter hallab:l :l su hija y se reunía con ella en Eleusis. fi¡.'Sterión.

y se declaraba una tregua entre las ciud:ldes est. el mes siguiente. una prueba del valor del iniciado COII el fin de prepararlo p:lra lo quc t.lrde se comenzaron a celebrar anu:¡]mente.1Tlo.'Speculación.~.". lo deposité en la caIlasta y de la canasta al cesto. C. de nuevo. la bebid:l de ccbada"'. Las sllcesivas etapas de los ritos de inici:lcián son dcscrit."S anterior hast:!.15.ls. Clemente de Alejandria cita a lln iniciado quc dijo: «Ayuné.l de los genitak'S. Más t. siglo V 1. cOllSideraclos o no de forma simbólica. bebí el cicL"Ón.-'S. de DCll1étcr en proc(. Ell·usis. acerca de la naturalez. través dc alusiont. por p:lrte de los cristianos. Debía de ser una sitU:lción atcrradora. pero no para los pror. inteligibles para los ya iniciados. Greci1) el himno.l que es posible que estuvieran ocultos en el cesto un mortero y una maja. Lo <¡ue est. el (.lba oculto en el cesto ha sido objeto de n11lcha (. después de prob. o sc sosticne una horca para aventar por cncima de él.l una antorcha desde abajo.lI10S.ldo grieg:ls dur. Una g1vilb de Irigo (relieve de mirmol. sin embargo.-'Staba por venir.lntc cuarent.l del inicio. desde c!1ll(. En la vísper. objetos que se lltilií'~lban par:l preparar el kykcófI.'Scritor griego Teofrasto seliala que los instrumentos para moler el trigo se considerab:ln ~lgrados. se le aCerc. Los Mistcrios mayores se celebraban al principio cada cinco alio. cogí del cesto y. o Ilicrá. se llevaban los objetos sagrados. c. en Otoi10. 3.'Sión desde 430 . Acudían iniciados de todos los rincones de mUlldo helénico y romano.l y cinco días. comenzaban el quince del mes de UoedrOlllión y duraban nueve dí:ls. de m:lner.

lalllbiéll de Locri. el parecido es t:. que est~ sentad:. 47()-4(. l!sU1 rdadol1arh las cualru figuras 1'11 una rehción . con la de I'l'rséfolle y llades (figura 12). la vida d. conectando lo {IU" esli arriha COll lo quc <'ni abajo . Locri. Dellll·ter y Dioniso (reli<-ve de 11l:lrrtlol. Dioniso.Ilo eSl'ecularidad. mientras Illle ])cllll'tcr y I)ioniso cdcbran otro en d mundo supl'rior..'1 gnno y de la vid son Ilna Imagen cíclica de transformación. alzando sus espigas de lrigo. enlrega la copa de transformación a J>cméter. con vides c~yel1do de Sil espalda. Si comparamos esu eseultur:.1 Illle es I:asi eOlll\1 si I'crSl'fllne y Ilades representaran un matrimonio en el infralll\llldo. llalia).16.n:l. C. con frutos y festl'joS.

que. Entonces se permitía que los iniciados entrasen en el santuario cerrado. padre de la misnn Fue concebido una noche en que el dios se le acercó en una caverna . p:lrecc que se celebraba un sacrificio ofici:ll en nombre de la ciudad de Atenas. lI:góml!lla. cofres o cestas. representaba el ritual de la esterilidad del invierno. pero tras ellos est:lba la puert:l que (!:Iba al santuario. ¿Qué oCllrría en ese JIlomento. ulla construcción rect:mgular de piedr:l con una puerta en llll extremo. coronada de mirto y llevando una :llltorcha. el dios de la curación. Cuando las estrellas salían. preparaban elnacimiemo de lo lluevo mediante b burla de lo viejo. lo hecho.yslili lmistosl (singular: ". lugar la convocatoria y preparación de los iniciados. El tercer dÍ:J. sCb>Ím las Ranas de Aristóf:1nes. En el ceTltro estaba el An:lctorol1. El cuarto día. excepto los iniciados. cuya estatua. tellía lugar una gran procesión desde Atenas hasta Elellsis siguiendo el itinerario sagrado.mbterr:i. dios que es desmembndo pero que vive de lluevo. pues el día vigésimo del mes había llegado. un rilo llamado la «expllL~ión~. Unas s:lcerdotisas llev:lb:m las hierá en hsta cerradas. un:l serie de figuras enmascaradas parodiab:ln la procesión.da con agua y hierbabuena. que el segundo día se purificaban en el mar. se llev:lb:l de pie en un carruaje. todas mirando al mismo tiempo cómo se exhibí:1l1 los objetos sagmdos. YilCO er:l otro nombre de Dioniso. era el hijo de Perséfone y de Zeus. lo dicho. el resto de la noche pasaba entre cantos y bailes. El quinto día (el decimonoveno del mes Uoedromión). Tenía una claraboya para dejar salir el humo que despedía el enorme fuego bajo el que se hallab3 el hierof:1rlte. purificación y sacrificios. El ayuno se rompía con la misma bcbida que ella pidió: harina mezc1:l. dios del vino y del toro (cuyo equivalente es el cretense Zagreo). ayullo. que podía albergar a varios miles de personas. cama en tantas otras fiestas de rcnovación (como las postcriores Saturnales romanas. el comienzo de la propia iniciación? P:lrece que se desarrollab:l en tres etapas: drálllellll. Se recorrí:lll unos 32 km.Eleusis hasla Atetl:ls. era otro día de purific:lción. Er. En Dioniso como niño de pecho místico. Los templos de Posidón y Ártemis se abrían a todos.n su ayuno. llamado así porque aquí se alcanzaba ~d objetivo». El mismo día. En la frontera entre Eleusis y Atenas. El primer día lenÍ:J. «iniciar»). im:lgen de la renovación perpetua y señal de que los misterios de Elcusis y los de Diolliso se habían fundido en uno". rode:ldas por la lllultitud que b:lilaba y gritaba extáticamente el nombre de Y:lCO. El sexto día era Ull día de descamo. probablemente ahogándolos en el mar. dc acuerdo con el mito dcl ayuno de Deméter. No se trataba de Dioniso. lo 1110S- 432 .nea transformado en serpiente. er:l el día de celebración. y que nadie. que sólo el hierof. La celebr:lclón tcnía lugar en e11clcsterion. seglln la Icyend:l órfica. l!:lmado el Asdepía en hallar de Asdepio. re/os (de donde deriva la pabbra le/el'. llamado Ync6s. los iniciados sacrificaban lechones.1nte podía traspasar.ySICS) rompÍ:J. los ".l un edificio enorll1e. Escenific:lban el mito que rdataba cómo Yambe O Uaubo animó a Deméter. deibrYlllella. podía traspas:lr bajo pena de Illuerte. por ejemplo).

1. Sólo tra. como dellluestrn el juego de palabra.t los iniciados del ailo anterior. De lIlanera similar. Los Jl'~~ÓIIII'tII/ consistian en invocaciones rituales cortas. a las llamas y al terror de lo desconocido. Clemcnte y Foucart TCalnll'llte l-'St3n de acuerdo cn l'StO: represcnt:lr la bllsque(b dc Demcter e identific:lTSC con I)erséfone LOS prccisalllente vabr. antorchas en la oscuridad :JI son de la mllsic:J y de los cantos. los candidatos tenían que yacer el1 Ul13 tumba y la s311gre de los animales. probablellu:nte.morir es scr iniciado. Ell el centro dc la oscuridad se cst:í rcpresent:llldo algílll dr:tlll:t secreto. que se lllUCvcn de aquí a allá llevando p:lrpade:llltcs antorchas.tbia y el regocijo. la exhibición de los objctos sagrados.Deo [Deméterl y Core IPcrséfonel se convirtieron en un drama misterioso y Ekusis. dc la misma maTlera que encolltr.lr en el infralllundo dl" la muerte.h:lbl·r visto.mYUlt'IIII.s (u'Il'l/táll = 1l'lris/llm). En los dn'IIlrllu los iniciados participaban en un desfile sagrado por el que se represcnt:lba el relaro de Dellli. el estado dl' .lr a Core es retornar a la vida desde la muerte.mllmdo cuando vaboaban ell la oscuridad ell la parte inferior del Tek'Sterion y que los iniciados sufrían los terron.ullundo. el rapto y el duelo.que simboliz..s dicha muerte rcgTt.tr:ulo. Plut:lrco sei'aala que . cuya difusión cstaba prohibida.tba sólo par. los Misterios de Cibeles incluían el sacrificio de un cUllero y un toro.1. Jmagíllese la gran sala dc los lIlisterios cnvuclt:l cn oscuridad.lltC. Las objeciolH:s a la inrerpretaciim de FOllcart parten de que en las exc:lVaciol1es del santuario no se descubrieron habit3ciones subterráneas en las que los mistos pudierall descender ritualmcntc al inrralllumlo. Los f'P()P'íll también incluÍ311 la cxhibición dc /Iláá."'S3ba la luz. 433 . y probablcmcmc t:Imbicn hubicra UII onf. aunquc 110 sabemos qué eran esos objetos sagrados.'lltc de Alejandría sciiala que . Sc vislumbran l'l1 la oscuridad siluctas dc s:lcerdotcs.11 infr. Foucart creía que los mistos t:Imbién vivían un viaje .. la r.'S de la muerte COIllO condición necl'S.'S de hacerse posiblc la otra vida.lós". Después renía h1boar UI1:l ceremonia especial conocida cotila eJ!l)jJlí<l. S:lcrificados en una plat:lforlll3 coloc3d3 por encillla de la tumba. :ltestada de gcntc esper:lIldo cn silcncio.'!.1. iluminados por una brillante luz. al sonido. esta idca viene apoyada por la ruerza de la tradición. Se fCvivían la pena. se derra11l3b:l sobre ellos. en Sil honor. Repcntinalllcntc lIll gong Sllella como un trueno. En el relato de Apuleyo.1. y se llevaban. y L'S más que probable que el misto ascendkse hacia una visión dc los prados b'OZOSOS de los campos Elíseos. culminaba en la rcvelación proferi(1a por el hierof. Había una cucva -un templo a Ha(k'S. después dcllllislllO.tl'r y Perséfone. ya quc cs IIlUY probable quc pudiesc :tlcanzarse el mismo objctivo abricndo los scnridos a un detcrminado entorno: a la oscuridad. la iniciación a los misterios de Isis implicaba una muerte volmuaria antl. celebra con antorchas el viaje l'rrallte. más bicn como comcntarios que acompaíiaban el (k'Sfile y que cxplicab3n el significado del drallla. Los dei/. se celebr. La S:lllgre de los anilll:llcs que los emp:lpab3 silllbolizaria su propia tlluerte.ria para la iniciaciÓno. pero esto parecc un matiz innecl-'Sario..ba la entrada al inrr. Clenu.

1 de trigo.. la comunión en b oscuri(bd y la revdación final puedt. cn el silcncio profundo.\I? O quiz:í la pregulIta no es qué vi<:ron.el infr:lIllLlIldo sc abre y desdc las profundidades de la tierra ap. ¿quiere decir que vio a una diosa alzarse de debajo de la tk'rra? ¿O se produjo un crecimiento milagroso y repl::lltino del trigo en otoño..'Ste.s.: 11)rt'. derrama :J1 suelo lo que contienen. y todos rompen su ayuno a la vez. enorme y chisporroteame. Emoncl..-'S benditos son a(luellos 1lI0rtaIL'S que han visto l. el matrimonio . sc s. elltre el hierofante y Ulla sacerdotisa :llltes de ()lIe tuviern lugar el regreso dc Core (o más bien para traer de vuelta a Con~). simbólica o liter:tlmente.. Ahor:a t'S el Illomento de las cclebr:tciolH..1grado. El pueblo.ullellte distinta de la que se uS:lba ell los Misterios menores.'S.' nzo que otorgan los dioses!.¡ tierra.. desput.¡Iluvia!. el sacerdote llena dos copas y.I idea en el himno. cómo sc hacía posible esta revelación.he visto a Core. Hay cantos y baiIL'S en el patio.¡grado y el nacimiemo del ni. como rito c\dlllinantc de los Misterios. Incluía un ()(I5165 o dmara nupcial: «Yo comí en el tambor. a1:l'A111do una hacia el Ol. •TrL'S VCO.. C01\ el horror propio de Ull cristiano: ¿No se cjecut:l el dt. y. la venerada unión del hierof. hace referencia al matrimonio sagrado. t. Ascerio. kit. crecen las llamas de la hoguera. beb<:r de una poción especial. y el hierof. (r.'Sf. ¿ac:lso apariciones.l. Así acaban los Misterios de Eleusis. creo. que desarrolla l.'Sto es.1 en la m:lllO llna espig.:nemos quc preguntarnos. grita .eI rito dclmatrimonio sagrado y el nacimiento del nilio s.sladándose :lsí a un nivel psíquico totalmente diferente. Y también dice Píndaro: .:accnlo- 434 .'Ste y otra hacia cll. pero es posible que sc cdebrnsc Ull matrimonio s. I-larrison escribe que . Las ceremonias concluían con el matrimonio simbólico de la lluvia ceIL'Scial COII la rcceptiv. por lo tanto. revelándose así b trasccndenCla de la ley n:ltur. grita .1crifica UI1 gran toro..'Sf:Ín presentes también en Eleusis: t.1grado. alz.J. li. y canon' el comi. Finalmente. penetré abajo en la cámara nupcial (¡Ul5tcís) ...il~e1iz el que. veían con (al intensidad que se unían con lo quc veían.lrece Coreo Una luz r:ldi:lIlte IIt'na I. pl/líslI/ala? Cllando Heracles dice.1r. sea lo que fuere lo que vieran los participames.. que se cortó p:lra obtener la espiga. eran./() lo vkron.'S<:ellso a la oscuridad.La gr:lll dios. para los otros todo es pl.1nte canta: .'S.'S.'S de haberlos visto. mirando hacia el cielo.io. El ayuno. feliz el que conoce el fin de la vida. t'/misterio centrnl.• Son palabras de Sófoc1l. c. bebí en el címbalo. Es imposible no pregulltarse qué veían.¡concibe!. describiéndola como liger.. llevé los V:ISOS sagr:l(los. sillo (tÍ. al final del siglo V d.'n cntenderse también como una preparación para UIl cambio de mente en el que. fllera de temporada. mirando hacia la tierra. Es significativo que las dos características principales de la ceremonia religiosa..1 ha dado a luz a un hijo sagrado: Urimo ha parido a UrilllÓS•. (!L'Sciende a la tierra.11ltc con la s. que había de concebir el hijo del grano..'Stos ritos y pcnetl<ln así en el Ha(!L'S: pues sólo para cllos hay vida.'S. Clemente de Alejandría hace referencia a la fórmula lllediante la qlle los e¡wl"es se reconocían entre sí..¡}.. . posiblcmentt' desde el Neolítico. obispo de All1asea. cámara..

1Il1:mte de la diosa en Creta. l:t unión de . dicho matrimonio es el eqlliv.1nte y la sacerdotisa mantuviese todavía Sil importancia originaL b Mos masculina -1:1 vid:l.' los diOSl. Y dicho epíteto se aplica. pero :ahon es cOllsorte y padn: por derecho propio.11~.:lIé y bíos. Por ejemplo..."SI. que comienza y termin:l. en su espkndor prehomérica. se identifica sutilmente a Zeus con Hades. su equivalente en el infnlllundo. donde tanto él como DClw':'t('r surgieron. A pesar de codo.S por la pasión. I-I:l. en ocasiolll. Egipto y Creta como UIl rito nupcial entre la dios. el principio atelllponl e inlllort. los actos rituales culminanles.se unc con b :fOIl femenina. sobre todo porque a los que hacen la pregunta dicho matrimonio los deja.ullCnte. En cstt' contexto cste mito fundamental expcrimcnta distint. Deméter se representa. Los misll'ríos dl' L'Stos dioSl'S hechos por el hombrl' 110 sun sillo los eternos misterios llc la ví(b del humbre"".1 madre y su hijo-amante. incluso a planear el matrimonio entre Hades y Coreo En la medida el! que Hades encarna ."SC produciendo la fusión entre dos visionL"S difcrentL.'1n las allrorchas y no crce la incont:lblc llluchedumlllll. eubuleo. y no se menciona ell el mito a consorte divino alguno.m aspecto m[¡s OSCUTO.se cclebnb:l. Zcus lle6':l. Sólo un místico comprende los Misterios. ¿Cómo se convertía este «matrimonial en alhT() m:ab para los iniciados? Ésta es \Ina pregunta t. simbolizado aquí en Oeméter.'S :a ímagen de su propia conducta humana. COIllO si todavía se estuvit.'.cell preguntas desde el intelecto que sólo puedcll Ser contcstad:l."S del mundo. hr~' dc ~'I solo COIl dla sola? ¿No se apa¡.1r la vida a la humanidad sib'1."S porquc las figuns de la madre y 1:1 doncella constituyen su nllcleo. efeCtlv. al llamar C. indiferentes.' es posible que el matrimonio entre el hierof. en un mOlllcnto dcterminado. distinguir entre los dos. El hombre hace los ritos dI. se COllsiderab:lIl cn un primer 1I10nU'llto ejl'cubdos realmcnte. Sin cmbafb"O..1ntO a Zcus COIllO a H:l.1 madre cuya voz ticne que 435 .1s variaciolll. como un p[¡jaro quc vuela alrededor de la tian. la madre. ya sea Zcus o el cretensc Yasión.de buen cOllSejo».11 de rcb"Cllcración.I. la finalid:ad de todo cerCllloni:11 místico.le haciendo de ella la gnll dios. nos es imposible. Es posible que Zeus fUL"Se el hijo-. s. por definición. actos por los (IUC la uníón con lo divino.llente de su propi.¡ unión con Perséfimc bajo la apariencia de 1111<1 serpiellte. lilas arde sé>lo sil1loolicamcllll' dectu:ados. Sll poder de <br o arrebat..1gndo. el porquero.111 desconcertante en este contexto como lo sería cn el de los «misterios. a ZCllS.' su Ji:llvación reside en lo '1Ul' dIos hacen cn la oscuridad?"" I-!arrison comenta que el matrimonio y el nacimiento enll. de manera '1111. Por otTO lado. en Mesopotantia. Dellléter era indudablemcnte la madre en ele lisis. es UlJ epíteto: . de cualquier otro ritual religioso. En la versión órfica. el himno homérico collticm: elementos tanto prehoméricos como olímpicos.dcs tese hijo de Crono con muchos nombn. EIlllatrilllonio s.

o un ZellS subterráneo.os..1ba. procedente de los ~1crificios de los hombn. Dado que la separación y la reunión de la madre y la doncella constituyen el nllcica de la historia. 436 . el antiguo y el lluevo.11l su eco y equivalente en llll matrimonio del infrarnundo: el de Perséfone y I-!:ldes.17. el lllatrimonio entre Deméter y Yasión o Zeus queda dl. El matrimonio de Perséfone es un matrimonio de muerte en el que ella l1lllere. llnos de luz y otros de oscuridad. hay."Sp1:lzado. y así se invierte el :Interior escluema de la diosa madre cuyo hijo-amante moría y regres. E1CIlSis.fone (mirlllol. Finalmente se termin:l por :llc3117~1r un equilibrio entre los dos poden.'S. Interpretarlo completamente como lIna inversión patriarcal tardía no parece ajustarse a la antigüedad del mito dtl:ll de la dioSJ. dos ll1atrimonios. que se ponen en relación entre sí mediante 1:1 fCUnión de la madre y b hija. Así que al final Zeus se ve obligado a ceder ante la ir:l de Deméter. que agosta la ti('rr:l e incluso amenaza con privar a los diOS(. EIH:uentr. por 10 tanto.'S de su propio alimento. El n'cncuentro dc Dcmélcr y Pl'rs". siglo v :l. C. Crcci:l) oírse. En cierto sentido. y 110 el amante.

¡ que el crecimiento cominúe.:ldo represelltado por el hicrof.mbos mitos los separan almenas mil atlOs. Ll secuencia dc :Iconteómientos en las celebraciones de los Misterios sugiere que el matrimonio sagr. aparte de guc la nl:ldre da a luz a tina versión m:lsculill~ de sí misma.1ceta de b madre que desciende y regresa de nuevo a la madre. Kerényi considera que Brimo es «fllndament:llmente un nombre que designa la reina del reino dc los muertos. Sin embargo. es aqllí la f.¡ hija por parte de la madre. llegados los tiempos olímpicos. de 1l11:J.¡ntiene :J.¡ra I:J. la bija. y esto liber:l :1 la humanidad de su naturaleza de entidades antagónica.¡ el1 que es I:J. para tenderle Ull:J.¡nn:J.bierto el paso entre el mundo superior y d inferior. que v.lndmo es probable que. es posible que hay:J.ís dd mito.. fucnte común: a través de dicha percepción se trasciende la dualidad.¡ y vienc entre ambos lIlundos. En cualquier caso.¡r la fertilielad de la superficIe de b tierr:l. El nombre Urilllo significa el «podcroso~ o «el iracundo».1nte y la sacerdotisa hace posible. atribuido :1 Deméter. traó.¡r..».<ve a través. y ambos inaugur:J. aunque ha habido distintas sugerencias: o Perséfollc dio a luz a Y:lco-Dioniso. joven lllUchacha -semejante aUlla Aor. nacimiento y renacimiento se convierten en f. y Illuerte. bajar al abislIIo del inframlltldo para s:J. Se percibe. Perséfonc. detr.ll11pa p.'. ClIando madre e hija se pcrcibcn como una re:llidad. al hacer que brote d n:lTciso. Se . Urimo cra una clima del inframundo en 1esalia. la otra.lidad 1111ev:J. o Delllétcr dio :1 luz . el tll:lól1liellto» de Core del inframundo. o el «tesoro» del conocimicnto intuitivo espiritual.en lugar de apoy.¡ búsqued. tr. IllÚS bien. y después el nacimiento dclni00. como principio dilümico en un mito de veget. Quizás esto expliquc por qué Ge:J.lia. en primer IlIgar. el dios que eternamente muerc y que vive eternamcnte. En este C:lSO. una colltinllidad y Ulla relación: vida en b muerte y llluerle en la vida. d hijo es el cspíritu de renovación concebido cn el inrral1lllndo como testimonio vivo de que en la Illuerte hay vida. CU:J. y evoc:J.¡r a Dellléter y ponerse contra él. pero C:J. ya se:l ésta la «riqllcza.¡. ayuda :\ Zeus.era obligada :J. pero no nos cuentan mucho 11'15s. y más t:lrcie. recogida en d «descenso de In. A :J. Core y Hécate en Sll c:lli{bd de diosas del inframllllclo»sl. en el que se m. su sustituto. configurando una tot:J. de la cosecha.¡ Pluto.¡ y el hallazgo de ]. El significado de PIUlO y Yaco-Dioniso es aquí el mismo.s.. el núcleo del relato es l. al nortc. y prolnblelllente más. Ellllito griego pertenece a J:¡ tradición al1tigu:J. ¿Quiénes cran Brimo y Urimós en Elcusis? La respuesta se nos eSC:lpa todavía.¡ción. se oculte un :ll1tiguo ritual en d que la virgen -igual que d lechón. su descenso es necesario en la medid.n un lluevo estado dd ser: sc siente que la vida no es la misma que antes. como dice Sil lll:J.ndo fin. Urimós. un significado adicional Implícito en el mismo hecho dc suscit:1f la pregunta. Por mro bdo. La 437 .dn.¡ esperarse. Los nombres Brimo y 13rimós sugieren que en la introducción dc 1:1 agricultura y de los Misterios en Grcci:l hubo inAucllcia tcs:J.mpoco lo es la Illuerte. condición previ.lv.1SCS gllC provienen dc un:J.¡!llIente se rellllen. b ira dc Demétcr quc :lc:lbó finalmcnte por hacer volvcr a su hij:l.¡ p. su encuentro luce posibk: Ull lluevo tipo de unión entre vid:J. como podrÍ.

Desde la perspeetiv:l de una analogía lunar.. a su vez. es esta unión trJsccnckntal la que . En el relieve de la figur:l 18 le está entregando a Oellléter la espiga de 438 . El simbolismo lun:lr estruetllr:lba la disposición tempor:ll de bs Tesmoforias y del festival eleusino.~ lunares. como si fuera el hijo de ambas. llena y l1lel1gllantt. De acuerdo con el simbolismo lunar se tr:lt:l de b reunión de la m:ldre. y la consecuencia de la unión del mundo superior y el inferior. adaptándose de fOrln:l exacta a b f. En 1:1 versión órfica del rebto.lIlto la madre como la hija sufren lltl cambio cuando se vuelven a reunir: la madre recupera la versión m.1se llena.1 incorporarse.¡rf'il del siglo Xlii a. simbólieamcntc al l1Jenm. como si fUera el hijo de ambas. cuando v:lga a través dc los ciclos ell busca de su decreciente luz. las dos diosas se han convertido en una y. Perséfone est:lb:l jugando con Atenea y Árte1l1is (sumando así tres doncellas.1nte el nacimiento de 10 masculino a partir de lo femcnino. Los Misterios eleusinos se celebraban en el último tercio del mes. y b hija.l.lI1 diosa de los vivos y los llluertos. L:I celebración de las Tesmofori:lS duraba tres días y se ajustaba :1 los tres días de desaparición de la lUlla. el cuarto creciel1le. La división dd aiío de Dellléter en tres tercios se ajusta también :1 b triple división lunar -creciente.1se de muerte y resurrecci6n del relato lllnar. En estc sentido. como las tres gracias y mllSa. Triptólemo A TriplólclllO se le suele representar de pie entre las dos diosas. en madre. y la hija puede crecer para convertirse. la bllsqueda y el hallazgo es un mito llln:lr. En b escultura micénica en m.lIldo 1:1 tierra se :lbrió. a la lnadre. sólo una vez hallada Cure proclama el hierof. t. Ciertamente. el bijo es t:llllbién hijo de su reunión: el fruto de los poderes regenerativos de la n:ltura1cz.da a luzD a la nueva visión quc cs el nioo. El mito lunar El mito de la pérdida.'ls joven de sí lllisma y puede comenzar la vida de lluevo. El I1l1111ero tres est!l presente en gr:lll p:lrte de b historia de Dellléter y Perséfone. L1 búsqueda por parte de Deméter de la p:lrte de sí misma que se ha perdido sigue la trayectoria de la luna después de su f. de 1:1 gr. que comienza :lhora . del capítulo 3 (figura 38) el niiio pasa del regazo de una diosa al regazo de la otra. ell el mOll1t:nto de la epif. La lUlla creciente que regresa tres días después es la luz que la luna vieja ha hallado: la lUlla ha sido restituid:l en su totalidad.'gran diosa_ no se nombra quizá porque. ver la copa lllinoica.lru .1nia. h:lsta que la oscuridad se :lpodera de ella tot:llmente y desa~arece. C. de lluevo.~ antes que a un ritlllo agrícob o estacional de medición. b lun:l llen:l. siguiendo el calendario ltl1l. figura 11) CU.

detrás de él.lIlo y Perséfolle las antorchas como si a través de ellas el ciclo COlltinuo de la vida y la llluerte rodease al jovcn_ Pero ¿qllién era Triptólelllo? ¿Es ulla versión hUlllana del divino lliliu Vaco o PIllto? ¿Puede desprcnderse de la disposición de las figuras -Pcrséfollc está detrás de él y [)c11léter dclalltl. trigo (que se ha dcsprcndido).quc ha vuelto a la vida desde b llluerte? 439 .. Es frecuente tIlle [)eméter lleve el gr. COlIlO e11 serial de bel1dióóll. c_ '140:1 C_) .-litre l)elll.' (bajorrelil'v.". está Pers(·follc Coll la !llano sobre su cabeza. a la misllla altura que [)ellléter.IR_ Tril'tólellllJ de pie .' de lll"rl11ul.ll-r y I'l-rséfurI<.

el bebé de cortJ edad JI que Deméter colo<:ó en el fuego. UIlJ illlJgell rival y COlllplelllentariat·I.es posible que 'l'riptólel1lo fuese también un nombre que designara al hombre primordial. ellseñando a las gentes el arte de 1J agricultura y probablemente también el significado de los Misterios. Gre'ci:t) En el himno homérico.lfir- 440 .. siglo V a. como para indicar que podí:l ir y vellll' entre los reinos de 1J vid:l y la IllUl.'llte relacion. Algunas veces lo aCOlllpatla J-1erllles. Norm:t1mente Jparece conduciendo UII carro tirado por (~OS grandes serpietltes. sugiriéndose un:l relJción emre Triptólelllo y Yaco. tClllpr.'rtl'. C. nlll I'erséfunc de pie detrás de él (pintura sobre' cer:ímio de figuras roj:ls. Existe una tradición que . e históricamente era un rey local. Su nombre puede significJr «triple guerrero». Harrisotl :IIIJde que «puede que se le rcpre. ViJjó por toda la tierra sobre este carro.'.ldos o quizá llegaron scr idcntificados con el tiempo.a de tri¡.~entJra joven parJ equipararle con el niT-lo Yaco. En ocasiones se representa :1 Dioniso ell el reverso del vaso. l:koci:t.19.eI que matJ JI pueblo». b tierr:t»~'. a veces alJdas. ya que hay Ull:t gene:tlogÍJ que lo presenta como hijo de Océ:tno y Ge:t. [)cllIétcr ofrccic'lHlo lIna l'spi¡. Kerényi sellab que .1113. también SOIl serpientes las que acomp:lllan a Dellléter en otras irnfigelles. Esto tr:tnsformarÍJ la historia en un mito de creación del origen de la humanidad. dicho significado se aproxima al de Demofoute. Triptólcmo se menciona COllJO tillO de los CU:ltro legisladores de Eleusi~. posiblemente los dos estén intrínsicalll{. cuyo nombre significa .o a Tril'lókllln.

441 .. Triptólell10 se inserta en la tradición de los hijosalllJntes de b dIOS:l.ílica tlt' figuras rojas . COlllO Osiris. puesto qUe el significado de su nombre también puede designar un c:m!J>O treS veCeS :lrado. er:l llllO de los CU:ltro reyes de Eleusis cU:lm\o Deméter pJSÓ por ahí. ("<)1ll0 maeslro de los Mislerios (pintura . tOdos vincubn a Triptólclllo con b dio.) 1113 que 1:1 dios:l er3 su nil"k'ra.~a. él era el :l111:m(C de Dellléter bajo el nombre de YJsión. casu:ll111elHe. Desde otra perspectiva. igll:ll qlle el eje del caduceo. que ellSeiíó la :lgriculwra y las artes de la civilización :1 la Illllllanidad.nrihuidJ '11 pinlor Tmilo. según otra. articulando el don del conocimiento de la vieb y de la llluerte.20. Koéllyi concluye !jUl' ~no h:1Y duda de que el mico de Triptó1cl'l1o se remonta a una épOC3 lllUY arC:lica. y su figura es simibr a la de Dioniso o Vaco. c 4'J1I_4RIJ :l. igll:ll que Dioniso enseñó el arte de tr:lllSforlll:lr la uva en vino. por lo t:mto. A veces li-iptólema descansa entre sus do~ serpientes como un rey. A veces representa el principio generador de vid:l. allte unJ increíble confusión de papeks y significados. Triplúlt-mo t'n Sil rarro. C. y lo describell como :lIgo m:ís que Ull mero héroe IOCJI que. Nos hJlblllos. precediendo la existencia del himno hOlllérico~s. como si antailO hubiese sido el hijo de Deméter y Perséfone y ahora fuese el amante.

¿no es posible que los iniciados tuviesen una visión de Vías unido con . CIl SIL obra I-lipsípila. De manera significativa. b siega del trigo no significaba la muerte de lo que hacía crecer al trigo. hace que un pcrsoll:~e n::lcóollC alltc b muerte de IIn nitio tIlediante ulla imagcn del grano: . que está a punto de morir y de no ser nada. es indudable que 10 que estaba exhibiendo era el recept:í. En los términos que hemos intent:ldo establecer hasta ahora. y como Perséfime. en menor grado. los iniciados et1 la espig:l de trigo? Cu:uulo el hierof. esto se insert:1 detltro de un. purificada por esta semilla. en la que la vida individual y la fitente de toda vida se fundell en una sob realidad? Normalmente el trigo cortado se considera algo que se ha terll1ill:ldo. La fuente principal que lo demuestra es el autor anónimo de los flf¡ilosopmmIllClltl. del siglo llJ :1. C. secreto OsiTls que se apresura hacia arriba»~.mé. de hecho. inmediatamente antes.lrquitecttlTa de Eleusis y en los peqm:lios propileos. corno Mos se- 442 . y que llllo sca y el otro no. En el Ática se setllbr. podría111Os decir qLle el nacimiento del nil. AUtlqUC se representan neccsariamente como sucesos . podero.ln espigas de trigo en la . atiadiendo que los frigi().~ de trigo p:lralelas.so y maravilloso misterio: una espiga de trigo segada en silencio sokn111e»~·I. b espiga de trigo fue el emblema dc Elellsis. revive.~ también consideraban el lItrigo cortado» como un misterio.lles de tlHterte y resurrección de Adonis. reg:1das por 11tl sacerdote (ver capítulo 6. como lo fue. entonces. el escritor seliala que los frigios creen que dios «es un. sin embargo.lr en Osiris. muere LltlO mismo. Atis y Adonis. con una inscripción que dice «ést:1 es la forma del illnombrable. Como Osiris. b par:ldoja del trigo cortado es que es su llluerte la que tr.Uno l"lltÍl'rr.5<'. b imagen de lo que t1luere c:lda día y.1go del que se alzan espig:l. Se encuentr. el cerdo. esto los hombres lo soportan maL llevando tierra a la tit~rrá.1nte b cortaba y la alzaba ell silencio. de hecho. JUlltO con los festiv. El trigo cort:lClo es como el árbol cortado en Creta y Roma..~eparados. tic'hc nuevos niños.l tradición larga y comi11lt. Pero es l1eces:lrio reco!cct:lr la vida COIllO una espiga de trigo cargada de frutos. quc habla de los atenienscs que iniciab:l11 :1 bs gentes en las Eleusinas y que etisci"iaban a los iniciados «el nüs completo. figura 9).l espig:¡ de trigo fresca recién recogida».¡e de vuelta la vida. en la que tanto Osiris como Con. y en el templo en File reposa en un sarcóf..¡ niños.~ son convocados desde el infratllLllldo por el t1lismo golpe de gong. pudier:! ser devuelta a los vivos»~~.culo tr:lIlsparente de una verdad eselKial de la vida humana. epúptico. sobre todo si se tiene el1 c\lenta la ceremonia p. hija. O~iris era identificado con el trigo.l del misterio del trigo.O y b epifanía de la espiga de trigo expres:l11 el mismo significado simbólico.La espig:1 de trigo Eurípidl"s. Cicerón explica que esto sucedía «para que la tierra. Es imposible no pellS. b. de cuyo cllerpo postrado surgieron brotes de trigo. ¿Qué veían.1ba maíz sobre bs tumbas.lralc1a ell amb:1s tradiciones.

11 est(. El (11lC ama su vie!:l. De esL:l Illanera. Ill\llldo la guarclar.lIlo de trigo 110 cae en tierra y IllIlCre. 443 . Este simbolismo es 111UY conocido entre nosotros por la tradición cristiana. el! verda(l os digo: si el gr. da Ill\l(. de la llluerte y de la vida eterna fundidos en tilla unidad. odia Sil vida (. pero si llluere.z(ll~: SC LClla de una illlagcn de lllllcne. Jesús dijo: En verdad. y el qll(. así la pierde.p:lfado rll' . en su visión.24-25). cuyos rilllales culminan también en la ofi'enda de Ull. Pero quizá tos mistos percibían. tilla sencilla ccremollla agrícola sc cOllvierte en un símbolo dd dcstino h UI1l:111 o.ho fruto. el trigo cortado C01l10 imagcn de hí<IS y zlll~juntos. tal y COIllO se la concibe geller:lllIlCllte.] oblea de trigo.í para 1111:1 vi(b cteflla Ou 12. queda él sólo.

en el cristianismo. LaWTl:IlCC En la Edad del Hierro. El espíritu y la naturaleza se filcron distandando Ill.. Tr:1llucciÚl1 dl" Pablu A. apellJs C:lmbia :l lo largo de este inlllenso período de tiempo. donde hemos cmcrr. hemos cntcTrodo tallto <le la dclic:lda magia de la vida. Persistió bJjo dif('rcl1tcs forlll:ls en Egipto. fueran 1:Is áreas más receptivas a las tradiciones gnóstica y ortodoxa del cristianismo. y las liturgias e himllos que sc le dedicaban en la época prerrolllJna SOll muy cscasos en comparación con los 1ll1Illcrosos poemas y canciones que surgen del culto a lnanna e [siso Sin embargo. 445 .s de la Edad del Hierro. No es mera coincidencia que Anatoli:l y Siria. .~ en los que el culto de Cibeles estuvo más arrail}'ldo. D. En todos los lug:lf(. el mito de la Edad del 13roncc de la dios:! 1ll:ldrc y su hijo-a1l1amc no murió a pesar del culto formal al gran dios padre. . e. Grecia y Roma hasta Ctlcontr. Palestina. Lo dmadero dd culto a la gran diosa y a su hijoamante en estos lugares. pero este mito continuó mallteniéndolos juntos en su relación ongin:tl. Torijano.u Ull:! llueva expresión en los cultos mistéricos de Egipto.ldo las rnas si1cllciadas y todas SlIS abominaciones. Anatolia. que comenzó hacia el 1250 a. H.lmiliar qLlC otras diosas. jUllto con [os Illisterios que allí se celebraban. pues sé que en el polvo. gracias a Cibeles y a las diosas egipcias y sUlllerias puede trazarse la trayectoria del mito de 1:1 diosa desde el Neolítico. Creó:l y Rom:! y. explica en gran medida por qué fue así.10 Cibeles: la gran diosa de Anatolia y Roma' Oh. pasando por b Ed:ld del Hierro y h:lsta lllUY aVJnzaeb b era cristiana.ll. así como Alejandría y Roma. Siria.'ts y Illás en las rciigiollc. Aoreció también b adorJción a María. Cibeles nos es mucho menos f. sorprendentemellte. desde Anatolia y Siria hasta la EuropJ occidcnt. finalmente.

.. Su conexión con las diosas de Grecia es d:lra. en Tasm. figura 7). y Afrodita.. Como todas las gram!L"S diosas..n<lo sobre su regazo (fib'lJra t). la gran diosa de la naturaleza s. b Madre de todos los diOSl.. (:atal H¡iyiik. ulla gran 1l10ntaib en el oeste de AnaLOlia... C.. en(re ellas Deml:ter y Perséfolle'. bs leyendas delll10nte Ida el! Allatolia todavía constituyell UlI vínculo entre Anatolia y Creta. C. minoica (1600 a. Pero ell una imagen.. así C0l110 el nnllor de las Haut. otras deidades rinden pleitesí:l a Cibeles. de la dios. con ('St:lS palabras: C:ínt:ulIl·...¡."S.uida por los animales s-1Ivajl. Sófocles la lbm:1 la «que :l lOJos alimemas" «madre del mismo Zeus. en el himno homérico.-stas palabras: 44.. En Grecia las cstatua. la describe sentada en su carro. Leopardos o leonas forman Ull friso en el templo del siglo VII a. El himno homérico a la inllominada madre de los dioses.'Scans. la María cristiana se sient:1 en un gran trono con brazos de cabe'Z.. figura 21) como hicieron Isis y Cibeles alltes 'lile ella.. Mucho más tarde. (Ver capítulo 2. Tras trasladarse el culto de Cibeles a ROllla a principios del siglo III a. dl. y se la coloca al mismo nivel que Den!éter y Cea.filt·rio dt' los lobos y de los IcOlll. ocupando el trolla central en el cosmos y ell b ticrr. En AlIatolia se afirma qlle los dioses colltemplaron la guerra de Troya desde elida. er:l uno de sus nombres... uncido a leonl.lra 45..¡ de los ríos y de los mares'.'S Aanquean el pilar centr:11 de la diosa sobre la puerta de Micenas (1500 a.El león es inseparable de b ill1:lgl. a Cibeles se la llama .¡.1s..-slmt·ndo de los crótalos y t:ul1borik-s.. Cret. C) y un león en miniatura.) Milenios más tarde. llegase originariamente a Cre[a desde Anatolia.. MuS3 de voz.. imágcnes que posiblemente influyeron en 1:1 formación de la diosa cretense. a la (lile abrr:Jda el t. Mil aijos m:ís t:lT(le. la cant. llllOS Iconl. . o [al vez un leopardo. PUI.'trotraerse hast. c13.n.¡s. sciior. a la diosa en Prinias. Cibelcs era la «scriora del Ida'. también va al monte Ida de numerosos manantiak-s. fib'1. En Creta dicen las leyendas 'lile Afrodita se paseaba por el Ida y que ZellS jugó allí de niño. La figura 2 muestra una e~cell:1 simil:lr de Cibeles elltre dos dios. sobre la cabez.1..madre de los dioses'.'ll de la dios. se conducía por las calk"S durante su procesión anual.. procedente de Pérgalllo.) (ver capí[Ulo 3.'S de feroz rniT:lda. su carro. El elltrec!lOcar de los cill1balos era parte de los rituales de Cibeles y [)ellll:ter."'S y de todos los hombrt. C . Es posible que est:l dios.~ de Cibek-s la rcprL"SCnt."'S..1 ~e dirige a ella con (.lvaje. y la «dioS:l de la mont:l1ia».-s.m con un león dcscans. En Arlatolia esta rebción puede rl. d . donde la madre diosa da a luz selltada elll(C dos felinos.l ' En époC:ls grieb"J y romana. de león (ver capi[Ulo 14. C... Un himllo dedicado a ella en el siglo 11 d."'S Ártemis. Cibcks cra guardiana de los l1IucrtOS y diosa de la fertilidad y la vida salvaje. Un himllo de alabanz. hij~ dd brr:J1I Zeus.J. y en uC:lsiolles son esclllpida~ Ulla al lado de la otra en nichos adyacentes. scb.

A~í todo lo que das regn:s.1 a tu vientre.odll 10 que existe.:IIZo (siglo Grcci:a) IV . con UII I. nos refugi:ullos en ti. que aoorcas lod/I b.OlllO la fuente de toda vida y madre de los dioses: El alimento d. creación. allísimo Atis.·n d rq.·on .l. C.· la vida tú reparte~ con eterna lealtad" y" CU:lm!o la vida nos ha (lcjado. 447 . C. CIIH·ks \·n su Irono."!lto hacl"S (IU\· flxlo prospere. se dirige a Cibeles ¡. Par:! ti y par:! Rea.• Otro himno de fina!L-s del siglo 1I o principios del siglo III d. <lue en lodo mOIll.. diosa dd oribocn. l1I. pan li.uln· de .l..

Como:l [llaI111:l. eres poderos.~. Ulla magnífica estatl1:t sedellte de Cibeles. CilH.los dioses l'H'S b reina y también b dios~". C. muestra una escena similar. en Delfos (550-525 a. una dl' las cuales l'S l)l'lll. se la consider:lba la fundadora dc la agricultura y 448 . Ver(bder~rllerltc eres t~lllbil'n b lll~dH' de los pueblos y de los dioses...1I10S. tk pil' d. estaba colocada en su templo...Hl trono de !conl's con s<:rpiclllcS y lOIl ulla diosa :1 cad:! bdn.1t:~.ln Jllst~l1lel1te l'reS Ibrn:ld~ b ll1~dre de los dioses porque COI! tu Ic~lt~d h:1S conquistado el po<ll'r <1. El culto dc Cibeles se extendió desde Anatolia hasta Grecia. corno ocurre con Inanna en SU1ller y Maat ell Egipto. (1. El gran friso del templo de Atenea en Pérgamo.. La justicia es parte de la imagen de Cibclc. C. flanqueada por leones y COll Ulla p. lsis y Oellléter.. En el siglo V a. en Atenas. La diosa aparece en el friso del tesoro. crccÍ<:lllc.lanll' de . esculpida por Fidias o Agor.lI1deret:l en sus 111.icrito. el Metroon.2.k prosper~r O ser.). montada en SLl carro de leones y defendiendo el Olimpo contra los gigantes. hoy en el museo de Pérgalllo en llerlín.. coronada ~{)n lllla lun:.. sil! ti n:lda pue.los dioses. los ¡lrchivos legales de Atenas sc :lllllaccllaban en su telll1'10.

lU51f_H511 a. C. que. por introducir 111leVJS ideas en religión. el1 el 449 .J. Ell'rnper:ldor JII!i:lI\O en el siglo IV d. era sílllbolo de ALis. curiosamente. Los orígenes del nombre de Cibeles Es posible que la forma más antigua dd nombre ele Cibeles fuese Kubaba o KUl1lbaba (Ky1Jcbl' l'n griego). '.'za d. . por dIo se construyó el Metroon. Siria) la ley. narró 1:1 historia de cómo el templo de Cibeles se estableció en primer IUb>ar en Atell:ls: Se dice qlle los :lteniellses tr:ltaron groseramente y expulsaron a Galo IS:lcerdote de Cibeles. suena como HUlllbaba. la vaticinadora dd dios [lítico les ordl'nó apbcar la cólera de la Madre de los dioses y. sin comprender las cualidades de la diosa y que entre ellos er:l hOllr:lda como Deo.~l/lIiJ.:erdute de b M. C. scgí11l dicen.(~alllesh. el guardián dd bosque t'n eh PiWII/a de G. gallo. Karkcmis. El cuIco de Kubaba aparece en K:lrkclllis.. a los otro~ sacerdotes se les llalll:lbJ . ReJ y Deméter. en el que los atenienses gUJrclaban todos sus documelltos públicos'.' la diosa Kuhaha (TI:li<'v<' c'n basalto. y de Jbí después la cólera de la dioSJ y su posterior aplac:ulliento. primer sa<. Cah.. X"I/US.ldre.

Rosas y granadas todavía son parte de Sil 450 . esto sllgicrc una conexión COIl el meteorito o la pi('cira cúbica adomda como imagen de la diosa t'n Anatolia". I'érgalllo y R.Ís amigllas dc la diosa . en la Meel. Es posible que Kubaba o KUlllbaba sea un nombre hitita de la diosa.~~~(0Q 4. que se :ldoraba como imagen de la diosa hasta la aparición cid islam. o CJue fUera UII culto autóctono en toeb est:l vasta zona.ollla".J h. que signifíc.ln:ltolia. sus santuarios.''''''S .¡ el oeste.1Cia PC. como los de Cibeles. Sostiene una gr<lllada en su mano. si se tienen e11 CllCllt:t bs raíces neolíticas lll. Parece dcs:lrrol1arsc en esta zoIla p:lr:l después trasladarse haci. es igual de prob:lbk' que su culto se cxtclldicf.~illlllltc. h:¡ó:l b hirit:! Bogazkoy. IdcogT. Esta imagen está también rebeiOluda COIl b piedr:l negra y cllbica de Petra. Kubaba puede significar también una clIeva o una vasija hueca. Sin cmo. y m:ís tarde h. se situaban :1 menudo cerca de Llna roel o dentro de tilla Clleva. y con d otro meteorito de la Kaab:l. que de nuevo evoca la iconografia del neolítico.kl nombre' Kllbaba en el alfaheto Iiitit:l '" @@)~A®rt @@~1lUi)ól) @@({l) ng®~ @@)~~w@rt extremo oricl1t:l1 del imperio hitita. ulla estatua suya en la ciudad de Karkemis b llluestra con la freme cubierta por un lOcada alto adornado con rosas dd que surge lo que parece ser una serpiente. A los sacerdott'S que cuidaban el santuario se les llamaba «los hijos de la anciana» incluso tras el advenimiento del isbm. Es posible que la raíz del nombre Kubalxl sea Im/Jl' o kll/¡a.¡ cubo.lCi:l el este ell dirección al Éufratcs.¡tcs.lrg:o. cerca dd Úufr.

Es posiblc que el rombo inscrito sobre el cuerpo de bs dios. probablcmcnte sea un l}.1. La palolll:J 1. scilom de' la tierm dc Karkcmis»lO. Los cinco ideogmllla! del nombre de Kubaba emll un cubo o rombo. Se tmta en todos los casos de imágenes de b diosa propias de la civiliz. Cnosos.~:lgrada que se consider:lba testimonio de b prcsellci:l de la diusa en la tierr:1.5. Un:J inscripción acadia hallada CII Ugarit. La segunda illl:lgCll.'ncias como _reina de Karkcmis_". Ulla paloma.7Jcibu minoin lid tudlJ doble ('4SU J. C.ciÓn IIco\itica de la vicja Europa. un hacha de doble filo..1 (figur:l 5). reali7. aunque en (-atal Hiiyiik soblllellte encontremos el rombo.lcha de doble filo. y dat:J(b ('ntre los siglos XIV-XIII a. y 1:J obr:l de Ev:ms. Podría simbolizar el campo cultivado.. Se ha encolltr:ldo ell Karkemis el lemplo de Kub:Jba y figur:l en más de cuarenta rcfCTI.¡s de b vegetación en b vieja Ellropa tllviese el mismo significado en Anatoli:l. !'J!J. que h:¡ sido dellomin. '1711' Palll((' cif MillOS.. COIItiene ilustr:lcioncs de b lllisma l1.'S el descendiente más conocido de la diosa 451 . pero también podría represent:Jr b piedra llegr:J . con hojas redondeadas y un 11I:lllg0 ccntr". l'n la costa siria. ( :rcIJ) iconogr:lfb en Roma. I'reciS:lllll'nte e1111ismo tipo de doble hach:l redonde:lda. se encontró ell ulla de l:Js tumbas re:Jles más g:r:mdl's de Uro Se ellcuelltr:l t:lI11bién en Creta sobre v:lSijas.¡da _decoración en forma dc broche». Eil1l. unos mil :lIios mas tarde.ada en electro. una V3Sija y una puerta o porton (figur:l 4). lleva L'StaS palabr:ls: _La S('liOr:l Kubaba. c.'io de Minos.

. C. tras derrocar a la dinastía de 1-l. y. Como en SUlller. y la vasija evolucionó a panir de la imagen del útero C01M recipiente y dc la Cllcva. La última imagen a la derecha sugiere ulla puerta o un pOrlón. En una escllltunl más tardía (fih'l.¡ flallta doble y el otro. indiclI1 que la corte del rey hitita mantenía una cOlllunicación constante con Egipto. una vez más. En el gran templo de roca de yazilikaya.l la suma sacerdotisa. c. a UIlOS tres kilómetros de Bogazkoy. tino cocando lln.:nacillliellto.lra 6) la diosa sostiene una manzana o una granada en su 111. en que la diosa cra la puerta o la elllrada a la dimensión oculta que los llluertos traspasaban cn su camino hacia el n. Esta tribu se extendía desde la costa oeste de Anarolia hasta el Éufrates. c. una pandt'rcta. y estas gentes sc :lsentaron en una parte de la Anatolia occidental que llegó a ser conocida COIIIO Frigia y que se convertiría en UIJO de los núcleos principales del cuIco :1 Cibeles y a su hijoamante. Atis.s y dioses. aparecell esculpidas muchas figuras de diosa.'mados durante este período. la imagen de Cibeles llevaba música y danza allí donde fuese adorada. de forma que la iconografía de la diosa pudo perfectamente extenclt::rsc des- 452 . Se sabe que hubo comercio entre diferentes zonas del lIJar Negro en el Neolítico. la del sur no se ha descubieno todavía. Al menos 300 ciudades y pueblos fueron saqueados y qLII. Sostiene Ull cayado en una Illano y con la otra ofrece regalos el1 forllla de signos jeroglíficos que quizá designen m lIombre. La más poderosa de est:1S tribus fue la de los bititas. y que [os escribas que trab:ti:1ban para el rey entendían ocho lenguas. Ull poco después de la guerra de Troya. pero otro grupo de lllVasores llegó de Tracia (Uulgaria) ell el siglo XII a. Se cree que este s. Greál y 13abilonia.. el rey era: el sumo sacerdote.piüaro. y un. El poder del imperio hitita fue quebrantado. nos remitc a la iconografh del Neolítico. A cada lino de sus lados hay dos lllllSicos. El imperio hitita se concentraba al este de Anatolia.llnll1urabl en 13abilonia en el 1600 a.¡ll. desde la zona que Gimbutas ha denominado la vieja Europa. C.1110 y lleva una corona alta. c. Las invasiones hititas y frigias Anatolia soportó una serie devastadora de invasiones de tribus indoeuropeas (:lfi:1S) elllre el 2300 y el 1700 a.lIltuario pudo haber sido el lugar donde el rey y la reina hitita celebl~lbal1 el matrimonio sagrado al escilo de la ceremonia sllllleri.l f. Siguicndo la tradición del hijo-amante. Sólo el angosto estrecho de Dardanelos separaba a la vieja Europa de Anatolia. la reina madn~ o la reina comorte er. junto a ella un jovcn dios está de pie sobre un leopardo o pantera.. símbolo quiz~ de los cielos. recietltl'mente descifrados. elltrc ellas Llna diosa que está de pie sobre un leopardo o Ulla !Coila. que conquistaron An:ltolia en (amo al 1740 a. establecierOIJ un imperio que duró hasta el 117() :l.1lda acanalada. y en dirección sur hacia lo que es hoy Siria. Su e:lpital norteña estaba situad:l en 13ogazkoy. DOCl11nentos de UOb'Jzkoy. con UIl sombrero puntiagudo sobre su cabeza y un hacha de doble filo en la mano.

«mucho dc lo que ataiíc a Cibeles y Atis Isu bijo-:Il11:1llte] en su país de origen es todavía Ull lIlisterio~I'. AIl¡l(O!i¡I. Dc l~ dud~del~ dc llllyuk K~lc cn 13l)g~zkoy. La lengua frigia es extremadamente dificil de deseifr:tr. cuy:t C:lpit:tl estaba en Gordio.6. Pcríudo pusthitila) de la viej:t Europ:t luci:t An:ltoli:l. como seliala Vermascrcll. C. dur:tnte este período. Construyó Ull gran templo a Cibeles cn Pesinul1te. de manera que. es posibk que las dos regiones haY:lIl lIl. Uno de sus reyes fue Midas -el de las orejas de asno-. es posible que se le rindiesc culto cn los S:llltl!:trios de b dios:t ll1ás antigua. o viceversa. Resulta 453 . neolítica.lIltenido Ull:t rcl:tcióll constante durante 1lluchos ll1iles de :uios. como María era adorada cn santuarios allt:tlio cOllSagr:tdos :t Cibelcs e ¡siso Los frigios se establecieron en b p:lrte cclltr:ll y occidcl1t:t1 de Anatali:t durante el scgundo milenio a. Crime:t. Cibelcs dc pic cntrc dos mÍlsicos (e 1050-850 ~. que hoy cs un pueblo pequclio al sudoeste de Ankara. De hecho. RUlllanía y Ulllgari:t. Se han b:llbdo est:ltu:lS de Cibeles en zonas tan lej:lll:ls como Ucralli:t. C.

l la que acompaña su león (figura 7).llllcnte relacionada con la Cibeles anatolia. es el tocado de I-Iermes. La grieJ:.Hllcnte Éfeso.lico. e. Anatolia se convirtió en parte dd imperio griego y se construyeron nllldm'> ciudades cspléndidas.1t. IS0n 3. su santuario principal en Tllnlllía se encucntra cn Konia.l de \. Tras conquistar Alejanclro el imperio persa en el 336 a. allá donde se celebrasen los ritos de Cibeles o el ritual mitr. En Vien:l h:1Y ulla estatua de Cibeles lllUY semeja me a la Ártemis de muchos pechos que antaiío se alzaba ell Sll templo de Éfeso. junto con figuras dc leones. que quizá flle antaíio una ciudad frigia y qlle 110 está lejos de Gatal l-lliylik.lban Atis y Mitra. Se tr. Después lo encontramos en el jovcn dios hitita esculpido en la roca. y por todo el imperio Romano. Ártelllis.l de un gorro propIO dc Atis y de los sacerdotes de Cibeles ljtle ap:lrece por primera vez en Creta como tocado de l. los dl'rviches slIfies llevan un gorro similar. como Dcméler y Afrodita.l ]\linoiea. Sl'llo minoie. entre bs que destaca dar. eOll un kón (e. Crcl3) interesante hacer UI1 seguimiento de la imagen del . . era otro nombre que se le d:Jba :J Cibeles en Allatolia. también diosa de los animales salv:ues. lo Ilcv. Más tarde.gorro frigiot a través de varias óvilizaóolH:s."a Ártcmis. en el santuario de Yazilikaya cerca de Uogazkoy. C. en Grecia.l dios. eerC:l de una figUr. 454 .1 dios:.. Hoy en dí:J.7. toros y grifos. está íntilll. mensajero de los dioses.1 diosa.¡ de un.

ajenos.sis. tmto en R0Il1:1 COl110 en el resto del imperio.llllcnto romano. No está claro si esta piedra estaba en su templo en Pesinunte o en Pérg:llllo o en Ull s:mtu:¡rio sobre el monte Ida. al temper.l negra.¡. C. por lo dClll:ís. Anatolia se transformó en la provincia rolll:lIU dc Asia MCllor y Cibeles se convirtió e11 ~llladre» de los rOlmnos. dcbe :tlllallsarse :11 .lva.jlierOIl la cilna de Sil c:I[. fllera trasladada a Roma. A ning(JIl romano le era permitido hacerse sacerdote de Cibeles o tom:lr parte en sus procesioncs hast:! que. SCllt:ld:t ell principesco esrrado :lrre:l en Sil carro un:l yunra de leoncs. aunque se:l r:1Z:l br. pOr!I'R' tlesdc aquellos confllles por primera vez cuell\:Jn qne :lrr:lneÓ la produeÓ(lll de mieses a través de las regiones de b tierra l. Se envió Ulla delegación a la profetisa de Delfos par:t que interpretase la profcda de los libros sibilinos que decía que . Su tell1plo. desde entonces. pero Lucrecio y Ovidio recogen este histórico vi. segllll 1:. como antes lo había sido de lo.ez:1 COll UIla corOlla de lllurallas porquc :11 resguardo de parajes elevados sllstenta ciudades.1 Cibeles siguió siendo el griego. Roma había Ileg. La 1ellgU:l del culto . pueblos diversos.~~'llt:lrse sobre ti~'rr. el carro tirado por leones y los extraños y extáticos ritos de Cibeles. CllorlllC. La piedra llllllca se ha encontrado. l:t til'rl':l cuelga en el esp:lCio del :lin' sill quc pueej.siempre que 1111 enelIligo extr:llljero invada Italia. C. ¡. 455 .) de la procesión de la diosa por las calles de Roma sugiere que er:1 su estatua. ames que la piedr. CO~'xistía con el culto :1 l. permam:cería allí hast:l el siglo V d. Un año después de la llegada de la diosa a Roma.ldo a Ulla situación límite en su guerra contra Aniba!. provista de tal distintivo ahora se p:lsea espantosa por e.:n:cio (99-55 a.l. La profetisa confirmó la profecía escrita y fueron enviados mensajeros al rey de Pérg:ul'lo en Asia Mellor para solicitar que la negr. C. k.¡ til'na a. jUlltanlll bs bcsti:ls por(]lIe. que ellGlrtlab:¡ la presencia de la diosa en Sil templo. A dI:.Cibeles y el imperio Romano Con la expansión del impcrio Romano.~ griegos. todavía Illuy popular el¡ Rom:l.1 imagen de la Madre divina. aunque fue destruido varias veces por el fllego. sólo se le podr:í expulsar y vencer si la madre del monte Ida es trasladada de Pesinullte a ROllla»'s. la viellell llalll:llldo ~Madre dd ]da~ y le propOrCiOll:lll comirivas de frigia.l piedra sagrada del meteorito.ue de un santuario al otro en una llave hecha con los pinos dc su mOlltaña. Aníbal abandonó Italia. animaron las calles de ROll1a (figuras 8 y 9). el culto de Cibeles se convirtió el1 pane de la religión oficial romana. la que se transportaba en el carro: Trasportada Cll alto tiro. al illiÓ:lr \l1l largo vi:lje sobre cuatro ruedas."tellS:lS regiones [. lo qlle no es sorprendente. en época imperial... La descripción de Lu<. En el ailo 204 a. viej:l costlllllbr~' dd rito. construido en Itoma ell el breve período dc trece :liloS para :llbergar la picdr.~er dOIllClia&l por las leyes de los padres. y ambos se extendieron por todo el imperio Romano. y ensciÍ:lll CO]} ello quc. el monte Ida.

En el pOCll1:l épico se siente la presencia familiar del :lllliguo milO: de lluevo. Virgilio Illucstn cómo la diosa se ha convertido en apoyo del héroe Encas. _no hubo ciudadela. Las gentes cultivadas siguieron hablando en griego :l lo brgo y :lllcho de todo el imperio ROlllano. Aquí el troyano Encas invoca a Cibck-s pidiendo ayuda en su lucha por COllquistar Itllia: 456 .rama dorada. como Gilgamcsh y Ulises. igual que la lengua Slll11Cria se mantuvo llIucho después de la desaparición de Sumcr. pueblo o aldea que no permaneciera fiel al culto a Cibeles"? En la El/riJa. entre ellas Galatc:l y Colosía.'sult:lll conocidas por las cart3s de Pablo en el nuevo Testamento. scliala Vcrmascrcn.-s de las difcrcntl'5 ZOllas de Asia Menor. PC:'rg:ullo y Pcsinuntc. DUr:llllc toda la época romana. Durallte el período rolllallo tn:s ciudades vcncr. dc la inlllortalidad..non t'Spccialmente a Cibck-s: Troya. Los romanos cambiaron los nOlllbn. hijo de la diosa Vellus (el equivalente romano de Afrodita). dcscicllCle al infr:unUlldo para vcnccr a la muertc y tracr de vuelta la . el héroe selllidivino o medio humano es el hijo-:llllamc de la diosa. <luC nos n.

eibc'les C'l1lrol1.156) Cibeles ell \111 trOIlO.) iAlentadora nl. escribió: ¿Quien es entonces la Madn' de los dioses? b fUente de los dioses intelectuales y creadores que gobiernan a los dioses visibles.l del siglo 11 o 111 d.1I1J pcrS. la gran diosa subsistente después y jUllto con el gran creador. la que engendra sin sufrimiento y crea los se- 457 . la que engendra y cohabita con el gran Zeus. la que facilmente lleva a su fin lo que crea. que pones tus :lllIores en Díndillla.worable a los frib"¡os!" La continuidad de la icorlografia de la diosa madre se desvela en un pasaje cscrito por el emperador romano neoplatónico Juli. C.t tu presagio. f. Al parar en Pesillutlte en su c.11.'11 ("/1 ¡"ig.. C.) 9.Hb COI1 sus leol1n (pic'za romlrl. C.z. <liosa. su cifro tirado por leones (esl:uhura dc' bronce.I.mo en el 363 d.1<lre del Ida y de los dioses. da presto nllnplimiento debido . en las óudacles torreadas y en el par de leones uncidos .1 tu carro. . scflOra de toda vida y causa de toda generación. pieza romana del siglo 11 d. e inspirado por la estrellada belleza de la lloche. asiste. se mi guía en la lucha.nnil1o hacia la carllp. .

el simbolislllo de [.¡eiÚn a b madre tierr.ldre Ilniversal.lk7. el sol y la ltlll.J(lo nos refll~ial11os en ti. El culto a todas estas diosas y dioses vi:Jjó a lo largo y ancho del imperio ROIl1:1l1o. Enrrente de la dios:1 un:1 serpiente se enrosca en torno a Ull obelisco. asumiendo más bi<:n ellllanto de la 111. C. quc ha<. en el Ilorte de [t:llia.C'1 y reviva día a día. datada elltre los siglos lJ y 111 d. que sugieren el misll10 simbolismo. (. con Sil caY:1do de pastor en la 111ano.l. la virgen sin ll1adre. Pues tmlo <':U:lllto concedcs rCCle dc llUCVO cn algún Iug. Illadn: <le la natuT. como h:lcíal1 COI1 las de V<:IlIlS. los cuatro dimillutos c:lb:1l1os del dio. llus M:lter (m:ldre tierra) p:m..res jUllto COI1 el padrc.:ce COlllp. corno Ce:l en Grecia.' los dioses y dim. ella cs. y el del jardín de roS:lS corno símbolo del r1l\mdo sagr:ldo o de 1:1 dil1l<:llsiún oculta de la diosa. es probable que el carro de Cibeles tir:Klo por !Colles qlled:Jse cubierto de montones de rosas. por encint:1 de ella. l-IcrlllCS en Mercurio. el agua. Ares en Marte. La dios:1 está en d celllro del IIniverso del tiempo.:cs que todo 11:I7.l rctir. Este texto y la siguiente or. C. muestra a Cibeles el1 su carro tirado por Cl1:ltro magnificos leolles. en la época en que sus misterios se cekbrab:1I1 en Rorna. Al hauer reóuido en si misma las <. habí:J castillos en FranCia que llevaban elnOlllbre de Minerva. Un:1 b:1I1deja de plata procedellte de Parabiago. Sin emb:Jrgo.. Los roll1:1Il0S :lsimilaron :1 su propIO p:ltlteón las lI11ágenes y las funciones dI. Ártemis en DiarJ:l. el lIlar y las esta- 458 .l madre de todos los dioses.l. 11. En fecha tan tardía corllo d siglo Xli d. Apolo ftle adoptado por los rorn:lIlOS y conserVa su nombre gricgo. Cerca hay dos salall1andras.a.11 cfccto.¡s griegos: l-/er:1 se convierte en JUBO. nos dall una cierta idca del lugar que Cibeles ocupaba ell la imaginación roman:1. Cibeles penenece :11 panteón romarlO pero pareCl' qlle <:st. y todavía se honraba a los antigum ritos por los que Telllls Malcr h:lda recler su bendición sobre la tierra y la semilla. arrojadas por sus devotos según pasaba por las e:llles de Rom:1. ZCllS se convierte en Júpiter. COllccdes el alimento dc vieb cn selial de tu ctema fidelidad. Perséfone en Proserpina.lr <le tu lltcm':>'. símbolo de la regeneración. Dellléter ell Ccrcs.Í apartada.¡ ros:l COlllCllZ:lr:1 a desarrollarse como imagen de resurrección. la que es en esenó. De entre los dioses. Atene:1 en Minerva. Afrodita ell Vellus..~ sol g:1lop:1tl e1l el cielo (figur:1 10). VernlaSerell observa: No es sólo b naturale7. b tierra. A Sil lado se sient:1 Atis. desde que Se sembraba t'll la tierra hasta que maduraba.¡rtir algo de b :llltigll:1 iconogr:lfia de Dellléter: cuirbb:1 de la semilb en todas sus etapas. Sagr:)(h dios.1 tierra.a lo que la diosa gobierna: su poder llega mucho más lejos.:allsas de todos los dioses inteligibles supercósmicos se convirtió en fllcntc dc los dioscs intelcctllalcs"'. La combinaciól1 de rosas y leones puede parecer e:xtraria. la <lile COlllparte el trono con ZCLlS. es posible que. Los rOl11anos adornab:lI1 h~ est:ltuas de Cibeles con rmas. y Cllal1do el :lIma se h.

silla también en los hO!.ereal. finalmente. guiado por la estrella vespertina.. Con la lleboada del cristianismo. cuyo cuerpo era el ciclo y la tierr. que se eleva precedido por Lucifer. Ilalia) ciones. con un cordero sobrl' los hombros: el otoño.rabiago. con tilla espib':l de (.ulía era el árbol de la vida y las est:1CiOlleS del ailo. en tomo a él se enroSC:1 tilla serpiente.10. las tn. el que lleva la :mtorch:l. También es símbolo cld til'lIlpo el carro (iel dios sol. Ll illl:1gell de la diosa madre en el imperio Romano parece reunir a Cibeles. Se trar:1 de im~gel1cs carg:1tbs de reminiscencias dc la gran diosa dc la Edad del Uronce. que descielt(le ell Sil cirro tirado por bueyes.l. Frente a su C:lrro se :lIza el arbol de b vi(b. estiliz:ldo como un obelisco.oare.1 madre tuvo su lugar no sólo en los grandes santuarios. el tIlle trae h luz. Se han etlcontr. y. (.¡do tllUCh:1S cst:l(llas que muestran que la dios. y por b diosa IUlla. Vésper o Hésperos. el invierno envuelto t'n un grueso abrigo". El jovell que esd de pie al b.-s cuidan de b vida sobre la tierra y de la vida del cereal. es el joven dios dd tiempo.do del mismo. Ceres y Telltls Mater.0]) 1111 racimo dl' uvas. sin etll- 459 .rro lirado por Il'orll'S (pÍ<'za rut1lan:1 l':I. T:nnbién las estaciones esl:íll represemad:ls COlllO mill\ISculas figur:ls deb:uo del carm: el Ver:lllO. empuñando el1 su mallO derech:1 el :l1Iil1o oval del zodiaco. o Eón.~. 1:1 prilllaVer:l. y cuya epif. Bandeja de plata en la que se llluestra a Cibeles en su C:l.

por sus cuerpos» (1 R IR.ltivo de b lluteri:ilidad» (en cOlltrapmióón a b espiritualidad implícita en 1:1 categoría opuesta a la tierra.. con cuchillos y lancetas hasta chorrear la sangn.l' C(lddess Obswred: '{. Se acompaiiaban del sacrificio de un toro o carnero en un ritualllalllado trlllf()lw/iu/II o crillolmlilllll. Los ritos públicos de Cibeles en la~ calks de 1:1 ciudad eran orgi(¡sticos y exttlticos. De hecho. 1:1 dios. sino qlle provenían de Asia Menor.¡ pérdida de un3 imagen antiquísima de 1:1 diosa ll1:ldrc no puedc ser desarrolla(b complct. la sellsualid:ld femenin. Los sacerdotes y sacerdotisas de Cibeles en Grecia y Roma nllnca fueron griegos o rolllanos. que «gritaron con voz m5s fllene.){/dcss 111 Sailll.1 de Cibeles. su confianza y .trgo. se cOllvirtió gradualmellte en HlIla lller:l personificaóón de b tierra». e. Los ritos de Cibeles Pero regresemos :1 ROlll:l.sus alltigllos ritos a la virgcn María y a las s:ll1tas cristianas.~c con «el principio neg.s figuros se lblllaron delllonim.allgimlllllioll í!frlll: Cmill Prorcarcss.¡»2J. 28) Y que identificaban el Huir de su sangre con la lluvia que haría que las cosechas crecieran. empap5lldolo.trgo.¡dos del cristianislllo. se hacen eco de los rituales celebrados en honor de Cibeles y Atis. y fueron nllltib(bs y . cn ~1I libro n. que llevaban el cabello largo y que. que siguen los pasos enb":llanados con flores donde se llevan las efigies de la virgen María y Jesús. el aire). que transfirió su esperanza.¡s.. Sin cmb. iban en procesión por sus calles. gaitas y panderetas. IJ:llT:l cómo b diosa madre. a los romanos les estaba prohibido actuar como sacerdotes ell el clll[Q de Cibeles o castrorse a sí mismos como devotos..trrojadas :1 pozos. El antiguo Testamento revela que las mismas pr:ktiC:1S se daban en Cana5n: EIí:1S se burló de los sacerdotes de Ba:ll. haciéndose incisiones. y se solí:l llevar su figl1T:l en un carro por los C3Il1pOS. Uno de los nombres de Cibeles en b Cali3 ero Berceintia. est:J. cllc:lrluda en las plant. vestidos de forma extrajia~·. al son de flautas. el pueblo se ~convlrtió» y :lb:mdonó b :ll1tigu:l religIón por la mll'va l l . Cierto vestigio de estas ceremonias arcaicas sub. los frutos y el trigo dorado.t. P:lIlwb lkrger.~iste en las procesiones de semana Santa en Sevilla. ell el siglo XII d. ~l1egó a representar 11110 de los peores pcc. en el siglo IV d. que antalio fUl' la nl:ldn. el lugar de origen de la diosa.¡ identific:lr. Y:l fuera Cibeles. y despreciaban la conducta afeminada de los sacerdotes castrados. La imagen de la diosa C0l110 vida de 1:1 tierra se desv:illeció así ell 1:1 mellloria dc b gente. de 1m dioses y la vi(b de l. se colocaba debajo de Ulla plataforma y la sallgre del animal sacrificado caí:1 sobre él..¡ tierr. en el que el iniciado o el sumo sacerdote o sacerdotis. e incluí:Jn b autoA:lgelaeión y la autocastración durallte el trance.¡. y cómo lle~ gu . desde un punto de iconogr:ífico. donde los flagelantes. 3compailada de hombres y Illujeres [}:lilando y C3nt:mdo h:lst:l que. C. La «semana Sama» cristiana COill- 460 . L:l historia de [.tll\ente cn este capítlllo.b.!n)/11 G. según su costumbre. Ceres o Telllls Mater. Fin:llnlentc.

:1 mi. la I'niSllla palabra que designaba a las sacerdotisas de Ártelllis y Perséfolle. Agradece a su marido su iniciación cn los ritos de J:¡ dios:l diciendo: O:uo tllS ojos IK' sido iniciada en todos los misterios. sacerdotisa de Hecate. ClI.' y una hija se :qHoximan (si¡. mi piadoso comp:ulero Cll la vida. me ellseiias el triple misterio.l dellllonte DíndilllO y de Alis.¡s de tamos otros templos. Imllra. tÍl.¡rLo~. snslellil'lIdo . la dioSol griq.lndo Ille ordell.~ de Cibeles y Atis. A las s:l(. celebraball los ritos de duelo por Atis cn ll1. 461 .¡les del siglo IV d. abejas.ral'>. corno las sacerdotis. C" inscrito en IIn 1Il0lHIlllCnto sepulcral. Un cpitafio de fin.lstc con la sangre del toro.' ('11 mí a la sacerdotisa de la (lio~. :Iparece COII Alis. fue escrito por \lila sacerdotisa de Cibeles.11. Cihck~. Llevaban las vasijas utilizadas en los ban~ qlletes riw.lo 11 () 111 a C.\11 I'alldl'n'la y arol!lpaii:ld:t pur un killl. ulla madn.¡les y. A la dnerh:l.erdo~ tisas de Cibeles se les daba el nombre de /l/cUml('. Tanto hombres como mujeres ocupaban el puesto de SUlllO s:lcl'l'dote o sacerdotisa. me preparas paT:I ser lIK'recedora de los llli~terios dl' Ccrcs.) cide con la seman:1 qlle :mtaiio se dedicaba a los rito.

sus árboles sagrados. las imágenes de dcsmembramiento y Illuerte. En Grecia a estos sacerdotes se les lIa1ll3ba melmgyrtai2·'. Así. confirma una vez m:lS la imagen del matrimonio sagrado entre b diosa y el dios. Atis tiene gran afinid. en un período más tardío. El sumo sacerdote castrado de Cibelcs se consideraba el propio Atis.111te el Neolítico.¡l o silllubdamente. pero cuyos genitales. Es posible que el mito y sus rituales se originasen en Anatolia dur. puede que Frigia no fucse el lugar de origen de Atis.ld con Dioniso y Orfeo. es posible que Cibeles tuviese un único SUlllO sacerdote y rey. El hijoamame de Cibeles es ulla figura perfilada de forma menos clara que DUl1Iuzi y Tallluz. COIllO la circuncisión.¡ y su cayado de pastor dcscansa a su lado. bajo el pino y el ciprés.1 la tierra sobrc la que c:lían:!"'. Se creía que podían heehiz.ar a los hombres o liberarlos de encantamientos.l sea Atis.~cifrado todavía. y la lengua frigia no Sl' ha (Ic. a quien en Ull primer momento se daba Illuerte. En Frigia los kory/ullltcs eran el equivalente de los kourcles cretemes.Atis En la figura 12 Atis yace. y curar la locura o provoc. fuera 1111 sustituto de la muerte ritual del rey o del SU11IO sacerdote. Y. son las mismas. o que se trajesen de las tierras de la vieja Europa cuando los frigios invadieron An. aunque fuera allí donde su culto estaba más COllcentrado. Su mano derecha cubre su herid. como los chal11anes. 462 .ea/fi errantes de Cibeles se transmitiese a los derviches sufíes de Asia Menor.¡sladasell hacia el oeste desde Mesopotamia. donde el mito dc la diosa y su hüo-amalltc estaba establecido desde antiguo. o entre la diosa y el rey. Los sacerdotes dc Cibeles no eran sus únicos servidores. Puede ser que csta tradición de los . se ofrecían cn sacrificio en lugar de su vida. aunque esto puede deberse a que Anatolia apenas ha comcnzado a desvelar los secretos dc su pasado. y el tocar la flauta y el caramillo son elementos COI11UlleS .1 hoz que se utilizaba para castrar a Atis y el cuchillo de sílex usado por lo. Origillari:n1'1ente.~ sacerdotes de Cibeles nos remiten a la hoz del compailero masculino de la diosa madre de b vieja Europa ncolítica (ver capítulo 2. De igual l1Ianera. y cn lloma se le llamaba ArdJigalllls. indepcndielltemente dd origen de éstos. cs posible que se tr. el trance. su . porque se creía que su potencia fertilizab. figura )9 b). agonizantc. de los antiguos ritos de inici3ción y de la vegetación se van aclarando: es más quc probable que la castración. sino quc vagaban por el campo.hijo-aluallte». L. seguidas de la resurrección. hast:l :Ihora vagos. durante el ritual primaveral de fertilidad.ltolia y derrocaron d imperio hitita. así C011l0 con Adonis y los más antiguos Dumllzi y Tamuz. que al1tiguanlcntc personificaba al dios del año. Dioniso o Zagreo el hijo-amante. que bailaban y armaban un gran cstmendo con sus voces e instrumentos de música. La relación entre Cibeles y Atis. La pasión extácica de la fiesta de la primavera se extendió por toda Anatolia durante las épocas griega y romana.1 ambos. No se establecían en un lugar concreto. pues la danza extática.¡rla"'.>. f(. y que era sacrificado y desmcmbrado. Los r:lsgos.

en la hij:J dd río S:tngario.. La referencia escrita :t Atis más antiglla aparece en uJla comedia grie¡.l dd siglo IV a. Algunas leyendas contaban que era el hijo dc un n.'n del propio Atis..>cmlraron a Ati.. :l. en la que un jabalí l11al.:lble de su IlIUl'rte. bajo el que yada cuando sc castró a sí 1I1imlO () cuando fue cas[nido con un:l bozo Está daro que todas estas leycndas e imágenes diferentes apulltan a UII culto muy extendido..')'. se suicidó.'l(' L.. otr:IS veCl'S describen Sil ira vCIIg:ltiv:l al enamorarse él de Ulla llHuer 11101't:ll.'1 siglo 11 u 1 :11.'n los rituak-s de Cibek"S.'spons. CorllO Juda... Otras leyenda~ res:tltan la figur:l dd pino. y donde sus genil. b hiSlUria mi~ amigua relala que Cibck'S era andrógina.' decía que a Atis se le dio lIIuerh: por error 1.'11 el tr:lllscursO d~' una cacl.. d. Pero t:llnbit:'1l SI.. y que el hombre n.pi~'z:¡ hd~'lIí5tiC3 12. a UIl joven lIalllado AtysJ'...tenazado por el remordimiento.. como Moi'iés O Sargón de Acad. "lis muriendo (rdicvo: do: 11l~rlllol. C.'ría. el1 d que c:tda zona tenía Sil propia versión dd mito. Abundan las lcyt.. ..°ndas sobn: el origl. En ocasiones los rebtos narran d dolor de la diosa cuando l:t lllucrte de Atis llega a sus oídos.) usaba I. Durante toda su hisloria la imagen de Cibck'S c""S inseparable dC' la mllsica. A:IUt.r. COIllO :1 Adonis.) doblc cra un instrumcnto 11IlIsical que 463 ... o IIn nilio ab:Jndonado. c.lcs lIIasculinos amputados tocaron d suelo creció un almendro: sus frulos en!:.

y es posible que los de Cibeles se dirigiesen fundamentalmente a mujeres.\ el mismo gorro frigio puntiagudo de los Illiciados en los Misterios de Cibele.. Dioni. hijo-amante de b diosa persa Atargatis. proclamándolo dios solar y dios de la generación. normalmente lleva el1 la mano un cayado de pastor y. l'stá relacionado también COll Eón. una camisa larga.La mayor parte de las imágenes de Atis son de época romana. En la figur:l 13 Mitra da llluerte a un toro. como Mitra tenía sus 'padres~: y sus iniciadas se llamaban entre sí . En ocasiones aparece a llll lado de Cibeles. el propio Atis se habría encarnado en los juncos..1Il en íntima comunión a lo b. Se piellSa que los ritos mitraicos estaban reservJdos a los hombres. de la misma Illalll'ra que los devotos de su cOlllpaflero se lIamaball entre sí . y también estaba relacionado con los ritos de Atis.·l. Mitra..hcrlllall:'s~. Rayos de sol. a veces abierta. donde. y una serpiente se desliza por el sucio desde el escorpión hacia las plantas que brotan de la sangre que lilaila de las heridas del toro.. se convirtió en la principal deidad de los soldados rolllanos de todo el imperio. Atis fue encontrado de nilio y criado por pastores.herrnallos~"'. La imagen en conjunto sugiere la regeneración por medio del sacrificio. quizás en recuerdo de los juncos dd río Gallus en Fr'igia.lnbién se le represcnra como Ull pastor. er:l seilor del ganado vacuno. Originariamente.~o y Orfeo. esta iconografia es compartida con los ritos de Eleusis. Cumont escribe qlle: Tellelllos todas las r. un cordero sobre sus hombros. y sus sílllbolos eran la piJia del pino y la granada. A veces se le representa tumbado bajo un pino O apoyado en él. En Roma los Misterios de Atis se celebrab:m del 15 al 29 de marzo. En ellas lleva una indumentaria característica: un gorro frigio pUlltiagudo. Era vendado como una momia y decor:ldo con cintas y vio1et:ls porque se decía que las violetas habí:ln brotado de la sangre del 464 . en ocasiones resulta dilkil distinguir entre Mitra y Atis y sus ritos.~. un caramillo de siete tubos. Mitr:l Jlev. a veces. T. el dios del tiempo. dios originariamente indoeuropeo y después persa. la fuerza vital de la tierra que él mismo encarnaba. con Mercurio (llevando un gorro simibr) al otro lado. mientras que los de Cibeles tení:ln lugar en abril. tenía sus /ll1I/rt'S o 'llIadrcs~. En sus rituales se le llamaba ~el tallo de cereal» o «la espiga de trigo». como la imagen del . y su siega habríJ simbolizado Sll muerte. UIl escorpión agarr:l los genitales del toro. La gr:1Il 1lladre. EI15 de Il1Jrzo se llevaban juncos cortados en procesión por I:l ciudad. El 22 de marzo se talaba un pino de los que crecían en la arboleda sagrad:l cerca del templo de Cibeles. espigas de trigo o frtlta surgell de su gorro. Toca la siringa.¡rro tirado por carneros. de las ovejas y de las plantas. igual que a DUllluzi. Puede cabalgar sobre un carnero o conducir un c. y COIl los dioses de ritos extáticos.rgo de todo el illlperio. según decÍ:I la leyenda.IZOlles para creer que d culto al dios irauio y el de la diosa frigia se realizab. pues en a1l1bos se celebraban Misterios y el sacrificio de un toro..Imen pastor». de forma que deja el estómago al descubierto. un manto y pantalones holg:ulos. Como Dumuzi y Tallluz.

un. Estos ritos represel1t:!ban el desmcmbramiento del dios. al acabar UI1 período de . El 24 de mar.. vigilia que duraba lUda la noche «S:l- 465 .IJ. igual que de la S.do.mraiio los komrlN o kOryballtt'S. y lllUY probablemente también en los rituales cananeos detestados por los profetas. como se lloró a Tamul y Dumuzi en una época más :lntib"l. C. de hoja perenne como la hiedra de Dioniso. dios de la wgeración muerto y rL'Sucit. el dia de la lamentación por la muerte de Arisse celebraba el lallwbo/illl/l o sacrificio del toro. Mnu (bndo l11ucrll' al lOrO (¡lIt'U rolllalla dd siglo 11 d. los asistelltl. El pino.'S del dios golpeaban sus escudos y bailaban. y los devotos se castraball. Se celebrab. simbolizaba la vida eterna. Ese día... dicho deslllcmbramiento sc escenificaba de mancra parecid:! en los rituales dionisiacos y órficos.1Ilgrc de Adonis florecieron las anémonas\]. como . Ese día los 5.'Sta fOfma se lloraba a Atis. fUerL:l vital de la tierra.1cerdote$ se laceraban y Aagelaban.1.a.. y sus gcnitak'S se ofrecían a la diosa. cuatro días después del equinoccio primaveral.yuno y abstinencia de llueve días. rociando el altar y la efigie de Atis con su s:mgre. De l.) dios.w -el día de la sangre. Se colocaba a Atis en su tumba la víspera del 25 de marzo.

gm<ial.1Ivado. En él se solía elegir a la reina de mayo y al hombre verde: también se erigía la cllcalia de mayo.'S IIll"S de Maria.1s 1 y 4J. Ese día tenía lugar la fiest:l de ¡-liIaria. y la efigie de la dios. l"Stablecido por Julio Cés. llll" admiro por (¡ué: si oda fiesl3 suya \. eslrof.1 madre: y Sil f\. Los magníficos pasos de la Virgen madre y su hijo. Mayo \. porque d dios se ha s. <Iue celebraba el n:torno de Atis <it. L1 cuc:uia de mayo. El primer día de mayo.lción: ¿Qué es primaVl"r:t? Todo es en ella vida y p:\lpim de amor.'s. los ritos que allt:llio coincidían con el equinoccio de prílll:lVCra en mano fueron atrasados a mayo. como ant:llio se adornaba el pino de Atis con b'l. cargados <id perfulIle de lIIiles de Rores.ldo de la diosa en lugar de lllarl.1. en época cristiana.acerdote s:llndaba con estas pabbms. y quizá constituyan los últimos vestigios de aquellas efigies que alltalio se Ilevab:m por bs calles de Rom:!. cast. un 466 . como ocurn: tod:lvía. y mayo sería más t:lrde el IIIl"S consagr. propah>ac\os hasta su (¡ltilllo confin por el ejército romano.'Spu\. El «M:!gnificat de l!layo.1r. la imagen de María se coronab:l y engalanaba COII guirnaldas de ROrLos. que d sumo s. novicios."S fecharb confOfllll' a la estación. «Tened buen ánimo.ta el día de hoy. y has.1Ilbién 1I0S Ilcgar:í a nosotroSI~. M:lYo se convirtió ('11 el IIlLOS sagr. la poderos. cambió la fecha de la fiesta de la Hilari:. En el 46 a.lirnald. se llevan en la Pascua por las c:llles de Sevilla y de otms ciud:l(les lIIediterr:íncas.. las vasijas s. hast:!. fL"Stejo.'Sta apona 0Ir:t imeITog. y lllllsito y Que nos lo diga Ella.11 río para.as y violetas.. la fiL"St:!.. El (1ltilllo dia de la fiesta er:J de <k"Scanso. de la alegría. !-liIaria em UIl día de carnaval.cntn: los Illuertos. que se dccomba con cintas y Aun. Para el pueblo.. Talllbién hallamos UIl eco de los ritos arcaicos de fertilidad Cll la tiesta europea dl' primavera del primer día de mayo. L1 liberación de la aRicción t:!.•t/I'(/tio. y se llevaba por las calk'S. de Cerard M:mley l-Iupkins COllSl'rva recuerdos antiguos ell SllS palabr:'ls de homenaje a María [tr.1gradas y los instrulllentos rituakos se llevaban . C. b Illali:ma. el calendario juliano. Atis y el hombre verde Estos rituales y los de Mitra se extendieron desde Itoma por todo el illlpl'rio. del 25 de lIIano:l1 I de mayo: por toda Europa. bebida y libertillaje generalizados.ldo a Marb. Alejandría y Babilonia. lavarlos en un:l ceremonia llamada l.O.

en respuesta a su dt. En las leyendas artúricas. 1."S adornados de lazos y cascabeles) sean los dcscendicntL"S de los kMybantN anatolios.1mbién llamado «el verde.-s."S posible que los bailarincs de lII()rr.1ba en un earro tirado por bueyes. colod. Aunque perdiese inl111111er:lbles veces su cabez:l o su vid:l. estaba vestido con hojas. el caballero verde entr:l en la corte dd rey Arturo pidiendo que uno de los caballeros del rey lo decapite.•• . Los maravillados caballeros de la corte del rey Arturo contemplaban cómo el caballero. Wih$hirc:) árbol de hasta 18 111 de :lltura. Por toda Europa todavía pueden hallarse rastros del hombre verde.J Id:mz. decapitado por Gawain. se transport. el primero de lllayo celebraba el matrimonio So1grado y el ritual de la regeneración de la vida. t.1nto.nclola bajo su brazo. En algunas partes de Europa.1ba". recogía su cabl'za y.'S.lm XIII o XIV.. TalllllZ y Atis.1 tradicional inglt. Dicha fib'1lra personifica al antiguo dios sacrificado del :nio cuyos rilaS perntiten que se penetren los misterios más profundos de la vida y la muerte. La reina de lllayo lo seguía en un carro o carroza tirado por jóvenes hombres y lmUeres.afio. Su cOlllpaliero o «COllSorte». e incluso lo encontramos en el nombre de muchos pubs ingleses. tuvo que sufrir una iniciación: la super:lCión de su miedo a la muerte a manos dd hombre que era a la vez su anfitrión y su verdugo. Por lo t. 467 . y Gawain. la pareja «se cas. El hombu' vl:uk ($i¡..1 cuyos bailarillL"S Ilevall trajt. el hombre verde.-si~ de SUllon Ih'llgcr. descendieme de DUlllllZi. 19t. el caballero verde no podía morir nunca. se iba cabalgando de la sala.

l!I'IJius ¿EXpn. lIllO de los m:lL'stros sufies nüis import:lIltesJ1 . de la relación entn' la diosa y su hijo.¡ visión cr. que SL' le :lp. que call1bi.ltedrales góticas.a. autotr. No er.~ióll .'SCIICi:l r-..a del velo de pecado que la idea de b. y vi quc su cuerpo cstaba hecho (lc oro verdoso. rcdimicndo a la natllralc7.¡llsfi)rlllación y autodL"Strucción (m' descrito por los alquimistas. y que la fuentl' de l'Se.¡ de tatllario rc:¡l. pero la iconografi:l subyacente t. ¿Sintcliz:lb:l 1:1 <lile tcni:m '1Ul' tr..b Ilatur:alez:l viva y b dd :l1111:lccludo el1 d illconsciente colectivo? . pero sí cxtremadamcntc dar.coll10 talism:ln de los 1.¡ída hizo dl.1 b savb por hojas y ramas. 468 . al hombre vcr<!t. y es la (lll'rL1 que impuls.ldición islálllic:I sllfl COIIlO KIJidr () KIIlu1ir. pero siempre la misma.. en su libro n/l' Ris{' eif . sciiala. Ll figura verde quc va c:Ullbi:lndo a oro reAeja la «madllracióm del :lIma de 1:1 misma lIlarlt. l. qlll' cparece declararnos que d amor quc scntimos por la naturalez.k-si:ls.. quienes interpretaban esta energía C0l110 la vid:l divin:'l de toda b naturaleZJ.'f:l que la illlagen del trigo.lra de Mercurio... En el siglo XX. m:ís antib"lIO. e invocando l.. conscienlc de que loeb su obra se cncamin:lba hacia una reimerprctación dd significado de los símbolos crisri:lnos: Una IlIxhc ml' dL-Sl'crt~ y vi. acerca del hombre verde.¡r.1 11m Arabi (1165-1240)..!t-r. plllpitos. siempre cambialHe.Y.l del verde de los brotes primaverales al oro bruiiido de la cosecha. Jung dl'scribc cómo la visión dd hombre vente se le apareció en 1939. «el verde'. d crc:llbs?'" El hOlllbrc verde ap:lI'ece en la tr. la fib'Ur:I dc Cristo ell la cnlZ.ionL'S y dur.'11 COIlS- tnlClOrL-S dc bs i¡.¡.lutas rc¡.'S J:¡ misma. cuando cstab:l sumido el! el estudio de la :llquilllia.El rostro dd hombre verde nos mira entre bs hojas talladas cn los rct. cuyo poder de alltorrq.hit. c.-:eIH:ración.'Se conocimicnto.· amor t. oculto l'n 1:1s COS:IS b l'rll'rgb <!t. a un Ilivd ínfimo.. el LlII/JI'1I NI/lrlrtlf."S b misma en todos nosotros. Willialll Andersol1.¡nsfOnll:lr. 1111 pl'ríodo t:m brgo indicl <llll' posci:a un sigllificado l'Spcci:l1 par:a dIos. Pero 1:1 imagen dd hombre verde t:llllbién perdura en la tradición alquímic:I occidental en la fib'1. 1-1 :lntigua imagen sumeri:l y egipci:l dd hijo:Imante ha experimeIH:ldo una profunda transformación. Concluye: Incluso si mIO consi.¡do cn su fib"llra como b vid1 de la tierra. bariad.¡nte cller~i:l p:l~:l(lo.¡ trclllcnd:llllcntc hermosa.Jr('ció llll:l vi. cncarn.1 cn bríll:lIltc IlIz a 105 l'iL'S dc mi cama. coros y bóvcdas de las c.¡.¡blos.'Scclldcr sobn~ dJ.lOl. su prt."r Co.1 se nos devllclVl' l'n proporción al af('ct'o que sintamos.'S:lb:1 :l11l1ismo tit'lllpO el espíritu de b inspir:lción. y sin embafh'O me perturbó proflllldarncntl·.

1crificado. jUllto con 1:1 doctrina filosófica que los impregnaba.' cerca. :1 bs Edades dd Uroncc y dd Hierro p:lr:¡ volver :1 :lparecer en estos Misterios: cOllScrv:1da lIn:! nucva fase de 1:1 evolución de la consciencia en estc lluevo nivel dc comprensión.El ritual de sacrificio y los mistel'"ios Lus rituales de sacrificio en J:¡ Edad del Hieno son lino de sus rasgos religiosos más El 5. El :lIltib'110 s. Los Misterios conslituyeron la r:liz de las sectas gnosticas quc alcanZ:lroll UIl:l posiciim dc poder antes y después del comienzo de la era cristiana (y CllY:lS id('as sl'rán estudi:1das en el capítulo 15). llIt.' todavía se realizaba cuando la cOlllunidad se scmÍ:l especialmente amen:l:z. u ..s estudiadas en l-"Sle lihru. otros consib'1lieron encolH"rar una forma difercmc de vivir el 5. por I.1cr:l. Sus llltimos v('stigios dl'S.filc sustituido por otro.li:z.1crificio dl. cuya imagcn en aquel lIlomento cra la de b diosa.ción de la vida.luso C"ll la corrida .1cr:Ullento del banqucte ritual dl'SCrito por Harrisoll. Harrisoll ha mostrado lo profimdamellle l'Sl:Jbkcido que estaba f. y los ritlI:11es dl" AagdaciólJ y c:lstracion l'n la hisleria de las proccsioll(.'S alJuak-s de Cilx:k"S atr:¡íall a muchos: sin cmbargo. cOnll':Icio por c1loro.' un toro s.-"Ste ritu:11 en Grecia. Más tarde sc conviertc en una acClÓII propiciatoria o de acción de gr:l. En el imperio Romano.1crificio de 1:1 art'lla rolllalla llevaban a las lllas. :11 igu:ll quc cn Creei:l. y Sl' ofrecia par:l.... atraían a ll1uchos hombres y lmueres.1S a participar l'n una orgía de sc-d de s. Los terribles rituales de 5. De m:lner:l similar. pllede cdebrarsc IIn S:lcramclllo de con1lll1iol1 con la vida divina. n'laciol1ado con los ritos órficos y dionisiacos -cuando los participaml-'S comían la carrll' cruda del dios en forma dI. El 5.1dos -quirn en algún momento parte de los ritos dl' Cibeles y Mitr:l..1ngrc.1crificio dd toro O d macho c:lbrío sustituyó al 5. cR'Yendo '1Ul' ingcrían el llIaná del dios. que compartian relalivamente pocas personas que nunca divulgab:1II su secrelO. los Misterios o ritos Sl'l:retos.. El propio iniciado se convicrte cn el hijo-amante: sus amib'-uas crccncias y l'stilo dc vida sc Sdcrifi~orprel1denll's.cias. 469 .l toro I. la regcllcr:l. colila en los Misterios elcusinos de Creci:. los pueblos semíticos . pero L'Stl.. bajo CSl3 forll1:1 se mcncion:l una y otra vez ell la Jl(m/¡'.1crificio ocasional dcllllat:l(lor.1da. En los Mistl'rios encolltr:1l110S un concepto de s:lcrificio totallllentc lluevo.1crificio hlllll:lIlO. ya no _rojo y S:lllgranle. nllllO se deduce claralllelH(' dl' los l-'ScriloR'S griegos (l'l1 la lfím/I/.1 to. cuya búsqueda de tIl1 significado más profundo dc la cxistel1ci:1 que el proporcionado por 1:1 religión oficial dcll-'Stado los haál acercarse a ellos.1crificio.bs las cultur:l. pUl'de seguirse el ritual del sacrificio lllUY dI. L1S C('rclllonias públicas de Cibek"S y Atis eran IlIUY diferentl'S de estos otros riruak-s.ncia. Aunquc conocemos poco aCl'rca de los Misterios de la gran madre y su hijo-amante. se acepla como partl.'S cOllllln ..~acrificaban ant:1I10 d Ilioo primogénito o la primer:l <:ría de los :lllimales c"OIllO parte de SllS deberes religiosos.. como debia de ocurrir en la Crct:l minoic:!.St' l'nCUl'ntr:l.. de algull:! manera. Parece como si la amigu:l visión m'olítica de b vi<b sobreviviera.k [Oros 1Il0dnll:l d 5.'j('llIplo).' dtl ritual.ll l'n las corri<l:is de toros de Esp:lo:l y d sudl-'SIl' de Fr:l.

La I-lilaria. la vida individual en el tiempo.'Spíritll de las aguas.t7.1crificio. cc1ebrnba el regreso o ascenso del alm:! a su fuelltc':. Se sabe que formaban parte de ellos UIl banquete ritual y un matrimOllio sagT:ldo. No podía caber duda alb'lllla acerc:! de la inmort:llidad. habían olvidado L"Ste conocimiellto. pero no percibían ulla . se reunía con z()é. El pez. y que se colocasen en la copa sagrada o el1 las vasija."Surrección de Atis nos son todavía extremadamente desconocidos. hasta el último b'T:Ido dc matcna. sólo se han conservado. parecido a b llIuerte. pero que se manifcst.scparnción esencial en cs. El pescado es todavía la comida ritual del 470 . y por ello entendía que puede que el cuerpo retornase a la tierT:l. y <ltlc contiene C'n sí misma todas bs r. sust:lIlci3 de b illlc1ib"l'llcia fecunda y creadora que C'ngendra lodo. y la perspectiva finita se trascendía a tT:lvés de una experiencia viva. pero a travl. los iniciados en los Misterios de Cibdes y Atis . el emperador Ileoplatónico Juliano exprt"S. <¡ue t:unbién formaba partt~ de los misterios órficos y dionisíacos en Grecia. y los devotos ofrecían pescado y pasteles a la dios:l. por lIIi p:ntc. El t:día de la sangre_ (dies SIlt~l!lIj"is) simbolizaba la ll1llerte o sacrificio del L&qu