“Aquella mañana del 24 de Octubre las negras sombras se expandían sobre

Wall Street. Esa mañana, como locos y a voz en grito, como a la antigua, se comenzó a vender y nadie compraba. Los precios caían en picado. Se pedían garantías, para los títulos que se habían comprado a crédito, pero nadie daba esas garantías y aun salieron mas acciones a la venta. A las 13 hrs. La bolsa comenzó a recuperarse, porque algunos bancos, caza gangas, se dispusieron a comprar cuanto salía, y al final de la caída fue fatal para la bolsa, pero no tanto como la caída de esa mañana. Los mismos agentes de Bolsa, para cubrir esas pérdidas, vendían acciones lo que provocaba nuevas bajadas. Empezaron a circular rumores de suicidios, y la gente curiosa empezó a entrar a las instalaciones y ahí tuvo que intervenir la policía, para mantener al margen a los curiosos. En los días previos al Jueves Negro, el mercado estaba severamente inestable ya que no se supieron manejar acorde los negocios así que la bolsa cayó debido a la inexperiencia de algunos agentes que se encontraban a cargo del manejo de esta. Periodos de venta y altos volúmenes de negociación eran intercalados con breves periodos de aumento de precios y recuperación. Cuando todos acumulaban perdidas, aparecieron las primeras compras. Cinco Grandes bancos invirtieron en grandes cantidades. Al final del aquel jueves negro la caída fue de 12 puntos, había dejado en la más completa ruina a muchas familias americanas .Fue la más devastadora caída del mercado de valores en la historia de la Bolsa en Estados Unidos, tomando en consideración el alcance total y la larga duración de sus secuelas. (Galbraith, John Kenneth, 2008: 150)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful